Está en la página 1de 7

TALLER BÁSICO DE SUTURAS 3

1. INTRODUCCIÓN.

En la actualidad las enfermeras en general y las de Atención Primaria en

particular, tanto en las consultas diarias como en las urgencias, tienen que atender

pacientes con heridas cutáneas de mayor o menor complejidad, que precisan de

reparación quirúrgica, siendo imprescindible para poder efectuar correctamente el

tratamiento más adecuado tener un conocimiento de los materiales y de los tipos de

suturas más utilizados.

En este curso-taller teórico-práctico (y a distancia), se realiza inicialmente un

repaso del material necesario para las suturas, los distintos hilos de sutura, con sus

indicaciones, ventajas e inconvenientes, la anestesia local para disminuir el dolor, para

terminar con una exposición de las diferentes técnicas de sutura y anudado.

Es necesario recordar una serie de puntos inicialmente:

- El taller va encaminado a la explicación de las suturas por enfermería.

- La herida debe ser cuidadosamente evaluada. Debe realizarse una cuidadosa

limpieza y exploración funcional. En caso de dudas debe ser evaluada por el médico

responsable, o derivada a un centro de referencia.

- En la actualidad existe un amplio silencio legal respecto a las funciones de

enfermería, siendo un tema ampliamente polemizado si es función o competencia nuestra

realizar las suturas. No es tema de este curso entrar en esta polémica, debemos

atenernos a las normas de centro en nuestras actuaciones.

Según avancemos en el curso se irán colgando los pdf para que al final

dispongamos de una bibliografía de referencia.

Por ultimo quiero agradecer a lil, a tablonenblanco (www.tablonenblanco.com) y a

todos vosotros la oportunidad de realizar esta primera etapa formativa del foro, que entre

todos lograremos mejorar.

Bienvenidos.

S. García – www.tablonenblanco.com
TALLER BÁSICO DE SUTURAS 4

2. INSTRUMENTAL BÁSICO

Se debe conocer las características del material que se va a utilizar para realizar

las suturas. El material debe estar rigurosamente estéril y bien cuidado. La elección de los

materiales debe basarse en conocimientos científicos y no en criterios personales. Las

características más importantes del instrumental básico recomendado en suturas son:

1. Portaagujas. Por lógica es el instrumento por excelencia e imprescindible en la

realización de la sutura. Los portas tienen las hojas de las puntas especialmente

diseñadas para tomar las

agujas con precisión y

seguridad. La aguja se toma

por una zona entre el tercio

medio y el posterior de ésta

(este acto se denomina

montar la aguja). Se debe

disponer de un porta estándar

pequeño o mediano (de unos 12 a 15 cm) con una punta capaz de manejar agujas de

hasta 4/0; no son de gran utilidad los portaagujas largos, más prácticos para la cirugía

mayor. Es muy importante no emplear el porta para manipular otros materiales que no

sean la aguja o el hilo, puesto que puede estropearse la punta.

a. Manejo: el porta se maneja introduciendo parcialmente las falanges distales

del pulgar y del cuarto dedo de la mano dominante en las anillas, mientras que

el índice se dirige hacia la punta. Cuando estemos suturando, el ángulo de

entrada de la aguja sobre la piel debe ser de 90° para lograr una correcta

eversión de los bordes de la herida, realizando un ligero giro con la muñeca

para facilitar el paso de la aguja. Con la mano no dominante se sujeta la piel

con una pinza de disección para fijar la piel y facilitar la entrada de la aguja.

S. García – www.tablonenblanco.com
TALLER BÁSICO DE SUTURAS 5

2. Pinzas de disección. Se emplean para sujetar, traccionar y hacer presa en los

tejidos o en materiales quirúrgicos como hilos de sutura. De los diferentes modelos

existentes, en cirugía menor se debe disponer de unas pinzas de Adson con dientes,

de 12 cm de largo para manejar la piel, y de una pinza de Adson sin dientes para la

retirada de puntos; en su defecto, se emplearán unas pinzas de tipo estándar

pequeñas, con y sin dientes. Es muy recomendable no manipular nunca la piel con

una pinza sin dientes.

a. Manejo: Se utilizan con

la mano no dominante y

constituyen el

instrumento auxiliar más

importante sujetando los

tejidos. Se sujetan de

forma similar a un

bolígrafo entre el

primero, segundo y

tercer dedo.

3. Bisturí. Permite efectuar un corte preciso sobre la piel y otros tejidos y realizar

disección no roma de los tejidos. Se debe disponer de hojas del número 15 y 11. En la

actualidad suelen estar mas extendidos los bisturís desechables que incorporan un

mango plástico y la hoja quirúrgica. Si lo que se utiliza son hojas desechables y un

mango, la hoja se monta en el mango en una única posición, coincidiendo la guía con

la hoja.

a. Manejo: se utiliza con la mano dominante (la derecha en la mayoría)

cogiéndolo como si fuera un bolígrafo para realizar cortes certeros y precisos.

Con la mano no dominante se puede tensar la piel para facilitar el corte. Esta

línea de tensión se debe realizar de forma perpendicular al corte. La disección

S. García – www.tablonenblanco.com
TALLER BÁSICO DE SUTURAS 6

con bisturí se denomina cortante, la realizada con las tijeras (por su borde

externo) o con las pinzas mosquito se denomina roma. El bisturí permite

realizar dos cortes:

i. Biselado: perpendicular a la piel.

ii. No biselado: se

realiza en

zonas pilosas

(cejas o cuero

cabelludo) con

el bisturí

inclinándolo

paralelo hacia

la dirección del pelo, evitando así lesionar los folículos pilosos.

4. Tijeras. Muy útiles para enfermería en su quehacer diario. Permiten realizar tanto

cortes de tejidos y materiales (suturas, vendajes, etc.) como la disección de los tejidos.

Se debe disponer de unas tijeras de corte (de Mayo) curvas de punta roma, de 14 cm

de largo, y de unas tijeras de disección (de Metzembaum) curvas de punta roma, de

11,5 cm de largo. En ningún

caso se emplearán las

tijeras de disección para

cortar materiales, puesto

que desgastaríamos el filo,

haciendo posteriormente su

función de corte mucho

peor.

S. García – www.tablonenblanco.com
TALLER BÁSICO DE SUTURAS 7

a. Manejo: como la mayoría del instrumental con anillas, se manejan

introduciendo parte de las falanges distales del pulgar y del cuarto dedo en las

anillas, mientras apoyamos el segundo dedo sobre las ramas de las tijeras.

i. Disección roma: se realiza con las tijeras Metzembaum,

introduciéndolas cerradas y abriéndolas para diseccionar los planos

anatómicos de la piel.

ii. Disección cortante: se introduce la tijera abierta y se cierran,

permitiendo así cortar los tejidos.

5. Pinzas de hemostasia. En el mercado existen diferentes modelos, siendo los más

recomendables para nuestra labor quirúrgica disponer de 2 o 3 pinzas de mosquito

curvas sin dientes de 12 cm. Se emplearán para hacer tracción de los tejidos, para

hacer hemostasia y, en

algunos casos, para hacer

disección (por su borde

externo, recordar, disección

roma) cuando no

dispongamos de unas tijeras

pequeñas.

a. Manejo: redundando

nuevamente, se sujetan con la mano dominante introduciendo el pulgar y el

cuarto dedo por las anillas y dirigiendo el segundo dedo por las ramas hacia la

punta. Su uso es variado: permite realizar hemostasia presionando pequeños

vasos sangrantes, traccionar los tejidos para una mejor exposición, diseccionar

tejidos (por disección roma) y sujetar y fijar diferente material (paños, gasas,

torundas).

Con lo cual podemos conformar un maletín o equipo para realizar estas técnicas

mediante:

S. García – www.tablonenblanco.com
TALLER BÁSICO DE SUTURAS 8

– Un portaagujas estándar de 14-16 cm.

– Dos pinzas de hemostasia mosquito curvas sin dientes.

– Unas pinzas de disección estándar de 14 cm, con dientes, o una pinza de

disección de Adson con dientes, y unas pinzas de disección estándar de 14 cm sin

dientes.

– Un mango de bisturí del número 3, con hojas desechables del número 15 (o

bisturís desechables con la misma hoja).

– Tijeras: de Mayo de 14 cm curvas o rectas con terminación roma, de

Metzembaum de 14 cm curvas con terminación roma u opcionalmente: unas tijeras de

disección rectas.

Otros materiales quirúrgicos:

– Suero fisiológico, clorhexidina o povidona yodada.

– Guantes de látex: estériles y no estériles.

– Paños de campo estériles fenestrados.

S. García – www.tablonenblanco.com
TALLER BÁSICO DE SUTURAS 9

– Recipientes de plástico específicos para objetos punzo-cortantes).

– Regla de medida esterilizable.

– Rotulador estéril.

– Rasuradora.

El instrumental quirúrgico es costoso (si alguno lo ha comprado de su bolsillo

puede dar fe de ello) y su funcionamiento óptimo es frágil. Para un uso prolongado y

correcto se debe de tener en cuenta una serie de indicaciones:

1. No darle al material otro uso que el específico diseñado para ello.

2. El instrumental debe utilizarse siempre estéril.

3. Tras su uso limpiarlo correctamente (no dejarlo en suero fisiológico, ya que

puede deteriorarse, ni dejar secar la materia orgánica) según las normas del

centro (normalmente con solución desinfectante comercial, glutaraldehído

fenolato o solución de clorhexidina al 0,05%).

4. Tras la limpieza y eliminación de materia orgánica se debe volver a esterilizar

el material, en general mediante autoclave.

S. García – www.tablonenblanco.com