Está en la página 1de 5

La conversión es examinarnos del amor y

«Hay que dar lo que os cuesta algo. No es encontrar nuestro corazón y nuestras manos más
suficiente dar de lo que os sobra, de lo que podéis o menos vacías.
prescindir, sino también de lo que no queréis
prescindir, cosas a las que estáis apegados» La conversión es mirar a Jesucristo, y contemplar
su cuerpo desnudo, sus manos rotas, sus pies
La conversión es recordar que el Señor nos hizo atados, su corazón traspasado, y sentir la
para sí y que todos los deseos, expectativas y necesidad de responder al Amor que no es
búsquedas de nuestra vida solo descansarán amado.
cuando volvamos a Él .
La conversión, siempre obra de la misericordia y
La conversión es la llamada insistente a que de la gracia de Dios y del esfuerzo del hombre,
asumamos, reconozcamos y purifiquemos será encuentro gozoso, sanante y transformador
nuestras debilidades. con Jesucristo.

La conversión es ponernos en el camino, con la Jesús, cambia mi corazón, conviérteme , sáname


ternura, la humildad y la sinceridad del hijo ,mírame , tócame con tu gracia y dame un
pródigo, de rectificar los pequeños y grandes corazón capaz de amar.
errores y defectos de nuestra vida.
Dios es quien siempre llama, quien siempre
La conversión es entrar en uno mismo y suavizar busca y quien se encarga personalmente de cada
la propia existencia a la luz del Señor, de su uno de nosotros
palabra y de su Iglesia, y descubrir todo lo que
hay en nosotros de vana ambición, de presunción, “Entonces tú, [mi Dios], tratándome con mano
de limitación y egoísmo. suavísima y llena de misericordia, fuiste
modelando poco a poco mi corazón”.
La conversión es cambiar nuestra mentalidad,
llena de eslóganes mundanos, lejana al Evangelio “¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan
y transformarla por una visión cristiana y nueva, tarde te amé! Tú estabas dentro de mí y yo
sobrenatural de la vida. fuera, y por fuera te buscaba

La conversión es cortar nuestros caminos de Tú estabas conmigo, pero yo no estaba contigo;


pecado, de materialismo, insolidaridad y me retenían lejos de ti cosas que no existirían si
consumismo, y emprender el verdadero camino no existieran en ti.
de los hijos de Dios, ligeros de equipaje.
Pero tú me llamaste y clamaste hasta romper
La conversión es renunciar a nuestro viejo finalmente mi sordera. Con tu fulgor espléndido
egoísmo , que cierra las puertas a Dios y al pusiste en fuga mi ceguera.
prójimo.
Tu fragancia penetró en mi respiración y ahora cantas solo con la voz, por fuerza tendrás al fin
suspiro por ti. que callar; canta con la vida para no callar
jamás."
Gusté tu sabor y por eso ahora tengo más hambre
y más sed de ese gusto. Un cristiano fiel, iluminado por los rayos de la
gracia al igual que un cristal, deberá iluminar a
Me tocaste y con tu tacto me encendiste en tu paz los demás con sus palabras y acciones, con la luz
del buen ejemplo
Dios conoce lo más profundo de nuestro ser, es
Él quién lo ha modelado con sus propias manos -Si se levanta la tempestad de las tentaciones, si
caes en el escollo de las tristezas, eleva tus ojos a
“Señor Dios mío, tú eres interior a mi más honda la Estrella del Mar: invoca a María!.
interioridad”.
Si te golpean las olas de la soberbia, de la
“Tú, oh Dios, estás presente también en aquellos maledicencia, de la envidia, mira a la estella,
que huyen de ti”. invoca a María!

“¡Oh Señor omnipotente y bueno, que cuidas de Si la cólera, la avaricia, la sensualidad de tus
cada uno de tus hijos como si fuera el único, y sentidos quieren hundir la barca de tu espíritu,
que de todos cuidas como si fueran uno solo!” que tus ojos vayan a esa estrella: invoca a María!

“Tú eres, [oh Dios mío], inaccesible y próximo, Si ante el recuerdo desconsolador de tus muchos
secretísimo y presentísimo”. pecados y de la severidad de Dios, te sientes ir
hacia el abismo del desaliento o de la
Dios nos forma a través de otros. La desesperación, lánzale una mirada a la estrella, e
responsabilidad del amor incondicional invoca a la Madre de Dios.

La misericordia de Dios es infinita. Nunca nos En medio de tus peligros, de tus angustia, de tus
cansemos de pedir perdón dudas, piensa en María, invoca a María!

Yo me hacía cada vez más miserable y tú te me El pensar en Ella y el invocarla, sean dos cosas
hacías más cercano. Tu mano estaba pronta a que no se parten nunca ni de tu corazón ni de tus
sacarme del cieno y lavarme, pero yo no lo sabía labios. Y para estar más seguro de su protección
no te olvides de imitar sus ejemplos. Siguiéndola

"Dios no manda cosas imposibles, sino que, al no te pierdes en el camino!

mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y


a que pidas lo que no puedes". ¡Implorándo a María no te desesperarás!
¡Pensando en Ella no te descarriarás!

"No entones las alabanzas divinas solo con la


voz, acompaña también la voz con las obras. Si
Si Ella te tiene de la mano no te puedes hundir. "Mucho os ama el Creador pues os hace tantos
Bajo su manto nada hay que temer. beneficios; por eso debéis guardaros del pecado
de la ingratitud y cuidar de alabar siempre a
¡Bajo su guía no habrá cansancio, y con su favor Dios"
llegarás felizmente al Puerto de la Patria
Celestial! "La cortesía es hermana de la caridad, que apaga
el odio y fomenta el amor."
"La verdadera perfección consiste en esto: hacer
siempre la santísima voluntad de Dios." "Ninguna otra cosa hemos de hacer sino ser
solícitos en seguir la voluntad de Dios y en
"El mérito consiste sólo en la virtud de la caridad, agradarle en todas las cosas."
sazonado con la luz de la verdadera discreción".
"Siempre obedientes y sujetos a los pies de la
"¡Oh pobreza bienaventurada que da riquezas Santa Iglesia, firmes en la fe católica, guardemos
eternas a quienes la aman y abrazan!" la pobreza y la humildad y el Evangelio de
Nuestro Señor Jesucristo."
"¡Oh pobreza santa, por la cual, a quienes la
poseen y desean, Dios les promete el Reino de los "Así, purificados interiormente, iluminados y
Cielos y la vida bienaventurada!" encendidos por el ardor del Espíritu Santo,
podamos seguir las huellas de tu Hijo, Nuestro
"Ten cautela, en no dejarte abatir por la Señor Jesucristo."
adversidad ni envanecer por la prosperidad."
"Cuanto más tentado te veas, sábete que eres más
"Él derramará sobre ti sus bendiciones y será tu amado. Nadie debe reputarse siervo de Dios
defensor, tu consolador, tu redentor y tu hasta tanto que pase por las tentaciones y
recompensa en la eternidad." arideces".

"Es propio de la fe hacernos humildes en los "Dios os salve, María, Madre de Dios. En Vos
sucesos felices e impasibles en los reveses." está y estuvo todo la plenitud de la gracia y todo
bien."
"Cuando no puedo asistir a la Santa Misa, adoro
el Cuerpo de Cristo con los ojos del espíritu en la "Te doy gracias ¡Oh Señor y Dios mío! por todos
oración, lo mismo que le adoro cuando le veo en estos dolores... ya que en cumplir tu santísima
la Misa." voluntad encuentro yo los más inefables
consuelos".
"La ley de Cristo, que se cumple en el amor, nos
obliga a procurar la salvación de las almas más "Amemos a Dios y adorémosle con corazón
que la del cuerpo" sencillo y espíritu puro, que eso busca El por
encima de todo".
"La Cruz que llevaba grabada en su corazón, a "La perfección de la vida es la perfección del
fuerza de contemplación, le rompió un día la piel, amor. Puesto que el amor es la vida del alma."
floreciéndosela en llagas".
"Algunos se atormentan buscando la manera de
"Ya no necesito más: conozco a Cristo pobre y amar a Dios. Estas pobres almas no saben que no
crucificado". hay ningún método para amarle fuera de hacer lo
que le agrada".
"Dichoso quien no tiene más gozo y alegría que
las palabras y obras del Señor". "El amor es un movimiento, una efusión y un
avance del corazón hacia lo bueno".
"No bajemos los ojos sin humillar el corazón al
mismo tiempo; no demos a entender que "No tenemos el amor que necesitamos para amar
queremos el último lugar sin quererlo a Dios como Él se lo merece".
verdaderamente".
"El alma no puede vivir sin amor. Todo depende
"La humildad, pues, nos perfecciona en lo que de proveerle un objeto digno de ser amado".
mira a Dios, y la mansedumbre en lo que toca al
prójimo". "¿Cómo es posible tener corazón y no amar una
tan infinita bondad?"
"Sabed que la virtud de la paciencia es la que nos
asegura la mayor perfección". "¡Oh amor eterno! Mi alma te requiere y te
escoge eternamente".
"La oración, unida con ese divino sacrificio de la
Misa, tiene una fuerza indecible; de modo que "O amar o morir; o morir o amar".
por este medio abunda el alma de celestiales
favores como apoyada sobre su Amado". "El santo amor establece su morada en la más alta
y encumbrada región del espíritu".
"Si vuestro ojo es simple todo vuestro cuerpo lo
será". "La complacencia y el movimiento de la
voluntad hacia la cosa amable, es propiamente
"No hay cosa que purifique más el entendimiento hablando, el amor".
de ignorancias, y la voluntad de afectos
depravados que la oración" "Quería amar y no conocía lo que había de amar.
¡He encontrado al que buscaba mi alma!"
"El amor es la perfección del espíritu y la caridad
es la perfección del amor". "La complacencia es el despertar del corazón; el
amor es la acción".
"Una prueba de que amamos a Dios
verdaderamente es que lo amamos de igual forma
en todas las ocasiones".