Está en la página 1de 4

Mal uso de materiales para la

construcción, causa de
problemas respiratorios y
enfermedades crónicas
Académica de la Ibero señaló que al conjunto de enfermedades
causadas por una inadecuada selección de materiales para la
industria de la construcción se le conoce como "síndrome del
edificio enfermo"

Estudios recientes señalan que el uso de algunos materiales utilizados


tradicionalmente en la industria de la construcción, como pinturas,
barnices y selladores, contienen un elevado número de componentes
químicos que volatilizan en el ambiente.

Este tipo de productos pueden ser factor de problemas respiratorios,


resfriados frecuentes, mareos, alergias y enfermedades crónicas,
explicó la maestra Carolyn Aguilar Dubose, directora del
Departamento de Arquitectura de la Universidad Iberoamericana.

La académica señaló que al conjunto de enfermedades causadas por


una inadecuada selección de materiales para la industria de la
construcción se le conoce como “síndrome del edificio enfermo”, y se
origina por diversos factores como una mala ventilación,
descompensación de temperaturas y suspensión en el aire de partículas
de origen químico.

Asimismo, destacó que existen otras causas adicionales que


contribuyen al desarrollo de enfermedades originadas por el
mencionado síndrome, tales como: carencia de luz
natural, ventilación deficiente, la acústica y el diseño de los muebles,
entre otros factores.
Otro aspecto a considerar, mencionó Aguilar Dubose, es que la
construcción, operación y mantenimiento de edificios con prácticas
deficientes en su diseño y construcción son causantes en 60 por ciento
de las emisiones de dióxido de carbono a la atmosfera, que
posteriormente contribuyen al cambio climático global.

Además, dijo que tanto los edificios como las vialidades y las
infraestructuras, crean una capa no permeable que impide la
infiltración de agua de forma natural a los mantos acuíferos, al tiempo
que forman ondas de calor provocada por la captación y el reflejo de la
radiación solar sobre las superficies.

La académica agregó que la mala planeación en la selección de los


materiales, así como la radiación solar que cae sobre el concreto o
mampostería de los edificios se irradia y disuelve en el ambiente y
esto contribuye a la generación de las denominadas islas de
calor (acumulación y reflejo de radiación solar en las zonas urbanas), lo
que puede alterar los diversos climas regionales.

Al ser cuestionada sobre el uso de materiales recomendados en la


industria de la construcción en el país, Aguilar Dubose dijo que este es
relativo al ecosistema donde se construyan las edificaciones. “Tan solo
en un trayecto de la ciudad de México (altiplano) al estado de Veracruz
(manglar) existe un total de diez ecosistemas sin contar los diversos
ecotonos (zonas donde limitan dos ecosistemas).

La experta mencionó que con la finalidad de que los edificios no sigan


contribuyendo con el cambio climático, es pertinente que los
materiales sean locales o se produzcan cerca de las zonas donde se
llevan a cabo las construcciones, puesto que el transporte de
materiales implica contaminación ambiental.
Finalmente, Aguilar Dubose mencionó que aunque algunos insumos en
la construcción son denominados “verdes” o “amigables para la salud”,
en ocasiones estos títulos son predominantemente mercadológicos.

Los avances en los estudios de la arquitecta Carolyn Aguilar Dubose


sobre el uso adecuado de materiales verdes en la construcción han
redundado en la elaboración de una guía completa de insumos
recomendados para la industria de la construcción en diversas partes
del país, y se encuentra disponible en la dirección web
http://www.materialesverdes.com.mx.

¿QUÉ MATERIALES NO UTILIZAR EN


CONSTRUCCIÓN?
Los materiales contaminantes en la construcción generan distintos tipos de impacto en
el ambiente. Existen materiales muy dañinos que tienen efectos nocivos para la salud, el
medio ambiente, la naturaleza y para la sociedad, por ello cada vez se utilizan más los
materiales de construcción sostenibles, ya que son más saludables para el medio
ambiente, porque pueden reutilizarse y reciclarse.

Existen muchos materiales de construcción o elementos de decoración que pueden


liberar sustancias tóxicas en nuestra vivienda.

ALGUNOS MATERIALES TÓXICOS EN CONSTRUCCIÓN SON POR


EJEMPLO:
1. El amianto de origen mineral peligroso, ya que cuando se dispersa en el aire puede ocasionar
dificultades respiratorias.
2. El hormigón y ciertos granitos pueden ser radiactivos.
3. El gas radón, que lo encontramos en casi todos los tipos de suelo hasta en las rocas y el agua,
y viene de la descomposición natural del uranio. Las partículas que emite al descomponerse
pueden quedar atrapadas en los pulmones.
4. Pintura y barnices que derivan gases tóxicos.
Otros materiales que contienen plomo o mercurio también pueden originar daños al
sistema nervioso.
https://prezi.com/ks_nigaivrb_/problemas-que-aquejan-a-la-ingenieria-civil-y-sus-soluciones/

https://prezi.com/mivxzdklxeh_/elementos-toxicos-en-materiales-de-construccion/