Está en la página 1de 7

Mentalización.

Revista de psicoanálisis y psicoterapia, 10; Abril 2018 1


Acerca de Signos y Símbolos


Donald Meltzer


Y
Mi trabajo sobre «Sinceridad» (1994) fue símbolos son autónomos, es decir, creados en
inspirado por los últimos trabajos de Witt- la mente del que habla. La mayoría de los sím-
genstein sobre filosofía de la lengua. En las bolos utilizados en nuestra comunicación son
Investigaciones filosóficas dedica bastante convencionales, símbolos recibidos —
tiempo a hablar del tema del significado, la recibidos de otras personas—. Como la mone-
diferencia entre decirlo y hablar en serio da que utilizamos en nuestra vida diaria, llegan
[meaning it]1. Esto me hizo pensar en el pro- a gastarse. Un símbolo recibido es como una
blema del analista hablando en serio cuando le moneda vieja en la cual se puede distinguir la
habla al paciente y del paciente hablando en cabeza, pero sin ningún rasgo característico del
serio al analista. Mientras investigaba este pro- rey. Es muy difícil otorgar significado emocio-
blema, me di cuenta que la lengua no es un nal utilizando estos símbolos recibidos gasta-
medio muy adecuado para hablar con sinceri- dos. Las emociones que transmiten son, más
dad porque la lengua es muy convencional. bien, la sombra de emociones, el transfondo
Esto me condujo a una diferenciación más emocional, enseñando muy poco que sea pro-
clara en las estructuras lingüísticas entre signos pio o apasionado. Pero la lengua otorga signi-
y símbolos, los cuales tienden a ser considera- ficados emocionales no sólo a través de las
dos equivalentes en el trabajo de personas co- palabras sino a través de la música. Llama mu-
mo Saussure y Lacan. Lo importante de los cho la atención, cuando se oye a los poetas leer
signos es que sólo son una forma de señalar su propia poesía, que hacen una música muy
cosas; usan palabras para señalar. Consisten peculiar. Parece que hablan monótonamente.
casi exclusivamente en el nombramiento con- Estoy pensando
vencional de cosas y funciones. La gente al en T. S. Eliot y en el poeta galés Dylan
usar signos en la comunicación no puede sig- Thomas —parece que entonaran un monótono
nificar nada, sólo están señalando al mundo. encantamiento—. En la opinión de Susanne
Los símbolos son totalmente diferentes y muy Langer, el origen de la formación de símbolos,
misteriosos, porque son completamente intui- hablando paleontológicamente, yace en la mú-
tivos y son continentes de significados emo- sica de los cantos y en los ritmos del baile pri-
cionales. Uno se sentiría inclinado a decir que mitivo. Se puede imaginar que cuando los poe-
cuando la gente usa símbolos en la comunica- tas recitan con ese ritmo su propia poesía, es
ción habla automáticamente con sinceridad. posible que también deseen taconear como los
Pero surge un problema porque no todos los bailaores flamencos.
La música del habla, normalmente, es bas-
tante convencional en todas las culturas. Si
escuchas a una persona que está hablando lejos
Y en un restaurante, puedes más o menos identi-
Reproducido con el gentil permiso de Intercanvis.
Publicado anteriormente por Intercavis No 14; junio
ficar de qué país proviene. Haría falta ser un
2015. Traducción de Conor Gleeson y Carlos Tabbia fonólogo para identificar los sonidos diferentes
1
Las palabras entre corchetes han sido agregadas por que están siendo emitidos, pero que son con-
los traductores.

Mentalización. Revista de Psicoanálisis y Psicoterapia


https://revistamentalizacion.com


Meltzer, D. Acerca de signos y símbolos 2

vencionales, dictados por la cultura e inculca- Para el bebé, la comunicación consigo


dos en la temprana infancia. Está aceptado mismo empieza mucho antes de que él apren-
desde hace mucho tiempo que en la enseñanza da o desee comunicarse con el mundo externo.
de lenguas extranjeras, la primera cosa que se El laleo y después el juego son manifestaciones
aprende es la música, quizás a través de las de una organización interna. Los procesos en
canciones y poesía. Seguramente ésta es la análisis dan pruebas bastante convincentes de
forma por la cual los niños aprenden a hablar que (al igual que el bebé) las emociones son
su lengua, repitiendo la música oída a través experimentadas en primer lugar como estados
del laleo, y esto ocurre mucho antes del mo- corporales: tengo dolor de estómago, tengo
mento en que aprenden de sus madres el nom- dolor de cabeza, tengo
bre de las cosas y las palabras que encajan en un dolor en el corazón, etc. Estos estados
esa música. emocionales que son experimentados en pri-
Este simbolismo convencional es impuesto mer lugar como estados corporales encuentran
al niño desde el principio; el niño oye la músi- sólo gradualmente una manera de transfor-
ca del idioma de su madre desde el útero. La marse en símbolos y pueden ser soñados.
convencionalidad del lenguaje va en contra de Es el sueño lo que rescata al paciente, al
la posibilidad de que él «hable en serio» cuan- igual que al poeta. Nuestro idioma es muy rico
do «habla», como las fajas que envolvían a los en palabras para describir objetos y funciones,
niños, la lengua restringe su desarrollo y la pero muy pobre en palabras para describir las
afirmación de sus sentimientos y le obliga a la emociones. El poeta es muy dependiente de
tarea de descargar sus sentimientos a través de sus sueños, su mina de oro en donde encuentra
sonidos que no son una lengua, pero sin em- sus símbolos autónomos. Los encuentra en la
bargo son los sonidos que muestran la forma- vida onírica. Lo mismo con el paciente: si él no
ción de su discurso interno. Estos empiezan en puede recordar sus sueños se encuentra en la
la primera infancia con los lloros y gritos, etc., posición de sentirse totalmente paralizado para
y estos se convierten gradualmente, por su- transmitir sus emociones al analista salvo a
puesto, en obscenidades. Éstas, sugeriría, le través del acting out o acting in en la
parecen al niño el único tipo de ruidos que transferencia. Sus sueños le rescatan de su
parecen provocar algún tipo de respuesta emo- incapacidad para la formación conciente
cional en los padres. Pero actualmente vemos [conscius] de los símbolos. El lenguaje de los
una normalización de las obscenidades y casi sueños empieza a crear una poesía propia, ex-
no queda ninguna obscenidad con capacidad clusivamente para ese paciente y ese analista
de provocar una reacción emocional. Por lo en su particular y única relación transferencia-
tanto, cada vez es más difícil para las personas contratransferencia.
expresar sus emociones con palabras. En nues- Mientras sea verdad que el analista puede
tra cultura actual, ya no es suficiente que el introducir en el diálogo con el paciente una
cantante pop grite obscenidades, él tendrá que cierta cantidad de su propia poesía -su propia
actuarlas — y esto también ya se ha vuelto ba- formación de símbolos- e1 diálogo es principa-
nal. Y esa dificultad de expresar a través de las lemente (en la medida que sea creativo) creado
palabras empuja a la gente a la acción; al igual por el paciente, a través de la formación de
que en el psicoanálisis, el paciente es empujado símbolos contenida en sus estructuras oníricas.
a la actuación debido a su incapacidad de en- Uno de los indicadores más importantes del
contrar las palabras para expresar sus senti- progreso analítico, a mi juicio, es el progreso
mientos. en la naturaleza de los sueños del paciente. El
desarrollo general va desde los sueños largos,

Mentalización. Revista de Psicoanálisis y Psicoterapia


https://revistamentalizacion.com


Mentalización. Revista de psicoanálisis y psicoterapia, 10; Abril 2018 3

anecdóticos hasta los sueños cortos, condensa- pués de escuchar el discurso de un político,
dos y simbólicos. Tuve un paciente, poeta bas- ¿qué quiso decirnos?, no puedes hacer nada
tante famoso, que me sorprendió mucho desde más que repetirlo, no puedes decir lo que él
el principio con el bombardeo de formaciones quiso decir, sólo puedes decir lo que dijo.
autónomas, condensadas y simbólicas en sus Esta manera global de considerar al len-
sueños. Los pacientes que no progresan en el guaje tiene un significado especial, como se
análisis lo manifiestan continuando con sue- puede ver en la observación de la relación ma-
ños largos, anecdóticos que son casi indistin- dre-bebé, porque es aquí donde la lucha entre
guibles de la vida diaria. la emoción y la convencionalidad encuentra su
Volviendo al problema original de distin- origen. A menudo se ve que el observador de
guir entre «decir» y «hablar con sinceridad»: la una familia con un nuevo bebé tiene un singu-
distinción parece depender de la capacidad del lar efecto terapéutico en la atmósfera total, y
paciente para la formación simbólica en su parece bastante claro que este efecto terapéuti-
vida onírica. Pero esto conduce a otra dificul- co sea la consecuencia de que el observador
tad: que la formación autónoma de símbolos, muestra a la madre cuán interesante es su be-
siendo idiosincrásica por naturaleza, puede bé. La ayuda a escuchar y observar al bebé en
llegar a ser ininteligible para otras personas. A vez de controlarlo y educarlo, con el resultado
mi juicio, el gran ejemplo de esto es Finnegan’s de que su actitud se convierte en la de decirse a
Wake de James Joyce. Este libro no puede ser sí misma, ¿qué quiere decir el bebé? Una de las
sólo un chiste o la venganza del escritor contra cosas que nos enseñaba Mrs. Bick era que el
un público que lo había ignorado durante tan- significado de la conducta de los bebés y niños
to tiempo, porque él trabajó en el libro durante no era obvio. Es cuestión de interpretación, y
catorce años y obviamente puso su corazón en la interpretación es algo que surge de la obser-
él. Pero el libro es ininteligible, porque su for- vación cuidadosa. El significado de la conduc-
mación idiosincrásica de símbolos estaba fuera ta de un bebé viene al observador como una
de control. Se puede ver en cualquier página (y intuición que surge al observar y comprender
es muy difícil avanzar más allá de la primera lo que le está pasando al bebé. Ahora, esta lec-
página) que la música de las palabras se ha ción de Mrs. Bick era algo que ella misma ha-
separado de los objetos a los que se refiere. Se bía aprendido, en primer lugar, en su psicoa-
puede ver con bastante claridad que las refe- nálisis, y creo que en cierta medida de Melanie
rencias son tan privadas y desconocidas para Klein. La lección es que la actividad de1 analis-
todos, salvo para él mismo, que la relación con ta no es primariamente la interpretación; pri-
el mundo de los objetos es absolutamente im- mero de todo es la observación y la descrip-
posible de conocer o en el mejor de los casos es ción. Cuando el analista y el paciente pueden
una adivinanza. Si se pone el Ulises de James ponerse de acuerdo sobre una descripción de
Joyce en un extremo de la prosa poética, en- lo que está pasando en la transferencia y la
tonces en el polo opuesto (un lenguaje comple- contratransferencia, entonces es posible que el
tamente convencional compuesto de símbolos significado o la interpretación pueda gradual-
recibidos que parecen llenos de significados mente tornarse evidente a ambos.
pero que son totalmente vacíos) encontrarás Esta orientación conduce a ciertas dificul-
un discurso de cualquier político que se quiera tades que han sido muy evidentes en el mundo
citar como ejemplo. Es el lenguaje de la propa- psicoanalítico: principalmente, que personas
ganda y no tiene ningún significado emocional como Melanie Klein y Esther Bick, que confia-
y su intención es suprimir cualquier tipo de ban en la observación cuidadosa para generar
pensamiento en el oyente. Si te preguntas, des-

Mentalización. Revista de Psicoanálisis y Psicoterapia


https://revistamentalizacion.com


Meltzer, D. Acerca de signos y símbolos 4

intuiciones desarrollan una capacidad para tante seguro en ese momento de lo que tu in-
saber lo que piensan y lo que sienten, y para tuición te dice, estás preparado, por supuesto,
saberlo con gran certeza. a cambiar tu opinión en el momento en que
El problema es que cuando sabes con cer- una nueva evidencia se introduzca en tu pen-
teza cuál es tu intuición y la expresas en pala- samiento y experiencia.
bras suena como si estuvieras hablando con No hay paciente niño más alarmante que
omnisciencia, con gran certeza de estar en lo el mutista electivo; hasta que descubres que el
cierto. Siempre se acusó a personas como Me- mutista electivo es elocuente de otros modos
lanie K1ein y Esther Bick de ser que con su lengua, estás totalmente desconcer-
arbitrarias, de ser omnipotentes, de impo- tado. Entonces descubres que el mutista electi-
ner sus opiniones a todos por el grado de cer- vo es hábil con sus manos y que sus dos manos
teza con el que expresaron sus opiniones. Pero sostienen una conversación elocuente que co-
esto no se debió a su convicción de tener ra- rresponde casi a un drama, un ballet, una de-
zón. Se debió a su sensación de saber precisa- mostración de guerra; todo ocurre a través de
mente lo que pensaban y sentían sobre una las manos, comunicándose entre sí. Ahora
situación particular. Esto significa que cuando bien, cuando tienes un paciente adulto que
«decian» algo ellas «hablaban sinceramente» y manifiesta esta clase de mutismo electivo en la
cuando hablaban sinceramente ellas querían sesión es extremadamente frustrante porque
decir que no había sitio para negociaciones. La no ves sus manos. La elocuencia de lo que está
negociación del significado es la forma usual ocurriendo es completamente interna. Lo que
por la cual la gente llega a pensar que piensan ocurre con el niño mutista electivo es que él
del mismo modo. Estos procesos de paz bas- empieza a susurrar y descubres que la fabrica-
tante estériles que se ven por todo el mundo ción de sonidos con su boca es sentida como
son negociaciones en donde todos están inten- algo terriblemente agresivo, y que casi cual-
tando encontrar alguna forma de arreglo po- quier sonido que proviene de su boca es expe-
niendo sus exigencias muy altas y quedando rimentado como una obscenidad y probable-
contentos al aceptar la mitad. Ahora, esta clase mente no se distingue mucho de un flato pa-
de negociaciones no es posible cuando una sando por su recto. Este es uno de los puntos
persona sabe con claridad lo que piensa y lo de origen de la tendencia infantil hacia la obs-
que siente. cenidad, la fabricación de ruidos anales.
La siguiente dificultad surge cuando te Lo importante de una negociación es que
quejas diciéndoles a Mrs. Klein o Mrs. Bick: se base en un concepto de verdad por consenso
«Pero Ud. dijo algo diferente ayer» y ellas con- no por descubrimiento, sino por consenso. Es
testan: «He cambiado de opinión». ¿Cómo es parte de nuestra idealización de la democracia
posible que alguien pueda cambiar su opinión el pensar que con «una persona un voto» se
si vio con tanta claridad el día anterior? Nueva llegará indudablemente a la verdad. El nego-
evidencia. ciar no es una forma de comunicación sino de
El negociador, por supuesto, está siempre acción, como una lucha con una espada o con
luchando por ser coherente y por tanto dice los puños. Se supone que habrá un ganador y
hoy la misma cosa que dijo ayer, porque tiene un perdedor; no tiene nada que ver con la co-
una postura negociadora. Él está bastante con- municación ni el descubrimiento de la verdad
tento de ceder un poco si su oponente hace lo de lo que uno siente o piensa, o de los senti-
mismo, y esto se llama alcanzar la verdad. Pero mientos o pensamientos del otro. En el último
si, como Mrs. Bick o Mrs. Klein, tienes un con- libro de Bion, The Dawn of Oblivion (el tercer
tacto próximo con tu intuición y si estás bas- volumen de Memoir of the Future), parece

Mentalización. Revista de Psicoanálisis y Psicoterapia


https://revistamentalizacion.com


Mentalización. Revista de psicoanálisis y psicoterapia, 10; Abril 2018 5

haber descrito su último concepto de la inte- de descubrir que no puedes hacerlo, y las ne-
gración de la personalidad en la forma de que gociaciones de paz son mejores que la guerra
todos los personajes de los dos primeros volú- abierta porque son una de las maneras de ha-
menes se agrupan para formar un «comité», cer un alto el fuego. Es poco probable que el
cuya intención es exclusivamente hablar y no sueño de Platón de un rey filósofo sea realiza-
decidir nada. ble durante nuestra vida.
La intención supuesta de este comité era Volviendo al discurso interno del bebé y el
investigar cualquier cosa que surgiera en el proceso del laleo, parecería que nunca llega a
orden del día, desde todos los puntos de vista ser una lengua, que nunca va más allá de la
existentes («vértices» como los llamó al princi- mímica, por ejemplo. Sin embargo, uno en-
pio). cuentra frecuentemente que los gemelos idén-
La consecuencia de esto fue importante ticos desarrollan una lengua privada de ellos
porque en el primer borrador de lo que él lla- que surge del laleo original. Cuando un filóso-
mó la «Tabla» del pensamiento, le dio el fo como Wittgenstein dice que no existe algo
nombre de «acción» a la última columna de la así como una lengua privada, creo que se debe
tabla. Pronto lo reconsideró, tomando una asumir que él nunca había tenido la experien-
frase de Poincaré de que «la respuesta era la cia de la psicopatología de los gemelos idénti-
desgracia de la pregunta», y concluyó que ac- cos. La invención de una lengua privada pro-
ción frenó el pensamiento. La última columna bablemente no es de verdad un proceso muy
en la evolución de los pensamientos no debería creativo; es probable que sea una cuestión de
haber sido acción sino comunicación. Sí, pero codificar la lengua oída para que sea indesci-
¿qué hacer cuando tienes delante a un enemigo frable. De hecho es muy fácil colocar algo den-
que sólo actúa y no piensa? ¿Existe algo como tro de un código, mientras que descifrar un
una guerra defensiva o es un problema cris- código (como en la historia de Linear B2) es
tiano que en el momento en que coges armas una tarea extremadamente difícil. Hay un
te conviertes en un agresor? cuento de Edgar Allan Poe llamado «El escara-
Es verdad que no puedes comunicar con bajo de oro» en donde se desarrolla la hazaña
alguien que sólo actúa y no está comunicando. de descifrar un mensaje del Capitán Kid des-
En Irlanda del Norte, el proceso de paz se está cribiendo la localización del tesoro enterrado.
frenando porque el IRA no entrega sus armas; Cuando vas leyendo este cuento te quedas muy
esto es irracional porque significa decir al IRA impresionado por la inteligencia del autor.
que sólo puede venir a la mesa de negociacio- Pero cuando acabas de leerlo piensas: «un
nes si promete no hacer propaganda agresiva. momento —es él quien ha creado el código,
Pero la mesa no es una mesa de negociaciones entonces para él no era ningún problema des-
que busca la verdad; es una mesa de negocia- cifrarlo». Por tanto, sospecho que las lenguas
ciones a favor de los procesos de regateo, y por privadas de los gemelos están creadas a partir
supuesto el IRA, como todas las minorías, des- del uso de este tipo de codificación del habla
cubrió que el argumento más poderoso es el de
tener un arma. No puedes negociar si no tienes
un
2
arma en tu bolsillo. Es probable que ten- Linear B es el nombre dado a un dialecto griego
gamos que aceptar que todavía tenemos una arcaico (entre 1500 y 1200 a. C.), lenguaje desconocido
hasta el descubrimiento de unas tablas de piedra en
cultura muy primitiva que no sabe comunicar-
Creta y Grecia al inicio del siglo XX. Este dialecto no fue
se. Probablemente es mejor, al menos, fingir descifrado hasta 1953 por Michael Ventris. (N. de los
comunicarse porque así se abre la posibilidad T.)

Mentalización. Revista de Psicoanálisis y Psicoterapia


https://revistamentalizacion.com


Meltzer, D. Acerca de signos y símbolos 6

escuchada. Es una actividad favorita de los nos realmente merecen un nombre nuevo. Por
niños. Cuando yo era joven, había una cosa contraste todas las empresas farmacéuticas no
llamada Pig Latin, que se creaba de modo sen- dejan de inventar neologismos para crear un
cillo sólo cambiando la primera y la última monopolio a través de una marca y no para
letra de cada palabra, si lo recuerdo bien. Esto describir nuevas drogas.
sucede frecuentemente en familias donde los Volvamos al punto central, que tiene que
padres hablan una segunda lengua en sus con- ver con los padres y sus niños y también con
versaciones privadas sin darse cuenta de que los analistas y sus pacientes. Lo importante es
los hijos secreta y rápidamente aprenden a la elección entre enseñar y observar. Las ansie-
entenderla. Me parece que los niños primero dades parentales y la ansiedad en la contra-
expresan sus pensamientos en una forma pri- transferencia son severas. Todos tenemos en
mitiva a través de sonidos y movimientos que nuestras mentes un concepto de progreso, co-
son equivalentes a canto y danza, pero pienso mo un mapa de carreteras, desde A hasta B,
que el paso de los ruidos a las obscenidades se representando la historia de nuestra peregrina-
debe a la relación con otros niños y no a sus ción en la vida, o por lo menos la historia que
padres. Cuando los sonidos provienen de los nos hemos contado a nosotros mismos. Es
padres tienen un significado diferente, una muy difícil resistir el deseo de que nuestros
música celestial. Probablemente significa la niños y pacientes sigan la ruta de ladrillos
música de la sexualidad parental. Pero lo que amarillos para ver al mago3. La disciplina de la
aprenden de sus semejantes es la lengua de la observación de bebés enseñada por Mrs. Bick
rebelión, las palabrotas de la sublevación. No se opone a mostrar a la madre la forma correc-
es que los padres señalen restricciones sino que ta de educar a su bebé. A veces existe la ame-
imponen clases. Los niños pertenecen a la clase naza de que estamos observando una tragedia,
de los ignorantes en relación a la sexualidad, y no importa cuán cuidadoso hayas sido en la
ellos no tienen voto y no pueden utilizar malas elección de la familia para observar o nuestros
palabras, sólo los adultos pueden hacerlo. La pacientes para analizarlos. Esta es la gran
rebelión contra la estructura de clases se llama prueba de la humildad: resistirse a interferir,
terrorista. sabiendo que nosotros no conocemos el ca-
La capacidad de encontrar las palabras pa- mino correcto.
ra expresar lo que quieres decir no es frecuen- El gran maestro de la humildad es la expe-
te. La facilidad más asombrosa que conozco es riencia de tratar a un niño hiperactivo, uno de
la de Joseph Conrad, cuya lengua materna era aquellos pequeños animales que se mueven
la polaca y que aprendió a escribir el más ma- desde el nacimiento, incorregibles, incapaces
ravilloso y fluido inglés. Sin embargo su fluidez de establecer contacto, incapaces o no dispues-
le costó mucho. Parece que sólo podía escribir tos a modular su ritmo y estilo de vida al de los
unas 350 palabras diarias, y esto era debido al seres humanos que les rodean, enfurecidos
hecho de que su mujer lo encerraba con llave cuando se les impide y encantadores como
en el ático hasta que las escribía. En cuanto a cachorros cuando son gratificados. Normal-
neologismos, como he sugerido en el caso de mente vienen a la terapia bastante pronto de-
Finnegan’s Wake, creo que normalmente son bido a la capacidad de frustrar y enfurecer a
una confesión de impotencia verbal. Tenemos

muchas palabras de las que podemos escoger,

si las conoces. Dudo de que haya alguna razón
para los neologismos salvo para los fines cien- 3
Hace referencia a la calle que conduce a la casa del
tíficos; cuando se descubren nuevos fenóme- mago de Oz (N. de los T.)

Mentalización. Revista de Psicoanálisis y Psicoterapia


https://revistamentalizacion.com


Mentalización. Revista de psicoanálisis y psicoterapia, 10; Abril 2018 7

sus padres, niñeras y después a maestros y a es más fácil atribuir esta operación a los genes
otros niños. Pero ellos se aficionan al setting de millones de años de evolución del cuerpo,
psicoanalítico con una facilidad asombrosa. sólo porque es un proceso más largo? Nosotros
A menudo, desde el primer momento pa- decimos «genes» como un chico dice «carbu-
recen embelezados por el interés atento del rador», inconsciente de la profundidad de su
terapeuta, y un proceso de cambio se pone en ignorancia. Pero peor, basándonos en la super-
marcha, y ese cambio puede ser tan asombroso ficialidad de conocimientos, nos atrevemos a
que te quita el aliento. entrometernos con los procesos de la naturale-
Lo que se ve durante un período de dos o za. Deberíamos contentamos con señalar y
tres años es la aparición de una inteligencia nombrar, y describir nuestro pavor y asombro
brillante que recapitula la historia conceptual ante estos procesos.
de la raza, de la misma manera que el desarro- Nuestro entrometimiento, y la omnipo-
llo embrionario del feto repite la filogenia ana- tencia que la mueve, toma la forma de enseñar,
tómica. La atención hace su aparición, lo cual afirmando conocimientos que no tenemos. Es
limita la acción y permite que el contacto emo- delirante y surge de lo que consideramos como
cional ocurra. Misteriosamente parece surgir el un sentimiento de responsabilidad. Es difícil
juego, y después el laleo del habla interna y ser un observador sin entrometerse. Estamos
finalmente el lenguaje. El contacto abre ca- atormentados por la futura acusación: ¿por
mino al vínculo, a ansiedades de separación y qué no me detuviste? Todos somos un poco
terrores. En tres años alcanzan el nivel de los hiperactivos, teniendo muy poca fe en el «co-
niños de su edad. ¡Asombroso! Y el terapeuta, mité» interno de Bion para explorar desde to-
arrastrado por ese estallido de desarrollo, ape- dos los vértices posibles a través de la comuni-
nas ha tenido oportunidades de ofrecer inter- cación. Si pudiéramos limitar nuestra actividad
pretaciones. a señalar y nombrar, y emplear signos concien-
Pero ¿por qué deberíamos estar tan asom- temente, podríamos darle al «comité» la opor-
brados de que una capacidad innata para el tunidad de fabricar sus símbolos y crear la base
desarrollo, que está en suspenso por la falta de en la vida onírica de la comprensión para no-
un elemento del entorno, salga a chorro? Y, sotros, para nuestros hijos, para nuestros pa-
¿por qué deberíamos estar asombrados de que cientes. Entonces podemos todos intuir esta
eso parece seguir un curso infalible en el desa- comprensión. No es necesario que sea enseña-
rrollo conceptual —dado que todavía no sa- da. De hecho, como cualquier arte, no se puede
bemos el medio a través del cual se transmiten enseñar.
miles de años de herencia cultural? ¿Realmente

Referencias:
MELTZER, D. (1994). Sincerity and Other Works:
Collected Papers of Donald Meltzer. Editado por A.
Hahn. Londres: Karnak Books, 1994. Traducido al
español por: Spatia ed., Buenos Aires, 1997

Mentalización. Revista de Psicoanálisis y Psicoterapia


https://revistamentalizacion.com