Instinto Definiciones Tanto en la literatura popular como en la científica el término instinto ha recibido tal variedad de significados que es imposible

formular una definición adecuada qu e gane aceptación general. Usualmente el término incluye la idea de una adaptación in tencional de una acción o serie de acciones en un ser organizado, no gobernado por la conciencia del fin a obtenerse. La dificultad surge cuando intentamos añadir a este concepto genérico notas específicas que lo diferencie de las actividades refl ejas por un lado y las actividades del intelecto por otro. Debido a la limitación de nuestro conocimiento de los procesos envueltos, no siempre será posible determ inar si una acción dada debe ser considerada como reflejo o instintiva, pero esto no nos debe privar de dibujar, sobre bases teóricas, una clara línea de demarcación en tre estos dos modos de actividad. El reflejo es esencialmente un proceso fisiológ ico. El arco reflejo es un mecanismo neural establecido que asegura una respues ta definida e inmediata a un estímulo físico dado. El individuo puede estar conscie nte del estímulo o de la respuesta o de ambos, pero la conciencia en ningún caso ent re en el reflejo como un factor esencial. Los instintos, en contraste con los reflejos, son comparativamente complejos. A lgunos escritores están tan impresionados con esta característica del instinto que e stán dispuestos a concordar con Herbert Spencer al definirlo como una serie organi zada de reflejos, pero esta definición falla en tomar en cuenta el hecho de que la conciencia forma un vínculo esencial en todas las actividades instintivas. Se ha sugerido como una característica distintiva del instinto que surge de la percepción , mientras que la fuente del reflejo nunca es más alta que una sensación. Baldwin i ncluye bajo instinto sólo las reacciones de tipo sensorial-motor. Desde un punto de vista neurológico, por lo menos en los mamíferos, el instinto siempre envuelve la corteza cerebral, el asiento de la conciencia, mientras que el reflejo se confi na a los centros nerviosos más bajos. Una diferencia obvia entre los reflejos y l os instintos se halla en el hecho de que en el reflejo la respuesta a un estímulo es inmediata, mientras que la culminación de la actividad instintiva, en la cual a parece su carácter intencional, puede ser retrasada por un tiempo considerable. Las principales dificultades al definir instinto se encuentran al diferenciar la s actividades inteligentes de las instintivas. Si se deja a un lado el modo de origen del instinto y del hábito, los dos procesos se parecerían tanto que sería casi imposible dibujar una clara línea de distinción entre ambos. Esta circunstancia ha llevado a la concepción popular de instinto como un hábito de la raza, una opinión que halla apoyo en tan eminentes autoridades como Wilhelm Wundt; pero esta definición implica una teoría de origen para instinto, la cual no es aceptada universalmente . Además, los escolásticos y muchos observadores competentes, entre los más prominent es E. Wasmann, S.J., hallan la diferencia característica entre actividades instint ivas e intelectuales en el hecho de que uno es gobernado exclusivamente por la s ensación, o por procesos asociativos sensoriales, mientras que el otro es gobernad o por el intelecto y el libre albedrío. Ellos concuerdan en atribuir al instinto todas las actividades conscientes del animal, puesto, que reclaman ellos, ningun a de estas actividades se puede rastrear al intelecto en el sentido estricto de la palabra. Santo Tomás de Aquino en ningún sitio trata en detalle sobre el instinto animal, per o su posición sobre el asunto, sin embargo, se aclara en muchos pasajes de la Summa Theologica . Él está completamente de acuerdo con las mejores autoridades modernas e n poner el énfasis principal en la ausencia de conciencia del final como la caract erística principal del instinto. Él dice (op. cit., I-II, Q. XI, a. 2,C.): Aunque l os seres desprovistos de conciencia (coqnitio) alcanzan su fin, sin embargo, no logran el goce de su fin, como los seres que sí están dotados de conciencia. Sin em bargo, la conciencia del fin propio es de dos clases, perfecta e imperfecta. La conciencia perfecta es aquella por la cual uno es consciente no sólo del fin, y q ue es bueno, sino también de la naturaleza general del propósito y bondad. Esta cla

(Instinto e Inteligencia en el Reino Animal. (Diccionario Siglo) * Instinto: una reacción heredada del tipo sensorial-motor. pero más especial mente en los animales inferiores. el término es uno genérico.se de conciencia es peculiar a las naturalezas racionales. sin la necesidad de conocimiento de la relación con la exp eriencia individual. y como ejemplos del segundo grupo. (Wundt. Él añade que no es posible ninguna definición psicológi adecuada para instinto. D iccionario de Filosofía y Psicología ). 1892. 388) Origen . Coupland). aquellas que proceden de las mismas disposiciones heredades pero a través del med io de la experiencia sensorial. * El hábito difiere del instinto. Nueva York. que no son goberna dos por el libre albedrío. Londres. pero que se han vuelto total o parcialmen te mecanizados en el curso de la vida individual y de evolución genérica. en un ser organizado. un instinto es caracterís tico de un grupo o raza de animales relacionados. Por lo tanto. no en su naturaleza. el an imal obtiene gozo imperfecto. p. denota cualquier tendencia heredada a realizar una acción específica de un modo específico cuando ocurre la situación apropiada. además. relativamente complej a y marcadamente adaptativa en carácter. * Instinto: una propensión especial innata. p. y que debe ser común a un gran grupo de individuos. y acciones instintivas e n una más amplia acepción del término. 35). sino que son movidos por el instinto natural hacia cosa s que perciben. (Baldwin. y común a un grupo de individuos. (Nuevo Diccionario Internaciona l). y esta clase de conciencia se halla en los animales brutos. von Hartman n. tr. Hay una tendencia creciente en biología y psicología comparativa a restringir el térmi no instinto a adaptaciones intencionales heredadas. La conciencia imperf ecta es aquella mediante la cual un ser conoce el propósito y bondad en particular . Como ejemplos del primero debemos considerar a quellas actividades que surgen inmediatamente de las disposiciones heredadas de los poderes de la cognición sensible y apetito. involuntario o irrazonable que impulsa a cualquier modo de acción. Inteligencia Animal . antecedente a la experiencia individual.). op. Filosofía del Inconsciente . Las opiniones divergentes tomadas en consideración por los escritores sobre el as unto respecto a la naturaleza y origen del instinto naturalmente hallan expresión en las definiciones del término comúnmente aceptadas. mientr as que es más explícito. la sagacidad del bruto. Psi cología Humana y Animal . puesto que el estado psicológico envuelto es agotado por l os términos sensación (y también percepción). sentimiento instintivo e impulso. y otras criaturas no obtienen ningún disfrute. Muchos escritores le añaden a éstas otras dos características. El divide las actividades instintivas de los animales en d os grupos: Acciones instintivas en el sentido estricto. que produce efectos que aparentan ser aquellos de la razón y el conocimiento. 17) * Se denomina acciones instintivas a los movimientos que originalmente siguen a a ctos voluntarios simples o compuestos. (Romanes. (Reid. apropiada (adaptativa) de los poderes de la cognición sensitiva y apetito en el animal (Wasmann. Baldwi n considera el instinto como una concepción claramente biológica. ya sea física o mental. sin la necesidad de conocimiento de la relación entre los med ios empleados y los fines logrados. p. que comprende todas aquellas facultades de la mente que conciernen a la acción consciente y adaptativa. en su uso más técnico. no psicológica (Diccio nario de Filosofía y Psicología). cit. unas cuantas de las cuales se incluyen aquí: * Instinto: impulso natural interior. * Instinto es la disposición hereditaria. pues el instinto es natural.) * Instinto es una acción intencionada sin conciencia de su propósito. 36). (E. pero realizada similarmente por todos los in dividuos de la misma especie bajo circunstancias similares y frecuentemente recu rrentes.. 1894. Así la criatura racional obtiene fruición completa (fruitio). el hábito es adquirido. pero que trascienden la inteligencia general o exp eriencia de la criatura. (Ibid. inconsciente. * Instinto es una acción refleja en la cual está implicado el elemento de conciencia . Instinto. insisten que el instinto debe ser definidamente fi jado o rígido en carácter. sino en su origen. El co ncepto de instinto de Wasmann está en completo acuerdo con el de Santo Tomás.

(b) teorías de la inteligencia defectuosa. entonces. adquiridos o heredados de generaciones previas. El carácter adaptativo. como hacen los inte lectualistas sensu stricto . Los ins tintos humanos son hábitos. (Op. cit. cuyo mecanismo sól o puede ser explicado en términos de asociación. Luego de discutir los instintos humanos y su relación con los instintos animales. En su capítulo sobre el instinto en el Origen de las E species . Una de ellas hace de la acción instintiva una acción inteligente mecanizada. Es así. El nombre de Charles Darwin ha sido prominentemente asociado con la teoría refleja . 1892. y h alló muchos defensores entre los psicólogos comparativos y biólogos durante el siglo X IX. es por lo me nos posible que las modificaciones de instinto más leves puedan ser provechosas pa ra las especies. y pueden ser hábitos heredados. sino a las experiencias individuales. creo y o. el alto grado de inteligencia requerido en todos lo s niveles inferiores de la vida animal. p. y (c) la teoría de selección orgánica. a la inteligencia. Wundt co ncluye: Las condiciones externas de la vida y las reacciones voluntarias sobre e llas. cit.. que se han originado todos los más maravillosos y complejos instintos. como las estructuras anatómicas. Su posición se establece mejor en sus prop ias palabras: Debemos rechazar de inmediato como completamente insostenible la h ipótesis que deriva el instinto animal de la inteligencia. son los dos factores operantes en la evolución del instinto. y estas variaciones. Nueva York. Esta asume que los insti ntos. los in . aunque no es i déntica a la del hombre. cuando son ventajosas para la especie. algunas veces llamada la teoría de la selección natural. Darwin dice: Es universalmente admitido que los instintos son tan importa ntes como las estructuras corporales para el bienestar de cada especie bajo sus presentes condiciones de vida. por así decirlo. y si puede ser demostrado que los instintos varían tan poco. se han presentado contra la selección natural como el origen de muchas estructuras anatómicas complejas. como re almente dignas de argumentación. por supuesto. Esta es la gran diferencia entre los instintos del hombre y los del animal. También se ha alegado contra ella que no explica la coordinación de los grupos musculares que están frecuentemente envueltos en el instinto. ciertamente. el segundo---actividad voluntaria---en etapas superiores. Estas teorías pueden ser agrupadas en tres títulos: (a) teorías del reflejo. se acumulan gradualmente a través de la selección natural. Objecio nes similares. ha asumido muchas formas.Se han presentado una gran cantidad de teorías para explicar el origen del instint o. señala a la operación de una inteligencia que trasciende del todo el ámbi to de los poderes mentales de las criaturas en cuestión. él continúa: Sólo quedan dos hipótesis. de igual rango con ella. gradualmente adqu irido y modificado bajo la influencia del ambiente externo en el transcurso de n umerosas generaciones. . vol. 321). p. ento nces no veo dificultad en que la selección natural preserve y acumule continuament e variaciones de instinto hasta cualquier punto que sea ventajoso. por lo tanto. en uno u otro caso. la cual. Eimer y Cope. tienden a variar del tipo específico. Los instintos pueden ser acciones originalmente conscientes. Las dos principales dificultades en el camino de la acepta ción de la misma son. la de la inteligencia defectuosa. (Ibid. p. Obviamente no hay un antagonismo necesario entre estas d os opiniones. pero luego volverse mecánicas. (Op. I. 393). es todavía. Bajo condiciones de vida cambiadas. Al mis mo tiempo debemos admitir que los seguidores de la teoría intelectual en un sentid o más general están correctos al adscribir un gran número de manifestaciones de la vid a mental en los animales no. primero. El desarrollo general de la mentalidad es siempre tendiente a modificar en instinto de un modo u otro. Wundt rechaza la inteligencia en la aceptación estricta del térmi no como la fuente del instinto animal. y segundo. la otra hace del instinto un asunto de hábito heredado. La dificultad con esta teoría es que falla e n explicar la supervivencia de los primeros comienzos de un instinto antes que s ea de utilidad.. Y así sucede que de los dos principios asociados el primero---adaptación al ambiente---predomina en etapas de vida inferiores. que puede ser en todo o en parte reducida al nivel del reflejo. Después de brega r con otra fase del asunto. La segunda teoría. Entre los autores más conocidos que abrazaron esta teoría se puede mencionar a Wundt. pero operan en diferentes grados. asume la herencia de caracterís ticas adquiridas. 389).

(Op. La inteligencia desplegada trasci ende por mucho la que posiblemente podrían poseer tales criaturas inferiores.stintos animales son adaptaciones intencionales de acción voluntaria a las condici ones de la vida. con una variación muy limitada en su extensión. Como hemos visto.. esta opinión f ue desarrollada por Wasmann. Los instintos secundarios o adquiridos tienen un interés teórico de un carácter completame diferente. Darwin enfatizó el mismo hecho cuando reclamó que muchos ins tintos pueden haber surgido del hábito. cit. frecuentemente un gran número en la especie lo puede re petir. lo s naturalistas se interesaban en los instintos principalmente porque éstos eran co nsiderados tan ilustrativos de la inteligencia del Creador. explicando los instintos más rígidos del animal a base de la selección natural y los instintos más plásticos por la herencia de hábitos mecanizados. algunos observadores clasifican tales hábitos mecanizados como instintos. Y una segunda diferencia se deduce de la primera. Es evidente a partir de las definiciones y teorías antedichas que bajo el término in stinto se incluyen varias cosas distintas. y así mantener las especies vivas has ta que se aseguren suficientemente las variaciones para hacer el instinto relati vamente independiente. y si tales hábitos se heredan. Puede ser fácilme nte demostrado que los más maravillosos instintos con los que estamos relacionados . secundaria. A la primera c lase de instintos la llama primaria y a la última.. (I Romanes busca resolver el problema del origen del instinto combinando estas dos teorías. Evidentemente tendremos que explicar tales ins tintos elaborados como los que determinan la conducta de la oruga o el pavón al co nstruir su capullo a lo largo de las mismas líneas que adoptamos al explicar el or igen de las estructuras anatómicas complicadas. Se puede demostrar fácilmente que muchos de los instintos animales se pueden modif icar en el curso de la experiencia individual. Aristóteles y los escolásticos l e atribuían estos ajustes intencionados al appetitus sensitivus . sino a los poderes sensoriales que capacitan al animal para a justar sus actividades espontáneas a su medio ambiente. y. es decir. mientras que los del animal son restringidos a instintos congénitos. 409). I. posiblemente no pudieron ser adquiridos por hábito. ya sean inteligentes u orgánicas. es idéntico al instinto. El término no se tomó meramen te como una parte constituyente del poder cognitivo y apetito sensitivo. para todos los intentos y propós itos. buscan eliminar la diferencia esencial entre el hombre y el animal. La imp ortancia real de este problema surge de la forma de conciencia que opera en la c onstrucción de tales hábitos. bid. debe observarse que el término instinto s según usado por los escolásticos y Wasmann se refiere no sólo al mecanismo neural o hábito en el animal. lo que hace en realidad es bajar al hombre al plano de la vida bruta. Mientras que a primera vista esto parecería elevar al animal al plano de la vida humana. 321. Según esta teoría las adaptaciones intencionadas de todas clases. por lo tanto le atribuyen al animal una inteligencia que difiere sólo en grado de la del hombre. como los designa Wasmann---el problema del origen es similar al del orige n de las características anatómicas. ciertamente. cuya repetición pronto engendra un hábito que. Los monistas. No necesitaban pon er en juego ninguna facultad superior a las percepciones sensoriales de objetos particulares y el reconocimiento de su deseabilidad o a la inversa. los de las abejas colmeneras y los de muchas hormigas.). Anteriormente. Cuando un nuevo elemento en el a mbiente determina un acto. que surge de los problemas de la naturaleza de la inteligencia anima l y el origen del hombre. Sin embargo. o instintos secundarios. ya s ea cuestión de instintos primarios o heredados ---o instintos en el sentido estricto de término . sino co . y en general todos los que aceptan el o rigen bruto del hombre. Que la vast a mayoría de los instintos humanos son adquiridos. entonces nadie se puede negar a darle el nombre de instinto. Esto halla expresión en la división de i nstintos en primarios y secundarios sugerido por Romanes. vol. están llamadas a suplementar la dotación incompleta. y luego añade: pero sería un error serio supon er que el mayor número de instintos han sido adquiridos por hábito en una generación y luego transmitidos por herencia a las generaciones siguientes. como reclam an algunos. y en instintos innatos o adquiridos (Wundt).

mucho más sujetos al control de las agencias educativas que lo que harían si aparecieran por primera vez en medio del estrés de las emociones y pasiones co mpletamente desarrolladas a la que se refieren. que se hace sentir en una fecha muy temprana en la infancia. c it. Como hemos visto. per o en lo que al hombre respecta vemos que su inteligencia. reconoce en el animal no sólo talentos heredad os completos para ciertas actividades. denotando con ello habitos altamente desarrollados o mecanizados. L a plasticidad es la característica más llamativa de los instintos humanos comparados con los instintos brutos. L a plasticidad de los instintos animales está en alguna proporción directa con el des arrollo del cerebro y el poder del sentido de percepción y asociación sensorial. mientras que la aparición del i nstinto es relativamente tarde en las series de desarrollo. Ente los animales superio res muchos instintos son relativamente plásticos. algunos escritores hablan de instintos adqu iridos. la experiencia individ ual del animal los modifica. op. El trabajo en el campo de la psicología genética y del estudio de los niños ha revelado la presencia y las importantes funciones de muchos hasta aquí descuidado s instintos en la vida del niño. Estos instintos no pueden descuidarse o se volve rán desordenados y producirán una cosecha de resultados indeseables. es decir. De hecho.mo la disposición adaptativa natural de la sensación animal. Para el observador superfi cial. En su grado más bajo la inteligencia siempre implica como característica esencial el p oder de abstracción y generalización sobre el que descansa la libertad de elección. comienza a modificar todas las actividade s instintivas tan pronto como aparecen. Esto hace a los instintos mucho más plásticos. Instintos Humanos El asunto de la naturaleza de los instintos humanos y el tratamiento que deben r ecibir está envuelto en muchos temas prácticos de la mayor consecuencia en el campo de la educación. es injustificable atr ibuirle tal inteligencia. Es cierto que los instintos hac en que el bebé recién nacido busque el seno de la madre y realice varias otras funci ones necesarias. antecede por algunos años la función adu lta a la que se refiere. porque son la raíz nativa sobre la cual se injertan . a las tendencias innatas o heredadas. frecuentemente. Como ya hemos visto. la cual constituye el p rincipio vital que gobierna las acciones espontáneas del animal Pues aparte y más al lá del conocimiento instintivo heredado. o. el poder de la percepción y asociación sensorial del animal pare ce inteligencia. 138-39). y. pero s erá más conveniente confinar el uso del término a instintos en el propio sentido de la palabra. Esto hace posible entrenar a los animales para que actúen de modos que no están provistos por tendencias definidamente organizadas. como hace la escuela de naturalistas que aborda el tem a con la conclusión predeterminada de que la inteligencia humana surgió de la animal . sino hasta cierto grado talento y habilid ad adquiridos por la experiencia de los sentidos y por la práctica. es decir. Además. no pueden ser s uprimidos indiscriminadamente. como en el caso de la coquetería y la maternidad. un hecho que hace difícil observar los ins tintos no modificados en la vida adulta. (Wasmann. la filosofía escolástica le atribuyó al animal una memoria sensible y un poder de perfeccionar los instintos innatos por medio de la experiencia de los sentidos. El uso impreciso e injustificado de los términos razón e inteligencia ha traído mucha confusión a este asunto. pero muchos de los instintos aparecen por primera vez en la fas e apropiada del desarrollo neural y mental. y que ambas difieren sólo en grado. hay dos cosas que deben t omarse en cuenta: la plasticidad del instinto y el poder del intelecto y libre albedrío que incide para modificarlo. en otras palabras. Sin embargo. pero los términos tienen significados ampliamente diferentes. es esta característica del instinto humano l o que hace a la educación tanto posible como necesaria. Debe señalarse aquí como de importancia especial a la discusión que los instintos huma nos no todos hacen su aparición en el nacimiento. por supuesto. y hablar de modos de a ctividad establecidos en la vida individual a través de la repetición como hábitos. Wundt le niega al animal inteligencia del mism o orden que la del hombre. Esta anticipación de la función se puede considerar como una indicación del carácter rudimentario de los instintos en c uestión. hasta que se demuestre que los animales poseen tal poder. En ambos respectos hay un marcado contraste observable entre el hombre y el animal..

y en la proporción en que la civilización ha crecido en valor. a sus ojos. la inescrupulosa incautación de todo lo que se pueda agarrar. lleva a la anarquía. Por otro lado. y qué métodos se usarán para dirigir la marea de actividad instintiva? Sobre est as preguntas lo único que hay es concordancia. que. hace lo posible para poner fin a la supervivencia d el más fuerte de días pasados por el hacha y la cuerda. debe ser guiado desde el principio a fu ncionar sólo en el más alto plano alcanzado por el adulto. 1894. el ún ico modo de llevarlo adelante hasta el plano adulto es a través de que la sociedad . De hecho. Es la labora de la educación guiar los impulso s nativos del niño por canales apropiados y construir sobre ellos los hábitos de la vida civilizada. Nuev ork. que. pero ningún biólogo puede sostener por un momento que el ojo en desarrollo embriónico se hizo al estar viendo y el pulmón por estar respirando. Para su progreso exitoso a través del estado salvaje. pero ¿qué estándar pu ede ser usado para determinar cuáles instintos han de ser inhibidos y cuáles reforza dos. Hasta ahora hay un acuerdo práctico en el campo. las a ctividades conscientes de cada individuo. Además. Este pensamiento se plasma en la teoría de la época cultural ue encuentra tanto favor entre muchos de los educadores modernos. ya sea a través de la razón o de la revelación. su completo desarroll o significaría. castiga muchos de los actos que se derivan de ellos como c rímenes. a medida que los hombres han pasado de la anarquía a la org anización social. muchos instintos deben ser suprim idos y otros deben ser reforzados. (Huxley. Muchos de aquellos educadores que creen en el origen bruto del hombre asumen que el estándar de selección debe ser el mismo que el del reino animal. 51-52. en casos extremos. sea cual fuer e la naturaleza de los instintos del niño. El niño determinará por su propia experiencia el carácter insatisfactorio de la fase temprana. Y se puede argumentar correctamente a partir de la analogía. la posición de la Iglesia a este respecto está en completo acuerdo con los seg uros hallazgos de la biología y la psicología. La doctrina de la recapitulación sobre la que se basa la teoría de época cultural es una doctrina de embriología donde se af irma que la ontogenia es una recapitulación de la filogenia. es decir. es decir. pero se debe observar que esta doctrina es puramente anatómica. y asume además que el modo de tratamiento adecuado es ll evar cada fase de esta recapitulación a funcionar cuando aparece en el desarrollo del niño. y así será llevado a reconocer la deseabilidad de moverse a una fa se más tardía y elevada. sino el estándar de la verdad y la bondad que ha sido revelado al h ombre y ha sido aceptado por la sabiduría de la raza. A este respecto la Iglesia cristiana siempre ha sostenido una política exactamente opuesta a la aquí esbozada. de hecho. y. lo s altos niveles de la vida animal nunca se alcanzan excepto en aquellos casos do nde los hijos se lleven adelante sin funcionamiento al plano adulto de los padre s.los hábitos que han de apoyar la vida humana. muchos instintos son altamente indeseables. Esta teoría se funda en la asunción de que el niño recapitula la historia de la raza en el desarrol lo de su vida consciente. el hombre ha estado grandemente endeudado con aquellas cualidades que comparte con el mon o y con el tigre Pero. estas cualidades útiles profundamente arraigadas se han convertido en defectos De hech o. Muchos b iólogos creen que en la historia de la raza el ojo se construyó viendo y el pulmón. la posesión tenaz de todo lo que se pueda guardar. han respondido la autoafirma ción. entonces. Tendrían que dejar que el niño con su pob re dotación de inteligencia determine por sí mismo experimentalmente cuáles instintos su primirá y cuáles cultivará. aún dando por sentado que la vida mental del niño es una recapitulación de la vida de la raza.) Claramente. la producción de criminales. Además sostiene que el estándar de selección no es prerrogativa del niño individual. como opuesto al j uicio privado y la selección individual. Para la explicación de estos i nstintos nos referimos a muchos de los estados salvajes de los cuales ha emergid o el hombre civilizado. En el caso de la humanidad. re spirando. el hombre civilizado estigmatiza todos estos impulsos del tigre y el mono con el nombre de pecado. los cuales constituyen la esencia de la lucha p or la existencia. Evolución y Ética . Ella afirma que. págs. que el embr ión individual recapitula en su desarrollo las etapas sucesivas del desarrollo de la raza. Siempre ha afirmado el prin cipio de autoridad tanto en materia de doctrina y de conducta.

hasta que él alcance la adulte z. no sólo retrasar su propio desarrollo. que lleva al niño a funcionar en cada época cultural ucesiva. podría. sino inevitabl emente iniciaría una violenta regresión. .funcione para él. a través de sus agencias educativas. por lo tanto. La teoría de la época cultural.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful