Está en la página 1de 8

Anterior Siguiente

Conjunto económico. Artículo 31 LCT


por ROMINA GUADAGNOLI
www.eft.org.ar
Id SAIJ: DACF130169

CONJUNTO ECONÓMICO. SOLIDARIDAD.

I.- INTRODUCCIÓN En el presente trabajo intento poner de manifiesto algunas cuestiones relacionadas a las dificultades
que entraña para el trabajador el hecho de que su empleador integre un conjunto económico. Será una ardua tarea para
el actor laboral demostrar que se dan en el caso todos y cada uno de los extremos exigidos por el artículo 31 de la LCT
para que opere la extensión de responsabilidad a todas las empresas integrantes del grupo y así poder asegurarse el
trabajador el cobro de su crédito.

Se intentará demostrar además que la actual redacción de la norma citada no cumple con la finalidad última perseguida
por el legislador, esto es que funcione como una verdadera norma antifraude y tuitiva de los derechos del trabajador.

II.- DESARROLLO:

1.- CONCEPTO CONJUNTO ECONÓMICO:

Existe conjunto económico cuando dos o más empresas se encuentran interrelacionadas, de modo tal que existe entre
ambas un vínculo permanente, y se dan determinados puntos en común, que determinan que conformen técnicamente
una misma y única empresa, más allá de encontrarnos con dos o más personas jurídicas distintas.

El Dr. Ermida Uriarte, consejero de la OIT, define al grupo económico como el conjunto de empresas formal y
aparentemente independientes que están, sin embargo, recíprocamente entrelazadas al punto de formar un todo
complejo pero compacto, en cuanto responde a un mismo interés.

Se trata de grupos de interés económico que operan por medio de una unión de distintas empresas que no están
fusionadas, aunque tienen intereses comunes, resultando el grupo en su conjunto el verdadero empleador (1).- Grisolía
establece que el conjunto económico se presenta en los siguientes casos (2):

a) cuando existe una unidad, un uso común de los medios personales, materiales e inmateriales;

b) cuando una empresa está subordinada a otra, de la que depende económicamente directa o indirectamente;

c) cuando las decisiones de una empresa están condicionadas a la voluntad de otra o del grupo a que pertenezca.- Así
habrá conjunto económico cuando entre dos o más empresas exista una comunidad de bienes o medios productivos,
una subordinación y dependencia económica, o bien cuando las decisiones de una de ellas sea influenciada por las de la
otra empresa, o más aún sean tomadas las decisiones trascendentes de ambas por las mismas personas.- Pla
Rodríguez, por su parte, enumera las siguientes características que debe tener el conjunto económico (3):
a) unidad de domicilio patrimonial de la empresa;

b) similitud y analogía de los giros por concomitancia o sucesividad;

c) utilización en común de implementos industriales;

d) identidad de organización administrativa o comercial;

e) utilización de locales comunes;

f) identidad en la integración de los directores o mandatarios de las emprsas referidas a alguno o algunos de sus
miembros;

g) imposición de una empresa a otra de condiciones o lugar de comercialización de sus productos o con referencia a sus
servicios de manera de crear una situación real Pues bien, habiendo ya definido lo que se entiende por conjunto
económico debo resaltar que los mismos se reproducen en nuestro mercado, constituyendo así un medio muy utilizado
de organización empresaria.- Y más allá de que su existencia sea legítima, en muchos casos dichos conjuntos o grupos
son utilizados y hasta creados a los fines de vulnerar normas laborales, y es aquí donde a nuestra rama del derecho
comienza a ocuparle y preocuparle su proliferación.- 2.- DISPOSICION NORMATIVA.- La L.C.T. recoge este instituto y
se refiere a él en el artículo 31, declarando la solidaridad entre empresas subordinadas o relacionadas que constituyan
un conjunto económico de carácter permanente en caso de haber mediado maniobras fraudulentas o conducción
temeraria. - La norma expresa que "siempre que una o más empresas, aunque tuviesen cada una de ellas personalidad
jurídica propia, estuviesen bajo la dirección, control, administración de otras o de tal modo relacionadas que constituyan
un conjunto económico de carácter permanente, serán a los fines de las obligaciones contraídas por cada una de ellas
con sus trabajadores y con los organismos de seguridad social, solidariamente responsables cuando hayan mediado
maniobras fraudulentas o conducción temeraria".

La ley utiliza la expresión "conjunto económico de carácter permanente", término que proviene del Derecho fiscal y
denota la idea de un grupo de personas físicas o jurídicas vinculadas entre sí, que aun siendo independientes desde la
perspectiva jurídica, presentan vínculos de ligazón entre sus capitales, dirección y distribución de utilidades (4).- 3.-
FINALIDAD DE LA NORMA.- La finalidad del art. 31 es evitar la evasión de responsabilidades por intermedio de
acciones fraudulentas de las empresas independientes o con personalidad jurídica propia, que en realidad están ligadas
entre sí por las figuras de control.- El supuesto de responsabilidad solidaria dispuesto se torna operativo porque algunas
empresas llegan a desdibujar su gestión mediante la introducción de sociedades o entidades controladas -que responden
a una gestión de mando común- con una administración y patrimonio independiente y las convierte en invulnerables a las
acciones de los acreedores.

El fundamento de la solidaridad prevista en el artículo 31 de la LCT anida en el interés común que tienen las empresas
integrantes del conjunto económico. Sería injusto que el trabajador viera frustrado su crédito debido al estado de
insolvencia y/o vaciamiento de la empresa en la que figura como empleado cuando el grupo en su conjunto fue
beneficiado con sus servicios y mediaron maniobras que llevaron a la empresa a su situación de falencia o déficit.

El fraude laboral es requisito esencial para que se configure la responsabilidad establecida en el art. 31 LCT, pero no
debe probarse el dolo del empleador o su intención fraudulenta, ya que es suficiente que la conducta del empresario
denote la violación de las normas del derecho del trabajo (5).- 4.- EJEMPLOS PRACTICOS DE UTILIZACIÓN DE LA
FIGURA DEL CONJUNTO ECONÓMICO PARA EVADIR EL CUMPLIMIENTO DE NORMAS LABORALES.- A
continuación citaré dos casos que llegaron a mi conocimiento, en los cuales aparece claramente demostrado a mis ojos
la utilización del conjunto económico con fines fraudulentos.- Y aclaro que digo "claramente demostrado a mis ojos",
puesto que ante los ojos del juez son circunstancias de difícil demostración, más aun teniendo en cuenta que el actor
laboral solo podrá aportar indicios, puesto que es totalmente ajeno al manejo interno de las empresas, y muchas veces
esos indicios resultan insuficientes para que el juez considere aplicable la extensión de responsabilidad contenida en la
norma.- CASO 1:

Un distribuidora de bebidas gaseosas se encontraba dividida aparentemente en dos personas distintas: por un lado una
persona jurídica, Sociedad de Responsabilidad Limitada, y por el otro lado una persona física, comerciante. Quienes
eran empleados de la SRL se encontraban registrados bajo el CCT de empleados de comercio, y quienes eran
empleados de la persona física se encontraban registrados bajo el CCT de Aguas Gaseosas, el cual establece una
escala muy superior a la de empleados de comercio.- Ambas firmas compartían el mismo espacio físico, línea telefónica,
la flota de camiones y los chóferes y la dirección de ambas se encontraba unificada en la persona del comerciante
unipersonal.- Surge que en el caso de marras, la constitución de dos firmas diferentes que en los hechos funcionan en el
mismo lugar y desarrollan iguales actividades, obedece a la intención fraudulenta de evitar aplicar a la totalidad de los
trabajadores de ambas firmas el convenio colectivo aplicable de acuerdo a la actividad del establecimiento, esto es el
Convenio Colectivo de Trabajo N° 152/1991 (de Aguas y Gaseosas, rama Bebida).- CASO 2:

En el segundo caso se parte de un empresario titular de un fondo de comercio del rubro ferretería, que comienza a
incursionar en el transporte. Así adquiere camiones para transportar los productos necesarios para abastecer la
ferretería, y advierte la posibilidad de transportar además productos para terceras empresas. Así el trasporte se
constituye en una persona jurídica propia, aunque continúa en los hechos unido a la ferretería. Así ambas empresas
conforman técnicamente una misma y única empresa, porque un grupo de personas, bajo la dirección de una misma
persona, (el dueño de la ferretería) utilizan bienes en procura de un objetivo económico, coordinando la actividad del
transporte con la de venta de materiales para la construcción.- Más tarde la ferretería pasa de ser un fondo de comercio
unipersonal a constituirse en una SA con un nuevo nombre, si bien en la realidad continúa siendo explotada por el mismo
comerciante, que reviste el carácter de socio oculto. La persona jurídica ferretería es plenamente solvente, mientras que
la persona jurídica transporte resulta insolventada, en claro perjuicio de los trabajadores que eran empleados de ella.-
Difícil resulta la tarea de los trabajadores a la hora de demostrar a los jueces todo el entramado descripto, puesto que si
no se aplica en el caso la extensión de responsabilidad del artículo 31 LCT y se condena a la Persona Jurídica de la
ferretería, los empleados verán frustrados el cobro de sus créditos, dado que su empleadora directa, esto es el
transporte, ha sido completamente evaporada de modo fraudulento.- 5.- ANÁLISIS DE PRESUPUESTOS DISPUESTOS
EN LA NORMA PARA QUE OPERE LA SOLIDARIDAD.- A) CONTROL O INTERRELACION De acuerdo al artículo 31
LCT para que exista un conjunto económico dable de generar la extensión de responsabilidad consagrada es necesario
que las empresas que la integran se encuentren bajo la dirección, control, administración de otras o de tal modo
relacionadas.- La norma enumera o enuncia una serie de supuestos de interrelación empresaria la dirección, control,
administración, en los cuales no quedan dudas de la configuración del grupo económico (siempre que se cumpla además
con el supuesto de permanencia que se enuncia más abajo) y a su vez abre la puerta a la existencia de otros muchos
supuestos al expresar "o de tal modo relacionadas", dicha amplia expresión permitirá así abarcar otros muchos casos de
relaciones entre empresas, pero que quedarán sujetos a la prueba y al criterio de los tribunales.- Expresa Fernandez
Madrid que en la hipótesis que contempla este artículo el trabajador presta servicios efectivamente para una de las
"empresas" integrantes del grupo o conjunto económico, pero la responsabilidad de la empleadora se extiende
solidariamente a todas ellas, sea que se encuentren " bajo la dirección, control o administración de otras" (fórmula que
patentiza el propósito legal de abarcar de un modo amplio las diversas situaciones de este tipo) o bien "de tal modo
relacionadas" que lo constituyan, expresión ésta con la que la norma ha querido extender su alcance a los casos en que
pudiera no existir, estrictamente, una relación en la que el poder del grupo recayera sobre una de sus integrantes, sino
una vinculación horizontal entre ellas (6).

En el Tratado de Derecho del Trabajo de Ackerman se expresa que la norma citada regula dos supuestos diferentes
separados por la disyunción "o". Así se refiere por un lado a "empresas que estuviesen bajo la dirección, control o
administración de otras" y por el otro a empresas "de tal modo relacionadas que constituyan un conjunto económico de
carácter permanente". De esta forma Ackerman distingue dos supuestos, y pone de manifiesto que doctrinaria y
jurisprudencialmente se ha dejado de lado a los supuestos de control expresados en la norma, a su entender por el
inconveniente probatorio que genera acreditar dicho tipo de relación subordinada (7).- Matorell refiere además que las
palabras utilizadas en la norma "dirección, control o administración" de otras empresas, dan a entender que el legislador
laboral ha optado por la idea de la llamada influencia dominante, como concepto que indica subordinación a una
sociedad o empresa madre que, en cuanto tal es mucho más amplia que la idea de control accionario (8).- B)
CARÁCTER PERMANENTE La norma requiere además que esta relación sea de carácter permanente, es decir que se
prolongue por períodos importantes de tiempo las necesidades y fines empresarios para los cuales las empresas se
vinculan, con lo cual no se configurará conjunto económico cuando la interrelación sea momentánea y a los fines de un
negocio específico cuya concreción extingue la vinculación entre ambas.- Esa permanencia que impone el legislador se
contrapone con la mera provisionalidad de la vinculación de los sujetos involucrados con las denominadas "uniones
transitorias de empresas". Jurisprudencialmente se ha resuelto que las UTE no son sociedades ni sujetos de derecho, no
responden solidariamente por los actos y operaciones que realicen (arts. 377 y 381 ley 19.550), no siéndoles aplicable el
art. 31 LCT, toda vez que no son un conjunto económico de carácter permanente.- Cuando una UTE es empleadora, la
relación se da con los integrantes de ella, quienes responden frente al dependiente en los términos acordados, por lo que
no hay solidaridad entre ellos si no está convenida (art. 381 LSC), y de omitirse toda estipulación al respecto,
responderán en partes iguales (conf. Arts. 690 y 691 CCivil ) (9).- C) CONDUCTA TEMERARIA Y ACTUAR
FRAUDULENTO Hasta aquí si se dan los supuestos contenidos en la norma estaremos ante la existencia de un conjunto
económico, pero no necesariamente ante un supuesto de solidaridad, puesto que para ello será necesario además que
existe un elemento subjetivo, esto es que hayan mediado maniobras fraudulentas o conducción temeraria.
Ahora bien, ¿que se entiende por maniobra fraudulenta y por conducción temeraria? Grisolía distingue claramente
ambos conceptos (10).

Así manifiesta en su obra que Maniobras Fraudulentas son aquellas conductas o actitudes tendientes a burlar los
derechos del trabajador (por medio de empresas relacionadas o subordinadas, traspasos, artificios con la finalidad de
sustraerse de las obligaciones que impone la legislación laboral o e la seguridad social). Se trata de lograr el
incumplimiento de normas imperativas. Por ejemplo, cuando se haga aparecer a un trabajador como empleado de una
empresa en la que efectivamente no presta servicios con la finalidad de evitar la ampliación de un convenio o para
fraccionar su antigüedad.- Y la Conducción Temeraria se trata de un manejo de la empresa irresponsable, y que por
negligencia, imprudencia o dolo se le ocasione un daño al trabajador. Por ejemplo, la insolvencia del empleador por
maniobras imprudentes, o vaciamiento de una de las empresas que la integran.- La disyunción "o" utilizada para separar
"las maniobras fraudulentas" de la "conducción temeraria" permite inferir que no es necesario que se verifiquen ambos
recaudos, bastando que se acredite sólo uno de ellos para responsabilizar en forma solidaria a todos sus integrantes
(11).- Destaco que no se requiere "probar el dolo de los involucrados o un propósito fraudulento de éstos", sino que basta
para cumplir la exigencia normativa con que la conducta empresarial se traduzca en una sustracción a las normas
laborales, con intención o sin ella.- 6.- DISPOSICION NORMATIVA ANTERIOR.- Cabe destacar que el artículo 31 tiene
una redacción mucho más restrictiva que la que establecía su predecesor artículo 33 consagrado por la ley 20.744.- Así
el artículo 33 hacía referencia a "grupo industrial, comercial o de cualquier otro orden, de carácter permanente o
accidental, o para la realización de obras o trabajos determinados" Esta norma era evidentemente protectoria ya que no
exigía la permanencia del grupo, la que fue introducida por la reforma de la Ley 21.297 con el propósito de excluir de su
normativa a los denominados contratos de colaboración empresaria como son las agrupaciones de colaboración y la
unión transitoria de empresas.- Además era suficiente para que existiera solidaridad la sola acreditación de que se
trataba de empresas integrantes de los denominados grupos económicos, ya que el instrumento, en su redacción original
no exigía que el grupo económico hubiera operado con "maniobras fraudulentas o conductas temerarias". Tal requisito
fue incorporado por la Ley 21.297.- El art. 33 admitía la extensión de responsabilidad en todos los casos; hoy, puesto que
el fraude no se presume, pues va en contra de lo que es normal en la conducta y la relación de los sujetos, se exige para
la operatividad de la norma la comprobación de artimañas, manipulación o conductas excesivamente imprudente
arrostrando peligros por parte de los entes colectivos relacionados en el conjunto económico.- 7.- JURISPRUDENCIA.-
La jurisprudencia mayoritaria ha confirmado la necesidad del carácter permanente del grupo, y de la existencia de
maniobra fraudulenta y/o conducción temeraria para que se extienda la responsabilidad, negando la solidaridad cuando
dichos extremos no concurran en el caso o no se encuentren acabadamente demostrados.- En este sentido el tribunal
máximo de la provincia ha dicho que "Dicha norma (ART. 31), que es especial y de directa aplicación al caso, prevé la
extensión de responsabilidad a terceros que, aunque ajenos al vínculo laboral, pueden resultar beneficiarios de los frutos
que esa relación genere. Sin embargo, el mismo artículo sujeta esa responsabilidad solidaria a dos condiciones, sobre
las que, por los términos en que fuera planteado el reclamo, no se produjo prueba alguna: el carácter permanente del
conjunto económico y la existencia de maniobras fraudulentas o conducción temeraria." (L. 80.798, "Waisman, Ariel
Marcelo contra Selma, Jorge Omar. Despido y cobro de haberes". 26 de octubre de 2005).- En igual sentido ha
expresado que "Sin perjuicio de lo expresado que sella la suerte adversa del recurso, cabe señalar a mayor
abundamiento que el apelante tampoco demuestra la violación del art. 31 de la Ley de Contrato de Trabajo, toda vez que
a la luz de lo que dispone dicho texto legal, no basta la existencia de un conjunto económico -en la mejor hipótesis como
para seguir la línea del razonamiento del apelante- para considerar la correspondiente solidaridad de sus integrantes,
sino que resulta necesario la demostración de una conducta reprochable en la dirección de las actividades del mismo
(conf. causa L. 73.276, sent. del 6-VI-2001), es decir la demostración en juicio de maniobras fraudulentas o conducción
temeraria, situación que ni siquiera es invocada por el accionante en su escrito de inicio. (L. 82.287, "Carnevale, Roberto
Domingo contra Cobag Argentina S.A. y otra. Indemnizaciones". 04/09/2002)".- "Tiene dicho esta Corte conforme lo
dispuesto por el citado precepto que no basta la existencia de un conjunto económico para considerar la
corresponsabilidad de sus integrantes en cuanto a las obligaciones laborales y de seguridad social, sino que es
necesaria la demostración de una conducta reprochable en la dirección de las actividades del mismo" (conf. causas L.
73.276, sent. del 6-VI-2001; L. 82.287, sent. del 4-IX-2002).- Como podemos observar en los fallos citados la Suprema
Corte ha sentado la doctrina legal de que para que sea de ampliación la norma contenida en el art. 31 y por lo tanto se
extienda la responsabilidad a todos los integrantes del grupo económico es necesario que se cree en S.S. en la etapa
probatoria la convicción acerca de la verificación de dos puntos esenciales: 1) Conducción Temeraria y 2) Maniobras
Fraudulentas.- Pese a ello, y como se referirá en el apartado siguiente en relación a la Prueba, existe una tendencia
jurisprudencial actual, sobre todo desde la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, de aplicar a las cuestiones
subsumidas en el artículo 31 LCT la teoría de las cargas probatorias dinámicas.- Por otra parte, en relación a las
maniobras de vaciamiento empresario como clara muestra de conducción temeraria en un grupo económico la Cámara
Nacional del Trabajo en un fallo dictado ha dicho que: "Acreditado que la empresa controlante fue desafectando las
operaciones aéreas entre los destinos Argentina - España y viceversa, de una de sus empresas (Air Plus Argentina S.A.)
a favor de otra compañía adquirida posteriormente (Aerolíneas Argentinas S.A.), corresponde considerar que dichas
maniobras han producido un vaciamiento de la empresa nombrada en primer término. El accionar detallado denota una
conducción temeraria, rayana en el fraude, respecto a las obligaciones contraídas por Air Plus Argentina S.A. con su
personal, lo que, sumado a la existencia de un grupo económico de carácter permanente, impone aplicar al
codemandado la responsabilidad solidaria del art. 31, LCT." ("Fernández, Carlos Eliseo vs. Air Plus S.A. y otro" CNTrab.,
Sala II - 09/04/2008).- Por último, no quiero terminar este apartado sin referirme a la sentencia recaída en el CASO
PRÁCTICO N° 2 que fuera analizado en el punto EJEMPLOS PRÁCTICOS DE APLICACIÓN....de este trabajo. El
Tribunal de Trabajo N° 2 de San Nicolás consideró que era aplicable al caso la responsabilidad consagrada en el artículo
31 de la LCT en tanto se daban en el caso todos los extremos exigidos por la norma. Destaco que en caso referido el
trabajo probatorio de la parte actora había sido arduo y muy dificultoso.- Trascribo a continuación algunos párrafos del
voto del Sr. Juez Dr. Pini en su parte pertinente, en el cual se analiza la existencia en el caso de cada uno de los
presupuestos requeridos por la norma.- "La responsabilidad solidaria de los demandados de autos: ....-Con las
conclusiones del veredicto dictado en autos (basadas en la prueba testimonial y pericial de esta causa y en lo resuelto en
las cuestiones 2, 6, 7, 8 y 9 del veredicto de la causa "De Giorgio c/ Transmarsan" que se ofreciera como prueba y en la
que se discutiera esta cuestión), entiendo acreditados los presupuestos de hecho de la norma citada, toda vez que, mas
allá de la personalidad jurídica propia que exhiben las codemandadas, surge de los hechos descriptos la existencia de un
conjunto económico de carácter permanente que actuó bajo la dirección y control de Antonio Sarli y que viabiliza, por
ende, la responsabilidad solidaria de los codemandados en autos.- Como señalé allí, debe tenerse en cuenta en este
aspecto, primeramente, que la norma en cuestión no hace referencia a sociedades o personas, sino a empresas, por lo
cual cabe entender que tal expresión alude al empresario, sea persona física o jurídica, quedando alcanzado, por ello,
tanto el empresario individual como el que está organizado bajo una forma societaria (conforme Tratado de Derecho del
Trabajo dirigido por Antonio Vazquez Vialard, Ed. Astrea, T. II, p. 366 y sig), Y si bien es cierto que no toda coordinación
entre empresas constituye un conjunto económico y que esta categoría conceptual usualmente se configura mediante
"holding", consorcios u otras formas legales, también lo es que la ley -acertadamente- no establece formas determinadas
de creación, ya que la variedad de posibilidades y la imaginación de quienes quieren formarlos es tan fértil que resulta
imposible limitarlos a determinados esquemas, siendo suficiente la existencia de una organización jerárquica con
presencia de una empresa que domine el movimiento de las demás. Cuando ello ocurre, ignorar la existencia del grupo,
considerando que el único empleador que se ha comprometido con cada trabajador es la sociedad que ha sido parte en
el contrato, importa desinteresarse de la protección efectiva y real de los trabajadores, por lo que, mas allá de la máscara
formal, deben tenerse en cuenta los verdaderos titulares del poder y de la decisión (conforme Savatier, Jean, citado por
Pablo Candal, en Ley de Contrato de Trabajo comentada y concordada, coordinada por Raúl H. Ojeda, Ed. Rubinzal
Culzoni, 2ª edición, Tomo I, pag. 339 y sig).

Otra nota característica del conjunto económico -que a mi entender se desprende de los hechos relatados- es la
posesión de un capital común (formalmente separado pero realmente confundido) bajo una dirección común. Es la
noción de "unidad jurídica" o "unidad económica" desarrollada desde antiguo por la CSN ("Compañía Swift de la Plata s/
quiebra", 4-9-73, ED 51-229), frente a la cual deviene aplicable el art. 31 de la LCT (conforme Tratado de Derecho del
Trabajo, dirigido por Mario E. Ackerman, coordinado por Diego M. Tosca, Tomo II, pág. 141).- Entiendo satisfecho
asimismo el requisito de maniobras fraudulentas o conducción temeraria que incorporó a la norma en análisis la reforma
de la ley 21.297.- Es que participo del criterio que sostiene que no cabe exigir al trabajador la prueba de una intención
deliberada en tal sentido sino que basta con circunstancias objetivas que desbaratan o burlan los derechos del mismo,
como la desaparición del patrimonio de la sociedad que figura como empleadora o la disminución de su solvencia (conf.
CNAT, Sala I, 6-6-97; Tratado de Derecho del Trabajo dirigido por Vazquez Vialard, op. cit., T. II, pág. 369 y sig.). En el
caso, resulta suficiente, conforme al criterio expuesto, la "desaparición" de la firma empleadora y/o el vaciamiento de su
patrimonio con la transferencia masiva y simultánea de las unidades de transporte.- Señala asimismo la doctrina que
cuando se registran supuestos en los cuales una sociedad no se extingue por algunas de las causales legales (art. 94 de
la LS) sino que simplemente "se evapora", desaparece del lugar donde tenía el asiento de sus negocios y surge en su
lugar una nueva, ante la prueba de que la segunda es una continuación de la primera, aparece la llave para la
penetración o descorrimiento del velo societario y para responsabilizar, por ende, a la nueva sociedad (conf. Tratado
dirigido por Mario E. Ackerman, coordinado por Diego M. Tosca, citado, T. II, pág. 143 y sig).- Es el caso, en mi criterio,
atento las conclusiones de la cuestión 9 del veredicto de la causa "De Giorgio", de Transporte Multimodal S.A., quien
también resulta responsable desde esta óptica. (MAYER, VICTOR ROBERTO C/ SARLI, ANTONIO Y OTROS S/
INCIDENTE DE EXTENSION DE RESPONSABILIDAD. Expte. N° 4334. Tribunal de Trabajo N° 2. Dpto Judicial de San
Nicolás.-25/04/2012).- 8.- PRUEBA.- La aplicación de la solidaridad dispuesta en el artículo 31 de la LCT, de acuerdo a
su redacción actual requiere la acreditación y prueba de gran cantidad de extremos, cuyo conocimiento y demostración
excede en la mayoría de los casos a los alcances probatorios del actor laboral.- Sin embargo la jurisprudencia, como ya
hube señalado ha sido rígida en relación a la necesidad de comprobación de todos y cada uno de los extremos
dispuestos por la norma para que opere la solidaridad.- Ha dicho la jurisprudencia que "debe ser acreditada
fehacientemente la existencia del grupo económico, no resultando suficiente la acreditación de algunos puntos de
conexión entre las sociedades. El concepto de grupo implica que varias sociedades jurídicamente independientes actúan
bajo una dirección unificada, que determina el rumbo de sus decisiones, configurándose desde el punto de vista
económico una única empresa."("Lake Tahoe S.A. s/ Concurso preventivo (incid. de revision por Textil Iberá S.A.)" -
CNCOM - 08/05/2009).- Pero para el trabajador la demostración probatoria de cada uno de los extremos señalados por
la norma es muchas veces una prueba de difícil o imposible producción, que puede tornarse una prueba diabólica.- Es
por ello que muchas veces la doctrina ha intentado suavizar la carga probatoria del actor laboral, postulando una mayor
amplitud probatoria, la utilización de la vía inferencial y hasta la aplicación de las cagas probatorias dinámicas.- Los actos
de naturaleza defraudatoria son obrados con el objeto de permanecer ocultos, evitar que sean conocidos por los jueces o
terceros, obstruir su denuncia por las víctimas, en caso de que sean denunciados resulten de prueba imposible o
dificultosa, etc.- En tales condiciones, ante la denuncia de fraude en el planteamiento de la demanda si bien no habilita la
inversión de la carga de la prueba sin deben ameritar por parte de los jueces una suficiente amplitud probatoria para
facilitar su acreditación sin que ello implique desequilibrar el contencioso ni alterar la bilateralidad o la vigencia del
principio de congruencia procesal.- La prueba del fraude no se produce normalmente por pruebas directas sino por vía
inferencial y pruebas indirectas o acumuladas.- Por esto, denunciada la maniobra fraudulenta, debe acogerse la prueba
ofrecida con temperamento especialmente amplio y sin cortapisas rituales inadecuadas.- Al tiempo de su valoración
deberá observarse los principios de las cargas probatorias dinámicas que resultan de especial aplicación.- La doctrina de
las cargas probatorias dinámicas consiste en que debe probar los extremos fácticos implicados en la litis, quien se halla
en mejor situación para hacerlo, con prescindencia del lugar que éste ocupe en la contienda.

Esta doctrina exige que quien aparece vinculado a un negocio reputado fraudulento o simulado no puede permanecer
impasible o a la defensiva, sino que debe colaborar con el órgano judicial para despejar toda duda, contribuyendo
decisivamente a acreditar el carácter real y no simulado de la operación (12).- En este sentido de la aplicación de las
cargas probatorias dinámicas cuando se trate de un caso que pretenda subsumirse en el artículo 31 de la LCT ha
comenzado a manifestarse la jurisprudencia de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.

"Si bien al actor le corresponde acreditar los hechos constitutivos de su pretensión, también corresponde a la demandada
hacer lo propio con los hechos constitutivos de su defensa o aquellos que invalidan o extinguen los cimientos de la
argumentación de su contrario. De tal forma, y por aplicación de la teoría de las cargas probatorias dinámicas, que
coloca el onus probandi a cargo de la parte que se encuentra en mejores condiciones fácticas para acreditar un hecho
controvertido; correspondía al codemandado en forma solidaria, acreditar no sólo la falta de vinculación económica con la
firma empleadora, sino también la inexistencia de maniobras fraudulentas o conducción temeraria que impusiera la
aplicación del art. 31, LCT, y por consiguiente la extensión de responsabilidad". (Ponce, Fernando Gabriel vs. Acristal
S.A. y otros s. Despido/// Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Sala D, 24-05-2011; RC J 10059/11- Confr.
Boletín Diario 02/08/2011, Rubinzal-Culzoni).- 9.- PROYECTOS DE LEY.- En la Cámara de Diputados fueron
presentados dos proyectos de ley vinculados con el tema aquí en estudio que me interesa abordar.- 1.- Presunciones
para demostrar la existencia de un grupo económico El primero de los proyectos analizados, suscripto por Anibal Jesús
Stella y Rosa Ester Tulio, número de expediente 5319-D-2007 girado a la Comisión de Legislación General y a la de
Economía, busca el dictado de una ley que establezca un listado de las presunciones (a título enunciativo) que serán
tenidas en cuenta para demostrar la existencia de un conjunto económico.- Así el proyecto que cuenta con cinco
artículos y uno de forma expresa textualmente en su artículo 1° que "Se presumirá, salvo prueba en contrario, que existe
grupo o conjunto económico cuando distintas personas físicas o jurídicas o unidades de producción económicas estén,
con carácter permanente, bajo un poder o control único que regule o condicione la actividad de todas ellas, a través de
situaciones de hecho o de derecho, en pos de un objetivo común." Y en su artículo 4° dice que "A los fines de la
presunción del Artículo 1°, pueden ser considerados hechos reveladores de la existencia de un grupo o con- junto
económico uno o mas de los siguientes supuestos, indicados a titulo enunciativo, entre distintas personas físicas o
jurídicas o unidades de producción económicas:

1) Una unidad de sus administraciones o contabilidades coordinadas.

2) Préstamos entre si en condiciones que no sean las del mercado y no cancelados.

3) Similitud o analogía de sus giros en forma concomitante o sucesiva no justificada por causas de mercado, excepto que
la su- cesi6n se produzca cumpliendo con los requisitos de la Ley 11.867.

4) Utilización promiscua de establecimientos o de elementos sustanciales de estos sin la existencia de contratos


celebrados en condiciones de mercado.

5) Unidad de decisión o control patrimonial de hecho o de derecho, que revele la existencia de dependencia jerárquica o
subordinación económica de una o mas respecto de otra u otras.

6) Interdependencia económica, en condiciones tales que en las condiciones del mercado cada unidad no podría existir
sin la otra.

7) Potencia o prepotencia económica dominante de una o mas respecto de otra u otras, en condiciones que la/s
dominada/s le suministren bienes o servicios a la/s dominante/s por importes superiores al ochenta por ciento de su
facturación total o que la presencia en el mercado de la/s dominada/s dependa de las decisiones jurídicas o comerciales
de la/s dominante/s, o bien exteriorizada par condiciones que la/s dominante/s le imponen a la/s dominada/s respecto de
lugar de elaboración o comercialización de los productos o los servicios de manera de satisfacer los fines de la/s
dominante/s.- En los fundamentos de la norma se "propone adoptar un criterio para delimitar tal 'conjunto central',
expandiéndolo a las organizaciones controladas, controlantes y vinculadas tanto a la organización objeto de estudio,
como a sus propietarios y tipificando las situaciones y mecanismos de 'dominio' que dan al conjunto central el control
efectivo, con independencia de su manifestación jurídica, haciéndolo operativo no sólo para las sociedades anónimas,
sino para cualquier conjunto de organizaciones con fines de lucro, cualesquiera sean las figuras jurídicas empleadas para
organizarlo." Y se postula que "resulta procedente incorporar a nuestra legislación una definición que allane el camino a
los magistrados, pero que también sirva como elemento de juicio a la hora de integrar información económica con el
simple objeto del relevamiento estadístico, el análisis y la planificación." 2.- Modificación artículo 31 LCT El segundo de
los proyectos referidos, suscripto por los legisladores BISUTTI, DELIA BEATRIZ - DONDA PEREZ, VICTORIA ANALIA -
GONZALEZ, MARIA AMERICA - GORBACZ, LEONARDO ARIEL - BELOUS, NELIDA - BASTEIRO, SERGIO ARIEL -
MERCHAN, PAULA CECILIA - RAIMUNDI, CARLOS ALBERTO, bajo el N° de Expediente 4161-D-2009, y de trámite
parlamentario 104 (28/08/2009), postula la modificación de la redacción del actual artículo 31 de la LCT, el cual quedaría
redactado de la siguiente forma:

"Art. 31-Empresas subordinadas o relacionadas. Solidaridad.- Siempre que una o más empresas, aunque tuviesen cada
una de ellas personalidad jurídica propia, estuviesen bajo la dirección, control o administración de otras, o de tal modo
relacionadas que constituyan un conjunto económico de carácter permanente o accidental o para la realización de obras
o trabajos determinados, serán a los fines de las obligaciones contraídas por cada una de ellas con sus trabajadores y
con los organismos de seguridad social, solidariamente responsables.".- Los fundamentos del proyecto recaen en la
necesidad de volver a la redacción original de la norma (art. 33 Ley 20.744) toda vez que su actual redacción pone en
cabeza del trabajador la acreditación de una multiplicidad de aspectos de difícil o imposible prueba, que hace que sean
pocos los casos en los que finalmente se opera la solidaridad entre las empresas integrantes del grupo.- Se pretende
además, al quitar el carácter de permanente del grupo económico que queden incluidas en la norma las Uniones
Transitorias de empresa.- Así los legisladores expresan textualmente "Con el presente proyecto se pretende volver a la
redacción original del la ley 20.744. Esto es, solidarizar plenamente al conjunto económico, respecto a las obligaciones
de la empresa controlada en relación a los trabajadores y los organismos de Seguridad Social, no obstante su personería
jurídica propia, prevaleciendo el principio de la realidad económica, sustentado en el "Fallo Parque Davis y Cía. S.A."
C.S.J.N. del 31-7-73.

En la actual redacción existe esta solidaridad, pero para que sea operativa, recae en cabeza el trabajador acreditar que
existen maniobras fraudulentas o de conducción temeraria por parte de la empresa controlada, por lo cual resulta
siempre dificultoso a los fines de desenredar la trama fraudulenta.

Por otra parte la redacción actual excluye de la solidaridad a las Uniones de Empresas transitorias (UTE) o las uniones
accidentales de empresas que confluyen para una determinada obra.

En la especie los beneficios obtenidos por una sociedad de sus actos ilícitos en materia laboral se trasmiten
indudablemente al conjunto económico." III.- CONCLUSION A modo de cierre concluyo que la actual redacción del
artículo 31 de la LCT exige al trabajador la demostración de una cantidad de supuestos, que en la mayoría o más bien en
todos los casos resultan demasiado dificultosos de probar acabadamente, lo que lleva a que la extensión de
responsabilidad consagrada en la norma llegue a aplicarse en un número ínfimo de litigios, en claro desmedro de los
intereses del trabajador y de su derecho al cobro de su crédito.- De este modo se atenta con la finalidad primera de la
norma que surge para otorgar una protección al trabajador frente a las relaciones económicas y de control que pueden
establecer distintas empresas o grupos que actúan en la sociedad de mercado y que, por sus características, no son
fácilmente conocidas por los trabajadores de las mismas (13).

Y el conocimiento de los empresarios de la dificultad que entraña para el trabajador la demostración de los extremos que
permitan en el caso aplicar la solidaridad dispuesta por la norma, que hace que en la mayoría de los casos llegue a
aplicarse, no los persuade de la no realización de acciones en fraude de las leyes laborales.- Es entonces que considero
que tal la redacción restrictiva de la norma actual, la extensión de responsabilidad mentada en la norma debiera operar
ante la existencia de una sumatoria de indicios o presunciones que lleven a formar la idea acerca de la existencia de dos
o más empresas de algún modo relacionadas que cometan violaciones a las normas laborales.- Así al trabajador le
incumbiría simplemente aportar prueba indiciaria sobre la existencia del conjunto económico, y sobre la violación a las
normas laborales, y de ahí en más deberá operar la teoría de las cargas probatorias dinámicas y regir sobre el
empleador, que esta en mejores condiciones de probar que el trabajador, la carga de aportar prueba para en todo caso
destruir esos indicios e impedir la aplicación de la mentada solidaridad.- IV.- PROPUESTAS.- Por todo lo aquí
desarrollado, se formulan las siguientes propuestas a consideración de la Comisión, las que se consignan por separado
a los fines de facilitar la votación:

PRIMERO: Postulo la necesidad de que el artículo 31 LCT vuelva a su redacción original para asegurar la protección de
los derechos del trabajador y el cumplimiento de la finalidad tuitiva de la norma, la que se ve desvirtuada con los
extremos de difícil probanza exigidos en la redacción actual.- SEGUNDO: Mientras se mantenga la redacción actual del
art. 31 LCT deberá estarse a la acreditación por parte del actor laboral de los extremos de la norma mediante prueba
indiciaria y aplicarse la teoría de las cargas probatorias dinámicas.- Notas al pie:

1) Manual de Derecho Laboral. Grisolía, Julio A. 5ª Edición ampliada y actualizada. 2009. Abeledo Perrot. Pag. 141/144
2) (Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social- Grisolía, Julio A.- Editorial De Palma. 1999) 3)Curso de Derecho
Laboral, PLA RODRIGUEZ, Américo. Acali, Montevideo, 1978, t.1 ps. 154.- 4) Los contratos de dominación empresaria y
la solidaridad laboral. MARTORELL 5) Manual de Derecho Laboral. Grisolia, Julio A Depalma 1999. Pag. 143 6) "Ley de
Contrato de Trabajo Comentada", Fernández Madrid, J.C., Ed. Contabilidad Moderna, Bs.As., 1977, t. I, p.262.- 7)
Tratado de Derecho del Trabajo. T° II. La relación individual del Trabajo. Director: Mario E. Ackerman, Coordinador:
Diego M. Tosco. Rubinzal Culzoni Editores. 2005. Pag. 221/234.- 8) Los contratos de dominación empresaria y la
solidaridad laboral, MARTORELL pag 144-145 9) Manual de Derecho Laboral. Grisolia, Julio A Depalma 1999. Pag. 142
10) Manual de Derecho Laboral. Grisolia, Julio A Depalma 1999. Pag. 144 11) Tratado de Derecho del Trabajo. T° II. La
relación individual del Trabajo. Director: Mario E. Ackerman, Coordinador: Diego M. Tosco. Rubinzal Culzoni Editores.
2005. Pag 232-233.- 12) Taller: "Responsabilidad ilimitada y solidaria de directores y administradores. Abuso y Fraude.
La teoría de la desestimación de la personalidad jurídica" Rozenberg, Enrique Mario EMPLEADORES Y
RESPONSABLES DE OBLIGACIONES LABORALES. XXVIas. JORNADAS DE DERECHO LABORAL 13) La solidaridad
laboral y su prueba en dos supuestos: grupos económicos y desestimación de la personalidad jurídica. Autor: Schick,
Horacio. Publicado en: Doctrina Judicial, Editorial La Ley 18/02/2009, pagina 343.