Está en la página 1de 6

Antes de comenzar...

...es necesario aclarar que el tema de las funciones del lenguaje será tratado a la luz de distintos
autores para así poder abarcar la mayor cantidad de visiones sobre el tema.

De esta manera revisaremos las teorías de Jackobson y Bûhler que precisan la diversidad de las
funciones que involucra la comunicación; y desde un enfoque diferente revisaremos la teoría de
Halliday que plantea las funciones desde el comportamiento lingûistico real de los usuarios.

Las funciones del lenguaje según Kart Bûhler

Karl Bühler en su teoría ha precisado tres elementos en el proceso de la comunicación:

1° Hablante

2° Oyente

3° Asunto o cosa mentada

Estos tres elementos forman un modelo tripolar de comunicación lingüística a tres grandes
funciones del lenguaje: expresiva, apelativa y representativa.
De esta manera las funciones propias del lenguaje se manifiestan en todo acto de comunicación
predominando una sobre otra de acuerdo al elemento dominante sea éste el hablante, el oyente o
el asunto.

Si la comunicación está en relación directa con el mundo emocional del hablante estamos en
presencia de la función expresiva del lenguaje la que permite expresar sentimientos y emociones
íntimas.

Si la comunicación esta actuando sobre la persona del oyente influyendo en su comportamiento


lingüístico o no lingüístico estamos frente a la función apelativa del lenguaje.

Por último, si la comunicación trata de la conceptualización de la experiencia del hablante estamos


frente a la función representativa del lenguaje ya que lo importante aquí es la transmisión de
conceptos del hablante al oyente.

Referencia: Samaniego José, Téllez Ana; Funciones del lenguaje en “Taller de letras”, 1981

Las funciones del lenguaje según Roman Jakobson

Jakobson plantea el modelo de la teoría de la comunicación. Según este modelo el proceso de la


comunicación lingüística implica seis factores constitutivos que lo configuran o estructuran como
tal.

El emisor Corresponde al que emite el mensaje .

El receptor recibe el mensaje, es el destinatario.

El mensaje es la experiencia que se recibe y transmite con la comunicación.


Pero para que el mensaje llegue del emisor al receptor se necesita además de :

El código lingûistico que consiste en "un conjunto organizado de unidades y reglas de combinación
propias de cada lengua natural".

Y por último el canal, que permite establecer y mantener la comunicación entre emisor y receptor.

Este modelo permite establecer seis funciones esenciales del lenguaje inherentes a todo proceso
de comunicación lingüística y relacionadas directamente con los seis factores mencionadas en el
modelo anterior.

Por lo tanto las funciones del lenguaje son la emotiva, conativa, referencial, metalingüística, fática
y poética.

1.- Función emotiva: Esta función está centrada en el emisor quien pone de manifiesto emociones,
sentimientos, estados de ánimo, etc.

2.- Función conativa: Esta función esta centrada en el receptor o destinatario. El hablante
pretende que el oyente actúe en conformidad con lo solicitado a través de órdenes, ruegos,
preguntas, etc.

3.- Función referencial: Esta función se centra en el contenido o “contexto” entendiendo este
último “en sentido de referente y no de situación”. Se encuentra esta función generalmente en
textos informativos, narrativos, etc.

4.- Función metalingüística: Esta función se utiliza cuando el código sirve para referirse al código
mismo. “El metalenguaje es el lenguaje con el cual se habla de lenguaje.

5.- Función fática: Esta función se centra en el canal y trata de todos aquellos recursos que
pretenden mantener la interacción. El canal es el medio utilizado para el contacto.
6.- Función poética: Esta función se centra en el mensaje. Se pone en manifiesto cuando la
construcción lingüística elegida intenta producir un efecto especial en el destinatario: goce,
emoción, entusiasmo, etc.

Por lo tanto, el modelo planteado con anterioridad sobre los factores constitutivos de la
comunicación queda relacionado con las funciones del lenguaje de la siguiente manera:

Referencia: Bermeosolo, J; Psicología del lenguaje; Capítulo III: Funciones del lenguaje

Publicado por América Dinamarca Lecaros a las 23:43

Aporte de Dell Hymes a la doctrina de Jakobson

Hymes al momento de aplicar el modelo de Jakobson al análisis de habla real tomó conciencia de
que el factor "contexto" se presta a una doble interpretación: como contexto temático o como
contexto situacional.

Pues bien, debido a lo importante que tiene el contexto situacional en un proceso de


comunicación Hymes propuso incluir este último como un séptimo factor de la comunicación,
quedando el factor referencial restringido solamente al tema.
De esta manera al modelo de Jakobson se incorpora un séptimo factor: la situación o
circunstancia, determinándose en consecuencia, una séptima función del lenguaje: la función
situacional.

Por último, con el objeto de operacionalizar el modelo, Hymes sugiere un sistema de preguntas
correspondientes a los factores y funciones del lenguaje que se representa en el siguiente
esquema:

Referencia: Samaniego José, Téllez Ana; Funciones del lenguaje en “Taller de letras”, 1981

Uso y funciones del lenguaje según M. A. K. Halliday

“Halliday no concibe el lenguaje independientemente de su uso, de la cultura a la que sirve y de la


cual es producto, como tampoco concibe las funciones del lenguaje únicamente en relación con
los participantes considerados en abstracto, sino en relación con los usos mismos, con los
comportamientos sociales de esos participantes.”[1]

A partir de esto es posible distinguir que su teoría parte del habla social, de la realización real y
concreta del lenguaje.
Por esta razón Halliday distingue entre macrofunciones del lenguaje y microfunciones del
lenguaje. Las macrofunciones hacen referencia a aquellas funciones universales, verdaderas,
constantes y subyacentes a toda forma de lenguaje, cualquiera sea el ámbito cultural. Las
microfunciones del lenguaje se refieren a las que corresponden al uso concreto y real del habla,
éstas se presentan en número infinito, diversificándose según las culturas y situaciones concretas.

[1] Samaniego José, Téllez Ana; Funciones del lenguaje en “Taller de letras”, 1981

Publicado por América Dinamarca Lecaros a las 23:41