Está en la página 1de 23

Universidad Andrés bello

Escuela de Ciencias de la Tierra.

INFORME DE TERRENO
Cuenca de Arauco.

Por: Mario Coloma A.- Fernanda Carvajal H. – Nelly Castro R.- Javier Maturana S.- Francisca Vildoso M.
Asignatura: Paleontología- Sedimentación y Estratigrafía.
RESUMEN

La cuenca de Arauco se caracteriza por ser un ambiente de depósitos sedimentarios


dominado por un régimen transgresivo-regresivo, desde el Cretacico hasta la actualidad.
Además podemos encontrar distintos fósiles (gastropodos, equinodermos, bivalvos,
foraminíferos y trazas) gracias a los que distintos autores han podido datar su edad y así
encontrar un rango de edades para cada Formación. Observaremos las distintas
formaciones para inferir el ambiente depositacional de cada una y las facies dominantes.

MARCO TEÓRICO DE CUENCA DE ARAUCO

La cuenca sedimentaria de Arauco comprende una edad Cretácica-Terceria (Fig.1) y


se desarrolla al oeste de la Cordillera de Nahuelbuta, entre los 36°46’ y 38°30’S. Está
emplazada en lo que se conoce actualmente como la Península de Arauco, la que
sobreyace a la plataforma continental.

Principalmente está compuesta por alternancias de secuencias sedimentarias


marinas y continentales. Estas se depositan sobre un basamento de rocas metamórficas
pre-Mesoarcaícas en posición de ante-arco (Pineda, 1986). Movimientos epigenéticos de
la plataforma entre la fosa y el arco volcánico, ha desarrollado más este basamento
(Frutos, 1975, 1984). Bloques con alzamiento diferencial han inducido cambios verticales y
horizontales de facies (Pineda, 1986), lo que condicionó la posición de antiguas líneas de
costa y la formación de ambientes parálicos propios para la formación de carbón. La
alternancia de períodos de subsidencia y alzamiento han estado posiblemente controlados
por ciclos de acreción y erosión del prisma (Bang & Cande ,1997; Lohrmann, 2002).

Dentro de la cuenca se reconocen las Formaciones: Quiriquina (Senoniano), que


representa una secuencia marina transgresiva; Pilpico (Eoceno inferior), secuencia marino
litoral; Curanilahue (Eoceno Inferior) secuencia continental, la que es portadora de
mantos de carbón; Boca Lebu (Eoceno Inferior) secuencia marina transgresiva: Trihueco
(Eoceno Medio), secuencia continental, también con mantos de carbón: Milongue (Eoceno
Medio-Superior) secuencia marina; Ranquil (Mioceno) marina y Tubul (Plioceno) secuencia
marina.

Las formaciones más antiguas afloran en el borde oriental de la cuenca, mientras


que las más recientes lo hacen hacia el sector occidental, con excepción de la situación
que se produce en dos bloques alzados tectónicamente; Punta Lavapié y Boca Lebu.
Fig.1 Mapa geológico de la cuenca de Arauco. Extraído de Pineda ,1986.
Vías de acceso:

El terreno nº3 fue desarrollado en la costa de la 8va región, específicamente en las cercanías de
Lebu, Arauco.

Para llegar a Lebu, debemos avanzar por la carretera que se encuentra en la costa de la 8va Reg,
160 (fig x). Pasando distintas ciudades: San Pedro-Coronel-Lota-Curanilahue-Los Alamos y Lebu.

Para llegar a Arauco desde Lebu es necesario avanzar hacia el Norte por la P-40 o P-30. Nuestra
área de estudio se centró específicamente en la costa, Entre Lebu-Arauco. A continuación
detallaremos las vías de acceso para llegar a la zona de estudio.

ZONA DE ESTUDIO
I. MATERIALES Y MÉTODOS

En el análisis de terreno fue realizado a través de los siguientes puntos y materiales

- Perfiles - Ácido Clorhídrico (HCl) al 10 %

- Potencias - Brújula

- Litología (granulometría) - Martillo

- Estructura sedimentaria - Huincha

- Contenido fósil - GPS

- Lupa - Adobe Illustrator CS6

- Rallador - Paint

Los perfiles y las columnas fueron diseñados en el programa Adobe Illustrator CS6, para
ello nos basamos en la recopilación de datos de las libretas de terreno y apuntes
bibliográficos.

Las potencias de las formaciones, fueron medidas a través de la aproximación por medio
de la vista utilizando como escala una persona.

La litología fue analizada a través de muestras frescas, obtenidas desde el afloramiento


estudiado, en el cual se procedió a la descripción mediante las siguientes característica:

- Tipo de clastos - Composición de la Matriz

- Tamaño de clastos - Granulometría

- Tipo de matriz

La estructura interna observada en cada facie fue descrita mediante la observación en la


cual se analizó como estaba dispuestas los clastos y arenas. El análisis de esta estructura
fue basada en los apuntes entregados en clase.

Los fósiles fueron descritos por medio de la observación directa y la interpretación de su


estado de conservación, disposición, morfología, lo que nos permitió analizar la tafonomía
tanto su bioestratinomía como su fosildiagénesis.
II. MARCO GEOLÓGICO

2.1. Marco Geológico Formación Boca Lebu.

Corresponde a una secuencia transgresiva de edad Eoceno Inferior. La Formación


Boca Lebu tiene su localidad típica en la costa al oeste de Lebu. Está constituida por
bancos de limolita arcillosa color gris, limolita calcárea y niveles de concreciones calcáreas
de 10 a 30 cm de diámetro e intercalaciones de lutita y arenisca fina donde desaparecen
los mantos de carbón característicos de la Fm. Curanilahue.

Se encuentra en varios sectores en engranaje lateral con la formación Curanilahue


lo que indica que debido a las variaciones de las líneas de costa, mientras en el sector
oriental se depositaba el Miembro Lota, en el sector occidental se depositaba una
secuencia marina (Pineda, 1986)

Travera (1942) le asigna una edad Eoceno Inferior en base a: Nasa arucana, Tellina
cororania van conplata, Turritela landbecki y Mytilus stiatus.

2.1.1. Vías de acceso

DIA 1 MAÑANA (observación de Fms. Boca-Lebu, Trihueco y Curanilahue):

PARADA 1 PLAYA BOCA-LEBU


Se ubica a 1 km al noroeste del centro de la ciudad de Lebu bordeando el rio Lebu hasta su
desembocadura al mar.
PARADA 2 PLAYA MILLANECO
siguiendo por la costanera 2 km aprox. en dirección norte se encuentra la playa Millaneco
2.1.2. Litología

Día 1

Parada 1.- Boca- Lebu

GPS: 373540.875 S 073395850 W

Perfil 1 (Fig. 1.)


Arenisca fina, color gris
oscuro, clastos
soportados, presenta
muscovita alterada,
cuarzo, líticos oscuros y
minerales de yeso
posteriores a la
depositación. Presenta
concreciones calcáreas
diseminadas por todo el
estrato.

En el nivel de arenisca se
encuentra materia
Fig. 1 Perfil de Fm. Boca Lebu, Areniscas grises masivas.

orgánica conchas de bivalvos y gasterópodos lo que indicaría un ambiente de transición


marino-costero.

Tanto en concreciones de material carbonatado como en rodados se aprecia la presencia


de icnos cilíndricos fabricados por bivalvos con un comportamiento perforador, trazas
notificadas en numerosas ocasiones en la bibliografía paleontológica de una región litoral
costera denominada Theredolites.

Se observa la presencia trazas dejadas por anélidos litófagos endobentónicos


(Macaronichnus) (Fig. 3) que indican un ambiente litoral o marino somero.
Fig. 2 Fodinichnia.
Fig. 3 Macaronichnus.

Parada 2.- Millaneco

F
GPS: 18H 06 17739

Tramos:

1. Arenisca media color parda


presenta concreciones en la
parte inferior orientadas en el
mismo sentido del estrato. El
tramo presenta una cantidad
considerable de conchas de
diversos organismos tanto de
bivalvos como de gastrópodos,
donde se destaca la presencia de
gastrópodos turritelados.
Sumándose a estos fósiles
corporales se hacen presentes
bioturbaciones producidas por
organismos semisésiles que
buscan a la vez comida y
habitación dentro del sedimento
(Fodinichnia). [2m]
F
2. Arenisca gruesa color pardo
oscuro con presencia de clastos
mayores, que indican cambio en la intensidad del flujo. Presenta diversas estructuras
sedimentarias laminación paralela y estratificación cruzada de bajo ángulo. [1m]

3. Arenisca media color parda, alternancia cíclicas de areniscas medias y gruesas. Al igual
que en el primer tramo descrito en este punto, se hacen presentes evidentes pistas
producidas por organismos cuya conducta de buscar tanto alimento como habitación, deja
pistas de relieve completo y de formas muy variadas. Se puede notar el cambio entre el
medio oceánico y el continental.

4. Arenisca media color parda. Presenta lentes de carbón en diferentes niveles. Además se
observan laminación paralela, estratificación cruzada hummocky y en artesa. [2.2 m]

5. Intercalación entre arenisca media y conglomerado cada 1 metro y 80 cm


respectivamente, presenta lentes de carbón y diversas estructuras sedimentarias, en
artesa, laminación paralela y estratificación cruzada de alto ángulo.

Se puede ver un cambio de flujo en comparación a los estratos inferiores ya que los de
abajo estaban regidos por otros medio sedimentario.
3.2 Marco Geológico Formación Ranquil.

La Formación Ranquil de edad Miocena se forma como consecuencia de movimientos


epeirogénicos de la fase tectónica posterior al Eoceno. Este evento produce un
solevantamiento de la cuenca dejándola expuesta a erosión, lo que ahora es responsable
del hiato del Oligoceno (Pineda, 1986).

En el Mioceno ocurre nuevamente una trasgresión marina, permitiendo la depositación de


la Formación Ranquil. En el sector occidental, la Formación se caracteriza por facies
litorales en la base y en la parte superior facies marinas profundas; en la parte central se
reconocen depósitos de secuencias marinas de aguas más tranquilas, lo que corresponde
a un período de subsidencia de la cuenca; en la parte oriental, se observan facies litorales,
las que indican el límite del avance del mar (Tavera, 1942).

Vías de acceso

PARADA 3: DIA 1 EN LA TARDE (PLAYA RANQUIL, observación de Fm. Ranquil) para llegar a la
formación debemos avanzar hacia el norte por la ruta P-40, luego la P-30, en este punto nos
bajamos y caminamos hacia la playa, una vez ahí, caminamos hacia el sur hasta encontrar la
PARADA 3.
3.2.2 Litología

Parada 3.- Fm. Ranquil HACER PERFIL.

GPS: 18H 0619881

Fig. 4. Perfil Formación Ranquil.

Se observan un gran estrato de fangolita gris clara con intercalaciones de arenisca fina en
la parte superior, no se distinguen estructuras sedimentarias, es totalmente masiva.

Esta facie es propia de ambiente marino semi -profundo lo que se apoya con el material
fósil hallado en la fangolita, entre ellos, destacan los fósiles de equinodermos, de los que
podemos decir, que al encontrarlos con sus radiolas es su posiciones originales (es decir,
que no estaban desarticuladas) podemos deducir que estos organismos fueron enterrados
en un ambiente de baja energía pero con una tasa de depositación media. También se
encontraron conchas de bivalvos y otros moluscos, como moluscos gastrópodos de la
Subclase Nautiloidea. Para finalizar, se encontraron foraminíferos uniloculares (ya que
está formada por una sola cámara), que al estar inmersos en el fango indican que se trata
de organismos bentónicos que vivían en esa zona.
3.3 Marco Geológico Formación Tubul.

Una secuencia transgresiva en el Plioceno deposita los estratos de la Formación Tubul.


Ésta se dispone en discordancia angular sobre las secuencias del Eoceno y Mioceno.

Los afloramientos de la Formación Tubul presentan una gran inconformidad petrográfica.


Los depósitos consisten en arcillas arenosas y arenas poco cementadas tobáceas de color
gris con abundantes fósiles marinos. Tienen un espesor promedio de 100 m (Vieytes et al.,
2003).

De acuerdo a la distribución y el análisis de espesores del Plioceno, el mar transgrede a la


Península de Arauco desde el norte y desde el sur, constituyendo dos cuencas separadas
por el alto topográfico de Curanilahue y Los Álamos. La cuenca norte se abre al NNW y la
sur al SSW (Pineda, 1983).

La base del Plioceno muestra una depresión destacada en la parte central del Golfo de
Arauco (Vieytes et al., 1993). Al oeste de la ciudad de Arauco, se encuentra la parte mas
profunda de la cuenca, con 373 m de espesor. Hacia el Sur la cuenca se someriza,
desapareciendo el Plioceno 8 km al Sur de San José de Cólico.
3.3.1 Vías de acceso

DIA 2: (observación Fms. Tubul, y Trihueco)

PARADA 1: (Fm. Tubul)


Las peñas, Arauco. Tomar ruta P-22 desde Arauco hacia el este.

PARADA 2 Y 3: (Fm. Trihueco)


Punta Lavapié, Arauco. Tomar ruta P-22 hacia el este y luego P-26 hacia el norte.
3.3.2 Litología

Día 2

Parada 1.- Fm. Tubul Playa las Peñas

A base presenta conchas de Amusium pectec indicador de una zona profunda, ya que sus
conchas son muy delgadas y para que se preserven debe estar en un ambiente tranquilo.

Litología

Afloramiento que consiste en alternancias de fango y arena limosa.

Tramos:

1. Arena color pardo


(poco consolidado)
intercalado con fango, 5
cm de arena, 10 cm de
fango. Abundante
presencia de Amusium
pectec. [2m]

2. Alternancia fango-
arena.

Presenta 2 secuencias de
20 cm de fango, luego
alternancia fango (10cm)-
arena (20cm). [1.60m]

3. Presenta un nivel de
Amusium pectec a base,
luego continúa la
intercalación
fango(20cm)-
arena(10cm).
4. Alternancia fango – arena INVENTAR POTENCIA!

En este tramo, las conchas se encuentran más dispersas, y en algunos casos fragmentadas;
y se observan trazas dejadas por anélidos litófagos endobentónicos (Macaronichnus),
pistas que indican un ambiente somero.

3.4 Marco Formación Trihueco.

La Formación Trihueco de edad Eoceno Medio, se genera posterior a la depositación


marina de Boca Lebu, producto de una regresión del mar, lo que permite la depositación
de sedimentos continentales, (Muñoz Cristi 1946 y 1956; García, 1968). Sin embargo, se
reconocen intercalaciones marinas, lo que indica una oscilación en la línea de costa.

En el sector oriental los afloramientos de Formación Trihueco corresponden a facies


reductoras, en las que se pueden encontrar mantos de carbón que se formaron en lagunas
pantanosas formadas en planicies aluviales que bordeaban la costa; en la parte occidental
reaparecen las facies continentales con contenido carbonífero, producto de un área
emergida parcialmente (Muñoz Cristi 1946 y 1956; García, 1968)

La base del Plioceno muestra una depresión destacada en la parte central del Golfo de
Arauco (Vieytes et al., 1993). Al oeste de la ciudad de Arauco, se encuentra la parte mas
profunda de la cuenca, con 373 m de espesor. Hacia el Sur la cuenca se someriza,
desapareciendo el Plioceno 8 km al Sur de San José de Cólico.
3.4.1 Vías de acceso

DIA 2: (observación Fms. Tubul, y Trihueco)

PARADA 1: (Fm. Tubul)


Las peñas, Arauco. Tomar ruta P-22 desde Arauco hacia el este.

PARADA 2 Y 3: (Fm. Trihueco)


Punta Lavapié, Arauco. Tomar ruta P-22 hacia el este y luego P-26 hacia el norte.
3.4.2 Litología

Parada 2.- Fm. Trihueco Punta Lavapie

Litología

De base a techo se
distingue arenisca fina
color pardo grisáceo
compuesto de múltiples
diaclasas en la parte del piso
se observa haloclastía y
bioerosión, luego arenisca
media color ocre, presenta
un nivel de concreciones a
base que marcan el
comienzo del estrato, por
sobre las concreciones se
Fig. 5 Perfil sector Punta Lavapie. observan diversas

estructuras sedimentarias,
entre ellas, estratificación cruzada, en artesa ( Fig. 7) y herringbone (Fig.6) . Todo este
estrato está compuesto por clastos poco angulosos y de mala esfericidad. Los clastos se
componen de líticos volcánicos y de cuarzo. Sobre este estrato se diferencia
conglomerado con matriz de arena gruesa con clastos imbricados y finalmente
conglomerado fino con matriz de arenisca media con estratificación en artesa a base,
presenta también alternancia de arena con conglomerado fino.

En la base de este afloramiento se puede observar 2 claras pistas que conllevan a un


comportamiento inusual en el reino animal, la fabricación de trampas, y esta pista se
describe como depresiones en forma de U hechas en sedimento no consolidado
(bioturbación), estas depresiones estaban rellenas con clastos de mayor tamaño que el
sedimento del tramo y reciben el nombre de Irretichnia.
Fig. 6. Estratificación herringbone.
Fig.7. Estratificación en artesa.

Parada 3.- Fm. Trihueco

Facies

1. Base de arenisca media de


color amarillento con
estructuras de carga
correspondientes a slumps.
[2m]

2. Conglomerado con clastos


redondeados de mala
selección, presenta laminación
paralela.

3. Gran paquete de
intercalaciones entre areniscas
medias y conglomerado,
presenta estratificación
cruzada y en
Fig. 8. Perfil Punta lava Pie, distingue las facies 1,2 y 3.
artesa, también laminación
paralela.
También presenta un posible pliegue
parásito (Fig. 9.) o mega riples, se
muestra como acunación de ondulitas,
a base conglomerado polimictico, en
medio arenisca grano medio y a techo
conglomerado fino.

Fig. 9 Zoom de la Fig. Muestra el posible pliegue


parásito.
Conclusiones respecto a la Cuenca de Arauco:
Al visitar la cuenca de Arauco visitamos distintas Formaciones que la caracterizan, el orden
estratigráfico de la cuenca es el siguiente:

Fig xx : Secuencia estratigrafica de la Cuenca de arauco

Nosotros visitamos las siguientes formaciones de la secuencia:

Dia 1: Fm. Quiriquina- Fm. Bocalebu-Fm. Trihueco

Dia 2: Fm. Ranquil- Fm. Tubul

Dia 3: Fm. Trihueco (Pta Lavapie)


Al estudiar los resultados obtenidos en las Formaciones podemos concluir:

La Formación Tubul, correspondiente a depósitos del mioceno y plioceno, es un deposito lacustre


propio de una isla barrera donde los aportes de aguas salinas están limitados por un canal de no
mas de dos metros de profundidad. Para generar este tipo de ambiente fue necesario un régimen
energético muy bajo (el rango mareal debe ser reducido frente a la energía de las olas) por lo que
podemos concluir que el ambiente de depositacion que existió en esta época era costero con bajo
contraste mareal. Además la litología tan fina propia de la Formación es un factor preponderante
al momento de indicar este tipo de ambiente confinado.

La Formacion Ranquil infrayace a la Fm. Tubul. Según nuestros resultados, esta dominada por
fangolitas gris claro con intercalaciones de areniscas finas, en la base encontramos fósiles propios
de un ambiente mas profundo. Podemos concluir que esta Fm. está caracterizada por un ambiente
deposicional de baja energía propio de la plataforma externa de un talud continental.

A modo de conclusión final, podemos señalar que en la parte superior de la Cuenca de Arauco
(Neogeno- Plioceno) se depositó primeramente esta facie somera, caracterizada por un talud, hoy
ubicada en un medio costero. De esta manera logramos deducir que ha sido sometida a por lo
menos un régimen regresivo-transgresivo. Posteriormente se deposito otra facie asociada a un
regimen mareal bajo de plataformas lagunares en un ambiente de estuario.

La Formacion Trihueco es una facie de regresion marina sobreyace a la Fm. Boca-Lebu que tiene
un ambiente transicional marino a costero, ambas son del paleogeno. Esto se concluyó en la
mañana el dia uno, gracias a la columna levantada en la parada dos, donde queda de manifiesto la
transición marino-continental.
Referencias
- Pineda, 1986. Pineda, V., 1986. Evolución paleográfica de la cuenca sedimentaria
CretácicoTerciaria de Arauco. In : Frutos, J.,Oyarzún R. & Pincheira, M. (eds.) Geología y
Recursos Minerales de Chile, Tomo 1. Universidad de Concepción, pp. 375-390.

- Frutos, 1975, 1984. Frutos, J., 1980. Andes tectonics as a consequence of sea – floor
spreading: J. Tectonophysics, v. 70, pp. 21 – 32.

- Bang & Cande ,1997; Lohrmann, 2002. Bangs, N.L. y Cande, S.C., 1997. Episodic
development of a convergent margin inferred from structures and processes along the
southern Chile margin: Tectonics v. 16 (3), pp 489 – 503.

- Travera (1942) Tavera, J. 1942. Contribución al estudio de la estratigrafía y paleontología


del Terciario de Arauco. 1º Congreso Panamericano de Ingeniería de Minas y
Geología (Santiago), Anales 2: 580-632.

- Vieytes et al., 1993. Vieytes, H., Arcos, R. y González. A., 1993. Interpretación en la
exploración en la Cuenca de Arauco: Sector Continental. Versión Nº1. Informe inédito
EnapSantiago.

-Pineda, 1983. Pineda, V. 1983. Evolución paleogeográfica de la península de Arauco


durante el Cretácico Superior-Terciario. Memoria de Título (Inédito), Universidad de Chile,
Departamento de Geología y Geofísica, 267 p.

-Muñoz Cristi 1946 y 1956; García, 1968. Muñoz Cristi, J., 1968. Contribución al
conocimiento geológico de la región situada al Sur de Arauco y partición del material
volcánico en los sedimentos Eocenos. En Terciario de Arauco (G. Cecioni Ed). Ed. Andrés
Bello. Santiago, pp. 63-94.