Está en la página 1de 66

mi:: m

POR

>b. 104 MÉTODO TEÓRICO PRACTICO dividido en 2 partes. 5 0 P**'

1? parle . á¿l „

25 id . . SbeO „
¡b. 102 • 30 E S T U D I O S faCiles y progresivo!; ¿e mecanismo y estilo . . . 25

13 parte . 1 5 „

2S i<l . . 1 5 „
b. 1 0 0 - 25 ESTUDIOS de, me/canisma y estilo 20 y,

d>, 103 . 20 ESTUDIOS de velocidad mecanismo y estilo . . 18

ib.101 . 12 GRANDES ESTUDIOS de mecanismo y estilo. . . 50 „

1? parte . 1 5 „

25 id. .15 T

Depositado.
BARCELONA

F. BERNAREGGI EDITOR
Ancha 35 y R.imlla 31. m>
\
DE LOS PEDALES.

El ejecutante ha de estar siempre dispuesto a sujetar y á soltar ambos pedales. Para ello ha de apoyarlos talones en el
suelo y rozar con las puntas de los pies el borde de las palancas denominadas técnicamente Pedales.
El estudiante, al principio de su carrera, no usara' de los pedales mas que cuando los vea indicados en la composición
que ejecute. A medida que vaya adelantando, si pose'e una verdadera intuición musical, ira comprendiendo y presintiendo
el empleo de este mecanismo, que los autores no indican í cada momento por las innumerables «notaciones o" abreviaturas
que acabarían por hacer difícil y complicada la escritura musical.
Pocos son los artistas, que por reputados qué se presenten á los ojos del publico estén exentos de critica en el empleo
del expresado mecanismo
El pedal fuerte, que se indica con la abreviatura Ped: se usa algunas veces aplicado á una sola nota, con el objeto de
prolongar su sonoridad, despertando al propio tiempo la de sus notas simpáticas que son las de su mismo nombre
pertenecientes todas a' distintas octavas.
Desechen los noveles pianistas la idea que tienen concebida de que el pedal fuerte ha de utilizarse siempre que se
trate de tocar con mas fuerza; ya que el oficio del pedal no es otro, que el de dar mayor duración á los sonidos ate-
nuando en parte la sequedad del timbre tan peculiar, desdichadamente, í la construcción del intrumcnlo.
El pedal fuerte Ped: conviene siempre que las notas ,melódicas 6 sucesivas pertenezcan á un solo acorde; esto
es: cuando todas se presenten integrantes del mismo; por ejemplo- en los acordes arpeados. Nos abstendremos
de él en todos los pasages que formen escalas diatónicas y cromaticas.
También se empleara' con éxito en aquellos acordes cuya extensión no este' al aleanze de la mano y que por lo
tanto esta no pueda sostener en todo su valor; en este caso el pie' abriendo el pedal da resonancia ár las notas
que la nu«K» ha debido de abandonar y la armonia no pierde en nada del valor que el autor la ha señalado.

También hace buen efecto al abrirlo después del ataque de una nota n de un acorde para darle mas brillantez, au-
mentando el número de sus vibraciones.
Puede usarse en una modulación, imprimiendo í las dos tonalidades distintas una oposición muy determinada.
Para terminar diremos: que el empleo del gran pedal Ped: se modifica según la forma, calidad y bondad del
piano en que se toca, pues cuanta menos sonoridad p o s e e d instrumento, tanto mas se emplea con e'xilo-.el ta-
lento del ejecutante y ademas la practica que en el arte tenga adquirida, le harán apreciar justamente estas diferencias'.
Tocante al pedal denominado Celeste y también Una corda, hay muy poco que decir. Se emplea de concierto con
el otro y los efectos que de él pueden sacarse son tan varios que únicamente con una larga esperiencia pueden ad-
quirirse y expresar con tino, seguridad y arte.

P. 4. T.
ESTUDIO PARA LA IZQUIERDA.
En este estudio vera el discípulo la utilidad que habrá sacado del cuidado que habrá' puesto en los trabajos para la
izquierda en la 1! parte de nuestro Curso. La marcha uniforme del bajo exsige mucha igualdad en la pulsación y para
ello ligara'de modo que todas las notas posean el mismo grado de intensidad en el sonido. Conservar el pulgar debajo
del ¿dice, con el objeto de que pase con facilidad ligando el bajo lo mas posible i

M: 88 = J Andante mosso.
3 i 4 2

f' f f m K

N? 1. 5 1 3
i. r m £13 5 IT

Ü 3 E * — i - ¡v
•<S>-
• ¿EfiX
4

A 4 2
2 5, v

-í- y* i EEb^=5=Í-:

T"^—P — ^ ? fj * —
^ ...^
- 3

0 M 1 .— 1

4 :— s 3 4 4 6
S
i J
è • f-
frr i *-=—f- — J v f > - f *fipr g f «
s

- J —
#

p 1
'pj

6
í.í >.|7T]
5

' f :
4d. «tí. •Jr 1
ti'. ¿ j
¿ j
• 1

1 3

S i
* fe.

5 e = í t ó +-Í -a- E

1 3 '¿Leu. V;: s i

Efe
JTT5 j T p -

P. 4 T. r
ESTUDIO PARA LA DERECHA.
Este estudio de un-gracioso efecto, debe locarse con suma igualdad por los cinco dedos de la derecha manteniéndolos
apretados entre s i . Las notitas de'adorno ejecútense con mucha suavidad y soltura.

P. 4 T.
ESTUDIO PARA LAS DOS M ANOS.

El ritmo de este estudio ha de distinguirse con'vigor bien que sin sequedad; conviene un rigor metronomico
en la medida délos tiempos. El fácil y sencillo canto de la parte superior, lo hemos adoptado asi á fin de no au­
mentar las dificultades al estudiante. Tenga este, cuidado en sostener apoyadas en todo su valorías notas graves
de la mano izquierda y evite todo movimiento que pueda enervarle esta mano, en las diversas posiciones á que
la obligará la marcha del acompañamiento.

Y Allegrelto scherzoso
0 l f 2 r 5

Á^-é—f—u— C Z
J-r
1—
f r r f\.
—ÜL-
f l ff \ 0

0—1
№ 3,
9- 0.
—i f t

P. 4 T.
P. 4 T.
7
ESTUDIO PARA LAS DOS M ANOS.
Cuando una batería guarda un canto al propio tiempo, la misma canta y.acompaña a' la vez. S olamente la inde­
pendencia de los dedos, puede hacer alcanzar la nota deseada; esto es: el hacer oir á un tiempo la parle cantante,
o' melódica y la que forma los acordes arpegiados. Para ello el dedo encargado de la nota cantante debe sostenerse
en «Ha en todo su y.alor, haciéndola vibrar, á fin de que posea mas intensidad que los sonidos acompañantes de
la misma mano.
En esta batería el pulgar servirá de punto de apoyo, aumentando asi la fuerza de los dedos 5'.' S iganse to­
das las notas entré s í con suma igualdad y cuidado.

Anda«te^moderatc
* é• 5| 2.2 4-¡ 4
"2 1
1 * v — i
— ~ f — 1
:

1 i i 1 i—•
- w T- -f- i
k¿ : -w~ 9

N? 4.
•J p Htí 1H -i
Con semy licita* «-:
¡• i• ^ •
J f
-i
—1

I-
PfTn r —f n
r 1 ' t
til -ttf---
ítí tí ¿ y -—•

-— —< i- « •
-te
5
H9-*
L
m s

J. ' 5| S

—f-¡-
fL —r _ _.,
tfTfW f 1

tí 4 H tí¿-- ±№
w
J
J
2
J / — r -5,
3¡£X
»• •
. • i»
- 1 —
J-= IfJ^—' " H ^
¿.
tJ-í '
f—=
8 ESTUDIO PARA LA MUÑECA DE LA MANO DERECHA.
IMIH ejecutarse con muela delicadeza en el destacada, S/acento. los dedos se mantendrán ligeramente apartados
al efecto «le dar agilidad al movimiento de la muñeca; pero en las notas ligadas deben los dedos reunirse ó* aproximarse
por dar mas suavidad a' los sonidos. Como que este trozo participa de ambos géneros, esto es-, destacado y ligado, roga-
mos al discípulo que fije en él toda su atención.
con gracia
6 °
M: 120

i f f r T rrrrM' i ff r
í*
i •f- —• -f- 4- 5 4 2 3
t
- P u l Cr — f
E # FR1
>p

«un 4
J fp pp fP >

&£>.
•o.
«•• 4 | •$¿
- mj¿ 1 rfi*--
1 ^—|
-— —p.- 1

P. 4 T.
ESTUDIO PARA LA IZQUIERDA. 9
E s difícil la uniformidad de ejecución que exige un bajo continuo compuesto de valores,.iguales; y esto en razón de
que la-parte superior mas próxima.qué sé confia í la misma mano difiere mas o menos en los valores de aquel.
E l estudio que vamos a presentar, bien que ho ofrezca dificultades en este ge'n«ro preparará á allanar las mayores,,
que podrían un dia presentársenos.
El pulgar y el meñique de la izquierda son puntos de apoyo que no permitirán á los demás dedos que-miren al aire
- ni que se muevan con desigualdad e incertidiimbre.

Allegro.
M: 432 = é
•* r l — J
w
V p 4
—© —
-9 19
—^—
2
N? 6. 2 ~~~~ 2

t#f rffft —í^|-—m0f

J | j>é -—J' i
2!
J | 5—
-J i
a

f*pfí
-JJB-
r
7* ffif —t~H—-ff-—
Uffff f -XLj LiTr'

Ní=¿— j ^1 -p
2
—*

3
S P^ 1

P. 4 T.
10
ESTUDIO PARA LA DERECHA

El escolar que habrá estudiado con lentitud y paciencia -los ejercicios preliminares vera con gusto la facilidad
con que hará' el primero de los presentes estudios el cual lleva urt mattmient*» vivo;, no por esto deje de pasap
mucho tiempo trabajándolo en un movimiento moderado aumentándolo gradualmente en rapidez hasta que llegue á
darle la celeridad que dichí> estadio requiere Cuide al propio tiempo reunir o aproximar los dedos; alargarlos.,
y apartarlos unos de otros lo menos posible; sin descuidar el pase del pulgar por debajo, de los demás dedos por ira
movimiento cuasi insensible á la vista y al resto de la- mano.

Allegro aggitato
M: 152

N? 7.,

2 » ^

i lÌJLD|.
zac
s s
2 4

i-
4#A
i
2tT

to to ^ to

P.4 T.
л.л
1/ f r f гТгТ Г f г i» , — "'J J r
#
i* » ìu-*-
аa Л im а

LLT Ц / 1 t

Л
L r ^ - f - f . J r "
:
1 « îf
да. &
"5» 1
iff - I 1
'С :
Où. Ф Í
P. 4 T.
12
ESTUDIO PARA LA DERECHA.
Sosténgase el dedo apovado en cada primera nota de tresillo a fin que sus vibraciones formen acorde.al unirse con los
dos sonidos restantes. Hágase oir 'claramente la parte melódica sin que por esto se aparte de la formula legato.
li
(All'Antica) ESTUDIO PARA AMBAS MANOS

(A la Antigua) La música de los antiguos conposiiòres es quizás la que exige mas cuidado y perfeceion en ege-
cutarla;ya que sitiado de un carácter muy sinple son mas fáciles de notar los defectos de mecanismo y la falta de
pureza de estilo. Para tocar perfectamente el siguiente estudio es preciso que el pulgar de ambas manos se manten-
ga siempre al abrigo del indice a fin de que en los pases no se note rompimiento en los sucesiones de sonidos
ra'pidos.

M: 1S2= J Moderato

N? 9.

s
feB' \ t, 1 !i * r á -w-

i . - rj» •
1
/
i'Uf. ¡3. •
2 ^ A 2

f 1 jTa
-f-^i —•*—-z —m-f-Hrm—
1 f m
— i
1 J
- i . 1
• • i *
•f fr [ r

P.4 T. to' *
15
4 S
2
_d_ 4 б

# 4 s
4

to. Фа to
i-

to.
m
to.

3
d

t 4 3
7
Í
—б 4
•i»
to. to. to to.
to.

2
à • ~J 1

2 1 J

4
d 1
2
p —


11
f j j JTJ 1 d
i_î ;

# to.
d „ -—

1 •
1 •

&
2 ^ 4

г '
to.
J
-
й-.
~~

to.

1 3

s i s
) У 7 f 7

to. # to.
d

m
2 d

to.

* -#-45 -r-
2 3 2 d

to. to. #фз. e


to.
P, A T.
íb1

ESTUDIO PARA AMBAS MANOS.

He aqui un estudio para las balerías que ofrece mayor libertad* cprt el precedente, sobre todo en la parle melódi-
ca. Los valores presen'a'ran alguna dificultad ya que se trata de observarlos en el máximo rigor. Al propio- tiem-
po que se dara'n al canto todos los matices necesarios se tocara' el bajo lo mas ligado posible sin que los valores
de la izquierda difieran en lo mas mínimo de los. de la derecha. La sencillez es el único carácter que hemos que r

rida imprimir ,í tile pequeño estudio. El discípulo a' medida que vaya adquiriendo haMidail irá" comprendiendo
que la sencillez es un atavio del cual es mas difícil servirse que de los mas ricos y abigarrados adornos'.

Andantino.
•jH: 72:

4
-f-%—
1 .1 * . .
• mf m -=±—
á L L - 9 '

«
1'
s 3
i p
<¡M <
* ««•

p 2
0 h *~ 4
—jf- -t-í- 1 <
± r U U

«f-ffE' J. I -*f J-i—

<•)••, * , f r 1
— r. rr^- * ~ r f r L
L J J f F IT?—
-jp " . _y
r
——"
~ a
" ¡ ¡ J *

-—s


4^—
; i ' . 1
H
i—ffTi ——-•—— E 1

**¿ •—
3. • 4 f . ._i g- — i ^ - i ^

to , •»*
p
to ^ 4
p f :? r>f r
s 3
* 4

— — i _- F 1 —LU-
' . f 4ü= f 4 3

-9~r
P
8 4 2

E
18
ESTUDIO PARA LAS DOS M A N 0 5 .

n
£¿ talento se desarrolla con el raciocinio,, Estt gran verdad que parece a' proposito únicamente para las com-

Ilinaciones o trabajas, del alma, tiene no obstante su aplicación exacta no solamente en las composiciones musicales (ja que

.MÍII todas eman'aciuues del espíritu) si que también en el mecanismo de un instrumento cualquiera. La alianza que se ha

di e>,.ablecer entre la ejecución puramente mecánica y la espresion o'rgano'de las sensaciones del que ejecuta; el ar-

le tic exprimir con los dedos las emociones que el alma esperimenta y de trasmitirlo í los que nos escuchan, todo exi-

ge un trabajo mentid que lo dirija y una multiplicidad de reflexiones que lo gobiernen. Incitamos pues al discípulo á

que medite con cordura todas nuestras.observaciones augurándole felicísimos resultados si no echa en saco roto ninguno"

de nuestros consejos.

El objeto del presente estudio es de dar a conocer al discípulo dos sentimientos algo eterogeneos: él ligero y el me-

lancólico que á la vez las dos manos han de interpretar.

P. 4 T.
20 ESTUDIO PARA LA DERECHA
Cuando las notas cantantes comprendidas en una batería no estén indicadas en valores distintos de las demás notas
de la batería, no por esto el ejecutante ha de descuidarlas; antes al contrario: las dará' el mayor reak-e pasible indicándo­
las con mas 'expresión que las que dispensara a' las notas secundarias. Cuando estas baterías no ofrezcan notas melódi­
cas ¡ndíquense claramente las nota* que distinguen la marcha 6 movimiento armo'nico. Para ello sosténganse apoyadas
las notas principales á fin de que su vibración sea mas intensa que las délas notas acompañantes. Recomtndamos
mucha suavidad en los movimientos de los dedos. En el siguiente estudio las notas superiores de cada batería son las
que forman la parte principal de la composición.

Vivace.
M: 108= è 4 3
fE fE m 3E

BBB9 ESES g f
N? 12.

4 * *

S 4 6
3 * 2
•3 4 S i 4
—0- 4 3
fe sa:
I
№ 4 7 2 -2-#

3¡=£ 3 ^
zzi
p 3

P. 4 T.
P. 4 T.
22
ESTUDIO PARA LA DERECHA.

Las frases ligadas exigen mayor soltura que las destacadas, y como que generalmente los matices en su ejecución
no traspasan los limites del Me¿zo Forte-w resienten .en los estudiantes de faltas de igualdad en los movimientos. .
Este estudio pues se locara'con la mayor exactitud -posible al propio tiempo que con elegancia y_buen colorido.

j Allegretto
M: 112

* to to * & to

• è 9
.—i-í— 1
, á L5j_

*l - T T - 5 6 s—— —« ^
- ¿ i ' i [___^- J""^ • -ri
<• HI_ J - — è A L 1

t
ir *•
* p. *
24 ESTUDIO PARA AMBAS MANOS
Las baterías' melódicas son el mejor pie''que podía tomar el discípulo en sus estudios 'artístico - musical*»,
por el desarrollo que obtendrá en su primera cualidad de la maño,'cualidad que- consiste e n l a soltura" p i í t a a u n
1

tiempo con la agilidad de los movimientos. Sosténganse apoyados'los ded^s en las notas cantantes con el objeto de
prolongar las vibraciones de las cuerdas y bíeran-e sus teclas "con mas fuerza que la que se de'á las notas
der acompañamiento.

J Tempo giusto
MH26

IS? 14.

to-
to. % to. %á£, # to. tí*.

4 3 a T.e r r m o .
2
PT~^ f.. • (• . • —

1 •

T
c, 2
f si
5
f
p ! r^_^ ? r
frí-V-
e to.
* to.

to^ o ^ - - to*to.* to
to, &
P. 4- T.
I 6
'2 Г

rar«?

to. & to.


to. to.

|pffi
4 3 4 2 J 2_

P I P
X
SB
4 ?
5 4

to.
to & to. & to.
to.
to. .

2 4 d 62^i 2
"L.f S-^-—£-— -1— vé. г i fL fUy . f f ¿; Ji • * i'p-
-з?»—Ul • - T

1 •

to. #
-•-i I — * —

to.
d-#..

to.
— i t i
» ••
f
to.
i t i

л 4 2 * i. 2 ifí 2^Г^
1 4
f fff>- , 4 d 2 * 1
5

-ir—p— -~t=-
ни
'f ff i
i
Fr3=F
—j - J -

^ ч^ г
~ ?Í—I — • -f— Ê-i É—
! r
/ \ 7 1 P 1 i * •—i
"• г It' «f J
to. &
to. # to. to. # 1—¿—Л
P. 4 T.
26
ESTUDIO PARA AMBAS MANOS.

Este estudio esta espesamente calculado para el ejercicio rápido de ambas manos-, no olvide" el discípulo que
la celeridad en la ejecución carece 'de mérito si no posee la igualdad al propio tiempo'. Ésta no se'obtiene sin la
regularidad y la blandura en los movimientos.de la mano. Para ello conviene que los dedos estén continuamente lo
mas próximamente posible los unos de los otros: Este medio es el mas seguro para obtener una ejeeucion regu-
lar y esmerada.
Los pasages de rápida ejecución son mas susceptibles á los matices que á la espresion. El medio pues de dar
colorido'al presente estudio lo hallara el discípulo en las. distintas gradaciones que podrán, ofrecerle los pasajes
del Piano al fuerte y del Fuerte ú Piano.

Alla Polûnese.
M: « O

N?I5.

P. é T.
P. 4 T.
POR

01). 104 . MÉTODO TEÓRICO PRACTICO dividido en 2 partes. 50 P *fa

I parle .
a

2* id • M „
Oh. 102 30 ESTUDIOS fáciles y progresivos de mecanismo y estilo . . . 25

l- parte . 1 5
1

22 ul . .15 „
25 ESTUDIOS de mecanismo y eslilu 20 „

20 ESTUDIOS de velocidad mecanismo y estilo . . . 18

12 GRANDES ESTUDKJS de mecanismo y estilo. . - . 5 0 „

•15 parte . 1 5 y,

2? id. .15 „
auiop*? Depositado

BARCELONA

f\ BERNXBEGGÍ EDITOR
Anc'i.-i 35 V R-'.robla ' i .
ESTUDIO PARA AMBAS MANOS

La parte superior en el ge'nero Legato y en el Staccato la inferior.


Los primero», estudios de esta obra harán claramente ver, si el discípulo habrá practicado con fruto mis ejercicios
preliminares,que son también de dificultad progresiva.
Lo único que hay que vencer en el presente estudio es lá oposición en que continuamente están las dos manos del dis-
cípulo; esto es:la derecha que liga constantemente y la izquierda que al propio tiempo deslaca. Toqúense brevemente las
notas de, la izquierda señaladas con punto, retirando instantáneamente el dedo después de haber hundido la tecla á fin de
acortar la vibración de la cuerda y de aproximar su sonoridad al efecto producido por el Pizzicato en los instrumen-
tos de arco.

J
Allegretto m o s s o
M: 90
ESTUDIO PARA AMBAS MANOS.

Kl juego o mecanismo ligado estriba en la soltura de la mano; soltura o agilidad indispensable en paságes rápidos,
concebidos unas veces en notas sucediendose por grados conjuntos y otras veces en sonidos siguiéndose por grados dis-
juntos. Todos los principios establecidos para la derecha, atañen también a' la izquierda sobre todo en estudios del
ge'nero del que vamos ahora á presentar. Abstengase el estudiante de todo movimiento de brazos y manos que no sea
del todo necesario si quiere obtener pronto los felices resultados' que puede^fspensarle el ejercicio de este estudio
tocado con asiduidad.y cuidado. Tenga los dedos muy reunidos y pro'ximas sus puntas al teclado y ademas e s t i -
enda los pulgares, hasta la parte inferior de las manos a' fin de servirlas de punto de apoyo en cada cambio
de posición.
32

ESTUDIO PARA AMBAS MANOS.

Las notas de la izquierda cuyos valores igualan a'los de la derecha y qae junto con ellas forman armonía, se tocaran con

el mismo grado de intensidad y ligado al propio tiempo, á* fin de que no se sufoquen mutuamente.

Moderato gracioso
M: m

to

te
44 • » * j é" •
$=H=f= i
'-"•- ~""
v ; p
».

í ^Ç-I 1 •• -r I- , fr .
r
- ? * — r —

9*—iP
r
:
—1 9
4 î 3 i 33
•ГтТНГ" " 1

* J-è 0

to__f р
to. # to. & to. & to.
* — ж

И Г f f г
2 5 S 4_ 5 4¡

i T
1
г
е-
> 3
It
f r
I
i г г т * ГГТ

"
tJ *é ï
-tri *
> -^«—
ft J
г—i i J ли.
=* r
(
é

to.^^ to. « sa. # «а .

9:» 7 'HQ V i —^» .fi Л 1* —1 <•>.


Ш
W V x
uh-
J M

P. s T.
34 ESTUDIO DE NOTAS APUNTADAS PARA LA DERECHA.

£1 [mésente estudio hemos procurado concebirlo en frases de Ritmo esponta'neo a fin de que las notas apuntadas pue-
dan ejecutarse- con la igualdad que las mismas requieren. Su dificultad aumenta en la 2? frase, al presentarse las notas
;ipiintndas pospuestas a'la fusa que en la 1? frase las sucedía. Para dar a este; estudio el color conveniente, acentúese
siempre la 1.' nota en todos los grupos de dos notas ligadas. Recomendamos al alumno que evite la rigidez de la mano si
no quiere esponerse a' muy pobres resultados. Comienze el estudiante por.tocarlo despacio y aumente la velocidad del
movimiento, a' medida que se sienta con mas fuerzas nacidas de la practica y del tiempo.

J
Allegro ben marcato.
4 S
: 120

19.

_ 4

P. 5 T.
6. 4-^2 g 35
Ч 4^—
2 3
»

# — L i P ß
i í
to. * to *
4
3 4
2

6 4
4
^ 4
A.
f -
• 0и * •
я

aL^L
•£ -4
W 1
ri

to.

3
L
%?_. ^ ; У * П > 1 ^ . ^
f Г Н г Т Г ^ . Г * :"1.^7^>r^r^f$;

r±4 il

to.
m MÊÊÈ # to. ^ to.
_^4 ^

-", T " î ' f f f f - r T V

i
to
»—»
Ш 4 it
to. p s
I f
т * to л-.
ESTUDIO PARA AMBAS MANOS 3 7

La dificultad que el discípulo tendrá" que vencer en el siguiente estudio, consiste, en que: los ¡>as"ages en forma de
diálogo son defectuosos, cuando las preguntas y contestaciones que' ambas manos mutuamente se dirigen, no se igua-
lan en calidad, sonoridad y mecanismo. Este estudio se tocara blandamente esto es sin rigidez ni dureza, y casi Sotío
"voce. Si los movimientos de los dedos no hubiesen adquirido todavía en el estudiante la naturalidad necesaria para ven-
cer las dificultades del presente estudio, haga caso omiso de la expresión, porque nada pone mas diques a ía ejecu-
ción mecánica que el querer hacer expresar por la mano lo que aun está lejos de ella, por las dificultades que aun
le quedan que vencer y los obstáculos que allanar.

Tampo cómodo.
M: 132
'1 2 M i

N? 20

P. 6 T
38 ,4 4 , * bj
2 0 2

izje

3. 4,

2*

_1
4
kf
3t* 0— 1*W
0^*0

to s 3

6i
0 0

LU LLT L£J
* r . J

1
eres:

# to

i \r —— t # E
tta- i Y
7 * T
.....
\
p- K ' • — ——
— 1
1 > • J'
/
B ;i
2 1

S * i i '» — -
ff ff ^ •
3 ^

r J'l 1
4 6 + * 4 ^
• y ~ ^ — 4 — ^ —s—r
^ r*-*r — f - 4 - r - »• 0 n ff"f 1
to. _ _ _ _ _ _ &D. to ^
toT—
P. s T.
I H
Vf* f. ± - r f T - i 4 -
r r V -TT* hñ[IJ LIT LLfl fi • fi 1
~J
a f.
W — i.

1^

—»=
ê -iL
eres :

T
1

- I 1
— 1
Щ
1

f
wààà
/

2 • 4 2

L ' t• i f . r i •? ?- ffffu
il»,,;f,: L_l¿ 9

p u T Y
ГЦ/ш ш 1

.—-—- ?
* <
dì ш4
4 6

г
1 1 2
p r f Ê_ И_й.э

р 9
S • J - J - ^ =
/ -

>

Л 4 4 Л 2 4 t d 2
г - f f :
Т-тг
^ 1л
1—2—
1 to.
11
§
g^ 4 5 2 g 4
3 2 N
/ 3

2 i ,.
P

¡ÉÉÉ
фа.

6 ti—
li» ,~|J — l J.J. Д |
JT- -j- j è]"P VГл—Г-4
-ри 9 ? » ¿—
Î* 4 ^ *d
1
2 4

4 2
# ß
I * " i '
"f
7
6 5 2

• 1 * ?—~
= -é - и
L

P. s T.
0
ESTUDIO PARA LA IZQUIERDA*.

Al que tenga ya un perfecto conocimiento del teclado y trabaje en él con naturalidad y arte, poca mella le ka de
hacer el que ambas manos tengan que tocar tan aproximadas una de otra que hasta alguna que otra vez se presen-
ten entrelazados sus respectivos dedos. En estos casos la izquierda ha de poseer una seguridad extrema, a'íin de
que las notas que vayan á mezclarse con las baterías de la derecha, se- confundan -conecta de modo tal, que enga-
ñen completamente al oído del que escuche. Te'ngase pues la izquierda muy aproximada de la derecha: sin que por
esto la empuje ni la roze siquiera. El Presto en este estudio vayase alcanzando por grados. El estudio rápido en
estudios semejantes, podria perjudicar la buena ejecución del discípulo. Demos tiempo al tiempo y la celeridad se
ira' adquiriendo insensiblemente: le respondemos de ello.

P- K T.
41

11 P y 4 **'
2

#
1
' 'A' à —
s • tré —
5
2 « 4
P 3
2 1 *2

ft i
5 crea
fP
<5>йМ—1» »
-fi— j
— 4 —
2
:
i
- ¿ = = J 1 .
— * * - — i

«Ini-HÜ-4*- |.J^-j-3-jgJ3JH| г-н- ff-

«№
4 Щ А*
.-ISS-

P r
í «Л r T*

z—:—, i-
W —.
г •t— ¿
g J) 1

fl
•»
1
E' M\U f9§$
s é 1
è - » 'W
2 "
* 2
4 l * 1
i 5
3 i -* 1*
4
/ íf i P
-w - f ¡} f.
# =
1
— —é—
:
• * y-* t в ... 3 l> • = !

y— 1 r —
\ p_ 8__.

P. s T.
DEL CRUZE DE LA IZQUIERDA CON LA DERECHA

EN COMBINACIÓN CON LOS ARPEGIOS DE LA ULTIMA.

La constancia" y la firmeza de carácter en el alumno, le inducirá á vencer todos los obstáculos que la inferioridad de
la mano izquierda podrá oponerle, sobre todo en lo' concerniente a la rapidez del movimiento. No vacile en lo mas .mí-
nimo- no se abata su espíritu si quiere alcanzar esa brillantez de ejecución, esa seguridad, ese aplomo tan difícil de
adquirir por la izquierda y que tanto distingue al ejecutante que lo posea.
El estudio siguiente está basado en la idea de igualar la condición de ambas manos. La mano izquierda sostiene el
canto con la mayor espansion posible-. No se precipite pues el discípulo si quiere interpretar el efecto que yo me he
"propuesto. Su parte espresiva hasta admite que la derecha se presente algunas veces en retardo sin que por esto
•bandone la exactitud ritmica. Este retardo del ritmo, lejos de exagerarlo, no se hará mas que indicarlo, como si di-
jéramos, can una especie de vacilación o des»quilibrio en el ataque de los tiempos. La derecha ejecutará las bate-
rías con igualdad suma.

Allegro maestoso.

P. s 1 .

45
ESTUDIO PARA LA DERECHA.

Este estudio debe focarse con resolución; este género de ejecneion, es en estremo difícil, en aquellas piezas de mo
(

vimieñto vivo por la posibilidad que hay de caer en U:exageminn_y de sacudir los movimientos. La celeridad en la

ejecución no tiene me'rilo ninguno a no ser qué todas las ñolas se perciban cjaras y limpias sin que la mano se con,

traiga en lo mas mínimo. El discípulo ha de buscar gradualmente el debido grado de rapidez.

i Allegro non tanto


M: M 6= J . 8V

N? 2 3 .

* 4
2
J- 3 "f~" -
?
*
6 8

-0-P-0

N i == y == = _
% JL
1

m
+ • 2#»

ta

F XI f*—f 1
5
—t-
-s¿= ~f
to. &to. *


5 :—•

;? Ifflff
5
>. 4« 1 1

-• ¥m
44 24 *
ffr*
?№=
1

4 4"*-
l a 4
Id

3= f4 üx «J». /TI - »J»

P. T.
ESTUDIO PAlíA LA DERECHA. 4 7

Este estudio, en estilo de Rondo, debe ejecutarse con mocha ligereza por los dedos de Ja mano derecha, cuidando deque
el pulgar este en estremo aproximado dé los dedos 2?y %°. los que se encorharán ligeramente hacia las teclas negras sin que,
por esto se aparten mucho del meñique. La izquierda herirá los acordes que tiene confiados,con ligereza y blandura al pro-
pio tiempo que con riguroso equilibrio en la medida de los tiempos.

M: 132 = J 2 l
"• •

" i * ' " -a d ü ^ ^ ^ ^


- f f -

V
Ñ? 24,

t '• •
ff ~
to

•f ffff fff
=
/ 2
3 2
í
JA — ai—W0M~~

r *

P. s
4 4

Pf! 4 2 з 4
¡ 7 ^

»—» E l E

з л. 3 ^ A

m
mm WÈ V

•4 é-
w fa,
€ ê

# #¿>.

»f *ггм ft,
I st ^71

t
\

л. л

m »——^
i д. д
e
54 * ff

P. 5 T.
50 ESTUDIO PARA LA DERECHA

Las balerías son difíciles en razón del espacio que abarcan, ya que cuanto mas ha át> eslenderse la mana, tanto mas
Jos dedos se ven precisados a la contracción. Las balerías á la distancia de una sola 8l son favorables en estremo al de-
sarrollo de la mano de un principiante. En el siguiente estudio conviene que la mano se mantenga fija, dándola el menor
movimiento posible, á fin de que el juego digital adquiera suavidad y precisión. Baga el discípulo cuanto le sea posible
pata mitigar y diseñar con claridad la melodía.

Andantino mosso

IN? 25.

4
¿Esx
Ka v
" tot

2 4 4 52 S 6 6

—3-

P
/

C
k¿0.
T P. 5 T.
—¿ : g-^*
li * ) - -f i I 6
—-^fr-T
-J . •' à .!_
'-¿ti
2 4

È " te

(<^*#-J—J # - • '
± i
P
L
to. T % E Í ?

^ to. v. to. # to,


to. to.'& ^

P. 5 T.
52
ESTUDIO PARA AMBAS MANOS.

En esle estudio las manos entablan un dialogo tan cerrado, que su perfección consiste eri i^ue produzcan un efecto
igual al que ofrecería una sola mano tocando las dos partes a la vez. Para ello conviene que las manos se balan-
ceen con suma igualdad y equilibrio.

J Tempo giusto.
IH: 120:
s
"" 5
—J'TlI
p *J • ITO, —
8

4
jyji'j
2
*
3
4 -è—
3
N? 26.
V • • 4
g f—
9 f .

iftsi—
« .... •
1
s

|J .ffl •pp j BU,


V 3 - 2 1 2
-* tè 4
m
4 2 3 — 1
•* 4 2

m
2


d

tflfcJ - 1

S 4 < 5 3 4
4 •
HT1 - -~ni, 1 " ^ " P —
1 ...

•J •r. -— — H
î 4
.. 3
2
.4 « 4 d2
•I li'"Ti # ff=
2

: $ =

to %
1

3 ^ *
P. s T.
# a i "

to ^
54 ESTUDIO PARA LA DERECHA.

Tiene por objc'o jcostumbrar al-discípulo a' pasar el 2 ? dedo de la derecha por encima del pulgar sin descomponerla
posición en lo mas mínimo y apartarlo inmediatamente, para dar lugar a' que el pulgar hiera la próxima nota por de-
bajo del 2? mano no ha de perder nunca su posición-, tan solo en el momento de los pases puede la muñeca des-
cribir un ligerísimo movimiento en sentido oblicuo.

J
Con moto
M: 120=

N ü
27.

P. 5 T
2~~3 4 6 "~4 -4 4 -455
1 fí % ti 2. 1 1
TI n . Jl
7
•#= B88B • ir ÉH
F '
TI 5 5

s s -= i ~ = ^ ^ ^ M M •^
£ri). ^
4¡ 2 3 3 4 5 5
5
3 ¡5
4 | 4 4
4

ll 2 r
\t 1
1
1

te
¡II
Éf= =
BBB b
p
m
4— —f
m ± é
M =N
& 1
^ i
3 4 5 5
rf-r 4
3& +w-=.

-» 9-
t 9-
t

3 £ f í **
4 mt — l s
-
^ h fl
—m •
•j • m
/ -é—#-
41r #• ir
f f
i
v»-'í— 4 f -—f) 1 .1# ...ii
-d
—Y—M —r.i——*
gr -« y t-
<*•
56
ESTUDIO PARA AMRAS MANOS.

Para ligar y hacer resaltar un canto en una. bateria progresando por sextas.

Eri este estudio la izquierda no ha de ser inferior á la derecha. La parte cantante de la bateria ha de acentuarse

sin contracción ni rigidez en la mano. Este trozo de un carácter apacible, ha de ejecutarse con elegancia, finura y

cuasi á* Sotto voce.


& to. &
/TN
к
p F r i
i
to # to.
P. fi T.
to.
58
ESTUDIO PARA LA DERECHA.

Varios de, los presentes estudios estaban destinados al desarrollo de la rapidez en la mano derecha del estudiante.

Convencidos de que son algo cortos y poco modulados y enemigos natos de toda complicación, desechamos nuestra pri-

mera idea y la consagramos el presente estudio que bastara'para satisfacernos en nuestro proposito.

La parte superior ejecútese Mezzo forte reúnase la suavidad con la agilidad de los movimientos aproxímense o

júntense los dedos unos con otros manténganse siempre a' la menor distancia posible del teclado á fin de evitarles to-

da pesadez;en una palabra toque la mano con finura sin sacudidas y exenta: de todo movimiento desordenado..

Las piezas destinadas únicamente a' la ejecución rápida son mas bien susceptibles á los matices que a la espresionr

bien que, la expresión no pueda pasarse de malices.El sentimiento de un alma verdaderamente nacida para el arte indica-

V. T.
6f
ESTUDIO РАБА AM BAS M ANOS.

Se tocará muy ligado Es de grandísima importancia, ya que iguala el mecanismo de ambas manos. Bajo el punto de
vista de la espresion este estudio presenta matices muy difíciles de adquirir. S i las notas de la derecha se tocan con
demasiada exactitud y á un tiempo con la de la izquierda, el cauto adquirirá una sequedad insoportable; y si por otra par
te se separan demasiado unas de otras, resultará de ello una afectación en el colorido que privará á la pieza de lodo su
intencional efecto. Considerárnoslo mjüy á proposito para juzgar del tájenlo musical del alumno.
Toqúese la parte del bajo con exacto rigor de tiempo y lo mas ligado, posible. La expresión en .el canto m ha de pro
\ocar mas que una ligera alteración en algún > compases de la derecha.

Andantino mosso.
: 135= J
ГТ"^—¡— rr-n j Tlf. — — —

N? 30.
p V > i4 *, » -
1

3 5 i 5

Б 4 2 4 5
2 4

* i i #
J *~Г*
2 ^ 2 У 3 2 *