Está en la página 1de 94

La gran fuerza de sus legiones

Los años Do
c
oscuros de JUL LA ume
n
y s IO-C ERA to
Calígula u L
his imp AUD
tór ac IA
co i to

Los orígenes
de la república
Julio César:
amado dictador
Poder femenino
en el gobierno
Augusto, primer
emperador
La llegada de Cristo
y los cristianos
El ocaso de
una época

ROMA
NACIMIENTO DE UN IMPERIO
49.00 pesos
El Salvador 3.75
Guatemala 23
Costa Rica 1,550
sumario
08 Con ellos 24 Legiones,
llegó el Imperio una formidable
La irrupción de la dinas- máquina bélica
tía Julio-Claudia en la La fuerza armada más
política romana supuso preparada y eficaz de la
el fin de la democracia Antigüedad que evolu-
senatorial, representada cionó al compás de la his-
por una República con toria de Roma. Lucharon
casi cinco siglos de vida. contra todos y entre sí.
04 El nacimiento 16 El Divino Calvo
de un Imperio Miembro más notable de la
Poco más de cien años se- gens (familia) Julia, la unión
paran el momento en que de ésta con la gens Claudia
César, victorioso en la guerra dio lugar al primer clan
civil, es nombrado dictator imperial de Roma. César
perpetuus (44 a. C.), de aquél tuvo más poder y mayor
en que el emperador Nerón, personalidad que todos sus
se ve obligado a suicidarse. sucesores.

40

La dinastía

Julio-Claudia
Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón eran descendientes de Julio César
(ver árbol genealógico). Su vida privada y pública marcó el primer siglo del Imperio.

I / Un Imperio para una familia II / La consolidación del poder romano


pág. 42 pág. 52

muyinteresante.com.mx 1
sumario
32 La importancia
de llamarse Augusto
Cayo Octavio Augusto gobernó por 43 Editorial Ventas
José Alberto Sánchez Montiel Marielos Rodríguez
años. El legado político del primer em- Chief Content Officer Directora General de Ventas
Jorge Morett Karla Piña
perador romano ha persistido por más Chief Editor Office Directora de Eventos

de dos mil años. Gerardo Sifuentes Marín


Director Editorial
Diana Bonardel
Directora General de Agencias
Sarai J. Rangel
Licencia
Coordinadora Editorial
78 Mujeres influyentes Luis A. Torres Liho
Zinetmedia Global, S. L. S. EN C.

Corrector de Estilo
De Cleopatra a Popea, pasando por Arte
Livia, las Agripinas y Mesalina, una Manuel Arrubarrena Luna
Coordinador de Arte
serie de féminas de gran carácter Carlos E. Balan Lara
Diseñador
ejercieron su influencia sobre los Portada
hombres para obtener sus deseos. José Antonio Díaz de León
Fotoarte
Colaboradores a
o par
Adriana Palma Salinas
tele fónic ciones:
ero rip
Diseño
Núm s de susc2-2000
86 Claudio y Nerón Luis Felipe Brice Mondragón
Redacción
enta 00-22
v 01-8
cript
ores:
a su s
Tras el magnicidio de Calígula, su tío Adriana Cataño Vergara ción VISTA
Aten 800 RE -47-82)
Información 01 (738
Claudio fue elegido emperador. Trece Digital EB: m
NA W o
PÁGIripciones.c
años después, este miembro de la fami- Sandra Pérez González
tbgsu
sc
Editora Web
lia imperial, entregado al estudio, fue España Mohar
sucedido por un tirano excéntrico. Coeditora Web

TELEVISA PUBLISHING INTERNATIONAL


Porfirio Sánchez Galindo
Director General
62 En tiempos de Cristo
LA REVISTA MENSUAL PARA SABER MÁS DE TODO
La vida de Jesús transcurrió entre los Suscripciones: 01-800-222-2000
Página web: tbgsuscripciones.com
reinados de Augusto y Tiberio. Más Atención a suscriptores: 01 800 REVISTA (738-47-82)
tarde, Claudio expulsó de Roma a
sus seguidores.

70 Los años oscuros ventasTBG@editorial.televisa.com.mx


Uno no quiso nunca ser emperador y © MUY INTERESANTE HISTORIA. Marca Registrada. Año IV N° 62. Fecha de publicación:
15-11-2018. Revista bimestral, editada y publicada por EDITORIAL ZINET TELEVISA, S.A. DE
abandonó el gobierno a su suerte; el otro C.V., Av. Vasco de Quiroga N° 2000, Col. Santa Fe, Del. Alvaro Obregón, C.P. 01210, Ciudad
de México, tel. 52-61-20-00, mediante convenio con GRUPO TELEVISA, S.A. Contenido

pretendió ser mucho más que eso, un licenciado por ZINETMEDIA GLOBAL, S. L. S. EN C. bajo los derechos exclusivos de
EDITORIAL ZINET TELEVISA, S.A. DE C.V. Editor responsable: Porfirio Sánchez Galindo.
Número de Certificado de Reserva de derechos al uso exclusivo del Título MUY INTERESANTE
dios tiránico y caprichoso. HISTORIA: 04-2015-030213083500-102 de fecha 18 de abril de 2018, ante el Instituto
Nacional del Derecho de Autor. Certificado de Licitud y Contenido en No. 16611 de fecha
25 de noviembre de 2016 ambos con expediente No. CCPRI/3/TC/15/20545 ante la
Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas. Distribuidor exclusivo en México:
Distribuidora Intermex S.A. de C.V., Lucio Blanco N° 435, Azcapotzalco, C.P. 02400, México D.F.
Tel. 52-30-95-00. Distribución en zona metropolitana: Unión de Expendedores y Voceadores
de los Periódicos de México A.C., Barcelona N° 25, Col. Juárez, México D.F. Tel. 55-91-14-00.
ATENCIÓN A CLIENTES: a toda la República Mexicana
tel. 01 800 REVISTA (7384782).

94 En toda Germania Impresa por: Reproducciones Fotomecánicas, S.A. de C.V. Durazno No. 1 Esquina Ejido,
Col. Las Peritas, Tepepan Xochimilco, México, D.F. CP 16010. Tel 5334-1750

La humillante derrota romana en las EDITORIAL GyJ TELEVISA S.A. DE C.V. investiga sobre la seriedad de sus anunciantes, pero
no se responsabiliza con las ofertas relacionadas por los mismos. Las opiniones expresadas
por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. Queda
selvas montañosas de Teutoburgo estrictamente prohibida la reproducción total o parcial del contenido e imágenes de la
publicación sin previa autorización de Editorial Televisa, S.A. de C.V.

supuso el fin del primer gran sueño IMPRESA EN MÉXICO - PRINTED IN MEXICO.
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
de una Europa unida. ALL RIGHTS RESERVED.
© Copyright 2018

También síguenos en:

MuyInteresanteM MuyInteresanteMéxico

96 Días clave
Tras siete años de guerra, las Galias muyinteresantemx
fueron conquistadas finamente por
Julio César. La rendición de su adver-
sario se convirtió en leyenda.
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Cronología

El nacimiento de un Imperio
Roma, de Julio César a Nerón
P
oco más de cien años separan el momento en que segundo, su último representante–, regiría los destinos del
César, victorioso en la guerra civil, es nombrado mundo occidental a través del Imperio romano, mismo que
dictator perpetuus (44 a. C.), de aquél en que el puso fin a casi cinco centurias de gobierno republicano. Fue
emperador Nerón, caído en desgracia, se ve obli- también el tiempo de Augusto, Tiberio, Calígula y Claudio,
gado a suicidarse (9 de junio de 68): un siglo clave en la del nacimiento y muerte de Cristo –y del surgimiento del
historia de Roma. Durante ese tiempo, una misma familia, cristianismo– y de mujeres tan sobresalientes como Cleo-
la Julio-Claudia –de la que el primero fue antecesor y el patra, Livia, Mesalina o Agripina.

100 a. C.-44 a. C.
Julio César,
el Divino Calvo
100 a. C. Cayo Julio César nace en
el seno de la gens Julia, en una rama
familiar de escasa fortuna.
80 a. C.-60 a. C. Ascendente
carrera política y militar: legado o ge-
neral en Asia a los 20 años, cuestor o
juez en Hispania con 30 y finalmente
cónsul en Roma con 40.
60 a. C.-53 a. C. César forma
con Pompeyo y Craso el Primer
Triunvirato.
88 a. C.-30 a. C.
58 a. C-51 a. C. Se consagra como
509 a. C.-27 a. C. genio militar en la Guerra de
El ejército romano
las Galias. y las guerras civiles
De la República a 10 de enero de 49 a. C. Muerto
la Roma de los Césares Craso y rota la alianza con Pompeyo, Antecedentes. Tras varias reformas
cruza el río Rubicón: es el inicio de –Camilo en el siglo IV a. C., Cayo Mario
509 a. C. El rey Tarquinio el Soberbio la guerra civil que lo llevará al en el I a. C.–, las legiones romanas se
es derrocado y se funda la República. poder absoluto. convierten en el más poderoso cuerpo
Siglo V a. C.-siglo III a. C. Roma 48 a. C. Casado tres veces y amante armado de la Antigüedad.
conquista progresivamente la Italia penin- de cientos de mujeres, su relación 88 a. C.-81 a. C. La Primera guerra
sular: guerras latinas (498 a. C.-338 a. C.), con la reina egipcia Cleopatra VII civil enfrenta a los partidarios de Mario
guerras samnitas (343 a. C.-290 a. C.)... causa escándalo y tendrá como fruto (populares) con los de Sila (optimates o
Siglo III a. C.-siglo II a. C. Dominio un hijo, Cesarión. conservadores), con victoria de éstos.
romano del Mediterráneo y enriqueci- 15 de marzo de 44 a. C. César 49 a. C.-45 a. C. En la Segunda, Julio
miento sin precedentes: guerras púnicas es asesinado en el Senado por un César vence a Pompeyo.
contra Cartago (264 a. C.-146 a. C.), gue- grupo de conspiradores. 43 a. C.-42 a. C. El asesinato de César
rras macedónicas, guerra romano-siria... desata un tercer conflicto entre sus here-
Siglo II a. C.-siglo I a. C. Se suceden deros políticos, Octavio y Marco Antonio,
los conflictos internos: guerras servi- y los magnicidas Bruto y Casio.
les (revuelta de Espartaco en 73 a. C.), 32 a. C.-30 a. C. Octavio y Marco Anto-
asesinato de los Graco, guerras civiles (de nio, antes aliados, luchan por el poder en
las que emergen Julio César y su sucesor, la Cuarta –y última– guerra civil. La batalla
Octavio)... de Accio (2 de septiembre del 31
27 a. C. Octavio, designado princeps con a. C.) sella su destino: Marco Antonio se
el nombre de Augusto, inicia el Imperio. suicida, Octavio queda al frente de Roma.

4 muyinteresante.com.mx
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

63 a. C.-14 5 a. C.-64 14-41


Octavio Augusto, el En tiempos de Cristo... Tiberio y Calígula:
creador del Imperio y los cristianos los años oscuros
14-37. Segundo emperador de la
63 a. C. Nace Cayo Hacia 5 a. C. En la era de Augusto, dinastía, Tiberio pasa de la buena
Octavio Turino, cuya Jesús nace en Judea durante el reinado gestión a la apatía y la imposición
madre, Acia, es sobri- de Herodes el Grande. de un régimen de terror contra sus
na de Julio César. 4 a. C. Herodes Antipas, hijo de éste, adversarios. En el año 26 se retira a
44 a. C. Es adop- recibe a la muerte de su padre la tetrar- Capri, donde se entrega a una espiral
tado y designado quía de Perea de violencia y perversiones.
heredero por César y Galilea. 37-41. Le sucede Cayo
en su testamento. Hacia 27. Julio Augusto
43 a. C.-38 a. C. Jesús es Germánico,
Forma con Marco crucificado conocido como
Antonio y Lépido el en la etapa Calígula, su
Segundo Triunvirato. de Tiberio, nieto adopti-
39 a. C. Se casa en en el marco vo. Su breve
terceras nupcias con de una serie reinado
Livia. La única hija de de revueltas pasará a la
Octavio Augusto, Julia, nace judías. historia
el mismo día en que su padre se 19 de julio –exagerado
divorcia de Escribonia, para de 64. Se por sus
desposar a Livia. produce el detractores–
27 a. C.-14. Tras liquidar a sus gran incendio como un
rivales y adoptar el nombre o título de Roma, periodo de
de Augusto, regirá hasta su muerte del que desastre eco-
y durante 41 años el principado o Nerón acusa nómico, locura,
Imperio romano, siendo así el empe- a la secta tiranía y escán-
rador de mandato más largo. cristiana. dalos sexuales.

29-59 41-68 Siglo I a. C.-siglo I


Mujeres influyentes, Claudio y Nerón: el
mujeres sojuzgadas ocaso de una estirpe
29. Muere a los 87 años Livia, espo- 41-54. Elegido
sa (Augusto), madre (Tiberio), abuela
emperador tras
(Claudio) y bisabuela (Calígula) de empe-
radores. Su matrimonio con Augusto, el asesinato
sobre el que ejerce gran influencia, dura de Calígula,
52 años y une a dos importantes Claudio
gens de Roma: Julio –Octavio– será un
y la Claudia –la suya.
gobernan-
59. Agripina, hermana de Calígula, sobri- te eficaz:
na y esposa de Claudio conquista
y madre de Nerón, de Britania,
es asesinada prosperidad
por éste. Es la económica,
primera mujer grandes obras
Dosier: la dinastía
del clan nombra- públicas... Julio-Claudia
da “emperatriz y 54-68. Con Nerón se extingue el Un Imperio para una familia.
augusta” tras Livia, poder de la estirpe. Maltratado por Los casamientos, divorcios forzados,
con la que guarda la historia –extravagante, déspota, adopciones, incestos, conspiraciones
muchos paralelis- responsable del incendio de Roma–, y asesinatos de herederos que
mos: las intrigas para su suicidio dará paso al “año de los configuraron su evolución.
Consolidación del poder
situar a Nerón en el cuatro emperadores” y a una nueva romano. Sus innumerables aporta-
trono, las acusaciones dinastía: la Flavia. ciones a la política, economía, derecho,
de envenenadora... religión, urbanismo, ocio...

6 muyinteresante.com.mx
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

8 muyinteresante.com.mx
De la República a la Roma de los Césares

Con ellos llegó el

Imperio La irrupción de la dinastía Julio-Claudia


en la política romana supuso el fin
de la (relativa) democracia senatorial,
representada por una República con casi
cinco siglos de vida, y la implantación de
un autoritarismo dictatorial (César) y más
tarde imperial (Augusto). Por Nacho Otero

E
l Senado y el pueblo romano: eso –Senatus Populusque
Romanus– significa el acrónimo SPQR que, en la última
etapa de la República (desde el año 80 a. C.) y hasta mu-
chos años después de que este sistema político desapa-
reciera (hasta la época de Constantino, en el siglo IV),
blasonó las monedas, los documentos, inscripciones en
piedra o metal, monumentos y estandartes de las legio-
nes como denominación legal de Roma. De origen incierto, pero muy
anterior –probablemente, de la etapa fundacional de la ciudad-Estado
republicana, cuyo nombre oficial entonces, sin embargo, era únicamente
“Roma”–, resulta irónico que la frase que designa al Senado y al pueblo
como depositarios de la soberanía se institucionalizara, precisamente,
cuando dicha soberanía agonizaba, próxima a extinguirse, ahogada en-
tre otras cosas por la lucha entre ambos estamentos: la patricia clase
senatorial y el pueblo (la plebe).
Esa contradicción de base, nunca resuelta, traería la decadencia de la
República romana y, en último término, las guerras civiles, caldo de cul-
tivo para la irrupción de diversos hombres providenciales o “salvapa-
trias”. Y serían el más exitoso de todos ellos –también el más inteligente,
cautivador y capaz–, Julio César, y sobre todo su heredero, Octavio Au-
gusto, quienes le dieran la puntilla a una forma de gobierno que parecía
eterna aunque, en realidad, había nacido hacía menos de cinco siglos.

El último rey de Roma


Antes de la llegada de la República, Roma era una monarquía de ca-
rácter electivo en la que el monarca era, por encima de todo, un jefe
FOTOS: DIPUTACIÓN DE ARAGÓN

cívico-militar proveniente de las gens (agrupaciones familiares) más


Cambio de régimen. El último rey de
Roma, Tarquinio el Soberbio, enfureció a antiguas e ilustres. Lo que sabemos de este periodo, lo mismo que
sus súbditos con su mal gobierno y tiranía.
del arranque de la subsiguiente era republicana, se lo debemos sobre
Su caída, tras la violación de Lucrecia, se
representa en este cuadro historicista del todo al muy posterior Tito Livio (59 a. C.-17), de modo que hay que ha-
pintor español del siglo XIX Casto Plasencia.
cer siempre salvedades respecto a la mezcla de historicidad y leyen-

muyinteresante.com.mx 9
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Violación de Lucrecia. La agresión sexual


a esta patricia romana por Sexto Tarquino, hijo
del rey, precipitó la abolición de la monarquía.
Aquí, la versión del genial Tiziano (1568-1571).
Tito Livio lo relató. da. Sea como fuere, parece que el séptimo rey de
Debemos al gran
ensayista romano
Roma –que también sería el último–, Tarquinio
(59 a. C.-17; arriba, en el Soberbio, del clan de los Tarquinios, utilizó en Organizando la “cosa pública”
un grabado) la historia
de Roma desde su
tal grado la violencia, el asesinato político y el Su nombre en latín, Res publica o “cosa pública”
fundación hasta la terror para mantenerse en el poder, derogando –o, como diríamos hoy, esfera pública–, engloba-
muerte de Nerón; de
él proceden muchos
además reformas y beneficios sociales estable- ba todo el conjunto de asuntos que se debía orga-
datos sobre la era de la cidos por sus predecesores, que los romanos nizar para un armonioso funcionamiento de la
República.
empezaron a ver con malos ojos eso de la monar- emergente sociedad romana. Así, para sustituir
quía. Por si esto fuera poco, Tarquinio acabó de el liderazgo de los reyes, se creó el nuevo cargo de
enfurecer al pueblo al destruir todos los santua- cónsul, asignado expresamente a dos senadores:
rios y altares sabinos de la Roca Tarpeya y aún los primeros fueron el propio Lucio Junio Bruto y
más cuando permitió que su hijo Sexto violara Lucio Tarquinio Colatino. De modo inicial, a los
a Lucrecia, una patricia romana. Llegado este cónsules se les transfirieron todos los poderes
punto, un pariente de ésta –y también de Tarqui- que antaño tenía el rey, pero con la esperanza
nio, en realidad–, Lucio Junio Bruto, convocó al de que al compartirlos, actuara así de contrape-
Senado y, con el apoyo de la plebe, se decidió el so y se impidiera la tiranía. Se estableció que sus
destierro del indeseado rey y la abolición del sis- mandatos fueran anuales y cada cónsul, además,
tema monárquico. Corría el año 510 a. C. podía vetar las actuaciones o decisiones de su co-
Evidentemente, había que sustituir lo abolido lega consular (intercessio).
con algo. Y el Senado, hasta entonces un órgano Esta medida pronto se reveló insuficiente para
consultivo esporádico, se hizo permanente y se evitar el abuso de poder. El primer acto de Bru-
convirtió, ya entrado el año 509 a. C., en la clave de to –antepasado, por cierto, del Marco Junio Bruto
la nueva forma de gobierno: la República de Roma. que participaría siglos después en el asesinato
de César– como cónsul fue obligar a Colatino a
FOTOS: GETTY IMAGES; FITZWILLIAM MUSEUM

renunciar bajo el pretexto de que era un Tarqui-


Para sustituir el liderazgo del rey de nio y de que Roma no sería libre hasta que todos
Roma, en 509 a. C., se creó el nuevo los miembros de esta familia dejaran la ciudad.
cargo de cónsul, asignado a dos Colatino se autoexilió, y el Senado decretó el
mismo destino para todos los Tarquinios... con la
senadores: Lucio Junio Bruto y salvedad del hábil Bruto, que aprovechó la oca-
Lucio Tarquinio Colatino. sión para “colocar” como colega consular a su

10 muyinteresante.com.mx
“Están locos, estos romanos...”

Y
a lo sentenció Marx en su En cuanto a ciudades, de Reggio
famoso adagio burlón sobre lo primero, las Emilia a Bremen. En
Luis Bonaparte: “La historia cuatro letras se cuanto a lo segundo,
ocurre dos veces: la primera usaron en nume- la cultura popular
como tragedia y la segunda como farsa”. rosas ocasiones las ha usado con
Y así, lo mismo que Benito Mussolini no como seña de iden- desigual burla. Quizá la
tuvo empacho en presentarse como “el tidad de Roma –en mejor broma al respecto,
heredero de Augusto”, el largo camino el Renacimiento y, otra por su pertinencia, sea la de
recorrido por las ilustres siglas SPQR vez, en la dictadura fascista, los traductores al italiano de los
(arriba, en una moneda) es el que va de que las puso hasta en las tapas de cómics de Astérix y Obélix: el comen-
un símbolo cargado de trágicos presa- las alcantarillas en su vano y bufonesco tario habitual de este último poniendo
gios –no duró, no podía durar ese poder intento de asimilarse al Imperio– y hoy en duda la cordura de los legionarios
del pueblo representado por un Senado siguen presentes en el escudo municipal de César –“Ils sont fous ces romains” o
aristocrático– a un mero emblema turís- de la Ciudad Eterna; también, “tuneadas” “Están locos, estos romanos...”– aparece
tico o una oportunidad para la anécdota (SPQ seguido de la letra que toque), en su versión italiana con las iniciales en
ligera y burda. en escudos y edificios de otras muchas mayúsculas: “Sono Pazzi Questi Romani”.

amigo Publio Valerio Publícola. Como vemos, la los ejércitos rivales, lo que junto a su disciplina y
corrupción y el tráfico de influencias empezaron entrenamiento las convirtió casi en invencibles.
pronto a causar estragos. Además, a medida que avanzaba por el mapa
Por ello, enseguida comenzaron las reformas. itálico, Roma reclutaba asimismo como tropas
Las principales instituciones del nuevo régimen auxiliares a los contingentes de las ciudades do-
pasaron a ser el Senado, las magistraturas y los minadas: una inteligentísima medida que fue
comicios. El Senado, pilar de la República y ór- dando forma a unas formidables fuerzas armadas
gano político ante el que rendían cuentas los y tejiendo una tupida red de alianzas.
cónsules, estuvo originalmente constituido sólo Primero vinieron las llamadas guerras latinas,
por patricios, pero a partir de la Lex Ovinia (312 dos conflictos acaecidos en siglos sucesivos –498 Pilar de la
a. C.) se permitiría que los plebeyos formaran a 493 a. C., y 340 a 338 a. C.– que enfrentaron a la República. El
Senado, nació como un
parte del mismo. La auctoritas del Senado daba República con los pueblos del Lacio (latinos y fa- órgano consultivo en
validez a los acuerdos tomados en las asambleas liscos). La victoria final de Roma le dio el dominio la monarquía, pasó a
ser la institución central
populares o comicios; también resolvía las si- sobre este territorio y, casi al mismo tiempo, en del nuevo régimen en
tuaciones de interregnum o “vacío de poder”, que 343 a. C., se inició la primera de las tres guerras el año 312 a. C. (abajo,
pintura decimonónica
acontecían cuando moría un cónsul. samnitas, que acabaron en 290 a. C., con el com- Apio Claudio entra
pleto sometimiento de la Italia central. en el Senado romano).
A la conquista de Italia
Para limitar el mando de éstos, además, se crea-
ron las restantes magistraturas, cargos absolu-
tamente originales de la República romana que
estaban por debajo de los cónsules y dividían
sus atribuciones. Las primeras –con el tiempo
surgirían muchas otras– fueron la de pretor, que
asumía las potestades judiciales otorgadas a los
cónsules, y la de censor, que poseía el poder de
controlar el censo.
Con este sólido andamiaje administrativo y
político, y debilitados los otrora poderosos etrus-
cos, la ciudad-Estado de Roma se convirtió rápi-
damente en la nueva potencia hegemónica de la
península Itálica. Así, los primeros siglos de la Re-
pública (V-III a. C.) vieron la progresiva conquis-
ta de prácticamente toda la Italia peninsular por
parte de los romanos. Las legiones, instrumento
FOTOS: GETTY IMAGES

de dicha conquista, se componían de ciudadanos


reclutados en tiempos de guerra e identificados
con su objetivo, frente al carácter mercenario de

muyinteresante.com.mx 11
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Ruinas de un Para el primer cuarto del siglo III a. C., los roma- Las guerras púnicas
Imperio. Cartago le
disputó a la República
nos habían vencido sucesiva e imparablemente Porque, claro, el problema que lleva aparejado el
de Roma el dominio del a todos sus rivales itálicos: aparte de los ya men- crecimiento territorial está en seguir creciendo
Mediterráneo y perdió
el envite: fue arrasada
cionados, etruscos, galos del Po, brutios, lucanos, constantemente, para poder abastecer lo con-
(arriba, sus ruinas cerca sabinos, umbros, celtas del norte y, entre 280 y 275 quistado y protegerlo de agresiones externas: el
de la capital tunecina).
a.C., a los habitantes del sur. Era el momento de ex- eterno dilema histórico del colonialismo, que lle-
pandirse más allá de sus fronteras peninsulares. vó a la República a la contradicción de crear un
imperio de facto, de proporciones cada vez más
Hacia el primer cuarto del siglo gigantescas, que acabaría por devorar las institu-
III a. C., los romanos vencieron a ciones republicanas pensadas para la eficaz ad-
ministración de una ciudad-Estado.
todos sus rivales itálicos: etruscos, Así las cosas, Roma inició una larguísima es-
latinos, faliscos, umbros, brutios, calada bélica que, a la postre, la convertiría en la
lucanos, sabinos... primera potencia del mundo mediterráneo. Las
guerras púnicas marcaron la primera etapa de
esta expansión. Mientras los romanos se afian-
zaban en Italia, la ciudad de Cartago, en la costa
norteafricana, había puesto en pie un enorme
imperio marítimo que dominaba todo el Medi-
terráneo occidental, con colonias estables en
Hispania, Baleares y Sicilia, de donde había lo-
grado expulsar incluso a los griegos. En 264 a. C.,
la República romana puso los ojos en esta isla y
decidió ocupar las colonias cartaginesas sicilia-
nas. Tras armar una poderosa f lota de guerra,
los enfrentamientos de distinto signo se suce-
dieron hasta que en 241 a.C. Cartago capituló:
fue el fin de la primera guerra púnica, merced a
la cual Roma se apoderó asimismo de Córcega y
Resistencia numantina. La toma de Numancia
Cerdeña y penetró en la Galia transalpina, y en
FOTOS: ISTOCK

(arriba, vista aérea del sitio arqueológico, en Soria),


en 133 a. C., tras un feroz asedio, les dio a los la que sobresaldría pese a su derrota el célebre
romanos el dominio definitivo sobre Hispania.
general y estadista cartaginés Amílcar Barca.

12 muyinteresante.com.mx
Etruscos
Relieve etrusco del siglo VI
a. C., que muestra guerreros
con las típicas armaduras de
origen griego.

Predecesores y rivales de Roma, su núcleo geográfico fue la


Toscana, que les debe su nombre: los romanos los llamaron
tusci. Fueron una gran potencia.

Sobre estas líneas, un cofre de bronce ornamentado de esta antigua


civilización, que representa una cabaña. Procede del siglo VIII a. C.

En este grupo escultórico


FOTOS: GETTY IMAGES

etrusco hallado en Marzabotto


(Bolonia, Italia), una mujer le
ofrece a un soldado una libación La sofisticación de su arte se nota en esta figura del siglo II a. C.,
en un fiale (cuenco cerámico). que adorna la tapa de una urna funeraria y representa al difunto.

muyinteresante.com.mx 13
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Espartaco: jaque a la República

L
a revuelta de esclavos más famosa de la historia
–por cortesía de la gran película de Stanley Kubrick
(Espartaco, 1960, protagonizada por Kirk Douglas
y Laurence Olivier) y de la serie de TV homónima
(2011-2013)– sucedió entre los años 73 y 71 a. C., y tuvo
como instigador y líder, según las fuentes romanas, a un sier-
vo tracio, de 40 años de edad, que había sobrevivido como
gladiador gracias a su increíble fortaleza física.
Formado en la escuela de gladiadores de Capua, dirigida
por Léntulo Batiato, cuentan los cronistas, culto e inteligen-
te, Espartaco ideó y llevó a cabo una rebelión destinada,
en principio, sólo a escapar de su encierro junto con varios
compañeros. Pero en su huida se toparon con un convoy
que transportaba armas y, tras apoderarse de él, se hicie-
ron fuertes en las proximidades del Vesuvio. Aquello fue el
germen de la creación de un ejército de desposeídos que se
conjuró para nunca volver a la esclavitud, plantando batalla
a las legiones romanas durante casi dos años, en la que
también es conocida como tercera guerra servil, guerra de
los esclavos o guerra de los gladiadores. La situación se puso
tan fea para Roma –el tracio llegó a reunir a 70,000 hombres
y marchó hacia la Ciudad Eterna con ellos– que se colocó al
mando del operativo para vencerlos al pretor Marco Licinio
Craso (más tarde, triunviro con César y Pompeyo), quien
además tenía un interés personal en el asunto: se dedicaba,
entre otras cosas, al tráfico de esclavos. Finalmente, con
la ayuda de Pompeyo y Lúculo, los revolucionarios fueron
derrotados y mayoritariamente ejecutados, sin embargo, su
sueño de libertad quedaría para siempre en los anales de la Kirk Douglas (Espartaco)
lucha por un mundo más justo y más humano. y Woody Strode (Draba) en
una escena de la película.

Su hijo, Aníbal, sería el protagonista en el ban- desmembración del imperio de Alejandro Mag-
do cartaginés de la segunda guerra púnica (218- no: a los reyes macedonios Filipo V (197 a. C.) y
201 a. C.), enfrentado a Publio Cornelio Escipión Perseo (168 a. C.) en las llamadas guerras mace-
el Africano, general y político romano que se alzó dónicas y a Antíoco III en la guerra romano-siria
con la victoria en la batalla de Zama. En esta oca- (189 a. C.). Con sus sucesivas victorias sobre todos
sión se dirimía la conquista de Hispania, que los ellos, Macedonia, Acaya y Epiro se convertirían
romanos codiciaban por su riqueza en yacimien- igualmente en provincias romanas.
tos de plata. Y aún habría una tercera guerra pú- Roma consolidó este dominio absoluto del Mare
nica (149-146 a. C.), centrada en gran parte en el Nostrum con el establecimiento de numerosas
asedio y batalla de Cartago, que se saldó con el colonias en la Galia Cisalpina y la definitiva ocu-
saqueo y la completa destrucción de la ciudad pación de Hispania (toma de Numancia en 133
mediterránea. Su población fue exterminada o a. C.) y de la Galia del sur, que, convertida en la
esclavizada y su territorio pasó a convertirse en provincia Narbonense, permitió la unión terres-
la provincia romana de África. tre de Hispania con la metrópoli a través de la Via
Domitia, una fabulosa calzada que discurría en
Dueños del mediterráneo paralelo al mar desde los Alpes a los Pirineos.
Paralelamente, en el Mediterráneo oriental, la Todas estas conquistas conllevaron una re-
insaciable República de Roma se enfrentó a los volución económica: Roma, diríamos hoy, pegó
monarcas de los Estados helenos surgidos tras la un auténtico home run. Los botines e indemni-
zaciones de guerra, más los tributos pagados
FOTOS: UNIVERSAL PICTURES

La insaciable Roma luchó en el por las provincias, enriquecieron al Estado de


manera colosal... y sobre todo a muchos par-
Mediterráneo oriental contra los Estados ticulares. Los miembros de la clase senatorial
helenos en las guerras macedónicas. acapararon las tierras que la República se ha-

14 muyinteresante.com.mx
En el siglo I a. C., los esclavos se convirtieron en el estrato social más
numeroso de Roma y protagonizaron las llamadas guerras serviles.
bía reservado (el ager publicus) y administraron y la opulencia, así como a un arte orientalizado
la explotación de estos bienes públicos –de ahí de inf luencia helenística. Y luego estaban los
su nombre de “publicanos”– entregados a una esclavos, un mero instrumento económico que
febril especulación. podía comprarse y venderse; procedentes en su
mayoría de los pueblos sometidos, se convir-
Una sociedad injusta e inestable tieron en el siglo I a. C. en el estrato social más
En tanto, semejante riqueza, al mismo tiempo, numeroso y protagonizaron las guerras serviles,
trastocó el ya frágil equilibrio social entre los si- una serie de levantamientos de los que el de Es-
glos II y I a. C. Era aquella una sociedad basada en partaco [ver recuadro] fue el único que puso en
los estamentos, y la diferencia de estatus entre serio peligro a la República.
la nueva aristocracia –formada por miembros de Esta situación sería el principio del fin del sis-
la antigua clase patricia junto con nuevos ricos– tema republicano. Tras el asesinato de los Gra-
y los patricios empobrecidos de la nobilitas y las cos –Tiberio Sempronio y Cayo Sempronio Graco,
masas populares (los plebeyos) aumentó hasta hermanos y políticos populares (izquierdistas,
límites insostenibles. Paralelamente, muchos según el criterio actual) que intentaron reformas
pequeños campesinos, arruinados por las cons- sociales– a finales del siglo II a. C., se desató un
tantes guerras, emigraron a Roma y engrosaron periodo de inestabilidad y conflictos internos
esa plebe urbana, muy susceptible de manipu- incesantes, cuya máxima expresión serían las
lación demagógica, al tiempo que los habitantes guerras civiles, que enfrentaron a los distintos
de los territorios ocupados estaban desconten- sectores de la sociedad de la República y dieron
tos por la explotación a que los sometían sus alas a sucesivas dictaduras militares. Y de la dic-
FOTOS: GETTY IMAGES

gobernantes y deseaban la igualdad con los ro- tadura a una nueva forma encubierta de monar-
manos (ciudadanía). Todo ello convivía con una quía –el Principado o Imperio– había un paso,
desmedida afición de las clases pudientes al lujo como pronto se vio.

muyinteresante.com.mx 15
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Julio César, precursor de la dinastía Julio-Claudia

El
Divino
Calvo
Miembro más notable de la gens
(familia) Julia, la unión de ésta con la
gens Claudia dio lugar al primer clan
imperial de Roma. César tuvo más poder
y mayor personalidad que todos sus
sucesores. Por Alberto Porlan

U
n siglo antes del nacimiento de Cristo, Roma era la
más grande y bella de las ciudades del continen-
te, orgullosa capital de la potencia hegemónica de
Occidente. En unas cuantas generaciones, había
pasado de ser una agrupación de tribus bárbaras
establecidas en las colinas del Tíber, dominadas
por los etruscos, a convertirse en el motor de la
historia. Muchas causas confluyeron en aquella transformación, sin
embargo, la principal de todas fue su forma de gobierno. Desde finales
del siglo VI a. C., cuando Tarquinio el Soberbio, último rey etrusco, fue
derrocado, los romanos evolucionaron hacia una forma republicana de
gobierno que habría de perdurar medio milenio. A efectos de perspecti-
va histórica, es como si en México estuviéramos viviendo en una Repú-
blica desde la caída de Tenochtitlan.
Pero nada es para siempre, y la República romana (Senatus Populusque
Romanus) empezaba a mostrar síntomas claros de decadencia. Nunca
faltaron problemas de toda clase, porque su propio crecimiento dificul-
taba cada vez más el gobernarla. Con altibajos, con mayor o menor dig-
nidad, el sistema consiguió perdurar y sobreponerse a su propio éxito.
No obstante, al llegar el siglo I a. C., el mar de fondo de la desigualdad
social había fracturado tanto a la sociedad romana, que la estructura
republicana se mantenía en pie de milagro.
La base de todos los problemas era la enconada resistencia de los opu-
lentos aristócratas a ceder un palmo de sus privilegios, lo que había
convertido al Senado, construido como el sagrado y luminoso templo
de la dialéctica, en un oscuro antro en el que los intereses particulares
luchaban en la sombra entre conjuras y traiciones. La facción aristo-
El dictador republicano. Cayo Julio
crática (la “derecha”), liderada por el potentado Craso, había ganado César tuvo un poder omnímodo al final de su
para su causa al sector alto de la clase media, los optimates, frente a los vida; con él la era de la República concluyó.
Aquí, su estatua en el Foro de Roma.
populistas de Graco (la “izquierda”).

16 muyinteresante.com.mx
FOTOS: ISTOCK

muyinteresante.com.mx 17
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

El paso decisivo. El cruce del Rubicón –río


del noreste de Italia– el 10 de enero de 49 a.C.,
fue el inicio simbólico de la guerra civil contra
Pompeyo por el poder en Roma. Arriba, idealiza-
ción manierista del episodio (F. Granacci).

El hombre clave: Cayo Julio César y medio después de la muerte de su protagonista.


Entre ellos había pocos secretos, porque Roma era Suetonio es ágil y ligero, mientras que Plutarco es
una línea caliente para todas las habladurías. Más denso y prolijo, pero la agudeza en el análisis de
que una institución política, el Senado era enton- su común biografiado es patrimonio de ambos.
ces un mercado o una Bolsa en la que mandaba No es que lo califiquen de bueno o malo, sino que
el dinero: con él se compraban opiniones y votos penetran en el personaje a través de detalles suti-
para obtener más poder y así hacer más dinero. les como el que ofrece Suetonio: “Nunca alimentó
Podría decirse que la República romana sucumbió un odio tan hondo como para no renunciar a él de
finalmente ante la apoteosis de los mismos vicios buena gana si se presentaba la ocasión”.
humanos que acosan a las actuales democracias
capitalistas: corrupción, avaricia, mentira, secta- Una personalidad deslumbrante
rismo, amiguismo y vanidad. Con la historia se está produciendo un fenóme-
El hombre clave en la agonía de aquella República no interesante. Los analistas han pasado de des-
iba a ser un ciudadano llamado Cayo Julio César, preciar la anécdota a considerarla esencial para
del que nadie hubiera creído cuando nació estu- la comprensión de los hechos. Esto ya se sabía en
viera reservado a ejercer semejante protagonismo el pasado: no sólo en los momentos decisivos se
histórico. Su extracción era parecida a la de un hi- prueba la consistencia de un carácter, sino tam-
dalgo español del siglo XVII: de antigua sangre no- bién en los detalles cotidianos. César, por ejemplo,
ble, con antepasados que se remontaban a la diosa era calvo desde joven y también presumido. Así
Venus, pero de estatus económico y social medio- que, cuando fue coronado con el laurel, se procuró
cre. Su bisabuelo y su padre solo habían llegado a una corona especial que disimulaba casi por com-
ser pretores (magistrados públicos). pleto su calvicie. Hasta entonces había usado un
Pero él era mucho más listo y muchísimo más truco para peinarse al que llamaba irónicamente
ambicioso. César fue un hombre extraordinario, “traslado”, que consistía en echarse el cabello de
en el sentido lato del término. Su persona- la nuca y los aladares hacia lo alto del cráneo. Plu-
lidad es una de las mejor conocidas de tarco añade el detalle de que el César se rascaba
la Historia Antigua, gracias al interés la cabeza con un solo dedo para no alborotar tan
por el detalle con que redactaron sus delicada obra de precisión. Con las vueltas que da
biografías Suetonio y Plutarco, dos autores coetá- el mundo, ya saben a quién trata de emular el em-
neos que escribieron a fines del siglo I, o sea, siglo perador actual.
Aunque sólo podría emularlo en eso, porque
FOTOS: VICTORIA AND ALBERT MUSEUM; MUSEO DEL LOUVRE.

Cayo Julio César era culto, ingenioso, elegante, ge-


neroso, refinado; su oratoria era la mejor de Roma,
Vanidades capilares escribía como un maestro en prosa y verso, tenía
En la imagen, estatua de Julio César, obra de Nicolas un carácter estupendo y lo amaban todas las mu-
Coustou (1713), que se halla en el Museo del Louvre jeres. Demostró también unas capacidades milita-
de París. En ella aparece con la corona de laurel res fuera de lo común, y no sólo como estratega,
especialmente frondosa que se hizo fabricar para
disimular casi por completo su alopecia, un rasgo vencedor en cien batallas, sino en lo que respecta
físico que lo atormentaba desde joven y que le dio al mando inmediato de las tropas. Porque se im-
el apodo de “el Adúltero Calvo”. plicaba en las operaciones personalmente y sus
hombres sabían que era una persona resuelta, que
Su extracción era como la de un hidalgo español del siglo XVII:
antigua sangre noble, pero estatus económico y social mediocre.
afrontaba los obstáculos de cara y los superaba con Pero también podía ser más austero que nadie si
ingenio y decisión. Comía el rancho con los solda- llegaba el caso. Toda su vida supo moderarse con el
dos y los cuidaba como a las niñas de sus ojos. Sa- vino, cosa inusitada entre los potentados romanos.
bía ser inflexible cuando era necesario, pero por lo Y tampoco era demasiado exigente con la comida.
común era indulgente con la tropa, que se sentía De joven era delgado pero robusto; luego engordó
comprendida por su general y daba lo mejor en el hasta ponerse rollizo. Dejando a un lado los espo-
combate. Sus soldados le demostraron una fideli- rádicos ataques epilépticos que padecía (el mal
dad ciega, nacida de una confianza absoluta. Sa- sagrado), tenía una salud perfecta: en sus mejores
bían que César no los traicionaría jamás, porque tiempos militares llegó a hacer marchas de cien
era de los suyos: lo habían visto caminar entre la mil pasos, que vienen a ser unos 70 km.
lluvia y el barro delante de ellos. Cuando, en las
horas decisivas del paso del Rubicón, reunió a su Sexualidad desbordada
querida legión decimotercera para exponerle con Su desmesura se aplicaba especialmente al te-
franqueza la situación, que les obligaba a marchar rritorio sexual. No era agraciado: además de su
sobre la propia Roma enfrentándose al resto del calvicie, tenía el mentón prominente, la boca ar-
ejército, confesó a continuación que no tenía dine- queada y el labio inferior más grueso que el supe-
ro para pagarles, sus veteranos, aquellos que le ha- rior y algo caído. Pero, así y todo, magnetizaba a
bían acompañado durante 10 años de campañas, las mujeres. Tenía una fama bien ganada de me-
no sólo aceptaron seguirle, sino que contribuyeron trosexual, de rendir más en la cama que el me-
a ello entregando voluntariamente su botín perso- jor de sus legionarios, a los cuales, por cierto, les
nal de guerra para hacer posible la expedición. encantaba esa faceta de su general. Entraban en
En el combate era prudente o atrevido en función las ciudades al grito de: “¡Ciudadanos, escondan
de las circunstancias, pero como persona era in- a sus mujeres que ha llegado el adúltero calvo!”.
moderado por naturaleza, lo que se dice un tipo ca- Tuvo tres esposas y centenares (tal vez miles) de
paz de todo. Capaz, incluso, de imponerse a su falta amantes más o menos esporádicas. Entre ellas,
de moderación. Generoso hasta el derroche, pero buena parte de las mujeres de los ciudadanos
también codicioso. Se aficionó con facilidad al lujo más prominentes de Roma –incluida Mucia, es-
desde que lo empezó a disfrutar, y sus gustos por posa de su colega de triunvirato Pompeyo–, lo que
lo exquisito se fueron refinando. Sentía pasión por le granjeó el odio de muchos capitostes. Pero al
las piedras preciosas, las perlas grandes y los obje- parecer no toda la culpa fue suya, porque aquellas
FOTOS: AGE; GETTY IMAGES

tos de oro, así como por los esclavos y esclavas más distinguidas damas se peleaban por acceder a la
caros, que llegó a comprar a unos precios que le es- puerta de su dormitorio. En todo caso, parece que
candalizaban a él mismo. Tanto como para disimu- los dos grandes amores de su vida fueron Servilia,
larlos o escamotearlos en sus cuentas personales. la madre de Bruto –uno de sus asesinos y, según

Fascinado por Egipto. Tras Pompeyo, César llegó al país del Nilo y allí cayó rendido ante
la reina Cleopatra, hermana de Ptolomeo XIII (aquí, su encuentro en un cuadro de Giando-
menico Tiepolo, 1747). Tuvieron un hijo, Cesarión (der., en un relieve con su madre).

muyinteresante.com.mx 19
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Las reformas del calendario

rumores nunca probados, hijo suyo–, y Cleopatra,


reina de Egipto y madre de su hijo Cesarión.
A pesar de esa probada fogosidad ante el esta-
mento femenino, sus enemigos no habían olvi-
El primer retoque del calendario
juliano vino en el año 325 de la
dado que, siendo un muchacho, marchó a una de
mano del Concilio de Nicea (arriba, las guerras de Asia y, en vez de luchar, fue es-
un ícono conmemorativo).
cogido por el rey de Bitinia, Nicomedes, a quien
le encantaban los efebos, para formar parte de

L
a intervención de Julio Cé- siglo. Así y todo, rigió el mundo su séquito. Parece ser que algunos comerciantes
sar en los asuntos de Esta- durante 1,600 años. griegos invitados por Nicomedes lo habían visto
do produjo una revolución Cuando, en el año 325, el Con- actuando como copero del rey en compañía de
en las tradiciones romanas cilio de Nicea estableció que la otros “mozos de placer”, y César hubo de sopor-
que muchos no le perdonaron Pascua debía celebrarse el domin- tar ser llamado reina de Bitinia por su rival Bí-
nunca. Para empezar, reformó el go siguiente al primer plenilunio bulo o afrontar el dicterio de Curión, que llegó a
calendario romano que, tras siglos de primavera (como se continúa referirse a él como “hombre de todas las mujeres
de cambios y de días intercalados, haciendo siete siglos mas tarde), y mujer de todos los hombres”.
ya no se correspondía con las se habían perdido más de tres
estaciones. El calendario de César días. Por ello, en el siglo XVI, el Triunvirato y éxitos militares
o calendario juliano, instaurado Concilio de Trento recogió la Fue una mujer quien le facilitó las cosas al prin-
en 46 a.C., estableció la duración necesidad urgente de reformar el cipio de su carrera: su amante Tértula, esposa
del año en 365 días y un cuarto, calendario, tarea que corrió a car- del potentado Craso, quien consiguió que su ma-
con lo que al intercalar un día go del papa Gregorio XII, quien en rido le hiciera un gran préstamo para comprar
cada cuatro años volvía a ajustarse 1582 eliminó 10 días completos: los votos senatoriales suficientes como para ser
el ciclo. Sin embargo, el cálculo al 4 de octubre le sucedió el 15 de destinado a Hispania con un mando militar. Cé-
no es correcto por poco, ya que octubre, fecha en la que empezó sar aprovechó sus éxitos hispánicos para darse a
la duración exacta del año es de a correr el nuevo calendario gre- conocer en Roma y, cuando regresó –el año 65 a.
365 días, 5 horas y 48 minutos, o goriano, el cual es vigente hasta C. –, fue nombrado concejal de la ciudad, puesto
sea, un cuarto de día menos 12 nuestros días. Resulta ser de una en el que, según sus contemporáneos, organizó
minutos. Esto plantea un desfase precisión muy notable, ya que espectáculos nuevos y desconocidos hasta en-
considerable de 48 minutos por sólo adelanta 26 segundos al año, tonces. Se inclinó políticamente del lado de los
cada año bisiesto, que se traduce lo que significa un error de un día populares alineándose con Graco, y el Senado
en la pérdida de 20 horas cada completo cada 3,300 años. consiguió quitárselo de encima nombrándolo
propretor de España. Entonces aparecieron otros
deudores –porque César se manejaba a lo gran-
César tuvo tres esposas, Cornelia, de– reclamándole, antes de marchar a Hispania,
Pompeya y Calpurnia, y cientos (o tal vez el pago de los 25 millones de sestercios que les
FOTO: ASC

miles) de amantes; entre ellas, Cleopatra. debía. Craso volvió a ser su fiador y, cuando re-

20 muyinteresante.com.mx
“Tu quoque, fili mi!”. Según
Suetonio, eso exclamó César (“¡Tú
César y los piratas cilicios

T
también, hijo mío!”) al ver a Bruto entre
sus asesinos (abajo, el magnicidio en odo ciudadano romano, hasta el más valiente, sentía pavor
un cuadro de Camuccini, siglo XIX),
aunque es improbable que fuera su al ridículo. Y cuando unos harapientos piratas cilicios lo
vástago, pues la relación con su madre, hicieron prisionero por pura casualidad siendo ya una dig-
Servilia, fue posterior a su nacimiento.
nidad de Roma, César se sintió ridículo. Los piratas, viendo
la calidad de su presa, decidieron pedir un rescate fabuloso de veinte
talentos, pero César se les rio en las barbas y les ofreció cincuenta, al
tiempo que despachaba a parte de su escolta en busca del dinero.
Mientras lo traían, se dedicó a insultar despectivamente a los piratas
y a bromear con la posibilidad de crucificarlos. Llegó el dinero, César
quedó libre y lo primero que hizo fue organizar una pequeña flota
para apresar a sus captores. Recuperó el dinero y, tal como les había
dicho bromeando, los crucificó. Pero, en uno de sus rasgos compasi-
vos, ordenó que fueran degollados antes de ser clavados al madero.

Farsalia; allí fue donde César demostró su talento Un talento era una
unidad de medida
militar, y sus veteranos lo que habían aprendido de origen babilonio,
en las Galias. El balance de pérdidas arrojó 200 (arriba), pero usada
por griegos y romanos,
muertos en el bando de César y 15,000 en el de que equivalía a la masa
gresó a Roma como vencedor de las tribus ibéri- Pompeyo, quien huyó a Egipto con su mujer. Una de agua necesaria para
llenar un ánfora como
cas y cargado de oro, su estimación política y su vez allí, el faraón Ptolomeo XIII, que era vasallo de la de la foto.
popularidad dieron un salto cualitativo. Fue ele- Roma y conocía el resultado de Farsalia, le cortó
gido miembro del Primer Triunvirato, una alian- la cabeza para congraciarse con César. Y cuando
za nunca reconocida oficialmente que repartió éste desembarcó en Egipto siguiendo a Pompeyo
el poder entre Pompeyo, Craso y él. Craso mar- con ánimo de capturarlo e indultarlo, el egipcio se
chó a luchar contra los partos, cuyas riquezas se la presentó en una bandeja.
consideraban fabulosas, y murió de una mane-
ra horrible cuando el general parto que lo había Los idus de marzo
convocado a una conferencia de paz le ofreció A pesar de que las cosas estaban cada vez peor
aplacar su sed de oro definitivamente, para lo en Roma, César permaneció nueve meses en
cual hizo que lo maniataran y le vertieran oro Egipto, magnetizado (esta vez, él) por la hermana
fundido por la garganta. de Ptolomeo, Cleopatra. Al final, con sus solda-
Pompeyo se quedó en Roma y César partió a dos amenazando sublevarse, regresó a Roma y
conquistar las Galias, que hasta entonces no ha- arregló a golpe de legión los problemas en His-
bían despertado la codicia de Roma: era la franja pania, de donde ya no llegaba trigo a Roma, ven-
mediterránea que las legiones estaban obliga- ciendo a los de Pompeyo en la batalla de Munda
das a recorrer para llegar a Hispania. Fue César (la actual Montilla, en Córdoba). Pero el verdade-
quien puso a Francia en los mapas, y sus tesoros ro conflicto estaba dentro, entre los suyos, una
en las arcas de Roma. Durante siete años luchó parte de los cuales desaprobaba la relación con
incansablemente contra galos, belgas y helvéti- Cleopatra y temía que la facción más fanática
cos dejando atrás un millón de cadáveres, según lo proclamara rey, liquidando una República de
las estimaciones modernas (un auténtico geno- cinco siglos. Así, se conjuraron para asesinarlo el
cidio); incluso se atrevió a desembarcar en Ingla- día de los idus de marzo, o sea, el 15 de ese mes.
terra en busca de sus queridas perlas. Además, Aquella mañana hubo señales y avisos: su espo-
dejó escrita una crónica detallada de cómo lo sa Calpurnia soñó que lo veía cubierto de sangre
hizo, su célebre De bello Gallico (Comentarios sobre y le rogó, sin éxito, que se quedara en casa. Un
la guerra de las Galias). adivino callejero le advirtió a gritos que se cui-
Con la Galia sometida y un enorme prestigio dara de los idus de marzo, a lo que César respon-
acumulado, a su vuelta a Roma tuvo que enfren- dió: “En ellos estamos”, y el adivino sentenció
tarse a Pompeyo, que se había pasado al bando misterioso: “Pero aún no han pasado”. Minutos
de los aristócratas. Cruzó el Rubicón con aquel más tarde, en la sala del Senado, los conjurados
famoso Alea jacta est (“El dado está en el aire”), el lo apuñalaron uno por uno. El fiel Marco Antonio,
FOTOS: ASC; GETTY IMAGES

primer día del año 49 a. C., y en menos de tres me- al que habían entretenido en la entrada, lo des-
ses entraba en Roma tras la vergonzosa huida de cubrió tendido en un enorme charco de sangre:
Pompeyo, que contaba con fuerzas dobles que las apenas una gota en el rojo mar que aquel asesi-
suyas. La batalla decisiva se dio en la planicie de nato iba a provocar en los años siguientes.

muyinteresante.com.mx 21
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Julio César, el genio


R
oma dio grandes generales en sus más de mil años y Britania. Además emprendió exitosas campañas en Hispania
de historia, pero ninguno como Cayo Julio César. y Lusitania y derrotó contundentemente a las tribus germanas
Gran estratega, fue quien, en la práctica, creó el que asolaban la frontera norte de Roma. La más famosa de
Imperio romano. Lo hizo desde lo político, dándole el sus victorias, y la que permitió la conquista definitiva del país,
empujón final a una República tambaleante, y también militar- fue la batalla de Alesia, en la que venció a 330,000 galos con
mente, al expandir sus fronteras conquistando la Galia, Egipto apenas 70,000 legionarios.

Conquista de las Galias


La campaña de César en las Galias fue fulminante. En 58 a. C., fue elegido
procónsul de las Galias y en tan sólo tres meses venció a los helvecios y a
los germanos. En el año 57 exterminó casi por completo al pueblo belga Tortuga
–el más belicoso de los galos–. Entre los años 56 y 54 a. C., completó la indestructible
invasión del sureste de Britania. En 55 y 53 emprendió expediciones de El scutum (escudo) permitía
castigo contra los usípetas y los teneterias, dos pueblos germanos que hacer formaciones compactas
asolaban el norte de las Galias. En el año 52 debió afrontar la sublevación de legionarios.
de Vercingétorix, que había levantado a todos los pueblos galos contra La más famosa de estas alineacio-
Roma. Lo derrotó de manera brillante en la batalla de Alesia y al año nes era la tortuga, que protegía a los
siguiente pacificó por completo la Galia con su triunfo en Uxeloduno. legionarios de las lluvias de flechas.

Tácticas de asedio
Las legiones romanas también sobresalieron por su ingenio para apoderarse de
territorios enemigos mediante la fuerza o el desgaste. Perfeccionaron las máqui-
nas de asedio existentes, como el onagro o las torres de asalto móviles, y crearon
nuevos dispositivos, como el escorpión.

Torres defensivas
Equipadas con arqueros
y artillería, servían tanto
Onagro para vigilar como para
Máquina de tiro que defender.
arrojaba piedras o
betún ardiente dentro
de la ciudad sitiada.

Escorpión
Usado por primera
vez en la campaña de
las Galias. Lanzaba
proyectiles de hierro
a distancias de
400 metros.

Balista
Era un arma de tiro
GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO PEÑAS

tenso, no del todo eficaz,


contra murallas bien
edificadas. Lanzaba
proyectiles incendiarios.

22 muyinteresante.com.mx
Batalla
de Alesia
En septiembre de 52 a. C.,
César persiguió a Vercingétorix,
líder de las tribus galas, quien
se refugió con sus guerreros en
la ciudad amurallada de Alesia.
Mientras los galos esperaban
la llegada de refuerzos, César Movimientos romanos

mandó construir una muralla


para sitiar la ciudad, y otra para Ataques galos
Contraataque
detener a los refuerzos. Cuan- Las tropas que defen-
Ataque romano dían las líneas romanas
do éstos llegaron, los romanos contraatacaron y los ga-
se encontraron en una situa- Iniciativa y triunfo los fueron masacrados.
César y 6,000 jinetes atacaron
ción complicada; no obstante, por sorpresa a la retaguardia,
se hicieron con la victoria. venciéndola en su totalidad.

Obra maestra
El perímetro de asedio construido por César era una maravilla
de ingeniería militar: una muralla interior, fosos profundos
llenos de agua, fosos con estacas afiladas y pozos disimulados
con puntas de hierro en su interior.

Ataques desesperados
Fuego y muerte Los galos atrapados en la ciudad
Los galos intentaban abrir hicieron cuatro intentos por salir,
brechas en la empalizada pero fallaron.
prendiéndole fuego.

muyinteresante.com.mx 23
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Leg

24 muyinteresante.com.mx
iones
El ejército romano y las guerras civiles

Una formidable
máquina bélica
Fueron la fuerza armada más
preparada y eficaz de la Antigüedad y
evolucionaron al compás de la historia
de Roma. Pero, además de someter a
otros pueblos, lucharon entre sí en las
contiendas intestinas que marcaron el
fin de la República y el auge de César
y Octavio. Por Nacho Otero

E
n tiempos de Julio César y Octa-
vio Augusto –y en los siglos veni-
deros del Imperio–, las poderosas
tropas romanas no tenían igual
en el mundo conocido e inspira-
ban en sus enemigos un temor
reverencial. Mucho habían evo-
lucionado desde los orígenes tribales de Roma.
Pero ya entonces, cuando los romanos hereda-
ron de los etruscos gran parte de sus tradiciones,
costumbres y modos de organización social, sus
fuerzas de combate –las falanges– se distinguie-
ron pronto por su sofisticación: lanzas de puntas
de hierro y bronce, espadas rectas y curvadas,
yelmos metálicos similares a los diseños griegos,
lorigas (armaduras) de cuero con aplicaciones de
metal, escudos redondos de bronce y grebas del
mismo material. Asimismo, adoptaron de los ti-
FOTOS: GETTY IMAGES

Disciplina y sacrificio. Desde sus orígenes, rrenos la trompa metálica, un instrumento ideal
Roma formó a las tropas más sofisticadas e
invencibles del Mundo Antiguo, capaces de
para transmitir órdenes en el fragor de la batalla,
marchar 30 km diarios en condiciones extremas y aparecieron enseguida los carros de combate
(en la imagen, recreación moderna).
tirados por dos caballos.

muyinteresante.com.mx 25
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Sus primeras fuerzas de combate, no, las falanges dieron paso a una nueva fuerza
las falanges, dieron paso en el siglo de combate: las legiones, un instrumento que
IV a. C., a las legiones. sería clave para la creación del Imperio romano.
Estas unidades estaban constituidas por mili-
En la época monárquica, las peculiares carac- tes reclutados entre los varones propietarios de
terísticas de la monarquía romana –en esencia tierras y ciudadanos de entre 17 y 46 años (edad
el rey, elegido entre los ciudadanos, era un jefe máxima un tanto laxa, que se ampliaba hasta 50
cívico-militar– impusieron una rápida superio- y más en caso de emergencia o falta de efecti-
ridad sobre sus vecinos. Roma inició su política vos). Había cuatro categorías de milites, diferen-
de expansión territorial y, a mediados del siglo ciadas por su equipamiento –relacionado con
VI a. C., se extendía 3,100 km2; y este agranda- su estatus social, pues cada soldado lo costeaba
miento vino acompañado por el de su ejército, de su bolsillo– y nivel de experiencia. Los más
que pasó de las 30 centurias y los 3,000 hombres jóvenes y pobres eran los vélites, que iban en
de sus comienzos a los 20,000 infantes y 800 ji- vanguardia armados con venablos (lanzas cortas
netes de la época de Servio Tulio (578-535 a. C.). arrojadizas) de poco más de un metro de largo,
Teniendo en cuenta que Roma tenía entonces una espada, escudo circular y se protegían la
80,000 habitantes, ello significa que uno de cada cabeza con un casco recubierto con la piel o la
cuatro era un guerrero. cabeza de un lobo, para infundir terror en el ene-
migo. Les seguían los hastati o lanceros, hombres
Tortuga guerrera. De la falange a la legión
Fue una típica forma-
también jóvenes que portaban una espada corta
ción de asalto de las Con la llegada de la República (509 a. C.), el ejér- (gladius), dos lanzas o pilum (una pesada y otra
legiones romanas, en la
que un grupo de solda-
cito romano continuó su evolución. Así, tras la ligera) y un escudo pesado y largo de madera y
dos se protegía con los derrota de Alia (390 a. C.) frente a los galos y el metal (scutum) y se cubrían con una armadura y
escudos, como vemos
abajo (imagen de una
posterior sitio y saqueo de Roma por parte de és- un casco de bronce con carrilleras. A continua-
recreación, Jordania) tos, vendría la primera gran reforma militar. De ción, los principes, columna vertebral de las legio-
y daba lugar
a una especie de
la mano de Marco Furio Camilo, general, dictador nes formada por padres de familia mayores de
“tanque” humano. y cónsul que reconstruyó el poderío bélico roma- 30 años, equipados como los hastati, pero mejor

FOTOS: GROSBY GROUP

26 muyinteresante.com.mx
protegidos (grebas, cotas de malla, lorigas) y con
Marco Agripa, un general excepcional

M
más experiencia. Y por último estaban los triarii arco Vipsanio Agri- dedicó un majestuoso funeral en
(veteranos o triarios), que integraban las últimas pa (63-12 a. C.) fue, el que él mismo leyó el discurso
filas, disponían de una lanza larga y constituían junto con el propio laudatorio, decretó un mes de lu-
la reserva de sus camaradas más jóvenes –el Octavio Augusto, to, ordenó que lo enterraran en el
combate había de estar muy apurado para que uno de los personajes centrales mausoleo imperial y adoptó a dos
llegara hasta ellos, lo que dio lugar a la frase “Lle- en la creación del sistema del de sus hijos. Entre sus méritos es-
gó hasta los triarios” para indicar que una dispu- Principado, que regiría el Imperio tuvieron las numerosas construc-
ta había sido muy reñida–. Aparte, claro está, de romano hasta la crisis del siglo III. ciones con que embelleció Roma
los jinetes o equites que formaban la caballería, Amigo íntimo, estrecho colabo- –el paso “del ladrillo al mármol”
un cuerpo exiguo y cuyos miembros procedían rador y encargado de los asuntos del que se vanagloriaba Octavio se
de las clases más altas, por lo caro que resultaba militares del futuro emperador debió sobre todo a él, que había
mantener un caballo. desde que, en el año 45 a. C., estudiado arquitectura–, como
Una legión romana, inicialmente, se dividía a Julio César los enviara a ambos a las termas de Agripa y el primer
su vez en 10 manípulos de dos centurias cada formarse junto a las legiones de panteón, y también las provincias
una, que contaban con unos 120-160 hombres Macedonia, llegaría a ser incluso (hizo erigir el teatro romano de
para las primeras filas y otros 60-80 para la reser- su yerno –Augusto lo casó en ter- Mérida entre los años 16 y 15
va. Y cada ejército constaba de cuatro legiones, ceras nupcias con su hija, Julia la a. C.); el mapa del Mundo Antiguo
además de un número análogo de tropas aliadas Mayor, con quien tendría cinco hi- que elaboró con los datos obteni-
de otras ciudades italianas, que solían propor- jos, entre ellos Agripina la Mayor– dos en sus viajes y, sobre todo, sus
cionar la imprescindible caballería. y se dice que los celos de Livia por excepcionales cualidades como
el gran influjo que ejercía sobre general. Venerado por los legio-
Cómo combatían los romanos su marido llevaron a que se lo narios, fue el auténtico artífice de
Poco a poco, las legiones adquirieron una rígida apartara de Roma en sus últimos muchos de los éxitos militares
estructura jerárquica –los centuriones, al mando años mandándolo con diversos de Octavio, como la victoria en la
de la centuria, los priores, del manípulo, etc.– y, cometidos al exterior. Se dice tam- famosa batalla de Accio (31 a. C.),
con ella, unas precisas formas de entablar com- bién que Augusto, enterado de su que culminó la cuarta guerra civil
bate que se convertirían en emblemáticas y les muerte por enfermedad, rompió y supuso la derrota definitiva del
proporcionarían el dominio del Mundo Antiguo. a llorar desconsolado; además, le bando de Marco Antonio.
Por ejemplo, la típica formación de asalto cono-
cida como testudo o tortuga, en la que un grupo
de legionarios se protegía con los escudos dando
lugar a una especie de carro de asalto humano; o
su eficaz mantenimiento del orden en el campo
de batalla, tanto mediante las señales acústicas
transmitidas por el cornicen o corneta como a tra-
vés del estandarte o signifer, que indicaba la di-
rección a seguir.
En combate, los vélites se encargaban de hos-
tigar a las primeras filas enemigas y luego se
retiraban entre los hastati y los principes, que se
desplegaban en una formación de cuadros con
espacios intermedios, a modo de damero, que
permitía a sus compañeros escabullirse en-
tre los huecos y a los de las filas más atrasadas
avanzar por ellos. La táctica se repetía hasta el
nivel de los triarii, que, tras dejar pasar a los le-
gionarios en retirada, formaban una compacta
muralla humana estrechando sus hileras en or- chado por los legionarios para atacar con sus es- Inaugurado por
Agripa en la colonia
den cerrado, muralla tras la cual se recompo- padas cortas, diseñadas para pinchar y clavarse de Emerita Augusta, el
nían las filas. de frente, mientras se protegían tras los escudos. teatro romano de Méri-
da (arriba) es Patrimo-
Arrojados durante la carga desde distancias in- Esta forma de lucha frontal era mucho más mor- nio de la Humanidad.
feriores a los 30 metros, los venablos y las pila tífera que la lateral –la perforación, por pequeña
(plural de pilum: lanzas o jabalinas) podían per- que llegara a ser, causaba la muerte, mientras
FOTOS: GETTY IMAGES

forar escudos y armaduras de un grosor de hasta tanto, los cortes laterales no– y además evitaba
2.5 cm, impidiendo al clavarse, con su solo peso, tener que exponer el brazo derecho y parte del
el avance del enemigo. Era el momento aprove- cuerpo fuera del escudo.

muyinteresante.com.mx 27
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Panoplia legionaria

E
l legionario debía ir bien segmentata (2), hecha de placas
protegido, pero también solapadas, pesaba hasta 9 kg y
disfrutar de mucha movili- llevaba forro acolchado, aunque
dad. El casco y la coraza de también podía ceñirse un cinto
hierro le resguardaban la cabeza, con faldellín de tiras de cuero
los hombros y el torso, pero tanto claveteadas sobre túnica de lana.
las piernas, en las que sólo lleva- Escudo o scutum, redondeado o
ba a veces grebas sobre las espi- de forma alargada, de madera y
nillas, como los brazos quedaban metal (3), espada corta o gladius
al descubierto. Modelos de casco (4) y dos pila o venablos (5), una
(1): a la izquierda, del s. I, y a la pesada y otra ligera, completaban
derecha, del II y del III. La coraza el armamento.

2 ¡Al asalto! Los romanos fueron


5 maestros de la poliorcética (técnicas
de asedio): rampas, minas, arietes,
catapultas, balistas y torres de asalto
como las de este grabado coloreado.

60 carrobalistas (balistas montadas en carros) y


otros artefactos ligeros, como los onagros y los
4 escorpiones (una especie de ballesta).
3 Como es lógico, un ejército tan poderoso y de tan
grandes dimensiones, el cual debía operar cada
vez más lejos de las metrópolis, no sólo debía sa-
ber atacar, sino también defenderse, y para ello
necesitaba lugares seguros donde alojarse, des-
cansar, protegerse de las inclemencias del clima
y rearmarse. Los romanos perfeccionaron el cam-
pamento construyendo grandes castros fortifica-
dos, que a menudo acabarían por convertirse en
ciudades amuralladas (Turín, Cáceres, Colonia...).
El castro romano solía alzarse en terreno llano,
pero dominante, y cerca del agua; de forma cua-
drada, tenía capacidad para dos legiones con sus
tropas auxiliares, más la caballería y la impedi-
menta. Alrededor se cavaba un foso hondo y se
Maestros del asedio (y la defensa) erigía una alta empalizada. En el centro del cam-
A esta formidable máquina bélica hay que su- pamento se abría un gran espacio para el altar y el
mar la maestría de los romanos en el asedio a foro, donde asimismo se instalaban las tiendas de
fortificaciones y ciudades amuralladas, lo que los jefes (comandante, cuestor y legados).
se conoce como arte de la poliorcética. Aparte
de construir rampas y otros ingenios y excavar Las mulas de Mario
minas bajo el tiro enemigo, aprendieron a dise- La segunda gran reforma militar –toda una revo-
ñar grandes torres de asalto y eficaces arietes lución– llegaría ya durante la República tardía,
para abatir muros y puertas; estos últimos iban en los albores del siglo I a. C., y la emprendió un
montados en armazones de madera con ruedas, personaje excepcional: Cayo Mario (157-86 a. C.),
se guarecían de los proyectiles incendiarios con único político y general elegido siete veces cón-
GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO PEÑAS.

pieles humedecidas y llevaban como remate en sul en la historia de Roma (y tío y primer men-
el extremo percutor una gruesa cabeza de carne- tor de Julio César, para más señas). Con él, las
ro (aries: de ahí su nombre). También destacaron legiones pasaron a dividirse en 10 cohortes de
en la fabricación y uso de máquinas de artille- 480 miembros cada una, se autorizó el recluta-
ría: cada legión llegó a contar con 10 catapultas, miento de hombres que no fueran terratenien-

28 muyinteresante.com.mx
Había cuatro categorías de legionarios:
los vélites, hastati o lanceros, principes y
triarii, además de jinetes (equites).
pedimenta (tren logístico que iba tras el ejército)
y ganar a la vez independencia sobre el terreno. El
resultado, no obstante sus efectos prácticos, fue
que a los soldados cargados de semejante modo
–entre 35 y 45 kg pesaba todo el equipo– se les em-
pezó a apodar “las mulas de Mario”. Y aun así, las
sobrecargadas legiones romanas siguieron avan-
zando, en promedio, 25 o 30 km diarios en cinco
horas de marcha, a las que seguían otras tres para
plantar y fortificar el campamento.

Guerra civil: la República se desangra


Fue precisamente Cayo Mario uno de los prota-
gonistas del primero de los sangrientos conflic-
tos fratricidas conocidos como las cuatro guerras
civiles de la República de Roma, que en el periodo
final –y terminal– de este sistema enfrentaron a
unas legiones contra otras a cuenta de las ambi-
ciones de poder de sus generales, las tensiones
tes –aunque sí debían seguir siendo ciudadanos entre facciones senatoriales y patricias, y la crisis
romanos– y se profesionalizó la carrera militar: y decadencia generalizada tanto de la sociedad
los milites se convirtieron en soldados (por la sol- como el gobierno republicano en el I a. C. Estas
dada o paga que recibían). cuatro guerras, y otras varias menores, contribu-
En tanto, los cambios más importantes se dieron yeron decisivamente al fin de la era republicana
en el terreno logístico. Ahora, cada soldado había y el advenimiento del Imperio romano.
de llevar consigo las herramientas necesarias El primero de tales antecedentes menores fue Castros militares.
para el atrincheramiento –la dolabra (una espe- la llamada guerra social, guerra mársica o gue- Sobre estas líneas,
acuarela que recrea el
cie de hacha) y tres cippus, estacas de casi metro y rra de los aliados que, entre los años 90 y 88 castro (campamento
medio de largo y doble punta con las que se levan- a. C., enfrentó a Roma con sus aliados itálicos, fortificado) de la VII
legión en Viminacium
taban los lirios o trampas defensivas– y su propio que deseaban obtener la ciudadanía romana a (hoy Kostolac, Serbia),
equipo de cocina, para reducir el tamaño de la im- cambio de su colaboración. Mario y Sila coman- levantado en el siglo I.
FOTO: LATINSTOCK; GROSBY GROUP

muyinteresante.com.mx 29
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Los campamentos romanos


tenían capacidad para dos
legiones, más las tropas
auxiliares y caballería.
daron conjuntamente a las tropas que derrota-
ron a los sublevados, pero esa unión se extinguió
el mismo año de la victoria: la facción de los po-
pulares (izquierdistas) que secundaba al primero
y la de los optimates (conservadores), que apoya-
ba al segundo, iniciaron la guerra civil por sus
desavenencias sobre la campaña contra Mitrída-
tes VI. Mario no vio el final de esta guerra –murió
de causas naturales en 86 a. C.– y su hijo Cayo
Mario el Joven, que continuó la lucha contra Sila,
también sucumbió en ella (acorralado, se suicidó
en 82 a. C.). El conflicto terminaría en 81 a. C.,
dando paso a la dictadura de Lucio Cornelio Sila.

César versus Pompeyo, duelo de titanes


Los agitados años que siguieron vieron nacer y ex- La reforma de Mario. El político y militar Cayo Mario (repre-
sentado en el cuadro de arriba) profesionalizó el ejército roma-
tinguirse, como se ha dicho, otros enfrentamien- no y dividió las legiones en cohortes.
tos subsidiarios: la guerra sertoriana o de Sertorio
(80-72 a. C.), librada en Hispania y consecuencia ba el fantasma de la autodestrucción republicana,
de las mismas tensiones entre populares y optima- pero pronto se vio que no iba a ser así.
tes; la rebelión de Lépido (77 a. C.) contra el Sena- En efecto, en el año 49 a. C., las viejas heridas en-
do silano y su abortado intento de marchar sobre tre los populares –ahora reunidos en torno a Julio
Roma, o la famosa conspiración de Catilina (63 a. César– y los conservadores –partidarios de Pom-
C.). En un tiempo, pareció que el Primer Triunvira- peyo– se reabrieron con toda su crudeza en una
to –la alianza oficiosa de César, Pompeyo y Craso, segunda guerra civil. Fue ésta más breve que la
que se prolongó entre los años 60 y 53 a. C.– aleja- primera –acabó en 45 a. C., con la victoria total ce-

Barras de torsión Marco


(mediante cuerdas
o tendones
de animales)
Canal de tiro

Disparador

Así operaba
una balista
romana Cabrestrante
de carga con
trinquete
Fue una de las armas Brazos de la balista
de asedio más usa-
das por las legiones
para arrojar piedras, Trípode
jabalinas o mate-
riales incendiarios.
Similar a la ballesta
FOTO: GETTY IMAGES. GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO PEÑAS.

medieval, pero de
tamaño mucho
mayor, necesitaba un
trípode para equili- Barra de ajuste
brarse y un mínimo (modifica la eleva-
Munición ción del tiro)
de dos hombres para
manejarla. Las había
de tensión y de tor-
sión (izquierda).

30 muyinteresante.com.mx
¡A mí la guardia... pretoriana!

A
ugusto no fue, en de efectivos como en importancia.
puridad, el inventor Sería Augusto, en efecto, el que
de este cuerpo del estableciera sus funciones y tama-
ejército, pero sí quien ño: nueve grupos de guardias que
le dio las señas de identidad por en ningún caso podían superar los
las que pasaría a la historia. La mil hombres. Además, dándose
primera noticia documentada cuenta de que una formación
de la guardia pretoriana es del así no sólo era útil en la guerra,
año 146 a. C.: Publio Cornelio sino también para la política en
Escipión Emiliano (abajo, en un tiempos de paz, la convirtió en
cuadro de Federico de Madrazo), un cuerpo profesionalizado y
en su marcha hacia Numancia, se muy bien entrenado al que dotó
hizo acompañar de una escolta de numerosos privilegios: los
personal formada por 500 amigos soldados de sus cohortes recibían
que, por acampar junto al pretorio doble paga que el resto y cada
–la tienda de campaña del pretor uno de ellos, al cumplirse sus
o jefe máximo–, recibió dicho años prestados de servicio (que
nombre. Desde entonces, muchos se establecieron en un máximo de
generales romanos copiaron la 16), obtenía asimismo un “finiqui-
costumbre de escoger entre sus to” de 20,000 sestercios. Andando
Batalla de Farsalia. Fue el choque decisivo entre César y filas una fuerza privada y selecta el tiempo, la guardia pretoriana
Pompeyo y acaeció el 9 de agosto de 48 a. C. (arriba, en una
miniatura medieval). Derrotado, Pompeyo huyó a Egipto, donde de guardaespaldas, que solía llegó a detentar tal poder en el
murió, aunque sus partidarios siguieron combatiendo. contar con infantería y caballería. Imperio romano que pondría y
Durante las guerras civiles, la quitaría emperadores y asesinaría
sariana, convertida en dictadura vitalicia de tintes guardia pretoriana aumentó con- a varios de ellos. No obstante, ésa
seudomonárquicos– pero todavía más sangrienta, siderablemente tanto en número es otra historia.
y en ella midieron sus fuerzas dos colosales líde-
res militares que habían sido amigos y aliados, sin
embargo, eran demasiado ambiciosos para seguir
siéndolo mucho tiempo: el vencedor de la Guerra
de las Galias y Cneo Pompeyo Magno o Pompeyo
el Grande. Ambos aspiraban a dirigir en solitario,
tras la ruptura del Triunvirato, el Estado romano, y
ya sabemos quién se llevó la peor parte.
Pero a César le duró poco la alegría –fue asesinado
en los Idus de marzo de 44 a. C.–, y a la República,
igual la paz. El vacío de poder generado con el mag-
nicidio dio pie a varias pugnas inmediatas (guerra
de Módena, guerra de Sicilia) en donde se vieron
implicados los nuevos aspirantes a hombres fuer-
tes de Roma; los más notables, Marco Antonio y
FOTOS: GETTY IMAGES; REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO. MADRID. ESPAÑA.

el sobrino nieto de César, Octavio, designado por


aquél como sucesor. Pero éste –entonces aún lla-
mado Octaviano– y su rival, más Lépido, sellaron
momentáneamente la paz con un Segundo Triun-
virato, esta vez oficial, para dedicarse entonces a C., se enfrentaron a cara a cara. El resultado de
perseguir a los magnicidas Bruto y Casio: en eso esta cuarta y última guerra civil fue la derrota y
consistió la tercera guerra civil, que acaeció entre el suicidio de Antonio y la reina egipcia, la ane-
43 y 42 a. C., saldándose con la victoria de los pri- xión del país del Nilo a Roma y el incontestable
meros y la muerte de los segundos. triunfo del heredero de Julio César –con la inesti-
mable ayuda de su consejero y amigo Marco Vip-
La victoria final de Octavio sanio Agripa [ver recuadro 1]–, que poco después,
Todavía quedaba el cuarto y definitivo asalto. en 27 a. C., pasaría a presidir un Imperio bajo el
El Triunvirato se deshizo en 38 a. C., Octavio se nombre de Augusto. Y con él, las invencibles le-
afianzó en Occidente, Marco Antonio se atrin- giones romanas seguirían ampliando sin tregua
cheró –con Cleopatra– en Oriente y, del 32 a 30 a. sus conquistas.

muyinteresante.com.mx 31
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Octavio, el creador del Imperio

La importancia

August
de llamarse

Cayo Octavio Augusto, el primer


emperador romano, gobernó 43 años.
Empezó como un joven inexperto y
terminó siendo césar. Pese a no querer
ser rey, ejerció como tal. Más de dos
milenios no han podido borrar su
legado político. Por Laura Manzanera

C
onocido como Octavio de 63 a 44 a. C., como Octa-
viano de 44 a 27 a. C., y como Augusto a partir de en-
tonces, el primer emperador romano es considerado
por muchos historiadores, asimismo, como el más
importante y significativo.
En el último siglo antes de Cristo, Roma había su-
frido sangrientas guerras civiles y desuniones pro-
vocadas por las maniobras de sus generales, ansiosos de poder. Pero
la llegada de Augusto lo cambiaría todo. Desde el principio buscó un
nexo que uniera a los romanos: quería que creyeran que compartían
pasado y futuro, y basó su estrategia en dos pilares. Por un lado, actuó
como un imperialista a ultranza, deshaciéndose de sus rivales y unifi-
cando los territorios desperdigados para formar un Imperio ordenado
y coherente. Por otro, dio a éste un nuevo orgullo, empezando por un
completo lavado de cara a su capital. Su objetivo era canalizar el or-
gullo colectivo, “nacional”, en su persona, y para ello grabó su leyen-
da en piedra. Además, cuidaba mucho su imagen. Según su biógrafo,
Suetonio, era rubio, de talla media y nariz prominente y con pocos
dientes. Pero sus imágenes, poco o nada realistas, lo mostraban con
proporciones heroicas.

Heredero de Julio César


Nacido en el año 63 a. C., Cayo Octavio Turino era nieto de una hermana En el trono imperial. En este
óleo de Giovanni Battista Tiepolo
de Julio César, cuyo nombre completo era Cayo Julio César Octaviano. (1696-1770), titulado Mecenas
Puesto que aquél lo nombró heredero, adoptaría en su honor el nombre presentando las artes liberales
al emperador Augusto, las bellas
de Julio César Octaviano. Durante los primeros años de su vida pública artes, música y arquitectura se
se mostró hábil aliándose con sus principales oponentes, a la espera postran ante el emperador; a la
derecha de éste, Cayo Mecenas.
del mejor momento para eliminarlos.

32 muyinteresante.com.mx
to
FOTO: GETTY IMAGES

muyinteresante.com.mx 33
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Dispuesto a todo para regímenes personales: la


alcanzar el poder, luego dictadura de César y los
no dudó en enfrentarse triunviratos. A cambio,
militarmente a la mano se le concedieron cier-
derecha de César, Marco tos poderes y honores;
Antonio. Y su ambición el principal de ellos, el
lo llevó a sacrificar la título de Augustus, que
vida de Cicerón para lo- significa noble, vene-
grar la alianza del Segun- rable y sagrado, pero
do Triunvirato (43-38 a. C.), también viene de augere
que formó junto a Marco (engrandecer). Había logra-
Antonio y Lépido, los más fie- do un nombre con santidad,
les colaboradores de César. Augusto el Venerado, pero para
ser omnipotente necesitaba
Talento político más autoridad, así que decidió
Aun así, nunca destacó como Escudo de honrar la memoria de su padre
militar. Si bien se le atribuyen la virtud adoptivo y encargó una esta-
algunos triunfos, como la bata- En la foto, el Clipeus virtutis tua de Julio César para un tem-
lla de Filipos (42 a. C.) frente a o Escudo de la virtud, que plo, colocándola junto a Marte
los asesinos de César, en reali- fue concedido a Augusto y Venus. Así, si César era un
dad los logró Marco Antonio. Y en el año 27 a. C., por el dios, él era el hijo de uno. Eso
Senado romano. El Clipeus
con el tiempo sería el general abrió la puerta a la autocracia y
original era de oro y hoy no
Marco Agripa, su gran amigo, se conserva, pero ha llega- llevó implícita la construcción
quien le ayudaría a combatir do hasta nosotros la copia de templos y altares en honor
a sus antiguos aliados. Agripa en mármol de Arlés: una de de Augusto, nombre que lleva-
actuó siempre en los momen- las muchas que se hicieron rían desde entonces todos los
en las diversas ciudades
tos precisos, pero Octaviano se emperadores.
del Imperio.
llevó el éxito. Un buen ejemplo Entre las atribuciones ex-
es la batalla naval de Accio (31 traordinarias que recibió esta-
a. C.) contra Marco Antonio y su aliada Cleopatra. ban un amplio poder legislativo, el gobierno de las
Aparte del poder, estaban en juego dos modelos provincias aún por pacificar, las gestiones del fis-
políticos imperiales distintos. Octaviano estuvo co, del censo y la creación oficial de la guardia pre-
a punto de perder. Según las malas lenguas, se toriana, la primera fuerza armada a las órdenes
mareó en cubierta y fue Agripa quien hubo de ac- de un dirigente romano con carácter permanente
tuar en solitario para derrotarlos. y capaz de mantener el orden en la capital. Con el
Aunque no la militar, sí demostró su valía po- tiempo recibiría otro título honorífico de manos
lítica a través de las reformas que darían lugar del Senado: “Padre de la Patria”, y parece ser que
al régimen llamado Principado de Augusto (27 lo hizo visiblemente emocionado.
a. C.), por haber recibido su artífice el título de
princeps. Probablemente, su mejor arma
fue la paciencia. A diferencia de César,
no quiso precipitarse al imponer una
reforma monárquica; prefirió conce-
der tiempo a la oligarquía senatorial,
claramente republicana, para que
aceptara sus reformas. Y aunque
FOTOS: GETTY IMAGES; MUSÉE DÉPARTEMENTAL DE L’ARLES ANTIQUE

para restituir la República en un nue-


vo contexto, el Principado, hubo de
eliminar a algunos oponentes, en general
empleó la política de pactos. Simbólicamente,
devolvió el poder al Senado y terminó con los

Aunque no en la militar, sí demostró Periodo de bonanza.


Con la pax romana, la eco-
su valía política con las reformas nomía imperial se vio favore-
cida y los intercambios comerciales
que darían lugar al régimen del entre las provincias aumentaron. Aquí,
monedas de oro acuñadas con la
Principado. imagen de Augusto.

34 muyinteresante.com.mx
Expansión y reformas
En manos de Octavio, la República había muer-
to para dejar paso al modelo seudomonárquico,
y entonces él demostró ser muy hábil a la hora
de camuflar su absolutismo bajo una aparien-
cia “democrática”. Sus reformas se basaron en
el miedo de los ciudadanos a una nueva guerra
civil. Como monarca de facto, y con la excusa de
consolidar un nuevo sistema imperial más allá
de las ciudades-Estado, llevó a cabo profundas
reformas tanto políticas como sociales y terri-
toriales. Pretendía limar los desequilibrios que
habían llevado a la República a la crisis. Así, dejó
al Senado el gobierno de muchas provincias y
concedió a éstas bastante autonomía económi-
ca, aunque apenas capacidad política. Puesto
que había aumentado mucho el número de se-
nadores, usó su cargo de censor para purgar el
Senado y eliminar a los que se mostraban me-
nos dispuestos a perder poder. Logró someterlos,
pero el sueño de la vuelta de la República no ha-
bía terminado. Por eso, en el año 23 a. C., hubo un
complot fallido para asesinarlo.
Augusto destacó especialmente en su política
exterior, ésta se basó en la fundación de colonias
por todo el Imperio –donde cedía el poder a las
élites locales–, el reparto de lotes de tierra a mu-
chos soldados veteranos y la consolidación de
un ejército permanente, que mantenía la segu-
ridad en las fronteras imperiales y hacía de eje
central de la administración y el control de los
tributos. Así, la pax romana favoreció la integra- Representación del
“Salvador de Roma”.
ción económica entre provincias y territorios, Esta escultura, conocida
dándose intercambios comerciales, culturales y como Augusto de Prima
Porta, de mármol con
étnicos sin parangón. restos de policromía, puede
verse hoy en los Museos
Vaticanos. Datada en el año
El intento de volver a la tradición 20, fue hallada en 1863 en
Augusto tuvo éxito en la gestión administrativa la Villa de Livia, cerca de
Prima Porta (Roma).
y económica, pero fracasó en la política social e
ideológica. Creía que el abandono de las tradicio-
nes se había traducido en una ruptura del orden Augusto demostró ser muy hábil a la
social y en una gran corrupción, y para recuperar hora de camular su absolutismo bajo
el virtuosismo había que empezar por respetar el
estatus. ¿Cómo podía un senador casarse con una
una apariencia “democrática”.
prostituta o un liberto ser más rico que su antiguo Trató de restablecer las antiguas reglas socia-
dueño? Había que mantener la preeminencia de les a través de leyes y medidas políticas, pero
las élites senatoriales y económicas y dar a las no- fue inútil. Su modelo legal resultó más ideoló-
blezas provinciales acceso a los mecanismos del gico que realista, pues era imposible ralentizar
poder; y al mismo tiempo, mantener la estabili- una sociedad tan dinámica con medidas tan
dad de las clases medias. Por supuesto, sus medi- anticuadas. La realidad terminó imponiéndo-
das no beneficiaban en nada a la plebs, los grupos se. Un buen ejemplo son las leyes relacionadas
inferiores que debían ser mantenidos por las con la familia, dirigidas a limitar el rol de las
élites. Y aún beneficiaban menos a los esclavos mujeres para asegurar la natalidad: intentaban
y libertos, quienes vieron drásticamente limita- frenar el adulterio y el alto número de divorcios
FOTO: GETTY IMAGES

das sus posibilidades de promoción. No obstante, y penalizaban a los no casados y a los que no
desarrolló en Roma una política de repartición de tenían hijos otorgando privilegios a los matri-
grano y de espectáculos públicos. monios con tres o más.

muyinteresante.com.mx 35
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

En la foto, panorámica
nocturna del foro de Augusto
en la ciudad de Roma.

El gran constructor de Roma

A
bigarrada y caótica. Así era sobre todo, en el Foro, el gran espacio Panteón, el mausoleo de Augusto y el Ara
Roma, ya con un millón de simbólico. Así, junto al templo dedica- Pacis Augustae (Altar de la Paz Augusta),
habitantes, antes de que do a Marte hizo colocar estatuas de los que celebraba sus éxitos en Hispania y
Augusto la remodelara urba- antepasados de la familia Julia, logrando la Galia. Con él, se presentaba como un
nísticamente. “Encontré Roma como una un equilibrio entre tradición y actualidad. nuevo dios enviado para pacificar y hacer
ciudad de ladrillo y la dejé de mármol”, Pero la mayor transformación se dio en el posible una nueva etapa de prosperidad.
sentenciaría él mismo, orgulloso. Campo de Marte, una planicie que trans- Fue una iconografía renovada al ser-
Para lograr popularidad, construyó formó en un gran complejo monumental. vicio del nuevo poder. Augusto lo había
almacenes, acueductos y termas (las pri- Entre sus construcciones principales alcanzado tras una guerra civil, pero supo
meras públicas), dos teatros, un anfiteatro estaban el teatro de Marcelo, el anfiteatro aportar a Roma la estabilidad que la con-
y una biblioteca. Quiso dejar su huella, de Estatilio Tauro, las termas de Agripa, el vertiría en dueña del Mediterráneo.

Reglas antiguas. La política Pese a su gran esfuerzo por volver “a las prácti-
social emprendida por Augusto
fracasó en una sociedad dinámica, cas modélicas de nuestros modélicos antepasa-
que no aceptaba medidas anticua- dos”, en sus propias palabras, a Octavio Augusto
das. Aquí, detalle de un mosaico
romano en una villa tunecina, le fue imposible limitar la cambiante sociedad
que representa a un noble con su altoimperial romana.
esclavo recibiendo a un mensajero.
Por otra parte, el entorno privado del empera-
dor estaba muy lejos de seguir el modelo que él
pretendía imponer, como demuestra el caso de
su hija, Julia la Mayor. Cuando tenía 14 años, la
casó con su primo Marco Marcelo, que murió a
los dos años sin descendencia. Entonces volvió
a casarla, esta vez con su amigo Agripa, que le
dio tres hijos, dos de ellos varones: Cayo y Lucio.
Cuando Agripa falleció en el año 12 a. C. , la casó
por tercera vez con Tiberio, hijo mayor de su es-
posa Livia. Pero Tiberio, que se vio obligado a di-
FOTOS: ISTOCK; LATINSTOCK

vorciarse, preferiría abandonar su carrera como


sucesor y exiliarse a Rodas.
Parece ser que, desde entonces, Julia se dedicó a
coleccionar amantes. Séneca habla de “rebaños”

36 muyinteresante.com.mx
El emperador creía que el abandono de las tradiciones se había
traducido en una ruptura del orden social y en una gran corrupción.
de ellos y la califica como “mujer infiel trans- ban por dominar áreas no urbanizadas donde la
formada en prostituta”. Cierto o no, en el año estrategia del ejército romano era mucho menos
2 a. C., su propio padre la acusó de inmoralidad efectiva. Primero escogió zonas montañosas,
y la confinó a una pequeña isla. Y sus supuestos como el Pirineo y la cornisa cantábrica en la pe-
cómplices en un complot para asesinar a Augus- nínsula Ibérica o los Alpes en las Galias. Una vez
to fueron ejecutados. Se ignora si ella participó sometidas éstas, se hizo con la Iliria interior (en
conscientemente o fue utilizada. la actual Serbia).
Sin embargo, en Oriente las cosas fueron muy
Pax romana... muy relativa distintas. Tenían un serio problema en la fron-
Diez años después, la hija de Julia y nieta de Au- tera romana del río Éufrates, donde se topaban
gusto fue acusada de adulterio y también exi- con dos terribles enemigos: partos y armenios.
liada. Unos meses más tarde, le tocó el turno a A los primeros, ni siquiera Marco Antonio había
Ovidio, quien tras ser señalado de inmoralidad conseguido doblegarlos, así que Augusto pensó
recibió la orden de irse a la última frontera del que lo mejor era pactar con ellos. Como lo im-
Imperio, a una fortaleza en el mar Negro. Allí portante era recuperar el dominio de Armenia,
pasaría sus últimos años y todas sus peticiones bajo influencia parta, consiguió que el rey parto
para volver fueron infructuosas. En tanto, aún le devolviera las insignias perdidas por Licinio
se desconoce qué provocó exactamente su caída Craso en la batalla de Carrás (actual Turquía), en
en desgracia. el año 53 a. C., y que hubiera en Armenia reyes Altar de la Paz
Roma había crecido casi ininterrumpidamente de Roma. Con esa magnífica puesta en escena, la Augusta. El Ara Pacis
Augustae (en la foto),
desde el siglo IV a. C., y esta expansión era real- recuperación de Armenia se vivió como si de un construido entre los
mente difícil de parar y también de mantener. Se verdadero triunfo se tratara, cuando en realidad años 13 y 9 a. C., estaba
ubicado en el lado
necesitaban constantemente más esclavos, más no hubo ninguna lucha. Además, los armenios, oeste de la vía Flaminia,
tributos y nuevas tierras. Por eso, pese a decla- súbditos en teoría, eran en la práctica totalmente en el Campo de Marte.
Cada año, se debía
rarse partidario de la pax romana, Augusto se vio independientes. Ésta fue, a buen seguro, una vic- sacrificar un carnero y
obligado a continuar las conquistas. Sólo queda- toria de la diplomacia; eso sí, muy efectiva. dos bueyes ante él.
FOTO: ASC

muyinteresante.com.mx 37
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Una familia nada tradicional

C
on su historia fami- hija, Julia, y el mismo día que
liar, Augusto no fue ésta nació, Augusto se divorció
precisamente un buen de ella, enamorado de Livia, con
ejemplo en su preten- la que se casó al día siguien-
sión de proteger la “tradición” te. Livia, que también
y volver a la “rectitud moral” de hubo de separarse
tiempos pasados. Para empezar, de su anterior
se casó con una hijastra de Mar- marido, tenía ya
co Antonio para sellar el pacto un hijo, el futuro
del Triunvirato y se divorció de emperador Ti-
ella enseguida –según se ru- berio, y estaba
moreó, sin haber consumado el embarazada de
matrimonio– para poder casarse Druso. Cierta-
de nuevo y lograr otra alianza mente, su vida
En la foto (derecha) política; esta vez, con Escribonia, privada no respondió
el busto en mármol
de Julia la Mayor
nieta de Pompeyo y madre de para nada al modelo de
(39 a. C.-14), hija del dos hijos, a la que obligaron a familia estable y virtuosa que
emperador Augusto
y esposa de Marcelo,
descasarse. Escribonia le dio una él mismo predicaba.
Agripa y Tiberio.

Victoria germana. En este grabado se representa Por último, centró sus intereses en Germania.
la batalla del bosque de Teutoburgo, en el año 9, en
donde las fuerzas de Varo fueron masacradas por los Sus hombres no tuvieron demasiados problemas
queruscos de Arminio, cerca del río Weser. en alcanzar el valle del Elba y, aunque no se logró
un control totalmente efectivo, una destacada
parte de las tribus germanas terminó entregan-
do sus armas y tributos. Todo iba bien hasta que,
en el año 9, esta expansión por Germania termi-
nó drásticamente. El comandante romano en el
Rin, Publio Quintilio Varo, confió para su retirada
en un jefe querusco que había sido auxiliar de
las tropas romanas, Arminio. Pero éste lo traicio-
nó esperándolo con sus tropas en el bosque de
Teutoburgo, donde tres legiones romanas fueron
casi aniquiladas por completo.

La difícil sucesión
Aparte de la expansión, el otro gran problema
en sus últimos años fue el de la sucesión. Había
asentado su régimen, un ficticio aunque efecti-
vo equilibrio entre república y monarquía. Pero
¿cómo conservar el Principado a su muerte sin
otro príncipe legítimo? Es más, ¿cómo podía
traspasar sus poderes a alguien si en teoría no
era un monarca?
Augusto carecía de hijos varones, así que sus
nietos Cayo y Lucio parecían sus mejores cartas.
Por eso, les aseguró una carrera política, sin em-
bargo, y por si acaso, también apostó por otros
candidatos, entre ellos el segundo hijo de su es-
posa Livia: Druso.

Tras la muerte de sus


nietos, Augusto se centró en
FOTOS: GETTY IMAGES

Tiberio, que se había casado


con su hija Julia.
38 muyinteresante.com.mx
El reparto de grano
En este relieve del partenón de Éfeso
(Turquía) está labrada en piedra una cesta con
espigas de trigo. Este detalle ilustra la impor-
tancia de los cereales en la alimentación en el
Imperio romano. El emperador Augusto estipuló
una férrea repartición de grano y así pudo
organizar su producción y distribución.

El destino quiso que no fuera ninguno de ellos:


Druso murió inesperadamente en el año 9 y Lu-
cio y Cayo también, en plena juventud y con sólo
18 meses de diferencia. Llegó a hablarse de ase-
sinatos, de un complot de Livia para promover la
candidatura de su hijo Tiberio... y no sería desca-
bellado pensarlo. De hecho, otro posible sucesor,
Germánico, sobrino de Tiberio, fue envenenado
en Siria en el año 19, quién sabe si con la aquies-
cencia del propio Tiberio.

Divinizado para la posteridad


Como fuese, tras la muerte de sus nietos, Augus-
to se centró en Tiberio, que se había casado con
su hija Julia unos años antes. No era el ideal, mas
no había alternativa, así que le concedió sufi- empezó el culto al Divus Augustus, cuya primera
cientes poderes para que, a su muerte –que suce- sacerdotisa fue la misma Livia. Se erigieron tem-
dió en Nola en el año 14 (en la actual Campania)–, plos en su honor y todos los futuros emperadores
tuviera su futuro asegurado. llevaron su nombre. Nada parece poder borrar el
A Augusto le importaba cómo lo recordarían; legado del primer emperador romano. Tanto es
por eso, construyó un mausoleo. Alguien como así que, cuando el último, Rómulo Augústulo, ab-
él no podía desaparecer sin más. Un senador dicó en 476, su nombre pasó a ser el de un mes:
aseguró haber visto su alma subir al cielo. Así agosto. Y hasta hoy.

Monumento
funerario.
En la foto, las ruinas del
mausoleo de Augusto,
FOTOS: LATINSTOCK; ISTOCK

en Roma. Construido
por el emperador en el
año 29 a. C., tras haber
conquistado Egipto,
están enterrados allí
los principales miem-
bros de la dinastía
Julio-Claudia.

muyinteresante.com.mx 39
La dinastía

Julio-Claudia
Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón
eran descendientes de Julio César (ver árbol
genealógico). Su vida privada y pública marcó
el primer siglo del Imperio.

I / Un Imperio II / La consolidación
para una familia del poder romano Livia Drusila
pág. 42 pág. 52
58 a. C. - 28 d. C.

(Árbol genealógico simplificado)

Emperador Adopción Descendencia Matrimonio Adopción

1 Julio César
Adopción

Julia Cesaris

Cayo
Julio César

2
Hijos

100 a. C. - 44 a. C. 76 a. C. - 54 a. C.

140 a. C. - 85 a. C.
Julia Hija
Acia
Hijo
Augusto
la Menor

101 a. C. - 51 a. C. 85 a. C. - 43 a. C.

40 muyinteresante.com.mx
63 a. C. - 14 d. C.
Druso el Mayor

10 a. C. - 54 d. C.
Hijo

5
Tiberio Claudio
10 a. C. - 54 d. C.

Hijos

3 6
Tiberio Hijo
Nerón Claudio
Adopción

42 a. C. - 37 d. C.
37 - 68 d. C.

Germánico

15 a. C. - 19 d. C.

Agripina la Menor

15 - 59 d. C.

4
Hijos

Agripina Calígula
Julia la Mayor
la Mayor (Gaius Julius
Caesar
Augustus
Germanicus)
ILUSTRACIÓN: CARLOS AGUILERA

39 a. C. - 14 d. C.
14 a. C. - 33 d. C.
12 - 41 d. C.
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

Elegido para la gloria.


Octavio Augusto, sobrino nieto
y heredero de César y fundador
de la dinastía Julio-Claudia y del
Imperio romano, fue glorificado
ya en vida. Aquí, en un relieve
FOTOS:

junto a la musa de la historia.

42 muyinteresante.com.mx
Un Imperio

Familia
para una

Desentrañar el “quién es quién” en el lío dinástico de los Julio-Claudios


no es sencillo: la endogamia predominó, lo mismo que las adopciones y
las intrigas para asegurar la sucesión. Su origen fueron dos de las gens o
familias más destacadas de la historia de Roma.

M
uchacho, tú se lo de- contra Alba Longa, algunas familias locales des-
bes todo a tu nombre”. tacadas, como los Julios, habían sido perdonadas
La frase se la lanzó con y llevadas a Roma, permitiéndoles ingresar en el
desprecio Marco Anto- patriciado. Prueba de su excelente asimilación es
nio al joven Octaviano, que un Julio llegó a cónsul ya en el siglo V a. C. Se
el sobrino nieto de Julio iniciaba así su participación sobresaliente en la
César. Aunque cometía alta política. Durante estos siglos, mantendrían la
con ella el error de menospreciarlo, parte de ra- costumbre de que todas las mujeres de la familia
zón tenía el popular cónsul romano al referirse al llevaran como nombre Julia.
que había sido el inesperado heredero salido del Los Claudios, por su parte, procedían de los sabi-
testamento de César, sólo conocido tras su trai- nos, uno de los principales pueblos prerromanos,
cionero asesinato. Desde su tumba, el líder más que habitaron el área de los montes del mismo
admirado de la época adoptó formalmente al hijo nombre, al este del río Tíber. El fundador de esta
de la hija de su hermana, Julia la Menor, y le dio gens en el siglo V, Apio Claudio Sabino, huyó de su
su nombre; a partir de entonces se le conocería tribu natal al ser partidario de la unión con Roma;
como Cayo Julio César Octavio. Eso se convertiría decisión acertada, ya que llegaría a cónsul de ésta.
en el mejor salvoconducto: un pasaporte al po- El mismo cargo lo alcanzarían muchos otros de
der, que fue aprovechado con gran habilidad por sus descendientes.
el inteligente chico (por algo lo había escogido Ambas familias se distinguieron por una gran
el lúcido César). Y de él saldría toda una familia endogamia: los matrimonios entre parientes fue-
imperial, la dinastía Julio-Claudia, que dio cinco ron la norma, e incluso se darían algunos casos
imperators a Roma. de incesto. Estuvieron muy mezclados entre
Los Julios formaban una de las mejores gens ellos, y éste es el motivo por el que la
(agrupaciones familiares) romanas. Por historia los aúna como miembros
supuesto se trataba de patricios, que re- de una misma dinastía.
montaban sus orígenes hasta Julo, un
personaje que habría sido nada menos
que nieto de Eneas, el héroe troyano Druso el Mayor
huido a la península Itálica tras la des- Fue la primera opción de Augusto para resolver el
trucción de la mítica ciudad. Ya en Italia problema sucesorio, ya que el emperador sólo había
tenido una hija, Julia. Así que adoptó al hermano menor
habían tenido a algunos de sus más leja-
de Tiberio, nacido del primer matrimonio de su mujer,
nos ascendientes entre los reyes de Alba
FOTOS: GETTY IMAGES

Livia, al que apreciaba sinceramente. Pero Druso tuvo un


Longa, una ciudad de la región del Lacio accidente ecuestre durante la campaña militar
en los montes Albanos, destruida por de Germania y falleció prematuramente.
Roma en el siglo VII a. C. Tras la campaña

muyinteresante.com.mx 43
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

En la dinastía Julio-Claudia las bodas patricios que lideraban ejércitos en grandes gue-
rras contra pueblos extranjeros, no hacían sino
entre parientes fueron la norma, e complicar la sucesión dinástica.
incluso se dieron casos de incesto. Ya el propio Julio César había carecido de des-
A pesar de este panorama, curiosamente, nin- cendencia masculina, y esto lo llevó a fijarse en
guno de los cinco emperadores de la dinastía Octaviano. En realidad, sí tuvo con Cleopatra, rei-
sería hijo del anterior. De la misma forma que na de Egipto, un hijo varón, Cesarión (o Ptolomeo
César había adoptado a Octavio, éste haría lo XV), pero, como ésta no era su esposa y el niño te-
propio con su sucesor, Tiberio, y éste a su vez con nía muy corta edad cuando él murió, nunca con-
Calígula. En el caso de los otros dos, Claudio y tó para la sucesión. Convertido el sobrino-nieto
Nerón, intervendrían factores más propios de la en el hombre fuerte de Roma y con el nombre de
lucha por el poder, ya que sus respectivos ante- Octavio, él sí prestaría mucha atención al riesgo
cesores fueron asesinados. potencial que aquel hijo mitad egipcio de César
representaba para él y ordenaría matarlo tras de-
Emperador busca heredero rrotar a Marco Antonio y Cleopatra. Así cortaba
La adopción fue una práctica muy habitual en- de raíz cualquier posible reclamación dinástica.
tre estos mandatarios por una doble razón: a La falta de un heredero varón se repetiría en el
la carencia de descendencia directa se unía la caso de Octavio (que para entonces ya sumaba
voluntad de escoger al “mejor” para el puesto también a su nombre el de Augusto). A pesar de
como resultado de una cierta reminiscencia de casarse tres veces –con Claudia, Escribonia y Li-
la meritocracia inherente a la República, la cual via–, sólo tuvo una hija, llamada Julia la Mayor,
había sido la forma de gobierno durante siglos de quien además resultó ser bastante problemáti-
Roma, y su orgullo. Buscar al superior para la más ca: casada a los 14 años con su primo, Marcelo, a
alta magistratura fue siempre una preocupación la muerte de éste se había entregado a una vida
esencial de estos emperadores. Y los factores de constantes aventuras amorosas que la con-
naturales, como la corta esperanza de vida en la virtieron en “la Viuda Alegre de Roma”, en expre-
época, o el riesgo que sufrían muchos de estos sión del escritor Indro Montanelli.

El año sabático de Octavio en Tarraco

D
urante algo más de un año, del tuvo que ejercer in absentia su noveno caso, durante ese tiempo, Tarraco floreció
26 al 24 a. C., Octavio Augusto consulado y parte del décimo. También como “capital provisional” del emperador,
residió en Tarraco (Tarragona) se dice que en las guerras cántabras, de quien contribuyó a su engrandecimiento
para recuperarse de proble- las que venía cuando decidió pasar ese (en la foto, anfiteatro romano de Tarrago-
mas de salud que le afectaron durante la año sabático en Tarraco, estuvo a punto na). Además, durante su estancia Augusto
mayor parte de su vida: sufrió constan- de recibir el impacto de un rayo, lo que le tomó decisiones de gran importancia
tes eccemas, colitis y gripes de los que habría inquietado. Hay quien habla de su para Hispania: en el año 25 a. C., fundó la
sería curado más tarde por un médico miedo ante la ferocidad de los cántabros ciudad de Emerita Augusta (Mérida), en la
griego, Antonio Musa, que con ello ganó y la inesperada resistencia que opusie- que licenció a los veteranos de las guerras
la libertad. Fue sin duda una decisión ron a las legiones, factores que habrían cántabras, y más tarde Iliua Ilici, origen de
excepcional del emperador la de pasar aconsejado poner tierra de por medio la actual Elche, en donde se establecieron
tanto tiempo alejado de Roma, pues respecto al frente de batalla. En cualquier más soldados licenciados.
FOTOS: GETTY IMAGES

44 muyinteresante.com.mx
Del matrimonio de Agripa La excesiva Mesalina

L
a tercera esposa de Claudio una esclava, puesto que prefería
y Julia la Mayor nacieron (a la derecha, en un cuadro un lecho barato a la cama real. Di-
cinco hijos, dos de ellos ruso del siglo XIX) se ha simulaba su cabello negro con una
varones, pero Augusto les convertido en un símbolo peluca rubia y se dirigía al lupanar
de la relajación de las costumbres de tapicerías gastadas donde tenía
sobrevivió a ambos. sexuales entre las altas esferas de reservada una cámara”. En aquel
La longevidad de Augusto la Roma imperial. Formaba parte prostíbulo del barrio de Subura
A estos problemas propiamente familiares se de la dinastía, pero sus padres no ejercía bajo el seudónimo de Lycis-
uniría para Augusto la complicación de que él se contaban entre los miembros ca (la Loba). Se le atribuye haber
había realizado una gran transformación de la más prominentes de la misma y competido con la suripanta más
política y la sociedad romanas que aspiraba a tenían problemas económicos. conocida de Roma por ver quién
perpetuar a través de su continuador. Por ello, Por ello, Mesalina, una joven de podía mantener más relaciones en
resultaba muy recomendable que éste fuera un 15 años de excepcional belleza, una noche. Claudio la haría ejecu-
personaje bien visto por las élites más influyen- no podía aportar una gran dote al tar, con sólo 23 años cumplidos,
tes, comenzando por el Senado. Su primera op- matrimonio, algo que la descar- por mantener una relación bígama
ción había sido Druso, uno de los dos hijastros taba en el juego de los enlaces con el cónsul Cayo Silio, con el
aportados al matrimonio por su tercera esposa, de conveniencia. Esta situación la que habría planeado una conjura.
Livia. La desgracia querría que muriera prematu- llevó a aceptar el cortejo de Clau-
ramente al caer de su caballo durante una cam- dio, considerado por entonces el
paña en la región de Germania. ‘tonto’ de la familia imperial.
Descartada esa opción, había pensado en espe- Cuando inesperadamente Clau-
rar a que su hija Julia le diera algún nieto, para dio alcanzó el trono, Mesalina se
lo cual la casó con su colaborador más cercano encontró con un gran poder, ya
y apreciado, Marco Vipsanio Agripa, gran vence- que él, muy enamorado, seguía
dor de la batalla de Accio contra Marco Antonio ciegamente sus consejos. Fue a
y Cleopatra. De este matrimonio nacieron cinco partir de entonces cuando ella
hijos, dos de ellos varones, pero nunca llegarían desató su ninfomanía, según
a obtener el poder, porque su abuelo los sobrevi- escribieron sus detractores, que la
vió a ambos. La longevidad de Octavio Augusto llevó incluso a desear ejercer de
se convertía así en un nuevo obstáculo. prostituta. El poeta Juvenal le atri-
buye que “tan pronto como creía
El objetivo de Livia que su marido estaba dormido,
Antes de que sus hijos murieran, la “alegre” esta prostituta imperial vestía la
Julia había vuelto a enviudar. Su padre la casó capa que llevaba por la noche y
entonces con su otro hijastro, Tiberio, al que no salía de la casa acompañada de
había tenido tan en cuenta como a Druso (pero,
a medida que había menos opciones, su nom-
bre empezaba a tener más posibilidades). Su no poco agradable que más adelante comparti-
principal valedora era su madre, Livia, a la que rían también otras mujeres de la dinastía.
se adjudica haber propagado la leyenda Tiberio, por su parte, vería condicionada
de excesos sexuales que acompañaba su biografía por un ambiente cada vez
a Julia, de quien se decía que había más convulso dentro de su núcleo fa-
FOTOS: MNGL; MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES DE LA REPÚBLICA DE TATARSTÁN, KAZAN

tenido relaciones con miembros de miliar y político. En vida de Augusto,


prácticamente todas las clases so- había sido obligado por éste a divor-
ciales (incluidos esclavos) y que una ciarse de su esposa, Vipsania, con la
noche organizó una orgía en la plaza que se entendía muy bien, para casar-
del mercado de Roma. se con su licenciosa hija, Julia la Ma-
Finalmente, Livia conseguiría su yor. La situación resultó un difícil trago
objetivo de que Tiberio fuera
adoptado por el ya mayor
y achacoso Augusto. Julia El último recurso
también fue castigada por Tiberio, en principio, no entraba en las “quinie-
su “libertinaje”, fuera real o las” de Octavio para sucederle (ni tampoco él lo
exagerado. Su padre la exi- deseaba), pero la muerte de Druso y otros can-
didatos –y las intrigas de su madre, Livia, según
lió a la isla de Pandataria, algunos– lo colocaron en primera línea.
en el mar Tirreno, un desti-

muyinteresante.com.mx 45
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

El templo de los semidioses


A
ugusto inició una tradición que continuaría a lo
largo del Imperio: la construcción de templos Maison Carrée
dedicados a honrar a la familia imperial, si bien (Nimes, Francia)
la deificación como tal se producía post mortem
(sólo Domiciano se declaró a sí mismo dios mientras vivía,
lo que causó escándalo). El único templo romano que se
conserva con su forma original, la Maison Carrée (Nimes,
Francia), estuvo precisamente consagrado a la familia del
primer emperador; concretamente, a Cayo y Lucio, sus nietos
e hijos de su amigo Agripa, a los que adoptó. Erigido en 16 a.
C., según unos, o entre los años 1 y 4 de nuestra era, afirman
otros, cumple con las características clásicas de la arquitec-
tura religiosa romana (abajo, reconstrucción): es rectangular,
hexástilo –seis pilares en el pórtico–, descansa sobre un
pódium y lo rodean columnas corintias adosadas a la cella, el
área destinada al culto imperial.

LIVIA
CAYO
LUCIO

Capitel corintio
AUGUSTO

Pórtico hexástilo

Escalinata

FOTOS: GETTY IMAGES. GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO PEÑAS

Falso peristilo de
Pódium columnas adosadas Cella Columnas exentas
Un incendio sin un claro responsable

E
xiste mucha disputa sobre si Ne- Se trata de una polémica abierta, en la
rón ordenó realmente incendiar cual, si acudimos a las fuentes primarias
Roma en el año 64, una teoría de los propios historiadores romanos,
que, por otro lado, está muy ex- nos damos cuenta de que muchos de
tendida desde hace siglos. Fue la historio- ellos apenas citan el hecho. Porque, al
grafía cristiana la que fomentó la leyenda fin y a la postre, Roma sufría múltiples
sobre su loca decisión de provocarlo para incendios debido a que los materiales Grabado coloreado que recrea el famoso
y controvertido Gran Incendio de Roma
así poder culpar luego a los cristianos utilizados en la construcción de sus edifi- del año 64, que la historiografía tradicional
(algo que parece que, efectivamente, sí cios facilitaban la combustión. El historia- atribuyó al emperador Nerón, pero que hoy
se cree que fue meramente accidental.
ocurrió), mas hay historiadores quienes dor que más trata el episodio es Tácito,
señalan que esta atribución es muy quien señala que Nerón no estaba en de él tocando la lira mientras las llamas
posterior a los hechos, y otros más que Roma, sino en Antium (Anzio) cuando se arrasaban cuatro distritos de la ciudad
hablan simplemente de un accidente. desató el fuego y que la famosa imagen no es más que un simple rumor.

para Tiberio, aunque debemos recordar que en la Augusto dictó las leges Iuliae sobre
Roma de entonces el matrimonio no se decidía moral y vida privada con el objetivo
en absoluto por amor, sino que tenía la función
primordial de producir una descendencia legíti-
de aumentar la natalidad.
ma. Los maridos tenían una posición de dominio las orgías; esto lo compaginó con sus aventuras
y mantenían otras relaciones con quien quisie- homosexuales, siendo famosa su pasión por un
ran, fueran mujeres u hombres. histrión (actor) llamado Mnéster, al que, según
Suetonio, besaba en pleno teatro.
Germánico y su hijo Calígula
Pero el control que sobre la vida de Tiberio ha- La doble moral imperial
bía ejercido Octavio no se limitó a eso. También Asesinado en una conspiración, le sucedió su tío
lo obligó a adoptar a Germánico, joven miem- Claudio, quien, para sorpresa de todos –ya que
bro de una rama de la familia, como parte de era generalmente considerado un tartamudo
unos arreglos dinásticos. Curiosamente, ésta más bien tonto–, se desempeñaría como un ex-
demostró ser una gran elección, ya que Germá- celente emperador. Sin embargo, tenía una alar-
nico se revelaría como uno de los personajes mante debilidad en la vida privada: su carácter
más brillantes de la época. Lastimosamente mujeriego. Ya se había casado dos veces antes de
para todos, fue asesinado por el gobernador de llegar a la cúspide del Imperio, y solía engañar-
Siria. Luego, la muerte violenta le sobreven- las a todas. Su tercera esposa, Mesalina, causaría
dría al propio hijo del emperador, Druso el Jo- el escándalo [ver recuadro] de una manera sólo
ven, que caería fruto de las conspiraciones para comparable a la provocada anteriormente por
hacerse con el poder del prefecto Sejano, un Julia la Mayor, hija de Augusto.
siniestro personaje que sembró el terror en la Los escándalos sexuales y la vida licenciosa de
ciudad. Eso condujo a Tiberio a adoptar, como los últimos emperadores Julio-Claudios y de sus
última opción, al hijo de Germánico, Cayo, esposas resultan una tremenda paradoja en una
más conocido por el sobrenombre de Calígula dinastía que había intentado reformar las
por vestir desde pequeño la indumentaria de costumbres y, muy en particular, la mo-
los legionarios –creció en Germania acompa- ral privada. Ése fue uno de los grandes
ñando a su padre–, incluyendo sus populares objetivos de Octavio Augusto, quien
sandalias o caligae. había dictado las llamadas leges Iu-
Aunque nada hacía pensar que este emperador liae, que regulaban diversos aspec-
fuera una mala elección, y durante sus primeros tos de la moral y la vida privada con
compases en el cargo se mostró como un buen el objetivo de aumentar la natalidad
administrador, de repente, se ins-
taló en la locura, parece que a con-
Popea Sabina la Menor
FOTOS: GETTY IMAGES; LOUVRE MUSEUM

secuencia de una enfermedad. Sus


Este busto tradicionalmente se identifica con el
excesos sexuales fueron los peores
retrato de la emperatriz y segunda esposa de Nerón,
de la dinastía: mantuvo relaciones una de las mujeres más bellas de su tiempo, según
incestuosas con su hermana, Dru- Tácito. Se dice que se bañaba en leche de burra para
sila, y se dice que a sus otras her- mantener la tersura y blancura de su piel.
manas las obligó a prostituirse en
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

Tipos de Insulae

vivienda
L
a domus (abajo, reconstrucción) era la casa unifamiliar ha-
bitual entre las gentes adineradas, mientras que la insulae
(a la derecha) era el bloque de apartamentos donde vivían
los trabajadores. La distribución que vemos abajo corres-
ponde a la domus de Trebio Valente. Era una propiedad amplia, de
unos 280 m2, y fiel a la filosofía romana de dedicar más espacio al
uso público que al privado: es decir, había más estancias destina-
das a los invitados que para el empleo exclusivo del dueño y su
familia, como el cubiculum (habitación o dormitorio). Se accedía
al hogar por el vestibulum, que conducía al atrium, donde eran
recibidos los visitantes. Allí se situaba el impluvium, el cual recogía
el agua de la lluvia para su utilización en la vida doméstica. Tras
la cocina y el triclinium, o comedor, se llegaba a otra de las zonas
más importantes de la vivienda: el perystilum, un patio ajardinado
destinado al paseo y la meditación.

Compluvium

Cubierta
de madera

Tablinum

Atrium (patio)

Impluvium

Vestibulum

Ostium
(puerta principal)

Triclinium

48 muyinteresante.com.mx
Grafitis
Casa de Trebio Valente
(Pompeya)

La lava de la erup-
ción del Vesubio en el
año 79 ha conservado
casi intactas las estructu-
ras originales de muchas
casas de Pompeya, permi-
tiéndonos conocer cómo
vivían los romanos de
clase alta en el inicio de la
era imperial. La de Trebio
Valente (izquierda) es un
magnífico ejemplo.

Exedra

Perystilum (jardín)

Cubiculum

Máscaras de
antepasados
GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO PEÑAS

Letrinas Porticus

muyinteresante.com.mx 49
Culina
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

Una dinastía muy literaria... y cinematográfica

L
a época de los empe- emperador romano que se hacía
radores Julio-Claudios pasar por tonto.
ha sido una de las que La familia también ha dado lu-
más páginas ha llenado y gar a obras de teatro, como Ca-
más metraje fílmico ha ocupa- lígula de Albert Camus (1944),
do. Su vida privada resultó tan y a superproducciones de la
ajetreada que ya fue glosada con época dorada de Hollywood,
delectación en sus detalles más como Cleopatra (1963, Joseph
morbosos por autores romanos L. Mankiewicz), con Elizabeth
como Tácito, Plutarco o Sue- Taylor, Richard Burton y Rex
tonio, aunque siempre queda Harrison en el triángulo amoroso
la duda de si lo hacían con Cleopatra-Marco Antonio-Cé-
objetivos políticos para dañar su sar. Por su parte, Peter Ustinov
memoria (damnatio memoriae). fijaría la imagen de Nerón como
Pero ha sido en el siglo XX cuan- emperador loco en Quo Vadis
do sus más libertinos y despia- (1951). Ha habido hasta cintas
dados personajes han fascinado pornográficas, como la polémica
a lectores y espectadores. Sin Calígula, de Tinto Brass (1979).
duda, la obra cumbre en este En la actualidad, la pasión por
aspecto es la celebérrima novela esta época ha pervivido con
histórica Yo, Claudio, publicada series como Roma (2005).
por Robert Graves en 1934 y
llevada a la televisión en 1976 Sobre estas líneas, los actores
en una serie de culto de la BBC, británicos Sian Phillips (Livia) y Brian
Blessed (Augusto) en una escena de
en la que Derek Jacobi interpre- la mítica serie de la BBC Yo, Claudio
taría de manera inolvidable al (1976), basada en la novela homóni-
ma de Robert Graves.

Gran aficionado al arte y las diversiones, Nerón fue


un emperador muy popular entre las clases bajas.
(ya se utilizaban métodos contraceptivos, al- Asimismo, Claudio también reguló aspectos
gunos copiados de los egipcios) y también para morales. Pero, como Augusto, no aplicaba el
limitar las relaciones entre distintas clases so- mismo rasero a su ámbito privado y eran harto
ciales. Esto llevó a regular el concubinato, con la conocidas sus infidelidades y, en particular, su
función práctica de permitir a los hombres unas debilidad por las sirvientas.
relaciones fuera del matrimonio (frecuentemen- Pero, a la luz de lo que iba a ocurrirle, segura-
te, con mujeres de menor clase social, pero sin mente la inmoralidad era menos peligrosa que
que los hijos de éstas pudieran reclamar dere- la ambición. Su cuarta esposa, Agripina, la que
chos legales). Con estas sucedió a Mesalina, aunque virtuosa en el lecho,
normas, también se no tenía otro objetivo en la cabeza que condu-
quiso poner coto a cir hasta el trono a su hijo Nerón, proveniente
la prostitución y el de un matrimonio anterior. Y para ello estaba
proxenetismo. dispuesta a pasar por encima de su propio es-
poso (que también era su tío, pues Agripina la
Menor era la hija mayor de Germánico).
Claudio era ya para entonces un sexage-
FOTOS: MUSEUM UND PARK KALKRIESE; GETTY IMAGES; BBC

El nombre de Calígula nario y se dejó convencer por Agripina para


A la izquierda, una caliga o sandalia de le- que adoptara a Nerón. A partir de ahí, el viejo
gionario (fragmento de una estatua). De su emperador dejó de ser necesario para su codi-
costumbre de usarlas desde niño –cuando ciosa mujer, a quien se señala como culpable
acompañó a su padre, Germánico, en sus de su repentina muerte: ordenó que,
campañas militares– le vino a Calígula
en una comida, le sirvieran setas
(derecha) su apodo. Se llamaba Cayo
Julio César Augusto Germánico. envenenadas. El ágape, sin
embargo, sólo le causó mo-
lestias intestinales. En tan-
De tal palo, tal astilla. Agripina
se deshizo de quien hiciera falta para
llevar al trono a su hijo, Nerón, y éste,
agobiado por su influencia, acabó
matándola (aquí, Nerón ante el cadáver
de su madre en un óleo decimonónico).

to, como Agripina buscaba terminar con él a toda Nerón fue muy popular entre las
costa, mandó a su médico personal, Jenofonte,
que le administrara una nueva y letal dosis de
clases bajas, a quienes quiso
veneno con la cual, finalmente, Claudio expiró a complacer con la instauración
los 64 años de edad.
de unos juegos quinquenales.
Nerón: puro teatro Este carácter popular (hoy diríamos populache-
Nerón, por su parte, no mostraría muchos más es- ro o populista) le acarreó no pocas antipatías en
crúpulos que su madre; es más, incluso se dice que el Senado, siendo el órgano que al final lo depon-
llegó a ordenar varias veces su asesinato. El motivo dría y le obligaría a marcharse precipitadamente
generalmente admitido es que ella le impedía ca- de Roma. Pero a Nerón su amor al arte lo acompa-
sarse con su amada Popea, quien se había quedado ñó hasta el mismo momento de su muerte, cuan-
embarazada del emperador, aunque otros histo- do, en plena huida, ordenó a su fiel secretario,
riadores mantienen que aquella madre tan dada el liberto Epafrodito, que lo apuñalara mientras
a la conspiración intentaba concertar una rebelión él pronunciaba una recordada frase: “¡Qué gran
contra él por sentirse postergada en su influencia. artista muere conmigo!”. O así, al menos, nos lo
Gran aficionado al arte y las diversiones, a han contado a través de los siglos.
Nerón se le recuerda como frecuentador de los
prostíbulos y las tabernas en su juventud, e in- Cae finalmente el telón
cluso participó en los Juegos Olímpicos del año Asimismo se dice que, años más tarde, el em-
67, en donde estuvo a punto de morir al sufrir perador Domiciano (curiosamente, también el
una caída del carro que conducía. Fue un empe- último de su estirpe: en este caso, la dinastía
rador muy popular entre las clases bajas, a las Flavia que vendría a suceder a la Julio-Claudia
que quiso complacer con la instauración de unos y que, al contrario de ésta, apenas duró 27 años
juegos en Roma, llamados Quinquenales Nero- en el mandato imperial) ordenó que Epafrodito
nia, éstos incluían interpretaciones de poesía y fuera ejecutado por haber acabado con la vida
teatro, géneros a los que él era muy aficionado, de Nerón. De este modo, el telón caía póstuma-
FOTOS: MUSEO DEL PRADO

aun llegando a participar como actor y cantante. mente por última vez para éste, y también para
Esto, sin embargo, no gustaba demasiado a los toda la dinastía Julio-Claudia, cuyos peculiares
patricios, ya que entre las clases altas el teatro integrantes cumplieron sobradamente la teatral
se consideraba generalmente inmoral y vulgar. máxima de que la realidad supera a la ficción.

muyinteresante.com.mx 51
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

La consolidación
poder rom
del

El sistema político imperial que nació con Augusto, cuya estela siguieron
sus herederos con desigual fortuna, trajo estabilidad –la pax romana– y
numerosas reformas en la economía, las infraestructuras o la cultura
que han dejado una profunda huella en el mundo actual.

A
finales de julio del año 43 sobre su espada mientras decía: “Si ustedes no lo
a. C., un centurión del ejér- hacen cónsul, entonces esto lo hará”.
cito de Octavio se plantó Lo que estaba teniendo lugar era “la muerte de
ante el Senado con una pe- la República”, en expresión del historiador bri-
tición muy clara: su general, tánico Tom Holland. Octavio estaba dispuesto a
que estaba dando la batalla someterse a las formas y los rituales políticos re-
contra Marco Antonio en publicanos, pero si los acomodados patricios se
nombre del pueblo romano, quería ser nombrado empeñaban en ponerle demasiados obstáculos
cónsul, cargo que se hallaba vacante. Los escan- a él, que afirmaba estar protegiendo el espíritu
dalizados senadores se opusieron rotundamente. de Roma frente a las veleidades monárquicas y
Entonces, el centurión respondió con una acción orientalizantes de Marco Antonio, no le quedaría
que dejó helados a todos aquellos provectos po- más remedio que imponerse por la fuerza de las
líticos: echó hacia atrás su capa y puso la mano armas, con el apoyo de las legiones.

52 muyinteresante.com.mx
mano Los senadores se vieron así obligados a deci- Un imperator, paso a paso La batalla de Accio.
En la foto, un relieve
dir sobre una disyuntiva que había atenazado a De esta forma se pusieron los mimbres del sis- de un monumento
Roma durante todo el siglo I a. C.: la elección en- tema político imperial, sucesor del republicano. conmemorativo del
enfrentamiento entre
tre libertad o seguridad. Entre una República que Octavio tardaría mucho tiempo en ejercerlo sin las tropas de Octavio,
había degenerado en continuas guerras civiles o tapujos. Fue añadiéndose títulos –que le dota- dirigidas por Agripa, y
las de Marco Antonio y
una autocracia más o menos disfrazada, pero que ban cada vez de más poder– a lo largo de 26 años, su aliada Cleopatra, en
ofrecía tranquilidad y estabilidad, poniendo fin a tiempo que tardó en arrogarse una larga lista de el año 31 a. C.
inacabables conflictos internos. cargos: príncipe de los senadores, augusto y em-
No tuvieron apenas elección, porque el pueblo perador, tribuno vitalicio, cónsul vitalicio, prefec-
romano estaba harto de desangrarse en luchas to de las costumbres, gran pontífice y padre de la
cainitas, y eso acabó llevando a Augusto a una patria. Fue muy paciente, paso a paso, en su ob-
posición desde la que iba a detentar mucho más jetivo de acumular un mando casi absoluto, y se
poder que el de cónsul. Una vez derrotados sus diría que durante toda su larga etapa de primacía
rivales en el Triunvirato y en especial Marco An- (murió a los 76 años) intentó maquillar y suavi-
tonio (aliado de Cleopatra), pudo ejercer sin opo- zar lo que estaba haciendo. Pero cuando su vida
FOTO: GETTY IMAGES

sición el rol de hombre fuerte que su tío abuelo acabó, había alterado de forma decisiva los equi-
Julio César nunca había logrado consolidar y que librios del régimen político, con un Senado muy
incluso acabó por costarle la vida. debilitado, de forma que los sucesores de Octa-

muyinteresante.com.mx 53
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

La cultura, gran favorecida de la prosperidad romana

L
os emperadores fueron, entre En la foto, turistas dentro de
las ruinas de un antiguo edificio
otras cosas, grandes impulso- de la Roma de Augusto.
res de la cultura, gracias a las
enormes ganancias extraídas
de los territorios conquistados. Tanto
las artes como los juegos circenses
experimentaron una edad de oro. Cayo
Mecenas, confidente y consejero políti-
co de Octavio Augusto, se convirtió en
ejemplo del financiador desinteresado se a la poesía. También ayudó a Virgilio, Mérida. Incluso los emperadores con los
de las artes (su nombre ha quedado el autor de la Eneida, quien estudió que la historia ha sido menos benevo-
como sinónimo de tal función), noble poesía y retórica gracias a su protección. lente alentaron obras magníficas: Calí-
tarea que correspondía a los persona- El legado monumental de los empera- gula puso en pie grandes proyectos de
jes principales de la sociedad. Él fue el dores Julio-Claudios llenaría páginas: ingeniería, como los acueductos Anio
descubridor de Horacio, un sencillo hijo tan sólo durante el reinado de Octavio, Novus y Aqua Claudia; en el caso de
de liberto al que cubriría de riquezas y se podrían citar el Ara Pacis (Altar de la Nerón, es admirable su Domus Aurea
patrimonio que le permitieron dedicar- Paz), el Arco de Augusto o el teatro de (Casa de Oro).

vio Augusto irían acomodándose de una manera Dos modelos de gobernante


cada vez más evidente en el puesto de imperator. Esta gigantesca estructura política iba a tamba-
En definitiva, el principal legado político de la learse cuando al frente de ella llegaran líderes
dinastía Julio-Claudia es haber sido la primera menos capaces –como, por ejemplo, Calígula– u
con rango imperial, instaurando un régimen que otros que, simplemente, no consiguieron ganar-
Roma ya nunca abandonaría y que duraría se el respeto del Senado, que mantenía rescoldos
más de cuatro siglos. de su poder (situación que experimentó Nerón
Una conclusión habitual es que las conquis- en carne propia). Esta dualidad entre un Impe-
tas habían hecho a Roma demasiado grande rio fuerte y otro que parecía poder desmoronarse
como para ser gobernada mediante sus ins- ante el empuje de cualquier pueblo invasor ex-
tituciones republicanas tradicionales. Se ne- tranjero o ante un complot palaciego perviviría
cesitaba unidad en la cúspide del poder, que en posteriores dinastías.
evitara las continuas disensiones entre ban- Fuera cual fuera la siempre difícil evolución del
dos del Senado que amenazaban con hacerlo Imperio romano, debemos reconocer que en la
zozobrar. época Julio-Claudia se pusieron en marcha unas
Ciertamente, el Imperio funcionó mientras formas de ejercer el poder de manera muy es-
estuvo en manos de buenos gestores, y el pri- tructurada que influyeron en la organización po-
mero de ellos fue claramente el mejor: Oc- lítica posterior no sólo de Roma, sino de todo el
tavio Augusto emprendió toda una serie de mundo de forma casi ininterrumpida, llegando
reformas legales y organizativas, como más su eco prácticamente hasta nuestros días.
adelante veremos, que permitieron gobernar
con estabilidad un ámbito territorial que, de Augusto, el gran gestor
tan enorme, para cualquier otro hubiera re- Augusto es de nuevo la pieza clave en estos avan-
sultado inabarcable: más de media Europa, ces. Su decisión de rodearse de un Consejo del
el norte de África, Egipto, Medio Oriente... Príncipe –que es algo muy parecido a nuestros
actuales consejos de ministros– le permitiría
gobernar de una forma más estructurada, dele-
La seguridad de Roma gando diferentes parcelas de poder en hombres
El centurión (izquierda, relieve) es el de su confianza, que incluso podían llegar a sus-
rango militar que ha recibido una mayor tituirlo durante sus ausencias de Roma. Los prin-
atención por parte de los estudiosos del cipales “ministros” de Augusto fueron Agripa y
ejército romano. Los centuriones llevaban Mecenas, éste además famoso por la protección
un bastón de mando, habitualmente una
FOTOS: ISTOCK; GETTY IMAGES

que le dedicó a los artistas.


vara de vid llamada vitis, como símbolo de
su autoridad; durante las maniobras de La capacidad organizativa de Augusto le lle-
entrenamiento, lo utilizaban para golpear vó también a optar por la creación de equipos
a los torpes y rezagados. especializados de lo que hoy llamaríamos “fun-
cionarios”, encargados de la realización de de-
Poeta imperial. Virgilio escribió la
Eneida por encargo del emperador
Augusto. Aquí, el cuadro neoclásico de
Jean-Joseph Taillasson Virgilio leyendo
la Eneida a Augusto y Octavia (1787).

Octavio Augusto emprendió funciones públicas. Augusto creó dos cuerpos que
una serie de reformas legales hoy son de la máxima relevancia en nuestro día
a día: la policía (cohortes urbanae), encargada de
y organizativas que permi- mantener el orden, y los bomberos, que en una
tieron gobernar con estabili- ciudad como Roma, cuyos edificios eran fácil-
dad un enorme territorio. mente combustibles y solían ser pasto de incen-
dios, tendrían una misión fundamental. Prueba
terminadas tareas muy específicas de servicio de la estrecha vinculación entre ambos cuerpos
público. Muchas de las funciones que ejercieron, fue que Augusto puso a ambos bajo la autoridad
como las finanzas o la correspondencia imperial, de un mismo responsable político: el praefectus
se confiaron a libertos (antiguos esclavos), sobre vigilum, o prefecto de vigilancia. A su vez, éste y
todo a partir de la época de Claudio, quien de esta otros cargos directivos estaban sometidos a la au-
forma hizo posible su ascenso social. La segu- toridad del praefectus urbi, un cargo que prefigura
ridad fue la más prioritaria de todas las nuevas el de alcalde de la ciudad. La preocupación de

¡Qué emperador más divino!

U
na de las grandes novedades de la templos (dos en Roma y uno en Mileto), apa-
dinastía fue la de promover el culto hacia rece mencionado en ocasiones como Júpiter,
los emperadores, que en mayor o menor en Egipto se emitieron monedas suyas como el
medida se fueron acercando a la conside- dios Sol (tradicional divinidad egipcia) e incluso,
ración de “divinos”. Trazó la senda Octavio Augusto, en el apogeo de su locura, se presentaba vestido
quien divinizó a Julio César y se declaró a sí mismo de Mercurio, Apolo, Hércules y –para gran escán-
divi filius (hijo del dios), lo cual ya era una forma de dalo– incluso como Venus. Promovió también la
situarse en una condición especial. Sin embargo, se divinización de su amada hermana Drusila.
mantuvo cuidadosamente un paso por detrás de su Los emperadores, además, comenzaron a inter-
propia divinización, que no comenzaría, sino hasta venir en cuestiones religiosas desde que Augusto
después de su muerte. Tiberio tampoco quiso ser decidió adquirir el título de Pontifex Maximus
FOTOS: GETTY IMAGES

divinizado, pero en cambio su sucesor Calígula fue (gran pontífice). En esta condición, Tiberio expulsó
todo lo contrario: hizo que se le construyeran tres de Roma a los caldeos, y Claudio, a los judíos.

muyinteresante.com.mx 55
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

Derechos para los esclavos


En la imagen, parte del monumento funerario de
Lucius Antistius Sarculo, sacerdote romano nacido
libre, y su esposa liberta, Antistia Plutia.
Augusto otorgó derechos a los libertos (antiguos
esclavos); entre ellos, el de casarse con ciudadanos
romanos y convertirse así en miembros de pleno
derecho de la sociedad.

La guardia pretoriana fue determinante en el inesperado


ascenso al poder de Claudio, tras el asesinato de Calígula.

Augusto por la seguridad también le llevó a de-


cisiones organizativas mucho más cuestionables,
como es la creación de una fuerza de pretorianos
para su protección en Roma, cuando estos guar-
dias privados hasta entonces se habían utilizado
únicamente para la defensa de los generales en el
campo de batalla. Tiberio les concedería una po-
sición más preminente, al establecer su campa-
mento junto a Roma. El problema en este caso fue
que los pretorianos, por su cercanía al emperador,
acabarían por convertirse en un poder fáctico ca-
paz de jugar un papel decisivo en cualquier en-
frentamiento interno por el poder, siendo capaces
de influir con su fuerza la balanza en favor de uno
u otro candidato al trono imperial.

Consolidación de las colonias


El propio Tiberio sufriría este efecto indeseado,
al ser casi derribado por el excesivo poder del
que gozaría Lucio Elio Sejano, el prefecto preto-
riano (su máximo comandante). Más tarde, los
pretorianos serían aún más determinantes en el
inesperado ascenso al poder de Claudio, tras el
asesinato de Calígula.
El programa reformista de Augusto requería de
paz en los muchos frentes que tenía abiertos el
Imperio por los cuatro puntos cardinales. Esto
lo llevó a acabar con la política expansiva y sus-
tituirla por la consolidación de las colonias ya
anexionadas y el mantenimiento de las fronteras,
estrategia que dio lugar a la llamada pax romana,
que en realidad primero se conoció con el nombre
de pax augusta en homenaje al emperador. Fue él
quien cerró las puertas del templo de Jano, que
sólo estaban abiertas en tiempo de guerra, cuando
dio por derrotados a los cántabros en 24 a. C. Su
pasión por la organización política y administrati-
va de sus territorios, y no por la conquista de más,
FOTOS: GETTY IMAGES

Un emperador muy bien asesorado. Uno de los más


célebres generales romanos, Marco Agripa, fue la mano derecha
de Augusto. En este cuadro de Alma-Tadema, de 1876, Una au-
diencia con Agripa, se representa a este gran político y estadista.

56 muyinteresante.com.mx
la plasmó en una conocida frase: “Alejandro Mag-
no no habría considerado que poner orden en el
imperio que había ganado era una tarea más en-
comiable y grandiosa que ganarlo”.
Tiberio seguiría la estela de su antecesor en la
política exterior, sin embargo, Calígula rompería
parcialmente con ella al anexionarse Mauritania
de una forma ignominiosa tras asesinar al último
rey del país, Ptolomeo, quien era nieto de Marco
Antonio y Cleopatra. Se ha señalado que pudo
considerarlo un rival.
El mismo Calígula intentó sin éxito invadir Brita-
nia, viejo sueño de Julio César. Más gloria tendría
su sucesor Claudio, que retomó el proyecto en el
año 43 y le dedicó muchos recursos: nada menos
que cuatro legiones, un total de 20,000 soldados.
Entre ellas estaba la Legio IX Hispana. Britania iba
a constituirse en la última frontera occidental del
Imperio, aunque también sería fuente de no po-
cos problemas, puesto que la resistencia de sus
líderes tribales, como la famosa reina Boudica, re-
sultó encarnizada, por lo que los avances fueron
inevitablemente lentos.

Desafortunado final de Nerón


Nerón acabaría por quedar preso de la política ex-
terior, al hacer bascular el peso de sus ambiciones
hacia la frontera oriental. El error no estuvo sólo
en la política exterior, sino en volver a resucitar
la idea de un rey autocrático, al estilo de los que
eran habituales en aquella parte del mundo, pero
que resultaban prácticamente un anatema para
los romanos. Este pensamiento orientalizante Personaje legendario. Corocotta aparece en
la historia cántabra como un héroe mítico de la
recordaba al de Marco Antonio, por lo que no es resistencia ante Roma: habría sido el unificador
de extrañar que ambos tuvieran un desafortuna- y caudillo durante las guerras cántabras contra
Augusto. Ésta es su estatua en Santander.
do final cuando entre los habitantes de la urbe se

La intelligentsia imperial: intelectuales


orgánicos e incómodos purgados

E
n la política romana tenía una éste llegara al poder y gobernara
importancia capital la opinión Roma como una satrapía, Cicerón
pública. Aunque no fuera apoyó con entusiasmo al joven
una democracia, el estado de Octavio, sólo para darse cuenta
opinión resultaba vital para la popula- más tarde de que iba a imponer
ridad de un emperador, que solía verse una autocracia igual o mayor.
refrendada –o no– cuando se celebraban Cicerón murió ejecutado por los
juegos circenses, a los que acudía toda la partidarios de Marco Antonio.
Cicerón denunciando a
ciudad. En la formación de ese estado de Séneca sufrió altibajos muy Catilina, fresco de Cesare Maccari
opinión jugaron un papel fundamental similares. El mejor orador del (1888; Palazzo Madama, Roma).
los intelectuales, a quienes los mandata- Senado en tiempos de Calígula
rios trataron de conquistar. Octavio lo hizo concitó los celos de éste, quien quiso episodio del asesinato de su madre,
FOTOS: GETTY IMAGES; ASC

con Cicerón, el gran orador de la época ajusticiarlo. Se salvó y luego fue el tutor Agripina. Nerón se lo pagaría acusándolo
final de la República, que fue un azote pa- de Nerón, con quien colaboró y cuya de una conjura magnicida, lo que arrastró
ra César y Marco Antonio. Para evitar que imagen ayudó a limpiar después del a Séneca finalmente hacia el suicidio.

muyinteresante.com.mx 57
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

El ejército, fuente de problemas para la dinastía

L
os perdedores de las luchas ción a la autoridad de los emperadores tanto, de una clase social media–,
por el poder en esta época –e y se utilizó en ellas a las legiones de las Sejano se convirtió a pesar de ello en
incluso a veces los hijos de que se disponía, e incluso se reclutó a el principal colaborador del emperador,
los vencedores que no eran otras. Éste sería el sistema utilizado por quien delegó en él mucho poder. Seja-
favorecidos en la sucesión– encontra- Galba, quien a la postre pondría punto no utilizó esa posición en el gobierno
ron su único refugio en el ejército, lejos final a la dinastía de los Julio-Claudios para protagonizar grandes purgas de
de las intrigas de Roma. Con el tiempo, al derrocar a Nerón. opositores en el Senado, mediante
se crearon clientelas en torno a figuras También la guardia pretoriana ejerce- juicios para los que se obtenían prue-
militares carismáticas, que gozaban de ría una perniciosa influencia, iniciada bas a través de una red de espías que
bastante poder en las provincias donde por su temible prefecto Sejano, quien manejaba implacablemente. Tiberio
gobernaban. Así, desde las colonias puso en jaque al mismísimo Tiberio. finalmente se desharía de él, y fue eje-
empezaron a surgir iniciativas de oposi- Proveniente de la orden ecuestre –por cutado mediante estrangulamiento.

extendió la sensación de descuido hacia ellos y ponerse a una aristocracia cada vez más unida y
sus expectativas. En el caso de Nerón, su voluntad acabaría teniendo que abandonar Roma.
de acumular más poderes ya le había acarreado
conflictos con la clase senatorial, y el largo pulso Aumenta el censo romano
entre ambos llevaría a la rebelión contra el prime- Las tensiones con la aristocracia no eran algo
ro. Y aunque Nerón tratara de cortar por lo sano y nuevo, porque Augusto ya se había esforzado por
optar por la represión sangrienta –llevando a opo- disminuir el poder de las viejas grandes familias
sitores tan destacados como Séneca al suicidio–, promoviendo el ascenso por meritocracia de una
finalmente no tendría apoyos suficientes para im- nueva clase social, el orden ecuestre (los caballe-

A rey muerto, rey puesto. Calígula gobernó


Roma desde el año 37 hasta su asesinato en el
41. Alma-Tadema pintó en 1871 la escena en la
que, muerto el emperador, se proclama sucesor
a un aterrorizado Claudio.

FOTOS:

58 muyinteresante.com.mx
ros), que conseguía su promoción bregándose en Obras públicas, motor del empleo
los diferentes escalones de la administración mi- La propia ciudad de Roma fue escenario de refor-
litar, política o financiera. mas de gran calado. Augusto, supuestamente, dijo
En el plano de la vida cotidiana, la época Ju- aquello de “he encontrado una ciudad de ladrillo y
lio-Claudia fue testigo de una extensión muy no- la he dejado de mármol”. No sólo construyó nuevos
table de la estructura urbana en todo el Imperio. edificios, como el templo del Divino Julio –dedica-
Ésta se manifestó a través de dos tipologías: por do a César–, el de Apolo o la Curia Romana, sino que
un lado, los municipios, surgidos de los privilegios embelleció calles y fachadas y consiguió que los
dados a aquellos territorios que menos oposición senadores contribuyeran a ello, para que no
habían mostrado a la conquista romana. Por otro, todo el dinero saliera del erario público. Ade-
las nuevas ciudades fundadas o colonias, la ma- más, el impulso a la construcción se convirtió
yoría de las cuales acogía a los veteranos de las en un buen mecanismo para generar empleo
legiones, como es el caso en Hispania de Itálica en las obras públicas, una táctica que hoy
(en la provincia de Sevilla) o Emerita Augusta (Mé- sigue siendo muy socorrida entre los po-
rida). Esto llevó a que el número de ciudadanos líticos de cualquier latitud.
romanos censados creciera de manera notable,
pasando de cuatro millones en la época de Augus-
to a casi seis en la de Claudio.

La dinastía impulsó la
construcción, que se
convirtió en un eficaz
mecanismo para generar
empleo en obras públicas
en todo el Imperio.

Lideresa de los britanos


La reina guerrera Boudica lideró el mayor
levantamiento de Britania contra la ocupa-
ción romana entre los años 60 y 61, durante
el reinado de Nerón. Aunque su nombre
significaba “victoria”, el resultado fue una
masacre: en la batalla final, los britanos
retrocedieron aplastándose unos a otros
FOTOS: GETTY IMAGES

mientras los romanos avanzaban implaca-


bles. A la derecha, su estatua de bronce en
Londres, erigida en 1902.
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN DOCUMENTO LA DINASTÍA JULIO-CLAUDIA

Nuevas ciudades
TTras la muerte de Julio César, con Hispania pacificada, Augusto
emprendió una serie de reformas administrativas en las provincias
de la península Ibérica. Aquí, tres ejemplos de urbes que gozaron
desde entonces de la ciudadanía y el derecho romanos.

Itálica
Este antiguo asentamiento situado en la
actual población de Santiponce (Sevilla)
fue la primera ciudad romana fundada
en Hispania y también fuera de territo-
rio italiano. En el año 45 a. C., Itálica ob-
tuvo de Julio César el estatus jurídico de
Municipium C Civium Romanorum, como
recompensa por el apoyo de la ciudad
frente a Pompeyo en la guerra civil.

Baelo Claudia
Situada en la ensenada de Bolonia
(Cádiz), Baelo Claudia nació a fina-
les del siglo II a. C. Esta metrópoli
Bilbilis portuaria se dedicaba principalmen-
A escasos kilómetros te a la pesca y la salazón de atunes,
de Calatayud (Zara- así como a la producción de garum
goza) se encontraba (salsa de pescado). Estas activi-
la ciudad de Bilbilis, dades tenían lugar en los meses
cuyos habitantes per- de verano y atraían a numerosos
tenecieron a la tribu de trabajadores temporales.
los lusones hasta que,
en el siglo I, la cultura y
las costumbres roma-
nas fueron asentán-
dose y se asimilaron
como propias.
GRÁFICO: DIEGO DELSO
Cavea

Mástiles
(de madera)

Velario
(tela, vela o lino) Scalae Cunei

Vomitorium

Praecinctios

Tribuna imperial
Cubierta
de madera
Arena

Alto
pódium
Imma
Fosa Cavea
bestiaria
Media
Anfiteatro de la Cavea
capital. Con una capaci- Summa Cavea
dad para 50,000 especta- Hipogeo
Vientos
dores, más de 9,000 fieras
(para desplegar
pasaron por la arena del las velas)
Coliseo de Roma en su
inauguración, año 80, una Baltei
fiesta que duró cien días. Puertas de acceso

Tiberio, que se encontró las arcas casi vacías al


acceder a la máxima magistratura, optaría por
realizar una política restrictiva (austera, diríamos
hoy). Consiguió durante su principado un enorme
superávit fiscal, que le permitió reaccionar cuan-
do se presentó una de las primeras crisis econó-
micas que conocemos: la del año 33, en la que un
efecto dominó provocado por las quejas respecto
a los elevados tipos de interés degeneró en una
contracción del crédito, y la economía romana
amenazó con colapsarse.

Primera fila. Este grabado coloreado representa


una escena en la que Nerón y su esposa
De la recuperación a la bancarrota
sentencian a muerte a un gladiador derrotado en Tiberio tuvo que “inyectar” cien millones de ses-
el circo, mostrando el pulgar hacia abajo.
tercios (unos 2,000 millones de dólares actuales)
para que volviera a haber dinero en el sistema
En realidad, Augusto favoreció al pueblo llano de bancario, medida que muchos economistas com-
una forma aún más directa: mucha de su riqueza paran con la reciente “expansión cuantitativa” a
la donaba al pueblo, en lo que hoy llamaríamos base de dólares colocados por la Reserva Federal
“subvenciones a fondo perdido”. El objetivo fue casi estadounidense para paliar la última crisis econó-
siempre aumentar su popularidad, y utilizó este re- mica que sufrió Estados Unidos.
curso desde un primer momento como una de las Lástima que las sofisticadas habilidades finan-
herramientas para imponerse en la pugna con Mar- cieras de Tiberio no fueran heredadas por ninguno
GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO PEÑAS. FOTO: GETTY IMAGES

co Antonio. Esta medida, que resultó muy rentable de sus sucesores. Nerón propició una bancarrota
para él, tuvo la contrapartida de generar más infla- de la economía romana por su elevado gasto en
ción (que ya venía de la época de César) y vaciar las obras públicas y en entretenimientos para el pue-
reservas del Estado, ya que cada vez se confundió blo, una situación que seguramente tuvo mucho
más el patrimonio privado del emperador con el fis- que ver en el abrupto final de su reinado, que fue
cus público, porque Augusto adquirió poderes que también la conclusión de una dinastía que había
le facilitaron recaudar de manera directa, sin que el consolidado el Imperio más grande jamás visto
Senado, como hasta entonces, interviniera. hasta entonces.

muyinteresante.com.mx 61
Las relaciones de Judea y Roma

En tiempos de

Cristo... y los cristianos


La vida del fundador del cristianismo transcurrió entre los
reinados de Augusto y Tiberio. Más tarde, Claudio expulsó
de Roma a sus seguidores, aunque fue Nerón quien se
llevó la tal vez injusta fama de perseguirlos. Por Fernando Cohnen

E
l nacimiento de Jesús hubo de estabilidad a Judea, pero en sus últimos años de
producirse en torno al año 4 o 5 vida el monarca se comportó como un paranoi-
a. C., en la aldea galilea de Naza- co que veía enemigos en todas partes, incluso
ret. La tradición cristiana afirma en su propio palacio.
que sus padres se llamaron José y Así, convencido de que su esposa, Mariamme,
María, y es probable que tuviera lo había engañado con otro hombre, Herodes or-
varios hermanos. En sus años de denó asesinarla. Su hijo mayor, Antípatro, inició
infancia, Herodes el Grande gobernaba Judea con un complot para acabar con su enfermo y des-
mano de hierro gracias al apoyo de Roma, cuyos quiciado padre. Pero la conspiración llegó a oídos
senadores le dieron carta blanca para controlar del rey, quien acusó a su primogénito de traición,
las sesiones de la asamblea de Jerusalén, mane- por lo que fue encarcelado y ejecutado. Herodes
jar a su antojo el poder religioso y llevar a cabo el Grande murió en el año 4 de nuestra era, cuan-
grandes construcciones, como el Segundo Tem- do Jesús debía tener unos 10 años de edad.
plo de la capital hebrea y las fortalezas de Masa- El emperador Augusto resolvió la sucesión en
da y Herodión. el trono judío dividiéndolo entre sus tres hijos.
Si los judíos criticaban a Herodes por su afán A Arquelao le concedió el control sobre Judea,
de ajustar las tradiciones de su pueblo a los pa- Idumea y Samaria; a Herodes Antipas, el de Ga-
FOTOS: GETTY IMAGES

rámetros de la cultura grecorromana, el empe- lilea y Perea, y a Filipo, unas tierras menores. El
rador Augusto estaba encantado con su férreo gobierno de Arquelao fue un desastre, y el em-
gobierno, ya que evitaba revueltas y tensiones perador lo destituyó en el año 6, convirtiendo
en la región. Sin duda, su reinado proporcionó sus territorios en una provincia romana al man-

62 muyinteresante.com.mx
Entre el mito y la historia. Hoy no
cabe duda de la historicidad de Jesús, pese
a que poco se sabe de él más allá de las
fuentes evangélicas (cuadro de Ingres, siglo
XIX). En pág. izq., lápida con una de las más
antiguas inscripciones cristianas de Roma.
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Augusto resolvió la
sucesión en el trono judío
dividiéndolo entre Arquelao,
Herodes Antipas y Filipo.
ran que la vida pública de Jesús se inició con su
bautismo por el predicador Juan el Bautista en el
río Jordán, convirtiéndose desde entonces en el
líder de la primera comunidad cristiana.
Acompañado por un grupo de fieles, entre
los cuales se encontraban los 12 apóstoles, Je-
sús recorrió Galilea y las regiones aledañas
transmitiendo un mensaje de esperanza a los
desposeídos, marginados y pecadores. Poste-
riormente, según cuentan los Evangelios, el na-
zareno se trasladó a Jerusalén para celebrar la
Pascua con sus discípulos, donde fue aclamado
La grandeza de do de un prefecto. La caída en desgracia de Ar- como un rey por la multitud. “He aquí que tu rey
Judea. Durante el quelao coincidió con el levantamiento de Judas viene a ti, manso y montado sobre un asno.”
reinado de Herodes el
Grande se erigieron el de Gamala en Galilea, que pronto fue liquidada Estos textos cuentan la visita de Jesús al Tem-
Segundo Templo de Je-
rusalén y las fortalezas
por la poderosa maquinaria bélica del Imperio. plo de Jerusalén, donde expulsó a los cam-
de Herodión y Masada Al fallecer Augusto en el año 14, el poder de bistas y comerciantes, y la celebración de la
(arriba, vista aérea del
sitio arqueológico de
Roma pasó a manos de Tiberio, uno de los hom- Última Cena junto a sus apóstoles, durante la
esta última). bres más capacitados de la aristocracia roma- cual predijo que sería traicionado por uno de
na, cuyas habilidades militares habían quedado ellos, llamado Judas Iscariote. Los textos de los
demostradas en sus campañas en las regiones evangelistas también hacen referencia a otros
septentrionales del Imperio, aunque el Senado capítulos de la vida de Jesús, como su subida al
siempre lo percibió como un tirano. En los te- monte a orar, cuando algunos de sus apóstoles
rritorios de Galilea y Perea, Herodes Antipas contemplaron la transfiguración de su maestro
colaboró tan estrechamente con Tiberio que no y la aparición de las figuras de Moisés y Elías,
dudó en fundar en su honor una nueva ciudad, a mientras se oía una voz celestial que decía:
la que puso como nombre Tiberíades. “Éste es mi Hijo elegido. Escuchadle”.
En el año 26, cuando Tiberio nombró a Poncio Pi-
Jesús en su contexto histórico latos gobernador de Judea, Juan el Bautista predi-
Todas las fuentes históricas sobre Jesús de Na- caba en las plazas y en el Templo de Jerusalén la
zaret se encuentran en textos que se escribieron próxima llegada del reino de Dios y del Apocalip-
años después de su crucifixión, como los Evan- sis, una revelación del fin del mundo y del surgi-
gelios canónicos. El más antiguo es el llamado miento del nuevo mesías, que Jesús adoptó con un
Papiro P 52, que contiene un fragmento del Evan- cambio sustancial: “El reino de Dios ya ha llegado y
gelio de Juan, del año 125. Estas fuentes asegu- se encuentra entre nosotros aquí y ahora”.

La destrucción del Templo de


El final del Jerusalén judío Jerusalén por las tropas de Tito, acaecida

T
en el año 70, en un cuadro de 1638.
ras las revueltas judías de romanas. Tres años después, las
los años 66-73, que fueron tropas imperiales acabaron con
sofocadas por el emperador las fuerzas rebeldes judías en la
Vespasiano, ayudado por su hijo fortaleza de Betar. En represalia
Tito, Judea quedó muy mermada. Roma por la sublevación, el emperador
nombró un gobernador y en las ruinas Adriano mandó ejecutar a nume-
de Jerusalén se estableció un contin- rosos rabinos y eruditos, prohibió
gente militar, la Legio X Fretensis. En el la Torá y ordenó la quema de los
año 132, los líderes judíos planearon rollos sagrados del Templo. No
FOTOS: ISTOCK; GETTY IMAGES

una segunda rebelión contra el Impe- contento con eso, decidió cons-
rio que tanto los había humillado. El truir sobre las ruinas de Jerusalén una judío. La ciudad que fundara el rey David
organizador de la misma fue Bar Kojba, nueva ciudad romana. Aquellos ajustes mil años atrás quedó fuera del control
cuyos hombres derrotaron a las falanges desembocaron en la diáspora del pueblo judío durante más de 18 siglos.

64 muyinteresante.com.mx
“Aquella modificación fue esencial para lo que En el Evangelio de Marcos se dice que Juan el Del Bautista al
vino después. Si el mensaje del Bautista era apo- Bautista condenó también la conducta de Hero- Mesías. Según los
Evangelios, la vida pú-
calíptico, el de Jesús era de felicidad y de libera- des, por lo que su joven mujer exigió la ejecución blica de Jesús se inició
ción”, afirma Armand Puig, profesor de Nuevo de aquel incómodo predicador, a lo que accedió con su bautismo por el
predicador Juan el Bau-
Testamento en la Facultad de Teología de Cata- el tetrarca de Galilea. Según Marcos, Herodes tista en el río Jordán. A
luña y autor de Jesús, una biografía. Mientras el ordenó la decapitación de Juan, cuya cabeza le la izquierda, el cuadro
del pintor flamenco
nuevo mesías predicaba sus enseñanzas en Ga- fue entregada a Herodías en un plato. El histo- Patinir que recrea la
lilea, el tetrarca de ese territorio, Herodes An- riador judío Flavio Josefo cuenta asimismo esa escena bíblica.

tipas, cometió el error de contraer matrimonio condena en Antigüedades judías, una obra en la
con una mujer de mediano parentesco (mitad cual el autor trata de demostrar que el pueblo
sobrina), llamada Herodías, lo que desató el es- hebreo es el más antiguo de todos los existentes
cándalo entre los judíos, pues veían con malos y en la que aparece de pasada la figura de un
ojos una relación que consideraban incestuosa. personaje llamado Jesús.
Muchos judíos veían al hijo
de José y María como un hom-
bre incómodo y pelig roso
quien hacía tambalear el equi-
librio religioso que mantenían
a duras penas los dirigentes
del Templo. Ésa fue la razón
por la que las autoridades de
Jerusalén, encabezadas por el
sumo sacerdote Caifás, deci-
FOTOS: GETTY IMGES; STAATLICHE MUSEEN BERLIN.

dieron acabar con su vida. Sin


embargo, el gobernador roma-
no Poncio Pilatos no encontró
motivos para condenarlo. Fue
entonces cuando sus enemi-
¡Fuera los mercaderes! En el óleo Expulsión de los
mercaderes del Templo (1610, Cecco del Caravaggio) se
gos lo presentaron como un
recrea la famosa escena evangélica en la que Jesús echa del impostor ambicioso que pre-
lugar sagrado de Jerusalén a los cambistas y comerciantes.
tendía proclamarse rey de los

muyinteresante.com.mx 65
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Las dudas de Muchos judíos veían a Cristo como alguien incómodo


Pilatos. Fue nom-
brado gobernador de que hacía peligrar el equilibrio político y religioso.
Judea por Tiberio en el
año 26. La insistencia
del sumo sacerdote Cai-
judíos, el único aspecto que podía hacer cam- Jesús de su tumba tras su crucifixión. A los ro-
fás lo llevó a ocuparse biar de parecer a Poncio Pilatos, que finalmente manos les debió tomar desprevenidos la propa-
del que se decía “rey de
los judíos” (arriba, en
rubricó la condena a muerte de Jesús. gación del mensaje de que ese supuesto mesías
un cuadro historicista). En la crucifixión, la agonía de los condenados se había resucitado, lo que podía dar lugar a tumul-
alargaba bastantes horas e incluso días. Los cuer- tos y sublevaciones en la región. En un intento de
pos se iban deformando por las múltiples heridas frenar casos similares en el futuro, las autorida-
infectadas y por la progresiva asfixia. Además, otro des imperiales decidieron castigar severamente
de los horrores vinculados a este castigo era el robo de cadáveres en Judea.
dejar los cuerpos insepultos. Sin embar- Según el Nuevo Testamento, la persecu-
go, la agonía de Jesús fue relativamente ción de los primeros cristianos comenzó
rápida –duró entre dos y tres horas– y sus poco después de la supuesta resurrección
discípulos pudieron bajarlo de la cruz de Jesús. El principio cristiano de que él
y darle sepultura. Los romanos, que no era el único “señor de señores” y “el único
querían intervenir en cuestiones reli- Dios verdadero” fue percibido por los
giosas en los territorios ocupados, romanos como una rebelión políti-
así lo permitieron. ca contra el Imperio. Otras ideas
que predicaban los apóstoles y
Un mensaje subversivo sus seguidores también fueron
Pero pronto se arrepintieron de vistas como una amenaza para
su decisión, tal y como recoge un el orden social romano. La creen-
edicto imperial descubierto en cia de que “todos somos hijos de
Nazaret hace unos años, cuyo Dios” y el alegato contra la rique-
FOTOS: DERI MUSEUM; GETTY IMAGES.

texto revela las penas de muerte


que impusieron los romanos a
Tiberio za y las prácticas comunistas de
los primeros cristianos, que po-
los violadores de tumbas en Pa- Fue durante su mandato al nían a disposición de la comu-
frente del Imperio roma-
lestina. La dureza de esas dispo- no (años 14-37) cuando nidad todos sus bienes cuando
siciones se ha relacionado con murió Cristo. El sucesor de entraban a formar parte de ella,
la sustracción del cadáver de Augusto era íntimo del rey chocaban frontalmente con la
Herodes Antipas.
66 muyinteresante.com.mx
sociedad romana, cuyos pilares eran el esclavismo días turbulentos, los barrios de Roma incremen- Penúltimo episo-
dio. En varios Evan-
y la defensa de la propiedad privada. taron su población con la llegada de judíos, ne- gelios se nos cuenta la
A los cristianos les perjudicó en principio que gros africanos, germánicos, griegos, sirios y gente celebración de la Última
Cena de Jesús con sus
su fe se extendiera tan rápidamente entre los proveniente de los rincones más recónditos del apóstoles, antes de ser
humildes y quienes sufrían injusticias, cuyas Imperio. A ese crisol de pueblos se unieron los ju- traicionado y ejecuta-
do (arriba, la versión
filas componían la mayor parte de la población díos-cristianos, que en el año 49 fueron expulsa- del tema por Juan de
del Imperio. Roma no estaba dispuesta a tolerar dos de la capital del Imperio por provocar graves Juanes, 1562).
una religión que preconizaba a voz en grito la disturbios en sus calles. En sus escritos, Suetonio
igualdad entre los seres humanos, un princi- recuerda que los tumultos comenzaron cuando
pio que podía alentar la sublevación, al señalar los cristianos anunciaron que Jesús, el hijo de Dios
como culpables de esa desigualdad social a los y por extensión la encarnación de Dios mismo, iba
más poderosos y privilegiados de Roma. a inaugurar una nueva era para la humanidad. Esa
proclama chocaba de frente con el arraigado mo-
De Calígula a Claudio noteísmo del pueblo hebreo, lo que provocó en-
Sin embargo, no hay pruebas documentales de
que Calígula, sucesor de Tiberio, reprimiera a
los cristianos que vivían en la capital o en otros
territorios imperiales. De lo que sí dejaron cons-
tancia los historiadores Tácito y Suetonio fue del
comportamiento disoluto y perturbado de este
emperador, al que acusaron de ser un hombre
profundamente cruel y desequilibrado, cuyas
orgías sexuales y relaciones incestuosas con sus
hermanas escandalizaron a toda Roma. Hartos
de sus arbitrariedades, los componentes de la
guardia pretoriana acabaron con él y declararon
emperador a Claudio, tío de Calígula. En aquellos

El comunismo de los
FOTOS: MUSEO DEL PRADO.

primeros cristianos Condenado y ejecutado. Los romanos no


chocaba con el esclavismo mostraron mucho interés en Jesús, pero los dirigentes
del Templo los hicieron cambiar de parecer. Aquí, el
de la sociedad romana. Calvario en un cuadro de Valdés Leal (siglo XVII).

muyinteresante.com.mx 67
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Roma se hace cristiana El emperador Claudio fue el

L
a presencia del cristia- en persecuciones. La espectacula- primero que actuó contra
nismo en el Imperio ridad de los castigos a los cristia-
comenzó a ser muy visible nos, quienes murieron por miles los cristianos y ordenó su
en el siglo II. Roma solía en el circo devorados por fieras, y expulsión de Roma.
respetar los dioses de los territo- su actitud estoica ante la muerte
rios que iba ocupando, siempre contribuyeron a difundir su reli- mano, sino el emperador que reaccionó al de-
que los pueblos aceptaran, a su gión. Con el paso del tiempo, esta sastre actuando con diligencia para paliar los
vez, las instituciones imperiales fe fue cobrando poder entre las efectos devastadores del fuego.
y se mantuvieran al margen de clases privilegiadas. Fue en torno Entonces, ¿quién fue el culpable? Algunos his-
disturbios. Pero la insólita pureza al año 311 cuando el emperador toriadores afirman que la devastación de Roma
de los ritos cristianos, incompren- Constantino autorizó oficialmente por las llamas fue accidental y que fue el em-
sibles para la mentalidad romana, el nuevo credo, que pronto pasó perador quien buscó un chivo expiatorio para
y la difusión de su fe entre los de ser perseguido a perseguidor acallar las voces que lo señalaban. Y el mejor re-
esclavos y libertos, la convirtieron de las religiones paganas, bajo el curso que tuvo a mano Nerón fue la comunidad
en una amenaza para el orden pretexto de defender la pureza cristiana que vivía en la capital, a la que acusó
social, provocando momentos de de la fe y velar por las almas del de haber provocado el desastre.
gran tensión que desembocaron pueblo romano. Al menos eso es lo que creíamos gracias a los
escritos de los historiadores Cornelio Tácito y
El cristianismo se convirtió en la
religión oficial del Imperio en el año Suetonio, quienes narraron a comienzos del siglo
311, por decisión de Constantino (en II la cruel represión que sufrieron los cristianos
la foto, su estatua en York, Inglaterra).
tras el incendio de Roma. Sin embargo, investi-
gaciones publicadas en 2015 parecen demostrar
que aquellas persecuciones, en las que se senta-
ron las bases del martirologio cristiano, fueron
un mito. Ésa es la hipótesis que defiende Brent D.
Shaw, catedrático de Historia Clásica de la Uni-

FOTOS: GETTY IMAGES


versidad de Princeton (Nueva Jersey, EUA), cuyas
conclusiones pueden alterar la visión que tene-
mos de los primeros cristianos.

frentamientos entre las familias ortodoxas judías


y las comunidades cristianas. Aquel conflicto llegó
a su fin cuando el emperador ordenó la inmediata
expulsión de los cristianos de la ciudad.

Realidad y mito en torno a Nerón


Tras la muerte de Claudio, el cetro imperial pasó
a manos de Nerón, el último emperador de la
dinastía Julio-Claudia. Gracias a los historia-
dores romanos, su imagen cantando un poema
mientras observaba a Roma en llamas ha que-
dado en la memoria colectiva como paradigma
de la frivolidad y la maldad. Pero las crónicas de
los cronistas romanos no siempre responden a
la verdad histórica. El drama se produjo el 19 de
julio del año 64, cuando se desató un incendio
en el Circo Máximo que se expandió velozmente
destruyendo buena parte de la ciudad.
Pronto corrieron rumores de que el fuego ha-
bía sido provocado por el propio emperador,
cuyo sueño era destruir la antigua Roma para
construir sobre sus ruinas Nerópolis, la nueva
capital del Imperio. Pero Nerón no fue un piró-

68 muyinteresante.com.mx
Este profesor cree que las persecuciones se Excepción a la re-
gla. A los crucificados
produjeron tras el incendio, aunque no fueron se les dejaba insepul-
dirigidas contra los cristianos, que en aquel tos, pero Roma permi-
tió que los discípulos
entonces eran muy pocos y no amenazaban la de Cristo lo bajaran de
paz social. La vinculación de éstos con la des- la cruz y lo enterraran
(arriba, El Descendi-
trucción de Roma se produjo posteriormente, en miento, Weyden, 1436).
torno al año 100 de nuestra era. Al construir el
relato de los orígenes de su fe, autores cristianos
como Eusebio culparon a Nerón del asesinato
de miles de fieles, haciéndose eco de las críti-
cas que sufrió el emperador por parte de las éli-
tes romanas de la época, que lo habían descrito
como una persona perversa y maligna.
En realidad, el martirio de los cristianos se pro-
duciría más tarde, con los emperadores Domi-
ciano, Trajano, Marco Aurelio, Septimio Severo,
Decio y Diocleciano. Fue este último el que puso
en marcha la gran persecución, también deno-
minada Era de los Mártires (año 303), durante la
cual se destruyeron los templos cristianos y se
asesinó a miles de fieles a lo largo y ancho del
Imperio; entre ellos, al diácono Román de An-
Mártires discutidos. Según recientes tioquía, al que le amputaron la lengua antes de
estudios, el martirologio y persecución de los
cristianos no empezó sino hasta la época de
ejecutarlo. Aquella sangrienta etapa concluyó
Domiciano. Arriba, plegaria antes de la inmolación cuando Constantino autorizó el culto cristiano
en un cuadro de Jean-Léon Gérôme (siglo XIX).
en torno al año 311 de nuestra era.

muyinteresante.com.mx 69
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

El segundo princeps.Tras los logros de


Augusto, Tiberio pasaría a la historia como
un hombre apático, cruel y contradictorio.
Aquí, en una estatua siendo coronado;
derecha, en una moneda con Germánico.

70 muyinteresante.com.mx
Tiberio y Calígula

Los años
oscuros Uno no quiso nunca ser emperador y abandonó el gobierno a
su suerte; el otro pretendió ser mucho más que eso, un dios
tiránico y caprichoso. Ambos reinaron mediante el terror y
dejaron un rastro de depravación y locura. Por Beatriz González

C
ontaba Suetonio que Tiberio, Anécdotas como ésta hicieron que el princeps
por quien un pescador había Tiberio pasara a la historia como uno de los go-
escalado un acantilado para bernantes más crueles. Él, y después Calígula –a
ofrecerle su mejor captura, quien se atribuye la frase “que me odien con tal
obligó a su entregado súbdito a de que me teman”–, sucedieron al primer empe-
frotarse la cara con el pescado rador de Roma, Augusto, que había logrado un
que le ofrecía para cerciorarse largo periodo de paz. Al contrario que su prede-
de que no había nada en él que pudiera provocar- cesor, convirtieron sus gobiernos en una época
le la muerte. En mitad de aquel suplicio, el hom- de caos y excesos que acabó en auténtico terror.
FOTOS: GROSBY GROUP.

bre se congratuló de no haberle regalado una Casi tres décadas que la historia del Imperio re-
gran langosta que había capturado. Entonces, cuerda como “los años oscuros”. Entre los dos
Tiberio la mandó traer e hizo que le restregaran escribieron el principio del fin de la dinastía
también con ella el rostro. Julio-Claudia.

muyinteresante.com.mx 71
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Los hijos de Livia Drusila to o de su círculo: a Druso, con una sobrina del
En la imagen, un denario (mone- emperador, y a Tiberio, con la hija de Agripa, el
da romana de plata) ilustrado fiel amigo de Augusto. Por entonces, el futu-
con las efigies de Tiberio y
ro de Tiberio parecía prometedor y feliz:
Druso el Mayor, herma-
nos e hijos del primer regresó sano y salvo de las guerras cán-
matrimonio de Livia con tabras y de Oriente, donde todo había
Tiberio Claudio Nerón, sido éxito. Y aunque su carácter re-
entregándole a su servado y algo distante no lo hacía
padrastro, Augusto,
muy popular, se había ganado el
el laurel de la victoria
tras la conquista respeto de las legiones.
de Recia, provincia
romana próxima a Ger- El más triste de los hombres
mania. A ambos se les Para cuando llegó la hora de suceder
preparó para un futuro
a Augusto, Tiberio era la única posibi-
en la política, pero Druso
murió a los 29 años tras un lidad. Su hermano Druso había muerto
accidente ecuestre. tras un accidente de caballo, al igual que
los nietos de Augusto, Lucio y Cayo. Con su
otro nieto, Agripa Póstumo, desterrado, Tiberio
El padrastro de Tiberio, Agusto, primer empe- era el único candidato posible. Para entonces ya
rador de Roma, siempre lo trató como a un hijo, era hijo legal de Augusto, quien lo adoptó cuando
Muerte de Germá- igual que a su hermano, Druso el Mayor, también Tiberio tenía 45 años. “Lo hago por el bien de la
nico. Tiberio adoptó a
su sobrino, uno de los
hijo del primer matrimonio de Livia Drusila. A res publica”, dijo, misterioso, tras la adopción.
generales más jóvenes ambos se les preparó para un futuro que los con- Que todo se hubiera aliado para que fuera Tibe-
y queridos de Roma,
como heredero, pero
templaba como posibles sucesores: se formaron rio quien tomara las riendas de Roma no quiere
murió envenenado y en política e iniciaron carreras militares que los decir que las quisiera. Aunque en su juventud
hubo quien acusó al
propio emperador
llevaron a luchar por el Imperio. Además, se les fue un excelente general, parece que nunca qui-
(cuadro de Poussin). casó con otros miembros de la familia de Augus- so gobernar. Y lo cierto es que pasó a la histo-

FOTOS: LATINSTOCK; GETTY IMAGES.

72 muyinteresante.com.mx
Herencia imperial. El mapa
muestra la distribución de los vastos
Provincias senatoriales territorios del Imperio en la etapa de
Tiberio, una organización en provin-
Provincias imperiales cias senatoriales, imperiales y reinos
GERMANIA vasallos heredada de Augusto.
Reinos vasallos BRITANIA INFERIOR

BE
LG GERMANIA
IC
LUGUDONENSIS A
REGNUM
GALLIA RÆTIA
BOSPORI
AQUITANIA NORICUM PANONIA
TA
RR ILYRICA DACIA
AC NARBONENSIS
ON
LUSITANIA EN
SI
IT DALMATIA MOESIA
S AL BYTINIA
HISPANIA CORSICA IA ET PONTUS A NIA
E
CI M
O AR
BÉTICA SARDINIA MACEDONIA GALATIA AD
ASIA P
MINOR CA
MAVRITANIA PARTIA
TINGINATA LICIA CILICIA
MAVRITANIA
CÆSARENSIS SICILIA SIRIA
NUMIDIA ACAIA
XIPRE
AFRICA
JUDEA
LYBIA

ÆGYPTUS
CIRENAICA

Augusto, padrastro de Tiberio, lo trató siempre como a un hijo,


y en el año 4 lo adoptaría oficialmente para que le sucediera.
ria como un emperador completamente infeliz, ésta era una forma de desbaratar sus planes. La
como mostró Plinio el Viejo al llamarlo Tristissi- tensa situación con Julia tampoco ayudaba.
mus hominum (el más triste de los hombres). Aunque Augusto se negó en un primer momen-
La mayoría de los historiadores sitúa el comien- to, Tiberio estaba tan determinado a retirarse a
zo de esa desdicha en el momento en que Au- Rodas que hizo una huelga de hambre, tras lo
gusto le impuso el matrimonio con su hija Julia, que su padrastro le dio permiso. Sin embargo,
viuda de Agripa, que entonces era el suegro de Ti- lo consideró una traición personal y, cuando
berio. Para casarse con Julia tuvo que divorciarse Tiberio quiso volver a Roma, Augusto tardó en
de Vipsania, con quien había sido padre por pri- aceptar. Por fin regresaría con 45 años, aunque
mera vez, un matrimonio bien avenido hasta esa sin ningún papel público hasta que el emperador
fecha. Además, su futura esposa lo despreciaba. tuvo que cambiar de planes tras perder a sus dos
Por eso no ocultaba sus infidelidades, lo que su- nietos. El carácter meláncolico de Tiberio siguió
ponía un escándalo por el que acabó condenada presente también en su regreso y acabaría agra-
por su propio padre al exilio en la isla de Pan- vándose tras la muerte de su propio hijo, Druso
dataria, donde tenía prohibido cualquier lujo, el el Joven, en el año 23, fecha a partir de la que se
vino y también la compañía masculina. aisló aún más y comenzó, al mismo tiempo, un
Para entonces, hacía tiempo que Tiberio había periodo terrorífico en su gobierno.
renunciado a ese matrimonio. Cuando estaba a Los años de mandato del emperador que no
punto de asumir el mando del este, con el que deseaba ser emperador pasaron por varias eta-
pasaría a ser el segundo hombre más poderoso pas. Tomó las riendas de Roma en el año 14, y al
de Roma, anunció que abandonaba la política y principio ni siquiera se notó que Augusto había
GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO PEÑAS.

se retiraba a Rodas. Podía tratarse de una ven- muerto: todo funcionaba según las bases mar-
ganza hacia Augusto, quien lo quería como suce- cadas por el anterior princeps. No obstante, hubo
sor sólo hasta que sus nietos crecieran. Pero, para rebeliones de quienes no lo querían como gober-
otros historiadores, la razón era que no deseaba nante, la primera de ellas en Germania, donde
el papel que el emperador deseaba otorgarle y siete legiones se amotinaron al enterarse de la

muyinteresante.com.mx 73
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Retirada a Capri. muerte de Augusto. Lo hicieron en favor de Ger- aumentó la atmósfera de miedo a través de una
Sobre estas líneas,
un cuadro del francés
mánico, hijo de Druso, a quien consideraban el red de informadores cuyo incentivo para acusar
Félix-Joseph Barrias legítimo sucesor. Sin embargo, el propio Germá- a los demás de traición era hacerse con parte de
(1822-1907), famoso
por sus escenas mi-
nico acabó con la revuelta pidiendo que obede- las propiedades del señalado tras su reclusión y
tológicas, históricas cieran a su nuevo princeps, Tiberio, amenazando muerte. Por eso, los juicios por traición estaban
y religiosas, recrea la
llegada de Tiberio a su
con suicidarse si no lo obedecían. a la orden del día. Mientras tanto, comenzaron
dorado exilio. La apatía del nuevo emperador era entonces a correr rumores sobre la vida disoluta que Tibe-
evidente. Pero cuando se decidió a gobernar, el rio llevaba en Capri, aunque lo cierto es que eran
terror inundó el Imperio. Fue tras la muerte de su sus enemigos quienes la describían. El historia-
hijo Druso el Joven, con quien compartía pode- dor Suetonio aseguraba que “tenía una habita-
res tribunicios desde poco antes de que muriera ción destinada a sus desórdenes más secretos,
en extrañas circunstancias. Es entonces cuando guarnecida toda de lechos en derredor. Un grupo
muestra su lado paranoico y más cruel. Con el elegido de muchachas, de jóvenes y de disolutos,
objetivo de silenciar a sus enemigos invoca la lex inventores de placeres monstruosos y a los que
maiestatis, algo similar al delito de alta traición, llamaba sus maestros de voluptuosidad, forma-
que además permitía al Estado recibir parte del ban allí entre sí una triple cadena y entrelazados
patrimonio del reo una vez ejecutado. En cuanto de este modo se prostituían en su presencia para
a sus colaboradores, para llegar a acuerdos con despertar, por medio de este espectáculo, sus es-
ellos usaba más las amenazas o la mano dura tragados deseos”.
que las negociaciones. Así, los rumores de sadomasoquismo, prosti-
Las cosas no fueron mejor cuando, cansado tución e incluso pedofilia corrían por las calles
de la política, decidió retirarse a Capri, dejando de Roma mientras Sejano, su íntimo amigo, se
el gobierno en manos de su amigo Sejano. Éste preparaba para traicionarlo. Tramaba aliarse con
sus sucesores y junto a Livila, su amante y so-
FOTO: MUSEÉ D´ORSAY.

Cansado pronto de la política, Tiberio brina de Tiberio, ejercer como regentes de los jó-
venes Tiberio Gemelo y Calígula. Sin embargo, el
dejó el gobierno en manos de su amigo princeps lo descubrió, y entonces no le tembló la
Sejano y se recluyó en la isla de Capri. mano. Lo condenó a muerte, pero no a cualquier

74 muyinteresante.com.mx
El complejo que amargó a Tiberio

S
egún las descripciones de la carácter cínico y amargado a su com-
época, el princeps Tiberio era plejo, que le afectaba de tal forma que
alto y tenía buena salud, pero no permitía que nadie mencionara
desde joven estuvo acomple- nada relacionado con su cabello, has-
jado por una alopecia prematura que ta el punto de que se cuenta que la
no soportaba. Por eso se dejaba crecer verdadera razón por la que condenara
el pelo que tenía por detrás y, para a Lucio Cesiano tras la conspiración
disimular su calvicie, se lo peinaba de Sejano fue que se había burlado en
hacia delante, al igual que hicieron público de su calva. También padeció
otros muchos miembros de su familia, unas úlceras faciales que le afeaban el
empezando por el mismísimo Julio rostro y que, junto a lo anterior, hacían
César. Dicen que parte de su timidez que Tiberio odiara aparecer en público
se debía a la vergüenza que sentía por y lo evitara al máximo.
esta calvicie, que llegó a sumirlo en pe-
riodos depresivos. También achacan su Busto de mármol del emperador
Tiberio, que vivió acomplejado por su físico.

muerte: sería estrangulado y su cadáver arrojado Tiberio conocía la naturaleza


a la plebe, que lo temía tanto como a él.
Todos quienes habían colaborado con Sejano
depravada de su heredero, pero no
fueron juzgados. “Las ejecuciones se han conver- hizo nada por impedir su ascenso.
tido en un estímulo para su furia, y ha condena-
do a muerte a todos los encarcelados acusados El cruel sucesor de Tiberio. El depresivo heredero
de Augusto vio en las estrellas que debía promocionar
de colaborar con Sejano. Allí se encuentran, se- al pérfido hijo de su llorado sobrino Germánico, Cayo
parados o en montones, un sinnúmero de muer- Calígula (en este lienzo, haciendo depositar en el
panteón familiar las cenizas de su madre y su hermano).
tos de todos los sexos y edades”, escribía Tácito.

Calígula, el tirano demente


Aficionado a la ciencia de las estrellas, dicen que
Tiberio vio en éstas que su sucesor sería Calígula
(el apodo de Cayo Julio César Germánico por sus
sandalias), hijo de su sobrino Germánico. Tibe-
rio conocía su naturaleza cruel y depravada –se-
gún algunos, él mismo la habría estimulado en
Capri–, pero no hizo nada por evitar al pueblo el
sufrimiento que preveía si Calígula gobernaba.
“Dejo vivir a Cayo para su desgracia y la de to-
dos”, sentenció.
A pesar de ser considerada una tragedia el que
fuera sucesor, los primeros siete meses del go-
bierno de Calígula, que comenzó en el año 37,
estuvieron marcados por la aceptación del pue-
blo, el cual quería mucho a su padre, Germáni-
co. Suetonio cuenta que se sacrificaron 160,000
animales en honor de Calígula durante los tres
primeros meses. Además, había prosperidad.
Asimismo, no tardaría en perder tanto la po-
pularidad como la riqueza. Sus extravagancias,
crueldades y caprichos superaron, con mucho,
las descritas por los enemigos de su antecesor.
FOTOS: GETTY IMAGES; LATINSTOCK.

Si en sus primeros meses como cabeza del Im-


perio había perdonado a los exiliados y condena-
dos a muerte y regalado dinero al pueblo, ahora
su gobierno se basaba en abusar de su poder para
matar, torturar o enriquecerse. Lo primero que
hizo tras recuperarse de una enfermedad que

muyinteresante.com.mx 75
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

¿Estaba enfermo Calígula? El gran amor de Calígula fue

S
on varios los historiado- vicios. Para Séneca, el emperador su hermana, Drusila, a cuya
res –entre ellos, Filón y se transformó en un hombre aún muerte decretó luto oficial y
Dion Casio– que hablan más arrogante, iracundo y grosero
del grave padecimiento tras su ascenso al trono, teoría
abandonó Roma.
que sufrió Calígula a los pocos que también mantiene Josefo; Por eso, le ofreció un cargo en Egipto e hizo que
meses de subir al poder. Y aun- éste asegura que fue el poder lo lo acusaran de inducir a su esposa a prostituirse.
que no se sabe a ciencia cierta que hizo de Calígula un soberbio Él mismo aseguraba dar fe de ello porque había
de qué enfermó, se mencionan con complejo de dios. sido amante de Enia, la mujer de Macrón. La pa-
unas fiebres altas que algunos reja se suicidó para que sus bienes los heredaran
estudiosos modernos relacionan sus descendientes.
con una posible encefalitis, que Muestra de su endiosamiento es que mandó
podría estar relacionada con su destruir las estatuas de hombres ilustres que
trastornado comportamiento. Ca- Augusto había llevado del Capitolio al Campo de
lígula sería entonces un hombre Marte, al igual que ordenó asesinar a Ptolomeo,
mentalmente enfermo a quien no tras pedirle que viniera de su reino y rendirle ho-
se podría responsabilizar de sus nores, porque el público lo siguió con la mirada
crueles acciones. al entrar en el circo, admirado por su manto de
De igual modo, hay más acuer- púrpura. Y Calígula no podía consentir que nadie
do entre los autores que piensan le hiciera sombra.
que su enfermedad no influyó Tampoco fueron bien las cosas en el aspec-
en su carácter. Recuerdan que to económico. El Imperio ya vivía una crisis fi-
Calígula ya era aficionado a las nanciera e incluso hambrunas cuando Calígula
torturas y los excesos antes de decidió poner en marcha una serie de obras ur-
llegar el poder, y creen que esto banísticas colosales que terminaron de vaciar
no hizo más que acrecentar sus Sobre estas líneas, reconstrucción las arcas. Fue entonces, acuciado por las deudas,
moderna de un busto de Calígula.
cuando puso en marcha medidas muy impopu-
lares, como la de pedir dinero a la plebe en los
sufrió a los pocos meses de ser nombrado em- actos públicos. Además, estableció nuevos im-
perador fue mandar asesinar a las personas que puestos en juicios o bodas, además de organizar
habían prometido sus vidas a los dioses si el so- subastas de gladiadores en los espectáculos.
berano se recuperaba. Sus detractores dicen que
obligó a suicidarse a su suegro, mientras que a ¿Realidad o leyenda?
Tiberio Gemelo ordenó lo mataran. Su argumen- Para gran parte del pueblo, no había más explica-
to era que el medicamento que Gemelo ción para su comportamiento que la locura. Esta
tomaba para la tos olía a antídoto, idea se ha visto apoyada por muchas fuentes clá-
como si tuviera miedo de que Ca- sicas, aunque es difícil discernir lo que hay de
lígula fuera a envenenarlo. “¿Un realidad y leyenda en los relatos sobre Calígula.
antídoto contra César?”, le pre- Por ejemplo, en Las Vidas de los doce césares de
guntó con sorna. Suetonio, se cuenta que, en la expedición a Brita-
También decidió ejecutar a nia, ordenó a los soldados que, en vez de atacar,
Macrón, sin cuya ayuda proba- recogieran conchas como “tributo que el océano
blemente no habría sido aclama- debía a la Colina Capitolina y al Monte Palatino”.
do por el pueblo en sus inicios. El Según Calígula, habría sido Neptuno quien ma-
FOTOS: GETTY IMAGES; NATIONAL ARCHEOLOGICAL MUSEUM IN LUNI, LIGURIA, ITALY.

historiador Filón asegura que un lograra el ataque. De vuelta a Roma, según este
día Calígula se despertó odiándolo mismo relato, hizo un anuncio que dejó a todos
sin más, y decidió que no merecía vi- sin palabras: quería que su caballo preferido, In-
vir. “Ahí llega el maestro de quien ya citatus, para quien ya había construido un esta-
no necesita lección alguna... ¿Cómo se blo de mármol y un pesebre de marfil y a quien
atreve alguien a enseñarme a mí, que aun había regalado una casa con sus esclavos, fuera
antes de ser engendrado fui modelado nombrado cónsul.
emperador? ¿Cómo se atreve un ignoran-
te a enseñar a quien sabe?”, se preguntó. Un sinfín de amantes
Su vida sexual, según estas fuentes, fue tan ca-
Cuidado con la tos, Gemelo... Se dice prichosa como el resto de su rutina. Tras casar-
que Calígula mandó matar a su primo Tiberio
Gemelo (izq.) por sospechar que su
se con Junia Claudila, que murió en el parto de
jarabe para la tos era un antídoto. su primer hijo, tuvo como esposa a Livia Oresti-

76 muyinteresante.com.mx
la, a quien se llevó de su banquete nupcial no sin Cuentan que mientras comía o fornicaba le gus- Divino caballo.
La ilustración de aquí
antes decir al recién estrenado marido que de- taba presenciar torturas o decapitaciones. Y hacía representa a Incitatus,
jara de manosear a su mujer. Después vendrían ambas cosas a menudo. También tuvo bastantes el equino favorito de
Calígula, al que éste, se-
Lolia Pauliba, de quien se encaprichó tras escu-
FOTOS: GETTY IMAGES; ITALFRANCE FILMS.

relaciones homosexuales. Entre sus amantes es- gún distintas versiones,


char que su abuela había sido la mujer más bella tuvieron el actor griego Mnéster, su primo Emilio habría querido nombrar
cónsul o senador, e
del Imperio, y Cesonia, a la que sí dijo querer. Lépido y varios de sus esclavos. Respecto a sus incluso deificar.
Con ella tuvo a su hija Julia Drusila, que solía amantes femeninas, su cortesana favorita fue
arañar la cara de los otros niños cuando jugaba. Pirilis, aunque también mantuvo relaciones con
Su padre decía, orgulloso, que eso probaba que nobles a las que obligaba a asistir a sus banquetes
era descendiente suya. y así elegir a una cuando le apetecía.
De igual modo, la mujer por quien perdió la cabe-
za fue su hermana, Drusila, con quien vivió como
si fuera su legítima esposa. La nombró heredera
del Imperio, y cuando murió decretó luto oficial
y abandonó Roma. A su regreso tenía el pelo y la
barba largos, como si se hubiera abandonado. Di-
cen que también mantuvo relaciones con sus otras
hermanas, mas no las quiso tanto, y corría el ru-
mor de que incluso las prostituyó entre sus ami-
gos. Después las acusó de adúlteras y de maquinar
complots contra él, por lo que acabaron desterra-
Calígula y Mesalina. Es el título de este filme erótico y
pseudohistórico de 1981. Ella fue mujer del tío de Calígula, das. Y, no contento con expulsarlas de Roma, las
Claudio, pero ambos han quedado en el imaginario colectivo amenazó de muerte: “No sólo dispongo de islas,
como íconos de depravación sexual y promiscuidad.
también de espadas”, les dijo para aterrorizarlas.

muyinteresante.com.mx 77
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

El poder femenino en la dinastía

Mujeres
influyentes,
mujeres sojuzgadas
De Cleopatra a Popea, pasando por Livia, las Agripinas y
Mesalina, una serie de féminas de gran carácter ejercieron su
influencia sobre los hombres utilizando a menudo el sexo y los
venenos como armas. Así es al menos como nos ha llegado,
probablemente una mezcla de mito y realidad. Por Rodrigo Brunori

FOTOS: GETTY IMAGES.

78 muyinteresante.com.mx
Legendaria lujuria. Tras dos fracasos conyugales,
el emperador Claudio tomó como esposa a Mesalina,
un tercer matrimonio que acabó en traición. En el
cuadro de Nicolaes Knüpfer Escena de burdel (1655)
se representa a la emperatriz y a su amante Cayo
Silio, con quien se casó cometiendo bigamia.

muyinteresante.com.mx 79
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

L
a dinastía Julio-Claudia está reco- La historiografía clásica
rrida de arriba abajo por mujeres las ha encasillado en dos
excepcionales que ejercieron un
verdadero poder en la sombra y
estereotipos: depredadoras
tuvieron una influencia capital sexuales o envenenadoras.
en el desarrollo de los primeros
casi cien años del Imperio roma- de la joven y exótica Cleopatra, de sólo 19, quien
no. La historiografía clásica las ha encasillado se coló en su palacio envuelta en una alfombra.
en dos estereotipos: depredadoras sexuales, que Del romance entre ambos nació un hijo –Cesa-
provocan la perdición de los hombres, o envene- rión– y, cuando tres años más tarde César fue
nadoras capaces de determinar el curso de una asesinado, Cleopatra se encontraba con él en
dinastía quitando de en medio a emperadores y Roma, instalada en una villa al otro lado del Tí-
herederos sin dejar rastro. Por supuesto, de am- ber como su concubina. Julio César estaba casa-
bas cosas hubo –cada cual utilizaba los medios do por entonces con Calpurnia, quien, a pesar de
que tenía a su alcance–, pero esta concepción lo enfadada que debía estar, intentó disuadirlo
tiene mucho que ver también con la misoginia de que acudiera esa mañana al Senado porque
de la época y el testimonio de escritores –Tácito, había presentido su asesinato en una visión.
Dion Casio y otros– que, en el contexto del paso
de la República al Imperio, explicaban así una in- La reina corruptora
fluencia femenina en los asuntos públicos que La estancia de Cleopatra en Roma provocó es-
consideraban indeseable. cándalo y la convirtió en objeto de una enorme
La primera de estas mujeres no pertenece a animadversión. El hecho de que la máxima au-
Roma ni a ninguna de sus familias, pero ocu- toridad de un Estado fuera una mujer era incon-
pó un lugar destacado en las luchas que desem- cebible y peligroso para los romanos. Además,
bocaron en la creación del Imperio. Se trata de se le atribuían todo tipo de excesos sexuales y
Cleopatra VII, última reina de Egipto, un Estado alcohólicos y se la hacía responsable de la co-
que para Roma tenía una importancia estraté- rrupción moral de César en Egipto, donde se
gica fundamental como reserva inagotable de decía que se había convertido en “el marido de
cereales y riquezas. Además de por su afición todas las mujeres y la mujer de todos los hom-
al lujo, Cleopatra ha pasado a los anales de la bres”. Peor aún, se la culpaba de las tentaciones
historia por haber seducido a dos prohombres monárquicas de Julio César, que en los últimos
romanos: Julio César y Marco Antonio. Su tiempos de la República eran motivo de honda
enfrentamiento con un tercero, Octa- preocupación y acabaron llevando al complot
vio –futuro emperador Augusto–, para acabar con su vida. En este común despre-
fue el fin de su reinado. cio a Cleopatra destacó Cicerón, quien habló de
En 47 a. C., Julio César llegó a su arrogancia y su insolencia, dejando escrito
Egipto persiguiendo a su ene- cuánto la detestaba (entre otras cosas, porque
migo Pompeyo y se vio rápi- al parecer ella le había prometido una serie de
damente envuelto en la lucha fastuosos regalos que nunca llegó a entregarle).
por el poder que enfrentaba a Por supuesto, Cleopatra era mucho más que
la reina Cleopatra con su her- eso. Era una mujer extraordinariamente inteli-
mano y esposo Ptolomeo XIII. gente, de exquisita educación griega y gran cul-
El hastiado César, que por en- tura, que hablaba numerosas lenguas y fue la
tonces tenía 53 años, cayó en- primera de la dinastía ptolemaica en aprender
seguida atrapado por el embrujo egipcio. Y de hecho cuando, muerto César, tuvo

La opinión de Cicerón
El reconocido orador romano Cicerón (en el busto) trató en persona
con Cleopatra, de quien dijo: “Si la nariz de Cleopatra hubiera sido
más pequeña, habría conquistado el mundo”. Con estas palabras
parecía reconocer la inteligencia de la emperatriz egipcia, aunque se
sabe que no tenían una estrecha amistad, sino más bien al contrario.
En sus obras, Cicerón también expuso cuál era la posición que la
FOTOS: GETTY IMAGES.

mujer debía ocupar en la sociedad romana: “Nuestros antepasados


decidieron que todas las mujeres, en razón de su debilidad de espíri-
tu, estuvieran bajo la potestad de tutores”.

80 muyinteresante.com.mx
que regresar de manera precipitada a Egipto y
gestionó los asuntos públicos con eficiencia.
Un proceso de seducción similar se repitió,
años después y aún más acentuado, con Marco
Antonio, quien, en un famoso encuentro en la
ciudad turca de Tarso –relatado por Plutarco y
recreado por Shakespeare–, quedó atrapado al
instante por el boato y la voluptuosidad de Cleo-
patra, con la que se instaló en Egipto y tuvo tres
hijos. Esto permitió a Octavio –que de ser alia-
do había pasado a mortal enemigo– construir
un relato propagandístico de enorme éxito en
el que presentaba al antiguo general como un
hombre feminizado, orientalizado, entregado al
placer y desprovisto ya de cualquier virtud tra-
dicionalmente romana. Marco Antonio y Cleo-
patra fueron derrotados en la batalla de Accio
(31 a. C.), que abocó a ambos al suicidio; él por
amor –creía que Cleopatra se había suicidado
previamente– y ella porque sabía que su único
destino era desfilar cargada de cadenas por las
calles de Roma como botín de guerra.

Livia o la austeridad Mito histórico.


Cuando pensamos
Así llegó Octavio al poder absoluto, y en la última reina de
esto catapultó al primer plano de la política a su Egipto, nos viene a
la memoria Elizabeth
esposa, Livia, que representaba todo lo opuesto a Taylor (en la foto),
la reina egipcia. Pese a la flagrante contradicción quien la interpretó
en el filme Cleopatra
de no tener hijos con el emperador, Livia encarnó (Joseph L. Mankiewicz,
a la perfección a la matrona romana. El matrimo- 1963) mitificando una
belleza que igual
nio duró 52 años, hasta la muerte de Augusto, y no fue tanta, todo
se presentó como un ejemplo sobre el que debía lo contrario que
su inteligencia.
modelarse la nueva sociedad del Imperio. Livia y
Augusto hicieron de su austeridad, real o supues-
ta, un acto de ostentación permanente. Habita-
ban una vivienda modesta, él vestía la ropa que
ella cosía en casa, se alimentaban frugalmente
y censuraban el uso excesivo de joyas. Todo esto
acompañado de un puritanismo sexual que cul-
Ambición y minó en las leyes contra el adulterio de los años
poder. A Livia, es-
posa de Augusto, se 18 a. C. y 2 a. C.
le atribuye un gran Había algo, sin embargo, en lo que Livia se
ascendente político
en la toma de deci- apartaba de la tradición romana, y era el uso del
siones de su marido poder. Livia ejerció a través de su marido una
como emperador.
La estatua represen- inf luencia política hasta entonces inaudita en
ta a la emperatriz una mujer, cosa que, además de obedecer a su
consorte.
formidable personalidad, fue también un signo
de los tiempos.

muyinteresante.com.mx 81
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

A través de su marido, el emperador fundamental sobre la época. Son acusaciones


Augusto, Livia ejerció una de las que no hay pruebas y sobre las que difícil-
inluencia política hasta entonces mente habrá una respuesta definitiva.
Lo cierto es que Augusto adoptó a Tiberio, pese
inaudita en una mujer. a que le tenía en poca estima, y éste le sucedió
Con la llegada del Imperio, el Senado perdió en el año 14. Durante los primeros años de su
una capacidad de decisión que pasó a ejercerse reinado, Livia siguió gozando de una impor-
en el ámbito doméstico del emperador, donde tante inf luencia, pero según diversos testigos
las mujeres sí podían hacer valer su ascendien- Tiberio no soportaba las interferencias de su
te. El cambio disgustó a algunos autores clási- madre ni tampoco la conciencia de deberle el
cos –Tácito, en particular– y está en el origen de poder, por lo que, poco a poco, la fue relegando.
la imagen negativa que se ha transmitido de las Su retiro voluntario en Capri se interpreta como
pocas mujeres que en la época tuvieron alguna medida para alejarse de ella.
oportunidad de ejercer un poder real. Cuando, con 87 años, Livia murió, el cruel y ta-
Existe también una leyenda negra sobre Livia, citurno Tiberio recibió la noticia con frialdad, le
que parte del posible papel jugado para situar a negó todos los honores y no fue a su funeral (man-
su hijo Tiberio –hijo de un matrimonio anterior dó a Calígula). Pero eso no es todo. Cuenta Sue-
con Tiberio Claudio Nerón– como sucesor de Au- tonio que Tiberio retrasó la decisión de asistir o
gusto, tal como ocurrió después de que varios de no durante días, de forma que al final hubo que
los herederos naturales de éste fueran murien- enterrar el cuerpo a toda prisa debido al avanzado
do, uno tras otro, en sospechosas circunstan- estado de descomposición en que se hallaba.
cias. Para que Tiberio llegara a ser emperador,
antes tuvieron que desaparecer Marcelo, so- Las indomables Agripinas
Pactos e intereses.
Tras la muerte de Agripa
brino de Augusto, y Cayo, Lucio y Póstumo, sus A Tiberio se le debe el asesinato de una mujer
(12 a. C.), Tiberio, hijo tres nietos. Los rumores que adjudican a Livia el excepcional, Agripina la Mayor, esposa de Ger-
de Livia y futuro sucesor
de Augusto, se casó con
papel de envenenadora los recogen Dion Casio mánico, el general que podía haberlo sido todo
Julia la Mayor, en lo y Tácito, que incluso insinúan la posibilidad de y murió también, cómo no, en extrañas circuns-
que fue un enlace infe-
liz. Arriba, estatua del
que envenenara al propio Augusto. Nada de esto tancias. La desaparición del aclamado y adora-
emperador en Capri. aparece en Suetonio, sin embargo, otra fuente do Germánico –que, a instancias de Augusto,

FOTO: ISTOCK.

82 muyinteresante.com.mx
Julia en la isla de las desterradas

E
s paradójico que un hombre que alentaba tanto la
procreación como Augusto no tuviera más descenden-
cia que su hija Julia la Mayor, nacida de su matrimo-
nio con Escribonia, y para colmo ésta le dio el que
seguramente fue el mayor disgusto de su vida. Augusto casó a
Julia sucesivamente con Marcelo, Agripa y Tiberio, siempre por
razones de Estado. Los dos primeros la dejaron viuda –si bien
con Agripa cumplió pariendo cinco hijos– y con el tercero tuvo
un matrimonio profundamente infeliz. Fue entonces cuando
Julia se entregó a la promiscuidad y empezó a coleccionar
amantes. Se supone que Tiberio se marchó a Rodas para no
estar presente y que Augusto no quiso enterarse hasta que se
produjo un escándalo mayúsculo, agravado por el hecho de
que tanto él como Livia mantenían una cruzada contra el adul-
terio. Augusto la castigó recluyéndola en durísimas condiciones tiempo Julia pudo regresar a la Península. Según la tradición,
en una diminuta isla del Mediterráneo, Pandataria, que luego cuando Tiberio subió al poder, la dejó morir de hambre por
se convirtió en el destino común de otras desterradas; sus venganza. Y durante su reinado, la hija de Julia, conocida como
amantes fueron también desterrados u obligados a suicidar- Julia la Menor, murió desterrada en Pandataria por el mismo
se. Augusto y su hija nunca volvieron a verse, aunque con el delito que su madre.

había sido adoptado por Tiberio– despejó conve- El inevitable choque con Mesalina En la foto, las ruinas
de la Villa Julia en la isla
nientemente el camino a la sucesión de Druso, En el año 39, Agripina fue desterrada por participar italiana de Pandataria,
el hijo biológico del emperador. Éste, no obstan- en una conjura palaciega contra Calígula a la mis- adonde Julia la Mayor
llegó exiliada por su
te, murió tres años después envenenado por su ma isla que su madre, Pandataria, de donde años padre, el emperador
propia esposa, Livila, que actuaba en confabu- después la rescataría el siguiente emperador, su tío Augusto, acusada
de adulterio.
lación con Sejano –hombre fuerte de Tiberio–, Claudio, que por entonces estaba casado con Mesa-
de quien era amante. lina. La historia ha retratado a Mesalina como una
Agripina era una mujer famosa por su carác- mujer cruel, aficionada a ejecutar a personas a ca-
ter y su valentía –acompañaba a su marido en pricho –por ejemplo, a Julia Livila, por un supuesto
las campañas y se había convertido en heroína adulterio con el filósofo Séneca–, y se supone que
popular por su forma de enfrentarse en solitario entre ambas se estableció una creciente rivalidad.
a tropas amotinadas en el Rin– y se empeñó en Suetonio recoge el rumor de que Mesalina mandó a
aclarar la muerte de Germánico hasta las últi- sicarios a estrangular al hijo de Agripina mientras
mas consecuencias, cosa que no podía terminar dormía, el niño Nerón, porque lo veía como una
bien. El resultado fue un agrio enfrentamiento amenaza para el futuro de su hijo. Esta operación
con Tiberio y Livia que duró años y acabó con se frustró cuando salió de debajo de la almohada
Agripina desterrada en la isla de Pandataria, una serpiente que hizo huir a los asesinos.
donde murió de hambre, y con dos de sus hijos
asesinados. Durante la detención, los soldados Bigamia y envenenamiento
se comportaron con ella de forma tan brutal que Además, Mesalina encarna como nadie el mito
Agripina perdió un ojo. de la depredadora sexual, aunque sobre esto hay
Pero quien fue realmente inf luyente en la di- también bastantes dudas, dado que quienes, varias
nastía fue su hija Agripina la Menor, hermana décadas más tarde, lo transmitieron –Tácito, Sue-
de Calígula, sobrina y esposa del emperador tonio, Juvenal, Plinio el Viejo– confiesan que escri-
Claudio –al que supuestamente envenenó–, em- bían basándose en rumores.
peratriz de Roma y madre y víctima de Nerón. Lo que nos ha llegado, en cualquier caso, es la
Agripina la Menor adquirió protagonismo al historia de una emperatriz dominada por la pa-
comienzo del reinado de su hermano, de quien, sión sexual que no sólo se prostituía en el ba-
al igual que sus otras dos hermanas, Drusila y rrio romano de Subura, bajo el seudónimo de la
Julia Livila, se supone que era amante (se dice, “Loba”, sino que lanzó un desafío a las meretri-
además, que por capricho del emperador las ces de Roma para ver quién era capaz de atender
tres se prostituían con miembros de la nobleza). a más hombres a lo largo de una noche (se supo-
FOTO: GETTY IMAGES.

Quien realmente fue inluyente fue Agripina la Menor, hermana


de Calígula, sobrina y esposa de Claudio y madre de Nerón.
muyinteresante.com.mx 83
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Enredos de familia. El militar romano de


la dinastía Julio-Claudia, Germánico, adoptado Mesalina encarna como
por su tío Tiberio, se casó con Agripina la Mayor,
con quien fue padre de nueve hijos. Este cuadro nadie el mito de la
de Rubens representa al matrimonio.
depredadora, aunque hay
bastantes dudas al respecto.
senador Cayo Silio, fue lo que precipitó su caí-
da. Hay discrepancias sobre las verdaderas in-
tenciones de la pareja –según parece, deponer a
Claudio–, pero lo cierto es que, aprovechando su
ausencia, Mesalina y Silio cometieron la osadía
de pretender casarse y organizar una boda con
todos sus aditamentos: velo, festejos, banquete
y lecho nupcial. Claudio, que se encontraba en
Ostia, fue advertido de las intenciones bígamas
de su mujer por el liberto Narciso y volvió a toda
prisa a Roma. La noticia corrió como la pólvora y
la ceremonia acabó precipitadamente, los invi-
tados salieron huyendo y Mesalina se echó a la
calle para ir al encuentro de Claudio y solicitar
clemencia. Aquí las versiones difieren, pero se
supone que Claudio estuvo tentado de perdo-
narla y que fueron sus hombres de confianza,
los libertos, quienes decidieron ejecutarla de
inmediato para que no tuviera la oportunidad
de ablandar al emperador con su belleza. Esa
misma noche se le ordenó que se suicidara, cosa
que no fue capaz de hacer –según Tácito, “por-
que su alma estaba corrompida por la lujuria”– y
hubo de ser ajusticiada. Cuando al día siguiente
se le comunicó a Claudio el hecho, éste se limitó
ne que aquéllas enviaron a su mejor represen- a murmurar y pedir otra frasca de vino.
tante, una tal Escila, que por supuesto Llegó entonces la gran oportunidad de Agri-
acabó rindiéndose). pina la Menor, una mujer manipuladora y
Leyendas al margen, pare- ambiciosa –al menos, según la tradición histo-
ce claro que Mesalina sí tuvo riográfica– que llevaba años intrigando para si-
numerosos amantes y que la tuar a su hijo en la cúspide del poder.
relación con uno de ellos, el El papel de Agripina con Nerón ha sido com-

Matrimonios de conveniencia

E
ntre la aristocracia romana, el así consiguió que le perdonaran su apoyo
amor tenía poco que ver con a Marco Antonio y que de este modo
el matrimonio. Tanto mujeres salvó la vida). Mucho más traumático
como hombres eran peones fue el caso del futuro emperador Tiberio,
de un simple juego de poder. No sólo obligado a divorciarse de Vipsania, de la
los casamientos se arreglaban por interés, que estaba profundamente enamorado,
a veces desde la misma cuna, pues era para casarse con Julia la Mayor, hija de
algo habitual que el emperador orde- Augusto, que le inspiraba una marcada
FOTOS: NATIONAL GALLERY OF ART; ALTES MUSEUM, BERLÍN.

nara divorcios para que nuevos enlaces antipatía. Todo esto podía suceder a muy
pudieran realizarse. Por supuesto, a nadie temprana edad. No está muy claro cuán-
le pasaba por la cabeza desobedecer. tos años contaba Mesalina cuando fue
Tiberio Claudio Nerón, primer marido de entregada a Claudio: entre 13 y 18, según
Livia, por ejemplo, tuvo que aceptar que la fuente que se consulte. Él, en cualquier
Julia (en el busto) fue la su mujer se divorciara de él para casarse caso, pasaba de los 50. ¿Tendrá esto
única hija biológica de Au-
gusto, aunque éste adoptó con Augusto, quien se había enamorado alguna relación con el comportamiento
después a varios miembros a primera vista de ella (bien es cierto que casquivano de la emperatriz?
masculinos de su familia.

84 muyinteresante.com.mx
parado a menudo con el de Livia con Tiberio. falleció en el año 54 tras ingerir unas setas vene- El naufragio de
Agripina. En el
Agripina –de quien se sospechaba que había nosas. Todas las fuentes antiguas coinciden en cuadro, Agripina en
envenenado a su segundo marido para quedar- que Agripina estuvo detrás de su muerte, si bien el mar a bordo de
un barco saboteado
se con su fortuna– se casó con Claudio y lo con- los autores modernos lo ponen en duda, dado por orden de su hijo,
venció de que adoptara a Nerón, al que situó por que era una acusación habitual en la época. Nerón, que pretendía
así deshacerse de ella.
delante de su propio hijo, Británico, en la línea
sucesoria (Mesalina no andaba tan desencami- Popea, otra mujer cuestionada
nada, después de todo). Se supone que con el Sea como fuere, Agripina se encontró con un hijo
tiempo Claudio se arrepintió de esta decisión y aún más desagradecido que Tiberio: en el año 59,
pensó en revocarla, pero no pudo hacerlo porque después de varios intentos, Nerón consiguió por fin
deshacerse de su madre. Las ra-
Muerte de una reina. Cuando Claudio supo de la bigamia de zones del asesinato son confu-
Mesalina, ordenó que ella se suicidara. Pero al no cumplir ella misma
el mandato, fue decapitada por un centurión (en el cuadro). sas, pero entre ellas siempre se
mencionan las constantes críti-
cas de Agripina a la conducta de
Nerón y los caprichos de su vida
amorosa. Tácito, cómo no, sitúa
a una nueva mujer en el centro
de la trama. Según su versión,
fue la bella Popea, una de las
jóvenes más hermosas de su
tiempo, quien convenció al em-
FOTOS: GETTY IMAGES; GROSBY GROUP.

perador para que se librara pri-


mero de su madre y luego de su
esposa, Octavia, a quienes veía
como los principales impedi-
mentos para cumplir su deseo
de convertirse en emperatriz.

muyinteresante.com.mx 85
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Emperador por sorpresa. En este cuadro


de Alma-Tadema (1836-1912) se representa el
momento en que Claudio, descubierto tras unas
cortinas, es aclamado emperador por la guardia
pretoriana que ha acabado con Calígula.

86 muyinteresante.com.mx
Claudio
y
Nerón
el ocaso de una estirpe
Tras el magnicidio de Calígula,
su tío Claudio fue elegido
inesperadamente emperador.
Este miembro marginado de
la familia imperial, entregado
al estudio, se convirtió en el
hombre más poderoso de Roma.
Trece años después, el tirano y
excéntrico Nerón sucedió a su
tío abuelo, lo que significó el
inicio de la decadencia de Roma.
Por Roberto Piorno
FOTO: GETTY IMAGES.

muyinteresante.com.mx 87
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

L
as turbulencias de la tardorrepú-
blica en el proceso de transmisión
de poder habían quedado poster-
gadas durante el Principado de Au-
gusto y Tiberio. La muerte de César
y los estragos de las guerras civiles
habían dado paso a un periodo de
aparente estabilidad institucional vertebrada
alrededor de la obra de Augusto y el esbozo de
un principio dinástico que consolidaba el poder
en manos de los Julio-Claudios. Pero la púrpura,
una vez más, volvió a teñirse de rojo en el año 41
cuando los excesos de Calígula y las continuas
afrentas a los miembros de la clase senatorial
vertebraron una conjura a gran escala en la que
estaban implicados senadores, miembros del or-
den ecuestre, pretorianos y algunos de los colabo-
radores más íntimos del emperador. Calígula fue
asesinado pero, pese a las trágicas circunstancias
de la muerte del princeps y el vacío de poder resul-
tante, el espectro de una hipotética restauración
del viejo orden republicano no estuvo nunca so-
bre la mesa. Nadie discutía, ni siquiera el Senado,
que un Julio-Claudio habría de heredar el cetro
del desmesurado Calígula.

Los pretorianos, piezas clave


No fue, sin embargo, como habría sido precepti-
vo, el Senado el que designó al sucesor del malo-
grado monarca. Simplemente, no hubo tiempo
para hacer demasiadas cábalas, porque la guar-
dia pretoriana maniobró con rapidez tomando
la iniciativa e inaugurando así un largo periodo
de más de cuatro siglos en donde el prefecto del
pretorio y sus hombres habrían de convertirse
en una pieza central del tablero político, depo-
niendo y aclamando emperadores a su antojo.
Lo que ocurrió después es algo que ni el más cer-
tero de los augures habría podido pronosticar
unos años antes.
De los dos hijos de Druso el Mayor era el caris-
mático Germánico, el padre de Calígula, un mili-
tar de historial rutilante, quien estaba destinado
a vestir la púrpura. Su hermano Claudio era una
presencia invisible dentro de la familia imperial.
Dedicado al estudio y la erudición, recluido entre

Claudio
FOTO: MUSEO ARQUEOLOGICO NAPOLES.

El emperador culto y burócrata que fue Claudio (en el busto) promovió el nacimiento de una pujante
nueva nobleza en la sociedad romana. Su llegada al gobierno del Imperio fue inesperada para todos; sorprendió incluso
a los miembros de la familia imperial, pues su carácter enfermizo y algunas deficiencias físicas hacían suponer que nunca
podría ocupar tan alto cargo.

88 muyinteresante.com.mx
los muros de palacio, decir que era impopular se-
ría adjudicarle una visibilidad que en verdad no
tenía. Cojo, físicamente poco agraciado, tarta-
mudo...: eran tantos sus defectos que nadie le ha-
bría considerado nunca apto para el gobierno. Y
gracias, probablemente, a su aparente insignifi-
cancia, se libró de las purgas de Tiberio. Pero el 24
de enero del año 41 los pretorianos optaron por el
más improbable de los candidatos: Claudio, que
tenía 52 años cuando se convirtió en el hombre
más poderoso de Roma, fue el elegido para reem-
plazar al depuesto y asesinado Calígula.

Ambicioso reformista
Claudio tenía todas las papeletas para convertir-
se en un emperador títere, o cuando menos en un
gobernante maleable y fácilmente manipulable;
al menos, eso era lo que esperaba el Senado. Se
equivocaron: Claudio dotó de mayor poder real
y simbólico a la figura del princeps, como cabeza
visible del ejército y la administración, ganán-
dose desde muy pronto la hostilidad de la vieja
y decepcionada aristocracia senatorial. Quien
esperaba un principado de transición pronto se
percató de su error.
Claudio fue un ambicioso reformista que dejó
su impronta en la práctica totalidad de los ám-
bitos del gobierno. Suyo fue el impulso de crear
una administración estatal, altamente especia-
lizada, que centralizaba por primera vez com-
petencias que hasta entonces habían recaído
en el Senado. Hizo lo propio con las finanzas
decretando la creación de un Fiscus Caesaris,
la primera tesorería imperial, y estrechando
a la vez la vigilancia sobre el Aerarium Saturni,
cuya administración dependía directamente
del Senado: una nueva injerencia en los “into-
cables” asuntos de la casta política de Roma. La
consecuencia de todo este proceso fue la sen-
sible multiplicación del número de burócratas
imperiales, la mayoría de ellos procedente del
orden ecuestre (procuratores), lo que a la postre
dio lugar a la gestación de una nobleza de nuevo
cuño, que pronto haría sombra a la aristocracia
senatorial, convirtiéndose en actor principal en
la vida política romana de los siglos sucesivos.

Nerón
El último princeps de la familia Julio-Claudia fue Nerón, quien, a pesar de haber reinado sólo
14 años, dejó un terrible halo de ruina tras él. Recordado por sus excentricidades, hasta el Senado –siempre complacien-
te con los caprichos imperiales– declaró a Nerón enemigo público e incluso sus guardias se volvieron en su contra. Sin
FOTO: ASC.

ningún lugar adonde ir y temiendo por su vida, Nerón se suicidó. Fue el primer emperador romano en hacerlo.

muyinteresante.com.mx 89
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

Obra de Manuel Domínquez Sánchez


La conjura de Pisón (1840-1906): la muerte de Séneca, forzado

D
a suicidarse por Nerón, quien había sido su
espués del incendio del año discípulo, cortándose las venas.
64, los delirios urbanísticos
de Nerón (incluida la cons-
trucción de su Domus Aurea)
llevaron al Estado al borde de la ruina.
El emperador recurrió a las confisca-
ciones de propiedades de senadores
para paliar el desastre, y ello colmó la
paciencia de muchos de ellos. Lide-
rados por Cayo Calpurnio Pisón, que
estaba llamado a sentarse en el trono
una vez que triunfara el complot, los
descontentos –senadores, equites, mi- puñaladas en el Circo Máximo mientras ración, desencadenando una represión
litares e incluso miembros de la familia asistía a los Juegos de Ceres, en el año sin precedentes. Nerón aprovechó para
imperial– planearon minuciosamente 65. Pero un liberto de uno de los conju- ejecutar a Séneca, que probablemente
el magnicidio: Nerón sería asesinado a rados, Flavio Escevino, reveló la conspi- nada tuvo que ver con la conjura.

Agripina decidió acelerar los tiempos y envenenó


a Claudio para acercar a Nerón al Principado.
Todas estas políticas desataron, como no podía F ue mucho más que un emperador burócrata y
ser de otro modo, las iras de la clase senatorial. su política exterior fue tanto o más ambiciosa,
Y Claudio reaccionó con mano dura poniendo mediante la creación de seis nuevas provincias
en marcha numerosos procesos para purgar a en regiones especialmente conflictivas: Maure-
los elementos más díscolos de la institución y tania Tingitana y Mauretania Cesariensis (en el
decretando la ejecución de un total de 35 sena- norte de África), Judea, Tracia, Licia y Britania,
dores, por lo que no es de extrañar, habida cuen- cuya conquista completó un ambicioso lavado
ta de la gran cantidad de cronistas adscritos de cara en el mapa provincial. Las operaciones
al Senado, que la imagen del tercer emperador de la guerra de Britania fueron supervisadas en
de Roma para la posteridad tenga un sesgo tan el frente por el propio emperador y se saldaron
poco favorable y tan abiertamente hostil a sus con la romanización de la mitad sur de la isla,
años de gobierno. completándose así el proyecto de expansión
que Julio César no tuvo tiempo de ejecutar. En
Obras públicas y política exterior paralelo, consolidó el proceso de romanización
Innovación

FOTOS: MUSEO DEL PARADO; ISTOCK.


urbanística. Claudio cuidó además en extremo la proyección de las provincias mediante la fundación de nu-
En la foto, el acueduc- de su imagen de cara a la opinión pública, ganán- merosas ciudades y la extensión del derecho de
to de Aqua Claudia
(Roma), cuyas obras
dose las simpatías de la plebe con un ambicioso ciudadanía a los veteranos de los cuerpos au-
fueron iniciadas por programa de obras públicas y con políticas des- xiliares de las legiones (formados íntegramente
Calígula en el año 38 y
serían culminadas por
tinadas a garantizar el abastecimiento de trigo por provinciales), quienes, mediante su asen-
Claudio en el 52. entre las clases más necesitadas. tamiento en enclaves coloniales clave una vez

90 muyinteresante.com.mx
Nerón apostó por una
estética greco-oriental que
era un ataque frontal a la
cultura y el modo de vida
tradicional de los romanos.
retirados del servicio activo, se convirtieron en
uno de los principales vectores de expansión de
la romanización.
Lo cierto es que Claudio encontró uno de sus
más aguerridos enemigos en el seno de su pro-
pia familia: sus sucesivas esposas ejercieron
una inf luencia decisiva en el ámbito de la po-
lítica. Mesalina fue responsable de la ejecución
de numerosos miembros de la clase senatorial
y del orden ecuestre, hasta que sus continuas
intrigas, a la par que sus escandalosas infide-
lidades, obligaron al princeps a quitársela de en
medio decretando su condena a muerte.
Más éxito tuvo su siguiente esposa, Agripina la
Menor, cuya ambición política sin límites se pro-
yectó hacia su hijo Nerón. Desde que se convirtió
en emperatriz, su única obsesión fue garantizar
que la sucesión recayera sobre aquél, para lo cual
logró que el emperador nombrara a Nerón tutor
de Británico, fruto de su matrimonio con Mesali-
na y, a priori, legítimo heredero al trono.

Proclamación de un nuevo emperador


Finalmente, y tras la eliminación de numerosos
rivales políticos, Agripina decidió acelerar los
tiempos y envenenó a Claudio para lograr la pro-
clamación de Nerón como nuevo emperador pa-
sando por encima de Británico, a quien no dudó
en asesinar unos meses después. poder paulatinamente hasta desaparecer casi La música de
Corría el 13 de octubre del año 54 cuando, nue- por completo del vértice de las decisiones polí- fondo. Nerón, desde
la cúspide de la torre
vamente, los pretorianos decidieron que el hijo ticas. Pero la influencia de Séneca y Burro acabó de Mecenas, contempla
el Gran Incendio de
de Agripina era el candidato más “calificado” convirtiéndose en un arma de doble filo, pues
Roma, mientras canta
para el puesto. Los 15,000 sestercios destina- exacerbó sus tendencias absolutistas en la es- La destrucción de Tro-
ya. Así se le representa
dos a cada uno de los miembros de la guardia, peranza de los dos mentores de poder manejar a
en una ilustración de
sin duda, fueron un inestimable empujón a la su antojo a un princeps que acumulaba en torno a Scarpelli de 1934.
hora de tomar la decisión. El Senado, una vez sí cada vez más y más poder.
más, no tuvo más alternativa que ratificar el
nombramiento, a pesar de que el nuevo princeps Giro radical hacia el despotismo
no había cumplido aún los 18 años. Agripina se La errática política fiscal del emperador en este
aseguró de que su hijo recibiera la mejor de las primer periodo de su reinado terminó por conso-
educaciones del prefecto del pretorio Afranio lidar el divorcio entre Nerón y la clase senatorial.
Burro y, muy especialmente, del filósofo Séne- Paralelamente, Séneca y Burro iban perdiendo
ca. Inf luido aún por las enseñanzas de sus dos influencia en las decisiones del emperador, que
maestros, Nerón dio inicio al llamado Quinquen- se apoyaba en nuevos consejeros: muy especial-
nium aureum, un lustro marcado por un gobier- mente en su amante, Popea Sabina, decisiva a la
no eficaz y competente, escrupulosamente fiel hora de empujar al princeps a desembarazarse, de
a la tradición y comprometido en la protección una vez por todas, de su madre asesinándola, en
FOTO: GETTY IMAGES.

de los atávicos privilegios de los miembros de la peor tradición de intrigas familiares de la di-
la clase senatorial. Poco a poco, Nerón se “in- nastía. Con sus dos mentores y consejeros cada
dependizó” de su madre, que fue perdiendo vez más limitados en su capacidad de influencia

muyinteresante.com.mx 91
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

sobre el joven y ambicioso emperador, Nerón dio


finalmente un giro radical hacia el despotismo
más exacerbado, dispuesto a dejar su huella en
la historia transformando por completo los fun-
damentos políticos y sociales del régimen.

Ataque frontal a la cultura


Nacía así el “neronismo”, un intento por trans-
formar el Principado en una suerte de mo-
narquía teocrática de corte helenístico que
socavaba desde la raíz los cimientos mismos
de la por entonces ficticia República romana,
para indignación de los perplejos e impotentes
senadores. Nerón apostó por una monarquía no
sólo de sustancia, sino también de extravagante
estética greco-oriental que era en sí misma un
ataque frontal a la cultura y el modo de vida tra-
dicional de los romanos. Fue lo suficientemente
hábil como para conquistar el favor de la plebe
y de amplios sectores del orden ecuestre, lo que
dejaba a los senadores solos en su oposición a
las megalómanas políticas del emperador. Con
la inestimable colaboración de su nuevo pre-
fecto del pretorio, el siniestro Ofonio Tigelino,

FOTOS: GETTY IMAGES; GROSBY GROUP.


Nerón reactivó las purgas contra el Senado ce-
lebrando procesos de lesa majestad, una de cu-
yas víctimas más ilustres fue Octavia, la propia
En honor de la nueva provincia romana. Claudio se
lanzó a la conquista de Britania (en este relieve se le representa
esposa del emperador, cuyo asesinato fue apro-
matando a una joven britana) y, entusiasmado por sus triunfos vechado por la intrigante Popea para ocupar la
en aquellas islas, le dio el nombre de Británico a su hijo.
“vacante” de emperatriz.

Exhibición sangrienta. Este cuadro de Henryk


Siemiradzki, de 1897, muestra una escena en el
anfiteatro romano en la cual el emperador Nerón
y miembros de su corte observan el cadáver de
una joven, tras terminar un espectáculo.

92 muyinteresante.com.mx
El año de los cuatro emperadores

N
oventa y ocho años después del fin de la tento de las legiones del Rin desencadenó finalmente
guerra que vio alzarse a Octavio con el control una guerra civil. Aulo Vitelio, gobernador de Germa-
de Roma, la Ciudad Eterna volvía a sufrir los nia, fue proclamado emperador por sus
estragos del vacío de poder y de una san- tropas. Mientras, Marco Salvio Otón
grienta contienda. Todo empezó con la fallida rebelión perpetraba en Roma un golpe de
en la Galia de Cayo Julio Vindex en abril del año 68. Su Estado convenciendo a los pretoria-
principal aliado, Galba, gobernador de Hispania Citerior, nos para eliminar a Galba. Durante
marchó sobre Roma con sus legiones para reclamar la este tormentoso periodo, Galba,
púrpura. La revuelta de Vindex fue sofocada por las legio- Vitelio y Otón fueron efímeros
nes del Rin, aún leales a Nerón, que ya se preparaba para emperadores hasta que finalmente
huir de Roma. Galba entró en la capital y fue proclamado Vespasiano (a la derecha, su busto),
emperador por el Senado. Pero no tardó en granjearse proclamado como tal por sus huestes en
numerosos enemigos, incluso en las filas del ejército al Judea, logró poner orden en el caos fundan-
negarse a pagar las recompensas prometidas. El descon- do una nueva dinastía: la Flavia.

Un creciente desastre Ante una crisis cada vez más


Nerón hizo gala de su proverbial populismo con profunda, Nerón procedió
un amplio plan de obras públicas y espectáculos.
El celebérrimo incendio del verano del año 64,
a devaluar el denario,
cuyas causas aún desconocemos, fue, de hecho, disparando la inlación, y
la excusa perfecta que necesitaba el emperador tuvo que subir los impuestos.
para reconstruir Roma y convertirla en la ciudad
grandiosa con la cual soñaba. El princeps, entre En el año 65, el malestar creciente cuajó en una
tanto, no mostraba interés alguno por lo que se conjura liderada por Cayo Calpurnio Pisón, que
cocía en las provincias y su política exterior fue intentaba asesinar al emperador y acabar de
casi inexistente. una vez por todas con la espiral de decadencia.
A consecuencia de ello, la falta de control y de- Pero la conspiración fue descubierta y la repre-
jadez en la administración propició el estallido sión fue salvaje [ver recuadro].
de una grave revuelta en Britania en los años 60 Nerón aprovechó la ocasión para erradicar
y 61 liderada por Boudica, reina de los icenos, y de una vez por todas a los supervivientes de la
finalmente sofocada por Suetonio Paulino. Tanto nobleza de alcurnia, emparentada con las más
o más preocupante y gravosa para las arcas del viejas y reputadas familias republicanas. Una
Estado fue el estallido de otra rebelión en Judea, nueva conjura en el seno del ejército pocos me-
donde se estaba gestando uno de los focos de ses después privó al princeps del último gran
resistencia al Imperio que más quebraderos de pilar en el cual apoyarse: las legiones. Se había
cabeza iba a proporcionar a Roma en los tiem- quedado definitivamente solo. Finalmente, su
pos venideros. Nerón confió la pacificación de la tumba política se esculpió en las provincias a
provincia a un veterano general de nombre Tito las que tanto había denostado.
Flavio Vespasiano, futuro emperador de Roma y
primer eslabón de la dinastía Flavia, que habría Caos en el Imperio
de poner fin a la era de los Julio-Claudios. Así, el hartazgo de los ejércitos provinciales crista-
Mientras, en Roma, la situación de las finanzas, lizó en la rebelión de la Galia, donde el legado Cayo
consecuencia de la costosísima y megalomanía- Julio Vindex –con el apoyo de Servio Sulpicio Gal-
ca reconstrucción de la ciudad tras el incendio, ba, gobernador de la Hispania Citerior, y del legado
disparaba el número de opositores y ciudadanos de Lusitania, Salvio Otón– encabezó una revuelta
descontentos. Nerón trató de desviar la atención contra la que el emperador ya no tenía capacidad
señalando como culpables a los cristianos, quie- de respuesta [ver recuadro]. Mientras, en Roma,
FOTO: NAPLES NATIONAL ARCHAEOLOGICAL MUSEUM.

nes fueron perseguidos, quemados y sacrificados Nerón se vio privado de su último pilar: la guardia
en los juegos del circo, devorados públicamente pretoriana, quedando completamente aislado y,
por las fieras. Pero la crisis era cada vez más y más en la práctica, sin recursos para hacer valer su au-
profunda: el monarca procedió a devaluar el de- toridad. Así las cosas, tras ser declarado enemigo
nario (moneda romana), disparando la inflación, público por el Senado, huyó de la Ciudad Eterna y,
y se vio obligado a subir impuestos y a multiplicar en su desesperación, se quitó la vida el 9 de junio
los procesos de lesa majestad para “hacer caja” del año 68. Tiempos oscuros estaban por cernirse
expropiando a los más ricos. sobre un Imperio sumido en el caos.

muyinteresante.com.mx 93
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

¿Y si... Roma hubiera ganado en el bosque de Teutoburgo?

En toda Germania
ya se habla latín
La humillante derrota romana en las selvas montañosas
de Teutoburgo supuso el fin del primer gran sueño de
una Europa unida. Todo habría sido muy distinto si Varo
no hubiera caído en la trampa germana. Por José Pardina

E
n septiembre del año 9, Publio de Germania Magna, con sus cinco millones de
Quintilio Varo, gobernador de la habitantes, habría hecho a Roma tan poderosa
provincia romana de Germania que la historia de Europa hubiera sido comple-
inferior, al mando de tres legio- tamente distinta. Augusto tenía el proyecto vi-
nes, se enfrenta al caudillo ger- sionario de “romanizar Germania”. El escritor
mano Arminio en el bosque de italiano Valerio Massimo Manfredi, arqueólogo y
Teutoburgo (Baja Sajonia). La ba- autor de la ficción histórica Teutoburgo, cree que,
talla se salda con una catastrófica derrota para los si lo hubiera conseguido, “Europa estaría unida
romanos: 15,000 muertos, las legiones XVII, XVIII hace mucho, quizá no habría habido invasiones
y XIX borradas de la historia y sus oficiales tortu- bárbaras y tal vez no hubieran existido un Felipe
rados y sacrificados; el propio Varo se suicida, y su II, un Napoléon, un Hitler”.
cabeza es enviada a Roma. Tras el desastre, el li-
mes romano retrocede hasta el Rin y se abandona Mito romántico nacionalista
para siempre la efímera provincia de Germania Una cosa es segura. En el contexto del agresivo
Magna. La masacre supone un duro golpe para el ultranacionalismo alemán de la segunda mitad
prestigio militar del Imperio. del siglo XIX, sus románticos propagandistas
convirtieron a Arminio y Varo en símbolos de la
¿Y si Arminio hubiera perdido? eterna oposición entre los ‘nobles y salvajes’ arios
¿Qué habría pasado si Varo, nieto político de y sus decadentes enemigos latinos, evocando la
Augusto, no hubiera caído en la emboscada rivalidad entre Alemania y Francia afirmada tras
del astuto querusco Arminio, si la lucha se hubie- la guerra franco-prusiana de 1870. En 1875, se le-
ra desarrollado en campo abierto –las legiones vantó en Grotenburg una estatua de Arminio de
allí eran invencibles– y los germanos hubieran 17 metros cuya espada apunta a Francia. Se la co-
sido aplastados? noce como Hermann (Armin, Arminio) e indica la
Pues que Roma habría continuado su expansión dirección del enemigo eterno de Germania.
hacia el este –hacia el Elba y más allá, hasta la pe- Si los germanos hubieran perdido en Teuto-
nínsula de Jutlandia, hoy Dinamarca– en busca burgo, quizás nos habríamos ahorrado dos gue-
de hierro, cobre, sal y, sobre todo, tierra abundan- rras mundiales espantosas y en toda Europa se
te y fértil para alimentar al Imperio. La conquista habría hablado latín.

Cronología
Siglo I Siglos II y III
FOTOS: MUSEO DE HISTORIA DEL ARTE DE VIENA.

Las legiones de Augusto y Tiberio Pastores y agricultores seminó-


cruzan el Elba, llegan a la península madas hasta la llegada de los
de Jutlandia y consolidan la provincia romanos, los germanos se con-
de Germania Magna, frente al mar del vierten en la mano de obra militar
Norte. En 98, Tácito ya menciona más especializada del Imperio. Grandes
de 40 pueblos germánicos (celtas) guerreros, a las órdenes de Trajano
diferentes: hermiones, istvaeones, y Adriano, se expanden hasta el
ingvaeones, vándalos, bastarnos... Vístula, en la Europa Oriental.

94 muyinteresante.com.mx
Desastre total. Invencibles en campo
abierto, las legiones de Publio Quintilio
Varo cayeron en la trampa que les tendió
el caudillo querusco Arminio en el bosque
de Teutoburgo. Balance: 15,000 muertos.

Siglos IV y V Año 711


Las legiones romano-germánicas Las provincias de Hispania
frenan a los hunos, procedentes (Baetica, Tarraconensis, Cartha-
de Asia Central. En 451, Teodosio ginensis, Gallaecia, Balearica y
II vence a Atila a las puertas de Lusitania) resisten la invasión
Constantinopla. Del Atlántico musulmana. La provincia
FOTOS: GETTY IMAGES.

a los Urales, la pax romana se Mauritania Tingitana cae en


extiende por una Europa en la poder del Islam. Comienza la
que se habla latín. Guerra de los Ochocientos Años.

muyinteresante.com.mx 95
MUY INTERESANTE
HISTORIA ROMA, DE JULIO CÉSAR A NERÓN

“Vercingétorix arroja sus armas


a los pies de Julio César” (1899).
Lionel-Noël Royer (1852-1926).

Días clave
Victoria
decisiva Por Gerardo Sifuentes
“Julio César pone sitio a Alesia, 52 a. C.” Grabado de la
enciclopedia Francia a través de los siglos, Vol. 1 (1882-1884).

J
ulio César escribió: “La Galia está dividida en tres tiéndose en el caudillo de facto de todos los habitantes de la
partes: una que habitan los belgas, otra los aquita- vasta región para enfrentar a la maquinaria de guerra roma-
nos, la tercera los que en su lengua se llaman celtas y na. Aunque obtuvo algunas victorias, nada pudo hacer con-
en la nuestra galos”. Aquel territorio, que hoy cono- tra el ingenio de Julio César durante el asedio de 40 días en
cemos como Francia, era el paso obligado para alcan- la ciudad fortificada de Alesia. La Galia se convertiría desde
zar Hispania (la península Ibérica), región que César entonces en provincia romana.
ya había convertido en parte del Imperio romano. El general El pintor francés Lionel-Noël Royer (1852-1926) imaginó el
se puso entonces como objetivo conquistar la Galia, enfren- episodio de la rendición ocurrida en octubre del año 52 a.
tando la férrea resistencia de las tribus que la habitaban. C., en una pintura titulada precisamente Vercingétorix arroja
La empresa no fue nada fácil: tuvieron que pasar siete años sus armas a los pies de Julio César (1899). El líder galo fue hecho
de combates. Pero no sólo eran las riquezas de la comarca prisionero y enviado a Roma encadenado. Cinco años más
(para pagar sus deudas) y el valor estratégico de la misma tarde sería ejecutado y olvidado, hasta que en el siglo XIX se
(los pueblos bárbaros eran una constante amenaza) lo que recuperó su memoria convirtiéndose en uno de los héroes
estaba en juego, sino también la reputación del general y folclóricos de Francia.
sus legiones: la victoria le daría un enorme empuje político La victoria de Julio César en las Galias expandió las fronte-
para sobresalir en el triunvirato que había conformado jun- ras del Imperio, le otorgó experiencia militar a sus legiones y
FOTOS: GETTY IMAGES.

to con Pompeyo y Craso. le dio la confianza suficiente para marchar hacia Roma; tras
En el clímax del conflicto, el líder guerrero galo Vercingé- la huida de Pompeyo hacia Egipto (Craso había sido muerto
torix fue nombrado rey por la tribu de los arverni, convir- por los partos) reclamó para sí el poder absoluto de Roma.

96 muyinteresante.com.mx