Está en la página 1de 5

Créditos bancarios

Finanzas

Instituto IACC

06.01.2019
Desarrollo

INSTRUCCIONES: Desarrolle un breve documento en que identifique las principales trabas y

requerimientos especiales que tienen los créditos bancarios. Trate de explicar las razones que

justifican estos requerimientos. Puede consultar los sitios web de distintos bancos presentes en el

país para complementar su respuesta.

Antes de comenzar a describir los tipos de créditos bancarios que existen, considero necesario

explicar qué es un crédito bancario, cuáles son los requisitos que cada entidad solicita para poder

otorgarlo, cuáles son las diferencias en las tasas de interés, etc.

Un crédito bancario es un voto de confianza recibido por los clientes de una entidad financiera

(pública o privada) para poder acceder un monto particular de dinero. Por supuesto, la confianza

que entrega el banco no es solo eso, el cliente debe demostrar solvencia económica, inexistencia

de deudas con otras entidades, u otros requerimientos dependiendo de cada caso.

Por cada crédito bancario otorgado, un cliente obtiene una cantidad de efectivo disponible y el

Banco los intereses generados por el uso de ese dinero.

Los créditos bancarios son pólizas que entregan la disponibilidad de ciertas cantidades de dinero

y son extraídas desde una cuenta bancaria abierta a ese efecto, este dinero, poder ser usado en su

totalidad, puede disponerse gradualmente o abstenerse de usarlo, y los intereses sólo se deberán

por las sumas efectivas gastadas. El cliente posee un límite de crédito, si ese límite es excedido,

el cliente deberá pagar los intereses adicionales generados.

Dentro las opciones que son consideradas como créditos bancarios encontramos, las cuentas de

sobregiro y los créditos con pagaré.

 Cuenta de sobregiro: El cliente firma un pagaré por el monto total de la línea y posee una

segunda cuenta corriente exclusiva para girar dicha línea. Cuando una empresa necesita

fondos, llama a su ejecutivo de cuentas para comunicar el monto a utilizar, para fijar la
tasa de interés y para poder fijar una fecha o plazo de pago. Una vez hecho lo anterior, la

empresa puede solicitar una transferencia o girar un cheque por el monto solicitado desde

su cuenta de sobregiro y lo deposita en su cuenta corriente normal. Luego, al finalizar

cada mes, el banco cargará los intereses correspondientes en la cuenta corriente normal u

a otra cuenta acordada.

 Cuenta de sobregiro.

La empresa firma un pagaré cada vez que requiere fondos. Los fondos solicitados son

abonados en la cuenta corriente. Una vez por mes el banco carga los intereses, igual que

en el caso de la cuenta de sobregiro.

Cuando el plazo que se acordó en un inicio vence, el banco carga el valor del crédito en

la cuenta corriente de la empresa.

Si un prestatario o receptor de dinero potencial, constituye un riesgo de crédito o si las

necesidades de la empresa exceden el monto de la línea de crédito, se requerirá de alguna

forma de garantía, que pueden ser letras, garantía personal de los dueños, garantía de

empresa relacionada, etc.

Generalmente, las entidades financieras solicitan a las empresas mantener un saldo promedio

equivalente a algún porcentaje del préstamo. Lo anterior es considerado como una forma

indirecta de elevar la tasa real de interés.

Es necesario considerar que todos los depósitos en una cuenta corriente están sujetos a retiro

sobre demanda. Así, los bancos evitan que los créditos de corto plazo se conviertan en

permanentes, obligando a sus clientes a que, al menos por un tiempo o periodo, no tengan

préstamos de corto plazo. Si lo anterior no sucede, entonces se deben buscar otras fuentes de

financiamiento permanente (capital) o de largo plazo.


La tasa de interés real sobre un préstamo depende del interés pactado y del método de cálculo.

En Chile existen básicamente tres formas de préstamo:

- Préstamo a plazo fijo (30 días, por ejemplo) con interés regular: El interés se carga

mensualmente al final del periodo.

- Préstamo a plazo fijo con interés descontado: El banco deduce el interés en forma

anticipada, aumentando así la tasa de interés real.

- Préstamo en abonos: Generalmente se utiliza para préstamos de consumo partiendo desde

los 12 meses. En este caso, el deudor cancela cuotas iguales con capital creciente e

interés de creciente.
Bibliografía

IACC (2012). Financiamiento de corto plazo. Semana 7.