Está en la página 1de 4

Aviación Naval de Chile

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Aviación Naval de Chile

Escudo de la Comandancia de Aviación Naval

Activa 1919 - 1930


1953 - presente

País Chile

Fidelidad Chile

Rama Armada de Chile

Tipo Aviación naval

Acuartelamiento Base Aeronaval Concón

Equipamiento 54 aeronaves

Comandantes

Comandante actual Contraalmirante Juan Carlos Pons Jara

Insignias
Escarapela
(alta y baja visibilidad)

Distintivo de cola

Cultura e historia

Mote Aviación Naval

Sitio web: www.armada.cl

[editar datos en Wikidata]

La Aviación Naval de Chile constituyen la unidad de helicópteros y aviones de la Armada de


Chile. Su misión es prestar apoyo a las fuerzas navales de superficie, submarinas y de
Infantería de Marina, para contribuir al éxito de las operaciones navales. Sus aeronaves
realizan tareas de exploración aeromarítima, electrónica, guerra anti superficie, y anti
submarina, mediante el uso de misiles y torpedos y vigilancia del Mar Territorial y de la Zona
Económica Exclusiva.

Índice

 1Historia
o 1.1Orígenes de la Aviación Naval de Chile
 2Inventario
 3Referencias
 4Enlaces externos

Historia[editar]
Orígenes de la Aviación Naval de Chile[editar]
Los orígenes de la Aviación Naval de Chile se remontan a principios del siglo XX. Es así,
como el 27 de abril de 1916, se dio inicio al primer curso de aviadores navales en la Escuela
de Aeronáutica Militar de El Bosque, en Santiago de Chile. El 18 de octubre de ese mismo año
pierde la vida en Teniente Segundo don Pedro Luco Christie, al chocar en un biplano
"Sánchez Besa" con un bosque de eucaliptus, en circunstancias que despegaba para rendir
las pruebas finales para graduarse como piloto. La Armada de Chile perdió a su primer
miembro en actividades aéreas, en el esfuerzo inicial de crear una nueva especialidad. De
este curso se graduaron el Contador 3o. Carlos Yanquez Cerda, el torpedista Luis Farías y el
Guardiamarina Enrique de la Maza.

Oficiales navales que recibieron instrucción en la Escuela Aeronáutica Militar.

El servicio de la Aviación Naval, inició sus actividades de vuelo en el año 1919, al recibir una
importante cantidad de aviones desde el Reino Unido, entregados por ese país en
compensación por la confiscación de unidades navales chilenas en construcción al iniciarse
la Primera Guerra Mundial, los acorazados Almirante Latorre y Almirante Cochrane y los
destructores "Almirante Goñi", "Almirante Riveros", "Almirante Simpson" y "Almirante
Williams", para entregarlos al servicio de la Royal Navy.1
Los aviones que se recibieron en compensación fueron:

 6 hidroaviones Short 184.


 2 hidroaviones Sopwith Baby.
 2 hidroaviones Avro 504.
 1 bote volador biplano F-2A.

Hidroavión Sopwith Baby N-2103 que protagonizó el primer vuelo en Talcahuano.

El primer vuelo de un avión naval fue realizado por un hidroavión Sopwith Baby en el puerto
de Talcahuano el 3 de julio de 1919, luego las primeras operaciones aeronavales se realizaron
en 1919 con un hidroavión Sopwith Baby que fue embarcado a bordo del Crucero
Acorazado O’Higgins desde donde era izado y arriado con una pluma. El
crucero O´Higgins había arribado a Chile en julio de 1898 proveniente de Inglaterra, donde se
había encargado su construcción, siendo retirado de servicio en 1933. Durante su vida
operativa fue protagonista de algunos hechos históricos importante como el Abrazo del
Estrecho en 1899 y la Sublevación de la Escuadra de Chile, pero también fue protagonista de
un hito muy relevante para Aviación Naval de Chile; en 1919, sobre su cubierta se realizó la
primera operación embarcada de la Aviación Naval de Chile, en la cual se usó un hidroavión
Sopwith Baby.2
Hidroavión Short 184 de la Aviación Naval británica, similar a los que realizaron el viaje desde
Valparaíso a Coquimbo.

En 1921, la Aviación Naval instaló una base en caleta Las Torpederas en Valparaíso, la que
fue su primera base y desde la cual se realizaron los primeros raid por la costa de Chile.2 El 30
de agosto de 1921 tres hidroaviones Short 184 realizaron una operación sin precedentes para
la época; volaron desde Valparaíso a Coquimbo para probar el material y participar en
ejercicios con la Escuadra Nacional fondeada en aquel puerto. La operación no estuvo exenta
de percances ya que de los tres hidroaviones que despegaron a las 08:30 de la base Las
Torpederas, solo uno llegó sin novedades a Coquimbo a las 13:30. de aquel día, ya que los
otros dos tuvieron dificultades en su vuelo debido a la densa neblina que cubría la zona
debiendo amarar cuando se les acabó el combustible, y solo fueron encontrados en la
madrugada del día siguiente por el cazatorpedero Almirante Uribe que había salido en su
búsqueda. Los reabasteció de combustible y pudieron completar su viaje sin novedad.
Otro de los aviones recibidos desde el Reino Unido era el bote volador Felixstowe F2A que
operaba desde la Base Aeronaval Las Torpederas. El F2A, por sus dimensiones, no podía
embarcarse en el crucero O'Higgins como los Sopwith Baby, por lo que operaba
permanentemente desde la Base Las Torpederas. Era sacado de su hangar directamente al
mar, desde donde despegaba.