Está en la página 1de 5

Los instrumentos de recuperación.

Los Doce Pasos de OA son un programa de recuperación.

Los instrumentos son métodos mediante los cuales practicamos y vivimos


los Doce pasos. Un instrumento es un medio para un fin. Nunca puede ser
un fin en sí mismo.

Para que un instrumento sea útil, debe ser usado. Lo mismo con nuestros
instrumentos de recuperación. A menos que los pongamos en acción,
nunca podrá haber recuperación.

Los instrumentos de recuperación son:


1.- Plan de comida.
2.- Apadrinamiento
3.- Reuniones.
4.- Teléfono (e-mail)
5.- Anonimato
6.- Literatura.
7. Escritura
8.- Servicio.

1.- Plan de comida.


Un plan de comida es una guía de alimentos que comemos cada día,
el elegir cada día lo que comeremos nos evita la confusión en nuestra vida
diaria y nos libra de tomar decisiones en el momento.
Simplifique su día planificando su comida de antemano, decidiendo si
prefiere pesar y medir sus alimentos o prefiere juzgar usted mismo las
cantidades, use el método que a usted le acomode, la clave es la
MODERACION.

Un plan de comida también le recuerda que debe tener disponibles (y si es


necesario descongelados) todos los alimentos para ese día.
La mayoría de nosotros nos sentimos bien con tres comidas al día, pero si
usted necesita por razones medicas, comidas mas frecuentes y de menor
cantidad puede hacerlo, ya que usted es la única persona que puede
juzgar su propia abstinencia.

2.- Apadrinamiento.

Los padrinos son miembros de OA que se han comprometido a abstenerse


y a vivir los Doce Pasos y las Doce Tradiciones en la mejor forma que
puedan.

A un padrino le pedimos que nos guíe en los tres niveles de nuestro


programa de recuperación: físico, emocional y espiritual. Al trabajar con
otros miembros de OA y compartir con ellos su experiencia, fortaleza y

Pág.- 1 de 5
Los instrumentos de recuperación.

esperanza, los padrinos continuamente renuevan y reafirman su propia


sobriedad. Los padrinos comparten su programa hasta el nivel de su
propia experiencia. El nuestro es un programa de atracción, búsquese un
padrino que tenga lo que usted desea y pregúntele como lo consiguió. Un
miembro puede trabajar con más de un padrino a la vez y puede cambiar
de padrino a voluntad.

3.- Reuniones.

Las reuniones son encuentros de dos o mas personas que comen


compulsivamente que se juntan para compartir su experiencia, fortaleza y
esperanza que OA les ha dado. Aunque hay varias clases de reuniones, el
compañerismo es la base de todas ellas. Las reuniones dan la oportunidad
para identificarnos y confirmar nuestro problema común al relacionarnos
uno con el otro y al compartir los beneficios que recibimos de este
programa.

4.- Teléfono.

La Literatura de OA habla del Teléfono, nosotros podemos utilizar el correo


electrónico como equivalente de este instrumento.

El comer compulsivamente es una enfermedad de aislamiento. El teléfono


es un medio de comunicarse con otro miembro OA entre las reuniones.
Nos proporciona una salida inmediata para esos altibajos tan difíciles de
manejar que todos experimentamos. El teléfono también es el eslabón
diario con nuestros padrinos y, como parte del proceso de rendición, es un
instrumento por el cual aprendemos a pedir ayuda, extender la mano y
ofrecer esa misma ayuda a otros.

LA ABSTINENCIA COMO SOBRIEDAD

Puedo decir no a esas parrandas y alimentos que me compulsan,


sin esa sensación de pérdida

Pasé Los primeros nueve meses de mi militancia en CCA tambaleándome,


hasta que una noche, cuando seis compañeros de CCA, que tenían
cuando menos un año de Abstinencia, viajaron ciento cincuenta millas
para compartir con nosotros sus experiencias en un minimaratón de fin
de semana. No había conocido a nadie que tuviera algo más de seis
meses de Abstinencia. Ahora, podía ver el brillo de la Serenidad en ellos.

Estos visitantes de CCA nos orientaron acerca de que la Abstinencia


debía ser lo primero y principal de nuestras vidas. Antes de irnos ese día

Pág.- 2 de 5
Los instrumentos de recuperación.

se nos solicitó hacer una lista de todos los alimentos que nos
compulsaban para parrandear o que nos causaban culpa o vergüenza.
Entonces nos preguntaron si los momentos de placer que obteníamos
comiéndolos, valían la pena el sufrimiento que nos causaban.

Los alimentos en mi lista son aquellos que considero mi "alcohol" y si


escojo comerlos, destruyo mi Abstinencia. Antes de ese fin de semana,
nunca me había dado cuenta de que yo tengo la última palabra respecto
a lo que pongo en mi boca. Puedo decir –No-, aún a mi mente enferma.
Ahora con la ayuda de mi Poder Superior, puedo decir –No- a esos
alimentos in una sensación de resentimiento o pérdida.

Actualmente estoy libre de la compulsión por la comida la mayor parte


de los días. Puedo descansar con serenidad haciéndolo diariamente.

Comienzo mi día con la oración del Libro Grande y agradezco a mi Poder


Superior por la Abstinencia y la ayuda que recibiré ese día, como si ya la
hubiera recibido. Agradezco a mi Poder Superior la paz y la moderación
con la comida, antes y después de comer.

Asisto a dos o tres juntas cada semana, y cada noche hago un inventario
de Décimo Paso por escrito, el que comparto con un compañero
personalmente o por teléfono o por chat. Esto me mantiene
despiadadamente honesto.

Estando abstinente, la comida nunca se siente como dieta. Cuando


volteo hacia los días en que hacia dieta, me doy cuenta cómo mi
enfermedad busca regresar a mí. Cuando esto sucede, agradezco a mi
Poder Superior el haberme liberado de la compulsión, he bajado 20 kilos
en ocho meses sin resentimiento, ira desaliento o hambre.

En nuestras juntas locales, donde únicamente el cinco o diez por ciento


de nuestra membrecía estaba abstinente, tenemos ahora el ochenta al
cien por ciento de los miembros con por lo menos treinta días de
Abstinencia. Esto es un milagro.

Gracias Poder Superior por traer a esos seis miembros abstinentes con
este mensaje que estábamos listos para escuchar.

(C.V. KINGSTON, ONTARIO, CANADÁ. MUESTRARIO DE EXPERIENCIAS)

Pág.- 3 de 5
Los instrumentos de recuperación.

5.- Anonimato

El anonimato es tanto un instrumento como una tradición porque


garantiza que antepondremos los principios a las personas. Ello nos ofrece
a cada uno de nosotros libertad de expresión y protección contra el
chisme. El anonimato nos asegura que solo nosotros como miembros
individuales de OA tenemos el derecho de darnos a conocer como
miembros de OA en nuestra comunidad.

El anonimato a nivel de la prensa, la radio, las películas y la televisión


significa que nunca permitimos que nuestros apellidos o nuestros rostros
sean usados una vez que nos hayamos identificado como miembros de OA.

Dentro de la Comunidad, el anonimato quiere decir que cualquier cosa


que compartamos con otro miembro de OA será guardada con respeto y
confidencia. Lo que oímos en las reuniones debe quedar ahí. Sin embargo,
debe comprenderse que el anonimato no debe utilizarse para limitar
nuestra eficiencia dentro de la comunidad. No es romper el anonimato el
dar nuestro nombre completo y dirección a la secretaria del grupo o a
otras oficinas de servicio de OA, que son principalmente el trabajo de paso
doce. Tampoco es romper el anonimato el conseguir ayuda del paso doce
para miembros del grupo que estén en problemas, con tal que tengamos
cuidado de omitir información personal especifica. Si la enfermedad de
estos miembros se ha reactivado con más fuerza y nosotros persistimos en
proteger su anonimato, podemos, en realidad, ayudar a matarlos a ellos y
a su anonimato.

6.- Literatura
Estudiamos Alcohólicos Anónimos, más conocido como el Libro Grande, y
los Doce Pasos y Doce Tradiciones de AA. para reforzar nuestro programa.
Sustituyendo las palabras comida y comer compulsivamente por alcohol y
alcoholismo, podemos identificarnos exactamente. También leemos
literatura propia de OA: El Libro de Pasos y Tradiciones de OA, el Librito
de pensamientos diarios "Solo Por Hoy" y la revista Lifeline. Nuestra revista
de recuperación, y varios folletos en español, como son: Un Programa de
recuperación, Los instrumentos de recuperación, Antes de tomar ese
primer bocado compulsivo, recuerde...., Compromiso a la Abstinencia,
Preguntas y respuestas, etc.

Leída diariamente, la literatura graba en nosotros ciertas verdades


básicas que consideramos vitales para nuestro crecimiento. Nuestra
literatura y los libros de AA son un instrumento siempre disponible que
nos permite comprender nuestro problema así como nos da la fuerza para
hacer frente al mismo y la verdadera esperanza de que hay solución para
nosotros.

Pág.- 4 de 5
Los instrumentos de recuperación.

7.- Escritura
Además de escribir nuestros inventarios y lista de personas a quienes
hemos hecho daño, muchos de nosotros hemos encontrado que la
escritura ha sido un instrumento indispensable para trabajar Los Pasos.
Cuando escribimos nuestros pensamientos y sentimientos en un papel,
describiendo un incidente, nos ayuda a entender mejor nuestras
acciones y reacciones de una manera que no siempre se revela,
simplemente por pensar o hablar de ellas. En el pasado el comer
compulsivamente era nuestra reacción más corriente en la vida. Cuando
ponemos nuestras dificultades por escrito, se facilita ver las situaciones y
quizás discernir mejor cualquier acción necesaria.

8.- Servicio
Llevar el mensaje a la persona que come compulsivamente que todavía
sufre es el objetivo básico de nuestra comunidad y, por lo tanto, es la
forma más fundamental de servicio. Cualquier servicio, no importa cuán
pequeño, que ayude a un enfermo como nosotros, mejora la calidad de
nuestra propia recuperación. Guardar las sillas, preparar el café, charlar
con los recién llegados, hacer cualquier cosa que haya que hacer en un
grupo o por OA como un todo, son maneras con las que devolvemos lo que
tan generosamente se nos ha dado. Haga lo que pueda, cuando pueda.
Se nos ha prometido "una vida de utilidad sana y feliz" como resultado
de practicar los doce pasos. El servicio realiza esa promesa.

Siempre extender
la mano y el corazón de OA
a todos quienes comparten
esta compulsión:
por esto, yo soy responsable.

Pág.- 5 de 5