Está en la página 1de 1

Planificación en la Comunicación P.

“A” 15/04/15

Jonathan Chavez Machicao

Fronteras de la comunicación para el Vivir bien

La comunicación para el vivir bien es un proceso activo, participativo, de diálogo en la producción, recepción y re
construcción de mensajes donde se genera nuevos sentidos o significaciones desde sus vivencias personales y
colectivas de forma cotidiana en sus entornos sociales, culturales, políticos y ambientales para lograr convivir en
comunidad, dar y compartir; hacer práctica de la solidaridad, equidad, integración, inclusión y articular distintas
cosmovisiones en el marco de las relaciones armónicas personal y subjetiva, de los seres humanos en la sociedad y
con otros seres de la naturaleza. Todo esto para cambiar el proceso de comunicación verticalista e individualista.

El enfoque transmetodológico se trata de una mirada multidimensional, multiparadigmática y multicontextual de los


procesos y realidades en comunicación con un abordaje transdisciplinario.

La comunicación del vivir bien desde sus campos de realización de valores y principios éticos, políticos y filosóficos se
opone a la instrumentalización de la comunicación por el sector privado. En el campo de experiencia son las prácticas
comunitarias que quieren ser legítimos en lo social, cultural y político. Desde el campo de la emisión es la apropiación
de las experiencias ciudadanas por parte del Estado y la empatía de las políticas públicas por parte de la población. Su
alcance tiene que ser integral desde la información, conocimiento, debate, motivación, etc.

Según Maigret, la comunicación tiene tres dimensiones: el universo natural, donde se da las interacciones, la
cotidianidad; el universo cultural o social o de las relaciones interindividuales; y el universo creativo o sociopolítico.
Pero desde el enfoque del vivir bien se aumenta un universo más que es el cósmico, en él se explica las subjetividades
expresadas en relaciones del ser humano con la naturaleza y sus deidades.

En el espacio de pensar/sentir interactúan los mensajes cuyas enunciaciones deben tener la capacidad empática de
reconocerlos para ampliar los niveles cognitivos, los conocimientos y la identificación de los sentimientos con el valor
de los principios del vivir bien. El sentipensamiento es apropiar de y recreamos la realidad histórica desde lugares
sociales, culturales, políticos y espirituales situados y procesamos los hechos y las ideas desde nuestros temores y
esperanzas, desde nuestros saberes y sentires, de nuestras realidades reales e imaginadas. Decidir/actuar son
procesos comunicacionales donde la argumentación y el diálogo son primordiales cunado esta en relación con su
entorno, acá uno se apropia de los mensajes y los procesan desde sus experiencias cotidianas. El sentir/pensar-
decidir/actuar-convivir consiste en la vida comunitaria en convivencia, dándose un intercambio de conocimientos y
experiencias entre las relaciones colectivas.

La comunicación del vivir bien observa a los medios masivos y a las tecnologías de la comunicación e información
como utilizables para el mejor desenvolvimiento de las relaciones colectivas y ya no dándole el uso de forma
instrumental.

Para planificar la comunicación desde las mediaciones hay que aprender y adentrarnos en las costumbres,
experiencias cotidianas, como ellos se comunican, cuáles son sus significados. Es muy importante establecer una
comunicación participativa e inclusiva donde se comprometa el entorno junto con la naturaleza.