Está en la página 1de 2

ENSAYO SOBRE LAS LEYES REGULATORIAS PARA LA EXPORTACIÓN

E IMPORTACIÓN EN HONDURAS.
Nombre: Suyapa Amaya. Asignatura: Logística.
No. de cuenta: 31-10-50-11-25. Fecha: jueves 12 de abril del 2018.

La apertura y crecimiento a los mercados intercambiarios, así como la libre


competencia y concurrencia hoy en día, por parte de nuestro país, han permitido
en los últimos años la introducción de Honduras en el ámbito internacional,
dando a nuestros productos y servicios nacionales un mayor desarrollo y posible
crecimiento en las demandas de los consumidores tanto nacionales como
internacionales.
Las importaciones y exportaciones de diferentes productos, servicios,
mercancías en general, materias primas o productos básicos y manufacturas
cuentan con una serie de impuestos por parte de las entidades regulatorias, la
creencia por parte de los Hondureños, convergen en que la explotación y
exportación de los recursos y servicios nacionales consumidos en el extranjero,
es uno de los principales puntos de la política económica de crecimiento y
desarrollo que permitirán en un futuro no muy lejano, el pleno progreso de
nuestro país.
Las leyes regulatorias de importación temporal de Honduras nos hacen
referencia de que el gobierno tiene la obligación de fortalecer la economía
nacional, debiendo con ese propósito de establecer las medidas que impulsen la
producción e incrementen las exportaciones del país, así como fomentar el
empleo de mano de obra a través de su combinación con los demás recursos
nacionales y extranjeros.
En estas leyes de importación temporal se menciona que se suspenden los
derechos aduaneros, derechos consulares, la tasa del 5% de servicio
administrativo y cualquier otro impuesto y recargos a pagar, incluyendo el
impuesto general de venta, a todo aquello que cause la importación de materia
primas, productos semielaborados, envases y así como también a maquinaria,
equipo, herramientas, repuestos, accesorios y otros bienes cuando los mismos
se ensamblen, transforme, modifiquen o se incorporen a productos que se
exporten a países no centroamericanos.
Los beneficios de la importación de productos solo se aplicarán a las empresas
industriales y cuando la totalidad de su producción se exporte a países no
centroamericanos y generen empleos directos.
En Honduras cuando una importación supera los $500.00 CIF requiere un agente
de aduana para realizar los trámites de importación ante la dirección adjunta de
rentas aduaneras. El importador debe presentar una declaración única aduanera
(Póliza de Importación) por cada conocimiento de embarque.
El envío de mercancías a Honduras a través de Courier internacional está
restringido por peso y tamaño, se necesitará de un manejo especializado si
difieren del establecido. Los límites que se deben tener en cuenta son:
Tamaño
• Longitud: 120 cms (47 pulgadas).
• Ancho 80 cms (31 pulgadas).
• Altura 120 cms (47 pulgadas). Peso
• Máximo Peso por envío 99,999 Kg (220,458 libras).
• Máximo peso por pieza 99,999 kg (220,458 libras).

En cuanto a las leyes reguladoras de exportación de productos de Honduras


hacen referencia de que Honduras debe unirse a las zonas industriales de
procesamiento para exportaciones (ZIP), para lograr la creación de empleo
permanente en nuestro país, así mismo dice que los bienes y mercaderías que
se exporten amparados en dichas leyes gozarán de exoneración total del pago
de derechos arancelarios, derechos consulares, cargas y recargos, impuestos
internos de consumo, producción, venta y demás impuestos, tasa y sobre-tasas.
De igual manera las ventas y producción que se generan dentro de la zona
industrial de procesamiento de exportaciones y los inmuebles y establecimientos
industriales y comerciales de la misma, quedan exentos del pago de impuestos
estatales y municipales.
No gozaran de este beneficio las personas naturales y jurídicas extrajeras,
cuando la legislación de sus respectivos países les permite deducir o acreditar
el impuesto sobre la renta pagado en Honduras de los impuestos a pagar en su
país de origen.
Los ingresos por concepto de salarios y demás rentas personales similares, de
las personas que laboren en las zonas industriales de procesamiento para
exportaciones (ZIP), pagaran el impuesto sobre la renta y municipales de
conformidad con la ley que regula la materia.
En conclusión, es fundamental que cada gobierno enaltezca el valor de la
educación superior, tanto en universidades como institutos. Se trata de mejorar
el sistema educativo para que su gente esté más capacitada, de tal modo que
los egresados tengan las habilidades y aptitudes adecuadas para elevar los
márgenes de productividad. De esta forma, podrán liderar el desarrollo de su
país, motivando la investigación e innovación en los procesos más tradicionales.
Todo esto será de gran ayuda para el comercio internacional, pues permitirá
afrontar con mayor facilidad los retos del complejo mercado que hoy en día
existe.