Está en la página 1de 11

1.

Historia de la geometría

1.1. Pitágoras

La geometría surgió del estudio de los primeros matemáticos de la historia sobre


problemas como las medidas de un campo o de un objeto. En el antiguo Egipto surgió
una geometría observacional o empírica que provenía de la observación de los objetos.
Esta geometría primigenia más adelante fue reformulada y elaborada por los griegos y
es la geometría que hoy conocemos.

En siglo IV a.C. Pitágoras demostró que las diversas leyes arbitrarias e inconexas
de la geometría primitiva, se pueden deducir estableciendo un número de axiomas o
postulados. Pitágoras elaboró la teoría del famoso teorema de Pitágoras que afirma que
el cuadrado de la hipotenusa (el lado de mayor longitud del triángulo rectángulo) es igual
a la suma de los cuadrados de los catetos (los dos lados menores del triángulo, los que
conforman el ángulo recto).

Los griegos llamaron al estudio que involucra a estos postulados, geometría


demostrativa que estudiaba y analizaba polígonos y círculos y de sus correspondientes
figuras tridimensionales. Esta geometría fue rigurosamente detallada por el matemático
griego Euclides, en su libro “Los elementos”. El texto de Euclides ha servido como libro
de texto básico de geometría hasta casi nuestros días.

A principios del siglo XVII en Europa, René Descartes y Pierre Fermat,


descubrieron la geometría analítica que relaciona la matemática y el álgebra por medio
de correspondencias entre puntos dentro de un plano y números.
Además, Descartes y Fermat observaron, que las ecuaciones algebraicas
corresponden con figuras geométricas. Eso significa que las líneas y ciertas figuras
geométricas se pueden expresar como ecuaciones y, a su vez, las ecuaciones pueden
graficarse como líneas o figuras geométricas.

1
Los griegos en su afán racionalista llevaron la geometría a la construcción,
planteando que cierta línea o figura debe ser construida utilizando sólo una regla de borde
recto y un compás.

Se pueden mencionar tres problemas lógicos de construcción que datan de la


época griega y que se resistieron al esfuerzo de muchas generaciones de matemáticos
que intentaron resolverlos: la duplicación del cubo (construir un cubo de volumen doble
al de un determinado cubo), la cuadratura del círculo (construir un cuadrado con área
igual a un círculo determinado) y la trisección del ángulo (dividir un ángulo dado en tres
partes iguales). Ninguna de estas construcciones es posible con la regla y el compás, y
la imposibilidad de la cuadratura del círculo no fue finalmente demostrada hasta 1882.

Los griegos, y en particular Apolonio de Perga, estudiaron la familia de curvas


conocidas como cónicas y descubrieron muchas de sus propiedades fundamentales. Las
cónicas son importantes en muchos campos de las ciencias físicas; por ejemplo, las
órbitas de los planetas alrededor del Sol son fundamentalmente cónicas.

El científico Arquímedes, también hizo un considerable número de aportaciones a


la geometría. Inventó formas de medir el área de ciertas figuras curvas así como la
superficie y el volumen de sólidos limitados por superficies curvas, como paraboloides y
cilindros. También elaboró un método para calcular una aproximación del valor de pi, la
proporción entre el diámetro y la circunferencia de un círculo y estableció que este
número estaba entre 3 10/70 y 3 10/71.

La geometría sufrió un cambio radical de dirección en el siglo XIX. Los


matemáticos Carl Friedrich Gauss, Nikolái Lobachevski, y János Bolyai, trabajando por
separado, desarrollaron sistemas coherentes de geometría no euclídea. Estos sistemas
aparecieron a partir de los trabajos sobre el llamado “postulado paralelo” de Euclides, al
proponer alternativas que generan modelos extraños y no intuitivos de espacio, aunque,
eso sí, coherentes.

2
Casi al mismo tiempo, el matemático británico Arthur Cayley desarrolló la
geometría para espacios con más de tres dimensiones. Imaginemos que una línea es un
espacio unidimensional. Si cada uno de los puntos de la línea se sustituye por una línea
perpendicular a ella, se crea un plano, o espacio bidimensional. De la misma manera, si
cada punto del plano se sustituye por una línea perpendicular a él, se genera un espacio
tridimensional.

1.2. La geometría en Babilonia

La Civilización Babilónica se les atribuye la invención de la rueda, es por eso que


además se les otorga su contribución a la investigación de la longitud de las
circunferencias en relación con su diámetro, siendo este el número 3, este
descubrimiento permitió a los Babilónicos considerar que la longitud de las
circunferencias era un valor intermedio entre los perímetros de los cuadrados inscrito y
circunscrito en una circunferencia. Mediante el uso de la astronomía, ya que el año se
dividía 360 días establecieron que la circunferencia se dividía en 360 partes, obteniendo
el grado sexagesimal. Se les atribuye el conocimiento de cómo trazar un hexágono
regular inscrito, además de hallar el área del trapecio rectángulo

1.3. La geometría en el Antiguo Egipto

Las primeras civilizaciones mediterráneas adquieren poco a poco ciertos


conocimientos geométricos de carácter eminentemente práctico. La geometría en el
antiguo Egipto estaba muy desarrollada, como admitieron Heródoto, Estrabón y Diodoro,
que aceptaban que los egipcios habían "inventado" la geometría y la habían enseñado a
los griegos; aunque lo único que ha perdurado son algunas fórmulas –o, mejor dicho,
algoritmos expresados en forma de "receta"– para calcular volúmenes, áreas y
longitudes, cuya finalidad era práctica. Con ellas se pretendía, por ejemplo, calcular la
dimensión de las parcelas de tierra, para reconstruirlas después de las inundaciones
anuales. De allí el nombre γεωμετρία, geometría: "medición de la tierra" (de γῆ (gê) 'tierra'
más μετρία (metría), 'medición').

3
Los denominados Papiro de Ahmes y Papiro de Moscú muestran conjuntos de
métodos prácticos para obtener diversas áreas y volúmenes, destinados al aprendizaje
de escribas. Es discutible si estos documentos implican profundos conocimientos o
representan en cambio todo el conocimiento que los antiguos egipcios tenían sobre la
geometría.

Los historiadores antiguos nos relataron que el conocimiento de esta civilización


sobre geometría –así como los de las culturas mesopotámicas– pasó íntegramente a la
cultura griega a través de Tales de Mileto, los pitagóricos y, esencialmente, de Euclides.

1.4. La Geometría griega

1.4.1. La Geometría griega antes de Euclides

La Geometría Griega fue la primera en ser formal. Parte de los conocimientos


concretos y prácticos de tesis. La veracidad de la tesis dependerá de la validez del
razonamiento con el que se ha extraído (esto será estudiado por Aristóteles al crear la
Lógica) y de la veracidad de las hipótesis. Pero entonces debemos partir de hipótesis
ciertas para poder afirmar con rotundidad la tesis. Para poder determinar la veracidad de
las hipótesis, habrá que considerar cada una como tesis de otro razonamiento, cuyas
hipótesis deberemos también comprobar. Se entra aparentemente en un proceso sin fin
en el que, indefinidamente, las hipótesis se convierten en tesis a probar.

1.4.2. Euclides y Los elementos

Euclides, vinculado al Museo de Alejandría y a su Biblioteca, zanja la cuestión al


proponer un sistema de estudio en el que se da por sentado la veracidad de ciertas
proposiciones por ser intuitivamente claras, y deducir de ellas todos los demás
resultados. Su sistema se sintetiza en su obra cumbre, Los elementos, modelo de sistema
axiomático-deductivo. Sobre tan sólo cinco postulados y las definiciones que precisa

4
construye toda la Geometría y la Aritmética conocidas hasta el momento. Su obra, en
trece volúmenes, perdurará como única verdad geométrica hasta entrado el siglo XIX.

Entre los postulados en los que Euclides se apoya hay uno (el quinto postulado)
que trae problemas desde el principio. No se ponía en duda su veracidad, pero tal y como
aparece expresado en la obra, muchos consideran que seguramente podía deducirse del
resto de postulados. Durante los siguientes siglos, uno de los principales problemas de
la Geometría será determinar si el V postulado es o no independiente de los otros cuatro,
es decir, si es necesario considerarlo como un postulado o es un teorema, es decir, puede
deducirse de los otros, y por lo tanto colocarse entre el resto de resultados de la obra.

1.5. La Geometría en la Edad Media

Durante los siguientes siglos la Matemática comienza nuevos caminos de la mano


de hindúes y árabes en Trigonometría y Álgebra (el uso de la notación posicional y del
cero), aunque relacionadas con la Astronomía y la Astrología; pero en geometría apenas
hay nuevas aportaciones. En Occidente, a pesar de que la Geometría es una de las siete
Artes liberales (encuadrada en el Quadrivium), las escuelas y universidades se limitan a
enseñar los "Elementos", y no hay aportaciones.

1.6. La Geometría Proyectiva

Es en el Renacimiento cuando las nuevas necesidades de representación del arte


y de la técnica empujan a ciertos humanistas a estudiar propiedades geométricas para
obtener nuevos instrumentos que les permitan representar la realidad. Aquí se enmarca
la figura del matemático y arquitecto Luca Pacioli, de La Gansa, de Alberto Durero, de
Leone Battista Alberti, de Piero della Francesca, por citar sólo algunos. Todos ellos, al
descubrir la perspectiva y la sección, crean la necesidad de sentar las bases formales en
la que cimentar las nuevas formas de Geometría que ésta implica: la Geometría
proyectiva, cuyos principios fundamentales aparecen de la mano de Desargues en el
siglo XVII. Esta nueva geometría de Desargues fue estudiada ampliamante ya por Pascal

5
o por de la Hire, pero debido al interés suscitado por la Geometría Cartesiana y sus
métodos, no alcanzó tanta difusión como merecía hasta la llegada a principios del siglo
XIX de Gaspard Monge en primer lugar y sobre todo de Poncelet.

1.7. La Geometría Cartesiana

Pero es sin duda la aparición de la geometría analítica lo que marca la Geometría


en la Edad Moderna. Descartes propone un nuevo método de resolver problemas
geométricos, y por extensión, de investigar en geometría.

El nuevo método analiza la geometría utilizando ecuaciones algebraicas. Se


cambia la regla y compás clásicos por expresiones numéricas que se pueden representar
mediante coordenadas cartesianas. Utilizando notación actual, dicho método se expresa
así:

En un plano se trazan dos rectas perpendiculares (ejes) –que por convenio se


trazan de manera que una de ellas sea horizontal y la otra vertical–, y cada punto del
plano queda unívocamente determinado por las distancias de dicho punto a cada uno de
los ejes, siempre y cuando se dé también un criterio para determinar sobre qué semiplano
determinado por cada una de las rectas hay que tomar esa distancia, criterio que viene
dado por un signo. Ese par de números, las coordenadas, quedará representado por un
par ordenado ( x , y ) (x,y), siendo x la distancia a uno de los ejes (por convenio será la
distancia al eje vertical) e y la distancia al otro eje (al horizontal).

En la coordenada x, el signo positivo (que suele omitirse) significa que la distancia


se toma hacia la derecha del eje vertical (eje de ordenadas), y el signo negativo (nunca
se omite) indica que la distancia se toma hacia la izquierda. Para la coordenada y, el
signo positivo (también se suele omitir) indica que la distancia se toma hacia arriba del
eje horizontal (eje de abscisas), tomándose hacia abajo si el signo es negativo (tampoco
se omite nunca en este caso). A la coordenada x se la suele denominar abscisa del punto,
mientras que a la y se la denomina ordenada del punto.

6
1.8. La evolución de la geometría

La aparición de la Geometría Analítica trae consigo una nueva forma de entender


la Geometría. El nuevo método, algebraico, sustituye al antiguo, el sintético, consiste en
establecer, unos axiomas, unas definiciones y deducir de ellos los teoremas. El método
sintético está a estas alturas casi agotado (aunque aun dará algunos resultados
interesantes, como la característica de Euler, la naturaleza de estos resultados no es ya
tanto geométrica como topológica, y los resultados realmente importantes que se hagan
en adelante en el campo de la Geometría ya vendrán de la mano de métodos algebraicos
o diferenciales), da paso al método algebraico: estudio de los objetos geométricos como
representaciones en el espacio de ciertas ecuaciones polinómicas, o dicho de otro modo,
del conjunto de raíces de polinomios. El método sintético sólo volverá a abordarse cuando
aparezcan las geometrías no euclídeas, y definitivamente deja de ser un instrumento de
investigación geométrica a principios del siglo XX, quedando relegado a un conjunto de
instrumentos y herramientas para la resolución de problemas, pero ya como una
disciplina cerrada.

1.9. Los límites del método algebraico

El método algebraico se ve posibilitado por un avance en Álgebra hecho durante


el siglo XVI, la resolución de las ecuaciones de grado 3º y 4º. Esto permite generalizar la
Geometría, al estudiar curvas que no son dadas por polinomios de segundo grado, y que
no pueden construirse con regla y compás —además de las cónicas, excluyendo a la
circunferencia, claro—. Pero este método, que terminará constituyendo una disciplina
propia, la Geometría Algebraica, tardará aun mucho —siglo XX— en salir de unas pocas
nociones iniciales, prácticamente inalteradas desde Descartes, Fermat y Newton. La
razón será la imposibilidad de resolver por radicales la ecuación de quinto grado, hecho
no descubierto hasta el siglo XIX, y el desarrollo de la Teoría de Anillos y del Álgebra
Conmutativa.

7
1.10. Carl Friedrich Gauss

Gauss devuelve el carácter geométrico que impregna parte del análisis


matemático, fundamentalmente con dos contribuciones: el nacimiento del análisis
complejo y de la geometría diferencial.

Pero no son las únicas contribuciones de éste genio al campo de la geometría. En


su adolescencia se vio dividido entre dedicarse a la filología o a la matemática. A los 17
descubrió la manera de construir el polígono regular de 17 lados, y la condición necesaria
y suficiente para que un polígono regular pueda construirse. Esto determinó su vocación.

En su primera demostración del teorema fundamental del álgebra (de las cinco que
realizó a lo largo de su carrera) sentó las bases del análisis de variable compleja, usando
la interpretación geométrica de los números complejos como vectores fijos del plano (no
en este lenguaje, que será introducido mucho más tarde). Por cierto, se atribuye a Gauss
la paternidad de esta idea. Primero Wessel y luego Argand se le anticiparon, pero nadie
conocía los estudios de ambos. Aunque no es propiamente obra suya, pues el análisis
complejo está desarrollada fundamentalmente por Cauchy, sí es el primero en abordarla
seriamente, y sobre todo le da una interpretación geométrica que marcará el desarrollo
de esta rama.

1.11. Geometría intrínseca

Resulta complicado establecer una fecha precisa en la que los geómetras


comenzaron a interesarse por cuestiones de geometría intrínseca. La matemática griega
planteó los problemas geométricos haciendo referencia a las propiedades métricas de un
conjunto de puntos definidos y localizados en el plano y en el espacio. La perspectiva
era, por tanto, extrínseca.

Tradicionalmente, se le atribuye a Euler el descubrimiento en 1752 de una


propiedad de los poliedros convexos.1 Llamando S, A y F al número de vértices, aristas

8
y caras, Euler demostró la relación de igualdad S-A+F=2, conocida hoy como
característica de Euler. El resultado era sorprendente porque no hacía intervenir ni la
longitud ni el área.

En 1813 Simon Antoine Jean L'Huillier se dio cuenta de que la fórmula de Euler se
modificaba para un poliedro no convexo, con la forma, por ejemplo, de un sólido con
agujeros (como el toro: S-A+F=2-2g, siendo g el número de agujeros).2 Éste es el primer
cálculo de un invariante topológico que permitió clasificar las superficies del espacio. No
obstante, la perspectiva continuaba siendo extrínseca, pues los agujeros se ven desde el
exterior. ¿Cómo, por ejemplo, una hormiga que anduviese por una habitación sin techo
podría representarse el agujero?

1.12. Riemann

El 10 de junio de 1854, Bernhard Riemann da una conferencia en la Universidad


de Gotinga para completar su habilitación (grado que le permitiría optar a una plaza de
catedrático). El tema de la conferencia fue la Geometría, a elección de Gauss, su
protector y antiguo profesor durante la licenciatura y el doctorado. La conferencia, cuyo
título fue Über die Hypothesen, Welche der Geometrie zu Grunde liegen (Sobre las
hipótesis que están en los fundamentos de la geometría), pasa por ser una de las más
celebradas de la historia de la Matemática, y uno de los mayores logros científicos de la
humanidad. De entre los presentes se dice que sólo Gauss fue capaz de comprender su
contenido, y hay que decir que le entusiasmó.

1.13. El modelo del Universo

En la segunda parte de la conferencia, Riemann se pregunta por el modelo que


debe de seguir el espacio físico, el espacio en el que nos movemos, cuál es su dimensión,
cuál es su geometría.

9
Las ideas de Riemann, decididamente muy avanzadas para su época, cuajaron
definitivamente cuando Einstein y Poincaré, al mismo tiempo pero de manera
independiente, las aplicaron al espacio físico para crear la Teoría de la Relatividad.

El nuevo modo de Riemann de estudiar la Geometría considera que cualquier


modelo de espacio (ya sea el plano, el espacio tridimensional, o cualquiera otro) puede
ser estudiado como una variedad diferenciable, y que al introducir en ella una métrica se
está determinando la geometría que gobierna ese objeto. Por ejemplo, el plano no es,
por sí solo, euclidiano ni no euclidiano, sino que introduciendo la métrica euclídea es
cuando en el plano verifica el V postulado de Euclides. Si en lugar de considerar esa
métrica se introduce en el plano otra métrica, como la de Lobatchevsky, deja de
verificarse el mismo postulado. La propiedad de las geodésicas de minimizar la longitud
entre dos de sus puntos sin salirse de la variedad recuerda mucho a la definición de las
rectas como aquellas líneas que determinan la menor distancia entre dos puntos. Se
considera que las geodésicas son a las variedades riemannianas lo que las rectas al
espacio euclidiano, es decir, las geodésicas son como las rectas de las variedades.

10
1.14. Referencias

Baldor, Dr. J. A. (2001) [1983]. Geometría Plana y Del Espacio y Trigonometría (Décima
Séptima Reimpresión, México 2001 edición). Miami Florida: Públicaciones
Cultural. ISBN 968-439-214-1.

Mora Meneses, E. (2001). Las matemáticas del Islam. EUITA explotaciones.


Disponible en: http://matematicas.uclm.es/ita-
cr/web_matematicas/trabajos/5/5_las_matematicas_en_el_islam.pdf

Nápoles Valdes, J. E. (2009). Elementos para una historia de las matemáticas


griegas. Corrientes: Editorial de la Universidad Tecnológica Nacional.

Wikipedia (2001). Historia de la geometría. Disponible en:


https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_geometr%C3%ADa

Arkiplus (2018). Historia de la Geometría, Disponible en:


http://www.arkiplus.com/historia-de-la-geometria

11