Está en la página 1de 10

LeCCIÓn

2
Guía para el
instructor
La historia de su gloria
Contenido
• Objetivo de la Sección Bíblica
• Cómo encaja la Lección 2 en el curso y cómo funciona
dentro del mismo
• Puntos principales para no perder el enfoque
• Material útil, pero no esencial
• Tangentes y controversias
• Conexiones con otras lecciones
• Algunos contrastes con puntos de vista convencionales
• Recursos adicionales

Versión preliminar | agosto • 2016


2
LECCIÓN
Guía para el instructor
La historia de su gloria

E
ste documento está diseñado para ayudarle a preparar la enseñanza de la Lección 2 del curso de
Perspectivas. Esta Guía está basada en los conceptos importantes para la enseñanza de cualquiera de
las lecciones que están presentados concisamente en en el documento denominado PERSPECTIVAS —
GUÍA GENERAL PARA EL INSTRUCTOR. Gracias por enseñar esta lección y dedicar el tiempo necesario
para prepararse bien.

Objetivo de la Sección Bíblica (lecciones 1 a 5): Observando la gran historia


Las 15 lecciones del curso de Perspectivas están divididas en cuatro secciones: Bíblica, Histórica, Cultural y
Estratégica. La Lección 3 es parte de la Sección Bíblica. Todo el curso intenta construir un paradigma de Dios
obrando a lo largo de la historia para ir en pos de su propia misión y cumplimiento. En la sección bíblica
seguimos tres trayectorias temáticas entrelazadas a lo largo de la Biblia: La bendición, la gloria y el reino de
Dios. Seguir estos temas nos ayuda a ver una historia coherente que abarca a todas las demás. A lo largo de
esta gran historia Dios forma un pueblo y le confía una obra que deberá cumplir dentro de su propósito global.
La misión de Dios es siempre mayor que la dada por él a su pueblo. Hay tres “direcciones” en el cumplimiento
del propósito global de Dios: Él trabaja en contra del mal (derrota a los poderes del mal), en favor de las
personas (bendición y redención) y hacia sí mismo (trayéndolos hacia una completa y plena relación con su
pueblo).

En las lecciones bíblicas pudiera parecer que estamos recorriendo los libros de la Biblia con el fin de montar un
caso para establecer la prioridad de las misiones en la Biblia. La Lección 1 parece cubrir Génesis, seguida de la
Lección 2, que parece tratar con el resto del Antiguo Testamento. Después, las lecciones 3 y 4 aparentan cubrir
los evangelios, culminando con la Lección 5, que trata con el libro de los Hechos y las epístolas. A pesar de lo
aparente, no estamos simplemente moviéndonos a través de los libros de la Biblia. Sin embargo, estamos
tratando de seguir la coherencia de la historia y del propósito global de Dios desplegado a lo largo de la
Biblia. A menudo Ralph Winter solía decir que mientras la Biblia contiene la base para las misiones, es más
importante reconocer que la misión de Dios es en realidad la base (o el marco estricto) de la Biblia.

Asumimos que la mayoría de los estudiantes de Perspectivas que acuden al curso ya están conscientes de que
las misiones están apoyadas en las verdades, principios e imperativos bíblicos. Lo que la mayoría de ellos
encuentra como nuevo es que Dios mismo está llevando a cabo su propósito largo de la historia y que ha
estado confiando a su pueblo un papel de vital importancia en el cumplimiento de su propósito. Las misiones
no son una obligación gravosa impuesta por Dios sobre unos cuantos elegidos. Por el contrario, las misiones
son una maravillosa aventura de esperanza en la que todo seguidor de Cristo tiene un papel asignado.

Cómo encaja la Lección 2 en el curso y cómo funciona dentro del mismo

La Lección 2 se basa en lo antes mencionado en la Lección 1, el propósito de Dios y, por lo tanto, su misión, es
revelada en una gran historia que corre a lo largo de La Biblia y de la historia hasta nuestros días.

La gran historia de la Biblia no es una simple secuencia de acontecimientos, sino una historia épica que está
multi-entrelazada con tres ejes principales: la bendición de Dios, la gloria de Dios y el reino de Dios. Las tres
líneas narrativas de la historia comienzan en Génesis y terminan con el cumplimiento final en Apocalipsis. En
la Lección 1 presentamos la historia de bendición. Aunque es posible continuar con la línea de la historia de

2 LECCIÓN 2 • LA HISTORIA DE SU GLORIA Versión preliminar | agosto de 2016


GUÍA PARA EL INSTRUCTOR

la bendición a través del Antiguo Testamento (AT), en la Lección 1 hemos resaltado la promesa y el cumplimiento
tal como se encuentra en el libro del Génesis. En la Lección 2 vamos a trazar el desarrollo de la historia de Dios
actuando para revelarse a sí mismo a personas de todas las naciones. Dios revela su gloria con un gran propósito:
recibir la gloria de todas las etnias. Estas dos líneas argumentales de la historia de la bendición y la historia de su
gloria se presentan como las promesas de Dios que se cumplen parcialmente, sólo para ser cumplidas incluso en
mayor medida después a través de la historia. Las promesas de la bendición de Dios y su gloria se convierten en
el marco para comprender la misión de Dios, así como para entender cuál es nuestra misión en el cumplimiento
de tales promesas en la historia. En la Lección 3 se sumará una tercera dimensión a esta historia: cómo Dios
interviene con su majestuoso poder para someter al mal y para ser servido por un pueblo en medio de todos los
pueblos. En la Lección 2 se presentan algunos aspectos del reino de Dios.

No nos sorprende escuchar a los estudiantes afirmar que la historia de su gloria fue uno de los aspectos más
destacados del curso para ellos. La Lección 2 proporciona tres cosas importantes:

• Proporciona sustancia y detalle a la idea de que hay una gran narrativa que abarca toda la historia.
• Ayuda a los estudiantes a reconocer el valor más preciado y el objetivo de la evangelización del mundo:
que Dios mismo será amado y adorado por la gente de todas las etnias.
• Comienza a cambiar la idea de la misión dada como un deber gravoso para unos cuantos a una alegría
relacional para muchos cristianos como colaboradores con Dios.

La primacía de la adoración y la obediencia amorosa se convertirán en la característica esencial de lo que los


movimientos de la iglesia son; se hablará de ellos más adelante en las Lecciones 13 y 14. Nuestro enfoque a
la cultura en las Lecciones 10 y 11 encuentra su mejor base en el material de la creación de la cultura en la
Lección 2. En lecciones posteriores vamos a tratar con la idea del holismo estratégico con el objetivo de ver
la vida, la bendición y el reino de Dios en todos los aspectos de la sociedad y la cultura. El holismo encuentra
su mejor base en la esperanza de la bendición y las medidas potenciales de transformación cultural que
puede dar gloria a Dios en cada etnias.

Below are the four main points of Lesson 2. Please cover this material in a sequence and in a style that you think will
work best. We have numbered the following main points to make this an easier reference

Puntos principales para no perder el enfoque

A continuación, se presentan los cuatro puntos principales de la Lección 2. Por favor cubra este material en la
secuencia y el estilo que usted crea que funcionará mejor. Hemos enumerado los siguientes puntos principales
para hacer de ésta una herramienta de referencia más fácil. La secuencia y la longitud relativa de estos puntos
no indica necesariamente su importancia relativa o una secuencia recomendada en su presentación.

1. Qué es la gloria y por qué Dios la quiere: Dios revela la gloria con el fin de recibir gloria.
Muchas cosas pueden decirse acerca de la gloria de Dios. Su verdad, belleza y magnificencia, todas ellas, son
parte de su gloria. Usted no tendrá tiempo para presentar todos las facetas de su gloria. Entre los temas más
útiles para enfatizar está el propósito relacional de Dios en la revelación de su gloria. En la sección de Hawthorne
“Alabanza” (Selección de Lecturas 1, pp. 8.1–8.3) explica que el propósito de Dios es más que ser famoso o ser
reconocido como grande. Hawthorne presenta una visión netamente del deseo de Dios de relacionarse con los
adoradores. Una presentación eficaz de este material definirá a la adoración como algo más que cantar o volver
a repasar la liturgia de la iglesia. La adoración es esencialmente una celebración relacional que anima y consume
las vidas de los creyentes en una vida de obediencia y servicio amoroso a Dios. La idea de que la adoración es el
amor obediente, o la obediencia motivada por el amor, es de suma importancia para darle sentido a toda la
historia de la gloria de Dios. Dios se revela a sí mismo con un propósito. Dicho propósito final no es simplemente
ser conocido y tampoco se trata de sólo salvar a las personas. El propósito motivador de Dios así es que él sea
amado por las personas que le entregan sus vidas y su gloria en una vida de adoración que incluye todo lo que
es su vida. Al llegar al punto de amar a Dios con una obediencia que abarca todo su corazón y vida, el propósito
completo de su amor por ellos se cumpla. Dios revela su gloria a fin de recibir gloria en la adoración. El propósito
relacional de Dios para ser servido y celebrado por comunidades dedicadas a la adoración obediente, es el
enfoque principal de su búsqueda de revelación a través de la historia. A menos que usted haga notar
claramente este propósito de relación, los alumnos rara vez comprenderán que los acontecimientos de la Biblia
revelan un despliegue de historia coherente de por qué Dios nos está revelando su gloria.

Lección 2 | Versión preliminar | agosto de 2016 PERSPECTIVAS DEL MOVIMIENTO CRISTIANO MUNDIAL 3
2. La historia de su gloria: Dios engrandece su nombre con el fin de llamar a todas las naciones a la
adoración.
La médula de esta lección es el desarrollo de la historia de Dios en busca de la adoración de las naciones. Hay
muchos otros acontecimientos bíblicos y textos que hablan del tema de la gloria de Dios. Usted podría cubrir
muchos más, pero por favor no deje de cubrir al menos estos siete eventos o coyunturas de la historia. Por
favor, encuentre una manera de mostrar la forma en que están interconectados como eventos sucesivos en
una historia desarrollada de manera coherente. En un punto inicial es importante dejar en claro la idea de que
el nombre de Dios tiene un renombre y una reputación global. Dado que el nombre de Dios es la característica
de interconexión crítica en los siete eventos, es casi imposible demostrar una clara conexión bíblica de estos
eventos sin hacer referencia al nombre de Dios con su renombre o reputación.

a. El Éxodo: El gran espectáculo. El Éxodo puede ser el evento más importante en el desarrollo de la historia
de la gloria de Dios. En este acontecimiento Dios estableció su nombre o su reputación para revelar
renombre mundial. Éxodo 9:16 es la clave. Dios no solamente avergonzó a todos los dioses de Egipto.
También hizo un espectáculo global para atraer un pueblo a sí mismo con el fin de que le adorara, y
estableció un pacto exclusivo y permanente con ellos.

b. La conquista: La adoración pura para una gran gloria. Por lo general los límites de tiempo imposibilitan
explicar de manera adecuada la conquista de tal manera que puedan responderse las preguntas que serán
planteadas. No invierta mucho tiempo en este tema, pero le recomendamos plantearles a los estudiantes
las dos cuestiones principales (justicia y supremacía racial) para que pueda dirigirse a ellos de manera
sucinta y bíblicamente. Admita que en ocasiones los relatos bíblicos nos dejan sin las respuestas que
quisiéramos oír. Al enfocarse en lo que los relatos bíblicos claramente afirman, se pueden disipar algunos
de los peores escenarios. En cuanto a la justicia, el relato bíblico afirma que la conquista fue una ejecución
justa de la justicia de Dios. En cuanto a la raza, nunca en el relato bíblico hay una pizca de supremacía
racial. La conquista no tuvo el propósito de realizar una limpieza étnica, como si alguna raza o pueblo fuera
menor o mayor que algún otro. En cambio, el propósito más comúnmente indicado para la conquista en el
registro bíblico fue el de mantener la adoración de Israel pura y separada de los otros
“dioses”. Los pasajes y los puntos tratados por Hawthorne pueden ser útiles (Selección de Lecturas 1, pp.
55a-56b). “El objetivo de Dios no era que Israel fuese el único pueblo que lo adoraría. Su meta era
asegurarse de que él habría de ser el único Dios al que ellos debían adorar” (Selección de Lecturas 1, pp.
8.6–8.7). El plan de Dios exige un pueblo que lo adore con pureza.

c. El Templo: Casa de encuentro con Dios. El templo fue establecido como un lugar para que las tribus de
Israel se reunieran delante de Dios en adoración. Sin embargo, era más que un simple lugar en el cual Israel
habría de reunirse con Dios. Era más bien “el lugar donde habita su nombre”, dedicado a funcionar como
un lugar donde las naciones podrían aprender de Dios y encontrarse con él. Los Salmos de David de la
dedicación del tabernáculo (entre ellos el Salmo 96, compárelo con 1 Crónicas 16: 23-33) y la oración de
dedicación del Templo de Salomón hacen claro el propósito global de Dios. La historia de la reina de Saba
nos muestra cómo Dios continuó engrandeciendo su nombre con la finalidad de que Israel fuera quien lo
diera a conocer. ¿Cómo podría hacer que Israel diera a conocer el nombre de Dios entre las naciones?
Mientras ellos adoraran sólo a Dios, entonces la pureza de su adoración atraería la atención hacia la
bendición de Dios sobre ellos y sobre su pacto singular y relacional con Dios. Si ellos adoraran a otros
dioses, entonces no habría razones para que las naciones reconocieran la bondad ni la grandeza del Dios
de Israel.

d. La idolatría y el exilio: La gran demora. La idolatría, obviamente, no se limitó a un solo episodio o


personaje. La era de la idolatría, en la que el pueblo de Dios iba y venía de la adoración pura a la
degradante idolatría, dio lugar a que finalmente Dios echara de su tierra a su pueblo con el fin de
purificarlo de la idolatría. De manera trágica, la idolatría institucional comienza con Salomón. Una buena
manera demostrar este punto es mostrar cómo la oración de Salomón en 1 de Reyes 8 podría ser
ejemplificada con la llegada de la reina de Saba en 1 de Reyes 10. A continuación, muestra lo devastador
que fue la apertura de Salomón al camino de la idolatría organizada en 1 de Reyes 11. Deje en claro la
lógica de cómo la idolatría impide o frustra el propósito de Dios: la idolatría profana (“profanar” significa
tratar algo sagrado sin el debido respeto, deshonrar, hacer uso indigno cosas respetables) el mismo
nombre que Dios había trabajado durante siglos para ser exaltado entre las naciones. Debido a que
algunas de las oraciones de Israel habían sido ofrecidas a los ídolos, las naciones observadoras no podían
identificar con claridad y honrar a Dios como el único, quien los había bendecido, como la reina de Saba
había hecho antes de que comenzara la idolatría institucional.

4 LECCIÓN 2 • LA HISTORIA DE SU GLORIA Versión preliminar | agosto de 2016


GUÍA PARA EL INSTRUCTOR

e. Persistencia de Dios: Promesa y regreso. La idolatría no era el final de la historia. Dios dejó en claro por
medio de los profetas que él continuaría su propósito global de que las naciones vendrían a él en
adoración. Hay numerosos textos que apoyan esto (vea Selección de Lecturas 1, p. 8.10). Por lo general, el
tiempo no permite la revisión de todos estos textos. Entre los más útiles está Ezequiel 36:22-32, porque
ayuda a darle sentido a las intenciones primordiales de Dios concernientes al exilio de Israel de la tierra y el
templo. Dios prometió limpiar al pueblo de la idolatría, y que les daría un corazón nuevo (esto es, ¡un
corazón nuevo para el pueblo no es sólo una promesa para un individuo!). En todo esto Dios estaba
actuando principalmente para sí mismo y para su propósito (Ezequiel 36:32), pero en última instancia su
propósito de bendición se cumpliría (Ezequiel 36: 33-36). Dios purificaría a su pueblo y haría un nuevo pacto
con ellos para glorificar su nombre entre las naciones. Los difuntos profetas y salmistas hablaron abundante
y claramente de que Dios iba a cumplir su propósito de gloria global. Isaías 56:6-8 es uno de los mejores
textos que declara una esperanza para que las naciones escuchen y amen el nombre de Dios, y sean
atraídos por Dios para convertirse en parte de su pueblo adorador.

f. Jesús: Una casa de adoración de entre las naciones. El texto de Isaías 56 no sólo demuestra la
persistencia de Dios en su propósito global, pues también nos muestra cómo Jesús estaba enfocado en el
propósito de Dios de incluir a personas de entre todas las naciones como sus adoradores. En la Guía de
estudio para la Lección 2, encontrará Isaías 56:6-7 presentado como el versículo clave de la lección con
algunas preguntas cuidadosamente elaboradas (vea p. 16). Puede ser de mucho provecho dedicar unos
minutos para que los estudiantes traten estas preguntas en grupos pequeños. Es posible que también note
que Isaías 56:6 prevé que los gentiles amarán “el nombre del Señor”. No se necesita mucho tiempo para
resaltar el primer pedido de lo que llamamos “La oración del Señor”. La frase “Santificado sea tu nombre”, es
una petición, implorándole a Dios que cumpla su antiguo propósito de revelar y hacer notable la singular
gloria de su nombre en toda la tierra. Las oraciones de Jesús han sido registradas en Juan 12:28 (vea GE p.
178, el texto clave para la Lección 15), y Juan 17:4 (Introducción de la GE, p. v), apoyan aún más la idea.

g. Pablo: Por amor de su nombre. Mucho se puede decir acerca de cómo Pablo vio su misión de cumplir el
propósito de que Dios sea glorificado. Por lo limitado del tiempo, puede bastar que mencione el objetivo de
la misión de Pablo de acuerdo con Romanos 1:5. En cada etnia habrá “la obediencia de la fe”, o una relación
viva con Dios para cumplir este propósito: “por amor de su nombre”. Si hay tiempo, mencione que la
prioridad de Pablo, como se revela en Romanos 15:20, era ir en pos de la misión en aquellos lugares donde
Cristo no había sido aún “nombrado”. El meollo es establecer la continuidad de la misión de Pablo con la
misión de Cristo y el desarrollo del propósito de Dios para hacer que su nombre y gloria fuesen conocidos
entre las naciones.
3. Hacia Dios: La misión enfocada de Dios
Dedique un tiempo para hablar de, o explicar la declaración de Piper: “Las misiones no son la meta final de la
Iglesia. La adoración lo es. Las misiones existen porque la adoración no existe” (Selección de Lecturas 1, pp.
9.1–9.2). Verá que John Piper amplía y precisa el paradigma de la gloria de Dios a partir de la narración esencial
de la historia de la gloria de Dios. Piper dice que “la adoración es el combustible y el objetivo de las misiones”.
La gloria de Dios no es tan sólo un medio o un método para llamar la atención de la gente. La gloria de Dios en
la adoración relacional es la meta primordial y el propósito de la misión de Dios. Como tal, podemos encontrar
la mayor y más sostenible motivación para la misión en el deseo de que Dios sea conocido, servido y
glorificado o en una palabra que Dios sea amado. La misión es sólo, en un segundo plano, una cuestión de
amar al mundo. La misión es en esencia laborar para ver a Dios siendo amado por todos los pueblos del
mundo.

Extienda un marco motivacional y de visión en la cual los estudiantes pueden enfocar sus vidas y tomar
decisiones críticas encauzadas en un propósito “hacia Dios”. Una forma de hacerlo es fijar dos cosas lado a lado:
pasión por Dios y compasión por la gente. A menudo estos dos temas son emparejados como un eslogan
atractivo. Muestre cómo los dos están relacionados, pero no son iguales. La pasión por Dios es primordial
porque Dios mismo se apasiona por sí mismo. La compasión por la gente puede sostenerse en cómo vemos la
esperanza de lo que Dios desea atraer hacia sí mismo. Esta mentalidad significa que nuestra obediencia a la
misión no se reduce a los sentimientos de amor por los demás. El llamado “gran mandamiento” (que Dios sea
amado) es la meta de la historia, así como el objetivo de nuestras vidas.

Piper cita a Dawson para exponer nuestra tendencia a ser “cristianos humanistas” que tratan de sostener
sentimientos de amor por las personas basados en una noción errónea de que los seres humanos son
merecedores del amor de Dios. Piper afirma que el evangelio busca el mejor interés de la gente, pero tal interés
consiste en que puedan alegrarse en Dios (Selección de Lecturas 1, pp. 9.3–9.6).

Lección 2 | Versión preliminar | agosto de 2016 PERSPECTIVAS DEL MOVIMIENTO CRISTIANO MUNDIAL 5
4. Naturaleza de la misión: Colaborando con Dios.
Asegúrese de leer e incorporar material del artículo de Tim Dearborn (Selección de Lecturas 1, pp. 10.1–
10.4). Hawthorne dice que “es uno de los más importantes en el curso” (GE p. 20). Dearborn clasifica dos
planteamientos fundamentalmente diferentes para la misión: las misiones pueden ser vistas como una
respuesta a la necesidad humana, o pueden ser vistas como unirse con Dios en el cumplimiento de su
propósito. Por lo general la primera “degenerará en un deber abrumador fatigoso”, pero la segunda “se
convertirá en un privilegio gozoso y una aventura de pasión y esperanza” (Selección de Lecturas 1, pp.
10.3–10.4). El trabajo de Dios que se va desplegando de manera constante hacia el cumplimiento de sus
promesas y proporciona un marco de esperanza en el que Dios mismo es él que cumple su misión.

En muchos sermones acerca de misiones se presenta a un Dios en gran medida inactivo que observa y
espera que su pueblo haga lo que sólo ellos pueden hacer. La misión de Dios depende de por lo menos
unos cuantos siervos fieles para que cumplan con su deber. Dearborn expone la debilidad total de esta
posición aunque frecuentemente esto se predique con fervor. En este punto de vista todo depende de que
la Iglesia se vuelva activa en el mundo. En cambio, dice Dearborn, “El Dios de la misión tiene una iglesia en el
mundo”. Dios mismo es quien siempre está trabajando y sin lugar a dudas él completará su misión en el
mundo. La confianza en que Dios cumplirá su trabajo elimina la falsa carga en que nosotros somos de
alguna manera necesarios. En lugar de este marco obligatorio de la misión, que rápidamente se convierte
en mero activismo o ética, el pueblo de Dios es energizado por la alegría y el honor de colaborar con Dios, y
ha sido fortalecido por la esperanza de que Dios ciertamente va a completar su trabajo. El artículo de
Blackaby y Willis: “De misión con Dios”, refuerza la idea de colaborar con Dios (Selección de Lecturas 1,
pp. 11.1–11.4). La idea más importante es que trabajar “con” Dios es una realidad relacional. Dios inicia su
obra por medio de personas, cumpliendo siempre su misión “de una manera muy personal”.

Material útil, pero no esencial


Rara vez se dispone de tiempo para tratar material complementario de la Lección 2. A continuación, se
presentan algunos puntos mencionados en los artículos asignados para lectura de los estudiantes con ideas
acerca de cómo utilizar algunos conceptos para reforzar los cuatro puntos.
• La conexión del reino de Dios con la gloria de Dios. Se puede hablar del reino de Dios y de la gloria de
Dios como ideas o temas abstractos. El curso de Perspectivas aborda ambos temas como historias en moción
que van desplegándose, o trayectorias narrativas, que intregan la mayoría de los eventos particulares y
declaraciones de las Escrituras. Dado que la Lección 3 está dedicada al tema del reino, por favor no invierta
demasiado de su tiempo explicando el reino en esta lección. En la Lección 2, los estudiantes tienen asignado
leer el artículo de Tim Dearborn que presenta el reino de Dios como un asunto de esperanza sobre lo que
Dios mismo va a lograr (GE p. 20, Selección de Lecturas 1, pp. 10.1–10.4). Esto se contrasta con el reino de
Dios, que a menudo es presentado como un bulto pesado de proyectos de transformación social asumidos
como tarea que el pueblo de Dios debe llevar a cabo. Puede ser de beneficio presentar los puntos de
conexión entre la historia de la gloria de Dios y el reino de Dios. Veamos dos puntos de conexión: En primer
lugar, el concepto de “señales del reino” tiene que ver con Dios siendo reconocido y glorificado
públicamente. En segundo lugar, cuando la adoración se define como el sello y la celebración de una relación
de amor, obediencia y servicio a Dios, entonces la adoración está debidamente reconocida como la expresión
de una relación de pacto con Dios como rey. Muchas de las prácticas antiguas y bíblicas de adoración fueron
entendidas como expresión de sumisión y lealtad a un rey o gobernante. Por lo tanto cuando la adoración
incluye todos los aspectos de nuestra vida y se le ofrece a Dios como obediencia a él como Señor, entonces la
adoración puede ser vista como la esencia relacional del reino de Dios.

• Jonás ejemplifica al pueblo de Dios al mostrar y conocer el propósito de Dios. Johannes Verkuyl trata la
historia de Jonás como una persona que ejemplifica la resistencia y la desobediencia del pueblo de Dios,
pero que al mismo tiempo demuestra el propósito decidido de Dios (véase GE p. 18). Utilice la historia como
un énfasis que autentica que el propósito de la misión de Dios no comenzó con Jesús, pero en cambio
caracteriza los deseos y los tratos de Dios en el Antiguo Testamento.

• Misión de atracción y expansión. Jonathan Lewis introduce los términos “atractivo” y “expansivo”, como
una manera de diferenciar la dinámica de la misión que a menudo han sido expresadas por los términos
“centrífuga” y “centrípeta” (GE p. 17, Selección de Lecturas 1, pp. 12.2–12.3). Si bien es fácil asociar el
mecanismo atractivo con el Antiguo Testamento (AT), exagerándolo puede implicar que el propósito de la
misión de Dios no estaba operando en el Antiguo Testamento. Si usted habla de la distinción de la dinámica
centrípeta–centrífuga, o fuerzas de atracción–expansión, por favor subraye que ambas dinámicas estaban
funcionando tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. En el AT vemos emisarios enviados a las
naciones, como Jonás. En el Nuevo Testamento, personas de todas las etnias son convocadas a venir a Dios

6 LECCIÓN 2 • LA HISTORIA DE SU GLORIA Versión preliminar | agosto de 2016


GUÍA PARA EL INSTRUCTOR

como adoradores. Un artículo de David Bosch (Selección de Lecturas 1, pp. 12.1–12.5, asignado sólo para los
estudiantes del nivel Lecturas para crédito) explora la distinción centrípeta-centrífuga, mostrando la forma en
cómo está relacionado el asunto de colaborar con Dios.

• Cada una de las etnias es preciosa. Algo nuevo en la Cuarta edición es el artículo por Miriam Adeney (Selección de
Lecturas 1, pp. 66.2–66.3, GE p. 19) en el cual se afirma el valor de las etnias. Adeney no sólo se limita a reafirmar
que el multiculturalismo convencional es común en nuestros días, sino que señala que la realidad y el valor de los
rasgos distintivos de las culturas y pueblos tienen sus raíces en la creación. Dios crea a las personas y las dota de
capacidad para crear cultura. A pesar de que cada cultura es, en cierta medida pervertida por el pecado, cada
cultura es, también en cierta medida, redimible en Cristo.
• Las iglesias hacen que la gloria de Dios sea visible. Juan 1:14 dice que la encarnación hizo posible que la gente
contemplara la gloria de Dios. Jim Montgomery extiende esta verdad a las iglesias locales afirmando de manera
acertada que Dios quiere que las iglesias locales sean una encarnación de Dios en Cristo (GE p. 21, Selección de
Lecturas 2, 108.1–108.3). No le dedique mucho de su tiempo a este punto. Si lo menciona, hágalo de tal manera
que apoye la importancia de la plantación de iglesias en medio de todos los pueblos, pues este tema será cubierto
y tratado de forma más adecuada en lecciones posteriores.

Tangentes y controversias
• Revelación general y especial. Algunos instructores pensarán que es útil presentar las categorías de revelación
general (lo que Dios revela a todas las personas sin hacer referencia a sus tratos especiales y palabras hacia y por
medio de Israel) y la revelación especial (lo que Dios revela por medio de sus actos y su palabra hacia y por
medio de su pueblo, culminando en Jesucristo). Debido a que el texto clásico es concerniente a que la
revelación general menciona la gloria de Dios (“Los cielos cuentan la gloria de Dios”, Salmo 19:1), podría parecer
un buen punto de partida. Sin embargo, rara vez hay tiempo para establecer una postura completa de la
revelación cristiana y también cubrir la historia en curso de la revelación especial. Si usted toca el tema,
reflexione bien sus comentarios para que sean sucintos.

• Exageración del universalismo y del particularismo. Un tema siempre presente en el ambiente pluralista de
hoy es en realidad un conjunto de temas relacionados con la revelación universal y la extensión de la salvación.
Es difícil mencionar la idea de la revelación general sin sumergirse en la parte más profunda de estos temas tan
complejos. El curso de Perspectivas trata directamente con los temas del universalismo en Lección 4 (GE pp.
43-45, 47). Las mejores aproximaciones a estas complejas preguntas suelen centrarse en la singularidad de la
persona y obra de Jesús. Esté preparado para responder a preguntas sobre estos temas de tal forma que señale
el camino hacia una mayor exploración, pero no dedique su tiempo a la discusión dentro del aula.

• Exagerar las dinámias centrípeta y centrífuga. Por favor no ofrezca un enfoque simplista a la gran historia de
la Biblia que caracteriza la misión en el Antiguo Testamento como un asunto pasivo, en la cual las naciones se
desplazan hacia Israel, al templo (dinámica centrípeta), en contraste con el NT como materia activa de personas
moviéndose hacia fuera, hacia las naciones (dinámica centrífuga). Diferenciar la expansión/centrífuga de la
atracción/centrípeta puede ser útil, pero sólo como una manera de destacar que Dios siempre ha estado
trabajando dirigido hacia el cumplimiento de su propósito mundial total. Cuando se exagera esta diferencia,
puede parecer que las misiones se desarrollaron posteriormente y que sólo se encuentran en el NT. El breve
artículo de Jonathan Lewis cuenta el tipo adecuado de equilibrio porque el enfoque primordial en el propósito
global de Dios involucra a ambas dinámicas, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento (Libro de
Lecturas 1, pp 12.2–12.3, GE p 17). Ambas dinámicas deben estar en juego para cumplir la misión de Dios en
nuestros días.

• La gloria de Dios es la mejor forma de las relaciones públicas. Por supuesto, es totalmente válido tratar de
adornar la declaración de La Palabra de Dios con la demostración del amor de Dios a través de las hazañas de su
pueblo, pero ésta no es la forma adecuada de caracterizar la realidad de la gloria de Dios. El pueblo de Dios
puede profanar su nombre todavía hoy, tal como se hizo en los tiempos bíblicos. Pero también, de la misma
manera, el pueblo de Dios puede darle honor al nombre de Dios por medio de sus vidas, su servicio y sus
palabras, y lograr atraer la atención y el respeto de los que están fuera del pueblo de Dios. Sin embargo, esto no
quiere decir que la reputación de Dios sea un proyecto en curso del pueblo de Dios. La gloria de Dios no es una
cuestión de misioneros ganando la atención del mundo para que el evangelio pueda ser predicado. La gloria de
Dios no es el medio, sino el objetivo primordial de la misión de Dios.

Lección 2 | Versión preliminar | agosto de 2016 PERSPECTIVAS DEL MOVIMIENTO CRISTIANO MUNDIAL 7
Conexiones con otras lecciones
La Lección 2 es una de las más importantes del curso. Gran parte del material de las lecciones posteriores
dependerá de las ideas que los estudiantes hayan obtenido en esta lección.

Contenido en la Lección 2 del cuel depende o refuerza el material mencionado anteriormente:

• El propósito de Dios tiene tres dimensiones. En la Lección 1 se afirma que el propósito de Dios (GE pp. 4-5) se
ha revelado con tres distintas direcciones: entre ellos, hacia o para Dios. La Lección 2 desarrolla esta
dimensión del propósito de Dios para mostrar que Dios desea que las personas sean salvas, pero el mayor
propósito es que le sirvan a él. Este propósito será reiterado en la Lección 3 (GE p. 33).
• Los sacerdotes en su propósito. En la Lección 1 Walter Kaiser aborda Éxodo 19:5-6 mostrando que el pueblo
de Dios “asume dos relaciones: una hacia Dios y otra hacia las naciones” (Selección de Lecturas 1, pp. 2.3–2.4).
Sus comentarios sobre el Salmo 67 (pp. 2.5–2.7) son embellecidos por la Guía de estudio (GE p. 5) de tal
manera que prepara el camino para la Lección 2.

El contenido de la Lección 2 que apoya o anticipa al material posterior:


• Orar por el nombre. En la Lección 3 (GE p. 27) volveremos a hablar del Padre Nuestro, demostrando que el
primordial interés de esta oración es que su nombre sea santificado o revelado.
• Misión de colaboración: Trabajando con Dios. En la Lección 4 (GE pp. 42-43), vamos a explorar más
profundamente la maravillosa relación de trabajar con Dios y no simplemente el estar obligados a cumplir
una tarea porque no hay otra manera en la que pudiera haber sido hecha.
• El tan llamado Gran Mandamiento. En la Lección 4 (GE p. 42, Selección de Lecturas 1, pp. 20.3–20.4) vamos a
tratar directamente con el tan llamado Gran Mandamiento comparándolo con la tan llamada Gran Comisión.
El ancla de la misión no es simplemente que Dios ama al mundo. Lo que realmente es sorprendente es que
Dios desea ser amado por la gente de todo el mundo. Establecer el valor de Dios siendo amado en la Lección
2 será de gran ayuda para nosotros porque nos aclarará que el Gran Mandamiento tiene como máxima
prioridad la realidad de que Dios mismo sea amado con el corazón, mente, alma y fuerza de cada etnia.

• El pluralismo y la singularidad de Cristo. La historia de la gloria de Dios trata de Dios revelándose a sí mismo a
todos. La revelación universal anticipa preguntas difíciles acerca de cómo Dios se revela a ciertas personas en
particular y en ciertos momentos determinados. En la Lección 4 (GE pp. 43-45) tomaremos en cuenta
cuestiones del pluralismo y universalismo. La Lección 2 es importante en parte debido a que estos asuntos sólo
pueden ser tratados de una manera bíblica si los alumnos están familiarizados con la persistencia de Dios, pero
aclarando que él está trabajando sin coerción a través de las eras para revelarse a sí mismo en medio de todas
las etnias.

• El propósito apostólico como el foco de la pasión apostólica. En la Lección 5 el artículo de Floyd McClung,
“Pasión Apostólica” (pp. 35.1–35.6 de Selección de lecturas 1, particularmente los puntos 3 y 4), sirve como
piedra angular de la Sección Bíblica. La visión de Cristo glorificado en toda la tierra, siendo adorado con amor
por todos los pueblos, es la ardiente visión de todo el curso. El artículo de McClung es un ejemplo de cómo a
menudo se reforzará esa visión durante todo el curso, pero es fundamental que los estudiantes tengan una
introducción a esta gran esperanza de la gloria de Cristo en la Lección 2.

• Sufrimiento apostólico. La Lección 5 también se ocupa de algunos aspectos del sufrimiento. Los artículos de
Josef Tson y el hermano Andrew (Selección de lecturas 1, pp. 32.3 y 33.4, GE p. 56) ofrecen claro vínculo entre
el sufrimiento por el evangelio y la gloria de Dios. Esto tiene sentido incluso sin el contenido de la Lección 2,
pero si la segunda lección ahonda profundamente, entonces los estudiantes pueden comprender la
importancia del sufrimiento de una forma mucho más profunda.

• Completando la tarea en cada etnia. En la Lección 9 definimos la tarea pendiente como la plantación de
iglesias que dan testimonio de Dios y lo glorifican en cada etnia. Como parte de la Lección 9 los estudiantes
completarán el artículo de Miriam Adeney, que comenzaron a leer en la Lección 2 (GE pp. 101-102 y Selección
de lecturas 1, pp. 66.1–66.9). De hecho, en la Lección 9 a los estudiantes se les asignará la tarea de releer las
dos páginas que ya habían leído en la Lección 2. Queremos que perciban el valor maravilloso cuando Dios sea
amado por cada etnia y el tesoro que Dios gane a esas etnias cuando le ofrezcan la gloria redimida de sus
respectivas culturas. Su tarea en la Lección 2 es meramente introducir la idea de que todos las etnias tienen
una forma única de adorar a Dios dentro de sus culturas particulares.

8 LECCIÓN 2 • LA HISTORIA DE SU GLORIA Versión preliminar | agosto de 2016


GUÍA PARA EL INSTRUCTOR

• Every culture. En la Lección 10 tocamos el punto sobre la cuestión de utilizar diferentes nombres locales para
Dios (GE p. 110), contrastando y vinculando esto con la idea del “nombre de fama” de Dios tal como se presenta
en la Lección 2.

• Obedecer a Cristo es lo mismo que adorar a Dios en Cristo. En la Lección 13 exploramos los movimientos de
plantación de iglesias. Una de las características cardinales de estos movimientos es que Cristo sea obedecido.
Servir u obedecer a Cristo se convierte en la principal característica de las iglesias florecientes (GE pp. 141-143). La
Lección 2 ayuda a sentar las bases de esta eclesiología simple y potente, haciendo hincapié en el propósito de
Dios para sacar hacia él un pueblo que le servirá dentro cada etnia.

• Contextualizing movements. En la Lección 14 vamos más allá de la discusión de la contextualización del mensaje
o de los mensajeros que se encuentran en las lecciones 10 y 11. En la Lección 14 exploraremos cómo los
movimientos florecen en contextos locales con un aspecto inconfundible hacia Dios. En este tipo de movimientos
la gente no se ve a sí misma como convertidos a una tradición extranjera. En cambio, se ven como personas con
una lealtad basada en un pacto con Dios y públicamente adorando a Dios por medio de Cristo. La teología de la
cultura humana y la gloria de Dios tal como se encuentra en la Lección 2 puede ofrecer formas muy útiles para
captar y tratar sabiamente con los aspectos controversiales de los movimientos de nuevos seguidores de Cristo.

• Amando al Hijo. En la Lección 15 reiteramos “la gran narrativa” de la gloria de Dios de una manera creativa.
Échele un vistazo a cómo David Bryant compara el amor del Padre por el mundo con el amor del Padre por su Hijo
(Selección de Lecturas 1, pp. 125.1–125.2, GE p. 172). El versículo clave para la Lección 15 (cada lección tiene un
versículo clave) es Juan 12: 25-28, en la cual el Hijo ora: “Padre, glorifica tu nombre”. Haga uso, si lo desea, de las
preguntas reflexivas que impelen a los estudiantes a considerar orar cada oración con esta clase de totalidad en
sus vidas (GE p. 178).

Algunos contrastes con puntos de vista convencionales


Los siguientes contrastes no tienen la intención de ser necesariamente presentados a los estudiantes. Los incluimos
aquí como otra manera de aclarar el contenido y la misionología que distingue a esta lección.

Por “convencional” nos referimos a las ideas que acerca de las misiones han sido comunes entre los evangélicos.
Tales ideas no son necesariamente incorrectas. La mayoría de ellas tiene, en efecto, gran verdad, pero no son lo que
estamos tratando de enfatizar. Presentarlas en este formato simplificado puede ayudarles a los instructores a evitar
enseñar de manera inadvertida el paradigma de la misión que estamos tratando de rebasar. Todos estos puntos de
vista se articulan en forma muy abreviada y no deben ser considerados como la expresión de una posición oficial
teológica del curso de Perspectivas.

Convencional:
Necesitamos predicar la salvación con la meta final de que muchas personas sean salvas.

Contraste:
Dios revela su gloria a todas las naciones con el fin de recibir gloria de todas las naciones.

Comentario:
No hay duda acerca de la necesidad de proclamar el evangelio o de la importancia crucial de que la gente se salve
en el más amplio sentido de la salvación bíblica. El contraste aquí es que el objetivo final no es simplemente dar
algo para la gente, sino que el propósito por el cual Dios ha salvado a alguien, y es: que él sea amado y servido por
un pueblo. El segundo motivo declarado es la revelación de la verdad del evangelio como una obra de Dios, y no
simplemente la obra de sus siervos humanos. La segunda declaración intenta presentar la meta deseada de la
historia, la idea de que Dios sea el Dios que recibe la gloria (otra manera de decir el amor de pacto o de la adoración
de todas las etnias).

Convencional:
Las misiones son una tarea desesperada y difícil para salvar el mayor número posible de personas. Las
personas se convierten en misioneros si se ven obligados por un llamado especial.

Contraste:
La misión con Dios y para Dios se encuadra en la esperanza y con la llenura de gozo. Está alimentada por una
mezcla de pasión por Dios y compasión por la gente.

Lección 2 | Versión preliminar | agosto de 2016 PERSPECTIVAS DEL MOVIMIENTO CRISTIANO MUNDIAL 9
Comentario:
No hay duda acerca de la necesidad de proclamar el evangelio o de la importancia crucial de que la gente se salve
en el más amplio sentido de la salvación bíblica. El contraste aquí es que el objetivo final no es simplemente dar
algo para la gente, sino que el propósito por el cual Dios ha salvado a alguien, y es: que él sea amado y servido por
un pueblo. El segundo motivo declarado es la revelación de la verdad del evangelio como una obra de Dios, y no
simplemente la obra de sus siervos humanos. La segunda declaración intenta presentar la meta deseada de la
historia, la idea de que Dios sea el Dios que recibe la gloria (otra manera de decir el amor de pacto o de la adoración
de todas las etnias).

Recursos adicionales.

• Los esenciales para la preparación de su lección.


Su coordinador de clase debe haber sido capacitado para ayudarle a conseguir la última versión del documento
denominado Perspectivas - Guía general para instructores. Este breve documento le proporcionará lo básico
acerca de la enseñanza, cómo trabajar con el equipo de coordinación y algunas ideas acerca de nuestras
expectativas y la forma de cómo ofrecer y recibir retroalimentación útil.

• Guía de estudio y el libro Seleción de lecturas.


Hay dos textos que los estudiantes van a utilizar para cada lección: Perspectivas del Movimiento Cristiano Mundial:
Guía de Estudio, Edición 2009, por Steven C. Hawthorne y Perspectivas sobre el Movimiento Cristiano Mundial: libros
Selección de lecturas 1 y 2, Cuarta Edición, editado por Ralph D. Winter y Steven C. Hawthorne. Ambos han sido
publicados por la Biblioteca William Carey, y tiene derechos de autor 2016.

La preparación más importante es leer la sección de la Guía de estudio y los artículos de los libros Selección de
Lecturas; por ello, deseamos que usted tenga acceso a ambos recursos. Hay dos maneras para su acceso a estos
libros:

Comprar un juego de los libros. Cada instructor puede pedir un ejemplar tanto de los libros Selección
de lecturas 1 y 2 como de la Guía de estudio. Comuníquese directamente con la Oficina de Servicio de
Perspectivas Global Español para recibir información sobre cómo pedir los libros con un descuento
especial para instructores siempre y cuando usted los vaya a utilizar para la preparación de una clase
de Perspectivas. La dirección electrónica de la Oficina de Servicio es: info@perspectivasglobal.org.
Para recibir los materiales tendrá que proveer el nombre de la clase y del coordinador de su clase.
Utilizar los archivos electrónicos. Cada lección con sus artículos relacionados está disponible en
forma digital para el uso del instructor en la preparación de su lección. Para recibir una copia del
Paquete para instructor que corresponde a su lección, favor de comunicarse con la Oficina de Servicio
a la siguiente dirección electrónica: info@perspectivasglobal.org. Para recibir los materiales tendrá
que proveer el nombre de la clase y del coordinador de su clase. El acceso a estos materiales digitales
es limitado sólo a instructores activos en el programa, y los archivos no deben ser publicados o
distribuidos de ninguna manera por los derechos de autor.

• Otros recursos.
Si usted es un expositor bilingüe, ya tenemos videos y materiales de audio en inglés que están disponibles, y el
plan es de producir este tipo de recursos en español en un futuro próximo. Tembién tenemos presentaciones
de Power Point en inglés y algunas en español que podemos proveer a los instructores. Para más información,
escriba a la Oficina de Servicio de Perspectivas Global Español a info@perspectivasglobal.org.

10 LECCIÓN 2 • LA HISTORIA DE SU GLORIA Versión preliminar | agosto de 2016