Está en la página 1de 19
Oscar Teran Historia de las ideas en la Argentina Diex lecciones iniciales, 18)4+ 1980 Leccién 2 Marlano Moreno: pensar la Revolucion de Mayo La figura de Mariano Moreno esta indisolubiemente ligada a la de la Revotucién de Maya, al punto de encamar la imagen de ruplura exaltada que evoca -desde 1759- la idea misma de "ravolucién", Por eso, analizar detalladamente sug escritos, sequir su trayectoria, develar ef particular entrelazamiento que aparece an sus textos da categorias tradicionales y modherras fesuitan operaciones indispensables para comprander major cdma ese acentecimiento deviene un acto furndacional de la Argentina modarna. Ahora, detengdmonos un momento ene) titulo de est bec cide. uPor qué? Porque cuando hablemos de ix Revolneidn de Mayo pondremos el acento en el desafio pobliceimteleormal que signified para sus contemponincos explicacla, carle sentico y legitienarla; es des cit, fensarla, Esto es asf por varios motives, Uno, porque todo cambio histivica: presenia ese clesafio. Quo tiene que ver con cl canicter mismo de esta revelucion ocurida en Gerras de Hispanoamérica. Ese cardeter cone Hene 10 rasgo altamente significative: se iacé de una revolucién que nacié sin teorfa, esto eg, de un acontecimiento que se deseucaddend en ef Rio de Ja Plata sin que existieran sujetos politicos o sociates qe lo programucan y ejecutaran. Pero cuando esta revaluctin efectivamencte acurrid, fue necesario legitimarta, En el contra de cste emprendi- miente cncontrare nos los esccites de Mariano Moreno, que serin el eje de esta leecidn. Vayamos por partes. En principio, sabemos que la civdad de Buenos Alres fue el epicenteo de fos acomtecimientos revolucionarios ce mayo de 1810, Ahora bien: zqué fue entonces la clodiul de Buenos Alres? His- Varicamente, habiasido waa cluded marginal dentro del munde colo fll Nispanoamerieanio, cuyo valor para la Corona repesaba en ser we biamenazy inglesa o pormguess y ana puesia de: BO Plocria. a las ideas ana Argonne -galitla «lr-ta plata altopervana, De alli que, eit tdrminos de poblacién, la ppciimacia corvespondicra a fas eiudaiea ubicadas en fa ruta ce Ia plata, ‘dead Cérdoba hasta Salta y Jujuy, Esta condiciin comenzd a revertirse sgepartic de La ercacian del ¥iereinvate de! Rio de Ja Plana, Al plborcar ei siglo XIX, Buenos Aices ya eva una ciudad buracratico- ‘domervial, con una poblacién de wos 40 000 habitantes, equivatente a ‘Dye ciudad andaluza ce segundo orden, Para tener parametros cortipyt Sfativos, Consideren que en ésa misma época Londres tenfa cerea de un nico habitantes, Pargs ha imitad cle esa cifra, Madrid, 160 000, Caelie 90 000 y Miinich 40 000; en Amérlea, Méxien contaba eon 140 000 habi- Liiowy Nueva York com 69 000, “Yin vérmings soriales, une tercera parte del total de los habitantes de flvenos Aires estaba compuesta por esclavos negras, Estamos asi en pre- mich: de tna sociedad ajustada a los parimetos de estratificaciu det uti colonial, es decis, una sociedact de castas, donde los blancas 0 cast ocupant a cispide del poder, yen Ja cual acenvis se esi produ- (0 tina diferenciacién entre las espafioles ettropeos y Tos nacides en dérica (lamaros eriollos), que ya Félix de Arava habia registada af del siglo XVID en sts Viajes por da almtienr Menidional Adi verifies: J la aversiGn decidlida que las criollos.o hijos de espaiiotes dosen Amévica tienen por los europeos y por el goblerne ol, Esta aversién es tal que yo la he vista con Frecuencia reinat entze Jos hijos y el padre, y entre ef maride y Ja mujer Jos unos eran eurepens y los otros americanos. puesto que habla de aia fisura que no hari sino jo de ahi on mis, aunque esa fisura, por sf sala, no alcanga para harupira revolucionaria. 998, ervesa Buenos Aires, nacié Mariano Morena, hijo de padre aly madre crtolla, quien a partir de mayo de 1810 ocupard ese es pe manera fugaz aunque relevante, Be allf que ef soguimiente | cutra‘ttitelectual y politica resulte Hustrativa para compeender al- subi aspiecins dle la conguracién politicoculyural del momento de fa nsiruceiés fornal, sibemos que alos doce atios:-Mo- eivel Real Colegio de-San Carlos, findado por Juan’ Jowé 17814, el-cual se Hullaba erganigade con tas catedtras de latin, i ily, AL ofrinling fair eau va tdi he: “il A ul Lecckia 2. Mariana Moreno: pensar fa Revotlollin do Mayo. 27 el centro mineno iis imporeunte de América del Sur, y be bite en eis queda de un titulo, que era una de las vias de incorporacion a fos circu los dirigentes. Alli cursé teologia para dedicarse al sacerdocin, peca f- malmerte se inclind hacia el derecho y se gradwd de abogado, En esa épaca tive acceso a Jos escrites de la Nustracién francesa en ba biblio- teca det clérigo Mantas Terrazas, hecho comprensible sae recuerda que cn el manda colonial Jos sacerdotes constituian el nicleo de la cultura, letrada, En 1802 (et mismo aio en que se gradia de abogade) produce su primer texto significativa: Disertaciis jevdidicg sntue el servicio personal de las Indios. Se trata ele una defensa ce los naturales de América que evoca loa discursos lel dominico fray Bartolome de Las Casas (1484-1666) en Ja Nueva Espana, ydonde Moresio acwsn la codicia de los curopeos y de- plora que algunos letracdos eclesidsticas hayan legitimade el derecho a esclavizar alos americanos basanelose en la supuesta naturaleza sevvil de loa habitantes cle Jas Indias, esta mediante algunas extrayagancias tedricas exteaidas de Aristdteles. Si cuestionar a Arictételes no era algo inusual en la elite levrada tanto eapaiiola y europea come americana (ya que la penetracién de algunos topicos ihistrades habia abiertn esa po- sibilidad, sin clesbordar los marcos de Is dogmiitica catdlica y Ja adhe- side al regimen imoniequica), tal vex resulre mas significativa ba afieeta ciém dela “nativa libertad” de los indios, ya que con csa afirmacién inireduefs el criveria basiea del permaterstione, Aqui tenemos que detenertios brevemente, puesto que menciona mos una concepeldn sin cuya comprensidn oo podrfames entender buena parte del pensamiento de ts incependencia. De modo que por ‘“jusnaturslismo” entendemos ona concepcin desarroliada por la filo- sofia estoica en la Antigiedad {como en cl siglo £a.G. lo expresd Ci- cordn on De Republica}, que seguird presente-en ta Edad Media y sevd retomada, siempre con variaciones, en los tiempos modemos. Su signi- ficaco vemite a la existencla de derechos namurales de los cuales seria propietarios innates Jos seres humanos. De tal modo, fos derechos ma- trates son cancebidos como anteriores al estado y a la socieclal, Enel texta de Mariana Moreno se afirma que la hbertad forma parte en tanto nativa de esos derechos dadas, presentes ya desde el naci- miento, y qe por ende Hamtamos “natucales", Me adelitito a enunciar {aunque todavia na quede claro todo el ulcance de esta actvertencia) estediltime no debe haceryes concluiv endneaniente que con elle jie: serie dentro de una Corriente fideral moderna, En efecto, Smite ae Cruza-o se encueaica la idea del jusnatiea-