Está en la página 1de 32

"POTENCIACION PSIQUICA Y MENTAL".

- Relajación Alfa
- Magia científica al estilo druida
- Autoprotección psíquica
- Magia sonora
- Terapia Chakra psico-física
- Terapia Chakra psico-física
- Autoprotección psíquica
- Magia sonora
- Telepatía con la naturaleza
- Visualización de símbolos. Clarividencia
- Visualización de Arcanos del Tarot
- Uso de las energías telúricas
- Telepatía según la escuela norteamericana
- Telepatía según la escuela rusa
- Desarrollo de facultades intelectuales

CAPITULO 10. 100 EJERCICIOS DE POTENCIACION PSIQUICA Y MEN-


TAL.

10.1. RELAJACION ALFA.


A. EJERCICIO NUMERO 1.
TITULO: RELAJACION ALFA, PRIMERA FASE.
FINALIDAD: RELAJACION FISICA.
Adopte una postura cómoda, con una ropa suelta que no le apriete. Sitúese acostado sobre un tapete, sobre el suelo y boca arriba. Mantenga las
piernas y los brazos entreabiertos ligeramente; las palmas de las manos permanecen vueltas hacia arriba y la cabeza en línea recta con la colum-
na vertebral.

O bien, sitúese sobre un sofá sentado cómodamente, dejando caer sus brazos sobre el asiento a los lados del cuerpo, y colocando las piernas ex-
tendidas de manera que no tenga que hacer absolutamente nada para mantener la postura, es decir, una postura que permita relajación al cien
por cien, sin tener que hacer ningún esfuerzo para mantenerla.

Respire suavemente. Disfrute con la respiración. Siéntase cómodo tanto con la postura como con usted mismo. Usted que ya conoce algún siste-
ma de relajación física, sabrá que hay que comenzar desde abajo hacia arriba, desde la periferia hacia el centro. Es necesario aprovechar cada
exhalación para experimentar un profundo estado de relax, poco a poco, sin prisas. Inhale profundamente y, al soltar el aire, primeramente rela-
je los pies, posteriormente, suelte sus piernas. Ahora hay un gran descanso en las piernas. Relaje también el bajo vientre, el abdomen, los glú-
teos o nalgas, que estarán pegados al piso o al asiento, y posteriormente suelte la espalda. Experimentará una suave sensación en la espalda de
relax completo, siempre acentuada al exhalar. Relaje el pecho, sienta que su pecho se abre, se expande, y se libera de todo tipo de tensiones. Va-
mos llegando ahora hacia los hombros, los brazos, antebrazos, codos y manos. Los brazos caen, se relajan, se distienden, y se aflojan. Percibirá
un relax total en los brazos. A continuación relaja el cuello, esa columna que sostiene el elemento organizador del cuerpo que es la cabeza. Pos-
teriormente llegamos hacia la cara, relajamos los diversos y pequeños músculos que componen la musculatura facial y visualizamos como nues-
tra expresión va mostrando y denotando tranquilidad, paz y serenidad. Con cada exhalación los párpados se relajan, la frente y las sienes, e in-
clusive el cuero cabelludo hasta detrás en la nuca.

Escuche ahora la música de su respiración, ese conjunto de sonidos rítmicos y acompasados que en muchas ocasiones no somos capaces de per-
cibir. A veces solemos buscar lo inusual, lo extraño, lo que está fuera de nuestro alcance, sin prestar la suficiente atención a los magnos fenóme-
nos y procesos trascendentales que en cada momento, en cada instante, en cada minuto de nuestra vida se van sucediendo, marcando y afinando
con los ritmos de la naturaleza. Nuestra respiración es una manifestación del balance, la armonía, la búsqueda del equilibrio universal y el con-
tacto continuo con el Cosmos.
B. EJERCICIO NUMERO 2.
TITULO: RELAJACION ALFA, SEGUNDA FASE.
FINALIDAD: REVITALIZACION ENERGETICA MEDIANTE LA RESPIRACION.
Libere su respiración. Visualice mentalmente, viva y experimente el significado de la siguiente frase: "al yo inhalar el universo exhala dentro de
mí; el universo sopla dentro de mí su vitalidad, su fuerza, su energía, y su perfume etéreo". Viva, sienta y experimente esta esperiencias cósmi-
ca. El universo está insuflando energía cósmica en usted cada vez que recibe aire (inhala) de manera consciente.

A continuación, medite en la siguiente frase: "al yo exhalar, al yo soltar el aire, el universo me inhala o inspira de mí". Posteriormente se repite
el ciclo: "al yo inhalar, el universo insufla energía dentro de mí...", y así sucesivamente. Esta energía se puede llamar Prana, T'chi, Maná o fuer-
za cósmica". "Al yo exhalar -segunda fase- el universo me inspira a mí". En esta fase me relajo y me libero de todo tipo de tensiones, las cuales
libero hacia el exterior. La propia Madre Naturaleza o el Cosmos se encarga de difuminar, dispersar y volver a hacer útiles esas energías desgas-
tadas de la exhalación. Repita por tercera y última vez el ciclo: "inhalar es energía, fuerza y expansión". En el origen del universo Dios sopló en
la nariz del ser humano, dándole vida, existencia y movimiento, con el fin de que pudiera desarrollar su conciencia.

Continuamos el ejercicio sintiendo la revitalización que se produce a través de este trascendente intercambio entre el yo individual y el gran to-
do universal. Esto hace que recobremos nuestro sentido de unidad energética. Somos conscientes de que cuando el ser humano tiene un bajón
en su energía vital, se debe a que está cortando los canales naturales con el Cosmos. Sabemos que no se mueve una hoja en el Cosmos sin que
lo sepa el resto del universo. A través de procesos sencillos como la respiración entendemos la trascendencia de los ritmos universales.

Continuamos respirando. La energía se expande desde el pecho, impulsada por el corazón a través de la sangre, hacia todo el cuerpo como on-
das concéntricas.

Seguimos profundizando en esta segunda fase de la relajación en su fase energética, visualizando nuestro cuerpo, nuestro organismo, como un
conglomerado de energía, de luz y de fuerza. Hay un gran pequeño universo dentro de nosotros mismos, de partículas girando a increíble velo-
cidad en torno a los núcleos atómicos. A su vez, los átomos se dividen en partículas más sutiles y más potentes, cuyas partes están unidas entre
sí aún con mayor fuerza. Siéntase, visualícese a sí mismo como un ser de luz en el universo, es decir, un ser de energía luminosa. Solamente es
necesario liberarse de los nudos de energía que impiden su correcta circulación para sentir ese enorme caudal de fuerza dentro de su ser. Con la
respiración usted continúa absorbiendo energía, reciclando fuerza hacia todo su cuerpo, hacia ese ente energético que constituye al ser humano.
Se va usted sintiendo cada vez más revitalizado, pero al mismo tiempo en un estado de relajación. Esto no implica que se trate de aumentar el
nivel de energía sólo durante unas horas, o durante un día o dos. El propósito es mantener circuitos, círculos o espirales de energía desarrollán-
dose de forma rítmica en concordancia con los grandes y los pequeños relojes universales. De la misma forma puede comportarse el ser huma-
no, viviendo con ritmos constantes y armoniosos, sin demasiados altos ni bajos, como la bailarina de ballet que realiza con gracia y sin rupturas
su movimiento.

Emita ahora un pensamiento de agradecimiento hacia el Cosmos, hacia el universo. Dé gracias por la energía que le está proporcionando.

Usted en sintonía con el universo puede desarrollar toda la fuerza, toda la vitalidad que precisa y que necesita en cada instante. Esta le hará sen-
tirse siempre en unidad con el Cosmos a través de la respiración trascendental.

Es perfectamente posible renovar, reciclar e incrementar nuestras fuerzas como seres humanos, como seres luminosos.

Llega un momento en que, a través del entrenamiento y la toma de conciencia de la respiración, sentimos el aire más que nada como un fluido
vital. Si usted respira y no siente todavía esa satisfacción completa -esa conciencia completa del fluido vital entrando como energía- quiere de-
cir que ha de trabajar más en la respiración trascendental, tomando mayor conciencia de ella, relajándose más, y haciendo una respiración más
rítmica. Llega un momento en que ese fluido vital es casi como el agua para la persona sedienta, quien después de caminar durante muchos días
a través del desierto por fin encuentra el manantial para calmar su sed. Usted no se ve a sí mismo como un circuito cerrado de energía. Usted, al
igual que todos los hombres y mujeres, es un circuito abierto de energías. El ser humano no es una máquina, no funciona con pilas eléctricas; el
ser humano toma sus energías del intercambio con el universo, del intercambio con el mundo infinito, con el gran universo, con el Macrocos-
mos...

Si en algún momento percibe que sus energías se concentran excesivamente en la cabeza (Yang predominante), con una sensación de ligera so-
brecarga en las sienes, en la frente, o quizás en los párpados, voltee sus manos hacia abajo. Perciba ahora que a través de las yemas de sus de-
dos se está descargando la energía sobrante hacia la tierra. Continúe en esta posición durante todo el tiempo que sea necesario, hasta que usted
perciba equilibrio en las energías Yang, es decir, aquéllas provenientes del cielo, de la atmósfera, y de las radiaciones solares. Los iones positi-
vos Yang son captados por las antenas de nuestro cuerpo, que son los cabellos, pasando hacia el interior de la cabeza y llegando entonces hasta
el cerebro. Si se siente usted ido, despistado, en el aire o con dificultad para aterrizar (Yang predominante), necesita descargar la energía de arri-
ba hacia abajo. En ese caso lo hará por las plantas de los pies desnudas sobre el piso o las palmas de las manos colocadas hacia abajo, también
hacia el suelo o hacia el asiento donde se encuentra, y entonces percibirá que su mente se concentra.

Si, por el contrario, siente que su nivel de energía es excesivamente físico, excesivamente sensorial (Yinn predominante), más que nada pen-
diente de las sensaciones del cuerpo, de los ruidos externos, es decir, del mundo espacio temporal, entonces debe hacer circular las energías de
abajo hacia arriba, de Yinn hacia Yang, aumentando el nivel de energía Yang. Para ello debe colocar las palmas de las manos hacia arriba. Per-
ciba las energías que provienen del cielo; eso hará que esos circuitos de energía se hagan más sutiles, se eleven y se predispongan hacia el traba-
jo superior.
C. EJERCICIO NUMERO 3.
TITULO: RELAJACION ALFA, TERCERA FASE.
FINALIDAD: RELAJACION Y ARMONIZACION EN EL NIVEL PSIQUICO.
Después de haber relajado nuestro cuerpo en el primer nivel de la relajación alfa, lo hemos revitalizado y llenado de energía en la segunda fase
de la relajación alfa.

Ahora vamos a subir un escalón más, percibiendo nuestro mundo emocional, afectivo, sensible y subconsciente.

Emociones, recuerdos, sensibilidades, apegos, cariños y todo tipo de sensaciones internas humanas van circulando como agua de arroyo sutil-
mente por el alma. El mundo afectivo necesita también sensibilidad, tacto, talento y afecto. Esto hará que usted pueda estar consciente de él y lo
controle. Sobre todo vamos a sentir una gran comprensión con nosotros mismos, sintiendo autoadmiración y autorrespeto, sintiendo cariño por
nosotros mismos; disipando de esa manera pequeños complejos de culpa, pequeñas angustias o presiones psíquicas que hacen que las energías
subconscientes no se liberen de una manera fluida, como agua en circulación. El amor hacia los demás comienza por el amor hacia uno mismo,
aunque también se puede llegar al amor hacia uno mismo entregando afecto hacia los demás. Como nosotros pretendemos buscar el equilibrio,
ahora en esta tercera fase de la relajación alfa vamos a sentir una cálida, profunda, serena y madura emoción al tomar contacto con el alma inte-
rior, con nuestro yo íntimo. Hay gozo dentro de nosotros mismos. Dios, y por ello las leyes superiores, quieren que exista felicidad, amplitud,
expansión y gozo en nuestro interior. Debemos hacer nuestras emociones más sutiles y predispuestas a percibir el amor universal hacia toda la
Creación; sentimos paz internamente con nosotros mismos; una profunda paz interna. ¡Paz! es una palabra vibrante. Visualizando internamente
esa palabra mágica, cada una de las células de nuestro organismo, cada uno de los puntos de luz que compone nuestro cuerpo energético, y cada
uno de los rincones del alma, se ponen a vibrar en este estado. Percibimos miles, miles de millones, billones de puntos de luz y de energía que
hay dentro de nosotros mismos, emitiendo un sentimiento de paz hacia todo ese ente microcósmico que somos nosotros mismos. Estamos ha-
ciendo vibrar de serena emoción nuestro mundo psíquico. Igual que las pequeñas olas se acercan mansamente a esa dorada arena de la playa
que existe en el interior de la psiquis, así también las aguas del subconsciente se van poco a poco armonizando con el consciente. Perciba su
mundo interno como su hogar. Eso hará que le guste tener a su mundo interno confortable, acogedor, lleno de esperanza y encontrando en él
siempre una revitalización, una mayor intimidad y una mayor comprensión. Una vez lograda esta expansión trascendental de nuestros senti-
mientos, abarcamos con nuestra psiquis a las personas que nos rodean, y que tienen verdadero contacto afectivo con nosotros y, también, hacia
la gente de otras regiones, países, o pueblos. Nuestro sentimiento se hace más universal y es capaz de abarcar de manera global a las diferentes
manifestaciones que la naturaleza ha puesto sobre el planeta.

Emita ahora un sentimiento de paz, serenidad y generosidad hacia todo el planeta y la humanidad que lo habita. La Tierra es también su hogar,
y el universo es también su hogar. Emita un sentimiento de paz y armonía universal. Usted sabe perfectamente que ese sentimiento es recogido
por el universo y le hace evolucionar más fácilmente, porque en este momento estamos respondiendo a ese mensaje que nos viene desde lo Al-
to. Continuamente el universo nos lanza mensajes, sentimientos, emociones elevadas y puras. Se necesita que nosotros seamos capaces de cap-
tarlo. Esos sentimientos universales generan alegría, regocijo y paz interior. El universo es paz, y el universo es armonía. Experimente la si-
guiente frase: "el universo es mi hogar, mi profundo y único hogar".

D. EJERCICIO NUMERO 4.
TITULO: RELAJACION ALFA, CUARTA FASE.
FINALIDAD: RELAJACION Y CLARIFICACION MENTAL.
La siguiente etapa del ejercicio implica al mundo de los pensamientos, de la mente, y del vuelo de las ideas.

Visualice ahora mentalmente el cielo, y el color azul celeste, el símbolo de la intuición. Visualice las nubes con su variabilidad y moldeabilidad
de formas cambiantes continuamente; jamás se repiten, jamás se quedan quietas, y son inaprehensibles. No podemos meter una nube en una bo-
tella y quien lo hiciera habría guardado un genio. Su mente es el cielo, y sus pensamientos son las nubes. ¿Dónde está la belleza de los pensa-
mientos?. ¿Dónde está su conocimiento?. En su variedad de formas, y en su irrepetibilidad. Siga visualizando ese cielo de la mente; siga visua-
lizando las nubes: pequeñas, redondas, alargadas, estratificadas... Así es el mundo de sus pensamientos; esas nubes todo lo abarcan. Poco a po-
co se va percibiendo ese cielo más despejado, con menos nubes. Ellas son más estilizadas, más bellas e incluso sugieren figuras y simbolismos.
El cielo de la mente se va despejando. Al haber menos nubes la luz penetra. Esta es el símbolo de la consciencia, que es capaz de penetrar, y de
pasar entre los pensamientos cuando esas nubes se van haciendo más blancas, más claras, y más estilizadas. Ese cielo de la mente está menos
recargado de nubes.

Continúe visualizando el cielo de su mente y compruebe que efectivamente el cielo se despeja; la luz del Sol penetra como sabiduría en la men-
te; no hay nubes, no hay tormenta, y no hay dudas. Quedan pocas, muy pocas nubes; prácticamente todo el cielo está despejado, y solamente
existe el azul celeste, que es el reino de la intuición, de la sabiduría directa, y del conocimiento universal.

Cuando el cielo de la mente se despeja hacen aparición la creatividad mental, la genialidad, la intuición, y el sexto sentido. Las más amplias y
diversas facultades mentales humanas se acrecientan cuando la luz del Sol de la consciencia puede penetrar en la mente y en las ideas. Disfrute
de ese cielo despejado, del cielo de su mente. Con la mente se es capaz de volar, de elevarse hacia las alturas y de percibir pensamientos lim-
pios, elevados, y llenos de luz. Su mente también ahora es luz y, por lo tanto, las dudas, los pequeños enredos metales, las contradicciones inte-
lectuales, y el exceso de teoría mental se han ido difuminando, porque donde existe luz no hay obscuridad. Ahora sólo hay claridad mental, niti-
dez mental, y luz mental. Esa es la clave esencial para elevar el nivel vibratorio de nuestra mente de forma muy sutil, muy gradual, y muy im-
perceptible, pero también muy eficaz.

Su mente es luz, claridad, nitidez, transparencia, cristal, y cristalización. Es necesario vaciar el cántaro de la mente para poder llenarlo de nue-
vo. El cántaro de la sabiduría universal siempre está dispuesto a derramar su agua sobre nosotros. Abramos la mente hacia los pensamientos su-
periores, hacia la mente universal, y hacia los archivos akáshicos. Las grandes verdades son simples, sencillas y a la vez profundas. En ese nivel
no hay complicación ni contradicción. Con el símil del cielo de la mente estamos viviendo y experimentando lo que es la luz, la claridad men-
tal, siempre con humildad, perfectamente conscientes de que sólo somos un microuniverso dentro del gran universo; conscientes de que sólo
podemos captar de la sabiduría universal aquello que somos capaces de sobrellevar. El conocimiento directo e intuitivo es el que buscamos.

La mente ahora en un estado de luz puede captar pensamientos elevados mediante la telepatía. Puede captar y sugerir soluciones a problemas no
resueltos, debido a que es en el estado de lucidez mental cuando se toman las grandes y acertadas decisiones. La mente, en su estado elevado,
está en relax, en profundo relax y concentración, sin esfuerzo. El estado alfa se revitaliza y se recarga a sí mismo. Igual que antes con la respira-
ción conseguíamos en el nivel de la energía un circuito equilibrado, balanceado, útil y completo entre el yo y la naturaleza, ahora en el nivel de
los pensamientos establecemos la conexión con las esferas mentales superiores del Cosmos. La puerta de entrada es la claridad mental y la hu-
mildad.

Emitimos un pensamiento de respeto, de agradecimiento y de participación fraternal hacia el pensamiento del universo, hacia el gran pensa-
miento universal, hacia la sabiduría universal, hacia los pensamientos de Dios... Nos inclinamos hacia esa sabiduría universal y sabemos que
haremos uso correcto del conocimiento recibido.

Hagamos la pregunta al Gran Maestro Universal; preguntemos aquello que no hemos podido solucionar hasta este momento, ya sea práctico o
metafísico. Internamente planteemos la pregunta y esperemos. La mente, en su proceso de incubación, es decir, de generación, quizás va a estar
días de forma subconsciente meditando la cuestión hasta que en un momento dado ese sexto sentido o intuición hace surgir el chispazo, como
un relámpago luminoso, dando la solución. El conocimiento no es compatible con la desesperación. Es necesaria la digestión mental, el dis-
frutar el conocimiento, el asimilarlo con calma para que se produzca satisfacción metal e intelectual y así, posteriormente, ese pensamiento o
conocimiento se haga creativo, expansivo, práctico y realizador.

Si lo deseamos podemos hacer una pregunta o una serie de preguntas al gran núcleo universal del conocimiento: ¿Quién soy yo?, ¿hacia dónde
voy?, y ¿cuñal es mi misión?. Realizando con respeto, con humildad, y con claridad mental esa o esas preguntas -que no tienen una sola res-
puesta sino que implicarán una respuesta dinámica- probablemente cada día vamos a recibir una nueva pequeña luz al respecto. Nunca la res-
puesta es completa, porque el universo es infinito y dinámico en lo mental, mas abremos subido un escalón en el plano del conocimiento y las
ideas.
E. EJERCICIO NUMERO 5.
TITULO: RELAJACION ALFA, QUINTA Y ULTIMA FASE.
FINALIDAD: PERCEPCION DE LA INDIVIDUALIDAD ESENCIAL.
Más allá de la mente, más allá del conocimiento, más allá de la teoría del intelecto o de la intuición, se encuentra el mundo de la conciencia, del
espíritu, de la voluntad, y de la más pura energía esencial, que es el germen y el origen de todo movimiento, de todo impulso, y de toda evolu-
ción. Es el Espíritu Santo, como lengua de fuego o como paloma; el Kundalini, como serpiente enroscada en sentido ascendente; o el Tao, el
Sendero del medio. Esa energía esencial que busca la apertura del espíritu requiere consagración hacia algo, hacia un ideal, a unas metas, o a un
hilo conductor sutil que marcará el rumbo en la vida. Nos abrimos a nuestro propio origen, y nos abrimos hacia nuestro verdadero ser. Es preci-
so vernos, en verdad, tal como somos, sin escondernos, sin jugar al escondite con nosotros mismos, mostrándonos tal y como somos. Ese ser
superior, original y esencial es la supraconciencia, que es nuestro yo mismo tal y como seremos en el futuro, después de ciclos y ciclos de evo-
lución. Es ese yo mismo que nos puede guiar por el sendero correcto y firme. Sentimos la fuerza, la energía sutil, original, y esencial del yo su-
perior. El fuego del ser interno es fuego renovador.

Es el I.N.R.I.: Igne Natura Renovatur Integra, que quiere decir "es por el fuego esencial que se renueva la naturaleza". Es por nuestro fuego in-
terno que se renueva el ser. Es por el fuego renovador del espíritu que la conciencia evoluciona en espiral. Ese fuego es luz, es calor, es impul-
so, y es voluntad esencial. Igne, Natura, Renovatur, Integra.

10.2. MAGIA CIENTIFICA AL ESTILO DRUIDA.


A. EJERCICIO NUMERO 6.
TITULO: CEREMONIA DRUIDICA, FASE MERCURIANA.
FINALIDAD: INVOCACION DE CONOCIMIENTO Y SABIDURIA.
RECOMENDACIONES SOBRE LA CEREMONIA DRUIDA EN GENERAL.
En cuanto a la realización del ejercicio de magia práctica, hay que tener en consideración varios aspectos.

Primero, en cuanto a condiciones personales es requisito necesario que la persona que dirige la operación mágica se encuentre mentalmente ap-
ta para ello, es decir, con el suficiente vigor mental como para coordinar correctamente los diferentes elementos tanto internos como externos
que se necesitan para este tipo de práctica. Por tanto, una persona en un estado de excitación excesivo, o bien lo contrario, en estado de depre-
sión o estado depresivo, no es recomendable que realice durante esa fase este tipo de prácticas, puesto que se podría generar un cierto descon-
trol, fundamentalmente en la propia persona. Tanto en un estado de excitación como en un estado de depresión, las capacidades de atención es-
tán disminuidas. Entonces, ello generaría descontrol en el manejo de las energías sutiles que se quieren utilizar con las prácticas de magia drui-
da.

En segundo lugar, es necesario que la persona se haya duchado previamente para tener su aura psíquica en condiciones adecuadas. Esto quiere
decir que la Magia Blanca es en sí una magia neutra o neutral y, por tanto, es preciso haber realizado una limpieza previa. Es muy importante la
ducha, no sólo desde el punto de vista físico, sino también desde el punto de vista psíquico, ya que el agua es un elemento purificador de las
energías sutiles del aura psíquica y mental en el ser humano. En cuanto al tipo de ropa, debe ser cómoda y preferiblemente de color blanco, ya
que el color blanco representa la síntesis o la unidad de todos los colores, y no su división o su separación en alguno de los colores del espectro
o sus combinaciones.

En cuanto a las condiciones de tipo ambiental, es necesario que se haga en un lugar recogido, en el que no existan distracciones, especialmente
de personas que no comprenden o que no se encuentran informadas acerca del sentido del acto. Esto no significa en absoluto el fomentar una
actitud de secretismo o de ocultación. Hay dos posibilidades. En caso de que se realice en el propio hogar lo ideal es tener una habitación, o en
su defecto un rincón, el cual se pueda dedicar para prácticas como meditación, relajación, actividades creativas, etc. Entonces, este lugar va a ir-
se magnetizando poco a poco del tipo de actividades que se van realizando, que son actividades de tipo espiritual o elevado. En caso de que se
realizara en el exterior, por ejemplo en el campo, en la playa o en algún lugar natural, esto tiene la ventaja de que se aprovechan las energías te-
lúricas naturales -las energías magnéticas de la Tierra- con mucha mayor facilidad, lo cual no quiere decir que en la ciudad o en el hogar no sea
también un acto efectivo.

En relación con la hora, esta práctica de Magia Blanca ha de realizarse antes de las doce del mediodía o a mediodía como máximo, es decir ter-
minando a esa hora. Esto se debe al sencillo hecho de que se ha de aprovechar el ascenso del Sol desde su punto más bajo -que ocurre a las do-
ce de la noche o cero horas de la madrugada- y a partir de esa hora el Sol comienza a subir, hasta que sale aproximadamente a las seis de la ma-
ñana -hora solar- y continúa subiendo hasta llegar a las doce del mediodía a su punto culminante o Medio del Cielo. Por tanto, ese período de
doce horas -entre las cero horas de la madrugada y las doce horas del mediodía- es la mitad del día que posee hora de tipo "positivo", y es la
que se ha de usar para este tipo de práctica. En cambio, la hora de tipo Yinn, negativa, o de descenso del Sol, es la otra mitad del día, es decir,
entre las doce del mediodía y las cero horas de la noche. La meditación, la relajación, la contemplación u otros ejercicios de interiorización,
pueden realizarse durante la mitad negativa (introvertida) o Yinn del día, porque son actividades más bien de carácter pasivo o introspectivo. En
cambio, esta práctica de Magia Científica ha de realizarse con el Sol en ascenso, debido al tipo de energías que se quiere manejar durante el ac-
to.

En relación con los elementos necesarios, es preciso una mesa o altar. Esta no necesita una forma especial, aunque se suele usar una mesa rec-
tangular pequeña, de una altura menor que una mesa normal, por el sencillo hecho de que el oficiante -el que dirige el acto- permanece en cier-
tos momentos en una posición de rodillas, no como actitud religiosa necesariamente, sino por el hecho de que el contacto con las energía telúri-
cas de la Tierra a través de las rodillas es especialmente intenso. Además, significa también un acto de humildad ante las fuerzas universales, ya
que por principio espiritual el ser humano no puede mover ni movilizar ninguna energía sutil sin el correspondiente y previo permiso de lo Al-
to. Si se quiere completar el escenario de operaciones -aunque no es imprescindible- se puede complementar con dos pequeñas columnas latera-
les, a derecha e izquierda de la mesa o altar central.

Como elementos a colocar sobre la mesa y, como opción, las dos columnas laterales, tenemos lo siguiente. Se necesita la presencia del elemento
Fuego, es decir, de velas que han de ser blancas, como símbolo también de Magia Blanca y de purificación. Estas han de estar en número impar,
ya que los números impares de acuerdo con la sabiduría pitagórica y con la Magia tradicional representan energías espirituales y, por tanto, se
ha de colocar una vela, o tres. En el caso de que solamente se sitúe la mesa central, sobre ella se colocará una vela, y en el caso de que se cuente
con las dos columnas se ubicará adicionalmente un fuego en cada una de ellas, con lo que en este segundo caso hablamos de tres fuegos. En la
columna que se encuentra en el lado izquierdo del oficiante está ubicado el polo positivo, es decir, el polo Yang; en cambio en la columna que
tenemos a la derecha del oficiante, es el polo Yinn o negativo. Pudiera parecer lo contrario, porque ya se sabe que el lado derecho del cuerpo
humano -lado diestro- es positivo, y el lado izquierdo o siniestro es el negativo. En cambio, parece que lo estuviéramos realizando al revés, pe-
ro no es así. Esto nos conduce a un elemento importante, que es que el altar representa a las leyes universales que están frente al oficiante y a
los posibles participantes, es decir, nosotros estamos de cara a aquello que pudiéramos llamar Dios, el Gran Todo, etc. Por tanto, ese ente tiene
también su lado derecho y su lado izquierdo. Por entenderlo, es como si una persona la tuviéramos frente a nosotros; nuestro lado derecho co-
rresponde con su izquierdo y nuestro izquierdo con su derecho. Por tanto, a partir de ahora llamaremos la columna derecha del altar, a la que se
encuentra a nuestro lado izquierdo, porque es el lado positivo representante de las leyes naturales. En la columna de la derecha se puede situar
algún elemento indicativo de la energía espiritual que viene por la polaridad Yang del universo, a través de la presencia de los grandes maestros
de la humanidad, es decir, Cristo, Jesús, Buda, Mahoma, etc. Ello no es imprescindible, debido a que esta ceremonia no tiene por qué tener tin-
tes religiosos, pero es opcional. En cambio, en la columna de la izquierda del altar, que es la que se encuentra a nuestro lado derecho, se puede
ubicar cualquier elemento representativo de la madre naturaleza, ya sea una foto de un paisaje natural, o también de aquel elemento que en el
simbolismo universal representa la madre naturaleza, la Virgen, Virgo, que puede ser la virgen de cualquiera de las religiones que también po-
seen este simbolismo, que son prácticamente todas las religiones importantes. Tampoco es imprescindible.

Lo esencial se coloca en el centro (mesa o altar) y es muy simple. Son los cuatro elementos de la naturaleza, que no pertenecen a ninguna reli-
gión en concreto aunque todas los tienen presentes. Son el Fuego -ya habíamos colocado una vela-, el Aire, el Agua y la Tierra. Veamos cómo
van a ser representados y cómo han de ser situados. Los cuatro elementos se van a colocar en las cuatro esquinas de un cuadrado o de un rectán-
gulo y el Fuego va a estar en diagonal -oposición en cruz- con respecto al Aire. El Aire va a estar representado por algún perfume como el in-
cienso o los normalmente conocidos también como sándalos -el sándalo es una variedad que viene de la madera de sándalo- o algún perfume
que tenga una connotación de elevación mental o elevación espiritual. Este ha de emitirse lentamente a lo largo del acto de la ceremonia me-
diante calor, es decir, se prende ese incienso o ese sándalo -hay diferentes procedimientos- y el humo o vapor se va expandiendo progresiva-
mente purificando la atmósfera psíquica, astral y mental en torno al acontecimiento. En diagonal deben estar los otros dos elementos que nos
faltan, que son el Agua y la Tierra, que deben estar también en oposición formando una cruz. El Agua es sencillamente una copa de agua. Pue-
de ser una pequeña copa de plata, o puede ser un pequeño recipiente de barro, al gusto o identificación del oficiante. En oposición al Agua colo-
caremos una piedra de un lugar magnético especial o de alguna montaña, o una piedra que tenga alguna forma especial que nos haya llamado la
atención, que represente al elemento Tierra de la naturaleza.

Por tanto, la posible disposición de los elementos puede ser la siguiente. A nuestra derecha podemos situar el sándalo en la esquina del fondo, y
la Tierra en la esquina más cercana; mientras que a nuestra izquierda colocaremos el Agua en la esquina del fondo, y el Fuego en la esquina
más cercana. Se puede utilizar algún libro sagrado, algún libro profundo, o sencillamente alguno de los grandes libros usados por las distintas
religiones (el Bhaghavad Gita hindú, el Popol Vuh de los Mayas, el Corán, la Biblia, el Talmud). Cualquier libro universal o de algún autor es-
piritual sirve también como elemento de lectura, de inspiración, y puede ser utilizado también a lo largo del acto.

¿Cuñal es el sentido que tiene la disposición de estos elementos?. ¿Por qué se utilizan?. Hay que tener en cuenta que el altar es representación
de la arquitectura universal. El hecho de situar tres elementos fundamentales -mesa central y dos columnas- nos está hablando acerca del desa-
rrollo tri-unitario de la naturaleza divina. Primero, con una polaridad Yang, que es la que viene de arriba o del Cielo, que es la columna crística
o columna de la derecha del altar, que es la que está a la izquierda de nuestro cuerpo. Luego, la columna izquierda del altar, que está a nuestra
derecha, representa la columna de la materia, de la Tierra, de la Virgen, o del Yinn. No es posible que se genere, que aparezca, que se produzca
o que se desarrolle el altar o mesa central si no existen estas dos columnas (desde el punto de vista simbólico). Es necesario que esas dos fuer-
zas -Yang y Yinn- se unan para dar como resultado el Camino de Enmedio, que es el que pretendemos descubrir, iluminarnos en él, caminar, ex-
perimentar y concientizar.

El mago (magia, magister, magisterio, maestría...) trabaja sobre estos elementos sagrados (sacros, secretos) con humildad, con tranquilidad, sin
aspavientos, sin orgullo, sin precipitaciones, y sin curiosidad dañina. Sencillamente está como investigador y como buscador de la verdad, del
Camino de Enmedio, y del camino del centro, donde se va a encontrar con cuatro elementos que también son duales o polares en sí mismos.

El Fuego es el mundo del espíritu, el cual tiene dos polos: la "conciencia", como recepción y registro de experiencias (polaridad negativa o re-
ceptiva); y, en la polaridad positiva o expansiva, encontramos la "voluntad". Por tanto, el espíritu es el mundo de la conciencia-voluntad, y eso
viene representado por el Fuego, el Fuego iluminador y renovador del espíritu, que representa las pruebas o crisis de tipo moral. Estas son nece-
sarias para producir esa purificación o regeneración interior, que es la que hace que se dé un paso hacia el frente, y que no se pudran las expe-
riencias en un estancamiento involutivo.

El Aire es el siguiente elemento y representa el mundo de la mente, de las ideas, las dudas mentales y los enredos intelectuales porque, quizás,
tan mala puede ser la ignorancia como el exceso de teoría mal digerida o de información de poca calidad. Entonces, ese tipo de pruebas o de ex-
periencias aéreas, vienen representadas porque el mago tiene que lidiar también con el mundo del Aire para conseguir el equilibrio. Además,
existe una mente activa o generadora, y una mente pasiva o receptiva.

El tercer elemento es el Agua, que es el mundo de la psiquis, la ilusión, la imaginación, los sentimientos, el subconsciente; la sensibilidad psí-
quica, artística y amorosa; los desengaños psíquicos, la depresividad interior y, en definitiva, la emotividad. Es el mundo del Agua. Obviamen-
te, las pruebas y las experiencias del Agua son especialmente importantes para conseguir la realización del hombre y de la mujer total.

El cuarto y último elemento es la Tierra. Representa nuestro cuerpo, la necesidad de cuidar la alimentación, y de realizar ejercicio para mante-
ner nuestro cuerpo flexible y en condiciones, con moderación, pero al mismo tiempo con regularidad y autodisciplina. De otra manera, el cuer-
po se convierte con demasiada frecuencia en un estorbo o una rémora, y no es precisamente esa su función. Cuando existe cansancio, hay desá-
nimo, depresión e irritabilidad y, por tanto, nuestro circuito con la naturaleza no está ejerciéndose correctamente. Debido a ello, el alimentarse
de los elementos físicos convenientes y el tener una cultura psicofísica, es importante para desarrollar las capacidades superiores, psíquicas,
mentales y espirituales. Además de lo anterior, la Tierra representa el manejo exterior de la materia y, por tanto, el mundo de lo económico y de
los recursos materiales, que está regido también por el elemento Tierra.

Por tanto, observamos que estos cuatro elementos o componentes indican experiencias básicas. Son los cuatro brazos de la cruz del sendero hu-
mano y del sendero suprahumano, que es el sendero crístico.

La presencia del libro sagrado o libro profundo, se puede utilizar de forma opcional en un momento determinado del acto. Se abre apuntando
con el dedo y los ojos cerrados, para obtener de acuerdo a la ley del azar -que en realidad es causa y efecto- un pasaje o enseñanza que va de
acuerdo con las experiencias o con la sabiduría del día. Tengamos en cuenta que el acto mágico se realiza en calidad de buscador de la verdad y,
por tanto, se está abriendo el libro y leyendo la página de la cual se va a tener conocimiento a lo largo del día.

Continuamos ahora explicando el significado trascendental de esos cuatro elementos, pero en relación con el Macrocosmos y con la naturaleza.
Hay que tener en consideración que el Fuego representa la energía vital esencial que recibe la Tierra para su existencia, y para su vida. Los cua-
tro elementos los podemos ver muy claros en un componente de la naturaleza tan sencillo como es una planta. Esta se alimenta de la energía so-
lar (elemento Fuego), del aire (elemento Aire), del agua (elemento Agua) y de las sales minerales de la tierra (elemento Tierra).

El ser humano como parte de la naturaleza de la Tierra también está en contacto con esa energía solar. Por tanto, al trabajar en el altar sobre el
fuego, también se está trabajando de manera pequeña pero importante con el Fuego de la naturaleza, y sobre la energía que recibe la Tierra, ha-
ciendo que ésta perdure y se vitalice, haciendo que sea más positiva, y que la Tierra continúe su curso evolutivo sin problemas.

Al trabajar sobre el elemento Aire de la mesa, se está trabajando también sobre la atmósfera de la Tierra en su sentido real y simbólico, para que
ésta se limpie, y para que aguante los embates de la ignorancia de una parte de la humanidad.

El elemento Agua, trabajado en pequeño sobre la mesa, produce un efecto positivo también en las aguas de la Tierra, y esas aguas de la Tierra
representan también el sustento de la propia vida y supervivencia de nuestro planeta.

Al trabajar sobre el elemento Tierra, evidentemente, se está trabajando también sobre la corteza sólida de nuestro planeta, mediante la conexión
con las energías telúricas, magnéticas, y circulantes de la Tierra.

Por tanto, como podemos observar, el altar es un pequeño teatro muy sencillo y neutral, que no tiene por qué ofender a nadie, sino todo lo con-
trario. Puede inspirar a conocer mejor la propia religión ya que el acto mágico al estilo druida, en su sentido puro, entronca y enraiza con las
antiguas ceremonias realizadas por las grandes comunidades Iniciáticas del pasado: Mayas, Hindúes, Incas, Druidas, Egipcios, Caldeos, Tibeta-
nos, etc.
Las fases del acto de magia druida van en relación con los planetas tradicionales, como representantes de fuerzas universales. Antes de comen-
zar en el ciclo planetario del acto druídico, se realiza el incensamiento del lugar, dirigiendo el humo hacia el altar y hacia las dos columnas, per-
fumando el ambiente. Durante esta fase preliminar todavía, tanto el oficiante como los participantes permanecen de pie. El uso de una pequeña
campana o gong, con tres toques sitúa la mente ya predispuesta y da el aviso para el comienzo del acto en sí.

La primera fase se encuentra regida por Mercurio, porque precisamente Mercurio es el mensajero alado, el mensajero de los dioses, el que es
capaz de subir y bajar, de estirar la mente arriba y abajo para realizar esos primeros contactos entre el mundo de lo concreto (espacio temporal),
y el mundo de lo metafísico que se pretende alcanzar, o más bien, con el que se pretende conectar. Durante la fase mercuriana, cada participante
puede formular internamente una pregunta sobre algo que necesita respuesta, ya que Mercurio está representando el planeta de la duda, pero la
duda también como símbolo de búsqueda de la verdad. Es necesario plantear la duda para que venga la respuesta. Por tanto, cada participante
interiormente, de forma humilde, serena, y respetuosa puede plantear su pregunta. La respuesta no necesariamente vendrá durante el acto mági-
co, pero ese acto sí puede promover el que más tarde llegue la luz o el esclarecimiento mental que solucione la duda pujante en la mente de la
persona. Por tanto, esta fase mercuriana se encuentra muy análoga a la propia regencia de Mercurio sobre la mente concreta, y sobre la mente
individualizada. Mercurio es el planeta que realiza ese primer despegue o vuelo de la mente a través del conocimiento, a través del estudio, y
sobre todo, como hemos dicho, a través de la duda, de la pregunta y la respuesta continuas. Puesto que no se pretende estandarizar el acto, sino
que es posible que dentro de este patrón cósmico se pueda adaptar a la idiosincrasia de la propia persona, hay otras posibilidades abiertas en la
fase mercuriana. Por ejemplo, alguna oración particular de cada uno de los participantes, o una previamente establecida en grupo. El diseño o
elaboración de estas oraciones que se pueden ir perfeccionando con el tiempo, es un buen ejercicio de estudio personal, o también si se quiere
de estudio en colectivo. La temática simbólica y lógica de este patrón mercuriano debe ir en el sentido de la sabiduría, del conocimiento, de so-
licitar a lo alto la solución a las preguntas, de pedir por la recepción de la claridad mental, o la llegada de algún nuevo pequeño arcano de sabi-
duría y el esclarecimiento progresivo de las preguntas que cualquier buscador de la verdad se hace. Debido a ello, solicitar conocimiento, sabi-
duría y luz mental son los patrones fundamentales en los que se puede basar la oración mercuriana a pronunciar durante esta fase.
B. EJERCICIO NUMERO 7.
TITULO: CEREMONIA DRUIDICA, FASE JUPITERIANA.
FINALIDAD: INVOCACION DE EXPANSION MENTAL.
En la segunda fase, que es de carácter jupiteriano, la mente se expande a lo más universal. Ya no se trata tanto de pedir o solicitar la llegada de
conocimiento o sabiduría, sino de buen juicio, de buena capacidad de valoración, y de elevación en la comprensión de los ideales. Júpiter, como
sabemos, está relacionado con el mundo de la filosofía, de la moral, y del alto vuelo mental. Toda persona tiene su filosofía de la vida, la cual le
guía y en algunos aspectos también le puede limitar en su proceso natural de cambio o de transformación: el concepto de lo bueno y de lo malo,
de lo correcto y lo incorrecto, así como de lo justo y de lo injusto. Todo eso se encuentra regido por Júpiter. Por tanto, pedir o solicitar incre-
mentar el sentido de lo moral o de lo ético en el amplio concepto de la palabra, está en relación directa con esta fase jupiteriana.

Por ejemplo: "Oh, Señor, te pido que me permitas ser más justo en mis valoraciones, ser más comedido y equitativo en mis juicios acerca de las
personas y de las cosas, y elevar y perpetuar en el ideal". Esto es un simple ejemplo, el cual puede variar tanto como la imaginación e inteligen-
cia lo permita, pero que puede ser ilustrativo en relación a la fase jupiteriana. También hay que tener en cuenta que en esta fase jupiteriana -de-
bido a que Júpiter es el patrón o el organizador- es cuando ya el oficiante se coloca como pequeño director de orquesta de los elementos que va
a poner en funcionamiento, aunque a pequeña escala.

Al respecto, otra fase pudiera ser: "Oh, Señor, a tu disposición me pongo, para que con el máximo de sabiduría y de expansión mental posible,
sea capaz de administrar y de organizar aquellas fuerzas que en mis manos en estos momentos me depositas". Este es otro ejemplo en el que se
observa que el oficiante y, también, por ley de causa y efecto los participantes, están siendo conscientes de que en sus manos se coloca un deter-
minado nivel de energías universales. Es muy importante el sentido de lo comedido durante esta fase del acto, ya que Júpiter como defectos tie-
ne también el del derroche de energías y el de la demasiada fachada; por tanto, los aspavientos o los rituales demasiado exagerados precisamen-
te no van a favor de que el acto en su parte esencial sea más provechoso, sino más bien que quede en cartón piedra.
C. EJERCICIO NUMERO 8.
TITULO: CEREMONIA DRUIDICA, FASE MARCIAL.
FINALIDAD: INVOCACION DE VALOR Y ENERGIA.
La siguiente fase se encuentra regida por Marte. Es un cambio importante, porque una vez que se ha tomado conciencia del papel o de la misión
a desarrollar y se toma el mando sobre los elementos de que se dispone (Júpiter), entonces comienza lo que llamaríamos la entrada en la dinámi-
ca espiritual. El mundo espiritual necesita también lucha, empuje, y romper con barreras. Por tanto, Marte va a ser el que define y el que separa
lo blanco de lo negro. Este es el momento del verdadero inicio dinámico del acto. La oración ha de estar encaminada hacia la rectitud de pensa-
miento y de actuación, así como saber discriminar a un lado y a otro de una línea definida lo que es positivo y lo que es negativo. Tener las
ideas claras, osar y arriesgarse es lo que se necesita en esta fase del acto.

Por ejemplo: "Oh, Señor, necesito de tu fortaleza, de tu energía y de tu valor para que al superar dudas, temores y confrontaciones de fuerzas
pueda alcanzar tu siguiente morada. Oh, Señor, en mí está el propósito de la rectitud, pero necesito de tu apoyo, para con energía y con nobleza
superar todos los obstáculos". Este es un ejemplo sencillo en el cual observamos que en esta fase del acto es necesario pasar por un camino es-
trecho de forma decidida, sin temores y sin complejos. Es una invocación al estilo de Marte, pero no como planeta de la agresividad, sino como
planeta del conductor, y del que se mete primero que nadie en lugares donde puede existir oscuridad, peligro, desconocimiento del terreno que
se pisa, etc. Entonces, para salir de la monotonía de la vida cotidiana y lograr que la mente se proyecte hacia otro nivel, es necesario pasar des-
de Júpiter -que es el que tiene el proyecto de lo que hay que hacer en el plano mental- hasta la práctica y la acción a través del empuje de Marte.
D. EJERCICIO NUMERO 9.
TITULO: CEREMONIA DRUIDICA, FASE SOLAR.
FINALIDAD: CONSAGRACION A LA VOLUNTAD CREADORA.
La siguiente morada a alcanzar es la del Sol. A ésta se le ha dado en llamar a veces "consagración", es decir, viene de sacro, sagrado o secreto.
Ya una vez pasado ese punto álgido conseguido por el empuje que ha dado Marte, se penetra en el reino de la luz, que viene indicado por el Sol.
Por tanto, todo lo relativo a la grandeza, la magnanimidad y la omnipresencia de lo divino, cabe en las oraciones que se pueden establecer aquí.

Por ejemplo: "Oh, Señor, tu vida es esplendor y tus manifestaciones son infinitas; permíteme apenas recibir un poco de tu gran luz y participar
creativamente de alguna manera en tu Magna Obra. Así, Señor, por medio de mi individualidad, me pongo a tu disposición para participar en
esa Gran Obra". Aquí estamos simbolizando el hecho de que la consagración representa un punto también álgido en el acto, en el cual se esta-
blecen dos cosas: primero, la grandiosidad de las fuerzas que se están manejando y, en segundo lugar, la disposición personal para que de forma
creativa y constructiva se aprovechen esas energías según el curso evolutivo de la vida. No tendría ningún sentido, evidentemente, realizar una
ceremonia de Magia Blanca para que esas energías quedaran sólo en casa, sino que en la consagración solar se reconoce la omnipresencia de lo
divino. Al mismo tiempo también, por esa omnipresencia (presente en todos lados) se reconoce que el propio yo o ente solar individual es tam-
bién parte de esa unidad divina. Debido a ello, la individualidad actua en consecuencia de forma evolutiva y expansiva, a través de obras y de
creaciones. De ahí el concepto que se citó a modo de ejemplo, pero de forma muy ilustrativa, en la oración solar, en la cual se citó la Magna
Obra. La Magna Obra o Gran Obra es un concepto de los alquimistas, y es algo que lógicamente no se ha completado todavía sobre la Tierra.
Se ha estado tratando de realizar desde el principio de la humanidad, se ha intentado y a veces aparentemente se ha fracasado, y se ha vuelto
otra vez a continuar más tarde. Pero eso es realmente parte del proceso. Lo importante es que esa llama, ese fuego sagrado o sabiduría tradicio-
nal permanece, es imperecedera, y es perenne a lo largo de la historia de la humanidad. Ese fuego solar es al que se llama durante esta fase de la
ceremonia tan importante. Las civilizaciones de tipo solar insistían mucho en esta radiación de la ceremonia cósmica, ya que consideraban al
Sol como fuente de luz, de iluminación y de vida. Al mismo tiempo, no se pretende entrar en ese concierto de energías, como decíamos, sólo
para fines egoístas, personales o de orgullo. El objetivo es participar de manera activa, ya que se pone en manos de la persona una pequeña can-
tidad de esa energía. El individuo se compromete activamente a utilizarla en pro del bien y en pro de la Magna Obra, según la cual en un mo-
mento dado la Tierra va a ir tomando más claramente un camino evolutivo. Algunos rasgos se están viendo, pero todavía son iniciales en los co-
mienzos de la Era de Acuario en la cual nos encontramos. Pero en ciclos posteriores, con el paso del tiempo y de las experiencias de la humani-
dad, el concepto de lo solar se va a ir afianzando y manifestando en obras reales, realizadoras, con un sentido espiritual evolutivo, y materiali-
zándolo en lo concreto, es decir, con cosas tangibles y palpables. Por eso, para llegar a esta estancia, a este punto o a este encuentro con el Sol,
es necesario haber pasado por la lucha de Marte, porque no es posible realizar ni siquiera un ápice de esa Magna Obra si previamente no se ha
desentablado la batalla en lo espiritual, que muchas veces es también una batalla en lo concreto, ya que "lo que se ata en la Tierra es atado en el
Cielo".
E. EJERCICIO NUMERO 10.
TITULO: CEREMONIA DRUIDICA, FASE LUNAR.
FINALIDAD: UNION EN EL PLANO PSIQUICO.
La siguiente morada o estancia es la de La Luna. La morada de La Luna representa el colocarse en una actitud más pasiva, una actitud recepti-
va, preparándose para el momento culminante dentro del proceso de la ceremonia cósmica druídica. La Luna representa unión en el plano psí-
quico. Una vez que se ha captado la energía solar, ahora se necesita conservarla, interiorizarse, y al mismo tiempo conectar psíquicamente con
todas aquellas personas que puedan en el mundo estar compartiendo la misma idea. Esto significa que esa unión en el plano psíquico no tiene
barreras ni limitaciones. De ahí el símbolo de la esfera de cristal, es decir, la Tierra como algo cristalino, como algo que no tiene barreras físi-
cas, que es como realmente la percibe el clarividente, no al cien por cien durante todo el día puesto que no existe clarividencia al cien por cien,
pero sí quizás al uno por cien, con lo cual ya sería un muy buen clarividente. En esos momentos se percibe el mundo sin barreras, ni espaciales
ni temporales, que son las que realmente nos tienen atados al nivel normal y cotidiano en el cual nos encontramos. Por tanto, las oraciones, en
este caso regidas por la Luna -unión en el plano psíquico- consideran la Tierra globalmente como un hogar psíquico, o como una familia, pero
teniendo en cuenta que se persigue el contacto con personas que están trabajando activamente por la luz sobre el planeta. Ello no se encuentra
sólo limitado a personas que participan en movimientos de caridad, religiosos, o esotéricos, sino que hay muchas personas en otros ramos: artis-
tas, profesionales, empresarios, trabajadores, amas de casa, etc. Lo más importante es la actitud interior y el cumplimiento que la persona hace
en su papel cotidiano de la misión que le corresponde, que aunque pequeña puede ser trascendental.

Un ejemplo sería: "Te pido, oh, Señor, entrar en contacto, en comunión, y en unión con aquellas personas que con un corazón limpio, con clari-
dad de mente y con fortaleza de espíritu están trabajando y dando parte de sus fuerzas por la realización de la Gran Obra. Queremos unirnos en
este momento para participar y para unir nuestras energías en pro de la realización de un orden más justo, equitativo y comprensivo para con el
propio ser humano". Esto sirve únicamente como ejemplo ilustrativo, y aquí se observa la filosofía de unión en el plano psíquico de esta fase,
morada o estancia de la Luna dentro de la ceremonia cósmica.
F. EJERCICIO NUMERO 11.
TITULO: CEREMONIA DRUIDICA, FASE VENUSINA.
FINALIDAD: UNION ENTRE LO SUPERIOR Y LO INFERIOR.
La siguiente fase es la que se llama comunión, y tiene relación con Venus, planeta del amor. El amor muchas veces se interpreta sólo desde el
punto de vista sentimental, y aunque el amor sentimental es importante, también existe el amor en un sentido de unión, de fusión, o de trascen-
dencia. Venus, como planeta del amor, en lo abstracto o metafísico representa la unión entre lo de arriba y lo de abajo. Es el punto de contacto o
punto de unión entro lo superior y lo inferior, es decir, entre lo de la Tierra y lo del Cielo. Por tanto, debe haber una correspondencia entre los
pensamientos, palabras y movimientos que realizan los participantes en la ceremonia, por un lado, y las energías superiores que se pretende va-
yan en circulación armónica y consonante con lo que abajo se está realizando. Ese punto de contacto sobreviene en la fase regida por Venus.

La Iglesia Católica en esta fase utiliza una fórmula muy conocida: "Señor, yo no soy digno de que vos entréis en mi pobre morada, mas decid
una sola palabra y mi alma será sana y salva". Esta es una expresión que va de acuerdo con este concepto venusino de unión, e incluye un fac-
tor importante que es el de la humildad.

Otra posibilidad sería: "Señor, en tus manos encomiendo mi realización personal, mis ideales y mi vida". Se suele utilizar un tipo de fórmulas
en la cual se deja en manos de lo superior la decisión final, es decir, yo propongo y el de arriba dispone. Esto significa que, efectivamente, el
contacto viene propuesto de abajo, pero la chispa viene de arriba para abajo. Por tanto, definir una operación de magia como manejo, utiliza-
ción o manipulación es un tanto erróneo. Cuanto menos en la Magia Blanca, siempre es lo divino quien tiene la última palabra: "Vos tenéis, Se-
ñor, la última palabra. Si lo tenéis a bien, consideradme como vuestro servidor que necesita de vuestra luz para andar". Este sería un ejemplo
más a tener en cuenta como simple punto de referencia.

G. EJERCICIO NUMERO 12.


TITULO: CEREMONIA DRUIDICA, FASE SATURNIANA.
FINALIDAD: ATERRIZAJE EN LA DIMENSION ESPACIO-TEMPORAL.
La última fase está regida por Saturno. Ya hemos visto la fase de Mercurio, posteriormente Júpiter, a continuación Marte, El Sol, la Luna, Ve-
nus, y nos queda solamente Saturno. Saturno viene después de haber dejado un momento de dos a cinco minutos durante la fase venusina como
máximo de tiempo para percibir esas energías lo más posible. Luego, se pasa a la fase saturniana, en la cual se regresa al mundo de las realida-
des cotidianas, de las realidades concretas, y también es la vuelta al trabajo, la vuelta a las actividades de todos los días. Lógicamente, se regre-
sa con esa experiencia metafísica, muchas veces elevada e increíble, que supone el haber participado en esta pequeña ceremonia cósmica.

10.3. EJERCICIOS DE AUTOPROTECCION PSIQUICA


A. EJERCICIO NUMERO 13.
TITULO: TRIANGULO SOLAR CORPORAL.
FINALIDAD: REVITALIZACION SOLAR DE PUNTOS CORPORALES SELECTOS.
Cuando hablamos de autoprotección psíquica, no nos referimos a estar en una actitud defensiva o "a la defensiva", puesto que eso ya indicaría
una cierta inclinación al temor, a la desconfianza, y por ende, a una predisposición más bien tensa, lo cual es en sí un factor que no ayuda en la
autoprotección psíquica.

Uno de los problemas que se ha de solucionar para encontrarse no agredido con la influencia -en este caso desarmónica- que puedan ejercer so-
bre nosotros otras personas, es la propia falta de suficiente carga de energía. Por tanto, necesitamos elevar nuestro nivel de energía, para de esa
forma aumentar nuestra protección, nuestros filtros, y nuestras pantallas energéticas cara a los demás.

El ejercicio que proponemos se basa en el uso de la energía solar, que es la energía primordial como fuente de la naturaleza y que internamente
el ser humano entronca con su propia individualidad. Así, estamos fortaleciendo no solamente la energía pura como voltaje circulante en nues-
tras baterías psicofísicas, sino también la individualidad esencial a través de su ejercitamiento y de la toma de conciencia de esa individualidad
del yo superior.

El ejercicio en su práctica es muy sencillo, aunque en su filosofía y en sus resultados es trascendental. Recomendamos que se realice por la ma-
ñana entre la salida del Sol y el mediodía, puesto que hemos de tener el Sol presente. En caso de que exista demasiado calor porque el Sol le es-
té llegando directamente, no es muy recomendable esperar a que el Sol alcance su máximo punto en el cielo. Es decir, hay que saber manejar y
controlar los efluvios de energía solar, y no producir una sobrecarga en las baterías corporales, que es lo que sucede por ejemplo cuando se to-
ma el Sol durante determinado número de horas de forma excesiva en la playa, por ejemplo. Esto produce aparentemente una recarga de ener-
gía, pero el efecto posterior es que esa energía se pierde fácilmente y se produce un sobrecalentemiento tanto corporal como psíquico. Por ello,
en principio sería más recomendable realizarlo entre la salida del Sol y las diez u once de la mañana, hora solar. Otro componente importante es
que, si se quiere ver al Sol de frente, tiene que ser inmediatamente después del amanecer para no dañar la vista. En todo caso, ver el Sol durante
el ejercicio no es necesario, porque durante el ejercicio los brazos se proyectan repetidas veces hacia el Sol como en una secuencia, pero no es
imprescindible tener que mirar directamente al Sol, lo cual como se sabe es perjudicial prácticamente desde el momento que éste se empieza a
levantar sobre el horizonte.

El ejercicio precisa tener una ropa que sea cómoda, y que permita soltura de movimientos. Usted (o ustedes) se coloca de pie, con las piernas li-
geramente separadas, y los pies paralelos apuntando hacia el frente. Con los dedos de las manos va a realizar un triángulo, de manera que la ba-
se inferior de ese triángulo equilátero -con los tres lados iguales- la van a formar los dos pulgares colocados como una sola línea, en línea recta,
uno a continuación del otro; mientas que los otros dos lados que apuntan hacia el vértice superior del triángulo, lo van a conformar los dos de-
dos índices. Ese triángulo, siempre que se pueda, ha de estar con su punta superior -considerando ésta como la unión de las yemas de los dedos
índices- apuntando hacia arriba. Esto no es un requisito imprescindible, pero siempre que sea posible vamos a mantener el triángulo en posición
vertical, el cual simbólicamente tiene analogía con el elemento Fuego, que está representado por un triángulo con la punta hacia arriba. Primero
que nada, vamos a colocar el triángulo a la altura del plexo solar. Ese triángulo a la altura del plexo solar con la punta hacia arriba, va a signifi-
car que estamos tomando como base de partida o como centro de acumulación de energía vital básico al plexo solar. Se puede decir que es la
principal batería de energía vital de nuestro cuerpo. Obviamente, el cerebro es superior en voltaje de energía, pero en el nivel de la energía men-
tal o nerviosa; y también tendríamos el hígado como fuente de energía metabólica, más que nada bioquímica; pero en el plexo solar encontra-
mos lo que es la energía vital en su máximo nivel de acumulación.

Se comienza a hacer respiraciones energéticas, es decir, concentrando la energía en el plexo solar y en el triángulo pegado al abdomen con la
punta hacia arriba. Se continúa con este proceso de respiraciones energéticas durante un mínimo de tres minutos, máximo cinco, pero siempre
teniendo en cuenta que cuando hablamos de respiración energética no se refiere a respiraciones ruidosas o exageradas que pudieran producir
mareo o cansancio, sino respiraciones suaves, rítmicas y profundas. Después de este período inicial de recarga del plexo solar, se va a proyectar
el triángulo -y por tanto estirando los brazos- hacia el frente y un poco hacia arriba, si es posible en la dirección del Sol. Ahí vamos a permane-
cer de nuevo durante un minuto aproximadamente, tomando respiraciones suaves y profundas. Como ya hemos dicho, no es necesario, y en
ocasiones no es conveniente, mirar directamente al Sol, pero sí proyectar los brazos en línea recta de manera que la luz del Sol pase a través de
ese triángulo, con lo cual éste será cargado con los efluvios solares de una marea muy especial.

A continuación, una vez terminado ese período de recarga del triángulo solar durante un minuto, se toma aire por última vez. Al exhalar, vamos
a llevar el triángulo a tocar el pie derecho. Podemos hacer por ejemplo cinco o siete exhalaciones con sus inhalaciones correspondientes, mante-
niendo el contacto del triángulo solar con el pie derecho, sintiendo que el pie derecho está siendo recargado de energía. ¿Qué sentido tiene
esto?. Hay que tener en cuenta que los miembros corporales (piernas y brazos) son lanzadores y receptores de energía, siendo hasta cierto punto
como las cuatro antenas de nuestro cuerpo; cuatro grandes antenas proyectoras y receptoras de energía. Ya sabemos que tanto las terminaciones
de las plantas de los pies como de las palmas de las manos, son especialmente sensibles a la energía. Por eso, se necesita que la energía se acu-
mule y recargue las extremidades, o mejor dicho, las puntas de esas extremidades (pies y manos) para que nuestra aura o nuestro nivel energéti-
co en el aura se acreciente.

Una vez se ha finalizado con este proceso, se vuelve de nuevo durante un momento a colocar el triángulo en el plexo solar, apenas tomando tres
respiraciones, más que nada para mantener siempre el centro de referencia del cual parte esa energía hacia nuestro organismo, y que es precisa-
mente el plexo solar. Cualquier terapia o técnica de autoprotección psíquica requiere, por lo general, una clara conciencia del plexo solar. A
continuación, se vuelve de nuevo a permanecer dos o tres minutos realizando respiraciones y proyectando el triángulo hacia el Sol. Como si-
guiente paso, se toma aire por última vez y, al exhalar, cambiando la postura, se pasa directamente a lanzar y acumular esa energía en el pie iz-
quierdo. Estamos, por tanto, realizando un "pase" magnético, por decirlo de alguna forma, o un autopase energético a los puntos que considera-
mos especialmente sensibles en nuestro organismo.

Si el procedimiento se quiere hacer con una secuencia resumida, los siguientes puntos a energetizar serían los dos hombros, como puntos donde
se encuentran las articulaciones que llevan hacia los brazos, y que también son nudos importantes de energía que hay que saber proteger. Y co-
mo quinto punto -no estamos contando el plexo solar porque es el lugar de tránsito- vamos a ubicar el triángulo solar en el pecho. Este paso es
especialmente importante y se puede permanecer algún tiempo más descargando la energía del triángulo solar sobre el pecho con la punta hacia
arriba.

Por tanto, a partir de donde nos quedamos anteriormente, después de haber descargado la energía en el pie izquierdo, se pasa durante tres respi-
raciones por el plexo solar, se proyecta de nuevo el triángulo solar hacia el astro rey, y se pasa a descargar energía al hombro derecho. A conti-
nuación, se hacen tres respiraciones en el plexo solar, se lleva el triángulo hacia el Sol, y se descarga hacia el hombro izquierdo. Por último se,
pasa durante tres respiraciones al plexo solar, se lleva el triángulo hacia el Sol, se descarga en el pecho y de nuevo tres respiraciones en el plexo
solar.
Por tanto, hemos unido aquí hasta un total de cinco puntos: pie derecho e izquierdo, hombro derecho e izquierdo y también el pecho. Si quisié-
ramos realizar el ejercicio más completo -porque tenemos el tiempo suficiente para ello- podemos incluir dos puntos más para completar siete.

El sexto de estos puntos es la garganta. Aquí hay un factor importante, y es que la protección psíquica personal muchas veces reside también en
el autocontrol que se tenga sobre el verbo -sobre la palabra- porque muchos de los enredos e inseguridades, fugas de energía o, sencillamente,
la falta de despliegue adecuado de las propias energías, reside en el mayor o menor dominio, soltura y autocontrol que se tenga sobre la función
verbal. Por tanto, el sentido que tiene colocar el triángulo solar con su punta hacia arriba en la zona de la garganta, es también energetizar este
punto y tener un mayor dominio sobre la función de la palabra.

Por último, el séptimo punto está en correspondencia con el entrecejo. La autoprotección psíquica también está muy conectada con la capacidad
para recepción de pensamientos, elaboración de pensamientos, y emisión de pensamientos, es decir, con la potencia telepática que tenga la per-
sona. Alguien con poca potencia telepática se ve aminorado en sus posibilidades ante personas que quizá tengan mayor fuerza, bien porque ha-
blan con mucha seguridad o porque verdaderamente están muy seguros de lo que dicen, o también porque tienen un pensamiento más potente,
lo cual no quiere decir que sea un pensamiento más controlado. Es decir, son personas cuya carga de energía en la zona del entrecejo es espe-
cialmente poderosa. Por ello, aquellas personas que tengan una baja de energía en ese punto, pueden sentirse aminoradas o un poco rebajadas
en sus posibilidades si tienen falta o déficit de energía. Por tanto, en el entrecejo revitalizamos nuestra capacidad de potencia telepática. Es un
ejercicio importante para los telépatas o para los que quieran realizar prácticas en ese sentido. Por eso, se puede decir que el triángulo energéti-
co aplicado en el entrecejo es un ejercicio preliminar o preparatorio para el desarrollo de las capacidades telepáticas.
B. EJERCICIO NUMERO 14.
TITULO: TRIANGULO SOLAR EXPANSIVO.
FINALIDAD: EXPANSION DEL CAMPO AUREAL.
El triángulo solar expansivo pretende crear una burbuja de energía en torno a nosotros. No significa crear nada de la nada, puesto que no pode-
mos crear, y al mismo tiempo la nada no existe. Se trata sencillamente de acrecentar nuestro huevo de energía, nuestra cúpula energética, o
nuestro campo energético, el cual probablemente es un término más correcto y científico, tanto en el plano de la energía vital o etérea, como en
el plano astral o psicoafectivo.

Siempre nos vamos a ir basando en el uso y el manejo correcto de la energía solar. Por tanto, los ejercicios realizados tienen pocas contraindica-
ciones, o prácticamente ninguna, siempre y cuando se sigan las normas básicas que hemos comentado. Hay que tener en cuenta que es preferi-
ble hacer uno, dos o tres ejercicios diarios de los que proponemos -durante una sesión máxima total de media hora- antes que insistir más de
una vez al día o llegar a sesiones excesivamente largas. Esto tiene la excepción de que se esté en algún ambiente natural dedicado solamente a
este tema durante algunos días y ahí ya se podría hacer una sesión de mañana y una sesión de tarde, especialmente si se realiza en grupo, donde
es a veces más fácil mantener un ritmo de actividades compensado y equilibrado.

El triángulo solar expansivo se basa en el mismo sistema del ejercicio anterior. Se coloca el triángulo con la punta hacia arriba sobre el plexo
solar durante tres respiraciones. A continuación se proyecta hacia el Sol y, en esa postura, tomamos respiraciones profundas y energetizantes,
captando con cada inhalación la energía solar. Una vez terminado ese período, que puede ser en este caso de un minuto como máximo, se lleva
el triángulo hacia el plexo solar. Se toma aire, y al exhalar se proyectan los brazos -siempre formando el triángulo con la punta hacia arriba- ha-
cia el frente del plexo solar, muy lentamente... muy lentamente al exhalar, como si estuviéramos estirando un elástico, y al mismo tiempo imagi-
nando que dilatamos la extensión de nuestro aura, es decir, su volumen hacia el frente, al máximo de lo que podamos estirar nuestros brazos. Se
toma aire, y al exhalar se regresa también lentamente hacia el plexo solar. Se toma aire al llegar al plexo, y al exhalar se vuelve otra vez a pro-
yectar el triángulo hacia el Sol con los brazos estirados. Se permanece un minuto tomando respiraciones profundas. A continuación se toma ai-
re, y al exhalar se lleva el triángulo hacia el plexo. Se toma aire con el triángulo en el plexo, y al exhalar de nuevo se repite el proceso de estira-
miento del elástico energético, lo cual vamos hacer concretamente a la altura del pecho. Al llegar al final del máximo estiramiento de los brazos
se toma aire. Se exhala lentamente regresando el triángulo hacia el plexo, se toma aire con el triángulo sobre el plexo, y de nuevo al exhalar se
estiran los brazos con el triángulo hacia el Sol. Se mantiene un minuto tomando respiraciones energetizantes, se toma aire por última vez, y se
acerca al exhalar el triángulo de nuevo hacia el plexo. Se toma aire con el triángulo sobre el plexo, y de nuevo se exhala estirando el elástico,
ahora por ejemplo hacia otras posiciones en torno a nuestro organismo, como puede ser hacia abajo en dirección al pie derecho, pero sin llegar
a doblar la columna vertebral. En este ejercicio es importante que la columna, que es realmente el cable principal energético de nuestro cuerpo,
esté en posición vertical, porque así se produce la mayor captación de energías Yang-Yinn. Por tanto, vamos a ir realizando a diferentes alturas
estiramientos de nuestro aura energético, pero siempre manteniendo la columna recta. Lo vamos a hacer apuntando hacia abajo, hacia el pie de-
recho, hasta que nos dé -en postura erguida- el estiramiento de los brazos, y siempre con la misma mecánica. A continuación realizamos la mis-
ma operación hacia el pie izquierdo.

Luego lo haremos hacia el lateral u hombro derecho, como si colocáramos los brazos apuntando hacia una persona que está a nuestra derecha
justamente. Luego continuamos hacia el lateral u hombro izquierdo.

Ya podemos pasar a un nivel un poco más elevado, estirando nuestro aura energético hacia delante a la altura de la frente. Por último, estiramos
nuestro aura energético en vertical hacia arriba, es decir, colocando los brazos apuntando con el triángulo solar justo sobre nuestras cabezas ha-
cia el cielo, estirando nuestro aura sobre nuestra coronilla hacia arriba en vertical. Por tanto, proponemos varios estiramientos del aura energéti-
co, concretamente a la altura del plexo hacia el frente (1), a la altura del pecho hacia el frente (2), hacia abajo al pie derecho (3), abajo hacia el
pie izquierdo (4), en la dirección lateral del hombro derecho (5), en la dirección lateral del hombro izquierdo (6), a la altura de la frente (7), y
hacia arriba en vertical (8). Este es un ejercicio que crea una clara conciencia de nuestro campo energético, y también aprendemos con él a au-
mentar el volumen de nuestro campo aureal.
C. EJERCICIO NUMERO 15.
TITULO: GUARDIAN DEL FUEGO SAGRADO.
FINALIDAD: PURIFICACION Y NEUTRALIZACION DEL CAMPO ENERGETICO DEL HOGAR.
Hay un aspecto muy importante en la autoprotección psíquica personal, y es el manejo del fuego. Para ello, es necesario mantener un fuego sa-
grado en el hogar. ¿Cuñando es recomendable instalarlo?. Debe de aplicarse cuando la persona tenga una completa disposición de su casa o su
hogar, por ser independiente. Cuando se vive con otras personas, es conveniente contar con el visto bueno de los familiares. Ellos deben cono-
cer el sentido que tiene el establecimiento de un fuego sagrado, que en realidad, a la vista de cualquier otra persona es sólo una vela o un fuego
en aceite de forma continua y perpetua. Esto es algo que se ha utilizado desde siempre por todas las tradiciones iniciáticas y religiosas. El senti-
do que tiene es que el fuego, como todo elemento que está en el universo, no sólo se compone de una materia física -que en este caso es la com-
bustión de la llama- sino que también está compuesto de energías astrales y mentales. El fuego en el plano sutil realiza la misma labor que en el
plano físico; por ejemplo, si se coloca un fuego perpetuo, se dirigen a él los diferentes animalitos voladores, que por lo general van a ser purifi-
cados, es decir, van a morir y a ser transmutados en ese fuego. Igualmente, genera una eliminación de olores, porque los olores impregnan una
habitación o una casa durante cierto tiempo después de haber sido producidos. El fuego también realiza una purificación de las partículas del ai-
re, ya que genera un remolino en la habitación, según el cual el aire calentado por la llama sube y el aire frío se va acercando progresivamente
hacia la llama, realizando un suave torbellino espiral de energías en circulación dentro de la habitación. Esto hace que partículas de polvo, su-
ciedad, etc., también sean purificadas por el fuego. Entonces, ese mismo proceso que realiza el fuego en el plano de lo físico, también lo hace
en el plano astral y psíquico. Esto es especialmente importante para limpiar la atmósfera psíquica, que muchas veces se va recargando dentro
del hogar. Es especialmente recomendable cuando se traslada la persona a una casa que ya ha sido previamente habitada, e inclusive cuando es
nueva también, ya que al ser construida, ha sido recorrida por otras personas durante meses. Entonces, el fuego hace que la atmósfera psíquica
y astral de esa casa se vaya limpiando. Igual que existen microorganismos y seres vivos en el plano físico, los cuales son purificados por el fue-
go, también sucede lo mismo en el plano astral, e inclusive en el plano mental. Recordemos que los seres humanos proyectamos energías men-
tales hacia el espacio mental que nos rodea, y el fuego hace que la atmósfera mental del lugar, del hábitat, o del hogar de la persona esté en un
plano más neutral.

El mantenimiento de un Fuego Sagrado en el hogar es algo que entronca directamente con las más sabias tradiciones iniciáticas de la antigüe-
dad, donde había un encargado o una escuela de encargados de velar ese Fuego Sagrado para mantenerlo de forma perenne, es decir, por toda la
eternidad. En el caso del hogar, aunque no se necesita ningún ritual, también el fuego es un elemento que puede hacer del primero un verdadero
templo y, como todo templo, necesita tener un ambiente especial. Es importante que cuando se realice el cambio de vela o bien de mecha, el
fuego mantenga una continuidad. ¿Qué significa mantener la continuidad en el fuego?. Es importante que antes de que se apague el fuego ante-
rior, o cuando éste se vaya a pasar a la siguiente vela o mecha -si se realiza con un fósforo o con el elemento que sea- no se apague el fuego an-
terior para encender desde cero el siguiente. Lo correcto es que se coja la llama -con el fósforo por ejemplo- del fuego anterior, y esa llama que
proviene del fuego anterior es la que se va a llevar al fuego nuevo. De esa manera, desde el punto de vista simbólico, se garantiza la continui-
dad del fuego, el cual representa la conciencia y la voluntad. Se puede repetir una fórmula que se tenga preparada -podemos sugerir alguna- o
se puede hacer al gusto personal. Por ejemplo: "Te consagro, Fuego, para que seas totalmente fiel y entregado en tu labor de proteger y de man-
tener blanco y neutro este hogar; así te lo encomiendo y que así sea". Entonces, esta pequeña fórmula u otra parecida es la que va a hacer que
exista un compromiso del Fuego para mantener el hogar protegido de energías no convenientes. Si no se puede disponer del Fuego Eterno o
Fuego Sagrado en el hogar, por motivos que hemos comentado u otros que pudieran surgir, no es motivo ni mucho menos de preocupación.
Hay que tener en cuenta que el Gran Fuego o el Verdadero Fuego es el que se mantiene vivo y entero internamente. Ese es el gran protector.
D. EJERCICIO NUMERO 16.
TITULO: LA BURBUJA DE ENERGIA.
FINALIDAD: FORTALECIMIENTO DEL CAMPO AUREAL.
Realmente es un ejercicio complementario al del triángulo solar, y que se puede realizar perfectamente una vez terminado el anterior. Se basa
fundamentalmente en el mismo principio. La postura es exactamente igual, de pie y con las piernas ligeramente separadas o entreabiertas. Se
permanece aproximadamente unos dos o tres minutos la primera vez, recargando el triángulo solar en dirección al astro rey para, a continua-
ción, realizar lo que desde fuera parecería un ejercicio de gimnasia, que en este caso vamos a hacer muy lentamente.

Se realizan círculos con el triángulo formado en las manos y con los dos brazos, obviamente juntos. Es decir, el punto de partida del círculo co-
mienza colocando las manos en vertical sobre nuestra cabeza. Luego se bajan por el lado derecho hasta ir a tocar el pie derecho (en este ejerci-
cio sí podemos inclinar ligeramente el tronco). A continuación, se debe pasar el triángulo energetizado sobre el pie izquierdo, y de nuevo ir su-
biendo por el lateral izquierdo, hasta llegar a completar el círculo en la parte superior de nuestra cabeza. Así, se puede realizar varias veces en
un sentido y en otro. Se trata de cerrar un círculo de energías, y de aumentar la toma de conciencia de nuestro campo o aureola energética, es
decir, de nuestro aura.

El otro movimiento que se puede realizar es como una especie de ejercicio gimnástico de la "campana". Según éste, el triángulo se colocado en
dirección al astro rey, y a continuación se lleva hacia abajo, metiendo el triángulo entre las piernas -entreabiertas- lo más hacia atrás y hacia
abajo que se pueda, al tiempo que se exhala. Luego, de nuevo se toma aire al subir y llevar los dos brazos rectos por arriba de nuestra cabeza, lo
más atrás que se pueda, con lo cual hasta nos sirve un poco de flexibilidad de la columna vertebral. Por tanto, estamos realizando círculos en un
sentido y en otro, prácticamente haciendo un círculo lateral completo (primer movimiento: círculo tocando los pies), y un semicírculo frontal
(segundo movimiento: meter los brazos entre las piernas), para de esa forma cubrir el campo más amplio posible de nuestro aura.
E. EJERCICIO NUMERO 17.
TITULO: LA INVISIBILIDAD PSIQUICA.
FINALIDAD: DISOLUCION DE CHOQUES PSIQUICOS CON OTRAS PERSONAS.
Evidentemente, no pretendemos llegar a hacernos invisibles físicamente, pero por algo se empieza. Hay que tener en cuenta que muchas veces
los roces, conflictos o susceptibilidades que podemos tener con las personas que nos rodean en el medio laboral, o a veces en los círculos de
amistades, son fugas importantes de energía y que generan realmente una sensación de desprotección psíquica. No se trata de ir con una expre-
sión faraónica o seca en el rostro, ni mucho menos, sino que se trata de, en el plano psíquico o mental, moverse de la forma más neutra posible
entre esas personas que nos rodean. Si al movernos entre personas con las cuales tenemos roces o susceptibilidad, nuestros pensamientos son de
susceptibilidad, podemos tener la total garantía de que esos roces internos luego se van a manifestar en problemas concretos y específicos, rea-
les y cotidianos. En cambio, si esa bola de nieve de pensamientos, de emociones o de susceptibilidad se frena o se diluye -más diluir que frenar
si utilizamos el símbolo o símil de la bola de nieve- entonces veremos que progresiva, lenta y eficientemente, van a ir disminuyendo los niveles
de roce o de conflicto con las personas con las cuales existe incompatibilidad o cierta atracción fatal. Ese proceso de la invisibilidad psíquica re-
quiere un reconocimiento interior o acto de introspección. Una vez que veamos que la psiquis comienza a emitir sentimientos de temor o de in-
seguridad al visualizar a la persona en cuestión, es necesario relajarse y distenderse. Se trata fundamentalmente de no dejar que esa imagen ne-
gativa de la otra persona, o sencillamente la imagen negativa que tenemos de lo sucedido con esa persona, vaya creciendo progresivamente en
nuestra psiquis. Ello no haría otra cosa que alimentar e incrementar esa materia psíquica elemental, que es la que está generando o ayudando a
generar el roce, conflicto o susceptibilidad.

Por tanto, se puede realizar un ejercicio interesante, y que reside en aprovechar precisamente esos pensamientos y sentimientos de fobia hacia la
otra persona, para en ese momento purificarlos con un acto sencillo. Para esto vamos a utilizar el elemento Agua. El elemento Agua es precisa-
mente descargador de energías desarmónicas. Usted descarga esas susceptibilidades en el agua y, al mismo tiempo, el Agua se las lleva. Las
energías psíquicas desarmónicas son absorbidas, neutralizadas y alejadas de nosotros por medio del Agua. Para eso vamos a utilizar un elemen-
to tan sencillo como un lavabo. En este caso sí podemos decir que este ejercicio no tiene que llamar en absoluto la atención de nadie, y vamos a
realizar una operación tan sencilla como lavarnos las manos, si queremos también con jabón. Hay que tener en cuenta que la descarga de la
energía psíquica se puede realizar rápidamente a través de las manos, y si para ello contamos con el elemento acuñatico, mucho más fácil se
puede hacer. Supongamos que llega ese momento en el cual esos pensamientos o susceptibilidades afloran, bien por roce real o bien por un roce
imaginario o ficticio, que muchas veces no es otra cosa que el presentimiento o la intuición de que el roce posteriormente va a suceder. Enton-
ces, es necesario aprovechar el momento en que esa estela de emociones o pensamientos susceptibles se genera de forma natural. Visualícelo en
el momento en que se produce, abra usted tranquilamente la llave del lavabo y lave sus manos. Sienta que al frotar sus manos suavemente, con
mucha calma, con mucho tacto y con mucha conciencia del acto, está usted eliminando, dispersando, diluyendo, y descargándose de pensamien-
tos o emociones que le estaban recargando su sistema nervioso; que le estaban, en definitiva, retrasando su desarrollo personal. Visualice la for-
ma tan fácil en que se van esas emociones y susceptibilidades desarmónicas por el remolino o espiral involutiva que genera el propio lavabo ha-
cia abajo. Puede usted realizar este ejercicio tantas veces como al día se lave las manos, y quizá una o dos veces más en caso de que sea necesa-
rio por otros motivos, y verá que efectivamente tiene unos resultados interesantes, importantes y bastante rápidos.
F. EJERCICIO NUMERO 18.
TITULO: DAR Y RECIBIR.
FINALIDAD: CONTROL DE LAS FUNCIONES ENERGETICAS EXPANSIVAS Y CONTRACTIVAS EN LAS RELACIONES INTER-
PERSONALES.
Aquí nos estamos refiriendo a dar y recibir energía. Esto quiere decir que nosotros estamos en un circuito de energía, es decir, en un intercam-
bio de energía continuo con el medio externo. Para mantener nuestro nivel de autoprotección psíquica debemos saber dar -lo cual no significa
regalar- y también recibir energía. Este ejercicio tiene un principio algo similar al triángulo solar y al de la burbuja de energía, pero es diferente.
Más que acrecentar el nivel de recarga energética o el volumen de nuestra aureola vital, se trata de estar más cómodos y confortables en ella. Lo
que pretendemos con este ejercicio de dar y recibir es tomar conciencia del intercambio de energía que se produce con las personas.

Este ejercicio es conveniente que se realice con un mínimo de dos, aunque puede hacerse con un grupo relativamente grande, inclusive cuanto
más grande mejor, aunque lógicamente requiere más concentración y atención mental.

Supongamos que tiene usted a otra persona en frente, es decir, a su compañero de ejercicios. Colóquense uno frente al otro de pie, con las pier-
nas ligeramente entreabiertas, y los pies paralelos apuntando hacia el frente. Sepárense aproximadamente a una distancia que haga que ambos,
al estirar completamente sus brazos hacia el frente, es decir, hacia el compañero de ejercicios, formando el triángulo energético, no llegue a to-
car físicamente al otro, Es decir, cada uno estira sus brazos hacia el frente con el triángulo energético y quedan quizás unos seis o siete centíme-
tros hasta las palmas de la persona que tienen en frente.

El ejercicio primeramente tiene una fase que es individual, en la cual ambos recargan su triángulo energético durante unos tres minutos aproxi-
madamente apuntando hacia el Sol. En esta fase preliminar todavía probablemente no se puede estar uno frente al otro, sino ambos en dirección
hacia el Sol. Una vez realizada la fase preliminar, ya en la postura comentada uno frente al otro, van a concentrarse colocando el triángulo de
cada uno en el propio plexo solar. Ahora se realizan respiraciones, exhalando y sintiendo que el plexo solar se va recargando con la energía so-
lar captada por el triángulo. Después de siete respiraciones aproximadamente, se toma aire en la última, y al exhalar muy lentamente, cada uno
va proyectando su triángulo solar hacia el frente, es decir, en dirección hacia el compañero, hacia donde se le ocurra, hacia donde le apetezca,
hacia donde considere usted conveniente. Lógicamente usted debe procurar que no choquen los brazos de ambos. Puede usted decidir apuntar
hacia la oreja derecha de su compañero, o hacia la rodilla izquierda, o hacia su pie derecho... En este ejercicio se puede inclinar ligeramente el
tronco si ello fuera necesario, aunque no es imprescindible. Sienta que al exhalar lentamente, según se acerca su triángulo energético hacia la
otra persona, está usted imprimiendo y proyectando energía hacia su compañero.

Al terminar, la otra persona comentará si efectivamente sentía como esa energía penetraba en su aura, según usted imprimía esa fuerza hacia él.
Hágalo lentamente al exhalar, tome aire cuando haya ya estirado completamente los brazos, y al exhalar vuelva a acercar lentamente las manos
hacia su plexo. Permanezca durante seis o siete respiraciones con el triángulo en el plexo, y de nuevo al exhalar, muy lentamente, va a proyectar
su triángulo hacia otro punto sin tocar a su compañero, y así sucesivamente. Si se hiciera en grupo, se puede realizar de una forma muy intere-
sante. Consiste en ir caminando en una habitación unos con respecto a los otros, en un espacio reducido, sin una dirección premeditada. Cuando
dos personas deciden intercambiar energía, se miran y sin mediar palabra alguna se paran. Esto quiere decir que el otro ha aceptado el intercam-
bio de energía. Es como si usted se encontrara a alguien por la calle, o también puede ser que le paren, pero como estamos hablando de un ejer-
cicio voluntario debe de haber un mutuo acuerdo entre las dos personas que se van a parar e intercambiar energía. Se colocan uno frente al otro
y empiezan a dialogar con su energía, es decir, empiezan a proyectar energía uno frente al otro. Este es un ejercicio entretenido e interesante.

El ejercicio anterior tiene unas repercusiones importantes en la vida cotidiana, porque ese acto de acercarse a la otra persona, tener que decirle
algo, encontrarse con alguien de forma imprevista, tratar con un compañero de trabajo, acercarse a su mesa... todo eso es un intercambio de
energía sutil. Con este ejercicio nosotros tomamos conciencia de nuestra propia energía, de cómo proyectar energía y al mismo tiempo de cómo
volver otra vez a recargarnos sin perjudicar al otro y sin que nos perjudiquen a nosotros. Inclusive en la medida de lo posible, nos recreamos en-
tre nosotros mismos, y por tanto es una recreación mutua de energía.

10.4. MAGIA SONORA


A. EJERCICIO NUMERO 19.
TITULO: EJERCICIO DEL SI MAGICO-SONORO.
FINALIDAD: INTEGRACION DINAMICA ENTRE PENSAMIENTO Y SONORIZACION VERBAL. TRANSMISION TELEPATICO-
VERBAL DE UN MENSAJE INTEGRADO DE AFIRMACION.
MAGIA SONORA. GENERALIDADES.
La eficacia de la Magia sonora requiere un entrenamiento constante, e incluso diríamos que durante muchos años. Obviamente, no pretendemos
romper cristales emitiendo sonidos estridentes, ni pretendemos darle órdenes a nadie para que se cumplan nuestros caprichos. Pretendemos ser
más conscientes de las energías que estamos movilizando, moviendo, o manejando diariamente a través de la palabra. También hay ejercicios
muy interesantes, especialmente en grupo, o como mínimo en pareja, aunque algunos también se pueden hacer en solitario, pero evidentemente
el sentido fundamental y uno de los pilares de la proyección verbal es la comunicación, lo cual significa comunicarse con alguien. Ese comuni-
carse con alguien es también un dar y recibir energía, como en el ejercicio que acabamos de comentar ahora.

Pero vamos a pasar a los ejercicios preliminares antes de entrar en la dinámica de grupo al respecto. Igual que comentamos anteriormente que
la recarga con el triángulo solar en el entrecejo es un ejercicio preliminar conveniente para la telepatía, está claro que la recarga de la zona de la
garganta es un ejercicio preliminar conveniente para la magia sonora. Por tanto, como ejercicio inicial, se puede realizar una recarga con el
triángulo solar en la zona de la garganta, que es la que va a intervenir muy directamente en el acto verbal, aunque también la del entrecejo, por-
que al fin y al cabo el control último o íntimo del proceso verbal, reside en una coordinación con el pensamiento.

Coloque sus piernas entreabiertas. Sitúe el triángulo con la punta hacia arriba en el plexo. Respire siete veces, y al exhalar proyecte el triángulo
hacia el Sol. Recárguelo tres minutos, tome aire y al exhalar colóquelo lentamente en la garganta. Permanezca recargando esa zona con el trián-
gulo durante dos o tres minutos, y de nuevo realice el mismo ciclo con el entrecejo.

Si quiere usted comenzar haciendo algún ejercicio en solitario, puede hacerlo perfectamente. Para ello se requiere coordinación entre pensa-
miento y vocalización, y por ello recomendamos comenzar por un ejercicio sencillo. Un simple sí y un simple no, van a ser en realidad doce
ejercicios separados.

El "ejercicio del sí" como proyección verbal implica una concentración en el entrecejo, visualizando el pensamiento, la esencia, la intención del
sí, y el significado del sí. Concentre esa energía del sí en el entrecejo, y una vez que usted considere que ese pensamiento del sí ha adquirido su-
ficiente entidad o volumen, diga "sí". En ese mismo instante pase usted su atención mental o su concentración a su garganta, zona de las cuer-
das vocales. Realícelo varias veces hasta un total de tres.

B. EJERCICIO NUMERO 20.


TITULO: EJERCICIO DEL NO MAGICO-SONORO.
FINALIDAD: INTEGRACION DINAMICA ENTRE PENSAMIENTO Y SONORIZACION VERBAL. TRANSMISION TELEPATICO-
VERBAL DE UN MENSAJE INTEGRADO DE NEGACION.
Ahora pase al "ejercicio del no". Visualice en su entrecejo la idea del no hasta que tome suficiente cuerpo y sienta la entidad energética de esta
fuerza o el suficiente soporte mental de la misma. Haga esto mientras toma aire. Tome aire según hace acrecentar la entidad vibratoria del no, y
al exhalar -que es cuando usted lógicamente habla- cambie su atención mental hacia la garganta y pronuncie "no".
C. EJERCICIO NUMERO 21.
TITULO: EJERCICIO DEL AMOR MAGICO-SONORO.
FINALIDAD: INTEGRACION DINAMICA ENTRE PENSAMIENTO Y SONORIZACION VERBAL. TRANSMISION TELEPATICO-
VERBAL DE UN MENSAJE INTEGRADO DE AMOR.
Ahora vamos a hacer lo mismo con otras palabras más entretenidas, que pueden de por sí causar unos efectos interesantes en nosotros mismos.
Hay que tener en consideración que las palabras, el lenguaje o el sonido se generan por ley de vibración, y cada palabra pronunciada adecuada-
mente, con la intención correcta, puede producir efectos importantes. Una cosa es hablar de paz y otra es sentirla, una cosa es hablar de univer-
salidad y otra es vivirla, una cosa es hablar de viajes y otra experimentarlos. Se pueden hacer muchas cosas a través de la palabra bien pronun-
ciada, bien mentalizada, y bien coordinada. Por ejemplo, visualice la palabra AMOR. Si a usted le sugiere mucho esa palabra y quiere hacer
crecer esa palabra durante un minuto, puede hacerlo. Evidentemente, vamos a necesitar algo más que una sola inhalación. Puede usted, si lo de-
sea, realizar una mentalización más larga de una palabra porque le sugiere algo especial, por ejemplo durante varios minutos. Visualice la pala-
bra AMOR mientras inhala. Si considera que todavía puede seguir haciendo crecer la idea o el sentimiento del amor que usted va a proyectar,
continúe haciendo respiraciones lentas y rítmicas mientras hace acrecentar ese pensamiento o esa emoción con su concentración en el entrecejo.
Cuando ya considere que tiene el nivel adecuado, al exhalar pronuncie AMOR, concentrándose de nuevo en la garganta. Visualice los resulta-
dos.

Vamos a continuar con ejercicios de Magia Sonora que en realidad se pueden practicar tanto individualmente como en grupo, sobre todo a par-
tir de este tercer ejercicio que hemos planteado, el ejercicio de la palabra "amor".

Los participantes tendrán la siguiente colocación. Si son dos, se pueden colocar uno en frente del otro, y si son más de dos pueden colocarse en
círculo, de tal manera que, uno tras otro van a ir pronunciando la palabra amor, por ejemplo después de haberla mentalizado durante el tiempo
que consideren oportuno. Es muy interesante el ejercicio de grupo en el cual, por ejemplo, si hay diez personas, cada una vocalizará la palabra
"amor", y los demás van a captar y a percibir, no solamente la palabra, porque todos van a decir la misma palabra, sino la proyección mental
que cada uno ha elaborado o incubado acerca del "amor". Es la vibración que cada persona quiere transmitir como concepto, idea o sentimiento
de amor. En caso de que se trate de una sola persona en solitario, puede pronunciar la palabra obviamente más de una vez, siempre dentro de las
condiciones que hemos dicho de efecto acumulativo a través de las respiraciones lentas, mientras se hace la concentración en el entrecejo; y lue-
go, al exhalar, ya en el punto culminante, esta persona pronuncia la palabra con su concentración en las cuerdas vocales.
D. EJERCICIO NUMERO 22.
TITULO: EJERCICIO DE LA PAZ MAGICO-SONORA.
FINALIDAD: INTEGRACION DINAMICA ENTRE PENSAMIENTO Y SONORIZACION VERBAL. TRANSMISION TELEPATICO-
VERBAL DE UN MENSAJE INTEGRADO DE PAZ.
Proponemos también otra palabra universal y que expresa algo importante para todo ser humano por ser una palabra corta. Sin duda alguna, tie-
ne la ventaja de que la concentración de energía es mayor porque se trata de una sola sílaba, es decir, por el corto espacio que ocupa, cosa que
se pierde un poquito más en las palabras largas. Se trata de la palabra PAZ. Cuando se logra la mentalización adecuada de este vocablo, se ini-
cia una subida del nivel de energía mental de paz en los individuos, asociando la palabra a la propia vivencia de la paz. Posteriormente, se libe-
ra esa energía, simultánea y coordinadamente, con la vocalización conjunta -todos los asistentes a la vez- de la propia palabra "paz". Esa vibra-
ción impregna al propio ser, a la propia persona que la pronuncia, y en caso que sean varios, llega y penetra también hacia los otros. Es el con-
cepto del Mantram en la terminología de los orientales, fundamentalmente tibetanos e hindúes.
E. EJERCICIO NUMERO 23.
TITULO: EJERCICIO DE PROYECCION SONORO-MENTAL AL TIBET.
FINALIDAD: PROYECCION TELEPATICO-VERBAL A UN LUGAR ESCOGIDO EN EL PLANETA. ENTRENAMIENTO EN LA CREA-
CION DE PASILLOS Y VENTANAS MENTALES.
Hablando del Tíbet, podemos aquí empezar un subcapítulo dentro de la Magia sonora, y que vamos a categorizar como ejercicio de Magia so-
nora aplicado a la "proyección mental", es decir, a la proyección del pensamiento. Se trata de lanzar, de proyectar, y de expandir nuestro pensa-
miento a través de la pronunciación de una palabra determinada, con la misma mecánica exactamente como hemos hecho hasta ahora. Es decir,
haremos un aumento de la conciencia y la consistencia del ente mental asociado a la palabra según se inhala y, posteriormente, se experimentará
una liberación al exhalar y vocalizar simultáneamente esa palabra, ese pensamiento o esa emoción asociada. Si bien hasta ahora el efecto que se
quería lograr era de tipo local, es decir, conseguir paz para uno mismo, para el propio hogar o para las personas que nos rodean en el grupo de
prácticas, ahora pretendemos proyectar nuestro pensamiento y lanzarlo fuera del espacio o del hábitat circundante inmediato en el cual nos en-
contramos: "ahí donde pones la mente, ahí la mente de alguna forma llega". Por eso decíamos que venía a colación la palabra Tíbet.

Realice el siguiente ejercicio.

En una postura cómoda, normalmente sentado, durante algunos minutos vaya poniendo y acrecentando en su mente la percepción, la idea, la vi-
vencia, o el concepto del Tíbet. Puede usted elegir, evidentemente, otro lugar en el mundo, quizás otro sitio donde haya estado que le atraiga es-
pecialmente, o del que haya leído, o tenga información, o quizás un sitio del que no tiene referencias directas pero que sí percibe de una forma
intuitiva, como pudiera ser el caso del Tíbet. Tenga en aumento o amplificación en su mente, en su ser, o en su caja de resonancia mental, la vi-
vencia del Tíbet. Manténgalo en concentración en el entrecejo. Permanezca durante varios minutos -quizás dos minutos- y, en el momento opor-
tuno, al exhalar, pronuncie la palabra: TIBET, y deje que su pensamiento vuele y se expanda. Vea volar su pensamiento o, si quiere, vuele con
él, porque su pensamiento va a llegar al Tíbet. Deje al pensamiento que se proyecte, pues el pensamiento es libre. Tenga usted en cuenta que, en
el plano físico, una vez que un cuerpo supera la órbita gravitatoria de la Tierra, si se le da un simple empujón con un dedo, puede estar millones
de años en movimiento, a no ser que caiga en la órbita de otro astro. En el plano mental esto sucede aún en mayores proporciones, pues no exis-
te rozamiento físico propiamente dicho, aunque seguro que sí hay "rozamiento mental", mucho más sutil, obviamente. Ese cuerpo mental, ente
mental, proyección mental, o corpúsculo mental -nombre técnico que le damos- que usted ha proyectado, va a lanzarse hacia el Tíbet y usted
puede viajar con él. Siga visualizando el Tíbet o aquel lugar que haya elegido, y ahí se generará lo que llamamos un "pasillo mental" o un "co-
rredor mental". Dicho de otra forma, el pensar o conectar con un algo, o con un ente que también existe en el plano mental, se llame Tíbet o se
llame Hawai, hace que se produzca un intercambio de energías entre el emisor -en este caso usted- y el receptor -en este caso el Tíbet-. Y tam-
bién se puede producir inmediatamente el efecto contrario: el Tíbet transmite. Es un principio muy sencillo para meditar, practicar y tomar con
calma, pero es en el que se basan muchas de las técnicas más interesantes dentro del plano mental.
F. EJERCICIO NUMERO 24.
TITULO: EJERCICIO DE PROYECCION SONORO-MENTAL A HAWAI.
FINALIDAD: PROYECCION TELEPATICO-VERBAL A UN LUGAR ESCOGIDO EN EL PLANETA. ENTRENAMIENTO EN LA CREA-
CION DE PASILLOS Y VENTANAS MENTALES.
Pruebe precisamente con Hawai, si quiere, o con algún otro lugar paradisiaco para usted, que puede ser de monte o de playa, pues eso es indife-
rente. Manténgalo en crecimiento dentro de su mente y al exhalar proyéctelo. Posteriormente, continúe respirando y visualice como su pensa-
miento viaja, y como llega un momento en que se abre ese corredor que conduce a una "ventana mental"; entonces, ya puede tener usted delan-
te en el plano mental a ese lugar paradisiaco. Puede comunicarse con él, recibir de él y, al mismo tiempo, volver otra vez a emitir estableciendo
una comunicación. Aparentemente es difícil, pero es un tipo de telepatía que, aunque parezca lo contrario, tiene una base más sencilla en la
práctica que la telepatía con personas, por un sencillo hecho: la capacidad telepática en el ser humano está limitada por las propias interferen-
cias del ser humano, tanto del emisor como del receptor. Es como si tratáramos de ponernos en comunicación con un edificio donde hay tres,
cuatro o seis emisoras de radio simultáneamente transmitiendo, aparte de otros aparatos que también emiten ondas; entonces, eso puede ser un
verdadero problema, porque la comunicación no es realmente efectiva si no se llega a discriminar realmente unas ondas de las otras.

Cuando estamos hablando de lugares o de sitios físicos en la Tierra, por ejemplo la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad, o el desierto del Saha-
ra, la intercomunicación telepática se basa en varias fases: primero, en la recarga y concentración; segundo, en la coordinación entre pensamien-
to y verbalización; a continuación, se genera un "pasillo mental"; y, si el resultado es exitoso, se puede generar momentáneamente una "ventana
mental", la cual permite una mayor y más estable visualización del objetivo. Este proceso es más sencillo realizarlo con elementos que nosotros
llamamos inanimados e inclusive con vegetales, y quizá hasta fuera más fácil también con animales que con personas. Esto es normal, no por-
que seamos menos inteligentes que los animales sino que, por ser más inteligentes que los animales y por tener muchas de nuestras facultades
en proceso de evolución y de desarrollo, existe falta de entrenamiento, y falta de eficacia en la función telepática.
G. EJERCICIO NUMERO 25.
TITULO: EJERCICIO DE PROYECCION SONORO-MENTAL EN LA LUZ.
FINALIDAD: INTEGRACION SONORO-MENTAL CON UN ELEMENTO DE LA NATURALEZA.
Haga ahora un interesante y bonito ejercicio relajante y reconfortante, visualizando la palabra LUZ. Usted va a hacer viajar ahora su pensa-
miento de luz. Usted no va a pensar en la luz, sino va a generar un pensamiento que es luz. Esto tiene una diferencia, ya que usted se va a mo-
ver a la velocidad de la luz con su pensamiento. Como ese pensamiento ha sido generado por usted -hasta cierto punto es su hijo- usted sigue en
contacto con él porque las vibraciones de éste tienen parte de sus propias vibraciones personales. Hasta cierto punto esta usted viajando tam-
bién con ese pensamiento. Visualice el Espacio, visualice la Tierra inmersa en ese Espacio y visualice un puntito ahí abajo en la Tierra donde
está usted. Visualice durante tres minutos la esencia LUZ generada en su mente; piense que no estamos hablando sólo de la luz física; piense en
la palabra LUZ, es decir, piense en la esencia de la LUZ, piense en lo que es la LUZ, piense LUZ, genere LUZ, y experimente LUZ. Cuando
llegue a ese punto, proyéctela y pronuncie la palabra, que en este caso ya no es solamente una palabra, sino un Mantram, porque es una palabra
dirigida conscientemente, energetizada, coordinada y concentrada. Proyecte su pensamiento ahora y lance la palabra LUZ, y deje que siga su
curso.
H. EJERCICIO NUMERO 26.
TITULO: EJERCICIO DE PROYECCION SONORO-MENTAL EN EL MAGMA.
FINALIDAD: INTEGRACION SONORO-MENTAL CON UN ELEMENTO DE LA NATURALEZA.
Haga ahora otro viaje interesante. A todos nos ha llamado la atención el MAGMA de la Tierra. Es una palabra que tiene una vibración fuerte,
también igual que Luz, igual que Paz, e igual que Amor. Empieza usted a tomar conciencia de la importancia que tiene este proceso de creci-
miento, visualización, concentración, energetización, y posteriormente liberación mediante la coordinación de una palabra y de una idea asocia-
da. Ya no es ni la palabra suelta ni el mero concepto que está representado por la palabra. Es otra cosa, es un corpúsculo mental, es una proyec-
ción mental... Entonces, ya las palabras, sobre todo aquéllas que ha utilizado en los ejercicios, le van a ir sonando de otra manera, pues se va a
ir dando cuenta de la vibración potente que realmente representa el lenguaje.

Como ejercicio, ahora estamos proponiendo una proyección mental aplicada a la palabra MAGMA. Cada vez que usted oiga MAGMA a partir
de ahora, le va a sonar a otra cosa, pues le va a parecer una palabra viva, con cuerpo, con actividad, y con existencia propia. Luego, no va a ser
una palabra de cinco letras que expresa un concepto frío y mecánico, sino que estamos hablando de una realidad que existe en el universo, que
tiene un ente y un componente mental, y que es el MAGMA. Visualice el MAGMA. Vamos a practicar un ejercicio de concentración y de inte-
gración mental con la esencia del MAGMA. Visualice lo que es el MAGMA, haga crecer esa idea dentro de sí y, por qué no, conviértase usted
en MAGMA al pronunciar esa palabra: MAGMA. Proyecte este pensamiento, y proyéctese usted mismo a las entrañas de la Tierra y de los vol-
canes. Recorra tres o cuatro grutas hasta que en algunos minutos vuelva usted a salir nuevamente a la superficie, recorriéndola muy lentamente.
I. EJERCICIO NUMERO 27.
TITULO: EJERCICIO DE LA CONVERSACION PRIMITIVA.
FINALIDAD: RETORNO A LA GENUINA CONVERSACION TELEPATICO-VERBAL.
ESCUELA: TELEPATICA NORTEAMERICANA.
Pasamos ya al estudio de otro ejercicio, que en este caso se necesita practicar por parejas. En grupos mayores es más difícil, aunque se puede
hacer con la práctica, aunque al principio es más conveniente en pareja. Lo hemos llamado ejercicio de la conversación primitiva, y casi habría
que decir primigenia. Se trata de volver a la conversación real o natural. Esa conversación real va a ser muy lenta, sobre conceptos muy senci-
llos. A veces estamos hablando horas y horas y no nos entendemos, no nos comunicamos, como si estuviéramos en un monólogo o en un solilo-
quio, que es lo mismo. Suponga que usted no conoce a esa persona que tiene en frente. Le va hacer las preguntas más elementales. Evite unio-
nes entre frases. Recorte palabras, y utilice casi el telegrama para quitar floritura al lenguaje e ir a la esencia. Se trata de una comunicación de
esencias de pensamiento a través de palabras energetizadas. Estas se transmiten como energía, en forma de sonidos. Son interpretadas por el
otro no solamente como palabras sonoras, sino también como ente mental, porque si usted proyecta ambas cosas al mismo tiempo, la otra perso-
na las recibe también al mismo tiempo. No es lo mismo decir "sí" por compromiso, que decir "sí" con decisión e impulso.

Por tanto, el ejercicio de la conversación primitiva puede comenzar así. La primera persona mira a la segunda y comienza a visualizar la pre-
gunta que le va a hacer a esa segunda persona: "¿cuñal es tu nombre?". Antes de vocalizar esta pregunta, la primera persona la visualiza interna-
mente mientras inhala, tomando conciencia de la curiosidad, del interés y de la importancia que tiene conocer el nombre de la segunda persona,
y cuando llega el momento le dice: "¿cuñal es tu nombre?". La segunda persona, antes de decir Juan, Pepa, María o Eduardo va a visualizar y
mentalizar su propio nombre, el cual tiene una importancia trascendental. Supongamos que se llama Juan. Entonces, Juan piensa internamente
su nombre, y va haciéndolo crecer progresivamente como ente mental y, al exhalar, va a decir en su punto álgido "JUAN". Quizás ahora la pri-
mera persona quiera preguntar a Juan, después del proceso comentado de interiorización, "¿cómo eres?", y Juan, después de haberlo visualiza-
do realmente, proyecta y dice: "sincero y precipitado".

Por eso, llamamos a este ejercicio "la conversación primitiva" porque, visto desde fuera, parece que estas dos personas están aprendiendo a ha-
blar, a conversar o algo similar, y en parte es correcto. El sentido esencial de la conversación -su sentido original o primitivo- como tantas otras
cosas está un poco en el aire en nuestra civilización moderna. Es un ejercicio bastante conveniente, porque hace tomar una conciencia clara de
la importancia que tiene la mentalización, la visualización e, inclusive, el grado de energía que hay que darle a cada palabra. Evidentemente, no
podemos aplicar este proceso a todas las situaciones durante todo el día.

Esa primera fase que hemos llamado de incremento energético de la esencia de la palabra, puede durar décimas de segundos, puede durar un se-
gundo, o puede durar varios minutos incluso, como hemos visto anteriormente, pero ese tiempo quizá no sea tan importante como la energía
que se es capaz de concentrar en ese tiempo. Entonces, hay que saber también controlar la energía asociada a una palabra determinada, es decir,
qué cantidad de energía vamos a asociar a esa palabra. No es lo mismo el "sí" que le decimos al vendedor del ticket de autobús, cuando pregun-
ta si vamos a tal o cual localidad, que el "sí" del matrimonio, evidentemente.
J. EJERCICIO NUMERO 28.
TITULO: EJERCICIO DEL REGALO TRASCENDENTE.
FINALIDAD: TRANSMISION Y RECEPCION DE VALIOSOS MENSAJES TELEPATICO-VERBALES EN LA RELACION INTERPER-
SONAL.
ESCUELA: TELEPATICA NORTEAMERICANA.
A todos nos conviene, sin duda alguna, tomar conciencia de los tesoros que se pueden transmitir a través de la palabra. Estos tesoros los vamos
a dar a través precisamente de este ejercicio. Hágalo con otra persona que tenga usted en frente. Supongamos que usted quiere dejarle a esta
persona como presente su sinceridad. Visualice usted su sinceridad, viva su sinceridad internamente, e inclusive genere sinceridad interna, por-
que eso es lo que va a transmitir. Cuando llegue el punto culminante, va a cambiar su atención del entrecejo a la garganta y proyectará la si-
guiente frase: "mi sinceridad". Lo que sucede ahora es que, simultáneamente, mientras dice "mi sinceridad" va a estirar lentamente su mano y
su brazo, al mismo tiempo que va cerrando muy despacio el puño, porque usted ha depositado su sinceridad dentro de su mano. Ha dicho "mi
sinceridad", y el puño ha quedado cerrado. Ahí está su sinceridad. Usted ha proyectado ese corpúsculo mental o esa proyección mental y ahí es-
tá, dentro de su mano. La ha generado, y la tiene usted en su mano. La otra persona va a abrir a continuación su mano y usted, abriéndola tam-
bién, se la va a entregar. La otra persona se apresura a cerrarla para que nada se pierda. Su compañero/a, si lo desea, puede llevar la mano don-
de ha recogido su sinceridad a dos posibles puntos en el cuerpo. Si la transmisión le sugiere algo sentimental, puede llevarla al pecho, y si le su-
giere algo mental puede llevarla a la frente. Eso depende de aquello que usted le haya transmitido como presente. Si es algo más que nada de ti-
po psíquico, afectivo o emotivo, llevar la mano al pecho y ahí sentir la energía sería lo más conveniente; o si, por el contrario, se trata de una
idea, de un proyecto, o algo de carácter mental, la llevará a la frente.

Como verá, estos ejercicios son tremendamente importantes. Mucho se habla del gran valor que tiene la comunicación humana, aunque hoy en
día especialmente se enfatiza la comunicación por medio de máquinas y, en cambio, los seres humanos probablemente cada vez se comunican
menos entre sí. Esto lógicamente se tendrá que invertir, tendrá que mejorarse de forma rápida y súbita en un momento dado porque, de otra ma-
nera, la sociedad tecnológica que no sabe comunicarse puede ir abocada en muchos aspectos al fracaso, porque no existe un entendimiento real
entre las pesonas.

Estos ejercicios tienen el objetivo de desarrollar la comunicación humana esencial. El ejercicio de la conversación primitiva vuelve al origen
tradicional del intercambio humano y trata de valorar esa comunicación, mientras que el ejercicio del regalo trascendente nos habla de la tre-
menda importancia que tiene el transmitir y el recibir tesoros de la otra persona.

10.5. TERAPIA CHAKRA PSICO-FISICA


A. EJERCICIO NUMERO 29.
TITULO: TERAPIA DEL PRIMER CHAKRA.
FINALIDAD: BENEFICIAR LA FUNCION SEXUAL, LA RESISTENCIA A LAS ENFERMEDADES, LA RESISTENCIA AL CAMINAR
O VIAJAR, LA VOLUNTAD EN LA VIDA COTIDIANA Y EL MANEJO DEL FACTOR TIEMPO.
TERAPIA CHAKRA PSICOFISICA. GENERALIDADES.
Mucho se ha hablado y escrito acerca de los chakras, concepto que en sáncrito significa rueda, porque los clarividentes de aquella civilización
los veían como ruedas girando, como centros luminosos que en realidad son ventanas entre el Microcosmos y el Macrocosmos.

Hay que tener en cuenta que en realidad los chakras son la correspondencia, contraparte o emanación energética sutil de las glándulas endocri-
nas en el plano astral. Las glándulas endocrinas, como sabemos, en el plano físico son la glándula hipófisis, la glándula tiroides, el timo, las su-
prarrenales, y otras. Son glándulas que segregan lo que se llaman las hormonas, hacia el sistema circulatorio sanguíneo, y a partir de ahí tienen
un efecto sobre el cuerpo humano, que es un efecto coordinado que incide en varias funciones. La contraparte astral, es decir, el soporte energé-
tico sutil de esas glándulas endocrinas físicas, son los chakras. Los más importantes son tradicionalmente siete.

Hay una extensa literatura en cuanto a las apreciaciones que en el oriente se dieron en relación con los chakras, pero lo importante es qué apli-
cación práctica podemos dar nosotros hoy en día a esta cuestión de la terapia chakra, es decir, en qué nos puede ser útil a nosotros en la vida co-
tidiana. Se sabe de acuerdo a la endocrinología moderna que las glándulas tienen un efecto no solamente en el cuerpo y en su funciones, sino
también sobre la psiquis e inclusive en los comportamientos psicológicos fundamentales de la persona. Los estados de ánimo dependen también
del equilibrio o desbalance que pueda existir entre las cargas hormonales lanzadas por las distintas glándulas endocrinas hacia el torrente san-
guíneo. Por la cierta dispersión y falta de una mayor coordinación entre las distintas ciencias actuales, no existe una clara definición científica
respecto a tipos determinados de caracteres psicológicos en función de cargas endocrinas. En cambio, éste es un tema que desde el punto de vis-
ta esotérico sí estudiaron ya desde antiguo los tibetanos y los portadores del sáncrito, ese lenguaje de la India clásica.

Como decíamos, los chakras son siete, y entendemos que la forma más adecuada de iniciar la terapia sobre ellos es incidiendo en su contraparte
física. Hay a quien no le gusta la terapia física porque le gusta mucho más lo mental, pero realmente el punto de equilibrio está en lo psicofísi-
co, o en lo psicosomático. Es a lo que se tiende actualmente, porque es el punto de aproximación entre las ciencias oficiales y las ciencias tradi-
cionales y porque, además, es lo más efectivo. Es necesario saber cuñando existe un desbalance momentáneo en tal o en cual chakra o si, de
acuerdo al carácter de la persona, un determinado chakra está fecuentemente -o de manera estable- en descenso de energía, o en aumento exce-
sivo de energía. Eso es relativamente fácil de detectar.

El primer chakra (MULADHARA) está ligado a las glándulas sexuales, que no es lo mismo que los órganos sexuales. Las glándulas sexuales
también tienen una segregación de hormonas -sexuales- hacia el torrente sanguíneo: estrógenos, progesterona, andrógenos, etc. Unas hormonas
son de tipo femenino y otras de tipo masculino. En realidad, todo depende de la carga hormonal mayor o menor hacia lo masculino o hacia lo
femenino, es decir, el hombre también tiene un cierto porcentaje de hormonas femeninas, y viceversa. En cuanto a este primer chakra, hay que
tener en consideración que está regido por Saturno y, tradicionalmente, Saturno tiene relación con la materia, con la concretización, con la capa-
cidad de trabajo de la persona, y con del control del tiempo. Se dice que al despertar o activar este chakra se desarrolla la capacidad para mover-
se sin cansarse y, además, para superar una buena parte de las enfermedades que normalmente aquejan a la raza humana. Ello depende, por
supuesto, del cuidado que se tenga del cuerpo físico: alimentación, ejercicio, etc. Por tanto, el primer chakra está relacionado en el plano sutil
con el manejo de la dimensión espacio temporal, las obligaciones diarias, el cumplimiento con el reloj, y los compromisos económicos.

¿Cuñando se percibe que hay exceso de energía en este chakra?. Evidentemente, cuando la función sexual está desbordada, la persona está an-
siosa y, si no controla esa energía, eso la lleva a problemas en su vida afectiva, porque de alguna forma su cuerpo está demasiado acelerado en
esa función sexual. Esto no implica ningún problema siempre que se canalice adecuadamente aunque, por supuesto, ello en un momento dado
puede quitar a la persona capacidad de trabajo si no está pensando en otra cosa que en la función sexual. Luego tenemos el caso contrario, que
física y psicológicamente se asocia a la impotencia, o también en el caso de la mujer a la frialdad a la hora de desarrollarse en sus relaciones se-
xuales, llamada frigidez. La activación de este chakra -su equilibrio- realmente no es fácil, entre otras cosas porque la función sexual -aunque
parezca una verdad de perogrullo- se desarrolla en relación con otra persona. La satisfacción sexual individual es limitada porque se necesita un
equilibrio entre dos personas. Por eso, una terapia que se aplique a una sola persona, es decir, a un solo lado de la pareja, no es completa evi-
dentemente. Para alcanzar ese equilibrio se usarán varios tipos de terapias de medicina natural, comprendidas en lo que se llama terapia psicofí-
sica, que vamos a indicar a continuación. Se incluyen pequeños ejercicios basados en la hidroterapia, que es un método bastante efectivo y rápi-
do. En algunos chakras se utilizará también la distensión mediante sauna, masajes, etc.
En cuanto a este chakra, los chorros de agua fría suponen una revitalización y, al mismo tiempo, una relajación de la región sexual. Para esto,
una simple ducha de teléfono o un simple bidé cumple unas funciones importantes, y son elementos que por lo general están al alcance de cual-
quier persona. Por tanto, la hidroterapia es un componente muy importante -chorros de agua- para facilitar tanto la revitalización como la relaja-
ción en las funciones relativas al primer chakra.

Hemos incidido en el aspecto físico sexual, pero hay que tener en cuenta que este primer chakra está en relación con todos los otros asuntos que
antes habíamos comentado, y que están más en relación con facultades o actitudes de tipo psicológico relacionadas con habilidades cotidianas,
tal como habíamos comentado.
B. EJERCICIO NUMERO 30.
TITULO: TERAPIA DEL SEGUNDO CHAKRA.
FINALIDAD: MEJORAR EL OPTIMISMO, LAS HABILIDADES SOCIALES Y LA VISION EXPANSIVA DE LAS COSAS.
Ahora estudiaremos lo relacionado con el segundo chakra (SVADHISTHANA), relacionado con las glándulas suprarrenales.

Se suele sentir la recarga en esa zona cuando hay el famoso dolor de riñones, es decir, cuando esa segunda banda o franja del cuerpo humano se
encuentra especialmente tensa y hay rigidez en la base de la espalda, es decir, en la zona lumbar. El primer chakra está relacionado con la zona
sacra (sagrada o secreta), y el segundo chakra son las lumbares. Para eso es recomendable realizar unos simples ejercicios de gimnasia de flexi-
bilidad. Si usted no es capaz de tocarse las puntas de los pies con sus manos manteniendo la espalda recta, debe de hacer ejercicios de flexibili-
dad. Para ello, debe mantener su columna en buena forma realizando quince o veinte minutos diarios de ejercicio, o con algún ejercicio aeróbi-
co como correr un poco, nadar, hacer bicicleta, o cualquier ejercicio el cual note usted que da flexibilidad a esa zona. Esto es muy importante.

El segundo chakra -Júpiter- está relacionado con la capacidad de expansión, de optimismo, de idealismo y de sociabilidad de la persona. Cuan-
do hay afecciones en el hígado, la sociabilidad o dinámica social de la persona se ve bastante empeorada. Precisamente, la personalidad externa
en relación con los demás suele estar asociada al estado del hígado, que está en esa franja. También hay que recordar que las glándulas suprarre-
nales segregan la adrenalina, y ésta tiene relación con la capacidad de dinamismo y de respuesta de la persona. Por tanto, recomendamos para la
columna ejercicios de flexión, extensión arriba y abajo, torsión lateral a un lado y a otro, girando como un pivote hacia ambos lados de la co-
lumna vertebral, etc. Se requiere ejercicios que mantengan esta zona flexible. Por supuesto, también el masaje es muy aplicable tanto en la zona
lumbar como en sus laterales hacia la zona de los riñones, para distender estas franjas musculares. Igualmente, el chorro de agua en esa franja
será de mucha utilidad, para lo cual necesitará usted a alguien que le ayude y le aplique el chorro, especialmente en la espalda.
C. EJERCICIO NUMERO 31.
TITULO: TERAPIA DEL TERCER CHAKRA.
FINALIDAD: MEJORAR LA CAPACIDAD DE REACCION EN SITUACIONES COMPETITIVAS Y AUMENTAR LA ENERGIA VITAL.
El tercer chakra (MANIPURA) está relacionado con el plexo solar y el páncreas endocrino. Está regido por Marte, que es el planeta de la res-
puesta dinámica, rápida, expansiva e inmediata. Aquí nos estamos refiriendo a la capacidad para recibir los golpes que a veces supone la agresi-
vidad del medio ambiente y, al mismo tiempo, los buenos reflejos así como también el poder competir o ser competitivo.

La recarga del plexo solar es más sencilla, pero muy importante. Una técnica para reforzarla es, por ejemplo, el baño vital, que es un baño par-
cial en el cual una parte importante del cuerpo está seca, y una parte localizada recibe un tratamiento con el agua. Para realizar este ejercicio de
hidroterapia, la persona debe colocarse en un bidé o sentado en el borde de una bañera, por ejemplo, y hacer uso de una ducha de teléfono. Con
la mano izquierda mantiene la ducha, y proyecta el agua del ombligo hacia abajo, de manera que vaya corriendo por el bajo vientre hacia la zo-
na sexual. El masaje se debe realizar con un esponja -en la mano derecha- que no raspe y que tampoco resbale. Con la mano derecha se van ha-
ciendo frotaciones desde la boca del estómago hasta el bajo vientre; no es un masaje en la zona sexual, pues solamente va desde la boca del es-
tómago -que está como a unos tres dedos aproximadamente por encima del ombligo- hasta el bajo vientre, es decir, hasta el pubis. Entonces se
empiezan a hacer frotaciones hacia abajo (7 ó 10 veces), luego frotaciones hacia arriba (7 ó 10), luego hacia la derecha (7 ó 10), luego hacia la
izquierda (7 ó 10), luego en diagonal (derecha arriba e izquierda abajo) de arriba hacia abajo (7 ó 10), luego en la misma diagonal de abajo ha-
cia arriba (7 ó 10), luego en la otra diagonal (izquierda arriba y derecha abajo) de arriba hacia abajo (7 ó 10), después en la misma diagonal de
abajo hacia arriba (7 ó 10), a continuación haciendo círculos en un sentido (7 ó 10) y, por último, círculos en sentido contrario (7 ó 10). En to-
tal, los sentidos son: de arriba hacia abajo (1), de abajo hacia arriba (2), de derecha a izquierda (3), de izquierda a derecha (4), diagonal por un
lado de arriba hacia abajo (5), diagonal por el mismo lado de abajo hacia arriba (6), diagonal por el otro lado de arriba hacia abajo (7), diagonal
de abajo hacia arriba por el mismo lado (8), círculos hacia un lado (9), y círculos hacia el otro lado (10).

Algunos requisitos que se tienen que seguir son: realizarlo siempre con el agua fría, no lo pueden hacer las mujeres durante su período de mens-
truación, y no se puede hacer durante la digestión. Esta terapia produce unos efectos enormes desde el punto de vista físico: combate el estreñi-
miento, revitaliza la función hepática, mejora las digestiones, puede evitar problemas de acidez, fortalece las paredes abdominales, aumenta el
ritmo respiratorio, aumenta los glóbulos rojos en la sangre, y muchas más. Desde el punto de vista psicológico, descarga disgustos y enfados,
puede solucionar problemas de falta de energía, y de depresividad. Esta es una técnica de autoprotección psíquica importante, y por eso se le
llama baño vital, porque está tocando directamente el centro vital de nuestro cuerpo. Este baño vital se puede realizar durante cinco minutos
una vez al día, o cada dos días. Mejora muchísimo el nivel de respuesta de la persona, así como su nivel de carga de energía. Es un baño locali-
zado, en el cual se produce una diferencia de temperaturas entre la parte del cuerpo mojada -de donde se retira la sangre rápidamente por el
frío- y el resto del cuerpo que está seco. Debido a ello, toda la zona fría se comprime, incluyendo los órganos, pero cuando termina usted y se
seca con una toalla, entonces sucede el efecto contrario; toda esa sangre que se retiró y que se había evacuado de los órganos abdominales,
vuelve limpia, lo cual a usted le restablece y rejuvenece. También tiene unos efectos interesantes sobre los desajustes menstruales en la mujer,
siempre y cuando se haga fuera del período menstrual. En el caso de señoras embarazadas, especialmente de primeros meses, el baño vital debe
hacerse con enorme suavidad, y no con tanta fuerza como en estado normal.

Por tanto, el tercer nivel o franja en el cuerpo está relacionado en la columna vertebral con las primeras vértebras lumbares -que son las superio-
res- y las últimas dorsales, que son las más inferiores de las dorsales. Debido a ello, el masaje, en esa zona produce un efecto interesante. Tam-
bién la sauna es efectiva, exceptuando cuando hay contraindicación por baja de presión en las personas que son hipotensas. La sauna produce
un efecto de distensión de todas estas bandas musculares de una forma bastante rápida. En media hora, debido al calor, todo lo que se calienta
se dilata, y cuando un músculo se dilata, éste se relaja y además se oxigena, es decir, se limpia.
D. EJERCICIO NUMERO 32.
TITULO: TERAPIA DEL CUARTO CHAKRA.
FINALIDAD: MEJORAR LAS REACCIONES EMOCIONALES Y LA CAPACIDAD DE AMAR.
El siguiente nivel corresponde al pecho. Es el chakra ANAHATA, relacionado con la glándula timo y regido por Venus. Si en el plexo solar se
acumulan tensiones debidas a la acción, y al ritmo trepidante de muchos acontecimientos o del trabajo, en el pecho se acumulan las tensiones
emocionales. La musculatura pectoral puede tener tensiones acumuladas desde hace años, inclusive en relación con experiencias de la infancia
o de la pubertad. Estas pueden estar ahí representadas en forma de tensión muscular.

Aunque en la mujer la zona pectoral, por su constitución indica una mayor sensibilidad en el plano afectivo, en el hombre no deja ni mucho me-
nos de tener una gran importancia. Para equilibrar esta zona, es muy efectivo el chorro de agua de frente sobre el pecho, que usted puede practi-
car con una ducha de teléfono. Para ello, debe realizar respiraciones profundas y al mismo tiempo sentir que el pecho se abre pues, de hecho,
ésa es la sensación que se experimenta. Para entenderlo mejor mencionaremos lo que ocurre en el plexo solar. En ocasiones, el plexo solar se
encoge cuando está recargado, y usted puede sentir que tiene un nudo en el estómago, o bien, siente que tiene un vacío en el estómago; es decir,
sobrecarga de energía y falta total de energía, respectivamente. En el primer caso, es un reflejo de irritabilidad, de excitación o de sobreexci-
tación de la energía; y, en cambio, cuando se siente un vacío en el estómago significa falta de energía.

En el caso del pecho, cuando se recibe un masaje en esta zona a veces incluso duelen esas fibras, y puede sentirse en primera instancia una sen-
sación de congoja o desaliento, o bien, de irritabilidad emocional, hasta que se produce la relajación de la zona. Por tanto, es efectiva la aplica-
ción de la hidroterapia, como se mencionó anteriormente, así como de masajes en la banda correspondiente, y de sauna.

E. EJERCICIO NUMERO 33.


TITULO: TERAPIA DEL QUINTO CHAKRA.
FINALIDAD: ELEVAR LAS CAPACIDADES COMUNICATIVAS Y EL PODER DE LA PALABRA.
El quinto nivel es muy importante porque es el de las cuerdas vocales. Corresponde al quinto chakra (VISHUDDHA), conectado con la glándu-
la tiroides y el planeta Mercurio. En esta zona la tensión se suele acumular sobre todo desde el cuello hacia los hombros. Para activar y equili-
brar esta zona se aplica terapia de agua, aunque en este caso puede ser de agua caliente. Hay que tener en cuenta que cuando no se puede ir a
saunas, en todas estas franjas que hemos dicho se puede usted dar una ducha bien caliente, y luego terminar con el agua fría para así aplicar ese
doble efecto de dilatación y contracción. Es más conveniente que empiece con agua caliente y termine con agua fría. La aplicación de masaje,
sauna y chorro de agua caliente en el cuello genera una distensión de toda su musculatura. La tensión en esta zona puede dar incluso problemas
de insomnio, debido a que hay fibras nerviosas que se encuentran un poco presionadas u obstaculizadas por fibras musculares. Estas últimas a
veces son como verdaderos cables de acero cuando llevan tiempo, inclusive años, sin relajarse o distenderse. Entonces, muchos problemas de
otras partes del cuerpo están en relación con esa falta de relajación en la musculatura de la espalda, cuyas vértebras están unidas por infinidad
de pequeños musculitos que realmente pueden llegar a oprimir la salida de los nervios de la espina dorsal. Por tanto, en el cuello también se
pueden recomendar ejercicios muy suaves. Es necesario tener en cuenta que el cuello es una parte del cuerpo que hay que tratar con mucha sua-
vidad debido a la importancia de todas las funciones relativas a esa zona. Es mediante chorros de agua en esa zona, masajes, ejercicios de cue-
llo, gimnasia y sauna con lo que lograremos activarla y alcanzar el equilibrio necesario.
F. EJERCICIO NUMERO 34.
TITULO: TERAPIA DEL SEXTO CHAKRA.
FINALIDAD: SUBLIMAR LAS CAPACIDADES PSIQUICAS Y MENTALES, FAVORECIENDO EL EQUILIBRIO CON EL SUBCONS-
CIENTE.
Veamos ahora el sexto chakra (AGNA), relacionado con la glándula pituitaria o hipófisis, regida por la Luna. El centro mental, evidentemente,
es el entrecejo. Como terapia aquí se puede aplicar el chorro de agua en el entrecejo, aunque se debe tomar en cuenta que es un chakra más ce-
rrado, debido a que se encuentra a la altura del hipotálamo, en la base del cerebro, en la glándula hipófisis, la glándula maestra del cuerpo.

Hemos citado las glándulas: son las sexuales para el primer chakra; suprarrenales en relación con el segundo; páncreas endocrino que segrega
insulina y glucagón en el tercer chakra -cuando hay un bajón de azúcar lógicamente también hay un bajón de energía vital-; glándula timo, que
queda un poco adormecida en los adultos, con el cuatro chakra; el quinto tiene que ver con la tiroides; el sexto con la glándula maestra, la hipó-
fisis; y el séptimo con la glándula pineal.

G. EJERCICIO NUMERO 35.


TITULO: TERAPIA DEL SEPTIMO CHAKRA.
FINALIDAD: ABRIR LA CONCIENCIA A LA MISION TRASCENDENTAL INDIVIDUAL.
Aunque ciertamente la terapia física es más difícil con los dos últimos chakras -el sexto a la altura del entrecejo y el séptimo en la coronilla- sí
podemos decir realmente que el chorro de agua, especialmente cuando se "recalientan" las facultades mentales, es muy efectivo. Un chorro de
agua fría, o la alternancia de fría y caliente, va a relajar toda la musculatura del cuero cabelludo, además de la frente y la musculatura facial. Es
muy importante considerar que la musculatura facial por su diversidad, por lo pequeños que son sus músculos, y por lo ligados que están a la
expresión afectiva en el ser humano, tiene una gran importancia. Llegar a relajarlos supone también relajar los estados de ánimo y mentales aso-
ciados con esos músculos que de por sí expresan esos estados internos. Por tanto, la alternancia de agua fría y agua caliente también es aplica-
ble en la cara, en la frente y en el cuero cabelludo como forma de relajar las facultades mentales y también algunos estados de ánimo.
Haciendo un resumen, la práctica hará que la conciencia de sus chakras vaya desarrollándose paulatinamente. Poco a poco usted irá tomando
conciencia de cuñando se produce una excitación en un chakra, o cuñando, por el contrario, se produce un bajón de energía en uno de esos cen-
tros vitales. Este autodiagnóstico le puede llevar a actuar en consecuencia, aplicando las técnicas comentadas, que por lo general son de fácil
aplicación. Por tanto, los centros más fáciles de detectar son: en la base de la espalda cuando existe rigidez, molestia o recarga a la altura de los
riñones, corresponde al segundo chakra; cuando existe sensación de carga o descarga de energía por encima del ombligo, a la altura de la boca
del estómago, es el tercer chakra; cuando hay opresión o irritabilidad en el plano afectivo, se siente a la altura del pecho, que es el cuarto chak-
ra; cuando hay tensión en la zona del cuello o de los hombros, es el quinto chakra; y cuando hay falta de concentración, o cuando existe sobre-
calentamiento mental, se trata del sexto chakra. Estos son los más sencillos, puesto que en el primero y el séptimo -especialmente el séptimo- el
diagnóstico no se detecta tan rápidamente.

Como terapia chakra global es recomendable la realización diaria, por lo menos durante quince minutos, de una gimnasia suave que flexibilice
la columna vertebral en todos sus sentidos, es decir, flexión arriba y abajo, torsión a derecha e izquierda, y caída también hacia un lado y a otro
de la columna, en movimiento lateral; es decir, manejar la columna en todos los sentidos que son permitidos por su propia constitución. La rea-
lización del baño vital mejora el funcionamiento de los tres primeros chakras. La realización de la sauna es también una manera global de dis-
tender la musculatura de la columna vertebral. El masaje también es muy efectivo. Como alternativa muy casera y muy eficiente en lugar del
masaje, está la alternancia de agua caliente y de agua fría para producir el efecto requerido en el chakra donde se perciba que existe un desba-
lance.

Ya para terminar, la idea fundamental es que las facultades mentales y los estados de ánimo están ligados a los estados físicos y ciertas zonas es-
pecíficas de nuestro cuerpo.

10.6. TERAPIA CHAKRA PSICOFISICA.


A. EJERCICIO NUMERO 36.
TITULO: TRIANGULO SOLAR APLICADO A LOS CHAKRAS.
FINALIDAD: ENERGIZAR Y TONIFICAR LOS CHAKRAS.
POSTURA: DE PIE, CON LAS PIERNAS ENTREABIERTAS, USANDO ROPA COMODA.
PROCEDIMIENTO:

1. REALIZAR UN TRIANGULO EQUILATERO CON LOS DEDOS INDICES Y LOS DOS PULGARES. LOS DOS PULGARES FOR-
MAN EN LINEA RECTA EL LADO INFERIOR DEL TRIANGULO.

2. COLOCAR ESE TRIANGULO CON LA PUNTA HACIA ARRIBA A LA ALTURA DEL PLEXO SOLAR.

3. TOMAR TRES RESPIRACIONES PROFUNDAS.

4. AL EXHALAR EXTENDER LOS BRAZOS HACIENDO QUE EL TRIANGULO APUNTE HACIA EL SOL.

5. SE PERMANECE DURANTE UN MINUTO RECARGANDO EL TRIANGULO CON LA ENERGIA SOLAR Y HACIENDO RESPIRA-
CIONES.

6. AL EXHALAR SE ACERCA EL TRIANGULO AL CUERPO Y SE APLICA EN LA ZONA DEL CHAKRA CORRESPONDIENTE DU-
RANTE UN MINUTO MIENTRAS SE HACEN RESPIRACIONES PROFUNDAS.

7. SE REPITE EL CICLO A PARTIR DEL PUNTO 4 PARA APLICAR EL TRIANGULO EN OTRO CHAKRA.

8. LOS PUNTOS CORPORALES DONDE SE APLICA EL TRIANGULO ENERGETICO SON: PUBIS (PRIMER CHAKRA), BAJO VIEN-
TRE (SEGUNDO), PLEXO SOLAR (TERCERO), PECHO (CUARTO), GARGANTA (QUINTO), ENTRECEJO (SEXTO) Y CORONILLA
(SEPTIMO).

B. EJERCICIO NUMERO 37.


TITULO: CRISTALOTERAPIA EN LOS 7 CHAKRAS.
FINALIDAD: EQUILIBRAR LAS ENERGIAS EN LOS CHAKRAS.
POSTURA: ACOSTADO SOBRE UN TAPETE, CON ROPA COMODA, EN LA CLASICA POSTURA DE RELAJACION, CON LAS
PIERNAS Y LOS BRAZOS LIGERAMENTE SEPARADOS, LAS PALMAS DE LAS MANOS HACIA ARRIBA.
MATERIAL NECESARIO: UNA PIEZA DE CRISTAL DE CUARZO, EL CUAL SE HA DEJADO EN AGUA DURANTE UNA HORA Y
POSTERIORMENTE OTRA HORA RECIBIENDO LA LUZ DEL SOL.
PROCEDIMIENTO:

1. SE REALIZA UNA RELAJACION ALFA EN SU PRIMERA FASE (FISICA) DURANTE CINCO MINUTOS.

2. SE SITUA EL CRISTAL DE CUARZO SOBRE EL PUBIS (PRIMER CHAKRA) DURANTE 3 MINUTOS, A LA VEZ QUE SE VAN
REALIZANDO RESPIRACIONES PROFUNDAS.

3. SE REPITE EL PASO 2 COLOCANDO EL CUARZO EN EL BAJO VIENTRE (SEGUNDO CHAKRA), Y ASI SUCESIVAMENTE
HASTA LLEGAR AL SEPTIMO CHAKRA.
C. EJERCICIO 38.
TITULO: HIDROTERAPIA MIXTA DE TEMPERATURAS APLICADA A LOS SIETE CHAKRAS.
FINALIDAD: RELAJAR Y SIMULTANEAMENTE ACTIVAR LOS CHAKRAS, BALANCEANDO LOS DEFICITS O EXCESOS DE
ENERGIA.
POSTURA: DE PIE EN LA DUCHA, O ACOSTADO EN UN LUGAR DONDE SE DISPONGA DE MANGUERA Y DE UNA PERSONA
QUE AYUDE EN LA PRACTICA.
MATERIAL NECESARIO: TERMO Y DUCHA DE TELEFONO O MANGUERA.
PROCEDIMIENTO:

1. SE APLICA UN CHORRO DE AGUA CALIENTE A CADA UNO DE LOS PUNTOS CORPORALES EN RELACION CON LOS
CHAKRAS, DURANTE UN MINUTO EN CADA UNO DE ELLOS. SE COMIENZA POR EL PRIMER CHAKRA Y SE CONTINUA
HASTA EL SEPTIMO.

2. A CONTINUACION SE APLICA UN CHORRO DE AGUA FRIA A CADA UNO DE LOS PUNTOS CORPORALES EN RELACION
CON LOS CHAKRAS, DURANTE UN MINUTO EN CADA UNO DE ELLOS.

10.7. AUTOPROTECCION PSIQUICA.


A. EJERCICIO 39.
TITULO: EL PODER DEL TALISMAN PERSONAL.
FINALIDAD: PROTECCION DE LA PROPIA IDENTIDAD PERSONAL.
MATERIAL NECESARIO: UNA PIEDRA PRECIOSA O SEMIPRECIOSA QUE VAYA DE ACUERDO CON LAS CARACTERISTICAS
PERSONALES. PARA SELECCIONAR LA ADECUADA LO MEJOR ES VER Y TOCAR TODOS LOS TIPOS POSIBLES DE PIEDRAS
Y ELEGIR INTUITIVAMENTE AQUELLA CON LA QUE SE TENGA MAS AFINIDAD.
PROCEDIMIENTO:

1. SE COLOCA LA PIEDRA EN AGUA DURANTE UN DIA PARA NEUTRALIZARLA COMPLETAMENTE.

2. SE REALIZA SU CONSAGRACION AL SOL NACIENTE DEL AMANECER, PRONUNCIANDO UNA FORMULA PARECIDA A: À
?ÀTE CONSAGRO COMO MI ENTIDAD PROTECTORA Y MI CANAL DE COMUNICACION CON ENERGIAS SUPERIORESÀ ?À.

3. SE DEJA A CONTINUACION LA PIEDRA AL SOL DURANTE TODO EL DIA HASTA LA PUESTA DEL ASTRO REY.

4. SE PUEDE USAR COMO MEDALLON, ANILLO O SIMPLEMENTE COMO ELEMENTO PROTECTOR EN EL HOGAR COLOCAN-
DOLA EN UN RINCON RECOGIDO Y ESPECIAL DE LA CASA.
B. EJERCICIO 40.
TITULO: PANTALLA MENTAL EN LAS RELACIONES HUMANAS.
FINALIDAD: CONECTAR CON LA ESENCIA INDIVIDUAL DEL YO EN LAS RELACIONES INTERPERSONALES CONFLICTIVAS
O ESPECIALMENTE DELICADAS.
PROCEDIMIENTO:

1. ANTE UN CONTACTO PERSONAL QUE CONLLEVE ESTRES, RIESGO O POSIBILIDAD DE CONFLICTO, NO ESTE TAN PEN-
DIENTE DE LAS POSIBLES SITUACIONES EXTERNAS QUE SE PUEDAN DAR. ES PREFERIBLE PONER LAS ENERGIAS EN EL
FORTALECIMIENTO DEL PROPIO YO.

2. LA CLAVE PARA VENCER Y SUPERAR LOS CONTACTOS HUMANOS CONFLICTIVOS ESTA EN MANTENER UNA VIVENCIA
DE RESPETO HACIA UNO MISMO. SI SE ACUDE A UNA CITA DELICADA SON SENSACION DE INSEGURIDAD O INFRAVALO-
RACION, LA OTRA PERSONA PUEDE BARRER SU SEGURIDAD PERSONAL AUN MAS.

3. EN LOS MINUTOS PREVIOS AL CONTACTO CON ESA PERSONA REPITA VARIAS VECES INTERNAMENTE: À ?ÀSIENTO UN
PROFUNDO RESPETO POR MI MISMO. EN MI SE MANIFIESTA EL RESPETO. EL RESPETO DE FORMA NATURAL IRA TOMAN-
DO EXISTENCIA EN MI ENTORNOÀ ?À.
C. EJERCICIO 41.
TITULO: INVOCACION DE LA VERDADERA PROTECCION.
FINALIDAD: HACER UNA LLAMADA SINCERA A LAS FUERZAS SUPERIORES PARA QUE MANIFIESTEN SUS FUERZAS PRO-
TECTORAS.
PROCEDIMIENTO:

1. EN MOMENTOS CRITICOS EN LOS QUE HAY EN JUEGO COSAS QUE ESTAN LIGADAS AL PROPIO DESARROLLO PERSO-
NAL, LA INVOCACION A LO MAS ALTO QUE UNO SEA CAPAZ DE CONCEBIR ES LO MAS SANO.

2. PRONUNCIE INTERNAMENTE CON UNA ACTITUD SINCERA: À ?ÀSEÑOR, TU QUE TIENES VISION Y PODERIO SOBRE TO-
DAS LAS COSAS, INTERCEDE POR MI ENVIANDOME LUZ Y FORTALEZA. CON UNA SOLA PALABRA TUYA, MI ALMA SERA
SANA Y SALVAÀ ?À.

D. EJERCICIO 42.
TITULO: CAMINAR DESCALZO.
FINALIDAD: TOMAR CONCIENCIA DINAMICA DEL CENTRO DE GRAVEDAD PERSONAL, EL PLEXO SOLAR.
CONDICIONES AMBIENTALES NECESARIAS: EN EL CAMPO, LA PLAYA, UN JARDIN O EN ALGUN SITIO DONDE SE PUEDA
CAMINAR DESCALZO COMODAMENTE EN CONTACTO CON EL TERRENO.
PROCEDIMIENTO:

1. CAMINE TRANQUILAMENTE DURANTE UNOS 10 O 15 MINUTOS MIENTRAS REALIZA RESPIRACIONES PROFUNDAS.

2. CON CADA INHALACION SIENTA QUE SU PLEXO SOLAR SE RECARGA DE ENERGIA, Y CON CADA EXHALACION VISUA-
LICE QUE EL SOBRANTE DE ENERGIAS DESCIENDE DESDE EL PLEXO POR LAS PIERNAS HASTA LAS PLANTAS DE LOS
PIES, LIBERANDOSE HACIA LA TIERRA.
E. EJERCICIO 43.
TITULO: PROTECCION PIRAMIDAL.
FINALIDAD: CAPTAR ENERGIAS SUPERIORES HACIA LA CORONILLA DE LA CABEZA (SEPTIMO CHAKRA). DESPERTAR LA
CONCIENCIA DE LA PROPIA MISION INDIVIDUAL.
POSTURA: DE PIE. REALICE UN TRIANGULO CON LOS DEDOS INDICES Y LOS PULGARES. EL LADO INFERIOR DEL TRIAN-
GULO ESTA FORMADO POR LOS DOS PULGARES UNIDOS EN LINEA RECTA. EL TRIANGULO APUNTA HACIA ARRIBA.
PROCEDIMIENTO:

1. DE PIE, COLOQUE EL TRIANGULO SOBRE LA CORONILLA DE SU CABEZA SIN LLEGAR A TOCARLA (2 o 3 cms. por encima
de la cabeza).

2. REALICE RESPIRACIONES SUAVES Y PROFUNDAS, SINTIENDO QUE LA ENERGIA VIENE DE ARRIBA HACIA ABAJO, PE-
NETRANDO POR LA CORONILLA Y RECORRIENDO LA COLUMNA.

10.8. EJERCICIOS DE MAGIA SONORA.


A. EJERCICIO 44.
TITULO: HABLANDO CON EL SOL.
FINALIDAD: ENVIAR UN MENSAJE TELEPATICO-VERBAL HACIA EL SOL PARA QUE ESTE RESPONDA.
POSTURA: DE PIE O SENTADO, CON LA COLUMNA ERGUIDA.

PROCEDIMIENTO:

1. VISUALICE INTERNAMENTE EL MENSAJE À ?ÀSOL, TE ENVIO UN MENSAJE DE RESPETO, COMO HIJO TUYO QUE SOY.
RESPONDEMEÀ ?À.

2. CUANDO HAYA LOGRADO EL NIVEL DE ENERGIA MENTAL SUFICIENTE EN TORNO AL MENSAJE, LIBERE LA FRASE Y EL
PENSAMIENTO ASOCIADO SIMULTANEAMENTE.

3. VISUALICE COMO EL MENSAJE VIAJA HACIA EL SOL RAPIDAMENTE Y EN POCOS SEGUNDOS LLEGA A EL.

4. PERMANEZCA EN ESTADO DE RELAJACION DURANTE UNOS MINUTOS Y ESTE MUY CONSCIENTE DE LOS PENSAMIEN-
TOS O INTUICIONES QUE LE LLEGUEN A LA CABEZA.
B. EJERCICIO 45.
TITULO: HABLANDO CON LA LUNA.
FINALIDAD: ENVIAR UN MENSAJE TELEPATICO-VERBAL HACIA LA LUNA PARA QUE ESTA RESPONDA.
POSTURA: SIMILAR A LA DEL EJERCICIO 44.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 44.
C. EJERCICIO 46.
TITULO: HABLANDO CON UN PAJARO.
FINALIDAD: ENVIAR UN MENSAJE TELEPATICO-VERBAL A UN PAJARO PARA QUE ESTE RESPONDA.
POSTURA: SIMILAR A LA DEL EJERCICIO 44.
PROCEDIMIENTO:

1. VISUALICE INTERNAMENTE EL SIGUIENTE MENSAJE: À ?ÀPAJARO, SOY TU AMIGO. QUIERO QUE ME CUENTES ALGO
DE LO QUE VES DESDE ARRIBAÀ ?À.

2. CUANDO EN SU MENTE EL MENSAJE HAYA ADQUIRIDO EL SUFICIENTE VOLTAJE, LIBERE SIMULTANEAMENTE LA FRA-
SE Y EL PENSAMIENTO ASOCIADO.

3. PERMANEZCA DURANTE UNOS MINUTOS EN ESTADO DE RELAJACION Y RECEPTIVO MENTALMENTE HACIA EL MEN-
SAJE QUE VA A RECIBIR.
D. EJERCICIO 47.
TITULO: DESARROLLO DE LA VOLUNTAD MEDIANTE MANTRAM.
POSTURA: SENTADO COMODAMENTE CON LA COLUMNA ERGUIDA.
FINALIDAD: POTENCIAR LA VOLUNTAD MEDIANTE EL USO DE LA COORDINACION PENSAMIENTO-VOCALIZACION.

PROCEDIMIENTO:

1. VISUALICE INTERNAMENTE LA PALABRA À ?ÀVOLUNTADÀ ?À HASTA QUE CONSIGA EL GRADO SUFICIENTE DE PO-
TENCIA EN EL PENSAMIENTO ASOCIADO A ESA PALABRA.

2. UNA VEZ LOGRADO ESE VOLTAJE NECESARIO, VOCALICE LA PALABRA VOLUNTAD Y SIENTA LA VIBRACION QUE CON
SU PROPIA VOZ USTED ESTA GENERANDO.

3. REPITA EL CICLO DOS VECES MAS A PARTIR DEL PUNTO 1, CON LO QUE EN TOTAL PRONUNCIARA LA PALABRA À
?ÀVOLUNTADÀ ?À TRES VECES.
E. EJERCICIO 48.
TITULO: DESARROLLO DE LA ARMONIA MEDIANTE MANTRAM.
FINALIDAD: POTENCIAR EL EQUILIBRIO INTERIOR MEDIANTE EL USO DE LA COORDINACION PENSAMIENTO-VOCALIZA-
CION.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 47.
F. EJERCICIO 49.
TITULO: DESARROLLO DE LA CONCENTRACION MEDIANTE MANTRAM.
FINALIDAD: POTENCIAR LA CONCENTRACION MEDIANTE EL USO DE LA COORDINACION PENSAMIENTO - VOCALIZA-
CION.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 47, PRONUNCIANDO LA PALABRA À ?ÀCONCENTRACIONÀ ?À.
G. EJERCICIO 50.
TITULO: DESARROLLO DE LA INTUICION MEDIANTE EL USO DE MANTRAM.
FINALIDAD: POTENCIAR LA INTUICION MEDIANTE EL USO DE LA COORDINACION PENSAMIENTO-VOCALIZACION.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 47, PRONUNCIANDO LA PALABRA À ?ÀINTUICIONÀ ?À.
H. EJERCICIO 51.
TITULO: DESARROLLO DE LA FRATERNIDAD MEDIANTE EL USO DE MANTRAM.
FINALIDAD: POTENCIAR EL SENTIDO DE LA FRATERNIDAD MEDIANTE EL USO DE LA COORDINACION ENTRE PENSA-
MIENTO Y VOCALIZACION.

PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 47, PRONUNCIANDO LA PALABRA À ?ÀINTUICIONÀ ?À.


I. EJERCICIO 52.
TITULO: DESARROLLO DE LA IMAGINACION MEDIANTE EL USO DE MANTRAM.
FINALIDAD: POTENCIAR LA IMAGINACION MEDIANTE EL USO DE LA COORDINACION PENSAMIENTO - VOCALIZACION.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 47.
J. EJERCICIO 53.
TITULO: DESARROLLO DE LA CLARIVIDENCIA MEDIANTE EL USO DE MANTRAM.
FINALIDAD: POTENCIAR LA CLARIVIDENCIA MEDIANTE EL USO DE LA COORDINACION PENSAMIENTO - VOCALIZACION.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 47, PRONUNCIANDO LA PALABRA À ?ÀCLARIVIDENCIAÀ ?À.

10.9. TELEPATIA CON LA NATURALEZA.


A. EJERCICIO 54.
TITULO: CONTEMPLACION EN EL AURA DEL NARANJO.
FINALIDAD: CAPTAR LAS VIBRACIONES DEL ARBOL DEL NARANJO, ANALOGAS AL CUARTO CHAKRA. DESARROLLAR
LOS ATRIBUTOS DE ESTE CHAKRA: ARMONIA, AMOR, FUSION, EQUILIBRIO Y BALANCE.
POSTURA: SE PUEDE USAR UNA POSTURA DE MEDITACION SENTADA, O UNA POSTURA DE RELAJACION ACOSTADA. CO-
LOQUESE A MEDIO METRO O 1 METRO DEL TRONCO DEL ARBOL.
MATERIAL NECESARIO: UN NARANJO.
PROCEDIMIENTO:

1. SITUESE EN LA POSTURA ELEGIDA.

2. REALICE UNA RELAJACION ALFA EN SU PRIMERA FASE (FISICA).

3. PERMANEZCA DURANTE UN MINUTO REALIZANDO RESPIRACIONES PROFUNDAS, A LA VEZ QUE HACE CRECER DEN-
TRO DE USTED EL MENSAJE MENTAL: À ?ÀENTIDADES SUTILES DEL NARANJO, OS PRESENTO MIS RESPETOS Y SOLICITO
QUE COMPARTAIS CONMIGO VUESTRA ESENCIAÀ ?À.
4. CUANDO HAYA ALCANZADO EL GRADO SUFICIENTE DE VOLTAJE EN EL MENCIONADO MENSAJE, PRONUNCIE LA FRA-
SE EN VOZ ALTA.

5. PERMANEZCA DURANTE 15 O 20 MINUTOS EN ESTADO PSIQUICO RECEPTIVO PARA CAPTAR CONVENIENTEMENTE LAS
RESPUESTAS DEL ARBOL.
B. EJERCICIO 55.
TITULO: ABRAZO AL NARANJO.
FINALIDAD: COMPENETRARSE Y COMUNICARSE CON EL AURA DEL NARANJO. VITALIZAR LAS CUALIDADES ANALOGAS
AL CUARTO CHAKRA: AMOR, ARMONIA, EQUILIBRIO Y BALANCE.
POSTURA: DE PIE.
MATERIAL NECESARIO: UN NARANJO.
PROCEDIMIENTO:

1. SITUESE A 3 METROS DEL NARANJO Y MENTALICE EL MENSAJE: À ?ÀENTIDADES PROTECTORAS DEL NARANJO, SOLI-
CITO VUESTRA ANUENCIA PARA PENETRAR EN EL AURA DEL ARBOL QUE GUARDAISÀ ?À.

2. UNA VEZ QUE HAYA MENTALIZADO SUFICIENTEMENTE, DIGA LA FRASE EN VOZ ALTA.

3. AVANCE HACIA AL ARBOL DESPACIO Y MENTALICE LA FRASE: À ?ÀNARANJO, CON ESTE ABRAZO PERMITEME INTE-
GRARME CONTIGO Y COMPARTIR LO MEJOR DE AMBOSÀ ?À.

4. CUANDO INTERNAMENTE ESTA FRASE HAYA ADQUIRIDO EL SUFICIENTE NIVEL DE ENERGIA, PRONUNCIELA EN VOZ
ALTA.

5. TERMINE DE ACERCARSE AL ARBOL Y ABRACELO ARMONICAMENTE.

6. PERMANEZCA DURANTE UNOS MINUTOS EN LA POSTURA, CON UNA ACTITUD MENTAL TELEPATICA RECEPTIVA Y
REALIZANDO RESPIRACIONES SUAVES Y PROFUNDAS.
C. EJERCICIO 56.
TITULO: CONTEMPLACION EN EL AURA DEL CASTAÑO.
FINALIDAD: CAPTAR LAS VIBRACIONES DEL ARBOL DEL CASTAÑO, ANALOGAS AL SEGUNDO CHAKRA. DESARROLLAR
LOS ATRIBUTOS RELATIVOS A ESTE CHAKRA: OPTIMISMO VITAL, SOCIABILIDAD, EXPANSION MENTAL Y CAPACIDAD DE
ATRACCION DE LA ABUNDANCIA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 54.
MATERIAL NECESARIO: UN CASTAÑO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 54.

D. EJERCICIO 57.
TITULO: ABRAZO AL CASTAÑO.
FINALIDAD: COMPENETRARSE Y COMUNICARSE CON EL AURA DEL CASTAÑO. VITALIZAR LAS CUALIDADES ANALOGAS
AL SEGUNDO CHAKRA: EXPANSION MENTAL Y ANIMICA, ATRACCION DE LA FORTUNA Y ABUNDANCIA AFECTIVA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 55.
MATERIAL NECESARIO: UN CASTAÑO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 55.
E. EJERCICIO 58.
TITULO: CONTEMPLACION EN EL AURA DEL LIMONERO.
FINALIDAD: CAPTAR LAS VIBRACIONES DEL ARBOL DEL LIMONERO, ANALOGAS AL TERCER CHAKRA. DESARROLLAR
LOS ATRIBUTOS AFINES A ESE CENTRO DE ENERGIA: CAPACIDAD DE ACCION DINAMICA Y CONTROLADA, AGUDEZA,
VALOR Y CONTROL DEL RIESGO.
POSTURA: SIMILAR A LA DEL EJERCICIO 54.
MATERIAL NECESARIO: UN LIMONERO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 54.
F. EJERCICIO 59.
TITULO: ABRAZO AL LIMONERO.
FINALIDAD: COMPENETRARSE Y COMUNICARSE CON EL ARBOL DEL LIMONERO. VITALIZAR LAS CUALIDADES ANALO-
GAS AL TERCER CHAKRA: EMPUJE, DECISION ACERTADA Y VISION DINAMICA Y SAGAZ DE LAS SITUACIONES.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 55.
MATERIAL NECESARIO: UN LIMONERO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 55.
G. EJERCICIO 60.
TITULO: CONTEMPLACION EN EL AURA DEL NOGAL.
FINALIDAD: CAPTAR LAS VIBRACIONES DEL AURA DEL NOGAL, ANALOGAS AL QUINTO CHAKRA. ASIMILAR LOS ATRI-
BUTOS DEL QUINTO CHAKRA: FLEXIBILIDAD Y AGILIDAD MENTAL, PODER DE LA PALABRA, Y RELACION UNIVERSAL
DE CONCEPTOS.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 54.
MATERIAL NECESARIO: UN NOGAL.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 54.
H. EJERCICIO 61.
TITULO: ABRAZO AL NOGAL.
FINALIDAD: COMPENETRARSE Y COMUNICARSE CON EL ARBOL DEL NOGAL. DESARROLLAR LAS CUALIDADES ANALO-
GAS AL QUINTO CHAKRA: INTELIGENCIA PRACTICA, COMUNICACION VERBAL, Y MANEJO DE LA MAGIA SONORA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 55.
MATERIAL NECESARIO: UN NOGAL.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL DEL EJERCICIO 55.
I. EJERCICIO 62.
TITULO: CONTEMPLACION EN EL AURA DEL AVELLANO.
FINALIDAD: CAPTAR LAS VIBRACIONES DEL AURA DEL AVELLANO, ANALOGAS AL SEXTO CHAKRA. ASIMILAR LOS
ATRIBUTOS DEL SEXTO CHAKRA: CLARIVIDENCIA, CAPACIDAD TELEPATICA, UNION EN EL PLANO PSIQUICO Y EQUILI-
BRIO CON EL SUBCONSCIENTE.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 54.
MATERIAL NECESARIO: UN AVELLANO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 54.
J. EJERCICIO 63.
TITULO: ABRAZO AL AVELLANO.
FINALIDAD: COMPENETRARSE Y COMUNICARSE CON EL ARBOL DE AVELLANO. DESARROLLAR LAS CUALIDADES PRO-
PIAS DEL SEXTO CHAKRA: INTUICION PSIQUICA, SEXTO SENTIDO, PREMONICION, INSPIRACION MISTICA Y ARTISTICA, Y
CLARIVIDENCIA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 55.

MATERIAL NECESARIO: UN AVELLANO.


PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 55.
K. EJERCICIO 64.
TITULO: CONTEMPLACION EN EL AURA DEL ALMENDRO.
FINALIDAD: CAPTAR LAS VIBRACIONES DEL AURA DEL ALMENDRO, ANALOGO AL SEPTIMO CHAKRA. ASIMILAR LOS
ATRIBUTOS DEL SEPTIMO CHAKRA: INTEGRACION CON LA INDIVIDUALIDAD ESENCIAL, COMPRENSION DE LA PROPIA
MISION TRASCENDENTAL, Y CREATIVIDAD.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 54.
MATERIAL NECESARIO: UN ALMENDRO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 54.
L. EJERCICIO 65.
TITULO: ABRAZO AL ALMENDRO.
FINALIDAD: COMPENETRARSE Y COMUNICARSE CON EL ALMENDRO. DESARROLLAR LAS CUALIDADES DEL SEPTIMO
CHAKRA: MISION INDIVIDUAL OCULTA, AUTOINTEGRACION, Y CREATIVIDAD.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 55.
MATERIAL NECESARIO: UN ALMENDRO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 55.

10.10. VISUALIZACION DE SIMBOLOS Y CLARIVIDENCIA.


A. EJERCICIO 66.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO MAS SENCILLO, EL PUNTO.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN UN PUNTO Y MEDITAR EN EL SIGNIFICADO SIMBOLICO DEL PUNTO: GERMEN,
INICIO, UNIDAD, CONCENTRACION Y ORIGEN.
POSTURA: SENTADO COMODAMENTE.
MATERIAL NECESARIO: UN PUNTO DIBUJADO SOBRE UN PAPEL BLANCO.

PROCEDIMIENTO:

1. COLOQUESE COMODAMENTE EN LA POSTURA Y COMIENCE A RESPIRAR DURANTE UNOS MINUTOS, VISUALIZANDO


DE FORMA RELAJADA SU ENTRECEJO.

2. MIRE DE FRENTE EL SIMBOLO QUE POSEE DELANTE DE USTED Y CONCIENTICE LA IDEA O PENSAMIENTO QUE SE PRO-
DUCE EN SU MENTE EN RELACION CON EL SIMBOLO. MANTENGA DE FORMA SOSTENIDA SU ATENCION EN ESTE SIMBO-
LO, YENTRAM O MANDALA.

3. NO RAZONE, SINO SENCILLAMENTE INTUYA. NO ANALICE, SINO SIMPLEMENTE VISUALICE.

4. DESPUES DE HABER VISUALIZADO EL SIMBOLO DURANTE 3 A 5 MINUTOS, REALICE UNA RELAJACION ALFA EN SU
CUARTA FASE (MENTAL) Y LIMITESE A OBSERVAR LAS SUGERENCIAS E IMPRESIONES QUE APARECEN EN SU MENTE EN
RELACION CON EL SIMBOLO O CON CUALQUIER OTRA COSA.

5. PARA TERMINAR CON LA PRACTICA ESCRIBA EN UNA LIBRETA LAS IDEAS MAS DESTACADAS.
B. EJERCICIO 67.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DEL YINN Y DEL YANG.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: ARMONIA
ENTRE DOS POLOS, DUALIDAD DINAMICA Y COMPLEMENTACION ENTRE EXTREMOS.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UN DIBUJO EN NEGRO SOBRE PAPEL BLANCO CONTENIENDO EL SIMBOLO DEL YINN Y DEL
YANG.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 67.
C. EJERCICIO 68.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DE LA ESTRELLA DE DAVID, SELLO DE SALOMON O ESTRELLA DE 6 PUNTAS.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: UNION AR-
MONICA ENTRE LO DE ARRIBA Y LO DE ABAJO, UNION SEXUAL (SEX, SEIS), ARMONIA ENTRE MACROCOSMOS Y MICRO-
COSMOS, EQUILIBRIO ENTRE AFUERA Y ADENTRO, Y FUSION DIOS-HOMBRE.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UNA ESTRELLA DE 6 PUNTAS DIBUJADA SOBRE PAPEL BLANCO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.

D. EJERCICIO 69.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DEL CIRCULO.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: ESPIRITU,
CONCIENCIA, ETERNIDAD (SIN PRINCIPIO NI FIN), INDIVIDUALIDAD, Y VOLUNTAD DINAMICA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UN CIRCULO EN NEGRO DIBUJADO SOBRE UN PAPEL BLANCO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
E. EJERCICIO 70.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DEL CUADRADO.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: MATERIA,
REALIDAD, DIMENSION ESPACIO-TEMPORAL, Y MATERIALIZACION.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UN CUADRADO DIBUJADO SOBRE UN PAPEL BLANCO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
F. EJERCICIO 71.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DE LA CRUZ.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: EL SENDE-
RO CRISTICO, EL CRUCE DE DOS LINEAS DE FUERZA, EL EQUILIBRIO ENTRE LOS CUATRO ELEMENTOS (FUEGO, AIRE,
AGUA, TIERRA: LOS CUATRO BRAZOS DE LA CRUZ), Y LAS PRUEBAS QUE PONE LA REALIDAD.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UNA CRUZ CON LOS 4 BRAZOS IGUALES DIBUJADA SOBRE UN PAPEL BLANCO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.

G. EJERCICIO 72.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DE LA ESPIRAL EVOLUTIVA.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: EVOLUCION
ESPIRAL (ESPIRITUAL), DESARROLLO PROGRESIVO DE LA CONCIENCIA, Y APERTURA A NUEVOS NIVELES DE REALIZA-
CION. LA ESPIRAL EVOLUTIVA SE VA DESPLEGANDO Y DIBUJANDO DESDE EL CENTRO HACIA FUERA EN EL SENTIDO DE
LAS AGUJAS DEL RELOJ.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UNA ESPIRAL DIBUJADA SOBRE UN PAPEL BLANCO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
H. EJERCICIO 73.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DE LA LINEA ONDULADA.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: CICLOS, RIT-
MOS UNIVERSALES, BIORRITMOS Y ONDAS.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UNA LINEA ONDULADA HORIZONTAL DIBUJADA SOBRE UN PAPEL BLANCO.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
I. EJERCICIO 74.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DE LA TORRE DE BABEL.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: DISPERSION
DE IDEAS, INCOMPRENSION EN LA COMUNICACION, DISGREGACION DE ESFUERZOS Y FALTA DE FRATERNIDAD.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UN DIBUJO O ILUSTRACION CON LA TORRE DE BABEL.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.

J. EJERCICIO 75.
TITULO: MEDITACION EN EL SIMBOLO DEL ANGEL.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: ENTIDAD
PROTECTORA SUTIL, INSPIRADOR DE LOS SABIOS, VENGADOR DE LAS INJUSTICIAS, Y SALVADOR DE LAS ALMAS PURAS
Y NECESITADAS.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UNA ILUSTRACION, PINTURA O DIBUJO DE UN ANGEL.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
K. EJERCICIO 76.
TITULO: VISUALIZACION DEL SIMBOLO DE LA VIRGEN.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA MENTE EN ESTE SIMBOLO Y MEDITAR EN SU SIGNIFICADO TRASCENDENTAL: LA PUREZA,
LA ETERNA PROCREACION DE FORMAS Y ENERGIAS, EL AMOR MAS ENTREGADO, Y LA MADRE NATURALEZA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UNA ILUSTRACION, PINTURA O DIBUJO DE LA VIRGEN.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
L. EJERCICIO 77.
TITULO: VISUALIZACION DEL CIELO ESTRELLADO.
FINALIDAD: VER CON LOS OJOS INTERIORES (CLARIVIDENCIA) Y PERCIBIR MAS ALLA DE LOS ESTIMULOS FISICOS LO
QUE NOS TRANSMITE UN CIELO ESTRELLADO.
POSTURA: ACOSTADO EN POSTURA CLASICA DE RELAJACION Y MIRANDO HACIA EL CIELO.
CONDICIONES AMBIENTALES: UN CIELO NOCTURNO ESTRELLADO. UN TAPETE PARA TENDERSE SOBRE EL.
PROCEDIMIENTO:

1. SITUESE EN EL TAPETE Y REALICE UNA RELAJACION ALFA EN SU PRIMERA FASE (FISICA).

2. RESPIRE DURANTE UNOS MINUTOS CON SU ATENCION RELAJADA Y SOSTENIDA EN EL ENTRECEJO.

3. ABRA LOS OJOS Y VISUALICE EL CIELO ESTRELLADO. VEA Y PERCIBA CON SU ENTRECEJO. INTUYA, NO ANALICE; PER-
CIBA, NO RAZONE.

10.11. VISUALIZACION DE ARCANOS DEL TAROT.


A. EJERCICIO 78.
TITULO: VISUALIZACION DE ARCANOS DEL TAROT.
FINALIDAD: CONCENTRAR LA IMAGEN EN LA MENTE DE UN ARCANO DE TAROT Y MEDITAR EN SU SIMBOLO TRASCEN-
DENTAL.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
MATERIAL NECESARIO: UNA LAMINA DE UN ARCANO DE TAROT.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 66.
B. EJERCICIO 79.
TITULO: VISUALIZACION DE ARCANOS DE TAROT AL ESTILO EGIPCIO.
FINALIDAD: CONCENTRARSE MENTALMENTE EN EL ARCANO, VOCALIZAR SU NOMBRE, FORMULAR UNA PREGUNTA Y
ESTAR EN DISPOSICION PARA RECIBIR LA RESPUESTA.
POSTURA: SENTADO EN UNA POSTURA COMODA.
MATERIAL NECESARIO: UN ARCANO DE TAROT.
PROCEDIMIENTO:

1. RELAJARSE EN LA POSTURA.

2.RESPIRAR Y CONCENTRAR RELAJADA Y SOSTENIDAMENTE LA ATENCION EN EL ENTRECEJO.

3. VISUALIZAR EL ARCANO DE TAROT A LA VEZ QUE SE MENTALIZA INTERNAMENTE LA PALABRA QUE LO DEFINE (EL
MAGO, LA SACERDOTISA, ETC.)

4. UNA VEZ QUE SE HA ALCANZADO EL VOLTAJE MENTAL SUFICIENTE CON ESA PALABRA, SE VOCALIZA LA MISMA EN
VOZ ALTA.

5. A CONTINUACION, TAMBIEN EN VOZ ALTA, SE FORMULA UNA PREGUNTA AL ARCANO, LA CUAL DEBE DE IR EN RELA-
CION CON EL PROPIO SIGNIFICADO Y SIMBOLISMO DE LA FIGURA.

6. SE PERMANECE EN ACTITUD RECEPTIVA DURANTE UNOS MINUTOS HASTA QUE LA MENTE CAPTA IMPRESIONES O SU-
GERENCIAS RELATIVAS A LA CONTESTACION DEL ARCANO.
10.12. USO DE LAS ENERGIAS TELURICAS.
A. EJERCICIO 80.
TITULO: INVOCACION DE LAS ENERGIA TELURICAS DE LAS MONTAÑAS.
FINALIDAD: DESPERTAR Y CONCIENTIZAR LAS ENERGIAS TELURICAS DE UNA MONTAÑA PARA QUE ESTAS AYUDEN AL
DESPERTAR DE LA HUMANIDAD. ES UNA INVOCACION IMPERSONAL Y NO INDIVIDUAL.
POSTURA: EN UNA PRIMERA FASE SE COLOCA DE RODILLAS O EN POSTURA DE MEDITACION. DESPUES SE SITUA DE PIE.
MATERIAL NECESARIO: SE USA LA ARENA, TIERRA O PIEDRILLAS QUE SE ENCUENTREN EN EL LUGAR.
PROCEDIMIENTO (GENERAL PARA LOS SIGUIENTES EJERCICIOS):

1. DE RODILLAS O EN POSTURA SENTADA DE MEDITACION SE PIDE PERMISO A LAS ENTIDADES PROTECTORAS DEL LU-
GAR PARA QUE NOS PERMITAN ENTRAR EN EL CAMPO DE ENERGIA DE ESE LUGAR TELURICO.

2. PARA LOGRAR ESE PERMISO SE PERMANECE CON UNA ACTITUD MENTAL PURA Y ABIERTA, REALIZANDO RESPIRACIO-
NES PROFUNDAS Y MANTENIENDO LA CONCENTRACION EN EL ENTRECEJO.

3. DESPUES DE 5 MINUTOS DE FASE PREPARATORIA, RECOJA DEL SUELO EL ELEMENTO NATURAL CORRESPONDIENTE AL
EJERCICIO (TIERRA, UNA FLOR O PLANTA, AGUA, ETC.). EN EL PRESENTE EJERCICIO SE COGE TIERRA.

4. SE COLOCA DE PIE Y ESPARCE EL ELEMENTO NATURAL QUE TIENE EN LA MANO HACIA LOS CUATRO PUNTOS CARDI-
NALES, GIRANDO SOBRE SI MISMO EN EL SENTIDO DE LAS AGUJAS DEL RELOJ, PRONUNCIANDO: À ?ÀTU QUE ERES RE-
PRESENTANTE DE LA MADRE TIERRA Y DE SUS ENERGIAS TELURICAS, TE ESPARZO AL ESTE, SUR, OESTE Y NORTE PARA
QUE LLEVES SU FUERZA EVOLUTIVA A CUANTOS RINCONES DE LA TIERRA ALCANCES. ASI TE LO ENCOMIENDOÀ ?À.
B. EJERCICIO 81.
TITULO: INVOCACION DE LAS ENERGIAS TELURICAS DE LOS RIOS Y ARROYOS.
FINALIDAD: DESPERTAR Y CONCIENTIZAR LAS ENERGIAS TELURICAS DE UN RIO O ARROYO PARA QUE SUS FUERZAS
NATURALES AYUDEN E IMPULSEN A LA HUMANIDAD EN SU EVOLUCION.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 80.

MATERIAL NECESARIO: AGUA DEL ARROYO O RIO SOBRE EL QUE SE VA A CENTRAR LA OPERACION.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 80.

C. EJERCICIO 82.
TITULO: INVOCACION DE LAS ENERGIAS TELURICAS DEL MAGMA DE LA TIERRA.
FINALIDAD: DESPERTAR Y CONCIENTIZAR LAS ENERGIAS TELURICAS DEL MAGMA TERRESTRE PARA QUE SU FUERZA
AYUDE A IMPULSAR A LA HUMANIDAD EN SU EVOLUCION.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 80.
MATERIAL NECESARIO: ROCA VOLCANICA.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 80.
D. EJERCICIO 83.
TITULO: INVOCACION DE LAS ENERGIAS TELURICAS DEL POLEN DE LAS FLORES.
FINALIDAD: DESPERTAR Y CONCIENTIZAR LAS ENERGIAS TELURICAS DEL POLEN DE LAS FLORES, PARA QUE ESTE HA-
GA GERMINAR EL BIEN Y LA PAZ POR EL PLANETA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 80.
MATERIAL NECESARIO: FLORES CON POLEN.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 80.
E. EJERCICIO 84.
TITULO: INVOCACION DE LAS ENERGIAS TELURICAS DEL MAR.
FINALIDAD: DESPERTAR Y CONCIENTIZAR LAS ENERGIAS TELURICAS DEL MAR Y DE LOS OCEANOS, PARA QUE ESTOS
CONTINUEN CON SU LABOR PURIFICADORA Y DADORA DE VIDA SOBRE EL PLANETA.
POSTURA: SIMILAR AL EJERCICIO 80.
MATERIAL NECESARIO: AGUA DE MAR.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 80.

10.13. TELEPATIA SEGUN LA ESCUELA NORTEAMERICANA.


A. EJERCICIO 85.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR UNA PALABRA PRONUNCIADA: SI.
MOTIVACION: LA ESCUELA U.S.A. DE TELEPATIA TRATA DE UNIR LA TRANSMISION DE PENSAMIENTO CON ACTIVIDADES
O ACTITUDES QUE SE DAN DE FORMA COTIDIANA EN LAS RELACIONES INTERPERSONALES, COMO POR EJEMPLO LA MI-
RADA, EL CONTACTO CORPORAL, LA COMUNICACION VERBAL, LA EXPRESION AMOROSA, ETC. ES LO QUE SE HA DADO
EN LLAMAR LA TELEPATIA NATURAL.
PROCEDIMIENTO:

1. CON UN COMPAÑERO DE PRACTICAS EN FRENTE VAN A REALIZAR AMBOS RESPIRACIONES Y RELAJACION DURANTE
UNOS 3 MINUTOS.

2. MIRANDOSE A LOS OJOS, EL SUJETO TRANSMISOR MENTALIZA EL MENSAJE QUE VA A TRANSMITIR A TRAVES DE LA
PALABRA QUE VA A PRONUNCIAR POSTERIORMENTE (ES ESTE CASO ES À ?ÀSIÀ ?À). UNA VEZ QUE EL EMISOR CREE
HABER ALCANZADO UN GRADO SUFICIENTE DE VOLTAJE EN SU MENTALIZACION DEL À ?ÀSIÀ ?À, PRONUNCIA ESTA
PALABRA, LO CUAL PUEDE HACER CON LA CONNOTACION VOCAL QUE QUIERA.

3. EL SUJETO RECEPTOR DESPUES DE UNOS INSTANTES CONTESTA DICIENDO QUE IDEA ASOCIADA AL À ?ÀSIÀ ?À RECI-
BIO EL. POR EJEMPLO, SEGURIDAD, O DUDA, O INDIFERENCIA, O ENCRISPACION, ETC.
B. EJERCICIO 86.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR UNA PALABRA ASOCIADA: VERDAD.
FINALIDAD: EL RECEPTOR INTERPRETA EL PENSAMIENTO ASOCIADO A LA PALABRA À ?ÀVERDADÀ ?À, TRANSMITIDOS
AMBOS (PENSAMIENTO-PALABRA) COMO UNA UNIDAD POR EL EMISOR.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 85.
C. EJERCICIO 87.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR UNA PALABRA PRONUNCIADA: AMOR.
FINALIDAD: EL RECEPTOR INTERPRETA EL PENSAMIENTO O SENTIMIENTO QUE VIENE ASOCIADO A LA PALABRA À
?ÀAMORÀ ?À. EL EMISOR HA DE ALCANZAR EL GRADO SUFICIENTE DE VOLTAJE ENERGETICO ANTES DE VOCALIZAR
LA PALABRA.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 85.
D. EJERCICIO 88.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR UNA PALABRA ASOCIADA: BATALLA ESPIRITUAL.
FINALIDAD: SEGUN LA MISMA TECNICA DE LOS EJERCICIOS PRECEDENTES, SE INCLUYE UN MENSAJE MAS COMPLEJO Y
COMPLETO, QUE EL RECEPTOR HA DE SABER PERCIBIR CON CLARIDAD, A LA VEZ QUE LA TRASMISION HA DE SER MUY
DEFINIDA POR PARTE DEL EMISOR.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 85.
E. EJERCICIO 89.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR EL CONTACTO CORPORAL.
FINALIDAD: CON LA MISMA TECNICA QUE EN LOS EJERCICIOS PRECEDENTES, LOS DOS PARTICIPANTES ACERCAN SUTIL-
MENTE LAS YEMAS DE LOS DEDOS DE SUS DOS MANOS, FRENTE A FRENTE, EN EL MOMENTO EN QUE EL EMISOR PRO-
NUNCIA LA PALABRA O FRASE. EXISTE UN SUAVE CONTACTO ENTRE LOS DEDOS DE LOS DOS MIEMBROS DE LA PAREJA
MIENTRAS DURA LA VOCALIZACION DEL EMISOR.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 85, AÑADIENDO EL CONTACTO DE LAS YEMAS YA EXPLICADO.
F. EJERCICIO 90.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR EL CONTACTO DE LAS MANOS.
FINALIDAD: SUPONE UN GRADO MAYOR DE DIFICULTAD, YA QUE NO SE VOCALIZA O PRONUNCIA NINGUNA PALABRA.
SOLO EXISTE EL CONTACTO DE LAS MANOS DE LOS DOS PRACTICANTES.
PROCEDIMIENTO: EL TRANSMISOR TRANSMITE SU MENSAJE MENTALMENTE DURANTE UN MINUTO, A LA VEZ QUE PRE-
SIONA O MODELA LAS MANOS DE SU PAREJA EN UNA MANERA QUE EXPRESE LO MEJOR POSIBLE EL PENSAMIENTO QUE
LE TRANSMITE: FUERZA, SUAVIDAD, APERTURA, CONCENTRACION, LENTITUD, VELOCIDAD, ETC.
G. EJERCICIO 91.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR LA EXPRESION CORPORAL.

FINALIDAD: CONECTAR LA TRANSMISION TELEPATICA CON LA EXPRESIVIDAD FISICA.


PROCEDIMIENTO: ES UN EJERCICIO DE TELEPATIA NATURAL MUY CREATIVO, EN EL CUAL EL SUJETO RECEPTOR ACTUA
COMO DE MACHANGO DE GOMA QUE VA A ADOPTAR LA POSTURA QUE EL SUJETO EMISOR LE MARCA. MIENTRAS EL
EMISOR DISEÑA O MODELA LA POSTURA DEL RECEPTOR, EL PRIMERO TRANSMITE MENTALMENTE SU MENSAJE AL SE-
GUNDO, DURANTE UNO O DOS MINUTOS.

AL FINALIZAR, EL RECEPTOR PUEDE MANTENER SI QUIERE LA POSTURA MARCADA DURANTE UN MINUTO MAS, PARA
LUEGO COMUNICAR AL EMISOR EL PENSAMIENTO QUE CAPTO.
H. EJERCICIO 92.
TITULO: TELEPATIA AYUDADA POR LOS GESTOS DE LAS MANOS.
FINALIDAD: EN ESTE CASO SON LAS MANOS DEL EMISOR LAS QUE HACEN UN MIMO O REPRESENTACION DEL PENSA-
MIENTO ASOCIADO QUE A LA VEZ EL ESTA TRANSMITIENDO MENTALMENTE.
PROCEDIMIENTO: NO HAY VOCALIZACION. EL EMISOR DE FORMA DINAMICA EXPRESA CON SUS MANOS EL PENSAMIEN-
TO O CADENA DE PENSAMIENTOS QUE DURANTE ESE MINUTO ESTA TRANSMITIENDO.

10.14. TELEPATIA SEGUN LA ESCUELA SOVIETICA.


A. EJERCICIO 93.
TITULO: TELEPATIA BASADA EN EL DOS.
MOTIVACION: LA ESCUELA SOVIETICA DESARROLLA LO QUE SE HA DADO EN LLAMAR LA TELEPATIA PURA, QUE ES LA
MAS CLASICA. NO HAY AYUDAS DE OTRO TIPO (VOCALIZACION, GESTOS, ETC.). PARTE DE LA BASE DE QUE HA DE HA-
BER UNA TOTAL SEPARACION FISICA ENTRE EL EMISOR Y EL RECEPTOR. ES, POR TANTO UNA TELEPATIA MAS DIFICIL
DE DOMINAR.
PROCEDIMIENTO:

1. LOS PARTICIPANTES NO PUEDEN VERSE NI TOCARSE.

2. AMBOS REALIZAN RELAJACION Y RESPIRACIONES PREVIAS, MANTENIENDO SU ATENCION MENTAL LIBRE, SIN LOCA-
LIZACION EN NINGUNA PARTE DEL CUERPO.

3. EL EMISOR DA EL AVISO CON UN PEQUEÑO SONIDO (POR EJEMPLO EL GOLPE DE UN LAPIZ SOBRE LA MESA) Y CO-
MIENZA A EMITIR DURANTE CINCO SEGUNDOS. CUANDO FINALIZA DA OTRO SONIDO DE AVISO.

4. LAS DOS POSIBILIDADES A TRANSMITIR SON À ?ÀSIÀ ?À O À ?ÀNOÀ ?À.

5. SE HACEN 20 O 25 INTENTOS CON PEQUEÑOS DESCANSOS ENTRE MEDIO Y AL FINAL AMBOS COMPARAN LOS RESUL-
TADOS REALES, OBTENIENDOSE MEDIDAS ESTADISTICAS DE PORCENTAJE DE ACIERTOS Y DE FALLOS.
B. EJERCICIO 94.
TITULO: TELEPATIA BASADA EN EL TRES.
FINALIDAD: AUMENTAR EL GRADO DE DIFICULTAD E INCLUIR TRES POSIBLES RESPUESTAS (PUNTO, CIRCULO Y CRUZ).
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 93.
C. EJERCICIO 95.
TITULO: TELEPATIA BASADA EN EL CUATRO.
FINALIDAD: AUMENTAR EL GRADO DE DIFICULTAD.
PROCEDIMIENTO: TRANSMITIR CON BASE EN LOS CUATRO ELEMENTOS (FUEGO, TIERRA, AGUA Y AIRE). SECUENCIA SI-
MILAR AL EJERCICIO 93.

10.15. DESARROLLO DE FACULTADES INTELECTUALES.


A. EJERCICIO 96.
TITULO: REALIZACION DE UN ESQUEMA MENTAL MEMORISTICO EN FORMA DE ARBOL PARTIENDO DEL CONCEPTO ECO-
LOGIA.
FINALIDAD: ORGANIZAR LOS ELEMENTOS DE LA MEMORIA A PARTIR DEL TRONCO, DE FORMA JERARQUIZADA Y ORDE-
NADA.
MATERIAL: UNA CARTULINA Y UN BOLIGRAFO.
PROCEDIMIENTO: COLOQUE EN LA BASE DE LA CARTULINA EL CONCEPTO À ?ÀECOLOGIAÀ ?À, A PARTIR DEL CUAL VA
A ESTABLECER UN ESQUEMA DE DATOS Y RELACIONES.

A PARTIR DEL TRONCO VAYA ESTABLECIENDO RAMIFICACIONES, QUEDANDO ABAJO LOS CONCEPTOS BASICOS Y FUN-
DAMENTALES, MIENTRAS QUE HACIA ARRIBA SE DESARROLLAN LOS DETALLES.
B. EJERCICIO 97.
TITULO: REALIZACION DE UN ESQUEMA MENTAL MEMORISTICO EN FORMA DE ARBOL A PARTIR DEL CONCEPTO À ?ÀLA
CARRERA ESPACIALÀ ?À.

MATERIAL: SIMILAR AL EJERCICIO 96.


PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 96.
C. EJERCICIO 98.
TITULO: REALIZACION DE UN ESQUEMA MENTAL DE RELACION DE CONCEPTOS EN DISPOSICION CIRCULAR CONCEN-
TRICA.
FINALIDAD: AQUI SE TRATA DE ESTABLECER RELACIONES MENTALES MAS QUE UNA GRAN ORGANIZACION DE DATOS
DE MEMORIA.
MATERIAL: CARTULINA Y BOLIGRAFO.
PROCEDIMIENTO: SE SITUA EN EL CENTRO DE LA CARTULINA EL CONCEPTO À ?ÀLA CULTURA MENTALÀ ?À. EN EL SI-
GUIENTE CIRCULO CONCENTRICO MAS EXTERIOR SE SITUAN LAS IDEAS FUNDAMENTALES QUE SE RELACIONAN CON
LO QUE USTED ENTIENDE POR CULTURA MENTAL. SEGUN OCUPA CIRCULOS CONCENTRICOS MAS EXTERIORES, LAS RE-
LACIONES SERAN MAS ESPECIFICAS Y DETALLADAS.

PUEDE LANZAR FLECHAS DE COLOR ENTRE CONCEPTOS SITUADOS EN DISTINTOS CIRCULOS O DENTRO DEL MISMO, IN-
DICANDO ASI RELACIONES MENTALES ENTRE ESAS IDEAS.
D. EJERCICIO 99.
TITULO: REALIZACION DE UN ESQUEMA MENTAL DE RELACION DE CONCEPTOS EN DISPOSICION CIRCULAR CONCEN-
TRICA, EN TORNO A LA IDEA À ?ÀVALOR DEL ARTE COMO AUTORREALIZACIONÀ ?À.
FINALIDAD: SIMILAR AL EJERCICIO 98.
PROCEDIMIENTO: SIMILAR AL EJERCICIO 98.
E. EJERCICIO 100.
TITULO: DISEÑO Y REALIZACION DE UNO O MUCHOS EJERCICIOS DE SU GUSTO PERSONAL POR PARTE DEL LECTOR DE
ESTE LIBRO.