Está en la página 1de 1

Para comenzar debería de decir por qué he hecho este artículo de opinión.

Pues bien, según mi parecer hay distintas


maneras de consumir las drogas, una de manera legal, es decir con receta médica y la otra, que es más común y dañina,
que consiste en ingerir drogas solo por las sensaciones que se tiene estando bajo el efecto de las mismas.

A continuación, voy a explicar los dos tipos anteriormente citados, sus características y por qué sus consumidores las
toman. Bien, como decíamos con anterioridad hay dos tipos, podríamos generalizar y llamarlas drogas buenas y drogas
malas. Las drogas buenas o legales; estas son las drogas que se le recetan a los pacientes con fines terapéuticos y para
mitigar su dolor. Para mí, si este tipo se receta con finalidades buenas y con un control, me parece un buen remedio. Una
de las más conocidas es la Marihuana medicinal. Esta droga tiene diversas utilidades, entre ellas, retrasa el Alzheimer y
ayuda a las personas enfermas de cáncer y leucemia a la eliminación de algunas células cancerígenas. Según mi opinión, la
sociedad no tolera que otros consuman estas drogas, porque hace años que la marihuana u otros tipos de droga similares
han sido rechazados por su consumo ilegal, porque producían efectos secundarios malignos en el organismo, y lo
podremos comprobar a continuación de manera más detallada en el apartado de drogas malas. Las drogas malas, en mi
opinión, son las sustancias más dañinas que se pueden consumir. Hay varios tipos de drogas malas, y estas se dividen en
dos grandes grupos. Las drogas duras, como el opio, el alcohol, las anfetaminas etc. Estas drogas consumidas provocan
una dependencia, conocida como síndrome de abstinencia o coloquialmente mono, que es de tipo física y psicológica.
Estas drogas aparte de sus efectos secundarios tienen un precio muy elevado lo que acarrea problemas familiares,
personas que se arruinan o acaban en la delincuencia para conseguir el dinero. El otro tipo son las drogas blandas, de
entre ellas las más comunes son: el hachís, la marihuana, el tabaco y las LSD. El tipo de dependencia que te provocan, es
psicológico. Cualquiera de los dos tipos de droga consumidos en cantidades elevadas es igual de perjudicial, no porque
unas se llamen blandas van a ser menos dañinas.

Por último, vamos a tratar sus efectos secundarios. Como sabemos, las drogas provocan efectos en nuestro cuerpo, que
alteran de manera negativa nuestra manera de pensar, reaccionar y comportarse ante las situaciones del día a día y ahora
vamos a detallarlo todo. Para comenzar hablemos de los efectos físicos, los más notorios son: Una mayor presión en los
vasos sanguíneos y aumento de la temperatura corporal entre otros. Como efectos psicológicos, los consumidores sienten
una sensación de intranquilidad, irritabilidad y ansiedad. También se vuelven más paranoicos y agresivos y sufren
transtornos de personalidad. Como consecuencias dañinas para la salud tenemos que, si las drogas son aspiradas o
esnifadas por la nariz, a largo plazo pueden provocar paradas respiratorias y paros cardíacos. Creo que este tipode
drogas, con todos los efectos secundarios dañinos que producen, no merecen la pena ser consumidas por muchas
sensaciones que tengas bajo sus efectos. En este artículo y como integrante del periódico el Eco, he querido expresar mi
opinión sobre el consumo de drogas, que consumidas con fines terapéuticos son beneficiosas, y por el contrario utilizadas
como diversión solamente acarrearán consecuencias negativas.

Los adoscentes encinta


tienen un riesgo mucho
mas alto de
complicaciones medicas
serias tales como la
toxemia , hipertensión
,anemia , parto
prematuro, placenta
previa ,y el riesgo de
muertes para menores de
15 años.