Está en la página 1de 60

3º Juzgado Civil de San Miguel

ROL: C-7464-2018 Fecha Ingreso: 22/11/2018 14:23 - OJV


Caratulado: MAPFRE SEGUROS GENERALES S.A./CUERPO DE BOMBEROS
M
Procedimiento: Ordinario Mayor Cuantía
Materia: [I03A] Perjuicios, indemnización de
Estado Administrativo: Sin archivar Ubicacion: Digital
Cuaderno: Principal
Etapa: 3 Réplica Estado Procesal: Tramitación
Fecha Impresión: 28/12/2018 15:32 Tipo causa: No masiva

Litigantes

Sujeto RUT Persona Nombre o Razón Social


DTE. 96508210-7 JURIDICA MAPFRE SEGUROS
GENERALES S.A.
DDO. 65600110-0 JURIDICA CUERPO DE BOMBEROS
METROPOLITANO SUR
AB.DTE 7015905-8 NATURAL FELIPE GUILLERMO HOETZ
MARÍN
AB.DTE 7313401-3 NATURAL LUIS ROGELIO CIFUENTES
ARAYA
AB.DDO 5078327-8 NATURAL DARÍO GUILLERMO CALDERÓN
GONZÁLEZ
AP.DTE 17402727-7 NATURAL PÍA BERNARDITA PARMAR
JORDÁN
Tabla de contenidos

1. Principal 1
1.1. Resolución: [1]Da curso a la demanda - 23/11/2018 (Folio 3) 1
1.2. Resolución: [193]Apercibimiento poder y/o título - 23/11/2018 (Folio 4) 2
1.2.1. Escrito: Ingreso demanda - 22/11/2018 (Folio 1) 3
1.3. Actuación Receptor: CERTIFICACIÓN BÚSQUEDAS (Receptor) - 26/11/2018 (Folio 5) 30
1.4. Actuación Receptor: CERTIFICACIÓN BÚSQUEDAS (Receptor) - 26/11/2018 (Folio 6) 31
1.5. Resolución: [4685]Notificación por art. 44 C.P.C. - 27/11/2018 (Folio 8) 32
1.5.1. Escrito: Notificación por art. 44 - 26/11/2018 (Folio 7) 33
1.6. Actuación Receptor: NOTIFICACIÓN DE DEMANDA (Receptor) - 28/11/2018 (Folio 9) 34
1.7. Resolución: [445]Mero trámite - 18/12/2018 (Folio 11) 35
1.7.1. Escrito: Contesta demanda - 17/12/2018 (Folio 10) 36
1.8. (NOT)Notificacion: [5]Notificación demanda y su proveído - 18/12/2018 (Folio 13) 55
1.9. Resolución: [118]Por contestada la demanda
2. [12]Traslado para la replica - 19/12/2018 (Folio 14) 56
1.10. Resolución: [445]Mero trámite - 26/12/2018 (Folio 16) 57
1.10.1. Escrito: Tenga presente - 21/12/2018 (Folio 15) 58
Página 1

FOJA: 3 .- tres .-

NOMENCLATURA : 1. [1]Da curso a la demanda


JUZGADO : 3º Juzgado Civil de San Miguel
CAUSA ROL : C-7464-2018
CARATULADO : MAPFRE SEGUROS GENERALES S.A./CUERPO
DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR

San Miguel, veintitr és de Noviembre de dos mil dieciocho

A presentación de demanda, de fecha 22 de Noviembre de 2018:

A lo principal: Téngase por interpuesta demanda en juicio ordinario de mayor


cuantía. Traslado.

Al primer otros í: Por acompañados con citación. Custódiese los documentos bajo
el número 5599-2018 s

Al segundo otros í: Por acompañado con citación.

Al tercer otros í: Téngase presente.

Notifíquese las resoluciones que se dicten al demandante en lo sucesivo por el


estado diario, de conformidad al artículo 53 del C ódigo de Procedimiento Civil,
mientras no efectúe la designación de domicilio dentro de territorio jurisdiccional de
este tribunal.

Efk

En San Miguel, a veintitr és de Noviembre de dos mil dieciocho , se notificó


por el estado diario, la resolución precedente.
XSXPHXXMXH

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
CAROLYN ANDREA MEDINA DUARTE Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e
Fecha: 23/11/2018 12:19:41 Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más información
consulte http://www.horaoficial.cl
Página 2
Foja : 2
dos.-

NOMENCLATURA :1. [193]Apercibimiento poder y/o título


JUZGADO :3º JUZGADO CIVIL DE SAN MIGUEL
CAUSA ROL :C-7464-2018
CARATULADO :MAPFRE SEGUROS GENERALES
S.A./CUERPO DE BOMBEROS
METROPOLITANO SUR

San Miguel , VEINTITRÉS DE NOVIEMBRE DE DOS MIL DIECIOCHO

Constitúyase el mandato judicial dentro del plazo y bajo el apercibimiento


contenido en el artículo segundo inciso cuarto de la ley 18.120.

En San Miguel , VEINTITRÉS DE NOVIEMBRE DE DOS MIL DIECIOCHO , se


Notificó por el estado diario, la resolución precedente CDLSHXZQQB

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
CAROLYN ANDREA MEDINA DUARTE Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e
Fecha: 23/11/2018 16:20:18 Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más información
consulte http://www.horaoficial.cl
Página 3

1 PROCEDIMIENTO : Ordinario
2 MATERIA : Indemnización de perjuicios
3 DEMANDANTE : MAPFRE Compañía de Seguros Generales
4 de Chile S.A.
5 RUT : 96.508.210-7
6 ABOGADOS
7 PATROCINANTES Y
8 MANDATARIOS : Luis Cifuentes Araya RUT 7.313.401-3
9 Felipe Hoetz Marín RUT 7.015.905-8
10

11 DEMANDADO : CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO


12 SUR
13 RUT : 65.600.110-0
14 REPRESENTANTE : José Manuel Wladdimiro Estay
15 RUT : 5.525.534-2
16

17 EN LO PRINCIPAL: Interponen demanda de indemnización de


18 perjuicios, por responsabilidad extracontractual; PRIMER OTROSI:
19 Acompañan documentos; SEGUNDO OTROSI: Acreditan personería;
20 TERCER OTROSÍ: Se tenga presente.
21

22 S. J. L.
23

24 FELIPE HOETZ MARIN y LUIS CIFUENTES ARAYA,


25 abogados, ambos con domicilio en Avenida Américo Vespucio Sur
26 Nº80, piso 2, comuna de Las Condes , en representación
27 convencional, según se acreditará, de MAPFRE COMPAÑÍA DE
28 SEGUROS GENERALES DE CHILE S.A., en adelante “Mapfre”,
29 persona jurídica del giro de su denominación, RUT : 96.508.210-7,
30 con domicilio en Avda. Isidora Goyenechea Nº 3.520, piso 19,

1
Página 4

1 Comuna de Las Condes , Región Metropolitana , a US.

2 respetuosamente decimos:

3 En ejercicio de los derechos y acciones que se indicarán,

4 en los cuales nuestra representada se subrogó legal y

5 convencionalmente a su asegurado el FISCO-CARABINEROS DE

6 CHILE, y de conformidad con lo previsto en los artículos 2.314 y

7 siguientes del Código Civil, artículos 512 y siguientes del Código de

8 Comercio, artículos 114, 118, 147, 172 Nº 2, 174, 192, 194 y demás

9 pertinentes de la Ley Nº 18.290, artículo 78 del Código Aeronáutico,

10 Manual de Operaciones Multi -Institucional Ante Emergencias,

11 artículos 254 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, y

12 demás disposiciones legales citadas y pertinentes, en la

13 representación que investimos, interponemos demanda de

14 indemnización de perjuicios por responsabilidad extracontractual

15 en contra del CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR ,

16 representado por su Superintendente, don José Manuel

17 Wladdimiro Estay, ingeniero de ejecución electrónico, ambos con

18 domicilio en San Nicolás Nº1153, Comuna de San Miguel, Región

19 Metropolitana, todo ello conforme a los antecedentes de hecho y de

20 derecho que se exponen a continuación:

21 I.- ANTECEDENTES GENERALES

22 Los hechos que sirven de fundamento a esta demanda se

23 enmarcan en un siniestro que trajo como consecuencia la pérdida

24 total de una aeronave de propiedad de Carabineros de Chile , que

25 asistía a personal de esa institución y que habían resultado

26 gravemente lesionados en un accidente de tránsito ocurrido con

27 fecha 30 de noviembre de 2014 , todo ello con motivo de un

28 procedimiento policial que dicho personal desarrollaba en la

29 comuna de San Miguel.

30 A fin de dejar en claro desde ya los fundamentos esenciales

2
Página 5

1 de la presente acción, es necesario destacar desde luego que la


2 causa del referido siniestro está constituida por la grave e
3 inexcusable negligencia y al mismo temeraria irresponsabilidad del
4 conductor de un vehículo de cargo de la Tercera Compañía de
5 Bomberos de San Miguel, integrante de la demandada -el Cuerpo de
6 Bomberos Metropolitano Sur- quien impactó al helicóptero
7 siniestrado, marca Eurocopter modelo 135-P2+, matrícula C-26,
8 causándole daños estructurales de tal envergadura que derivaron
9 en su destrucción y pérdida total.
10 Es así como probaremos en este procedimiento judicial,
11 más allá de toda duda razonable , que el siniestro en cuestión tuvo
12 como causa eficiente, única y basal las gravísimas infracciones en
13 que incurrió el personal dependiente de la demandada quien, sin
14 respetar la normativa reglamentaria que le imponía, entre otras
15 obligaciones, (i) mantener el control de su vehículo durante la
16 circulación; (ii) estar atento a las condiciones del tránsito del
17 momento; (iii) conducir con la precaución suficiente y necesaria
18 para evitar el riesgo de accidentes; (iv) velando por la seguridad
19 vial de personas, vehículos y cualquier otro elemento presente en la
20 vía pública; (v) obedeciendo las señales y ordenes impartidas por
21 Carabineros de Chile y (vi) respetando los perímetros de seguridad
22 establecidos por la referida institución policial en caso de una
23 emergencia, las vulneró en toda su extensión provocando con esa
24 conducta la destrucción de la aeronave que participaba en el
25 referido procedimiento de emergencia policial y agravó las
26 consecuencias dañosas para el personal institucional que intervenía
27 en ella y que, como se dijo, se encontraba gravemente lesionado.
28 Asimismo, acreditaremos que más allá de las
29 peculiaridades y tecnicismos que seguramente se invocarán para
30 intentar eludir la responsabilidad que le asiste a la demandada, no

3
Página 6

1 existen dudas acerca de (i) la culpabilidad que le corresponde al

2 personal de esta última en la ocurrencia del hecho y (ii) de la

3 manifiesta relación de causalidad entre esa conducta y los efectos

4 dañosos provocados por aquella.

5 II.- LOS HECHOS.

6 A.- La colisión constitutiva del siniestro

7 experimentado por el Helicóptero Eurocopter matrícula C -26 de

8 propiedad de la Dirección de Logística de Carabineros de Chile .

9 1.- El día domingo, 30 de Noviembre de 2014

10 alrededor de las 3.30 horas de la madrugada, los funcionarios de

11 Carabineros de Chile, Teniente Fernando Nicolás Correa Jans; la

12 Cabo 1° Celia Rosa Ponce Riffo y el Cabo 2° Fernando Ignacio

13 Muñoz Pérez, se encontraban de servicio a bordo de l Radio Patrulla

14 RP-3231 y en circunstancias que se desplazaban por Gran Avenida

15 José Miguel Carrera en dirección al sur, en cooperación a otro carro

16 policial que mantenía un procedimiento por ruidos molestos, fueron

17 colisionados por el automóvil marca Mazda, color azul, modelo 323,

18 Placa Patente Única (P.P.U.) TL -7502, conducido por don Mario

19 Andrés Moraga Lara, quien se desplazaba por la misma avenida en

20 dirección al norte.

21 Como consecuencia de dicha colisión, el personal

22 policial resultó gravemente herido, no obstante lo cual la Cabo 1°

23 Ponce Riffo logró -antes de perder la conciencia - efectuar una

24 comunicación radial dando cuenta del hecho.

25 2.- Fue así que, recibida dicha informa ción, el carro

26 policial Z-5330 de la dotación de la 12° Comisaría de Carabineros

27 de “San Miguel”, a cargo del Suboficial Mayor Quintín Muñoz

28 Villablanca, el Cabo 1° Oscar González Gómez y el Cabo 1° Ciro Joel

29 Hernández Cárdenas, iniciaron su búsqueda logrando ubicar al

30 vehículo policial siniestrado en la intersección de Gran Avenida

4
Página 7

1 José Miguel Carrera con calle Varas Mena, en la primera pista de


2 circulación, atravesado y en dirección hacia el poniente. En el
3 mismo lugar se encontraba -posicionado en dirección norte- el
4 automóvil Mazda, color azul, que lo había impactado.
5 3.- En cumplimiento de las medidas que impone
6 para estos casos el Manual de Operaciones Multi Institucional ante
7 Emergencias, el Suboficial Mayor Muñoz Villablanca, procedió a
8 proteger el sitio del suceso posicionando, en la calzada de Gran
9 Avenida José Miguel Carrera, su carro en forma transversal.
10 Junto con ello procedió a verificar el estado de las
11 víctimas, dos de las cuales (el Cabo 2° Muñoz Pérez, y a la Cabo 1°
12 Ponce Riffo) se encontraban inconscientes al interior del vehículo y
13 el tercero (Teniente Correa Jans ) convulsionaba en el pavimento.
14 4.- Ante la gravedad de la situación, el Oficial de
15 Servicio de la Central de Comunicaciones de Carabineros (CENCO),
16 dispuso la concurrencia de un helicóptero de la Prefectura Aérea de
17 Carabineros, con la finalidad de que los lesionados fueran
18 trasladados al Hospital Institucional en forma urgente.
19 5.- En paralelo y siendo aproximadamente las 04:22
20 horas, se constituyó en el lugar el Oficial de Ronda de la Prefectura
21 Santiago Sur, Capitán Marcelo Bahamondes Núñez, quien ordenó a
22 través de la Central de Comunicaciones que los vehículos policiales
23 de servicio en la población de las diferentes Unidades, efectuaran
24 los desvíos necesarios, con la finalidad de generar un perímetro y
25 área de seguridad que aislara el sitio del suceso y permitiera el
26 aterrizaje del helicóptero que se dirigía a rescatar a las víctimas ,
27 constituyéndose una especie de helipuerto circunstancial. (1)
28

29
1 E s t a l a b o r f u e d i r i g i d a p o r e l S ub t t e . A d o l f o L a g o s C a r r i l l o , e l C a b o 2 ° A l v a r o M uñ o z M uñ o z
30
y e l C a r a b i n e r o A m o r y P a r r a O r t i z , a c a r g o d e l c a r r o i n s t i t uc i o n a l Z - 3 6 9 q ui e n es contaron con la

5
Página 8

1 6.- En esas condiciones, a las 04:16 horas despegó

2 desde el Aeródromo de Tobalaba el helicóptero institucional C-26,

3 al mando del Capitán Mario Patricio Esperidión Sánchez, secundado

4 por el Copiloto Teniente Alex Hoger Guzmán y el Suboficial Práctico

5 en Primeros Auxilios (PPA) Juvenal Castillo Velásquez, el que tras

6 hacer un sobrevuelo de reconocimiento, se posó en el área de

7 seguridad generado con esa precisa finalidad a las 04:29 horas,

8 procediendo a efectuar las maniobras necesarias para atender al

9 personal lesionado y trasladarlos en esa aeronave al Hospital

10 Institucional.

11
7.- Fue en esas circunstancias que no habiendo
12
transcurrido mas de 3 minutos desde que el helicóptero se posó en
13
la referida área de seguridad y estando con los rotores en
14
movimiento a fin de emprender el vuelo en el menor tiempo posible,
15
en forma completamente intempest iva, sin atender a las
16
restricciones de circulación impuestas por el personal de
17
Carabineros a cargo de la emergencia y sin respetar el acceso y el
18
perímetro de seguridad establecido, ingresó a dicha área el carro
19
bomba P.P.U. DLKW -25, marca Renault, modelo Medlum 300, de
20
cargo de la Tercera Compañía de Bomberos de San Miguel,
21
conducido por don Alvaro Rodrigo Aparicio Vera, chileno, 60 años,
22
RUT: 6.375.199-5 impactando con su costado superior izquierdo
23
las aspas en movimiento del helicóptero, provocando que éste
24
perdiera su estabilidad e iniciara un giro descontrolado sobre su
25
eje, procediendo a impactar -como efecto de su descontrol - al
26
vehículo policial Z-6369 de la 51° Comisaría “Pedro Aguirre Cerda”,
27
que se encontraba prestando apoyo en la emergencia, lo que
28
provocó que se desprendiera la totalidad del fuselaje posterior,
29

30
a s i s t e n c i a d e p e r s o n a l d e l a 1 0 ° , 1 2 ° , 3 1 ° , 3 9 ° , 5 0 ° y 5 1 ° C o mi s a r í a s .

6
Página 9

1 quedando atrapado en el interior de la aeronave su piloto, el


2 Capitán Mario Esperidión Sánchez, quien luego de que el
3 helicóptero cesara su giro, fue rescatado y socorrido por personal
4 policial y del Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU),
5 siendo trasladado junto con el resto del personal lesionado hasta el
6 Hospital Barros Luco y posteriormente llevados al Hospital
7 Institucional.
8
8.- Como consecuencia de la colisión protagonizada
9
por el referido carro de bomberos, el piloto de la aeronave, Capitán
10
Mario Patricio Esperidión Sánchez, resultó con las siguientes
11
lesiones: (i) “Politraumatizado, con contusión pulmonar bilateral”;
12
“Neumotórax bilateral”; (ii) “Factura costal (9°-10°); (iii) “Fractura
13
Esternón”; (iv) “Fractura C2”; (v) “Hemorragia vítrea ojo derecho”; y
14
(v) “Hematoma retinal”; todas de origen traumático y calificadas
15
clínicamente como de carácter grave, permaneciendo largo tiempo
16
hospitalizado y con licencia médica por mas de seis meses.
17

18 Por su parte, el Cabo 1° Ciro Hernández Cárdenas,

19 quien se encontraba resguardando el corte de tránsito en calle

20 Cuarta Avenida con Gran Avenida José Miguel Carrera, fue

21 alcanzado por esquirlas provenientes del fuselaje de la aeronave,

22 resultando con lesiones en su antebrazo derecho, las que fueron

23 diagnosticadas y atendidas en el Hospital Institucional.

24
9.- Asimismo, el helicóptero colisionado resultó, de
25
acuerdo al Informe Técnico N°2015 -01 de fecha 17 de Febrero de
26
2015, evacuado por el Supervisor del Centro de Mantenimiento
27
Aéreo de la Prefectura Aérea , con graves, extensos e irreparables
28
daños que hacían inviable su re paración, por lo que la Dirección
29
Nacional de Logística dispuso -a través de la Orden L.3 N° 27 de
30
fecha 25 de Febrero de 2015 - su baja del cargo de inventario de la

7
Página 10

1 Prefectura Aérea y de la existencia de la Institución, con todos sus

2 accesorios, repuestos y herramientas de cargo.

3
Esta decisión es coincidente con el informe
4
evacuado por el Liquidador Oficial de Seguros don Carlos Bravo
5
Guarello, designado para conducir el procedimiento de liquidación
6
del siniestro amparado por la Póliza de Seguro emit ida por nuestra
7
representada, antecedentes que analizaremos más adelante, quien
8
concluye que “los daños suf ridos por la aeronave implican la pérdida
9
total de la misma”.
10

11
B.- Causa de la colisión constitutiva del siniestro

12
que afectó al Helicóptero mat rícula C-26 de propiedad de la

13
Dirección de Logística de Carabineros de Chile

14
Hemos anticipado antes que la causa eficiente,
15
basal y única de la colisión que provocó la destrucción y pérdida
16
total del helicóptero indicado en el epígrafe fue la neg ligencia
17
inexcusable en que incurrió el personal de la demandada, quien con
18
grave infracción a las normas reglamentarias que le imponían un
19
conjunto de obligaciones y deberes de precaución, ingresó de un
20
modo intempestivo e im prudente al perímetro o área de seguridad
21
establecido por Carabineros de Chile, lugar en que se encontraba
22
posada la aeronave que rescataría a las víctimas de un accidente de
23
tránsito, colisionando a esta última y provocando un nuevo
24
accidente y nuevas víctimas, que derivaron en cuantiosos daños
25
materiales a la referida aeronave y gravísimas lesiones a personal
26
de Carabineros de Chile que cumplía con su deber en el lugar.
27
A fin de establecer esa causalidad y, la consecuente
28
responsabilidad de la demandada, existen a lo menos los siguientes
29

30

8
Página 11

1 antecedentes, todo ello, sin perjuicio de la prueba que se rendirá


2 con esa finalidad durante el probatorio:
3
1.- En efecto, con motivo de estos hechos y en
4
cumplimiento de la normativa que rige en estas materias, se evacuó
5
por la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), a
6
cargo de la Teniente Marisol Faggionni Griffiths, informe que
7
determinó que la causa basal del accidente en que se vio
8
involucrado el vehículo (1) Carro bomba P.P.U. DLKW -25, de
9
propiedad del Cuerpo de Bomberos Metropolitano Sur, (2)
10
Helicóptero matrícula C-26 y (3) Furgón Z-6369, ambos de
11
propiedad de la Dirección de Logística de Carabineros de Chile, fue:
12
“El participante (1), motivado por un requerimiento de una emergencia
13
de accidente de tránsito, ingresa a la intersección de las calzadas,
14
trayecto en el cual es impactado por el rotor principal del móvil (2), y
15
luego este último por proyección impacta el móvil (3)”.
16

17 Más allá del parco lenguaje que se utiliza en este

18 informe, queda de manifiesto que la causa inicial y basal de la

19 colisión radica en el ingreso del carro bomba de propiedad de la

20 demandada a la intersección de la calzada en que se encontraba la

21 aeronave posada en el perímetro o área de seguridad establecido

22 precisamente para ese efecto. Cabe hacer presente que si bien se

23 señala en dicho informe que es el carro de bomba el impactado por

24 el rotor principal (aspas) del helicóptero, ello fue provocado por el

25 ingreso de dicho móvil al lugar y no por una acción de la aeronave

26 que ya se encontraba debida y reglamentariamente posada en el

27 área de seguridad.

28
2.- Por su parte, la Secretaría General de
29
Carabineros de Chile emitió con fecha 7 de enero de 2016, un
30
informe en el cual señala que “se ef ectuó un análisis técnico

9
Página 12

1 operacional por parte de la Prefectura Aérea, respecto de la operación

2 aeromédica que se desarrolló el día 30.11.2014, la que en lo

3 sustantivo indica que la operación de vuelo se cumplió ”. En ese

4 mismo informe se concluye que el helicóptero institucional C-26

5 estaba “amparado” por la norma prevista en el artículo 78 del

6 Código Aeronáutico que establece en lo pertinente que: “El despegue

7 y aterrizaje de toda aeronave se hará en los aeródromos.

8
Las aeronaves que presten servicios de policía,
9
búsqueda, asistencia, salvamento o sanidad, y las autorizadas
10
expresamente por la autoridad aeronáutica, podrán hacerlo en
11
cualquier otro sitio”. ( énfasis agregado )
12

13
Asimismo, en dicho informe se destacó que teniendo

14
en consideración que el accidente en cuestión se desarrolla en el eje

15
central de la intersección de Avenida José Miguel Carrera con Cuarta

16
Avenida, y que es un vehículo motorizado -de emergencia- en

17
movimiento quien impacta con el rotor central del helicóptero ya

18
posado en el lugar, es que esta Institución consider a que resulta

19
totalmente aplicable la normativa establecida en la Ley de Tránsito .

20
Agregando que “resulta indispensable a objeto de
21
entender las circunstancias en que efectivamente ocurrió el accidente,
22
no desatender ninguno de los elementos causales que lo generaron.
23
Más aun cuando de acuerdo a las distintas teorías de
24
causalidad, la circunstancia del desplazamiento de un
25
vehículo motorizado por una Avenida y cuyo conductor no va
26
atento a las condiciones del tránsito (debidamente señaladas
27
con sirenas, balizas y la visualización de la aeronave), parecen
28
calzar con las teorías de causalidad más adecuada, causa
29
eficiente y causa final”. ( énfasis agregado )
30

10
Página 13

1 3.- De otro lado, en el Dictamen emitido en el


2 sumario administrativo instruido por la Fiscalía Administrativa de
3 la Jefatura de Zona Metropolitana de Carabineros de Chile , Rol N°
4 06547/2014/2, cuyo preciso objeto fue establecer fehacientemente
5 la forma y circunstancias en que ocurrieron los hechos el día 30 de
6 noviembre de 2014, se estableció que:
7
“el accidente de aviación acaecido el 30.11.2014, se
8
debió a circunstancias que escapan de lo previsto por el citado Oficial
9
Subalterno,(2) teniendo en consideración que él concurrió al lugar de
10
los hechos para atender una emergencia y desarrolla r una operación
11
aeromédica, por existir personal policial, según se le inf ormó en
12
estado grave, logrando con su expertiz posar el helicóptero en un
13
helipuerto improvisado, donde personal de las distintas Unidades que
14
concurrieron a colaborar en el citado procedimiento, realizaron todas
15
las gestiones que estuvieron a su alcance en ese momento crítico,
16
para asegurar el perímetro de operaciones del helicóptero, no
17
obstante a ello, posteriormente, otro vehículo de emergencia
18
perteneciente la Tercera Compañía de Bomberos de San Miguel, cuyo
19
conductor obvió las medidas de seguridad, ingresando a la zona de
20
seguridad del helicóptero, impactando una de las aspas del
21
helicóptero, generando el accidente descrito precedentemente y que
22
podría haber tenido consecuencias f atales tanto para el aludido
23
Of icial Subalterno, quien quedó atrapado en dicha aeronave, como
24
asimismo, para la tripulación, personal policial, personal de
25
bomberos, personal médico y civiles que se encontraban en el lugar.
26
Haciendo presente que el conductor del carro bomba en su
27
declaración a fs. 294/295, señaló que “se confundió, ya que no
28
tenía clara la altura real ni la extensión del radio de giro del
29

30

11
Página 14

1 aspa del helicóptero ”, acción que dejó gravemente lesionado al

2 Capitán Esperidión Sánchez y detrimento a los vehículos f iscales

3 involucrados en el accidente y las consecuencias ya conocidas para

4 la Institución”. ( énfasis agregado )

5
4.- Finalmente y si bien existe una referencia en el
6
Dictamen que se cita en el número precedente, por la relevancia
7
que tiene para la clarificación y establecimiento de la causa de la
8
colisión, es preciso destacar la declaración que en el referido
9
Sumario Administrativo prestó el conductor del carro de bomberos
10
dependiente de la demandada, quien refiriéndose específicamente a
11
la causa que provocó el impacto señala sin lugar a dudas ni a
12
interpretaciones: que se confundió, ya que no tenía clara la
13
altura ni la extensión del radio de giro del aspa del
14
h el i c ó p t e ro .( 3).
15

16
C.- Daños materiales causados, póliza siniestrada , e
17
indemnización pagada.
18
El Fisco -Carabineros de Chile celebró con nuestra
19
representada un contrato de Seguro de Casco, Responsabilidad
20
Civil y Accidentes Personales de Aviación, bajo la Póliza Nº
21
521200001602, emitida con fecha 11 de enero de 2013 y cuya
22
vigencia se extendía entre el 31 de diciembre del año 2012 e igual
23
día y mes del año 2014.
24
Bajo la cobertura de esa póliza se encontraba el
25
helicóptero Eurocopter 135-P2+, matrícula C-26, número de serie
26
del fabricante 768, año de fabricación 2008, aeronave que resultó
27
con pérdida total con motivo de los hechos que se han descrito en
28

29

30
2 R e f e r e n c i a a l p i l o t o d e l h e l i c ó p t e r o C a p i t á n E s p e r i d i ó n S án ch e z .

12
Página 15

1 la letra A de este apartado.


2 En esas condiciones, el asegurado ejerció sus derechos
3 bajo la referida póliza y, de esta manera en cumplimiento a lo
4 previsto en los números 7 y 8 del artículo 524 del Código de
5 Comercio, denunció el correspondiente siniestro declarando sus
6 circunstancias y consecuencias; y reclamó la indemnización de los
7 daños que debió soportar a consecuencia de aquél.
8 En cumplimiento de las no rmas legales aplicables en la
9 especie, nuestra representada encomendó la liquidación del
10 siniestro al Liquidador Oficial de Seguros, don Carlos Bravo
11 Guarello (inscripción CMF Nº 43) con el propósito que se (i)
12 estableciera la ocurrencia del siniestro; (ii) determinara si estaba
13 cubierto en la respectiva póliza; y (iii) cuantificara el monto de la
14 pérdida y de la indemnización a pagar.
15 El referido Liquidador de Seguros emitió con fecha 22 de
16 enero de 2016 su Informe Final , concluyendo respecto del
17 helicóptero institucional C -26, marca Eurocopter, modelo
18 EC135P2i, año 2008, motor N° PW206B2, serie N°768, color blanco -
19 verde que: “se aprecia que los daños suf ridos por la aeronave
20 implican la pérdida total de la misma ”.
21
Habiendo aceptado ambas partes -asegurador y
22
asegurado- los términos y conclusiones del Informe Final de
23
Liquidación del Siniestro, por escritura pública otorgada con fecha
24
22 de enero de 2016 en la Notaría de don Patricio Zaldívar
25
Mackenna, estipularon lo siguiente:
26

27

28

29

30
3 Declaración a fs. 294 y 295 del Sumario Administrativo .

13
Página 16

1 a.- que el valor acordado de la aeronave ascendía a

2 la suma de USD 5.689.889, menos el deducible pactado en la suma

3 de USD 100.000;

4
b.- que en lugar del pago del referido valor
5
acordado, el asegurado aceptaba un helicóptero de reposición
6
nuevo, marca Airbus Helicop ters Deutschland GmbH, modelo EC
7
135, con turbina PW 206B3, año 2016, que debía ser comprad o por
8
nuestra representada en el precio de USD 5.400.000, como pago
9
completo y final de todo reclamo bajo la póliza, subrogándose el
10
asegurado -una vez efectuada la compra- en todos los derechos y
11
obligaciones que como comprador le correspondían en esa
12
convención;
13

14
c.- que en virtud al pago que se realizaba en la

15
forma indicada precedentemente, el asegurado otorgaba amplio y

16
completo finiquito a nuestra representada; y

17
d.- que en esa misma virtud y conjuntamente con el
18
finiquito, el asegurado reconocía que de conformidad a lo previsto
19
en el artículo 534 del Código de Comercio, Mapfre se subrogar ía en
20
todos los derechos, acciones, privilegios y garantías que le pudieran
21
corresponder, cediendo a Mapfre todos sus derechos y acciones,
22
incluyendo sus garantías y privilegios en contra del o los
23
responsables del siniestro.
24
En cumplimiento de lo acordado, Mapfre celebró el
25
mismo día 22 de enero de 2016, un cont rato de compraventa con
26
Airbus Helicopters Cono Sur S.A., con cargo a la Póliza de Seguros
27
Nº 502-12-00001602, adquiriendo para el asegurado Fisco-
28
Carabineros de Chile, el Helicóptero Marca Airbus Helicopters
29
Deutschland GmbH, modelo EC 135, con turbina PW 206B3, año
30

14
Página 17

1 2016, nuevo de fábrica por un precio de USD5.400.000 , el que fue


2 pagado mediante transferencia bancaria efectuada con fecha 09 de
3 febrero de 2016. De esa cifra, deben descontarse USD100.000
4 aportados por el Asegurado por concepto de su Deducib le. En
5 consecuencia, el monto indemnizado totalizó USD5.300.000 , valor
6 que equivale a la fecha de presentación de esta demanda a $
7 3.548.085.000 y por el cual nuestra representada se ha subrogado
8 en los términos expresados que se expresan en el apartado
9 siguiente.
10
D.- Subrogación y Legitimación Activa
11
De conformidad a lo previsto en el artículo 534 del
12
Código de Comercio, “ por el pago de la indemnización , el
13
asegurador se subroga en los derechos y acciones que el asegurado
14
tenga en contra de tercer os en razón del siniestro.”
15
Nuestra Excma. Corte Suprema ha resuelto en esta
16
materia:
17
“Que es inconcuso que la norma ……contenida en el ya
18
mencionado artículo 553 (actual 534) del Código de Comercio,
19
corresponde a un caso legal de subrogación, esto es, aquellos que
20
operan por el solo ministerio de la ley, en este caso en particular, a
21
f avor del asegurador -en el contexto del contrato de seguro -, respecto
22
de las acciones y derechos del asegurado por el pago que a éste le
23
realiza aquel en razón del sin iestro. Así, el subrogante queda
24
habilitado a accionar como si fuese el subrogado, siendo
25
innecesario realizar cualquier tipo de acto o cesión de
26
derechos para que proceda esta figura, como ocurría antes de la
27
modif icación a la norma en comento -ef ectuada el año 1988 mediante
28
la Ley 18.680-, que precisamente establecía la obligación del
29
asegurado de ceder sus derechos al asegurador.”
30
“De este modo, en la actualidad, con la sola

15
Página 18

1 verificación de la circunstancia fáctica del pago de la

2 indemnización por parte del asegurado de la indemnización

3 por el siniestro, se produce automáticamente -por el solo

4 ministerio de la ley-, la subrogación. Así lo expresa Sergio Baeza

5 Pinto, en “El Seguro” (Editorial Jurídica de Chile,

6 Santiago, 1994, p. 121).” (4)

7 Pues bien, nuestra representada celebró con Fisco-

8 Carabineros de Chile el contrato de seguro de que da cuenta la

9 póliza que se ha singularizado precedentemente y que se acompaña

10 en el primer otrosí de este libelo.

11 Como lo expresamos antes, ese asegurado denunció

12 oportunamente el siniestro que le afectó. En tanto, nuestra

13 representada designó para su ajuste a un Liquidador Oficial de

14 Seguros.

15 Luego de agotar el correspondiente procedimiento de

16 liquidación, el liquidador designado emitió su Informe Fina l,

17 documento este último que (i) estableció la ocurrencia del

18 respectivo siniestro; (ii) determinó que éste se encuentra cubierto

19 bajo la póliza c; y (iii) cuantificó tanto el monto de la pérdida como

20 de la indemnización a pagar al asegurado, todo ello en conformidad

21 con lo dispuesto en el Decreto Supremo de Hacienda N°1.055 de

22 2012, que contiene el Reglamento sobre el Procedimiento de

23 Liquidación de Siniestros.

24 El referido Informe de Liquidación no fue objeto de

25 impugnación por las partes, las que aceptaron sus conclusiones,

26 procediendo en consecuencia nuestra representada -en la forma que

27 se ha descrito- a pagar la suma que se estableci ó en como pérdida

28 indemnizable.

29

30 4 C.Suprema 2º de octubre de 2014 “Ace Seguros S.A. con Jaime Fuente s Echeverría”
Rol Nº 15.511-13

16
Página 19

1 Con motivo de ese pago, y sin perjuicio de la subrogación


2 legal que procede de pl eno derecho en conformidad a lo previsto en
3 el artículo 534 del Código de Comercio, el asegurado, cedió y
4 traspasó convencionalmente a Mapfre, todos sus derechos y
5 acciones, incluyendo sus garantías y privilegios en contra del o los
6 responsables del siniestro.
7
En consecuencia, nuestra representada subrogó a su
8
asegurado por el sólo ministerio de la ley -y, además,
9
convencionalmente- en todos los derechos y acciones que aqu él
10
tenía en contra de terceros en razón del siniestro, hasta el monto
11
de la indemnización pagada.
12

13 En razón de lo antes expuesto, nuestra representada se

14 encuentra legitimada activamente para ejercer a su propio nombre

15 la acción indemnizatoria que deduce mediante este libelo, hasta el

16 monto pagado a su asegurado.

17 Hacemos presente al Tribunal que nuestra representada tiene el

18 deber de ejercer dicha acción, dado que el contrato de seguro ya

19 individualizado fue, a su vez, objeto de un contrato de reaseguro

20 celebrado en virtud del Artículo 584 del Código de Comercio y, en

21 consideración a diversas cláusulas contractuales contempladas en

22 dicho reaseguro, los reaseguradores han instruido a mi

23 representada a los efectos de iniciar la acción de autos, pues tales

24 reaseguradores contribuyeron al pago de la indemnización pagada

25 al Fisco / Carabineros de Chile y poseen derecho a exigir entonces

26 el ejercicio de acciones de recobro contra el responsable del

27 perjuicio, las que deben ser ejercidas por el asegurador subrogado

28 en base a los dispuesto en el artículo 534 del mismo Código.

29

30
IV.- EL DERECHO

17
Página 20

1 A.- La Responsabilidad extraco ntractual como fuente

2 de la obligación de indemnizar que se demanda.

3 En lo pertinente a esta causa, para que surja la

4 responsabilidad extracontractual en que ha incurrido la

5 demandada, se requiere –de conformidad con lo previsto en los

6 artículos 2314 y 2329 del Código Civil y 174 de la Ley del Tránsito

7 Nº18.290 - la concurrencia de los siguientes requisitos:

8 1.- que se ejecute voluntariamente una conducta

9 que constituya un hecho ilícito (delito o cuasidelito);

10 2.- que ese hecho ilícito sea imputab le a dolo o

11 culpa de su autor;

12 3.- que tal hecho ilícito haya producido un daño a

13 terceros, víctimas de tales conductas; y

14 4.- que exista una relación de causalidad entre el

15 hecho ilícito y el daño experimentado por la víctima.

16 Como comprobaremos a continuación, en la especie

17 concurren todos y cada uno de los requisitos para que surja la

18 responsabilidad atribuida a la demandada.

19 B.- Análisis de la concurrencia de los requisitos de la

20 responsabilidad extracontractual en el caso sub lite,

21 1.- Hecho ilícito que genera la responsabilidad

22 extracontractual atribuida a la demandada

23 Ya se ha explicado que el siniestro que afectó a l

24 asegurado de nuestra representada estuvo constituido por la

25 destrucción total del helicóptero asegurado con motivo de la

26 colisión de que fue víctima por parte de un carro de bombas de

27 propiedad de la demandada, colisión cuya causa única, eficiente y

28 basal estuvo constituida por el ingreso que, con manifiesta

29 infracción normativa y de un modo intempestivo, n egligente e

30 imprudente efectuó dicho móvil al perímetro o área de seguridad

18
Página 21

1 establecido por Carabineros de Chile en que se encontraba posada


2 la aeronave asegurada realizando un procedimiento de rescate de
3 las víctimas de un accidente de tránsito, provocand o con dicha
4 colisión un nuevo accidente y nuevas víctimas, que derivaron en
5 cuantiosos daños materiales a la referida aeronave y gravísimas
6 lesiones a personal de Carabineros de Chile que cumplía con su
7 deber en el lugar.
8 En efecto, de conformidad a l o previsto en el
9 artículo 78 del Código Aeronáutico, “el despegue y aterrizaje de toda
10 aeronave se hará en los aeródromos.”
11 Esta norma general se amplía en el inciso 2º del
12 citado artículo 78, al prescribir que “las aeronaves que presten
13 servicios de policía, búsqueda, asistencia, salvamento o sanidad,
14 y las autorizadas expresamente por la autoridad aeronáutica, podrán
15 hacerlo (despegar y at er r izar ) en cualquier otro sitio .” (ent r e
16 par ént esis y énf asis agr egado)

17 Por su parte el capítulo IV Nº 3 del Manual de


18 Operaciones Multi – Institucional ante Emergencias , que regula
19 “Perímetro y áreas de seguridad” señala: “en todo momento se
20 debe establecer un perímetro de seguridad con el objeto de
21 evitar más accidentes y nuevas víctimas y facilitar las
22 labores.” Agregando en la letra c) de dicho número que
23 “Carabineros se encargará de mantener y hacer respetar los
24 perímetros establecidos y sus accesos.”
25 Finalmente, en el Nº 5 de dicho capítulo del Manual
26 citado, relativo a la evacuación de lesionado s se señala en lo
27 pertinente que “En los casos en que aún no se haya constituido
28 personal de Salud en el sitio del suceso, previa autorización de
29 destino del lesionado efectuada por el Centro Regulador
30 Carabineros podrá trasladar a los lesionados más graves en

19
Página 22

1 helicópteros institucionales que se encuentren próximos al

2 lugar.”

3 De lo anterior queda en evidencia que en el caso de

4 autos las actuaciones y, en particular, el aterrizaje de la aeronave

5 en una zona o perímetro de seguridad previamente establec ido por

6 la autoridad policial a cargo y la decisión previa de trasladar a las

7 víctimas de un accidente de tránsito en un helicóptero se ajustan

8 estrictamente a la normativa legal.

9 Sin embargo, ello no es así en el cas o de la

10 demandada, toda vez que con la intempestiva irrupción en el

11 perímetro establecido para evitar nuevos accidentes y víctimas y, en

12 esas condiciones, colisionar con la aeronave de propiedad del

13 asegurado de nuestra mandante provocándole su total destrucción,

14 incurrió en una serie de infracciones normativas que tornan ilícita

15 su conducta y dan lugar a su responsabilidad extracontractual en

16 relación con los daños causados.

17 En efecto, al irrumpir en el perímetro seguridad de

18 un modo imprudente, negli gente y sin atender las condiciones del

19 tránsito del momento, el vehículo de propiedad de la demandada y

20 conducido por un dependiente suyo, infringió las normas del

21 artículo 114 de la Ley de Tránsito que le obligaba a mantener el

22 control del vehículo durante la circulación y conducirlo con forme a

23 las normas de seguridad determinadas por la Ley.

24 En la especie, el conductor del vehículo infractor y

25 cuyo propietario es el demandado, no sólo no mantuvo el control de

26 su vehículo, sino que además infringió l as normas de seguridad

27 impuestas por la autoridad policial en conformidad a la ley , al no

28 respetar un perímetro o zona de seguridad destinada a atender una

29 grave emergencia vial en que existían a lo menos tres víctimas

30 seriamente lesionadas y que requerían de atención urgente.

20
Página 23

1 La prueba más evidente de esta infracción está


2 constituida por la declaración del propio conductor del carro bomba
3 infractor, quien con particular desparpajo y aparentemente sin
4 conciencia de los efectos de su imprudencia, declaró en el sumario
5 administrativo al que hemos aludido en el apartado relativo a las
6 causas de la colisión: que se confundió, ya que no tenía clara
7 la altura ni la extensión del radio de giro del aspa del
8 he licó p tero , lo que revela no solo un grave descuido en la
9 c o n ducci ón si n o que una vuln er a ción ma nif iesta del de be r de
10 m an ten er el con trol de su m óvil, sobr e todo consider a n do la
11 s i tuaci ón qu e en fren t a ba y en la q ue la a utor ida d policia l h abía
12 a d optado todas l as medida s de a ler ta necesa r ia s y suf ic ie n t e s
13 p a r a evi tar esta “conf usión”.
14 H ay q ue r ecor da r SS. que conf or me a lo pr e v is t o
15 en el artículo 118 inciso 2º de la Ley de Tránsito, Carabineros de
16 Chile está legalmente autorizado para adoptar medidas que
17 a l teren el trán si to de vehículo, situa ción q ue pr ec isamente se dio
18 en el caso sub lit e al haber establecido -con todas las medidas de
19 s e guri dad n ecesari as - un perímetro o zona de seguridad que
20 e v iden temen te al teraba el tr á nsito vehicula r .
21 A si mism o, el vehículo infractor de propiedad de la
22 d e man dada, vulneró claramente la norma conteni da en el artículo
23 147 de la Ley de Tránsito que lo obligaba guiar su vehículo “con
24 todo cuidado” y velando por la seguridad de los peatones y
25 v e hí cul os que estén usa ndo la vía pública .
26 E n l a especie, na da de ello ocur rió, agravándose
27 la infracción pre ci s a mente por tr a ta r se de un vehículo de
28 e m erg en ci a, qui en l ejos de cola bor a r con la solución de los
29 e f ectos dañ osos de un a ccidente de tr á nsito, en virtud de u n
30 a c t uar man i fi estamente descuida do, pr ovocó un nuevo a cc ide n t e

21
Página 24

1 y generó nuevas víctimas, agrava ndo la situación que existía

2 ha s t a e s e m omen to.

3 Fran camen te r esulta inexplica ble q ue un

4 conductor profesional, aparentemente experimentado y a cargo de

5 un vehículo de emergencia no adopte -al decidir irrumpir en una

6 z ona o perímetro de seguridad en qu e se encontraba posado un

7 he l i c ó p t e r o pol i ci al - un mínimo de precauciones para evitar que

8 d e e s a d e c i si ón se deri ven n uevos y m ás gr a ves da ños.

9 Haber “confundido” la altura y extensión de las

10 aspas o rotor principal d el h e licópter o es ma nif esta ción cl ara de

11 la a u s e n c i a de esas precauci ones m ínim a s q ue debió a dopta r .

12 Sin perjuicio de lo anterior, l a responsabilidad del

13 ve h í c u l o i nfractor se debe presumir a la luz de lo previsto en el

14 ar t í c u l o 1 72 Nº 2 de la Ley de Tránsito Nº 18.092 al no estar

15 at e nto a las condiciones del tránsito del momento, alteradas por

16 d e c i s i ó n d e l a au tori dad pol icia l en ejer cicio de sus f a culta des

17 le g a l e s y moti vadas por cau sa de una emer gencia via l.

18 De otro lado, l os artículos 192 y 19 4 de la Ley de

19 Tránsito impone n l a obl i g aci ón a toda persona , sin excepción ni

20 matiz alguno en cuanto deben cumplir y acatar las ordenes,

21 in d i c a c i o n e s o señ al es de Ca r a biner os r ela tiva s al tr ánsito, sin

22 qu e n a d i e pueda discutirla, desobedecerla o entorpece r su

23 cu m p l i m i e nto.

24 El vehícul o de propiedad de la demandada

25 cl a r a m e n t e i n f ri ngió esta norma imperativa, desde que sin

26 ju s t i f i c a c i ón al g u n a y no obsta nte la s seña les, or denes y

27 p e r í metro de seguridad establecido, las vulneró y provocó el

28 nuevo accident e en que se si niestr ó con ef ecto d e pérdida total el

29 he l i c ó p t e r o de propi edad del a segur a do de nuestr a m a nda nte.

30 Esta infracción se concreta de manera aún mas

22
Página 25

1 e v iden te en rel aci ón con la s m edida s de segur ida d (per ím e t r o,


2 área o zona de seguridad estab lecida para el aterrizaje del
3 h e licóptero) que adoptó en este caso en particular Carabineros de
4 Chile para enfrentar la emergencia y prevenir nuevos daños ,
5 d i s ti n tos de aquel l os q ue esa emer gencia inicia l ya h abía
6 p r ovocado.
7 Es evidente SS. que , de n o mediar estas graves
8 i n fracci on es , la colisión no se habría producido y los efectos
9 d a ñ osos cau sados al a segur a do de nuestr a r epr esenta da y e n
10 cuyas acciones y derechos esta última se subrogó, tampoco se
11 h a brí an g en erado.
12 2.- Imputabilidad del hecho ilícito.
13 El hecho ilícito c onstituido por la ca us a qu e
14 generó el siniestro es imputable al vehículo infractor de
15 p r opi edad de l a demanda da , ello sin perjuicio de la presunción de
16 r e spon sabi l i dad qu e de a cuer do a lo pr evisto en el Nº 2 de l
17 a r tí cu l o 172 h emos desta ca do en el Nº 1 pr ec edente.
18 En efecto, el artículo 174 de la Ley de Tránsito
19 d i s pon e qu e el con ductor , el pr opieta r io del vehículo y el te n e dor
20 del mismo a cualquier título son solidariamente responsables de
21 l o s dañ os o perj u i ci o s q ue s e oca siones con su uso.
22 En e ste caso, el dominio del referido vehículo le
23 c o rrespon de a l a dema nda da y, en esa vir tud, debe a sum ir la
24 r e spon sabi l i dad que le cor r esponde en los hechos constit u t iv os
25 del siniestro y en los daños que se ocasionaron con s u uso grave
26 e inexcusablemente neg ligente, sin q ue pueda invoca r par a
27 e x i mi rse de esa responsa bilida d la cir cunsta ncia pr evista e n la
28 misma norma legal citada en cuanto a que su uso lo fue contra
29 su voluntad, puesto que es claro que el conductor era un
30 d e pen di en te suy o y s e utiliza ba a tend iendo el llamado de una

23
Página 26

1 em e r g e n c i a vi al y a todo evento si pr etendier a a mpa r a r se en esa

2 ci r c u n s t a n ci a, deberá probarlo en el cur so de este pr ocedimiento

3 ju d i c i a l .

4 En esas condiciones, es claro que la

5 r e s p o n s a b i l i dad por los daños causados por el vehí culo de su

6 p r o p i e d a d debe n ser asumidos por la demandada por existir

7 norma expresa que l es impone esa obligación frente a los terceros

8 p e r j u d i c a dos, si n que exi sta a ntecedente a lguno q ue per mita

9 ex i m i r l o d e el l a.

10 3.- El daño provocado y la relación de causalidad

11 entre el hecho ilícito y el perjuicio.

12 El monto total de los daños causados por la

13 d e s t r u c c i ó n total del h el i cópter o a segur a do a sciende a la suma

14 eq u i v a l e n t e en pesos mon eda de cur so lega l a USD 5. 300 . 000

15 valor que debió pagar n uestra r epr esenta da por la compra de una

16 ae r o n a v e n u eva a ti tu l o de indemniza ción de los da ños

17 ex p e r i m e n t ados por el propieta r io , daños hasta cuyo monto

18 nue s t r a r e presen tada se subr ogó lega lm ente.

19 Esa suma representa al dí a de presentación de

20 este libelo l a cantidad de $ 3. 548. 085 . 000 , según el valor de

21 cambio que consta en certificado que se acompaña en el segundo

22 otrosí.

23 La relación de causalidad entre el hecho ilícito y

24 los daños causados al asegurado de nuestr a m a nda nte, r esulta

25 ta m b i é n e vi de nte y queda de manifiesto de los antecedentes

26 ex p u e s t o s a l o l arg o de este libelo, toda vez q ue de no m edia r la

27 co n d u c t a g rave e i n excusablemente im pr udente, negligente y

28 an t i r r e g l a men tari a del veh í culo de pr opieda d del dema nd ado, los

29 daños que experimentó el propietario del helicóptero asegurado,

30 no se habrían producido, siendo esa conducta la causa directa y

24
Página 27

1 n e c esari a de l a col i sión y los da ños suf r idos por este últim o.
2 POR TANTO,
3 De acuerdo con lo expuesto y lo prev isto en los artículos
4 2.314 y siguientes del Código Civil, artículos 512 y siguientes del
5 Código de Comercio, artículos 114, 118, 147, 172 Nº 2, 174, 192,
6 194 y demás pertinentes de la Ley Nº 18.290, artículo 78 del Código
7 Aeronáutico, Manual de Operaciones Multi-Institucional Ante
8 Emergencias, artículos 254 y siguientes del Código de
9 Procedimiento Civil y demás normas legales citadas y pertinentes,
10 ROGAMOS A SS. se sirva tener por interpuesta de manda
11 en juicio ordinario en contra del CUERPO DE BOMBEROS
12 METROPOLITANO SUR, representado por su Superintendente, don
13 José Manuel Wladdimiro Estay , ambos ya individualizados,
14 admitirla a tramitación y, en definitiva, acogerla en todas sus
15 partes, declarando:
16 1.- Que el siniestro que produjo la destrucción to tal del
17 Helicóptero Eurocopter matrícula C-26 de propiedad de Fisco-
18 Carabineros de Chile, asegurado de Mapfre y a quien éste subrogó
19 legalmente, tuvo como causa la negligencia en que incurri ó el
20 dependiente del demandado y conductor del carro bomba P.P.U.
21 DLKW-25, marca Renault, model o Medlum 300, de cargo de la
22 Tercera Compañía de Bomberos de San Miguel, configurándose de
23 acuerdo a lo previsto en el artículo 2314 del Código Civil un
24 cuasidelito civil, por cuyos efectos dañosos debe responder ese
25 demandado bajo el estatuto normativo qu e regula la
26 responsabilidad extracontractual;
27 2.- Que en virtud de ello, se condena al Cuerpo de
28 Bomberos Metropolitano Sur a pagar a nuestra representada la
29 suma de $ 3.548.085.000; o bien las sumas mayores o menores que
30 establezca el Tribunal con el mérito de la prueba que se rinda en

25
Página 28

1 estos autos, por los perjuicios que se caus ó al asegurado de

2 nuestra representada y a quien ésta ha subrogado legal mente en

3 virtud del pago efectuado en cumplimiento del contrato de seguro

4 que existía vigente a la fecha de ocurrencia del siniestro.

5 3.- Que la suma que se ordene pagar deberá serlo con

6 más los intereses corrientes para operaciones no reajustables,

7 calculados desde la fecha en que ocurrieron los hechos y la fecha

8 en que se haga el pago efectivo de tales sumas. En subsidio, que el

9 cálculo de esos intereses corrientes se efectúe entre la fecha de

10 notificación de la presente demanda y la fecha de su pago efectivo.

11 En subsidio de lo anterior , que dicho cálculo de intereses se ha ga

12 entre la fecha de dictación de la sentencia de primera instancia y la

13 fecha de su pago efectivo. En subsidio de las tres peticiones

14 anteriores, que el cálculo de intereses se efectúe entre la fecha que

15 fije el Tribunal y aquella en que se pague en forma efectiva. En

16 subsidio, que se paguen con el reajuste y/o los intereses que

17 determine SS.

18 4.- Que se condena a demandado al pago de las costas de

19 la causa.

20 PRIMER OTROSI: Acompañamos los siguientes

21 documentos con citación:

22 1 .- Póliza Nº 521200001602, emitida por Mapfre con

23 fecha 11 de enero de 2013 con vigencia se extendía entre el 31 de

24 diciembre del año 2012 e igual día y mes del año 2014 y en que es

25 asegurado Fisco-Carabineros de Chile.

26 2.- Informe Final de Liquidación emitido por el

27 Liquidador Oficial de Seguros don Carlos Bravo Guarello, con fecha

28 22 de enero de 2016 relativo al siniestro amparado por la Póliza

29 acompañada en el número anterior.

30 3.- Copia autorizada de escritura pública de finiquito y

26
Página 29

1 liberación de seguro de casco de aeronave, otorgada con fecha 22


2 de enero de 2016 en la Notaría de Santiago de don Patricio Zaldívar
3 Mackenna y suscrita por el asegurado Fisco- Carabineros de Chile y
4 nuestra representada Mapfre Compañía de Seguros Generales de
5 Chile S.A.
6 4 . - C opi a de contrato de compraventa c elebr a d o c on
7 f e ch a 22 de enero de 2016, entre Mapfre y la empresa Airbus
8 Helicopters Cono Sur S.A., con cargo a la Póliza de Seguros Nº 502-
9 12-00001602, adquiriendo para el asegurado Fisco-Carabineros de
10 Chile, el Helicóptero Marca Airbus Helicopters Deuts chland GmbH,
11 modelo EC 135, con turbina PW 206B3, año 2016, nuevo de fábrica.
12 5.- Certificado extendido por el Banco de Chile con el que
13 se acredita el valor del dólar observado al día de presentación de
14 esta demanda.
15 Sírvase SS. tenerlos por acompañados.
16 SEGUNDO OTROSI: A fin de acreditar nuestra calidad de
17 mandatarios judiciales para representar a Mapfre Compañía de
18 Seguros Generales de Chile S.A. acompañamos copia de la escritura
19 pública de fecha 21 de noviembre del año 2018 otorgada en la
20 Notaría de Santiago de doña María Soledad Lascar Merino.
21 Sírvase SS. tenerla por acompañada.
22 TERCER OTROSI: En nuestra calidad de abogados
23 h a bi l i tados, asumi mos el pa tr ocinio y r epr esenta ción de la
24 d e man dan te en estos autos y sin perjuicio de ello, design am os
25 a p oderada a l a aboga da ha bilita da pa r a el ejer cicio de la
26 p r ofesi ón doñ a Pia Parmar Jordán , de nuestro mismo domicilio,
27 q u i en fi rma en señ al de a cepta ción.
28 Los apoderados podrán actuar indistintamente, sea en fo rma
29 c o n j un ta o separada.
30 Sírvase SS. tenerlo presente.

27 Firmado
Luis digitalmente por
Luis Cifuentes
Cifuentes Fecha: 2018.11.22
13:51:50 -03'00'
Página 30

Tercer Juzgado Civil de San Miguel


Rol NºC-7464-2018
Caratulado "MAPFRE / CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR "
Cuaderno: principal.
Materia: Indemnización de Perjuicios

San Miguel, CERTIFICO, haberme constituído el día veinticuatro de


noviembre de dos mil dieciocho, siendo las 11:11 horas, en el domicilio
ubicado en SAN NICOLÁS Nº1153, comuna de SAN MIGUEL, con el objeto de
notificar a don(ña) JOSÉ MANUEL WLADDIMIRO ESTAY (Superintendente) en
representación del "CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR", sin
encontrarlo (a). Me consta que éste es el domicilio, residencia y morada de
la demandada y que se encuentra en el lugar del juicio, información
proporcionada por persona adulta del mismo domicilio que se negó a dar su
nombre y cédula de identidad. Drchs.$20.000.-

ROLANDO EDUARDO
Firmado digitalmente por ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO
Nombre de reconocimiento (DN): c=CL, st=METROPOLITANA,
l=Santiago, o=ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO,

GUZMAN TORRICO
ou=RECEPTOR, cn=ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO,
email=RECEP.GUZMAN@GMAIL.COM
Fecha: 2018.11.26 17:26:07 -03'00'

1
Página 31

Tercer Juzgado Civil de San Miguel


Rol NºC-7464-2018
Caratulado "MAPFRE / CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR "
Cuaderno: principal.
Materia: Indemnización de Perjuicios

San Miguel, CERTIFICO, haberme constituído el día veintiséis de


noviembre de dos mil dieciocho, siendo las 12:57 horas, en el domicilio
ubicado en SAN NICOLÁS Nº1153, comuna de SAN MIGUEL, con el objeto de
notificar a don(ña) JOSÉ MANUEL WLADDIMIRO ESTAY (Superintendente), en
representación del "CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR", sin
encontrarlo (a). Me consta que éste es el domicilio, residencia y morada de
la demandada y que se encuentra en el lugar del juicio, información
proporcionada por persona adulta del mismo domicilio que se negó a dar su
nombre y cédula de identidad. Drchs.$20.000.-

ROLANDO EDUARDO Firmado digitalmente por ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO


Nombre de reconocimiento (DN): c=CL, st=METROPOLITANA, l=Santiago, o=ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO,

GUZMAN TORRICO
ou=RECEPTOR, cn=ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO, email=RECEP.GUZMAN@GMAIL.COM
Fecha: 2018.11.26 17:24:58 -03'00'

1
Página 32

FOJA: 6 .- seis .-

NOMENCLATURA : 1. [4685]Notificaci ón por art. 44 C.P.C.


JUZGADO : 3º Juzgado Civil de San Miguel
CAUSA ROL : C-7464-2018
CARATULADO : MAPFRE SEGUROS GENERALES S.A./CUERPO
DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR

San Miguel, veintisiete de Noviembre de dos mil dieciocho

A la presentaci ón de fecha 26 de noviembre 2018:(Not.Art.44C.P.C)


Notifiquese de conformidad a lo dispuesto en el articulo 44 del C ódigo de
Procedimiento Civil.

cl.

En San Miguel, a veintisiete de Noviembre de dos mil dieciocho , se notificó


por el estado diario, la resolución precedente.

XMTDHYWQXN

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
CAROLYN ANDREA MEDINA DUARTE Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e
Fecha: 27/11/2018 15:24:17 Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más información
consulte http://www.horaoficial.cl
Página 33

1 Rol : C -7464 -2 018


2 C u adern o : Pri n ci pal
3

4 S o l i ci ta n oti fi caci ón por a r tículo 44 del Código de P r ocedim ie n t o


5 Civil.
6

7 S .J.L. de Sa n Mi g ue l ( 3°)
8

9 LUIS CIFUENTES ARAYA, por la demandante, en los autos


10 rol C -7464 - 2018 , caratulados “MAPFRE SEGUROS GENERA L E S
11 S.A. con CUERPO DE BOMBERO S METROPOLIT ANO SUR ”, a
12 U S. respetu osamen te digo:
13 Consta en autos que el representante de la demandada, don
14 José Manuel Wladdimiro Estay , ha sido buscad o en dos días
15 d i s ti n tos en su domicilio y no ha sido ha bid o , cer tif ican do e l
16 r e ceptor j u di ci al , don Rola ndo Edua r do Guzmá n Tor r ico, que el
17 i n mu ebl e u bi cad o en San Nicolás Nº1153 de la co muna de San
18 Mi gu el , corresponde al domicilio d e la dem a nda d a, el Cuerpo de
19 B omberos M etrop ol i ta no Sur y de su representant e legal y que
20 a d emás este ú l ti mo se encuentr a en el luga r del juicio.
21 Con secuen te con lo a nter ior , vengo a solicita r se s ir v a
22 d i s pon er que l a dema nda sea notif ica da a la dem a nda da e n
23 c o n formi dad con l o d ispuesto en el a r tículo 44 del Código de
24 P r ocedi mi en to Ci vi l .
25 P O R TA N TO ,
26 RUE G O A US ; acceder a lo solicita do.
27

28

29

30
Luis Firmado digitalmente
por Luis Cifuentes

Cifuentes 18:14:37 -03'00'


Fecha: 2018.11.26
1
Página 34

Tercer Juzgado Civil de San Miguel


Rol NºC-7464-2018
Caratulado "MAPFRE / CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR "
Cuaderno: principal.
Materia: Indemnización de Perjuicios

San Miguel, veintiocho de noviembre de dos mil dieciocho, siendo las


14:36 horas, me constituí en el domicilio ubicado en SAN NICOLÁS Nº1153,
comuna de SAN MIGUEL, notifiqué por cédula de conformidad al art.44 del
Código de Procedimiento Civil a don(ña) JOSÉ MANUEL WLADDIMIRO
ESTAY (Superintendente), en representación del CUERPO DE BOMBEROS
METROPOLITANO SUR, la demanda de fecha 22/11/2018, resolución da
curso a la demanda de fecha 23/11/2018, resolución de fecha 23/11/2018,
escrito notificación por art. 44 de fecha 26/11/2018 y resolución de
notificación por art. 44 C.P.C. de fecha 27/11/2018. Le dejé copia íntegra,
fiel y legible de ello, con una persona adulta de ese mismo domicilio que
dijo llamarse INÉS ECHEVERRÍA y excusó firmar.- Le envié carta.
Drchs.$40.000.-

ROLANDO EDUARDO
Firmado digitalmente por ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO
Nombre de reconocimiento (DN): c=CL, st=METROPOLITANA,
l=Santiago, o=ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO,

GUZMAN TORRICO
ou=RECEPTOR, cn=ROLANDO EDUARDO GUZMAN TORRICO,
email=RECEP.GUZMAN@GMAIL.COM
Fecha: 2018.11.28 15:50:15 -03'00'

1
Página 35

FOJA: 8 .- ocho .-

NOMENCLATURA : 1. [445]Mero tr ámite


JUZGADO : 3º Juzgado Civil de San Miguel
CAUSA ROL : C-7464-2018
CARATULADO : MAPFRE SEGUROS GENERALES S.A./CUERPO
DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR

San Miguel, dieciocho de Diciembre de dos mil dieciocho

A la presentación de fecha 17 de diciembre de 2018.


Para resolver, venga en forma el poder, dentro de tercero d ía, bajo
apercibimiento de lo establecido en el artículo 2º de la Ley 18.120.
cl.

En San Miguel, a dieciocho de Diciembre de dos mil dieciocho , se notificó


por el estado diario, la resolución precedente.

DXXSXGNCBX

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
CAROLYN ANDREA MEDINA DUARTE Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e
Fecha: 18/12/2018 10:55:18 Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más información
consulte http://www.horaoficial.cl
Página 36

Tribunal: 3° Juzgado Civil de San Miguel


Caratula: “Mapfre Seguros Generales S.A./Cuerpo de Bomberos Metropolitano Sur”
Rol : C-7464-2018
Cuaderno: Principal
________________________________________________________________________________
EN LO PRINCIPAL: CONTESTA DEMANDA; PRIMER OTROSI: PERSONERÍA Y ACOMPAÑA
DOCUMENTO; SEGUNDO OTROSI: PATROCINIO Y PODER.

S.J.L EN LO CIVIL DE SAN MIGUEL (3º)

JOSÉ MANUEL WLADDIMIRO ESTAY, chileno, Ingeniero, cédula de nacional de identidad


N°5.525.534-2, en su calidad de Superintendente y representante legal, según se acreditará, del
CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR, persona jurídica de derecho privado, RUT
N°65.600.110-9, ambos domiciliados en calle San Nicolás N°1153, comuna de San Miguel,
demandado en estos autos sobre juicio ordinario de indemnización de perjuicios caratulados
“MAPFRE SEGUROS GENERALES S.A./CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR”, Rol Nº C-
7464-2018, a S.S respetuosamente digo:

Que en la representación que invisto, encontrándonos dentro de plazo, y conforme a lo


dispuesto en el artículo 309 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, en relación con los
artículos 2314 y siguientes del Código Civil, vengo en este acto en contestar derechamente la
improcedente demanda de indemnización de perjuicios interpuesta en contra de mi representada
por MAPFRE COMPAÑÍA DE SEGUROS GENERALES DE CHILE S.A., RUT N°96.508.210-7,
solicitando desde ya su completo y total rechazo, con expresa y ejemplar condena en costas,
atendidos los fundamentos de hecho y de derecho que a continuación paso a exponer:

I. Antecedentes de la demanda.

1.- Con fecha 22 de noviembre de 2018 compareció ante el Tribunal de U.S. la sociedad MAPFRE
COMPAÑÍA DE SEGUROS GENERALES S.A. interponiendo una demanda de indemnización de
perjuicios en contra del CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR, en razón de la supuesta
responsabilidad extracontractual que le cabría a éste último, por la participación de su personal y
de un vehículo de su propiedad, en un accidente acaecido el día domingo 30 de noviembre del
año 2014, que terminó con una aeronave de propiedad de Carabineros de Chile con daños
materiales de consideración.

2.- Según expone, el Fisco- Carabineros de Chile habría suscrito con la sociedad demandante un
contrato de Seguro de Casco, Responsabilidad Civil y Accidentes Personales de Aviación, Póliza
Número 521200001602, emitida el 31 de diciembre de 2012 y con vigencia hasta el mismo día y
mes del año 2014, bajo la cual se encontraba cubierta la aeronave de propiedad de dicha
Institución, singularizada como Helicóptero Eurocopter 135-P2+, Matrícula C-26, número de serie
del fabricante 768, fabricado el año 2008 (En adelante “El Helicóptero” o “La Aeronave”).

3.- En este sentido, afirma que a consecuencia del siniestro del día 30 de noviembre de 2014 la
aeronave policial habría sufrido diversos daños materiales, que en definitiva implicaron que fuera
declarada su “pérdida total”, lo que a su vez, obligó a la compañía en virtud del mencionado
contrato de seguro, a adquirir un helicóptero de reposición “nuevo” para Carabineros de Chile, por
un precio de USD 5.400.000.- (USD$100.000.- fueron pagados por Carabineros). Siendo así,
ejerciendo los derechos y acciones del FISCO-CARABINEROS DE CHILE, en virtud de una
subrogación legal y convencional, solicita al Tribunal se condene al Cuerpo de Bomberos
Página 37

Metropolitano Sur al pago, a título de indemnización de perjuicios, de una suma ascendente a los
$3.548.085.000.- (tres mil quinientos cuarenta y ocho millones ochenta y cinco mil pesos).

4.- Como fundamento de su improcedente acción indemnizatoria, afirma que la causa basal del
siniestro estaría constituida por la supuesta negligencia e irresponsabilidad del conductor del
vehículo de Bomberos, propiedad de la Tercera Compañía de Bomberos de San Miguel, quien
según el relato del demandante, habría impactado al helicóptero siniestrado en razón de que
conducía el vehículo sin respetar la normativa reglamentaria, e incumpliendo con diversas
obligaciones de la ley del tránsito, en especial, aquellas relativas a “obedecer las señales y
órdenes impartidas por Carabineros de Chile”, y a “no respetar los perímetros de seguridad
establecidos por la referida institución en caso de una emergencia”.

5.- Agrega que, no habiendo transcurrido más de 3 minutos desde que el helicóptero de
Carabineros se posó en plena calle Gran Avenida y estando éste con sus rotores (o palas) en
movimiento “en forma completamente intempestiva, sin atender a las restricciones de circulación
impuestas por el personal de Carabineros a cargo de la emergencia y sin respetar el acceso y el
perímetro de seguridad establecido, ingresó a dicha área el carro bomba P.P.U. DLKW-25, marca
Renault, modelo Medlum 300, de cargo de la Tercera Compañía de Bomberos de San Miguel,
conducido por Alvaro Rodrigo Aparicio Vera, chileno, 60 años, RUT: 6.375.199-5 impactando con
su costado superior izquierdo las aspas en movimiento del helicóptero, provocando que éste
perdiera su estabilidad e iniciara un giro descontrolado sobre su eje, procediendo a impactar -como
efecto de su descontrol - al vehículo policial Z-6369 de la 51° Comisaría “Pedro Aguirre Cerda”…..”.
(Destacado por el redactor)

6.- Sobre el particular, y como cuestión preliminar, esta parte viene en negar categóricamente las
imputaciones de responsabilidad efectuadas de forma antojadiza y completamente sesgada por
parte de MAPFRE, las que por lo demás, carecen de todo fundamento razonable. En efecto, tal
como se acreditara fehacientemente durante la etapa procesal respectiva, es un hecho que el
siniestro del Helicóptero policial Matrícula C-26, tuvo como única y exclusiva causa u origen, la
evidente falta de medidas de seguridad básicas necesarias para el aterrizaje de la aeronave, y
para el resguardo y garantía de seguridad de las personas y vehículos que transitaban por el lugar,
así como también, la inexcusable descoordinación y cúmulo de errores en los procedimientos
adoptados por los Carabineros que se encontraban en tierra a cargo de la operación.

7.- A mayor abundamiento, es del caso hacer presente a U.S., que la propia Dirección General de
Aeronáutica Civil (En adelante, la “DGAC”), Organismo Público que por mandato legal tiene a su
cargo, entre otras funciones, la de “Investigar las infracciones a las leyes, reglamentos y demás
disposiciones relacionadas con la navegación aérea cuya aplicación y control le corresponda y, en
especial, los accidentes que ocurran a aeronaves civiles de cualquiera nacionalidad en territorio
chileno”1, con ocasión de la investigación del accidente2 del día 30 de noviembre de 2014,
concluyó fehacientemente y declaró de manera categórica que la causa única del accidente tuvo
su origen en que Carabineros no mantuvo una zona segura de operación para el helicóptero
siniestrado, permitiendo el ingreso de un vehículo de emergencia, el cual impactó contra las palas
del rotor principal de la aeronave.

8.- Al mismo tiempo, dicho Organismo determinó la concurrencia de una serie de circunstancias o
factores que contribuyeron a la ocurrencia del siniestro, entre ellas, las siguientes:

1
Artículo 3, letra r), de la Ley Número 16.752, que “FIJA ORGANIZACION Y FUNCIONES Y ESTABLECE
DISPOSICIONES GENERALES A LA DIRECCION GENERAL DE AERONAUTICA CIVIL”.
2
Resolución Exenta Número 190, de 14 de mayo de 2015, de la Dirección General de Aeronáutica Civil,
relativa al “Cierre investigación del accidente de aviación que afectó al piloto privado de helicóptero Sr.
Mario Patricio Esperidión Sanchez”.
Página 38

a) La inadecuada selección del área de posada del helicóptero.


b) El hecho de no dar cumplimiento al Protocolo de Seguridad para el aterrizaje de
helicópteros.
c) La inadecuada implementación de medidas de seguridad en el área de posada.
d) La ubicación de un furgón policial dispuesto improvisadamente por la institución, que
obstaculizó la circulación del vehículo de bomberos.

9.- En este orden de ideas, llama profundamente la atención, que pese a tratarse de un
documento público y de libre acceso a la población en general (disponible a través de la página
web de la DGAC), MAPFRE COMPAÑÍA DE SEGUROS GENERALES DE CHILE S.A. haya optado por
omitir cualquier referencia a él en su demanda, no obstante que el mismo aborda
suficientemente todas las aristas del incidente, y contiene conclusiones irrefutables acerca de los
factores y las personas responsables en la ocurrencia del siniestro que terminó con la destrucción
de la aeronave.

10.- Por el contrario, lejos de atenerse a la verdad circunstancial de los hechos, a través de su
líbelo, la Compañía demandante construye una teoría del caso que además de ficticia, imprecisa e
infundada, se opone por completo a las conclusiones adoptadas por la Autoridad designada por
Ley para la investigación y determinación de las causas de los accidentes que involucran a
aeronaves, la que por lo demás, reúne todas las características y condiciones de seriedad,
neutralidad e imparcialidad necesarias para dar certeza a la comunidad en general, y a los
partícipes e interesados en particular, con un objetivo bastante más loable que la mera
expectativa económica perseguida por MAPFRE, cual es, precisamente el evitar la reiteración de
los accidentes.

11.- En este orden de ideas, resulta en absoluto inverosímil estimar o afirmar que la Compañía de
Seguros no tuvo conocimiento del informe DGAC en forma previa a la presentación de la
demanda, toda vez que en atención a su giro de negocio, el análisis de los riesgos de los
accidentes constituye un factor esencial en la toma de sus decisiones comerciales.

12.- Ahora bien, sin perjuicio de la impertinencia e irresponsabilidad intrínseca que implica la
presentación de la presente demanda, tal como quedará acreditado más allá de toda duda
razonable durante el proceso, lo cierto es que los hechos alegados por el demandante no
configuran ninguno de los requisitos establecidos por ley para la procedencia de la obligación de
mi representada de indemnizar a la Compañía de Seguros, principalmente en razón de que no
puede atribuirse a la culpa o dolo del personal de Bomberos la responsabilidad por el siniestro
que terminó con la destrucción del helicóptero, puesto que resulta evidente que el aterrizaje
improvisado de la aeronave policial en plena calle Gran Avenida, sin haberse dispuesto y
adoptado, de forma previa y durante todo el procedimiento, las imprescindibles medidas de
seguridad efectivas y eficientes, que permitieran mantener a distancia del helicóptero cualquier
objeto, vehículo o persona, constituye la única causa basal y eficiente del accidente.

13.- En razón de lo expuesto anteriormente, no cabe sino concluir que la demanda de MAPFRE en
contra del CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR deberá ser rechazada en todas sus
partes, con una expresa condena en costas, sin perjuicio de las acciones indemnizatorias, que a
raíz de la conducta imprudente del demandante ejerza mi representado en su oportunidad.

II.- Narración de los hechos ocurridos el día 30 de noviembre de 2014.

1.- De forma previa a la interposición de las excepciones, alegaciones y defensas que con certeza
lograrán desacreditar íntegramente la presente demanda y consecuentemente, provocarán su más
que segura desestimación, en este título expondremos una narración circunstanciada del actuar
Página 39

de Bomberos de Chile el día del accidente, lo cual contribuirá al convencimiento de U.S. respecto
de los verdaderos responsables de los daños del helicóptero policial.

2.- Al respecto, es el caso señalar que el día 30 de noviembre del año 2014, a eso de las 04.28
horas la Central de Alarmas de Bomberos de Chile recibió un llamado de emergencia que advertía
sobre un accidente vehicular en el cual se encontraban involucrados dos vehículos menores, uno
de ellos, perteneciente a Carabineros de Chile y donde existirían personas atrapadas y con graves
lesiones. Dicho accidente, según se informó, había ocurrido minutos antes en la intersección de
las calles Gran Avenida José Miguel Carrera (En adelante, “Gran Avenida”) con Varas Mena, en la
comuna de San Miguel.

3.-En virtud de mencionada advertencia, y teniendo en cuenta la información proporcionada por


Carabineros de Chile, la Central de Alarmas de bomberos despachó de inmediato dos carros de
emergencia, individualizados como Carro R-3 y Carro B-3, ambos pertenecientes a la Tercera
Compañía de Bomberos de San Miguel, ubicada en la calle Salesianos Número 1150, de la comuna
de San Miguel, distante a unas 8 cuadras (1,1 KM por Gran Avenida en dirección al sur) del lugar
donde había ocurrido el accidente que motivaba la activación del procedimiento de emergencia.

4.- En primer lugar, y con una anticipación de no más de 2 minutos salió el Carro R-3, conducido
por don Jorge Guzmán y tripulado además por los señores Diego Canelo, Matías Valdés, Hector
Aparicio y Luis Leuno, quienes contaban con equipamiento y conocimientos específicos para
realizar operaciones de “rescate” de personas. Lo siguió detrás el Carro B-3, el cual contaba con
equipamiento para la extinción de incendios, entre otras emergencias, y que fue conducido por
don Alvaro Aparicio y tripulado por don Francisco Gutierrez y Rodrigo Aparicio. Cabe señalar que
el envío de ambos carros en forma conjunta obedeció al cumplimiento estricto de los protocolos
de operación con que cuenta Bomberos de Chile, los cuales disponen que en los casos de
accidentes de tránsito, siempre es conveniente la asistencia de un carro de rescate, acompañado
de un carro bomba que pueda encargarse de la extinción de los eventuales incendios generados
por el material combustible contenido en los vehículos afectados por el accidente, lo que permite
anticiparse a los hechos y garantizar el éxito de la operación de rescate.

5.- En este orden de ideas, en una primera instancia llegó a las cercanías de la intersección de las
calles Gran Avenida con Cuarta Avenida el Carro de Rescate R-3, cuyo chofer se detuvo
completamente unos metros antes de llegar a la esquina, a requerimiento del único Carabinero
que se encontraba en el lugar, quien le advierte sobre la presencia de un Helicóptero estacionado
en el medio de la Gran Avenida, el cual hasta ese momento no se apreciaba, por encontrarse
posado en forma horizontal, de norte a sur, justo entre los bandejones centrales de la Gran
Avenida. De acuerdo a la narración de los voluntarios que se desplazaban en el Carro R-3, aun
estando cerca del helicóptero, sus rotores o palas eran completamente invisibles a simple vista, al
mismo tiempo que su sonido era imperceptible desde el interior del Carro, en atención a la
activación de las sirenas de emergencia. No obstante lo anterior, el Carabinero que los detuvo, les
dio la contraorden de avanzar hacia el lugar del accidente original (distante a unos 100 o 200
metros al sur de ese lugar).

6.- Siendo así, el chofer del Carro de Rescate comienza su marcha por Gran Avenida hacia el Sur,
girando la trayectoria del vehículo hacia su derecha con el objeto de alejarse lo más posible de la
Aeronave, desde la tercera pista hacia la primera pista, producto de que en ese momento, las tres
pistas de la Gran Avenida (poniente) se encontraban completamente despejadas, sin presencia de
ningún otro funcionario policial, y sin que existiera ningún perímetro de seguridad definido y
demarcado, lo que permitió el cruce del Carro R-3 sin mayores inconvenientes.

7.- Pocos segundos después de que el primer carro logró sortear el cruce, comienza a aproximarse
a la misma esquina el Carro Bomba B-3, el cual aproximadamente unos 100 metros antes de la
Página 40

intersección de las calles Gran Avenida con Cuarta Avenida comienza a disminuir sustancialmente
su velocidad de desplazamiento, al percatarse de la existencia de un grupo de unos 10 vehículos
que se encontraban detenidos en plena calle, obstaculizando el libre tránsito de la avenida.

8.- Aproximadamente a unos 15 metros del semáforo, aparece nuevamente el mismo Carabinero
que anteriormente detuvo al Carro de Rescate R-3, quien en esta oportunidad ordena igualmente
al Chofer del Carro B-3 detenerse completamente, para advertirle de la presencia del helicóptero
que se encontraba apostado en la mitad de la calle. Al mismo tiempo el funcionario policial
comenzó a ordenar a los vehículos que obstaculizaban la tercera pista que se pasaran a la
segunda, y de esta forma despejar una vía y permitir que el Carro B-3 pasara y accediera al lugar
del accidente original. Es dable destacar que la acción de despeje de la tercera vía de circulación, a
cargo del Carabinero que estaba en el lugar, descarta por completo la teoría del demandante
respecto a que Bomberos habría pasado al lugar de forma intempestiva y desobedeciendo las
órdenes de Carabineros, pues de no mediar la labor e instrucciones de estos, el carro B-3 jamás
habría continuado su marcha.

9.- Paralelamente, en el mismo instante en que el Carro Bomba B-3 se acercaba a la esquina de
Cuarta Avenida, un Furgón policial, individualizado por Carabineros como Z-6369, aparece en
escena, dirigiéndose contra el tránsito (Por la calzada poniente de Gran Avenida, en dirección al
Norte) a la esquina con Cuarta Avenida, para una vez ahí, cruzar el vehículo en la calzada
poniente de Gran Avenida. Durante la citada maniobra, el Furgón Z-6369 logró ocupar
parcialmente, en un principio, las tres vías de la calle Gran Avenida, pero a los pocos segundos, y
con el objeto de despejar el tránsito para el paso del Carro Bomba B-3 retrocedió unos metros,
liberando la tercera pista y ocupando por tanto las otras dos.

10.- Una vez despejada la tercera pista por parte del Furgón Z-6369, y casi al instante, el
Carabinero que en principio había ordenado la detención del Carro Bomba B-3, le ordena al
chofer de éste avanzar por la tercera pista en dirección al Sur. Al reanudar la marcha del Carro
Bomba B-3, y siguiendo las instrucciones precisas del funcionario de Carabineros presente en el
lugar, su Chofer comienza a maniobrar lentamente para pasar justamente por el espacio que le
dejaba Carabineros, entre el helicóptero y el Furgón Z-6369, desviando su trayectoria lo más
posible hacia su derecha, precisamente con el objeto de alejarse del helicóptero y así evitar
cualquier contacto con él. Ahora bien, sin perjuicio del extremo cuidado empleado en la referida
maniobra, la evasión del helicóptero fue obstaculizada por el Furgón Policial Z-6369, que
minutos antes se cruzó en la esquina de Cuarta Avenida para bloquear las otras dos pistas del
lado poniente de la Gran Avenida, de modo que el espacio que quedó para el tránsito del Carro
B-3 fue reducido sustancialmente por los funcionarios policiales que en ese momento
intentaban improvisar una zona de seguridad para el helicóptero.

11.- De esta manera, si bien la parte delantera del Carro Bomba B-3 logró pasar sin problemas
entre el Furgón Z-6369 y el helicóptero, demostrando la pericia del su chofer, la mayor altura de la
sección trasera de la carrocería del camión provocó que éste topara con las aspas de la aeronave,
lo que de inmediato generó que ésta comenzara a girar sobre su propio eje, desencadenando su
pérdida de control y posterior colisión con el vehículo Z-6369 (cruzado en Gran Avenida, a pocos
metros del Helicóptero).

12.- Es del caso hacer presente S.S., que a esas alturas de la madrugada, las “palas” o “rotores”
de la Aeronave eran completamente imperceptibles a la vista de quienes circulaban por la zona,
pues además de tener un color oscuro y carecer de cualquier tipo de luminaria, se encontraban
girando entre las 3.000 y 4.000 revoluciones por minuto, en razón de que el piloto del
Helicóptero decidió mantener sus motores a máxima potencia, pese a la falta de todas las
medidas de seguridad requeridas para su operación, y que están definidas incluso en los propios
protocolos de Carabineros de Chile.
Página 41

13.- En relación con lo anterior, basta observar con detención los videos que captaron los
momentos justos en que ocurrió el accidente (A disposición del público en diversos sitios de la
internet3), para constatar fehacientemente la invisibilidad de las palas o hélices del helicóptero. A
mayor abundamiento, precisamente dicha invisibilidad, así como el peligro implícito que
representa el funcionamiento de una aeronave de ese tipo, han llevado a que tanto la Industria
Fabricante, como las autoridades aeronáuticas de todo el mundo, se encuentren
permanentemente trabajando en la elaboración y divulgación de distintas normas mínimas de
seguridad para la operación de aeronaves, todas las cuales fueron groseramente obviadas por
Carabineros de Chile al momento de verificarse el accidente.

14.- Cabe agregar que la invisibilidad de las palas o rotores, se vio agravada por carencia total de
señalética acorde a la oscuridad del lugar, demarcación o cierre perimetral, y en general, de
cualquier instrumento o mecanismo que advirtiera sobre el radio de giro de las aspas, que según
los manuales de la aeronave era de aproximadamente 5,1 metros.

15.- Es importante destacar que el choque posterior entre el Furgón Policial Z-6369 y el
Helicóptero confirma la escasa distancia que había entre ellos al momento de que Carabineros
autorizó el paso del segundo vehículo de Bomberos que llegó al lugar, y en este mismo sentido, la
evidente descoordinación entre los funcionarios y nula adopción de las medidas de resguardo que
exigía un aterrizaje de ese tipo.

16.- De lo reseñado anteriormente queda en evidencia la completa falsedad de la imputación


realizada por el demandante, relativa a que el Carro Bomba B-3 habría ingresado al área donde se
posaba el helicóptero, “en forma completamente intempestiva, y sin atender a las restricciones de
circulación impuestas por el personal de Carabineros a cargo de la emergencia y sin respetar el
acceso y el perímetro de seguridad establecido”. Esto, pues como se ha señalado, el Carro Bomba
B-3 siguió al pie de la letra las instrucciones dadas por el personal de Carabineros del lugar,
quienes ordenaron el paso de Bomberos por el lugar que ellos mismos estimaron suficiente y
seguro para el tránsito del vehículo de emergencia.

17.- Al mismo tiempo, y tal como se desprende del relato de la propia compañía demandante, es
un hecho cierto que en el momento que la aeronave aterriza en la calle Gran Avenida, la zona
perimetral no contaba ni remotamente con las más mínimas medidas de seguridad, al punto que
ni siquiera se encontraba completamente cerrada el paso de vehículos privados. Prueba de ello es
que en los mismos instantes en que el Piloto del helicóptero se encontraba maniobrando a unos
10 a 15 metros del suelo, pasa por la tercera pista de Gran Avenida hacia el sur una ambulancia
del SAMU, la cual por segundos no intercepta al helicóptero en el aire.

18.- Como U.S. comprenderá, atenta a las reglas de lógica más básica, pretender imputar al chofer
de Bomberos el deber de conocer y ejecutar los protocolos y medidas de seguridad que se deben
aplicar en la operación de un helicóptero que opera en una emergencia. Por contrario, el deber de
extremo cuidado y de pleno cumplimiento a la normativa legal, reglamentaria y técnica en la
operación de una aeronave pesa sobre su “Comandante”, quien tal como lo dispone el artículo 65
del Código Aeronáutico, es la única y exclusiva autoridad a bordo y “el encargado de la dirección
de la aeronave y principal responsable de su conducción segura de acuerdo con las regulaciones
de circulación aérea y el manual de operaciones de vuelo del explotador”. Es el quien tiene, entre
otras, obligaciones de “g) Cumplir y hacer cumplir las normas jurídicas que regulan las
operaciones de vuelo, y los manuales técnicos aprobados por la autoridad aeronáutica; h) Dar al
control de tierra la información necesaria para la seguridad del vuelo, e i) Adoptar, durante el

3
Ver: http://www.t13.cl/noticia/nacional/video-aseguradora-demanda-mas-5-millones-dolares-bomberos; y
https://www.youtube.com/watch?v=YZTox8SX124
Página 42

vuelo, las medidas que estime necesarias para la seguridad de la aeronave, de los pasajeros y de la
carga”. (Artículo 67 del Código Aeronáutico)

19.- Conforme a lo expresado precedentemente, queda demostrado que el Chofer del Carro
Bomba B-3, propiedad de mi representado, obró en todo momento con extrema diligencia y
cuidado, cumpliendo la normativa legal y reglamentaria del tránsito, y siguiendo íntegramente las
instrucciones dadas por el personal de Carabineros de Chile que se encontraba en el lugar del
accidente, lo que en consecuencia, deja en evidencia que la única causa que provocó el lamentable
accidente, (tal como lo determinó la DGAC) fue la completa falta de medidas de seguridad
empleadas para la operación aeropolicial, y la imprudencia del piloto de la Aeronave, quien
decidió aterrizar improvisadamente, a pesar de que el sitio no cumplía con las condiciones de
seguridad mínimas para una operación de ese tipo, circunstancias por las cuales la demanda de
autos deberá ser rechazada en todas sus partes, con costas.

III. Controversia de los hechos y del derecho invocado por el demandante

Contestando derechamente la demanda de autos, esta parte viene en negar todas y cada una de
las afirmaciones y hechos contenidos en el líbelo del demandante, a excepción de aquellos que se
den expresamente por reconocidos en el presente escrito.

En este sentido, y a efectos de que U.S. fije los hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos
que el actor deberá acreditar en el presente juicio, esta parte niega expresamente todos los
hechos fundantes de la pretensión del demandante, en especial, todas aquellas afirmaciones y
suposiciones que atribuyen como causa del siniestro que terminó con la destrucción del
Helicóptero patente C-26, un actuar negligente o irresponsable de parte del conductor del
vehículo a cargo de la Tercera Compañía de Bomberos de San Miguel. A su vez, negamos
tajantemente la concurrencia de los requisitos exigidos por ley para la procedencia de la acción de
indemnización de perjuicios pretendida por el actor, la cual estimamos temeraria, abusiva, y
completamente dañosa para los intereses de la Institución de Bomberos, en atención a que se
basa en una construcción fáctica antojadiza, sesgada y derechamente falsa.

Para una mejor ilustración de U.S. a continuación abordaremos separadamente cada uno de los
puntos esbozados anteriormente, a fin de desvirtuar cada una de las proposiciones formuladas por
el actor.

III.1. De los requisitos de procedencia de la responsabilidad extracontractual.

1.-En relación con el estudio de los requisitos de procedencia de la acción indemnizatoria derivada
de la responsabilidad extracontractual, nuestro Código Civil, en su título XXXV denominado “De los
delitos y cuasidelitos”, particularmente en su artículo 2.314 establece que “El que ha cometido un
delito o un cuasidelito que ha inferido daño a otro, es obligado a la indemnización; sin perjuicio de
la pena que le impongan las leyes por el delito o cuasidelito”. Dicha disposición ha de interpretarse
en forma armónica con el artículo 2.329 del mismo cuerpo legal, el cual a la letra dispone que “Por
regla general todo daño que pueda imputarse a malicia o negligencia de otra persona, debe ser
reparado por ésta”.

2.- En el mismo orden de ideas, el artículo 2284 del Código Civil señala que “si el hecho es ilícito y
cometido con la intención de dañar, constituye un “delito”, en tanto que, si el hecho es culpable,
pero cometido sin intención de dañar, constituye un “cuasidelito”.

3.- Así las cosas, de las disposiciones legales citadas, es posible afirmar que para la configuración
de la responsabilidad civil extracontractual, y en consecuencia, para el surgimiento de la obligación
de una persona de indemnizar perjuicios a otra, es indispensable la concurrencia de los siguientes
requisitos copulativos:
Página 43

a) Existencia de una acción u omisión ilícita;


b) Que la acción u omisión sea imputable;
c) Existencia de daño por parte de la víctima;
d) Existencia de una relación de causalidad entre el hecho imputable y el daño sufrido por la
víctima.

4.- A los requisitos clásicos descritos con anterioridad, el profesor René Abeliuk agrega un
elemento adicional, consistente en la “no concurrencia de una causal de exención de
responsabilidad”.4

5.- Pues bien, según se infiere claramente de la narración de los hechos efectuada por esta parte
en el capítulo precedente, el evento dañoso o perjudicial alegado por MAPFRE, no configura
ninguno de los requisitos esbozados anteriormente, principalmente en atención a que Bomberos
de Chile obró en cumplimiento de su deber, y con pleno respeto a toda la normativa vigente, en
especial, a las normas contempladas en la Ley del Tránsito y la reglamentación relativa a la forma
de proceder en casos de emergencia. Del mismo modo, y considerando las verdaderas causas del
siniestro, es un hecho que el personal de Bomberos obró diligentemente y con el debido cuidado,
descartándose así de plano la imputación de una acción u omisión ilícita “culpable” o “dolosa”,
ambos factores indispensables para el surgimiento de la responsabilidad extracontractual.

6.- A continuación, en base a los hechos descritos circunstancialmente en el Capítulo II., nos
referiremos a cada uno de los requisitos antes mencionados, demostrando su inconcurrencia en el
caso de autos.

III.2. Inexistencia de una acción u omisión ilícita por parte de Bomberos

1.- Como se señaló anteriormente, para la procedencia de la acción indemnizatoria proveniente de


la responsabilidad extracontractual, en primer término, el legislador exige la concurrencia de un
hecho voluntario del hombre, el cual puede manifestarse a través de una conducta positiva
(acción) o negativa (omisión). Adicionalmente, los presupuestos de la responsabilidad
extracontractual exigen que el hecho voluntario de que se trate necesariamente contraste con el
derecho, es decir, sea ilícito desde un punto de vista objetivo, esto es, que exista oposición entre
la conducta desplegada y las normas y principios del ordenamiento jurídico.

2.- En relación con el requisito de “ilicitud”, nuestra doctrina sostiene que el juicio objetivo de
antijuridicidad que se debe hacer respecto de la conducta reprochada, no solo se debe efectuar
con estricto apego a los deberes de cuidado emanados de la ley y principios y valores
contemplados en el ordenamiento jurídico, sino que se debe tratar como un requisito autónomo e
independiente de la culpa o dolo, condición que puede o no recaer en la conducta que se analiza,
destacando desde ya que dicho elemento no se configura respecto del actuar de Bomberos en el
caso de autos.

3.- En efecto, de conformidad con lo establecido en el Decreto Supremo N°663 de 1998, del
Ministerio de Justicia, en relación con la Ley N°20.564 de 2012, los Cuerpos de Bomberos son
Corporaciones de Derecho Privado cuyo objeto es atender, gratuita y voluntariamente, las
emergencias causadas por la naturaleza o el ser humano, tales como, incendios, accidentes de
tránsito u otras, sin perjuicio de la competencia específica que tengan otros organismos públicos
y/o privados. Asimismo, en virtud de lo dispuesto en la Ley N°18.959 de 1990, particularmente en
su artículo 17, en relación con lo dispuesto en el artículo 1° de la Ley N°20.564, los Cuerpos de
Bomberos han sido provistos de la calidad de servicios de utilidad pública.

4
Deschenaux, Henri, Tercier, Pierre, La responsabilité civile, 2ª edición, edición Staempfli et Cie S.A., Berne,
pág.86
Página 44

4.- Las disposiciones antes transcritas han de entenderse en concordancia con las normas
pertinentes del denominado “Manual de Operaciones Multi-Institucional ante Emergencias” (En
adelante, “Manual ABC”), instrumento aprobado mediante Decreto Exento N°50, el Ministerio de
Transportes, y en cuya virtud se fijaron las normas que regulan la forma y los métodos de
respuesta de diversas organizaciones involucradas en situaciones de catástrofe y de emergencia,
con el objetivo que su personal, vehículos y recursos tecnológicos asuman ordenada y
eficientemente sus roles en un mismo escenario y en forma simultánea, facilitando una mejor y
óptima atención a las eventuales víctimas, mediante la coordinación de los respectivos mandos de
los Servicios Médicos de Urgencia, de Bomberos de Chile y de Carabineros de Chile.

5.- De acuerdo a lo expuesto, en el título II del Manual ABC, denominado “Fase de alarma” se
definen, entre otras cosas que, una vez que una central de comunicaciones (Carabineros,
Bomberos o SAMU) haya recibido una alarma, esta debe ser compartida a las demás instituciones
en forma inmediata, exigiendo asimismo que, cuando una de estas tres organizaciones llegue al
sitio del suceso y advierta que ya no es necesaria la presencia de alguna de las otras, genere la
contra-alarma para evitar una asistencia innecesaria.

6.- Por su parte, el referido Manual continúa definiendo en qué casos cada institución debe
hacerse presente en una emergencia, señalando en primer turno que Carabineros deberá estar
presente en toda emergencia que requiera de procedimiento policial y en segundo turno, que
Bomberos deberá estar presente cuando sea necesaria una acción de “rescate”, definida a su
vez como “el conjunto de acciones destinadas a liberar una o varias personas, atrapadas en una
estructura o en una ubicación tal que no puedan salir de ella por sus propios medios o con el
concurso de recursos habituales”.

7.- Dicho lo anterior, y relacionando todas las normas legales y reglamentarias precedentes
podemos sostener con absoluta certeza que el Cuerpo de Bomberos (A través de sus distintas
Compañías) es una institución que se encuentra obligada por ley a concurrir en forma oportuna
a todas las emergencias o accidentes donde se requiera de su intervención, con la finalidad de
prestar ayuda y atención gratuita a las personas involucradas, labor que precisamente se
encontraba realizando el día domingo 30 de noviembre del año 2014, por intermedio de los
voluntarios que asistieron al llamado de alarma generado por la propia institución de Carabineros
de Chile.

8.- En este orden de ideas, tal como se señaló detalladamente en el capítulo II del presente escrito,
tanto durante el trayecto, como en el lugar mismo de la emergencia, los dos Carros enviados
por la Tercera Compañía de Bomberos de San Miguel observaron el pleno cumplimiento de la
normativa del tránsito, respetando cada una de las señales dispuestas en la vía pública,
circulando a la velocidad permitida, completamente atentos a las condiciones del tránsito
imperantes, con pleno control de ambos vehículos pesados, y por sobre todo, obedeciendo cada
una de las instrucciones impartidas por el escaso personal de Carabineros que se encontraba en
el lugar del suceso.

9.- Respecto a este último punto, cobran especial importancia las disposiciones contenidas en los
artículos 192 y 194 de la Ley 18.290, los que a la letra establecen lo siguiente:

“Artículo 192: Toda persona estará obligada, en la vía pública, a cumplir en forma
inmediata cualquier orden, indicación o señal de Carabineros relativas al tránsito, sin que pueda
discutirla, desobedecerla o entorpecer su cumplimiento”.

Artículo 194.- En los casos de incendio, siniestro y cualquiera emergencia de tránsito,


Carabineros podrá adoptar las medidas de seguridad necesarias para enfrentar la emergencia y
prevenir daños”.
Página 45

10.- Ambas disposiciones legales fueron observadas en forma estricta por los conductores de los
Carros R-3 y B-3, respectivamente, al punto que ante las instrucciones del solitario funcionario
policial que tenía a su cargo el cierre de la calzada poniente de Gran Avenida, los dos vehículos de
Bomberos detuvieron completamente su marcha unos metros antes de la intersección con la
calle Cuarta Avenida, procediendo a reanudar su circulación, solo una vez que el referido
funcionario les ordenó expresamente avanzar y continuar hasta el lugar donde se encontraban
las personas atrapadas.

11.- Del mismo modo, demostrando su absoluta atención a las condiciones del tránsito
imperantes, ambos conductores de Bomberos desviaron la trayectoria de los carros con el objeto
de alejarse lo más posible del Helicóptero policial, sin embargo, a raíz de inexistencia de un
perímetro de seguridad debidamente resguardado, sumado a la desorganizada e improvisada
obstaculización de las vías efectuada segundos antes por el Furgón Z-6369, el Carro Bomba B-3
fue instado a pasar por un espacio limitado, que se sobreponía al radio de giro de las aspas del
helicóptero, provocando que éstas impactaran con la parte trasera del Carro Bomba, debido a que
la altura de éste último superaba a las del rotor de la aeronave.

12.- Como se podrá apreciar, es precisamente la inexistencia de un perímetro de seguridad


debidamente demarcado y cerrado al paso de todo tipo de vehículos y personas, el que en la
práctica provocó el segundo accidente, pues ni siquiera el funcionario policial que estaba a cargo
de controlar el acceso al sitio, ni los ocupantes del Furgón Z-6369, pudieron dimensionar
correctamente la distancia necesaria para garantizar el paso del Carro Bomba B-3, sin que éste
interfiriera en el radio de giro de los rotores de la aeronave. Esto confirma la absoluta invisibilidad
de las palas del helicóptero, las que tal como se aprecia en las fotografías contenidas en el informe
de liquidación Siniestro Numero 502-14-00651, eran completamente de color negro y no tenían
ninguna luz distintiva. Asimismo, al no existir ninguna señalética en el lugar, tampoco era posible
distinguir y dimensionarse la distancia requerida para evitar el contacto.

13.- De lo expuesto anteriormente es posible concluir que la actuación de Bomberos el día del
accidente se ajustaba al cumplimiento de sus deberes institucionales contemplados en la ley, los
que además fueron ejecutados con pleno respecto a la normativa del tránsito y de emergencias,
circunstancias que de plano descartan la existencia de una “acción u omisión ilícita” imputable a
mi representado, y de paso, impiden el surgimiento de la pretendida obligación de indemnizar
perjuicios al demandante.

III.3.- Inexistencia de “culpa” o “dolo” imputable a Bomberos o su personal.

1.- Además de una acción u omisión antijurídica, de acuerdo a la normativa de nuestro Código
Civil, para la procedencia de la responsabilidad extracontractual se exige que dicha acción u
omisión antijurídica sea imputable al actor por la vía del dolo o la culpa, es decir, que para que se
verifique un ilícito civil se requiere que la conducta que se realiza sea intencional o imprudente.

2.- Dicho lo anterior, y pese a que la que la falta del elemento “acción u omisión ilícita”, constituye
razón suficiente para desestimar de plano la acción de autos, en el presente acápite nos
abocaremos a analizar la eventual existencia de “culpa” o “dolo” imputable al actuar de los
funcionarios de bomberos, descartando de antemano su concurrencia al caso de autos.

3.- Sobre el particular, siguiendo el criterio del profesor Gonzalo Figueroa Yáñez5, el elemento
“culpa” o “negligencia” debe ser entendido como la “falta de diligencia o cuidado debido para la
realización de ciertos actos”, es decir, contrario a la “culpa” contractual, dicho concepto no

5
Gonzalo Figueroa Yáñez. Requisitos de la Responsabilidad Civil Extracontractual, Editorial Jurídica de Chile.
pág. 95
Página 46

admite distinción alguna entre los grados de culpa, conforme a la clasificación contenida en el
artículo 44 del Código Civil.

4.- En esta materia, la jurisprudencia de nuestra Corte Suprema ha señalado que “…….habiéndose
establecido la culpa de la sociedad recurrente, respecto de las argumentaciones referidas al grado
de culpa del que respondería la demandada, cabe tener presente que no cabe hablar de
graduación de la culpa cuasidelictual o aquiliana. Ella es una y no tiene rangos como sucede
tratándose de la culpa contractual. Tampoco, creemos nosotros, tiene sentido alguno recurrir a la
disposición conforme a la cual la “culpa grave equivale al dolo” en materia civil. Lo anterior, porque
las consecuencias de un delito y un cuasidelito civil son las mismas –obligación de indemnizar
los perjuicios-, y, además, porque si no cabe graduación, mal se puede hablar en materia
cuasidelictual de culpa grave”. (Responsabilidad Extracontractual, P.R.G., Editorial Jurídica de
Chile, pág. 183)”.6

5.- En base a lo precedente, para poder determinar de qué grado de culpa debemos hablar en
materia de responsabilidad extracontractual, es necesario remitirnos a lo establecido en el artículo
44 inciso 3º del Código Civil que señala que “culpa o descuido, sin otra clasificación, significa culpa
o descuido leve”. En otras palabras, el propio ordenamiento jurídico está declarando que la regla
general en materia de culpa, es la culpa leve, entendiendo por ella la “falta de aquella diligencia y
cuidado que los hombres emplean ordinariamente en sus negocios propios”.7 (Destacado por el
redactor).

6.- A su turno, la doctrina8 se encuentra conteste en que para poder determinar cuándo una
persona ha obrado con culpa o en forma negligente, se debe comparar en abstracto la conducta
del agente con la que habría observado un hombre prudente o lo que es más conocido como “el
buen padre de familia”. Esta exigencia de que el análisis comparativo se efectúe en abstracto,
radica en que se deben dejar fuera todas las circunstancias exclusivamente personales del agente
o sus disposiciones psicológicas o anímicas, pero resguardando que siempre el análisis se realice
en forma relativa, es decir, poniéndolo acorde con el nivel de especialización de las actividades
riesgosas que existen en las sociedades modernas.

7.- Así las cosas, tal como indica el profesor Gonzalo Figueroa Yáñez9, el prototipo de hombre
prudente con el que se debe contrastar el actuar del agente debe ser el que corresponde al
hombre prudente promedio de la actividad en la que se desempeñó el actor.

8.- Esclarecido el marco regulatorio que debe considerarse a la hora de analizar la supuesta
negligencia o imprudencia que se imputa a mi representada, nos encontramos en condiciones de
afirmar con la máxima convicción, que el conductor del Carro Bomba B-3, Señor Álvaro Aparicio
empleó durante todo el procedimiento de emergencia en el que participó el día 30 de noviembre
de 2014 toda la diligencia y cuidado que la situación particular le exigía, y que sin perjuicio de ello,
dicha diligencia no resultó suficiente para evitar el accidente con el helicóptero, única y
exclusivamente en razón del cúmulo de acciones y omisiones culpables cometidas
principalmente por el Piloto de la Aeronave, y por los Carabineros intervinientes en el proceso,
quienes en conjunto llevaron a cabo un procedimiento completamente improvisado, descuidado
y contrario a la normativa reglamentaria de la propia institución.

6
Corte Suprema, sentencia de 3 de julio de 2013, Causa Rol 567/2013 sobre recurso de casación
7
Gonzalo Figureo Yáñez. Requisitos de la Responsabilidad Civil Extracontractual, Editorial Jurídica de Chile.
pág. 99
8
Corral Talciani, Hernán, Lecciones de responsabilidad extracontractual, Editorial Jurídica de Chile, Santiago,
2004, págs. 212 y 213.
9
Gonzalo Figueroa Yáñez. Requisitos de la Responsabilidad Civil Extracontractual, Editorial Jurídica de Chile.
pág. 101
Página 47

9.- En este sentido, responsablemente condenamos el accionar de MAPFRE COMPAÑÍA DE


SEGUROS GENERALES S.A. en la presente causa, principalmente en lo que dice relación con las
imputaciones manifiestamente falsas efectuadas en contra de Bomberos de Chile,
atribuyéndole una responsabilidad que evidentemente no concurre, y que de paso, pone a dos
Instituciones fundamentales para la seguridad de la Nación y para la Protección de Civil de sus
habitantes, en una manifiesta e incómoda contraposición de intereses, que obliga a dar una
señal errada y confusa a la comunidad.

10.- En efecto, teniendo a la vista únicamente un objetivo pecuniario, y de forma completamente


temeraria, irresponsable e incluso difamatoria, MAPFRE acusa a Bomberos de Chile, de haber sido
el causante, en virtud de su supuesta negligencia y descuido, de un lamentable accidente ocurrido
en la atención de una emergencia en la que participaban ambas instituciones, aun conociendo o
debiendo conocer el resultado del contundente Informe de Investigación de Accidente
caratulado con el Número 1725XP, emitido por la DGAC, y que fuere aprobado mediante
Resolución Exenta Número 190, de 14 de mayo de 2015, a través del cual dicho Servicio Público
concluyó que la única causa basal del accidente materia de este juicio fue el hecho imputable a
Carabineros consistente en “No mantener una zona segura de operación para el helicóptero,
permitiendo el ingreso de un vehículo de emergencia, el cual impactó contra las palas del rotor
principal de la aeronave”. (Destacado por el redactor)

11.- A mayor abundamiento, según profundiza el mencionado informe, “el sector elegido para
aterrizar el helicóptero no cumplía con el Protocolo de Seguridad establecido por Carabineros de
Chile, ya que éste señala una zona segura de operación para el helicóptero de 20 metros por 20
metros, y el área de posada era aproximadamente de 20 metros de ancho por 10 de largo” (esto
sin considerar que dicho perímetro fue reducido aún más con la llegada del Furgón Z-6369).
Agrega que “cuando aterrizó la aeronave, el sector no estaba acordonado y solo había un
funcionario policial deteniendo el tránsito”, cuestión que fue declarada por el propio Paramédico
que viajaba a bordo del helicóptero, y que por lo demás, se condice con las imágenes de los videos
públicamente conocidos, y con el relato del demandante, quien expone que recién a eso de las
4.22 AM del día 30 de noviembre de 2014, se constituyó en el lugar del accidente el Oficial de
Ronda, Capitán Marcelo Bahamondes Núñez, quien ordenó en ese instante, a través de la Central
de Comunicaciones que los vehículos policiales de servicio en la población de las diferentes
unidades concurrieran al lugar y efectuaran los desvíos a fin de generar un perímetro y área de
seguridad, la cual evidentemente no existía, no obstante el helicóptero igualmente aterrizó en el
lugar.

12.- Las circunstancias relatadas anteriormente constituyen per se un acto negligente y


descuidado, además de ilícito, imputable a Carabineros, pues el Protocolo de Seguridad de la
propia institución para este tipo de operaciones exigía entre otras cosas, la presencia de al
menos 5 funcionarios aislando el lugar y que a su vez, el sector estuviese delimitado con
vehículos policiales, antes de que la aeronave iniciare la maniobra de aproximación, lo que
definitivamente no ocurrió, ya que como se señaló, previo al accidente ya habían pasado una
ambulancia del SAMU y el Carro de Rescate R-3, por expresa orden del único funcionario que
resguardaba toda la zona. Recién 15 segundos antes de que ingresara el Camión Bomba B-3,
apareció el Furgón Z-6369, el cual además, lejos de contribuir a la atención de la emergencia fue
uno de los detonantes del incidente, al improvisar y bloquear dos de las 3 pistas de las que
disponía la calle para la circulación de los vehículos de emergencias.

13.- Cabe precisar que el demandante al referirse a la causa del siniestro del helicóptero siempre
habla de una aparición o ingreso “intempestivo” del Carro de Bomberos, desconociendo que unos
segundos antes, ya había sido autorizado el paso de la Ambulancia (SAMU), que por poco es
chocada desde el cielo por el helicóptero, y del Carro de Rescate R-3-, el cual aún no era
Página 48

obstaculizado por el carro Z-6369. Dicho lo anterior, resulta incomprensible hablar de un ingreso
intempestivo, cuando ya habían pasado dos vehículos por el mismo lugar, y el Carro B-3 había
comenzado su marcha apenas 15 metros antes del lugar donde se encontraba el helicóptero, y su
paso fue por la tercera pista, la cual justamente fue conscientemente despejada por el Furgón Z-
6369 para permitir el paso del Carro B-3.

14.- A mayor abundamiento, tal es la negligencia en la que incurrió Carabineros el día del
accidente, que en la práctica podemos hablar de una manifiesta “falta de servicio”, atendido a que
dicha institución no dio cumplimiento a una serie de normas reglamentarias asociadas a una
emergencia como la ocurrida y de operaciones aéreas policiales como la realizada, produciendo en
definitiva la verificación del accidente en cuestión. Sobre este respecto, la Corte Suprema10 ha
señalado que “la falta de servicio se presenta como una deficiencia o mal funcionamiento del
Servicio en relación a la conducta normal que se espera de él, estimándose que ello concurre
cuando aquel no funciona debiendo hacerlo y cuando funciona irregular o tardíamente, operando
así como un factor de imputación que genera la consecuente responsabilidad indemnizatoria,
conforme lo dispone expresamente el artículo 42 de la Ley N°18.575”. (El destacado es nuestro).

15.- Tanto la culpa o negligencia de Carabineros, como la mencionada “falta de servicio” que se
plantea, tienen como fundamento inmediato, la inobservancia de los funcionarios policiales
respecto al “Protocolo de actuación ante la cooperación en aterrizaje, procedimiento, despegue de
Helicópteros de Carabineros”, el que contenía diversas medidas de seguridad, que de haber sido
cumplidas, con certeza habrían evitado el siniestro del helicóptero. Entre las citadas medidas
destacamos las siguientes:

a) Debe haber un carabinero encargado de las señales (frente al helicóptero) y un número


suficiente de funcionarios (mínimo cinco, uno por calzada, las cuales deberán estar
debidamente conificadas o bien cerradas con los vehículos policiales) antes de que la
aeronave inicie la maniobra de aproximación.

b) Se debe formar una Zona segura y perímetro de operaciones para que aterrice un
helicóptero de 20 x 20 metros, área que debe estar entre otras cosas, iluminada con luces
de vehículos y su acceso prohibido para vehículos a una distancia menor a 20 metros del
helicóptero.

c) Se debe utilizar chalecos reflectantes, radio para contacto con el piloto y CENCO, contacto
visual permanente con el piloto.

d) Debe haber 4 carabineros denominados apoyo terrestre ubicados en perímetro del


helicóptero, 20 x 20 metros, todos mantendrán contacto visual con el carabinero apoyo
terrestre 1 (ubicado frente al helicóptero), quienes, entre otras cosas, deberán impedir el
acceso de personas curiosas y prohibirán que vehículos se acerquen a una distancia
menor a 20 metros del helicóptero.

16.- Como se ha señalado reiteradamente, ninguna de las medidas que imponían los protocolos
fueron adoptadas por la Institución, sino por el contrario, en una actitud temeraria, el piloto
decidió aterrizar y mantener sus rotores andando en el medio de una avenida con abundante
circulación de vehículos, donde el helicóptero, y sobre todo sus aspas o rotores resultaban
completamente invisibles a quienes se encontraban en el lugar.

17.- Profundizando sobre este tema, resulta pertinente a lo menos cuestionarse la real necesidad
de que concurriera el helicóptero de Carabineros a la emergencia, esto, considerando por una
parte que el SAMU llegó antes que la aeronave policial, de manera que los heridos se encontraban

10
Corte Suprema, Sentencia de fecha 9 de noviembre de 2017, Causa 12169/2017
Página 49

atendidos, y por la otra, que dos personas del primer accidente se encontraban atrapadas en el
vehículo, y los únicos que cuentan con las herramientas y equipamientos necesarios para las
labores de “estricación” son Precisamente Bomberos de Chile. En otras palabras, aun cuando se
estime que la presencia del helicóptero se justificaba técnicamente, es claro que el aterrizaje se
produjo mucho antes que los lesionados estuvieran en condiciones de ser trasladados en la
aeronave (primero debían ser rescatados por bomberos), lo que demuestra una vez más la
seguidilla de malas e improvisadas decisiones que se tomaron por parte de Carabineros el día del
incidente.

18.-De acuerdo con lo manifestado anteriormente, al efectuar la comparación entre las conductas
que de acuerdo a su actividad y deberes legales debían observar tanto Bomberos, como
Carabineros, con la serie de circunstancias que ocurrieron el día 30 de noviembre, no queda sino
concluir que Bomberos actuó de forma diligente y cuidadosa, y por el contrario, que Carabineros
obró de forma completamente irresponsable, descuidada y negligente, lo que resultó
determinante en la ocurrencia del siniestro que termino con la destrucción del helicóptero.

19.- De esta manera, se puede sostener con certeza que el accidente producido el día 30 de
noviembre de 2014 bajo ningún punto de vista es imputable a negligencia de mi representada,
sino que por el contrario, es únicamente atribuible a la falta de diligencia y “falta de servicio”
derivada de los incumplimientos notorios y manifiestos en que incurrió Carabineros no solo a una
serie de normas legales y reglamentarias que regulan su proceder en los casos de operaciones
aeropoliciales, sino que también, a su deber de garante establecido expresamente en el “Manual
de Operaciones Multi-Institucional ante emergencias”, desvirtuando por completo la verificación
de la hipótesis señalada en el artículo 2.329 del Código Civil.

20.- En vista de lo precedente y siguiendo lo planteado por el profesor Rodrigo Barcia Lehmann11,
queda absolutamente establecida la inexistente responsabilidad de mi representada en el
accidente sufrido el 30 de noviembre de 2014, volviendo procedente en tanto la causal de
exención de responsabilidad que se genera cuando el hecho no es imputable al agente, sino que a
la culpa de la víctima, tal como ha quedado demostrado en el presente caso y como concluyó la
Dirección General de Aeronáutica Civil.

III.4. Improcedencia de la presunción de responsabilidad contenida en el artículo 167 del


Decreto con Fuerza de Ley N°1 de 2007 que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado
de la Ley del Tránsito.

1.- En este mismo contexto y sin alejarse del análisis de la improcedencia del elemento de la
imputabilidad, en este acápite nos hacemos cargo de lo señalado por el actor en su libelo, respecto
a que “la responsabilidad del vehículo infractor se debe presumir a la luz de lo previsto en el
artículo 172 Nº2 de la Ley de Tránsito Nº18.092 al no estar atento a las condiciones del tránsito del
momento, alteradas por decisión de la autoridad policial en ejercicio de sus facultades legales y
motivadas por causa de una emergencia vial”.

2.- En forma previa, conviene clarificar que la Ley 18.092 citada por el actor, es aquella que fija
nuevas normas sobre letras de cambio y pagaré, cuestión muy diversa a lo discutido en el presente
juicio, por lo que entendemos se trata de un manifiesto error.

3.- Aclarado lo anterior, esta parte presume que el demandante se refiere a lo establecido en el
artículo 16712número 2 del Decreto con Fuerza de Ley N°1 de 2007 que fija el texto refundido,
coordinado y sistematizado de la Ley del Tránsito, el cual establece una presunción simplemente

11
Barcía Lehmann, Rodrigo. La Responsabilidad Extracontractual. Editorial Jurídica de Chile. pág. 253
12
Art. 167. “En los accidentes del tránsito, constituyen presunción de responsabilidad del conductor, los
siguientes casos: 2.- No estar atento a las condiciones del tránsito del momento”.
Página 50

legal de responsabilidad de un conductor, que operará cuando se acredite fehacientemente su


presupuesto de hecho, esto es, que el vehículo del infractor no estaba atento a las condiciones del
tránsito del momento, particularmente de las supuestas instrucciones dadas por Carabineros de
Chile según lo que declara el actor, elementos que desde ya rechazamos tajantemente.

4.- En este sentido y dando cuenta de la falta de sujeción a la realidad de los hechos expuestos por
la demandante, tal como se indicó en la parte inicial de la presente contestación, el carro bomba
B-3 salió del cuartel avanzando hacia el sur por Gran Avenida, cuando al llegar a la intersección con
la calle Vargas Bustos, el chofer del carro se percató que la circulación de vehículos en dirección
sur se encontraba detenida y que las tres pistas de Gran Avenida estaban ocupadas por un grupo
(10 aproximadamente) de vehículos particulares y de locomoción colectiva, todos detenidos en
plena calle (a la altura de la intersección con la calle Cuarta Avenida), por lo que comienza a bajar
considerablemente su velocidad de desplazamiento de unos 40 a unos 20 Km/h, disminuyéndola
aún más a medida que se acerba al semáforo hasta detenerse completamente por instrucciones
de un funcionario de Carabineros que se encontraba en el lugar. Una vez ocurrido ello, pudo
advertir que el mismo funcionario comenzó a ordenar a los vehículos que estaban en la tercera
pista (donde se encontraba el carro B-3) que entraran a la segunda pista para permitir el avance
del carro bomba B-3, permitiendo de esta forma acercarse hasta un distancia de 15 metros antes
de la intersección con calle Cuarta Avenida, momento en el cual puede percatarse que en el
bandejón central de la intersección se encontraba posado un helicóptero.

5.- Luego de detenerse por unos segundos, por orden expresa del Carabinero actuante, el Chofer
del Carro B-3 procedió a avanzar lentamente por la tercera pista, directamente por el espacio
dejado entre el helicóptero y el Furgón Z-6369, el cual, analizando los obstáculos visibles en ese
momento, permitía el paso del vehículo sin problemas.

6.- En efecto, en un primer momento el vehículo paso sin inconvenientes, topando con su parte
trasera las aspas de la aeronave que a esas alturas eran completamente invisibles, y que, por esa
misma razón, tanto su capitán como los demás funcionarios de Carabineros debieron prever una
distancia muchísimo mayor a la dejada al carro de bomberos antes de ordenarle su paso.

7.- En vista de lo anterior y de todos los argumentos de hecho y derecho que se han detallado en
los títulos precedentes, no resulta posible sostener que los presupuestos de la presunción
contenida en el artículo 167 nº2 de la ley del tránsito sean procedentes o aplicables, dado que el
chofer del carro bomba B-3 no solo dio cumplimiento a todas las normas de la ley del tránsito, sino
que también actuó absolutamente atento a las condiciones del mismo cumpliendo estrictamente
con las instrucciones que Carabineros (órgano garante) le impartió.

III.5.- Inexistencia de relación de causalidad entre el actuar de Bomberos y el daño del


helicóptero.

1.- Tal como se señaló, forma parte de los elementos de la responsabilidad extracontractual, la
conocida relación de causalidad que se encuentra intrínsicamente contenida en el artículo 2.314
del Código Civil y en virtud de la cual, tiene que existir entre el comportamiento voluntario e ilícito
del autor y el daño sufrido por la víctima, una relación de “causa-efecto”, es decir, el hecho ilícito
debe ser considerado la causa del daño, y el daño el efecto del hecho ilícito.

2.- Adicionalmente, el presente elemento tiene reconocimiento no solo en el Código Civil, sino que
también en otras leyes especiales como la Ley N°18.827 sobre Procedimiento ante los Juzgados de
Policía Local, la cual en su artículo 14, inciso 1 dispone que “El solo hecho de la contravención o
infracción no determina necesariamente la responsabilidad civil del infractor, si no existe relación
de causa a efecto entre la contravención o infracción y el daño producido”.
Página 51

3.- Del mismo modo, la Ley del Tránsito en su artículo 166 (anterior 171) establece que “El mero
hecho de la infracción no determina necesariamente la responsabilidad civil del infractor, sino
existe relación de causa a efecto entre la infracción, y el daño producido por el accidente. En
consecuencia, si una persona infringe alguna disposición y tal contravención no ha sido causa
determinante de los daños producidos, no estará obligada a la indemnización”.

4.- Sobre este mismo respecto, nuestra Corte Suprema13 se ha pronunciado sobre que debe
entenderse por relación de causalidad indicando que, “la relación de causalidad no está definida
por el legislador, por lo que debe entenderse en su sentido natural y obvio….Entre un acto ilícito y
un determinado daño existirá relación causal si el primero engendra al segundo y éste no puede
dar sin aquél”.

5.- Sentado lo precedente, como S.S podrá apreciar, el análisis de la posible relación de causalidad
que pueda existir entre un hecho y un daño, es de carácter residual o secundario, en el sentido de
que para que esta se pueda verificar, primero se requiere por una parte de la existencia de un
hecho ilícito y, por otra, que este sea imputable a una persona, cuestión que tal como se abordó
en los títulos precedentes no se verifica en el caso de autos.

6.- Sin perjuicio de ello, cabe sostener que muchas veces, la identificación de la causa de un daño
es una cuestión sumamente compleja por la concurrencia de diversas condiciones y factores tanto
activos como pasivos, surgiendo la necesidad de determinar cuál de ellos finalmente debe ser
considerado como causa del daño, materia que desde la doctrina ha sido abordada en base a
diversas teorías.

7.- Precisamente, en este orden destaca la teoría de la “causa eficiente”, en virtud de la cual se
atribuye la cualidad de “causa” a aquella condición que podría considerarse como la más operativa
en el conjunto de la situación, o la de la “causa próxima”, que da relevancia a la condición más
directamente conectada con el resultado.

8.- Expuesto lo anterior y tal como se ha explicitado en el presente caso, si se analiza la actuación
de bomberos, se puede apreciar que esta en todo momento se atuvo estrictamente al
cumplimiento de la ley del tránsito y a las Instrucciones de Carabineros, dando cuenta que el
hecho de que Carabineros haya omitido dar cumplimiento a sus deberes reglamentarios y haya
ordenado a mi representada transitar en la forma ya descrita, da a su obra la relevancia necesaria
para que sea considerado este la condición más directamente conectada con el resultado y sin la
cual, este no se hubiere producido.

9.- Respaldando lo precedente, precisamente como ya se ha indicado, fue la propia DGAC, la que
al establecer la causa basal o inmediata del accidente señaló que esta fue “No mantener una zona
segura de operación para el helicóptero, permitiendo el ingreso de un vehículo de emergencia, el
cual impactó contra las palas del rotor principal de la aeronave” y no la forma en que obró
precisamente Bomberos, por más pretensiosa que pueda ser la postura de la demandante, la cual
principalmente se respalda en documentación emitida por una división o sección del mismo
organismo que incurrió en falta de servicio, restando toda objetividad a la misma.

10.- En relación con la materia, la Corte Suprema14 ha señalado que “…….para que se genere la
responsabilidad por falta de servicio es necesario que entre aquélla y el daño producido exista una
relación de causalidad, la que exige un vínculo necesario y directo. En este mismo orden de ideas se
sostiene que un hecho es condición necesaria de un cierto resultado cuando de no haber existido
ésta, el resultado tampoco se habría producido”, pronunciamiento que ratifica que la relación de
causalidad sólo se constituye respecto de la negligencia y culpa en el actuar de Carabineros.

13
Corte Suprema, 16 de octubre de 1954, RDJ, t. LI, sec. 1, p. 488
14
Corte Suprema, 9 de noviembre de 2017, Causa Rol 12169-2017
Página 52

11.- En este caso, resulta evidente que de no haberse posado el helicóptero en un terreno que no
reunía las condiciones de seguridad, o en su caso, de haberse tomado todas las medidas
tendientes a cercar la zona y mantenerla alejada de cualquier tercero, el accidente jamás habría
tenido lugar, porque habría existido la distancia necesaria para asegurar el paso de los vehículos
de emergencia por una zona que no interfiriere con el radio de las aspas del helicóptero.

12.- Dicho lo anterior, queda suficientemente claro que el actuar de Bomberos no constituye de
ninguna manera la causa del accidente, por lo que la demanda de indemnización de perjuicios
deberá ser rechazada de plano.

IV. Solicitud subsidiaria, basada en la Exposición Imprudente al riesgo por parte de


Carabineros.

1.- Antes de desarrollar el presente título, cabe mencionar que dichos argumentos sólo se alegan
con carácter subsidiario, toda vez que conforme a los antecedente ampliamente desarrollados en
los títulos precedentes, ha quedado establecido que no se configuran ni verifican en el actuar de
Bomberos los requisitos exigidos por la ley para la procedencia de la responsabilidad
extracontractual, particularmente, la ilicitud del obrar, la imputabilidad de la acción y la relación
de causalidad de ésta con el accidente, sino que por el contrario, se ha demostrado que la acción
antijuridica y culpable que causó el accidente fue la ejecutada por Carabineros de Chile

2.- Dicho lo anterior y sólo para el evento improbable de que S.S no arribe a la conclusión
planteada por esta parte, por medio del presente título interponemos como alegación subsidiaria
lo establecido en el artículo 2330 del Código Civil, que señala “La apreciación del daño está sujeta
a reducción, si el que lo ha sufrido se expuso a él imprudentemente”, solicitando desde ya que la
pretensión de la demandante sea reducida en forma considerable y ejemplificadora.

3.- Sobre el particular, siguiendo lo postulado por el profesor Hernán Corral Talciani15, si el actuar
impropio de la víctima no aparece como la causa exclusiva del daño, sino que, como una de las
concausas de este, el deber del agente de reparar subsistirá, aunque deberá atenuarse su
responsabilidad.

4.- A mayor abundamiento, la presente atenuante trata aquellas situaciones donde la conducta de
la víctima interviene el suceder causal que da como resultado el daño, cuestión que el caso de
autos ha llegado a tal extremo que la propia Dirección de Aeronáutica Civil (D.G.A.C) siquiera
concluyó que el accidente haya tenido concausas, sino que directamente el accidente tuvo como
causa la negligencia desplegada por Carabineros, dando cuenta de que en el evento de que a juicio
de S.S concurran concausas, la más determinante es la atribuible a responsabilidad de Carabineros
y no a mi representada, quien incluso obró por instrucción de la primera.

5.- En este sentido, la profesora Claudia Bahamondes O. en conjunto con el profesor Carlos Pizarro
W.16 han señalado respecto de esta institución que, la referida regla obliga al juez a reducir la
apreciación de los perjuicios si el afectado se expuso en forma imprudente al daño, por lo que se
trata de una rebaja forzosa para el juez, no pudiendo eludir este imperativo si se verifica el
supuesto de la norma, tal como sucede en el caso de autos.

6.- Por su parte, la jurisprudencia de la Corte Suprema17 ha señalado que “…..no siendo, entonces,
imputable en su integridad a la conducta del demandado la generación del daño, por haber
interferido en la cadena causal que condujo a ese resultado un comportamiento falto de prudencia

15
Corral Talciani, Hernán. Los elementos de la Responsabilidad Extracontractual. Editorial Jurídica de Chile.
pág. 201
16
Claudia Bahamondes O. y Carlos Pizarro W., La exposición de la víctima al daño: desde la culpabilidad a la
causalidad. Revista de Derecho XXXIX (2° semestre de 2012). Pág. 41-42.
17
Corte Suprema, sentencia 15 de diciembre de 2009. Rol 3345-2008.
Página 53

por parte de la víctima, no resulta ajustado a la equidad que aquél haya de asumir el resarcimiento
completo del perjuicio que se reclama mediante la presente acción indemnizatoria,
correspondiendo que, en atención, a la concurrencia de dicha conducta el monto de la reparación
se reduzca, con arreglo a lo dispuesto en el referido artículo 2.330 del Código Civil……”

7.- En vista de lo anterior y de conformidad a la forma como realmente ocurrieron los hechos
acaecidos el día 30 de noviembre de 2014, principalmente producidos por la negligencia en que
incurrió Carabineros, caracterizada por el obrar apresurado e imprudente del piloto del
helicóptero, como también por el incumplimiento de numerosas normas reglamentarias que
regulan la forma de ejecutar dicho tipo de procedimientos, resulta evidente que el daño
experimentado encuentra principalmente su origen en la propia actividad negligente de la víctima,
configurando un fenómeno de concausas y como consecuencia de ello, de plena aplicación del
artículo 2.330 del Código Civil en una proporción que dé cuenta de la predominancia de la
conducta de Carabineros en la producción del resultado.

8.- Lo anterior, dado que un obrar prudente y diligente de Carabineros se hubiere verificado si
dicha institución en primer término y antes de que se posara el helicóptero en calle Gran Avenida
hubiere adoptado todas las medidas de seguridad que el protocolo reglamentario de dicha
institución le imponían, disponiendo de todos los recursos humanos y técnicos para evitar un
accidente y no hubiere obrado impulsiva y apresuradamente obviando la ejecución de dichos
procedimientos, y en segundo término, hubiere dado cumplimiento a su deber de garante
respecto de las demás organizaciones asistenciales desbloqueando las vías de acceso al accidente
permitiendo un tránsito libre y expedito, y no, ordenando el tránsito por un lugar reducido
cercano a la aeronave y obstaculizado solo segundos antes por un furgón de Carabineros.

9.- En razón de lo expuesto, esta parte solicita subsidiariamente, solo para el evento improbable
de que S.S. estime que alguna responsabilidad cabe a mi representado, se sirva reducir
sustancialmente la apreciación del daño, atendida la exposición imprudente de Carabineros al
mismo.

POR TANTO, en mérito de lo expuesto y lo dispuesto en los artículos 309 y siguientes del
Código de Procedimiento Civil; 2314 y siguiente Código Civil; y en las demás normas legales,
reglamentarias y contractuales que resulten aplicables,

RUEGO A S.S, tener por contestada la presente la demanda interpuesta por MAPFRE COMPAÑÍA
DE SEGUROS GENERALES S.A., ya individualizada, acoger cada una de las alegaciones y defensas
latamente expuestas en el presente escrito y en definitiva, rechazar la demanda de indemnización
de perjuicios en todas sus partes, con expresa condena y ejemplar condena en costas, declarando
a su vez que el siniestro en cuestión, tuvo como única causa la negligencia y manifiesto descuido
de Carabineros de Chile.

PRIMERO OTROSI: SIRVASE S.S, tener presente que mi personería para obrar en nombre y
representación del CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR consta del “Acta Directorio
Ordinario Número 12”, de fecha 13 de diciembre de 2017, protocolizada con fecha 21 de
diciembre del mismo año en la Notaría de don Jorge Reyes Bessone, Titular de la Notaría de San
Miguel, el cual fue agregado al final del registro de ese año con el número 1447, anotado en el
Repertorio con el Número 5792, con la misma fecha, cuya copia se acompaña en este acto con
citación.
Página 54

SEGUNDO OTROSI: SIRVASE S.S. tener presente que en este mismo acto vengo en conferir
patrocinio y poder para obrar en autos al abogado habilitado para el ejercicio de la profesión don
DARÍO CALDERÓN GONZALEZ, con las facultades contempladas en ambos incisos del artículo
séptimo del Código de Procedimiento Civil, el que podrá ejercer conjunta o separadamente con los
abogados que éste designe, señalando como domicilio el de calle Rosario Norte Número 555,
oficina 1701, Las Condes, Santiago.
Página 55

FOJA: 9 .- nueve .-

NOMENCLATURA : 1. [5]Notificaci ón demanda y su prove ído


JUZGADO : 3 º Juzgado Civil de San Miguel
CAUSA ROL : C-7464-2018
CARATULADO : MAPFRE SEGUROS GENERALES
S.A./CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR

San Miguel, dieciocho de Diciembre de dos mil dieciocho

SOLO EFECTO COMPUTACIONAL.

WXRSXHXDGB

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e
Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más información
consulte http://www.horaoficial.cl
Página 56

FOJA: 10 .- diez .-

NOMENCLATURA : 1. [118]Por contestada la demanda


2. [12]Traslado para la replica
JUZGADO : 3º Juzgado Civil de San Miguel
CAUSA ROL : C-7464-2018
CARATULADO : MAPFRE SEGUROS GENERALES S.A./CUERPO
DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR

San Miguel, diecinueve de Diciembre de dos mil dieciocho

Proveyendo la presentaci ón de fecha 17 de diciembre de 2018:


A lo principal; Téngase por contestada la demanda. Traslado para la r éplica.
Al primer otrosí; Por acompañado con citación.
Al segundo otrosí: Téngase presente.

cl.

En San Miguel, a diecinueve de Diciembre de dos mil dieciocho , se notificó


por el estado diario, la resolución precedente.

FXLVXHNPXC

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
CAROLYN ANDREA MEDINA DUARTE Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e
Fecha: 19/12/2018 14:14:14 Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más información
consulte http://www.horaoficial.cl
Página 57

FOJA: 12 .- doce .-

NOMENCLATURA : 1. [445]Mero tr ámite


JUZGADO : 3º Juzgado Civil de San Miguel
CAUSA ROL : C-7464-2018
CARATULADO : MAPFRE SEGUROS GENERALES S.A./CUERPO
DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR

San Miguel, veintis éis de Diciembre de dos mil dieciocho

A la presentaci ón de fecha 21 de diciembre de 2018:


Atendido lo dispuesto en el artículo 64, inciso 2° del C ódigo de
Procedimiento Civil.
Suspéndase el procedimiento hasta el día 31 de enero de 2019.

cl.

En San Miguel, a veintis éis de Diciembre de dos mil dieciocho , se notificó


por el estado diario, la resolución precedente.

XQFXXJSMEM

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
VIRNA DEL CARMEN VELASQUEZ corresponde al horario de verano establecido en Chile
Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e
GARROTE Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más información
consulte http://www.horaoficial.cl
Fecha: 26/12/2018 09:56:38
Página 58

Tribunal : 3° Juzgado Civil de San Miguel


Rol : C-7464-2018
Cuaderno : Principal
Caratulado : “Mapfre Seguros Generales S.A./Cuerpo de Bomberos
Metropolitano Sur”
_____________________________________________________________

SUSPENSION DEL PROCEDIMIENTO DE COMÚN ACUERDO.

S.J.L EN LO CIVIL DE SAN MIGUEL (3º)

Felipe Hoetz Marín, abogado, en representación de la parte demandante,


MAPFRE Compañía de Seguros Generales de Chile S.A. y Dario
Calderon González, abogado, en representación del demandado, Cuerpo de
Bomberos Metropolitano Sur, en estos autos sobre juicio ordinario de
indemnización de perjuicios caratulados “MAPFRE SEGUROS GENERALES
S.A. CON CUERPO DE BOMBEROS METROPOLITANO SUR”, Rol Nº C-
7464-2018, a S.S. respetuosamente decimos:

Que, conforme lo dispone el artículo 64, inciso segundo, del Código de


Procedimiento Civil, actuando de común acuerdo, venimos en suspender el
procedimiento de autos desde el momento de la presentación de este escrito
hasta el día 31 de enero de 2019, ambas fechas incluidas.

POR TANTO,

ROGAMOS A SS.: Se sirva tener por suspendido el presente procedimiento


desde el momento de la presentación de este escrito hasta el día 31 de
enero de 2019, ambas fechas incluidas.