Está en la página 1de 10

HISPANOAMERICANA

Spinoza divide a los Ilustrados en moderados y radicales.

Crítica a la Iglesia: «la naturaleza es Dios».

Marca distancia entre la filosofía y la teología, entre la libertad del individuo y las
imposiciones eclesiásticas. Los ilustrados radicales tomaron a Spinoza como su guía,
mientras que los moderados lo criticaron.

La Ilustración se caracteriza por el uso de una razón natural, por desarrollar un


pensamiento laico e independiente de las instituciones eclesiásticas.

ROMANTICISMO

A finales del siglo XVIII se puede asistir al nacimiento de este movimiento, aunque los
límites son confusos y en el mismo tiempo coexisten ilustrados y románticos. Los
románticos quieren poner freno a la razón de los ilustrados.

El Romanticismo nace en Alemania hacia 1800. Un grupo de filósofos quieren


regenerar la imaginación a través de la poesía, por ejemplo. Defienden la libertad de la
imaginación, frente a la postura de los ilustrados: «dar a lo conocido el aspecto de lo
desconocido». Goethe es un autor romántico.

Las vanguardias después querrán romper con todas las imposiciones y todas las
estructuras anteriores. Esta ruptura es la que propicia la aparición de movimientos como
el dadaísmo. Hoffman es otro autor romántico.

La realidad aparece incierta, todo es transformación. El gran maestro de la


transformación de Kafka. El romanticismo conduce a las vanguardias. El vanguardismo
y el surrealismo toman algunos conceptos, temas o características propias del
Romanticismo.

Las vanguardias hispanoamericanas se oponen al mundo virreinal hispanoamericano y


también se oponen a los estados de los países que surgen de las independencias.
También critican la exclusión o marginación que han sufrido las mayorías
afroamericanas e indígenas- es decir, las vanguardias hispanoamericanas critican tanto
el mundo colonial como lo que quedó después de él.

Modernidad:

1) Humanismo
2) Contrahumanismo (o periodo involutivo)
3) Ilustración
4) Romanticismo
5) Vanguardias

En Europa, la ruptura con la tradición se produce a finales del siglo XVII y principios
del XVIII. Se produce la independencia de la ciencia y la filosofía de la teología.
Voltaire era muy progresista dentro de los moderados. Diderot estaba dentro del grupo
de los radicales, que apoyaban a la monarquía y los derechos de la aristocracia.

Después viene el Romanticismo (antítesis razón – imaginación). Hay puntos


intermedios, como por ejemplo, Blake, que es un autor prerromántico. Oposición entre
ilustrados y románticos.

Las vanguardias tratan de separarse tanto de la Ilustración como del Romanticismo. Los
humanistas desarrollan el discurso del yo, es decir, hay una presencia individual del yo.
En el siglo XVIII se busca certeza. Se consigue el determinismo mental (Descartes) y el
determinismo científico (Newton).

En la modernidad las ciencias y las letras confluyen más de lo que parecen.

El concepto de modernidad se desarrolla en el periodo del postromanticismo. Uno de


sus autores principales es Boudelaire. Él dice que el poeta moderno se siente golpeado
por los sucesos que pasan y ellos convierten esos golpes en algo permanente. Se
convierte algo efímero en algo permanente a través de las obras de arte. Picasso quiso
atribuirse la concepción de arte moderno iniciado por Boudelaire.

En Europa aparecen las vanguardias. El modernismo hispanoamericano permite


conseguir la independencia artística y literaria por primera vez. El concepto
“modernista” tiene un origen religioso, ya que se aplicaba a curas alemanes progresistas
que querían leer la Biblia desde perspectivas no tradicionales. Buscan una interpretación
social y no teológica de la Biblia.

Estos curas son condenados por el Vaticano. El modernismo hispanoamericano tiene


otras connotaciones. Recibe muchas influencias del postromanticismo, aunque nunca se
copia, sino que se transforma. El mundo europeo se adapta a las realidades
latinoamericanas.

Lo que viene de fuera se combina con lo de dentro y se transforma. En Estados Unidos


llaman ‘modernismo’ a lo que nosotros entendemos por ‘vanguardias’.

La obra tiene la función de limpieza, de autiliberación. La obra de arte actúa como


intercesor entre las fuerzas creativas y las fuerzas que operan dentro del artista.

El dadaísmo rompe con todas las tradiciones anteriores. Este movimiento desarticula la
sociedad y la cultura occidental que llevó a la Primera Guerra Mundial. Hacia 1900
aparece el movimiento de los ‘apaches’, que son personajes marginales.

Marinetti también es uno de los iniciadores de la modernidad. Era una gran exaltación
de las cosas novedosas. Este es un autor futurista. Kandinsky es el padre de la
abstracción.

Picasso: «lo que antes era suma de adiciones se convierte en una masa de
destrucciones».
Andrè Bréton quiere juntar lo que han destruido, deconstruido, criticado para hacer un
congreso dadaísta. El “jefe” de los dadaístas le niega esa posibilidad, porque ellos
rechazan todo lo sistemático y lo académico. Tras esto, Andrè Bréton se separa de los
dadaístas y funda su propio movimiento: el surrealismo.

Hacia comienzos del siglo XX el argentino Leopolde Lugones hace un largo poema
dedicado a la luna, pero no en plan romántico.

Roberto Matta es un pintor chileno. Emilio Adolfo Wesphalen es un poeta peruano.

Vicente Huidobro viene a Europa hacia 1914. Procedía de una familia rica. René de
Costa es el que más ha estudiado a Huidobro. Este asiste al inicio de las vanguardias en
París. Se relaciona con los poetas vanguardistas. Escribe primero en francés y después
en castellano. Cuando regresa a Chile crea su propio movimiento, el creacionismo.

Para los poetas creacionista lo que importa es ofrecer algo nuevo, crear un poema
sacando de la vida los motivos y transformados.

Ultraísmo: este movimiento es argentino y español. Borges dijo que Rafael Cansinos
Assens fue el primero en hablar del ultraísmo. Las revistas tienen un papel fundamental:
“Proa”, “Martín Fierro”, “Prisma”.

Muchos poetas se presentan como los nuevos Rubén Darío.

Borges dice que hay que acentuar y generalizar en la poesía con el movimiento que
había creado el gran maestro Rubén Darío.

El vanguardista Cansinos – Assens fue quien tradujo al castellano Las mil y un noches.
René Kawan sostiene que esta obra no se escribió en Bagdad, sino que fue escrita por
un señor de Bagdad refugiado en China, en una ciudad que estaba en la ruta de la seda.

Borges (ultraísta) quería continuar la ruptura de la tradición, pero de una manera


diferente al de Rubén Darío. Las nuevas: «El pajarito anida en el arcoíris» (Vicente
Huidobro).

Estas imágenes no son ya calcos de la naturaleza, sino creaciones autónomas. Borges


quiere ofrecer una visión inédita de las cosas. En su etapa de narrador Borges renegaba
de su primera etapa poética.

En Brasil hay dos figuras claves en el modernismo: Mario de Andrade y Oswald de


Andrade. Mario de Andrade funda el desvarismo: hay que desvariar todo lo consagrado,
lo tradicional.

Critican la sistematicidad, es decir, la creación de sistemas. Quieren hacer una secuencia


de palabras que no estén unidas entre sí. Crear una armonía a través de la
agramaticalidad del lenguaje. Lo importante es la sugestión que provocan las palabras
en el lector.
Oswald de Andrade escribe el Manifiesto antropófago. Quiere devolver la antropofagia
de la que los europeos acusan a los sudamericanos.

Quiere devolver a los europeos todo lo que estos les habían dado. Los europeos son
también antropófagos porque se comen la lengua, las palabras y la cultura de los
sudamericanos.

Vanguardias hispanoamericanas:

I) Crítica al colonialismo
II) Crítica de los países independientes
III) Reivindicación del mundo indígena y los pueblos afroamericanos

Cuba: nace el negrismo. Unas élites blancas valoran turísticamente algunos aspectos de
la cultura africana, pero sólo para obtener beneficios económicos. Es un interés por la
cultura entendida como espectáculo, como exotismo. En el negrismo no sólo
participaron intelectuales blancos, sino también autores negros.

México: estridentismo (algo que hace mucho ruido). El principal representante es


Manuel Maples Arce.

En esta primera época en las vanguardias hay muchos manifiestos y panfletos. En el


primer manifiesto de Maples, éste hace una apología de la técnica.

El modernismo de Rubén Darío era en algunos casos antimoderno. En el segundo


manifiesto se produce una ruptura. La prensa y las revistas influyen de manera muy
importante en los movimientos.

Surrealismo

Chile: Pablo Neruda.

Es un surrealismo diferente al francés. El surrealismo llega a América con César Moro.


Estuvo en Francia en los comienzos del surrealismo y era amigo de André Bréton.
Escribió en francés y después en español. Desde París se marcha a Lima y allí se
encuentra con Emilio Adolfo Westphalen.

Los dos se hacen grandes amigos y se dedican a expandir el surrealismo en


Hispanoamérica, empezando por Perú.

La poesía debe ser hecha por todos y no por uno solo. Esta idea los surrealistas la
toman de Lautréamont.

Las gentes de buen gusto están podridos (Francis Picabea). Después pasan a Santiago de
Chile y luego a México, donde César Moro había vivido.

André Bréton viaja a México y entra en contacto con la cultura indígena (exceptuando
la invitación de César Moro).
Los vanguardistas no quieren saber apenas de la mitología al contrato que el
movimiento romántico.

El indigenismo es una literatura hecha por élites blancas que hablan intelectualmente de
los indígenas. El negrismo se emplea para atraer turistas y lleven dinero al país.
Algunos no blancos también colaboraron. Otros protestaron contra eso, criticaron que
sólo se viese el mundo superficial de los esclavos negros. Uno de esos autores fue
Nicolás Guillén.

Emilio Adolfo Westphalen en 1990 decía que era una escuela o tendencia literaria. El
fin es trastornar todas las costumbres, ritos, creencias supersticiosas.

Lo que el surrealismo quiere es transformar la vida cotidiana, romper con la tradición.


Cita a Rimbaud: hay que cambiar la vida, hay que transformar el lenguaje, que la
poesía vaya por delante de la acción.

Desde el punto de vista poético, César Moro rompe con toda la métrica tradicional. Os
vanguardistas hispanoamericanos son antimodernistas. Emilio Adolfo Westphalen le
dedicó algunos poemas a César Moro. Estos dos autores se opusieron fervorosamente a
Vicente Huidobro.

La vanguardia marginal (Westphalen y Moro) se opone al creacionismo (Huidobro).

Pablo Neruda escribe una gran obra surrealista: Residencia en la tierra. Pablo Neruda
trajo el concepto de ‘poesía impura’ a España. En ese momento, en España estaba Juan
Ramón Jiménez con su ‘poesía pura’.
CÉSAR VALLEJO
Es el poeta más vanguardista y el que está más alejado de las vanguardias. Vicente
Huidobro y César Vallejo eran amigos. Estuvo en la cárcel 4 meses, pero su juicio no se
resolvió hasta después de su muerte y fue declarado inocente.

En 1924 abandona América latina y se estableció en París.

Allí en París entró en contacto con Vicente Huidobro. Gracias a él obtuvo un puesto de
trabajo que lo mantuvo hasta el fin de sus días. Murió en 1938. Nació en 1832 en el
pueblecito de Santiago de Chuco. En uno de sus últimos poemas, Sermón sobre la
muerte.

[…] ¿Y el párrafo que escribo?

[…] Sermón de la barbarie: estos papeles;

esdrújulo retiro: este pellejo.

Tiene influencia religiosa. La idea del sufrimiento es para él en cierto modo la


iluminación. Esta influencia va a estar presente a lo largo durante toda su vida. Acabará
componiendo una mezcla entre religión y marxismos.

Escribe tres libros:

I) Los heraldos negros (1918)


II) Trilce (1922). Revoluciona las vanguardias sin haber tenido casi contacto
con las vanguardias. Este libro está más allá de todas las vanguardias.
Revoluciona el lenguaje de las propias vanguardias.
III) Poemas póstumos o poemas humanos (obra póstuma). Se reinventa a sí
mismo y hace una especie de poesía social. Esta poesía estará fuertemente
influida por el trato original que le dio César Vallejo.

MUERTE – DOLOR – SUFRIMIENTO – TEMA SOCIAL – RELIGIÓN –


POBREZA: son temas que aparecen continuamente es su poesía. Ni Westphalen era
capaz de comprender Trilce, lo que refleja su gran complejidad.

César Vallejo retuerce la gramática y el lenguaje. Hace combinaciones verdaderamente


inéditas. Es el gran revolucionario del lenguaje en castellano.

Todo lo que toca César Vallejo lo transforma. Desde el punto de vista del lenguaje es un
misterio filológico. Era un hombre hermético, expresaba poco lo que sentía.

Tras la muerte de su madre, a la que estaba muy vinculado, se marchó a París. No


volvió nunca más a Perú. Estuvo afiliado al Partido Comunista.

«Prefiero no escribir ni publicar nada que no responda a una entrañable necesidad


mía, tan entrañable como una realidad extraliteraria» (César Vallejo).
«Tengo una forma poética muy extraña, está rota» (César Vallejo)

Desde los 12 años escribe poemas. Uno de sus primeros poemas es Aldeana.

Manuel González Praga era un maestro al que los poetas iban a ver. En 1888 dio un
discurso en un teatro de Lima que dejó a los asistentes boquiabiertos.

Perú acaba de salir de la guerra del Pacífico. Los bolivianos y peruanos se preguntan por
qué han perdido la guerra contra Chile. Dijo que el verdadero pueblo no eran las élites
criollas, sino las muchedumbres indígenas hasta entonces marginadas.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX hay revueltas indígenas peruanas y
bolivianas. Las élites tienen miedo de que ocurra lo mismo que en las revueltas
mexicanas. Por ello se reprimen estas revueltas con el ejército. En este momento
empieza a tratarse el tema de los indios como un tema intelectual y surgen las teorías
indigenistas. Reivindican la cultura indígena y buscan un acercamiento entre el mundo
indígena y el mundo criollo.

En un artículo llamado “Nuestros indios”, José María Anguedes dice que las potencias
más fuertes económicamente los tratan con el mismo desprecio con el que ellos tratan a
los indios.

Muchos de los poemas de Los heraldos negros aparecen publicados en periódicos de


Trujillo y reciben críticas muy desfavorables. Los modelos literarios no se copian en
Hispanoamérica, sino que se transforma y se mezcla con el mundo indígena.

Trilce fue publicada en la pequeña imprenta de la cárcel donde estuvo preso César
Vallejo.

César Vallejo comienza Los heraldos negros con una cita latina: «Qui potest capere
capiat» (Quien pueda entender que entienda).

Los heraldos negros tiene un poema que se llama “Retablo” que dedica a Rubén Darío.
Quiere continuar la ruptura poética con la tradición.

En algunos poemas hace una crítica occidental y de las figuras y costumbres europeas
que llevan los europeos de América.

Derek Walcott (Premio Nobel de Literatura en 1992) es el autor de Omero’s, donde se


produce la transformación de la obra homérica al mundo caribeño. «Yo soy un mestizo
negro que ama el mar. Recibí una sólida educación colonial. Soy inglés, holandés y
negro, o soy yo o soy una nación entera».

Cuando recibió el Nobel hizo la comparación del mundo Caribe con una vasija que se
rompe. El esfuerzo por recoger todos los trozos y volver a pegarlos por reconstruirlo,
todo el dolor, junto al dolor y el amor que se pone en recomponer la vasija es más
intenso que el propio amor a la vasija. El mundo caribeño es un arte roto, pero que se
está recomponiendo con el arte y la literatura. El autor lo que hace son exorcismos del
lenguaje del denominador.

César Vallejo hace lo mismo. En ocasiones convierte el castellano en algo irreconocible,


introduciendo elementos quechuas e incaicos. Habla de “los ocasos que llegan desde
Atenas”. Él empieza a escribir en lenguaje modernista, que se puede encontrar en el
segundo poema de Los heraldos negros, llamado “Deshojación sagrada”.

Trilce

Hay poemas de la cárcel. Se publican en la imprenta de la cárcel. La crítica dice que es


el poemario más atrevido escrito nunca en lengua castellana.

TRILCE = TRISTE + TRES + DULCE

Cuando se publicó fue muy criticado. Es un libro hermético, solitario. Produjo un


estruendo mudo. Sólo su amigo y primer prologuista Antenor Orrego le publicaba los
poemas. Le animó un amigo diciendo que traía algo completamente nuevo.

Palabras de César Vallejo a Orrego:

«Ay las magníficas palabras de tu prólogo han sido las únicas palabras progresivas…
que han acunado el libro. En Lima no han entendido nada. Los que lo han leído
discuten y lo critican. Sólo algunos escritores jóvenes y desconocidos y estudiantes
universitarios son los únicos que se han estremecido con el lenguaje. Asumo la
responsabilidad de mi estética. Dios sabe cuánto he sufrido y hasta qué bordes
espeluznantes me he asomado con esta obra colmada de miedo»

«Hay versos en este maldito Trilce que justamente por denegados y absurdos hallan su
realización cuando menos se espera. Son realizaciones imprevistas e icónicas pero
necesarias y vitales».

Antenor Orrega: No vayas a juzgar la obra. Andad a amar. Andad a temblar con ella.
No la arguyáis, acariciadla. Disfrutad de la construcción y destrucción del lenguaje,
diferente y única.

Es el libro más vanguardista que está más allá de las vanguardias. Admiraba la estética
de Picasso (“no atender sino a las bellezas poéticas, sin belleza, sin razón”).

Antes era una suma de adiciones y ahora es una suma de destrucciones.

Le gusta poner diferentes registros en los poemas, el choque entre ellos. Los poemas no
tienen título, sólo un número romano.
Poemas humanos

Esta obra es póstuma y fue publicada por la compañera y amigos de César Vallejo.

Escribió los poemas en un arranque de inspiración. Hay cambios importantes con


respecto a Trilce. Cuando se marcha a París, entra en contacto con los movimientos
sociales que están haciendo en el ambiente parisino.

En Poemas humanos también escribe poemas en prosa.

«Sólo la vida así, cosa bravisíma».

César Vallejo está a la búsqueda de un alfabeto competente y personale capaz de reflejar


la desmesura. No quiere conformarse con el alfabeto y la gramática dadas.

«Bajar las gradas del alfabeto hasta la letra en que nació la pena».

En Trilce lleva la gramática al espeluznamiento. Casi “hierve” la gramática para


encontrar nuevas configuraciones.

En el mundo andino hay tres conceptos o imágenes:

- Pachacuti. Significa darle la vuelta por completo a las cosas. Esto es lo que
hace César Vallejo con el español, lleva el lenguaje de los amos a un pachacuti,
para hacer un nuevo lenguaje.
- Lari o waqcha. Aquel que es expulsado de la comunidad, que es el mayor
castigo que se le puede infringir a una persona. Idea de orfandad de desamparo
(social).
- Aruwiyiri. Aquel que incendia o quema la vez, incendia la gramática, que es lo
que hace César Vallejo.

Se decía de él que tenía cuatro conciencias simultáneas. De ahí viene el mundo de


mestizaje y el choque de culturas. Esto cuestiona el concepto del ‘yo’ p el de ‘identidad
unificada’.

Poco a poco César Vallejo adquiere una conciencia mesiánica, que le llevó a hacer una
alegoría de los sentimientos que él tenía. Esto se puede observar en un poema escrito
hacia 1927 en París (“Lomo de las Sagradas Escrituras”).

En su época en París adquiere una conciencia social y se adhiere al Partido Comunista


en París. Allí se interesa por la relación entre el arte y la sociedad. El dinero que le dio
el presidente de Perú para que volviese se lo gastó en un viaje a Moscú.

«Piedra negra sobre piedra blanca»

Poema que anticipa su propia muerte. Recoge una tradición inca. Las piedras se
llevaban desde las montañas para hacer esculturas. A veces la piedra aplastaba a los
hombres que la transportaban y se manchaba de su sangre, por lo que se dice de ellas
que “lloran sangre” o son “piedras cansadas”, que no se movían del lugar en el que
habían aplastado a hombres.

César Vallejo había tenido visiones en que se veía a sí mismo muerto y acudiendo a su
propio entierro.