Está en la página 1de 18

El principio de la coordinación de intereses.

“El logro del fin común se hará más fácil, cuanto mejor se logre coordinar los intereses de
grupo y aun los individuales, de quienes participan en la búsqueda de aquel”.

La subordinación de las actividades de cada departamento, sección y personal, al fin


general, no puede significar en forma alguna la supresión o pérdida de los legítimos
intereses de cada persona, ya que, precisamente es para mejor lograr éstos, para lo que
se consistió entrar a formar parte de la empresa y subordinar su actividad a ella.

Por ello, comete un grave error quien ejerce el mando con la idea de que la máxima
eficiencia se obtiene sacrificando los intereses particulares o individuales en aras del fin
general: sólo conseguirá disminuir la colaboración y la coordinación. El gran reto del
administrador radica en lograr que todos persigan el interés común, a base de ver que de
esa manera obtienen mejor sus fines particulares.

impersonalidad de Mando: Se refiere a que la autoridad y su ejercicio,


surgencomo una necesidad de la organización para obtener ciertos
resultados
Impersonalidad de mando: La autoridad surge como una necesidad de la organización para el
logro de sus objetivos, no para satisfacer los deseos de sus directivos o colaboradores.

LA IMPERSONALIDAD DEL MANDO


Para entender mejor el significado de la impersonalidad del mando
dividiremos ésta en las dos palabras principales, que serían
“impersonalidad” y “mando”.
IMPERSONALIDAD: Es el carácter de lo impersonal, esto significa
que no posee o manifiesta características que hagan referencia a
una persona sus ideas o sus sentimientos; no hace alusión a
ninguna persona en concreto.
MANDO: El mando es la autoridad y poder que tiene el superior
sobre sus súbditos. En este caso la autoridad sería el jefe y los
súbditos sus empleados.
Ahora si, podemos decir que la Impersonalidad de mando. Se
refiere a que la autoridad y su ejercicio (el mando), surgen como
una necesidad de la organización para obtener ciertos
IMPERSONALIDAD DE MANDO.
Se refiere a que la autoridad y su ejercicio (el mando), surgen como una
necesidad de la organización para obtener ciertos resultados, por esto, tanto los
subordinados como los jefes deben estar conscientes de que la autoridad que
emana de los dirigentes surge como un requerimiento para lograr los objetivos, y
no de su voluntad personal.

El principio de la impersonalidad de mando

“La autoridad en la empresa debe ejercerse, más como un producto de una necesidad de
todo organismo social, que como resultado exclusiva de la voluntad del que manda”.

Así como es natural la tendencia a mandar e imponer nuestra voluntad sobre los demás,
es también igualmente natural nuestra repugnancia a recibir esa imposición de otros. Por
ello, cuanto más se impersonalice la orden dicha orden será mejor obedecida.
Via

Principio de la vía jerárquica

“Al transmitirse una orden, deben seguirse los conductos previamente establecidos, y
jamás saltarlos sin razón y nunca en forma constante”.

Cuando ocurre esto último, se produce una lesión en el prestigio y la moral de los jefes
intermedios, pérdida o debilidad de su autoridad, desconcierto en los subordinados, y,
sobre todo, se da lugar a la duplicidad de mando. Si un jefe superior estableció niveles de
jerarquía intermedios, o los necesita o no: si lo primero, debe respetarlos; si lo segundo,
debe hacerlos desaparecer.
Principio de la resolución de conflictos

“Debe procurarse que los conflictos que aparezcan se resuelvan lo más pronto posible, y
del modo que, sin lesionar la disciplina, pueda producir el menor disgusto a las partes”.

El conflicto es un obstáculo a la coordinación. Diferir su solución es dejar un elemento que


estorba a ésta. Por ello, es mejor resolver conflictos lo más pronto posible, aun cuando la
solución no siempre satisfaga a todos: es mejor ese daño, que el de la incertidumbre y
permanencia del conflicto. Es pues contrario a la eficacia administrativa, el dejar que los
problemas “se resuelvan por sí solos con el transcurso del tiempo”.

Principio del aprovechamiento del conflicto

“Debe aprovecharse el conflicto, para forzar el encuentro de soluciones. Dice Mary Parker
Follet, que todo conflicto, como todo rozamiento en el mundo físico, es de hecho un
obstáculo a la coordinación, pero puede ser aprovechado.

Divide para ese efecto la forma de resolver los conflictos en tres:

a) Por dominación: cuando una de las partes en conflicto obtiene todo lo que deseaba,
con base en la pérdida correspondiente de la otra de sus pretensiones.

b) Por compromiso o conciliación: cuando ambas partes solucionan su conflicto, cediendo


cada una, parte de sus pretensiones.

c) Por integración o coordinación: cuando ambas parte logran realizar íntegramente sus
pretensiones, aparentemente antagónicas o irreductibles, a base de hacer un
replanteamiento del problema, que permite ver que la aparente disyuntiva no es completa
lo cual permite encontrar una solución que satisfaga a todos.
Sobre la coordinación de intereses
Enfrentarse a un grupo laboral es hacerlo ante una multiplicidad de
capacidades, intereses, inclinaciones y niveles de compromiso. Sin
embargo, un Administrador –en su tarea de dirigir- debe lograr que
estos distintos intereses y capacidades se armonicen entre sí, a fin de
que lejos de ser un impedimento se transformen en la fuerza que
impulse al propio grupo a tomar como norte un objetivo y marchar
hacia él. Así mismo, el Administrador debe contar con la madera de
líder suficiente, que le permita hacer que todos su personal se sienta
inspirado en comprometerse con los objetivos de la empresa,
sintiéndolos como propios.
Impersonalidad de Mando
Así mismo, la Dirección debe ser ejercida de forma personal, usando
los canales regulares y usando los mecanismos adecuados que le
permitan al individuo subordinado a este proceso entender que no
se trata de algo personal o voluntario, sino que su jefe inmediato
pertenece a una cadena de mando, que se inscribe en un plan y una
dirección común, que abarca a todos en el camino de conseguir las
metas trazadas.

Vía jerárquica
No obstante, no sólo deben existir los canales regulares de
comunicación, sino los mensajes que se emitan deben ser precisos y
coherentes, a fin de que cada vez que se emita una orden o mensaje,
sea tomado en serio y con carácter de importancia por los
trabajadores, a fin de que a través de sus distintas comunicaciones y
órdenes la Vía jerárquica legitime y afiance su papel. Lo contrario
sería entonces crear conflictos, ruidos e incluso evasión de
responsabilidades, por lo que no sólo debe existir comunicación y
vías de, sino que ésta debe ser asertiva.
Sobre la solución de conflictos
Sin embargo, por mucho que se tomen previsiones, sería absurdo
llegar a pensar que en un proceso humano no haya cabida para
conflictos. En este sentido, el Administrador –en su fase de Director-
debe abocarse a identificarlos y resolverlos de forma
inmediata, teniendo cuidado de que sus soluciones realmente
vengan a arrancar de raíz las situaciones negativas, para que regrese
la buena atmósfera, es decir, evitando que algunas de las partes
queden resentidas o que sus decisiones venga a empeorar la
situación en lugar de solventarla.
Sobre el provecho del conflicto
Empero, aunque nadie disfruta de los problemas, el Administrador
también debe ser consciente de que los conflictos, lejos de ser
condenas, pueden ser puertas que se abran a importantes
oportunidades,puesto que en la búsqueda de respuestas se entra
también en un proceso de revisión, que puede generar nuevas
estrategias, que lleven al reacomodo de fuerzas o procesos,
propiciando un crecimiento en la empresa.
Sobre la motivación
Así mismo, dentro del proceso o los procesos que lo lleven a buscar
soluciones adecuadas para solventar los conflictos, el Administrador
debe también transmitir a los miembros de su empresa la
importancia de convertirse en sujetos, que con su diario proceder, se
erijan a su vez en generadores de respuestas, quienes sin irrespetar la
cadena de mando, puedan aportar igualmente soluciones.
Igualmente, el Administrador debe tener en cuenta, y exigirle
igualmente a sus directivos, que no se descuide en ningún momento
los mecanismos por medio de los cuales se pueden estimular,
orientar, recompensar y motivar al personal a su cargo.
Sobre el Liderazgo
Finalmente, todos estos principios están orientados en reafirmar al
Administrador en su carácter de líder, convirtiéndose entonces en un
centro motivacional, que lejos de imponer órdenes, inspire en sus
subordinados la importancia de comprometerse y tomar como propias
las metas y objetivos de la empresa, a fin de que funcione en razón
de ello, recordando continuamente entonces que mientras un jefe da
órdenes, el administrador estimula e inspira, consiguiendo el
ambiente y la sinergia adecuada para el cumplimiento de las metas
que tiene la empresa que dirige como bandera.
PRINCIPIO DE UNIDAD DE MANDO
la finalidad de este principio es evitar posibles conflictos resultantes de la delegación
simultanea de las funciones de varios superiores en un solo subordinado, sin que ninguno de
ellos efectúe un control amplio sobre las actividades.
Este principio hace énfasis en cada subordinado, debe rendir cuentas a un solo superior.

mpersonalidad de Mando:
Se refiere a que la
autoridad y su ejercicio,
surgencomo una
necesidad de la
organización para obtener
ciertos resultados

De la Vía Jerárquica: Los


canales de comunicación
deben de ser transmitidos
através de los niveles
jerárquicos
correspondientes.De la
Resolución del Conflicto:
Es la necesidad de
resolver los problemas
quesurjan, desde el
principio y no dejar que
crezcan.Aprovechamient
o del Conflicto: A veces
con los problemas que se
presentan,se visualizan
nuevas estrategias y se
saca provecho de los
problemas.

1-De la armonía del objetivo o coordinación de intereses. La dirección será eficiente en tanto se
encamine hacia el logro de los objetivos generales de la empresa. Los objetivos de la empresa solo
podrán alcanzarse si los subordinados se interesan en ellos, lo que se facilitará si sus objetivos
individuales e intereses personales son satisfechos al conseguir las metas de la organización y si
estas no se contraponen a su autorrealización. Asimismo, establece que los objetivos de todos los
departamentos y secciones deberán relacionarse armoniosamente para lograr el objetivo general.

2.-Impersonalidad de mando. Se refiere a que la autoridad y su ejercicio (el mando), surgen como
una necesidad de la organización para obtener ciertos resultados; por esto, tanto los subordinados
como los jefes deben estar conscientes de que la autoridad que emana de los dirigentes surge
como un requerimiento para lograr los objetivos, y no de su voluntad personal o arbitrio.
Puntualiza la importancia de impersonalizar las órdenes y de no involucrar situaciones personales
ni abusar de la autoridad, ya que lo anterior ocasiona conflictos y baja moral.

3.-De la supervisión directa. Se refiere al apoyo y comunicación que debe proporcionar el dirigente
a sus subordinados durante la ejecución de los planes, de tal manera que estos se realicen con
mayor facilidad.
4.-De la vía jerárquica. Postula la importancia de respetar los canales de comunicación
establecidos por la organización formal, de tal manera que al emitirse una orden sea transmitida a
través de los niveles jerárquicos correspondientes, a fin de evitar conflictos, fugas de
responsabilidad, debilitamiento de autoridad de los supervisores inmediatos, así como pérdida de
tiempo.

5.-De la resolución del conflicto. Indica la necesidad de resolver los problemas que surjan durante
la gestión administrativa, a partir del momento en que aparezcan; ya que el no tomar una decisión
en relación con un conflicto por insignificante que parezca, puede originar que este se desarrolle y
provoque problemas graves colaterales. La anterior situación se puede asemejar a la de una
pequeña bola de nieve que surja de la cima de la montaña y que al ir descendiendo puede
provocar una avalancha.

6.-Aprovechamiento del conflicto.

El conflicto es un problema u obstáculo que se antepone al logro de las metas de la organización,


pero que, al obligar al administrador a pensar en soluciones para el mismo, ofrece la posibilidad de
visualizar nuevas estrategias y emprender diversas alternativas. Los conflictos no son más que
pequeños “focos rojos” que surgen en la vida normal de cualquier empresa; proporcionan indicios
de que algo está funcionando mal. Este principio aconseja el análisis de los conflictos y su
aprovechamiento mediante el establecimiento de opciones distintas a las que aparentemente
puedan existir. Münch Galindo, Lourdes. Fundamentos de administración, Editorial

 De la armonía del objetivo o coordinación de intereses.

La Dirección será eficiente en tanto se encamine hacia el logro de los objetivos


generales de la empresa. Los objetivos de la empresa solo podrán alcanzarse si
los subordinados se interesan en ellos, lo que se facilitará si sus objetivos
individuales e intereses personales son satisfechos al conseguir las metas de la
organización, y si éstas no se contraponen a su autorealización.

 Impersonalidad de mando.

Se refiere a que la autoridad y su ejercicio (el mando), surgen como una


necesidad de la organización para obtener ciertos resultados, por esto, tanto los
subordinados como los jefes deben estar conscientes de que la autoridad que
emana de los dirigentes surge como un requerimiento para lograr los objetivos, y
no de su voluntad personal.

 De la supervisión directa.

Se refiere al apoyo y comunicación que debe proporcionar el dirigente a sus


subordinados durante la ejecución de los planes, de tal manera que estos se
realicen con mayor facilidad.
 De la vía jerárquica.

Postula la importancia de respetar los canales de comunicación establecidos por


la organización formal, de tal maneraque al emitirse una orden, sea transmitida a
través de los niveles jerárquicos correspondientes a fin de evitar conflictos, fugas
de responsabilidad, debilitamiento de autoridad de los supervisores inmediatos,
así como pérdidasde tiempo.

 De la resolución del conflicto.

Indica la necesidad de resolver los problemas que surjan durante la gestión


administrativa al momento en que aparezcan; ya que al no tomar una decisión en
relación con un conflicto por insignificante que parezca, puede originar que este se
desarrolle y provoque problemas graves colaterales.

 Aprovechamiento del conflicto.

El conflicto es un problema, que se antepone al logro de las metas de la


organización, pero que, al obligar aladministrador a pensar en soluciones, ofrece
la posibilidad de visualizar nuevas estrategias y emprender diversas alternativas.

Intereses relacionados