Está en la página 1de 6

La fe en los evangelios y la falta de fe en la iglesia actual.

Una realidad diferente

En este ensayo se quiere demostrar el significado de la fe en los evangelios y su


degradación en las iglesias cristianas o simplemente la falte de fe en el creyente.

Introducción

Cuando Dios dice lo que desea hacer por medio de ti, se trata de algo que solo Él puede
hacer. Lo que crees sobre Dios determinara su respuesta. Si tiene fe en Dios que te llamó,
obedecerás y Él cumplirá lo que planea hacer, si te falta fe, no harás lo que Dios desea, esto
no podemos limitar solo a la expresión religiosa si no para todo ámbito de la vida del
creyente, Dios planea no solo para el servicio en la iglesia, si no que también en la vida
social, económica y política.

Con frecuencia, Jesús reprenda a sus discípulos por la falta de fe, hoy en día igualmente
hoy nos reprende a todos nosotros por la falta de fe. La incredulidad de nosotros demuestra
que no hemos llegado a conocer, en realidad quien es Jesús, y que es el evangelio o que es
la vida cristina, y no sabemos el poder o la capacidad de Jesús que puede hacer en la vida
de cada uno de nosotros.

Análisis de la fe según su significado y definiciones.

Proviene del término griego Pistis que significa confianza, creer a uno, fidelidad, creencia,
garantía, juramento, compromiso, recibir a uno en amistad, pacto prueba, demostración,
verdad.
Es una recta relación con Dios es esta la esencia de la prédica de Jesús. Entonces partimos
con el entendimiento de que la fe primero es relación, no se puede tener confianza con
alguien que no se relaciona, la falta de fe es la ausencia o poca relación del hombre con
Dios.

Otro concepto de la fe es “adquirir firmeza, fiarse absolutamente de alguien, dar un crédito


a un mensaje” esto tiene que ver con la seguridad de si mismo para inspirar confianza a los
demás, es estar seguros de si mismo en lo que cree, en lo que hace, y en lo que dice,
entonces surge una pregunta, ¿con qué seguridad el cristiano vive, cree, y habla del
evangelio? La falta de fe en la persona cristiana también tiene ver con la inseguridad de la
persona hacia si misma. No es “integro”, creo la fe no solo es el complemento de nosotros
si que debe ser primordial en toda área de nuestra viada.

Fe sinónimo de transformación.

En el inicio de la formación del NT no se puede definir un concepto claro de la fe, pero


luego se desarrolló el concepto de diversas maneras, pero claramente el termino psitis
empezó a distinguirse del mundo del AT, y del judaísmo, entonces solo en el NT la “fe” es
la designación central y sintetizadora de la relación del individuo con Dios, y se encontraba
indisoluble con Jesús.

En Juan 12: 36 podemos decir que la fe es la aceptación del mensaje salvífico de la acción
de Dios en Jesucristo, en Marcos 1: 15 esa fe es asociada con el evangelio, Lucas 8: 12, no
se trata de solo aceptar algunos hechos sin no que está ligada con la confesión con lo que la
persona se somete a Jesus y acepta como su Señor. Quiere decir que esta fe abarca una
manera de entenderse a sí mismo y de comportarse de otra manera que determina toda la
existencia, de mismo modo la fe está asociada con la conversión y se comprende como un
acto de obediencia.
Pues la fe no solo es un acto de tener “certeza de lo que se espera, la convicción de lo que
no se ve” según Hebreos 11: 1. Si no que es lago visible, algo que se puede conocer y
palpar, en las iglesias cristinas el concepto de Hebreos es la que predomina, es a si que la fe
solo esta en la mente, muchos cristianos creen algunas cosas solo con la mente, pero no con
el corazón, la consecuencia de esta falta de fe es que “no puede” creer a pesar de que
queremos. Cuando falta la fe, una persona no puede cambiar, o tener una transformación
total en su vida, como vemos la fe lleva a entender la situación del ser humano lejos de
Dios, conduce al arrepentimiento, a la aceptación, a la conversión y al compromiso.

La fe es creer.

En los sinópticos se ve claramente que Jesus no obra ningún milagro donde encuentra
incredulidad, esta comprensión de la fe y del milagro, tan opuesta a la manera de pensar. e
puede decir que el hombre por la ley se descubre pecador y por la fe experimenta la
salvación, porque nace de la desesperación, seguridad y confianza. Al parecer Jesús predico
de una fe como dice Calvino, “credulidad vulgar” ya que esa fe no es simple deseo de
experimentar si no que es una fe autentica que ocupa un lugar en el corazón de hombre
(produce cambio) no es una mera creencia si no que es el creer que produce confianza y
esperanza. No concuerda con la fe que presenta Hebreos si no que en los sinópticos la fe es
“confianza que se da a alguien” no solo es creer si no un cambio.

Creer no solo es hacer le caso en lo que diga los demás, no es credulidad que es un acto
inmaduro de confiar en alguien que no se lo merece, esto conduce al engaño o al abuso de
la persona ingenua. Tampoco se puede confundir la fe con creencia, no es tan malo como la
credulidad, pero también es un acto inmaduro, es un creer sin fundamentos, todo es
discutible, o hay ninguna seguridad. La falta de fe en es no entregar el consentimiento del
corazón y al asentimiento de la razón, que no examina tanto a la persona y el mensaje que
presenta.

La fe es confianza y valentía
Jesus demostró la confianza absoluta en Dios, al dormir durante la tormenta en el lago de
Galilea, los discípulos malinterpretaron la confianza de Jesus como si fuera apatía. “¿no te
importa?” extrañamente el temor de ellos no es mencionado hasta que Jesus hubo aquietado
la tempestad, aquí la fe es valor basado en la confianza, del cuidado de Dios sin importar lo
que ocurra, la pregunta de los disipulos “¿Quién es este?” Sugiere asombro, resultado de
comprender que su maestro de alguna manera hizo lo que solo Dios podía hacer. Por lo
tanto la fe tiene que ver con la valentía de enfrentar cualquier situación desesperante.

En la actualidad por la falta de fe muchos templos están quedando vacías, ya que no pueden
soportar el ajetreo de la vida, no pueden soportar los problemas de la vida, no se arriesgan a
tener confianza y valentía para enfrentar las adversidades, falta de fe produce desconfianza
y cobardía, insisto la fe en Dios y en si mismo.

La comunidad de fe.

La fe que pronuncia Jesús al curar a los enfermos de forma milagrosa o la falta de fe de


muchos, dio una enseñanza clara a la primera comunidad cristiana. La revelación de Dios
por medio de Jesús da origen a la comunidad de fe, de esperanza y de amor que tenían una
comunión de vida, esa fe da al hombre individual una relación interpersonal no solo con
Dios si no también con el prójimo. En este caso la fe es “grata y gozosa aceptación de la
buena nueva del amor divino que crea y salva, que lo abarca todo” por medio de la fe se
realiza la voluntad salvífica de Dios y el reino es más notorio y nos hace ver, ya no como
yo, si no, como nosotros un grupo o una comunidad de fe.

La fe es una respuesta a la necesidad del hombre de la cual sale de sí mismo y se entrega a


Dios, porque la fe es el “SI” a la revelación de Dios y la consecuencia de eso es la
manifestación de su voluntad, también la fe es un “SI” a la vida aceptar las relaciones con
el prójimo. De esta forma se entiende que la fe en los sinóptico, es verdaderamente
autentica, existencial y es una respuesta a la necesidad del ser humano. Entonces la iglesia
debe asumir la aceptación de la fe como la más decidida relación con el prójimo con la
comunidad y la relación con Dios. La seguridad, la confianza y el creer es para un cambio,
un cambio íntegro.

La fe y esperanza

Estos dos términos son sinónimos en los sinópticos, ya coma antes dicho, la fe enfoca en la
realización existencial del hombre. La fe libera al hombre de una enfermedad, calamidad,
catástrofe, espíritus malos, en si dan una esperanza, producida como una respuesta de una
experiencia o un encuentro con el ser divino (Jesús) que da una sanidad corporal. La
esperanza del hombre “es precisamente un acontecer por la fe”, la cual es una seguridad de
un hecho real y concreto, pero hoy en día la iglesia entiende la fe como una vía que
conducirá a la deidad o la divinidad.

La seguridad de la fe

La fe no es incompatible con la duda no puede decir un cristiano “yo creo ahora, pero quizá
no estoy seguro de mi mismo ni en lo que creo” ya que esto implica que el individuo tenga
una pregunta sobre si tengo la fe o no. De esta forma la fe es la seguridad en lo que
creemos y confiamos, los que no se siente seguros de aquello es porque aceptó la duda.
Nadie decide dudar de algo que está seguro, la mujer con flujo de sangre no dudo en tocar
al maestro, estaba segura de que sanaría solo con tocar el manto, es es la convicción de la fe
seguridad.

Conclusión

En conclusión me he puesto a pensar: ¿ha cambiado la fe su naturaleza? ¿La fe es ahora


menos necesaria? La fe tiene el mismo sentido que en los tiempos de Jesus, solo que los
cristianos hemos cambiado su significado. La fe ya no es un instrumento de renovación
interior y exterior en la persona aquí, no es la disposición primera para la trasformación ya
no es la característica indispensable de los cristiano de manera existencial. Cuando dice
Jesús falto de fe es porque los discípulos no habían recibido con todo el corazón el consuelo
que debieran haber derivado de las seguridades que el Señor les había dado y no habían
perseverado en oración.

Es una realidad muy lamentable de la falta de fe en las iglesias cristianas, para poder
fortalecer nuestra de y aumentar la misma tememos que enseñar y entender el verdadero
significado de la fe, y empezar a vivir, no solo esperar. Amen.

BIBLIOGRAFIA
Bernard, Cottret,la. Fuerza y al fragilidad. España. 2002 edit. COMPLUTENSE. 379 p.

Gudielhugo, La Fe Una Aproximación Al Tema Desde La Perspectiva Del Problema


Teologal Del Hombre. Roma 2006. edit. UNIVERSIDAD PONTIFICIA GREGORIANA.
371. P.

John h. Newman. Discurso sobre la fe. España. 2000. edit. RIALP. s. a. 368.

Romano, Guardini el ateísmo contemporáneo. Vol. VI España 1973. edit. CRISTIANDAD.


637. P.

William, Hendriksen. COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO EXPOSICIÓN DEL


EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. EE. UU. 2003. Edit. Libros Desafío.758. p

También podría gustarte