Está en la página 1de 11

Embalando para la mudanza - Parte I

Si estas planeando tu mudanza, y tienes tiempo y ganas, podras ahorrarte dinero preparando vos mismo el embalaje. Desde aqui queremos ir dandote ideas generales que pueden ayudarte a hacerlo mejor.

Antes de empezar

Preparar un estimado de cosas a llevar, de esta manera podras evaluar que cantidad de material debes comprar

Necesitarás cajas de carton, carton corrugado, rollos de plástico burbuja, cintas para pegar, papel sulfito, cinta con inscripcion FRAGIL. Divide las cosas en categorías: libros, ropa, juguetes, etc Trabaja por habitacion para hacerlo mas ordenado

Embalando en cajas

No utilices papel de periódico cuya tinta puede dejar unas manchas bastante desagradables. En caso de usar cajas usadas asegurate que esten limpias y secas.

Utiliza cajas de cartón reforzado para elementos que pesen más de 15 Kg. Cierra el fondo de la caja con cinta adhesiva antes de meter cosas dentro

Realizar un detalle de contenido a medida que vas embalando, de esta manera sabras, al llegar a destino, que tienes en cada bulto/caja y tambien decidirás que desembalar antes. Tambien sera útil dicho listado para los tramites aduaneros en ambos paises.

No mezcles en la misma caja objetos frágiles con otros pesados, u objetos agudos con otros blandos o delicados. Cuando la caja está llena, ciérrala con cinta adhesiva, también los bordes hasta las esquinas, para que no entre el polvo.

Escribe en seguida en cada lado de la caja el contenido global de lo que acabas de meter, con rotulador. No escribas encima de la cinta adhesiva ni donde se prevé cortar para volver a abrir en las verificaciones aduaneras.

Utilizar cajas pequeñas para embalar libros y objetos pesados. Una buena medida es

40x30x30

Al momento de embalar cosas fragiles como vajilla o adornos, envuelve cada objeto aparte en dos o tres capas de papel de seda o en una capa de plástico burbuja. Si tienes muchas servilletas, paños y telas, aprovéchalas para embalar tu vajilla.

Poner una capa de relleno en el fondo antes de meter los objetos, y termina con otra capa de relleno arriba, la misma puede ser de plastico burbuja o bien capas de papel Poner los platos abajo en la caja, separándolos con varias capas de papel de seda o con plástico burbuja. Escribe FRAGIL en cada lado de la caja, con rotulador o bien con cinta con la leyenda FRAGIL

Para embalar ropa y articulos textiles, embálalos bien secos, para evitar el moho y la podredumbre Poner en maletas si tienes disponibles y el resto en cajas medianas de 60x40x40

Espero que esta primer parte sea de ayuda. Cualquier consulta puedes hacerla aqui o en nuestro foro

Saludos

Embalando para la mudanza - Parte II

Cuadros, espejos y objetos frágiles

Envolver con plastico con burbujas y de ser posible, colocar algun plastico o madera rigida en la parte del vidrio. Utiliza una caja especialmente para ello, y escribe o pega cinta “FRAGIL” en cada lado, Cada objeto en cajas separadas Si tienes varios cuadros y espejos, seria ideal realizar un cajon de madera para ponerlos todos juntos Electrodomésticos y electronica

Descongela, limpia y seca la heladera y el congelador unos días antes de trasladarlos Al moverse, la lavadora, el lavavajillas y la heladera pueden perder agua y mojar el embalaje del resto de las cosas

Atar los cables y partes moviles para que no se enganchen o se rompan. Inmoviliza o saca los estantes de la heladera. Bloquea el tambor del lavarropas según las instrucciones del fabricante. Embalar con carton corrugado, plástico burbuja y strecht.

Hacer back up de los datos que tengas en pc, notebook, etc

Embalarlos con plástico burbuja antes de meterlos en una caja Lo mejos es si tienes aun los embalajes de origen con sus rellenos de telgopor Guarda los cables dentro de las cajas de cada aparato Embalar Muebles

Si vas a desmontar, marca cada pieza para que sea facil el armado. Si no tenes los planos, desmonta con cuidado y anotando todo el proceso. Tornillos y partes pequeñas guardalas en bolsitas, junto a las piezas correspondientes.

Embalar con carton corrugado, plastico con burbujas, strecht.

No pegues cinta adhesiva directamente sobre madera, cuero, metal o plástico.

Cómo sobrevivir a una mudanza

Casa

12 de marzo de 2012

• Casa 12 de marzo de 2012 Si estás organizada, la mudanza será mucho más fácil

Si estás organizada, la mudanza será mucho más fácil Crédito: Corbis

Irte a vivir a otra casa es un cambio enorme que impacta también en tu interior; te damos algunas pistas para transitar este tsunami sin enloquecer (demasiado); ¿cómo transitaste tu último cambio de casa?

14 de marzo de 2012 • 10:58 Cajas y canastos inundan tu futuro ex departamentito, la lámparita cuelga del techo y tu adorado gato, que hasta hace un rato saltaba entre las cosas, ahora te mira como indagando: "Amiga, ¿en qué nos metimos?".

Morís por un cafecito, pero sólo un mago sabría en qué caja quedó. Ni hablar del suéter azul, aquél libro, tus CD

Tu vida entera está embalada y tenés la sensación de haber quedado a la intemperie, debajo de la lluvia y sin paraguas.

Sola, con tu novio o amigas, una mudanza siempre implica un cambio interior; hagas la típica mudanza hormiga o tengas la súper empresa mudadora. Hay un sentimiento de pérdida: estás abandonando lo que hasta ayer fue tu refugio.

Tranquila, si bien no hay fórmulas para no sentir el terremoto, te damos algunas puntas para mantenerte en pie durante este movilizador momento.

Preparada

Armá un cronograma: el traslado de las cosas es un tema, pero no el único. Contemplá de antemano otros ítems. Pensá que vas a tener que dar de baja el teléfono, internet.

Pedí ayuda: sola no vas a poder. ¿tenés amigos o familiares que puedan darte una mano? Bienvenido aquel que sume, aunque todo aquel que te crispe los nervios, gracias, pero no. El día de la mudanza es muy probable que no te encuentre con la faceta más calma de tu ánimo.

Contratá un servicio: si el tiempo disponible para el traslado es poco y el volumen a trasladar mucho, hay variantes, podés recurrir a una empresa de mudanzas o directamente a un flete. En ese caso, dejá claro si es con o sin peón, y/o cuántos vendrían. También podés recurrir al servicio de embalaje y desembalaje que ofrecen las mudadoras.

Calculá bien el presupuesto total: si vas a contratar a alguien, procurá que un empleado vaya a tu casa y te deje el presupuesto por escrito. No querés enterarte el día de la mudanza de cuánto encarece el hecho de que tu repisa oriental no pase por la puerta. También averiguá si se ocupan de armarte los muebles o de conectarte el lavarropas. En algunos casos, el costo del servicio de embalaje es un 10 por ciento del total de la mudanza, en otros es fijo según la cantidad de canastos. ¡También pueden desembalar! Lo que más encarece cualquier mudanza es el tipo de vehículo ​camión, camioneta, etc.​ y no la distancia a recorrer. Los fletes suelen cobrarte por hora y por peón. No te olvides de averiguar si los empleados cuentan con seguro de riesgo de trabajo. Lo ideal: si contratás servicio de embalaje y desembalaje, dicen que a las 15 horas. del día de mudanza ya tenés las camas tendidas. Así, cualquiera.

Lista

Clasificá bien al embalar: si decidiste embalar todo vos, empezá por lo menos quince días antes a hacer acopio de cajas; limpialas y reforzalas. Ojo: pensá bien lo que guardás. Nada peor que perder tiempo porque no sabés dónde metiste tal o cual cosa. Pensá que el tiempo que inviertas en empacar ordenadamente lo vas a ganar al desempacar.

Planificá un desembalaje veloz: para acelerar la devolución de canastos el día en que te mudes, al armarlos cubrilos con una sábana atada en las puntas o una bolsa, así no necesitás acomodar en tiempo récord para poder devolverlos: sacás la bolsa o la sábana atada y ya. Siempre que no haya objetos frágiles. Es ideal para trasladar ropa, sábanas, manteles, etc.

Ojo con qué embalás: evitá usar papel de diario; mancha todo. Si podés, optá por franelas o papel de seda.

Rotulá cada caja: en la misma etiqueta, anotá en qué ambiente del departamento nuevo va cada caja. Así, quien descargue va a saber dónde apoyarlas.

Elegí bien tu interlocutor: el día de la mudanza, es importante tener un solo interlocutor entre los empleados de la mudadora. Concentrá tus pedidos y tus eventuales reclamos en él o ella.

Cuidado con las plantas: Si están en maceta, no es problema. Ahora, si querés llevarte el

rosal del jardín, asesorate. Para tu planta va a ser todo un shock. Habrá que recortar raíces

y podar arriba. Una vez trasplantadas, utilizá productos antishock.

Evaluá con qué te quedás: aprovechá para desprenderte de lo que ya no tenga sentido conservar. Preguntate si eso lo usaste alguna vez en los últimos tiempos y arrancá en tu nuevo depto sin pesos innecesarios.

¡Misión cumplida!

Devolviste los canastos. Cambiaste la cerradura. Ubicaste las plantas según la luz y el aire

que tenían en tu antiguo depto. ¡Tenés tu primer imán de delivery! Si sos súper obsesiva, tal vez al tercer día de mudada ya tengas la casa divina y estés pidiéndole una tacita de azúcar

a tu simpático y, ¡ojalá!, soltero vecino. Tené en cuenta que estás en la curva descendente del estrés, que tarde o temprano el cansancio te va a pegar; no llenes la agenda de obligaciones.

Si sos capaz de vivir semanas ​o incluso meses​ sin desarmar cajas, lo mejor será asignarles un espacio definido, como para no tener que estar sorteando obstáculos a cada paso.

En cualquier caso, date tiempo. Descubrí ese cafecito que va a suplantar al de tu antiguo barrio. Disfrutá de hacer de la casa nueva tu lugar.

¿Cómo mudar perros y gatos?

Los perros son más apegados a las personas; y los gatos, más territoriales, así que el cambio tal vez les cueste un poco más a los felinos. Pero van a necesitar tu ayuda para sentirse seguros. Intentá que se queden en casa los primeros días, hasta que se adapten. Llevales su cucha, sus juguetes. Instalales su almohadón cerca de algún mueble conocido. Hasta que estén más cancheros en su nuevo barrio, sacalos a pasear con correa. Y mimalos, te necesitan.

Tres cosas que pasan siempre

Algo se rompe. Embalaste todo con sumo cuidado, pero se hace trizas un plato, una copa. Quizá represente el quiebre que implica todo cambio. Cierta zona de angustia que, por más cuidadosas y atentas que seamos con nosotras mismas, hay que transitar.

Algo se pierde. En ese ir y venir de cajas, despedidas y acomodamientos hay algo que no encontrás. Tal vez aparezca con el correr de los días. Tal vez no. Es la zona de error o de azar con la que tenemos que aprender a lidiar. La prueba de que no todo, siempre, depende de nosotras.

Algo se encuentra. Aparece una carta, una remera. Te llegan recuerdos que no tenías del todo presentes. Y sí: detrás de nosotras hay una historia ​pequeña, intensa, propia​ que reaparece en momentos clave y viaja con nosotras no importa dónde esté nuestra casa.

Expertos consultados:

Elba Serafini, Lic. en Psicología.

Cora Kelsey, veterinaria.

Cecilia Murray, Lic. en Paisajismo.

Jorgelina García, Gerente general de Verga Hnos.

Más info:

¿Cómo te organizaste en tu última mudanza? ¿Cómo viviste este gran cambio? ¿Qué recomendás? Compartí tu experiencia.

gran cambio? ¿Qué recomendás? Compartí tu experiencia. Qué es el ghee, la manteca "saludable", y cómo
"saludable", y cómo se hace Temas: revista ohlala Suiza: los miles de billetes de 500 euros
de 500 euros abandonados en inodoros ya tienen dueño Por qué ningún país volvió a enviar

Prepara tu lavarropas Drean para una mudanza

agusstrind

30 de septiembre de 2015

Desde hace un tiempo nos estamos ocupando de armar de diferentes formas una mudanza y es que quizás esto sea un vaticinio. Pues aunque todavía no se revela la incógnita, en el post de hoy daremos algunos consejos para mudar tu lavarropas Drean y que este no sufra golpes, desperfectos o desajustes.

Empecemos por qué cosas le pueden pasar a tu lavarropas Drean durante una mudanza:

Son máquinas muy grandes y pesadas –algunos modelos al menos- por lo que es muy factible que se golpee y se raspe o abolle el metal exterior. Se pueden llenar de polvo, romper la tapa de vidrio en los horizontales o romper la tapa superior en los verticales.

¿Cómo prevenir estos accidentes? Lo correcto sería crear un armazón de madera de las dimensiones del lavarropas Drean que cubra todos sus costados y genere un piso en altura de dos a cinco centímetros. Luego cubre con bolsa de globitos, sábanas o cartón corrugado. Colócale la insignia de frágil y una flecha que indique la postura correcta. Listo para mudarse.

Mudanzas Abril

Solicite presupuesto, sin cargo, con la mayor antelación posible para no tener inconvenientes con la fecha que elija para mudarse.

El día de la mudanza, usted deberá tener la heladera vacía, limpia y descongelada. Sepa que al reubicarla en su nuevo hogar, deberá permanecer entre 3 y 4 hs. desenchufada para que los gases se nivelen y no se le queme el motor.

Si su lavarropas es de tambor horizontal, deberá encargarse de "anclar" dicho tambor para que no se mueva. De esta manera llegará en óptimas condiciones y se evitarán averías y reparaciones, inevitables si existen movimientos.

Asegúrese de tener todos los artefactos de luz, desconectados de paredes y cielo rasos.

Los maceteros y macetas que no sean regados durante los tres días previos a la mudanza, estarán más livianos y por consiguiente se mueven con más facilidad. Si posee helechos o plantas de interior que cuelgan, puede colocar primero la planta dentro de una bolsita de supermercado para proteger las hojas; y luego meterla dentro de un canasto chico. Para que una maceta no se golpee con la de al lado (dentro de los canastos) separe los bordes con bollitos de papel. La cerámica y la terracota suelen ser en muchos casos, más vulnerables que el mismo vidrio. Apenas llegue a destino, sáquelas de los canastos y déjelas sin la bolsita. Más tarde, riéguelas.

Tenga en cuenta no colocar cerramientos de balcones antes de la mudanza, ya que podría necesitarse el espacio para utilizarlo como punto de ingreso de los muebles.

Si posee mascotas, hable con su veterinario respecto de los puntos a tener en cuenta con su animalito. En especial si tiene peces, pájaros y/o gatos. Estos últimos suelen escapar rápidamente cuando ven las puertas abiertas durante la mudanza.

Al arribar a su nuevo hogar, en primer lugar cuelgue la ropa que estaba en los canastos dentro de sus armarios, así puede devolverlos inmediatamente. Continúe con los canastos de ropa con perchas, luego con los de cacerolas, o los de los baños, o los de los libros, pero nunca desembale lo frágil mientras el personal de mudanza no se haya retirado. Igual conducta siga si tiene obreros, pintores, etc. en su casa. Revise los canastos antes de su devolución para verificar que no hayan quedado objetos pequeños dentro de ellos.

Puede utilizar bolsas de consorcio para ropa chica, zapatos, juguetes o todo aquello que no tiene riesgo de rotura.

Identificar bien las cajas que contengan alimentos sobre todo aquéllos que

sean perecederos y puedan perder la cadena de frío.

Todos los elementos de valor como alhajas, dinero, documentación, etc. encárguese de llevarlos con usted, pero no el día de la mudanza porque ese día usted estará demasiado ocupado y puede extraviarlos. (puede ser en una caja de seguridad o dejarlos a alguna persona de su confianza).

En caso de tener niños, organice el día de la mudanza quien se encargará de ellos ya que la mudanza es estresante para toda la familia, incluso para las mascotas. Si la mascota viaja con nosotros le podremos llegar a proveer de una jaula apropiada para tal fin.

Para el día de la mudanza prepare un bolso con algunos elementos de higiene

y algunos alimentos no perecederos para hacer más fácil ese día.

No mezcle cosas frágiles con ropa. Los canastos de ropa son muy grandes y los operarios saben que allí adentro hay ropa. Acto seguido los mueven como tal.

Si tiene un objeto grande y frágil, embálelo con mucho papel de seda y cartón corrugado. No lo mezcle con objetos duros ni lo guarde entre toallas o ropa.

Para proteger la vajilla, envuelva objeto por objeto con papel de diario o de seda, formando un colchón abajo y al costado del canasto. Coloque los platos de canto y no de forma horizontal. Coloque los objetos más pesados primero,

y sobre ellos los más livianos.

Preste mucha atención a la forma en que guarda envases con contenidos líquidos. Una lavandina mal tapada o un aceite que se inclina, pueden provocar una catástrofe.

Para guardar libros – que son pesados- llene sólo los canastos hasta un poco más de la mitad, para facilitar el manipuleo de los mismos.

Tenga en cuenta además, que todo aparato eléctrico deberá estar

desenchufado el día de la mudanza. Enrolle cada cable. Haga lo mismo con los cables que unen equipos entre sí y también con los cables coaxil de la TV

y antenas. Guarde todos los triples, transformadores, controles remoto, etc.

Por último, no dude en llamarnos por alguna inquietud que a usted le surja, permítanos asesorarlo ya que la mudanza es un tema muy importante para usted y su familia, y nosotros lo entendemos así. Y en lo que nos competa a nosotros, haremos todo lo posible para que esta nueva etapa de sus vidas comience con toda la tranquilidad y seguridad que le brindará nuestra empresa.