Está en la página 1de 6

LA METAFISICA

(según Aristóteles y Santo Tomas de Aquino)

INTRODUCCIÓN

Definir de forma sencilla la metafísica, etimológicamente, es decir, que la


metafísica se define como: “ir más allá de lo físico”. A Aristóteles, se le reconoce
como creador de la metafísica, sin embargo, estudios realizados muestran que, la
elaboró en buena medida como una reacción a la teoría de las Ideas que ya habían
sido planteadas por Platón. En este sentido Aristóteles define la metafísica como “la
búsqueda de la Verdad”. Por su lado, Tomas de Aquino, esboza sus primeros pinitos
en la metafísica, aceptando la propuesta inicial de Aristóteles, pero agregando el
sesgo religioso, el cual fue siempre su norte. La existencia de Dios y de las cosas
creadas fue la visión de estudio de Tomas de Aquino.

METAFISICA UNA APROXIMACION A LA VERDAD

Para Aristóteles la metafísica siempre fue la búsqueda de la verdad, es decir


la explicación de fenómenos que pudieran parecer inexplicables. Para Tomas, la
metafísica era la ciencia del "ente en cuanto ente" y, como tal, la ciencia de las
primeras causas y principios del ser. Nos enfrentamos en este punto con lo que dice
Martínez (1990):

El ser humano es un ser plural y polifacético, integrador de las funciones


fundamentales de su humanidad: trascendencia o espiritualidad, como
manifestación de vivencias religiosas. Existente una total identificación del autor
con Tomas.

Ampliando la concepción anterior, Tomás de Aquino expone de tal manera


que no hay un desarrollo aplicable al hombre; sino más bien, la exposición de una
doctrina general que se refiere al ser, pero al margen del planteamiento de que el
ser personal es distinto del ser como fundamento o primer principio.
Con esta acepción, Aristóteles expone las causas y consecuencias de la
causa primera, aquello que Martínez, llama: “cosas suprasensibles e inmateriales”,
esto nos lleva a la definición del principio y seria como el punto de partida de Tomas
para explicar la existencia de un Dios Inmaterial, y como (punto de vista religioso)
todas las cosas fueron creadas a partir de él. Nace aquí la inquietud, en base a lo
que plantea Tomas ¿Quién o como nació, se expresó, surgió Dios? Tomas dice:”
Igualmente la sustancia es identificada con la entidad concreta y particular” Pero
eso no responde mi pregunta acerca del surgimiento de la primera sustancia.

Tomas expone, como principio que:

El hombre es esencialmente perfectible, llevando en su interior un espíritu ávido


de conocimientos teniendo una inteligencia prodigiosa, la paz de elevarse a
regiones sublimes, no puede ni debe fijar su mirada tan solo en las cosas que lo
rodean, no puede bastarles, el estudio de las leyes y propiedades de los cuerpos
(Martines, 1900).

Al borde de esta afirmación, concuerda con la “búsqueda de la verdad” de


Aristóteles. Aquí surge una diferencia entre la Motivación de Aristóteles y la de
Tomas para la búsqueda de una verdad. Mientras para Aristóteles, la verdad es
llegar a conocer en esencia el surgimiento mismo de ola causa primera. Para Tomas
es la aceptación de la sustancia primera y la verdad consiste en obedecer y
subyugarse a esa sustancia.

de conocerlas, la verdad se dedica primariamente a las proposiciones o según


sus propias palabras se encuentra primariamente en las proposiciones De
acuerdo con santo tomas el entendimiento se da previo a su capacidad para
alcanzar la verdad justo en el acto
Es bueno aquí, hacer una aclaratoria para poder continuar. En referencia a su objeto
de estudio como ciencia, la religión, dicho por Tomas de Aquino, como ya se ha
dicho se encarga de estudiar las relaciones del hombre con Dios, pero la metafísica
por su parte se encarga de estudiar ambas entidades, por lo que profundiza más en
su estudio. Tomas dice: “el objeto conocido está en el sujeto que conoce, en
conformidad con la naturaleza del sujeto que conoce”.

En la Teoría del Conocimiento, Tomás de Aquino intentó reconciliar el


sistema aristotélico de conocimiento con la teología cristiana, porque consideraba
que los principios filosóficos de Aristóteles eran verdaderos, aunque algunas de sus
ideas hayan sido contrarias a la tradición y creadoras de gran oposición. Su fe
cristiana influye en su filosofía, porque está convencido que el hombre tiene un fin
último sobrenatural y para lograrlo debe ascender intelectualmente hacia el
conocimiento de Dios tal como él Es en Sí mismo.

En efecto, Aristóteles asigna a la «ciencia del ser en cuanto ser» la misión de


establecer los primeros principios de las ciencias y la justificación del
establecimiento de existencia de su propio objeto.

El tercer principio, tiene que ver el impulso de la metafísica a las ciencias y


como estas pueden responder las preguntas que físicamente se cuestionarían. El
estudio de la Metafísica es el camino que una mente inquieta en búsqueda de
respuestas, recorre hacia el conocimiento de sí misma, de sus orígenes, de su
espacio-tiempo geográfico, histórico y cultural, de su proyección trascendente o
ampliación de la conciencia, sustento de su naturaleza.

Con otra perspectiva del tema, tenemos el positivismo en oposición a la


metafísica y sus peripecias históricas El término "positivismo" se remonta a un
esquema epistemológico ideado por Auguste Comte (1798-1857) quien postuló tres
estadios del saber: (1) estadio teológico o ficticio (es decir especulativo) (2) estadio
metafísico o abstracto (3) estadio científico o positivo, donde "positivo" remite a lo
fáctico, lo concretamente existente. (Leiser, 1992)

En referencia al termino del positivismo, abarca toda una gama de enigmas,


puesto que tanto los hechos "objetivos" como las sensaciones "subjetivas" figuran
entre las cosas concretamente existentes. Así lo dijo Aristóteles y lo corroboró
Tomas. Expresado de otra forma, el positivismo elimina del proyecto del saber
todos los planteamientos concernientes con el orden "objetivo" y "general" del
cosmos que exista antes de hacerse objeto de un interés científico de los seres
humanos, que en parte quizá incluso quedará oculto para el saber humano. El
positivismo o bien niega esta dimensión de la realidad, tildando los planteamientos
correspondientes de "problemas de apariencia", o bien descarta el sentido de
enfocarla desde las ciencias.

Ahora cuando hablamos del problema mente cerebro


La filosofía cuando estudia temas amplios y estudia a la ciencia se trata temas
especifico . En el transcurso del tiempo se ha intentado unir y para poder entenderlo
no ha sido una tarea sencilla sino ha sido algo muy complejo

Entonces como se menciona el problema mente cerebro esta relacuonado con lo


filosófico y con los científico, y esto también nos explica Bunge:

hay ningún problema estrictamente científico sino que se trata también de un


problema filosófico, de hecho se trata de un problema metafísico, problema que
además a desencadenado las mayores pasiones, por tanto también los
mayores cuidados por miedo a la perfeccion, además una formulación
autentica del problema mente-cerebro presupone una serie de nociones
gnoseológicas que están claras en la tradición metafísica, principalmente las
nociones de sustancia, materia , propiedades, estados, suceso, emergecia y
grados de transición
Por esta razón todos los argumentos sobre si existe una sustancia mental o si
existen estados mentales, que no sean estados crebrales exige

El problema alma y cuerpo:

Las diversas filosofías de mente pueden agruparse en dos grandes


familias , el dualismo psicofísico y el monismo psicofísico. El monismo
afirma que la materia y la mente son elementos en cierto sentido una
sola forma, por otro lado el dualismo animista sostiene que la materia
y la mente son sustancias de distintas clases. (Bunge M, 1988)

Según Bunge menciona que el dualista animista porque la mente anima, controla,
causa, controla al cuerpo (Buge M. 1988)

No es licito dudar la importancia metafísica ya e esta permite conocer el mundo


inmaterial en si mismo y adquirir ideas del alama de dios. Asi al observar la postura
de nuestro autor observamos que se inclina por la corriente dualista animista.
Dualista porque tiene influencia de santo tomas de aquino y animista porque nos
habla de alma.

CONCLUSION
La metafísica de Santo Tomás asume algunos principios aristotélicos: la distinción
entre substancia y accidente, entre materia y forma (causas de los principios
naturales) y entre potencia y acto, todos tenemos capacidades potenciales que
deben ser estimuladas para que se desarrollen. La esencia es lo que nos indica las
cualidades primarias de un ser y en ella encontramos lo que define a dichos ser.
Por otro lado, la existencia es el hecho de que algo exista. Es el acto más primario,
dado que sin existencia no tiene sentido hablar de otras características. Para
Aristóteles la esencia venía representada exclusivamente por la forma. Para Sto.
Tomás la esencia de los seres contingentes incluye, además de la forma, la materia;
y la esencia de los seres espirituales se identifica exclusivamente con la forma, dado
que carecen de materia.

La metafísica aristotélica no se planteaba el porqué de la existencia de las cosas.


Santo Tomás sí lo hace, movido por dos razones: solo Dios tiene en sí mismo razón
suficiente de existencia, lo que no es así en las criaturas, por lo que nos
preguntamos la causa que explica su existencia. La esencia no implica la existencia,
por lo que, de que algo tenga esencia no deriva que exista. Esencia y existencia
son cosas distintas.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Leiser, E. (1992). El positivismo en oposición a la metafísica y sus peripecias
históricas
Filosofía Escolástica. Capitulo XV. Santo Tomas de Aquino
Historia de la Filosofía Medieval.
Martines, M. (1900). Importancia de la Metafísica
Abaggnano, Nicolas . Historia de la filosofia
● COPLESTON, Frederick. (s.f.) Historia de la Filosofía. Tomo II. [Archivo PDF].
Recuperado de
https://static1.squarespace.com/static/58d6b5ff86e6c087a92f8f89/t/59128a538419
c25018fb40d1/1494387290164/Copleston+Tomo+II.PDF

mark.uscata7@gmail.com