Está en la página 1de 16

TERAPÉUTICA Me gusta 294 Twittear

Dr. José Molina López joseml@unam.mx


Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, UNAM.

DROGAS ANTIBACTERIANAS

Introducción.
Los agentes antimicrobianos pueden interferir diferentes funciones que lleva a
cabo la bacteria, tales como la síntesis de sus ácidos nucleicos, de proteínas, o para
el procesamiento de aminoácidos o azúcares del medio, necesarios para la
biosíntesis de sus paredes o membranas celulares. Las drogas antibacterianas
pueden actuar en una o más áreas del funcionamiento del microorganismo y
producir dos principales efectos: la muerte de la bacteria, designándose entonces
como agentes bactericidas o sólo inhibir el desarrollo y reproducción del germen,
llamándose entonces agentes bacteriostáticos.

Clasificación de los antibióticos y mecanismo de acción.


De acuerdo al mecanismo de acción que presentan los antibióticos, se clasifican en
siete grandes grupos:

Mecanismo de acción Ejemplos


Penicilinas, cefalosporinas,
Inhibición de la síntesis de la pared
vancomicina, bacitracina, oxacilina,
celular
nafcilina
Daño a la membrana plasmática Polimixina, nistatina, anfotericina B
Aminoglucósidos, cloranfenicol,
Inhibición de la síntesis de proteínas
eritromicina, tetraciclina
Rifamicina, actinomicina D, ácido
Inhibición de la síntesis de ácidos
nalidíxico, ciprofloxacina,
nucleicos
norfloxacina
Antimetabolitos Trimetoprim, sulfonamidas
Inhibidores de betalactamasas Sulbactam, clavulanato, tazobactam
Etambutol, pirazinamida, isoniazida,
Antifímicos
estreptomicina, rifampicina
De: Mendoza Medellín A. El formidable reto de la resistencia bacteriana a los antibióticos.
Revista de la Facultad de Medicina. 2011;54( 001).

Otra clasificación muy utilizada agrupa a los antibióticos sobre la base de su


estructura química y los denomina como familias o clases de antibióticos:

a) Aminoglucósidos
b) Cefalosporinas
c) Cloranfenicol
d) Macrólidos y lincomicinas
e) Quinolonas y fluoroquinolonas
f) Penicilinas o betalactámicos
g) Sulfonamidas
h) Tetraciclinas

Antibióticos que inhiben la síntesis de la pared celular:

Actúan a distintos niveles de la biosíntesis del peptidoglucano, capa esencial para la


supervivencia de las bacterias, y el daño se produce por la pérdida de la rigidez de
la célula bacteriana que puede causarle la muerte; por lo tanto son considerados
como agentes bactericidas. La síntesis del peptidoglucano se lleva a cabo en tres
etapas y los distintos antimicrobianos pueden afectar cada una de ellas. Los
representantes de este grupo son las penicilinas y cefalosporinas.

Antibióticos de familia de Antibióticos de familia de


penicilinas cefalosporinas

Primera generación (espectro


estrecho)
— Cefadroxil
Penicilinas Naturales — Cefazolina
— Penicilina G (bencil) — Cefalexina
— Penicilina G procaína — Cefaloridina
— Penicilina G benzatina — Cefalotina
— Cefapirina
— Cefadrina
— Cefminox
Penicilinas orales Segunda generación (espectro
— Penicilina V aumentado)
— Feniticilina — Cefaclor
— Propicilina — Cefamandol
— Defonicid
— Ceforanide
— Cefuroxima
— Loracarbef
— Cefotetan
— Cefoxitin
— Cefprozil
— Cefonicida
Tercera generación (amplio espectro)
— Cefdinir
Semisintéticas — Cefixime
• Resistentes a penicilinasa — Cefoperazona
— Meticilina — Cefotaxima
— Nafcilina — Ceftazidima
— Cloxacilina — Ceftriaxona
— Dicloxacilina — Cefpodoxima
— Oxacilina — Cefditoren pivoxilo
— Flucloxacilina — Ceftibuteno
— Tazicef
— Cefpiramida
— Cefsulodin
Amplio espectro
— Ampicilina Cuarta generación (espectro mejorado)
— Amoxicilina
— Cefepime
— Bacampicilina — Cefetecol
— Pivampicilina — Cefquinone
— Carbenicilina
— Flomoxef
— Ticarcilina — Cefoselis
— Azlocilina — Cefozopran
— Mezlocilina
— Cefpirome
— Piperacilina — Ceflaprenam
— Apalcilina

Aminopenicilinas
— Hetacilina
— Espicilina
— Metampicilina
— Talampicilina  
— Ciclacilina
Amidinopenicilinas
— Mecilinam y
— Pivmecilinam

Antibióticos que dañan la membrana citoplásmica:

Numerosos agentes catiónicos y aniónicos pueden causar la desorganización de la


membrana. Dentro de los antibióticos que actúan a este nivel, está la polimixina B y
la colistina (polimixina E), inhibidores de bacterias gramnegativas que tienen
lípidos de carga negativa en su superficie. Su acción es desorganizar la
permeabilidad de la membrana ocasionando la salida de cationes de la célula
bacteriana. Las polimixinas no son de uso sistémico, pues pueden unirse a varios
ligandos de células del tejido corporal y son tóxicas para aparato renal y sistema
nervioso. Otro antibiótico que actúa en la membrana es la gramicidina, la cual
produce desacoplamiento de la fosforilación oxidativa y la formación de poros por
donde puede haber pérdida del contenido citoplasmático de la bacteria.

Antibióticos que inhiben la síntesis de ácidos nucleicos:

Muchos agentes antimicrobianos pueden interferir a diferentes niveles en la


síntesis de los ácidos nucleicos. Pueden inhibir la síntesis de nucleótidos o causar
una interconversión de nucleótidos, pueden interferir con polimerasas
involucradas en la replicación y transcripción del ADN. Un grupo numeroso de
agentes interfieren con la síntesis de purinas y pirimidinas dando lugar a
interconversión de nucleótidos o actuando como análogos de nucleótidos e
incorporarse a la cadena de polinucleótidos.

La rifampicina, un antibiótico, inhibe la actividad de la RNA polimerasa bacteriana


dependiente de DNA, uniéndose en forma no covalente pero muy firme a esta
enzima. La RNA polimerasa es una enzima cuyas cadenas polipeptídicas se unen a
un factor que confiere especificidad para el reconocimiento de los sitios promotores
precisos requeridos para iniciar la transcripción del DNA. La rifampicina se une a
subunidades de la RNA polimerasa e interfiere específicamente con la iniciación del
proceso pero no tiene efecto después de que la polimerización se ha iniciado.

La inhibición de la replicación del DNA puede provocarse por antimicrobianos que


inhiben la actividad de la DNA girasa, involucrada en el rompimiento y reunión de
tiras de DNA. La girasa está constituida por dos componentes, A y B. El ácido
nalidíxico, una quinolona, se une al componente A de la DNA girasa e inhibe su
acción. El ácido nalidíxico tiene acción antimicrobiana sólo contra especies
gramnegativas, aunque recientemente se ha sintetizado un derivado carboxil
fluorinado que inhibe bacterias grampositivas. La subunidad B de la DNA girasa
puede ser inhibida por agentes como la novobiocina, un antibiótico de uso
restringido debido a su toxicidad.

Antibióticos de la familia de las quinolonas y


fluoroquinolonas

Primera generación (espectro estrecho)


— Cinoxacina
— Ácido nalidíxico
— Ácido oxolínico
— Ácido pipemidico
— Ácido piromídico
— Flumequina
Segunda generación (amplio espectro)
— Ciprofloxacina
— Enoxacina
— Fleroxacina
— Levofloxacina
— Lomefloxacina
— Norfloxacina
— Ofloxacina
— Perfloxacina
— Rufloxacina
— Amninofloxacina
Tercera generación (espectro mejorado)
— Gatifloxacina
— Grepafloxacina
— Sparfloxacina
— Tosufloxacina
— Levofloxacina
— Pazufloxacina
— Temafloxacina
— Balofloxacina
— Nadifloxacina
Cuarta generación
— Clinafloxacina
— Moxifloxacina
— Trovafloxacina
— Sitafloxacina
— Gemifloxacina

Antibióticos que inhiben la función ribosomal:

Los ribosomas 70S bacterianos están constituidos por dos subunidades designadas
como subunidad 30S y subunidad 50S. Estas subunidades constituyen el sitio de
acción de agentes antimicrobianos, localizándose en ellas proteínas específicas a las
cuales se unen las drogas. Los aminoglucósidos (estreptomicina, neomicina,
kanamicina, amikacina, tobramicina, gentamicina, espectinomicina,
paromomicina), son azúcares complejos obtenidos de varias especies de
Streptomyces e interfieren con la función ribosomal bacteriana, específicamente
con la subunidad 30S. La espectinomicina se une a proteínas diferentes del
ribosoma, no es bactericida y se usa ampliamente en el tratamiento de la gonorrea.

Las tetraciclinas actúan también en la subunidad ribosomal 30S inhibiendo la unión


del aminoacil RNAt al ribosoma, sólo que esta unión no es definitiva sino temporal,
por lo cual ejerce sólo un efecto bacteriostático. El uso de las tetraciclinas es amplio
en la terapéutica de infecciones causadas por bacterias del los géneros Chlamydia y
Mycoplasma.

La paromomicina se une también a la subunidad ribosomal 30S y causa bloqueo del


RNAt con la consecuente liberación de cadenas incompletas.

Tres clases importantes de drogas actúan en la subunidad ribosomal 50S:


cloranfenicol, macrólidos y lincinoides (lincomicina, clindamicina). El cloranfenicol
es un agente bacteriostático que actúa contra organismos grampositivos y
gramnegativos inhibiendo la formación de uniones peptídicas al bloquear la enzima
peptidil transferasa. Los macrólidos (eritromicina, oleandomicina), son compuestos
con grandes anillos de lactona y al unirse a la subunidad 50S interfieren con la
actividad de la peptidil transferasa, con la translocación o con ambas funciones. El
más importante es la eritromicina que actúa sobre bacterias grampositivas y
algunas gramnegativas como Haemophilus, Chlamydia y Legionella, inhibe la
formación de cadenas nuevas del péptido y es bacteriostático.

Antibióticos que inhiben la síntesis de proteínas

Inhiben la subunidad ribosomal 30s


• Familia de Aminoglucósidos
— Estreptomicina
— Gentamicina
— Sisomicina
— Netilmicina
— Neomicina
— Kanamicina
— Tobramicina
— Paromomicina
— Amikacina
— Dibekacina
— Isepamicina
— Espectinomicina
Otro antibiótico de diferente familia que inhibe la
subunidad 30s
— Tetraciclinas
Inhiben la subunidad ribosomal 50s
• Familia de Macrólidos
— Eritromicina
— Oleandomicina
— Espiramicina
— Josamicina
— Claritromicina
— Diritromicina
— Azitromicina
— Roxitromicina
— Tilosina
— Miocamicina
Antibióticos de otras familias que inhiben la subunidad
50s
— Lincomicina
— Clindamicina
— Cloranfenicol

Antibióticos del grupo antimetabolitos:

Tanto el trimetoprim como las sulfonamidas interfieren en el metabolismo de los


folatos, por bloqueo competitivo en la biosíntesis de los tetrahidrofolatos
precursores del ácido fólico. Las sulfonamidas bloquean competitivamente la
conversión del pteridina y ácido Para-amino-benzoico (PABA) a ácido de hidrofólico.
El trimetoprim tiene una gran afinidad para la enzima dehidrofolato reductasa y al
unirse a ella inhibe la síntesis de tetrahidrofolatos necesarios para la síntesis de
DNA, RNA y proteínas de la pared celular bacteriana.

Antibióticos inhibidores de betalactamasas:

Las betalactamasas son enzimas producidas por algunas especies bacterianas y son
las responsables de la resistencia que presentan dichas bacterias hacia antibióticos
que en su estructura química presentan el anillo betalactámico (como penicilinas y
cefalosporinas), ya que las betalactamasas rompen ese anillo con lo cual bloquean
la actividad antimicrobiana de las esos compuestos. Los antibióticos inhibidores de
las betalactamasas son el ácido clavulánico, tazobactam y sulbactam.

Antibióticos antifímicos:

Resistencia a los antimicrobianos e integrones:

Las bacterias pueden ser intrínsecamente resistentes a más de una clase de


antimicrobiano o pueden tornarse resistencia por mutación de novo o vía la
adquisición de genes de resistencia de otras bacterias. La mayoría de los
determinantes de resistencia a antibióticos están codificados en elementos
genéticos tales como plásmidos, transposones, integrones y casetes de genes. Los
integrones son elementos genéticos capaces de reconocer y capturar casetes de
genes que portan determinantes de resistencia a antibióticos. Un integrón incluye
un promotor, el gen para la integrasa que cataliza la recombinación y una secuencia
de nucleótidos que funciona como sitio de recombinación (attI). Los integrones se
encuentran como secuencias lineales de 500 a 1000 pb que forman parte de una
gran molécula de DNA como son plásmidos o cromosoma bacteriano. Los casetes de
genes contienen solo un gen y una secuencia corta adicional, llamada elemento base
59 (59-pb o attC) que funciona como un sitio de recombinación específico.
Generalmente, los genes que portan esos elementos carecen de promotor, y una vez
que el casete es integrado y pasa a formar parte del integrón, sus genes pueden ser
expresados por el promotor del integrón que está corriente arriba.

Mecanismo de resistencia Ejemplos

Enzimas que destruyen al


Betalactamasas, cefalosporinasas
antibiótico
Alteración del receptor del
Proteínas de unión a la penicilina
antibiótico
Inactivación del antibiótico Acetilación del cloranfenicol
Inactivación del antibiótico Acetilación de aminoglucósidos
Cambios en la permeabilidad de
Tetraciclina, cloranfenicol
membrana
Metilación enzimática del RNA
Eritromicina y lincomicina
23S
Bombas de expulsión Expulsan al antibiótico al exterior
Síntesis de una enzima resistente a la
Bypass
inactivación

Vínculos:

- Modi SR, Collins JJ, Relman DA. Antibiotics and the gut microbiota. J Clin Invest.
2014 Oct;124(10):4212-8.
doi: 10.1172/JCI72333.
- Horcajada JP, Cantón R. Ceftarolina, un nuevo antimicrobiano de amplio espectro
en la era de las multirresistencias.
Enferm Infecc Microbiol Clin. 2014;32(Supl.2):1-7
- Darren J. Burgess. Amplified origins of antibiotic resistance. Nat Rev Microbiol,
2014;12:394–395 doi:10.1038/nrmicro3275
- Ramanan Laxminarayan. Antibiotic resistance—the need for global solutions. The
Lancet Infectious Diseases Commission. The Lancet Infectious Diseases, December
2013;13(12):1057–1098.
- Mendoza Medellín A. El formidable reto de la resistencia bacteriana a los
antibióticos. Revista de la Facultad de Medicina. 2011;54( 001):18-27.
- Morgan DJ, Okeke IN, Laxminarayan R, Perencevich EN, Weisenberg S. Non-
prescription antimicrobial use worldwide: a systematic review. The Lancet
Infectious Diseases, September 2011;11(9): 692-701
- Ubeda C, Pamer EG. Antibiotics, microbiota, and immune defense. Review Article.
Trends in Immunology, September 2012;33, ( 9):459-466.
- Baquero F, M. Coque TM, De la Cruz F. Ecology and Evolution as Targets: the Need
for Novel Eco-Evo Drugs and Strategies To Fight Antibiotic Resistance Antimicrob.
Agents Chemother. 1 August 2011: 3649-3660. doi:10.1128/AAC.00013-11
- Jenny Fernebro. Fighting bacterial infections—Future treatment options. Drug
Resistance Updates, April 2011;14(2):125-139 doi:10.1016/j.drup.2011.02.001
- Andersson DI, Hughes D. Antibiotic resistance and its cost: Is it possible to reverse
resistance? Nat Rev Microbiol, 2010;8(4):260-271. doi:10.1038/nrmicro2319
- Høiby N, Bjarnsholt T, Givskov G, Molin S, Ciofu O. Antibiotic resistance of bacterial
biofilms. Int J Antimicrob Ag, Apr 2010;35(4):322-332.
doi:10.1016/j.ijantimicag.2009.12.011
- Allen Hk, Donato J, Huimi Wang H, Cloud-Hansen KA, Davies J, Handelsman J. Call
of the wild: antibiotic resistance genes in natural environments. Nat Rev Microbiol,
2010;8: 251-259 doi:10.1038/nrmicro2312
- Rasko DA, Sperandio V. Anti-virulence strategies to combat bacteria-mediated
disease. Nat Rev Drug Discov, 18 Jan 2010;9:117-128. doi:10.1038/nrd3013 Patogenia
bacteriana y el potencial de desarrollo de nuevos fármacos.
- Drawz SM, Bonomo RA. Three decades of beta-lactamase inhibitors. Clin Microbiol
Rev. Jan 2010 ;23(1):160-201 doi:10.1128/CMR.00037-09
- Tsioutis C, Kritsotakis EI, Maraki S, Gikas A. Infections by pandrug-resistant gram-
negative bacteria: clinical profile, therapeutic management, and outcome in a series
of 21 patients. Eur J Clin Microbiol Infect Dis.Jan 9 2010;29(3):301-305. DOI:
10.1007/s10096-009-0857-7
- Santos A, Cremades R, Rodríguez JC, Garcia-Pachon E, Ruiz M, Royo G. Activity of
various drugs alone or in combination against Mycobacterium fortuitum. J Infect
Chemother. 9 Jan 2010;16(1):64-67. DOI: 10.1007/s10156-009-0008-1
- Castro G, Liceaga G, Arrioja A, Calleja JM, Espejel A, Flores F, García T, et al. Guía
clínica basada en evidencia para el manejo del pie diabético. Med Int Mex,
2009;25(6):481-526. las infecciones y úlceras del pie en los pacientes con diabetes
son frecuentes y complejas. Enfoque multidisciplinario sobre el tratamiento.
- Gould IM. Antibiotic resistance: the perfect storm. Int J Antimicrob Ag,
2009;34(Suppl 3):S2-S5 doi:10.1016/S0924-8579(09)70549-7
- Jose Luis Martinez. Environmental pollution by antibiotics and by antibiotic
resistance determinants. Environ Pollut, Nov 2009; 157(11):2893-2902.
doi:10.1016/j.envpol.2009.05.051
- Paniagua-Contreras GL, Monroy-Pérez E, Vaca-Pacheco S. Fenotipos de resistencia
a antibióticos en cepas de Escherichia coli diarreogénicas detectadas en infantes
mediante reacción en cadena de la polimerasa multiplex. Rev Med Hosp Gen Mex
2007; 70 (4): 158-167.

VACUNAS

- Vella M, Pace D. Glycoconjugate vaccines: an update. Expert Opin Biol Ther. 2015
Apr;15(4):529-46. doi: 10.1517/14712598.2015.993375.
- Feldman C, Anderson R. Review: current and new generation pneumococcal
vaccines. J Infect. 2014 Oct;69(4):309-25.
doi: 10.1016/j.jinf.2014.06.006. Epub 2014 Jun 23.
- Van den Biggelaar AHJ, Pomat WS. Immunization of newborns with bacterial
conjugate vaccines. Review Article.Vaccine, 17 May 2013;31(21): 2525-2530.
- McIntyre PB, O'Brien KL, Greenwood B, Van de Beek D. Effect of vaccines on
bacterial meningitis worldwide. Review Article. The Lancet, 10–16 November 2012;
380(9854):1703-1711
- Adamczyk-Poplawska M, Markowicz S, Jagusztyn-Krynicka EK. Proteomics for
development of vaccine. Review Article. Journal of Proteomics, 18 November
2011;74(12):2596–2616 doi:10.1016/j.jprot.2011.01.019
- Serruto D, Serino L, Masignani V, Pizza M. Genome-based approaches to develop
vaccines against bacterial pathogens. Review Article. Vaccine, 26 May 2009;27(25-
26): 3245-3250
- Astronomo RD, Burton DR. Carbohydrate vaccines: Developing sweet solutions to
sticky situations? Nat Rev Drug Discov, 2010; 9(4):308-324. doi:10.1038/nrd3012

Última modificación 16 mayo 2015

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2011. Esta página puede ser
reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma
requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Sitio web administrado por: Dra. Teresa Uribarren Berrueta. Contacto

También podría gustarte