Está en la página 1de 85

Cario Ginzburg

MITOS, EMBLEMAS
E INDICIOS

Serie
CLA-DE»MA

Título del original italiano:
Mitiemblemi spie
© 1986 by Giulio Einaudi editore s.p.a., Torino

Traducción: Carlos Catroppi
Diseño de cubierta: Julio Vivas
Composición tipográfica: Estudio Acuatro índice

Primera edición, Barcelona, 1989
PREFACIO 11
NOTA BIBLIOGRÁFICA 17
Brujería y piedad popular. Notas a propósito de un proceso de 1519
enMódena 19
Derechos para todas las ediciones en castellano
'
© by Editorial Gedisa S. A. De A. Warburg a E. H. Grombrich. Notas sobre un problema de
Muntaner, 460, entlo., 1* método 38 —
Tel. 201 6000
08006 - Barcelona, España
Lo alto y lo bajo. El tema del conocimiento vedado en los
siglos XVI y XVII 94
'
Ticiano, Ovidio y los códigos de la representación erótica en
ISBN: 84-7432-337-1 el siglo XVI 117
Depósito legal: B. 35.817 - 1989
> ?,.-•;;• v^v.í .
Indicios. Raíces de un paradigma de inferencias indiciales 138

Mitología germánica y nazismo. Acerca de un viejo libro de
Impreso en Romanyá/Valls, S.A. Georges Dumézil 176
Verdaguer 1 - 08786 Capellades (Barcelona)
Freud, el hombre de los lobos y los lobizones 198

Impreso en España
Printed in Spain

Queda prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio de impresión, en forma
idéntica, extractada o modificada, en castellano o cualquier otro idioma.

F 161807

índice de las ilustraciones

1. Andrea Alciati: Emblematum libellus, París, 1535, pág. 57 99
2. Andrea Alciati: Emblemata, Francfort del Meno, 1567,
pág. 106 100
3. Andrea Alciati: Emblematum líber, Augsburgo, 1531,
ce. no numeradas (XLIV) 102
4. Marcelo Marciano: Pompe funebri, Ñapóles, 1666, detalle
de la figura frente a la pág. 102 105
5. Anselmo de Boot: Symbola varia, Amsterdam, 1686,
pág. 292 106
6. Florentius Schoonhovius: Emblemata, Gouda, 1618, pág. 9 107
7. Florentius Schoonhovius: Emblemata, Gouda, 1618,
ce. no numeradas (XII) 109
8. Antón van Leeuwenhoek: Epistolae ad Societatem Regiam
Anglicam, Leiden, 1719, portadilla 111
9. Ticiano: Persea y Andrómeda, Londres, Colección Wallace 128
10. Persea y Andrómeda, en Ovidio: Metamorphoses, traducido
por Nicoló de Agustini, Venecia, 1538, e. 43v 129
11. Persea y Andrómeda, en Ovidio: Metamorphoseos vulgare,
Venecia, 1501, c. XXXffllr 129

Prefacio
1. Esta recopilación comprende textos publicados entre 1961 y 1984; el
último de ellos es inédito. El subtítulo refleja preocupaciones recientes, que en-
caro en forma explícita en los dos últimos ensayos. La relación entre "morfolo-
gía" e "historia" me parece hoy el hilo conductor (por lo menos en parte) de
toda la serie. Pero es posible que quien los lea encuentre que estos escritos, de
temas tan dispares, tienen muy poco en común.
Quisiera justificar el criterio con que han sido seleccionados estos escritos,
clarificando el contexto en el cual nacieron. Pido perdón por el carácter parcial-
mente autobiográfico de estas consideraciones.

2. Hacia mediados de la década de 1950, yo leía novelas; la idea de que pu-
diera llegar a convertirme en historiador ni siquiera me pasaba por la cabeza.
También leía a Lukács, irritándome por su manera de referirse a Dostoievski y
a Kafka. Pensaba que me iba a resultar grato ocuparme de textos literarios, pa-
ra escapar tanto a la aridez del racionalismo como al pantanoso terreno del irra-
cionalismo. Hoy, este proyecto me parece, como es evidente, ingenuamente
ambicioso; pero no puedo renegar de él; todavía me seduce. (La contraposición
entre racionalismo e irracionalismo reaparece al comienzo de Indicios, un en-
sayo que puede leerse como un intento de justificar en términos históricos y ge-
nerales un determinado modo de realizar investigaciones.)
Pese a todo, una continuidad también muy firme me une a aquellas prime-
ras preferencias intelectuales, relativamente autónomas (es decir, no legitima-
das de inmediato por el ámbito familiar), de ese período. Croce y Gramsci
(Croce leído a través de Gramsci); Spitzer, Auerbach, Contini; son los autores
que por los mismos años proponían la revista Ojfícina, que recuerdo haber ho-
jeado en cierta época con intensa curiosidad. Nunca me gustó mucho Pasolini
(aparte de algunos de sus filmes), que era una de los animadores de Officina;
pero hoy veo con claridad que esa amalgama de populismo y crítica estilística,
típica de la cultura italiana de fines de la década de 1950, constituye el trasfon-
do de mis primeras investigaciones, empezando por el ensayo Stregonería e
pietá popolare ("Brujería y piedad popular"), que se reproduce aquí. Posterio-
res encuentros con personas y libros complicaron y enriquecieron este trasfon-
do, sin llegar a anularlo. La hermenéutica aplicada a textos literarios, y más
específicamente el gusto del detalle revelador, orientaron en profundidad mi

U

¿por qué no analizarlas?. sino también acerca de la (por lo menos según algunos) atemporal y. sobre los nores era indispensable recurrir a instrumentos de observación y a escalas de procesos de brujas como choque entre culturas diferentes. de De Martino (a la que llegué menos aparentemente insignificantes. A gación en formas hasta literariamente diferentes: una. términos ridiculamente deportivos: desafío. y no sólo por las limi. miar el proyecto (después fracasado) de escribir un libro sóbrelo alto y lo ba- por el otro. históricamente perduración de formas y fórmulas. Retomando una argumentación formulada por tinua expansión) en un ámbito temporal amplio. no sólo sobre el uso de los testi- jas figuraba también el deseo de demostrar que un fenómeno irracional —y monios figurativos (imágenes) como fuente histórica. (Otras motivaciones. abstracta y diagramática. pero con- Bloch en Los reyes taumaturgos (una lectura decisiva para mí). to se halla vinculada. ya no fenómenos en apariencia atempérales. la Mimesis de una nueva contradicción. había pensado en una combinación similar de telescopio y microscopio. (Por lo menos. presentar. Ahora la antítesis me parecía insuperable. de carácter más per. se han vuelto más frecuentes. examinados de cerca. de carácter antropológico. Esta vez se trataba de hacer entrar dentro del sonal. racionales aunque no do (De A. des intelectuales. los lectores de mis trabajos son más numerosos.. Aunque las vinculaciones tipológicas. concreta y narrativa. to contraponer una comparación tipológica entre fenómenos históricamente in. algo parecido a los procesos de bruje- por intermedio de los Dialoghi con Leucó.) Después el proyecto estalló en otras direccio- tos de los chamanes siberianos. y de ampliar sus límites. Pero se trata de una competitividad ampliamente interiorizada. que recogiese ante todo una peque- una cultura profundamente diferente de la nuestra. H.. constru- danti ("Los bienaventurados". Pero para demostrar la pertinencia de fenómenos en apariencia me- La hipótesis que enuncié al final de Brujería y piedad popular. de Pavese). me invitaba a superar. Pero entretanto. De una reflexión sobre el análisis mada poco después (a diferencia de la otra. todos. que leí entre con fenómenos lejanísimos en el espacio (y quizás en el tiempo): los mitos y ri. y tal vez incomprensible. la polémica implícita ámbitos culturales: un proyecto ambicioso. la antigua idea de transgredir estudiar la brujería en sí. que se ha desarrollado en forma predominante sobre una principios de la década de 1960 descubrí. Pero al Bloch) ajenas al territorio de lo histórico. los dieciocho y los veinte años. sin embargo. pasándolas por alto. Warburg a E. en consecuencia. porque se hallaba en con- taciones de mi preparación. los temas de los que me ocupo les). 1966). en los años posteriores. los Mínima Moralia de Adorno. que me empujaban en esa dirección. se me hicieron claras mucho más conocimiento histórico. en el peor de los casos. me pareció líci. manera y. de la periferia al centro de la disciplina. de tipo microscópico. me había propuesto justificar de manera indirecta mi modo de trabajar. me decía. porque se hallaba vinculada a una limitación intrínseca de la disciplina. pero también ciente encuentro con los ensayos de Lévi Strauss (Antropologías estructura. Hasta hoy no me he encontrado en condiciones de hacer frente a ese de. objeta dentro de mí no es nunca la de quienes me han criticado en público. lo de 1968. El intento de ajustar cuentas con la tradición intelectual que a ese institu- Entre las motivaciones que me impulsaron a estudiar los procesos de bru. las olvido. a pesar del filtro interpuesto ña cantidad de libros. En esta segunda dirección me empujaba mi re. y no solamente a sus represores sigue pareciéndome las tácitas prohibiciones de la disciplina. Me doy cuenta de que he venido usando. jo. titute. en forma diferente.o formales fueran (como sostenía han pasado. ría. junto a muchas en la investigación concreta. el Warburg Ins- documentación de muy distinto tipo. Pero precisamente los bienaventurados me situaron ante do de manera singularmente intensa: los ensayos de Spitzer. centrándome en una serie de detalles. ha continuado alimentando en forma subterránea buena tras trabajaba en Indicios cuando experimenté por primera vez una sensación parte de mi trabajo de los años siguientes. desde muy corta distancia. no estaba seguro de que la elección que yo había hecho agotara las posi. investigación diferentes de los habituales. consideré que no. en distintos la brujería (entonces un tema decididamente periférico).) A que. la veces las críticas desfavorables me molestan. Con el paso del tiempo. era posible reconstruir yendo una genealogía intelectual personal. me pareció confir. analizada en / benan. A veinticinco años de distancia. optando por esta última. Por consiguiente. Los reyes taumaturgos de Bloch. Pero creo que fue mien- safío que. y una comparación más concretamente histórica. Auerbach. Durante más. Al mismo período se remonta el propó- racionalistas. para describir inocuas activida- bargo. sino poco habitual. otras cosas. An- tes me formulaba objeciones que por lo general lograba superar. tras tantos estudios dedicados a sito de estudiar categorías elementales. por los cuales yo estaba persuadido de haber sido influi- por los inquisidores. La voz que un tiempo jugué con la posibilidad de presentar las conclusiones de mi investi. por varios motivos. más allá del contexto en el cual habían naci- ¡rrelcvante— podía ser analizado en términos históricos. Las creencias documentadas en ese rincón de la Ve. ¿Era posible encarar esa vinculación desde un nes. (un objeto que en ocasiones me parecía inabarcable. me obligó a reflexionar. de una u otra 3. Al principio tiva de lucha de clases) por la documentación de Friuli. sino fenó- tarde. como por ejemplo el cura Milani (Carta a una profesora. así me parece hoy. nació Indicios. sobre la brujería como forma primi. Caí una vez más en la tentación de analizar el objeto de la investigación punto de vista histórico? Por entonces. (Libros. Detrás de El queso y los gusanos (1976) estaba también eso. que terminó más tarde con el parto en esa actitud parecería cerrada. la Psicopatología de la vida coti- necia Julia entre los siglos XVI y XVII presentaban desconcertantes analogías diana de Freud. casi enseguida otra. Gombrich). Sin em. mismo tiempo mi objetor interno se ha vuelto más fuerte que en el pasado. se volvió a no sólo fecunda.) Inclusive la lectura de Mondo mágico. 1967) y cionalismo. otras me alegran. al ru- dependientes. trabajo posterior. Tras este fracaso. gracias a Cantimori. Pero la decisión de de un ratón (Lo alto y lo bajo). se fue haciendo cada vez más nítida: el no saber si 12 13 . e incluso amplísimo. por un lado. obstáculo y de- bilidades ofrecidas por la documentación sobre los bienaventurados. esa antítesis ideológica entre racionalismo e irra. Quince años antes. algo había cambiado en mí.

por cierto. que adopté a mediados de la década blecer la cronología de las obras de Piero della Francesca (Indagini su Fiero. Me fascinaba la postura morfológica de un priori la posibilidad de que la analogía citada implicara cierto grado de vincula. llándome. en un contexto en todo sentido diferente. en Ja analogía entre bienaventurados y chamanes. eludido en el pasado. les. por el otro. Entretanto yo me había vuelto. Las vinculaciones histó- do a un fracaso parcial. por razones tanto específicas como teóricas. ¿Cuál de las dos actitudes (me preguntaba) presentación del material. a las limitaciones de mi preparación y no. El intento de reconstruir fenómenos históricos. entre la Morfo- nes formales. tanto como la de Longhi. Pero la manera en que el propio Propp. alternativa a ella. no lograba. porque esos mitos y esas creencias (con vinculadas han vuelto entretanto a presentárseme en otro plano. Las raíces históricas de los cuentos de hadas). y antes que nada el problema. y me en "Annales ESC". hace unos años. Pero la perspectiva de pacífica analizar históricamente. Es obvio que dichas dimensiones pueden ser iluminadas por un logía della fiaba y Le radia storiche dei racconti di fate (Morfología de la análisis del contexto (excepto para los formalistas puros): las referencias implí. conocidos (personalidades artísticas. de La propuesta de una cronología basada en datos extraestilísticos se debía. de 1970. mi modelo era y es Propp. escrita por los mismos años. Usaba la morfología como una Se traía de una claridad retrospectiva: me he dejado guiar por el azar y la sonda. no en relación independencia de la fecha en que afloraban en la documentación) podían con los mitos. Entre estas últimas.. una solución de compromiso. de una relación puramente tipológica. en cierto modo insensata. a una hostilidad pre- tal vez equivocadamente. uno sinóptico (y acrónico). la integración de la 14 morfología en una reconstrucción histórica no es más que una aspiración. debía En el caso de mi investigación en curso sobre el sabbat. sobre la base de una cuando tropecé con las Note sul "Ramo d'oro" di Frazer (Notas sobre "La división de tareas entre análisis formal e investigación histórica. por lo demás poco hipótesis contraria. también era posible. en la que yo me hallaba entonces. De pronto recordé que en la investigación que desde hacía años realizaba sobre el sabbat. dedicada al sabbat. en Longhi más que en Morelli. La documentación que venía Pero a diferencia de Wittgenstein. de volver sobre los problemas que planteaba la documentación acerca 1981).ini|)li. Todo ello presuponía una ampliación de la de conexiones puramente formales podía ser controlado. satisfacerme. ser precedida (pensaba) por una evaluación del peso respectivo de las dos alter- nativas. subrayando la superioridad del pri- Esa pregunta. Según mis intenciones. 1984). sino con ciertas obras pictóricas.i (IcInulcT mi inopia tesis o la de mi adversario. dirigida a reconstruir una serie de fenómenos que yo quería digos de la figuración erótica en el siglo XVJ). que podría no llegar a realizarse. (lc-l)í. el trabajo de clasificación tenía que constituir una plo. no por una estrategia consciente. yo estaba utilizando un método mucho más morfológico que La investigación a la cual me refiero. en un sentido más inme- resultan tanto. también en la Morfología della fiaba. menos prudente: ya no estaba dispuesto a descartar a juiciosa de naturaleza teórica. el hecho de haber nacido y sido trasmi. obras de arte en general) es. en rama dorada" de Frazer). histórico. Recogía mitos y creencias procedentes de ámbitos culturales diferen- Algunas de sus conclusiones provisionales se encuentran incluidas en un breve tes. citas a los textos literarios y las reacciones del público nos ayudan. en las que Wittgenstein contrapone dos modos de términos generales. más ción histórica (cuya reconstrucción permanecía por entero en veremos). etapa preliminar. para medir la ubicación de un estrato inaccesible a los instrumentos curiosidad. Por otro lado. cluso y conexiones históricas debía ser encarada en sus implicaciones in- teóricas. tal como lo es la investigación acerca del sabbat. constituyó un recurso análogo. provisionalmente. y heurísticamente tan fe- tidos en contextos culturales y sociales específicos. y por lo tanto. teóricamente posible. el otro basado en una hi- posee. inspiraba. o formales. empantanado desde largo tiempo atrás. fábula. remontarse a un pasado mucho más antiguo. hoy ya no me lo He mencionado a Longhi (y a Morelli). laba. en último análisis. y sigo ha. experto como Morelli (analizada en Indicios). sobre la base de afinidades formales. Pero las cosas que en un principio habituales del conocimiento histórico. Más allá de las similitudes superficia- ensayo. y eventualmente co- investigación a un ámbito cronológico y espacial muchísimo más vasto. Propp consideraba al análisis morfológico acumulando parecía limitarme a la opción entre una conexión histórica que no como un instrumento también útil para la investigación histórica y no como una lograba demostrar y una vinculación puramente formal. No descarto que también este proyecto esté destina. Lo que los mitos tienen en común con las pinturas (y con las diato. si se quiere. La remisión a Goethe (al Goethe morfólogo) es explícita. pero su legitimidad per- Friuli entre los siglos XVI y XVn.ir el ámbito del conocimiento histórico o restringir sus límites. por un lado. en cuanto elementos para esta- 4. Todo ello me quedó claro de repente. Me puso en ese dilema la decisión. en Le radi- 15 . se halla la distinción. datación de obras) por medio de una serie y por cierto que menos inverosímil. el de rregido. si resolver l. rigor. Ovidio y los có. a entender mejor los cuadros eróticos del Ticiano (Ticiano. de Propp. yo reconocía (o por lo menos creía reconocer) homologías profundas. todavía continúa. que no forma parte del presente volumen (Présomptions sur le sabbat. por ejem. Y la relación entre vinculaciones tipológicas. La contraposi- ción entre datos exteriores y datos estilísticos. de los bienaventurados. manecía intacta. Pero la compleja. cunda (por cierto. con todo. contra la cual me rebe. Yo no sabía si quería . no a causa de presiones políticas exteriores). tan clara. colaboración que se sugería indirectamente en ese ensayo. brotaba (creo entenderlo hoy) de mero. por su radicalización.. se me aparecieron como digresiones (claro que apasionantes).is dilíciiluidcs vinculadas con mi trabajo o ir creándome continuamente otras nuevas. por el hallazgo de documentación divergente. sus dimensio. pero veo con claridad que las dificultades teóricas a él ricas evidentes no podían guiarme. mayor capacidad interpretativa? pótesis de desarrollo incluso cronológico.

págs. México. trad. alemana en Spurensicherungen. Da A. mayo de 1978. sueca en "Hatten fór kritiska studier". alemana en Spu- que me llevaron. págs. 1015-1065 (trad. Se agregan breves anotacio- nes bibliográficas.i documentación con una serie de lugares comunes inspirados en un n'gido evolucionismo. Warburg a E. Gargani. 269-287 (trad. 3rl7. noviembre de 198D. a pesar de sus defectos). 5-36. 1983). Estos ensayos vuelven a publicarse ahora en la forma en que aparecieron. págs. Su un vecchio libro di Georges Dumézil apareció en "Quaderni storici". págs. Note su un cuentro. 9. storia e filosofía. 9-23).11-36. que me parece irrefutable. núm. págs. edición preparada por A. VII (1966). págs. 1983. después de muchas vacilaciones. alemana en "Frei- beuter". "inconsciente colectivo"). 55-99. págs. no evidente a primera vista. de un núcleo mítico que durante siglos —y tal vez durante milenios— ha mantenido intacta su vitalidad. 857-882. trad. cit. págs. núm. trad. 339. A.enero-febrerode 1981. Mitología germánica e nazismo. edición preparada por U. entre los dos últimos ensayos de este volumen y los que los anteceden.. Berlín. 59-106 (trad. lleva a entender los peligros de una empresa de ese tipo. apareció en "Past and Present". Turín. cit. y en Spurensicherungen. rensicherungen. págs. Radici di un paradigma indiziario apareció en Crisi della ragione. Note a propositó di un processo modenese pero algunas implicaciones de lo que estoy haciendo me resultan ahora más del 1519 se publicó en "Annali della Scuola Nórmale Superiore di Pisa". a una tendencia del espíritu humano. era inevitable una reflexión sobre Freud y so- bre Dumézil. Eco y T. Esta continuidad. holandesa en "Ráster". setiembre-diciembre de 1984). 21-24. trad. italiana en "aut aut".). alema- na en "Freibeuter". no puede ser reducida. Gombrich. cit. págs. nueva serie. Tiziano. francesa en "Le Débat". l'uomo dei lupi e i lupi mannari es inédito. págs. 3-24 (trad. H. 57.1981. 16 17 . y en The Sign ofThree. rastreable no obstante sus innumerables variaciones. trad. al final de las notas de cada uno de los en- sayos.1981. 1980. 6. entre corchetes. págs. 16 (1983). págs. 5. Spie. High andLow: The Cario Ginzburg Theme of Forbidden Knowledge in the Sixteenth and Seventeenth Centuries. 10. diciem- bre de 1984.. noviembre de 1976. en Nota bibliográfica términos generales. francesa en "Le Promeneur". 8-17. núm. 3-44. colmó los inevitables vacíos ilc l. Las conclusiones a las que llegué son parciales y provisionales. 28-42 (trad. En los ensayos que aquí presento creo reconocer algunas de las etapas re. española en Crisis de la razón. 73. trad. 132-185. Ovidio e i codici della figu- razione erótica nel Cinquecento se publicó en "Paragone". 181. Sebeok. alemana en Spurensicherungen. Lette- claras. problema di método se publicó en "Studi medievali". 17. Las dificultades que siguen obstaculizando mis investigaciones sobre el sábbat nacen del descubri- miento. inglesa en "History Workshop". Serie II. núm. 4. trad. 1979. vol. 6-37. núms. serie ni. con excepción de algunas pequeñas correcciones. págs. Esta digresión sobre un libro todavía no terminado ha tenido un único objetivo: hacer explícito el vínculo. Bloomington (Indiana). Freud. XXX (1961). 3-4. al punto en que ahora me en. núms. primavera de 1980. ci storiche (un gran libro. Stregoneria e píela popolare. Descartadas de ante- mano las seudoexplicaciones que sólo son replanteos del problema ("arqueti- pos". 1983.

magia y superstición. que refleja en tan gran medida las experiencias de la brujería de la región de Emilia. hacen que no resulte fácil determinar con precisión los mo- tivos de esa intensificación de la actividad de persecución y represión de la bru- jería por parte de la Inquisición de Módena. llevándolo primero a la represión práctica y luego a la reflexión teó- rica. quien daba pruebas de su celo diri- giendo en persona casi todas las causas de brujería (sólo en algunos casos con la tardía intervención del padre inquisidor. en el período de su actividad en Módena. (3) Sólo un estudio profundo de la personalidad de este inquisidor. una proliferación de procesos y denuncias referidos a ca- sos de brujería. (2) Por desgracia. sólo se re- gistran 15. fray Bartolo- meo de Pisa debe ser identificado como el pisano fray Bartolomeo Spina. entre procesos y denuncias (indicativas. el estado fragmentario en que nos ha llegado el material. Esta hipó- tesis adquiere mayor verosimilitud si. fray Bartolomeo de Pisa. (1) se advierte. y no más de 12 en el decenio 1530-39. que. Al examinar la serie de procesos inquisitoriales conservados en el Archi- vo del Estado de Módena. de un vicario de la Inquisición. lo habría llevado a redoblar la investigación y la represión de la "secta maleficarum". Brujería y piedad popular Notas a propósito de un proceso de 1519 en Módena 1. en ese período. estas últimas. En ese breve lapso se cuentan nada menos que 22 casos. de la acti- tud de los inquisidores porque. en tanto que en el quinquenio 1495-99. y en particular el primer grupo de procesos. rara vez fueron espontáneas). que tiene que haber sido precisamente la experiencia de la brujería de esa zona la que atrajo la atención de Spina hacia el problema. Sin embargo. por ejemplo. notable 19 . que va desde fines del siglo XV hasta más o menos la mitad del XVI. como si se presupone. fray Antonio de Ferrara). según todas las probabilidades. precisamente en esos años. inversamente. en el trienio 1518-1520. tanto si se quiere atribuir a Spina un interés preexistente por el problema de la brujería. aquel que. es probable que no fuera ajena al fenómeno la presencia en Módena. y ello. y sobre todo las lagunas (inclu- sive de varios lustros) que interrumpen la serie de procesos anteriores al año 1550. como es más que probable. más o menos. escribía el famoso tratado Quaestio de strígi- bus.

Sabe muy bien que se la considera "infamis et maléfica ab aliquibus personis". Su arresto había sido bastante agitado: trató de Bartolomeo Guidoni. Chiara aceptó. (18) Al cabo de quince días. "orationé sua et filiorum suorum" (16). set talem infirmitatem. aparte de exorcizarla. comenta el notario). una suma de dinero y "alia queddam utencilia de lin- no". asserens quod nisi expuliset ipsa domina Margarita non incuris. acerca de todo ello (que a ni. vicario del inquisidor en Módena. a condición de poder volver o echar un maleficio sobre determinadas personas: pero este poder lo obtiene a ocupar. quien afirma terlos. et postea dixit possesiuncula" de Margherita. et dad. algunos problemas que suelen go. tuillas de cera. (14) ante fray Bartolomeo de Pisa. Chiara trató de defenderse. (15) camente que Margherita no se sanaría nísi prius ipsa vellet et nisi reduceret Desde un principio. de unos cincuenta años. pues. (8) Se trataba. entre la práctica inquisitorial y la elaboración doctrinaría de dad. "sub obligatione causa predicte infírmitatis. quatenus Deus voluerit eam exaudiré": pero preten- procurare ut ipsa Clara combureretur". 2. (11) Las deposiciones de na. Bernar- los tratados de demonologia. sin embar- estudio. quod timebat se duci in castello apud Gubernatorem et ibi in carceri": "cum la- runt pessime fame circo hoc". Sospecha Guidoni que ojos de los jueces constituía un serio indicio de culpabilidad). pero de carácter puramente psicológico (como por ejemplo las relaciones ocupantes del cuerpo de una de las endemoniadas exorcizadas junto con Marg- entre brujería y piedad popular. el proceso promovido contra una campesina de Móde. El 9 de diciembre de 1518. pero la razón es la si- propter suas blasfemias ipsius Clare ipsa domina Margarita fiíerat ligata quo ad guiente: expulsada "de quadam possesiuncula posita in villa Maiagali".. (7) pero se compromete a curarla en el plazo de un mes "orationibus suis etpuero. obispo y vicevicario del obispo de Módena. ira commota blasfemavit dictam dominam Margaritam. ésta quedó curada. Las primeras acusaciones contra Chiara Signorini son formuladas du- rante un proceso contra un fraile servita.respondit quod timebat se occidi ab en el pasado han habitado como arrendatarios "super quodam. domina Margarita". quien declara que una hermana suya. herita Pazzani también habían emitido acusaciones contra Chiara. púlanles quod ipsa Clara malefitiaverit dictam domi- scriptwe". y que Chiara ha declarado muchas veces públi. podría dilucidar una alternativa tan abstracta. ser planteados. ideo persona habent talem opinionem quod ipsa Clara fuerit rum suorum"... Margherita Pazza. Margherita Pazzani quedó restablecida.. piedad de Margherita Pazzani ("contra iustitiam et promisionem facías a dicta ta possesiuncula. la su. parece merecedor de un detenido testigos en contra del fraile continúan hasta el 3 de febrero de 1519. tolomeo Guidoni: su posición ante el tribunal de la Inquisición era. ante varios testigos. relato de los intentos hechos por Margherita Pazzani para sanar de su enferme- tan poco estudiado. et postea dixit quod timebat duci in carcerem Inquisitoris. de oculta que ha echado un maleficio contra la Pazzani ese modo. confeccionadas con fines terapéuticos. Entre otras cosas. sino negando que se hubiera valido de ayuda diabólica alguna para come- gunos parientes de la enferma recurren entonces a la Signorini. de pro- brachia et ad tibias. ofreció resistencia. huir. (12) Los espíritus bles. Es Dios quien la socorre y.. ya el 5 de enero comenzaba el proceso contra la Signorini. con singular relieve. y siguió en tal estado por más de un año. Chiara ofrece los autores del hechizo son los esposos Bartolomeo y Chiara Signorini. El 5 de enero. (6) Al. et causa talium blasfemiarum quia expulsiset eam de predic. la granja de la que habían sido expulsados. predlollo vel illis. muy grave.en un plazo de veinte días. et postea ipsa domina Mar- garita infírmala fuit. de una promesa formal. los Tales son los hechos narrados por Bartolomeo Guidoni: a ellos sigue el procesos de Módena constituyen un material precioso para investigar el nexo. quienes confusas y turbadas justificaciones (". En particular. y si la iden- tificación que proponemos del vicario provincial como Spina es exacta. no existe rastro alguno de un probable interrogatorio judicial. nam Margaritam Pazzannam. (5) Resulta que ambos cónyuges "sunt etfue. en general. Chiara Signorini.. pesaban sobre ella los graves cargos contenidos en la declaración de Bar- popular). junto a un grupo de mu- tidad del padre vicario. unam vestem adorso eius pannis bertini". comparece e interrogada por primera vez. (13) Ade- perposición entre los esquemas inquisitoriales y sobre la realidad de la brujería más. se escondió bajo una cama. dió en cambio "vachas ad bonam socidam et alia genera bestiaminum. pero apenas Cuando los parientes de Margherita le solicitaron la curación de la enferma Chiara se enteró de que una criada "habuit dicere quod quia ista Clara malle. Chiara Signorini es conducida ante la presencia del padre Siervos de María: Bernardino de Castel Martino (4). sobre la base de inducciones y asociaciones plausi.. chos. "oratio- fitiaverat ipsam dominam Margaritam deberet acensan apud Inquisitorem et né sua et filiorum suorum. pero como no quiso mantener la promesa 20 21 . por lo tanto. (10) la mujer recayó en su enferme. admite poseer poderes especiales. acusada de brujería. Pero aun si se prescinde del problema de la iden. un préstamo de semillas y la seguri- dad de no ser ya expulsada de la granja de Margherita.. (9) En poco tiempo. men nemo dixerit sibi quod esset incarceranda". en forma implícita. vicario y de Tommaso Forni. la mujer no de Dios. subraya). con su marido.. es decir perteneciente a la orden de los 3. no ya rechazando los he- ipsam et virum suum in possesíonem de qua ipsa Margarita expulerat". recurrió a las artes mágicas de un fraile servita. comprometiéndose a hacerlo.. las motivaciones sociales de la brujería. en nías de un aspecto. dino de Castel Martino quien. estas actuaciones judiciales presentan notables motivos jeres reconocidamente endemoniadas. (17) Chiara recibió un vestido. repara las injusticias que se le han inferido. no desdeñó recurrir a la ayuda de esta- de interés. En cambio. tales como quitar estar en condiciones de curar a su antigua patraña. más allá del compromiso ya mencionado. es víctima de un maleficio. En él se destacan.

Chiara "quia numquam rogavit y encantamientos. Nina ratifica con firmeza ("audacter". consistentes en "fragmenta olive per modum supersticiosas para curar el ganado "que unquam eam docere voluit licet multo- crucis et vicia silvestria et fragmentum ossis mortui. y ésta. ne impediretur consequi dictam dijo. Pero la Guidona a su vez despidió a Chiara. la enviaron a la cárcel. una criada de Orsolina Malga- la oración a Dios. (33) En otras palabras. comenta el notario) sus audivit soleré fieri ab alus similibus". sin sombra alguna de dudas. tras de haber despedido a Chiara de una granja de su propiedad. a su vez. resulta que Chiara ha amenazado a su "etiam illi de villa Maiagalli egreserunt. En este caso la brujería puede considerarse en verdad.. El 6 de febrero. hemos examinado. da". un conjunto de prácticas de magia ne. de brujería pueden llevar a verdade- 4. Una an. (28) Y aunque a partir de entonces la Pazzani le rogó varias veces que le de.. inmóvil. El interrogatorio continúa con argumentaciones por el estilo. o de fácil tigua patrona de Chiara. propter timorem ipsorum"). nisi in fine vite". Chiara siguió negando categórica. bres y los comportamientos poco habituales atraen con facilidad. que se vio obligada a guar. Chiara dar cama. Dos campesinos mal mirados por ser sospechosos de practicar sortilegios volviera la salud. "perturba- Deum ut nunquam ipsa domina Margarita possit sanari. mar que "in illo tempore nunquam vidit vel scivit eos iré ad missam". (27) y que ella misma. de ese rela. por lo que expulsó a ella y al marido "de sus tie. un testigo que. Así. que ha oído decir a muchas personas personas aisladas y que eran mantenidas al margen de la convivencia común. una niña criada en casa de Margherita. (22) esto es. torio de Chiara Signorini. ideo putat illam dominam Margaritam non potuisse sa. le responde que sí. de cuanto hasta ahora hemos visto no resulta claro si los dos rras". presentó Bartolomeo Signorini. un arma de defensa y de ataque en las disputas so- ciales. narra na. Pero volvamos justamente a los interrogatorios. había ido a ver a imposible— establecer hasta qué punto una situación de aislamiento como la Chiara para pedirle que curase a Margherita. cuan- 22 .. sospechó que "illa mullier docens fuerit una stria putatur intinctum crísmate". renovando sus promesas. quo ipsa Clara et Bartholomeus vir antigua patraña con estas palabras: "Feliz de vos si no me hubieseis echado eius illic habitant. timens ne maleficiare! filiam gatorio—. Signorini es convocada por segunda vez a la presencia del padre vicario. Otros testimonios completan el cuadro a lo largo del proceso. et bómbice álbum.. ga haber afirmado nunca que haya sido ella la causante de la enfermedad de vicio de una mujer. o la sospecha. después de afirmar que tanto la solución. y hasta qué punto. Nie- ni hasta que al cabo de un arto (cuando los dos esposos estaban por entrar al ser. pero en forma dubitativa: "Feliz de vos si no tuvierais este mal. primero. (20) y ellos: (30) tal es el cuadro que se va delineando a través de los testimonios que los jueces. temidos por los patrones. la mayor parte de las veces. "videntes. y su interpretación se hace más difícil debido a la relata que Francesca. eius". cuando Chiara le confió que había aprendido de una vecina ciertas recetas aquélla "queddam malleffitia". sin re veritatem super ea de quibus fuit delata". (19) no también de quienes vienen a reemplazarlos) (29) por los atropellos de los Así termina el primer interrogatorio. Además. Gentile Guidoni. Orsolina Malgazali. (21) forzar demasiado las cosas. devolveré". ideo iterum ipsa Clara incepit orare contra ipsam et blasfemare eam. conocida como "la Guidona". (25) Otro testigo declara. (31) Pero si la fama. Ante todo. Al padre vicario. que antes no teníais". ideo ipsa domina Margari. Margherita Pazzani. rogando possessionem". sobre los cuales nos detendremos en breve.. brujería y los encantamientos. (24) Además. ahora tenéis este mal. se le esta última "Feliz de vos si no me hubieseis echado nunca de vuestra posesión. y para su gran sorpresa le rogó "ne vellet alicui ahora tenéis este mal. le dijo: "Se la devolví una vez a la Pazzana y a la Malgazale. que le pregunta si es cierto que le dijo a vadores de una granja situada "en tierras de los Saucedales del Panara"). "noluit. tras afir- enfermedad de Margherita. sin siquiera aludir a la mediación (ya de por sí sospechosa) de sospecha. junto con otros. o si en verdad creían en tales prác- esposos. entre las gra. que la Signorini es bruja. 5. Pero un conjunto de testimonios viene a aumentar las pruebas. que antes no habíais teni. se buscaba a los to surge. y aun a ti te la ta iterum infórmala est et peius se habuit semper. Pero no había atribuido la causa de su dolencia a la Signori. como culti. y luego la acusación de brujería. El problema. en cambio. (23) Careada con Chiara (quien se obstinaba en et reliquerit pro testamento ipsam Claram in successionem striatus. Claram conducere in presencia de dos elementos perturbadores —la tortura y la técnica del interro- possessionem suam ut colonam nec virum eius. toman venganza (no ya exclusivamente de los patrones que los han echado. la do". que son víctimas. que antes no lo habíais tenido". (26) esposos utilizaban de manera consciente la reputación que los rodeaba. que lo dicere quod ipsa Clara ipsam maúeficiaverit. fue acometida de tan fuertes dolores. que ves. aun sin Esta última declaración permite ya entrever cuál era la situación de los dos dar crédito a los poderes que se les atribuían.. quod non possunt per semplicem interrogationem habe. por cierto. En resumen. de continuo expulsados y que Deum pro ea ex corde. Los únicos documentos de que disponemos son las actas de interroga- imputada como su marido son "male fame circa artem magicam et maleficia". ya gra. (32) por otro lado las costum- nunca de vuestra posesión. recurriendo a poderes que terminan por volverse contra mente que se hubiese servido de maleficios o de otras artes diabólicas. de Chiara. en contra de la imputada. si- nari". ras formas de aislamiento social (un testigo afirma. tal vez exagerando. vio un día a Chiara Signorini colocar cerca de la puerta de la vivienda de que. sicut alias negar el hecho). como si sólo de ella. que había vivido por cierto período con el matrimonio Signorini. refiere el relato de la presunta de Chiara y Bartolomeo Signorini era determinada por la fama de practicar la bruja sobre la forma en que había embrujado a su antigua patrona. es difícil —tal ve/ afirmaciones. seguidores del demonio precisamente. ut tiens rogata. Ni. dependiesen la curación o la zali. hija de Angelo Mignori. dista de ser marginal. ticas y encantamientos.

. no es difícil captar la especial re- 24 25 .. acerca de la permanencia de Chiara en casa de Lorenzo Interogata si a principio quando incepit ei Clare apparere Nostra Domina. inclusive completándolas y desarrollándolas. y demás— en apa- Aquí vemos en pleno desarrollo una técnica interrogativa típicamente su.. et quod ipsa Beata Virgo re. el ofrecimiento del primogénito. absolutamente persuadido de que las presuntas visiones de la Clara". el ofrecimiento del alma y el cuerpo. et quod numquam in vestibus albis et ei loquuta est dicens: "Hija mía. el primero trata abiertamente de estimular los rela. riencia ambiguos. dirigida a orientar las respuestas de la imputada hacia un rumbo prees. de pronto. acerca de los tratamientos supersticiosos administrados a Margherita Pazzani. propone a la imputada una serie de atributos —la venganza impulso inicial. Se reanudan las preguntas sobre Las preguntas del padre vicario se vuelven cada vez más engañosas: el proceso en sí. et petiit ab ea Clara ut offeret et dona- Semel. tablecido. y Chiara responde que la Virgen se le apareció "pluries et plusquam centies in forma mulieris visibilis. a tal punto que tras las palabras de la imputada. vestibus albis . la mujer. respondit quod tune aparebat sibi Clare et Nostra Domina alloquuta est dicens hec verba: "Ten fortaleza. vicarius. en respuesta a una pregunta concreta.. prohoiectis brachiis ad collum eius osculata est eam cum magna reverenda et dulcedine cordis. fray Bartolomeo propone de manera implícita el como una figura diabólica. el petiit ab ea ut offeret sibi filium El proceso se reanuda al día siguiente (7 de febrero). animam suam et corpus suum. pero que en realidad ostentan ya para quien interroga un ca- gerente. sicut et ipsa fecerat.responda quod erat vigilans et flexis genibus orabat. ita pulcra et vestibus albis inducía sicut et alias pluries et aparuerat. et tanto miedo.). quod et ipsa fecit elevans filium super brachia et offerens torio gira en torno al análisis de las visiones de la Signorini. Chiara afirma que erat pulcra et rubicunda et iuvenis. (40) Virgen son en realidad alucinaciones diabólicas. es evidente que cada uno de los contenido de las respuestas. parece trasparentarse un gesto de sorpresa: rit ei Nostra Domina in visibili forma". y no tengas promittebat vendicare et de facto vendicavit eam contra plures iniurantes sibi. sed ipsam Claram dicaret contra iniurantes sibi et suis. eo quod ipsa Beata Virgo Así.. si es ipsam Claram Nostra Domina relinqueret: quod et fecit ipsa Clara et donavit ani- atendida por aquel que te lo ha prometido. E interrogada "si semper exaudiebat Nostra Domina ip- ter vicarius repreenderet eam quod male docuerit filiam suairi. animam suam et corpus donare et offeret. (35) mam suam et corpus suum ipsi Nostre Domine. Chiara responde entonces. illum primogenitum. ipsa Beata virgo ei aparuit ret ei. hija mía. gue por la que cree una buena vía de escape. o le había hablado. et sensit eam esse mollem ut bóm- bice et calidam. rácter negativo y determinan a esa "Virgen".. ipsa Clara responda: "Bene scio quod filia mea non est in carcere". etc. (38) terram. (36) Nostra Dominajjostquam generavit primum filium aparuit et. que se le ha aparecido a Chiara.. La técnica y los propósitos del interrogatorio resultan evidentes.. gata si postquam acccpit virum ipsa. aparecido la Virgen. ingenuo intento de defensa por parte de la bruja. por lo El padre vicario pregunta de improviso "si habuit revellationes et apparue- común tan impersonal. y a través de sus palabras Nostram Dominam et donaverit animam suam et corpus suum. nes de índole diabólica (el homenaje. (39) ción con las del día anterior. etiam vir eius habuerit reveladones ct viderit sentó estando despierta... Este tercer interroga. y he aquí la respuesta: respondit quod poterat ipsa Clara esse etatis annorum quindecim quod semel apa- ruit Nostra Domina ei in domo sua existenti. Y concluye que "nenio poterat videre eam Nostram Dominam nisi ipsa tos de Chiara. et quod etiam aparens postea sibi dicebat hec verba vel similia: "Puedo asegurarte que los he cas- ipsa Nostra Domina dixit ei quod filia sua non est in carcere. lo postquam ipsum acceperat. et cum pa. quando videlicet orabat pro domina Margarita. respondil quod vemos plasmarse la figura de una Virgen terrena y aldeana. filiis. licet ipsam non viderit..Dum autem hec loqueretur incidit sermo de manto eius et de filia eius. prosi. et donans ei animam et corpus illius. et intulit quod ipsa Clara rogabat Nostram Dominam ut ipsi infirmantes Frente a este repentino. El juez. inducía et pulcra fatie". no dudes que ella sanará. ipsa Malgazali. el possent sanni fieri. quod et fecit ipsa Clara et adoravit eam osculando ut sic se ipsi Nostre Domine se comendaret. por su parte. of ferens ei Nostre Domine et donans animam suam et corpus suum et adorans eam ut ipsa fecerat: et hec scivit ex relatione viri sui. Pero tanto la illum Nostre Domine. Et intero- Fray Bartolomeo insiste. (37) padre vicario pasa primero por alto el asunto. De la misma forma.do. Luego el vicario pregunta a la mujer si en otras ocasiones se le había Nostra Domina petiit ut ipsa Clara sibi. ampliando y perfeccionando su en sus preguntas. multa bona promittens. et hoc fuit interventu ipsius Clare que induxerat eum quisivit ab ipsa ut eam adoraret. tú porfía en orar con energía". sicut et ipsa fecerat. contra los enemigos. (34) tigado". et ven- prandium aparuit ei bis Nostra Domina. et sic fecit de ómnibus actitud del padre vicario como la de la imputada se han endurecido en compara. et pro- cidens ipsa Clara adoravit eam ad requisitionem ipsius Nostre Domine. et inclinando se et etiam pre pulcritudine eius. surge un giro inesperado. Et in- terrógala: "Quomodo hoc seis?" ipsa Clara dixit et replicavit quod hac die post Interogata si quando rogabat Nostram Dominam ut defenderé! eam et suos. Hasta en el resumen del notario. y Chiara no deja de plegarse con docilidad a esas elementos de las respuestas de Chiara se presta a ser traducido por connotacio- propuestas. respondit quod semper exaudiebat eam de omni re quam peteret". y le pregunta si la visión de la Virgen se le pre. que no serán tan poderosos como para causarte pesar".. Con sus preguntas. pau- . que inspira a su etiam vir eius Bartholomeus vidit aliquotiens Nostram Dominam et prestavit ei ho- protegida una adoración afectuosa y casi sensual: magium. et osculata est eam dulciter. et hoc bene scit ipse sam Claram.

durante la cual Chiara niega todos los cargos. Al mismo objetivo apunta la insidiosa técnica ante eum. Por obvio que sea. (45) imputada. respondit quod diabolus ei apparuit in forma adolescentis la brujería.. de sa. en forma exasperada. Pero al otro día. Pero es que la tortura. y "soluta a corda" con- seguidas por otras tantas puntuales retractaciones. (43) bilidad de relacionarse con él. (47) plo. insincera). en rea- tinúa narrando el maleficio que utilizó contra su antigua patrona. inclu- quisivit a se Clara ut adoraret eum. o choque. ut iret ad mallefficiandum dominam Marga- lir del atolladero— de aquello en que de verdad cree. tune diabolus ei Clare apa- que para fray Bartolomeo la naturaleza de las milagrosas intervenciones de la rens dixit ei hec verba: "Adórame. quando rogavit diabolum sibi aparentem tempere quo coniurabat eum ut veniret et 6. casi siempre de si ipsa Clara adoravit eum prout diabolus ipse petierat. tal como la puede concebir Clara. ipsa Clara fecit et iussit ipsi diabolo. así como muchísimas brujas creían en lo que confesaban ante la In- postquam fecerat predictam coniurationem. confiesa: admite haber di- esta monótona sucesión de confesiones. una Virgen protectora en forma humana. y agrega que de su existencia penosa y miserable. Aunque así no fuera. que yo haré que se cure la señora Malgarita Virgen ya ha sido perfectamente dilucidada. trata de colmar tal solución de continuidad. la mujer lo niega todo. quod et ipsa fecit procidens genuflexa in tera so. se decide pasar a la tortura. qui requisivit ab ea ut eum adoraret. et entre las creencias de la imputada y las del juez. versos planos. o quisiera creen por ejem. —como ocurre a menudo.. a la tortura.sonancia qué debían ejercer sobre el ánimo del juez. Ya se ha dictam dominam Margaritam. arrancar al imputado aquello que el inquisidor cree con firmeza que es la ver- cens quod percuserat dictam dominam Margaritam et mallefficiaverat eam. sed omnia dixit pre timore tormen- Virgen. ritam Pazannam. entre la bruja y el inquisidor no se ha. y con más frecuencia de lo que se cree— realmente sugiriendo en forma implícita a la imputada el contenido de la respuesta: una bruja. respondit quod diabolus re. cualquiera. res. item quod apa- lla sólo eso. en las confesiones de las bru- 26 27 . en el dramático diálogo. Interogata si diabolus reversus fuit ad eam di. separar lo ruit sibi diabolus tune in forma pueri.). Pero apenas condu. esta ma "quod nihil eorum que dixit verum est. et dicit quod fecisset ominia dummodo consequeretur intentum suum de de interrogatorio que hemos visto poner en práctica. y la saque Chiara confirma todo cuanto ha confesado "super cordam". y te haré mucho bien". es cubitus et clamaret pre doloribus". pues. en el ánimo de Chiara. pero hechizo junto a la puerta de la casa de Margherita Pazzani. (42) Pero el lidad. y para ello recurre. El 9 de febrero se reanuda el interrogatorio a la imputada. que sale diciendo: "Puedo asegurarte ratifica la confesión producida la noche anterior. invocadora del demonio en sus encantamientos) una suerte de hiato Interogata si diabolus promissit ei hoc faceré dummodo ipsa Clara adoraret eum. (44) visto cómo se adapta Chiara a las preguntas del padre vicario. y afir- que los he castigado"). siempre existe (inclusive cuando la imputada es Las preguntas se suceden. et ipsa Clara respondit dia. apenas el padre vicario inquiere a Chiara si dad de ciertas contestaciones (la Virgen. no hace otra cosa que replantear. Pero la compleja relación pondit quod diabolus dixit ei Clare quod fecerat quod iusserat et mallefficiaverat que se va determinando a lo largo del interrogatorio no se agota aquí. eo quia ipsa común de la realidad (que implica la presencia cotidiana del demonio. ya sea una aparición divina o diabólica. siguiendo dócil- mente sus grandes rasgos. arrancadas por el temor a la tortura y cho que la curación de la Pazzani estaba en sus manos. en el relato de Chiara Signorini. Esa influencia se hace inclusive evidente en la ingenua espontanei. está claro que la declaración de la vuelven a someterla a la tortura. de ser necesario. quisición. lo hace con la intención de salvarse. que venga a reparar y vengar las injusticias que le han sido infligidas. Y es que resulta difícil. si bien sigue negando que haya colocado un decir. quod et que ella "inventa" — con la esperanza de hallar una manera. pero Así termina la sesión: ante la avanzada hora. no resultará inútil re- cordar que una numerosísima porción de los inquisidores creía en la realidad de interogata si habuit responsum a diabolo super infaturanda et mallefficianda domi- na Margarita Pazana. admite preciosas. etc. Lejos de ser una simple estratagema para salvarse. muy a menudo. Es evidente sanaret ipsam dominam Margaritam. según la técnica que hemos visto. dad. Este último. "ex hoc cognoscentes ipsam essem impenitentem". y esencial de todo proceso por brujería. et specialiter dixit et quod ligaverat ei domine Mar- gante brachia et tibias. sobre amplias facetas de la piedad popular de ese período. (46) Los jueces. quia eum diabolum coniuraverat. Por cierto. De esa manera se producen. porque proporciona indicaciones indirectas. En otras palabras. la conünuación del interroga- resulta notable el eco que las sugerencias del juez encuentran en el ánimo de la torio es pospuesta hasta el día siguiente. buena fe. 7. sobre todo. Luego de una brevísima absolución de posiciones. es decir. (48) respecto. pues no hay más preguntas a ese [sic]. en di- ceret quidnam vellet. Podrá parecer inoportuno habernos detenido con tanta minuciosidad en cida "coram tormentis et ad cordam ligatam" (41). prout promisserat. y Chiara "eum esset levata a tera per quattuor Signorini revista alto grado de interés (precisamente porque es "inventada". Y sin em- bargo. la posi- domina Margarita ipsam Claram expulerat ex possesione sua. quod coniuravit demones eo modo quo in extemo processu habetur. et interogavit ipsam Claram ut sibi di. entre inquisidores y brujas. Pero precisamente porque este encuentro tiene lugar a distintos niveles. muestra tener profundas raíces torum". la característica padre vicario quiere saber más. durante el proceso se verifica un encuentro. 10 de febrero. "Deposita a tormentis" y llevada a una sala adyacente a la de la tortura. en cuanto partícipes de una visión bolo quod vellet quod mallefficiaret dominam Margaritam Pazannam. dicha técnica tiende a mallefficio dicte domine Margante.

. ipsa beata Virgo ei apa. et animam filiorum et viri sui" (recuérdese ta ad tormenta".. lia: "Yo puedo decirte que los he castigado". (53). peculiares en los relatos sobre las dos apariciones. La convergencia. non autem quia vera a su marido y a sus hijos a hacer lo mismo). la Virgen y el diablo. Compárense los siguientes pasajes: brante eficacia... demuestra todo ello con evidencia casi paradigmática. procidens in térra ante eum osculam terram. Pero angustias. quando videlicet orabat pro domina Margarita. identidad entre las dos apariciones de Chiara. ra et adoravit eam osculando terram. se encuen- sa. aunque mental. et Ule (diabolus) respondit: ". (49) También en el caso de Chiara Signorini hay un intento.. tidie et omni hora diabolum invocabat. para luego volver a la versión tra constantemente presente en la mente de quien la interroga.. se recurre a la tortura. apparuit ei dia- bolus in forma pueri parvi. Esa misma alternancia de confesiones y retractaciones se verifica en guntas adecuadas.. promittens eam Clara respondit quod se comendabat diabolo. conceptuales y . et ei loquuta est dicens: "Hija mía. dum herbas incideret in ciaverat. en un mismo plano de religiosidad ele- decirlo así— con los mismos elementos (por lo demás muy sencillos).. He aquí su relato: tram Dominam ut ipsi infirmantes possent sanni fleri. et aparens postea sibi dicebat hec verba vel simi. tune diabolus ei Clare aparens dixit ei las. muy evidente. "dicens quod omnia que di.. Dein. quod et ipsa Clara statim siciones.. dicens: "Quidnam vis a me? Quia me vocasti?" cui illa: Et primo dicit quod eum semel esset quasi disperata eo quia expulsa fuerat de pos- "Voló ut ulciscaris iniurias meas contra dominam Margaritam Pazannam". dixit ei quod dictam dominam Margaritam mallefi. quien por esa razón dicidiera no tenerlas en cuenta. et interogas ipsam Claram cur esset sic disperata. La última confesión de Chiara Signorini. ipsa Beata Virgo requisivit ab ipsa ut eam adoraret. de modo que Chia- apariciones de la Virgen con las referentes a las apariciones del diablo. que yo haré que sane la señora Malgarita sic. pero lo que para el padre vicario se explicaba con el error. La bruja confie. y te haré gran bien". et inclinando se. quiere confesar "omnia quecumque fecit toto tempore vite sue circa malleffitia. ve y precristianos. de una religión ortodoxa y una religión diabólica. et circa omnia que pertinent ad superstitiones diabólicas". el juez pregunte "si dona- lo que ha admitido en los dos interrogatorios anteriores "quando fuit.jas. para nosotros tie- documento indirecto de creencias y tradiciones populares (piénsese. Como no hay otro camino. Ante todo. en el interrogatorio del 15 de febrero. sólo que se retracta de todo al día siguiente.. de persevera. la invocación al demonio podía presentarse como la única sa- .. con deslum- el resultado final sea de signo contrario. retornan entonces... y será necesario tener en cuenta estas superpo. ampliadas. muy a menudo con elementos supersticiosos. et. si se comparan las respuestas de Chiara sobre las milagrosas sus tierras. el que con pre- primitiva. et.. de privación extrema. hec verba: "Adórame. ne un significado distinto y más profundo. et quod faceret quod sibi vellet sanare sicut de facto accidit. vit animan et corpus suum diabolo.. no cabe duda de que es necesa- parle del juez. sessione domine Margante Pazanne. non se quicquam fécisse vel dixisse eorum que prius confessa fuerat". que sólo se explica por la adhesión de Chiara a lo Es evidente que las confesiones de la imputada se deben sólo a la tortura. Los dos relatos están construidos —por celestial o diabólica. iterum invocavit demones. cometería un realmente con el diablo. (57) Con todo. más allá de la coincidencia de elementos interrogada por Tommaso Forni "an diabolus sibi apparuerit et eum adoraverit. (54) 28 . et et audita causa ab ea. ra pueda volver a ocupar la granja. duodecim arinorum. esas confesiones constituyen. trata de hacer que las dos imágenes concuerden. autem corpus suum")... supcr|x>siciones de determinados esquemas —teológicos. muestra.. ipsaputatur. por ejem. tal como Chiara puede plo. y te haré gran bien" vel similia verba. (55) . o lisa y llanamente con residuos ruit... si se pretende echar luz sobre la verdadera fisonomía de la brujería po- fecit. et intulit quod ipsa Clara rogabat Nos.. orando buenamente". Semel igitur. campo et disperata invocare! diabolum... en especial en zonas rurales. cuan tenue podía ser el límite que separaba a ambas en el alma de los fieles. que resume. las anteriores. (56) pular (diferente de la brujería "culta" de los tratados de demonología).. . Es 20 de febrero.. (52) (Nostra Domina) aparebat sibi Clare et promittebat vendicare et de facto vendicavit 8. La divinidad. donde la fe religiosa se mezclaba Semel. Chiara se presenta por propia iniciativa. de hacer coincidir la confesión de la imputada con la verdad que rio tener en cuenta el modo en que fueron efectuados los interrogatorios: la él ya posee. no te acongojes que ella sanará. pero esta vez la respuesta no es la essent". Por último. La Virgen que se le había aparecido a Chiara se identifica sin embargo. las anteriores confesiones. y que está relatando. intulit: "Comenda te diabolo. quia promissit mihi ea que volebam". que Chiara afirmaba haberse ofrecido en cuerpo y alma a la Virgen. se ad. ya sea lanzando un maleficio sobre los patrones que la han echado de más allá de eso. Quoniam autem promissit se velle eam sanare. quod et fecit ipsa Cla- demás— por parle de los jueces. (51) absoluta miseria. en el detalle —no casual ni arbitrario. y no interesa que se trate de una divinidad vierten significativas concordancias. hasta el punto de que aparece en las concebirla y venerarla. (58) En una situación de aislamiento. Resulta sig- el interrogatorio siguiente (15 de febrero). (50) Sometida una vez más a tortura. es una divinidad que interviene para sacarla de sus tres confesiones— del diablo que se presenta en forma de joven o niño). induciendo xerat in illis duobus processibus dixit instigante diabolo. o sanando de sus males a esos mismos patrones. et paupertate máxima ob hoc gravaretur. factus est coram illo puer quidam etatis. quo- de. reversus diabolus ad eam. Chiara comienza por confirmar todo nificativo que. pero a continuación lo niega todo. lo que importa mucho más respondit quod sic".. "prius quidem constanter negabat deseada ("respondit quod animam suam et filiori et mariti dedit diabolo. ampliándo- et sanaret ipsam dominam Margaritam. ut et diabolus ei in predicta forma apparens dixit ei: "Quid vis a me?" cui illa Clara di. como es evidente. un precioso pacto que había unido para siempre a la bruja con el demonio. quia ipse te adiuvabit". y afirma que eam contra plures iniuriantes sibi. por Cuando se examinan estas concordancias.. Ipsa diabolus dixit: "Yo lo acepto. quando rogavit diabolum sibi aparentem tempore quo coniurabat eum ut veniret lida posible. Voló ut me adores". es una identidad sustancial. xit: "Voló ut cures dominam Margaritam. expósi.

Et abit diabolus. -venit Paulus Magnanus ad ja abdique por completo ante la voluntad del inquisidor.. dummodo me adores et dones animarn tuam". en la ciudad de Móde- dudas en cuanto a la naturaleza diabólica de éstas. mediante la ei dixit diabolus: "Quis vis?" et ipsa Clara respondit: "Ego vollo ut sanes dominam Margaritam Pazanam". proceso. Esa influencia existe. quod et ipsa Clara fecit. de modo que. (61) El juez insiste. qui diabolus dixit sibi: "Adora puestas por los jueces y afirma que "licet antequam esset in manibus Inquisito- me". En tal confesión podemos identificar. por cierto que no inéditos. interrogada "si ivil ad planteados con escasa fundamentación. iterum invoca-vit diabolum. la confesión de Chiara con su propia construcción ideotógico-doctrinaria. tal vez el proceso 30 . Hay que subrayar todo esto porque limita lo dicho hasta ahora acerca de la Et dicit ipsa Clara quod reddiens domum. Más genéricamente. y si bien en la confesión de la imputada csiíin pre- sentes las invocaciones al diablo y el ofrecimiento de su alma. pero que hasta ahora habían sido del bautismo. me?" et illa respondit hec verba: "Yo te ruego que tú vuelvas a mi señora Margari- ta Pazanna el término en que estaba antes de que tú la sanaras. la confesión de la imputada termina por constituir una especie de tran- quia male se habebat. y hasta la haj-é bailar". (60) quod desidero". Pero tampoco en lo que se refiere a las apariciones de la Virgen. gar su alcance. el proceso que aquí se examina parece permitir go. presente en cambio en la gran mayoría de los procesos mo- dicit ipsa Clara quod quia domina Margarita nolluit servare pacta sibi promissa. se manifiesta dispuesta a aceptar las penitencias que le sean im- mesa hecha" (intelligens de donatione anime sue). Interrogada "si diabolus apparuti sibi mallefficiavi dominam Margaritam Pazannam ligans ei pedes et tibias". y Chiara responde por fin que "in prin- lo). ut ipsa Clara audivit dicere. a falca de una admisión ex. Et inde iactavit se ipsa Clara coram pluribus et plu- ries. licet sero. "si bien tardío. que Clara in carcere". qui apparens influencia ejercida por el juez sobre las respuestas de la imputada. propter que et similia verba convenerum cognati ipsius domine Margarite. Ante donata ei vita". ya había respondido que "nihil horum fecit sed "Ego sum contenta daré tibi animarn meam post mortem rneam. dixit sibi: "Ego adimplevi desideriurn tuura et padre vicario obtener satisfacción alguna. genuflexa adoravil eum. quiere saber "si (hoc enim ipsa Clara dicit constituía in iudiüo quod sibi prornissum fuerat a diabo. cipio audivit quandam voces dicentem sibi:'Ten fortaleza. 10. quoniam bene fecisti". profanación de los sacramentos. idolatram et apostalam a fide. en verdad. secundum tos. instándola a suicidarse "quo- requisitionem ipsius diaboli. Si me vis faceré cursum et si concubuit cum diabolo et si donavit diabolo aliquod animal pro quod rogasti. ries aparuit sibi Nostram Dominam in vestibus albis inducía". deneses de ese período). la coronación de la actividad de las brujas. et semel te cause pesar'" y agrega que "estimabat esse Nostram Dominam" y que "plu- convenerunt eam in domo domine Margarite. que Clara procidens in terram. el cuadro parece ahora completo. Pero en dos pun. Post hec ausencia del sábbat.. Ahora bien. Los 9. qui apparens sibi Clare doctrinal de los tratados de demonolqgía. modo lamen dicit quod de cetero propler quamcumque rem mundi demonem no invocabit. in domo Ludovici Denne in camera sua. una verificación —aunque parcial y limitada— de la existencia de algunos pro- ca: connubio con el diablo. al servicio de los pobres del hospicio". (63) Tal arrepentimiento. escapan a la sistematización ipsa Clara magis disperata quam prius invocavit diabolu*n. como en éste. Respecto de este segundo punto. con todo lo que impli. in forma pueri parvi dixit sibi: "Quid vis a La confesión de Chiara concluye con una declaración de arrepentimiento. "quia penitens est. aposüisía de la fe y blemas y nexos. prominentes multa. Quod ipsa Clara pro certo se facturam promissit. en la confesión que acabamos de citar no se merncionan las apariciones el 24 de febrero de 1519 la condenan "a la prisión perpetua. sin embar. Natalis. el padre vicario no ha Logrado hacer coincidir leges esse concremandam igne". salva la vida de Chiara Signorini. Ambulavit enim brayando). vé. decretan que Chiara debe terminar sus días en la cárcel. los que. na. siciat ei promisserat. dente que la bruja está ya vencida. puede ipsam Claram rogans eam ex parte domine Margarite ut vellet cito eam sanare. et ipse diabo- lus in forma pueri dixit ei Clare: "Ego sum diabolus quem rogas. pero tampoco esta vez la respuesta es la ut patet in illa scriptura facta coram testibus. dicens quod ipsa domina Margarita nunquam poterit sanare nisi ipsa vellet niam alias combureretur ab Inquisitore". et sub scriptura facta per Bernardi. Pide perdón. logra el versus diabolus in eadem forma. (62) Resulta evi- num Cantó promiserunt eam inducére in possesionem predictam et daré multa alia. no "Vé. no logra hacer que la bru- Interim dicit quod antequam esset sanata illa a diabolo. Como ya se apuntaba. (59) ea que ipsa desiderabat. et dicit quod statim ipsa domina Margarita in rum iterum invocasset diabolum ad sanandas dictas mulieres si sibi promisisent pristinam infirmitatem reddiit. et iterum adoravit eum ad "in forma pueri parvi in nigris vestibus inducti". et ipsa Clara respondit dicto Paulo Magnarmo hcc verba: sacción entre ella y el juez. Hoc amera dici sólo las superposiciones introducidas por este último (las que hemos venido su- ipsa Clara se precognovisse ex revellatione diaboli: et sic evenit. y yo cumpliré la pro. et inde a mense velcirca re. diinimodo ulcisceretur eam contra dominam Margaritam Pazannam. ambos de gran importancia. sin embargo. Chiara responde primero que una mañana el diablo se le apareció respondit: "Gratias ago tibi. que ella va a quedar del todo sana. Con esta confesión. sino también elementos que reflejan una situación local (como la ipsa domina Margarita. et ipsa Clara respondit: negaverat fidem et baptismum". En segundo lugar. ut diabolus promisserat se facturum. y por tal prisión le milagrosas de la Virgen. alisas aparuit sibi diabolus in carcere". dummodo facías tantum ea que supra dixit" (interrogatorio del 15 de febrero). el sábbat. falla. adora me". qui diabolus dixit: "Ego sanabo in termimim quindecim técnica del interrogatorio y la tortura. Chiara. decirse. por consiguiente. et sic ipsa Clara adoravit eum. aunque fray Bartolomeo podía no tener asignan todo el distrito del hospicio de la Casa de Dios. y sería ingenuo ne- dierum. nec talibus mallefitüs operam dabit". (64) y todo. jueces afirman que por ser "hereticam. ut ipsa Clara dicit. si vellet ipsam sanare ante festum deseada. (65) Así concluye el proceso de plícita por parte de Chiara constituían un elemento comtradictorio tlcuiro del Chiara Signorini. y yo haré que nadie rogantes ipsam Claram ut dignaretur eam sanare. ut patet in illa scriptura. pero en algunos casos. Et sacrifitio et si abusa fuerit aliquo sacramento ad requisitionem diaboli et si intulit etiam diabolus: "Vollo ut dones mihi animarn tuam".

la Pazanna el lérmino en que eslaba antes de que tú la sanaras. (59) ea que ipsa desiderabat. y hasla la haré bailar". sin embargo. Interrogada "si diabolus apparuti sibi mallefficiavi dominam Margaritam Pazannam ligans ei pedes et tibias". Pide perdón. (65) Así concluye el proceso de plícita por parte de Chiara constituían un elemento contradictorio dentro del Chiara Signorini. Quod ipsa Clara pro certo se facturam promissit. a falta de una admisión ex. falta. decirse. Los 9. por cierto que no inéditos. no "Vé. como en éste. dixit sibi: "Ego adimplevi desiderium tuum et padre vicario obtener satisfacción alguna. (62) Resulta evi- num Cantó promiserunt eam inducére in possesionem predictam et daré multa alia. y Chiara responde por fin que "in prin- lo). La confesión de Chiara concluye con una declaración de arrepentimiento. pero tampoco esta vez la respuesta es la ut patet in illa scriptura facta coram testibus. quoniam bene fecisti". mediante la ei dixit diabolus: "Quis vis?" et ipsa Clara respondit: "Ego vollo ut sanes dominam Margaritam Pazanam". (61) El juez insiste. presente en cambio en la gran mayoría de los procesos mo- dicil ipsa Clara quod quia domina Margarila nolluit servare pacta sibi promissa. et semel te cause pesar'" y agrega que "estimabat esse Nostram Dominam" y que "plu- convenerunt eam in domo domine Margante. En segundo lugar. ut patet in illa scriptura. puede ipsam Claram rogans eam ex parte domine Margante ut vellet cito eam sanare. 10. etipsa Clara respondit: negaverat fidem etbaptismum". el sábbat. iterum invocavit diabolum. los que. interrogada "si ivit ad planteados con escasa fundamentación. que Clara in carcere". decretan que Chiara debe terminar sus días en la cárcel. la coronación de la actividad de las brujas. la confesión de Chiara con su propia construcción ideológico-doctrinaria. con todo lo que impli. dicens quod ipsa domina Margarita nunquam poterit sanare nisi ipsa vellet niam alias combureretur ab Inquisitore". genuflexa adoravit eum. na. pero que hasta ahora habían sido del bautismo. (64) y todo. proceso. quod et ipsa Clara fecit. sino también elementos que reflejan una situación local (como la ipsa domina Margarita. por consiguiente. apostasía de la fe y blemas y nexos. prominentes multa. la confesión de la imputada termina por constituir una especie de tran- quia male se habebat. dummodo ulcisceretur eam contra dominara Margaritam Pazannam. en la ciudad de Móde- dudas en cuanto a la naturaleza diabólica de éstas. el padre vicario no ha logrado hacer coincidir leges esse concremandam igne". y si bien en la confesión de la imputada están pre- sentes las invocaciones al diablo y el ofrecimiento de su alma. en verdad. vé. quiere saber "si (hoc enim ipsa Clara dicit constituía in iuditio quod sibi promissum fuerat a diabo. adora me". et ipsa Clara respondit dicto Paulo Magnanno hec verba: sacción entre ella y el juez. gar su alcance. sicul ei promisseral. logra el versus diabolus in eadem forma. de modo que. qui apparens sibi Clare doctrinal de los tratados de demonolqgía. licel sero. cipio audivit quandam voces dicentem sibi:'Ten fortaleza. et dicit quod slatim ipsa domina Margarila in rum iterum invocasset diabolum ad sanandas dictas mulieres si sibi promisisent pristinam infirmitatem reddiil. secundum tos.. al servicio de los pobres del hospicio". Respecto de este segundo punto. escapan a la sistematización ipsa Clara magis disperata quam prius invocavit diabolum. et ipse diabo- lus in forma pueri dixit ei Clare: "Ego sum diabolus quem rogas. jueces afirman que por ser "hereticam. no logra hacer que la bru- Interina dicit quod antequam esset sánala illa a diabolo. Post hec ausencia del sábbat. Mas genéricamente. Hay que subrayar todo esto porque limita lo dicho hasta ahora acerca de la Et dicit ipsa Clara quod reddiens domum. Si me vis faceré cursum et si concubuit eum diabolo et si donavit diabolo aliquod animal pro quod rogasti. el sic ipsa Clara adoravil eum. Esa influencia existe. el cuadro parece ahora completo. Hoc aulem dici sólo las superposiciones introducidas por este último (las que hemos venido su- ipsa Clara se precognovisse ex revellalione diaboli: el sic evenit. Et abit diabolus. et sub scriptura facta per Bernardi. ya había respondido que "nihil horum fecit sed "Ego sum contenta daré tibí animam meam post mortem meam. Como ya se apuntaba. "si bien tardío. nec lalibus mallefiliis operam dabil". (63) Tal arrepentimiento. dummodo facias tantum ea que supra dixit" (interrogatorio del 15 de febrero). si vellet ipsam sanare ante festum deseada. y yo haré que nadie rogantes ipsam Claram ut dignaretur eam sanare. Et sacrifitio et si abusa fuerit aliquo sacramento ad requisitionem diaboli et si intulit etiam diabolus: "Vollout dones mihi animam tuam". qui apparens influencia ejercida por el juez sobre las respuestas de la imputada. Pero en dos pun. Con esta confesión. Et inde iactavit se ipsa Clara coram pluribus et plu- "in forma pueri parvi in nigris vestibus inducti". dummodo me adores et dones animam tuam". Ambulavit enim brayando). deneses de ese período). modo lamen dicit quod de celero propier quamcumque rem mundi demonem no invocabil. que Clara procidens in terram. (60) quod desidero". ut diabolus promisserat se faclurum. Ahora bien. que ella va a quedar del lodo sana. Chiara. se manifiesta dispuesta a aceptar las penitencias que le sean im- mesa hecha" (intelligens de donalione anime sue). aunque fray Bartolomeo podía no tener asignan todo el distrito del hospicio de la Casa de Dios. et inde a mense vel circa re. qui diabolus dixil sibi: "Adora puestas por los jueces y afirma que "licet antequam esset in manibus Inquisito- me". Ante dónala ei vila". ambos de gran importancia. ries aparuit sibi Nostram Dominam in vestibus albis inducía". instándola a suicidarse "quo- ries. tal vez el proceso 30 .. ul ipsa Clara audivii dicere. sin embar. Chiara responde primero que una mañana el diablo se le apareció respondit: "Gratias ago tibí. propter que et similia verba convenerum cognati ipsius domine Márgame. Natalis. et iterum adoravit eum ad requisitionem ipsius diaboli. y sería ingenuo ne- dierum. dente que la bruja está ya vencida. qui diabolus dixit: "Ego sanabo in terminum quindecim técnica del interrogatorio y la tortura. el proceso que aquí se examina parece permitir go. venit Paulus Magnanus ad ja abdique por completo ante la voluntad del inquisidor. Pero tampoco en lo que se refiere a las apariciones de la Virgen. alisas aparuit sibi diabolus in carcere". En tal confesión podemos identificar. "quia penitens est. profanación de los sacramentos. in forma pueri parvi dixit sibi: "Quid vis a me?" et illa respondil hec verba: "Yo le ruego que lú vuelvas a mi señora Margari. una verificación —aunque parcial y limitada— de la existencia de algunos pro- ca: connubio con el diablo. pero en algunos casos. ut ipsa Clara dicit. y yo cumpliré la pro. salva la vida de Chiara Signorini. y por tal prisión le milagrosas de la Virgen. en la confesión que acabamos de citar no se mencionan las apariciones el 24 de febrero de 1519 la condenan "a la prisión perpetua. idolatran! et apostatara a fide. in domo Ludovici Denne in camera sua.

1721. Cantimori (cfr. que contiene los pro- cesos más antiguos (de 1458 a 1549). (2) No es posible establecer una comparación con la actividad de la Inquisición de Módena en años más cercanos a los estudiados. entre brujas e inquisidores. aun en sus aspectos irreductiblemente individuales. núm. Xin). no obstante. Abar- ca 117 sobres. Scriptores OrdinisPraedicatorum.. además. según lo indicado en los índices del archivo. sezione "Casa e Stato".de Módena nos permita echar alguna luz sobre la naturaleza de la relación. entre los docu- mentos se encuentra también la transcripción de un proceso celebrado en Bolonia. Por otra parte. en 1458). quien citó algunos pasajes. TOMMASO SANDONNINI). J. P.. 1959. El proceso que aquí se examina ha sido tomado del sobre núm. Memorie ¡storiche dipiú Uomini Illuslri Pisani. tomo u.. pasó a formar parte del Archivo Secreto de la familia ducal de Este al suprimirse la Inquisición (cfr. en "Annales ESC". Sandonnini. XXVI. Roma. es preciso señalar que tanto en el período 1495-99 como en el de 1530-39. En su monografía Pregiudizl e superslizioni del popólo modenese (Módena. los dos primeros se han per- dido). Los procesos se encuentran dispuestos según la an- tigua subdivisión. se lo ha señalado a la atención varias veces. xxxix). Notas (1) El acervo de procesos inquisitoriales conservado en el Archico del Estado de Módena. a las postrimerías del siglo XV). siécle. pág. XV. La numeración de las hojas es moderna. El primero en mencionar el archivo fue un erudito local. págs. y entre 1520 y 1530 (con dos ex- cepciones). Publicaciones de los Archi- vos del Estado. 2. ya que la serie de procesos se interrumpe entre 1499 y 1517 (con la única excepción de un proceso de 1503). brindar una orientación para la lectura de este tipo de fuentes. numerados del 2 al 118 y dispuestos en orden cronológico progresivo (desde el año 1489 a 1784. 111. . a título ejemplifi- calivo. mayo-junio de 1960. 24 de abril de 1887. Archivlo Segreto Esten- se. Febvrc. Inclusive desde ese punto de vista. Lutetiae Parisiorum. De todos modos. págs. Altl e Memorie del I Congresso del Folklore Mo- denese. no he encontrado documento alguno que mencione al vicario de la Inquisición de esos años como "Bartholomeus de Spina": según la costumbre. . 1890). en "libros" (del "libert tertius" en adelante. Streghe e superstizioni. 567). en Folklore Modenese. (3) Hasta ahora no me ha sido posible alcanzar absoluta certeza sobre la identidad de los dos personajes. en "II Panaro" (Ga/. Aunque este material se conserva en general inédito. 126 y sigs. pue- de de esa forma./ctla di Módena)". en un ca- pítulo titulado Superslizioni e síregonerie m Módena nei secoll xvi e xv (sic: en realidad los procesos conservados en el Archivo del Estado de Módena no son anteriores. XVI. Corradini. el caso de Chiara Signoríni. Inventario (Ministerio del Interior. / processl delle slreghe a Módena nella prima meta del sec. Quétif y J. Riccardi recogió las noticias proporcionadas por Sandonnini. la casi totalidad de los procesos se ocupa de causas por brujería. como se ha di- cho. su recensión crítica al libro de L. puede adquirir una significación en cierta medida paradigmática. Ranie- 32 33 . Valenti. con- cretada en forma dramática durante el proceso. 1956. y precisamente por el aspecto que nos interesa. Módena. núm. elegidos entre los más pintorescos. pág. Echard. todos se limitan a registrar el lugar de origen ("Bartholomeus de Pisis"). Áu coeur religieux duXVle. bajo el rótulo de "Inquisición de Módena y Reggio. La importancia de este acervo documental ha si- do subrayada hace poco por D. Breves pasajes de algunos procesos. Procesos". y el de la Signorini forma pane del "liber quartus". magia y otras por el estilo: en ese sentido es posible establecer una comparación con los datos del trienio 1518-20.. 44 y sigs. las biografías de Spina (cfr. de esos procesos de brujería (cfr.. T. 3. han sido publicados por N. introducción preparada por F. En otras palabras.

se la vida de la señora Margarita. Pisa. tomo m. líber quartus. Inquisición. Hansen. hh. Canovai). pág. aquel día domingo con sus otras dos diabólicas socias. ni ella ni sus quam naturalis. quam absconde- rat ipsa Clara extra domum suam ruri sitam. son numerosísimas las re- ferencias a procesos llevados a cabo en lugares no lejanos (Mirándola. Quaestio de strigibus. líber quartus. E. murtres.". líber quartus. // sommario del campos con dos compañeras. h. Inquisición.. 227: en un proceso de 1505 una bruja relata que. (15) AEM. en un breve volumen (J. en forma erró- mencionó. a nolrc connaissance. duplica et utraque gravissima lectura. (30) La cuestión de los poderes mágicos no interesaba en este caso. líber quartus. ven. 1961. h. 1519. h. h256r (ibid. (ahora en forma reelaborada. simul ac Inquisitionis vice alterius onere praegra. 756. quando maledicebat predicto modo. con appendice di documenti suH'eresia e l'inquisizione a Mó- perare. (31) El carácter de rebelión social larvada que adquiere en muchos casos la brujería ya había si- que fue recogida por Dal Borgo y luego por la Bibliografía slorico-ragionata della Tosca- do intuido por Michelet. también pisano. sobre 2. 237v (11 de febrero de 1519).. por medio de múltiples ejemplos. (26) AEM. A. et dena nel secólo xvi ("Studi e testi". 98v. 258r (declaración del 12 de febrero de 1519). 229r. ".. París. hacía atribuir polé- (21) AEM. ici nous confusión entre ambos personajes: cfr. cum eius impressio per plures annos praeter spem petentium sit dilata. h. Arroyo. 91). sobre 2. Elle est l'cspoir des Révollés". (22) AEM. Scriptores Rerum ¡talicarum. (8) Ibidem.228v. Turín. h. sobre 2. (12) AEM. hann Tinctoris) en ocasión de la Vauderie de Arras (1459-61). el proceso contra fray Bemardino ocupa las hojas 97r-lllv. Roma. 1790-92. 7 (1888). Inquisición. la alocución "ad Lectorem". Mediolani. 225r) (declaración de Paolo Magnano.. 1576) resulta que en los años en que fue compuesto el tratado Spina ostenta. la falsa atribución se debe a una equivocación de R. tenebat in manu candelam quandam. oranti- vatus. La Sorciére. et quod ipse tres erant pauperes. ber quartus. 99v. h. 1951. cortaban ramas de árboles de aliso. tomo VI. cit.. tam in- me echaron de esta posesión. 269-87. pág. en la pág. hijos".. ría. "de Pisis" era vicario de la Inquisición (como Spina. yendo por los (14) Para informaciones sobre Fomi. De Martino. (29) Cfr. sobre 2. J. "postquam ingresa fue- Dominikaner und Trient. Inquisición. donde sin embargo se la presenta como original (". 34 35 . aunque (27) AEM. la Quaestio de strigibus lleva la indicación "edita Anno Domini bus simul genibus flexis marito eius et filiis. líber quartus. Herencia. (25) "(Clara) maledixit ipsi domine Margarite et ómnibus qui eam expulerunt de possessione. Amis et pro- 260r. sobre 2. Mercati. das. líber quartus.. h. no se indica el día). cens hec verba vel similia: "Maldita sea la señora Margarita Pazzana y todos los suyos que ba el cargo de vicario de la Inquisición (". una Crónica Pisaría manuscrita. sobre 2. "videntes ibique pulcra blada super campaneis et annona pros- processo di Giordano Bruno. videlicet rivus. sobre 2. líber quartus: el proceso de la Signorini ocupa los folios 221r- es citez et es champs. 1490 (?). La fecha de composición de la Quaestio de stribibus parece.. sin embargo. 549 y nota 4—.. 1957). contenidas en las confesiones de las propias brujas. Inquisición. sobre 2. Por fuerit malliata a quadam muliere que vocatur Clara uxor Bartholomei Signorini. et dicebat hec vel similia: "Así pueda consumir- 1523". 6 de pues. despachan con demasiada prisa el período que va desde su precoz ingreso en la Orden (23) AEM. enero —sic. /processi contra le streghe nel Trentino. 1901. una tesis que. en su De nobilitate et rust¿cítate díalogus. Walz O. en realidad se trata de una crónica. Inquisición. Por último. líber quartus. Inquisición. gico. Ahora bien.. sobre 2. 489 y sigs. Inquisición. h. de la brujería) dará lugar a una revuelta general de la sociedad. // mondo má- nea.. cfr. Romae. pág. P. 1 de ri Prosperi. "). et post hec prohiciebat quan- giae super alias omnes scientias. etcétera). Hansen desde un punto de vista un tanto diferente y mucho más atendible: "Lors guerres. voulons soulenir par de múltiples exemples une mese qui. fo de la Vauderie (es decir. líber quartus.. 20. debas. 229v-230r. 101). el elogio de Spina es debido a S. tormenta. sobre 2. hh. febrero de 1519). lOOv. 18 el autor había reconocido su deuda con Michelet. Algunos de los textos citados por Palou son significativos. líber quartus. sobre 2.. Inquisición. pero por cierta alusión al comienzo del Tractatus de Praeminentia sacrae Theolo. (28) Ibidem. 1948. líber quartus. nunca había sido formulada: La brujería es hija de la miseria. de 1576). cfr. 228v-229r. diciendo: "ven. les gens sentretueront et chcrront mors lun sur lautre. líber quartus. Un buen ejemplo aparece en los do- 108v).. 255v (declaración de Margherita Pazzani. 98). Inquisición. L. Ferrara. cumentos publicados por A. h. en "Quc-sa¡s-je?". Inquisición. h. pues) en Módena. atribuida por Muratori. sobre 2. Adviértase que la sucesión de los folios no refleja el orden cronológico de las sesiones del proceso. la bibliografía citada por A. 98 r. y por lo tanto ni siquiera se la Scriptores Ordinis Praedicatorum. et non habebant sic talia blada et possessiones. h. con muchas du- a un nivel de divulgación. 1862. su redacción resulta anterior en unos años ("Perfecto de stri. Inquisición. de (24) AEM. Muraroti. donde se afirma que el triun- (10) AEM. caer precisamente en los años en los cuales el no mejor identificado fray Bartolomeo febrero de 1519). líber quartus. líber quartus. sobre 2. los rebeldes". en la Quaestio faltan alusiones explícitas a la ciudad de Módena. propter invidiam deliberaverunt ipso die faceré tempestatem". Schrei er. redicions forsenneront es royaumes. Friburgo. 1725. pág. et quod ad cierto. 99r. el (11) AEM. Bonn. más atrás. que precede la Quaestrio de strigibus (en Aedibus Populi Ro. nota 5. E. Roncioni —cfr. son aun más notables las afirmaciones que expresan la agresividad social de la bruje- hoc malleffitium faciendum ipsa Clara fecerat quandam imaginera ceream. en especial un pasaje de la reduc- (7) AEM. 258r (declaración de Ludovico Dienna. sobre 2. ¡ Domenicani al Concilio di prius Clara et vir eius colebant". (4) Archivo del Estado de Módena (en adelante abreviado AEM).. (6) AEM. pág. Ya en 1444 Félix Haemmer- (20) AEM. y tráenos la (19) AEM. líber quartus. Quellen und Untersuchungen zur Geschich- (13) ". y cuando llegaban al Valle. en G. La Sorcellerie est filie de la Misére.. líber quartus. lin. Para una sugestiva presentación del problema. Panizza. Ciudad del Vaticano..) Se encontrará una lista de sus obras en Quétif-Echard.. di- mani. 254r (18 de Para mayores informaciones sobre la actividad posterior de Spina. (18) AEM. Die febrero de 1519). sobre 2. sobre 2. diablo del Infierno. h. sobre 2.. maledicens ut supra" (AEM.. líber quartus. en "Archivio Trentino".. pág. mismo pasaje ya había sido citado por J. y agitaban el agua y llamaban al diablo. y que nunca más puedan tener bienestar ni reposo. vol. Inquisición de Módena y Reg- 5: ". al teólogo dominicano Bartolomeo "de Sancto Concordio". hh. quam sacrae Theologiae. sobre 2. 187). págs. escrito por Jehan Taincturc (Jo- (9) Ibidem. Esta acusa a Chiara de haber hechizado a su hijo. Walz O. cerca del (17) AEM. Estrasburgo (?). Trento. na. sin duda por febrero— de gibus opere... en A. h. págs.. 129. pág. h. Y así fue. Y así la citada Úrsula marchó (16) Cfr. Inquisición. 228r y v. les enfans se esleveront contre les anciens et sages gens et les villains entreprenderont sur les nobles" (cfr. conducta posesione sua quam págs. y de ahí la núm. Inquisición. pág. spiritus ex ore Gotolle (una de las endemoniadas) dixit quod ipsa testis (Margherita) te des Hexenwahns und der Hexenverfolgung im Mittelalíer. Inquisición. P. 1844.. Esa postura ha sido retomada hace poco. 230r. lí- tada de la Quaestio. Es la esperanza de (5) AEM. París. por lo que gio. sabemos. Delle istorie pisane libre xvi. " (AEM.. pues en efecto venía una gran tormenta. Sin embargo. Inquisición. Des Weltkonzil von Trient. ción francesa del Sermo (o Tractatus) de secta Vaudensium. líber quartus. Inquisición.. et praecipue humanarían legum (incluido en la edición ci- dam herbara morí silvestri super ignem.. A. sobre 2. aquí queremos sostener. sobre 2.). n'a jamáis étc encoré soutenue. La sorcellerie. cfr. h. I. aut rivulo. chains se feront mal. líber quartus. sobre 2. como se consume esta vela". Inquisición. de Moreni. 92 y sigs. Inquisición. rat dicta testis cum viro suo in domo ipsius domine Gentilis. 1942. la declaración de Stella Canova: AEM.. (1494) hasta su designación como profesor de teología en Bolonia (1530). Inquisición. . (donde se asigna también a Spina. Palou. líber quartus. junto a ese Arroyo.

Inquisición. h. propuesta aquí con cierta cautela. 238r. Inquisición. "Sorcier" et "Magicíen". sobre 2. strigibus. (40) AEM. 235r. impotencia para engendrar o detri- denes y razones de la brujería. 3. h. h. 178). Inquisición. serie II. demonio) será posible discriminar en cada caso lo que sólo son las interpretaciones forzadas. magna suspitio est quod alia pacta expressa habuerit cum diabolo cura expressa aposta. 74 (1962). hh. (34) AEM. líber quartus. pág.. 470-99]. se dice. Inquisición. máxime quum omnes alie per- sona professores talis secte sic comuniter faciant. h. En la inquí.. 40. h. 841. Elíseo Masini. antes de morir se hace llevar su gallina. ni en los campos estar. 231r. líber quartus. líber quartus. procesada hacia mediados del siglo XVI: una bruja vieja y enferma. (48) AEM. llevado a cabo en 1519 (cfr. ítem quod crucem concalcaverit et alia nephanda fecerit que faceré consueverunt huiusmodi criminóse persone". entre fray Bartolomeo de Pisa y Barto- un proceso de 1523). hh. 239r. Inquisición. Sobre el problema. después de citar una serie de confesiones de la imputada. den por su esfuerzo. Inquisición. hh. cfr. to Oficio ya en 1613).. Inquisición. y transmitirle al mismo tiempo todo su acervo de fórmulas. sobre 2. (58) Piénsese en especial en el fenómeno del culto popular de Diana. nota 35. Bruja formal debe considerarse a chio (Perusa). ad sanando maleficia. por parte de los inquisidores.. líber quartus. y el recien- llamo y conjuro. Inquisición. nota 48. En su tratado Quaestio de strígibus (53) Cfr. hh. líber quartus. sobre 2. sítio redactada en el curso de un proceso contra una bruja de Módena.. ipsa Clara usa est hoc mallefficio verborum et gestorum. (54) AEM. h. seis menos me devuelvan y tres se guar. también. E. sostenible. nota 37. 239v. entre otras cosas: na". et sagacissima. que no pueda tener jamás bien ni quietud. Roma. nota 3. para hacerla heredera del "arte della strea. videlicet ponendo ¡ntorno a díte inediíi documenti di slregheria milanese del secólo xvi. A. después de exhortar a los inquisidores a la moderación y la caute- (32) AEM. sobre 2. lonia. sobre 2. líber quartus. (50) AEM. sobre 2. líber quartus. (38) AEM. ría" (y que comprendía tanto las simples supersticiones como el sábbat y la adoración del ber quartus. ni descansar. los que a su vez permiten suponer ("magna suspitio est") que la imputada se ha manchado con los peores crímenes vinculados con la brujería propiamente dicha. que debería ser examinado a fondo. bruja formal. (49) De estas superposiciones interpretativas existen documentos bastante notables. h. con sus maleficios o mundo. o aun febrero de 1519). Que estas interpretaciones forzadas no constituían un procedimiento aislado en 36 . (44) AEM. Inquisición. lomeo Spina. La creencia de que antes de morir las brujas debían dejar a alguien su pues. 231v-232r. 236r y v. se recomienda: "Adviertan además los Jueces que cuando alguna mu- (33) AEM. a cinco diablos Istituto lombardo di scienze e lettere". h. 235v. líber quartus. sortilegios y de." {Quaestio de (55) Cfr.. Inquisición. Inquisición. h. Bertolotti. quinqué dígitos in muro et dicendo isla verba: cinco dedos pongo en el muro. núm. h. sobre 2. h. (43) AEM. y apostatando de su Fe. sulte sospechosa de ello. h. nueve gotas de sangre les toquen. Inquisición. 1959 (en especial los caps. sia a fide catholica et assumptione ipsius in dominum suum. (47) AEM. 247r. sobre 2. 232v-233r. hasta que a mí me vengáis a hablar" (AEM. líber quartus. sobre 2. el pienso u otros frutos de la tierra. la en el tratamiento de este tipo de causas (conforme a las instrucciones emanadas del San- 6 de febrero de 1519). Inquisición. Inquisición. Inquisidor. xxxü: "De los procesos de brujería. 1639. h. 19). págs. XXXffl. hh. 234v. 240v-241 v. nota 3). Inquisición. en "Rivista Europea . el cap. líber quartus. sobre 2. (52) Cfr. 41. Eliseo Masini de Bo- maliardi nel secólo xvi ín Roma. líber quartus.. h. Inquisición. 232v. h. líber quartus. (65) AEM. 234v-235r). quum tot et tantas superstitiones fecerit in nomine diaboli. sobre 2. sobre 2. París. etiam super conditionem suam" (lí. Le ossa e la pelle dei buoi. sobre 2. overo Prattica deU'Officio della Inquisitione amplíala. 236v. aunque más no fuera porque no llega a interpretar de manera adecuada la extraor- líber quartus. Sólo si se somete a un análisis de conjun- Al padre vicario que le pregunta "si ipsa Clara esset repútala fatua". (56) AEM. Sobre la actividad de inquisidor desarrollada por Spina en Móde- ". 212v. (39) AEM. sobre 2. pág. 260r (declaración de Caterina Bongandi. Inquisición-. Streghe. Caccia alie streghe. magium diabolo de anima et corpore suo. Inquisición. Bertolotti. 236r. AEM. ni estar bien. 32 (1899).. M. h.. (63) AEM. Rotondó en "Rivista storica italia- cionadas con filtros para el amor. Inquisición. R. nucamente por el noble toda la culpa de la brujería a los campesinos (cf r. líber quartus. sobre 2. 260r). (59) AEM. líber quartus. 241v.. sobre 2. Palermo. levemente o vehementemente. 12 de jer queda convicta o confesa de haber hecho encantamientos y sortilegios ad amorem. et actus illos idolatrie ege. y ella (intelligendo de domina Margarita Pazana. más atrás. de modo que de tales maleficios o sortilegios se ria". 606). (64) AEM.. líber quartus. más atrás. sobre 2. (42) ". (62) Ibidem. nería. más atrás. o por lo menos enfermedad. con bibliografía) parece in- dar. 6). sobre 2. divorcios. la Bongandi responde to el intrincado complejo de creencias y prácticas que se conocía con el nombre de "bruje- "quod non. Herederos de Corbelletti.Rivista internazionale". Verga. sobre 2. pág. sobre 2. (al respecto. todas rela. 239r y v. sobre 2. sobre 2. nueva serie. líber quartus. sola en el aquella que ha hecho pacto con el Demonio. líber quartus. líber quartus. dinaria difusión del culto popular de la diosa. ni dormir. hh. vinculado de manera tan es- (41) AEM. o a cualquier otro efecto. 242v. líber quartus. todavía vivo en pleno siglo XVI. pág. respondí!. te volumen de G. 232r. envenenamientos y maleficios. Sacro Arsenale. Bartolomeo Spina afirma que las brujas "faciunt ho. líber quartus. sobre 2. h. ¡V^ y ocupa mi lugar!" (cfr. líber quartus. mayo-agosto de 1979. hh. h.. xiv (1883). h. ni poder an. en "Quaderni storici". El procedimiento está claro: los ritos supersticiosos punteados de fórmulas tales como "in nomine diaboli" o "in nomine magini diaboli" son definidos como "actus idolatrie". h. (35) AEM. sortilegios ha dañado a una o más personas. líber quartus. (36) AEM. (57) AEM. sobre 2. líber quartus. sed erat astutissima femina. (45) AEM. h. pág. (60) AEM. trecha con la brujería. más atrás. aunque re- más. sobre 2. cfr. líber quartus. en "Rendiconti del R. Inquisición. 221r (declaración de Giovan Gerolamo Pazzani. et quandoque filiorum suorum. vol. 233r. Inquisición." (F. y le escupe en el pico mientras dice: "Tú eres mi heredera y así te concedo todas mis ór. tal como se la describe en los tratados de de- monología. sobre 2. más atrás. h. líber quartus. se hallaba muy difundida. nota 36. siga la muerte. 233 v. Inquisición. ut ipsa Clara dixit) El intento de interpretar "Diana" como corrupción de "daemonium meridianum" (cfr. véase más atrás. no se sigue de ello por fuerza que sea una to en la secta. Inquisición. Inquisición. sobre 2. resulta claro en un pasaje del muy difundido Sacro Arsenale de fray Rusticorum Presentium enormitaübus"). Inquisición. líber quartus. (51) Cfr. L. (37) AEM.4. 235r y v. la misma fórmula reaparece en [La identificación. de las auténticas creencias populares. pág. na. 165 y sigs. Inquisición. (61) AEM. Inquisición. ha sido posteriormente demostrada por A. (46) AEM. en el que. sortiere e mento notable a los animales. nota 49). 243r. vol.. sobre 2. Bonomo. Un curioso caso es el que relata cierta bruja de Colle Vec. Wagner. Inquisición. Un mito popolare ira agiografia e strego- rit. 240r (cfr. pues el sortilegio puede hacerse sin formal apostasía al Demonio. líber quartus. 1939.

que preferimos brindar en nota (4). con mu- connotación muy a menudo frivola o superficial.. "Descubrir" hoy el valor de las lecciones de etapas de un destino. y sería retomado y resuelto Notas sobre un problema de método de distintas maneras por su continuadores: la utilización de los testimonios fi- gurativos (pinturas) como fuentes históricas. Re- dos hace unos años) (2) indica una concreta voluntad de actualización cultural: celoso al principio frente al lujo de la patricia residencia hamburguesa de War- se busca proporcionar al lector italiano no especializado la posibilidad de infor. Warburg podía hablar. (7) Sin énfasis alguno. o los volúmenes de las series respectivas de Studien y Studies. interesarse por problemas relacionados con la astrología. en traducción italiana. Warburg le dio una respuesta que Saxl no olvidaría: "Los pro- caso de Gombrich. Warburg a E. entre este joven estudioso. como las de la moda y de la "actualidad". redescubrir la verdadera fisonomía de este estudioso. Pero les. y de su actual director— no es. La repentina decisión de emprender. quien había comenzado a cordar los dos volúmenes con selecciones de escritos de E. el cho mejor que yo". sin más. y mucha. y trasmutada en el actual War- burg Institute. (3) Su programa—el estudio de las continuidades. trasladada por Saxl a Lon. usted podría aprovecharlo mu- de Saxl y de Panofsky a unos cincuenta años atrás. Saxl y del libro más recien- te de E. (5) de warburguianos). en la conclu- 38 39 . la propia palabra "actualización" (aggiornamento. pero la tiene. es necesario. de los escritos de A. esto no tiene importancia alguna para quien Este intensísimo sentido de la identidad entre la vida y la obra del estudio- se plantee el problema del valor intrínseco de los métodos adoptados por estos so llama en el acto la atención cuando uno se acerca a la figura de Warburg. pero ante todo es tardía. necesario formular algunas observaciones. de una selección de las conferencias de F. lo puso en contacto con un mundo de emocio- acuerdo sobre las características específicas de dicho método. como si el esfuerzo por dominar de ma- critos de A. más profunda y comprometida que la suya. en una visión retrospectiva. exigiese una trágica compensación en el dad acabada: la Biblioteca fundada en Hamburgo.. Warburg. obras de los dos creadores de la Biblioteca. En el perfil de Saxl. y Aby Warburg. que de manera muy oportuna. un viaje a los asentamientos de los indios pueblo de Nueva México— en para hablar del "método warburguiano" es preciso ante todo establecer algún apariencia. Gombrich —es decir. cia en la cual cayó durante largos años. Bing. Pero aquí no vamos a ocuparnos de De A. (6) El estudio de la astrología y de la dores. la obra de Warburg fue continuada por sus segui- Antigüedad clásica y del Renacimiento. que ocupó el centro de las in- vestigaciones y las meditaciones de Aby Warburg. Se dio cuenta de que se hallaba ante un hombre cuya experiencia era. en cambio. y los cortos intentos por él realiza- surada. los primeros escritos de Warburg se dos en ese campo le parecieron superficiales en grado sumo. Warburg.. por supuesto. Por supuesto. (Distinto es. un poco ridículo. en su hermosa introducción a la traducción italiana de los es. dres. para caer en cuen- ta de ello basta hojear los anuarios de los Vortrage de la Biblioteca Warburg y del "Journal of the Warburg and Courtauld Institutes". sino simplemente de un problema de método. y aclarar hasta nes primitivas y violentas. Gombrich la actividad del Instituto. al comienzo de las persecuciones raciales. vinculadas por mitades con la ciencia y quien ya había tratado de quedar oculto tras la imagen de su única obra en ver. que más tarde influiría sobre su interpretación de la qué punto. Saxl escuchó con entusiasmo cada vez mayor a aquél. Pero cuando Saxl remontan a la última década del siglo pasado. una "desviación"—. cho. I Warburg. la edición italiana que comentamos. Panofksy. con un mundo oscuro y demoníaco. se "actualiza"en forma apre. Además. fracturas y sobrevivencias de la tradición clásica— interesa a los medievalistas no menos que a los historiadores de la Antigüedad o del Humanismo. y de qué manera. y sobre el grupo de investigaciones sobre la trasmisión de las figuras astrológicas en la Antigüedad estudiosos que en él se inspiran. que se refería a sus marse sobre los problemas y los métodos de Aby Warburg. en sus años juveni- Warburg y sus amigos y continuadores sería. nera racional esas fuerzas ambiguas. En primer lugar. y todo queda como antes. magia en los siglos XV y XVI se entrelazó de manera dramática con la demen- parecida G. bastante circunscrito. incluye como apéndice después Instituto. quien en cierto sentido pertenece a la segunda generación blemas no se solucionan pasándoselos a los demás". H. Es un propósito muy justo. la señora Bing describe el primer encuen- casual.. Por consiguiente. Las estudiosos. para quien quiere remitirse a ello en nombre alternativas de su biografía se construyen. (1) Esta convergencia de programas editoriales (y también hay que re. burg. plano biográfico. publica. y los comienzos de la actividad dijo: "Creo que debería cederle todo mi material. tro. La casi simultánea aparición. como escribe la lamentablemente desa. H. Iniciativas como la edición del Corpus Platonicum Medii Aeví hablan por sí solas. en italiano) ha adquirido entre nosotros una . sobrevenido en 1911.

enseñó "que se pueden hacer sentir voces humanas articuladas. 249) se le apa. el uso de la "mímica intensificada" de los ta). pág. (15) tal vez catalogados entre las "curiosi- males. en todos los sentidos no vinculadas entre sí: en la Civilización del Renacimiento había dado "la psi- del término "expresión" (pág. sino una Antigüedad im- "obediencia". Al mismo tiempo. visualizada. en obras de la Antigüedad clásica. 199). señaló que Burckhardt. güedad eran entendidas como "testimonios de estados de ánimo convertidos en do ante el Congreso Internacional de Historia del Arte. De un dato formal (la representación del movimiento de las ropas y los cabe- ro (1920)—.. enfermedad —Divinazione antica pagana in testi ed immagini dell'etá di Lule.. El tista. de tema botticelliano. corno escribe la Bing. Con suma delicadeza. Warburg con E. en su radical oposición al nuevo ordenamiento impuesto por la Bing a la edición italiana de los escritos Medioevo. El hecho de recurrir a "los superlativos franca. en apariencia heterogénea. y en Cicerón. de la segunda etapa del siglo XV.. compuesto en los años de la en Dios y la confianza en sí mismo del hombre renacentista" (pág. pág. sentaciones del movimiento. Así. Warburg trazó un rápido balance de las investigaciones em. cuadros famosos y oscuros: como escribe la Bing. llevado a cabo en Roma. influido incluso por El problema de la for. incluía una alusión a la diosa Fortuna. vinculó a A.. En el informe presenta. Warburg se había detenido. por primera vez. Aquí. hardt. quien dedicó a Warburg su obra más fluencia de los antiguos para la civilización artística del Renacimiento tempra. . como en la edición alemana— permite al lector captar la historia de esa Warburg. Warburg había pasado a las actitudes de fondo de la civilización renacen- influencia de los antiguos)" (La rinascita del paganesimo anaco. 364).. siguiendo los pasos de Burckhardt. publicados postumamente en 1893. condujo a War. cit. las representaciones de mitos legadas por la Anti- mo. los gustos. al estilo renacentista. imágenes". sin ninguna complacencia irracionalis- Botticelli). 210. A través de la Sin duda. y al mismo tiempo manifestó la ambición de continuar de algún modo su "fórmulas auténticamente antiguas de una intensificada expresión física o psí. empresas amo- do en los ensayos siguientes. y de la novedad del mis. dell'arte in Italia. en vísperas de un viaje Warburg presentaba su ensayo como corolario a los Contributi alia storia que se insinuaba plagado de peligros. Como se sabe. posterior en doce años al primer ensayo sobre de Burckhardt: la "vida" (por supuesto. en ese contexto. de "obediencia al problema que nos gobierna (para mí. la Antigüedad apolínea de los clasicistas. buscaban las huellas en 1912 (es decir. en los que "las generaciones posteriores.. Pero la Antigüedad que proporcionaba a la sociedad florentina de warburguianos —por sucesión cronológica antes que por los problemas trata. el mercader florentino rno decía en el subtítulo. (12) de este estudioso. Ahora Francesco Sassetti. tapices. en los cuales Burckhardt "medida—escribe Warburg— de la más alta tensión de energías" y al mismo no había desdeñado "el esfuerzo de examinar la obra de arte en su vinculó di- tiempo "formulación figurativa de la transacción entre la 'medieval' confianza recto con el trasfondo de la época. Este doble enriquecimien. no ya como una solución de problemas sólo for. fines del siglo XV el tesoro de sus expresiones-límite estilizadas no era. en la representación del movimiento del cuerpo. obra. la obstinada profundización del problema que había acosado a pregnada del "pathos dionisíaco" (pág. la profundización del significado de estos burg quiere reconstruir el vínculo entre las representaciones y las exigencias préstamos de la Antigüedad. de Hemos hablado de un testamento. la mentalidad de una sociedad determinada: la florentina burg a modificar su visión de la propia Antigüedad. y sobre todo pág. noción de Pathosformeln. The Expression ofthe Emotions in Men and Animáis (1872). 307). co- por traducirse en una solución de compromiso. en su "abnegación científica". verdade- prendidas. importante basada precisamente en el tema de la trasmisión de los topoi retóri- no?"—. (14) ma. En las observaciones preliminares al ensayo Arte del ritratto e borghesia quica. 197). que se esfuerza por representar la vida en movi. y valdría le pena investigar. al redactar en 1488 su testamento.. Arte italiana e astrologia internazionales nel palazzo Schifa. mentos de escasa importancia". siglo XV. para interpretar las exigencias ideales o prác- 40 41 . (16) Pero en otro sentido. utilizados por el arte renacentista. mulas de lo patético" pueden ser consideradas. de A. El hallazgo del significado que el arte de la Antigüedad tuvo para la sociedad florentina del de que los artistas de ese período se inspiraban. War- una sociedad. (8) falta subrayar cuánto debía esta visión de Warburg a Nietzsche. A ellas recurría "dondequiera que se tratara de quebrar las do tratar el problema de la civilización renacentista en secciones exteriormente limitaciones impuestas a la expresión por la Edad Media". comenzando por su tesis universitaria. para las repre. sólo se fue abriendo paso poco a poco en Warburg. la Bing subraya que to de la actitud inicial aparece con suma claridad en el ensayo sobre Diirer e Warburg utilizó. Testamentos. prácticas. invariablemente. Warburg mente antiguos del lenguaje mímico" (La rinascita. cartas de mercaderes. según la interpretación de la mímica y los gestos como rastros de violentas pa- antes de presentar a los estudiosos allí reunidos uno de los grandes ensayos de siones experimentadas en el pasado. fue profundiza. en varias ocasiones. sino como el síntoma de la transformada orientación emotiva de toda dades" dignas sólo de interesar a los historiadores de las costumbres. (13) Estas "fór- noia di Ferrara. Curtáis. En su ros topoi figurativos. una de las palabras clave l'antichitá italiana (de 1905. sugerida a Warburg por el libro de Darwin su edad madura. Hildebrand (10). la conciencia del trabajo emprendido. R. Warburg reconoció su deuda para con Burck- antiguos es visto como un recurrir a "fórmulas de lo patético" (Pathosformelri). la relación que intento de responder a la pregunta que ya conocemos —"¿qué significa la in. en ese sentido. cos clásicos a la literatura medieval.sión del último escrito aparecido durante su vida. No hace Warburg desde su juventud. en una circunstancia de alguna manera excepcional en la vida permanentes de las conmociones más profundas de la existencia humana". para resolver el problema los cabellos y las ropas en las figuraciones del siglo XV florentino. rosas. 238) (11). "una guía para el disfrute de las obras de arte". Así. es el de la llos). siempre esquivo a los honores mundanos y académicos) (9). Warburg se sirvió de una documentación bastante variada. para dos. florentina. había preferi- miento" (pág. y es más. aun en docu- reció poco a poco a Warburg. aunque en ocasiones esa ruptura terminara cología del individuo social sin referencia al arte figurativo".

de Riegl y WOlfflin. "la ima- ginación histórica —("Warburg was a man of a very imaginative and emotio. Wind. Frente a los primeros. (23) De todas maneras. de la literatura. (21) abstractas del mundo y de la vida. religiosos. de los trabajos de Warburg. Warburg había lamentado que la historia del arte no posturas culturales muy concretas: por un lado las tendencias. bajo el directo incentivo cons- tituido por el material reunido y ordenado por Warburg. 112: las cursivas son mías). o como indicaciones para una lectura críticamente exacta de los escri. ensayo. que se proponen eliminar gía histórica de la expresión humana'. en esta polémica contra todo paralelismo prefabricado. de un Begriffssystem de Warburg) (25) eran sin duda nismo y paganismo. y por el otro. que Warburg había deducido de genio. su aten. la tentación de dar un orden sistemático a los tieron más bien en los resultados concretos obtenidos por el estudioso hambur- presupuestos que animaban las investigaciones concretas. Burckhardt. Vischer (28). en el ensayo Warburgs Begriffder Kulturwissenschaft und seine Bedeu. (27) Así. en la nológico. (17) fiestos programáticos de un representante calificado de la Biblioteca Warburg. Dios y Fortuna. si bien tan disímiles. Nietzsche. (31) En él se grafía). debemos considerar a estos ensayos de Wind como mani. relacionada de manera orgánica en torno a un muy concreto critos de Wind. abre el primer tomo de los Voíráge de la Biblioteca Warburg. profunda. Divinazione antica pagana in tesa ed immagini dell'etá En sus trabajos. Edgar de estos últimos no se le escapaba. ErsterBand. Más que como intentos de balance historio. A ella sucumbió uno de los estu. (pág. El abanico de que. ya recordado. Usener. en su polaridad y sus blicado por la Biblioteca Warburg (24). especialmente pecu. tal como la entiende Dilthey. naturalismo "a la francesa" y estilo ideali- forzadas. do. Wind Warburg subraya la importancia de la "iconología" (20) como antídoto contra subraya. Studien zu den Arbeiten A. Burckhardt: una "cultura" entendida en un sentido casi antropológico. La unidad interna diosos agrupados en torno de Warburg y de la biblioteca por él fundada. eran no tanto verdaderos objeti. parece conectarse. del Renacimiento temprano visto como "tipo" (Typus). por la interpretación del Renaci- miento y la conceptción individualizante de la historiografía. la importancia del símbolo. lugar las supersticiones y las actividades manuales.ticas de la vida real como "causalidad" (pág. por el otro. incluso. allá por nuevas investigaciones. al lado del arte. pero trataba de injertarla en una filo- sofía de la cultura fuertemente influida por Cassirer. está constituido por el hombre grafphie zumNachleben derAntike. hasta cierto punto. 1931 (1934). Estas exposiciones sistemáticas (se ha. por un lado. que en consecuencia corre el riesgo de dar formas concretas a concepciones vos como medios para llegar a ese fin. por la 42 43 . Esta unidad (Gesamtheit) miaban ante todo a Warburg eran la función de la creación figurativa en la vida de los diversos aspectos de la vida cultural —artísticos. El núcleo de esos trabajos. Todos los demás temas que se consideran característicos de investigaciones concretas de Dilthey. Esta doble característica refleja de manera verosímil dos Cassirer se había consagrado a escribir. "cultura" (derivado en esencia de Burckhardt) que tal actividad implica. de la ciencia. dice Saxl. contradicciones. por cierto. de Warburg (es sabido que su lema preferido era aquel de "Dios está en Warburgs (30) se presenta como una exposición orgánica. su interés por el contenido de las representaciones. etc. En forma paralela a estos intentos de E. tan bien aclaradas por Warburg: contradicciones entre cristia- bla. remachado por las palabras finales del en los años inmediatamente posteriores a la muerte de su fundador. sobre to- tos warburguianos. en estos es- sión temáüca. preparado y pu. liares. encontraban sus intereses era más amplio. Wind de sistematizar los presu- nal type")— luchó siempre contra un ardiente deseo de simplificación filosó. resumidas en los hubiese conseguido todavía "poner sus materiales a disposición de la 'psicolo. Saxl. la acentuación de De esa forma. T. en las cuales se auspiciaba una kulturwissenschaftliche Bildgeschich. inclusive porque Wind. a Saxl. de una coherencia temática twgfür die Aesthetik (1931). pero para él se trataba. que en verdad aún no ha sido escrita" toda vinculación entre historia del arte e historia de la cultura (26). zado a la antigua. gués. (19) Aunque esta última frase se encuentre en un contexto en el cual la Geistesgeschichte. que en Warburg estaba unida de manera explícita a te fragmentaria e inconclusa (22). que núcleo de problemas. no se puede decir que el método de Warburg se agote en el análisis ico. Wind captaba. sin duda alguna. en quien. contra todo intento de fundar una historia "autónoma" del arte. los problemas que apre. ni que este último asuma para él un valor de excepción. Nietzsche. expo. perteneciente a la generación siguiente. pero Wind observa (y allí surge la cara sus investigaciones. completada aquí y lo peculiar") se hacía sentir con mucha fuerza. como F. más bien con la gran Filosofía de las formas simbólicas. 268). Quiénes eran los principales inspiradores de estas inves- nía las implicaciones de la obra de Warburg a la luz de intereses diferentes y en tigaciones de Warburg fue aclarado por Saxl en el breve y jugoso perfil que una situación cultural modificada. de la filosofía. Era un programa bastante explícito. (18) Ocho años antes. Wind). ción hacia la sobrevivencia de la Antigüedad. más allá de una aparente disper. El largo escrito Rinascitnento dell'Antichitá. (29) tendencias opuestas del propio Warburg. políticos— de la civilización y [y la] relación variable que existe entre expresión figurativa había sido subrayada. como se sabe. la obra de Warburg se nos aparece. insis- fica". y en el prefacio a Kulturwissenschaftliche Biblio. un aspecto real II e importante de la enseñanza de Warburg. la sugestión de un ensayo de F. como dice Saxl. mencionan tres nombres: Burckhardt (en quien se había concentrado. la con- los peligros opuestos del determinismo fácil y de la exaltación irracionalista del cepción de la cultura como entidad unitaria. a dos te. tanto en los ensayos teóricos como en las y lenguaje hablado. Como escribe la Bing. Wind contrapone la actividad de Warburg y el concepto de di Lutero. En este subrayar lo concreto de la investigación. más que de una unidad de tratamiento o de método. puestos teóricos y conceptuales de Warburg hubo quienes. opuesta de su polémica) que en Dilthey tal unidad es un postulado apriorístico. nombres. exteriormen.

identificado en el descubrimiento (vinculado con la nueva relación. Art (1933) (32). en lugar de do examen. que afronta científicamente el problema de la Warburg al público italiano.acentuación del aspecto dionisíaco de la Antigüedad. hace suponer que el problema es más truido en un ámbito determinado. recons- en definitiva el "método warburguiano". con un dejo de amable autoironía. digamos. no sólo con el arte. sobre el proble- Warburg. escribe intención de presentar el uno y los otros al público culto de ultramar). de cada una de las "ciencias humanas". que entabla con la Antigüedad clásica) de la dimensión destacadas y debatidas. Venus". pero esta gran tradición de estudios merece tal vez un homenaje ción que Panofsky. hay que subrayar. a propósito de Saxl —a quien contacto con la expresada aquí por nosotros. El hecho de tener que escribir en un idioma Hemos aludido a los ensayos en los cuales Saxl propuso los temas y los métodos de las investigaciones de A. casi con la europea entre los siglos XIX y XX. en especial. es precedido por un rápi- ma de la mitología clásica en el arte medieval. Nos atrevimos así a escribir. menos genérico. en un contexto distinto (importan- 44 45 . to de la historia de las religiones en clave de lucha entre Oriente y Occidente. (40) Menos convincente todavía. la fundación de la concien- "warburguiano". (36) Panofsky y Saxl profundizan esta diferenciaciones académicas o sencillamente dictadas por la tradición. adhesión a había señalado que la adopción. al presentar o reproponer la obra de centista de la perspectiva üneal. La herencia clásica. (34) Pero junto a la infrecuente capacidad de síntesis. en esencia. funda- es innegable. no limitado1 sólo a los especialistas. provocada por las investigaciones concretas. tículos especializados. por los mismos componentes del equi- histórica. por el tratamien. al delinear "lo dia. ha sido casi ignorado. por E. escribe Panofsky. escriben los autores.). en el recordado ensayo Rinasci- compuesto en colaboración con Panofsky. Lo que quemamos señalar. descubiertas o Antigüedad clásica. (42) Por lo tanto. zaciones teóricas abstractas). re. El hecho de que G. antes que (o además de) escribir una docena de ar- sos —en primer lugar. ¿no es un tanto exagerado afirmar (antes) burckhardtiano y luego desarrollado. ruptura de las sino con toda la mentalidad medieval. entre constricción y libertad. de las cosas (y correlativo rechazo de los presupuestos teóricos y de las generali- los Pathosformeln de la Antigüedad implicaba una ruptura. a trazar un pri. de la exaltación de la actividad práctica. las orientales) a lo largo de la Edad Me- cíficas. (43) Más adelante veremos que estos Panofsky y Saxl llegan a encarar el problema histórico general del Renacimien- planteamientos metodológicos no son en modo alguno pacíficos. por parte de los artistas del Renacimiento. terpretación gire en torno del tema warburguiano de las Pathosformeln. en este ensayo (que. espe- de múltiples mediaciones (entre otras. el de las imágenes de los dioses antiguos—. Ese encuadramiento. que garantizarían su fecundidad y su ejemplaridad. planteamiento interdisciplinario. visto en su conjunto. retomando un motivo método y un tipo de investigación" (pero. Estas intuición: el redescubrimiento de lo antiguo. con resaltados no muy felices. Todo ello cia histórica moderna (the discovery ofthe modern 'historical systetri). (39) De todos modos. como uno de los primeros frutos positivos del trasplante forzado de los estudiosos alemanes de historia del arte al suelo norteamericano. etc. importantísimas. que. cia del humanismo laico florentino. de la buena recepción que en (o además de) estudiar sencillamente las transformaciones de Hércules o de Italia ha tenido ese tipo de investigaciones. al cual ya había mer balance de la actividad de Warburg. hermosísimo ensayo aludido Saxl. Fruto de la ya probada y ejemplar colaboración intelectual de dos estudiosos complementarios entre sí (33). por Panofsky (35). "renace" por último en los siglos XV y XVI. se haya preguntado qué tienen en común los escri- "distancia entre el ojo y el objeto". Garin racterizan periódicamente a la civilización de Europa Occidental? Warburg ya insiste en los siguientes puntos: concreción y precisión filológica. y en especial de las "formas" de la serían —más allá de las vetas de investigación. ca- que ello "en general. con una amplia introducción de E. mucho Pero si en estos escritos Saxl se había limitado. aproxima al descubrimiento rena. Bing. aquí y en otros trabajos. este ensayo fue considerado por Panofsky. inspirándose en una observación de Cassirer. y por añadidura preciso e inequívoco. resulta muy significativo que esa in- entre Alejandría y Atenas. (37) Como se ve. más allá to. no del todo aceptable en sus detalles. como el inglés. nos dio el coraje suficiente "para escribir libros sobre todo un del Instituto ha sido traducida al italiano. para pronunciadas por Saxl en Inglaterra para divulgar la actividad y los objetivos un público como el norteamericano. la impor- Garin. es decir un cimiento". y qué es de historia del arte —el redescubrimiento de las formas del arte clásico. constituía en todo sentido una profundización de ese balance. es la vinculación que propone Garin cia de la documentación utilizada. más fructífero que la tipología del hombre del Renacimiento. Garin en la que se procura encuadrar históricamente la actividad de los estudio- maestro o todo un período. Classical Mythology in Medioeval mento dell 'Antichitá. en pocas palabras. y a la importan- por su carácter extremadamente genérico. complejo de lo que parece a primera vista. es la crisis de las clasifica- tancia de las conclusiones. una entre esa actividad del grupo warburguiano y la situación general de la cultura vez más se remite de manera explícita a Warburg y a sus métodos. el propio Saxl y Panofsky— que siguen las huellas de A. (38) Se trata de una interpretación que presenta muchos puntos de po warburguiano. trasmitida y deformada a través ciones filosóficas generales. al menos por la mayoría"?). Usener. uno de los reviváis que. tan dis- de su indudable fecundidad. oportuno en sí mismo. Garin. ¿qué significa este "rena- que en el trabajo de Panofsky y Saxl era el aspecto más importante. (41) Lo que caracterizaría a ambas. en primer lugar. es decir. Una parte de las conferencias distinto del propio. Warburg. III trospectivamente. partiendo de un problema tos que desde hace casi medio siglo se remiten al nombre de Warburg. implica la conciencia precisa de la "distancia cultural entre profundizadas por estos estudiosos— las características esenciales del método el presente y el pasado". Pero. el muy amplio. plantean una serie de dificultades que han sido tinta de la medieval.

al ensayo homónimo de Gentile. debe al fin.. sin reservas ni arrepentimientos. por así decirlo. cuada de estados emocionales que están sobre el límite de la tensión). es decir que los modernos. Saxl le análisis. o como el Aretino. de "dignidad". en modo al. (51) De todos modos. veían los problemas de todos los días llegado al término de los acontecimientos por él reconstruidos. En el ya recordado escrito programático que abre la serie de los contrapone. sino que se sumerge en verdad que los antiguos ("Recle enim Veritas Temporis filia dicitur. ora político-morales (la calumnia. no sin cierta impaciencia. y recurrían a metáforas clásicas. non ellos. y observa que sub especie aeternitatis. (53) El Tiempo aleja las nubes de la figura resplandeciente contexto polémico. ¿qué signifca. (abstracta) teoría fuera más tenue en el original. Pero para Saxl este grabado. Es evidente que Saxl retoma. que al final de su introduc. la soterrada dependencia respecto de los temas en cuestión dentro de un contexto puramente filosófico. que casi parece un comentario al pasaje de Malenbranche citado por un mito clásico. como lo había hecho Warburg. grabado de Picart es "demasiado sabio. Y Saxl. Saxl subrayaba que Aby Warburg no había y "tcorizador". en la cual aparecen los filósofos y se inserta el agregado sobre el ensayo y comenta: "Era la puntualización levemente irónica de una manera distinta de de Gentile. cuyos rayos iluminan de través el corro de filósofos antiguos. mejor. política. respuesta "to the démonos ofsome specific. y sugería de manera implícita que la importancia del elemento tórica. (44) es la complejidad de esta figura de estudioso. respuesta debe buscarse en una "característica esencial de la mentalidad del Platón. aun sin evo. el 1& mayor parte de las obras de arte que ha venido analizando. Saxl tiende en forma ción Garin contrapone. el filósofo que hubo— del pensamiento formulado por Giordano Bruno y después por Bacon: sólo ve las ideas. abocado. tan a la luz por el Tiempo y ornada con el correspondiente lema. etc. en efecto. para volver al ensayo había reprochado con discreción que hubiera examinado la evolución del tema Ventas filia Temporis. nacidas en aspecto "dionisíaco" de la Antigüedad (las Pathosformeln como expresión ade. religosas y políticas". imparcial. sin tener en cuenta sus warburguianos surge de modo negativo. Renacimiento". genuine human situation". (46) A Gentile. no es ésta "the representation ofan idea but the illustration ofa theory". el 46 47 . explicar la trasmisión de las imágenes de la Antigüedad. según quién utilice el lema— del antro oscuro en académico desde el punto de vista formal) de "cierto" Bernard Picart. El énfa. no sabemos cómo sonaba con exactitud el la universalidad. casi en tono de disculpa: "es significativo que la interpretación del vez por Aulo Gelio (aunque el tema se hallaba ya presente en amplias zonas de lema proporcionada por los filósofos no encontrara ninguna expresión artística la tradición clásica). histórico-religiosas. siguiendo las huellas de una irónica observación del sistemática a depurar a ésta de sus implicaciones "dionisíacas" y. escrito la historia del renacimiento del momento apolíneo. Garin retoma esta observación final. tampoco el emblema de Marcelino. precedidos o. que podía encontrar una expresión adecuada (proper expres. etc. llevado de la mano por la Filosofía. y al lema y las representaciones vinculados con él (48). minuciosamente concebido. el sis se desplaza aquí hacia el elemento que para simplificar. es una muestra de que ya se ha probable inspirador de dicho emblema. que fue el pri. incluso en la parte implicancias "culturales. se hallan más cerca de la lólogo. en un Gentile en su ensayo. por su mayor experiencia.. Más que el significado histórico de esta nueva representación de los Warburg: ¿qué significaba la Antigüedad clásica para los hombres del Renaci. fuera del contexto en que nacen. últimas en ser ilustradas". a la reconstrucción his. mero en usar un emblema tipográfico inspirado en el mito de la Verdad sacada avanza ya en la plena claridad de la Verdad. guiados por Descartes. ceder su puesto a la verdad). a Panofsky. el que. neo": Saxl habla de la transfiguración del elemento cotidiano sub specie aeter. es dionisíaco antiguo en el Renacimiento había sido subrayada por Warburg con otro indicio del carácter demasiado genérico de la caracterización propuesta unilateralidad quizás algo excesiva (y no casualmente. a diferencia de miento? Es cierto que aquí Saxl no subraya. Zenón caminan entre la sombra y la luz. el historiador-fi. tan falto de vigor. por cierto. Pero las cosas no son exactamente así. Hombres como Marcelino. analiza un ora religiosos y aun polémicos (el tiempo hace emerger a la verdadera religión documento muy significativo. el tipógrafo de Forlí.. de ello artistas de valor. por el otro. Aristóteles. en cuanto considera. texto alemán. los temas y las preguntas centrales de la obra de claro. inclusive recurriendo a las nociones de Pathosformeln para Véase el famoso ensayo Ventas filia Temporis. abstracto. en último propio Saxl. considerado más "filósofo" Vortrage de la Biblioteca Warburg. sumergido en Occidente de las cadenas del Oriente (según una contraposición derivada de las "cosas". Tal vez el dejo platonizante de esa "idea" contrapuesta a la siori) solamente en un mito antiguo. llamamos "apolí. En todo caso. descubierto por él: un grabado (sin duda frío y —la reformada o la católica. Las teorías abstractas (abstract theories) son las tes de los príncipes. al paso del tiempo. había sacado en conclusión Bacon). Authoritatís". (49) No se trata de un desplazamiento el estético no coinciden. se pregunta Saxl. de universalidad. citado por primera observación.Garin considera la encarnación más coherente del método warburguiano. que trataremos de ejemplificar concretamente. El lector esperaría un examen de las expresiones figurativas —si las hacer —y de concebir— la historia. tan difundida en las cor. y casual. consciente". cuando no lisa y llanamente de reivindicación personal? La de la Verdad. que no superpone teorizaciones a los hechos. remoto. En forma análoga. con cierto apresuramiento. fechado el cual se había ocultado). (45) Esta complejidad." (47) O sea: por un lado. Pero. religiosa. vínculos entre Verdad y Tiempo. y por lo tanto capaces de conmover y arrastrar al espectador. (54) ban sus propias acciones como algo perteneciente a la esfera de la clasicidad y Así está en la traducción inglesa. agregamos nosotros). (52) Pero Saxl antepone una Saxl demuestra que el lema "Ventas filia Temporis". Usener). fue usado desde los primeros decenios del siglo XVI en adecuada (found no appropñate expression in the arts) hasta que se ocuparon distintos contextos. este recurrir a en 1707. Sería superficial llegar a la conclusión de que aquí el juicio histórico-cultural y nitatis. a Saxl le interesa subrayar que. (50) por Garin para el método warburguiano. de la liberación de guno reducible al clisé un tanto abstracto del filólogo impecable. su sentido es carlos de manera explícita.

en todos los casos se trataría de "frías" alegorías. si protagonista —no ya Descartes sino Newton—. y al mismo tiempo sorprendente. del concepto warburguiano de Pathosformeln: represen. cada vez mejor.tipógrafo de Forlí. estos dos tipos de fuentes? Arnaldo Momigliano ha señalado con justicia que. salvo en la figura del posible. de las representaciones de éstos. no sólo ayuda a la comprensión. Heise. Es indiscutible —por lo menos ilustrativos. en Roma. resulta claro que es precisamente su definición mitos. y en general las representaciones. se percibe el eco. pues documento desdeñable para un historiador de la cultura. de "presupuestos". más verdaderos intereses estaban en otra parte. Y resulta sig. Agostino Chigi. frente a la amplitud de intereses y a la variedad de aproximaciones propias de Warburg. Pero desde un punto de vista mientras la representación de ese mito se carga de elementos extraños puramente general. por empezar!) En cuanto a Saxl. (56) Y por cierto que ilustre— sostiene. recíprocamente relacionados. Garin haya atestigua determina'das relaciones culturales. (61) Pero ya volveremos más adelante sobre este problema. en todo semejante a éste. la cosa cambia de aspecto. para nada ajeno a las sugestiones logra explicar. como punto de llegada la comprensión de un problema histórico de carácter Entre paréntesis: esta misma formulación es la que permite a alguien que no es general. Exami- relacionado. era para Saxl una gran obra de arte. estetizante (e incluso puramente estética) de las obras de arte. rica. sin devaneos teóricos. la evaluación estética propiamente dicha brillaba por su ausencia. (58) Se trata de dos objetivos distintos. fuera cual fuese su tipo y nivel. Warburg. G. (57) nemos más bien la otra finalidad que se proponía A. poco a poco identificado con. así como su posición social y. en la página que concluye el ensayo: frente a una variante indicar las alusiones a un texto literario (si existen). tampoco su desciframiento ayuda al espectador a situarse de manera adecuada frente a una filología carecía. si bien dictada por un sentimiento de vanidad nacional. no era un una pintura del Renacimiento es irrelevante a los fines del goce estético.. buscaban las huellas permanentes de las conmociones más profundas de la La relativa indiferencia de Warburg a ese respecto nos es atestiguada por existencia humana". "silly enterprise ofthe English copyist"). central para Warburg. con el propio 48 49 . perspectiva. de método. a la luz de los hechos históricos que no se ha visto que ese motivo no fue. como héroe de la Verdad revelada por círculo del Instituto Warburg. también contradictoriamente) estético. cuando ello es inglesa del grabado de Picart. el históricos. Saxl tiene una curiosa salida se puede. para limitarnos a dos ensayos com- amplio y dilatado que la historia académica tradicional: una historia del arte prendidos entre los que ahora se presentan al lector italiano. o por lo menos se atenúa mucho. aunque. Y ello queda debería serlo— que aclarar las alusiones ocultas en una pintura (si existen). Una pintura puede ser significativa para el historiador porque historiador "puro". sino que facilita moralista ("a page from the history of human folly". con iconografía. la propia obra de arte. taciones de mitos que la Antigüedad ha dejado como "testimonios de estados Empecemos por quitar del terreno un posible equívoco: en la citada de ánimos convertidos en imágenes en las cuales las generaciones posteriores. la espléndida solución del con justeza C. la existencia de comitentes de la obra. Warburg en sus inves- tigaciones: la comprensión de "una situación histórica sobre la base de fuentes figurativas y documentales". (63) Así. el de la importancia adquirida por las creencias astrológicas en el siglo historiador del arte hablar. aunque más no sea en forma marginal y como XVI. pintura. niega un problema histórico real en nombre de su motivo. Más bien. por el otro. pétreamente material. capaces de iluminar su génesis y animal-tótem de la familia Borgia y después. a propósito de cierto libro (proveniente precisamente) del la sustitución de Descartes por Newton. o importante para el estudioso de poco menos que ignorado la gravitante y atormentada figura de Warburg. el objetivo de la investigación de Warburg era doble: enigma de los frescos y las decoraciones de los aposentos del Ala de los Borgia. en nombre de una historia del arte de aliento más reconstrucción histórica general. es asimismo indudable que ella no coincide con la evaluación propia- nificativo. como no carece aun hoy. indagar. (59) Sus por las que atravesó el antiguo mito de la Verdad revelada por el Tiempo. de sus definición de la alegoría. (55) Lo que sobre todo apremia a Saxl son las alternativas personas que le fueron muy próximas. el descriframiento que desembocara en la Kulturwissenschafi. para los hombres del Renacimiento. Había que rechazar toda lectura del "programa" oculto en el ciclo de los frescos de la Famesina. (64) De la misma manera. es decir de sobreposiciones no La línea misma de la investigación de Saxl aparece así dictada por el poéticas o extrapoéticas. que al delinear la figura del Saxl mente estética. de la actividad de estos estudiosos. y al mismo tiempo resultar irrelevante desde el punto de vista quien Saxl estuvo tan profundamente (por cierto. Pero si es cierto que esa tarea preliminar de interpretación y de los "filósofos" (¡Nietzsche. (60) que descubrir las alusiones mitológicas de el Tiempo. lisa y llanamente. "English parody of la exacta evaluación de una obra de arte. Saxl tiende a Como hemos visto. su interés decae.. para no hablar de otros. tiene "impresionista". ejemplificado concretamente en la persona del poderoso mercader de profano en la materia. En tanto. del significado de la Antigüedad clásica. en cierto pasaje programático. Como ha observado Siena. significado. como lo iremos viendo apenas percepúble. se remitía al privilegiar el análisis iconográfico. por un lado. hasta hacer del mismo un instrumento de ejemplo de Burckhardt. Cuando Croce —para dar un ejemplo Picart'sprint". en Warburg. había que considerar las obras de arte a la luz de los testimonios con eje en la desconcertante figura del toro. a la larga. confirmado luego. y la que debe ser revisada y criticada. sus gustos artísticos. y no es posible ponerla en duda. (62) ¿En qué medida es ello posible? ¿Y en qué IV relación se encuentran"entre sí. en esta decidida contraposición que Saxl introduce entre la "expresión" debían interpretarse como una fuente sui generis para la reconstrucción histó- de una situación humana y la "ilustración" de una fría teoría.

aldea vecina a Friburgo. que en todo caso puede ser considerada un ejemplo típico de propaganda lute- grafía. comprometidas a par- el espíritu de Lulero"? La pérdida de las leyendas explicativas que acompa. (77) En segundo lugar. Pero la. (73) El libelo. (69) Por otra parte. Antichristi. el cotejo propuesto por Saxl entre las dos xilografías holbeinianas y recta". (70) En consecuencia. alguna importancia en la decisión de Lulero de descender a ese terreno de pro- dos xilografías anteriores a 1526 nos presentan a un Holbein ya partidario de la paganda. sí. Por otro lado. terpretadas como presagios: tachar de típicamente luteranos a estos elementos. poseemos el cé- mundo orgánico. Warburg. Ambos. copiado de los grabados populares rencias dedicadas a temas italianos. la serie Passional Christi una mientras en el lado opuesto los mediadores tradicionales —el Papa. admitía la legilimidad de los vaticinios vinculados con monstra o consciencia— de que la argumentación racionalista tiende a hacer más rígidas prodigios. debe haber tenido mento de 1530. del grabado. la posición polémica de la mediación entre el hombre y Dios que la Igle. interpretación de la posición religiosa de Holbein en clave erasmia- Lulero. (71) artística. sin duda.. resultados distinlos. de que Saxl se propone resolver es el de la postura religiosa de Holbein. a las que Dios se les ma. Saxl compara las dos obras de Holbein con el el grabado del ternero-monje termina por ser un lanío excesivamente probato- célebre grabado del ternero monstruoso. Hambjirgo. como advertía el propio Saxl. es decir. (65) En esta clase de Sin embargo. sin duda. y más aun. Pero. las dos xilografías de Holbein y. se contraponen tres figuras concentradas en la ora. nos informa que el pintor deseaba que la comunidad reformada le aclarase ciertas dudas relativas a la Eucaristía. (66) Pero. Comencemos por Holbein y la Reforma. rodeado de monjes que venden indulgencias. los datos iconográficos no dejan dudas: en la prime. en tela de juicio determinados rasgos psicológicos del hombre Lulero ("vulga- paganda antirromana. Saxl define con suma claridad su pronunciada por el astrólogo margrave Jorge de Brandeburgo. puesto que aquí no están nifiesta en los cielos con gesto solemne. que comeniaba rio como para resultar verdaderamente convincente. pero se Irata de una piedad ya no luterana. en la medida de lo posible. pero en cierto sentido excepcional. el modo en que Saxl llega a esta primera conclusión (el mo- ensayos. son el resumen escrito de una declaración oral es siempre arriesgado. luferanismo). y ello basta para explicar la seriedad con que redactó el comentario. es decir. En la segunda xilo. Reforma. na es es exacta. una imagen convocadas a resolver problemas que siempre se encuentran circunscritos y es inevitablemente más ambigua. religiosa de nuevo tipo". turas religiosas distintas). al precio de cierto exceso interpretativo. ción —David. parecido a un monje. por ejemplo. en la cual Lulero es senla a Isaías en meditación. de una conferencia pronunciada en lógico-profélica. de hojas de pro. y la seguridad con que Saxl interpreta estos testimonios. es una contribución sumamente elocuente a la historia. trasforma el resplandor sobrenatural en luz natural". nos introducen en un contexto más ma'tices. una vez resueltos. bado. ¿puede decirse —se pregunta Saxl— que "reflejen ridad"). (68) El problema histórico en clave escatológica. Pero el hecho. En primer lugar. con las célebres palabras pronunciadas por Lulero representado en forma de Hercules Germánicas. mitografía del siglo XVI. parece demasiado fácil y apresurado. tersdorf. dice Saxl. cae en la cuenta —y se debe subrayar tal aslrológicas. quien a su vez intención. tir de un momento en una polémica concreta (erasmismo. no el resultado) no es demasiado convincente. que sólo recoge las confe. El Isaías de Holbein "refleja sin duda alguna una piedad piel de león y a punió de golpear con una clava a Aristóteles. de Basilea. los monjes. que repré.. De lebre ejemplar de Basilea del Elogio de la locura. atestiguan. en general. hipótesis que bein con dibujos marginales a pluma. Saxl ve confirmada por el paralelo entre oirá xilografía holbeiniana. en 1925. y filósofos como Platón y Aristóteles— caen en un barranco. precisamente gracias a las in- pero considerados. (75) que si bien Lulero rechazaba las creencias ción de obras de arte. sino eras- Alejandro VI. adornado con una en la dieta de Worms. sino también política y religiosa de la época. (67) Desde el comienzo. es muy explicable. en que se comentaban prodigios y monstruosidades en clave astro- que reproduce el texto. habría arrojado. 50 51 . el grabado y el comentario. traducido al inglés. no recordado por Saxl. Manases y un pobre de ropas caídas—. Un docu- verse en la necesidad de replicar a una profecía desfavorable. ni "vulgaridades" ni monstruosidades in- sia romana ofrece es formulada con igual vigor: a León X. a ellas an. bastan- titética. Quiere "encarar un problema histórico con los instrumentos que había tomado como inspiración un parto monstruoso ocurrido en 1522 en Wal- ofrece la historia del arte". En ambos casos. y sus determinados pero que. rana (76). ¿por qué limitar el cotejo a un testimonio importante. sólo son traducibles a un plano articula- amplio. Comparar una xilografía con temática alguna: historia política. (74) Sabemos. conclusión. que hasta podríamos llamar (siempre que la expresión no evoque una do. de Laterza. con independencia de su condi- vestigaciones de A. abierta a distintas interpretaciones (72). una "vulgari- dad" por completo ausente de las xilografías de Holbein. racional (aunque se trate de esa especial racionalidad que delimiía dos pos- Geistesgeschichte descolorida y abstracta) de historia de la cultura. que se remonia a 1522. como ese grabado? Un examen paralelo de ra xilografía vemos que Cristo atrae junto a sí a los humildes y los pobres. Santo Tomás. Holbein no representa monstruos. Se trata. El Passional grabado por Cranach no presenta. está la xilografía. sino "formas nítidas y regulares del te ambiguos en sí mismos. que no conoce limitación do. utilizando como fuente grabados y cuadros. Y además. adornado por el joven Hol- ahí la hipótesis de un Holbein ajeno a la religiosidad luterana. cuyos comentarios fueron tal vez inspirados por el propio Lulero. Saxl saca partido de una erudición vastísima. en el cual aparece el monslruoso lemero-monje. no tiene mucho mayor valor. comentado por Lulero. y a generalizar las sutilezas del lenguaje pictórico. Por otro ¿qué ocurre cuando falta el instrumento para el análisis iconográfico? lado. había sido sugerido a Lulero por una profecía hostil para él. como hace Saxl. . egiptología. y es atribuida en general a Holbein. sino posiciones religiosas muy bien delimitadas. de la época. la comparación enire las dos xilografías anticatólicas de Holbein y el gra- Trataremos de responder siguiendo las huellas de algunos escritos de Saxl no comprendidos en la edición italiana. En ñaban originariamente a estas xilografías nos obliga a una investigación "indi. no sólo miana.

aunque tal método de ánimo de Durero: la salvación consiste en una sumisión toial a la fe. introducidos al- anticatólicas). y sólo quedará punto de vista iconográfico sólo se las podía definir en forma genérica como legitimado por la presencia. la fe en que las Olivos. (88) cia. al que su autor era el propio Erasmo. en realidad. mentalidad y la vida afectiva de una era tal vez remota. un vigor perfec- propuesto al comienzo del ensayo —"aproximarse a un problema histórico con tos. poslrado en el suelo. disponemos de la documentación secundaria ("additional"). lectura "físonómica" de los testimonios artísticos. este último no es el caso de Saxl. a temas tomados de la mitología clásica. También en este ensa. (81) Saxl capta enseguida el reflejo de samente. o de los Evangelios. o no. e interpretables sin mediaciones (ahí está la clave). en sentido amplio. en estilo dra. el autor delimite los objetivos de la investigación con palabras casi rada. sobre el fondo de un dramático cielo oscuro: ción interior. como el rapto de gumentaciones "circulares". el Niño es representada inmóvil. como una compleja y activa reacción (sui generis. encuentra ante problemas más o menos sencillos. lo "parece": la imagen y la leyenda en versos latinos difieren en forma esta crisis religiosa en la obra de Durero. vislumbramos el riesgo de simplificación que El ensayo sobre Holbein es de 1925. es lo que nos permite interpretar con tanta segu. sino sólo a la purifica. El objetivo que éste se había sis ha pasado. (79) Por otra parte. resulta convincente el método de Saxl. a falta de indicaciones iconográficas unívocas (ya que desde el tas alternativas del itinerario religioso de Durero. fía diligente y moderna busca. no ya las obras de arte (aunque aprietos de una "lectura" puramente formalista. pero nos los documentos"artísticos son bastante claros. que esta imagen parece expresar. La clave de la interpretación la ofrece. en 1519 Durero se aproximó a las doctrinas de Lulero. admite Saxl. los textos que acompañan estas representaciones gráficas sólo sirven como trar". las imágenes son leídas en tal punto que. Para que lo fueran. Durero dio forma artística. estilo dramático pero vigoroso/crisis religiosa supe- te último. la confirmación de una interpretación lograda por otro. algo de las características atrochas luterana. mientras de su nariz pende una cuerda que tiene grabados del período inmediatamente posterior (1519-21). El historiador lee en ellos lo que ofrecen un "espejo" de las actitudes de la época." (80) Poco después cambia el estilo del pintor. En última instancia. Cuando esos documentos existen. se multiplica. una Métier d'historien (87). agitadas o plácidas. que casi podría hacer pensar en una coinci- considerándolo un instrumento de propaganda erasmiana y suponiendo incluso dencia. hay un repliegue a un tipo de "lectura" más descriptiva y menos inter- de la exposición debería ser invertido. la Virgen con característica. y el dibujo posee una lucidez. las distin- proporcionan. a go arteramente. y considerar a la obra de arte sean consideradas con prescindencia de su valor estético). por decirlo así. las leyen. en los 52 53 . Pero cuando una historiogra- constituida por las anotaciones de los diarios de Durero. que claro que leer sin más ni más. mientos de la historia presente. Por supuesto. ¿Cuál es el comentario de Saxl? "Nos estamos aproximando a la crisis obras de arte. La premisa más o Proserpina. crisis religiosa en acción. al comienzo de es. a través de una En los años próximos al de 1514. así como la violenta reac. los análisis figu. nos revela un Durero pleno de serenidad y de gra. sobre la Virgen con el Niño. las hojas de propaganda y Los embrollos que puede suscitar semejante lectura "fisonómica" (84) de los panfletos del período de la Reforma no son grandes obras de arte. nios" de mentalidades y estados de ánimo. o no son lo bastante elo- rativos dan la impresión de ser poco convincentes. Señalemos enseguida que. se busquen meros datos concretos (86). y que le interesa "demos- das. es ejemplar. en estas imágenes. cuando faltan. por supuesto) a los aconteci- na al pie del Hercules Germanicus. arrancar a un pasado reacio involuntarios "testimo- función central para los fines de la interpretación que desarrolla Sax. es arbitrario. Pero. el último año de la vida de Saxl. forma una cruz.Guillermo de Occam y demás. y una primera mano. de documentos de otro tipo. lero". Pero poco después. idénticas a las de veinte años antes: las xilografías. el cuer- Saxl en ese ensayo porque. Durero. por supuesto. también dallas. al enviar el grabado a un amigo. el historiador se en este caso. Es una indicación discreta. preci. en cierto sentido. no a la lucha. (78) describir un dibujo de 1521 que presenta a Cristo en el monte de los Olivos." (82) los instrumentos ofrecidos por la historia del arte"— no puede considerarse lo. (83) Queda muy en ridad las xilografías de Holbein como expresiones de su erasmismo. proporcionen una mina de informaciones de de la existencia de Durero. camino. fuera de los re- ción de Hugwald frente a ella. "El dibujo expresa el estado "ejemplar" en cuanto a los riesgos inherentes a un método. a las tristemente famosas ar- mático y nervioso. como la agonía de Cristo en el monte de los menos consciente de esta actitud interpretativa es. Esta última invita al lector. ese tipo de documentación en apariencia auxiliar llena. por el hecho de aparecer antes en la exposición. el peligro de llegar. el paisaje desierto. Es cierto. Y resulta notable que. de 1518. más que en una vinculación entre ambos hechos. y en sus cartas se refirió a su "desnuda crudeza". Saxl quiere aplicar el mismo tal formulación resulta igualmente evidente. sultados logrados. una plenilud. éste en términos de calurosa adhesión. En un grabado de 1520. O sea. Entiendo decir po de Cristo. Y esa leyenda. o lo que cree saber. el orden cuentes. y es significativo que un partidario de la Reforma como Ulrich "Este cambio del estilo de Durero se verifica en el año de sus contactos con Lu- Hugwald. en las me- método a la obra de un gran artista. Pero Saxl no se detiene en esta etapa intermedia: insiste. He insistido con alguna minuciosidad en el procedimiento adoptado por Saxl se muestra más explícito: la escena es sombría. clave psicologizante y "biográfica". pero el riesgo implícito en confirmación posterior ("addifíonal evidence"). Resulta evidente cuál es la finalidad de este análisis de Saxl: salir de los grado. La cri- sea empleado por un gran estudioso como Saxl. pretativa. más bien. sino la leyenda lati. lo marcara con palabras de fuego. el de Dürer and the Reformation es de jamás hubiera admitido Saxl de modo explícito: estilo desgarrado y nervioso/ 1948. tal vez siguiendo las huellas de Marc Bloch y su yo. Sabemos que en amarrado al Papa. Mientras en los sellos. Muy exacto: pero tampoco aquí. ya sabe por otros caminos (85). etcétera. en los frescos.

En cierto sentido. forma y contenido. posterior. y con cierta voluntad de paradoja. la posiblidad de describir al Cris. como el estilo adoptado. falta cuando rrección de Grünewald. (92) en un contexto muy distinto. con manos y pies horadados"). el del "sentido de la esencia" o icono- La figura y la obra de Panofsky exigirían una exposición compleja. por E. la muerte de Orfeo— era tan importante. conocidos por los documentos. ellos. arro. ¿qué ocurre cuando tal interrelación cesa? La "circularidad" se convierte en de las obras de arte figurativo. Sólo queremos decir que. a las reacciones de Hugwald frente al de fondo y los formales se hallan fundidos de manera inextricable. (97) Panofsky demuestra de modo muy convincente que. que no hay i Ya hemos visto que las investigaciones iconográficas no eran para A. o iconográfico— el problema de la inter- pretación no puede. se sitúa un contenido ultimó y esen- los problemas que él dejó abiertos. Es. fue gran amigo y colaborador to de Grünewald como un "hombre en el aire" presupone el reconocimiento de de Saxl. en un ensayo publicado dos años más tarde con el título de Sul proble- lo tanto. y cada nueva interpretación de un hecho ya sabido. otra deberá ser la argumentación en el caso del tercer nivel. Hoogewerff. Pero si en los dos primeros niveles —en el "fenoménico" o pre- iconográfico y en el del significado. "iconológico". por mostró. los pasajes correspondientes del Evangelio). rán* con la concepción general predominante. y tantos otros. se impone. que apareció en 1930 (94). el más alto. en este caso. estrechamente. escribe Panofsky. una figura situada en un espacio vacío podría no aludir para nada a una violación de las le- yes naturales). ciones hechas hasta ahora. de cualquier problema de valoración. o las vicisitudes de la crisis religiosa prefacio a Hercules am Scheidewege. El propio concepto de Pathosformeln —fórmulas estilísticas copiadas de la Antigüedad. en relación con las observa. Panofsky rozaba cuál es. más allá de su sentido fenoménico y de de este gran estudioso.' de Panofsky. H. ma della descrizione e dell'interpretazione del contenuto di opere d'arte figu- vos. ya que "todo descubrimiento de un hecho histórico por así decirlo. por ejemplo. para Warburg una investigación puramente iconográfica ca- recía de sentido: la elección de determinados temas —por ejemplo. y los elementos de estilo va en el aire.War- burg sino una de las aproximaciones posibles a los problemas que lo acuciaban. 'cuadra. brioh. por temas y situaciones especialmente emotivos— vinculaba antes desconocido. en líneas generales. el problema de la ra implícita algunas consideraciones de G. Panofsky de- de Durero. como subraya Panofsky. que presupone a los otros dos y que en cierto modo es la coronación de Aquí nos limitaremos a examinar a grandes rasgos. para terarios (en este caso. (89) Por cierto. da uno de esos niveles. denominará estrato relación entre los datos iconográficos y los datos estilísticos. son "demostrados" por medio del análisis de los testimonios figurati. la descripción presupone la interpretación. aun en el ni- tos problemas se encuentran desde hace décadas en el centro de las reflexiones vel más elemental y en apariencia inmediato. y por eso la corroborarán y enri. renunciando a trazar un perfil. y un estrato quien quiera considerar a las obras de arte y. e impuestas. en un ensayo retomado y profun- dizado por E. En ese sentido distingue. El problema de la inevitable "circularidad" de la interpretación —tanto en las ciencias humanas como en las naturales— ha sido encarado con agudeza. se presumen de manera tácita y. J. retomando de mane- nográfico puede resultar insuficiente. los datos testimonios de otro tipo. aun la más elemental. pero también es verdad. determinadas coordenadas estilísticas (en una miniatura medieval. que en toda descripción. en ca- cia de estos últimos para los fines de una reconstrucción histórica general. rica de sus investigaciones iconográficas. o a los diarios de Durero. que constituía la grandeza de ensayos como el con. la 'esencia'" (Región des "Wesenssinns") y que después. por lo demás. la relación entre "monumentos" y "documentos". 54 55 . como es sabido. por su. y de la importan. insistiremos de manera deliberada sobre su sentido de significado. Wind. el problema consiste en ver car la imposibilidad de una descripción "puramente formal". un estudioso que. un estrato "pre-iconográfico" ("un hombre que se ele- el dato iconográfico resulta indiferente o marginal. antes que sobre aquellos que dejó resueltos cial: la involuntaria e inconsciente autorrevelación de una actitud de fondo hacia en forma efectiva. Panofsky. Este vínculo. para la reconstrucción de la mentalidad de la so- ciedad florentina del siglo XV. que remite a simples experiencias aparecen en primer plano. en muchos casos el análisis ico. (91) Es evidente que dicho análisis puede y eventualmente debe recurrir a rativa. aquí ningún círculo vicioso. ni siquiera sumario. de una pintura. el significado de la distinción por él establecida en- tre iconografía e iconología. que en los escritos de Warburg no es analizado ni puesto en quecerán. jamás fue profundizado por Panofsky en un contexto polémico muy con- jando de ese modo nueva luz sobre todo lo conocido hasta entonces". en el análisis. la dialéctica inherente a los documen- tos históricos es tal que "las informaciones que se trata de obtener con la ayuda del documento deberían constituir premisas para interpretar este último de ma- nera adecuada". Gom- En conclusión: esa capacidad de pasar de los datos iconográficos a la com. entonces. en general. sensibles. que Panofsky define aquí como "religión del senüdo de rativos como una fuente histórica sui generis. creto: Wó'lfflin y la pretensión puro-visualista de ofrecer descripciones "puras" ro. como el centro de las meditaciones de E. Y cuando decimos "estilo" prescindimos. suscitar objeciones. entre un problema —el de la ambigüedad de toda figuración— que encontraremos. "fuentes primarias" y "fuentes secundarias". (90) Pe. (96) Pero lo que apremiaba a Panofsky era otra cosa: la justificación teó- prensión histórica general. en la Resu- cerniente a la Farnesina o el del Ala de los Borgia. duda. (93) lógico. un estrato iconográfico. Al desarrollar algunas de las observaciones a su círculo vicioso: el erasmismo de Holbein. En la base de las manifestaciones del arte. que remite a determinados conocimientos li- puesto. o bien provocarán una sutil o inclusive radical mutación de ella. (95) Al indi- Hercules Germanicus. a los testimonios figu.

etc.. la consideración unitaria de los diversos aspectos una voluntad de forma (Gestaltungs-Willeri) que en cierto modo es inmanente a de la obra de arte (iconográficos. sin embargo el lector no se libra de la impresión de que hay aquí cierta artificio- las características formales y de fondo de la obra de arte pueden hallar no tanto sidad. etc. Ángel como de toda su época. ¿cómo debe entenderse esta "voluntad de forma"?¿Tal vez En definitiva. (101) Se trata. en el prefacio a los Studies. en especial a propósito de Wolfflin y Riegl. ponen en guardia. que es característica. no explican la obra de arte. Si todo —desde el tipo de rasgos empleado en los dibujos hasta la elec- una unificación conceptual como una explicación en el sentido de la historia ción d^e los temas iconográficos— debe expresar esa contradicción fundamen- del significado". etc. "interpretación del sentido de la 'esencia'" y. más maduras y más apegadas a la investigación concreta. elección interpretativa fundamental.i cultural. para los cuales resulta evidente que una investigación de sig- En estas consideraciones resumía Panofsky la médula de sus reflexiones nificados o alusiones mitológicos o de otro tipo está fuera de lugar). El Kunstwollen no debe ser referido a una un profundo examen estilístico. En base a él. Los ensayos reunidos en Studies in último estrato del "sentido esencial" (Wesenssinn). el estilístico y el iconográfi- conocidas. Panofsky había dedicarse en forma predominante a investigaciones iconográficas. el mismo Panofsky quien terminó por siciones ("plástico"/"lineal". y de sus correspondientes contrapo- te iconológicas. y mente) como un sentido último y definitivo del fenómeno artístico.). la espá. que impregna los ensayos teóricos del período alemán.nl and Michelangelo (págs. contra la arbitraria extensión del método icono- do contenida en la obra. estilísticos. ni de sus implicaciones propiamen- la historia del arte como historia del "ver". histo- la introducción a los Studies. Panoksky aclaró (y en cierto aspectos complicó) 230)— fusiona el análisis de algunos motivos iconográficos fundamentales con las implicaciones de su afirmación. del creador como individuo. (103) procedimientos técnicos empleados. no bastante fundada en términos raciona- y de hecho se despreocupó de la dicotomía entre "historia del sentido (inma- les. la más alta función de la interpretación es la de penetrar en el yo Sul problema della descrizione. precedidos de una exposición orgánica de los fines del método ico- sentido cuando logre captar y hacer relevante la totalidad de los momentos de su emanación (y por lo tanto. 171- ción con este último concepto. si no me equivoco. (104) Fue. de una continuidad muy significativa. ofrecen una primera respuesta. por excepción. que debía constituir la tarea toda una época. creando una bras. Panofsky omita en forma voluntaria. que el Miguel Ángel religioso? ¿No será esa elección una consecuencia de una que en su etapa norteamericana Panofsky dejó ya de ocuparse de teoría del arte. Llegará a captar su verdadero Iconology. de Pero lo que interesa sobre todo es la manera en que Panofsky ha tratado de una determinada época. así como la creación e interpretación de imágenes. en el marco de una reducción y una general simplificación de la gel después de 1534. de todos modos. de una determinada comunidad poner en práctica el programa —digámoslo. del ojo". y en definitiva unilateral? Adviértase que Panofsky tiene plena conciencia nente)" (después. sino tam. en 1932. (99) Pero. en 1939. y que dan un significado hasta a las soluciones formales y a los del arte. que recupera. no espeaífica del estudioso de iconología. por úl. afirmada decididamente en el ensayo sobre el Kunstwollen de 1920 (102). En ambos niveles. sino que se constituyen un "fenómeno co. escritas en 1920. cuando nos son vos de la crítica puro-visualista. The Neoplatonic Moveme. Panofsky capta una contradicción que es propia tanto del individuo Miguel paralelo" a ella). grandioso—• formulado en el ens. Por lo tanto. constituida por el prefacio a Studies in Iconology. es decir la contradicción entre el ideal clásico y llen "no puede ser otra cosa que lo que 'está' (no para nosotros. dejando de objetado que dichas contraposiciones "derivan de una exigencia expresiva: de lado. algunos moti- realidad psicológica individual (las intenciones del artista. Esa continuidad no excluye variaciones y novedades. de presentación de motivos. verdadera moda "iconológica". no han de los años anteriores. Han ejerci- bién los factores puramente "formales" de la distribución de las luces y las som. (100) Estas palabras. que la personalidad de Miguel Ángel). aunque tula o el buril) como "documentos" del sentido unitario de la concepción del mun. uno solo de los ensayos que confluyen en Studies in Icono- como algo análogo al Kunstwollen riegliano? Al asumir una posición en rela- logy —el último. persiste una huella de la filosofía trascendental rias y alegorías.. no sólo el momento material e iconográfico. nológico. sino objetiva- el ideal religioso. ni tampoco a la psicología de determinada época: el Kunstwo. en no pocas ocasiones. Aun. en igual medida. etc. (105) o bien a descartar la documentación es de 1939. al lado del término "iconología" ficativo que al mostrar el triunfo del ideal cristiano en las obras de Miguel Án- que sustituye. y a la reela. ¿por qué el Miguel Ángel político debería ser menos importante ca. Sulproblema delta descrizione. do una enorme influencia sobre la cultura artística norteamericana. o bien a forzar de manera involuntaria ensayo ya recordado de 1932. la "historia de los síntomas culturales o símbolos en "antes que de la manifestación de tendencias-artísticas". considerándolo una terminología. (106) Pero aun si ello general" como marco o "ámbito correctivo" de la interpretación iconológi.. el estudioso puede verse inducido. en cuanto se trataría de un documento político influencia de Cassirer. remiten exactamente al tal. Algunas criticas surgidas al respecto. el busto de Bruto. distinto del iconográfico. (98) gráfico (incluso en el siglo XVI se pintaban cuadros que podríamos definir co- mo "de género". con justicia. vemos surgir. de la naturaleza "subjetiva e irracional" de la posición del iconólogo: timo. no podemos esperar encontrar otro texto que 56 57 . y que se basa en idéntica actitud fundamental del espíritu. de la articulación de las superficies y hasta del modo de usar el pincel. "iconología") e historia del arte.. Se trata de un intento metodológicamente muy sugestivo. la interpretación del "sentido de la 'esencia'". Resulta signi- importancia: así. Respecto de cuestionado la validez del método mismo.) formuladas por Wolfflin. los textos (véanse algunas conjeturas psicoanalíticas un tanto arriesgadas sobre boración de este último. de un determinado pueblo. fuese cierto. el mundo. no cabe duda de que también en Cuando queremos fijar los principios fundamentales que presiden la elección y la sus formulaciones. en cambio. incluso de que no encaje en el esquema interpretativo elegido previamente.

está representado por los "principios. por lo menos como principio. sin duda. que lo llevaron a posiciones en sumo grado interesantes. resulta superfluo volver a insistir en ello. el análisis estilístico y la valoración estética terminan por El segundo tomo de la ya recordada Bibliography of the Survival of the caer en manos de los sostenedores del más empalagoso y árido impresionismo Classics. publicado en Londres en 1938. de la re. (115) tido la obra de arte. del período. nacido en 1909 (diecinueve años menor que Saxl. Gombrich. en algunos casos. de una teoría que rehuye por explícita. actitud calificada de manera inconsciente por que. Pero si bien tales investiga. filosóficas y sociales de la personalidad. que sólo una consideración iconológica estaría en condiciones de captar. ejem. responda a dichos principios con la misma pertinencia con que el Evangelio de San Juan (XH[. H.) responde a la iconografía de la Ultima Cena. es cierto que su formación y su área de intereses que revelan la actitud fundamental de una nación. y que a cada paso se concreta en ejempli- terés. un Dvorak. Instituto Warburg (del cual. no puede ser sorteada. Se trata. aparecen bastante estrechos. de hacer notar que una solución radical de la dificultad ya apuntada es la que plificado a propósito de Saxl. sino que completo las elucubraciones abstractas o vagas. giro "de manera inconsciente". entendámonos. que puede encontrarse en algunos joven que Warburg). que el espectador trata de resolver construyendo en de- tilístico.de fondo burg y sus seguidores" (111). la obra de un Wickhoff. VI tos principios hace falta una facultad mental comparable con la del diagnóstico. digamos. Dicha Los vínculos de Gombrich con la escuela de Viena. había escrito Panofsky. por supuesto. tal vez no sea del todo atrevido su. lidad de la aproximación del iconólogo (aun exorcizada por medio del cotejo trol de esta última sobre la base de "documentos que arrojen luz sobre las ten. al hablar del método iconológico. aunque esté bastan. nazcan de un problema teórico: el de la ambigüedad de apelación a una coordinación metodológica del impulso iconográfico y del es. con una aporía intrínseca al conocimiento historiográfico. claro que del mayor in. del país que se estudian". a "War- nología. y muy convincente. poner que en las últimas décadas se ha afirmado en Panofsky una leve descon. ni siquiera mediante el método iconológico elaborado por Panofksy. la o Icones Symbolicae. sea como fuere. La irraciona- Panofsky ve los riesgos de esta apelación a la intuición. rizado. es ción de este tipo permite. Para captar es. en análisis muy precisos y detallados. como es obvio. las generalizaciones o las suti- sólo se podían considerar un fenómeno paralelo a ésta. y postula un con. una se ubican bajo un signo en gran medida distinto del de un Saxl. En un ensayo de 1945 Gom- (1955) del ensayo introductorio de los Studies inlconology. una facultad que no podemos indicar mejor que con el término. la presencia de O. como se sabe. De todos modos. en todo sentido arbitrarias. una clase. cuarenta más junto a la inclinación. El objeto de la ico. si bien con un carácter. que había caracte- reconoce. Las investigaciones iconográficas son importantes y útiles en sumo rredor de ellas interpretaciones "fisonómicas". Aquí nos topamos. (109) El hecho forma parte. Un síntoma elocuente. Hemos visto que la dificultad. no sin algunas deformaciones (113). aun- concepción religiosa o filosófica. del artista no explicaban en rigor la obra de arte. a partir del examen de su estilo. según creo. en los escritos de Gombrich. poco cas. con la documentación más variada y más amplia posible) vuelve a plantear el dencias políticas. Gombrich. nacentistas y barrocas. (108) Resulta evidente que una formula. deplora la tendencia de Panofsky a abandonar la perspectiva iconológica. fianza respecto del método propiamente iconológico. o el grado. en cambio. (107) cas. Pácht en una importante recensión críti. de "intuición sintética". la gran importancia de las investigaciones iconográ. lezas como fin en sí mismas (114). las intenciones formuladas de manera consciente —la "poética" por los aspectos teóricos. aunque. revelada por el examen de algunos de los es- te desacreditado. el problema del estilo. religiosas. las figuras de Botticelli. biente cultural vienes. nega- y a considerar las ideas que el artista proyecta de manera consciente en su obra tivo. un Riegl o ficas. tenderse esto. riesgo de la "circularidad" de las argumentaciones. discípulo de Julius von Schlosser. Aun la relación viva entre ca de la obra de Panofsky. vuelve a concentrarse. nos lo ofrece una corrección aportada por Panofsky en la reimpresión antes de la invasión de Viena por las tropas nazis. aun ensayos dé historia y no de "teoría" del arte. cada vez más notable. la colaboración de Schlosser en los Vortrage de la biblioteca Warburg. de leer en los testimonios figurativos lo que se ha proporciona E. 21 y sigs. no exentas de contradicciones. de la falta de diferenciación entre símbolo y representación en las alegorías re- ciones se presentan como autosuficientes y capaces de interpretar en todo sen. eludir el riesgo. por decirlo así. Pero resulta significativo que arte. se inicia con una recensión crítica del crítico. (110) Si bien Pacht interpretación del arte del pasado y cultura artística presente. En seguida veremos en qué sentido debe en- como una clave suficiente para interpretar la obra misma. 58 59 . inner meaning" de la obra de ficaciones. Early Netherlandish Painling. brich menciona con cierta frialdad. Y sin embargo. en el marco de una serie de consideraciones sobre conocido por otro camino. de hacer uso de los testimonios figurativos como fuentes históri- profano talentoso que en un erudito especialista. diríamos—. concretada en la práctica por Panofsky. tal vez. un período. (112) "programas" racionales y conscientes cumplen en la actividad artística. Recuerda polémica. y condensada en una obra": en la reimpresión se suprime el Viena. es en la actualidad director). y que puede estar más desarrollada en un critos de Saxl. es clarísima. del papel que los demás circunstancias análogas. es preciso recordar la adhesión de este último a la escuela de una personalidad. poéticas. y en general con el am- revaloración ha sido subrayada por O. entró a formar parte del de sus estudios más recientes hacia las investigaciones puramente iconográfi. Kurz (discípulo de Schlosser) en el equipo warburguiano y ciente revaloración. como Botticelli 's Mythologies puede parecer un tanto oscura. La insistencia de Pacht sobre la "intrinsic. hay que subrayar de entrada una característica mente que para el Panofsky de 1920 (el del ensayo sobre el Kunstwollen) las esencial de la personalidad científica de Gombrich: su preponderante interés afirmaciones.

(121) En lo que se refiere al primer miento de una dimensión histórica en los propios hombres del siglo XV. concepción que sería. casi contemporáneo. el alejamiento del realismo como un alejamiento del mundo. sin 60 61 . se remitía a la críti. por Gombrich debemos remitirnos a un ensayo suyo. como para del ensayo de Panofsky y Saxl. en ese punto. con Gombrich observaba que. ¿En base a qué documentación —podríamos. Con gran equilibrio. Insistía.. (122) La actitud polémica antihistoricista de Popper. etc. afirma tar a Gombrich— le estaría permitido al estudioso establecer un nexo entre des. a Panofsky) entre descubrimiento de la perspectiva li. en nos surgidos en un contexto común de índole económica. von Garger. la historia al fin termina. Taine. en el mismo volumen. Sin che Parallelen" más o menos casuales. problemas tancia entre el individuo y los hechos del pasado) y. Gombrich señalaba que en algunos casos surgía la duda de si los au. es lo que permite al historiador. que período del Renacimiento? ¿Tal vez en base a un testimonio que demostrara la compara con las generalizaciones sociológicas propuestas en su momento por presencia conjunta de ambos fenómenos en el ámbito de una única personali. sociología. Se trata de una actitud interpretativa de un mayor refina- infundada. En segundo término. No era una observación nueva: también Wind se ha. realizada por un siguen siendo tales aunque se refieran a un individuo y no a una sociedad. entonces. en el hecho de que Warburg. tumbramos á extraer deducciones inmediatas sobre los estados de ánimo. en del método. Según punto. cia la trascendencia de la filosofía de la época. termi. neal y nacimiento de la dimensión histórica por medio de la nueva relación ins. que toma como punto de partida un estudio de E. esa referencia implícita a la cultura humanística del siglo XV. relaciones. una analogía geistesgeschichtlich. H. (123) No cabe duda de que tal actitud polémica es ral. por simples analogías o "geistes. En una recensión. En 1963 Gombrich recogió un grupo característica densa de implicaciones. en el curso de su po. en definitiva. R. vacía de contenido (distancia entre el ojo y el objeto / dis- para resolver. afirmaba una exigencia metódica justa al rechazar los demasiado miento aparente. mo un "sistema integralmente expresivo". de ensayos sobre "teoría del arte" (Kunstheorie) y los editó juntos. específicos y delimitados. El "superartista"—. los ca de los escritos de Warburg. una secuela de la filo- único testimonio en verdad decisivo. no del todo mundo circundante". irrelevante. dirigida en especial contra Riegl y sus intérpretes. al elogiar la investigación en su En el recién citado ensayo. cimiento de una consciencia histórica. Así como del aspecto y los cambios de una fisonomía —explica— acos- geschichtliche Parallelen". al "historicis- han tenido respecto de sí mismos. antes que tolerar "geistesgeschichtli. en escritos posteriores. sacrosancta vetustas—? En rigor. entrelazados pero al mismo apuntara con "histórico" distanciamiento consciente a la Antigüedad. Sedlmayr. social. y ve en la así lla- naba por negar la posibilidad misma de la reconstrucción de los vínculos histó. conjunto. cultu. las condiciones de la persona que tenemos delante. y con acentos singularmente ásperos. (120) dad —digamos un hipotético escrito de Brunelleschi o de Paolo Uccello que La polémica de Gombrich tiene dos objetivos. la concepción del estilo co- consciencia de la analogía entre descubrimiento de la perspectiva lineal y naci. política. "un sentimiento análogo de constricción del artista en sus relaciones con el taurada por el Renacimiento con la Antigüedad. Popper. un paralelismo. tendríamos sólo ferentes (historia del estilo. (117) Esa crítica. Para entender los términos y las implicaciones de esta crítica impulsada bía fijado. según Gombrich. para hacerlas adherir a determinados esquemas. entre los cuales figura. sería el que documentase la sofía romántica de la historia. logo K. como término medio muy justa allí donde exhorta a un examen específico de cada obra de arte. hasta un testimonio de ese tipo podría ser la concepción del estilo artístico predominante como expresión de una "perso- considerado insuficiente. dioevo sometían las formas. refutándolo. de la constricción a que los artistas del Me- cara. principio. aunque no con tanto detenimiento. había enlazado ámbitos científicos di. lémica respecto de Dilthey. establecer una relación entre descubrimiento de la perspectiva y na- sobre todo. mediante la reconstrucción de relaciones concretas. (118) La existencia del humanismo florentino del siglo XV. de la relación. las relaciones de filiación o tación "fisonómica" (physiognomisch) del carácter no naturalista del arte medie- dependencia filológicamente reconstruibles. Y es que resulta evidente que el historiador mo (Historismus) de la historia del arte en clave expresionista"— reaparece establece vínculos. la inmediatez del paralelo. en rigor. del mismo tipo "geistesgeschichtlich" destacados por Gombrich era la analogía (muy modo algunos estudiosos infieren. mada "trascendencia" del arte un reflejo inmediato de la posición adoptada ha- ricos generales. primer lugar. mental. como hemos visto. o deuda. respecto del cual Gombrich ha subrayado repetidas veces su ción de coincidencias individuales. por lo tanto. joven Gombrich a la selección de escritos de Warburg. Gombrich adopta una vigorosa posición en contra de una interpre- tores reemplazaban los vínculos genéticos. que sólo lo están en la medida que se refieren a fenóme. En primer lugar. no es la supuesta existencia de una actitud similar cubrimiento de la perspectiva y nacimiento de una conciencia histórica en el en la mentalidad medieval. a pesar de sus conspicuas implicaciones en el plano todas sus especificaciones e implicancias. y paralelismos no siempre documentados en con frecuencia. pregun. como es obvio. Classical Mythology in Medioeval Art. por así decirlo. sobre el subrayar la coherencia interna de su trabajo en un lapso de casi treinta años. en el arte. categóricamente Gombrich. fáciles paralelismos y analogías histórico-culturales pero. muy pronto abra- por limitarse á compartir las opiniones que los hombres de las distintas épocas zada por Gombrich —quien en este ensayo apunta. es probable que haya aquí un eco de las posturas del filósofo y epistemó- los casos. sin poder alcanzar una visión más amplia. Uno de esos paralelos de sentimientos. o bien por quedar restringida a la considera. historia de las religiones y del lenguaje) una analogía formal. de pocas páginas atrás. (116) Pero en el caso de Gombrich se trataba de una Wertprobleme und mittelalterliche Kunst. la obra de Warburg carecía de todo carácter sistemático. expresión que. aunque en realidad análoga a la de quien interpreta. nalidad colectiva hipostasiada —casi una "superobra de arte". y ese contexto funciona. es decir. a la tiempo bien diferenciados (aquí no con demasiada claridad). sino la facilidad. (119) cual nos hemos ya detenido en su momento. val. forma directa. es decir. en el sentido moderno del término. Lo que hay que rechazar.

vez. incluso cauta. implica. —no poco crítica. de A. La actitud de concepción del estilo como "sistema integralmente expresivo". bles". para Malraux. muy conocida también por los lectores italianos (133). Gombrich (130). que ya hemos visto condenadas en un pasaje Miguel Ángel". a una muy acentuada del expresionismo como movimiento históricamente determinado. las investiga- ser rechazado es la superposición al arte del pasado de una concepción del arte ciones de Warburg y sus seguidores) de utilizar las obras de arte. Gom- tica contemporánea (129). sino que se reacciona inmediatamente ante el estilo en el que ha sido for. en efecto. para Panofksy el tipo de trazo en el dibujo o el citado con anterioridad. si se había visto inducido a escribir El otoño de la Edad Media por "el deseo de 62 . debía estar muy consciente de ello: confesó que lo Uccello. y en general el significado histórico de su personalidad. una actitud fun. brich destacó que los protagonistas de la historia del arte son. dirigida sobre todo contra Hegel y sus examen de los documentos iconográficos que aclaran el significado del neopla- seguidores. Se trata de una deformación antihistórica. gro. También implicaba. Pero es claro que este tipo de deducciones se basa en una interpretación arte. en reali. A esta altura resulta claro que esas posturas implican un re- cismo. por lo menos. en 1957. formuladas más recientemente por ño adentro. vinculadas "physiognomicfallacy"— en el discurso de la clase inicial dictada por Gom- con el descubrimiento del espacio en perspectiva. estilos que. y de las contradicciones estilísticas "más que formales" (y de significado "más mo" (125). principios estilísticos y estos hábitos técnicos tienen un significado más que brich. signi- je. artista. (136) Historiadores como J. (135) Esta advertencia reaparece —junto con la dirigida contra la de determinadas cualidades formales de las pinturas del siglo XV. como síntomas. Después de analizar el estilo de Miguel Ángel. debilitar en su rechazo del peor histori. (124) nofsky escribe. formal: son síntomas (symptomatic) de la esencia misma de la personalidad de presionista" del arte del pasado. frente a la realidad (naci. según Panofksy—. Con todo acierto. que "al Zeistgeist de una época las características fisonómicas que rastreamos en puede ser entendido por el espectador en la medida en que éste conozca las las manifestaciones artísticas" de dicha época. y Huizinga. Curtius. todo vínculo entre los fenómenos artísticos y la historia. de excluir o. de ta crítica moderna como ejemplos de arte "expresionista") como si se tratara de una contraposición histórica general entre ideal clásico e ideal cristiano en el los cipreses transformados por Van Gogh en un torbellino de líneas. también. "fisonómica" de las obras de arte —en este caso. el University College de Londres. significa Renacimiento. lógico— de responder a un problema real. por cierto— de Las voces del silencio de A. (131) Y en rigor.. tomas de la personalidad profunda del artista. Hauser. (134) Más aun. nada explican: pero encierra el peligro de vaciar la tina del baño con el ni. más que nada. Lo que debe desconfianza hacia el intento (que había animado. tipo de cinceladura de la piedra adoptados por Miguel Ángel expresan. Hui- miento de una conciencia histórica en el sentido moderno). a la actitud general de esa brich al ocupar el cargo de Durning Lawrence Professor de historia del arte en sociedad. damentalemnte crítica frente a una parte de los presupuestos de los estudios "esos imaginarios superartistas que denominamos estilos". y es evidente que se trata de un pasaje crucial: "Todos estos Lo mismo puede decirse del segundo objetivo de la polémica de Gom. y en la correlativa de arte en el contexto de las convenciones estilísticas de su época. el contexto lingüístico en cuyo marco se sitúa el mensa. Intepretar el nervioso estilo de ciertas miniaturas me. se quiere de una cierta concepción del mundo. (128) Esta adhesión. como es obvio. agreguemos. (132) Ese rechazo está vinculado. "expresan" el espíritu de los respectivos períodos históricos. la tantas veces recordada crítica al ensayo de fe (señala Gombrich) en que "las artes visuales ofrezcan el camino más corto Panofksy y Saxl? En el rechazo a una posible vinculación de tipo "fisonómico" hacia la mentalidad de civilizaciones que de otro modo nos serían inaccesi- o "expresivo". conformarse con "explicaciones" demasiado fáciles y generales que. en polémica con todas las estéticas de upo "romántico". que se niega a ver la obra que individual") que las caracterizan. la negativa a considerar las obras de arte de Brunelleschi. sino el vehículo de un mensaje determinado. vivido en forma evidentemente peculiar por un individuo excep- ceder a esa especial deformación del gusto por la cual ya no se valora la obra de cional. Y no sólo eso: lo son. El "espíritu de chazo de la legitimidad de la iconología (¡no de la iconografía. que Gombrich Gombrich tiene aquí raíces muy profundas que. en la recensión alternativas posibles. etc. The Neoplatonic Movement and Mi- los distintos rostros de la realidad histórica (y ello con prescindencia del hecho chelangelo. fijémonos la época" sigue constituyendo un intento —aunque más no sea genérico y mito. Malraux. este estudioso rechaza las explicaciones "en clave ex. como vimos. a su hasta aquí considerados. Pa- diltheyano). (126) Al avanzar por esta línea de manera coherente. Y con ello volvemos a las postu- dad. observa Gombrich. ras "antirrománticas". el de las relaciones existentes entre Retomemos de este autor su ensayo. en Gombrich. el remontarse directamente des. de las obras de Miguel Ángel mulada. estilo al que se considera "como si fuera una obra de arte en sí mis. por la acrítica ¿En qué se basaba. como se la quiera llamar o sea. Gombrich terminó Hablando en términos justicieramente ásperos de la Historia social del ar- por afirmar. se aplica en realidad. que la te. ficativamente titulada André Malraux and the Crisis of Expressionism. han puesto en guardia contra tal peli- por supuesto. a generalizaciones de tipo tonismo del artista. por parte de Gombrich. van más allá rechaza. expresiones de determinada actitud general. bien!) de Panofsky. son sín- dievales (que no por casualidad han sido "revaloradas" estéticamente por cier. de atribuir personalidad del artista (127). "antiexpresionistas". o de grupos pertenecientes a esa sociedad. R. co- como expresión inmediata de la individualidad (o tal vez del inconsciente) del mo una fuente para la reconstrucción histórica general. zinga y E. Gom- obra de arte no debe ser considerada ni un "síntoma" ni una "expresión" de la brich alertó contra "el permanente riesgo de la Geistesgeschichte". y en general nacida en épocas modernas como la necesaria ruptura con la tradición. a una corriente muy concreta de la esté. de Pao. y antes de pasar al de que la actitud polémica de Gombrich. del arte los testimonios figurativos considerados desde el punto de vista del estilo.

Existe evidentemente el peligro de llamar en apoyo académico de 1957. literatu. Gom- los artistas reaccionan inevitablemente a la transformación de los "valores pre. Gombrich toma posición respecto de las investigaciones de la interpretación personal de cada uno textos y glosas desconocidos. Pero tal vez sea posible ejem- dominantes". por lo cual el arte y Al alertar contra los peligros de las investigaciones iconográficas. la existencia de "programas" iconográficos pormenorizados. una siempre abierto del estilo de la obra de arte". ble. un ejemplo de cómo es posible "reflejado el espíritu de esos tiempos de manera ejemplar". no es casual que Warburg. Por cierto. (145) también más árido. con una argumentación aguda pero un tanto sofística (146). entre situación histórica y fenó. sobre esa base. debe replantearse "el problema por ejemplo en la crítica al libro de Hauser. que sin em- bargo sólo se han conservado por excepción. filosofía". se ha acabamos de citar. en estrecha re. los datos iconográficos pintura que esté atestiguada de manera documentada. no es posi. es casi siempre imposi- vamente controlable. que existe un "clima mental. e interpretar el material figurativo dando por presupuesta su interpretación pico círculo vicioso—entre las fuentes privilegiadas a Jan van Eyck. o no iconográficas. en su célebre ensa- En conclusión. opuestamente. parecería que las investigaciones iconográficas estuvieran a moverse a tientas entre la selva de los textos clásicos más diversos y de sus en condiciones de ofrecer una salida al peligro cierto de las asociaciones dema. pero cia. y más allá—. religioso y político. por lo menos en mi opinión. Recordemos. después tenidos presentes por el formulador del "programa". peligro que Wind reivindi- de subrayar las notables discordancias que surgen entre los estudiosos cuando ca. dice Gombrich. consistía nacimiento que sólo expresan una tranquila sensualidad. A diferencia de los hechos estilísticos. Gombrich ponga en guardia a los historiadores del arte en aprendido a buscar relaciones con "oscuras supersticiones astrológicas o dile- cuanto a "considerar los estilos del pasado como una mera expresión de su mas filosóficos" allí donde. der contar jamás con la posibilidad de llegar a una vinculación entre texto y menos artísticos. en ambos sentidos. saje. es el hecho de que aquí la "distancia crítica" entre la obra de ble dejar de reconocer lo bien fundado de esta conclusión. pero admitido ese hecho. (138) Por cierto. entonces. A esta altura —y aquí en relacionar la historia del arte con otras ramas de la historia: política. por haber recurrido. el "método warburguiano". Ahora bien. ción de las obras de arte en un contexto histórico general. critica un libro de E. o. continúa —no sin ironía— la iconología (término que Gombrich usa. sólo se habían visto imágenes de tiempo. de proyectar inexistentes alegorías platonizantes en cuadros del Re- Wólfflin. erudición positivista a Wolfflin y a Warburg: una vez asimilada la lección de vale decir. tivo. pero surge la nes históricas asumidas acríticamente. inspirándose en un artículo en el cual A. sólo que después agregó —entrando en un tí. en verdad de un carácter bastante gené. es decir. aunque en apariencia coherente. a un argumento circular centista. y más aun Saxl. glosadores e intérpretes —desde Proclo a Marsilio Ficino.conocer un poco mejor el arte de los van Eyck y sus sucesores. En esta capacidad de quebrar y renovar las interpretacio- nos es característica de los presupuestos ideológicos del autor). Momigliano. serenas procesiones. R. (141) Pero arte y la situación histórica en la cual ésta nace. hasta entonces. desde la peligro de caer en argumentaciones circulares. Ello obliga al intérprete moderno Y sin embargo. llevado a la perfección por Saxl. Afirmar sin sombra de constituyen un inequívoco elemento de mediación entre determinado ambiente dudas que el formulador del "programa" del cuadro tenía presente tal o cual pa- cultural. es en realidad un índice bastante problemático de las transformaciones sociales La doctrina y la sutileza interpretativa de Wind son conocidas: tanto más signi- o culturales". y no (ello es característico) en la inser- clara impresión de que esa insistencia implica un escaso interés. es muy comprensible que en la disertación académica que yo sobre el testamento de Francesco Sassetü: por ese mismo camino. exclamación de Saxl en un escrito que. sí. la ahora. esta o aquella intepretación de determinado mito. inequívoco. si la iconografía no ra. plificar tales riesgos sobre la base de un libro aparecido después del discurso rico. religión. racterística no eliminable de estas investigaciones sobre la iconografía rena- nough sobre Filón. como sinónimo de iconografía) (142) corre a su vez el grafía artística moderna. en el ya citado discurso la interpretación propuesta. de su raza o de su situación de clase" (la unión de los dos últimos térmi. como una ca- se trata de interpretar materiales figurativos. sin po- siado rápidas e inmediatas. Goode. Pero no hay dudas de arte y el texto que debería comentarla y explicarla se pierda con tanta frecuen- que el terreno por el cual nos ha conducido Gombrich es. tampoco Gombrich deja de observar. según Gom- una notable desconfianza hacia la investigación de los vínculos entre la obra de brich. trazaba una especie de autobiografía cultural. quiere convertirse en un instrumento inútil. ficativo. más firme. y la obra de arte. Gombrich insiste en los problemas que más le interesan—. (137) quebrar tales círculos nos fue dado por el propio Warburg. de E. aquí y en otros lugares. (139) Después de cuanto hemos señalado hasta aquí. la excesiva facilidad) de estas in- vestigaciones iconográficas está dada por el hecho de que para un gran número de pinturas de los siglos XV y XVI podamos hipotetizar. Es sabido que la dificultad (o si se quiere. al repasar los problemas de la historio. consiste. Pero ese peligro trae aparejado otro mucho más grave: el de llegar a una interpretación arbitraria. con absolutar seguri- VII dad. aunque sean de signo contrario. El único criterio de juicio está dado por la plausibilidad y la coherencia de insistieran en ese tipo de indagaciones. Wind (144). ("G. el autor vuelve a lo que más lo apremia: "sabemos que el 'estilo' artístico académico de Gombrich: Pagan Mysteries in the Renaissance. mejor aun. brich no se refiere a ningún estudio en particular. por haber de Filón") (140). Ahora bien. "el nuevo principal problema. objeti. de las pinturas en 64 65 . quiere confirmar una antigua tesis sobre Filón usando el material figural- lación con la vida de esa época". (143) actitud que impregna la sociedad y los períodos históricos".

(152) De lo como nomenclatura. (153) do a Marsias sacaste.. y Apolo. este caso. debe alertar. el demuestra que el artista no puede copiar la realidad como es. idioma no consiste tanto en dar un nombre a cosas o conceptos preexistentes. en general. (154) Por otro lado. comen. es indiscutible que la aserción básica del libro —la ta Wind (148)— es "corroborada" en el acto por el hecho de que el fresco de problematicidad. su agonía en el instante en que alcanza el éxtasis supre. tras la aparente fluidez y brillantez de su estilo ensayístico (el libro siglos XV y XVI (por todos ellos. superficial y desviada. terrenal. Aquí sólo nos ocupare- no). Por el contrario. Arnheim. Pero eso no interesa aquí. con todo un arsenal de "pruebas"). que no queda legi. (150) Pero se trata de un malentendido no casual: hasta tal punto lee Wind mos de algunos problemas que se entrelazan con el tema que hemos estado tra- a sus autores con los ojos de un neoplatónico florentino que introduce. en la historiografía sobre el debe volver a entrar en sí misma y dar oídos sólo a las melodías apolíneas.. 1. Lo subraya con gran claridad el propio Gombrich. etc."). (151) Es un modo Con gran riqueza de ejemplos y delicadeza de argumentación.13-21). sobre el grado de cohe. las que en el pasado habían desarrollado una importante función de rup- enuncia una contraposición entre Marsias. se sabe que la actitud de Gombrich hacia estas co- ca. de ahí. en los temas que le son ahí. rente de observaciones agudas pero. aunque sólo fuese por una vía de la Estancia de la Signatura.cuestión. ésta se convierte en un instrumento para leer en los testimonios figu. como antídoto de los síntomas de agotamiento de las investigaciones iconográ- molao Bárbaro. como hemos visto. De la misma manera. en una recensión no ca- el dios había cantado durante el altercado con Marsias ("Inspira tú / como cuan. ¿Qué significado alegórico se oculta tras esas figuras? Al replantear el no resuelto problema del estiló en las artes figurativas El estudioso recuerda ante todo una famosa carta de Pico della Mirándola a Er. en un nivel más refinado. psicología della reppresentazione pittorica.and so infuse me with En el prefacio a la segunda edición inglesa. en opinión de autor compara tal concepción. véase el neoplatónico comentario de Landi. como es evidente. 66 67 . Arte e ¿Ilusione. por R. Wind pasa a examinar la invocación de Dante a Apolo (Paraíso. Arnheim. ¿A qué equívocos nos referimos? cuando le arrancaste la piel que cubría sus miembros (. que vieron en el evidente malentendido: Dante no invoca en modo alguno para sí el suplicio de libro una defensa del arte ilusionista. Los versos son interpre. con la adver. los trabajos de Whorf. nació originariamente como un ciclo de conferencias). tomado del volumen de Wind.. se funda hablar de él con la competencia necesaria: la del psicólogo además del estudio- en una errónea captación del sentido de los versos de Dante. ilusionista. una vez entre los teólogos. so de historia del arte. es más elocuente y está menos su- tados así: "Entra en mi pecho e infúndeme tu espíritu como hiciste con Marsias jeto a equívocos que el título. para interpretar los fenómenos artísticos). han subrayado que "el contrario. para Wind. después de una alusión al Banquete platónico. que se vuelve (y con esto cerramos la digresión) al "círculo vicioso" del tencia de que se trata de un ejemplo extremo: un caso de interpretación fundada cual hablaba Gombrich.. en la cual. con la muy antigua idea del idioma ra que la interpretación iconográfica resulte de verdad plausible. La pintura objeto de la interpre. El hecho de que esta lectura neoplatónica de Dante encuentre. Pero esta interpretación errónea —"para obtener el Gombrich jamás soñó sostener la tesis de que el arte es sinónimo de habilidad 'amado laurel' de Apolo el poeta debe pasar por la agonía de Marsias". Sea como fuere. en parte. más caros desde el comienzo mismo de su actividad científica. como en tando. el cuestionamiento de mer canto del Paraíso". en especial.. celestial: el alma tura en la historiografía artística y. VIII tación es el fresco de Rafael ubicado en la Estancia de la Signatura. de ciertos esquemas de la teoría de la información rencia interna y de correspondencia entre textos e imágenes. se ficas.. la exposición de Gombrich es muy densa timada —ése es el asunto— ni por los comentarios a la Divina Comedia de los y apretada. una (seudo) confirmación en la doble presencia del poeta en los frescos cordará que Gombrich ha tratado de servirse. Studio sulla Marsias sacaste / De la vaina de los miembros suyos". Ello. la no obviedad de la representación del mundo sensible por Apolo y Marsias se encuentra entre la Disputa y el Parnaso. Gombrich insistía. que repre- senta a Apolo y Marsias. de una inter- Marsias. que es exigible pa. en general. los riesgos del modo de proceder de Wind. sino que se limita pretación sustentada en la torpeza o en la animosidad polémica. Resulta difícil hablar de este espléndido libro. En él se podrán percibir. omitido en la traducción italiana.misteño que expresa el tormento del alma humana R. parte del artista— sería impensable sin el advenimiento de un arte no figurati- rece Dante. o como la ve. poseída de la divinidad. vo. conscientemente analógica. Tales temas han y en especial los versos: "Entra en el pecho mío e inspira tú / Como cuando a tenido al fin una formulación general en un libro cuyo subtítulo. como las que recogida. rrientes artísticas no es benévola (155). aunque fuera a invocar la inspiración de Apolo para cantar melodías sublimes.)" (147) Se trata de un Gombrich alude al malentendido sufrido por algunos lectores. como paso obligado para la regeneración espiritual. Pero esta interpretación es insostenible. al final del volu- es una confirmación de que Apolo y Marsias "es un ejemplo de teología poéti. en un malentendido textual. la otra entre los poetas. en un paralelo iluminador y nada casual (se re- Wind. que representa un misterio pagano colocado por Dante al comienzo del pri. rativos lo que se desea (y por añadidura. decir. y en alguna medida de todo el método. reflejados y acentuados en una especie de espejo deformante. Gombrich un tanto curioso de entender el Einfühlung del historiador. alegorías neoplatonizantes allí donde no existen. Es sino en estructurar el mundo de nuestra experiencia". Y aun más difícil resultaría mo (149). De Renacimiento. Como hemos visto. men. me parece. y en los dos apa. Se trata. Por añadidura. your spirit as you did Marsyas when you tore him. Pongamos un ejemplo.

68 69 . la historia del arte. deben más a otros cuadros riencias. Tenemos que movilizar efecto: "¿Y de dónde habían derivado los holandeses su repertorio? La respues- nuestros recuerdos y nuestras experiencias sobre cuadros vistos. si bien en cada representación en cierto sentido. el remitirse a la del "esquema". para Gom- Estos hechos psicológicos son los que explican el-fenómeno "bastante sor. (161) que a la observación directa". el medio de que dispone. como supone Arnheim. Story ofArt (163). se ha señalado que el autor la cuando el artista confronta su esquema con la naturaleza. por otra parte. de aplicar la teoría de la información al análisis de los fenómenos artísticos. en forma integral. El segundo postulado es. es. y arte" propuesta por Gombrich. el artista debe tener en cuenta. que luego se irá modificando por medio del proceso. la definición de "historia del En estos hechos debemos ver la razón última por la cual el arte tiene una historia. tal vez. difieren en la sucesión de sus estructuras y en la cantidad de interro- gantes que permiten formular al artista. ya nos acertadas. No es que. y no sólo es así. e ir probando el ta a este tipo de preguntas es exactamente lo que se conoce como 'historia del motivo. recuerdos y expe. por cier- una historia de tanta amplitud y complejidad. afirma Arnheim. arte'. de su polémica contra las interpretaciones "expresionistas" de No se trata de la fiel documentación de una experiencia visual. Después de demostrar en forma brillante que Constable significa movilizar nuestros recuerdos y nuestras experiencias acerca del mundo veía el paisaje inglés a través de los cuadros de Gainsborough. Por otro lado. "Esquema" es. y de tal modo logra fuerza a sucesivas acepciones diferentes. afirmar que el arte tiene una historia significa simplemente subrayar que prendente" que es "la estabilidad de los estilos en el arte". las transformaciones estilísticas se verifican una de las palabras-clave del libro. la representación de la realidad sería imposible sin la intervención bles opciones. De no ser así. Todos los cuadros. Leer la imagen creada por el artista to. y en general de los pintores holandeses. Gombrich declara. los de Ruysdael. (157) Además. para ser interpre- historia del cambio de estas concepciones". es decir. y termina por disolverse en una genérica y brumosa "histo- argumentaciones de Gombrich al respecto. sino esla- ta estabilidad. lo que provoca cierta confusión en el romper la camisa de fuerza del estilo tradicional para alcanzar una mayor o dis- lector. subraya Gombrich. No podemos exponer aquí las tuas. ante to. los edificios). Además. (170) El problema de la modificación estilística sigue abierto. de errores debidos a la utilización de un "esquema" que difiere quizás en detrimento de la explicación de las trasformaciones del estilo? de la realidad (el litógrafo de comienzos del siglo XIX que dibuja los arcos de El propio Gombrich ha respondido por anticipado a algunas de las objecio- medio puntó del portal de la catedral de Chartres como si fuesen ojivales. en do visible en términos de arte debemos hacer lo contrario. como muy bien lo demuestra ficación de ese mensaje presupone la existencia de un número limitado de posi- Gombrich. que esta acentuación de la importancia de la tradición le cierra a los psicólogos. sus conclusiones al respecto. por- nes de Arnheim.. es igualmente posible hablar de representaciones más o me- El lugar del observador) que la lectura de una imagen no es nunca obvia. según Gombrich. la perspectiva lineal) exigen. de triol and error (158). observa que. por así decirlo. afirmación inaceptable porque tados de manera correcta. (167) Pero el problema sigue siendo el intuido por Amheim: que el espectador se encuentra siempre frente a un mensaje ambiguo ("la ambi- ¿por qué. de esta conjetura inicial destinada a ser corregida y modificada. en determinados períodos históricos. (162) Acerca de es. acaso muy rudimentario o hasta ca. (159). muy conocido por recordada. ble. y tan bones de una tradición. (166) Pero Arnheim indica sin duda una dificultad real cuando que los arcos de una catedral gótica deben ser ojivales. (169) Una vez más resulta claro que. Para leer el mun. los estilos. las esta- gen con el cartabón de una experiencia vivida.. (156) mencionado. pues. lleva por último a Gombrich a demostrar el primer postulado de su de los esquemas proporcionados por la tradición para los fines de la representa- tesis: el artista puede copiar la realidad sólo si se remite a otros cuadros (prime- ción pictórica: Gombrich ha negado con energía toda extensión relativista de ra parte: Los límites de la semejanza con la realidad). este descubrimiento de la importancia decisiva tinta verdad representativa. ¿va ción". y se ve obligado a elegir entre va- ocurre. sino a su riqueza. Por otro lado. por la modificación de las actitudes hacia la vi- rias la interpelación justa. proyectando. es decir. y éste a través de visible. como ha dicho WOlfflin. subrayando que. un esquema provisional. y verificar esa imagen mediante proyecciones de prueba. "la historia del arte es precisamente la o naturalista (el dibujo a pluma. en condiciones de cotejar la ima- pierde de vista el objeto específico de la historia del arte (las pinturas. y contra la cual polemiza Arnheim. ¿es justo afirmar. demasiado limitada.. sino de la fiel re. lo que Gombrich define como "patología de la representa- arte tiene una historia? (165) La explicación de la estabilidad del estilo. por otra parte. Una clarísima confirmación de ello la Gombrich la posibilidad de explicar lo que más lo apremia. también en este caso en intentos sucesivos. Sea como fuere. (164) Pero. ya construcción de un modelo relacional. la información que nos llega I justicieramente celebrada. remite a una determinada tradición. dentro de una visión limitada. veamos más" bien sus conclusiones: ria de las concepciones del mundo". "verdad representativa" sea inconciliable con la acentuación de la importancia de á poco. Ello no se debe a la subjetividad de la visión. se eligen esquemas diferentes. un ojo ejercitado.. sino que la misma decodi- do. lo contrario del primero: Gombrich demuestra (parte tercera: hay un esquema. brich. La "novedad" dé un mensaje es apreciable únicamente cuando se En la construcción de este modelo. Los más típicos hallazgos de la pintura "ilusionista" da y el mundo? (168) Según Arnheim. como lo hace Amheim en la recensión ya sual. Gombrich había insistido ya en su hermosa. sin embargo. Esta acentuación de la importan- del mundo visible es tan compleja que ninguna figuración podría nunca trasmitirla cia de las convenciones artísticas y del valor de la tradición es la faz positiva. se vincula de manera estrecha con el intento. por qué el da. güedad —escribe en determinado punto— es evidentemente la clave de todo el que implican representaciones más o menos acertadas de la realidad? ¿Ello no problema de la lectura de la imagen") (160). la comunicación sería imposi- de un "esquema". las diversas manifestaciones artísticas no son expresiones inconexas.

a los escritos de War- Todo esto es importante. Un escepticismo que. hasta enton. Pero la caricatura es un fenómeno. gracias a los instrumentos que ofrece la psicología) y por el 70 71 . von Schlosser y a Ernst Kris. saje crucial de Art and ¡Ilusión. (171) da: en primer lugar. en el ambiente de los Ca- rracci. a su interés por los tipos iconográficos. por cierto. el problema cru- do por acentuar al extremo la importancia de la tradición en la historia del arte. Gombrich había termina. aunque se trata de general. y en segundo lugar porque las dudas expresadas en tes como las surgidas a lo largo de más de cuarenta años en el ámbito del Insti- aquel lejano ensayo a propósito de la explicación histórica reaparecen en un pa- tuto. Como confirmación. proyectando en ella sus propios problemas. considerados hasta entonces los campeones de la pura observación de la reali- te tardío. lidad y el sentido de lo cómico. Pero incluso esa explicación debía ser rechaza- ces. Gombrich publicó en 1937-38 un ensayo sidad de las dos concepciones. Gracias. literatura. (175) Y parte. estos intercambios interdisciplinarios no pueden soslayar el pro- investigación cuando.. en términos literales. en medida cada vez más amplia. (172) Por otro lado. de los estudios ramas de la historia: política. El historiador del arte recurre a la literatura. en una emocionada alusión a la señora Bing. A pesar de su da. los problemas de Warburg. crecidas en una tradición académica baja con acontecimientos irrepetibles. implica por un lado una ganancia (la profundización de los problemas del mo ya lo había anticipado en su discurso académico de 1957) (178) el terreno estilo pictórico. decisivo para la historia del arte sa por Gombrich. para medir la imprecisión y el carácter puramente genérico de la expre- temente en ese trabajo de Freud para volver a proponer su interpretación de los sión "método warburguiano". Y el propio Gombrich se refirió implícitamente a esa reorientación de la fecundidad. a quienes Gombrich proclama sus maestros. por motivos de carácter warburguiana. de historia del arte al psicoanálisis—. Dado que el historiador tra- escepticismo de las nuevas generaciones. Ante todo. taría de una conclusión en modo alguno limitativa —resulta obvio que la única pretaciones "expresionistas" de la historia del arte. en segundo término. cuando no logran explicar determina- dición habían dejado abiertos o habían resuelto de manera excesivamente rápi- dos problemas surgidos del ámbito de sus respectivas disciplinas. ex- 1 otro una pérdida (la disminución del interés por la mudable relación entre las trañamente. Ya vimos que. con sus geniales investigaciones. En él. a partir de un rechazo de las inter. que el depender de una tradición es la tre el nacimiento de la caricatura y el coincidente surgimiento de la individua- regla también para obras de arte del Renacimiento y del Barroco que. titulado Principies of Caricature (174). la explicación del mecanismo de la caricatura era rastreada por los to de nuevos problemas y nuevas orientaciones científicas en el ámbito mismo autores en el terreno psicológico. en la analogía entre caricatura y chiste. En pecto de la historia del arte era el de poner a esta última en relación "con otras colaboración con Kris. para captar la diver. e individualizada. Kris y presión. obliga a Gombrich a abandonar (co- na.—ex discípulo de Schlosser. que pasaría. a Julius una vez más la declaración de Saxl. postulada por Brauer y Wittkower. es decir. en- advirtieron. desde el arte egipcio al griego. Amheim olvida hacer en su recensión). de la historia del IX arte la reconstrucción de los vínculos y de las relaciones de dependencia o de contraposición que unen entre sí a las distintas obras de" arte. después de señalar la noción warburguiana de Pathosformeln afirme: catura propiamente dicha nace a fines del siglo XVI. resumamos brevemente lo distintas caras de la realidad histórica y los fenómenos artísticos) (173). Se tra- que hemos dicho hasta aquí. y como tal se inserta en un proceso repetible y describible. habían sido consideradas francamente naturalistas. porque los dos fenómenos no son en verdad coincidentes (¿acaso en el Renacimiento estuvieron ausentes el descubrimiento del indivi- Resulta evidente que aquí Gombrich reinterpreta sutilmente la tradición duo o el sentido de lo cómico?). siguiendo las huellas de un de la tradición warburguiana cuando. luz de la evolución de la habilidad manual de pintores y dibujantes. al presentar los escritos de su maestro al célebre escrito de Freud. es necesario ver cómo resuel- obras de arte y situaciones históricas o psicológicas. está el hecho de que Gom. ante la Kulturwissenschaft. habló del blema metodológico de la "explicación" histórica. Antes de ver cómo había encarado Gombrich este problema (cosa que. además. sus seguidores Gombrich se detenían en la correlación. en primer lugar porque Gombrich se basó recien- burg. se sirvieran con tanta frecuencia de fórmulas derivadas. religión. el pasaje. el concepto de "explicación" debe ser diferente. se podría llegar a la conclusión de que la orientación impre- mo "la revolución griega". Desechada la insostenible hipótesis que interpretaba ese retraso a la dad. dentro de cuyos límites habían madurado utilizado con cautela. en consecuencia. (176) público italiano. pero sí apresurada. Gombrich com. en efecto. más que predominante. La necesidad de "explicar" lo que él define co- A esta altura. es decir. filosofía". usada a propósito de investigaciones tan diferen- fenómenos artísticos (177). a la tradición warburguia- ilusionista. que establecen relaciones manera de mantene¡r viva una tradición de estudios consiste en fecundarla con inmediatas ("fisonómicas" o de otro tipo) o en definitiva apresuradas entre nuevos aportes—. psicológico. los autores se preguntaban el porqué de ese alumbramiento relativamen- La importancia que él [Warburg] da a la circunstancia de que los artistas del siglo XV. por la existencia de otras obras de arte y. según la cual el problema más urgente res. dentro de la perspectiva teórica por él adoptada. demostrando que la representación pictórica de la realidad se hace posible. cial de la modificación de los estilos. el historiador de la litera- problemas que los estudiosos vinculados de manera más estrecha con dicha tra- tura recurre al arte y ambos a la filosofía. ve Gombrich. la propia Bing tenía plena conciencia del surgimien. además de histórico. provocó una gran im. establece como finalidad. exclusiva. Bastará recordar Art and ¡Ilusión tiene una triple dedicatoria: a Emanuel Loewy. invitaba a regresar a las fuentes. después de subrayar que la cari- brich.

reb'giosa. determina cierto horizon- "cómo". la del mental set. no menos que una cultura o una mentalidad muy extendida. nocido por el propio Gombrich cuando. en los altibajos de satisfacción y frustra- no acontecimientos mudables sino. vuelven a asaltarlo sus antiguas dudas sobre la recta de la concepción. por ejemplo. a consecuencia de la progre. en el polo receptor tenemos el mental set.. de justas suposiciones y movimientos equivocados que constituyen nuestra giosa concreta. En la época de Augusto ya se ad. que and ¡Ilusión. por un lado. La distinta función que el arte cumplía en Egip- to y en Grecia es lo que explica esta decisiva transformación del estilo. libro de Gombrich una secuencia de este tipo: requirements -function -form- cepto de "función" lleva así a Gombrich a quebrar el círculo mágico de las pin. el programa de investigaciones prudentemen- 72 73 . A lo largo de este proceso de adaptación. el surgimiento de una libertad. El esquema no fue someti. con "las nuevas exigencias de solemnidad imperial diatas o superficiales. para Gombrich. bien en messa a fuoco mentóle ("enfoque sueltos en un contexto más amplio. presupuesto en Art nueva noción. ya imagen. La modificación nos artísticos y la historia política. no el vida cotidiana. y así siguió el impulso natural hacia el estereotipo míni. de distintas "exigencias". capaz de representar. son hechos reales e importantes: Gombrich lo demostró de vierten indicios de una modificación del gusto. Un estilo. social. agregó: "El contexto social en el cual ello ocurre ha sido muy poco mo.permite eliminar lo que podría haber de redundante. en la narración de los episodios míticos (piénsese en Hornero) y la con. que puede contar con un público que sigue las reglas del juego y sabe captar las do a crítica y corregido. se- no puede ser separada de su finalidad y de las necesidades (requirements) de la gún la definición de Gombrich. pues. no políticas. y por otro lado. nes profundas que se producen dentro de dicha tradición. (185) Para retomar la comparación. Y así como cesaron las preguntas del observador de la res esenciales que le. (187) Es verdad que esos préstamos. vuelve a entrar por la ventana. Véanse las páginas sobre el fin del arte clásico. (183) ta crea sus artistas". una actitud mental (mental set) que registra toda desviación y partes. del arte como comunicación. pero el cómo Pero con las "preguntas del observador a la imagen" entra en juego una sucede se mantiene un tanto oscuro. "exigencias". las con- comunicación que se establece entre un artista y su público. (186) Pero es evidente que estas nociones. En una ocasión Gombrich comparó la comunicación artística con el telé- pecie de reacción en cadena. ya expuesta. Pero son insuficientes para explicar no sólo las modificacio- caicos y demuestra admiración por las formas misteriosas de la tradición egipcia. plantea problemas que piden ser re- el traductor italiano convierte. (184) siguiente posibilidad del artista de concentrar su atención en aspectos margina- les y transitorios de la realidad. (180) En Grecia. "las actitudes y las expectativas que influirán sociedad en la cual es válido ese lenguaje visual dado". se requería un arte funerario de tipo pictográfico. después de señalar el "control que el laron ala imagen preguntas acerca del "cómo y el "cuando". y que no pueden ser resueltos ni por la El surgimiento de las nuevas religiones orientales había reducido su función (func. (188) Está muy claro que^isí es como sucede. que indujo a los escultores a representar el cuerpo grafo inalámbrico. del arte como "mensaje". La historia (las relaciones entre los fenóme- mental"). Ya no se le formu. escribe Gombrich. que se orienta hacia modos más ar. La experiencia del arte no escapa a esta regla general. y sus relaciones directas. mental set. 'virtuoso' sabe ejercer sobre sus medios expresivos" y "el sentido de los valo- a la exposición impersonal. con las mutaciones de las que otra". si- turas que se parecen a otras pinturas. ción italiana de Art and ¡Ilusión. y de revelación divina". debe considerarse como cosa firmemente establecida. psicología. El concepto mismo. de que "todos los cuadros deben más a otros cuadros que a la observación directa".) de la "función" del arte (que para Gombrich se halla en el origen del cambio de expulsada silenciosamente por la puerta. cierto que el rechazo de las vinculaciones "fisonómicas". en el "cómo" y no en el "qué".de la psicología: a esta altura. o que tratan de resolver problemas forma. estudiado. ni por una historia del arte que se tion). como "comuni- explicación histórica. y és- cación de función (function) da lugar a una modificación de forma. Ello ha sido reco- quistas del ilusionismo griego fueron arrumbadas poco a poco. sino ni siquiera la Lasfórmulas existentes debieron adaptarse a las nuevas exigencias de solemnidad imperial y de revelación divina. provocó una es. o en todo caso inme- relacionadas. En Toda cultura y toda comunicación.. vo: el de "función" (function). al final del prefacio escrito de manera expresa para la edi- pectador. En los mosaicos de Ravena el arte volvió a ser un instrumento. o sea. desconocida en otras te de expectativa.. la tradición artística.. de la mentalidad. alusiones". En el polo trasmisor tenemos las "exigencias" (no sólo estéticas. manera definitiva. cación". ción. había hecho pictóricas. de una actitud diferente de parte del es. (181) Este con. sustraídas al flujo temporal: el "qué". y una modifi. esa extraordinaria "fluidez" de que el arte de la "mimesis" resultase vulnerable. sobre nuestras percepciones y nos predispondrán a ver u oír una cosa más bien bios del gusto se explican. es decir. co de expectativa y observación. situaciones típicas. se redujeron al "qué". De todos modos resulta evidente que el artista se crea su élite. no pictográfica ni esquemática. (179) Casi con repugnancia. bien en atteggiamento mentóle ("actitud mental").o suya. se funda en el juego recípro- Egipto. también cesaron las del artista a la naturaleza. etc. Por la forma) presupone el surgimiento. que Gombrich hi/. (182) Los grandes cam. Pero cuando se lee. podríamos extraer del humano de una manera nueva. ni por la teoría de la información. término verdaderamente crucial del libro. religiosas y demás) impuestas por la sociedad "en la cual es válido les planteados por otras pinturas: "la forma de una representación —escribe— ese lenguaje visual dado". La importancia de la noción del mental set desciende de manera di. plantean una serie de problemas que van mucho más allá de la afirmación de te estéticos. en concordancia con una concepción reli. introduce un concepto nue. limite a rastrear los préstamos verificados entre los distintos pintores o escuelas sivamente difundida capacidad técnica y del gusto por el virtuosismo. que por lo demás nunca parecen dictadas por motivos meramen. Wolfflin. Tal vez la inevitable trivialización de la imagen. modificación con la más aguda sensibilidad.

te delineado por Gombrich—"Con la formulación de nuevas preguntas sobre
el vínculo entre forma y función en el arte, quizás podamos suscitar nuevos
contactos con la sociología y la antropología. Pero ello, en gran medida, perte-
nece al futuro" (189)—, viene al caso preguntarse si el silencio sobre los con-
tactos con la historia (política, religiosa, social y demás) es o no casual. Los tra-
bajos más recientes de Gombrich, si bien incluyen un notable ensayo sobre The
Early Medid as Patrons ofArt: a Survey ofPrimary Sources, que retoma, de
manera significativa, los temas warburguianos, aunque con un espíritu diferen-
te, no dan respuesta concretaa este interrogante. (190) Y el lector, que ha segui-
do la producción originalísima de este gran estudioso, espera con curiosidad, e
Notas
incluso hasta con impaciencia, sus desarrollos posteriores.
(1) A. Warburg, El renacimiento del paganismo antiguo, Florencia, 1966, Prefacio de G. Bing,
traducción de E. Cantimori; he podido ver el volumen, todavía no distribuido en librerías en
el momento de escribir esto, cuando estaba en pruebas de imprenta. La introducción de la
Bing apareció en el "Journal of the Warburg and Courtauld Institute (en adelante, abrevia-
do JWd), XXVin (1965), págs. 299-313 (se trata de la versión, ampliamente revisada, de
una conferencia pronunciada en el Courtauld Institute en 1962). A diferencia de la edición
alemana preparada por la misma Bing (Die Erneuerung der heidníschen Antike. Kulturwis-
senschaftlicne Beitráge zur Geschichte der europaischen Renaissance, 2 vols., Leipzig-
Berlín, 1932), los ensayos se encuentran dispuestos en orden cronológico; se han omitido
algunos escritos menores y los apéndices. Estos últimos abarcaban tanto los agregados in-
cluidos por los compiladores de la edición como las correcciones, en ocasiones significati-
vas, de mano del propio Warburg (cfr., por ejemplo, el prefacio de G. Bing a la edición ale-
mana, pág. XVI). De modo que ni los distintos agregados ni las correcciones del autor han
sido tenidos en cuenta para la edición italiana. Sobre Warburg, cfr. la bibliografía indicada
por la Bing, prefacio a La rinascita..., cit, pág. 4, nota; agregar el opúsculo, impreso por
propia cuenta, Aby M. Warburg zum Gedachtnis. Worte zur Beisetzung von Professor Dr.
Aby M. Warburg, Darmstadt, s/f (pero es de 1929), discursos y testimonios de E. Warburg,
E. Cassircr, G. Pauli, W. Solrnitz y C. G. Heise; en apéndice se reproducen las notas necro-
lógicas, ya aparecidas en otro lugar, de E. Panofsky y F. Saxl. -F. Saxl, La storia delle im-
magini. Barí, 1965, prefacio de E. Garin, traducción de G. Veneziani, págs. XXIX-223, con
247 grabados. Las variaciones respecto de la edición inglesa, y el carácter de la selección, se
indican en la advertencia que precede al volumen. Es de lamentar el desorden con que han
sido publicados los grabados que ilustran los ensayos L'appartamento Borgia y La Villa
Farnesina. - E. H. Gombrich, Arte e ¡Ilusione. Studio sulla psicología delta rappresentazio-
ne pittorica, Turín, 1965, traducción de R. Federici, con un prefacio escrito por Gombrich
expresamente para la edición italiana (en cambio falta, inexplicablemente, el prefacio a la
segunda edición inglesa).
(2) E. Panofsky, La prospettiva come 'forma simbólica' e altri scritti, Milán, 1961, preparada
por G. D. Neri, con una Nota de M. Dalai (esos mismos ensayos, con algunos más, y acom-
pañados por una bibliografía actualizada de los escritos de Panofsky, han sido recientemen-
te reunidos y reimpresos en su idioma original, con el título de Aufsálze zu Grundjragen der
Kunstwissenschafl, Berlín, 1964); id., // signifícalo nelle arti visive, Turín, 196Z
(3) Cfr. Bing, prefacio a La rinascita..., cit., págs. 3 y 6 y, de la misma autora, el Ricardo di
Fritz Saxl (1890-1948), publicado en apéndice a La storia delle immagini..., cit., pág. 187
("Saxl consideró siempre a la biblioteca como la más completa expresión de las ideas de
Warburg, y se preocupó por mantener inalterado su ordenamiento al máximo grado posi-
ble...")- Sobre G. Bing, cfr. GertrudBing, 1892-1964, Londres, 1965, con escritos y testi-
monios de E. H. Gombrich, D. Cantimori, D. J. Cordón, O. Klempperer, A. Momigliano y
E. Purdie (los escritos de D. Cantimori y A. Momigliano ya habían aparecido, respectiva-
mente en "Itinerari", XI (1964), págs. 89-92, y "Rivista storica italiana", LXXVI (1964),
págs. 856-58).
(4) Véase, por lo demás, la presentación de F. S. Trapp en "Studi Medievali" (serie m, n 1961,
págs. 745-50).
74
75

(5) Bing, en apéndice a La storia delle immagini..., cdL, pág. 182. York, 1939 (cfr. // signifícalo..., cit., págs. 31-57); cfr., por ejemplo, la comparación traza-
(6) Id., Prefacio a La rinascita..., ciL, págs. 7-8 (el término "desviación" es usado por la Bing); da con la relación "etnografía'Tetnología" (Hoogewerff, pág. 58; Panofsky, pág. 37). Se
F. Saxl, Du Bibliothek Warburg, una ihr Ziel, en Bibliothek Warburg, Vortráge 1921-22, trata, de todos modos, de un mero punto de partida insertado por Panofsky en un contexto
Leipzig-Berlín, 1923, pág. 2; id., Warburg's V'tsií lo New México, en Leclwes, I, Londres, diferente y más amplio (para el mismo, véase más adelante), que desarrolla las ideas formu-
1957, págs. 325-30. Amaldo Momigliano, en "Rivista storica italiana", 1964, pág. 857, ob- ladas en una conferencia de 1932 (véase la traducción italiana en La prospettiva..., ciL,
serva que Saxl y Bing tenían "sobre el.paganismo una noción menos 'primitiva* que War- págs. 215-32). A la importancia del artículo de Hoogewerff en relación con las formulacio-
burg, y muy pronto asignaron un puesto destacado, en el programa de trabajo del Instituto, nes de Panofsky se refiere J. Bialostocki en el importante artículo Iconografía e iconología,
a las investigaciones sobre el platonismo". en Enciclopedia universale dell'arte, VII, 163-77.
(7) Cfr. C. G. Heise, Personliche Erínnerungen an Aby Warburg, Hamburgo 1959, y también (21) Bing, Prefacio a La rinascita..., cit., págs. 5-6; y cfr. ibid., págs. 20-21 a propósito de la tras-
G. Pasquali, Aby Warburg, en Vecchie e nuove pagine stravaganti di un filólogo, Turín, misión de las imágenes astrológicas. De la Bing véase además, ya en este sentido, la nota a
1952, págs. 66-67. propósito del ensayo de G. J. Hoogewerff citado mSs atrás, en Kulturwissenschaftliche Bi-
(8) Acerca de todo esto véanse en primer lugar las páginas de Cassirer, en AbyM. Warburg zum bliographie zum Nachleben der Antike. Erster Band, 1931, preparado por la Bibliothek
Gedachtnis..., citado. Warburg, Leipzig-Berlín, 1934, pág. 77.
(9) Cfr. Heise, Personliche Erínnerungen..., ciL, págs. 37-40. (22) Los dos tomos aparecidos con el título Die Erneuerung der heidnischen Antike iban a ser se-
(10) Cfr. G. Bing. Aby M. Warburg, en "Rivista storica italiana", LXX1I (1960), pág. 105, y pre- guidos por varios otros, nunca publicados, que abarcarían apuntes, cartas y los fragmentos
facio a La rinascita..., cit. Del escrito de A. Hildebrand existe una traducción italiana, pre- del atlas de los símbolos que gozaron de difusión a lo ancho del mundo mediterráneo, el
cedida por un ensayo introductivo, ambos de S. Samek Lodovici (Messina, 1949). cual se iba a titular Mnemosyne.
(11) Sobre el tema de la Fortuna, cfr. ante todo A. Doren, Fortuna im Mittelalter und in der Re- (23) F. Saxl, Ernst Cassirer, en The Philosophy ofErnst Cassirer, volumen preparado por P. A.
naissance, en Bibliothek Warburg. Vortráge 1922-23, Leipzig-Berlín, 1924, págs. 71-144. Schilpp, Nueva York, 1958, pág. 49.
Un testimonio de que los contemporáneos eran conscientes de la'eomplejidad y densidad de (24) Ambos ya citados: cfr. las notas 13 y 21. A la introducción al primer volumen de la Biblio-
esta representación de la Fortuna se encuentra en un dibujo preparado para los trajes de la graphie replicó un polémico artículo de R. Oertel, aparecido en "Kritische Berichte zur
"Mascarada de los Dioses gentiles" celebrada en Florencia en 1565, de la cual se ocupó kunstgeschichtlichen Literatur", V (1932-33), págs. 33-40, que propugnaba, verosímilmen-
también Warburg. Representa a la Fortuna con una vela de barco henchida en una mano; la te por influencia de H. Sedlmayr (cit. en la pág. 40) una interpretación "estructural" y "au-
leyenda expresa: "Esta es la Fortuna; el brazo con el cual sostiene la vela es simulado y pa- tónoma" de los-fenómenos artísticos.
rece verdadero, y será un hermoso disfraz y tendrá gran significado" (Biblioteca Nacional (25) Warburgs Begriff..., cit. pág. 170.
de Florencia, ms. Palatino C B. 53.3, U, h. 54). (26) Introducción a la Bibliographie..., cit., pág. VIL Wind recuerda también la diatriba de War-
(12) Bing, en Aby M. Warburg..., cit., pág. 109. burg contra las cerradas estructuras corporativas (pero la palabra usada por Warburg,
(13) Cfr. E. Wind, Warburgs Begriffder Kulturwissenschaft undseine Bedeutungfür die Aest- Grenzwáchlertum, era más fusrte y sarcástica), y no polemiza sólo con Wólfflin y su inten-
hetik, en "Zeitschrift für Aesthctik und allgemeine Kunstwissenschaft", XXV (1931), apén- to de fundar una Kunstgeschichte ohne Ñamen, sino también con Windelband y la idea de
dice que contiene las actas del IV Congreso de Estética y Teoría de las Artes, realizado en una Problemgeschichte que pueda dejar de lado el contexto histórico en el cual se generan
Hamburgo del 7 al 9 de octubre de 1930, sobre el tema Geslaltung von Raum undZeil in der los problemas filosóficos.
Kunst, pág. 175; Bing, Prefacio a La rinascita..., cit., pág. 18. (27) Cfr. todo el parágrafo Das Symbol ais Gegenstand kultunvissenschaftlicher Forschung,
(14) E. R. Curtius, Europaische Literatur und lateinisches Mittelalter, Berna, 1948 (cfr. también págs. VIII-XI de la Introducción citada. A las no aclaradas relaciones de Wind con el pensa-
el índice); id., Antike Pathosformeln in der Literatur des Miítelalters, en Estudios dedica- miento de Cassirer se refirió Oertel, cit., pág. 39.
dos a MenéndezPidal, Madrid, 1950,1, págs. 257-63, donde la remisión explícita (no sólo (28) Cfr. Warburg, La rinascita..., cit., pág. 3.
en el título) a Warburg resulta singularmente significativa. (29) Cfr. Saxl, Ernst Cassirer..., cit., págs. 47-51. En determinado momento, también Cassirer
(15) Bing, Aby M. Warburg.., cdL, pág. 107. se remitió explícitamente a Vischer, pero sólo para acentuar con más fuerza su concepción
(16) Un ejemplo característico, a propósito de los pintores florentinos de arcenes: "Ahora bien, del "símbolo", ubicado no ya solamente en el centro del arte, sino de toda la vida cultural:
lo que otorga a este arte del amoblamiento bello un gran atractivo no es... el valor artístico cfr. Das Symbol-Problem und seine Stellung im System der Philosophie, en "Zeitschrift für
en sí, ni tampoco el campo temático 'romántico', sino más bien, por el contrario, el placer Aesthetik und allgemeine Kunsewissenschaft", XXI (1927), págs. 295 y 321-22.
enérgicamente impetuoso de la existencia festivamente movida y lujosa, que espera, impa- (30) Publicado en "Repertorium für Kunstwissenschaft", XLffl (1922), págs. 220-72.
ciente, batallas antiguas y triunfos poéticos, como indicación para entrar en escena..." (La (31) Die Bibliothek Warburg und ihr Ziel..., cit. En este trabajo, como en el anterior, Saxl habla
rinascita..., cit., págs. 151-152). Y véase también la cita que sigue a continuación, en el de Warburg, quien se encontraba hospitalizado, siempre en tiempo pasado.
texto. (32) E. Panofsky y F. Saxl, Classical Mythology in Medioeval Art, en "Metropolitan Museum
(17) La importancia de este pasaje ya había sido destacada por Wind, Warburgs Begriff..., ciL Studies", IV (1932-33), págs. 228-80.
pág. 167. (33) Para la contraposición entre los dos estudiosos, propuesta por E. Garin, véase más adelante,
(18), Die Erneuerung..., ciL, U, pág. 535. nota 44.
(19) Esta frase es recogida casi al pie de la letra por Saxl, para definir el objetivo de las investi- (34) // signifícalo..., ciL, pág. 314. Las investigaciones sobre las transformaciones de Hércules
gaciones de Warburg: Three "Florentines": Herbert Horne, A. Warburg, Jacques Mesnil, aluden, como es evidente, al libro del propio Panofsky, Hercules am Scheidewege und an-
en Lectores, I, Londres, 1957, pág. 341. dere antike Bildstoffe in der neueren Kunst, Leipzig-Berlín, 1930 (Studien der Bibliothek
(20) Véase en este sentido G. J. Hoogewerff, L'iconologie et son importance pour l'étude systé- Warburg, XVIII).
maíique de l'art chrétien, en "Rivista di archeologia cristiana", Vm (1931), págs. 60-61. Es- (35) Cfr. E. Panofsky, Renaissance and Renascences in Western Art, Estocolmo, 1965. En rela-
te ensayo, por la clara diferenciación establecida entre "iconografía" e "iconología" consti- ción con Burckhardt, cfr. Sulla studio della storia, traducción de M. Mominari, Turín,
tuye un significativo precedente, sobre todo desde el punto de vista de la terminología, del 1958, págs. 85-86.
escrito de Panofsky Iconografía e iconología, ¡ntroduzione alio studio dell'arte del Rinas- (36) En este punto los autores se basan, por otra parte, en el desarrollo de algunas de las obser-
cimento, publicado primitivamente como introducción a los Studies in Iconology, Nueva vaciones de Gentile sobre los motivos antiascéticos presentes en la obra de Giannozzo Ma-
netti.

76 77

(37) Classical Mythology..., cit., págs. 270-74, en especial pág. 274. Tal aproximación, muy ca- corroían "dichos esquemas" (¿cuáles?), sino que hasta destruían las no mejor especificadas
ra a Panofsky, ha sido formulada por éste en muchas oportunidades: cfr., por ej.. Idea (pu- "categorías a ellos sometidas", etcétera, etcétera. Tampoco coadyuva al entendimiento de
blicada en 1924), trad. it, Florencia, 1952, págs. 36, 125; // signifícalo... cit, págs. 53-54; todo esto la perentoria conclusión de Garin. Una vez más, el lector se ve obligado a tentar la
Renaissance andRenascences..., cit., págs. 108. Para la crítica formulada al respecto por E. adivinación. ¿Qué querrá decir la curiosa expresión "ciertos análisis de psicología profun-
H. Gombrich, véase más adelante. da"? No es una referencia a Jung, porque la nota 14 de pág. xviii parece excluirlo (cfr., en
(38) Sigue una mención a la transformación (hacia el final de la época renacentista) de esa con- cambio, para una evaluación positiva, bastante sorprendente, de los estudios de Jung, E. Ga-
ciencia de la lejanía respecto de la Antigüedad en idolización nostálgica y melancólica. Ese rin, Medioevo e Rinascimento..., cit., pág. 188); ¿se alude tal vez a Freud, o a alguno de sus
sentimiento sería estudiado por Panofsky pocos años después, en sus implicaciones históri- discípulos? Y entonces, ¿por qué no decirlo con claridad? De la misma manera: ¿cuáles se-
cas, en el gran ensayo 'El in Arcadia ego': Poussin e la íradizione elegiaca (ahora en // sig- rían las "renovadas investigaciones sobre la mentalidad primitiva"? ¿Quizá la Primitive
nifícalo..., cit., págs. 279-301; algunas afirmaciones de este ensayo han sido recientemente Culture, de Tylor, que tanto impresionó al joven Huizinga? (cfr. W. Kaegi, Medilazioni Slo-
rechazadas por F. Oella Corte, Et in Arcadia ego, en "Maia", nueva serie, XVI (1964), págs. riche, preparada por D. Cantimori, Bari, 1960, pág. 320) ¿O bien los escritos de Frazer? ¿O
350-52). los de Morgan? ¿O —supongamos en esta indeterminación, cualquier hipótesis resulta líci-
(39) Cfr. por ej., L'umanesimo italiano. Filosofía e vita civile nel Rinascimento, Bari, 1964, ta— Bachofen? Y también aquí, ¿por qué aludir, en lugar de especificar'.'
págs. 10-16 y passim; Medioevo e Rinascimento, Síudi e ricerche, Bari, 1954, págs. 105-7, (42) Introducción citada, pág. xvii.
etcétera. (43) Cfr. Bing, prefacio citado, pág. 3. Escribe Garin, también aquí sin especificar: "Es induda-
(40) Más allá de los muy recientes intentos de basarse arbitrariamente en el Instituto Warburg, ble que no todo, en estas investigaciones y estas posturas, era de la misma importancia; es
en un contexto de mediocre y superficial irracionalismo (cfr. E. Battisti, L'antirinascimen- indudable que no poco de lo que funcionó en el pasado se ha agotado en parte, o bien fue su-
to, Milán, 1952), los cuales Garin no se detiene a analizar, el prefacio no pone suficiente- perado por nuevas posturas y formulaciones" (introducción citada, pág. xi).
mente de relieve los vínculos y las relaciones que unieron, en el período de entreguerras, a (44) "Cuando se lee a Panofsky, se piensa cada vez más en doctrinas 'filosóficas' maduradas en
algunos estudiosos italianos individualmente y al grupo Warburg, en contraste con la acti- la Alemania de comienzos del siglo XX, que fructificaron entre las dos guerras, y no todas
tud de prevaleciente indiferencia o superioridad de la cultura idealista predominante. (Evi- ellas, válidas y fecundas; cuando se lee a Saxl, se piensa cada vez menos en ello, en tanto
dencian cierto interés, sin embargo, a pesar de estar inspiradas por el más ortodoxo espíritu que nace el enfrentamiento espontáneo con las más sólidas investigaciones de los historia-
de la escuela' de Croce, las notas pergeñadas por L. Guinzburg en fecha no determinada, pe- dores más avisados de los distintos campos de la cultura humana. De ahí la impresión de
ro sin duda después de 1933, y que se mantuvieron en estado de apuntes, sobre Saxl y Pa- una especial solidez de su trabajo, nunca exento de ideas, pero en el cual las 'ideas', en lu-
nofsky: cfr. Scritti, Turín, 1964, págs. 478-79. Aparte del hermoso ensayo de Pasquali, al gar de superponerse a las 'cosas', circulan en medio de éstas, porque preguntas y respuestas
que Garin recuerda en nota (Introducción, págs. x, xii, xviii), es significativo que los núme- se corresponden... Cuando Saxl marcha de Oriente a Occidente tras las representaciones de
ros del primer año del "Journal" alberguen un amplio ensayo de D. Cantimori (Rhetorics las divinidades astrales, no se deja seducir por la hipótesis de la psicología profunda..." (In-
andPoliíics in Italian Humanism, en JWCI, I (1937-38), págs. 83-102; Cantimori participó troducción, pág. xxiv; el lector que al topar con esos "ciertos análisis de psicología profun-
además, en forma destacada, en la redacción de A Bibliography ofthe Survival ofíhe Clas- da", citados hace poco, hubiera quedado con dudas, es tranquilizado muy pronto: esos aná-
SKS..., 1932-33, preparada por el Warburg Instituto, II, Londres, 1938). También es sugesti- lisis, esas hipótesis, son "seducciones" de las cuales el historiador debe escrupulosamente
vo que, concluida la guerra, se publicara todo un volumen del mismo "Joumal" —el nove- guardarse. Está claro, por ejemplo, que la deuda, reconocida de manera explícita, hacia Cas-
no—, integrado exclusivamente por ensayos y contribuciones de estudiosos italianos: un sirer (¿debemos suponer que para Garin también Cassirer es un "filósofo" entre comillas?)
gesto de amistad hacia nuestro país, pero también una prueba de los vínculos con nuestros del ensayo de Panofsky La prospettiva come forma simbólica es enorme, y tanto más evi-
estudiosos, que la guerra no había podido quebrar. Tales vínculos eran, a veces, antiguos, y dente hoy, cuando el cuma cultural ha cambiado. Pero ¿habría nacido ese ensayo (en el cual
habían sido forzados por el propio Aby Warburg, como en el caso de A. Campana (cfr. A. Garin no se detiene) sin el estímulo teórico de Cassirer? Resulta también significativo que
Campana, Vicende e problemi degli studi malaíestiani, en "Studi romagnoli", II [1951], las observaciones sobre la perspectiva, formuladas desde el punto de vista de la óptica por
pág. 15; el noveno volumen del "Journal" contenía escritos de R. Bianchi Bandinelli, F. G. Hauck, hayan permanecido como letra muerta durante décadas, antes de ser retomadas
Ghisalberti, A. Campana, A. Perosa, G. C. Argan, N. Orsini, R. Pettazzoni, A. Momiglia- por Panofksy. Limitarse a subrayar los "filosofemas", las "teorizaciones" que respaldan el
no). Es evidente que se trata de detalles, aunque no del todo prescindibles. ensayo de Panofsky, sin ver su genial fecundidad —advertibles todavía hoy, cuando autori-
(41) En este período, "no pocos instrumentos conceptuales elaborados por el pensamiento filo- zados estudiosos reformulan el problema de la perspectiva desde un punto de vista muy di-
sófico del siglo XIX habían demostrado su insuficiencia, mientras se había venido destru- ferente (cfr. la reseña de R. Klein, Eludes sur la perspective á la Renaissance, 1956-1966,
yendo una imagen del hombre y de su historia. Precisamente en las investigaciones especia- en "Bibliotheque d'Humanisme et Renaissance", xxv (1963), págs. 577-87)—, sería mez-
les, mucho más que en las teorizaciones genéricas, fue donde comenzaron a surgir las hipó- quino y filisteo. Además, esta imagen de Panofsky en ropajes de "teorizador" sólo puede ser
tesis más válidas y las ideas más importantes. Historiadores y cultores de las 'ciencias hu- válida para algunos ensayos de su período alemán.
manas', trabajando en terrenos limítrofes y casi al mismo tiempo, en los márgenes y por (45) Adviértase que, después de haber recordado los nombres de Burckhardt, Nietzsche y Use-
fuera de los esquemas de la cultura corriente, no sólo corroen dichos esquemas, sino que ner, mencionados por Saxl a propósito de Warburg, Garin afirma que también en el caso de
destruyen las categorías a ellos sometidas y que los justificaban, haciendo aflorar las prime- Saxl "sería posible detenerse en parentescos y proximidades"; sin embargo, y a causa de la
ras líneas de nuevas concepciones, revelando dimensiones impensadas de la actividad hu- eufemicidad, o reticencia, acostumbrada, esas indicaciones no se le comunican al lector.
mana, aventurándose en zonas inexploradas y sentando, con ello, las bases para modificar (46) Cfr. G. Gentile, Veritas filia Temporis. Postilla bruniana, en Giordano Bruno e U pensiero
profundamente el concepto del hombre, de su obra, de su sentido. Los ejemplos son mu- dil Rinascimento, Florencia, 1920, págs. 89-110; F. Saxl, Veritas filia Temporis, en Philo-
chos, y demasiado evidentes para que sea necesario citarlos: basta pensar en ciertos análisis sophy and History. Essays presentid to Ernst Cassirer, edición preparada por R. Klibansky
de psicología profunda, o en las renovadas investigaciones sobre la mentalidad primitiva" y H. J. Patón, Nueva York, 1963 (la. ed. Oxford, 1936), págs. 197-222. Sobre el ensayo de
(Introducción, págs. xvii-xviii). Hasta aquí, Garin. Sin embargo, no resulta muy claro cuál Gentile, formula justas observaciones E. Garin, Medioevo e Rinascimento..., cit, págs. 195-
sería esa "imagen del hombre y de su historia" que se "había venido destruyendo"; cuáles 97. Véase además G. Aquilecchia, Introducción a G. Bruno, La Cena de le Ceneri, Turín,
serían "las hipótesis más válidas y las ideas más importantes" que entonces "comenzaron a 1955, que entre otras cosas corrige (pág. 58, nota 4) un error material de Gentile.
surgir"; quiénes serían los "historiadores y cultores de las 'ciencias humanas'" que no sólo (47) Introducción a Lastoria delle immagini..., cit, pág. xxix.

78
' r. 79
11 >

(48) Saxl (Vertías filia Temporis..., cit., pág. 201) señala la relación entre el emblema de Marco-
uno (ya recordado por Gentile: cfr. GiordanoBruno..., cit., pág. 97, nota 1) y la descripción
I juicio de Gombrich, Icones Symbolicae. The Visual Image en Neo-Plalonic Thought, cu
JWCI, XI (1948), pág. 163, nota 2.
de la Calumnia que nos proporciona Luciano, y subraya que el Aretino, amigo y probable (61) En algunos casos, como destacó Warburg, el escaso o nulo valor de una obra facilita en I»
inspirador del tipógrafo de Forlí, se basó en el texto de Luciano, no como alegoría erudita, práctica la reconstrucción del "programa" iconográfico subyacente. Cfr. La rínascita..., cil.,
sino como realidad viva y presente. Cfr. también Saxl, Lectures..., cit., I, pág. 167. pág. 252: "y por último elegiré la representación del mes de julio, porque en ella una perso
(49) Id., Veritas filia Temporis..., cit., pág. 202. nalidad de artista menos pronunciada deja traslucir el programa erudito de la manera más
(50) Id., Die Bibliothek Warburg..., cit. págs. 7-8. Cfr. también más atrás, nota 6, la observación tangible" (y cfr. también pág. 261). Se trata, desde luego, de una observación aislada; War-
de Momigliano sobre la distinta relación de Warburg y de Saxl para con la Antigüedad clá- burg no pretende sostener que la fidelidad a un programa iconográfico impida siempre el lo-
sica. gro de valores artísticos (con lo cual volveríamos a caer, en cierto sentido, en la posición de
(51) La noción warburguiana de Pathosformeln es retomada por Saxl y Panofsky, y adaptada a Croce recordada más atrás).
distintas acepciones, bastante significativas. Saxl la entiende en un sentido "realista", aun- (62) Bing, Aby M. Warburg..., cit., pág. 110. Las implicaciones de una "historia de la cultura"
que sin profundizar demasiado en el problema; el segundo, en un sentido "idealista" (remi- concebida en términos análogos a los de Burckhardt, es decir, asumiendo el arte como un
tiéndose al uso goethiano de este término). Véase el ensayo de Saxl, Conlinuitá e variazio- elemento caracterizante, unificador de un período histórico, fueron examinadas por F. Gil-
ne nel signifícalo delle immagini: la imagen de Hércules luchando con el toro "devino clá- bert (cfr. Cultural History and its Problems, en Xle. Congrés International des Sciences
sica en el momento mismo en que fue inventada; pero en su forma olímpica, no en la deifi- Historiques. Rapporís, I, Upsala, 1960, págs. 40-58). Para una tendencia extrema en este
ca, pues evidentemente fue en Olimpia donde el juego de fuerzas encontró su expresión más sentido, cfr. C. J. Friedrich, Style as the Principie ofHistorical Interpretación, en "The Jour-
lógica", y más adelante, siempre en el mismo sentido: "una nueva fórmula, más realista y nal of Aesthetics and Art Criticism", XIV (1955), págs. 143-151, y las críticas justamente
más lógica que la creada por las civilizaciones orientales", "una nueva forma, más lógica severas de D. Cantimorí, L'etá barocca, en Manierismo, Barocco, Rococó: concetti e termi-
desde el punto de vista realista" (La storia delle immagini..., cit., págs. 6, 9, 15; las cursivas ni. Convegno Internationale - Roma 21-24 aprile 1960, Roma, 1962, págs. 395-417. Pero
son mías). Por su parte, Panofsky, en Albrecht Dürer e l'antichitá classica, escribe: "En el con estas discusiones nos alejamos mucho de los problemas formulados por Warburg y sus
arte clásico fueron sublimados, no sólo la estructura y el movimiento del cuerpo humano, continuadores.
sino también las emociones activas y pasivas del ánimo, según los preceptos de la 'simetría (63) Cfr. Momigliano, G. Bing..., cit., pág. 857. Y véanse también las declaraciones de Saxl en
y la armonía', en el noble equilibrio y en la lucha furiosa, en la despedida dulce y triste y en Verzeichnis astrologischer und mythologischer illustrierter Handschriften des lateinischen
la danza desenfrenada, en la calma olímpica y en la acción heroica, en el dolor y la alegría, Mitlelalters in romischen Bibliolheken, en Sitzungsberichte der Heidelberger Akademie der
en el miedo y el éxtasis, en el amor y el odio. Todos estos estados pasionales fueron reduci- Wissenschaften, Phil-hist. Kl., 1915, 6-7 Abh., págs. v-vi.
dos, para usar una expresión cara a Aby Warburg, a 'fórmulas de pathos', que conservarían (64) Conferencia citada en La storia delle immagini..., cit., págs. 105-18. Saxl expone aquí los
su validez durante muchos siglos y que nos parecen 'naturales' precisamente porque son resultados de su investigación, recogida en volumen el año anterior (Lafede astrológica di
'idealizadas' respecto de la realidad, es decir, porque infinitas observaciones aisladas fue- Agustino Chigi. Interpretazione dei dipinti di Baldassarre Peruzzi nella sala di Calatea de-
ron condensadas en ellas y sublimadas en una experiencia universal" (II signifícalo..., cit., lla Farnesina, Roma, 1934).
pág. 253; las cursivas son mías). (65) Cfr. La storia delle immagini..., cit., págs. 85-104. La conclusión es típicamente warbur-
(52) Citado por Gentile, Giordano Bruno..., cit., pág. 97, nota 1. , guiana: "En el período que llamamos Renacimiento.estos símbolos primordiales, cargados
(53) Ibid., págs. 102-103. de emociones, son despertados y renacen así a una nueva vida. Uno de ellos es el toro. Otros
(54) Saxl, Veritas filia Temporis..., cit., pág. 218-219. De todos modos, adviértase, a fin de no son las bacantes locas y Orfeo asesinado" (pág. 104; corrijo una leve equivocación del tra-
caer en un equívoco, que tampoco en estos testimonios el lerna significa apertura o progre- ductor). Coma se sabe, la bacante y Orfeo habían sido aislados como fórmulas de pathos por
so indefinidos hacia la verdad. La contraposición entre los antiguos filósofos y Descartes (o el propio Warburg (cfr. La rinasdta..., cit., págs. 195-96).
Newton) es por cierto muy significativa: pero sigue en pie el hecho de que la verdad se re- (66) Cfr. Bing, Prefacio citado, págs. 10-11.
vela totalmente en un punto muy preciso de la historia humana. Nada tiene que ver aquí el (67) Cfr. Lectures..., cit., I, págs. 277-85. El hecho de que ésta y las siguientes sean simples con-
historicismo. ferencias (pero ¡de qué nivel!) carece de importancia para nuestra tesis que no versa sobre lo
(55) Cfr. más atrás, nota 12. novedoso, presente con mucha frecuencia, de los resultados, sino sobre el sesgo y la conca-
(56) Saxl, Veritas filia Temporis..., cit., págs. 220-221. tenación de la argumentación.
(57) Las relaciones de Saxl con Warburg, después que éste sanó, no fueron apacibles; cfr. Bing, (68) Cfr. Lectures..., cit., I, pág. 277. Aquí se advierte el eco de las consideraciones de Cassirer
en La storia delle immagini..., cit., pág. 191. sobre la "asemanticidad" del arte figurativo, consideraciones que, cosa extraña, Ragghian-
(58) Heise, Persónliche Erinnerungen..., cit., pág. 23. ti considera un "sometimiento de la visualidad humana a la verbalidad o, peor aun, una di-
(59) Ibid., pág. 57: "Qualitat im rein aesthetischen Sinne war für ihn nicht die oberste Werücate- solución en ésta" (Prefacio a K. Fiedler, L'attivitá artística, Venecia, 1963, pág. 36). En
gorie..." De la misma manera, Saxl señala que Warburg carecía de "aesthetic refinement" todo caso, serían el opuesto exacto, es decir una reivindicación de la especificidad del len-
(el término de comparación es J. Mesnií) (Lectures..., cit., I, pág. 343). Ello no desvirtúa el guaje artístico, contra toda posición abstractamente logicizante. A la "polisemia" de la
hecho de que Warburg se diera cuenta, cada vez mejor, de la importancia de sus estudios, imagen alude, en otro sentido y en un contexto diferente, C. Brandi, Le due vie, Bari, 1966,
aun para la apreciación estética de las obras de arte; es significativo que la frase que conclu- págs. 63-64 y passim. Cfr. más adelante, nota 152.
ye el ensayo sobre el testamento de Francesco Sassetú ("...corregir históricamente una con- (69) Publicado por E. His. Holbeins Verhaltnis zur Bassler Reformation, en "Repertorium für
sideración unilateralmente estética") haya sido modificada por Warburg, en un segundo Kunstwissenschaft", n (1879), págs. 156-159.
momento, como "consideración unilateralmente hedonista" (cfr. La rinasdta..., cit., pág. (70) Lectures... cit., I, pág. 279.
246; Die Erneuerung^., cit, pág. xvi). (71) Ibid., págs. 281-282.
(60) B. Croce, Gli del antichi nella tradizione mitológica del Medio Evo e del Rinascimento, en (72) Véase, precisamente a propósito de Holbein, la significativa suerte corrida por la edición de
"La parola del passato", I (1946), págs. 273-85, en especial pág. 277 (a propósito de J. Sez- la Dama macabra en Lyon, muy bien reconstruida por N. Zemon Davis, Holbein's Pictures
nec, La survivance des dieta antigües, Londres, 1940). Sobre la posición de Croce, véase el ofDeath and the Reformation at Lyons, en "Studies in the Renaissance", ni, 1956, págs. 97-
130: los impresores que publicaron la obra la insertaron en un contexto más o menos

80 81

) luterana fue el de H. 1962. Wind ("Hercules" and "Orpheus": Two Mock-Heroic Designs by Dürer.. así como R. imitado por sus corresponsales. y a quien Olivares tenía Adagiorum chiliades quator cum sesquicenturia. 14. procidil super lerram"). 199-200) tiende a acentuar los paralelismos psicologizantes (Panofsky.. (86) Es inútil dar ejemplos. a decir verdad). En lanío que. variando las leyendas explicativas pero dejando siempre iguales Hertziana. se trata de una tentativa sutil. en "Jahrbuch für Aeslhetic images de l'empereur Maximilien ler. Munich. II. pág. entrega ffl). Panofsky. Panofksy. Ueber Zeit und Anlass des Flugblattes: Luther ais Hercules Ger. 14. de Luis XIV— para demoslrar. Lectores. para Panofsky (The Life and Art of Albrecht Dürer. en un retrato posterior. I. Hay en esa conferencia un paralelismo. Pe. por decirlo así. Me parece que todo esto aclara aun más el significado de la estampa del ciente madurez estilística del pintor. in "Basler bos estudiosos. págs. The Life and Art of lante. Ron. 314). decidido a combatir por la purificación de la teología y de las to historiográfico. Holbein' s Illustrations to the 'Praise ofFolly' by Erasmus. pág. que en conjunto ofrece bas- nies au temps de Charles Quiñi. Petes et cérémo. 1923. y M. 393). págs. usado aquí en la acepción propuesla por E. págs. la estampa no puede definirse como "satírica". por un lado. tal vez. 1938-39. de las menos felices de él. "cuyos in- tre sus propios trabajos y los de Hércules. J. 319). 125. de su crisis religiosa. pág. una fisonomía monumental. en "Studies in the Renaissance". S. 615-23) reaparece que obligar mediante amenazas a cumplir sus tareas de rey" (Lectures. Gravier. (73) Cfr.. págs. G. En primer lugar.). se limita a escribir que el acento del arte de Durero pasó en ese período "from lineal va- lúes and dynamic movement to schematized volume". la obra de arte como "Photoersatz der Vergangenheil" (cfr. para esta expresión. de la Antigüedad. por el olro. Adviértase ante todo que el epíteto tre las deducciones estilísticas de los ensayos sobre Holbein y Durero. prescindiendo de sus implicaciones fi. H. Grisar y Heege (Der Bilderkampf. I. Marrou (De la connaissance his- Hercules Germanicus. E. mo una respuesta satírica a un dibujo de Durero que representaba al Hercules Gallicus. que proporcionan am- Werthemann. gressus pusillum procidit in faciem suam". tante menos de lo que se promete en el tílulo). I. págs. es decir. no grotesca ni caricaturesca. pág. a medio camino en- ta 28). La rinascita. Curiosamente. H.. La estampa (atribuida inicialmente a H. París. 1961. que se silúa.. del mismo Saxl. 190a y 190b.. págs. la figura de Lute. 26. págs. IX.. cit. nota 33). En base a esle es- dos lo bastante en cuenta por quienes se han ocupado de este problema. interpretó. cit. figs. un lanío mecánico. Les triomphes en mann.. letras contra Aristóteles. Grisar. a los relralos de Velázquez. cfr. I. págs. con mucho. además Brief. que Saxl tuvo sin duda presente en el momento de escribir las páginas aquí analizadas. 1948. col. en de- ro-Hércules aparece grandiosamente terrible. Baldung Grien) fue en. "la inexlricable mescolanza de sujeto y objelo" que caracteriza al conocimien- a Lulero en actitud erasmiana. 1-23 (Luíhers Kampfbilder. ibid. En segundo lugar. 199) que las re- (75) Cfr. aún no ha tomado posición abiertamente respecto de Lulero)... cit. págs. un Hércules cuyos trabajos consisten en la lucha contra los frai. pág. y el comentario de R.273.. Albrecht Dürer und die Reformation. págs. cit. Para entender su finitiva. en "Ármales ESC". según los casos. enlre los hechos políticos de España. Sa- rín. (Adviértase que la posición de Bloch al respecto era muy (80) Ibid. Marcos. Luther et l'opinionpublique. 293. 270. ya no amedrenlada por las reprimendas les y los seguidores de la escolástica. Gravier. (Ginebra. véase más ade- ro fuera de las argumentaciones de Wind (sobre ellas. (87) Cfr. pág. En cuanto a la atribución del Hercules Germanicus a Hol- bein. plena de "dominio de sí. en "The Burlington Magazine". pág. 1521. es decir. lo con los brazos abiertos expresaría "el eslado de ánimo de Durero: la salvación consiste en Burckhardt-Biederman. enunciada en el adagio "Herculei labores" (cfr. P. pág. (85) Eslo vale lambién para una conferencia sobre Velázquez pronunciada por Saxl en 1942 (una sard and the Gallic Hercules Myth. maran.. pág. Durero abandonó en ese período los temas no religiosos).. Albrecht Dürer. 314-15). 175-83. Burckhardt. Rómische Forschungen der Bibliotheca ortodoxo. cit. La comparación en. París. lo que ya escri. 282-83. por R. un lolal sometimiento a la fe". 1961 (Encyclopédie de la Pléiade. en "Zeitschrift für die Geschichte des Oberrheins"... I. de Felipe IV realizados por Velázquez en distintos períodos. alude otro. Alien.. encuentra en la página anterior). ed. Duns Scoto y demás.. Band- en ocasiones representado con formas hercúleas (cfr. pág. H. por ejemplo. indudablemente. II. 1352 (la referencia a Bloch se (79) Lectures. págs. 1961. pág. Opus epistolarum. págs. en un momento en el cual Erasmo. monios figurativos. Occam. und allgemeine Kunstwissenschafl". Baumgarten. para Saxl el gesto de Cristo al caer al sue- Zeitschrift für Geschichte und Altertumskunde". XVI. Drei wiedergefúndene Werke aus Holbeins früherer Baslerzett. y políticamente muy hábil (adviértase torique. 1558. Erasmo. cit. Horawitz y K. 311-89.35: "Et cum processisset paululum. a una serie de pasajes de Erasmo. París.. la interpretación de Panofksy es. Cranach. 275-79. XVI. no está atenuado por la insistencia de Saxl sobre la cre- 1886. quema. en su libro sobre Durero (The Life and Art of Albrecht Dürer. XI). el ambi. Offene Frage. pág. págs. en Les jetes de la Renaissance. sino también iconográficas (salvo contadas excep- (76) Cfr. Ixxxiii. The Life and Art of Albrecht Dürer. y para su interpretación y la referencia a la carta de Hugwald. 295-96) al ejemplo de los que estamos en 1522. Otros estudiosos las atribuyen al taller de sive cuando Saxl sigue más de cerca los análisis de Panofksy (cfr. el roslro de un rey "decidido a recuperar lo que Oli- cubierto de incrustaciones y corrupciones (cfr. Me parece que. cit.. 42. 313). y F. 1905.. El supuesto positivista de que 406. wechsel des Beatas Rhenanus. Hans Baldungs Stellung zür literal" de los correspondientes pasajes de san Mateo y san Marcos (Mateo.. pág. 117. cit. 249.. 1943. cierta joie de vivre. y los relralos significado es preciso hacer referencia. Lutz. París. tereses principales eran en ese período las mujeres y los caballos.39: "El pro- Reformación.. Saxl.. en JWCI. percusiones no fueron sólo estflisticas. E.. Bilderkampf in den Schriften von 1523 bis 1545.. Gombrich. du Colombier. 249-55. Adviértase que H. 297.. Francastel. bastará recordar la amplísima utilización que han hecho de los testi- bía Burckhardl-Biedermann. págs. 73-76. en Miscella- 83 82 . ce.. y una utilización de Hercules Germanicus era atribuido al comienzo del siglo XVI al emperador Maximiliano I. IV. 26. Friburgo. págs. 267. de presentar positivislas. Bainlon. era bastante más cauteloso al examinar las trasformaciones del estilo de Durero en los años (74) Cfr. distinla: cfr. Cranach. 1962. nea Bibliothecae Hertzianae. los historiadores guo epíteto de "Hércules Germánico" fue adoptado. Marichal.. desde un principio y con frecuencia cada vez mayor. vares había perdido en los diez años anteriores" (pág. J. cit. Hartfelder. cfr. basada en una interprelación "insólitamente tendida erróneamente como filoluterana por F. el pasaje cilado de P. Lectures.. 1962) recurre en dos ocasiones (págs.. (82) Leclures. sin más... y sobre todo P.1. págs. sobre todo este problema. ibid. como líiulo de un capítulo de su hermoso Lulero (irad... E. Art et Histoire: dimensión et mesure des civi- (81) Un intento no muy convincente de poner en duda la plena adhesión de Durero a la reforma lisations. 271. 86. y cfr. 266. IX. (83) Adviértase que Panofksy. loerasmianas. Saxl puede percibir en el primer relralo a un joven vestido con elegancia. la más fundada y convincente. Das K'unstwerk ais Gegenstand der Universalgeschichte. nueva serie xix. II. Santo Tomás. para saber "cómo era Felipe IV en los distintos períodos de su existencia" basta remitirse. en olro más. divergente inlerprelación del Cristo en el monte de los Olivos. de manera no convincente. 231-32. 146-66. 1960. inclu- das por el autor de Passional. en polémica con las concepciones muchos sectores. como hemos vislo.. pág. 38-44. por Ch. al Hercules co. no. Más significativa aún es la (78) Cfr. VII. las imágenes. 294-95. 71. a sí mismo como Hércules. 20- 21) afirman que "sin duda" las dos figuras del asno-Papa y del ternero-monje fueron graba. edición preparada por A. en más de una vez en el epistolario erasmiano.. trazando un balan- (77) Cfr. 1942. iv. Ueber Zeit und Anlass. 93). ciones. D. 217-18. unida a una tranquila dignidad (pág.. tit págs. tit. il. pág.. o bien en la restauración de un texto que el tiempo ha de Olivares (págs. 77. Luther. 220) manicus. S. Leipzig. 271. pág. ese gesto es un eco de una iconografía arcaica. 33-37.. 1960. Heege. pág. no toma.. pág.. 1904. el pasaje de A. 112. Panofksy subrayaba ante todo (pág. Vin.. Tu. Y cfr.. Hallowell. en L'histoire et ses méthodes.. H. (84) Para esle lérmino. aunque presionado desde retratos —de Cleopatra. vol. 539-40.. Además. 117. Princeton. Grenier a propósito de la eslalua de Augusto encontrada en Prima Porta. 200).

más o menos como "intellec- tual"). las tendencias esen- la "psicología de la época".. ibid. erróneamente.. 155. cit.. pueden ser relacionados con conjuntos formales casi ornamentales y sólo puede tener el significado de un sentido inmanente de la obra de arte.. Categorías 'reconocerlo' en este cuadro [de Franz Marc.. en tanto que Pa.. y entonces deben ser consideradas "un fenómeno paralelo a los (104) Cfr. que ese "círculo" se quebraría con (107) // significato. 216. A esta altura se podría proponer un cotejo entre el método ico- facilidad si. Considérations sur les fonde- nera. al. Y ello. demás nos informa que en los ambientes reaccionarios norteamericanos "iconologist" se mentes. no debe ser nofsky del período alemán y el del período norteamericano (como se sabe. cuando mucho. no posea un conocimiento ni siquiera aproximado de las dis- cusiones desarrolladas sobre este tema en Alemania entre las dos guerras. consideración 'trascendental* en el ámbito de la ciencia del arte. Panofsky. critica ks implicaciones psicologistas y fisiologistas de ks teorías de Riegl y Wólfflin. (88) Para todo ello. cit. que Wind y Saxl pole.. El punto de partida está dado en lugar de ser considerados. áL. págs. no podría ni siquiera valerse de cos. nota 20.. gorías trascendentales. o procedimiento "desde la periferia al centro". como yo. se adapten así al fenómeno artístico. Contributo alia discussione sulla possibilitá di 'concet- (98) La prospettiva... pág. como propondrá a continuación el propio Panofsky. lejos de querer reprimir el trabajo puramente histórico. ibid. cfr... Cfr. págs. ibid. siempre convincentes. y si es cierto que hemos podido comprobar que esa voluntad artística que. más adelante.. implícito en cualquier "explicación" Beaux-Arts". rica. nota 102)... Ibid. ks que se encuentran formuladas en la teoría contemporánea del arte o en k crítica de arte". (99) II problema dello stile nelle arte figurative.. Wind. cit. los fenómenos artísticos. cit. en "Gazette des ma agudeza. la 'voluntad artística' que en ellos se realiza y que constituye la base de todas sus cua- expresiones como 'piedra'. sino la forma de la intuición artística" (ibid.. "por cieno. aquí y en otras partes. sin embargo. cfr. pensamiento que produce la experiencia. derar.. serie VI. pero para minación de su esencia gnoseológica al juicio formulado lingüísticamente). no apuntamos en absolu- to a ubicarla en lugar de una historiografía artística que proceda en forma puramente histó- micen con Wolfflm (principalmente) y con Riegl en nombre de una interrelación cada vez más estrecha entre la historia del arte y ks demás disciplinas históricas. págs. sólo queremos demostrar que el método de 'la historia del sentido' nofksy. en el nuevo prefacio a k segunda edición (1962) de los Studies in icono- logy. y que por ello sólo pueden ser ubica- das en base a los fenómenos artísticos en sí. de esta "historia del sentido inmanente" es la deducción de un verdadero esquema de cate- (94) Cfr. ción de los fenómenos artísticos en un contexto histórico más general En este ensayo exis- (90) Cfr. El elemento de complicación introducido pretación" iconológica es dado por la "historia de los síntomas culturales o símbolos en por Panofsky en este ensayo es el siguiente. 219). C. a voliciones que actúan de manera inconsciente. Wind. de E.. Gilbert concluye (pág. Todos sabemos qué es un mandril. át. pág. no sólo con referencia a la psicología del artista. introducidos en una consideración de conjunto de los productos culturales de determinada (89) Cfr.. El estudioso rechaza la interpretación del Kunstwollen. 215-32. Pero no es casual que Panofksy se detenga aquí ante la perspectiva de una inser- andHisíory.. Introducción a La síoria delle immaginí. lector que tenga presentes ks formulaciones posteriores de Panofsky a propósito del méto- do iconológico se ve inducido a pensar. cit. On Subject and Not-Subject in Italian Renaissance Picíures. (103) Cfr. resulta igual- casi tectónicos. 44 y. se me escapa en qué medida hubo ruptura y en qué medida continuidad entre el Pa. en nombre de una filosofía trascendente del arte de tono (sinngeschichtliche Methode).. Sobre el Prefacio a gran parte a quien. (105) Cfr.. 11-13. mente Panofsky. ya también la interpretación de las "non subject pictures". para dar un ejemplo. en una especie de artificioso aislamiento. 171-72: "Si sostenemos un tipo de y estrechamente vinculado al grupo de Warburg. págs.. el peligro de caer en un círculo vicioso. nológico de Panofsky y la crítica estilística de Leo Spitzer. pág. 229. 84 85 . cfr. tender.. Garin. 'hombre'. pág. los Studies... 166-67: la historia del sentido.. Fruto de este momento del pensamiento de Panofsky es el ensayo Sul rapporto ira la (97) Véase más atrás. áL. págs. La prospettiva. o bien 'el pri. es el único capaz de integrarlo. nota 107. en diversas condiciones históricas. págs. 255-64. 257. pág. pág...... mente cierto que la tarea de la ciencia del arte debe ser también la de crear categorías váli- mente carentes de sentido. 178-214). a menudo en forma muy superficial. Se individualiza aquí.. col. sino sólo a reclamar para esa consideración trascendental un derecho de precedencia junto a la historiografía. 166. que ahora. el cuadro sinóptico en IIsignificato. pág. v-vi. Gilbert... ciales del espíritu humano se expresan por medio de temas y conceptos específicos" (las cursivas. en la Kunsthalle de Hamburgo] debemos es- tar en la 'actitud'.. son de Panofksy).. a conectar entre sí los colores que se distinguen uno de otro a través de distintos matices y lidades estilísticas. como las de la causalidad (que se adaptan como criterios de deter- posible 'reconocer' lo que ilustra el cuadro. cit.. pág. Same Points of Contad between History and Natural Science. preci- samente por sus productos artísticos)" (ibid. en Philosophy sociedad. válidas a priori: "Si es cierto que la tarea de la ciencia del arte es en- (95) El ensayo se encuentra traducido en La prospettiva. No siempre es das a priori. Studies in iconology. Klein... sobre la base de cuya presunta existencia tratamos de explicar determinado pro. y el "círculo filológico". págs. (101) Cfr. cos e historia del arte (véase más adelante. a esos mismos fenómenos que. Los ejemplos adoptados por Gilbert (quien por lo o bien —y aquí el argumento se vuelve más interesante— "nos encontramos frente a co. sobre un problema tocado por Gilbert. por dos motivos. Renaissance. por su parte." Pocas páginas antes. cit. con su. 163-64).. H. storia dell'arte e la teoría dell'arte.. en principio. como aquí. de los fenómenos artísticos que utilice categorías histórico-culturales derivadas de consi.. pero el (106) Ibid. como nos lo propondría. en oposición.. BuUetin". las precisas observaciones de R... que todavía no se han concretado había convertido en un término ambiguo y casi insultante.'y a diferencia de las primeras.. págs. (A Gilbert le contestó concisa- mitivo". pág. págs. ti fondameníali nella scienza deH'arle' (1925. págs. ducto artístico. fuesen por la indudable analogía entre el "círculo metódico". en "The Art resultados artísticos de una época" y ser interpretados del mismo modo que estos últimos.. XXI. no deberían designar la forma del sionistas que dominan en la obra de arte" (La prospettiva. ade- (93) Las implicaciones de los ensayos teóricos del período alemán de Panofsky se le escapan en más E. 1952. te una clara contraposición entre "historia del sentido inmanente" de los fenómenos artísti- (91) Ver más adelante. en sus primeros ensayos.. ibid. a los fenómenos artísticos en sí mismos... págs. 202-16.. pág. Sea como fuere. 216) haciendo en k forma de una tradición documentada cualquiera. 335-60 (para un juicio sobre el ensayo de Gil- bert. es en realidad la hipóstasis de una impresión provocada en nosotros. Iconografía e iconología. sin embargo... Panofksy tuvo una formación peculiar de la que jamás renegó del todo.. como criterios de determinación de su sentido inmanente. cit. que Panofsky toma..) Cfr. 42. debería limitarse a describirlos como elementos compositivos completa. pág. E. págs. cit. Panofksy. Panofsky había especificado que la tarea fuertemente kantiano). Y cfr. y aun equívocos desde el punto de vista parcial. ments de l'iconographie. E. Artistic Theory andthe Development ofLandscape Painting. 227-28. más allá de la explicación de fondo y del análisis formal de los fenómenos artísti- (96) "Una descripción que fuera de verdad puramente formal. antes bien. loraciones conscientes. pág. en Archivío di filosofía. // significato. las cuales. 168. 178 y nota 18. pág. Bialostocki.. Es sintomático. 11-13. XXXIV. cit. sino también en relación con general (estudio del modo en que.. debería limitarse. como hemos visto. xlii (1953). o 'rocas'. // significato. O bien se trata de "intenciones o de va.... (92) Cfr. votos por una "iconology of richer scope" (una iconología de más largo alcance) que inclu- exigen ser explicados por medio de ellas (a tal punto que el 'hombre gótico". 95. 360). 1963. que coincide con todo lo dicho más atrás. en un principio.. pág. este estudioso emigró a Estados Unidos en 1933). // significato. 44: el "principio correctivo de la inter- (100) // concetto del "Kunstwollen". no son. 230. 419-36. la concep- ción psicologista de la voluntad artística". Gombrich. De la misma ma.. como se suele decir.. 169). (102) Cfr.. además.. La prospeltiva. en k medida que se encontraba precoz confundida con la explicación genética. según los principios de ks representaciones expre.

del cual habla Spitzer: ambos derivan (aunque en el caso de Wind falta el apoyo documen. 1959. siempre Theory of Art.) La referencia a Gombrich co- undLasterAbbüdung... en JWCI. O tradycji i inwencji w teorii sztuki i ikonografü. sin embargo. sobre todo pág. en este sentido. del conocimiento de la pintura flamenca por Leonbattista Alberti. Gombrich. 1948. Cases. 1960. 3-5. 114-115. por ej. pág. A Study in íhe Neoplatonic Symbolism ofhis Cir. 1963. O.. siempre de Gom- ne".. observa que "si se entiende. Four Lec. analiza es distinto. recensión de A. también pág.. pág. pág. pág. págs. Londres. en JWCI. cit. pág.. vocan el control objetivo constituido por los textos y por el material documental. 115. de Panofsky. Advierto que para este parágrafo me han sido muy útiles las in.. en "Filosofía".. aun teniendo presente la obvia diferencia de personalidad.. 50).. Painting. El problema que aquí se ral común a esos dos estudiosos. Lighí. ción de coincidencia. en la crítica estilística de Spitzer (en la que. en "The Burlington Magazi. H. Iconografía e iconología. cit... págs. Cantimori (// problema rinascimeníale di Armando Sa- atrás). pág. 1964... 179. pág. brich. 844. 1962 (cfr. E. ahora en "Studi di storia"..passim. cit. política.. pág.. Style. Remarles on the Method ófArt History: I. 149-68. pág.. pero sin precisar en qué (119) Cfr. poco antes de que el au- tremismo" teórico que señala R. Introducción a J. Berlín. 48. 311).. págs. 1961. pero la observación puede extenderse a él. Para otro ejemplo en el mismo sentido. H. Por otro (116) A Bibliography of the Survival. 114 (Meditations. el hermosísimo ensayo da.. Un eco parcial de esta crítica.. Gombrich. Londres. págs. así como Art. Tonelli. cle.... págs. pág. cfr. mo elaborador de esta noción es.. 100-1. 1963-64... sayo Von modernen Denkmalkultus. Al igual que Spitzer. Panofksy's Early Nelherlandish Painting .. 168. Chastel.. de las intenciones inconscientes del poeta" (cfr. pág. en apéndice a La storia delle immagini. cit. Panofksy diado por Panofsky en el ensayo L'allegaría delta prudema di Tiziano: poscriíto. Cases. ahora en Saggi e note di leíteratura tedesca. von Schlosser. en el pasaje en que se señala polémicamente el "historicismo (Hisíorismus) 18).. sobre todo ducción inglesa en E. quien comenta: "vale la pena subrayar la desaparición. cit. Me- boró también en la Festschrift für Julias Schlosser (1927) con el ensayo Aller Tugenden ditations. 1949. que ha condicionado en cierta medida sus itinerarios me. cit. lo general sociológica (cfr... Etlinger... dé la tendencia ber tomado contacto con Popper antes de la entrada de las tropas hitlerianas en Viena.. Icones symbolicae. G. Pacht. L... Spitzer. cit. pág. Saggi e note.. como lo demuestra el fracaso del intento de Antal. pág. cit.. en especial págs. Meditations.. cit. Sólo excepcionalmente la tion as expressions".. 76... cit. Botticelli's Mythologies. Bing.. ambos. 45. lington Magazine". en el ensayo que estamos examinando. 1-21. Ha si- 1961 (con sumario en inglés en las págs. Para la citada colaboración de Schlosser en los Vortráge. Tax. "Kristische Berichte zur kunstgeschichtlichen Literatur". 455. A Bibliography.. 267-314). 1956. 210-13). Poznán. XHJ. Chicago... cit.. sobre todo págs. en Bibliothek Warburg. tomada de C. también aquí retomado xxviii. Icones Symbolicae.. como "expresivo". Form and Texture in XVth Century de la historia del arte en clave expresionista" (Wertprobleme. Jan.. para Spitzer). y concluye: "me parece que la preocupación por la coincidencia termina por bitrariedad es indudablemente mayor) (cfr... do formulado de manera más precisa por M. 1963. 94 y 273-77). Este tema de la "physiognomic fallacy" se léase también Teoría i twórczosc. 1962 (la primera edición es de 1953). mecá- unilateralidad del enfoque iconológico y el riesgo conexo de remitir en último análisis a nica y estáticamente. la cual le fue reprochada por el recensor anóni. Turín. Saggi e note. págs. La postura polémica de Popper contra el historicismo es muy 86 87 . VI. pág. 1945. Londres.. conducir a un callejón sin salida. Leipzig.) Otro ejemplo muy evidente de estos focos de interés por lo demás. 9 March 1961. págs. cit. 299: "A common tendency in the (114) Es típico el dejó irónico de la pág.. Giar- formación e intereses comunes a ambos métodos (para Spitzer. deri- de C.¡I. XCI. lado... Selections. lisis del significado consciente. cit. cfr.. cia de Popper. 1937. Style.. 296-300. que a su vez remitía a un discurso de Schleiermacher sobre la hermenéuti. págs. Gombrich e l'estetica delle artifigurative. Schapiro.. (118) Cfr.. impaciencia por proseguir una apretada argumentación teórica induce a Gombrich a no de. Turín.. en cambio. cit.". Resulta evidente que estas indicaciones sólo quieren aludir a un contexto cultu. replantea a cada instante en los escritos de Gombrich (véase también más adelante). en ta analogía puede profundizarse. como lo indican la figura tricéfala y la leyenda explicativa. Introducción a La storia delle immagini. Schapiro. ed. aunque con mayor cautela. 218 de Art and ¡Ilusión. XI). W. Traduzco "physiognomisch" como "fisonómico" y no (110) Cfr. la relación vida económica-vida social.. frente a las forzadas interpretaciones y los arbitrios más abiertamen. 'cultural'. Saxl cola... physiognomic approach to gruop style has been to interpret all the elements of representa- torial Representation. 70-77. la ar. Garin. 1945... Garin. preparada por H.. etcétera. pág. Critica stilistica e semántica storica. págs. XVII. histórica". los peligros de la pori. Inclusive la imposibilidad de llegar a un juicio de valor estético. Cases. cit. pág. 43. págs. (113) Cfr. en "Bibliotheque d'Humanisme e Renais- presión "inconsciente voluntad formal" remite a expresiones panofskianas citadas más sance". (Para una referencia de Gombrich a este escrito de Schapiro... CXH. Por excepcional a "over-simplify" (simplificar en exceso) (que no debe confundirse con el "ex. Amheim). en cierto modo. tra- sentido. Arte. 109-16. to que no es posible reducirlo todo a la relación comitente-artista". para Panofsky. Leo Spitzer e la critica stilistica.. pág. nota. se redujo (1948) al solo aná. cit. a propósito tal) de Dilthey. perspectiva lineal-conciencia histórica había sido formulado en términos casi análogos: son. Bari. escrito en 1935. An Inaugural Lecture delivered at University College. 1930. hay un probable indicio de la influen- mo de Art and ¡Ilusión en el "Times Literary Supplement" (8 de abrU de 1960. nos internamos por un camino que.. pág. en términos muy parecidos a los usados por Gombrich. explícita en L. quien sin (112) Para Saxl.... en Anthropology Today: (111) E. 192—. como rela- juicios o categorías historiográficas no debatidos en forma adecuada. El rechazo del paralelismo tores on lis Changmg Aspeéis from Ancient Egypí to Bernini. // signifícalo. se en- consciente voluntad formal (Pormwillen) de una obra de arte". 75). cfr. 18. H. (Adviértase que la imagen. Antal se ins- todológicos. para conservar la alusión implícita a Lavater (cfr... Lon- te irracionalistas (Heidegger. impide una real comprensión pondencia. pág. 49).. en "The Bur- (109) Ello ha sido destacado por E. págs. 100.. 294 y sigs. Marsile Fícin et l'art. la misma ex. cit. Vffl. de cerca y desarrollado porM. después de haber indicado en 1930 el objetivo de "poner en evidencia la in.. 1961... es rico en análisis iconológicos en sentido estricto Tomb Sculpture. 76. cit. (122) Con énfasis especial en el prefacio a Art and ¡Ilusión. 1954. nota). 13. cit. y reproducida en el grabado 32c —y cfr. aunque entendiéndolos en clave por (108) II significaío. de la Historia. Vortráge 1926-27. 16. Kurz. 1956. págs. pág. London. D. cit. pág. pág. Panofsky recorrió una trayectoria prácticamente análoga (véase más adelante. otra parte. 217. 377). Spitzer.. cuentra en G. 7-60.. piró en los estudios de Warburg y sus continuadores. (115) Botticelli's Mythologies...... 62-64. Art History Today. cfr. dicaciones proporcionadas por Bialostocki. 1966. pero no a influencias recíprocas. tor emigrara a Londres (Meditations. xxi. aunque sin referencias a Panofsky. Como se sabe. L'arte del Medioevo. edición preparada por S. IX.. dres. O.. etc. el en. pues- 280-281). cit. (117) ¡bid. ahora en Meditations. De este autor cit. cfr. de E. Londres. 163-92. 1955. del tipo iconográfico estu- Turín. A Study in the Psychology ofpic. poniendo en guardia de manera explícita contra "el examen 1962. la escuela de Stefan George. las exactísimas observaciones generales. Medita- tions. Londres. Meditations on a Hobby Horse and other Essays on the The Iconography ofCorreggio's Camera di San Paolo. pág. cfr. 270-71). Ginebra.. págs. va. 276. en "Journal of the Royal Society of Arts".. ca (cfr. in. Vm. I96l. D. cit. Gombrich declara ha- morarse en los meandros de la investigación filológica: se trata. Entre las más recientes investigaciones iconográficas de Panofksy. cfr. En cambio. repetimos. teórico predominantes en Gombrich lo da el ensayo Raphael's Madonna della Sedía.. 45-55. (120) Wertprobleme. (121) Wertprobleme. embargo no es citado. el brillantísimo ensayo On Physiognomic Perception. JWCLXI. Es. ahora en postula un método interpretativo —el iconológico— basado en una intuición irracional. xcviii. encuentra su corres. cit. págs..

P.. respondiendo a una encuesta sobre "Estructura. 79. 418-20. se espera. Carr.. Tolnay. 16-17. También aquí parece claro que.. Véase en este sentido el pasaje de S. metafórico (cfr. ahora en Meditations. por supuesto. no podemos hacerlo Se sobreentiende que Gombrich considera a la posición de la Langer basada en una "ex- sin alguna teoría de las alternativas". la recensión a la obra de K. a discípulos de Sedlmayr. por ejemplo. 1949. Catalogo genérale 1958-65. págs.. L'aítivitá artística. crociana.... sumamente áspera.. No me ha sido pesar de la habitual riqueza y sutileza de las argumentaciones de Panofsky. cism el autor recuerda que una primera redacción de su libro. Art. cfr. 174-79.. en Brandi. cit. págs. algo que. K. que yo sepa. cit. sobre "The common element in these two contemporary creations [arquitectura gótica y filosofía todo The Social History ofArt (recensión del volumen homónimo de A. las precisas observaciones críticas de E... 1955-56.. trad... por ejemplo Meditations. 1966.. pág. cit. conocida. Wind.. Gombrich. (125) Wertprobleme.. el citado en. puede ser llamado co- (127) Cfr. cfr. Langer (discípula de Cassirer). 239-41 (en la pág. la influencia del psicoanálisis no induce a Gombrich a simpli. pág. alude (130) Estos términos son utilizados indiferentemente por Gombrich.. alude a Marx y.). se trata de páginas que se cuen. cfr.. en Behaviour. págs. págs. también sin nombrarlo. fijando el eje en un término medio. del propio Panofsky. 1093-1156). después de haber establecido las relaciones entre filosofía escolástica y arquitectura per del término "historicismo". is not to explain art. págs. ahora en escolástica] has been found in their rationalism and in their irrationality. and as to his en Meditalions.. cit... cit. 1965. "fisonómi- sayos de Riegl ha sido reproducida en Kunst und Wahrheit. Yet one hesitates to reject such analogies in principie. Herencia.. págs. aparecida en 1953.. donde escribe que Panofsky. Problemi di método nell'interpretazione dei simboli Giudeo-Ellenistici. Un ejemplo: en la pág.. Gombrich no ha sido subrayada. Ni mil páginas de histo- (128) Cfr. 73. it.. 10-13.. antes aun. pág... Marsile Ficin Freud e Vane. Le due vie. XXXVUJ-XXXIX. XXXV-XXXIX). 115 (Mediíations. 86-94. con el mismo título (que. febrero de 1966. y de que en muchos casos el Kunst. así como. since the cathedral belongs to the same religious sphere as does contemporary theology" (126) Gombrich ha sido muy influido por Freud y el psicoanálisis (para su colaboración con E.. ahora en Meditations.. 1958. la crítica "antifisonómica" de (Editorial n Saggiatore. cit. trad. XLVI... del volumen por un grupo de "mentalidad" (mental habit) introducida por la escolástica (págs.. 1961... págs.. asimismo ibid. fil de la comunicación: "El concepto del arte como una especie de comunicación tiene sus cir a negar íouí court la existencia del problema. 1952. más atrás.. en "The Art Bulletin".. etc. ahora en Meditations.. Art. 22-40. y la recensión. pág. gótica en un plano de influencias por difusión (diffusion). págs. pág. Morris. 78... pág. Saxl. sobre todo págs. cit.. XXXIV.. 51." (Citado por Brandi. 18: "Si en verdad queremos tratar a los estilos como seo o a una exposición de arte egipcio. cit. 87.. cit. en el análisis concreto.. works of art and of thought originated in a common intellectual climate or were conceived gazine". ficaciones ni a explicaciones apresuradas. Zurich. but tu criticize certain assumptions about art". nota. a Proudhon) chitectwe and Scholasticism. 178. Fiero della Francesco. XXXI. información o la semiótica a la estética... a este estudio de Panofsky: (124) Para la polémica antihegeliana. págs.. Turín.. Schapiro (quien retoma... Latrobe (Penn. 13. la (123) Cfr. 88 89 . págs. compilado por M.. "Athenaeum". Zur Theorie und Melhode der cas".. Sobre el singular uso por parte de Pop. 3-4. 1953. VII).... Milán. Clarck. produce la abadía de Mana Laach. ria pueden ilustrarnos sobre la mentalidad egipcia en mejor medida que una visita a un mu- ra menos extrema en Art. Pero el lector. 1952.. L. 91. por lo menos en parte. Vissual Metaphors of Valué inArt. L'autunno del Medio Evo... malinterpreta Psycho-Analisis and the History of Art. no se puede dejar de estar de lismo y crítica". cfr.. (Style.. pág. al Gombrich de Art and ¡Ilusión con Sedlmayr y su "análisis estructural" acuerdo con M. (131) Panofsky.. Es verdad que el a principios de 1936 (The Poverty. W. XL.. 101. hermosísimo. págs. inser- culaciones apresuradas entre la "personalidad" del artista y la obra de arte. Meditations. Hoffmann contrapuso.. 56). to significativamente en una polémica contra los intentos de considerar al arte desde el per- to postuladas inclusive por un estudioso como Saxl a propósito de Durero.. en relación con la gente de otra época. nota. en la recensión a A. es deck no simplemente indivi- zioni sulla storia. descarta toda conexión meramente analógica. ante todo págs. La introducción de Sedlmayr a los en. como hemos visto. en "The Art Bulletin". 1953... que hemos vis. debería leerse completo). 30-44. fase. 88-89. (136) Art and Scholarship. cit. desarrollada en el ensayo Tradition and Expression in Western Still Life. as a response to common problems or situations" (las cursivas son mías).. Véanse simple word" (Meditations.. ahora en Meditations.. Gombrich siempre se expresó en términos muy críticos: cfr. personality — we have íong leamed to see the immense complexhy that shields behind this (134) Ibid. cit.. Signs. sobre todo págs. Respecto de Jung. and re- tan entre las menos felices de Gombrich.. págs. cit. ahora en Meditations. Gom. trataron de captar en sus estudios "the slylistic analogies between the . cit.. al contrario de además las eficacísimas consideraciones de Gombrich en Botticelli's Mythologies. 56-59. pág. Para caracterizar la prudente posición de Gombrich Fiedler.. Studies in Iconology. Con todo. cit. Hamburgo. cit. Kristeller. Huizinga.. La recensión de Gombrich.. autor se lo saltea limpiamente para volverá a caer en analogías "inmediatas". 25-27 municación a través del arte.. 26). 1964. O.. cit. Expression and Communication.. cit... cit. 91. 71).. (135) Ibid. En (129) Sería inútil dar aquí indicaciones bibliográficas sobre los intentos de aplicar la teoría de la todo sentido desenfocada es una referencia al respecto de C.. barrera entre fe y razón. Pero hay sayo Psycho-Analysis and the Htstory of Art (a propósito de Picasso)... y de cabo a rabo el punto de vista de este último. Pero véase también la polémica referente a la estética pressionist assumption" (Meditations.. Para una observación análoga de Panofsky. no puede evitar posible ver el capítulo de Gombrich sobre Kunstwissenschafi en Die Atlantisbuch der la impresión de que ese término medio es un tanto inaferrable.. pág. muy por el contrario. Una postu. Turín.. véase más adelante). Cfr. 1958 (Rowohlts deutsche Enzyclopadie.. cuando escribe aludiendo. lo que sucede generalmente. pág. sin correr el riesgo de tomarlo demasiado al pie de la letra. 76). cit. cently in their dialectical method. pág. Meditations. 106-19.. págs.. análoga a un edificio románico (y remite a una ilustración que re- con el título de Kunstgeschichíe ais Stilgeschichte {Die Quintessenz der Lehren Riegls). cit. duales. ahora artist's prívate feelings at the moment of production clearly do not enter here. pág. Prefacio a K. ya se había (132) A la crítica de las relaciones "fisionómicas" no escapa. pág. 25-27. XCIV. cfr. Hürlimann.. no puede indu. en "The Art Bulletin".. 43-44).. tion. también Mediíations. Esta divergencia implícita entre las posiciones de Panofsky y de Kris. Gombrich). ciL. (139) Meditations. Sei le. Gothic Ar- difundido. síntomas de otra cosa (y en ocasiones ello podría ser de gran interés). autor. y en el prefacio a la edición inglesa (Londres.. Le due vie. Chastel. their encyclopedic completeness and their striving for infinity. cosa que yo considero una noción aberrante... 43 Panofksy afirma que la preescolástica había elevado una Kunstgeschichíe.. it. cit. págs. cación entre el artista y su público.. en "Tempo presente". al. pág. y no pocas veces en sentido al material simbólico recogido por el Instituto Warburg). por ejemplo. Ragghianti. pero siempre se sirvió de ese material en forma nada servil. (quien afirma. pág. cit. 1956. 31.. 297). Pero el rechazo de las vin. en relación con una polémica respecto del impresionismo different expressions of the same period and the other signs that may indícate that certain crítico. pág. their idealism and Meditations. escrito en 1935. págs. con una época o un pueblo.. xi.. La storia delle imagini. basada explícitamente en supuestos popperianos. por analogía de lenguaje. nota. peligros porque. A decir verdad. 95-105. 168. their naturalism. Language and (140) A. 20-21).. 60). pág. 1951. ¿No hay aquí la suposición tácita de que el Recientemente. cit.. et l'arl. 57). (137) J. (138) Saxl. págs. 68-73. como cosa natural.. estilo es un todo íntegramente "expresivo"? Y sin embargo. cit. H... véase de todos modos la recensión crítica a Ch. 243. en "Trie Bunlington Ma.. cit. en especial las informaciones que las artes favorecen para (pero el ensayo. nota 100... pág. 178.. 1960) de The Poverty ofHistori. a partir de supuestos muy distintos. Observaciones exactas. pág.. pág. que haya comuni- brich atenúa la rigidez de esta y otras afirmaciones teóricas: cfr.. pág. Gombrich afirma de manera categórica: "The (133) Traducción italiana. entre otras cosas: "The use I propose to make of the analysis of communica. 14-34. Hauser). Momigliano.

en la que a menudo no es nada fácil indi- vidualizar el "trasfondo cultural y semántico". y sobre todo un pasaje de la citada recensión su naturaleza es polisémica —señala Brandi—. Les images de la Divine Comedie. precisamente. término "ilusión" son formuladas también por J. anterior". purgante! zón general se inspira en primer lugar en los Studies in Iconology de Panofsky). y basada en el mismo error (cfr. pág. actualizada. (158) Objeciones similares (en mi opinión demasiado formalistas) son formuladas al respecto centre Marsias y san Bartolomé parece. 44-48.. ha- ta es una forma de curiosidad de anticuario" (pág. núm. 78. sugiere que se admita el 'sentido místico' que hay bajo el 'sentido moral'". mente. la relación (157) Arí. y que "considerarlas desde un único punto de vis- una característica exclusiva de la imagen. En cierto sentido es típico que.. 11 de octubre de 1497.. 1952. Batard. Resulta claro que Wind se I'estética. de quien se sabe que Miguel Ángel era un profundo cono- objeciones técnicas. 198. después de haber dumbres y posibles vuelcos que conoce la investigación histórica y filológica.. men. 79. ciL. Las observaciones aquí formuladas a propósito de esta recensión hubiera reservado. Xin. en verdad. y presenta to del Paraíso ("Como en Dante. Nueva York. cit. Signs. W. en la recensión publicada en "The British lación entre el Marsias dantesco. a continua. cit.. 180) que "la búsqueda de ta- (144) Londres.. 1964. 55-56 y 116).. págs. y de haber afirmado que "las dos obras son independien. 179-87).. 1965. el papel de anticuario: un anticuario renacentista. tampoco la "polisemia" es tes desde el punto de vista estético [?]". Dante. III. sulta claro si el esquema es entendido en sentido trascendente (véase el epígrafe kantiano cado orgullo. (159) Cfr. 76). (147) Ibid. págs. On Drawing an Object. pág. por él entrevisto en el primer can. de Wollheim. Essays in Rinascimento e sull'unamesimo platónico. pág. 1564. Wollheim examina con suma sutileza y penetración la obra de Gombrich. por Wollheim. 7. Meiss. evocado para indicar la voluntad del poeta de someterse "a la inteligencia ce- del capítulo). H... 74-79. pág. ccxxiiir: "Entra en el pecho. el retrato en forma de Marsias es una plegaria para obtener la redención. Y por lo demás. en "Paragone". se trata. de anuencia de la imagen. Janson. 265-66. (166) Véase. del menos convincente de los escritos reunidos en este volu- hecho de que Miguel Ángel fuera un "profundo conocedor" de Dante para establecer la re. en la equilibrada recensión aparecida en "Zeitschrift für Kunstges- chichte". núm. trad. la citada recensión en "The Times Lilerary Supplement". cfr. 10 y Art. tras deponer los muertos despojos"). 271-74. sis del trasfondo cultural y semántico de una imagen que.. etc. págs. desde el punto de vista semio- en esa "curiosidad de anticuario" para correr tras la asociación Leda-Laiona-Noches. cosa extraña. 72. 2» ed. XXIH.. 185). 77. nota 2) este libro de Wind y el método en él adoptado. y por Amheim en "the Art Bulletin". Y cfr. 1962. The (151) A... C. bastando a comprobado la estrecha semejanza formal entre la perdida Leda de Miguel Ángel y las No. 116. Renucci. cit. págs. (160) Art. 1960. ahora le basta simplemente el 50. (165) Amheim. la recensión de Art and ¡Ilusión. "The Art Bulletin". Art. y el hombre interior resurja en toda su pureza... 138). Turín. Bas- lada de pasada por Plutarco y decididamente irrelevante (como lo reconoce el propio tó el ejemplo de la Gioconda. XLIV. el ensayo de The Yogue of Abstrae! Arí... 330 y sigs. o bien como condición históricamente determinada. 1960. Minerva et Apollen.. en la 1962.. La cursiva es mía. (155) Cfr. 62-70. IV.. les mensajes.. la "polisemia" de las imágenes. Sludisul 'Image Made by Chance' in Renaissance Thought. cit. pág. "Más que de polisemia —escribe Brandi—. cit. no re- justa sugestión de P. E. Osbome en "The British Journal of Aesthetics". 285.. Sobre todo. Stolnitz... págs. y so- Brandi... El conocimiento de este peligro al que se halla expuesta la interpretación icono. 1960). 153. Miguel Ángel. cit.. 1966. Pagan Mysteries. la referencia a Dante no sólo es contradictoria. en su Arte e umanesimo a Firenze al tempo di Lorenzo U Magnifico.. Londres. pág. págs. 117. en "The British Journal of Aesthetics".. cit. Pero. Ettlinger. 143- favor en la presencia de Dante en el Parnaso y en la Disputa. Klein. en la pág. quien interpretaba al Marsias dantesco como ejemplo de alo. cit. aparecido al mismo tiempo que el libro de Gombrich y basado en una ción ofrece una interpretación de los versos de Dante exactamente análoga a la de Wind. el propio Brandi observa (pág. también el comentario del Vellutello (en Venetia. un tanto incoherente.. más adelante) coinciden en gran medida con lo que escribió G. En la misma página Gombrich expresa su escepticismo ante cuanto al disfrute estético de la obra de arte (Le due vie. en particular págs. I.. págs. sino también Journal of Aesthetics". 266. muy de Amheim (cfr. Otras objeciones contra el uso del (148) Ibidem... a suscribir las conclusiones a las cuales llega C. (162) Art. en pág. Gombrich e que a través de la muerte desaparezca la fealdad del hombre exterior. 56. Art History Today.. págs. Sobre la "casualidad" eventual del esquema.. págs. pág. 1956. pág. "En la exége- las explicaciones en términos de mentalidad individual proporcionadas por Warburg. 30.. 63). pág. ÍL... la primera edición es de 1950). Beloff. a decir verdad. Some Comrnenls on the Gombrich (149) Inclusive.. cit.) Parecería que en este libro (que por sus temas y su arma. tomada como emblema de una bebida purgante. 26 y rasgos faciales. en "Paragone". 33.. que lleva su propia piel en una mano." (pág. observa (pág..(141) Meditations. Wind se (153) Cfr. menudo el hallazgo de una nueva fuente o noticia histórica para subvertir la interpretación ches de las capillas de los Medici. Chastel descarta la documentación casi análoga. Ha expresado dudas al respecto J. seña- lógico. págs. Previtali impregnado de neoplatonismo y de la filosofía de Pico deila Mirándola. (Este punto ha sido criticado ¡Pero también un verso de la Comedia fue usado como lema publicitario para una bebida también por R. sobre la base de la singular moti. ahora en Meditaíions. 283). cedor.. setiembre de 1961.. con el autorretrato del artista. Pietro Quarengi. 90 y sigs. inútil: bastaría remitirse al neoplatonismo de Miguel Ángel y a la interpretación del mito de (156) Arl. de modo (Para un útil panorama de las recensiones a Art and ¡Ilusión. quien por lo demás considera a estas investigaciones superfluas en todo sentido en 91 90 . De Previtali. en los Arl and ¡Ilusión.. cit. Language and Behaviour. contenta con confirmaciones cada vez más precarias: primero había visto una prueba a su (154) Arl. Pero sobre estas bases. nota 2. pág. en pág.. H. cit.. en la misma publicación. 144. cit. Honor of Erwin Panofsky.. cit. Marsias que circulaba en los ambientes neoplalónicos. que sólo atañen de manera indirecta a los problemas aquí discutidos. págs. 16) que para algunos estudiosos la icono. págs... nota 5). A una imagen se le hace decir lo que se quiere... Expression and Communication y Tradiíion and Expression in logía (aquí sinónimo de iconografía) "becomes simply a meaningless display of free asso- ciations". 22. interpretado de la manera que se ha visto. 1963. 1966 (ed. se resiente naturalmente de todas las incerti- (145) Wind. En la pág. pág. por (142) Cfr. pág. 265. XLIV. 155 Wind ve en el san Bartolomé desollado del Juicio Universal de Probleme.. págs. pág. 75-79 (el subrayado respecto del término "ilu- sión" está en la pág. pág.. Chastel. que sin embargo me parece demasiado reductiva.. (161) Art. critica con justicia (pág. Morris. gráfica no debe inducir. 70-74. págs.. un paralelo con el Marsias neoplatónico.. XII. 15-37. llegado al fondo ni de haber agotado las alusiones" (pág... véase también (146) Pagan Mysteries. pág. ciL. 254-66. Western Still Life. pág. cit. en lo que se refiere a la "primera imagen".. 1958. cit. 1962.. 74-79. 54. y el san Barto- lomé del Juicio. Wind) para la comprensión de las dos obras de Miguel Ángel. VI. Tonelli. en "The Art BuUetin". los ensayos citados. en ese sentido Y. Y también a una obra de arte. 27). en De artibus opúsculo XL. 7. Por otra parte. (150) Venecia. Art and ¡Ilusión. 74-79.. 1960.. y por R. París... págs. nunca se puede tener la certeza de haber de Ch. edición preparada por M. sigs. 1964. de todos modos.. Wollheim. Wind se complazca precisamente bría que hablar de disponibilidad. e inspira en mí tal canto como el que usaste cuando venciste a Marsias". (163) Londres. con recensión de H. págs. pág. como se ha dicho y repetido.. ed... XLIV.. vación de que "el interés tan evidente del poeta por los 'arcanos de la religión pagana'. ínsitos o colaterales en la obra. 10. pág. No he podido ver. por ej. setiembre de 1962. 1961 (la.. 141. leste que se digne inspirarlo" (y cfr.. (164) Cfr. Pero esto vale también para una poesía. cfr. 218. Pero aquí nada tiene que ver (143) Meditations. ibid.

. Settis a la traducción italiana de sus escritos astrológicos. nadas condiciones históricas: la concepción neoplatónica del artista como creador y la evo- lución estilística que hacía posible una regresión calculada. Wamke... Warburg Gombrich.. 123-25. no me ha sido posible incluir en él referencias sobre la mis- (168) Cfr. 1-11. Dalí'antichita al Rinascimenlo. Una bibliografía de los escritos de Panofsky se encuentra en Aufsdtze zu Grundjra- plo. cit. (189) Art. y por mucho tiempo. véase además M. bre todo la hipótesis formulada en el ensayo Meditations on a Hobby Horse. 1984.... S. (177) Cfr.. págs. págs. Settis. G. pág. Wirkung alemporal en el ámbito de las artes figurativas fue posibilitada por la presencia de determi. págs. sin embargo. (181) -Cfr. por haber tomado conocimiento de dicha conferencia en fecha posterior (167) Arl.. Veber Aby Warburg. Y véase además la recensión de G... más atrás. cit. cit. X. "The Art Bulletin". constituye hoy por hoy la interpretación más rica y profunda de la figura de War- la Gestalt no se sirvieron de las ilusiones ópticas con la misma finalidad?).. edición preparada por H. "The Art Bulletin". 1980.. H. Ese trabajo conmemorativo. Die Mens- day. pág. en la medida que se trataría de una experiencia Gombrich en Hamburgo. es un ferviente adep. y Freud e l'arte. a quien til. pág. und Wandlung einer Idee. Verheyen. por sus preciosas sugerencias. págs.. cit.. el cual. verosímilmente. (179) Cfr. otras facetas de la realidad histórica es sugerida significativamente por Gombrich (simultá- pág. Véase además E.. a la redacción de este artículo. 3. pág. Hofmann. 118. Me limito a unos pocos señalamientos. 1964. cit. 101. 2a. Poco antes Gombrich afirma. H.. por su parte. Sobre Warburg.. cit. storia delle immagini) ha sido reeditada con una nueva introducción de E. cit. pág. XLIV. en "Quademi storici". pág. tions of Art Hislory.. 1960... que será publicado muy discusión determinada postura científica (y por lo demás.. considera que el ejemplo al cual and His Followers. An In- (173) Estas conclusiones divergen en forma sustancial de las de L. de negli astri. (170) Cfr. Algunos de los ensayos incluidos en esta selección son muy destacables: véase. ¿acaso los propios psicólogos de pronto. IX)... 19-20. que XXXIII). pág. 1974... Obercr y E. quien. pág... cit..). to de la Cestaltpsychologie. Aby Warburg. (187) Cfr. cit. págs. neamente con la muy conocida polémica contra Hegel y sus seguidores y con las interpre- formuladas por Gombrich en relación con la minimización gestáltica del conocimiento por taciones "fisonómicas" de las obras de arte) hacia el final de una conferencia titulada'//ege/ la experiencia (cfr. 53.. 1962. 197-98). págs. sin pérdidas ni contradicciones. Art. XUV.. en JWCI. pág. en Medítations. La exigencia de una vinculación más estrecha entre los fenómenos artísticos y las da también a la influencia de la psicología de la forma. (184) Art.. Art.. respecto del uso ecléctico de la psicología de la percepción por Ady. Kris. Ettlinger (Art Hislory To.. De todos modos. págs. (178) Cfr. Form parte de Gombrich (pero cfr. se sirve ampliamen... pág. págs. ahora reeditado en la selección de igual título.. cit. cit. págs.. págs.. pero cfr. F. 293-306.. 58. por D.. que desa- te de los resultados de los gestaltistas (su misma insistencia en la necesidad de considerar rrollan en forma brillante temas señalados de pasada en Art and ¡Ilusión.. Gertrud Bing. 1982). cit. tiL. ma... 128-50.. debi.. Y véase la alusión a "los límites de la estética... A Tribute to the Late Cecilia M. (182) Art. además Light.. pág. preparado por E. Doy gracias.. (190) Para The Early Medid. núm. Jacob. 23. cit. Art.. 58. XXXTV. 282. 74-79.. cit. Gombrich remite. (169) Art. D. 74-79. Garin (Barí. XIX. Berlín. Panofksy and thefounda- (175) ¡bid. Raphaefs Madonna. la introducción de S. 196. Lafe- Gombrich. Arl.. Colonia. 15). Amheim no responde a algunas objeciones bastante notables. 1976. páginas precedentes. cit.... En lo que respecta a los seguidores de Warburg. 1985. sigo creyendo que haríamos mejor. sino en su contexto es. Boas a Art andlüusíon.. pág. abril de 1985.. sobre todo a los trabajos de Saxl y Panofsky. que la concreción de este mecanismo psicológico más tarde.. se hallará en KunstundFortschriít. que deberá ser actualizada (176) Los autores reconocen. en mantener separado el estudio de las imágenes del de la belleza visual" (pág.. 1962. Amheim: "Por di- fícil que sea llevar a cabo este propósito. 279- los hechos estilísticos no en forma atomista. Por lo demás. en A Psychotic Sculptor gen der Kunstwissenschaft. pág. quien al subrayar con justeza la enorme importancia de las investigaciones de chenrechte des Auges.. en 1963. el de las manchas casuales. cit. Wuttke. pronunciada en el Courtaulds Institute. 60. Texture. Raphael's Madonna. (185) Cfr.. (186) Art. 1960.. la tierra prometida que sólo podre- Amheim parece no conocer. 157. quien leyó este escrito en pruebas de imprenta.. págs.. 1953. Art. Sobre ininterrumpido. rio del nacimiento de Aby Warburg. cit. 268. por ejem. en pág. sin embargo. Baden-Baden. Psychoanalylic Explorations in Art... desde Warburg hasta Panofsky y al propio Saxl. de los escritos de E. mos entrever desde lejos" (Art. en mi opinión) una especie de enriquecimiento continúalas. y Moment andMovement in Art. burg. Messerschmidt). 78... 5-38. Art. cit. como se sabe. He podido ver el tex- recurre Gombrich para subrayar la intervención activa del espectador en el desciframiento to mecanografiado de esta conferencia y del discurso conmemorativo pronunciado por de la imagen. en Medítatlons. ya que no es la primera vez que datos en apariencia marginales contribuyen a poner en expreso aquí mi vivo agradecimiento.. a Roben Klein. 79.. pág. 1951. (180) Cfr... págs. 1979. 229. ofthe Eighteeníh Century (F. 77. Syamken y M.. Londres. además. 195 (aquí repetido. ve (con demasiado simplismo.. cfr.. cit. Ithaca y Londres. es indispen- en nota. nueva serie. cit. casi literalmente). pumualización inú. W.. (183) Art. gracias a la extraordinaria gentileza del autor. 92 93 . 107-13. edición aumentada y corregida. Gombrich. 103-7. (188) Art. Otras objeciones son formuladas por Amheim..... pág.. págs. como la caricatura (ibid.. Art and Scholarship. tellectual Biography. A. en apéndice a Ausgewáhlíe Schriften und Würdigungen. 1892-1964.. Londres... 221 -23). Turín. Londres. 25). págs. la selección de las Lectores (La (174) Reeditado en E. Holly. ¡Salían Renaissance Sludies. Una bibliografía. Se ha dicutido mucho en los últimos años acerca de las personalidades consideradas en las (171) Art. 3. págs. 77). Gombrich. sable la bibliografía. en polémica con R. el uso de obras de arte con fines de diagnóstico psicoanalílico. Expresston and Communication... preparada (172) Cfr. y (en una versión un tanto diferente) en Londres para el centena- "marginal" (cfr. pág. págs. cit. Cfr.. 279-311. en "The Journal of Aesthetics and Art Criticism". cit. cit. 189-203.. ciL.. 1978. pág. Francfort del Meno.

11.. (11) Durante muchos siglos. de san Pablo desde un significado ético a otro intelectual fue favorecido por factores de orden lingüístico y textual. das como una admonición contra la curiosidad intelectual de los heréticos en nificación intelectual ("conocer"). para escribir en cambio. ie<.(8) que San Jerónimo traduce como "saber" ("noli altum sapere". scriptum est emmNoli alta sapere. chose alte" ("no quieras conocer las cosas altas"). lente de "no seáis orgullosos" (o "altivos". sinoni.20. (6) observó que el objetivo de las palabras de san Pa.. de ahí la exhortación: \ii\. sin embar- go.. Erasmo escribió que "estas palabras no condenan la erudición. a cada cual que está entre vosotros. como hemos visto." (Rom... una traducción demasiado literal. En consecuencia. scienza y sapienza ("ciencia". por ejemplo en el caso. será mejor. (2) y tam.3) fueran interpreta- do como un verbo de significado moral ("sé sabio"). no es a la doctrina o a la estupidez. materia religiosa. Es digna de nota la analogía entre las palabras de Pelagio y las de Erasmo. En su inconcluso dialogo Antibar. Noli alta sapere. 12. Niccoló Malermi. pues todos Lo alto "y lo bajo los comentadores medievales o renacentistas interpretan correctamente "noli altum sapere" como una admonición contra el orgullo espiritual. Pero a partir del siglo IV. 12. Pero Roma- El tema del conocimiento vedado en nos. Erasmo se negara a adop- tar las ambiguas palabras de la Vulgata. quod futu. 12. Desde luego. fueron citadas por autores laicos o ecle- siglo V. gó— dirigió las palabras non altum sapere a los ricos. en el texto El tema de este ensayo es muy amplio. Ambrosio consideraba latina de San Jerónimo. óMix <|>oík>{> ("No tes"). (9) Un siglo después. no a los doctos. uno de los primeros traductores studíum). y "Unánimes entre vosotros." (Es mejor temer las cosas futuras ñola). I>TI wep<|>poveív. sed metuere. "non plus manos convertidos al cristianismo a que no despreciaran a los hebreos.. tum" fue entendida como un sustantivo denotativo. saber. podía escribir: "non volere sapere le humanista Lorenzo Valla. con frecuencia. siásticos como el texto obvio contra cualquier intento de franquear los límites tando el significado y el contexto de este pasaje. el Apóstol se proponía prohibir "el estudio de la sapiencia" (sapientiae de \almitacion de Cristo. sapere." No sor- prende que. saber. entre bién en este caso. era seguida por dos exhortaciones morales más o menos análogas: "Digo.3). del intelecto humano. siguiendo una indicación del de la Biblia al italiano.20. el error interpretativo del pasaje paulino continuó. Erasmo. 11. Incluso comentadores como Esmargado o Rábano Mauro. que a pesar de tal clarísima interpretación del texto.) (4) esas palabras y el pasaje "non plus sapere quam oportet sapere".20. sino a la arrogancia y la modestia. A fines del siglo XV.16) La palabra clave de todos estos pasajes es. "lo que está en lo alto". quienes acertadamente habían interpretado "noli altum sapere" como equiva- "Non enim prodest scire —escribió san Ambrosio—. savoir.í acionados que. Pelagio criticó a algunos personajes no *i. (5) Más de mil años después.. por ejemplo. como en la moderna versión espa- rum est. "Pablo —agre. interpretado La condena pronunciada por san Pablo contra la soberbia moral se trasfor. la Vulgata. está escrito. existía una persistente tendencia a malinterpretar el significado del pasaje de marras. <|>poveív (ia\. 11. con más preci- sión. la distinción. san Pablo invitó a los ro. no al- tivos. las palabras paulinas "no- mó así en un reproche dirigido contra la curiosidad intelectual. tenemos que vérnoslas con un lapsus. sino que sino colectivo. la expresión adverbial "al. en las lenguas romances —derivadas del latín— La Vulgata es. en el Occidente ción entre el ámbito moral y el intelectual. en sentido cognoscitivo. sino asociándose con los humildes. palabras "non plus sapere quam oportet sapere" (Rom. Al parecer. por ello. "altum sapere" es mas un calco que una verdadera traduc. sed timeas". en italiano. "ne efferaris animo. Ya en el siglo te ensorbezcas. malinterpre. pero no individual bari. o casi colectivo. a la vuelta de pocas páginas terminan por establecer una conexión entre que conocerlas. "non alta sapientes sed humilibus consentien- saje de Cristo (sobreentendía el apóstol) es universal. que veremos poco más adelante. basarnos en un griego. M. el deslizamiento de las palabras tienden a apartarnos del orgullo por nuestros éxitos mundanos". con todo.. sed time". en efecto. que no tenga más alto concepto de los siglos XVI y XVII sí que el que debe tener. J&> de hacer notar.. el correspondiente pasaje se expresa así: a "sapere" como sinónimo de "scire". sapere quam oportet sapere". no intelectual. Por añadidura. (12) blo había sido un vicio moral. En lahabía escrito que "sapere" significaba "bus- versión car la verdad". Es una conclusión difícil de aceptar en apariencia. "sapiencia") preserva todavía en parte la distin- ción del griego X)\|rnAxx|>povEiv (3). El men. sino como un verbo de sig.. en su traducción del Nuevo Testamento.TI T(XW|/T|Xfa(|>povov>v- texto concreto. No seáis sabios en vuestra propia opinión" (Rom. "A lo que aquí se refiere —explicó—." Ya volve- remos sobre esta defensa erasmiana de la cultura. Es significativo que los verbos re- "noli altum sapere. (1) feridos al conocimiento sean. sostenían que en Romanos.. Lactancio teme"). En la Epístola a los Romanos. (13) Pero el hecho de que las palabras 94 . sacadas de contexto. A principios del li altum sapere". (10) De ahí que no sorprenda que las latino este fragmento fue a menudo mal entendido: "sapere" no fue interpreta.

ción en la polaridad tiene profundas raíces biológicas. En ese con- rior" —o bien. has. atribuían a la tradición escolástica. y el texto con- humano. sur- ria del Homo sapiens. basada en la premisa lado por categorías discrecionales. ¿La llamaremos medieval? Como es evidente. mejor dicho. Parece que también los primates reaccio. etcé. de Kempis. que implica proyectar nuestros valores a culturas remotas. con el poder defensa de la cultura se conectaba con una tradición diferente. altum sapere" se apartaba conscientemente de la tradición en que había crecido nan a la contraposición entre alto y bajo. definible como "alto" y vedado al conocimiento humano. Pero el intenso valor cultural que. masiado vago y genérico. como por ejemplo la predestinación. el dog. condenando a los pensadores políti- po sí/no. se trata de un término de- diata identificación de lo "alto" con la fuerza. suscitadas por el advenimiento de la Reforma. indujeron a Eras- "altas" estaba referida a niveles de realidad diferentes. Sin embargo Erasmo. Realidad religiosa: está prohibido conocer nos). Si volvemos ahora al pasaje de la Vulgata que fue nuestro punto de manista. la bondad y demás. todas las sociedades conocidas atribuyen a esta contraposición. nomias. el simbolismo de "lo alto" se halla profundamen. con el elemento que ha tenido un peso decisivo en la histo. tinúa: "Noli altum sapere. la fuerza. En La imitación de Cristo. postura muy diferente. (18) La prolongada infancia del hombre. Realidad cósmica: está prohibido escrutar los cielos y. el riesgo se de categorías netamente contrapuestas: luz/oscuridad. sino confiesa tu ignorancia". atribuida a Sócrates. Erasmo aludía ambigua- 96 97 . Sin duda. de que la realidad es una gue. (15) El antiguo axioma atribuido a Heráclito. los seres humanos siguen comportándose y pensando del nales a la curiosidad intelectual de los heréticos. Es significativo que digamos que algo es "elevado" o "supe. demos proseguir con tranquilidad. Sin embargo. del pensamiento. sustrayendo los dogmas tradicio- ese tipo de lógica. (20) Una vez más. contra el orgullo intelectual que carnación dé todos los "valores". En su obra en los cielos. explican verosímilmente la inme. sino en exceso simplificada. Antibarbari. te fortalecidos por analogía. Su te vinculado. marginal de cierta importancia— a desalentar a los pensadores independientes secuencia. no se trataba de abajo o alto/bajo. Realidad política: está prohibido conocer los secre. no debemos ocupar- de la naturaleza (arcana naturaé). religioso y anacrónica. puesto que la mente hu. aristotélica-ptolemaica de la clara contraposición entre los cielos incorruptibles Obviamente esas categorías revisten un significado cultural o simbólico. veremos que la admonición contra la pretensión de conocer las cosas protestantes. tal vez mejor que los historiadores. las rechazó a ambas como ejemplos de "barbarie". expresaba una ma de la Trinidad y demás. En realidad. humildad intelectual monástica. tos del poder (arcana impertí). "bajo" o "inferior"— sin percatamos del motivo texto. Por más que la física moderna se halle en la actualidad lo cos subversivos que intentaban penetrar en los arcanos del Estado. quien en su juventud Por supuesto. la excepcional ge claramente hasta qué punto ese pasaje revela toda una concepción del mun- lentitud de su desarrollo físico e intelectual. Pero también es cierto que las disputas teológicas entre católicos y partida. será útil citar el caso de Erasmo. a la inversa. Tendía además —un efecto modo indicado. pero conectados entre sí. Al niño ca. el fluir de las percepciones es expresado sobre la ba. Pero en este caso po- jo. el propio Erasmo. pues la reaparición en diferentes contextos rra de opuestos —un axioma que Hegel retradujo a los términos de su propia de las palabras paulinas "noli altum sapere" evidencia un presupuesto unitario concepción dialéctica— puede ser leído en una clave diferente. virtudes monásticas tales como la humildad. distintos. Un famoso biólogo observó cierta vez que esta obsesiva concentra. y un mundo sublunar (es decir. Se trata de cimiento ilícito de las "cosas altas" implica también elementos de mayor pro. (17) ta. arriba/aba. a citar un antiguo adagio: "Quae supra nos. en efecto. por ejemplo la oposición derecha/izquierda. además de biológico. do. terrenal) corruptible. sustancialmente antitéticas. que opera en base a una lógica del ti. en con. cada uno de los cuales implica una jerarquía fundidad. la imagen que el siglo XIX tenía del Renacimiento como una época en neto Pero entre estas categorías. sino un ámbito regu. con frecuencia cada vez mayor. Tendía a conser- mana es comparable a una computadora. político—. el adulto ultrapoderoso se le aparece como la en. Con auténtica ironía socrática. time. La defensa de la cultura implícita en su por el que las cosas a las que atribuimos mayor valor (la bondad. observación sobre el verdadero significado de las palabras de san Pablo "noli tera) tienen que ser situadas en lo alto. calor/frío. var la jerarquía social y política existente. los secretos ea nihil ad nos" (de lo que está por encima de nosotros. todo esto son puras conjeturas. (19) Asimismo. La frase. que osaran cuestionar la vulnerable imagen del cosmos. la tradición hu- político. como aun hoy lo expresan las lenguas indoeuropeas. En otras palabras. de hecho. mo. (14) muy concreta. Teme. Por supuesto que con tal actitud Erasmo no regresaba a la tradición de la los secretos de Dios (arcana Deí). breve y famoso tratado de Tomás ta donde yo sé. es un hecho había sido seguidor de los Hermanos de la Vida Común. ninguna es tan universal como la oposición arriba/ contraste con el mundo "medieval" tradicional. no se identificó ni con que todas las civilizaciones han situado la fuente del poder cósmico —Dios— la tradición de las órdenes monásticas ni con la de la escolástica. antes bien. una imagen completamente errónea. e igualmente implícito: la existencia de un ámbito religioso aparte —cósmico. los Hermanos de la Vida Común alababan rente de los mínimos recursos. Los antropólogos conocen. recíprocamen- La especie humana tiende a representarse la realidad en términos de anti. no constituye un continuum. en general. en cuanto deriva del lenguaje y. todo/nada. Tendía a re- bastante inmunizada contra el antropomorfismo como para no seguir atada a forzar el poder de la Iglesia (o de las iglesias). pero intercomunicados o. se lee el siguiente pasaje: "No te enorgullezcas en las artes o las está probablemente relacionado con un elemento diferente y específicamente ciencias. a primera vis- significado de algunas de ellas. teme a lo que te ha sido dicho". El valor ideológico de esa triple exhortación es evidente."noli altum sapere" fueran interpretadas como una admonición contra el cono. Para ellos la realidad. es decir los misterios de la política. Los antropólogos han comenzado a analizar el cambiante Esa insistencia acerca de los límites de la razón contradice. distintos aspectos de la realidad.

al estar basados en las imágenes. en el emblema de Alciato. en una invectiva polémica. Aftrviogti* cd*«f aniegue» do. sino también las confesionales. contraponiendo la sencillez del mensaje de Cristo a las sutiles especulaciones de los teólogos de ambos ban- dos. aun cuando no estuvieran escritos en una lengua internacional como el latín. por ejemplo. no debemos ocuparnos"). los Emblemata. o sólo parcialmente conscientes.". de los teólogos heréticos. Ciertamente. Basta recordar el enorme desarrollo de la as- tronomía desde comienzos del siglo XVn en adelante. religio- sas y políticas. "quae supra nos. "Quae supra nos. La heroica imagen de sí mismo propuesta por Pomponazzi se había transforma. Ostenta la sentencia que ya cono- cemos. compuesto algunos años antes por Pietro Pomponazzi. 57. Bxrmpio Ht docta dogmtt* ccntüo.. París 1535. analogía a la cual remitía la prohibición del "noli altum sapere". pcrfiípcret $tf rtfttu iy tert^domc ma manuscrita. Tanto Icaro. Pero en un momento dado los límites tradicionales impuestos al conoci- miento humano fueron arrollados. tan difundidas entre el público culto de la Europa del siglo XVI y. podían fran- quear fácilmente las fronteras lingüísticas. 1 y 2) fueron vistos co- mo símbolos de los astrólogos. que por entonces circulaba en for. que literalmente significa: "los corazones de los doctos que quieren investigar la naturaleza de los cielos y de los diosos son roídos por to- da clase de afanes". "Noli altum sapere". perpetuis curis et cogitationibus rodi- tur. De hecho. Lo que unifica a todos esos libros es la repetición de la cita. Prometeo es el filosofo que. (21) El dicho socrático. ea nihil ad nos". y el comentario en versos latinos reza de esta forma: "roduntur variis prudentum pectora curis / qui coeli affectant scire deumque vices". como Prometeo. En el que es tal vez el más famoso de todos. aplicados a los mitos de Prome- teo e Icaro.. tales libros se remitían por lo general a un nivel cultural más profundo y FIG.. el tratado filosófico sobre el libre albedrío y la predestinación. de los filósofos proclives a las ideas audaces. En una característica mezcla de cristianismo y cultura clásica. debidamen- te malinterpretada. sobre todo. de los astrónomos. mientras el águila le roe el hígado. pág. mente a los límites del conocimiento humano. basado en premisas inconscientes. como por ejemplo la idea de la analogía entre las jerarquías cósmicas. que conoció un centenar de edi- ciones en varios idiomas. 1. encontramos gran número de imá- genes y frases relacionadas con el tema de la prohibición de conocer las "cosas altas". Pero su amplia circulación europea atravesó no sólo las fronteras nacionales. de ciertos no bien caracterizados te- óricos de la política. como textos explicativos. Andrea Alciatí: Emblemotum libellus. (22) En esas recopilaciones de dichos y prover- bios acompañados de imágenes. extendido.. qui. se incluye un emblema que representa a Prometeo en- cadenado. precipitándose desde el cielo. de las palabras de san Pablo.". figs. del XVn. dum vult scire Dei arcana. o sea "en verdad. cuando quiere investigar NKHC te caá eédemfcrtuns^ ref«fcíMigms> los secretos de Dios. (23) En algunos casos resulta posible desentrañar las oscu- ras alusiones implícitas en estos libros de emblemas. Invtártpncdpftmccr* liqíut* ¿rrrt. (24) Los libros de emblemas. zi—. es roído de continuo por los afanes y los pensamientos. Prometheus veré est philosophus —había escrito Pomponaz. de Alciato. esas palabras fueron usadas. es citado con frecuen- cia en los libros de emblemas. El comentario de Alciato se hacía eco de un pasaje del De foto. castiga- do por haber robado del cielo el fuego divino (cfr. hombres 98 99 . ea nihil ad nos" ("de lo que está por encima de noso- tros.

(27) Un hombre como Sacardino —un bufón profesional. los grupos de intelectuales franceses e italianos conocidos como Fl "libertins érudits" sostenían que la religión era una mentira. útil: sin ella. como Galileo o Kepler no vacilaron en dirigir su mirada a los cielos. dos posibles efectos de la "nueva ciencia": un blasfemo orgullo intelectual. "¿De ese movimiento de la Tierra —había preguntado Donne— sacan en conclusión que el infierno no existe. y habían descubierto el más celosamente oculto de to- dos. Este sujeto. "El que tú hayas proyectado la tierra en el cielo —inquiere Loyola a Co- pérnico en el Ignatius His Conclave. La actitud de las gentes comunes —tal. pág. una revolución basada en las clases inferiores. Estimo que la posibilidad de hacer derivar de la "nueva ciencia" analogías subversivas respecto de las cuestiones religiosas y políticas no se limitaba a los círculos ilustrados. do. justamente. de John Donne—. Los príncipes quieren hacer creer en él. los secretos del poder. Los arcana naturae. la puritana— respecto del progreso del pensamiento científico. o a amenazar una vez más a Dios? ¿O bien de ese movimiento de la tierra sacan en conclusión que el infierno no existe.. los secretos de la naturaleza. como el telescopio. Cabe sin embargo FIG. en que las creencias tradicionales se derrumbaban —"ya todo el rebaño ha abierto los ojos"—.deumfy vicer. Dejemos por el momento de lado la primera posibili- dad. habían empezado a penetrar Qui cacti ajfectantfdrc. Desde luego. las masas se comportarían mal. sis— había cambiado: ya no miraban de manera pasiva las gestas de los reyes y Roduntur wijsprudcntunipector* curyf los políticos en el escenario del teatro del mundo. . y detengámonos en la segunda. pero. pero una mentira Aucajiatterntim penden f. como la soñada por él.. seguidor al mis- mo tiempo de la medicina paracelsiana— dio vuelta explícitamente esa doctri- It nolletfecijje homineinfiguloí^peTofus na aristocrática. ¿indujo tal vez a los hombres a construir nuevas torres. aunque brevemente. 2. un camino distinto. ya todo el rebaño ha abierto los ojos". y toda la sociedad se derrumba- ría. el uso político de la religión. la importancia de determinadas actitudes intelectuales o religiosas —por ejemplo. Andrea Alciati: Emblemata. para ha- cer lo que quieren. ahorcado en Bolonia en 1619 como ateo. Podemos citar a este respecto las palabras de Constantino Sacardino.. o el rechazo de una poderosa fuerza de cohesión social. el caso de Sacardino es bastante excepcional.. 1567.solía decir: "Idiotas los que se lo creen [el infierno]. Francfort del Meno. y niegan el castigo de los pecados?" Esa fue. no poseemos prue- bas de que supiera algo acerca del sistema copernicano. cabecilla de una fracasada conjura popular contra el gobierno papal.. la conclusión de Sacardino. (26) Por los mismos afios. Una analo- 101 100 . comenzaron a ser develados.'. su optimista hipóte- Accenfim rapto damnat abiguefjcem. los secretos de Dios y los secretos del po- der? Las recientes discusiones sobre estos temas han sacado a la luz. Aquí trataremos de seguir. es- taba obviamente condenada a la derrota en la Europa del siglo XVII. como la religión. sobre to- Qu* fiípra nos^nihil ad nos. sirviéndo- se incluso de nuevos instrumentos. según una de las mentes más perspicaces de aquella época. ¿Cuál fue la repercusión de esos descubrimientos científicos sobre las viejas prohibiciones de conocer EMBLEMA CVI. era realmente independiente de lo que se estaba verificando en el campo de la ciencia. preguntarse si su conciencia de vivir en una época nueva. r^/>í Promeíhtut Y' C Diñpiturfacñ prtpetii vnguc iccur. 106. y niegan el castigo de los pecados?" (25) Estos eran. Por lo que sabemos. los arcana Del y los arcana imperíi. Ade- más.

y no solamente "por los libros y las academias"—. escribió que "quien. como observó Sfor- za Pallavicino. aduce a Dios como razón es poco filósofo. según los casos. incluso a los artesanos y campesinos —ya que. Es ésta una prueba adicional de todo INASTROLOGOS. y si yo pensa- ra que en este escrito se encontrara la menor cosa por la que se me pudiera ha- cer sospechoso de tal locura. para re- solver los físicos acontecimientos. predecir el comportamiento de reyes y príncipes era mera temeridad.c. (29) Esta prudente observación contribuye a aclarar mejor la decisión de Descartes de no publicar su tratado Le monde tras la condena de Galileo por la Iglesia romana. Descartes estaba muy consciente de las implicancias políticas de la nueva ciencia. no era mera exageración retórica. no llamados al manejo de los negocios públicos ni por su necesidad ni por otra suerte. la filosofía natural "se extiende por los talleres y los campos". en el Discurso del método de Rene Descartes: ". un reino vedado a los "particulares" que intentan penetrar los secretos del poder. También él aludió a la vieja analogía entre los arcana Huncte c&4 naturae y los arcana imperü. tienen siempre en la mente nuevos proyectos de reforma. En cambio. 3. un jesuíta ita- liano. y FIG. cuanto hemos dicho ya sobre la profunda interrelación existente entre los tres niveles de conocimiento. me dolería mucho haber permitido su publica- ción". el noble Virgilio Malvezzi. (30) A mediados del siglo XVII. Sin embargo. por otro lado. (32) De modo c. el cardenal Sforza Pallavicino. un gesto de ciega intolerancia o de obs- tinada pedantería. 1531.. La condena pronunciada por la Iglesia de Roma contra el sistema heliocén- trico ha sido juzgada. que en principio se halla abier- to a todos.. Andrea Alciati: Emblematum líber. como los estados absolutos. el cósmico. es poco cristiano". gía entre la "nueva ciencia" de la naturaleza y la ciencia de la sociedad tenia que remitirse. es útil recordar la invectiva de Simplicio. Es significativo que este tipo de analo- gía fuera definido "ateo": un término vago. Era posible predecir el comportamiento de la naturaleza. De esa manera. el reino de la ciencia. a poderosas realidades existentes. de Galileo: "Este modo de filosofar tiende a la subversión de toda la filosofía natural. el religioso y el político. que Galileo atribuía a los partidarios de la vieja cosmología aris- totélica. aunque contraponiendo netamente los unos a los otros. no puede excluirse la posibilidad de que es- tuviera inspirada también en el oscuro temor de las implicancias religiosas y políticas de la nueva cosmología. (28) Tal temor a las implicaciones subversivas del nuevo sistema heliocéntrico. Augsburgo. Y en efecto. varios años después. encontramos un eco de él. tal como hizo Hobbes. que tenemos. los secretos de la naturaleza y los secretos del po- Excmploutdoctdí dogma cera tito. por un lado. en el Diálogo sobre los máximos sistemas. (31) Con el mismo espíritu. porque las leyes naturales eran pocas. aunque se hallara muy lejos de compartirlas. la clara contraposición entre la previsibilidad de la naturaleza y la imprevisibilidad de la política servía de in- 103 102 . te- nemos el reino de la política. que era pariente de Sforza Pallavicino. como lo hubiera sido también la de predecir la inescrutable voluntad de Dios. adoptó una actitud más flexible respecto del progreso científico. quien no lo aduce para resolver los políticos. que tanto podía aplicarse a cuestio- nes políticas como a cuestiones religiosas. y a desordenar y dejar en ruinas el cielo y la Tierra y todo el universo". En ese contexto. en tanto que. no numeradas (XLIV). der político.Yo no podría en modo alguno aprobar a esos caracteres turbulentos e inquietos que. sencillas e inviolables. para tener éxito.

América". No obstante lo cual. que disputaban sobre secretos divinos tales como la predestinación. (33) Esa superación de los antiguos límites fue debidamente registrada en las colecciones de emblemas publicadas. 4. Nacía una cultura. "Nil linquere inausum" ("Atrévete a todo"). Una categórica trasmutación de valores hizo que la "auda- cia". en una colección de emblemas de fines del siglo XVII. Eu- ropa no dispondría "además de los perfumes y las minas. en la colección de emblemas de un joven abogado holandés. repetidas veces reimpresa. "nada es de- masiado difícil para los mortales". La máxima. el libre albedrío o la caída de Adán. Icaro y Prometeo se convirtieron en símbolos de un poderoso impulso intelectual en favor de los descubrimientos. 6). estaba acompaña- da por la orgullosa máxima "Nil mortalibus arduum" (cfr. Icaro aparece como un joven alado que navega tranquilamente por el aire (cfr. la "curiosidad" (34) y el "orgullo intelectual" —vicios tradicionalmente asociados con los citados mitos— pasaran a ser considerados sendas virtudes. John Donne lo había previsto: "El que tú hayas proyectado la tierra en el Cielo. Marcello Marciano: Pompe fimebri. o amenazar una vez más a Dios?". bajo una forma levemente modifica. En realidad. exclamaba el comentario. FIG. fig. tampoco del conoci- miento de esa mitad del mundo. Un lar- go comentario de Schoonhovius explicaba cuál era el blanco a que apuntaba el emblema: los teólogos excesivamente curiosos. volvemos una vez más a las palabras paulinas "noli altum sapere". ¿indujo tal vez a los hombres a confiar en construir nuevas torres. basada en la consolidación de nuevos valores sociales. Floren- tius Schoonhovius. llegados a este punto. ha de resultar claro por qué las mismas no resultaban ya aceptables en este período. Si. estaba acompañada por un comentario que establecía un paralelo entre el vuelo de Icaro y el descubrimiento de un nuevo mundo por Cristóbal Colón. (36) Por otra parte. dejando de lado tales abstru- 104 105 . Ñapóles.. ¡Cuánto mejor harían. Tampoco la caída de Icaro correspondía ya a las nuevas actitudes: en otra colección de emblemas. Prometeo ya no era representado como un dios derrotado. También Icaro y Prometeo —lo mismo que los Titanes. fig. de la figura frente a la pág. También en esta ocasión la máxima estaba referida a Icaro. cfr. detalle da: "altum sapere pericolosum" ("es peligroso conocer lo que está en lo alto". pero su derro- ta había sido una derrota gloriosa. en torno del cual estaba muy proba- blemente desarrollada toda la argumentación: la necesidad de impedir la inter- vención de la gente común en la toma de decisiones políticas. en el acto de tocar el sol. podemos seguir casi paso por paso la forma en que la venerable máxima terminó por ser rechazada.. 5). el jesuíta Daniello Bar- toli había observado que sin la osadía de Colón. apropiados para una sociedad fundada cada vez más ampliamente en el comercio. (37) Las ideas mismas de "peligro" y "novedad" eran vistas ahora como valores positivos: de hecho. De hecho. Durante ej siglo XVII. fig. aun con su admonición contra aquellos que osaran ignorar "las barreras de la humana cien- cia". encadenado a la montaña. Su mano. o los constructores de la torré de Babel— habían sido vencidos. A comienzos del siglo xyn. comparada con la de Icaro. 4). la sutil distinción trazada por Sforza Pallavicino implicaba a la vez una evaluación realista de las características del progreso científico. encontramos una vez más la an- tigua exhortación del "noli altum sapere". 102.traducción a un asunto muy distinto. 1666.

pág. 6. H t L t U A I I I . h\i)'tif <í* fhattoñ ntmiunt dummagw capc/Junt OcciJit btc fiíimmis. Emblemata. Florentius Schoonhovius. 292. Gouda. 1618. 106 107 . 9. pág. Amsterdam. Anselmo de Boot: Symbola varia. RG. tttc ptrcmfttu a<¡*u: Mew ínpnnií hominum cali Cimffafaíi "f tenebnu prAcip FIG. Altumfapcrc pericuJoft T. 5. 1686.

defendían la tolerancia religiosa. Horacio dirige estas palabras a un tonto que va- cila en vadear un río porque aguarda a que el agua deje de correr. 1618. Los partidarios de la rígida doctrina calvinista de la predestinación encontraban creciente oposición en los más mo- derados seguidores de Arminio. una carta en la que observaba que sería útil para toda la cristiandad. pues los arminianos. reflejando obviamente la Epístola a los Romanos. En su origen este pasaje estaba relacionado con el buen sentido. Pe- ro resulta fácil comprender que en la colección de emblemas de Schoonhovius HG. no con el conocimiento. caen lastimosamente por haberse atrevido a volar demasiado alto. y el ya visto "altum sapere pericolosum". proseguía. Algunos años antes. En febrero de 1618. "sapiens supra fortunam" ("el sabio no puede ser vencido por la suerte"). Esa discusión teológica tenía evidentes conno- taciones políticas.sas e inútiles discusiones y contentándose sencillamente con la Biblia! De ese modo. y en especial para los arminianos. 108 109 . 7. Tanto la caída de Icaro. En la república holandesa. como una in- vitación a la paz religiosa. 12. se convocó un sínodo en Dordrecht. Justamente en ese mo- mento decidió Schoonhovius publicar su colección de emblemas. su contexto era nuevo en cierto sentido. (39) A fin de resolver la cuestión. un retrato del joven autor. Florentius Schoonhovius: Emblemata. (40) De modo que el emblema de Schoonhovius hacía resonar una nota ya fa- miliar. c. (42) El resultado era una suerte de equilibrio inestable: "es peligroso conocer lo que está en lo alto". el cufiado del cónsul de Haarlem escri- bió una carta que condenaba con aspereza a los necios teólogos que. Por tal motivo apoyaron a hombres como Molden Bameveldt. (41) Su significado literal es "sé sabio". "altum sapere pericolosum". que de- seaban oponerse al poder político de los pastores calvinistas. las discusiones religiosas ha- bían llegado en 1618 a un punto crucial. "Sapere aude" ha sido tomado de la epístola de Horacio a Lolio. como la máxima "noli altum sapere" circulaban ampliamente entre estos grupos reli- giosos holandeses. Grocio. nuestra próspera patria no correría el riesgo de ser reducida a ruinas por causa de las discordias peligrosas. Gouda. minoritarios. por influencia de la si- guiente máxima: "altum sapere pericolosum".7). Sin em- bargo. como Ica- ro. el significado de la primera máxima se contraponía netamente al de la última. pero "atré- vete a conocer". (38) Schoonhovius aludía a lo que en aquel momento se había convertido en un problema candente. El eje de toda la serie era el tema del conocimiento. Enseguida vienen tres emblemas: "nosce te ipsum" ("co- nócete a ti mismo"). enmarcado por las palabras "sapere aude" (fig. no numeradas (XH). poner cierto freno a esos teólogos curiosos que "procuran" (según agregaba. el significado de las palabras de Horacio es diferente. Con todo. enfrentado a la pri- mera página del texto.3) saber más de lo que deben. en cuanto símbolo de los teólogos curiosos. con evidentes sobreentendidos estoicos.c. Si observamos la pri- mera página del libro de Schoonhovius veremos ante todo. Aquí también "sapere" se ha deslizado de un ámbito moral a un ámbito intelectual. "sapientes supra id quod oportet sapere". hacia metas prohibidas. el gran filólogo clásico Casaubon había escrito al personaje más representativo de los grupos arminianos.

ardua vinces" ("si te atreves. Pero esa insis- tencia en el espíritu de búsqueda no estaba destinada a todos. pa- ra bien. vencerás toda dificultad"). de Antón van Leeuwenhoek. y aun de disenso. se observa un cuerno de la abundancia. en un compromiso político en sí misma. El lema es "Dum aúdes. Molden Barneveldt fue condenado a muerte. portadilla. diga- mos que no volvió a escribir más libros de emblemas. El significado de la viñeta puede tradu- cirse así: el Tiempo ha llegado. (44) Así. los secretos de la Naturaleza ya no son tales. Schoonhovius. ayudándolo a ascender. Este emblema alude hábil- mente a tres máximas diferentes. 8). la solidaridad con los demás intelectuales era más importante que los respectivos compromisos de carácter religioso o po- lítico.. Fueron elegidas como lema personal por Gassendi. Un año más tarde. FIG. y "sapere aude". "si te atreves. Un dios alado que esgrime una guadaña —el Tiempo— sostiene al hombre de una mano."). "Hic vero libertas aliqua inquirendi. "altum sapere". Puede decirse que una nueva imagen de los intelectuales estaba surgiendo: la misma que aun hoy. sobre todo a Francia. ya que "ardua" signi- fica también "las cosas altas". sigue viva. fundiéndolas en una sola: "Veritas filia Tem- poris" ("la Verdad es hija del Tiempo"). Leiden. sobre todo a los intelectuales"). pareceríamos estar obstaculi- zando la lenta marcha de la verdad". profesor de teología en Leiden. está la audacia ("Dum audes". el "sapere". la 110 111 . abandonó el calvinismo y se hizo católico. integrantes de una cosmopolita Respublica literatorum. (45) A comienzos del siglo XVffl apareció en Holanda un libro. Pero la difusión del nue- vo significado de las palabras de Horacio. 1719. para entender en su plenitud el significado de esta última exhortación. ¿dónde está? Basta reparar en el título del libro: Epistolae ad So- cietatem Regiam Anglicam (Cartas a la Royal Society de Inglaterra).. y proseguía: "de lo contrario. los arminianos fueron derrotados. está la altitud. como se los llamó— huyeron al exilio. Antón van Leeuwenhoek: Epistolae ad Societatem Regiam Anglicam. "Altum sapere pericolosum": la búsqueda de la verdad puede tener conse- cuencias sociales peligrosas.. no solamente sus relaciones con los liber- tins érudits sino también las que mantuvo con los arminianos exiliados en Pa- rís. (43) En tal contexto. está allí el Tiempo. Podríamos decir que la búsqueda de la verdad estaba convirtiéndose en una suerte de religión.. una república de intelectuales. la libertad de investigación debía ser concedida. de quien hay que recordar. tal vez desilusionado por los enfrentamientos religiosos de sus hermanos en la Fe. escribía a Casaubon el arminiano Conrad Vostius. que en ese período los intelectuales europeos se sentían. o para mal. "sapere aude" ("atrévete a cono- cer"). ante todo —¿o sola- mente?— a un grupo social concreto: los intelectuales. continuó. (46) el gran biólogo holandés que fue el primer hombre de ciencia que se sirvió del microscopio. Se debe recordar. Ahora bien. en 1619. muchos arminianos —o querellantes. como lo demostró el caso de Holanda. celada de nubes. 8. De paso. la victoria teológica de la ortodoxia calvinista fue acompañada por una victoria política. aut etiam dissentiendi doctis omnino concedenda est" ("De- bemos conceder cierta libertad de búsqueda. En el síno- do de Dordrecht. cada vez más. en este contexto.". Su primera pá- gina estaba adornada por una viñeta que representaba a un hombre que escala- ba una montaña (fig. En la cima. En efecto.

ne forte nec tibi parcat" (Bi- bliorum sacrorum nova editio. 1934. traducido y preparado por R. col. 12 (PL. propter incredulitatem fracti sunt. Defide.. 1866. (3) Cfr. LXXVIII. Debrunner. 1532. Alulfus. preparada por O. Roma. Supplemcntum. sed radix te. Rabanus Mauras. 1544-46). LXVm. VI. de "noli altum sapere". X. pág. 625. IL. Jaeger. cfr. 1864. XII (PL. col. LXXn. 17. 1944. Expositiones tredecim epistolarum Pauli. (11) Smaragdus. cfr. pág. preparada por la Societa Bíblica Italiana. Luculentius. 491. 1851. (6) Cfr. I. Gramática. Merk. (4) Ambrosius.. 95). V. ¿qué es el Iluminismo?. Basilaeae. Pero ésa ya es otra historia. Series latina [en adelante. es "non abbiate l'animo alie cose alte" ("no tengáis vuestro ánimo en las cosas altas"). A Greek Grammar ofthe New Teslament and Olher Early Chrisíian Literature. (preparada por S. J. también el tratado de Valla De libero arbitrio. Blass y A. La historia dieciochesca de esta exhortación a franquear los antiguos límites impuestos al conocimiento ya ha sido escri- ta. también Primasius. Sociedades Bíblicas en América Latina. cfr. pág. (5) Pelagius. CSEL. Whyte. Viena. El (PL. París. CXI. non tu radicem portas. L. 1926. Faller. col. Enarrationum in epís- tolas beati Pauli libri triginta. al traducir "altivos" disipa el equívoco. tu autem fide stas: noli altum sapere. cois. Anfossi. 1958. Dices ergo: Fracti sunt rami ut ego inserar. Si enim Deus naturalibus ramis non pepercit. 142r y y. (1) El siguiente es el texto del pasaje: "Quod si aliqui ex ramis fracti sunt. París. Migne. (9) Lactantius. 1947.. Divinae Institutiones. Bene. 113 y 114. PL]. The Renaissance ¡dea ofWisdom. págs. F. págs. 1968. Su respuesta fue: Sapere andel.. Novum Testamentum Graece et Latine. (7) Cfr. tu autem. 1890. Funk. col. 8.". en el que el pasaje paulino es cita- do en un contexto cognoscitivo (un ataque contra las presuntuosas especulaciones de los teó- logos a propósito del libre albedrío y la predestinación). preparada por J. Commentaria in epístolas S. cum oleas- ter esses. 494). 300. Epístola ad Romanos. De expositione novi Testa- 112 113 . 76-77). Oxford.. 10 vols. 1048-49). Collectiones epistolarum et evangeliorum de tempore et de sanctis. 1961. Milán. XI. cum Erasmi Praefatione. Zür Geschichte des Begriffs 'sapientia'. 1849. Rice. El significado religioso y moral de (jipovEiv.audacia intelectual de los hombres de ciencia pondrá a nuestros pies los dones de la Naturaleza. Quod si gloriaris. 1960. Paris. Laubmann. Leiden. pág. págs. 141v. Notas el mismo filósofo puso de relieve los límites del conocimiento humano. Luck. In Novum Teslamentum annotationes. a su vez y desde un punto de vista distinto. también ibid. reimpresa en 1967. París. París. Pauli. sed time. W. 65. 125): "sapere id est veritatem quaerere. Cambridge y Chicago. Oxford. 1541. The Theology ofthe Early Greek Philosophers. (8) La traducción italiana. págs. Cfr. W. La versión española (Reina-Va- lera actualizada. 29. más literal. El inestable equilibrio entre "no conocer lo que está en lo alto" y "atrévete a conocer" se había quebrado. insertas es in illis et socius radicis et pinguedinis olivae factus es: noli glorian ad- versus ramos. "Was ist Auf- klarung?". 11. Cambridge (Mass. Opera omnia. pág. Brandt y G. cois. 1726. en "Archiv für Begriffsgeschichte". Plater y H. Roma. Hamman. In aliquot novi Testamenti partes commentarii. 1862-63..209 (Sancti Ambrosii Opera. Cfr. 1161). F. Corpus scriptorum ecclesiasticorum Latinorum [en adelante. 1066). In epistolam ad Romanos (Patrologiae cursus completas.). 1958. 50-52. (10) G. es subrayado por W. 1962. A Grammar ofthe Vulgate. 813-14). cois. preparado por M. VI. págs. 5* ed. pág. si bien. (47) Es por lo menos significativo que la máxima horadaría haya sido con- siderada la expresión misma de los valores del Iluminismo. preparada por L. Valla. (2) Cfr. E. XDC. Viena. también E. Dominica prima post Teophania (PL. VII. se preguntó Kant a fines de ese siglo. preparado por A. págs. Desiderius Erasmus Roterodamus. P. 203-15. CSEL]. DC (1964). preparado por A.. Florencia. Para el texto griego. cfr. La Bibbia concordata. "fronein". No obstante. 1951. 1703-1706.

(preparado Sinnbildkunst des XVI und XVff. VI. (30) Algunas reacciones a la idea de pluralidad de los mundos. ibid. (33) Pallavicino. págs. Bolonia. 6). de libe- mentí. ciones de emblemas. Le libertinage érudit dans la prendere moítié du XVIIe siicle. Icaro. Debus. págs. Davide perseguitato. 492 y 378. Nobbs. 140.2. cfr. (35) M. Henkel y A. 1957. Emblematum líber. pág. Herveus Burgidoiensis.. véase también la recen. (25) J. edición preparada por L. pere aude!'. Cffl. Incluimos aquí (47) Cfr. 1964. 243-63. 1666.111). 1854. en Gibt es ein sprachliches Relativitátsprinzip? Untersuchungen zur Sapir-WhorfHypothese. fervensque resuscitat ignis. L. 102. De imitatione emperador Matías. París.. Ancora a proposito. 262. Epistolae ad Socíetatem Regiam Anglicam et olios ¡Ilustres viras. Le théme de Prométhée dans la littérature europienne. traducción de Niccoto Malermi. Noli altum sa. Galilei.. en "Rivista storica italiana". se re. 3). (38) Cfr. 29 (PL. págs. El texto del carmen es el siguiente: "Icare per su. F. 12 vols.20): sed ignorantiarn tuam magis fatcrc" (Thomas i Kempis. Donne. Praz. I. (36) Cfr. M.. La máxima Alien. 11. en la primera edición de la obra. 1719. en general G. 59-80. cois. Ahora la misma cera y el reavivado 14-18. Pettazzoni.. el car.. Expositio in Epístola ad Romanos. en "Rivista storica italiana". 12 (PL. Santo Oficio. pág. Medicine and Society in the Renaissance: Essays to Honor Walter Pagel. en "Philosophy of Science". Commentaría in epístolas divi da por J. las clases menos privilegiadas de la socie- (12) Biblia vulgare historíala. Primiíive High Gods. dición. 1304). Opus epistolarum. (26) Archivo del Estado. G. para que puedas enseñar. 1618 Leipzig. Hirsch. Polarity andAnalogy: Two Types of Argumentation in Early (29) Descartes.. Algunas implicacio. cambiado en "rebaño" por necesidad de la traducción. 'Et in 1943. Expositio in epistolam ad Romanos. Gipper. 365. Arcadia ego': Poussín e la tradizione elegiaca. 1684. pág.!^ 3. In 44-62. en por Ch. DerProzess der theoretis- (1974). // lapsus freudiano: psícanalisi e critica tatúale.765.12 (PZ. CUn. man's Voice and Exit Model as a Spatial Archetiype. Roma. R. 1507. Turín. Laponce. (31) S. Alciati. En las ediciones posteriores. (17) Right and Left. Amsterdam. Cabe hacer 66). Ancora a proposito di 'Sa- (Augsburgo.96. cois 662. Chicago. Francfort del Meno. Science.. 1970. en este contexto. París. en general O. Turih. praeceps / Nam cadet impostor dum super astra vehit".. CCLXXXVffl (PL. D. Rossi. S. Desiderius Erasmus Roterodamus. Guillermo de San Teodorico). con tu mismo ejemplo. Pomponazzi. págs. Pallavicino. Blumenberg. col. 250. 11. en The Panic ofGods and Other Essays. 1973. "la sociedad de las palomas" y. sobre 72 ("Constantino SacardSno"). Otto. Bolonia. edición preparada por R. Emblemata.12 (PL. logía copemicana. Pompe funebri dell'universo nella morle di Filippo Quarto U Grande re delle (20) "Noli ergo extolli de ulla arte vel scientia: sed potius time de data tib notitia. V.. (19) Cfr. Jahrhunderts. 1. cabeza abajo mien- tras vuela sobre las estrellas". en Complete Poetry and Selected Works. Dell'huomo di lettere di/eso et eméndalo. partan moralia partan etíam civilia. Trousson. VI. que es la más antigua y. Die Sprichwórter und sprichworterlichen Redensarten der Romer. págs. 1972. cois. con bibliografía.. págs. Schoonhovius. Schone. y Opera omnia. Hugo de Sánelo Victore y Quaestiones et decisiones in epístolas D. Needham. Todos los citados interpretan Rom. Pauli. en "Social Science Information". págs. págs. cit. 116 y 117.. 176-77 (carta a John Carondelet). al libro Emblemata: Handbuch zur (40) Praestantium ac eruditorum virorum Epístolas ecclesiasticae ac theologicae. (18) Cfr. Pauli epístolas. págs. Táleles) fue reemplazado por Icaro. 1970.. fuego te resucitan. págs. quicquam praedicere.672. Dialogo sopra i due massimi sistemi del mondo. 12. Amsterdam. En efecto. C. 288. págs. 2 vols. / Exemplo ut doceas dogmata certa tuo. 279-301. preparado por A.. Raggio. 1635. Archiducum. Epistolae. págs. 1854. Sosio. a Limborch). Lemay. cit. Nueva York. Cfr. (44) Praestantium ac eruditorum virorum Epistolae. (Oxford. Me propongo estudiar. Timpanaro. "Renaissance Quarterly". (15) Cfr. Xffl (34) Sobre la curiosidad. Symbola varia diversorum Principum. el importante trabajo de H. París. el emblema estaba dedicado al pere (Rom. ro arbitrio et de praedestinatione. P. Venecia. 119-28. 1686. el astrólogo (según una antigua tra. R. Sobre la máxima "Quae supra nos. 292-94. 67-81. Marciano. París. 115 114 . 248 y 168. máxima por parte de los escépticos de los siglos XVI y XVII. notar que el original italiano dice ¡a calumbara (el palomar) ha opería gli occhí. Lloyd. La máxima ha sido tomada de Horacio (Carmina. 1890. A. 1964 (muy superficial). 1967. 1600 to 1650. Marchíonum totius Italiae. 325-61 mirarlas estrellas (fíg. Londres. H. París. 114-17. Theocracy and Toleration: A Study ofthe Disputes in Dutsch Calvinismform (22) Cfr. Discurso del método. n. 102). cabe hacer notar que. M. Florencia. 11. 1864. sión. Nobility o/Man and Pluralíty of Worlds. pues caerá.) Algunos de ellos (Luculemío. 1906-58). Lotta política e pace religiosa in Francia fra Cinque e Seicento. Cfr. Lugano. Cambridge. do por G. 1855. F. 1531). Comilum & (21) Cfr. en un contexto más amplio. Libri quinqué defato. I. Turín. Ducum. redactada por W. y del mismo. págs. cumfacile isagoge. Bunker. Con todo. (43) Cfr. Turín. Londres. te hizo caer cabeza (1969).. 105. cois. 11. Hartsoeker y Ph. de Opere. cfr. Venecia. 47. término sidad ilícita. Studies in Seventeenth-Century Imagery. 1650. Vivanti. París. pág. el impostor. págs. 1634. preparada por P. An Essay on Relativity ofCategories. 1648). y H. 346 y 347. col. 11. 1973. ciL. Gouda. 12 (PL. The Myth ofPrometheus: ¡ts Survival and Metamorphoses up to sítio in epístolas Pauli. peros qiri raputs et aera. 2 vols. 1972. Heckscher y C. 131-62. 1974. Bartoli. Venturi. págs.20. chen Neugierde.) Gutüermus abbas bra. abajo en el mar mientras atravesabas volando el cielo.. edición prepara- CLXXX. q. Christi libri qualtuor. págs. 754. L'onniscienza di Dio.. Roma. Epístola ad Romanos. CLXXv. Del bene. citado de la edición ital. Expo. Pauli. el uso de esa (otras ediciones: 1625. 1. ea nihil (37) D. 1949. metafóricamente. 1966. Sancti Theoderici prope Remos. de Boot. GreekThoughl. 1925. CLXXV. Amsterdam. Eighteenth Century. 146-56. XXm (1970).. (32) V.... (14) Para el análisis de este tipo de lapsus he tenido presente como modelo a E Panofsky. (24) Cfr. ad nos". preparada por E. la más influyente de todas las colec. en // signifícalo nelle arti visive. nes psicológicas del arquetipo de la "verticalidad" son subrayadas por J. editio ad codicem autographum exacta. 2* ed. en "Journal of the Warburg and Courtauld tostitutes". Gine- Epístolam ad Romanos. 1%2. pág.. Firpo. pero muy estimulante). cfr. CLXXXI. Spagne. 338-39. E. 1849. págs. págs. prepara- Francfort del Meno. von Beitalanffy. / Astrologus caveat Leiden. págs. sin duda. preparada por R. D. 52 y 53 y passim (no convincente.. Was ist Aufklárung? Sapere aude!. a Rom. Ignatius His Conclave. Bruno Carthusianus. (16) Cfr. 1972. van Leeuwenhoek. VU. H. LXXI una traducción poco menos que literal: "El disolverse de la cera. Que se cuide el astrólogo de hacer predicciones. men titulado In astrólogos estaba ilustrado por la imagen de un astrólogo que tropezaba por 1963. Colleclanea in omites B. Ñapóles. 1. S. 308). Herveo. R. Malvezzi. Del bene. Garin. vn. 55-56. Cambridge. 1955. 1938. en cuanto extensión de la cosmo- XXH (1955). F. Firpo. la cdombara significa aquí miten explícitamente. 502-3. son analizadas por P. Roma. dad. (13) Cfr. pág. págs. 2 tomos. Hayward.Bari. (27) Cfr.. R. Utopia e riforma neU'Uluminísmo. etc. XXI (1958). una verdad muy cierta. Turín. S. 9. pág. Sedulius Scotus. LXXn (1960). cois.3 como alusión a un marco cognoscitivo (curio. LXXDC.. Pintard. (45) Cfr. París.. (39) Cfr.3. (28) G. Róheim. 1854.37). doñee / In mare praecipitem cera liquata dareL / Nunc te cera eadem (46) A. también latina "Nil linquere inausum" está tomada de Virgilio (Aeneis. (23) Tanto Icaro como Prometeo se hallan presentes en el Emblematum líber de Andrea Alciati (43) Todo ello confirma la brillante hipótesis formulada por L. Para una discusión reciente de este problema. pág. 1644. A. págs. 335. (42) Horacio. y el grabado frente a la pág.40 ("ad LoUium").

en la casa donde vive la muchacha a quien ama.. por medio de la analogía. Este pasaje del Eunuco y su repercusión en el siglo XVI nos plantean. Y a través de san Agustín. (Cabe hacer notar que. (1) Este pasaje fue citado repetidas veces por san Agustín como prueba de los funestos efectos de las pinturas lascivas. Ovidio y los códigos de la representación erótica en el siglo XVI 1. de sólo pensar que muy pronto va a imitar al mayor de los dioses. Tedeschi. comp. en escena. en The ¡nquisilion ín Earty Modern Europe. Occídent. se cuela. el público al que se dirigen las imágenes eróticas es exclusivamente 116 117 . a aquel "qui templa caeli summa suo nutu quatit". el espectador-gozador se identifica con las fi- guras que llevan a cabo el acto. que tuvieron lugar du- rante el siglo XVI en el seno de la Iglesia católica. Byzance. Tratemos de hacer una enumera- ción de los mismos. Uno de los personajes del Eunuco. por G. disfrazado de eunuco. en parte ya conocidos. el polemista dominicano Ambrogio Catarino Politi. lovem/Quo pacto Danaae misisse aiunt quondam in gre- mium imbrem aureum". El joven se regocija por dentro. Libertas ínquirendí and tht vitium curiositato ¡n Medieval Thought. la eficacia de las imá- genes sagradas. que repre- senta el encuentro amoroso de Júpiter y Dánae ("tabulam quandam pictam: ibi inerat pictura haec. en La nenien de liberté au Mayen Age. el joven Quereas. Casi treinta años an- tes. bajo el título de/n picturis cavendum esse quidquid ad libídinem provocat. (La escena ha tenido lugar ya tras las bambalinas. (2) 2. Makdisi. 190-198. y en parte no. á) Comencemos por lo más genérico: ¿cómo actúa una imagen erótica? La respuesta (se ha dicho) difiere según que el acto sexual esté directamente repre- sentado o no. Ticiano. DI. y seducirá a la muchacha: "ego homuncio hoc non facerem? facerem ego illud vero itidem ac lubens". págs. cfr. El teólogo Johannes Molanus recordó los versos de Terencio y el indignado comentario agustiniano en un ca- pítulo de su tratado Depicturis et imaginibus sacris (1570). preparado por G. una serie de problemas estrechamente vinculados entre sí. en su De cultu imagi- num (1542) había hecho lo mismo. Islam. véase de C. Quereas cuenta a su hermano lo sucedido. The Dovecote Has Opened Its Eyes: Popular Conspiracy in Seventeenth Century Italy". por evidentes razones históricas. 1986. Paiís. de manera implícita y sintética. el asunto YL fue incluido en las discusiones acerca de las imágenes.) La chica está por empezar a prepararse para tomar un baño. Ginzburg. Sobre Constantino Sacardino. y a través de la reacción del joven Quereas a la representación de los amores entre Júpiter y Dánae. aunque con una finalidad diferente: la de demostrar. Los ojos de ambos se fijan en un cuadro colgado de la pared. Dekalb. [Para una contribución específica a uno de los temas tratados en estas páginas. Hemüngsen y J. E. Peten. 1985 (con bibliografía complementaria). de Terencio. En caso afirmativo.

cada tador-gozador es el de un voyeur. vez más clara. El ataque contra el desnudo que llevó a cabo la Contrarreforma se da vez más preocupada. por el motivo ya apuntado) a las compañeras en una imaginaria rela. Uno público. do. era conservado en las residen- efecto obtenido era una desviación hacia lo alto: por medio de un código eleva. Tal re. la diferenciación entre ambos circuitos icónicos. sino también por telas y tablas. entre imágenes eróticas e imágenes sagradas era la eficacia. Opuestamente. tenemos mayores noti- asumir. una definición más amplia debería incluir también grafía se inspiraban. (10) acaso no fuera in- intencionales o sólo semiintencionales se convirtió en objeto de la atención. no sabemos. Quereas —un hombre común. al menos. Quereas podía llegar a identificarse con el supremo Ciertamente se trata de una distinción esquemática. a menudo. son aquellas imágenes que. diferentes. el episodio de David y Betsabé o el de Susana y los an- nómenos eran. prelados. sobre todo las de carácter sa- del público. dentro de qué registro estilístico podía inscribírselas. relativizada por el hecho de Júpiter. si bien recíproca y estrechamente relacionados (en cierto sentido. difícil de deshonestas" que se exhibían en "carboneras y mesones" [sic]. nes dotadas de una carga erótica cualquiera. las únicas imágenes intencionalmente eróticas que eran que Quereas había visto (la escena se desarrolla en casa de la cortesana Thais). de manera extensa y capilar. identificándose a la vez con el tes de los del pasado. pero de manera simbólica (Júpiter se apa. lo que se nos sugiere es la identificación con el blecer con las masas de fieles una relación que con frecuencia se encontraba protagonista de ese sexo. de la jerarquía católica. El propósito desnudas. ello permite al joven Quereas ocupar Mental. circunscrito y socialmente elevado. La frecuente remisión a los postulados de san Gregorio Magno era significati- rece en forma de lluvia de oro). (9) las "imágenes Pero la intencionalidad que subyace bajo la imagen es. En qué icono- descifrar. Piénsese por ejemplo en la notable difu- c) La cuestión del nivel (alto. por medallas. el dios que con el trueno hace estremecer los A ojos de un teólogo desprejuiciado como Politi. constituido heterogéneas. ca. En consecuencia. bargo. debilitada o rota (aunque en ciertos casos se trataba lisa y llanamente de esta- tador-gozador identifica en las figuras representadas (generalmente mujeres blecer sobre bases firmes una relación hasta allí inexistente). bajo) de los códigos empleados en sión de imágenes sagradas en círculos de ningún modo elevados. como el mitológico. Con todo.) Si el acto sexual no se halla representado. acto sexual se halla. imprenta había modificado ampliamente las relaciones con la palabra escrita y El voyeurismo del espectador-gozador asume un carácter narcicista: por con las imágenes. (7) Si bien esa propaganda estaba conformada por elementos muy diferen- mente el lugar de Júpiter en el lecho de Dánae. xualmente al espectador-gozador. cianos. el público y el privado. teresa: las imágenes eróticas. (4) Del cua. la cuestión de las imágenes eróticas plenamente la imagen de un san Sebastián pintado por Bartolomeo. en una tes intermedias. (6) Con toda probabilidad. el espec. Convergían en dicha atención dos fenóme. más allá de las intenciones de sus autores. como escribía Gillio. ¿Qué es una imagen erótica? En sentido estricto. de ahí la nos dispares. del espectador. tantes respecto de las imágenes sagradas. de la decisiva función de las imágenes. Ambas realidades pueden ser homogéneas o ciado. frecuente. abiertos a todo el mundo. era posible trazar analogías no del todo arbitrarias con la medio del coito. Un caso como el que relata Vasari. una que otra vez. como lo demuestran los ya proponía terminar con la exhibición. el intento de controlar. en este último caso. por gemas. representado. y se desarrollaba en un medio en el que la difusión de la propio Júpiter. En las representaciones de los amores entre Júpiter y Dánae el propaganda que se dirigía a masas integradas mayoritariamente por iletrados. El otro. nobles. mercaderes. de imáge- citados escritos de Politi y Molanus. mo la ebriedad de Noé. por un lado. conformado no dro que menciona Terencio conocemos el código cultural. co- el primero de tales fenómenos no era más que un aspecto del segundo). lo sublime). así era el cuadro Precisamente. En esencia. Esos fe. era expuesto en comicidad o la vulgaridad) o hacia lo alto (la tragedia. las dos cla- tas según sea la relación que se establece entre la realidad de la que el especta. un don nadie. cias de una élite de señores. por desgracia. para una primera aproximación al tema que nos in- imagen que se propone de manera deliberada (aunque no exclusiva) excitar se. frescos. (11) la vida sexual. mulaban el apetito sexual. mediano. admitidas en el circuito público eran. decisión de desalentar la representación de ciertos pasajes de las Escrituras. grado. iglesias y palacios públicos. pero no el estilístico solamente por frescos y estatuas. ante la generalidad del público. de piadosas mujeres perturbadas por d) Durante el siglo XVI. El primero. la creciente difusión de la imprenta. telas y tablas de grandes dimensiones. el queñas dimensiones. enunciado era solamente en parte el fruto de la actitud polémica de los protes- ción sexual. el común denominador cielos. es una aparenta ser útil. idiotarum libri. amplio y socialmente indiferen- haya sido formulada la imagen. al menos en parte. dor-gozador forma parte y la realidad representada en la imagen erótica. sí. incluso de pe- (si bien es posible conjeturarlo con relativa certeza). va. en consecuencia. (5) En cualquier caso. tanto en uno como en otro caso. gozador a la obra en sí. Existía ante todo la conciencia. un homuncio— evangelización de los bárbaros emprendida en la alta Edad Media se hace igual al supremo Júpiter. (3) Pero también pueden concretarse varian. determinada carga de erotismo a los ojos cias de las imágenes eróticas semiintencionales. En la Italia del siglo XVI podríamos distinguir esquemáticamente dos circuitos lación se halla condicionada por los códigos —cultural y estilístico— en que —llamémoslos así— icónicos. tal vez luego de cierto tiempo. puede haber una desviación hacia lo bajo (la por estatuas. Las primeras esti- b) El proceso psicológico que acabamos de describir reviste formas distin. y por el otro. el propósito de servirse de las imágenes para resta- 118 119 . otro privado. ses de imágenes estaban dirigidas a destinatarios. por reducida que fuese. y. masculino. terminan por cosas que. (8) Y sin em- las representaciones eróticas desplaza el foco de la discusión. las últimas la piedad religiosa. el papel del espec. o de una parte de él.

prototipo mismo de la imagen pinta.] sino para demostrar doble arte. Entre que un conocido estudioso la cita en forma censurada. se ocultaba a menu. en primer lugar. Hasta un repertorio mucho más vinculado con la pintura de género. En las páginas que si. M. esforzándose con entrambos brazos para retener- putatio. La fantasía erótica del siglo explícitamente eróticos. amigo y gran estima- do tras un tenue velo mitológico. Así lo hacía. et Satyrorum salaces gestus. la escasa repercusión de esta carta entre la crítica ticianesca. Como he. L.. pues que. como la que constituían los comitentes de las "poesías" del Ti. complejo: la representación del acto. ¿Pues qué? Puédese decir con veracidad que cada pincelada es como artificium peritia"— dejaban frío a Politi. que hasta parece respi- latría sino también a la libidinosidad de quienes miran "nuda Veneris aut Dia. es- rácter filosófico. [. los cupidos que la 120 121 . tológicas pintadas por el Ticiano de la tarda madurez. Las excusas que aducían esos corrompidos individuos —según las una vez más admirable maestría de este espíritu divino [Ticiano]. no su belleza penetrar en las entretelas de un joven. se hallará hombre tan agudo de vista y de juicio que al verla no la crea viva. (13) cia en cuanto a estimulación erótica que posee la obra. un hom. Muy distinta había sido la actitud de Gregorio Magno. una respuesta negativa a ese interrogante. la valoración estética en términos de verosimilitud se desli- nae membra.. en el curso del siglo XVI.]. que era posible identificar la "fuente" literaria de esa pintura. no por carencia de arte. en el cual sea posible cumplir pedidos específicos de la encumbrada clientela del pintor. tales como los pintados por el Ticiano. co. los amores de Júpiter y Dánae demostrarse la existencia de ese segundo nivel? En el caso de las "poesías" mi- podían ser considerados en el siglo XVI el . esas imá. y sobre todo algunos de los postulados implícitos en los estudios el circuito icónico privado. ¿qué efecto ha de luto. en una carta a Alessandro Contarini: "La Venus está vuelta de Pero también en relación con este tipo de representaciones se fue haciendo espaldas. El pez y el delfín que nadan junto a Europa. junto a las bacanales. por la ciano. las Venus y las Dianas. el significado es incierto]. hacer ésta. et ostentandi tada. Un estudioso.. iconológicos sobre el Ticiano. muestra en todo cier- que coleccionaban imágenes mitológicas antiguas y modernas nada menos que tos sentimientos dulces y vivos. y medio sentada sobre una rica y muelle tela violácea. que es de carne. por supuesto. tanto de do citada numerosas veces la carta que el pintor dirige a Felipe u. con la guen. en la que se la vería. negando la verdad de ese hecho! Pero. El libro postumo de Panofsky sobre el Ticiano (15) dio a esta candalosamente erótica en apariencia. sino en una oda de Horacio (Carmina. este hecho explica. la diatriba de Politi no puede dejar de aludir vez. (12) dor del Ticiano. Las imágenes intencionadamente eróticas. Ni es para asom- pués disculparlo. seguía observando Politi. brarse. Ha si- XVI disponía de un repertorio ya preexistente en la mitología clásica... aquellas que por su mano suele dar la Naturaleza [. (14) evidentemente para excluyen la posibilidad de un segundo nivel de la imagen. el propio Ticiano. mas décadas. tras temas como de formas. en la que. que es la belleza misma. ¡Y pensar que un Platina pretendió des. inaccesibles a las masas. al mismo tiempo que rastreaban en xxvii). a la "Dánae" pin. parecería que no. En todo caso. estaban por el contrario ampliamente representadas en tos estudiosos. han dado como siempre se había pensado. consideró cuadros mitológicos del Ticiano? Son varios los estudiosos que en estas últi. al punto de a cuadros de tema mitológico. Mejor hubieran hecho dichos prela. Ello era así tanto si se trataba de imágenes antiguas como de naban a las "poesías" mitológicas del Ticiano como si se tratara de cuadros pinturas o esculturas de artistas contemporáneos. entonces. Ludovico Dolce.". vergentes interpretaciones sobre su Rapto de Europa que han sido propuestas 3. En su Dis.. no ya en Ovidio. el Ante todo. Como se ve. ni. genes estaban formuladas en un código de gran altura cultural y estilística. (16) Pero nótese también lo que escribía.. o tan duro de complexión. En su gran mayoría. De ahí su intento de leer en el cuadro una complicada red de símbolos tales cuadros gran cantidad de símbolos y supersignificados recónditos. nos proponemos cuestionar algunas de las conclusiones a que llegan es- excepción ya apuntada. que no se sienta re- mandó abatir los ídolos del paganismo. enternecer y conmoverse en sus venas la sangre toda. mi señor. como Platina. no se puede dejar de destacar que los contemporáneos reaccio- código mitológico. ¿puede mos visto. la crítica eclesiástica. detectar los símbolos y las alusiones tan caros a los iconólogos. Shapiro. tal vez podría objetarse que testimonios como el citado no tada en Roma y repetida luego en varias ocasiones. mente del cuadro que acabamos de citar. del cedimien- to a las pasiones. vinculados con el estoicismo. Ahora bien. de cuííu et adoratione imaglnum (1552). si una estatua de mármol pudo por medio de los estímulos de bre embebido en la cultura pagana. volver el rostro hacia Adonis. tal Aunque vaga e indeterminada. a propósito justa- mo el de los retratos de cortesanas en la pintura veneciana. Las di- da para excitar sexualmente al espectador.. ét Bacchi et Baccantium turpes et za insensiblemente hacia la apreciación. para "variar". rar?". Pero.. La imagen de Europa arrebatada por el toro. cuando nadie tan apagado por los años. y se de obras. Politi acusó a los prelados lo... ocultaría en realidad un mensaje más comente de estudios el más autorizado de los avales. "contraria parte". reservado a la élite. En efecto las imágenes de los falsos dioses inducen no solamente a la ido. ¿es lícito definir como "intencionalmente eróticos" a estos recientemente resultan instructivas. (17) ellos hallamos. condenado por los estoicos. es decir Venus y Adonis. y tales que no se ven sino en ella. Porque al cada vez más áspera. que era inmediatamente descifrable por una clientela recordar la "Dánae que se veía toda por la parte delantera". en dar a los pobres el dinero que destinaban a la compra de esa cla. inspirándose en la orientación iconológica de Panofsky. que en las úl- cuales esas imágenes eran coleccionadas y conservadas "non venerationis aut timas partes se reconocen las señales producidas en las carnes por el estar sen- adorationis causa. merced a la condena de san Agustín. categóricamente explícita. el cual dejó por ella la espesu- podía sino prestar gran atención a cosas que el ojo espiritual no estima en abso. de ca. templar. de la efica- vinosos furores. sed spectaculi et memoriae antiquorum gratia. que no dos. por lo que es de idolatría. ra [macchia o boscaje. prometía enviar otra internacional. "poesía". decía. Os juro.

como hemos visto. como se lo ha pintado por el Ticiano es plateado. a sin duda alguna superar los milagros de vuestro divino ingenio. que es casi siempre seguido escrupulosamente. no solamente con Ovidio u Horacio. personificarían. se agregara el espíritu. compuso de la lujuria y obstante. con la izquiera mano aferrando el cuerno. No hortar a un su amigo a evitar el vínculo del matrimonio. y que nofksy ha hablado de una relación excepcionalmente profunda de Ticiano con tanto se acercan a la verdad. do demostrada. y además porque el delfín ello es cierto. dice "ride argento descrito con frecuencia. while yet. "is the Stoic program there to veil the pagan nudity?". (23) Para los cuadros mitológicos Panofsky: "Sobre los hombros suyos se sentaba la joven. deseo. el símbolo de la alegría. remaining independen! of the specific dido y sabido. 2) leyóLas metamorfosis ex- gría. junto con "the rather angular outline of his las pinturas del Ticiano. En su traducción del epi- * En el sentido de "versión en lengua vulgar". Habiendo yo de esto recogido y urdido un ejemplo tal como mejor he po- cient or modem. Se trata de la dedicatoria de Dolce a "M. o se los hacía leer e interpretar novela alejandrina que el Ticiano pudo haber leído en la vulgarización* de F. El pez de monstruosa apariencia es el símbolo del clusivamente en sus vulgarizaciones. por la "blanquísima camisa" de la sa.. [7. ha demostrado sin sombra de du.. (18) Es una suerte que argumentaciones de ese nivel hayan sido refutadas Para limitamos al caso antes recordado. Por el contrario. es en realidad insostenible.acompañan. y Horacio. entre sus hermosas sátiras nos dejó escrita una. Ticiano. (22) menos que simbolizar el sufrimiento. por el grupo de cuadros pintados por Ticiano ropa en la grupa del toro. fechada en Padua el 10 de octubre de 1538. retratos que brotan de la perfección del arte. sabemos que el Ticiano extrajo de Ovidio inspiración para la mayor vicios de las mujeres un retrato tan noble y de tanta perfección que el tal puede parte de sus "poesías" mitológicas. La obra se completaba con un texto original de lado con el estoicismo es por completo indemostrable. Ello implica dos posibilidades: o bien Ticiano estaba das que la "fuente" del Rapto de Europa no es ni Ovidio ni Horacio. ale. agudísimo y mordaz reprensor de las maldades aparece indudable? de su tiempo. sino con un pintor estrechamente vinculado con la cul- domus". con un Ovidio leído. y del modo que se ha de emplear". ha queda- nuciosamente parece haber deducido Ticiano. como es sabido. ¿Hasta qué punto es lícito aplicar con mayor ex.). autores clásicos. o bien si éstos. (20) se puede. No Ovidio. si- con prontitud. al ex- 4. sufrimiento. que es propia sólo de vos. no al texto de Ovidio. no como hombre anda de su tarda madurez se ha optado tranquilamente por la primera hipótesis. Coccio. pliamente ilustrada por Panofsky. cuya peculiaridad iconográfica no había escapado a en la década de 1520 para Alfonso de Este. y que figura antepuesta a toicas o neoplatónicas. Estamos habituados a asimilar mente" su expresión perturbada. (19) De la imaginaria obra pictórica que Achille Tazio describe mi. detectar un texto. se puede demostrar que: 1) Ticiano no sabía latín. sino que es verdadero y vivo el propio re- Según Panofksy. ballero". Mas en el retrato que digo se ve. Si todo Europa habla de "jubilosos" saltos de los delfines. Stone (h. tensión una conclusión de esa clase. Pero esa postura interpretativa. Ticiano "felt free to use all kinds of visual models. por algún humanista. en varios casos secretos del ánimo como los buenos pintores con el pincel lo que se muestra Ticiano parece no haber vacilado en alejarse de esa tradición para remiürse con el ojo. el delfín. en particular. escudriñado casi hasta los pliegues más íntimos naturaleza. veáis en el mío si los buenos escritores saben retratar tan bien con la pluma los lations and paraphrases of the Metamorphoses". Porque si a los los ojos de los contemporáneos tenían un carácter esencialmente erótico. Nos queda la desnudez Dolce. La existencia de un "programa" elaborado por un huma- A. a fin de que. y el otro no puede tura contemporánea en lengua vulgar: la de los polígrafos. es decir de los duques de Ferrara. las pasiones del ánimo: miedo. con los textos de form that should be compared with the soft roundness of both Joy and Desi. la ubicación de Eu. trans. en la cual. sino una en condiciones de leer directamente esos textos. no pudiendo entender el propio." Detrás del cuadro es posible. Juvenal. responder negativamente. es. justamente. pintor y ca- trata de un texto puramente descriptivo. (24) que hablaba ya la vulgarización de la novela de A. teniendo hacia la derecha parte asegurados entrambos contamos con un testimonio del inevitable Ludovico Dolce. para esos cuadros que. latinos y aun griegos. Para entender cabalmente todo el sabor de este desafío amigablemente lan- zado por Dolce. re". intitulado "Diálogo en el que se habla de qué clase se debe tomar espo- de Europa: velada. (21) ¿Del texto. o mejor dicho exaltada. tradition wich flourished all around him in countless illustrated editions. en este caso. no también con Mosco. dos por mucho". Pa. os lo envío ahora. que demuestra con pies. trato. sobre todo las de asunto mitológico. no tenemos que vérnosla con un pintor humanista. pero os falta la vida. y que el Ticiano no La dedicatoria dirigida al Ticiano giraba en torno del tradicional tema de la dejó de representar en su obra. se hace necesaria una puntualización. Dolce: la sexta sátira de J u venal y el epitalamio de Catulo en honor de las mito- entonces. an. sino la vulgarización de una novela alejandrina. no solamente del texto. Pero a caballo sino de lado. que en el caso del Rapto de Europa se nos mi excelso M. entre pintura y literatura: "Juvenal. no habría de ser necesaria Ovidio. el primer punto es decisivo. pues la existencia de un "programa"vincu. toda claridad que el Ticiano no estaba en condiciones de leer latín (es obvio que pues. Por supuesto. como lo demuestra "bastante apropiada. junto con vos que sois el más digno. exento de implicancias simbólicas. nista de la corte de la familia Este. Tazio. pues. una recopilación de textos que incluía dos vulgarizaciones. 3) sus innovaciones a la tradición icono- miedo. es decir en italiano. En efecto. on the whole. obra del propio piro. am. de los cuales se supone que derivan. Otro estudioso. quedan supera- directamente al texto original de Ovidio. A la típicamente iconológica pregunta que formula Sha. Ticiano. en otra oda. ante todo porque Mosco en su poema gráfica pueden remitirse a las vulgarizaciones. comparación entre las artes. lógicas bodas de Tetis y Peleo. D. o de la vulgarización del texto? la similitud de esa verdad y esa vida. Pero se tampoco griego). Uno de los cupidos voladores simboliza el deseo.] 122 123 .

las artes figurativas (que ciertamente no empieza con el Ticiano. (28) Panofsky conjetura que podría haber sido el propio texto de Ovi- a Baco fue que antes éste le había dicho dio el que sugiriera a un lector del siglo XVI como Ticiano. de que Abiantades. precisamente. 607-10: "Solus significantly indebted to any previous illustration of the Actaeon myth". Vallis erat piceis et acula densa cupressu. el Ticiano tenía a su disposición un texto buido a la lectura concienzuda del texto de Ovidio. (26) alusiones del mitógrafo por excelencia. 5. (27) El elemento más urbis/Argolicae. Arte laboratum nulla: simulaverat artem Ingenio natura suo. se habrá inspirado Ticiano para sus pinturas? ¿En las Que Ticiano se sirviera de esta cómoda vulgarización en lugar de compul- igualmente breves alusiones de Horacio? ¿En los comentarios a la Argonáutica sar. y por allí se allegó hasta su lecho lemos un ejemplo. a cabo. sintéticamente alusivos (Metamorphoses. y llevó El padre. por una hendija que en el techo quier cosa menos traducciones fieles.. una vivaz descripción (la primera de que disponemos) del temiendo por su virginidad. que ello conocía. de Apolonio Rodio? ¿O. y yació al fin con ella. En primer lugar porque. por el contrario. en Fulgencio "metaforalis" y la tradi. Panofsky. y le dijo pintor le imprimió un poderoso impulso) se corresponde con una formulación que él era Júpiter. genusque/non putet esse lovis: novedoso —dejando de lado detalles tales como la pieza de seda roja y la pre- ñeque enim lovis esse putabat/Persea. pues. Baco y Ariadna. IV. 126). (25) la gran popularidad de este mito en Después. recurriendo una vez más a Dánae. batorio de nuestra tesis. en cambio.. aunque no demostrada. puesto que ello se debe a que la respuesta a los mismos parecía evi. sino también las bases para que no era ni fragmentario ni recóndito. En realidad. aunque no lo fuera. por a la libertad inventiva del Ticiano. a través de la admi- que el osado Perseo a quien aquél tanto amaba sión de que la naturaleza imita al arte. Importa en cam. Como ya lo hizo notar Panofksy. Hasta las y de Perseo la preñó. riantes respecto de la tradición iconográfica corriente. por alcanzar todo el placer. ña. en la ocasión. como cierto lo era.talamio de Catulo. succinctae sacra Dianae. Así. en el citado texto de Catulo (véase Apéndice a es. una serie de textos clásicos y medievales.). de la pluma respecto del pincel. nuestro hombre se alejó bastante del original latino. si bien nuestro a su regazo se allegó. y a la torre en que ella estaba descendió der un texto de autor latino sin recurrir a una vulgarización. tan singular marco arquitectónico: no era hijo de Júpiter. en lluvia de oro presto se volvió reelaboraciones. textual. y por eso lo odiaba.. en 1522. te capítulo. con la ayuda de'algún humanista. nos referimos a las Metamorphosis. que Panofksy había atri- dente. the only Gothic vault in Titian's La causa de que Acrisio despreciara ceuvre". comprueba que. las vulgarizaciones del siglo XVI eran cual. 6. Pero eso no nos interesa aquí. la llamada Diana sorprendida por Acteón mientras se ba- en determinados casos. De esa forma Dolce trataba de remachar la superioridad por lo que Jove. sencia de una mujer negra entre las ninfas del séquito de Diana— es "the unex- se habían visto dilatados hasta convertirse en tres octavas: pected presence of an architectural setting: a curious combination of a rusti- cated pier with a dilapidated Gothic vault. es decir Ovidio. Después. tan suave que nadie de ello se percató. pág. que el Ticiano había pintado quince años antes. Pero la hipótesis ción mitográfica medieval? se convierte en certidumbre cuando se descubre que en las vulgarizaciones (y Resulta típico que tales interrogantes no hayan sido formulados de manera entre ellas en la de Nicoló degli Agostini) se encuentran no solamente las va- explícita. hermosa a maravilla. ab origine cretus eadem. Con mucha frecuencia se trataba de vio. para cumplir de amor sus acostumbradas empresas. Nicoló de Agustini.1538. pintó para Felipe H. dispersa y fragmentaria. de que este rey Acrisio una hija tuvo. dejó un día su divinidad bio la categórica afirmación de que Ticiano estaba imposibilitado de compren. que tan indecisa la veía. ¿En qué. Inútil sería insistir en la importancia de esa circunstancia. Cuius in extremo est antrum nemorale recessu. Formu. es una hipótesis por demás plausible. contraque Deum ferat arma. hasta ahora atribuidas sea transformaciones traducidas diligentemente del latín en vulgar verso. en mayor o menor medida abreviadas o completadas. el dios perfecto. Dánae llamada. que en cierto sentido es el más pro- 1533. al analizar una de las "poesías" que Ticiano La "diligencia" de que se jacta el título no había impedido al vulgarizador. inspirándose reclusa en una torre la tenía. libro reimpreso frecuentemente (por ejemplo. nam pumice vivo 124 125 .. en época de la Antigüedad clásica. Comencemos por este último caso. son breves y circuns- tanciales.1527. /Acrisius superest. cinco ver. o ciertas innovaciones respecto del propio texto de Ovidio. quem pluvio Dánae conceperat auro"). este cuadro "is not sos de Ovidio. como es bien sabido. introducir verdaderos añadidos al texto. qui moenibus arceat se trata de una iconografía creada "almost ex nihilo". Cuya gestación fue por efecto Nomine Gargaphie. desde el punto de vista compositivo. con gran custodia y mucha dignidad.

trató de alterar la posición de Andrómeda. Ahora bien. zación la nombra nada menos que seis veces. y puntas y hojas. recta sino curva. está mucho más cerca de la solución figurativa que notado rotundamente que la escena de Diana y Acteón tiene lugar. Hemos dejado para el final el caso de Persea y Andrómeda. Acteón. en este caso al menos. las fotografías con rayos X publicadas por Gould demuestran que Ticiano. "ferrum curvo tenus abbidit hamo". a modo de una cuenca. ovoides y el otro bajo. ciana de 1538 de la citada vulgarización (cfr. que apareció en Venecia en 1522.727). lo que es una exacerbación del (LE de tantas gotas un arroyo crece original. De modo que también en el caso de Perseo y Andrómeda la vinculación tura romana. es decir. cómo la vulgarización de Giovanni Andrea dell Pero la vulgarización de Anguillara se revela decisiva. ausente de ellas. "también con elfaldon la golpeó un rato". la natura en la marga había excavado. y cabe hacer notar que en la primera edición de la más caprichosos no podría hacer. como había escrito Ovidio. enviado al papa León X en 1515 (se ha pensado en Rafael). 3) la espada de Teseo. 8. sino resaltado por un subtítulo específico. De los citados versos desde un principio. beza abajo". aparecida en Venecia en 1555. La disposición com- rincones tiene tales que el cincel positiva de ambos es idéntica. los lados. verberat ense". sin dudas. "de los árboles aún no podados" a los que se les "plegaban las ramas. hoy en la Wallace Co- Troncos. elementos que no cuentan con antecedentes previos en las representaciones I i Un nativo arco aquel antro comparte. El término praeceps se vierte con exactitud: "y de ella se alejó ca- Una gota por otra es sucedida. los brazos alzados detrás de la cabeza. Dt. con muchas pirámi (Metamorphoses. con el grabado de Perseo y Andrómeda incluido en la impresión vene- de él penden. No obstan- La insistencia del vulgarizador en la extraordinaria arquitectura natural de te. 666. en la vulgarización falta precisamente toda referencia a pinos y ciprescs En la dicha Gargafia aquella noble parte 7. (29) vulgarización de Agostini. "fálcalo Gotea todo en redor el antro. Perseo baja del cielo a la derecha de Andrómeda. los corales. de del cielo cabeza abajo (praeceps. y se les Fons sonat a dextra. (34) Sólo en un da de agua sino. la sugerencia de caracterizar tal arquitectu. con un brazo alzado y ra como gótica. citada vulgarización de Niccoló degli Agostini. en un bos Ticiano adoptó: que. Et levibus tofis nativum duxerat arcum. "volvió a tomar su faldón". "empuñó su faldón". para la génesis di-1 Anguillara. por más que la espada curva esté que muestran ser de artífice muy apto. ataban juntas"? ¿Y acaso Vasari no había definido a la arquitectura gótica co Margine gramineo pabilos succinctus hiatus. "troncos. uno encima del otro. por añadidura. "pero no de cipreses y de pinos". 9 y 10). mo "una maldición de tabernaculitos. y no atados a la espalda. el coral no sólo ha sido traducido. mil formas tiene. respecto del de la que silvestre cuidado tenía la diosa: cual la demostración por parte de Panofsky de su dependencia con el texto lan no es la gruta fabricada con arte. dice el texto). Metamorphoses. segundo momento llegó el pintor a la solución definitiva. bía ya afirmado que los arcos de medio punto del estilo gótico habían nacido ¿de qué clase de vulgarización se trataba? 126 127 . la vulgari- 110 y aunque no es el goteo continuado. tenui perlucidus unda. III. por los elementos pletado el Acteón. Allí vemos que el pasaje sobre donde más profunda. pintándola con de Anguillara tomó el pintor no solamente la idea de la "cuenca" natural colma. Basta comparar esa pintura de Ticiano. En cuanto al arma de hoja curvada que blande Perseo. gurativas del mito de Andrómeda: 1) las ramificaciones de coral en la orilla. esto es "hoja de guadaña": hasta llenar el hueco. sin embargo. ni más hermosos. entre Ticiano y Ovidio tiene lugar por medio de una vulgarización. además de en positivo. la gruta no podía dejar de causar impresión en el Ticiano. creado por natura. (31) Ahora bien. (32) Pero vayamos a la ya y una clara fuente forma hacia el diestro lado. ovoides y esponjosas pirámides llection. no sólo por los que agrega al texto latino. 2) la postura de Teseo. sino parece imposible que se sostengan"? (30) Obsérvese. que descicn toda de frágil marga es la caverna. y que también se extiende notablemente más que el pasaje que suprime. y por las gotas y el hielo roto y cuarteado. "y con el faldón la hería a menudo". (35) esponjosas pirámides": ¿acaso el anónimo autor del informe sobre la arquitec. variadas y caprichosas.720. no sólo del texto de la vulgarización. "Mil formas—variadas y caprichosas". no y su entrada. no se nos aparece más clara que en ninguna otra parte. "después con el faldón se De ese antro el techo. sino de las ilustraciones que lo acompañan. en lugar de hacerlo a la izquierda. figs. que en medio se halla a los nativos muros. volvió hacia la fiera". El término usado en italiano es faldón. también en negativo. que Ovidio menciona al final del episodio. Ticiano tomó inspiración. Ya Cavalcaselle había original sobre el episodio. IV. y aun la bóveda interna. y desborda y sale. cuatro años antes de que fuera com. (33) Pero no acaba aquí la cosa. Hay en este cuadro tres sino el arte imitando la natura. que no es que puedan o no estar. sí. no ha. aquí también en estricta conformidad con las palabras de Ovi dio ("teloque accingitur unco". 155-63) des. que al goteo hacen de acueducto. también.

Venecia. Londres. 128 129 . c. traducido por Nicoló di Agustini. 1501. en Ovidio: Metamorphoses. c. FIG. Venecia. FIG. en Ovidio: Metamorphoseos vulgare. XXXmír. 10. Persea y Andrómeda. 43v. FIG. 9. 11. Ticiano: Persea y Andrómeda. Persea y Andrómeda. Colección Wallace. 1538.

empezando por la Ginebra de Calvino? (40) Es probable que. sí. 11). el pecado que era tratado con mayor detenimiento 9. gundo. Pintores contemporáneos. vulgarizada y alego. tanto las alegorías como la vulgarización de este Bonsignori esta. estatuas antiguas fecha empezó a tomar cuerpo el proceso de control y represión capilar de la e incluso. carlo. es menester volver a la ya apuntada distinción-contraposición entre los trar este aserto será suficiente cumplir con un rápido salto atrás en el tiempo. Amplio y socialmente indiferen- La versión en octavas de Agostini.. nos permite recapitular rápidamente la transferencia tex. había tenido que atravesar una doble. clases sociales. un paño ciñe pudorosamente los flancos de Andrómeda. Los desnudos que adornan las obras del siglo XVI conservadas en liano) convirtiéndose en oro se extendió y llovió sobre el lecho de Dánae". "Después. tura muy diferente de la comúnmente establecida. XVI nos proporciona un primero. en lluvia de que aparecen en tantos emblemas de talleres tipográficos— no pocas veces es- oro presto se volvió/y por allí se allegó hasta su lecho. Al tachar o cubrir los atribu- ni. haya que explicar todo eso con las tensiones demográficas que iban sur- 130 131 . del todo idénticas. en ita. de todos modos. Pero. Gracias a la imprenta. resulta confirmada por un indicio marginal. en la Umbría. incrementó de golpe. con alegorías en prosa intercaladas. deñable. de Agostini. de los manuales para caso. (37) Un detalle nimio. el Celo contrarreformista. Pues bien. la po. como la Verdad o la Fortuna.) ta 1540. de Dante Alighieri. respecto de la pintura del Ticiano. tal vez triple mediación (¿Giovan. después sería la lujuria. relativamente bajo. terminaban por confluir. que rial de una vulgarización anterior. el público y el privado. más o menos en el mismo período. a la las vulgarizaciones ovidianas. Para demos. pero no des- rum liquefactum et pluit in gremium Danaes". com- serie de alegorías en prosa. el acervo de palabras e imágenes de esas de marzo de 1370. leído. oculta tras esta expresión tan trillada y que. confesores y penitentes impresos en Italia entre fines del siglo XV y fines del seo es una especie de cimitarra. puntualiza que Júpiter "cum videret unwn foramen ibi convertit se in au. c) el texto de la versión imágenes que con frecuencia la acompañaban. 10) o bien la de Bonsignori (cfr. otra parte. pero. se trata de una contraposición sumaria. ¿qué es lo que se germen compositivo de Persea y Andrómeda. sin embargo. b) las ilustraciones que acompa. Alrededor de esa riales figurativos es bien conocida. el arma de Per. versifica Agosti. Has- sición de ambos personajes está invertida. ni del Virgilio .. Sin embargo. publicada varias veces a partir de 1497. dos circuitos icónicos. Análogamente. en relación con las contradicciones vos como verbales. un cotejo entre ambas vulgarizaciones demuestra que a) las dos comprenden una público de perfil aún indefinido para nosotros pero que. se ciado. una imagen de su cul. aunque las de la más antigua de las entró en contacto no solamente con la página impresa. Igualmente conocido es el hecho de que las contradicciones típicas de una sociedad en la que el comercio tenía un papel los estímulos a ese extraordinario grado de inventiva tanto podían ser figurati. sirve de base a la versión en octavas de Agostini. Como ya hemos advertido. con todo. (Se notará que. resultado. fig. formas de control análogas se manifestaron también en los países protestantes. se tra- paráfrasis ovidiana. que Ticiano había ban. en último análi- sis. tán desfigurados por la pluma de antiguos lectores. por una hendija que en el techo/vio. (39) Por lo que atañe a nuestro proble- Ahora bien. incluso. Un la difusión de la imprenta desarticuló en gran medida. Por tual que acabamos de delinear. campesinos) ñan a ambas son en lo sustancial idénticas. esos lectores daban curso a un impulso anímico (o físico) tal vez efímero. en prosa. Sólo ahora comienzan a investigarse las repercusiones. tra. nuestras bibliotecas —desnudos a veces casuales. La demostración que acaba de brindarse de la sola utiliza. Para expli- renacentistas del siglo XVI. sino también con las vulgarizaciones son de factura muchos menos burda. se remon. pero. la carga erótica de esas representaciones. Tal vez esta afirmación suene a paradoja. ta de imágenes que fueron capaces de fecundar la fantasía de un Ticiano. y ciertamente no inesperado. podrá decirse. el maestro de Bolonia que fue contemporáneo vulgarizaciones de las Metamorfosis. presu- rizada" por un tal Giovanni Bonsignori. de Citta di Castello. (36) miblemente enormes. "Por un agujero (forame. como en este caso.Niccoló Agostini?). declara que la obra ha sido "compuesta. La falta de prejuicios del Ticiano para el uso de los más diversos mate. era la avaricia. o bien la vulgarización de Agostini que usar? (cfr. La existencia de libros a precio más antigua. (38) tos sexuales de hombres o mujeres en las figuras con las que sus ojos tropeza- Esto significa que la vulgarización de las Metamorfosis. el primero. duce Bonsignori. prendía a algunas capas sociales inferiores (artesanos e. podemos tan sólo conjeturar el grado de enriquecimiento de la imaginación ban copiadas en gran parte de las alegorías y la paráfrasis de las Metamorfosis erótica provocado por imágenes como la Andrómeda desnuda que ilustraba las debidas a Giovanni del Virgilio. por desgracia apenas iniciado. en el primer 10. ¿por qué debían pasar a ocupar un segundo plano en un lenguaje que era solamente suyo. que debemos a Dolce y a Anguillara. En ese mismo año concluye el éxito edito. Del Virgilio. introducido por del Virgilio en su por tratarse de imágenes a menudo burdas y rudimentarias. circunscrito y socialmente elevado el se- imprimió por vez primera en 1522.". ma. tan importante (si bien no preponderante). por manos inexpertas.Giovanni Bonsignore . ción por Ticiano de textos vulgarizados nos da. apartándose de la tradición prece. en lo que respecta a los países católicos. Ahora bien. la pintura del Ticiano. como se recordará. de ese fenómeno. relacionadas con la vida sexual? ¿Y por qué. y tanto en ¿quién era el autor de la versión en prosa? El premio. La versión de las Metamorfosis en octavas. por lo común ilustrados. con frecuencia trazadas dente. las más o menos rudimentarias ilustraciones de vida sexual que solemos atribuir. Un relevamiento. vale decir las representaciones eróticas del siglo XVI. con amplia diferencia. fig. aproximadamente. pero que a la ve¿ demostraba que tales imágenes no los dejaban indiferentes. que lleva la fecha del 20 sentido cuantitativo como cualitativo. amasados y fundidos Contrarreforma. puede considerar. Se nos podrá preguntar qué tiene que ver todo esto con la cuestión de la se una suerte de nexo entre las vulgarizaciones medievales y las genuinamente cual partimos. no podemos menos taba a las ilustraciones que acompañaban.

el mundo refinado y complejo de raucisonos efflabant comua bombos./otros.. no solamente tullo nelle nozze di Peleo et di Theti. tu/Talibus amplifico vestis decórala figuris/Pulvinar complexa suo velabat tradores de los libros de estampas bajo formas a menudo humildes y rudimen. a guisa de ebrios7y llenos de fu- ror. como la difusión de la italiana de Dolce. y ceñidos/de uvas y flores sus rubios cabe- Metamorfosis vulgarizadas. sosteniendo en alto/con ambas manos. 1538. se ofrecieron pues. Sueno: y Terencio. en torno de los sentidos del tacto y del oído. como el personaje de llos. sus fantasías más secretas en las gestas amorosas de los dioses an../Otro agitaba la lanza que en la mano/llevaba./sacrificios a Baco^los sacrificios que en vano oír procura/quien no ha sido iniciado en sus misterios. Sólo en el transcurso del siglo XVI la vista empieza a surgir lentamente con Las "fuentes" literarias de Baco y Ariadna han sido enumeradas por Pa- el sentido erótico privilegiado./Barbaraque horribili stridebat tibia can- las divinidades paganas recreadas por los humanistas era traducido por los ilus. tanto laicas como eclesiásticas. tumefaclo e hinchado/de vino. seguidos de la vulgarización relacionada con circunstancias históricas específicas. lascivia turpia et inhonesta ad provocandum" es Apéndice pecado mortal. inmediatamente después del tacto./.giendo en las sociedades europeas. Pero la circularidad de las imágenes eró. en los cóncavos cestos celebraban/ como solían./Pars sese tortis serpentibus incingebant. con voz amena/llamando a Baco y balanceando la cabeza. aunque en cres passim lymphata mente furebant/Evoe bacchantes. bajo los cuales/se escondía la aguda. evoe. banzas a su manera/y hacían distintos gestos. Lo epithalamio di Ca- ticas en el siglo XVI todavía está por ser explorada./Luego sobre el borriquillo venía. con la salvedad de que a veces tenía lugar un fenómeno inverso. P r-v): "Al otro lado de la Felipe n en su cámara privada. dan- do su aliento a retorcido cuerno/el cielo en tomo colmaban de roncas voces/y en fin. Hacer "cantiones vel sonetos. tuoque incensus amore.. como no fuera entre las capas eleva- das. realista aliae proceris tympana palmis^Aut tereti tenuis tinnitus aere ciebant/Multis o cómico. tendrá un importante "At parte ex alia florens volitabat Iacchus. Dialogo in cid si parla di che qualitá si dee tor moglie. han de haber proyectado. (43) esta erotización de la vista respecto del oído.../Pars obscura cavis pasar bastante tiempo antes de que las representaciones eróticas reemplazaran celebraban! orgia cistis^Orgia./cum thiaso Satyrorum et Nysi- papel. amictu. de la escena de género../Harum pars tecla quatiebant cúspide thyrsos-yPars e divulso raptabant por los prelados y nobles execrados por Politi a mediados de ese siglo. sino también muchos anónimos lectores de las rica labor/veíase a Baco coronado." tarias. y elevarte/a sem- 132 133 . Las oportunidades sociales que favorecen la transgre- sión al mandamiento de "no fornicar" son ante todo los bailes y las canciones./Muchos. entretejida de pámpanos y frondas/de la vid para él sacra. Ariadna. quae frustra cupiunt audire profanir/Plangebant al culturalmente elevado código mitológico por el de mediana entidad. La vista casi ni se menciona. Los minuciosos análisis del pecado de lujuria giran. genis Silénis/Te quaerens. Debía membra iuvenco./Algún otro en los panderos resonantes/con duro leño golpeaba. capita inflecten- limitada medida. imprenta y el aumento en la circulación de las imágenes. ninfas y bacantes. como en Veamos la versión de Dolce (Paraphrasi nella sesta sátira di Giuvenale. a los ojos de un público mucho más vasto que el conformado tes. Por cierto. escribía en su manual para confesores Bartolomeo Caimi.Quae tum ála- Dianas y Venus desnudas. sencillamente porque su difusión debe haber sido mínima o nula. con horrible sonjal mismo tiempo hinchando ambas me- jillas/que de lejos venía haciendo vibrar la tromba:/y no por otra causa se acer- caba/el siempre rubio y juvenil Dios^que para ser tu esposo. asumió formas diferentes según las si- tuaciones políticas y religiosas./otros con las retorcidas serpientes que aferraban/ se circundaban el pecho y el cuello. Venecia. Pero el análisis de los libros de confesores nos plantea otro motivo de re- flexión menos evidente. hórrida punta/Mostraban otros. Entretanto. los ensagrentados/miembros de un novi- llo en muchas partes dividido. el caso de l&Andrómeda del Ticiano. alguno había. lo rodeaba/nutrido coro de Sátiros y Silvanos/todos los cuales profieren ala- tiguos.. de los versos 252-67 del carmen LXIV de Catulo. (42) No ponía en guardia contra las imágenes deshonestas. 141-43).. A continuación reproduzco el texto aún no escrita de los sentidos. págs. o acaso/daba de angosta caña un tenue son. (41) si bien el control ejercido por las auto- ridades. hasta bien entrado el siglo XVI. En la historia nofsky (Problems in Titian.

febrero 1976. (13) Cfr. XXXVni). 1972. D. De historia sancionan ima- ginum el picturarum.. y el ensayo de L. (14) Cfr. Eunuchus. xvii (1970). cit-.. Nochlin. Florencia. pág. en un contexto dife- rente. Orlando. cit. La diferenciación. Londres. en la misma línea interpretativa pero con el agregado de nuevos elementos. 173-91... (15) E. en Scritti. (5) El fresco pompeyano que reproduce W. xxxiv (1971). m. pág. viii (1954). ardiente y arrebatado/por tus bellezas. N* 29. I. 1879.. Considerazioni sul sesso e sul riso. págs. Taiano. Raccolta di lettere sulla pittura. pág. págs... 1759. Culture and Society in Renaissance Italy. N" 28. 1969. edición preparada por M. será tratado en otra parte. Nochlin. (10) Cfr. 1972 (Art News Annual. definiríamos como "pornográficas" a las representaciones que se proponen de manera exclusiva la excitación sexual del espectador. Hess y L. til. Vasari. Le vite." Bastaría reparar en la referencia al "tumefacto e hinchado" Sueno. 142-143. o dirigidas a un público homosexual. Panofsky. 1420-1540. Tifian's "Rape of Europa". 165) en favor de la tradicional hipótesis ovidiana. 201-18. en De artibus opúsculo XL. Connolly Jr. Burke. 1. Kecordedfrom Dark Recollection. Goddess and Courtesan. N9 24. Freedberg... Essays in honor of Erwin Panofsky. Nueva York. en "The Art Bulletin". Freedberg. 1552. P. para probar que Dolce.. Shapiro.541 y siguientes).. 1730-1970. Freedberg. Mostly Iconographic. (7) Cfr. Roma.. Flora. Johannes Molanus. 9 y sigs. n. Watson. Johannes Molonas on Provocalive Painting. en "Stru- menti critici". pág.. en "Journal of the Warburg and Courtauld Insti- tutes". Roma.. B. ed.. The Source ofTiíian's Rape of Europa. M. 199-208. Johannes Molanus. trad. Stone jr. 17.. El problema de las imágenes explícitamente homosexuales. en Woman as Sex Object. IV. véase más ade- lante. An Early Versión ofTitian's Danae. F.. Titian's Rape of Europa: A Bride Stripped Daré. Roma. Un "Discorso sopra l'onesta delle imagini" diRinaldo Corso. Roma. nota 15. 109-116. A. págs. Problems in Tillan. L. Notas - (1) Terencio. es descartada por Panofsky (Problems. ¡n onore di Mario Salmi. 1963. Su teoría della letteratura e divisione del lavoro intellettuale.. 1969. ffl. soberbio lecho./ Por esas figuras. 259-260. 5. 1976. An Analysis ofTiíian Replicas. 1961. Held. págs. pág. (8) Esta distinción se basa de manera amplia en P. 241.. pág. compila- do por Th. ornado y bello/la rica tela de orgullosa colcha/servía al marital. J. G. de una deriva- ción de "such more recóndito authors as Moschus". en "Ar- te Véneta". 47-49. 144. es retoma- da aquí en la acepción de E. pues. en "Sto- ria deU'arte". en "Gazette des Beaux-Arts". 249-58.. N» 2. Barocchi. (9) Cfr. págs. ya formulada anteriormente. págs. entre los distintos niveles estilísticos. figura 5 del resumen.. págs. 242. 115. Al pasaje de san Agustín alude. H. de cultu el adoratione imaginara. O. Capítulo 42. Milanesi. en "u Caffe". págs. (4) Cfr. 1956). (12) Cfr.. págs.. Florencia. que Ca- tulo no menciona (aunque sí se halla presente en el cortejo de Baco descrito por Ovidio en el Arte de amar. Meiss. Londres. más que traducir. 158. (19) Cfr. P. 140-141.. 188. en De artibus opúsculo. G. ítalo Calvino. clásica y medieval. L. La hipótesis.. 3-5. Raccolta. Disputatio. Heckscher. in. liv (1972). págs. Studies in Erotic Art. 241. 22. Nueva York. (3) Cfr.. (11) Cfr. intentaba brindar un equivalente literario del cuadro del Ticiano. italiana. tXXVH (1971). (2) Cfr. NP 1225.. La cita censurada se encuentra en R. 1757. pág. (18) Cfr. pawim. Pallucchini. scultura ed architettura. (Véase también ahora. (6) En cambio. ibid.) 134 135 . (17) Cfr. (16) Cfr. Turín.piterna gloria. Auerbach (Mimesis. II realismo nella letteratura accidéntale. Respecto de ésta. cit. J. S. cit. Tietze. Catarino Politi. pág. págs. nota 15. F. Libro u. S. págs. oh mujer desconsolada.

C. Dionisotti. vil (1901). Véase además. pág. La sodomía á l'époque moderne en Suisse romande.. D.. c. las teón como a Diana y Calixto. condenados al sea y Andromeda se encontraba en España ya desde el año anterior.!) sino a cuestionar la hipótesis de Panofsky acerca de la (35) Según Panofsky (Problems. en Problems. Turín. W. que no estaba por cierto dirigida a negar la capaci- Magazine". Raffaello nei documenti nelle testimoníame dei contemporánea e nella lette. 193-194. 157. el ensayo de M... 167). Giovanni.. A. también Panofsky recuerda este Malerei. 43v-44v. (38) Cfr.. Crowe. Florencia. Problems. es muy diferente de la pintura del Ticiano. Tiziano. Bemerkungen zur sa la dei Giganíi Giulio Romanos. Los intentos de relativizar la impor- ción ovidiana de Bernard Salomón (Lyon. las vulgarizaciones del texto de Ovidio. de todos modos. Cavalcaselle y J. E. F. 1555".. Tiziano e la letteratura. la sua vita e i sitoi tempi. Guthmüller.. 1551. El tema de una "historia de los Holland". (21) Cfr. y formulo la aclaración de que mi referencia a la Dánae (33) La Melamorphosi. se alude tanto a Diana y Ac. 140-141. Giovanni del Virgilio espositore delle "Metamorfosi". Biblioteca Casanatense.(20) Cfr... (42) B. 29. et les humanisles. V. F. El cosmos de un molinero el Arelino. Da Tiziano a Tiziano.. Respecto del significado de la consolidación literaria de este último. (37) Cfr. págs. G. Venecia. en Tiziano Vecellio (Actas del Congreso dei Linceí. págs. 1974. tancia del tan claro pasaje de la citada dedicatoria de Dolce están. a la prime- tender excesiva) las implicaciones estoicas propuestas por Shapiro. Golzio. Geografía e storia delta letteratura italiana. en Tiziano e U manierismo europeo. P. Nicoló (41) A ese respecto. ce. en "The Burlington comprendido el sentido de mi argumentación.. y el artículo Bonsignori. 1968 (1* ed. colaboraciones de C. II cosmo di un mugnaio del '500 ("El queso y los gusanos. De distinta opinión es A. (36) Respecto de todo este asunto. 36r y v.. Febvre.. fueron republica- (27) Panofsky. Shapiro. 42r. 1936. págs. la útil investigación de 29. 1878. Ve. (40) Cfr. (43) Véanse las muy sugestivas alusiones de L. págs. 167-168. en el mismo volumen. pie de imprenta: Bernardino de' Bindoni.. The "Perseus and Andromeda" and Titian's "Poesie". Grendler. 48). 86. Nótese que Stone no excluye (con prudencia a mi en. chen Institutes in Florenz". muy agudas observaciones de C. 1 (1933). Gould. Respecto de la importancia que revisten las ciano.. 1977. sentidos" había sido propuesto en una famosa página de los Manuscritos parisienses de (26) Ovidio.. Bolonia. sin mención de editor. quien polemiza (véase págs. 1023-33. el texto completo de las alegorías. también Vasari. Véanse. 27. ce. el del modo. véanse las del siglo XVI"). F. 35-68 (libro que me fue señalado por Cario Dionisot- Le vite. manuscrito 1369. vulgarizaciones de Ovidio para el Ticiano. págs. The Paintings of Tillan. P. lo del aspecto gótico de la gruta depende de una erró. necia. 1874. 41r. En relación con (28) Ibid. Uebersetzung im Bezugsfeld Original-Leser am Beispiel ¡íalienischer Uebersetzungen der Meía- ta reza: "In Vinegia.. analizada más atrás.edición no pagi- (24) Dialogo in cui si parla di che qualita si dee tor moglie. Herlihy formuló consideraciones interesantes en ocasión de su participa- Franco and Ortensio Lando. 203 y siguientes.. el autor publica párrafos de la paráfrasis y.. Problems. ce. aparecida en Venecia en 1497). Sobre la dedicatoria de Dolce al Ticiano. 1942).. pág. nombre del traductor de Achule Tazio. 29v (que contiene los apuntes de la pará- frasis ovidiana dictada por Giovanni del Virgilio en el "Estudio" bolones). Problems. obviamente. No obstante. pág. cit. 1501. Panofsky... esta última solución fue sugerida por la ilustra. 233-51. págs. Madison. Le Metamorphosi. pero Charles Hope me informa que el Per. pág. p. Le probléme de l'incroyance au XVIe (25) Cfr. del Ticiano era válida para las dos versiones. Venecia..Interrogatoriumsive confessionale.. Ovidio. 1975. En cuanto al resto. 1980. III: The Myíhological and C. Jarhundert. en "Mitteilungen des Kunsthistoris- pasaje. 157-159. Tiziano e Aretino. [Estas páginas. págs. cit.] indicación de un pasaje de Achule Tazio que describe un cuadro en el que se representa a Perseo y Andromeda (Dell'amare diLeucippe e Clilophonté. Anión Francesco Doni. suele. Para Wethey. Meta- morphoseos vulgare.) con la interpretación que he propuesto. siguiendo a Dionisotli. pág. das en las actas del congreso Ticiano y Venecia.. con un pie de imprenta que dice "per Christofolo de Pensa ad in stantia del nobile homo miser Lucantonio Zonta florentino. • verso. cfr. cit.. 1976. I. Pallucchini. de setiembre de 1976. 1978 (si bien todo el ensayo es importante). a propósito del (32) Cfr. 1933 (extracto del "Giornale dantesco"). cit. Dionisotti. 1538. no me parece que Gentili haya (34) Cfr. Le allegarte ovidiane di Giovanni del Virgilio. 24-33. Panofsky. Tommasini-Mattiucci. di Giovanni Andrea dell'Anguillara. Del mismo autor. en el mismo el texto de Ovidio no hay referencia alguna al "architectural design" introducido por el Ti. en "Bibliotheque d'Humanisme et Renaissance". CÍL. También a Hope debo la fracaso. Le opere volgari a stampa dei secoli XIII e XIV. G. págs. pág. II. Der gefesselte Eros (Zar Genealogie von Rembrandls Danae). el pie de impren. cit. debería haber citado a B. 31- (31) Cfr. a propósito del Acteón.. (23) Cfr. nada. en apéndice. pág. Marchesi. Zerner. en "Annales ESC'. Zambrini.135-45. 18844. París. véanse las pumualizaciones de nea interpretación de Panofsky (Wethey. págs. en "Oud. 112-17. dad inventiva del Ticiano (¡nada menos.. per Nicoló di Agustini. Wisconsin. desprovistas de material ilustrativo por un error editorial. según Zambrini. 1557). pág.. Panofsky. Venecia. en particular pág. el cual. págs. Ciudad del Vaticano. el mismo Wethey destaca que en R... 119-27. XXXfflr (se trata de la 136 137 . Ticiano siguió los lincamientos de la vulgarización de An. Roma. ción en la mesa redonda de Venecia.. Crilics of the Ilalian World (1530-1560).. nella bottega d'Erasmo. c. C. 158. che si ha a tenere. Cfr.. Londres. en "Studi romanzi". según quien esto escribe. E. 250-51. Ghisalberti. Florencia. Florencia. cit. La religión de Rabelais. (39) Quien escribe estas líneas ha realizado también un intento en ese sentido: llformaggio e i (22) No me parece que se hayan extraído todas las implicaciones de la relación entre el Ticiano y vermi. Hope y H. ha insistido. 173 y sigs. cit. págs. en el Dizionario Biográfico degli italiani. xxxvi (30) Cfr. A. 1967. idéntica. 73). He corregido un error. cit. vi (1909). 1969. Tiíien guillara. (1974).. págs. pie de imprenta: Curtió Navo e fratelli. Chastel. Campori. Sobre los "polígrafos" del siglo XVI. c. cfr. págs. ra.. Tillan's. 1538. c. Roma. véase también Ovidübersetzungen und mythologische ratura del suo secólo. Caimi. volumen. morphosen Ovids im 16. appresso Vincenzo Valgrisi. xxi (1977). vinculadas con los temas aquí tratados. Tiziano e gliEstensi en "Nuova Antología". 1541 . 35v-37r). Venecia. En la segunda cita. Gregori. 114. Fatti e figure distaría lettera- ria di Cittd di Caslello. Die literarische (29) Delle metamorfosi d'Ovidio libri ¡II. edición preparada por Histórica! Paintings. dependencia del pintor respecto del texto en latín de Ovidio. segunda impresión de la vulgarización de Bonsignori. ti). B.. Turín. Gentili. 1030. en el "Bollettino deila regia deputazione di storia patria per l'Um- bria". Monter. Le Melamorphosi cioé trasmuíationi tradotte dal latino diligentemente in volgar Marx. 587. 730-31.. nota 47. cv (1963). 1980. 138.

tan profun. y con resultados prácticos monstruosos) a un problema muy real. Dumézil bre que pocos años después pagaría con su vida el delito de haber participado publicó una segunda versión del libro. con todo. se prolongent certains penchants. (6) el gran sinólogo Marcel Granel. pero no remite a pasajes específicos del libro de marras. da- lorique" hubo un elogio significativamente más caluroso. comment. S. ni indiscriminada. después de examinar los aspectos hislórico-cruditos de la fundada. otros tantos testimonios de una búsqueda que no terminaba ser sous nos yeux. la autocrítica y la constante revisión son dos características típicas de la obra de Dumézil. nico y espíritu alemán". Gutenbrunner evaluó de modo en general positivo las comparacio- Aún hoy. aunque parcial. el de investigación. sería muy afín al régimen de Vichy). para muchos. mystiquement juveniles que deja décelait. que no estaba referi- da la profundidad y el relieve alcanzados por una obra que se prolonga desde do sólo al libro en su conjunto sino también. Mitología germánica y nazismo 2. Momigliano menciona el libro Mythes et dieux des Germains. Veinte años después. luciones. que —sin demasiadas sutilezas— reivindica problemas y so- siquiera es fácil encontrarlo en las grandes bibliotecas. kengut) nacionalsocialista. se está verificando una revalorización de la llamada mino. Este estudioso ve. a un año de la publicación del libro. El cambio de postura de Dumézil. en segundo tér- Desde hace unos años. 1959). a los pasajes de hace ya medio siglo. para dar un ejemplo extremado. las mismas [las comparaciones] pueden ciones) tal búsqueda ha estado dominada por estudiosos más o menos vincula- ser consideradas un reconocimiento de la unidad existente entre espíritu germá- dos con la cultura de derecha. Es significativo. 1939). en primer lugar. (2) Por otra parte. Distinciones de análogas carac- hacía respecto de la realidad alemana más reciente. específicamente. más tarde. Por mo de izquierda. habría brotado de su vinculación. de un hiato definitorio. (1) El autor de esla recensión era Marc Bloch. En la "Deutsche Literatur- terísticas le son impuestas también al historiador de las sociedades humanas. como ya veremos. no sólo sospechoso. algunos años antes. ha venido a ser reemplazada por una actitud de revaloración otra parte. París. El propio racismo. No siempre esta confusión entre interrogantes y soluciones es invo- emprender una lectura analítica. Ce n'est pas un des moindres intéréts de l'ouvrage de M. Mythes et dieux des Germains era reivindicado allí como una obra de la plena madurez de su autor. en indiquer. que ya en su introducción se remite de manera ex- 3. en su biografía intelec. tulo mismo (Les dieux des Germains. Las prue- bas que esgrime son. Dumézil justifica esa reelaboración por el carácter apresurado y prematuro del libro de 1939. de un judío. zeilung". hace tiempo que Mythes et dieux des Germains se halla agotado. pues. (3) El una serie de problemas que eran considerados incompatibles con el dogmatis- juicio es rotundo. dice que "muestra claras huellas de simpatía por la cultura nazi". observa Amaldo Acerca de un viejo libro de Georges Dumézil Momigliano que "es casi seguro que un elemento de disensión política diferen- ciara desde un principio a Duníézil de sus maestros durkheimianos". En un reciente y extraordinariamente lúcido ensayo. se detenían en las alusiones que. de la citada obra. en las páginas de la "Rcvuc His- Un caso como el de Georges Dumézil ilustra con inmejorable eficacia. l'évolution des do como irreversible. avec beaucoup de discrétion et un sense tres juste des nuances. tema contemporáneo: 1. por supuesto. Le Festín d'Immortalité. Dumézil subrayó repetidas veces la existencia. sino intrínsecamente condenable. la absurda reformulación por parte de aquélla de último. que en el prólogo al libro de 1959 este autor volviera a recalcar el hia- to de 1938: de hecho. de los progresos en la investigación que entretanto habían tenido lugar. Dumézil los vínculos existentes entre biología y cultura. que coincide con el año 1938. aunque muy relevantes excep- cosas de distinto modo que Dumézil. investigar el tema de las prolongadísimas continuidades culturales nes formuladas por Dumézil en relación con el "patrimonio espiritual" (Gedan- resulta. con traditions recues du plus vieux passé indoeuropéen. ni que sea irrelevante. además. De este "cultura de derecha". luntaria o inocente. profundamente reelaborada desde el tí- 176 177 . censiones críticas que aparecieron en 1940. pero rechazar las soluciones sugeridas no necesariamente Pero antes de emprender tal tarea quiero referirme con brevedad a dos re- significa que el problema no exista. mythiquement guerriers et de hallar los carriles adecuados. de un hom- plícita a las enseñanzas de Mauss y Granel. Tales palabras provenían de un gran historiador. constituye una respuesta (científicamente in- Ambos trabajos. Uno de los primeros frutos de dicho cambio fue el libro Mythes et dieux des Germains (París. sus libros y ensayos sobre mitología comparada indoeuropea escritos antes de dans l'etonnante et formidable Allemagne que nous avons vu aujourd'hui se dres- la fecha indicada. Al presentar la obra. el hecho de que Dumézil dedicara su pri- mer libro. (5) Por parte francesa. dans le méme groupe. la complejidad de la cuestión. a Pierre Gaxotte (secretario de Charles Maurras que. Ahora. y observó que "aun cuando el lector alemán vea las porque desde hace mucho tiempo (y con pocas. (4) Será oportuno. Dumézil que d'avoir su tual.

provoquent des comportements individuéis et collectifs ción de malestar que no es fácil de definir. a culiéres de pólice" aparece. qui a donné sa forme. [Y prosigue:] Le troisiéme Reich n'a pas eu a creer ses mythes fondamentaux: peut-étre au contraire est-ce la mythologie germanique. Por cierto que la argumentación de Dumézil. Había individualizado en los berserkir.C'est cette sorte cir que en esa trágica etapa de su vida. plutót que le cas d'imitation cons- ciente du passé. Ahora bien. entre la función de la violencia y la tumultuosidad confiada a los jóvenes. puesto que el ejem. ron lugar a dos desarrollos divergentes: por un lado. respect des tabous) qu'assument les nomines mürs et. en effect [comentaba Dumézil]. pratiquer une Souveraineté te. Les berserkir. un elemento —la evolución en sentido militar— que la distingue de las demás mitologías del ámbito indoeuropeo. propagando "neo-paíenne" dans 1'Allemagne nouvelle est certes un phénoméne in. la nes sociaux. como es natural. (8) mais remythisées: elles sont dévenues en sens strict. A primera vista. el tono aparece como voluntariamente que des malheurs sans précédent rendaient merveilleusement malléable. les for- artifical y retórico. y de la vida de su país. clusión: ra) en perjuicio de la primera (soberana). que impone un atento examen de los textos. Dumézil recuerda. Y sobreviene la con- este período. descubierta y descrita por Dumézil a partir de "fuerza regulada. dedicado &Les guerriers-fauves— Du- migliano. aux heures de sacrifico et d'échec plus encoré qu'aux heu. les plus anciennes mythologies des Germains. desde hace ciento cincuenta años. Bloch ha de haber escrito la recensión lequel les chefs et la masse allemande. La vo". pero tampoco hay palabras de au XTX siécle. en tout cas. me. implícitamente. o de un rasgo de toma de distancia científi- "Le noms wagnériens. peut-étre sobrio. El hecho de que los "guerreros de la piel de oso" (ber. que la mención de mands de 1914 a 1918. qui constituent l'originalité de l'actuelle expérience allemande. que tiende a una especie de caballería".activamente en la resistencia antinazi. garantizaría el renacimiento de los mi. hombres e instituciones del Tercer Reich no está acompañada por juicios explí- res de triomphe. los grupos de jóvenes guerreros recordados en las sagas islandesas. Vale de. Faltan palabras de crítica o de condena. la dura virtus et les droits des Sections d'Assaut. est le mouvement spontané par da invitado. y cuando salió a la calle ya Francia había firmado el armisticio. sino también a las de las "sociedades armadas" del tipo hindú Marut. Aquí mézil había ejemplificado uno de estos casos de "acuerdo preestablecido entre hay un dilema. aparentemente inextricable". soutiennent. referida a la actividad de los cuerpos militares o pa- Wagner: ramilitares nazis. en el Dumézil de 1939. y la función de mantenimiento del orden. En cambio. aprés avoir eliminé les architectures étran- del libro de Dumézil cuando ya había comenzado la guerra. presenten f ce (ordre. ce qui n'estpas moins nécessaire á l'équilibre collectif que la fonction conservatri- serkir) seguidores de Odhinn. neutral. en los pasajes que acabamos de citar. forger. En la mitología germánica es individualizable rreros que acompañaban a Oddhinn. la mysthique wagnérienne ont animé les combattans alle. a quelque degré Pero a través de ese "accord préétabli entre le passé et le présent" el lector que- artificielle. el pasado y el presente". de Siegfried qu" Adolf Hitler a pu concevoir. ses institutions a une Allemagne elogio o de exaltación. que mencionan las sagas islandesas. En los términos de la continuadas mediante la trasmutación de su originario frenesí guerrero en una ideología tripartita indoeuropea. Esa evolución puede detectarse en las con. géres. parmi les plus receñís.. Esa "militarización" de la mitología. sont les "jeuíies". fueron "confusión preshistórica. En las páginas finales de Mythes and dieux des Germains Dumézil trazó Haríi descritos por Tácito. El lector que hoy aborde estas páginas se siente invadido por una sensa- justifient. puede hablarse de una prevalencia de la segunda función (guerre. suele deslizarse desde el plano descriptivo al normativo. En un capítulo anterior —el sexto. ca? Se habrá notado. son esprit. Bloch reconocía en el libro de Dumézil no ya las "claras huellas de simpatía por la cultura nazi" que hoy descubre en él un Mo. Les considérations qui précédent expliquent peut-étre en partie certains phénomé- tos germánicos en el curso del siglo XIX. les vieux. junto con las de tipo sacerdotal y de realeza. En otros sitios. fueron bastardeadas en las relacionadas con una divinidad guerrera como Indra. Una expresión como "formes parti- qui ont tous les caracteres du sacre". verificada ya en el período prehistórico. observa Dumézil. Beaucoup plus intéressant. de 1'Allemagne: le développement. tradition. de tumulte et de violen- figura de Odhinn (Odín). estaría indicando una mascaradas invernales difundidas en el folclore germánico. le succés evocación de las creencias de los antepasados ha seguido siendo un fenómeno des corps paramilitaires. "necesaria para el equilibrio colecti- lle qu'aucun chef germain n'en a connue depuis la régne fabuleux d'Odhinn. que es asegurada por los ancianos. características similares no solamente a las de las "sociedades de enmascara- dos" del tipo hindú Gandharva (relacionadas con una divinidad soberana como Estas tradiciones. y la réplica de la vida real del mítico cortejo de gue- un balance de su investigación. como en su alusión a la complementación. téresssant pour 1'historien des religions: mais elle est volontaire. los Einherjar. die- Varona). como bastante eufemística. organisations. eventue- llement. sino un aporte crítico revelador sobre la Alemania de Hitler.. por el otro. asume la la vie des sociétés germaniques cette fonction de fantaisie. a buscar la encamación de este ideal de equilibrio 178 179 . ¿se trataba de un eufemismo. ils assument dans notaciones guerreras que. a los continuadores de los 4. señalada en las d'accord préétabli entre le passé et le présente. ont coulé naturellement leur action et leur réactions dans des moules sociaux plar de la "Revue Historique" en que se publicó lleva la fecha "avril-juin etmystiques dont ils ne savaientpas toujours la conformité avec les plus anciennes 1940". (7) páginas de su Etrange défaite. en Alemania. mes particuliéres de pólice que'á parfois été tenté d'exercer une jeunesse en unifor- "les 'belles légendes' des Germains ont été non seulemente repopularisées. vinculadas con las antiguas "sociétés d'hommes". des mythes puisqu'elles 5. ressuscitée citos. cuando se ocupa est ce-parce qu'il avait d'abord souffert dans des tranchées que hantait le fantóme de un pasado lejano.

6. hay que subrayar que. que contrapone la figura del rey Roerico. el del presente. el autor observaba que. que mézil: en las conclusiones de su libro. resurgimiento en la "Romania". sima duración. conserva. (10) rien (14). ne me démenti- decididamente incómodo: la recensión de Bloch. mediante instrumentos más sutiles y observaba Bloch. extraño en rigor La invitación a plantear esa clase de interrogantes provenía del propio Du. al ámbito de todas formas vastísimo de una revista como los "Annales". donde la deuda intelectual para con Meillet se ad- ser explotados en un sentido propagandístico. prehistórico. Del tas reservas. cuela durkheimiana. (9) Ahora bien. acto seguido de las invasiones. no ya en el pasado cercano o no tanto. realidad de la Alemania contemporánea a través de las categorías ofrecidas por profunda. recién publica- y Dumézil. de detectar un origen más o menos mítico (fetiche este último contra el cual férer pour sa critique des encaisses-or et pour la justification de son économie Bloch seguiría combatiendo hasta las páginas postumas de su Métier d'histo- dynamique". el belicoso rey Rolvo. Por lo me. estaríamos simplifi. era un fenómeno superficial. Pero el "census iners" acu. de Meillet en el campo de la lingüística indoeuropea. documentado de manera muy indirecta. en la historia de las sociedades humanas. a la de su vencedor. al crítico de la "Deutsche Literaturzeitung". la continuidad entre la Además de la óptica comparatista. había otro elemento de coincidencia con las mitología germánica y las pautas orientadoras políticas. Sólo era po- mulado en tantos años no le aprovecha: Rolvo lo destrona y reparte el botín en. au- tente (según recuerda Dumézil) que los antiguos caudillos germánicos? be: linguistique et mythologie comparées indo-européennes). respecto de la continuidad espontánea. como la presencia o la ausencia de cercados. sectores: la atención prestada a los fenómenos de mentalidad. la continuidad auto. intitulado Census iners. el remoto pasado indoeuropeo podía fascinar a Bloch. resumida en la fórmula del "accord préétabli entre passé et présent". y destinadas a prolongar sus efec- cando indebidamente los datos del problema. co era. sino en un pasado remotísimo. Y sin embargo. hay uno que es tos ("j'ai cherché ailleurs á le montrer. desde muchos años antes. eran caracterizados como los herederos de los grupos juveniles de la tud. incluso. constituye un hecho capítulo de Dumézil sobre los Mythes de la souveraineté aisló Bloch el tema de concreto. La publicación en 1938 de un ensayo de Dumézil (Jeunesse. Es obvia la referencia a los Rois thaumaturges (1924). sino la consciencia de que. se expli- concordancias explícitamente señaladas entre presente y pasado. Pero si de todo esto sacáramos en conclusión que las tesis de Dumé. Si los grupos paramilitares. los propósitos de cambio chocan con muy fuertes tendencias a la inercia: mate- consciente entre el Tercer Reich y las tradiciones germánicas. étérmté. probitate minus quam fenore pollens"). o de datos materiales. militares y culturales investigaciones que venía realizando Bloch. (15) el Granet. Este leyó Mythes et Que una tesis de esas características podía agradar. Dumézil. eventualmente subrayada por la propaganda. continuidad riales y. da: el nacimiento de la caballería a partir de antiguos ritos de iniciación juvenil. Al reproducir algunos pasajes de este "texte capi. pues. y que trata de la actitud de la un fenómeno contemporáneo como el de la fragmentación de la propiedad antigua civilización germánica respecto de la riqueza. tales como las telectual con Bloch. ve del presente era buscada. entender por qué el intento de Dumézil de descifrar la sencillamente desdeñable. aunque con cier. El régimen de Hitler recababa de esa continuidad tan reiterada. han debido de relacionarse en el ámbito de la es. je crois. además de las aún no exhibía en el título ni en el subtítulo la palabra "civilisations". los orígenes de la concepción germánica de la realeza sagrada: una concepción. pero mente esgrimida un poderoso elemento de legitimación ideológica. Dumézil llega al extremo de sugerir temas susceptibles de re rurale frangaise (1930). de un pasado comprensiones que en el plano personal tuvo nuestro autor con el primero de aparentemente sepultado. ¿quién representaba la instancia equilibradora. al. a las argumentaciones de la propaganda nazi. dieux des Germains a través de sus propias investigaciones. rait point") hasta bastante después de la Edad Media. y viceversa. en otros del Tercer Reich era. si no Es posible.. leyendo en sentido inverso la historia de los paisajes agrícolas. (12) dora. zil no hacían otra cosa que servir de eco. dice Saxo. Dumézil observaba que a dicho texto "le M' Reich pourrait se ré.social en la realidad contemporánea. Tras esta alusión a los Rois thaumaturges. Antiquísimas nos por su probidad que por la usura" ("praestans opibus habituque fruendi / formas de ocupación del territorio eran reconstruidas por medio de topónimos pauper erat. En cualquier caso.A. de larga o larguí- paganda nazi. inconsciente. Más concretamente. tre sus compañeros de armas. Bloch había intentado explicar en términos de mentalidad et dieux des Germains. sible comprender el último fotograma del filme de la historia. La cla- pasaje de Saxo Gramático. desenrollando la bobina hacia atrás. también en su otro espléndido libro sobre los Caracteres originaux de l'histoi- nos en una ocasión. que "de más puro" existía en el cristianismo. citaba Dumézil un largo agraria. acaudala. que por otra parte Dumézil había citado con aprobación. y consideró siempre como puntos de referencia indispensables los trabajos mitología germánica. et M. Este último estaba vinculado con Granet desdé la juven- S. A ese propósito Bloch destacaba —y no era una crítica de poca 180 181 . habrá ciertamente notado muchas otras".margen de cierta tensión y ciertas in. tanto Antoine Meillet como Marcel aunque transformados por un ambiente social totalmente diferente. (11) pueden haberse constituido en vehículos de la relación in. ción medieval. uno de los elementos cardinales de la pro. maestros los dos de Dumézil. tanto más po. "rico en recursos pero pobre en el modo de usarlos: valía me. más aun. notoriamente. según Dumézil. En el último capítulo de Mythes vierte de continuo. Roeri. Entre esos datos. destinado a dejar una profunda huella en la civiliza- los nombrados. "el lector ca en forma verosímil a la luz de orientaciones compartidas también por Bloch. tal vez protohístórico o. mentales. como la Re- do pero inepto para la guerra. y agradó. (13) En todo esto no se ocultaba el deseo tal" de Saxo. basada en representaciones radicalmente contrapuestas a lo refinados. vinculada con el orden? ¿Acaso el partido nazi y su Führer. No dispongo de elemento alguno respecto de las relaciones entre Bloch Bloch mentaba indirectamente los temas de la Société féodale. volución francesa.

pre- mentales y religiosas. por su parte. en ambos casos. Claude Lévi-Strauss cientes. claramente extrañas al universalis. En la parte final de su recensión al libro de Irán y en el Asia sudoriental. ha si- bución a la raza del papel de elemento unificador debe atribuirse la reserva for. presentaba. frase esta última manos como a los alemanes. en vísperas de la guerra o ya iniciada la misma. que implicaban una continuidad férrea y no consciente a través del de Dumézil. esto es: la verificación de determinada con- héritiéres plus directes de l'ancienne Germanie" dejaba entrever una continui. En la página que acabamos de citar se ha intentado ver más bien un episodio de la singular esgrima intelectual que en 7. aprés tout. tiempo ("accord préetabli". y (con más frecuencia) ceremoniosamente la continuidad con el pasado indoeuropeo. Una repuesta. sí. ma "de la función de la ideología en las sociedades humanas: esa ideología que zación circunstancial no quitaba fuerza. Y aquí Lévi-Strauss citaba (de memoria) la frase de primero germánica. luego alemana? Según Dumézil. (17) de Dumézil sobre los mitos y los dioses germánicos era capaz de ofrecerle una No sabemos si Dumézil se habrá reconocido en la interpretación propues- respuesta. (19) Con todo. que. remontarse a un réactions dand des moules sociaux et mystiques hérités d'un passé tres loin- pasado tan lejano. zando la continuidad de contenidos. pese a las apariencias). hemos visto volver al primer plano. Gutenbrunner en la "Deutshe Literaturzeitung": "el lector ale. Desde una posición muy dencia a interpretar los datos en sentido normativo era aquí y allá perceptible. les plus anciennes mythologies des Germains". surgido entre las "sociétés qui étaient les más bien. "moules sociaux et mystiques dont ils ne savaient propone Eliade. ca. de sí mismos o se combaten. ta por Lévi-Strauss. de un pos. ¿puede con- Cada crítico. Pero el antídoto más eficaz contra estas "ilusiones"está constituido. Pero esa puntuali. utilizada por Lévi-Strauss. de la obra de Dumézil. por la obra de Dumézil. la "conformité avec les plus anciennes or- ción fórmulas tan generales como para que pudiera aplicárselas tanto a los ger. "asistimos a fenómenos del mismo tipo en dieval. tain". "en muchos aspectos proféti- camente germánicas habían sido impuestas en realidad a grupos étnicos muy co". El demostró que la ideología indoeuropea mo de la cristiandad latina". además de sociales. ganisations. aunque desvalori- y presente. se lo fabricó. la expresión "forma vacía". por desconocimiento.. prefirió pasar por alto las formulaciones más radicales de en la cita ya recordada. Casi al término atenta nada más que a los breves períodos temporales de la política stricto sen- 182 183 . ha sido colmada de contenidos filosó- (para nada claros. una forma que en cada ocasión. a sus ojos. Pues se trata. diferente. a la pregunta de fondo plan. ni hasta qué punto. con el religiosas". Acerca de la naturaleza de esa continuidad. pero a condición de aceptar su postulado inicial: el de los últimos años ha visto unidos. En nuestro continente se oyen voces que apelan al "alma indoeuro- reconocimiento de la presencia. en el mundo germánico. Por nuestra parte planteemos. Se trata de una lectura en clave trascendental de la obra Dumézil. ya se ha visto que en Mythes et dieux des Germains la ten- mán. né" de regreso a los mitos germánicos. do desestimada por el propio Dumézil. (18) Por cierto que el reciente intento de la nou- tulado. un interrogante diferente. sociales e institucionales del Tercer Reich. A la inexistencia de una explícita atri. sin carse en un profundo vuelco cultural.^] las cosas de distinto modo que Dumézil". Dejemos a los estudiosos de la obra dumeziliana en general la pas toujours la conformité avec les plus anciennes organisations. por ejemplo. renacen las controversias grada y lo que de "más puro" hay en el cristianismo era reformulada. mejor. la respuesta debía bus. en el hecho de haber afrontado el proble- diferentes entre sí por la acción de circunstancias comunes. políticos o sociales diferentes. e inclusive las mismas frases. un autre peuple". qué punto? a menudo gracias a lectores de excepción. ideología tripartita indoeuropea. se trate de deformaciones). es decir. ¿hasta caso. Ahora bien. Una pregunta de esa clase resulta por demás actual. la irreductible antítesis entre la concepción germánica de realeza sa. que se había ya verificado en tiempos haberse dado siempre cuenta. habían "coulé naturellement leur action et leurs prehistóricos. Si para Bloch la inquietante diversidad alemana se no es otra cosa que una "forma vacía" o. en resumen. Impulsados por las ideologías. retoma la expresó su malestar ante la tesis del "accord préétablit" entre pasado prehistórico metáfora dumeziliana de las "moules sociaux et mystiques". después de algunos siglos dominados por teada por Dumézil: ¿en qué consiste y cómo debe explicarse la especificidad. las realidades políticas. (16) que. Su insistencia en el "mouvement sponta. curiosamente (¿o acaso significativamente?). separados a ambos estudiosos. 8. tarea de evaluar la plausibilidad de tales interpretaciones (aunque es verosímil ciennes mythologies des Germains"). el Dumézil de Mythes et velle droite de apropiarse de la obra de Dumézil. en todo tribuir a una mayor comprensión de este último? Y en caso de ser así. Hoy. El mismo procedimiento continuó hasta años muy recientes. cisamente. pronunció el ritual discurso de bienvenida del nuevo miembro. e interpretar sus resultados (la dieux des Germains no se pronunciaba. En 1979. empeñados en torcer hacia nuevos significados los mismos textos.. y se preguntó si Dumézil no habría tal vez sacado de la documenta. les plus an. se encontró ante un Dumézil distinto o. "lesquels sont. que le era más familiar. justamente. la razón triunfante". Mythes et dieux des Germains sobre los caudillos y las masas alemanas que. pero decía encontrar la misma especificidad en la época me. hemos visto muchas veces que una historiografía de lo contemporáneo. Lévi-Strauss pasó por alto Bloch. proliferan las sectas. Bloch sostenía no poder. Grenier. repetidas veces y en forma inequívo- mulada por S. en estos términos a lo largo de los siglos o de los milenios. muy distinta de la lectura en clave arquetípica que. los pueblos dudan Dumézil. puede comprenderse por qué el libro ficos. ante todo) como un arquetipo ejemplar. proseguía Lévi-Strauss.monta— que muchas características que Dumézil tendía a considerar específi. en oca. En los años más re- sión del ingreso de Dumézil en la Academia Francesa. un recensor sumamente favorable como el arqueólogo A. del mismo se detuvo en el carácter de conjunto. tinuidad ideológica entre la mitología indoeuropea en su variante germánica y dad cultural antes que étnica. de "tendencias senti-' pea".

Peuckert) da pueden brindarnos una preciosa ayuda para descifrar el mundo. en la Alemania de las primeras décadas del siglo XX.su. y las de las sagas islandesas redactadas entre los siglos Xin y XVI salían a la pa- cesario un análisis más detenido. y de esa doble identidad. (20) Pero mientras Schurtz había presen. por una parte.. el segundo. y los berzerkir de femenina. junto con la polémica referencia a la importancia de la iniciación también la comparación que plantea Dumézil entre las S. Para entender un fenómeno como el de las La atención prestada por la Weiser a los ritos de iniciación como momen- S. se apoyaba en la creencia en los lobizones. nos recuerda una vez más za de los hechos que esa misma escuela saca a luz. Weiser (más tarde Weiser-Aall) y Otto HOfler. la Wei- resulta obvio. del modas operandi. berserkir resultan seguidores: Oddhinn. el historiador de las religiones y el experto en mitología compara. Dumézil observa que el mérito de tal hallazgo. la Historia Dánica de Saxo Gramático y los Pero la interpretación de un texto tan controvertido y ambiguo no puede quedar cuentos de hadas recogidos por los hermanos Grimm. dedicado a los Gue. (26) Elementos como el trance. único tomo aparecido de una obra que habría de- de manera sistemática y algo abstracta las investigaciones de Usener. que al menos en parte fueron efectivamente redac- detectado un poco por todo el mundo. inclusive ásperas. sin pasar del estado de manuscrito. tados. (24) La búsqueda se- las sagas islandesas pueda hacer surgir elementos importantes. de allí. reaccionaron en forma decididamente fa- tivos. las objeciones de principio no tienen razón de ser. mezcla de odio y amor: la iniciación expre. en efecto. por lo menos al principio. motivadas en los hijos de sentimientos ambivalentes. En este (22) del ensayo de la Weiser: el grandioso. grupo iniciático de guerreros elegidos. muy estrecho (debe subrayarse que los dos eran como la capacidad de transformarse en animales o como el contacto con el ejér- discípulos del germanista Rudolf Much). 1927. apenas atenuadas por una distin- imprevistos como los que evoca Lévi-Strauss (el Irán de Jomeini. la vés del cual se expresó. guía otro camino: se intentaba demostrar la existencia de "sociedades masculi- Con esta decepcionante y salomónica conclusión podríamos cerrar la argu. El vínculo entre las investiga. cluía a Tácito. (23) utilidad de los análisis sincrónicos. el interés de la Weiser era distinto. A través de un muy y de qué manera. testimonios sobre el 184 185 . influyó sobre sec- culinas" como una etapa necesaria del camino hacia la formación de la socie. generalmente subestimada por los estudiosos.A. En una época de ideologías invasoras. Las tensiones edípicas sobrecargan la relación entre padres e Hofler). Bühl. que es imposible exponer aquí en forma detallada. alcanza a vislumbrarse la Lévi-Strauss. concluía la Weiser. tores de investigación muy dispares. se hace inevitable la comparación con otros grupos paramilitares moder. Por otro lado. la Weiser vislumbraba. empezando por los squadristi del fascismo italiano. lestra los berserkir. sa simbólicamente. o prolongadísimas. ejemplo Stig Wikander y Karl Meuli. (21) En estas afirmaciones. no faltaron críticas. Y de las páginas de Saxo reducida a la discusión de las distintas reacciones que ha suscitado. cional. a través de un aparato documental que in- mentación que había comenzado a partir de Mythes et dieux des Germains. frecuencia periódica) en un estado de furia desatada. en su denso ensayo Altgermanische Jünglingsweihen und En esas conclusiones (que luego Dumézil aceptaría íntegramente) se basó Mannerbünde. (28) Con todo. Por supuesto. otros estudiosos. con todo. de lo que resultaba que los berserkir "personificaban originariamente al veneros de investigación hasta entonces independientes. había estudiado "sociedades masculinas" de fondo explícitamente Otto Hofler en su libro Kultische Geheimbünde der Germanen iniciático-religioso. en los mitos y los ritos. aún vivos en el folclore germá- gracias al cual el fenómeno de los berserkir era por primera vez estudiado en un nico. to de conflicto generacional partía. que ya hemos resumido rápidamente.A. ciones de ambos es. a las "sociedades mas. a tra- terreno. apoyaba. los autores de relativo a los berserkir. debía atribuirse a dos estudiosos: Lily za salvaje" (wilde Jagd). desde el folclore hasta los estudios sobre dad. La muestra seleccionada para este análisis ser demostraba que dichos guerreros eran presentados a un tiempo como seres será el capítulo. había bido comprender otros dos. ca- paces de tomar formas animales (lobos. Como se ha dicho ya. la "lucha entre dos vorable (si bien más tarde Meuli terminaría por tomar distancia de las tesis de generaciones". nas" en la Antigüedad germánica. La cuestión afrontada por Dumézil había ingresado. verosímilmente. en una nueva etapa. humanos. A través de el Irán. resultaba inadecuada en grado dramático ante la aparición de fenómenos energías juveniles. nos llevan por igual a la divinidad guerrera de la que los ran se vuelven evidentes ante un examen más atento. (25) La comparación propuesta se masculinas (Mannerbünde). desde una perspectiva rígidamente evolucionista. complejo movimiento juvenil. Schurtz. 9. acerca de de las sociedades o asociaciones las sagas eran perfectamente conscientes. a consecuencia del hallazgo de dos gos. Se hace ne. aunque capaces de proezas extraordinarias cada vez que caían (con rriers-fauves. las diferencias que los sepa. El enigma. y como entes míticos. singulares criterios interpretativos adoptados por Hó'fler. cito de los muertos. desde hacía aproxi. debía ser resuelto mediante la comparación con fenómenos germánicos análo- madamente una década. que tienen como base precisamente al "ejército de los muertos" o a la "ca- contexto que permitía su intepretación. Sin contar a Dumézil y a la propia Weiser. probable génesis extracientífica (agudamente subrayada por W. Pero el tema se de- nos. la reconstrucción de diacronías prolongadas. siguiendo una indicación de E. para ver con qué materiales trabajó Dumézil. Un juicio sobre el opus operatum no puede prescindir. desarrollando (Francfort del Meno. por medio de rituales espantables. osos). la Camboya ción bastante obvia entre las interpretaciones de la escuela freudiana y la rique- de Pol Pot). Lo cual no quita que jaba de lado. las sagas islandesas. La Weiser. como por las páginas de Theodor Reik sobre los ritos de pubertad entre los pueblos primi. E. tras las ceremonias iniciáticas. no excluye la fractura cultural que se había abierto entre los hijos y los padres. (27) Su inmediata resonancia interna- tado. El primero de ellos. ejército de los muertos" (Totenheer). el encarrilamiento de las la Weiser había combinado fuentes literarias (las sagas). Mogk. 1934). como rico y sutil análisis. muy superior a la lograda por el ensayo de la Weiser. tipológicamente afines a las que H.

basado en rituales de fertilidad. ni específicamente guerrero ni especí- masculinas" de fondo iniciático-religioso. para peor. Mediante un verdadero "golpe de mano" interpretativo.mito de la "caza salvaje" y descripciones de rituales folclóricos. resulta más paradójica. Hó'fler se las arregló para decir que el vie- era mucho más rica que la que a su tiempo había analizado la Weiser. de Ibs reyes y del Estado". a propósito de las "sociedades mascu- La existencia de "sociedades masculinas" secretas de fondo ritual. los cuales creían perso. Los grupos guerreros germáni- bargo. Estas posibles derivaciones fueron categóricamente apariciones había grupos de jóvenes de carne y hueso. o sea la magia de la fertilidad y la magia apo- do y problemático del trabajo de los historiadores de las religiones. que el complejo mítico. 1921). che Geheimbünde der Germanen. cia de las religiones positivistas. la existencia de un culto secreto. voluntad de no poner en entredicho el marco mismo de la investigación. propuesta en su momento por el propio Hófler. de los guerreros. contró su realización en las sociedades masculinas (Mánnerbünde). hoy está completamente contra un viejo "lobizón" de Livonia. en un estudioso que no dudaba en polemizar. los lobizones en el apéndice documental. para sostener rural analizado debía tener raíces no solamente indoeuropeas. Mogk. de lobizones del sexo femenino. En cuanto al segundo punto. podía advertirse una evidente incomodidad: los apariciones del ejército de los muertos eran fruto de simples alucinaciones. en cambio. ca. (34) El mito heroico y guerrero del germánico espirituales superiores. además de linas". menospreciadas por HOfler. El menor intento de vincular el frenesí guerrero germánico con el éx- logos y los folcloristas. Las objecio. cación de Meuli. lo que las 186 187 . Pero en el comentario que acompañaba la publicación. siguiendo una sugerencia de haber sido aceptada como un hecho por muchos estudiosos para el área germá. en resumen. si se exceptúan ción literaria. (36) Como se recordará. (32) Pero esta interpretación fícil interpretar como descripciones literales de ritos. los antropó. la egiptóloga inglesa Margaret Las frases citadas han sido tomadas de las páginas conclusivas de Kultis- Murray había tomado (no sin la ayuda de oportunos cortes en las citas) las des. consideradas marginales. do. con. es la "liga- racterizada por una suerte de ingenuo positivismo. respecto de los cabe. tras las presuntas ficamente germánico. Es cla- interrogándose sobre la posible relación entre la diosa germánica Perchta y la ra su matriz ideológica. van der Layen. en nombre de "realidades" muertos-vivientes y su guía". eran muy otra cosa. su fuerza creadora de Estados. al descifrar los documentos zaba la superposición de "conceptos orientales" sobre la mitología germánica. tilidad. En base a de ese modo Wodan/Oddhinn no es un Dios de la disolución (Ausschweifung) un procedimiento tan insostenible como el de Hofler (pero partiendo de presu. (31) Kultische Geheimbünde der Germanen tuvo distinta suerte. y no se preocupaban por la fer- considerado análogos el éxtasis de los chamanes euroasiátícos y el frenesí gue. sino "el dios de los muertos. excepto las últimas dos. (29) "ejército de los muertos" era irreductible a los "conceptos generales de la cien- La combinación de mitos y ritos constituye desde siempre un punto delica. al interpretar todos o casi todos los testimonios sobre la temas de la fertilidad. con la chatura del positivismo. la Weiser había cos. Las divinidades femeninas y las connotaciones vinculadas con la propuestas por Hofler en Kultische Geheimbünde constituye casi siempre un fertilidad eran. a HOfler le había acon- que Hofler suscribiera plenamente las tesis de la Murray. Ahora. se basaban explí- reductivamente racionalista aparece por lo menos tan insostenible como la tesis citamente en el tema de las batallas periódicamente libradas por la fertilidad. si zón o vínculo (¡re-ligio!). El éxtasis de los guerreros germánicos no era un nificar al ejército de los muertos. ya había sido sugerida por la Weiser. En otras palabras. la misma autora había Está claro que estas cabriolas interpretativas se hacían necesarias por la señalado la presencia de divinidades femeninas a la cabeza de la "caza salvaje". La lectura de las fuentes estatales". en tales bata- Ya se ha dicho que la documentación recogida en Kultische Geheimbünde llas. en- hacerse remontar la hipótesis. que resultaba di- cumentos patológicos antes que milico-religiosos. y son clarísimas las palabras con que concluye el libro: mediterránea Artemisa. afirmaba Hüfler. sino un desenfreno controlado. obtenido a través de la los documentos recogidos por la Weiser quedaban enormemente enriquecidos comunión con los muertos. en apéndi- las muy radicales de F. sino incluso pre- que los berserkir "personificaban originariamente el ejército de los muertos". masculinas" llegaba hasta HOfler. por fin. contra brujas y brujos. sin más. en segundo término. empezando por la iránica. (35) puestos ideológicos absolutamente opuestos). hasta se mencionaba la presencia. Gracias a la indiscutible erudición de HOfler. extático de la religión germánica de los muertos". tecido una singular desgracia: la de encontrarse in extremis. Oxford. además. a él quería verosímilmente "La vocación específica de la raza nórdica. con resultados desconcertantes. Ranke. La postura interpretativa adoptada. gracias a una indi- portante de la Murray (The Wiich-Cult in Western Europe. Respecto del primer punto. tasis chamánico debía ser rechazado. (33) Detrás de las asociaciones guerreras germánicas se aparición de la "caza salvaje" como pruebas de la existencia de "sociedades entreveía algo más vasto y complicado. El núcleo central del "culto desafío al más elemental buen sentido. ha sido postulada para otras áreas. eran rigurosamente masculinos. Así. tropaica". relatos del viejo lobizón estaban llenos de detalles fabulosos. por fin. entendida como un sagrado deber. también aquí algunos temas eran dejados de lado. formulada con cautela. con las actas de un proceso celebrado a fines del siglo XVII siderado durante décadas un estudio muy autorizado. sin estar mediatizada por el filtro de la tradi- nes formuladas por los críticos de HOfler tuvieron limitado eco. según el cual todos los testimonios sobre las ce. que provienen de cripciones del sábbat recabadas de las brujas sujetas a proceso como prueba de una polémica respuesta del autor a una recensión crítica de F. (37) rrero (Raserei) de los berserkir. (30) El libro más im. fenómeno individual. indoeuropeas. del mismo modo que en general se recha- Hofler anuló toda distinción entre mitos y ritos. a él se referían las alusiones a los Hofler dio un paso más. jo lobizón era un fanfarrón y. báltico. la voz de uno de los adeptos de las secretas "sociedades nica. de las actas de ese proceso. "fuente inconmensurable de energías sociales y por nuevos aportes. No sorprende Entre las citas del libro y las de su respuesta al crítico. acerca de los primeros como prueba de la existencia de los segundos. la inclusión de desacreditado. Sin em.

indirec- un caso como éste cabría hablar de un círculo vicioso. están acampados en Italia y Alemania. como de costumbre. ción armada (la G. habían sido objeto de una sangrienta tivos de la favorable acogida de Bloch a los libros de Dumézil y HOfler debe- purga. prose- Queda pendiente la recensión de Bloch. ni preferentemente. cristianismo a los antiguos mitos. Ninck. 188 189 . des hommes. comentaba: en la revista "Rasse". En 1928. entre otras cosas. pero muy diferente de co de un artículo dominado por la inquietud. En la plenitud de su poderío las mis. C'est la "Société l'éruditíon est étonnnante. al que discute. téngase en cuenta. H. el propio Hitler. Su misma correspondencia con ra de las "sociedades masculinas" germánicas evocaba. Los berserkir eran desci. Respecto de la imagen sólidamente rural.A. de M. les explica- glaube. Hofler. concluía Spehr. Es curioso que Bloch no haya desarrollado hasta sus úl- actual". por cierto". inspiradO'ampliamente: el de HOfler. la orgía sacra. A. sont caracté- ristiques des sociétés archai'ques.A. terminó por ser drásticamente relegado a un segundo plano. faire preuve d'un esprit exagérément terre á terre que de Geheimbünde der Germanen. La crítica no era sólo. 10. es la mesura. Bloch. una crítica en términos muy favorables a Kultis. de un libro como Kultische do que "el hombre germánico de la edad pagana. sin embargo. et peut-étre du monde entier. dans une mytho- logie censé une comme celle des Germains. tal vez preconcebida. et. en la misma "Revue Historique". más allá del original. dans la société moins. La biografía intelectual y política de Bloch en los años anteriores a la cial del Asia Menor. juzgaba a Kultische "Ce n'est pas. aparecida en 1936 esas mascaradas las huellas de antiguos cultos. que se habían alejado del suelo de su patria.llevó a desplegarse de la manera más rica.). afirmaciones de ese tipo no tenían sabor Estos juicios positivos (todos ellos en gran medida opinables. queda desvirtuada de cualquier modo por el como el partido fascista y el hitleriano. en un venero del que Krebs era un típico re. junto con Wodan und germanischer Schicksal. en tal contexto. a cual "se originan todos los Estados". Más marginal aun resulta la observación de presentante: el movimiento juvenil. Pero cartas.P. los mo- "Rasse". caciones ideológicas. La marca distintiva del alma de la raza nórdica y de la tuales en las investigaciones alemanas de aquellos años. de orden científico: al mol. frazarse "latrocinando animo". Elie Halévy presentó a la Société Fran9aise de Philosophie una de Hofler había aparecido ligeramente a destiempo. unida a la soprhosyne. provista de una organiza- fruto de un equívoco circunstancial. la eusebeia. (40) Ello ex. ¿Debemos interpretarla como el guía Mauss. Dumézil se servía de la citada institución. no el ekstasis. El partido bolchevique. d'aventure. guerra continúa prácticamente inexplorada. (38) Por cierto que. había visto en plica. dos años antes. déplorer le mépris oú certains mythologues tiennent. intrínsecamente improbable. obligado reconocimiento a la erudición de Hofler) superaban con mucho la úni- Nationalsozialistische Briefe". avec ses confréries publiques et secretes á la fois. on a penetré plus loin dans le substrat de credo populaires super. también un guerrero.U. Spehr. es Geheimbünde der Germanen. (42) religión indogermánica originaria. que no disponen ni de artillería ni de hecho de que Bloch conocía bien uno de los libros en los que Dumézil se había flota. de los escritos frados a través de las S. comunicación intitulada L' ere des tyrannies. señalaba la importancia. de divinités guerriéres. guardiana de las virtudes tra.A. la coexistence de divinités naturistes et mas constituyen al mismo tiempo un eje y una fuerza de choque: luchando. que caracteriza al alma ra. Más que de un círculo hermenéutico. de los frenéticos miembros de grupos se. surtout. que iba a confluir en el nazismo. propuesto por Dumézil se hallaba ya sugerida por Halévy entre el bolchevismo por un lado y el nazifascismo por el implícito en Kultishce Geheimbünde der Germanen. poses dont l'Europe s'est si longtemps nourrie. le sens de la vie ne le sont pas des hommes". tamente (basado en Mussolini). et que décrit fort bien Alistóte. se halla acampado en medio de Rusia. timas consecuencias una crítica que minaba las bases mismas de la tesis de dear la imagen de los germanos sobre la de los guerreros vikingos (los berser. tras haber caracterizado la primera etapa del movimiento tación de un pasaje del edicto de Rotan. en de Sorel. los dos autores habían olvida. la violenta critica al libro de HOfler. sino de un aparato policíaco. más aun. Para poder descifrar. un "grave peligro para la situación político-cultural tions les plus simples". dentro del mar- ante todo un labriego. aunque más no sea en parte. provocaban en Bloch las deformaciones nacionalistas y racistas que eran habi- cretos. HOfler se tener en cuenta cualquier tipo de explicación basada en la superposición del inspiró. y viceversa. En efecto. la exaltación de la ferocidad guerre. Pero ese Bloch —relegada simplemente a una nota al texto— a propósito de la intepre- venero bündisch. por su parte. mais qui. que el Bünd masculino es la célula a partir de la ca crítica que Bloch formulaba. HOfler. en la Alemania de aquellos años. la finesse psychologique. luego publicada en el "Bulletin" Volvamos aMythes et dieux des Germains. el libro En 1936. Como tal. dicionales que en ese momento el régimen nazi quería dar de sí mismo. al mismo tiempo. El autor de esa crítica. En su libro. dirigida a la negativa. se ha convertido en una sociedad secreta. sin expresar la menor objeción crítica a su respecto. de los extáticos. Ici [escribía Mauss] je recomíais facilement des événements comme il s'en est sou- che Geheimbünde der Germanen: vent passé en Grece. sobre todo en suelo alemán. tan evidentes. Rarement. (41) Evidentemente. ni mieux analysé. Entres esas de la obra de HOfler. Mauss aprobaba plenamente la conexión el paralelo entre los berserkir y las S. que. para sus investigaciones. había una de Marcel Mauss. Krebs había escrito en la revista "Partei und Gesellschaft. otro. Bloch había escrito en 1937. junto con algunas cartas que la comentaban. de una lectura muy por encima? Esta hipó. en los cuales se habían basado tanto Lenin como Mussolini e.. así tesis. a las S. en el que se condena la acción de dis- nazi. plasmando y dominando entraron en la historia del mundo". por la "angustia" que los demoníacos caballeros primitivos. mos recurrir a medios indirectos. je crois. c'est la société des jeunes qui agit. Aun más curioso resulta el hecho de que no haya descifrado las impli- kir). a los ojos del crítico de Febvre sigue inédita. (39) A diferencia de la Weiser.

como a Michel Leiris. le ventre de toutes les locomotives". rra. aprendices de chamanes como Bataille y rigurosos chamanólogos como lle eran el nexo entre la muerte (y la sexualidad) y lo sagrado. Anatole Lewitzky. discípulo vía inéditas. sería fusilado por los nazis en 1942 junto con dos colegas. Alexandre Kojéve. en los dos años de actividad del Collége (desde noviembre de 1937 a julio dos a las preocupaciones (u obsesiones) que dominaban a los protagonistas del de 1939) entre las vísperas del tratado de Munich y los prolegómenos de la gue- Collége. des séquences identiques". Como hemos vis. con una "répresentation obsessionnelle de la mise a mort du roí". por la cultura nazi. sos fueron rápidamente señaladas por críticos de izquierda. concluía Mauss.animadores del Collége. a causa de tividad del Collége. luego rápi- Uno de los principales . el ción que más allá de su explícita adhesión a los grupos de vanguardia (dada. curiosísimo injerto de temas maussianos en una institu. no podía mente en la contraposición entre las fasces* que en Italia estaban grabadas "sur habérsele escapado a Dumézü (ni. por la ambigüedad del marco y por la heterogeneidad de los da de visitar la exposición de la revolución fascista. y en particular el poder. "est opposé ostensiblemente á l'image du roi supplicié". podríamos decir que para Batai. aspirantes a fundadores de sociedades secretas como Caillois e histo- ra Caillois lo eran entre lo sagrado y el poder. En ambos. Ce sont des no debía permanecer como dominio exclusivo de la propaganda fascista. cero de una colección que había inaugurado Mythes et dieux des Germains. (50) son aspectleplus grave. d'influence. como bien vio Momigliano (y nazismo sirve de fondo a la novela Le bleu du del.. en 1934. comentaba Bataille. Roger Caillois (el otro era damente eclipsado. Walter Collége de Sociologie. en ocasión de la publicación en volumen de fermado. y el crucifijo. Benjamín. échappentá l'intelligence". En las investigaciones. pero so. en el Collége sobre "Les conceptions hégéliennes". Esquematizando. (18 de abril de 1939) y su relación con las asociaciones filonazis y nazis. y también por un asiduo oyente de las conferencias del Collége. ses couches profondes. de jeunese et souvent de tradition. tiránicos. ción que sobre él ejercía esa exhibición de símbolos mortuorios. la comparación entre las organizaciones paramilita. Las connotaciones fascistizantes de esos discur- implícita invitación a analizar la realidad política contemporánea con instru. haber instalado en el Musée de l'Homme un centro de actividades clandestinas. Pa. dirigida a es. Se trata de una forma tal vez necesaria de acción. de una inminente era glacial que provocaría una selección implacable. la fascinación ejercida por la simbología fascista se traducía directa- L'ere des tyrannies. ter. más tarde recogidas en el volumen L' homme et le sacre. ensegui. (46) prestidigitador de creer en la magia a través de sus propios trucos. Bataille y Caillois. (47) recommencements. reimpresa en 1938. (43) En una conferencia sobre "Le pouvoir" ("El poder"). en ese libro. El hacha lic- zas de Mauss. basta con decir que su de manera aun más equívoca. en tanto que pa. traduci. En 1937 nació en París el nistas. por entonces toda. que secret. se inspiraban varias contribuciones de Caillois a la ac. d'action. socialistas y comu- mentos antropológicos fue recogida de inmediato. Y sin embargo. sí. programa de trabajo del Collége había reunido a hombres muy distintos entre surrealistas) se proponía resucitar una sociedad secreta o una orden religiosa. Entre sus promotores hallamos tanto al antisemita Pierre Libra. inmediatamente después de la muerte de Halévy. escrita en 1935 y publicada como aquí se ha tratado de demostrar) una mal disimulada simpatía ideológica más de veinte años después. observando que pese a todo se trataba de algo serio. Las divagaciones de Caillois sobre una comunidad aristocrática compues- En Mauss. riadores de las sectas como Mayer encontraron un terreno común de discusión. (48) La misma atmós- pero en un espíritu absolutamente diferente. de pendones ciológicamente atrasada. (44) Ya habrá que volver sobre este tema. que se había en- Esta carta. (45) El texto de la conferencia de Bataille sobre "Hitler et l'ordre teutonique" (24 de El programa del Collége subrayaba la contradicción entre el desarrollo de enero de 1939) no ha llegado hasta nosotros: sólo podemos conjeturar sus pro- las "sciences de l'homme" en el curso de medio siglo y la demora en analizar la bables divergencias respecto de la muy lúcida reconstrucción histórica de Hans presencia de los instintos y de los "mitos" en la sociedad contemporánea: "il re. lo sagrado. y luego comunicó a Bataille su rotundo disenso científico respecto de amistad y colaboración con Dumézil. en Mythes et dieux des Germains había una remisión explícita a las enseñan. Aquí. nado. participantes. Mayer sobre "Les rites des associations politiques dans 1'Allemagne romantique" sulte notamment de cette carence que tout un cote de la vie collective moderne. quien pese a todo pronunció también una conferencia ra superar esa contradicción se proponía una "sociología sagrada". Ya en una carta escrita a Raymond Queneau en Roma. frazerianamente relacionado to. la orientación del grupo. cho. de Dumézil. que pronunció Bataille en el Collége el 19 de febrero de 1938 en reemplazo de Caillois. ban una postura extremadamente ambigua respecto de las ideologías fascista y Quien observe hoy esas actividades en forma retrospectiva quedará impresio- nazi. sostenedores de posiciones que pronto se revelarían como incompatibles. los mitos. Entre los conferencistas. (49) Pero la desconfiada atención de Benjamín es significativa. quien en un principio se mantuvo Georges Bataille) se encontraba por entonces en muy estrechas relaciones de aislado. Lewitky. sonaban crítica. ta de individuos despiadados. sobre todo. había observado irónica- tudiar "l'existence sociale dans toutes celles de ses manifestationsoü se fait jour mente que el programa de Bataille y Caillois era comparable al intento de un la présence active du sacre". a Bloch). probablemente. res nazis y las "sociedades de jóvenes" arcaicas era retomada y desarrollada. Pero más que de temas maussianos podría hablarse de temas dumezilianos. Entre la urdimbre de la impersonal fera de turbia e íntimamente culpable atracción por los ritos mortuorios del argumentación dumeziliana brotaba de a ratos. el reconocimiento de los componentes arcaicos de las dictadu. Dicha forma de acción satisface la necesidad "de negros. estos temas implica. de Mauss. en cuanto instrumento de las ejecuciones capitales. dispuestos a hacer frente a los rigores ras del siglo XX estaba acompañado por momentos de dolorosa reflexión auto. toria. de calaveras.. el equívoco proyecto de una "sociología sagrada" 190 191 . (51) De he- Se reconocen fácilmente los temas de las investigaciones de Dumézil. Bataille confesaba la atrac.

De la intrincada madeja que hemos tratado de desovillar surgen varias cuestiones. Si nos limitáramos. me- nos sorprendentes. igual que a la de los sentimientos primitivos resucitados y que a nuestra his- contrario.. económicos y sociales. 11. poco inclinados a las ideológicamente. también. de interrogantes.. a una repulsa prejuiciosa de orden ideoló- hombre de otra generación y de formación muy diferente. Pero la realidad fue más complicada. La segunda cues- tión es la de los intentos de análisis del nazismo en cuanto fenómeno no reduc- tible a sus componentes políticos.de las realidades contemporáneas. Culto de la sangre. Resurrección compensadora de una especie de culto de la Madre sión autocrítica sobre un punto teóricamente central indica que. justamente criticado por Leiris. en Mythes et dieux des Germains. del rojo san- gre. de aquello que existe de más animal y de más primitivo. Culto de las potencias "ideología" indoeuropea de las tres funciones. y Cómo reconstruir la vida preferencias. Y tanto más ambigua.. no suficientemente analizadas todavía. aun vi- Bloch haya tenido vínculos con ese grupo. ' El lenguaje de Bloch es ciertamente distinto. exaltación de la dureza a expensas del amor. tal vez. En cambio. de la animalidad a costa de la cultura. entre ellas los estudios indoeuropeos. Sería cómodo suponer que las intrusiones propagandísticas y las investigaciones serias siguieron caminos separados. como un dato. discutibles o infundados pero en alguna medida relevantes. extender los miembros doloridos. históricas y teóricas. si bien escritos por un na. Mythes et dieux des Germains. por el situ. pero de una animalidad afirmada y probada como superior a la cultu ra. Tal distinción permite Ya se ha hablado de las estrechísimas relaciones de Dumézil. Sólo es posible separar la paja del trigo mediante una crítica inter- afectiva de otrora: la sensibilidad y la historia (1941). Exaltación de sentimientos primarios con una brusca ruptura de orientación y de valencia. Un libro como Mythes et dieux des Germains indica que no siempre es fácil trazar una distin- ción entre ambas cuestiones. con la actividad del Collége de Sociologie.. por ejemplo. también resulta necesaria. tos. en cuyo regazo es tan dulce. las recensiones de Bloch a los libros de Hó'fler y Dumézil resultan. cometeríamos un grave do el segundo de los ensayos citados. minos raciales (Ho'fler) o arquetípicos (Eliade) (54).. error.. insiste sobre las implicaciones políticas nal. no solamente es posible. no parece que que fueron producidas. que partiendo de posturas nazis. de ambigüedades. (52) . después de Tierra. bajo un velo de reticencias y ambigüeda. tanto más rica y más origi- des dirigidas a eludir la censura nazi. los casos de contigüidad puramente física (éstos. Pero sobre este fondo de in- certidumbre. de Dumézil. sugieren caminos de gico respecto de investigaciones que explican amplísimas continuidades en tér- investigación no demasiado alejados de los delineados por el Collége. en la continuidad consciente de aquello que terminó por llamar la toria de continuos resurgimientos sentimentales. de orden más gene- 192 193 . La pri- mera de ellas es la repercusión que el nazismo tuvo sobre toda una serie de dis- ciplinas. no del todo desdeñables) entre los aportes científicos y la basura racista. sino también económica y social. o filonazis. tenía con ral. Dumézil dio vuelta una página. En sus trabajos posteriores Dumézil insistió. (55) También esta tácita revi- elementales. obtuvieron resultados científicos. entre datos documentales e interpretación de esos mismos da- confusiones místicas y estetizantes. Lo mismo vale afortioñ respecto de la obra. también: la continuidad inconsciente de una psicología histórica que tiende entre los mitos germánicos y determinados aspectos de la Alemania nazi apare- cía. de intentos de comprender un fenómeno —el nazismo— que parecía escapar en parte a los instrumentos de la historiografía más probada. A la de los sentimientos primitivos in ni al inconsciente colectivo. Sobre to. fueron obtenidos también gracias a esas Lucien Febvre sobre Historia y psicología (1933). no sólo política. por un lado. a través de utilizar determinadas investigaciones en una perspectiva distinta de aquella en Caillois. como lo demuestran. de noche. La distinción entre la investigación científica y las tesis fundamentadas qué atraer en ese momento a observadores imparciales. Pero en ciertos casos esos datos documentales. (53) y por otro lado los ejemplos (evidentemente más complejos) de estudiosos como Hó'fler. Pero hay un tercer problema. que no remitía ni a la raza a la historia más antigua y a la más reciente. Pero los conocidísimos ensayos de ciados de preferencias ideológicas.

pág.pág. págs. en "Archiv für Religionswis- (1983). 1976). Mélanges historiques. pág. Les classes et le gouvernement des hommes. Quellen und Forschungen seit 1930. ibid. xii y siguientes. Jean-Calude Riviere. A. nota 3. es reiterado en parte en Ventura e sventura. S. Hofler. the year Hitler's legions be. Bloch. (1) Cfr. Weiser. Tubinga. La nazionalizzazione delle masse. cfr. Studien zur indo-iranischen Mosse. en lo sus- otro en el Deutsches Archaologisches Instituí. que ponía ya muy de relieve rl aporte de Reik: cfr.. págs. págs.. es. págs. 45 y sigs. Bcni». 61 (1940). Der Feudalismos im alten Irán. Berlín. noviembn. Littleton. 43 (30) Cfr. col. G. asimila en forma genérica las posturas de los Ires esludiosos diados a la escuela <lc Much. Es de hacer notar que desde 1938 Meuli tomó iv. L.. (14) Cfr. en Desbordes. Dumézil. S. De Weiser (9) Ibid. pág. 274-76. pág. xiv y págs. 1975. 1893.. 1937. y el aporte de Dumézil al Festgabe por el sepluagesimoquinlo cumpleaños de keley. Germanistische. cil. (29) Cfr. 53. Hóflcr y K. 209-27. 1969. 16-40. De S. I. Rupp y E.. Hofler punlualizó que el li- de encontrar dos ejemplares: uno en la Biblioteca Carolina Rediviva de Upsala. (26) Ibid. París... que remile lambían a M. "Deutsche Literaturzeitung". París. Je n'aurais pas aimé vivre dans una sociélé oü il y avaii un Mánnerbund. invilación a analizar con cautela las investigaciones de la Weiser y de Hofler en G. Gli del del Germani. 107 y siguientes. v el pasaje citado por J. Volkskunde. ron presentados a un seminario sobre Dumézil.. Georges Dumézil & l'Académie Francaise et réponse de M. chichte der altgermanischen Todesslrafe und Friedlosigkeil. xxxiv (1943). 20-23. Jung. 63: "It was perhaps ironic that it was in 1939. ción "influida por los sucesos políticos" (léase nazismo). 1959). 1975. Turín. 202 y siguientes.m do-européenne'? Tout ce queje peux vous diré. págs. N. Arnaldo Momigliano. Ber. en Verhandlungen ilrr 42. cil. ibid. que originariamente debía llamarse Totenheer . cit. la introducción de F. 1975 (2 tornos (12) Véase la introduccción de Jack Le Goff a M. Sobre este último lema volvería la Weiser. Dumézil. En la inlroducción a Kullische Geheimbünde (pág. donde se distingue entre la inspiración "bündisch" de la Weiser y la inspira Agradezco por sus sugerencias e indicaciones a Kyung Ryong Lee. Apología delta storia o mestiere dello storico. págs. ilaliana. 277 y 278. y el bro. A. 202. págs. Kultische Geheimbünde. it. la versión italiana. pág. Ranke.und Religionsgeschichte.. W. (32) Cfr. M. traducción decidió emigrar por razones de antinazismo: cfr. Les caracteres originaux de I'historie rurale frangaise. The New Comparative Mythology. Jean Starobinski. 153-57. junto a ensayos de Mircea Eliade. Sluder. ii (1983). 1952. Id. que tuvo lugar en Pisa en enero de 1983. 1981. investigaciones de Hofler. x. págs. cil. Bloch. 1982*. Acerca de las discusiones. piraba en el nazismo. 157. senschafl". 24. La referencia de Dumézil a los Rois thaumaturges se halla en Mythes. ed. También en la 1962.51. Der wilde Heer und die Kultbünde der Germanen. mit Otto Hofler (1940). I. Dumézil. Claude Lévi-Strauss. Pralon. 1938. la muy fa- (11) Véase lo que dice el propio Dumézil. speaking world". 1939. xli (1939). 1983. 48. (13) Cfr. por supuesto. 1979. pág. exclusivamente mía. 20). Sobre estos aspectos de la propaganda nazi véase en general G. (22) Cfr. Altgermanische. declarando haberse servido de él. Les rois thaumalurges. biblioteca de la Sorbona... traducción italiana. posición públicamente en sentido antinazi: véase el apéndice biográfico de F. con un importante ensayo. vorable recensión en "Schweizerisches Archiv für Volkskunde". en "Opus". pág. edición preparada por Th. Opuestamente. (19) Cfr. (4) Es curioso que el libro no figure ni en el catálogo de la Biblioteque Nationale ni en el de la Kultspiele der Germanen ais Ursprung des mitíelalíerlichen Dramas. Versammlung deutscher Philologen und Schulmanner in Wien. 1166 y 1167. Germanistische Volkstumsideologie. Altgermanische. pág.. 205 y 206. cfr. 380-408 (debe recordarse que Ranke fue el único folclorisla alemán que (18) Cfr. págs. 73 y 74. pág. L. íranistik und Vólkerkunde. Discours de réception de M. xi. Young Germany.. that Dumézil first focused his attention upon the Germanic branch of sión a Mythes et dieux des Germains citada en la nota 5 de este trabajo). preparada por H. (31) Cfr. ahora en mézil. 194 195 . Premesse per una discussione su Georges Dumézil. 227. Leiden-Tehemán-Lieja. gren. Der arische Mánnerbund. cicatera. Lauffer. S. (25) /Wa. 90 y 91. de Roma. París. Lund. Gesammelte Schriften. Germanisticshe. págs. (5) Cfr.. Georges Dumézil.. W.. págs. 352. Gianni Sofri. Berlín.. 1 96K. (23) Cfr. 341). pág. 1975. págs. Desbordes y otros. Meuli. con paginación correlativa). Sprach . Ixmdrcs. pág. Cohn. 47 y sigs.Kultbund • Fastnachtspiel. véase Volkskunde und Psychologie. (2) Cfr. Gulenbrunner (autor de la recen- gan their grisly march. en "Revue Historique". Closs. (10) Cfr. en Monumentum H. Pu.. 1974. y Aall.. Emmerich. págs. Grotescamente guientes. 118. ou des druides". 1936.. Bolonia.. que sería la de O. pág. pág. Se hallará una the LE. De K. págs. trad. las declaraciones de Dumézil en 1980 a J. Milán. Altersklassen und Mdnnerbünde. en el reportaje ya recordado (Desbordes. pág. 1971. Actualiíé de Georges Dumézil. Momigliano. Emmerich. y Pour une historie comparée des sociales européennes en Id. Grenier. Ventura e sventura del guerriero. págs. Gelzer. Mythes et dieux des Germains. 11. pág. W. Die Knabenweihrn Eine ethnologische Studie. 1951. Winden- (8) Ibid. En la British Library se lo menciona como mislaid. 188 (1940). cit. 79 y sigs. G. 378 y 379. Véase también la inlroducción de Hofler a la Iraducción alemana de Loki (Darms- superficial resulta el comentario de C. 157 y siguienles. 64 y sigs. págs. en "Revue des eludes anciennes". Londres. Zur Ges- (3) Cfr. etc.. extraviado.. H. Suecia. Eine Einführung. basado en gran medida en las (6) Cfr. ii. Notas (21) Cfr. págs. 141 y si- (7) Cfr. xxx (1933). (20) Cfr. 46 y siguientes. Georges Du. A Hystory ofthe Germán Youth Movement. nota 1: "Qu'est-ce que 1'Sim. pág. en "Elemenls". Berna.. Hofler (Viena. Dumézil. El citado número de "Opus" contiene varios ensayos. V). 1940. cit. 1974. Colonia y Opladen.. págs. págs. págs. cfr. Berna. cia del milo. 1969. Peuckert y O. Georges Dumézil. R.. pág. p. Wikander. págs. Laquear. cil. 331. Basilea-Stutlgart. en F. "Ueber vergleichende Sitien und Rechtsgeschichte". Scheid en "Opus". ñola 1). (16) Cfr. Adriano Prosperi... 943-45. Bonnet y D. París. (28) Nótese que el Capítulo VI de Mythes et dieux des Germains. también A. (24) Cfr. Europe's Inner Demons. Berlín y Leipzig. SchiiH/. E.. lancial eslaba ya terminado en enero de 1932. ibid. F. París. ahora en Kleine Schriften. Eine Auseinandersetzung (17) Cfr. págs. enire sostenedores de la primacía del rito y partidarios de la prevalen- (15) La sacíete féodale. cit. Jesi a G.. Emmerich. G. París. cfr. 120 y siguientes). Turín. ladl. París. págs. 1902. en el ámbito del folclorismo que se ins- y siguientes. págs. 138 y 139. Zeller.. casi todos ellos fue. Nyberg.. (27) Aludió a la existencia de un segundo tomo.. bibliografía comentada que cierra el volumen se alude explícitamente al hiato de 1938 (pág.>li ciembre de 1970. cit. Slumpfl... 1963. como último ejemplo de ello. Weisser. 15-17. Sobre toda la cuestión. 105 y 106. 1923 (relación sistemática. La responsabilidad por cuanto he escrito Stumpfl. c'esl que ce que j'enlrevois du monde iml<> européenne m'aurail fail horreur. Usener. H. en especial págs..

. 110. 1939 (véanse en especial las páginas de con. trabajo (Tokharíen tí ¡ndo-Européen. Tengo intención de volver sobre estos undlndogermanen. de "mouvement spontané" y de "accord préétabli entre la passé et le pré- 1968. 1936) al publicista ra- temas en un trabajo de próxima publicación. sin mo. del que me Dumézil. (51) Cfr. en Pour León Poliakov: le racisme. cit. pág. es clarificante la pág. italiana.. Kultur. págs. págs. Le comparatisme de Georges Dumézil. Momigliano. sent". 98-100) mente a Mircea Eliade: véase Ueber somatische. págs. (55) Cfr. (42) Cfr.. Archéologie. 3 (1936). si bien ambigua (y por eso. Caillois. págs. 665 y siguientes. racista (cfr. pág. este autor cita como excep- tung der Vólkerwanderungszeií. encargados de portar las fasces. Young Germany. en Das germanische Kontinuiíatsproblem. Heidelberg. o al antropólogo M. en "Zeitschrift für Volkskunde".. bién. págs. dificaciones ni agregados sustanciales en el plano documental: cfr. 1979. Turín. vel de Dumézil o Benveniste. 548-50. págs. Otto. (52) Cfr. (L'heritage indo-européen a Rome. Desbordes. Véase además la respuesta de Dumézil a esta página: rís. Ve- observó que la tesis de conjunto de Hófler era claramente contradicha por este documento rerbung und Erneurung. 137 y 138. Günther. Georges Dumézil.. Zur Ras- a propósito de R. [Ahora puede consultarse un nuevo ensayo de A. Le Collége.. Londres. diciembre de 1984. Volksideologie und Volskforschung. 1978. ibid.". en las págs. ta y antisemita (véase F. Amt) intervino para reafirmar. Weiser. L Mosse. págs. N° 3. archéologues et nazisme. cit. Die deutschen Masken (1933). K. París. Pero véase tam. Ranulf. págs. de S.. 1932. 394-400. 434 y 435). interpretable de muy distintas mane- he servido ampliamente. 196 197 .. como se recordará.. xxiii (1984).] censión de Benjamín a L'arídité. 189. 1973 (Oesterreichische Akademie der Wissenschaften. Viena. Hófler. Lucien Febvre. al término de su Altertum. en "History and Theory". 1). Sitz-ungsberichete 279. He phil-hist. 1985. pág.. De todos modos.. 22. 1981. Benjamín. págs. 323 y sigs. y en especial págs. trad. y se halla mencionada en el catálogo. que las interpretaciones en clave arquetípica tengan necesariamente implicaciones ra- (38) Cfr. sobre bases lingüísticas. cit. como se ha visto.. págs. 437 y 438 (véase también las págs. 15. Se trata de un libro útilísimo. refiriéndose explícita- chivfür das Studium der neueren Sprache.. Tal convergencia no significa. opuesto a los casos de "imitation consciente du passé". H. 77. Heimat. págs. que concluía así: "Es triste ver cómo una amplia comente fangosa es alimentada por fuentes situadas a notable altitud". * Emblema del fascismo. Band. págs. en especial págs. I. 168. (50) Cfr. N8 1).págs. ya en el mismo sentido. cit. la tesis contraria. Pa. 565 (entre ellos. Scholarly Forerunners ofFascism. 366. ñar por doce funcionarios llamados Helores. (40) Cfr. La presencia de este último es doblemente sorprendente por (35) Tal. cit. citada por S. en L'oubli de l'homme el l'honneur des Natíonale en 1978. "Quaderni stotici". en polémica con F.. F.. Kultische. (1937). hecha propia en ese tiempo por todos los indoeuro- (36) Cfr. italiana. fig. Le Collége. muy superficial.82. zi en Hamburgo. 109 y 193-94. Hollier. (1936). Le Collége de Sociologie. págs. 38 y sigs. 262. Turín. Hollier.). también la re. Critiche e recensioni. Jesi. Bausinger. El propio Schnapp parece terminar por admitirlo. consúltese A. psychísche und kulturelle Homologie. Sobre el éxtasis. Le origini culturali del Terzo Reich. Le Collége. por error. págs. (37) Cfr. ibid. 341-56. Kultische. [T..55. 160.. Spehr. rrado entre corchetes. varas de fresno. Cultura di destra. Hófler respondió muchos años después. 1937.. Cfr. Réponse á Cario Ginzburg.. Altgermanische. 447 y sigs. cit. número suelto. pág. 1979. italiana. Hamburgo.. esa página de Bataille. en Die politische Leis. pág. Lukes. van der Layen en la Zeilschrififür deuíschen tratarse de un judío. el texto original ha sido reproducido en el logiques et racistas du fait linguistique indo-européen" (pág. 315. Homologie-Studien zur germanischen kultur- propuesto una intepretación completamente diferente del citado documento en / benandan. junto con la continuidad lin- Hófler. 90 (1935). 109-15. pág.. 1972. morphologie.. Hoffier. peístas nazis. ü (1965).. Une introduction. Ranulf. 59 y 60. cit. güística y espiritual. L. Cito su texto de memoria.] (49) Sobre todo ello. se ha omitido en la cita la frase referida a Hitler). u. en sentido aun más explícitamente filonazi. nota 71. tanto Sadoul como Aragón tenían que hacerse per. volviendo a proponer sus viejas tesis. xix. de Caillois. (47) La carta figuraba en la exposición en memoria de Queneau. Milán. en "Ethics".-251. cit.. y en especial pág. Krogmann en una aguda recensión (Ar. Sitzungsberichte. págs. en particular pág. F. 73 (1936)... 177-204. sengeschichte der fndogermanen Irans. 314. París. págs. Sprache. como es ti. que sirven de mango a un hacha. 2 Abhandl. Kultische.-hist. fue expulsado en 1933. En realidad. Problemi di método histórico. 108 y Volkssagen und Mythen. cfr... 341. (45) Cfr. Band. Hófler prefiere más bien insistir en la perennidad de los arquetipos. Olender. 345 y sigs. Hoy. Pero en Myles el dieía des Germains se hablaba. y la correspondiente respuesta de Dumézil. Hollier. S. mythes et sciences. págs. 23 y 24. (44) Véase la carta de Mauss a S. "Revue Historique". en especial en la pág. 38 y siguientes). 1973. edic.. 421 y sigs. 50 (1939). Viena. Díe Religión des Semnonenstammes. Kl. 299-318. al lado de estudiosos del ni- dad. cional una alusión a determinada estructura conceptual "parfois presque inconsciente" clusiones). cista H.. 319. 47 y siguientes. Consiste en un haz de ne". 1976. chung.. quiso resaltar la improponibilidad. Neumünster. tomo 57. nota 337a. Milán. 1979. pág. 45-71. Para algunas observaciones puntua. Un pasaje análogo es citado en el lúcido artículo de cistas. Georges Dumézil and the (46) Ibid.. dieux. Turín. págs. tomado de las tradiciones de la antigua Roma. Science et politique. 338 y 339.. 27 y 227 y passim. págs. (48) Cfr.. iv. 985-989.. (originalmente publicado en Mitteilungen aus der livlándischen Geschichte. 357. de la localización de la Urheimat indoeuropea en la Europa septen- les de orden crítico. en "Annales E. pero no deben pasarse por alto las inclinaciones juveniles de Eliade en sentido racis- H. 159). 1949). Ya W.. N5 383. 227-40). Verwandlungskulte. C. responsable del partido na. 541 y sigs. y en especial págs.. págs. Band.. 1924). Krebs. Hófler. obvio. 7 y 8) fue citado por A. Schnapp como prueba de las concesiones hechas por Dumézil a una moda académica filo- (41) Cfr. que apareció en "Commu.. los cónsules se hacían acompa- donar por el partido comunista sus respectivas trayectorias surrealistas).. En Roma.. 181. en "Wiener trional. Gottheit und Gotteheiten der Arier. (53) Suscita cierta impresión encontrar en el Festschrifi en homenaje a Hermán Hirt (Germinen (33) Cfr. (39) La frase es citada por G. un vulgar ataque de Georges Sadoul a Bataille. revista dirigida por Louis Aragón. véase los textos reproducidos en apéndice. Kultische. sigs. Klasse. Hófler reiteró sus tesis. págs. 1980 ("oesterreichische Akademie der Wissenschaften. ejemplo de ario de pura raza nórdica. trad.. junto al del semita Félix Mendelssohn: cfr. pág. cit. Hófler. en "Rasse".. págs. cit. Meuli. ras) no contiene formulaciones racistas. Trifunctional Approach lo Román Civilization. El compilador del Festschrift (H. cit. Zur nationalsozialistischen Volksfors.. 164 y siguientes. trad. 40 (1985). Waren die Germinen 'Ekstatiker'?. págs. lo que expresa Hófler. organizada por la Bibliotheque 312-30.. donde ya se proponía la intepretación en sentido ritual que luego sería desarrollada por (54) La continuidad racial ("biológica") es subrayada por Hófler. Phü. 16-34. en W. Closs. 286 y siguientes. nota 54). págs. preparada por M. págs.. K. Emile Durkheim: His Ufe and cuando observa que Dumézil "a toujours pris ses distances a l'égard des interprétations bio- Work. ahora en Gesammelle Schriften. ensayo... nota (43) La carta ha sido citada en la recopilalción de D. Raymond Queneau plus intime.. 87 y sigs. con un texto ence- Beitrage zur Kulturgeschichte und Linguistick". 567 y sigs. en Desbordes. 308 y 315. Semper (este último exhibía su retrato como (34) Cfr. textes de 54. Volkstum. Laqueur. Sobre los temas de fertili. págs. Precisamente este pasaje (cfr. conviene hacer notar que Benveniste. Bruselas..

años. a asistir a las procesiones de los muertos. a una extraña secta que entre los siglos XVI y XVII se difundió en el Friuli. como alternativa. Entre los casos clínicos analizados por Freud. 2. la facultad de convertirse en lo- ma. estaban obligados. mazze- La única acción contenida en mi sueño fue la de la ventana al abrirse. o bien durante los doce días que corren entre Navidad y miedo de ver en sueños algo terrible. mundo de los muertos. los inquisidores creyeron reco- nocer un eco deformado del sábbat de las brujas. eslovenas c italianas. (3) el del hombre de los lobos. (2) Reyes (lobizones). y de los lobos sentados en la copa del árbol. capacidad de viajar periódicamente (en espíritu. con gran temor. con otros lobizones. de ser devorado por los lo. y desperté. en consecuencia. Todos esos personajes aseguraban poseer la los lobos se hallaban sentados. se les atribuían poderes excepcionales a los individuos nacidos con la camisa bos—. En un libro que apareció hace ya varios años. Su destino estaba marcado por características especia- ción en mí. o bajo formas animales) al recha e izquierda del tronco. como los zorros. pero mientras el mito de las procesiones de tuido por un sueño que el paciente (un joven ruso perteneciente a una familia de muertos se halla difundido en el folclore de buena parte de Europa. llamado Soñé que era de noche y yo estaba en mi cama (la cama estaba orientada con los Thiess. estudié. para luchar contra brujos y brujas por la fertilidad de las co- en mi sueño. y hasta los once o doce. el más célebre es. sino brujos y brujas ellos mismos. puesta. como las de los perros cuan. (4) fue confirmada eran completamente blancos. de la brujería diabólica que eran familiares a los inquisidores. el hombre de los lobos finían como benandanti. y que su nacimiento se había producido el día de Navidad. La niñera acudió corriendo al lado de mi ca. nos permite saber que el paciente era ruso. cinco como máximo. al término de la guerra (1918). Volvamos ahora al hombre de los lobos. por la fertilidad de las cosechas contra brujos de ambos sexos. el de las ba- la alta burguesía. redactado en 1914. Yo tenía-tres o cuatro les: haber nacido con dientes (los táltos). que sobre el enorme nogal que se hallaba justo enfrente difícil interpretación.* por lo que. yo sabia que era invierno. Afirmaban haber nacido con la camisa puesta. De pronto. pies hacia la ventana. (5) Las características chamánicas que ya había yo reconocido en los do la imagen de la ventana al abrirse. profundamente ajenas a los estereotipos con dos largos agregados. Mi hipótesis inicial. táltos de Hungría. Eran seis o siete. Creo que éste fue mi primer sueño de angustia. bían sólo a la región friuliana. contó a los jueces que tres veces por año se dirigía. y más bien parecían zorros o perros de pastor. pero sólo en espíritu. cabrios e inmóviles. Así lo relató: XVII se celebró en Livonia. En dichos relatos. que en 1914 contaba 27 años) tuvo en su primerísima infan. prorrumpí en gritos. en un proceso que a fines del siglo cia. Szeftel que hasta entonces me tenían largas colas. y volví a dormirme. Transcurrió un buen rato antes de que yo me convenciera de que sólo había sido un sueño. peo: lobizones eslavos y bálticos. había una hilera de viejos nogales. lobizones). del caso del hombre de los lobos desde un ángulo diferente del que sugioc Freud. a de. frente a la ventana. que había nacido con la camisa cena primaria" del coito entre sus padres. contra un viejo "lobizón". Presa del terror —evidente. me sentí como liberado de un peligro. la ventana se abrió sechas. a ir a combatir. Este anciano. bizones. sobre la base dr aproximadamente medio centenar de procesos celebrados por la Inquisición. Freud descifró tras ese sueño in- fantil. reconstruido a posteriori. y orejas erectas. con la camisa puesta (benandanti. zona en la que convergen poblaciones alemanas. "al final del mar". puesto que ri de la isla de Córcega y otros. porque después por un ensayo de Román Jakobson y M. El trabajo de Freud. o bien. Los lobos sustrato de creencias eslavas comunes a Friuli y a Livonia. pero sólo después de varias dé- cadas de presiones lograron arrancar a los benandanti la admisión de que no so- 1. tuve siempre kersniki. Las creencias de los benandanti. tal vez. lamente no eran adversarios de la brujería. Antes puesta. (1) El punto culminante del análisis está consti. pero de sola y vi. la elaboración de una experiencia vivida por el 3. afuera. bajo el título de His. al nor- te del Adriático. (7) Entre es- debo hacer una digresión que nos permitirá observar algunos de los elementos tos elementos y el sueño infantil centrado en la aparición de los lobos existe una 199 198 . tal vez cuando tenía un año y medio: la "es. y de noche). Los miembros de dicha secta eran hombres y mujeres que se autode- Freud. se publicó. La analogía con las creencias de los benandanti es clarísima. En ese trabajo se demuestra que en el folclore eslavo do prestan atención a algo. y me miraban. que postulaba la existencia de un de la ventana estaban sentados algunos lobos blancos. tan natural y nítida me había pareci. Al principio de mi investi- gación pude detectar un solo caso paralelo. benandanti se me aparecen hoy compartidas por otras figuras del folclore euro- Por fin me tranquilicé. entre esos poderes se hallaba. algo así como "bienaventurados". (6) A través de un largo y minucioso análisis. no se circunscri- toria de una neurosis infantil. y los lobizones cuatro veces por año. Ya volveré sobre este punto. Desde entonces. había sido desconocido. Era como si concentraran toda su aten. kersniki dálmatas. para ver qué me había pasado. ante todo. El informe publicado por Freud paciente a una edad aun más tierna. tallas nocturnas por la fertilidad es mucho más raro. sobre las ramas del árbol.

y en un escrito a ella adjunto. de los siete lo.1 I i i . alternativa de la de Freud. bos. El contexto cultural del cual había brotado ese sueño era. afortunado. Como es sabido. 5. Freud la abandonaría repentinamente en el verano del año propios sueños). y que nada malo podía sucedería. folclóricas relacionadas con los lobizones y el futuro paciente de Freud. (13) Pero desde el punto de vista hermenéutico la no identificación del —como se ha dicho muchísimas veces— el psicoanálisis. en particular de la histeria. Freud explicó que todas sus certidumbres se habían ahora caso no se dio cuenta de que en una fábula de la recopilación de Afanásiev (El desvanecido: los relatos de los pacientes acerca de las seducciones sexuales lobo imbécil) hubiera podido encontrar la respuesta a la pregunta sobre el nú. el giro flo de carácter iniciático. a tales actos se les atribuía un papel etiológico decisivo en la forma- no es. nada sorprendente: el paciente provenía de un mundo ción de las neurosis. La conexión entre el mundo de las creencias de asociaciones inducidas por el analista. De su boca habrá oido el joven las primeras fábulas. tendría una noche. E. sus padres. la vocación de los futuros para del mundo. lo cierto es que rales contradictorias (la ñiañia. pues. I" rededor del cuello la "camisa" dentro de la cual había nacido. la institutriz inglesa. Cuando de lo que se trataba era de inter. siguiente. es ella quien lo consuela tras el angustiante sueño paciente. casi como para coronar la teoría de la seducción. que planteó (¿por qué seis o siete?) al ese giro. ta por Freud: riamente negativos) le daba el hecho de haber nacido con la camisa puesta. el velo IJIH. estaba como envuelto en im vwlii. etcétera. Pero lo que vuelve más complicada la cuestión es. Que Freud haya permitido que se le escapasen los elementos indicados parientes). bio de opinión. es. con la camisa revestía en el folclore eslavo completan. Sólo poco antes de darse de «h« . etcétera. pero no SUJM mu n u mo mujer "devotísima y supersticiosa". \ hermanos Grimm que. el que se aparecía era un animal. precisamente. de sus rencia de 1896. por una parte de ese ambiente. con mayor razón. ig- 200 201 . En lugar de convertirse en lobizón. nace paciente. es de bnl< ••.. De mero de los lobos presentes en el sueño. tras una serie boración con D. reconstruida a trav<'-. (9) Pero este sueño. cariz inesperado. (12) 1897 las "escenas primarias" se referían. incluso las más recónditas. (10) En cuanto se la entiende como reelaboración de la "escena primaria". En efecto.. (14) de reflexiones que en enero del mismo decisivo año de 1897 habían tomado un no reconoció el elemento folclórico presente en el sueño del hombre de los lo. muy vero. Freud. al iniciar su propio autoanálisis. en una carta a el hombre de los lobos no emprendió el camino que dos o tres siglos antes hu. a tal punto que Afanásiev la incluyó en su famosa reco. El amnios.. Pero en este setiembre de 1897. que representa el regreso al vientre materno. si bien en plural (Urszenen). Sometido a presiones cultu. i • • bos subidos al árbol. cultural demasiado distante del suyo. quien Podría objetarse que todo esto no basta para configurar una int< i I N I i pertenecía. muchos años después. guardada por su una fantasía de huida del mundo.r u benandanti o de los futuros tallos. m l u n m. Si bien es probable que sea esta ocasión la prime- más concretamente. porque tienes una cosa de las mías". parte del folclore ruso. (15) madre. ra en que Freud lo utiliza en un texto destinado a ser publicado. no ya al coito del padre con la madre. (11) Es así como en el sueño del hombre de los lobos podemos descifrar un sue.evidente homogeneidad cultural. y que separa al mundo de él. descrita co. En la célebre carta a Fliess del 21 de do alusiones literarias o de otra clase. (8) El niño estaba muy apegado a la implicaciones psicológicas que el mismo hecho había asumido en la |iih|Mi« il< I vieja ñiañia (por otra parte. vo que reconocer que la infección blenorrágica que había contraído comí Huí» .i mi serie de coincidencias casuales. Su queja es en realidad imn I uní . Freud dominaba a la perfección el contexto diurno.. <lr l. tras sostener incluso públicamente esa tesis en una confe- pretar los sueños de sus pacientes vieneses (o bien. el niño friulano que llevaba al. sólo quedaba la experiencia individual. en esa forma. (17) Ahora bien. die- biera tenido expedito. de deseo realizada. formaba asimismo en un amnios. completan pero no refutan la interpretación |n.. sino a actos de seducción de niños llevados a cabo por adultos (con frecuencia 4. en la infancia o durante la juventud. a quien cado o que habían sido elegidas al acaso.|n »> se manifestaba.|in. se volvió un neuróti. la ñiañia. que coincidía con la individualización del complejo de Edipo. mediante los cuales tivamente un grave perjuicio para su cuerpo. por lo general un semen. en traducción rusa. parece muy improbable que se trate de una norado. evoca también los sueños iniciáticos. Perdió esa confianza sólo > 11 pilación. a una familia de la alta burguesía. respectivamente. He ahí por qué había siempre considerado que era esj». (16) Con todo. Las implicaciones culturales que el heclm il« mu • • símilmente debe haberse realizado a través de la niñera. una aparición: un hombre que La propia interpretación de conjunto del sueño del hombre de los lolx is. no painr 11 el caso de los taitas. antes de escuchar las de los [El paciente] afirmaba que el mundo. padecidas durante la infancia se le aparecían ahora como simples fantasías. inducido por el ambiente cultural que lo circundaba o. sus maestros) la misma expresión aparecía ya. le leía la institutriz inglesa. En dos excitadas cartas a Fliess (fechadas. el vínculo entre el haber nacido con la camisa puesta y los lobos (los lobizones) término Urszenen había surgido inmediatamente antes de este dramático cam- revestía consecuencias más graves. cisiete años después el giro reaparecía con un significado distinto. para él. Fliess del 2 de mayo de 1897. de los lobos). . Incluso doctrina psicoanalítica nos prohibe suponer que esas palabras carecían id> n ^ m l i la fábula del sastre y los lobos. en co al borde de la psicosis. Análogamente. según ya hemos dicho. descifran. cu le decía "Tú has de venir conmigo. "escena primaria" (Urszene). evocada durante el análisis del paciente. entremezclado de ecos fabulosos. tal o un toro. que años antes había escrito en cola. Por ejemplo. De ella habrá aprendido qué extraordinarios poderes (no necesa. al fin y al cabo. primera vista ni siquiera empañada por las consideraciones hasta aquí vori idas. Oppenheim un ensayo titulado Sueños en el folclore. tamiento el paciente recordó haber oído decir que había venido al mun< l> • > 11 > i» 11 • • se la había contado su abuelo (y tal vez también la ñiañia).

sino el coito entre el padre y la madre. o era una fantasía retrospectiva? "Admito que éste es el problema más mo y semiborrado estrato de creencias de fondo chamánico que. la Urszene de 1914 lo hizo tras una reflexión sobre un sueño. escribía Freud en una nota." (23) Afirmación esta última que con misma vieja historia lamentable (ayudadas. 6. de con la realidad. (18) Esta doble inesperadamente la teoría de la seducción infantil. la respuesta a este interrogante podría ser la si- chas. padecidos en la infancia y de amenazas de emasculacion constituyen mduda ricas con las brujas. reaparición de las palabras "escena primaria" (Urszeri)! mas sexuales infantiles. en su trabajo ductores). según la cual la teoría de la seducción mera juventud". por los jueces de los procesos de brujería. (24) Unos meses después. plicaciones filogenéticas propuestas por Jung inducía pues a I-'reud a ichahiliiai vero método de tratamiento que usaban los jueces de brujas".r. rechazada por el en I H<> / analogía se fundaba en un trauma infantil que unía al juez con la imputada (y Pocas páginas antes. filogenéticas. a propósito de la etapa final del análisis del hombro do los por consiguiente. como ya lo habían hecho Charcot y sus discípulos. y en la misma situación las víctimas inventan la tica. Lobizones y benandanti pueden ser considerados figuras de un vastísi- ciente. gar otra. el reflotamiento. (26) La existencia "Nada. aún por escribirse) para afirmar que a Freud. Tendía a creer que en la perversión más. entonces y más tarde.. en el darme cuenta de la inesperada frecuencia cual la renuncia de Freud a la teoría de 1^ seducción. esas tormentosas reflexiones desembocarían en la Tales oscilaciones demuestran la inadecuación. la reaparición del término hace que rebrote la teoría de no Urszenen. ¿Había sido una experiencia efectiva del pa. bajo la presión espinoso de toda la doctrina analítica". antes de la publicación del ensayo. por los disfraces de los se. A esta consideración. de actos de seducción tes. sin anluí >?«». pero.. (21) El térmi. Freud había llegado a escribir: "la vieja teoría traumática. interior a los textos de Freud. En un pasaje agregado en 1918. de esa conexión era ignorada por Freud. sábbaf. en cuanto reelaboraciones simbólicas de auténticos trau.')! . la cosa le guiente: la existencia de un núcleo sexual traumático fue claramente percibida 202 203 . varón o mu. Así. al terapeuta con el paciente. cenas de observación del coito entre el padre y la madre. tanto la víctima como el torturador llaman a la memoria su pri. un punto de vista histórico existe una conexión entre estas creencias y el sáb- fantil. dentro de la cual la citada expresión había sido formulada origi- sexuales infantiles que generan las neurosis). desde expresión "escena primaria" se adoptaba aquí para designar no la seducción in. cierto es decisivo— de la biografía intelectual de Freud. readquiría de pronto todo su valor. a tantos años de distancia. reactivados en el curso del proceso judicial. Además de comparar a las histé.el 17 y el 24 de enero) Freud dijo que había descubierto que sus teorías sobre preocupaba muchísimo. Había en- cargado un ejemplar del Malleus maleficarum. en 1897. me perturbó nunca en mayor grado que esta duda. La Urszene de 1897 había surgido. (19) constituía "un error que por poco no resulta fatal para la joven ciencia". tuvo como grave consecuencia la de dificultar las relaciones del psicoanálisis fícil creer en una difusión semejante de las perversiones hacia los niños". de la siones de las brujas. lógico. otros tiempos una religión del este semítico (Moloch. Que la ontogénesis recapitulaba la filogé. el del hombre de los lobos. Lo prueba la frase que sigue inmediatamente: "1 MU es los orígenes de la histeria ya habían sido descubiertas y formuladas. guiente pregunta: ¿cuál es el significado a diecisiete años de distancia. siglos an. (25) Pero no me propongo aquí discutir un capítulo —que por ahí. tradice rotundamente la otra. cll. pues. que puede haber sido en un significado distinto del que tenía en la carta a Fliess del 2 de mayo de 1897. Urszenel Pero no hace falta ir a molestar al famoso ensayo sobre la Negación (a esas fe. de la tesis sostenida recientemente por J. según la dad del padre. Urszene asume podían "existir restos de un primitivo culto sexual. Sobre la veracidad de esa escena bat. en sus implicancias nesis fue por otra parte para Freud. sin excluir al mío. en forma implícita. inclusive en el plano filo- "sorpresa de que en todos los casos la culpa tuviera que atribuirse a la perversi. lobos. llegaba por entonces. fue definitiva. por el contrario. en el ensayo sobre el hombre de los lobos. respecto de la cual conexión los benandanti constituyen un eslabón inter- Freud se interrogó largamente. La hipótesis de una coincidencia irrelevante puede ser descartada sin sobre la brujería. mientras es di. a caballo de los siglos XIX y XX.. Volvamos ahora al caso del hombre de los lobos. el contrario a una conclusión diferente: "La cosa no reviste gran importancia". ¿Cómo explicar. (20) Pero en enero de 1897. hay que agre- plicaciones filogenéticas evidentes. una herencia lílogcnéiii -a. Freud se blemente un patrimonio heredado. Historia del movimiento psicoanalítico. identificaba implícitamente con los jueces: ". sueño del hombre de los lobos se le escaparon por completo. Moussaieff Masson. el famoso manual del siglo XV 1. las propias implicancias folclóricas del dumbre me hizo vacilar más que ésta para la publicación de mis conclusiones". y agregaba: de jueces e inquisidores. tenía pues para Freud en 1897 im. del cual hemos subrayado sus implicaciones folclóricas. la vinculadas con la creencia en la existencia de los lobizones.. Como se ha dicho. y ninguna incerti. si bien referido explícitamente a la ontogénesis (los traumas la seducción. un dogma indiscutido.¿por qué las confesiones que pueden ser también adquiridas en virtud de una personal ex|x-iioni ia" (-'. parte había sido edificada sobre impresiones extraídas de la terapia psicoanali car los estigmas diabólicos. según se ha visto. formulada en el mismo año de 1914. En términos freudianos. Astarté)". que |x>r olía jer): "Y he aquí que los inquisidores punzan con agujas a las víctimas para ubi.1 eran arrancadas mediante torturas son tan similares a lo que me dicen los pa. Es cierto que. tal vez. sino responder a la si- Freud estaba aún convencido de que con esa teoría podían explicarse las confe. del mismo giro crucial. y se proponía estudiarlo. el abandono de la teoría de la seducción. para concluir al fin: "ahora entiendo el se. Ahora bien. explícita polémica (sobre la que volveré muy pronto) contni las aprcsm ai las <• x cientes en tratamiento psicológico?". tras una reflexión sobre las confesiones de las brujas acerca del como para buena parte de la cultura europea. confluyó en la imagen del sábbat. que es exterior. nariamente. medio. y de la histeria en cada caso en que se cumple la misma condición.

Su disensión respecto de nos: Freud pensaba que la teoría de las neurosis resultaba útil para comprender Jung. en este punto. El caso del hombre de los lobos replantea con ejemplar claridad el entre- lazamiento entre mitos y neurosis que apasionó. En segun. brotaban ya las raíces de una disensión que estaba destinada a duos. en 1914. por compartir muy pronto lo que sospecho. me- que Freud. y también la obra de Creuzer sobre el simbolismo y comenta: "Aquí aflo. Contra la imagen hipertrófica (y 204 205 . Vale decir. todo. Pero después de formular todas estas en noviembre de 1909. lee en la iniciación onírica de los por casualidad en el Archivo del Estado. absolutamente in. "a igualdad de condiciones". De vividas por nuestros padres forman parte de nuestro bagaje cultural. Las res- ción. era potencialmente mucho más fe- filogenética. identificables o conjeturables de manera plausible: hombres. No vamos a tratar de explicar la neurosis del nombre de los hemos expuesto es. volverse irreversible. la ñiañia del hombre de los lobos. Cuando Róheim. por ejemplo. sobre 8. ran ricas fuentes para la fundamentación filogenética de la teoría de las neuro- te advertida en 1914 (a propósito del sueño del hombre de los lobos). en los trances. la individualización de un núcleo sexual traumático en las creencias Salpetriere a través de las descripciones sobre mujeres endemoniadas (y vice- relacionadas con el sábbat. a Freud y Jung. pretaciones logran abordar. análogas en muchos aspectos te el problema.. a la filogénesis. donde tiene lugar la ruptura entre Jung y Freud. en las demostrada. en Venecia. rastreable también en los sueños (en los éxtasis. en el ensayo sobre el hombre de los lobos. la disparidad entre la oscura comple. su teoría del in- interpretativas que la ontogénesis ofrecía era lícito recurrir. sí. inaceptable por dos motivos. el proceso contra el boyero benandante Menichino de Latisana. En primer lugar. Es cierto maneras obviamente diferentes. libros y papeles de archivos que hablan de hombres y de mujeres. subrayada expresamente en un pasaje agregado en 1918 al caso del hom. la de que las experiencias psicológicas y culturales visiones) de los benandanti. consciente colectivo exaspera el ya inaceptable lamarckismo de Freud. cargadas de mayor o menor irracionalismo. la interpretación en términos freudianos que sumariamente ta. En general. los mitos. Todo ello nos lleva. un texto significativamente aludido. el sueño del hombre de los lobos. al día mujeres. podríamos preguntarnos: ¿somos nosotros quienes pensamos a los benandanti— una iniciación sexual. pero tampoco podemos ignorar que. prorrumpe un contenido mítico mucho más ciente colectivo) en una hipótesis de carácter lamarckiano. en dicha interpretación descansa (al igual que las teorías de Jung sobre el incons. sugerida por Freud mediante el prefijo Ur. diante distintos caminos. la valencia originaria. postula —junto a la "ex. junguiano: la herencia filogenética no tiene nada que ver aquí. Espero que termine usted referirse tanto al plano ontogenético como al filogenético. Se periencia filogenética" en cuanto depósito de contenidos específicos (no dema. de los tallos. ese contenido mítico se le impuso a Freud. El asunto puede esquematizarse en los siguientes térmi- tación habría sido sin duda corroborada por Freud. pero no agotar. La imprecisión y falta de rigor de Jung bre de los lobos. de los lobizones. pretaciones equívocas. capta uno de los aspectos —pero sola.por Freud en 1897 (a propósito de las confesiones de las brujas) y oscuramen. en un pasado remotísimo. en efecto (además del de un obvio enfrentamiento mito surge y acciona. entre contextos individuales. Se trata de he- ditaria del individuo a revivir. como es obvio. asimismo. es fácil objetar que la diferencia entre variantes individuales del mito y. empeñados en descifrar los espasmos de las histéricas de la do lugar. sino sobre el papel que la remisión a esa herencia debía asumir en cundo que el de Freud. sólo tras agotar todas las posibilidades una intuición superficial (y superficialmente etnocéntrica). de las brujas. el mito. segunda alternativa. primero en 1897 y después. a las posiciones asumidas por Jung. cuyo poder demostrativo no se diferencia madres de los benandanti del Friuli. los lobizones y demás se traduce en una simplifica. Según Freud. (30) Detrás de la aparente recuerdo reelaborado de traumas sexuales vividos no solamente por los indivi. Es una postura que se presta. y sus discípulos. en sustancia. A esa pregunta ha respondido Lévi-Strauss. En ambos sis". Esta interpre. debe ocuparse de mitología fue para mí una gran alegría. antiguo. por la teoría (o novela antropológica) expuesta en Tótem una gran oportunidad desperdiciada. La importancia que Freud atribuía a esta última está ates. Charcot mucho del de la virtus dormitiva mentada por el médico de Moliere. Simplificando brutalmen- taitas —figuras chamánicas del folclore húngaro. ron lugar en períodos prehistóricos. pues. sin duda. hallado ción arbitraria. no versaba sobre la existencia o la ausencia de una herencia abortaron un proyecto que. (27) 9. en el interior de cada uno de los cuales el Es en el terreno del mito. coincidencia. y tabú. chos históricos. sin él saberlo. a modo de explica. es grande. Jung opinaba que era al revés. impuso también a quien esto escribe. por otra parte. desde distintos puntos de vis- Sin embargo. o son los mitos los que nos piensan a nosotros? jidad de la documentación y el esquematismo del análisis aparece evidente. Tres días después Freud contesta. una conjetura inverificable. La misma empieza a sivamente un contenido mítico y tratar de dar de él una interpretación crítica lo manifestarse. a una serie de inter- mente uno— de un conjunto de mitos mucho más rico. Los arquetipos identificados por Jung son el fruto de la estrategia analítica. optando por la (29) Esta interpretaciónj como otras. radiante: "Que haya usted empezado a casos. igual seguimos teniendo que vérnosla con algo que nuestras inter- doto. Más grande aun es la diferencia entre vivir pa- personal). distinciones.. No se trata de un arquetipo en el sentido siado alejados de los arquetipos junguianos)— una presunta disposición here. sucesos que tuvie. como se sabe. en el caso del hombre de los lobos. lobos mediante el mito de los lobizones. sino por toda la especie humana. el la mitología es el mismo que el de las neurosis". es decir que el complejo central de clóricas respecto del sábbat y de los lobizones estaría conservado. puestas que proporciona Jung al problema del mito constituyen en definitiva tiguada. En las creencias fol. (28) Pero también esa disposición es. Jung escribe a Freud que está leyendo a Hero. versa). imperceptiblemente. Las de hoy. El día 8. desde las cartas intercambiadas entre ambos más amplia y abarcadura que sea posible.

185). II. págs. 343-54. Kanzery J. Assalto alia veritá. Opere. 161 y siguientes. 507.494. pág. págs. Padre efiglio. (5) Cfr. en un estudio sobre las representaciones simbólicas relacionadas con los nacidos "con la camisa puesta". pág. pág.en definitiva solipsista) del yo intepretador. Milán. Opere. 571-72.. págs. La rinuncia di Freud alia teoría della seduzione.. ed.. ha- llado por una afortunada casualidad. 1955. págs. 1984 (2 tomos con paginación correlativa). págs. Nueva York." fueron censuradas en la primera edición (1950). (14) Cfr. 99 y siguientes. en Shamanism in Eurasia. preparada por M. ital. Krüll. 404-22. Hoppal. la nos piensananosotros" subraya provocativamente la indefinida proxmndad de nuestras categorías analíticas. 509. 1982. por él preparado. Obras. sobre este pasaje. (1) Cfr. cit. Massachusetts.. que llega a conclusiones muy diferen- tes de las que aquí se formulan. Dreams in Folklore. 1958 (este ensayo.. Standard Edition. S. ed. 13-86. 537. preparada por M. E. Vitafamiliare di Freud.. S. 207 206 . véase ibid. pág. Vn. 1887-1904. Moussaieff Masson. 1980. recogidas por A. págs. (16) Cfr. 1971. pág. 1955. Opere.. Freud. The Vseslav Epos. 1961.. (3) Cfr. (11) Cfr. 50. hoy de moda.. 95-96. cit. cit. Ginzburg. (10) Cfr. 1982. (9) Cfr. (17) Cfr. preparada por J. París. Freud. Turín. Glenn.. Aus den Anfangen der Psychoanalyse. "Memoirs of the American Folklore Society". pág. 225 y 226. págs. VH. Gotinga. (21) Cfr. cit. The Borderline Childhood ofthe Wolf-Man. Londres. Freud. en Freud and his Patienls. Ese sueño había sido publicado ya por Freud en el ensayo Material fabuloso en los sueños. ed. Freud. Francfort del Meno. "Annales ESC".. Szeftel. se reincorpora el texto suprimido (véase Aus den Anfangen. 197 y siguientes. Cario Ginzburg. pág. Strachey.. (13) Cfr. Turín.. AusdenAnfíngen. preparada por Cesare L. Turín. 1984. de The Complete Letters ofSigmund Freud to Wilhelm Fliess. Nueva York. 1985. Les signes de la naissance. S. G.. / benandanti. 42 (1947). Gardiner. 1971.. (20) Las palabras "sin excluir al mío. 163. xxxix (1984). 39. véase también J.. (4) Ibid. Mousssaieff Masson al volumen. cit.. Román Jakobson y M. preparada por M. (15) Cfr. Opere. Oppenheim. Agradezco a Albergo Gajano por haber discutido conmigo los elementos Notas de esta investigación. XVH. nota. 187). Présomptions sur le sabbat. P. 341-58.. Strachey. apareció postumo en 1953). S. Turín. 483 y siguientes.. pág. C. trad. Mu- satti. las observaciones de J. La vinculación de los dos primeros elementos con las creencias eslavas en los lobizones ya ha sido señalada por N. Belmont. Cambridge. cit. citado de la trad. págs.. Sobre esta carta y la que la precede. Freud y D. págs. Antichefiabe russe. Turín. 18. pág. Venturi. Freud. Nueva York-Londres. (8) Cfr. págs. 1966). Klaniczay. por ejemplo la italiana (Alie origini della psicoanalisi.. en las ediciones más recientes. Afanásiev. (12) The Wolf-Man by the Wolf-Man.. Opere. Blum. 1975. Freud.. italiana. (2) Ibid. / benandanti. H. Briefe an Wilhelm Fliess. (7) Cfr. que se sirven de la revisión realizada bajo la dirección de J. pág. Shamanistic Elemenís in Central European Witchcraft.cil. 108 y sigs. trad. págs. ed. edición preparada por G. N. por ejemplo M. (18) Cfr. 1972 (1* edición. italiana. Ginzburg.. 571-72. VE. (6) Cfr. (19) Ahora se pueden consultar. VE. pág. Freud. de la que dependen algunas traducciones.

consúltese a M. Vm. iii. De todos modos. págs. cit. Sobre el lamarckismo de Freud. Freud. Gerndt. Turín. A. E. Jones. en Freud and His Palients. seguida de una discusión en la que tomaron parte R.. Róheim. ed. 569 (las cursivas son mías). Harmening. F. 28 (1973). Schenda. 49-81. 533 y 534. A review and a Reconsideration. Sobre este punto. Milán. muy rica en preciosos documentos inéditos. Vn. (24) Ibid. VIH.W. Daxelmüller.. H. de presentarla como un libelo escandaloso. Más específicamente.. pág. 365 y siguientes.. Padre efiglío. cit. cit. Ch.] * Se trataría más bien de un camiciotto. erróneamente. págs. [Una traducción alemana de este ensayo.. Brooks. Ginzburg. Assalto alia verilá. se trata de una investigación seria y. McGuire. págs. 390. 1974. The Primal Scene.(22) Cfr. Présomptions sur le sabbat.. (30) Cfr. cit. cit (véase en cambio Kriill.. apareció en la "Zeitschrift für Volkskunde". (28) Cfr. Freud. en Reading for the Plot. 131-69. cfr. págs. Moussaieff Masson.585. "The Psychoanalytic Study of the Child". en general. Opere. Eickhoff. Aunque el autor no lo acla- ra expresamente. págs. 264-85. 101 y 102).. Kanzer. (29) Cfr. págs. 1984. G. además. págs. en especial págs. preparada por W. Jeggle y D. Opere. o prenda interior de abrigo... 570. H. citado. U!. pág. A. págs. Hungarian Shamanism. (25) Cfr. 358 y siguientes. en "Psychoanalysis and the Social Sciences". cit. U. Véase también. 82 (1986). Oxford. pág. aunque la comunidad psicoanalítica internacional haya tratado. págs. 363 y 364. (23) Ibid... la membrana que normalmente recubre al feto dentro del útero materno [T\. 1964. véase tam- bién las agudas consideraciones narratológicas de P. 208 . (27) Cfr. Fictions of the Wotf-Man: Freud and Narrative Undersíanding. 189-225. Niedercr. 275 y si- guientes. Freud. (1951). Further Commtnts on the Wolf-Man: the Searchfor a Primal Scene. Vita e opere di Freud. Opere. más adelante el contexto permite suponer que la imagen de la "camisa puesta" denota en realidad el caso de criaturas que han nacido envueltas en el amnios. Esman. (26) Cfr. 567. págs. Letíere Ira Freud e Jung. La pane analítica de este libro es mucho más convincente que sus pá- ginas de conclusiones.

Intereses relacionados