Está en la página 1de 12

LA FIDELIDAD DE DIOS

INTRODUCCIÓN:
La infidelidad es una de las acciones que más comete el hombre y que
ha provocado consecuencias muy dolorosas. La infidelidad, sacó a Adán
y a Eva del Jardín del Edén. La infidelidad mantuvo a Israel en el desierto
por 40 años. La infidelidad hizo que Judas Iscariote se ahorcara, la
infidelidad hizo que Pedro negara al Señor.
En la esfera social, la infidelidad conyugal abunda por todos lados; la
infidelidad entre amigos, entre familia, en los negocios son el pan de cada
día. Por eso en proverbios encontramos una pregunta que dice: ¿Un
hombre fiel quien lo hallará? La realidad es que no existe alguien que sea
totalmente fiel, el hombre tarde o temprano va a fallar: a veces por temor,
a veces por dejarse llevar de un deseo, a veces porque la tentación es
grande… Pero hay alguien en el que usted si puede confiar plenamente
y estar seguro que nunca le va a fallar y ese alguien es Dios. Así que en
esta noche quiero hablarle de la fidelidad de Dios.

Deu 7:9 Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda
el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos,
hasta mil generaciones;

1. LAS PROMESAS DE DIOS NO PUEDEN FALLAR

A. Porque son en el sí
2Co 1:20 porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén,
por medio de nosotros, para la gloria de Dios.
Página 1 de 12
 Cuando Dios diseñó el plan de tu vida, Dios preparó muchos sí en tu
vida. Si, tus hijos cumplirán el propósito de Dios; Sí, tu familia va a
llegar a los caminos de Dios; Si, cumplirás tus sueños; pero en el
camino nos vamos a encontrar con muchos no. Antes de llegar a tu
si, abecés tenemos que pasar por muchos no. Pero muchas
personas al primer no, se desaniman y abandonan sus sueños.
 En la biblia encontramos a Jesús caminando por las regiones de Tiro
y de Sidón. De repente aparece una mujer Cananea gritando
desesperada: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija
es gravemente atormentada por un demonio. Jesús no le hizo caso,
esta mujer tuvo su primer no; luego los discípulos le dijeron a Jesús:
Despídela, fue su segundo no; Jesús le dijo a la mujer: no soy
enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel, tercer no;
Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme!
Respondiendo Jesús le dijo: No está bien tomar el pan de los hijos,
y echarlo a los perrillos, cuarto no. Ella dijo: Sí, Señor; pero aun los
perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.
Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; ahora
tienes un sí, hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada
desde aquella hora.
 El hecho que al primer intento te hayan rechazado la hoja de vida no
quiere decir que tienes que desistir; el hecho de que a la primera vez
no te hayan admitido en la universidad, no quiere decir que ya
fracasaste; el hecho de que no te hayas sanado a tu primer oración,
Página 2 de 12
no quiere decir que tienes que resignarte a esa enfermedad. Detrás
de los no, siempre va haber un sí, así que, nunca te desanimes por
los NO, sino que siga intentando hasta encontrar el SÍ que usted
necesita.
 Los No son las pruebas de nuestra fe. Jesús le dijo a la mujer
Cananea. Ho mujer, grande es tu fe. No permitas que los NO te
desanimen, siempre sigue adelante creyendo que en la próxima
oportunidad te puedes encontrar con el SÍ. La mayoría se rinden en
el camino porque no pueden creer que hay un sí en su futuro. He
aprendido que tengo que pasar por los NO para alcanzar los SÍ.
Cada NO, es uno menos para llegar al SÍ.
 Elías oró para que lluvia en medio de una sequía en Israel, luego
envió a su siervo para que mire si había alguna nube en el cielo, el
siervo regresó con un no, Elías oró y lo volvió a enviar, el siervo
regresó con un segundo no, luego un tercer no, un cuarto no, un
quinto no, un sexto no, pero la séptima vez el siervo regresó con un
sí. Dios tiene muchos sí en tu futuro así que sigue buscándolos una
y otra vez hasta que los encuentres. La escritura dice que el que
busca siempre va a encontrar y las promesas de Dios son en el SÍ.

A. Porque son en el amén


 Amen significa: fidelidad. Si en los tiempos de la Biblia la palabra
Amen equivalía a un juramento sincero. A cada promesa Dios dijo

Página 3 de 12
Amen, es decir que Dios hizo un compromiso serio de cumplir con lo
que el prometió. Es más, uno de los nombres de Dios es el Amén.

Apo 3:14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén,


el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:
 El amén significa: El que nunca falla. En Génesis 3:15 Dios le
prometió a Eva hacerle pagar a la serpiente por haberla engañado y
dijo: Haré que tu simiente aplaste la cabeza de la serpiente. Esta es
una promesa. Me imagino lo feliz que se puso cuando ella quedó en
embarazó y tal vez pensó que uno de sus hijos iba a restaurar las
cosas. Eva dio a luz a dos hijos: Caín y Abel. Pero con el tiempo
Caín se puso celoso de su hermano y terminó matándolo. Ese día
Eva perdió a dos de sus hijos, el uno murió y el otro fue desterrado.
A lo mejor Eva perdió la esperanza en la promesa que Dios le había
hecho, que de su simiente se levantaría uno y le aplastaría la cabeza
a la serpiente. Hay veces que sus circunstancias no concuerdan con
las promesas de Dios y es allí cuando muchos renuncian a las
promesas y las pierden. Pero Dios tenía listo otro hijo llamado Set
de quien vendría el Mesías más adelante y en la cruz le pisó la
cabeza al diablo.
 Quizás el enemigo haya lanzado uno de sus mejores golpes, pero
su actitud tiene que ser: Dios aún no ha acabado. Y si usted se
mantiene en la promesa usted la recibirá. Eva fracasó en sus
primeros dos intentos, se encontró con dos No, pero con su tercer
intento alcanzó la promesa y Dios le dio un SI. Set fue la simiente
que Dios usó para pisarle la cabeza a satanás. Job, perdió su familia,
perdió sus bienes, perdió sus amigos, perdió su salud, pero él tenía
Página 4 de 12
algo muy claro, Dios aún no acabado y lo dijo de esta manera: “Yo
sé que mi redentor vive”. Al final Job salió recompensado con el
doble que antes tenía. Hasta que no te encuentres con el SI de Dios,
es porque Él aún no ha terminado, sigue insistiendo.

Isa 61:7 (DHH) y como mi pueblo ha tenido que sufrir doble porción de
deshonra e insultos, por eso recibirá en su país doble porción de riquezas
y gozará de eterna alegría.
 Cuando se levanten los problemas en tu vida, prepárate para recibir
el doble de recompensas, esa es la promesa que Dios nos da en
este pasaje.
 Dios no puede fallar a sus promesas y hay testigos de ello que lo
expresaron de la siguiente manera:

Jos 23:14 Y he aquí que yo estoy para entrar hoy por el camino de toda
la tierra; reconoced, pues, con todo vuestro corazón y con toda vuestra
alma, que no ha faltado una palabra de todas las buenas palabras que
Jehová vuestro Dios había dicho de vosotros; todas os han acontecido,
no ha faltado ninguna de ellas.

1Re 8:56 Bendito sea Jehová, que ha dado paz a su pueblo Israel,
conforme a todo lo que él había dicho; ninguna palabra de todas sus
promesas que expresó por Moisés su siervo, ha faltado.

Página 5 de 12
 En la vida nos encontramos con muchas personas que nos prometen
muchas cosas: Los políticos prometen bajar los impuestos, mejorar
la salud, mejorar los salarios etc; los novios se prometen amor
eterno, fidelidad, incondicionalidad; los padres hacen promesas; los
amigos hacen promesas. Pero Él único que se mantiene fiel a todas
sus promesas y las cumple es Dios.

2. LAS PROMESAS DE DIOS TIENEN UN TIEMPO

A. Porque hay que pasar un proceso


 Todos tenemos sueños, problemas que esperamos que se
resuelvan, ver a nuestra familia restaurada, comenzar nuestro propio
negocio. La Escritura dice que todo tiene su tiempo y todo tiene su
hora. El hecho que no se hayan dado las cosas, no quiere decir que
no vayan a pasar, pero hay que entender que tenemos que pasar
por un proceso. En ese proceso Dios te prepara y te forma para que
puedas recibir tu promesa. Por ejemplo. Usted le puede prometer a
un hijo de 10 años regalarle un carro, pero para que eso se dé, él
tendrá que esperar. Primero tiene que aprender a manejar, luego
tiene que sacar su licencia de conducción y cumplir su mayoría de
edad o sacar un permiso especial de sus padres para que le den la
licencia. Hay bendiciones tan grandes en la vida que necesitas pasar
un proceso de aprendizaje y madurez para así poderlas recibir.

Página 6 de 12
 En la escritura encontramos a Una mujer que por 12 años padeció
con un sangrado, fue a los médicos, se gastó todo su dinero, pero,
ella no se rindió, sino que día tras días esperaba recuperar su salud.
Un día un amigo le dijo que Jesús pasaría por su pueblo. Ella pensó:
“Llegó el momento de mi sanidad”. Y salió de su casa para ir a buscar
a Jesús, en medio de su debilidad sacó fuerzas de donde ya no tenía
para avanzar en medio del gentío para llegar a Jesús. Porque ella
decía: “Si logro tocar su manto seré sana”. Esta mujer no se rindió
ni se resignó a cargar con esa enfermedad para siempre. Sino que
ella siempre tenía la expectativa que ese era su día para su sanidad
y después de 12 años de esperar llegó su día. Jesús dijo: Alguien
me tocó con tal fe que logró sacar poder de mí para obrar milagros
y aquella mujer fue sana.
 En la Biblia encontramos a un paralitico que por 38 años se
arrastraba hasta un estanque llamado Betesda, porque a ese lugar
descendía un ángel que agitaba las aguas y el primero que se metía
quedaba completamente sano de cualquier enfermedad. Este
paralitico sabía que cada día podía ser el día que esperaba por su
sanidad, pero él nunca se rindió o se resignó hacer paralitico para
toda su vida. El entendía que había una sanidad para él y había un
tiempo determinado para él y ese día llegó y fue completamente
sano después de esperar 38 años por su promesa, después de
muchísimos NO se encontró con el SI de Dios.

Página 7 de 12
 Noé, tuvo que esperar alrededor de 100 años por la lluvia prometida,
Abrahán, esperó 25 años por un hijo prometido, Moisés, esperó 40
años para llevar al pueblo de Israel a las puertas dela tierra
prometida. José, esperó unos 15 años para convertirse en el
gobernador de Egipto. David, esperó aproximadamente 15 años
para ser el rey de Israel después de ser ungido. Jesús, esperó 30
años para comenzar con su ministerio. Dios es fiel para cumplir con
lo que prometió, pero necesitas aprender a esperar en el tiempo de
Dios.

Lam 3:22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,


porque nunca decayeron sus misericordias.
Lam 3:23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
 El libro de lamentaciones es un libro donde se expresa las
lamentaciones del profeta Jeremías. En el tiempo de Jeremías la
ciudad de Jerusalén fue destruida por los enemigos, había un
hambre tan grande que las mujeres mataban a sus propios hijos y
los cocinaban para luego comérselos, el agua era escasa, había
grandes enfermedades, y en medio de tanto dolor Jeremías sabía
que Dios es fiel y declara “Grande es tu fidelidad”. En medio del dolor
y del sufrimiento nunca dudes de la fidelidad de Dios, el dolor y el
sufrimiento hacen parte del proceso que Dios usa para formar algo
en nuestra vida.

Deu 8:2 Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová


tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte,
Página 8 de 12
para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus
mandamientos.

3. LAS PROMESAS DE DIOS SE CUMPLEN A SU MANERA

A. Buscamos hacer las cosas a nuestra manera


 Moisés es un claro ejemplo que quiso hacer las cosas a su manera.
Moisés tenía muy claro el propósito de Dios para su vida. Sabía que
él era el libertador de Israel.

Hch 7:24 Y al ver a uno que era maltratado, lo defendió, e hiriendo al


egipcio, vengó al oprimido.
Hch 7:25 Pero él pensaba que sus hermanos comprendían que Dios les
daría libertad por mano suya; mas ellos no lo habían entendido así.
 Moisés pensó que para liberar al pueblo de Israel de la esclavitud de
Egipto tenía que ir matando uno a uno, pero con el primero que mató
le tocó huir al desierto porque ahora lo estaban buscando para
vengar al egipcio.
 En la Escritura también encontramos la historia de Naamán un
general del ejército sirio, él era leproso, un día la sirvienta de la casa
que era judía le dice: si tú vas a Israel y buscas al profeta Eliseo, él
puede orar por ti y ser sano. Naamán lo hizo, pero cuando llega a la
casa de Eliseo ni siquiera lo invita a pasar, sino que le envía un
mensaje con su criado diciéndole que se bañe siete veces en el
Jordán. Nahaman se ofendió muchísimo porque él tenía su propio
plan.

Página 9 de 12
2Re 5:11 Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí:
Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios,
y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra.
2Re 5:12 Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas
las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y
se volvió, y se fue enojado.
 La manera nuestra puede parecer lógica en el momento, pero no es
muy eficiente. Moisés logró matar un egipcio, pero no logró la
liberación de Israel. Naamán pensó que Eliseo iba a cumplir con su
protocolo, pero al no hacerlo se fue enojado.

B. Nuestra mente es un gran obstáculo para que Dios actúe en nuestra


vida
 No piense el cómo Dios debería hacerlo, Él tiene sus propios planes
y generalmente son muy diferentes a los nuestros. Nosotros
pensamos de manera racional, pero Dios suele actuar de manera
irracional. No pretenda entender a Dios con su mente, eso es
imposible.

Heb 11:3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la


palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se
veía.
 Moisés pensó que los judíos entendían que él era el libertador y al
matar el egipcio tal vez se iba a formar una revuelta en la que los
judíos iban a terminar en libertad. Naamán pensó que el siervo de
Dios iba a salir e iba a orar por él. Cuando usted le pida algo a Dios
Página 10 de 12
no le diga a Dios cómo hacerlo, ni siquiera gaste sus neuronas
pensando en las probabilidades de cómo Dios lo va hacer. Dios
opera de maneras extrañas.

C. Dios tiene sus propios planes


Isa 55:9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos
más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros
pensamientos.
 A veces nosotros sólo alcanzamos a ver una sola salida a nuestra
situación, pero Dios suele tener miles de alternativas.
 Jesús para sanar a un leproso lo tocó y oró por él y este fue sano;
pero en otra ocasión se encontró con diez leprosos, a estos no los
tocó ni oró por ellos, sino que les dijo que se mostraran ante el
sacerdote y mientras iban caminando fueron sanos.
 Jesús para sanar a un ciego escupió al suelo he hizo barro y se lo
puso en sus ojos. Para la mente lógica el ciego ahora quedó más
ciego con el barro en sus ojos, pero luego Jesús lo envió a lavarse y
el ciego recobró la vista; Por otro lado, vemos que Jesús sanó a dos
ciegos con tan sólo tocar sus ojos; A otro ciego le untó saliva y oró
por él, pero este miraba borroso, por lo que Jesús volvió a orar y en
esta ocasión el ciego podía ver bien. Mi punto es que Dios no usa
formulas. Dios obra como Él quiere, cuando Él quiere y con el que
Él quiere. Dios tiene sus propios planes y obrará a su manera.
 Mientras que Moisés pensó en hacer un golpe de estado, Dios tenía
preparadas diez plagas que golpearían a Egipto de tal manera que

Página 11 de 12
el mismo faraón echaría a los judíos de Egipto. Mientras que
Naamán tenía su propio plan, Dios tenía un río sucio en el que
tendría que zambullirse siete veces y de esa manera el general fue
sano. No limites a Dios a una forma de hacerlo, Dios tiene miles de
formas para hacerlo.

Zac 4:6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de


Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi
Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.

CONCLUSIÓN:
A lo mejor tú estás esperando alguna promesa o varias promesas de Dios
para tu vida: Sanidad, provisión, salvación para tu casa, restauración, un
trabajo, un negocio, etc. Lo que Dios te haya prometido lo verás cumplido
en tu vida, porque las promesas de Dios son en el sí y en el amén, deja
que Dios sea Dios en tu vida y si crees verás la gloria de Dios en tu vida
en el nombre de Jesús.

Heb 10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra


esperanza, porque fiel es el que prometió.

Página 12 de 12

Intereses relacionados