Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANAS


TEORÍA SOCIOLÓGICA III

NOMBRE: María Elisa Vizcaíno C. CURSO: 3º Sociología


PARALELO: 1
TEMA: Ejemplos de Dominación.

Al comienzo de su sociología de la dominación, Max Weber planteó que el poder, en un


sentido esencial, es "la posibilidad de imponer la propia voluntad sobre la conducta
ajena”. (Max Weber, Economía y sociedad, FCE, 1981, p. 696.). La dominación, definida
como un ámbito restringido del poder, podría presentarse de varias formas.
A continuación, se presenta unos ejemplos que nos muestran de cierta manera las
formas de dominación que Weber distinguió basándose en diferentes fuentes de
legitimidad y los diferentes fundamentos sobre los que se basa la autoridad: la legal
(estructuras democráticas), la tradicional (costumbre) y la carismática (creencias de la
gente en la autoridad moral de alguna persona).
Por lo tanto, tenemos en primer lugar el ejemplo de dominación legal racional donde
podemos colocar a los asistentes de cátedra elegidos meritocráticamente, como en el caso
de nuestra universidad. Donde para llegar a obtener el cargo deben de cumplir cierto
número de reglas impuestas por cada facultad, es así que en este caso las reglas son: que
debe ser estudiante matriculado, que este asistiendo regularmente a clases, haber
aprobado la cátedra motivo de la ayudantía y poseer un puntaje de 32/40.
Con esto podemos darnos cuenta entonces, que este ejemplo descansa en la legalidad
de ordenes estatuidas puesto que por un principio de jerarquía el que convoca a este
concurso es el director de la carrera, el cual está sujeto a una ley principal que ordena
renovar a los asistentes cada semestre para cumplir con los planes académicos que
requiere la facultad y por ende la universidad. Entonces diremos que aquí no se está
obedeciendo a la persona sino a la autoridad de la que está investida.
Siguiendo entonces con los ejemplos, tenemos ahora a la dominación tradicional y
dentro de esta podemos colocar a las carreras de Medicina y Derecho, por nombrar
algunas de la universidad, donde los estudiantes se cultivan con un estilo de vida asociado
a un ideal cultural de un estrato dominante (un estamento). Que tiene por objetivo la
adquisición de conocimientos característicos del estrato al que pertenece o quiere acceder,
subordinándose al ideal de la persona ¨integral¨, de la persona ¨cultivada¨, dejando lejos
el entrenamiento especializado o la adquisición de saberes útiles y aplicados; por tanto,
el especialista ¨técnico¨ es en estos medios fuente de desprecio. Con lo cual uno de los
mayores peligros de este tipo de educación es la de alimentar la pretensión de honor, lo
que provoca que la autoridad tradicional elija a los miembros de su cuadro administrativo
¨desde arriba¨, es decir como favor personal y no como permiso de legitimidad a un grupo
independiente.
Por último, como ejemplo de la dominación carismática tenemos, a los maestros
carismáticos que se pueden encontrar en cada una de las facultades, no son todos, pero
los que muestran esa característica para realizar su labor, no necesariamente tienen que
ser conocidos ni tampoco famosos. Es decir, basta con que tenga un grupo de estudiantes
a los que puedan compartir sus dones, siendo en este caso la enseñanza en cualquiera de
las distintas disciplinas que se imparten en la universidad, podrán despertar esa chispa
que el estudiante posee en el interior de su alma.
Así pues, un ejemplo muy especial, se podría afirmar que es el que se da en las
facultades de Ingeniería o carreras que tengan que ver con el estudio de las matemáticas.
Ya que, el maestro carismático podrá transmitirlas de tal forma que los alumnos no solo
puedan alcanzar la facultad de resolver ciertas ecuaciones, sino que además pueda
despertar en ellos, el entusiasmo de un insólito logro espiritual humano para que puedan
amar la grandeza de las matemáticas y su compleja construcción.
Para esto, el maestro deberá poseer la misma admiración por la ciencia y también los
aspectos grandiosos de la historia humana, al igual que la horrible amenaza y crueldad
que contiene. Con lo cual los estudiantes, podrán convivir con la admiración y repulsión
de las vivencias buenas y malas que se les presenten.
Es así que, la dominación carismática se muestra como una lucha sin descanso contra
lo establecido, contra los hábitos y las leyes consideradas como eternas e imperecederas,
donde se busca una sumisión a lo que todavía no existe pero que sería digno de alcanzar.
Lo que, en palabras de Weber, ¨es el poder revolucionario específicamente creador de la
historia¨. (Max Weber, Economía y sociedad, FCE, 1964, p. 853.).
Habiendo por tanto colocado ejemplos de estos tres tipos de dominación, podemos
observar que cada uno posee sus características diferentes, lo que lleva a concluir, que
para Weber, la universidad tenía una función adicional a la formación de profesionales
que era de cierta manera la de caracterizar la educación racional, pero con un
desenvolvimiento del saber con más experiencias y habilidades.
REFERENCIAS:
Weber, M. (1981). Economía y sociedad. Recuperado de:
https://sociologia1unpsjb.files.wordpress.com/2008/03/weber-economia-y-
sociedad,pdf
Bugajski, A. (2006). Ocho conferencias para el nuevo milenio. Universidad de Varsovia.
Recuperado de: www.letraslibres.com/mexico/lider-carismatico-maestro-carismatico
Cataño, G. (2000). Educación y formas de dominación en Max Weber. Universidad
Pedagógica Nacional. Red academia.
Pamplona, F. (2000). Legitimidad, Dominación y Racionalidad en Max Weber.
Universidad Latina de América.