Está en la página 1de 1

CAMBIA TU MENTE, CAMBIA TU VIDA

Alumno: Noé Fernando Sallo Cruz


Cuando nacemos venimos al mundo como un recipiente vacío, no sabemos nada, no
tenemos información y en el instante que llegamos al mundo nos llenan de información,
¿de quién? De todos y todo alrededor nuestro, por eso nuestra forma de pensar se debe
a la información que recibimos. Podemos comparar nuestra mente como un gabinete
que se llena de información, pero tú no puedes sacar archivos que no están dentro de
tu gabinete, esa es la diferencia entre la gente exitosa y la gente no exitosa, la gente
exitosa tiene en su mente archivos que los llevan al éxito. La mayoría de nosotros
aprendemos el éxito y la felicidad de personas que no son exitosos ni felices, entonces
¿qué esperas como resultados?, si sigues haciendo lo que siempre has hecho sigues
obteniendo lo que siempre tienes, somos criaturas de hábito y si queremos reprogramar
nuestra forma de pensar debemos empezar cambiando por lo menos uno de nuestros
hábitos.
La única forma de conocer realmente a las personas es conocer y pasar por el mismo
dolor que dicha persona ha experimentado, el dolor nos conecta como seres humanos,
pero no podemos vivir de dolor y lamentaciones. Si el mundo estaría lleno sólo de
personas sufridas y negativas la humanidad dejaría de existir. Son pocas las personas
que tienen la facultad, por no decir el don, de “ponerse en los zapatos del otro”, pero si
aprendemos eso seremos capaces de entender el por qué las personas actúan como
tal en una situación cualquiera.
“Mi mundo interior crea mi mundo exterior”, gran declaración de T. Harv Eker, es simple
y se pude explicar de forma sencilla. Tus pensamientos generan sentimientos, los
sentimientos te llevan a las acciones, y tus acciones dan origen a tus resultados. En
este caso tu mundo interior son tus pensamientos y tus sentimientos y tu mundo exterior
tus acciones y tus resultados. Como esperas tener una vida exitosa y ser feliz si ni
siquiera eres capaz de cambiar tus pensamientos y dominar tus sentimientos. Cuando
se es negativo y predomina el estrés todas las personas importantes para ti prefieren
alejarse, la vida sería mejor si aprendiéramos a ser más grandes que nuestros
problemas y si tuviéramos una mente positiva y ganadora.
Conclusión:
Realmente creo que la gente puede cambiar su forma de pensar, todas las personas
tienen la capacidad de ser exitosos y felices, el único obstáculo de las personas son
ellas mismas. Es claro y muy obvio que el cambiar mi mentalidad va a cambiar
radicalmente mi vida, con mi familia, amigos, vida social, vida amorosa, absolutamente
en todo. En mi vida personal me fascina y admiro a los millonarios, personas que son
ganadoras en el juego del dinero y tienen el don de ser ganadores, y no hablo de los
millonarios de mala fama de la televisión o de las novelas o de chismes ajenos, hablo
de las personas que son más grandes que sus problemas, que aprenden de la vida y
jamás pierden. Yo no quiero ser feliz, yo voy a ser feliz. Tengo una mente millonaria.