Está en la página 1de 8

La guerra secreta de lo oculto (Jacques Bergier)

Bergier cree que existe un peligro similar para Hiroshima en la investigación parapsicológica y
que tendrán aplicaciones militares. La policía soviética arrestó a los parapsicólogos con el
mismo celo que los disidentes, pero en lugar de enviarlos al gulag, la KGB los hizo trabajar. La
CIA, también, recurre a las fuerzas ocultas.

Un medio y un submarino.

Bergier evoca a los Estados Unidos Ingo Swann, nacido en 1933. Se sintió influenciado por la
lectura del libro "creador de estrellas" de Stapledon. En este libro, Stapledon describe los
viajes de la clarividencia al límite extremo del universo. Él tenía sus hazañas controladas por los
investigadores. Pudo emitir radiación ultravioleta y variar la temperatura de los objetos
colocados a 7 metros de distancia de él en un termo. Viajó a Mercure por el pensamiento y
descubrió ante los astrofísicos que este planeta tenía una atmósfera. Swann consideraba al
parapsicólogo Uri Geller como un ladrón.

También se habla sobre el millonario Hughes, que había formado una sociedad de mormones
para estudiar los problemas al borde de la ciencia. Hughes se asoció con la CIA y, más
específicamente, con el grupo encargado del estudio de los fenómenos ocultos cuyo nombre
en clave era el clímax de la medianoche. La CIA, Swann y Hughes habían logrado descubrir el
naufragio de un submarino soviético y todos los secretos militares que contenía gracias a los
poderes de Swann. Bergier cree que la clarividencia supera a los satélites porque estos últimos
cruzan el espacio como el fondo de los mares o las cuevas. Además, no hay pantalla contra la
clarividencia. Bergier quiere mostrar que una guerra secreta con el ocultismo cambiaría todo.
Afirma que el matemático inglés Adrian Dobbs trabajó para el ejército británico en la
aplicación militar de fenómenos parapsicológicos. Había teorizado la existencia de psitrones
que permitían viajar, sin problema de distancia, por el pensamiento. De acuerdo con Dobbs,
nada puede detener a los psitrones, ninguna barrera material o energética, por lo que nada
puede ocultarse de un clarividente. Consecuencia: imposibilidad absoluta de ocultar la más
mínima información y, como resultado, el colapso de todos los sistemas militares y políticos. El
psitron viaja más rápido que la luz, la observación es inmediata. La energía utilizada por la
emisión y recepción del psitron es débil y el sistema nervioso humano es suficiente para
producirla. No se puede identificar un laboratorio parapsicólogo porque no consume energía.

Detención de telépatas en Moscú

Bergier revela el caso de Toth, un periodista del Los Angeles Times que fue arrestado por los
soviéticos en 1977 después de conocer a Petukov, un científico soviético que le contaría
secretos sobre los detectores de psitron. Al no poder controlar completamente los fenómenos
de la telepatía y la clarividencia, la KGB primero trató de desacreditarlos. En 1923, fueron
arrestados antropósofos, teósofos y ocultistas. Desde 1974 comenzó una segunda ola de
arrestos. En ese momento, toda la actividad de parapsicología abierta se terminó en la URSS,
mientras que al mismo tiempo se abrió una rama parapsicológica dentro de la KGB. EL KGB,
quiso saber, gracias a los telépatas, las opiniones reales de las personas y prevenir ataques.
Bergier afirma que las bibliotecas soviéticas estaban bajo vigilancia y que tomar prestada la
Doctrina Secreta de Blavatsky llevó al Gulag. Otras personas tenían la opción de trabajar para
la KGB ya que el Dr. Stern había logrado huir. Stern había afirmado que Brezhnev se refería a
las armas parapsicológicas en un discurso de 1975 que se refería a "las nuevas y terribles
armas". El laboratorio donde trabajaba Stern estaba en Siberia y contaba con sesenta
investigadores y tenía fondos ilimitados. Fue cerrado en 1969 para ser reemplazado por un
laboratorio controlado solo por la KGB en Leningrado. Bergier cree que habría habido un grupo
místico dentro de la PC de la URSS. Cierra en sus ideas modernas sectas satánicas y las llama
"Fraternidad de Vij" por el nombre de un personaje de Gogol. una especie de diablo
modernizado que alentaría la telepatía y la clarividencia. El clima de creencia espontánea en lo
oculto y lo místico es favorable al surgimiento de sociedades secretas de parapsicología en la
URSS en los años 70. Bergier cita a las personas enumeradas por la KGB como "La Hermandad
de la ciudad luminosa", "El templo de arte "," El orden del Espíritu Santo "," El orden del
Arcángel Miguel ". Piensa que la masonería, a pesar de su prohibición en la URSS, continuó
bajo tierra. Cree que hubo una resistencia mística en la URSS compuesta por grupos que
discuten y realizan experimentos extraordinarios sin preocuparse por oponerse al régimen,
pero la KGB los persigue solo porque odiaba todo lo que no entendía. .

Prodigios en el imperio celestial.


Bergier evoca yi-king, un método para cuestionar a alguien que responde. Cada símbolo en
este libro es una sugerencia. Bergier lo usó y dedujo que interrogado por alguien escéptico, el
rey yi le aconseja que no discuta con un tonto y que los consejos que son relativamente fáciles
de interpretar a menudo parecen responder preguntas. planteado mentalmente Los chinos lo
usaron para saber qué sería de su país y el rey yi previó el final de Mao. Bergier piensa que el
marxismo-leninismo interpretado por Mao se ha convertido en una religión y mística
incomprensible para cualquiera que no sea chino. Lo que le falta es la elite cuya religión
maoísta creía que podría prescindir. El final de Mao siguiendo las predicciones de yi-king sigue
siendo, para Bergier,

Guerra de brujos en África

Rhodesia fue gobernada por los blancos en 1978 y Bergier evoca un anuncio de poder blanco
contra los negros. "Los espíritus están con el gobierno y los que se rebelan contra ellos serán
exterminados". La resistencia negra también buscó reconciliar a los magos evocando la
civilización de Zimbabwe que, según Bergier, sería hija de la civilización egipcia. Él cree que tres
de cada cuatro africanos creen firmemente que los magos tienen poder. En algunos países hay
incluso una fiesta de magos. En Guinea, el presidente Sekou Touré es el líder. Para Bergier, la
victoria en los países africanos será para aquellos que, gracias a la autoridad de los magos,
causarán un levantamiento general. Piensa que los magos tienen poderes pero que el rumor
los amplifica. Podrían causar lluvia y relámpagos, Controlar los venenos efectivos, curar la
diabetes, hacer un producto abortivo. La CIA, la KGB, la SWAPO, el BOSS (servicio secreto de la
Unión Sudafricana) han reclutado a médicos brujos en África. Los brujos se ocupan de la
propaganda. En el bloque anti-blanco, la propaganda marxista no parece contradecir la
brujería y el animismo. En Sudáfrica, los blancos tienden a llevar a los negros a estados
pseudoindependientes a menudo controlados por magos, que de esta manera adquieren una
importancia política considerable. La propaganda marxista no parece contradecir la brujería y
el animismo. En Sudáfrica, los blancos tienden a llevar a los negros a estados
pseudoindependientes a menudo controlados por magos, que de esta manera adquieren una
importancia política considerable. La propaganda marxista no parece contradecir la brujería y
el animismo. En Sudáfrica, los blancos tienden a llevar a los negros a estados
pseudoindependientes a menudo controlados por magos, que de esta manera adquieren una
importancia política considerable.
Vampiros y represión en Filipinas.

En Filipinas, los falsos médicos afirman extraer, por la fuerza de su propia voluntad, del cuerpo
del paciente un tejido que, de hecho, es un tejido animal oculto en su manga. En este país, la
superstición del vampiro y la tradición del extranjero se remontan a la llegada de los
españoles. La CIA que cultiva el sabor de lo extraño tuvo el buen juego para explotar ese clima
y afirmar que la sangre de los mutantes resistentes había sido absorbida por vampiros.

Lo oculto en el Pentágono y la NASA.

Para Bergier, los platillos voladores no existen y los llamados testigos inventan estas
apariciones desde cero. Pero los servicios secretos aprovechan estas apariencias inventadas
para obtener información de los artículos publicados sobre estos fenómenos. Los soviéticos
disolvieron todos los grupos de platillos y enviaron algunos miembros al Gulag, por ejemplo. La
Academia de Ciencias Soviética llegó a la conclusión de que los platillos voladores son pura
invención. ¡Bergier cree que los presidentes Ford y Carter eran platillos! La NASA ha
investigado todos los casos en que los astronautas han visto platillos voladores. Para los
platillos Bergier corresponden a los juicios militares de nuevos aviones y nuevos cohetes. Sin
embargo, los rusos y los estadounidenses han intercambiado información sobre fenómenos de
precognición que a menudo les permiten a los astronautas saber de antemano que algunos de
los equipos fallarán. Esto probaría que los científicos creen en lo paranormal. El Pentágono
habría inventado un detector de hostilidad utilizado durante la guerra de Vietnam para
predecir por transmisión telepática los malos pensamientos del enemigo. Bergier evoca el
efecto Krilion que produce una descarga en el aire. Este efecto también tiene conexiones con
la telepatía y se usaría para detectar terroristas a punto de secuestrar un avión o para proteger
depósitos de bombas atómicas. Obviamente, esto parece inventado por Bergier porque tal
efecto habría evitado los ataques del 11 de septiembre. Bergier habla sobre la fabricación de
medicamentos de la CIA para estudiar los efectos en los hombres. Piensa que puede resultar
una guerra bioquímica. La NASA estaría interesada en una nueva fuente de energía que haría a
las naves móviles a voluntad, reemplazar el petróleo y facilitar la ayuda al Tercer Mundo, y
sería de gran importancia política y militar. Revela la investigación sobre tres nuevas fuentes
de energía: la energía obtenida por el paso del tiempo. El astrónomo ruso Kozyrev ha
propuesto un tiempo de represión como lo hacemos en los ríos, una intuición tomada por los
estadounidenses marginales que trabajan en nombre del multimillonario Howard Hughes.
Luego, la existencia en el espacio de energías cósmicas se neutralizan mutuamente, como dos
fuerzas que actúan en direcciones opuestas y por lo tanto no tienen efecto. Finalmente la
energía del subespacio. Si se pudiera estudiar el espacio a distancias de menos de diez de
potencia menos 23 centímetros, se extraerían cantidades de energía mucho más altas que las
liberadas por la desintegración total de la materia.

¿Biaffra del espíritu o paraíso de los psi?

Checoslovaquia se llama "Biaffra del Espíritu" en París. Bergier cree que es exagerado porque
no se dispara a nadie allí y no hay campos de concentración. Por el contrario, en el campo de
lo oculto es en Checoslovaquia donde se han realizado numerosos descubrimientos. Pavlita
descubrió que los objetos metálicos producen energía, pero no solo que los metales están bien
definidos, sino que el generador tiene una forma definida. Pavlita ha presentado en total unos
setenta generadores que pueden atraer y repeler el material, y así convertirlo. Karel Drbal
miró el efecto piramidal. Cualquier cuerpo colocado en una pirámide dejaría de decaer.

Control psi de las poblaciones.

Para preparar una guerra moderna, es necesario condicionar a la población para que la acepte
con entusiasmo. La idea nació hace mucho tiempo de utilizar la telepatía para conocer un
estado mental general, el subconsciente colectivo. En la URSS, como en los Estados Unidos, los
sujetos serían adictos a sentir la atmósfera en una ciudad. Bergier cree que muchos sujetos en
los Estados Unidos están en condiciones de hacer que esta ciudad, fábrica o base militar piense
mejor que una encuesta. Bergier cree que la URSS y los Estados Unidos prepararán el control
total de su población por medios ocultos y parapsicológicos. Se acepta que ahora tenemos los
medios para controlar los resultados en el inconsciente colectivo de cualquier acción,
Resultados que determinan la opinión pública y, en consecuencia, la acción pública. Sin
embargo, en nuestra civilización, no conocemos una técnica que permita a un pequeño
número de hombres proyectar sus pensamientos en las masas. Estas técnicas existían en la
India y eran mantenidas en secreto por la sociedad de los Nueve Desconocidos. Se enumeran
tres técnicas de amplificación: la amplificación directa del fenómeno parapsicológico, la acción
electrónica y la acción sónica en el cerebro. El control de poblaciones remotas requeriría un
generador que funcione al menos a escala de un vecindario de una ciudad grande, o
aproximadamente 10 kilómetros. La perspectiva de una sociedad psicológicamente controlada,
determinada por una criptocracia que usa máquinas que dominan los cerebros, es aterradora.

9 mensajes ocultos PSI

Para reforzar el espionaje, los servicios secretos se basan en una solución de la naturaleza Psi,
el uso de la memoria. Hasta que se nos informe, debemos admitir que la memoria no tiene
apoyo material, que se transmite por algo que las religiones llaman "alma", el ocultismo
"cuerpo sutil" y cuya ciencia Niega la existencia con la energía más feroz. Lo que pretenden los
servicios secretos, obviamente con éxito, es un método de hipnotismo que dispara la memoria
cuando el sujeto emite una palabra clave acordada. Luego puede guardar diez páginas y
dibujos, ser irreprochable en las fronteras, llegar a su país y devolver el mensaje en cuestión,
otro código de palabra pronunciado por sus superiores. Según Bergier, para grabar
documentos en su memoria voluntariamente, Debemos actuar como si fuera importante para
nosotros. Según varios estudiosos, para dar órdenes a su memoria, uno debe operar una
personalidad dividida a sabiendas. En este caso, "Yo soy otro", cuanto más se desvía de la
propia personalidad, más fácil es ordenar a la memoria lo que debe ejecutar. El subconsciente
de todos hace un seguimiento de todo lo que ha hecho, a través del canal de los sentidos o a
través del canal psi. Paradójicamente, las grabaciones existen en nosotros en un sistema no
material, pero vinculado al cuerpo y los servicios secretos de las grandes naciones
aparentemente dominan el manejo. cuanto más fácil es pedir a la memoria qué hacer. El
subconsciente de todos hace un seguimiento de todo lo que ha hecho, a través del canal de los
sentidos o a través del canal psi. Paradójicamente, las grabaciones existen en nosotros en un
sistema no material, pero vinculado al cuerpo y los servicios secretos de las grandes naciones
aparentemente dominan el manejo. cuanto más fácil es pedir a la memoria qué hacer. El
subconsciente de todos hace un seguimiento de todo lo que ha hecho, a través del canal de los
sentidos o a través del canal psi. Paradójicamente, las grabaciones existen en nosotros en un
sistema no material, pero vinculado al cuerpo y los servicios secretos de las grandes naciones
aparentemente dominan el manejo.
10 telequinesis militar

Para Bergier, Uri Geller es un maníaco por la sencilla razón de que los fenómenos psi actúan
sobre la información y no sobre ninguna energía. Bergier no cree en la telequinesis, pero se ve
obligada a admitir que aún puede existir. Sin embargo, cree que el asunto de Geller sería una
maquinación psicológica de los servicios secretos israelíes. Él cree que incluso si existe la
telequinesis, es demasiado frágil y no se puede usar para desviar cohetes atómicos que,
controlados por robots internos, podrían autodestruirse o apuntar y causar una terrible
represalia.

11 desciframiento psíquico

Hoy en día, existe un sistema de cifras que no se pueden descifrar, de modo que la última
esperanza para el espionaje militar se encuentra en el uso de las facultades psi. Buscamos hoy
neutralizar mediante la función psi la perfección de la criptografía y entender cómo funcionan
los cerebros de los genios en esta área. Bergier entonces evoca el manuscrito de Voynich. WR
Newbold comenzó a descifrar y falló.

conclusión
Bergier afirma que ya en 1925, Lenin había pedido a los científicos de su país que construyeran
un bombo de hidrógeno, y que Hitler, en 1935, había intentado poner en uso algunos
instrumentos de control psi. Bergier tiene una extraña teoría política. Para él, las armas
simples, a la disposición de todos, generan democracia y, por el contrario, el uso de armas muy
complicadas y muy caras, a las que no puede acceder toda la población, y que solo un Estado
poderoso puede fabricar. De hecho lleva a la dictadura. Así, los Estados Unidos de 1978 son
para Bergier una dictadura dirigida por un complejo militar-industrial, tal como lo fue la
Alemania de Hitler, y esa es la Rusia soviética. A partir de entonces, los poderes psi, si
pertenecieran a todos, conducirían a un renacimiento de la democracia. Una sociedad así sería
poco vulnerable al bombardeo, incluso nuclear. Privado de sus monopolios de energía,
transporte, radio y televisión, el estado vería sus poderes considerablemente reducidos. Si los
presos de las dictaduras envían gritos telepáticos de protesta a la opinión mundial, muchos
gobiernos corren el riesgo de ser confundidos y obligados a respetar los derechos humanos.

Antes del advenimiento, que Bergier ha planeado, de una democracia ecológica y


autogestionada, será necesario pasar por un curioso período intermedio que verá la creación y
expansión de las sociedades secretas que protestan contra el psi.

En conclusión, Bergier dice que durante un período de transición, los poderes psi podrían
usarse para propósitos militares, pero entonces sus aplicaciones benéficas triunfarían. La
guerra secreta de lo oculto terminaría, dando paso a una paz ganada por lo oculto