Está en la página 1de 78

Lecciones de higiene y economía doméstica

1
Lecciones de higiene y economía doméstica

LECCIONES DE HIGIENE
Y ECONOMÍA DOMÉSTICA

1892

PRÓLOGO DE

CARMEN RIGALT

2
Lecciones de higiene y economía doméstica

Diseño de la portada: Marta Borrell/Jordi Lascorz


Ilustración de la portada: Carles Andreu
Primera edición: noviembre, 1998
© del prólogo: 1998, Carmen Rigalt
© 1998, Plaza & Janés Editores, S. A.
ISBN: 84-01 -54064-X
Depósito legal: B. 45.585 - 1998

3
Lecciones de higiene y economía doméstica

PRÓLOGO

Hasta donde me alcanza el tiempo y la memoria siempre aparece la abuela


materna, una mujer huraña y silenciosa que solía espiar mis juegos desde las rejillas
de las persianas, especialmente en verano, cuando más chillaba el sol del mediodía y
los niños nos dedicábamos a fastidiar la siesta del vecindario. Era su observatorio
preferido. Las persianas la mantenían a salvo de otras miradas y sin embargo le
brindaban la oportunidad de controlar la calle, que tan poco gustaba de frecuentar.
Era una mujer de interiores. Había sido educada —o quizá ni siquiera fue educada,
simplemente se dejó llevar por la inercia heredada de muchas abuelas anteriores—
para gobernar una familia, llegando a dominar ese territorio con una entereza
pasmosa. ¿He dicho entereza? Miento: me refiero a severidad. Porque la abuela era
severa y algo antipática. Cuando salía a comprar, jamás se entretenía en las tiendas ni
daba conversación a las vecinas. Estricta en sus convicciones, abnegada y bastante
terca, ella se negó a utilizar el nombre que le había tocado en el bautizo, vivió
siempre parapetada en su fortaleza doméstica y se dedicó a criar hijas y a prevenirlas
de la hostilidad de aquel mundo que transcurría al otro lado de las persianas. Nunca
cambió. Tal vez sería más exacto decir que nunca quiso cambiar. La muerte le llegó
sin haber dado el brazo a torcer.
Ahora el recuerdo no la tiñe de sepia. La abuela siempre permanecerá
enfundada en aquellos vestidos negros salpicados de imperceptibles puntitos
blancos, unos vestidos que no caducaron nunca y cuyas telas intenté rescatar más
tarde, entrada ya la juventud, cuando el «hiperío» impuso la moda de los trajes
babosos y a todas las chicas nos dio por hurgar en los armarios de nuestras
antepasadas. Ella, como tantas abuelas, era pulcra, diligente, beatorra y muy digna.
También era desconfiada, pero eso he tratado de sepultarlo acogiéndome a la
coartada de la memoria selectiva, que me ha dejado estampas bellísimas y a cambio
se ha llevado un montón de berrinches (lo confieso: entonces yo no podía soportar
aquellos implacables espionajes desde las persianas, aún sabiendo, como sé ahora,
que carecían de maldad y que la abuela se entregaba a ellos movida exclusivamente
por el regocijo de la contemplación furtiva).
Era buena cocinera y olía a espliego. También aquí he de hacer un paréntesis:
olía en mi imaginación, pues al cabo de los años se ha impuesto con fuerza una
imagen que es como una gloriosa tufarada: la abuela sentada en el borde de una silla
de la cocina, dispuesta a levantarse precipitadamente (una llamada del abuelo, un
llanto infantil, o quizá el goteo monótono de un grifo mal cerrado), junto a un plato

4
Lecciones de higiene y economía doméstica

de sopa aromatizado con espliego. Hasta en verano le gustaba tomar sopas


humeantes y siempre las incluía en el menú. Yo lo lamentaba. En realidad lamentaba
muchas cosas. Por ejemplo, que fuera tan rígida y nos obligara, a mis hermanos y a
mí, a entrar en su casa con las manos en los bolsillos para no manchar las paredes. O
que nos prohibiera empezar el bocadillo de la merienda antes de traspasar la puerta
de la calle (ella se ponía muy nerviosa con las migas). Y es que, aparte de la sopa, la
limpieza constituía otra de sus obsesiones prioritarias. Para ella, la gente no sólo se
disidía en buena y mala, sino en limpia y sucia: la gente buena solía ser limpia
(además de rica) y la gente mala, sucia (y para más inri, pobre). La abuela no era rica
aunque mantenía ciertas formas que podían inducir a la confusión, pero sí buena
porque frecuentaba la iglesia, y limpia porque dominaba magistralmente los trajines
domésticos. El trajín por excelencia era la limpieza general de la casa, que ella
capitaneaba ayudada por las tías solteras. Semejante ritual doméstico tenía un
curioso nombre: hacer sábado. Siempre he sospechado que esa expresión —
extendida por lo demás en muchas familias— entroncaba con algún ancestro judío
perdido en la noche de los tiempos. Nosotros no respetábamos el sábath: lo
hacíamos, que era distinto. Hacer sábado significaba limpiar a fondo y dejarlo todo
en estado de revista. La abuela, las tías y algunas muchachas contratadas para tal
menester (o existía entonces la denominación de asistentas) se entregaban a la
limpieza con un frenesí enloquecido y casi orgásmico. Era todo un espectáculo:
baldeaban el suelo con cubos, se encaramaban a los techos para limpiar las lámparas
(esas lámparas de lágrimas que tintineaban como cajitas de música al paso del tren),
sembraban los armarios y las cómodas de bolitas de alcanfor, pulían los muebles
hasta dejarlos como espejos y le daban la vuelta a las habitaciones con el mismo
primor con que, en las lentas tardes de costura, le daban la vuelta a los abrigos para
sacarles aprovechamiento. Era toda una épica de la higiene. Ese día, el habitual
protagonismo de los piqués y las batistas, los tafetanes, los organdíes, los guipures y,
en fin, toda la gama de lindezas textiles, era sustituida por las bayetas y los paños. En
ninguna parte he visto yo paños tan blancos como en casa de la abuela. Los mejores
trapos procedían del reciclaje de las sábanas viejas. La abuela rasgaba la sábana en
varios pedazos, les hacía un dobladillo pequeñito, como de faldón de bebé, y luego
los colocaba, bien apilados, en un armario próximo a la cocina donde almacenaba
parte de la ropa casera. Meter la nariz en uno de aquellos armarios era sumergirse en
el reino de la blancura. Algo prodigioso.
Nunca entendí muy bien la pasión de la abuela por los fregoteos, teniendo en
cuenta que su especialidad era precisamente desplegar toda clase de estrategias para
no manchar. Tal inversión sin duda resultaba inútil. El esmero que la abuela ponía en
no ensuciar apenas le servía para ahorrar esfuerzos a la hora de limpiar. Era una

5
Lecciones de higiene y economía doméstica

fregona vocacional, una virtuosa del orden y la limpieza. No soportaba la imagen de


una cama deshecha —se trata de una manía familiar interrumpida brutalmente
cuando me llegó el tumo: yo soy capaz de dormir un mes seguido con las mismas
sábanas sin por ello sufrir ningún ataque de escrúpulos— y nos hacía madrugar a
todos para orear las habitaciones, zurrar el colchón y dejar la cama lisa como un
sobre de correos. Ella siempre decía, justificándose, que las urgencias podían
aparecer en cualquier momento y convenía estar prevenido. La abuela no soportaba
la idea de que, por culpa de una mísera gripe, un médico pudiera pillarla en falta.
Los médicos, a juzgar por la susceptibilidad de sus palabras, no entraban en las casas
para curar a la gente sino para fisgar quién dormía en sábanas de hilo y quién en
sábanas remendadas, quién en camas decorosas y quién en alcobas mal ventiladas.
Ese pánico a mostrar las debilidades era extensible a otros órdenes de su vida. Ella
disimulaba siempre los afectos, nunca lloraba en público y de puertas para afuera del
hogar no descubría un problema, una flaqueza, un pequeño secreto. Todo lo
guardaba con un celo exquisito, ya fuera una preocupación o una carta, un dato
importante de su biografía —quemó su diario íntimo el mismo día que contrajo
matrimonio con el abuelo— o una desgracia familiar —ocultó la muerte de su
primera hija como si hubiera sido un pecado atribuible a su negligencia— y siempre
se contenía para disimular la ternura que albergaba en las fibras más hondas de su
carácter. Era reacia a las visitas (sólo recibía en ocasiones muy contadas) y prefería
entretener su tiempo elaborando repostería o sacándoles brillo a los pomos de las
puertas. Había heredado de sus antepasadas algunos trucos domésticos —el arte de
hacer jabón con los aceites usados, o la fórmula mágica para conservar los huevos
frescos: bien colocaditos en una artesa, cubiertos de ceniza y carbón tamizados— y se
resistía a aceptar los progresos que el mercado ponía a su alcance. Nunca llegó a ver
lechugas expedidas en bandejas de poliestireno, ni vino en tetrabrik, ni leche sin nata
(me asusta pensar cómo hubiera reaccionado ante la idea de una leche que, tras ser
hervida, no formara esa gruesa capa de nata con la que luego nos untaba las
rebanadas de pan), ni pizzas congeladas ni azafrán de plástico (yo heredé, a
propósito, una cajita llena de flor de azafrán que constituía una verdadera fortuna,
más o menos el equivalente a sus mejores arracadas). Era una alquimista de la
naturaleza, y aunque nunca actuó en «clave verde» —los consejos ecológicos estaban
todavía lejos— manifestó siempre una prevención hacia todo aquello que escapara a
su control primario. Ni siquiera claudicó ante las sopas de sobre, con las que tuvo
que convivir en su última época, cuando le regalamos un televisor que estuvo a
punto de costar una trifulca familiar. No hubo nada que hacer: lo exilió en el trastero.
Entonces no existían las confederaciones de amas de casa (a ella tampoco le
hacían falta porque jamás hubiera hecho causa común con nadie) pero intuía que la

6
Lecciones de higiene y economía doméstica

mujer perfecta era aquella que consumía los productos de forma responsable,
generaba poca basura, ahorraba agua y energía, y sabía reciclar hasta la última sobra
de una escudella. Uno de sus lemas preferidos —y no precisamente digno de imitar
— se refería a la comida y decía más o menos así: «Más vale que haga daño a que
sobre.» Era la versión personal —y un poco bestia, lo reconozco— de otro lema que
recogían los manuales de la época: «Nada se tira, todo se aprovecha.» Con esta
filosofía de vida no es de extrañar que los nietos evitáramos aceptar las invitaciones a
comer en su casa. Teníamos que apurar bien los platos y si la náusea nos lo impedía,
amablemente ella nos concedía una moratoria hasta que lo lográbamos. Yo, que
siempre fui mala comedora, pasaba muchas horas refugiada en la cocina intentando
tragar una bola inmasticable. Eran días en los que se me juntaba la comida con la
merienda. Tremendo.
No acababan ahí las cuitas de la abuela. Recuerdo de forma especial su
obsesión por la luz, la manía de recorrer el pasillo mientras iba dándoles a los
interruptores. Vivía en permanente penumbra para no gastar energía, y sufría
cuando entraba en nuestra casa y era recibida con un derroche de iluminación. Hoy,
quizá para combatir la penumbra de mis propios recuerdos, sigo derrochando
bombillas en su honor. No hay nada que alimente tanto mi optimismo como el
estallido de luz, así que siempre utilizo bombillas de cien vatios, potentes remedos de
sol que se funden continuamente sin necesidad de falsos contactos. Siempre les
pregunto a los electricistas por qué en mi casa se estropean tanto las bombillas.
Ninguno sabe darme una explicación científica. A lo mejor es la abuela que, desde
algún lugar indeterminado, trata de cortocircuitar mi afición al dispendio. Ya digo: a
lo mejor.
Se doctoró en el gobierno de la casa sin haber hecho ningún cursillo de
formación profesional. Por no conocer, ni siquiera conocía la expresión primeros
auxilios. Para ella, el primer auxilio siempre consistía en una cucharadita de agua del
Carmen. Como era tozuda, jamás quiso probar otro remedio. El agua del Carmen
servía igual para un mareo que para un ataque de nervios, para un parto que para un
dolor de vientre. Creo que se trataba de un licor aguardentoso, y no exagero si afirmo
que más de una vez los niños agarramos una ligera toña gracias a sus poderes. Nos
quedábamos dormidos como angelitos, sumidos en un vapor del que despertábamos
sin ningún síntoma de resaca. Debo admitirlo: en esos detalles a la abuela se le iba
bastante la mano. Por ejemplo, utilizaba sulfúrico para quitar determinadas manchas,
le daba al amoníaco con una alegría impropia de su meticulosa pituitaria (como si los
olores apestosos fueran garantía de salubridad), era adicta a la trementina, al
aguarrás, a los polvos de asta, la benzina y el azulete. Cualquiera hubiera creído,
viendo las abarrotadas repisas de su despensa, que era una experta alquimista.

7
Lecciones de higiene y economía doméstica

Supongo que algo de eso había. Dominaba la química con una sabiduría primitiva y
siempre aplicaba el producto adecuado a cada necesidad.
Las costumbres que nos legaron abuelas y bisabuelas provocan hoy una
sonrisa no exenta de cierta perplejidad. Nada de lo que nos enseñaron permanece y
su evocación sólo constituye motivo de regocijo para engordar las tertulias
familiares. En mi casa ya no se «hace sábado» ni se cubren los muebles con sábanas al
llegar el verano. En las baldas del tendedero no hay lugar para el sulfúrico, la comida
se estropea a menudo en la nevera y los hijos se han criado dejando siempre comida
en el plato, sin que una voz reprochona les recordara a todas horas la cantidad de
niños pobres que existen en el mundo. Las abuelas ya no ponen lavativas ni matan
pollos de corral —qué espanto me produce ese recuerdo, con el pollo desangrándose
sobre un plato metálico— ni zurcen calcetines ni les dan la vuelta a los abrigos.
Tampoco viven sometidas a ese marido que dictaba órdenes con la mirada. Ya no
necesitan, como las antiguas mujeres chinas (expertas en Un Shu, un lenguaje
secreto) lanzar mensajes cifrados desde el silencio para hacerse entender. Las abuelas
de hoy compran comida precocinada, llevan las colchas a la tintorería, hacen las
cuentas con una minúscula calculadora y casi no distinguen el piqué del tafetán. Las
abuelas de hoy, en fin, en vez de celebrar el aniversario de los chiquillos
preparándoles un suculento chocolate a la taza, se los llevan al MacDonald’s y les
pagan una hamburguesa. Las abuelas de hoy son lo que son gracias al esfuerzo
heroico de sus progenitoras, que se inmolaron en fogones y lavaderos para que
ahora, delante de un ordenador, unas nietas redichas podamos recrear la tradición y
convertir la nostalgia en categoría literaria.

CARMEN RIGALT

8
Lecciones de higiene y economía doméstica

9
Lecciones de higiene y economía doméstica

PREFACIO

El estudio de la Higiene, abandonado poco há á la exclusiva iniciativa


individual, ha tomado en nuestros dias escepcional importancia con las
investigaciones hechas por especialistas médicos de las causas precursoras y
emanantes de las enfermedades epidémicas, cuyos gérmenes se hallan muchas veces
en las mismas personas, en la parte climatológica de una localidad determinada ó en
el ambiente que se respira. Estos terribles azotes, que en períodos demasiadamente
cortos invaden las naciones y diezman á los pueblos, han hecho que los gobiernos y
corporaciones fijen preferente atención á la Higiene y se impongan sacrificios
morales y materiales de gran valía para prevenir el mal y atajar en lo posible sus
destructores efectos.
Con el estudio químico del aire y del agua, auxiliado por la potente acción del
microscopio, se ha descubierto el baccilus de ciertas enfermedades, cuyas causas
estaban vedadas á la consideración de los antiguos, que carecían de aquel factor
importante de la higiene, y cuando las causas de una enfermedad son conocidas, no
está lejos su remedio.
Por otra parte, las bebidas y alimentos que el comercio de mala fe expende
adulterados, cierto estado morboso que caracteriza á los habitantes de las populosas
ciudades, efecto de una vida pasiva y sedentaria, el raquitismo que
desgraciadamente invade á las familias de constitución débil y sangre pobre en
principios nutritivos, y la suciedad, que es la plaga roedora de la gente pobre,
indolente y de hábitos bastardos, son causas que directamente se oponen á la
vivilidad del individuo y á su desarrollo físico, no menos que á su parte moral. Por
eso las corporaciones ilustradas que miran por el bien público, atienden con solícito
cuidado á la higiene de los mercados, á la limpieza, ornato y embellecimiento de las
poblaciones, al saneamiento de los terrenos pestilentes, establecen gimnasios
públicos para que la juventud halle alivio en sus dolencias y aumente sus fuerzas y
agilidad para el trabajo, y cuidan de fomentar la limpieza del individuo por medio de
termas y baños públicos.
Estas trascendentales cuestiones que dejamos apuntadas y que sucintamente
desarrollamos en la primera parte de la obra, se completan con las nociones más
precisas de las enfermedades comunes de la infancia y los tratamientos consiguientes
para su curación, que no debe ignorar ninguna maestra de primera enseñanza ni
madre de familia.
El verdadero conocimiento de la familia, los deberes generales que incumben

10
Lecciones de higiene y economía doméstica

á cada individuo y los particulares de ama de casa, los diferentes puntos de vista bajo
los cuales se podrá adquirir el mobiliario, el ajuar de la cama y la batería de cocina
para ser más asequible á la familia, la manera más cómoda y acertada para proveerse
de combustible y alumbrado, según su posición social, la forma más conveniente de
conservar las sustancias alimenticias, la adquisición de los vestidos y ropa blanca, su
limpieza, reposo y planchado, y la sencilla y lógica distribución del tiempo y trabajo,
puntualizando á cada individuo sus respectivas atenciones, forman la síntesis que
desarrollamos en la segunda parte con el epígrafe de Economía doméstica. Siguen á
este trabajo unas nociones de contabilidad para el ama de casa, en las que se expone
clara y sencillamente la manera de llevar los libros, presentando modelos de cada
uno de ellos como guía para obrar con acierto en este punto culminante de su
administración.
Tal es el plan de la obra que exponemos nuevamente á la consideración del
público, y sin que pretendamos elevar los consejos que indicamos á la categoría de
preceptos, servirán de mucho á las personas á quienes se dedica para resolver las
dudas que se les ocurran. Este es nuestro norte y nuestra firme esperanza: á ella se
dirigen nuestros esfuerzos y toda nuestra solicitud. Si logramos nuestro objeto,
habremos llenado uno de los deberes más sagrados para con la sociedad.

11
Lecciones de higiene y economía doméstica

HIGIENE

La higiene de un individuo determina su carácter.

Introducción

1. Qué es la Higiene?—2. Cómo se divide la higiene, y á quién


compete la pública y á quién la privada?—3. Cómo se divide la
higiene privada?—4. Qué es la higiene del cuerpo y cómo se
divide?—5. Qué es la higiene del alma?—6. Cuáles son los
principales agentes que influyen en la conservación de la salud?

1. La Higiene es la parte de la medicina que trata de las reglas que deben


observarse para la conservación de la salud.
2. La higiene se divide en pública y privada. La alta dirección de la primera
compete á los gobiernos, quienes toman las medidas de carácter general que afectan á
cada nación, y á las corporaciones municipales y provinciales, lo que incumbe á las
localidades y á las provincias respectivas. La segunda es peculiar de cada individuo.
3. La higiene privada se divide en higiene del cuerpo é higiene del alma.
4. La higiene del cuerpo se llama general, si atiende al desarrollo armónico
de todos los órganos del cuerpo, y particular, si sólo se aplica á un miembro
determinado de él, como la higiene de la visión, de la audición, bucal, etc.
5. La higiene del alma es la que inclina al hombre por el deber y la
persuasión, á los actos simpáticos de benevolencia, beneficencia, honradez y á la caridad,
que es su remate ó complemento.
6. Los agentes principales que directamente influyen en la conservación
de la salud, son el aire, la luz y el calor.

12
Lecciones de higiene y economía doméstica

LECCIÓN I

Del aire.-Componentes que lo constituyen y cómo obra cada uno de ellos en la economía

7. Qué es el aire y cuáles son sus propiedades atmosféricas,-


aplicaciones que hace la medicina de su pesadez y elasticidad.—
8. Es útil el aire para la vida?—9. Cuáles son los principales
componentes del aire?—10. Qué es el oxígeno, cómo obra y en
qué proporción entra en la composición del aire?—11. Qué es el
ázoe, cómo obra y en qué proporción entra en la composición del
aire?— 12. Qué es el hidrógeno, cuál es su peso y cómo obra en
la composición del aire?—13. Qué es el ácido carbónico, cuáles
son sus eféctos y en que proporción entra en la composición del
aire?—14. Qué hay de particular sobre estos gases?

7. El aire es un fluido sutil, elástico, pesado y transparente, que forma la


casi totalidad de la capa gaseosa que nos envuelve, llamada atmósfera. La altura de
ésta es de unos 70 kilómetros, término medio.
De la pesadez y elasticidad del aire la medicina saca útiles aplicaciones para
combatir ciertas enfermedades pulmonares, que no resisten la presión atmosférica de
los llanos y se avienen al aire enrarecido y oxigenado de las montañas.
8. No sólo el aire es útil á la vida sino absolutamente indispensable,
porque sin él no existirían ni los hombres, ni los animales, ni las plantas: la
naturaleza permanecería muda.
9. Los principales componentes del aire son: el oxigeno, el ázoe, el hidrógeno
y el ácido carbónico.
10. El oxígeno es el gas vital por excelencia, y el factor indispensable á toda
combustión. Compone el 21 por ciento del volumen del aire y el 23 de su peso.
11. El ázoe es un gas que apaga los cuerpos en combustión, asfixia á los
animales y existe en el aire atmosférico en la proporción de 79 por ciento de su
volumen y 77 de su peso.
12. El hidrógeno es el gas más lijero que se conoce: pesa 14'5 veces menos
que el agua cuando se combina con el oxígeno.
13. El ácido carbónico es un gas más pesado que el aire y no sirve para la
respiración: ocupa 3 diezmilésimas del volumen del aire, y tiene una densidad de
1'529.

13
Lecciones de higiene y economía doméstica

14. Debemos tener presente, que ninguno de los gases anteriormente


descritos, en su estado de pureza, sirve para la vida, pero combinados entre sí en sus
justas proporciones, forman el aire, principal agente de vitalidad. El peso del aire es
770 veces menor que el del agua.

LECCIÓN II

Causas que más frecuentemente vician el aire

15. Cuáles son las causas que más frecuentemente vician el aire
atmosférico?—16. Qué es el fenómeno de la respiración?— 17.
En dónde se notan con más frecuencia los perniciosos efectos de
una atmósfera viciada por la respiración?—18. Cómo vicia el aire
la combustión?—19. En dónde existen focos caseros de ácido
carbónico producidos por la combustión y la fermentación?—20.
Cómo vician y cómo purifican el aire los vegetales?—21. Cómo
vician el aire las aguas encharcadas, cloacas y estercoleros?

15. Las causas que más frecuentemente vician el aire atmosférico son: la
respiración, la combustión, las plantas en la oscuridad y las emanaciones de aguas pútridas,
cloacas, estercoleros, etc.
16. La respiración es un acto indispensable de la vida, por medio del cual
nos apropiamos oxígeno del aire y despedimos ácido carbónico y vapor de agua. Una
persona por término medio consume 900 decímetros cúbicos de aire en cada hora.
17. Se notan los perniciosos efectos de una atmósfera viciada por la
respiración, donde quiera que haya aglomeración de gente y muchas luces en locales
reducidos, como en las iglesias, bailes, cafés, teatros, escuelas, etc., en que hay
desprendimiento de gases impropios para la respiración.
18. La combustión vicia el aire de la misma manera que la respiración,
consumiendo el oxígeno y produciendo ácido carbónico y vapor de agua.
19. En las bodegas cuando fermentan los vinos, en los silos donde se
conservan granos ó frutos por mucho tiempo, y en los braseros en habitaciones
reducidas, hay focos perennes de ácido carbónico, perjudiciales á la salud.

14
Lecciones de higiene y economía doméstica

20. En los vegetales hay que distinguir dos períodos químicos muy
distintos para conocer su influencia sobre la vida animal. Durante el día,
apropiándose carbono del aire y despidiendo oxígeno, purifican la atmósfera, pero
durante la noche, produciendo efectos contrarios, vician el aire. Por esta causa es
peligroso conservar durante la noche en los dormitorios, frutos y flores olorosas.
21. Las aguas encharcadas, cloacas, estercoleros y demás focos
permanentes de emanaciones deletéreas, despiden en abundancia hidrógeno
carbonado y sulfurado, gases impropios para la respiración, y que son causas de
fiebres pertinaces y malignas.

LECCIÓNIII

Medios de renovar el aire viciado de las habitaciones y precauciones que se tomarán para
evitar sus corrientes

22. Cuál es el medio más sencillo y natural para renovar el


aire de una habitación cuando está viciado?—23. Es siempre
conveniente abrir las ventanas?—24. Qué procedimiento se suele
seguir en los hospitales para renovar el aire?—25. Hay otros
medios de renovar el aire viciado sin producir corrientes?—26.
Cómo se procederá cuando el aire viciado procede de una causa
perenne?

22. El medio más natural y expedito para renovar el aire de una habitación
cuando está viciado, es abrir las ventanas.
23. En los hospitales y casas en donde no se pueden abrir las ventanas por
ser peligrosas las corrientes de aire, será conveniente el empleo del cloro ó del ácido
fénico que neutralizan los gases impuros de la habitación, devolviendo al aire sus
condiciones viables1.
24. No siempre es conveniente abrir las ventanas para renovar el aíre
viciado á fin de no exponer á las personas á constipados y pulmonías. En este caso se

1
El cloro y el ácido fénico son dos poderosos desinfectantes. El cloro sirve además para el
blanqueo de la ropa

15
Lecciones de higiene y economía doméstica

suple en parte, haciendo aquéllas de una sola hoja y giratoria en sentido lateral,
formando un plano inclinado á voluntad, que permite la entrada y salida del aire sin
los inconvenientes de una corriente directa.
25. Otro de los medios que se emplean para renovar el aire viciado sin
peligro para las personas, es el uso de los tubos llamadores, mangas de viento,
ventiladores ó estufas destinadas á este objeto.
26. Si la causa del aíre viciado no es transitoria, se procurará cambiar de
habitación.

LECCIÓN IV

De la luz y su influencia en la higiene

27. Qué es la luz y cuál su influencia en la higiene?—28. Cómo se


prueba que la luz es indispensable á la vida?—29. Cómo se
deberá recibir la luz del sol? —30. Es conveniente la luz
reflejada? —31. Qué precauciones se tomarán al recibir la luz
tanto directa como reflejada?

27. La luz es el agente de la visión, que nos pone en contacto con el mundo
exterior. Nada más encantador é interesante que el estudio de este fluido
imponderable que nos presenta la sublime armonía de la naturaleza, matizándola
con los más brillantes y variados colores. Prescindiendo de las hipótesis inventadas
para explicar la transmisión de este agente lumínico, diremos que la luz del sol no
sólo es buena para la salud, sino indispensable á la vida del hombre, de los animales
y de las plantas.
28. Para probar esta tesis en la vida y robustez del hombre, basta
considerar á dos individuos el que uno viva en el campo y el otro en una de estas
galerías subterráneas que la necesidad del tráfico ha creado en las cites de París y
Londres. Mientras que el primero se mantiene sano, colorado y alegre, el otro
arrastra una existencia debilitada y enfermiza, que le hace sucumbir al poco tiempo.
29. Aunque la luz solar es necesaria á la vida, sería una temeridad quererla

16
Lecciones de higiene y economía doméstica

recibir de frente, porque nuestros ojos no resisten ni están formados para


impresiones tan fuertes. Se gradúa la intensidad de la luz por medio de lentes,
cortinas trasparentes ó persianas.
30. La luz directamente reflejada de objetos pulimentados ó blancos, es
perjudicial á nuestra vista, y prueba de ello son las enfermedades de ojos y hasta las
cegueras tan frecuentes en las poblaciones meridionales que tienen la costumbre de
blanquear las casas por fuera y componer el piso con materiales calizos.
31. Las precauciones que debemos tomar para recibir la luz, tanto natural
como artificial, son las siguientes: si es la luz del sol, procuraremos que nos venga
algo debilitada, y si es artificial, que el foco luminoso esté colocado más alto que la
cabeza, y un poco atrás.

LECCIÓN V

Del calórico.—
Atenciones que requiere el cambio de temperatura

32. Qué es el calórico y cuáles sus principales efectos?—33. A qué


llamamos clima de un país?—34. Influye el clima en el
temperamento y en la salud del individuo?—35. Cómo se resiste
el frío y el calor?—36. Cómo se consideran los cambios de
temperatura para la salud?—37. Qué precauciones se tomarán al
salir de una habitación caliente?—38. Después de una comida
abundante, será prudente exponerse á una corriente de aire?

32. El calórico es un agente imponderable, que produce en nosotros la


sensación de calor ó de frío, según su intensidad. El calor es la causa de los efectos del
calórico, siendo los principales, el dilatar los cuerpos y hacerles cambiar de estado.
33. Se llama clima de un país, el conjunto de las variaciones de calor y frío,
de su estado higrométrico, de los vientos reinantes y de la salubridad ó insalubridad
que en él se experimentan de continuo.
34. El clima influye directamente en la salud del individuo, modificando su
régimen higiénico y alimenticio, sus hábitos y costumbres, su temperamento y su

17
Lecciones de higiene y economía doméstica

carácter moral.
35. El frío se resiste por medio del ejercicio, de los vestidos, de sanos y
nutridos alimentos y de buenas y templadas habitaciones, y se sufre el calor con
pausados ejercicios, alimentación moderada y vegetal, y con bebidas ligeramente
ácidas.
36. Los cambios normales de temperatura no resienten sensiblemente la
naturaleza del individuo, pero si son bruscos y repentinos, producen enfermedades
malignas, principalmente afecciones de pecho.
37. Las precauciones que deberemos tomar al salir de una habitación cuya
temperatura sea superior á la del ambiente, son las de esperar en la antesala que
nuestro cuerpo se equilibre á más baja temperatura, abrigamos y guardar el aliento á
la salida.
38. Después de una comida abundante sería temeridad é imprudencia
exponerse á una corriente de aire, porque es causa de fuertes cólicos y diarreas.

LECCIÓN VI

Precauciones que se han de tomar al escoger habitación

39. Cuál es el punto culminante que se ha de tener presente para


la elección de casa?—40. Bajo este punto de vista, qué prescribe
la higiene?—41. Se habitarán las casas recientemente
construidas?—42. Por qué son preferibles para habitación las
plazas y calles anchas?—43. Qué precauciones deberemos tomar
al entraren una bodega ó habitación que haya estado cerrada por
mucho tiempo?— 44. Qué deberemos hacer para que las
habitaciones estén aseadas, y se respire siempre aire puro?—45.
Además de lo expuesto, qué prescribe la higiene para el buen
desarrollo de nuestro cuerpo?

39. El punto culminante que se ha de tener en cuenta para la elección de


casa es la salubridad del sitio escogido.
40. Bajo este punto de vista prescribe la higiene que debemos buscar

18
Lecciones de higiene y economía doméstica

nuestra casa en sitio espacioso, ventilado y bañado por el sol, fuera de parajes
húmedos, calles estrechas y tortuosas, lejos de pantanos, albercas, estercoleros y
arboledas, y de todos aquellos focos que pueden alterar la verdadera composición
del aire.
41. Es peligroso habitar las casas recientemente construidas, porque la
humedad que despiden las paredes, unida á las emanaciones de las pinturas y
barnices, producen cólicos, hinchazones, reumatismos, y algunas veces, verdaderos
envenenamientos.
42. Son preferibles para habitación las casas situadas en plazas y calles
anchas, por la facilidad de renovarse el aire y recibir con mayor intensidad la luz del
sol. Las casas en calles estrechas y tortuosas son malsanas, pomo reunir aquellas
circunstancias.
43. Al entrar en una bodega ó habitación que haya estado cerrada por
mucho tiempo, deberemos aseguramos préviamente que el aire es respirable,
probando si una vela encendida arde con llama fija y brillante. Si esto sucede, el aire
es respirable, pero si se amortigua ó apaga la llama, hay que huir inmediatamente
para no exponerse á una muerte segura.
44. Para que las habitaciones estén aseadas y se respire aire puro,
deberemos procurar un esmero exquisito en todos nuestros enseres, lavándolos
frecuentemente, y quitando todo objeto que pudiera alterar la verdadera
composición del ambiente.
45. Además de lo expuesto, prescribe la higiene para el buen desarrollo de
nuestro cuerpo, el uso de alimentos y bebidas sanas y abundantes, cómodos vestidos,
moderados ejercicio y reposo, y limpieza exquisita.

LECCIÓN VII

Alimentos y bebidas.—
Cuidados que requieren según los diferentes estados de la vida

19
Lecciones de higiene y economía doméstica

ALIMENTOS

I
46. Qué son alimentos?—47. De dónde proceden los alimentos?
—48. Qué debemos tener presente en orden á los alimentos?—
49. Cómo se conoce la bondad de los alimentos?—50. De qué
sustancias se alimentan los animales?—51. De qué sustancias
hará uso el hombre para su nutrición?—52. Cuáles son los
alimentos de que el hombre debe hacer más uso?—53. No hay
alimentos sanos y que sin embargo no pueden usar ciertas
personas?—54. Cómo preparará el hombre los alimentos para
que sean más digeribles?— 55. Qué se tendrá en cuenta para el
uso de ciertos alimentos?—56. Qué sustancias se desecharán en
la economía animal?—57. Qué atenderemos respecto á las
carnes?—58. Y si la alteración de las carnes ha pasado del límite
regular?—59. Cuál es el régimen alimenticio más conveniente en
la infancia?—60. Qué se tendrá presente para la debida nutrición
del individuo?

46. Se llama alimento toda sustancia digerible y asimilable que se convierte


en elemento propio del animal2.
47. Los alimentos proceden del reino vegetal y del reino animal, y para la
debida nutrición deben estar préviamente organizados.
48. Para que los alimentos produzcan el efecto á que están destinados,
deberemos abstenemos de aquellos que sean conocidamente nocivos, teniendo
presente que hemos de comer para vivir y no vivir para comer.
49. Para conocer la bondad de los alimentos, atenderemos á lo que la
ciencia nos prescribe, confirmada por la tradición y por la experiencia individual.
50. Hay ciertos animales que sólo se alimentan de hierbas, y se llaman
herbívoros, otros de granos, y toman el nombre de granívoros, otros de pescados, y se
denominan piscívoros, y por último, los hay que se nutren exclusivamente de carnes,
y se los conoce con el nombre de carnívoros.
51. Siendo el hombre omnívoro por naturaleza, come en proporción

2
Químicamente se dividen los alimentos en plásticos y respiratorios. Los primeros reparan las
pérdidas naturales de organización, y se componen de los indispensables elementos ázoe, oxígeno,
hidrógeno y carbono,- y los segundos ó hidrocarbonados, desprovistos del primer factor, producen el
calor animal y la respiración.

20
Lecciones de higiene y economía doméstica

alimentos vegetales y animales para reparar convenientemente las pérdidas que sufre
su cuerpo. La medicina suele prescribir el uso exclusivo de un determinado alimento
para modificar el temperamento de las personas3.
52. El hombre usa para su nutrición sustancias gomosas y azucaradas,
feculentas y azoadas ó de procedencia animal, como el pan de trigo bien elaborado,
carnes y pescados, leche, manteca y toda clase de vegetales.
53. Hay algunos alimentos sanos, y sin embargo no pueden hacer uso de
ellos ciertas personas por ser demasiado fuertes y excitantes, tales como el tocino, las
langostas, calamares y algunos mariscos.
54. Para que los alimentos sean más digeribles y asimilables, se hace uso
del condimento. La sal, en sus justas proporciones, es el condimento por excelencia.
55. Las sustancias vegetales excitantes y picantes deben usarse con
prudencia y discreción, porque aceleran la circulación de la sangre y le dan cierta
acritud, como la cebolla, el ajo, la pimienta y la mostaza.
56. Debe desecharse para la economía toda sustancia visiblemente alterada
y que no sirva para la nutrición del individuo.
57. Sin embargo de lo manifestado, la carne ligeramente alterada puede ser
más conveniente, y por muchos preferida, á la recientemente muerta ó muy cocida,
por ser más sustanciosa y digerible.
58. Si el olfato acusa un principio de alteración en las carnes, se las hace
hervir en agua y carbón molido, cuya cocción detiene desde luego la fermentación
que se incubaba en sus tejidos, y después de aderezarse convenientemente, pueden
utilizarse sin que produzcan perturbación alguna en la economía animal.
59. El régimen alimenticio más conveniente en la infancia debe ser, durante
los primeros meses, el uso exclusivo de la leche de la madre ó de otra asimilable,
mezclada con alguna sustancia feculenta azucarada formando papilla, más tarde el
arroz, pan, huevos, carne cocida y asada y frutas sazonadas, hasta que pueda entrar
en el régimen general alimenticio.
60. Para la debida nutrición del individuo se tendrá en cuenta, que los
niños comen menos y con más frecuencia que los adultos, por exigirlo así su rápida
digestión, los trabajadores, más á menudo que los de ocupación sedentaria. En la
vejez las comidas deben ser frugales, porque en esta edad la fuerza digestiva es muy

3
Temperamento de una persona es el predominio de uno ú otro de los tres sistemas nervioso,
sanguíneo ó linfático. En el primero domina la irritabilidad de los nervios,- en el segundo, el humor de
la sangre,- y en el tercero, la linfa y materias grasas

21
Lecciones de higiene y economía doméstica

débil y poca la pérdida que sufre el cuerpo por la transpiración y secreciones. La


regularidad en las comidas favorece á la nutrición y á la buena digestión.

BEBIDAS

II
61. Qué es la bebida?—62. Cómo se clasifican las bebidas?— 63.
Cuál es la bebida natural por excelencia?—64. Serán todas las
aguas naturales igualmente buenas y saludables para beber?—
65. Cuáles son las aguas potables mejores para beber?—66. Qué
procedimiento se adoptará para hacer potable las aguas más ó
menos impuras?—67. Qué diremos de las aguas pluviales ó de
ríos conservadas en aljibes?—68. Cuáles son las condiciones de
una buena agua?—69. Cuáles son las bebidas ácidas, y qué
efectos producen en la economía?—70. Cuáles son las bebidas
aromáticas, y qué efectos producen en la economía?—71. Cuáles
son las bebidas emolientes, y cómo se preparan?—72. Cuáles son
las bebidas lácteas, y qué efectos producen en la economía?—73.
Cómo se dividen las bebidas alcohólicas?—74. Cuáles son las
bebidas fermentadas, y qué efecto producen en la economía?—
75. Cuáles las destiladas, y qué efectos producen?—76. Cuáles
son las bebidas medicinales, y qué efectos producen en la
economía?

61. Bebida es toda sustancia líquida que se introduce en el organismo para


calmar la sed y reparar las pérdidas de agua que sufre el cuerpo por la transpiración
y las diversas secreciones.
62. Las bebidas pueden ser acuosas ó naturales, acidas, aromáticas, emolientes,
lácteas, alcohólicas y medicinales.
63. El agua es la bebida natural por excelencia y de que se hace más uso en
la economía animal. Es el gran disolvente de la naturaleza.
64. A pesar de ser el agua la mejor bebida, no son todas ellas igualmente
saludables. Deben proscribirse, por punto general, las aguas de nieve, las
encharcadas ó que corren con lentitud y las que están saturadas de sales alcalinas,
por faltarles el oxígeno conveniente, ser de difícil digestión y producir desarreglos en
el estómago.

22
Lecciones de higiene y economía doméstica

65. Las mejores aguas para beber son las que proceden de manantiales
buenos y siguen en su curso una marcha rápida y desigual, porque así, oreadas y
batidas por las rocas, se impregnan del oxígeno y demás gases que las hacen
agradables y buenas.
66. Si se precisa el uso de aguas más ó menos impuras para beber, será
conveniente mezclarles algunas dosis de carbonato de sosa, que neutraliza las sales
que llevan en disolución y las mejora notablemente. También se usan con excelente
efecto los filtros de arena ó de carbón molido, reteniendo á su paso las sustancias
térreas y orgánicas que contienen las aguas, y el aire les comunica los principios que
no tenían.
67. Las aguas de lluvia, convenientemente filtradas, y las de ríos bien
batidas, recogidas en aljibes en los meses de mayor frío, son excelentes para beber,
pero si no se renuevan en mucho tiempo se alteran y pierden sus condiciones
potables. Para obviar estos inconvenientes basta que el suelo esté construido de
piedra pómez ó vulcanizada y de cantos rodados, que hacen efecto de filtros,
agitando de tanto en cuanto el agua.
68. El agua potable ha de reunir las siguientes condiciones: que esté
aireada y soleada, sin olor, color ni sabor determinado, que permanezca limpia
durante la ebullición y no deje residuos al evaporarse, que cueza bien las legumbres,
disuelva el jabón y forme hermosa espuma.
69. Las bebidas acidas pueden ser acídulas minerales con dosis de nitro,
azufre, fósforo, clorhídrico, etc. y de ácidos orgánicos ó jugos de frutas que contienen
ácido acético, cítrico, tartárico, etc.4 Estos ácidos son más ó menos cáusticos en su
estado de pureza, pero se modifican estas propiedades mezclándolos con el agua, en
cuyo caso son ligeramente astringentes y muy refrigerantes. Si á estas aguas se les
añade azúcar para quitarles toda acidez, son muy agradables y se emplean como
excelente refresco.
70. Las principales bebidas aromáticas son el té y el café. La infusión de té 5,
convenientemente azucarada, produce en el estómago una excitación suave y
favorable á la salud, estimulando la digestión y las secreciones. Es bebida de gran
estima en los países fríos. El café tostado pierde algo de su aroma y adquiere un
4
Ácido clorhídrico es un compuesto de hidrógeno y cloro,-acético, es un principio no
nitrogenado, que abunda mucho en la economía animal, y existe también en los vegetales,- cítrico, el
del limón y existe en otros vegetales. Se emplea en medicina como antiséptico, refrescante y diurético.
5
Infusión es una bebida que se obtiene sujetando ciertas sustancias vegetales aromáticas á la
acción instantánea de una elevada temperatura, como las hojas y las flores, cuyos principios
medicinales ceden desde luego.

23
Lecciones de higiene y economía doméstica

principio empireumático6 pero siempre conserva parte de su naturaleza nutritiva,


favorable á la digestión. Su uso está extendido por todo el mundo, y tiene particular
estima en los países cálidos, porque excita la respiración y apaga la sed. A las
personas de temperamento nervioso les ataca sensiblemente al cerebro, y no pueden
tomarlo muy concentrado.
71. Las bebidas emolientes son líquidos de apariencia lechosa, llamados
también horchatas. Se confeccionan con la disolución en agua azucarada, de pepitas
ó semillas feculentas, albuminosas y aceitosas machacadas, tales como la chufa,
arroz, almendra, piñones y pepitas de sandía; melón y calabaza.
72. Las bebidas lácteas son la leche y el suero de procedencia animal, y el
jugo de ciertos árboles, principalmente el del llamado de la leche, rico en principios
asimilables. Estas bebidas son excesivamente nutritivas y convienen á las personas
débiles y enfermizas, y no han de abusar de ellas las de temperamento sanguíneo ni
las obesas. Son bastante refrescantes si proceden del reino vegetal.
73. Las bebidas alcohólicas son fermentadas y destiladas.
74. Las principales bebidas alcohólicas fermentadas son el vino, producto
de la fermentación de la uva, la cerveza, que se confecciona con la cebada germinada y
hojas de lúpulo, la sidra y la perada, del fermento del zumo de las manzanas y de las
peras. De estas bebidas el vino es la que tiene más riqueza alcohólica y la más sana.
En pequeñas dosis favorece la digestión y estimula el apetito, y por esta razón se
preceptúa á las personas débiles de estómago y digestión tardía, y á los ancianos.
75. Las principales bebidas alcohólicas destiladas son el aguardiente, que se
obtiene de la destilación del vino, el cognac y el rom, de la melaza de la caña de
azúcar, la ginebra, del alcohol de las bayas de enebro, el marrasquino de Zara, del jugo
de las ciruelas y melocotones, etc.
El uso de las bebidas alcohólicas destiladas, es, en general, nocivo á la salud.
76. Las bebidas medicinales ó tisanas mezcladas con ciertos líquidos de
variada composición médica, sirven para apagar la sed, facilitar la digestión, reparar
las pérdidas líquidas del organismo y reproducir lijeros efectos terapéuticos 7.

6
Empireumático es un olor ó sabor particular, generalmente ingrato, que toman las sustancias
animales y algunos vegetales sometidos á fuegos violentos.
7
La terapéutica es una rama de la medicina que se ocupa principalmente de la descripción de las
enfermedades y de la aplicación de los medicamentos para el tratamiento de las mismas

24
Lecciones de higiene y economía doméstica

LECCIÓN VIII

De los vestidos.—
Utilidad que reportan según la materia de que están confeccionados, su forma y su color

77. Son convenientes los vestidos para la salud de las personas?


—78. Bajo que aspecto podremos considerar los vestidos?— 79.
Cuáles son los vestidos más útiles respecto á la materia de que
están confeccionados?—80. Usaremos los mismos vestidos en
todas las estaciones?—81. Cuál será la forma más conveniente de
los vestidos?—82. Es higiénico fajar al niño como se usa en
nuestros días?—83. Qué efectos produce el color de los vestidos?
—84. Qué vestidos usaremos en las estaciones medias?—85. Qué
precauciones tomaremos respecto á los vestidos al pasar de una
estación á otra?—86. Cuál es la condición indispensable á todo
vestido?

77. Los vestidos son muy convenientes para la salud de las personas,
porque además de la decencia natural que proporcionan, sirven para libramos de las
influencias atmosféricas, evitando terribles enfermedades.
78. Podremos considerar los vestidos bajo tres aspectos distintos: según la
materia de que se componen, según su forma y según su color.
79. Los vestidos más útiles respecto á la materia de que están fabricados,
son los de lana y de algodón. Las personas enfermizas y las que se dedican al trabajo,
deberán usar camisas interiores de lana, algodón ó
franela, y no aligerarse de ellas aún cuando se hallen bañadas en sudor.
80. Usaremos distintos vestidos según las estaciones: los de lana, algodón,
pieles y seda, para el invierno, por ser de mucho abrigo, y los de hilo y demás
materias textiles, que dan paso al calor, para verano.
81. Respecto á la forma de los vestidos, se procurará que sean holgados
para que no opriman al cuerpo é impidan sus libres movimientos y natural
desarrollo.
82. Es contrario á la higiene fajar al niño como se acostumbra
generalmente, siendo algunas veces la causa de las enfermedades que observamos en
muchos individuos. La opresión indebida de un miembro cualquiera del cuerpo

25
Lecciones de higiene y economía doméstica

impide su desarrollo y tiende á atrofiarle.


83. Los efectos que produce el color de los vestidos, reconoce un principio
físico de mucha importancia. El color blanco refleja los rayos del sol, mientras que el
negro los absorbe completamente: por consiguiente, usaremos en verano vestidos de
aquél color y en invierno de éste.
84. En las estaciones medias procuraremos que los colores sean igualmente
de un matiz intermedio.
85. Al pasar de una estación á otra deberemos vestimos ó alijeramos
gradualmente, teniendo siempre presente, que es una imprudencia abrigamos mucho
ó alijeramos demasiado.
86. La circunstancia precisa é indispensable en todo vestido es la limpieza.

LECCIÓN IX

Ejercicio y reposo.—De la gimnasia y sus diferentes clases—


Utilidades que presta la gimnasia como medio higiénico y terapéutico

I
87. Qué es la gimnasia?—88. Cómo se divide la gimnasia?— 89.
Qué es la gimnasia escolar y qué ejercicios se ejecutan en ella?—
90. Qué otros ejercicios tienen lugar en el local de la escuela?—
91. Y si en la escuela hay enseñanza de adultos?—92. Qué es la
gimnasia de salón, y en dónde puede establecerse?—93. Qué
ejercicios son convenientes para desarrollar las extremidades
superiores en esta gimnasia?—94. Cómo se desarrollan las
extremidades inferiores?—95. Qué ejercicios se practicarán para
el desarrollo de los músculos del cuello y de la cabezal—96. Y
para los del tronco?—97. Hay ejercicios en los cuales entran en
juego todos los músculos?—98. Qué es la gimnasia artístico-
médica ó dietética?—99. Es importante esta gimnasia?—100.
Conviene esta gimnasia á los niños?—101. Cuáles son los
principales aparatos que constituyen la gimnasia dietética?

87. La gimnasia es el arte de desarrollar, fortalecer y dar flexibilidad al

26
Lecciones de higiene y economía doméstica

cuerpo por medio de variados y ordenados ejercicios.


88. La gimnasia toma diferentes nombres según los puntos de vista bajo los
cuales se la considera. Así se llama gimnasia escotar, de salón, artístico médica ó
dietética, militar, atlética, ortopédica, etc.
89. La gimnasia escolar se ejecuta cotidianamente en las escuelas, haciendo
con regularidad las diferentes evoluciones en las marchas y contramarchas en línea
de desarrollo, en el cambio de secciones, en las variadas actitudes del cuerpo para la
entrada y salida en las mesas, en la lectura en alta voz, y en los cantos, máximas y
oraciones que se recitan. El canto es la verdadera gimnasia de los pulmones.
90. Si la escuela tiene patio enarenado para esparcimiento de los niños ó
niñas, puede regularizar el maestro los variados juegos infantiles, como el del
trompo, paleta, gallina ciega, rueda, muñecas, aro, el salto de la cabrilla y de la
cuerda, y el andar, correr, saltar y trepar.
91. Pero si en la escuela existe clase de adultos, pueden establecerse y
metodizarse otros juegos, propios de la edad y aficiones, tales como el de la pelota, de
los bolos, de la barra, la lucha, la carrera y el salto.
92. La gimnasia de salón, tan recomendada en la infancia por su utilidad y
sencillez, no precisa particularmente aparato alguno, y puede establecerse en
cualquier local espacioso, ventilado y seco.
93. En la gimnasia de salón se desarrollan y adquieren flexibilidad los
miembros superiores de los niños, haciéndoles ejecutar en línea de desarrollo,
ejercicios de contracción y dilatación de los dedos, manos y brazos en posiciones y
velocidades distintas.
94. Para el debido desarrollo de las extremidades inferiores, pondrá en
juego el niño diferentes actitudes de los pies, flexión de músculos sobre piernas y
pies, marchas y contramarchas con velocidades y posiciones distintas.
95. Para fortalecer y dar soltura á los diferentes músculos del cuello y de la
cabeza, los movimientos serán de flexión, extensión hacia adelante, atrás y á los
lados, cuyos ejercicios exigen mucha cautela para no lesionar ninguna vértebra con
movimientos bruscos y desiguales.
96. Exige el desarrollo del tronco diferentes ejercicios flectores en actitudes
varias hacia adelante, atrás y á los lados.
97. Hay ejercicios de mucha estima en los niños y de gran eficacia por la
complejidad de músculos que actúan, tales como el remedo de las actitudes del
cuerpo que precisan los diferentes oficios mecánicos, como las del carpintero,

27
Lecciones de higiene y economía doméstica

panadero, herrero, sastre, zapatero, tejedor, hortelano, &.


98. La gimnasia artística ó dietética es una parte de la terapéutica que tiene
por objeto la conservación de la salud mediante el desarrollo metódico de las fuerzas
físicas por medio de movimientos que persiguen un fin determinado. Esta clase de
gimnasta debe estar bajo la dirección de un profesor médico.
99. Los gobiernos ilustrados fomentan estos gimnasios en locales públicos,
en donde halla eficaz remedio el estado morboso de las personas de vida sedentaria.
Es una parte importante de la educación física.
100. La gimnasia dietética es sumamente útil á la infancia para corregir el
raquitismo ó deformidad del cuerpo, que impide su desarrollo.
101. En los gimnasios artístico-médicos regularmente montados, no deben
faltar cuerdas, paralelas, perchas, argollas, bolos, pelotas, barras, pesas, escaleras, planos
inclinados, trapecios, picaderos, esgrima, etc.

II

102. Qué es la marcha, y qué órganos pone en actividad?— 103.


Qué es la carrera, y qué órganos pone en actividad?—104. Qué es
el salto, y de cuántas maneras puede ser?—105. Qué órganos
pone en actividad el salto vertical, en plano inclinado y
horizontal?—106. Qué órganos pone en movimiento el ejercicio
de trepar?—107. Son convenientes, como medios higiénicos, el
baile y el juego de billar?—108. Qué diremos de los juegos de
bolos y pelota y de la partida de caza como medios higiénicos, y
qué órganos se activan? 109. Son convenientes la natación y los
patines como medios higiénicos, y qué órganos se activan?—110.
Cuáles son los ejercicios en las cuerdas, y qué músculos se ponen
en movimiento?—111. Qué son las paralelas, y qué músculos
desarrollan?—112. Qué son las argollas, cuáles los ejercicios que
en ellas se hacen, y qué músculos desarrollan?—113. Qué es la
percha, y cuál su fin gimnástico é higiénico?—114. Qué es el
ejercicio de la barra, y qué órganos pone en movimiento?—115.
Qué es la báscula gimnástica, y qué órganos pone en
movimiento?—11 ó. Qué son las pesas, y cuál su utilidad como
medio higiénico y terapéutico?—117. Cómo pueden ser las
escaleras en la gimnasia, y cuáles sus ejercicios y efectos
terapéuticos?

28
Lecciones de higiene y economía doméstica

102. La marcha constituye el ejercicio natural del hombre, el más útil y


agradable y el que no deben olvidar el niño, el adulto y el anciano. En terreno llano y
carrera proporcionada, es fácil, y ayuda la digestión con aumento de fuerzas, en
terreno accidentado, es algo penosa por acelerar en demasía la respiración, la
circulación y la transpiración. Para subir las cuestas y montañas se tendrá presente el
aforismo higiénico: subirías como niño para llegar á su meta como joven.
103. La carrera es un ejercicio muy útil, pero exige ciertas reglas para ser
conveniente á los efectos terapéuticos que se persiguen. Cuando es desordenada,
fatiga pronto, dificulta la respiración y baña de copioso sudor, cuyos efectos
disminuyen notablemente cuando es casi uniforme con un poco de avance 8. Entonces
puede sostenerse por más tiempo, fortifica los músculos inferiores, ensancha la
cavidad del pecho, da resistencia á los pulmones y regulariza las exhalaciones. Este
ejercicio es propio de la juventud.
104. El salto es el cambio de sitio de un cuerpo, efecto de una acción rápida y
general.
El salto puede ser vertical, inclinado y horizontal.
105. El salto vertical no necesita carrera, y deben graduarse las caídas. En
este caso da flexibilidad á los músculos y activa la respiración. La caída debe hacerse
sobre las puntas de los pies y doblar el cuerpo hacia delante, evitando gravitar sobre
los talones, que es de funestas consecuencias. En el salto diagonal y en el horizontal
es forzosa la carrera para vencer la inercia del cuerpo 9: en estos saltos se activan
mucho los músculos de los pies y de las piernas, ensanchándose más y mejor la
cavidad del pecho y los pulmones.
106. Trepar es un ejercicio expuesto, y deben graduarse las caídas. Pénense
en elasticidad y contracción alternativamente las extremidades superiores é
inferiores, y todo el cuerpo. Este ejercicio es muy fatigoso.
107. El baile y el juego de billar cuando se ejecutan en locales espaciosos y
ventilados son muy higiénicos, porque dan flexibilidad y lijereza al cuerpo por las
variadas actitudes que toma, y favorecen á la digestión y á la transpiración con
aumento de apetito.
108. Los juegos de bolos y pelota y la partida de caza son muy convenientes á las

8
Movimiento uniforme es aquel en que un cuerpo recorre espacios iguales en tiempos iguales;
y se llama acelerado, cuando en tiempos iguales recorre espacios desiguales
9
Inercia es la incapacidad de los cuerpos para cambiar de estado mecánico por sí solos

29
Lecciones de higiene y economía doméstica

personas de temperamento linfático, porque ponen en movimiento y fortifican todos


los músculos del cuerpo, ejercitan el órgano de la visión y el pulso, activan la
digestión y excitan el apetito.
109. Los ejercicios de la natación y los patines son de gran utilidad como
medio higiénico, además de los que se les considera como terapéuticos, desarrollan
las fuerzas musculares de las extremidades y del pecho, entonan el cuerpo y
aumentan el apetito.
110. Las cuerdas para la gimnasia deben colocarse en sentido vertical, fijas y
sueltas, lisas y nudosas, y horizontales. Los movimientos en las cuerdas verticales son
de suspensión total del cuerpo, ya subiendo, ya bajando ó en estado de equilibrio. Sus
efectos son de contracción y dilatación, y desarrollan principalmente los músculos de
las manos y brazos, piernas y pies, y los pectorales. Estos ejercicios son de bastante
fatiga. Si las cuerdas son horizontales para el salto, deben colocarse de modo que uno
de los cabos esté suelto para no exponer á los principiantes á caídas peligrosas.
111. Las paralelas son dos maderos resistentes, empotrados en la pared ó
sostenidos sobre pies derechos, á un metro del suelo, y separados entre sí á distancia
conveniente, según sirvan para niños ó para adultos. Los ejercicios son de
contracción y dilatación en consonancia á las posiciones varias del ejercitante.
112. Las argollas, anillas ó aros penden de unas cuerdas resistentes colgadas
en el techo y á una distancia proporcionada al individuo. Los movimientos en ellas
son de suspensión, diferentes vueltas en una y otra cuerda, planchas horizontales,
etc. Estos ejercicios son de gran actividad; favorecen la circulación y la respiración,
ensanchan la cavidad del pecho y fortifican las extremidades.
113. Las perchas son maderos cilíndricos de cierta longitud, colgados del
techo, y sirven, á poca diferencia, como las cuerdas verticales.
114. En el ejercicio de tirar á la barra se pone en movimiento todo el cuerpo,
principalmente los músculos de la mano, antebrazo, brazo, hombros y pecho, que se
dilatan y contraen alternativamente. Es ejercicio sumamente activo.
115. La báscula gimnástica es un ejercicio de equilibrio entre dos personas de
igual peso por medio de un madero con un punto de apoyo que permita el
movimiento. Este ejercicio es suave, favorece la digestión y desarrolla lenta y
progresivamente los músculos.
116. Con las pesas se ejercita el levantar graves distintos según las fuerzas
del individuo. Puede hacerse por medio de una cuerda y polea, atando á un extremo
un peso y actuando la potencia en el otro, ó levantar directamente las pesas del suelo,

30
Lecciones de higiene y economía doméstica

transportarlas á distancias varias, sostenerlas sobre las manos, brazos, espaldas, &.
Este ejercicio es muy activo por las variadas posiciones que se precisan y utilísimo
por los fines terapéuticos que se alcanzan. Favorecen la digestión y circulación, y
activan la respiración.
117. Las escaleras pueden ser fijas y movibles, perpendiculares, oblicuas y
horizontales, empotradas en la pared ó sostenidas sobre pies derechos. Además de
los ejercicios de subida y bajada más ó menos rápidas, hay los de suspensión y
serpenteo, pasando de unos peldaños á otros. Durante las variadas actitudes que se
precisan, se contraen y dilatan los músculos de las extremidades y los pectorales,
cuya cavidad ensanchan.

III

118. Qué es el plano inclinado, sus ejercidos y efectos?—119. Qué


es el trapecio, ejercicios que en él se ejecutan y ventajas
terapéuticas que reporta?—120. Qué es el picadero, y para qué
sirve?— 121. Qué es la silla gimnástica, y qué miembros pone en
actividad?—122. Qué son los estribos higiénicos, y qué ejercicios
se ejecutan en ellos?—123. Qué son las picas, para qué sirven y
qué miembros desarrollan?—124. Qué es la esgrima, y qué
efectos terapéuticos produce?—125. Cuál es la tendencia de la
gimnasia militar?—126. Qué ventajas reporta la gimnasia militar
en las escuelas de niños?—127. Qué era la gimnasia atlética de
los antiguos, y cuál su fin?—128. Cuál es el fin de la gimnasia
ortopédica?—129. Qué se tendrá en cuenta para que produzcan
efecto los ejercicios gimnásticos?—130. Cómo debe considerarse
el uso de los andadores para activar la marcha del niño?—131.
Debe desterrarse el uso de mecer al niño en la cuna?—132. Qué
es el sueño?—133. Cuántas horas conviene que duerman el niño,
el adulto y el anciano?— 134. Debemos despertar súbitamente al
niño cuando duerme?

118. Los ejercicios en el plano inclinado tienden á facilitar las subidas y


bajadas en terrenos desiguales. Se tendrá en cuenta para esto, aunar la posición del
cuerpo con la inclinación del suelo para que la gravedad actúe siempre en medio. Por
eso en las subidas se inclina el cuerpo adelante y en las bajadas al contrario, cuyas
posiciones se modifican sensiblemente llevando pesos encima. Actúan los miembros

31
Lecciones de higiene y economía doméstica

inferiores y los pectorales, se activa la respiración y aumenta el apetito.


119. El trapecio es un aparato que se compone de dos cuerdas verticales
unidas por un travesaño á cierta distancia del suelo. Se sube á él á media vuelta ó á
vuelta entera, según la ligereza y habilidad del ejercitante. Verifícanse en el trapecio
variados ejercicios, tales como el molinete sobre el travesaño, las vueltas sobre las
cuerdas, la suspensión, apoyándose en una ó ambas manos, en uno ó ambos pies, las
planchas como en las argollas, etc. Pónense en actividad todos los músculos,
principalmente las extremidades y el espinazo. Se desarrolla con tales ejercicios la
cavidad del pecho, se fortifican los tejidos, y estimula la digestión con aumento de
apetito.
120. El picadero es el aparato favorito de los niños y niñas. Consiste en un
armazón de hierro, giratorio, colgado del techo ó sostenido por un eje resistente y
movido por un manubrio: del contorno del toldo bajan barras de hierro que terminan
en caballitos con sus monturas, cochecitos, barcos, etc. Puestos los niños en posición
de montar ó de paseo en coche, se imprime al aparato un movimiento de rotación
que se acelera á voluntad. En este ejercicio se activa la respiración y circulación, y se
contraen y dilatan suavemente los músculos.
121. La silla gimnástica es una silla ordinaria con ruedas y delantera, que,
puesta sobre un plano, ligeramente inclinado y en combinación con una cuerda y
polea, se ejecutan movimientos contráctiles y extensores de ambas extremidades.
122. Los estribos gimnásticos son dos maderos atados por el medio con una
cuerda ó cadenita, y sirven para medir la fuerza muscular entre dos sujetos: si las
fuerzas son iguales el aparato permanece en reposo.
123. Las picas son cilindros largos de madera, y con ellas se hacen ejercicios,
que tienden al desarrollo y fortaleza de los miembros superiores.
124. Los ejercicios de esgrima son combates simulados entre dos personas,
cuya emulación excitan. Las armas de los combatientes deben tener roma la punta
para evitar lances desagradables. Por las variadas y artísticas posiciones de los
ejercitantes al acto de avance y retroceso, acometida y quite de golpes, se ponen en
actividad casi todos los músculos del cuerpo. La esgrima constituye uno de los
ejercicios de que más provecho saca la terapéutica para corregir debilidades en
personas linfáticas y dar fuerza á los tejidos grasos.
125. La gimnasia militar moderna tiende á la agilidad del soldado en todos
sus movimientos y á la resistencia en las marchas. Los ejercicios de las cuerdas para
el salto y la esgrima á la bayoneta, proporcionan actitudes muy propias á proseguir
tales fines.

32
Lecciones de higiene y economía doméstica

126. Siendo la tendencia general de la época moderna hacer obligatorio el


servicio militar, nada más útil que preparar bajo este pie á los niños desde su entrada
á la escuela. Los ejercicios de organización y uniformidad, fomentan hábitos de
orden y disciplina, aparte del fin higiénico de fortalecer pausadamente sus miembros
por medio de cotidianos y variados ejercicios. Tales ejercicios son estimulantes y muy
propios para la infancia.
127. La gimnasia atlética de la sociedad antigua tenía sólo por objeto formar
robustos ciudadanos. La lucha era su ejercicio favorito, cuya reminiscencia conservan
algunas naciones en el pugilato, tan repugnante como inmoral.
128. El objeto de la gimnasia ortopédica es corregir deformidades del cuerpo
por medio de adecuados aparatos y particulares ejercicios gimnásticos.
129. Para que los ejercicios gimnásticos produzcan buen efecto es preciso
que hayan transcurrido más de tres horas desde la última comida al acto de
principiarlos. La higiene establece sin embargo una escepción con el juego de billar.
130. El uso de los andadores para activar la marcha del niño es muy
perjudicial, porque la debilidad de sus miembros le impiden tenerse de pie, y da
origen á la deformidad de las piernas.
131. Debe desterrarse la práctica de mecer el niño en la cuna, porque el sueño
anormal que se apodera de él, lejos de servirle de natural descanso de sus ejercicios,
le puede producir una congestión cerebral de funestos resultados.
132. El sueño es el reparador de nuestras fuerzas, debilitadas por los
cotidianos movimientos. Es la imagen de la muerte, y durante él se suspende la
actividad de los sentidos, de la inteligencia y de la voluntad.
133. El niño ha de dormir más que el adulto, y éste más que el anciano. Los
niños duermen por lo general 12 ó 14 horas, el adulto 7 ú 8, y el anciano, 5 ó 6.
134. Sería imprudencia despertar súbitamente al niño cuando duerme, pues
su sistema nervioso se podría alterar con un cambio brusco y repentino.

LECCIÓN X

Del aseo y limpieza en las personas.—

33
Lecciones de higiene y economía doméstica

De los baños y sus diferentes clases.— Consideraciones sobre los efectos fisiológicos,
higiénicos y terapéuticos de los baños

135. Es conveniente la limpieza?—136. Cómo obtendremos una


verdadera limpieza?—137. Qué aspecto presenta una persona
sucia?—138. A qué llamamos baño?—139. Cómo se dividen los
baños líquidos?—140. Qué sustancias entran comunmente en la
preparación de los baños artificiales?—141. Cómo se clasifican
las aguas por su temperatura y por sus elementos constitutivos?
—142. De qué elementos se componen las aguas medicinales?—
143. En dónde y cómo se toman estas aguas?—144. Cómo se
dividen los baños de agua natural, y qué efectos producen?—
145. Por la temperatura del líquido, cómo se dividen los baños?
—146. Qué efectos fisiológicos é higiénicos produce el baño frío?
—147. Debe ser de mucha duración el baño frío?—148. Cuáles
son los efectos terapéuticos de estos baños?—149. A qué
personas conviene el baño frío?—150. Cuáles son los efectos
fisiológicos é higiénicos del baño templado?—151. Qué efectos se
notan á la salida del baño templado?—152. Cuáles son los efectos
terapéuticos de estos baños?—153. Cuáles son los efectos
fisiológicos é higiénicos del baño caliente?—154. Qué se nota á la
salida del baño caliente?— 155. Qué efectos terapéuticos
producen estos baños?—156. Cuáles son los efectos fisiológicos é
higiénicos de los baños de mar?— 157. Qué efectos se notan
después del baño?—158. Cuáles son los efectos terapéuticos de
estos baños?—159. Qué son los baños de aspersión, impresión,
duchas, de pies y de asiento?—160. Cuándo deben tomarse los
baños y duchas para que produzcan buen efecto, y qué
precauciones se tomarán?—161. Qué practicaremos después del
baño?

135. Siendo la limpieza un lazo íntimo de sociabilidad y el signo exterior


más característico de las personas cultas, deberemos fomentarla en todos los
individuos sin distinción.
136. Obtendremos una verdadera limpieza por medio de baños, fricciones y
el cambio frecuente de ropa interior.
137. La persona sucia presenta un aspecto repugnante y asqueroso, siendo
sus consecuencias inmediatas las enfermedades y un aislamiento completo en la
sociedad.
138. El baño es la inmersión total ó parcial del cuerpo en un medio líquido,
gaseoso, vaporoso ó sólido para obtener su limpieza, templar su calor ó con un fin

34
Lecciones de higiene y economía doméstica

medicinal10.
139. Los baños líquidos pueden ser naturales y artificiales. Los primeros
comprenden las aguas potables, las marinas y las medicinales,- y los segundos, las
aguas preparadas con sustancias minerales, vegetales y animales.
140. Las sustancias que entran comunmente en la preparación de los baños
artificiales, son principios aromáticos, sales diversas, vino, alcohol, leche y gelatina.
141. Las aguas, por su temperatura, se clasifican en frías y termales, y por sus
elementos constitutivos, en potables y medicinales. Las primeras son indispensables en
la economía animal y sirven para beber, y las segundas producen efectos terapéuticos
de gran estima.
142. Las aguas medicinales brotan del seno de la tierra y contienen en
disolución sustancias minerales, como azufre, hierro, sal, carbono y ciertos gases, y
por esto se llaman sulfurosas, ferruginosas, salinas, carbónicas y acídulas, según sus
principales componentes.
143. Las aguas minerales se toman en los establecimientos destinados al
efecto, situados en los mismos manantiales ó cerca de ellos, y en los cuales tiene el
Gobierno un médico director, que prescribe al enfermo las tomas de agua ó los baños
que precisa, según su estado patológico.
144. Los baños de agua natural pueden ser al aire libre ó cerrados; aquéllos se
toman en los ríos y arroyos, y éstos en piscinas, bañeras ó cubos. En uno y otro caso
son muy higiénicos, porque limpian y suavizan la piel, refrescan el cuerpo y
fortifican las extremidades.
145. Por la temperatura del líquido, se clasifican los baños en fríos de 0 á 18o
centígrado, templados, hasta 30°, y calientes, á los de mayor temperatura. Algunos
higienistas intercalan á estas divisiones generales, otras intermedias, y así llaman
baños muy fríos hasta 5°, tibios, de 18 á 22°, y muy calientes, de 40° en adelante.
146. El baño frío produce, en el tiempo de sumergir el cuerpo en el agua, un
retardo momentáneo en la circulación de la sangre, entrecorta la respiración y se
inicia el espasmo? pero aparece pronto la reacción y un estado isotermo ó de
equilibrio de temperatura del cuerpo y del agua, pasado el cual, se siente otra vez
frío.

10
Además de los baños líquidos los hay de vapor ó rusos, gaseosos ó de oxígeno, ácido
carbónico, etc., para combatir la gangrena y ciertas supuraciones,- sólidos ó de arena para producir
efectos revulsivos, y semisólidos como los de orujo de uva, que se recomiendan contra el reumatismo
articular por su elevada temperatura en el acto de la fermentación

35
Lecciones de higiene y economía doméstica

147. A la salida del baño frío aparece una reacción pasajera de baja
temperatura, que produce un temblor general y contracción de la piel.
148. El baño frío sólo es conveniente tomarlo por algunos minutos, pues, si se
prolonga, dificulta la reacción y los efectos son depresivos y sedantes.
149. Se prescriben los baños fríos para las quemaduras, torceduras de los
pies, hemorragias, contusiones graves, flegmasías y otras enfermedades, pues los
efectos astringentes del agua fría en contacto con la parte dolorida, calman los
dolores. Si se disuelve un poco de sal en el agua, los efectos son más rápidos.
150. Para las personas robustas y habituadas al baño frío, este es de
excelente efecto, porque aumenta la flexibilidad de la piel, estimula el apetito,
preserva de las afecciones catarrales, atenúa el excesivo frío y el calor sofocante de la
atmósfera, y predispone al hombre para el trabajo físico y para el estudio.
151. El baño templado produce un bienestar inmediato y agradable, favorece
la transpiración é incita al sueño y á la voluptuosidad, pero sus efectos son
debilitantes si se prolonga demasiado.
152. A la salida del baño templado se nota una reacción pasajera de frío que
produce gran flexibilidad y ligereza en todos los músculos, y marcada satisfacción
interior.
153. La inmersión en un baño de agua caliente, aunque sea por pocos
minutos, colora la piel, se hinchan las venas, se acelera la respiración y predispone el
sudor, prolongado por más tiempo, laten las arterias con violencia, sobreviene
laxitud en el cuerpo, general cansancio y puede determinar una congestión y hasta
producir la muerte.
154. A la salida del baño caliente se siente inapetencia, y mucha flojedad en
los nervios, que sólo se calma con el reposo absoluto.
155. El baño caliente se prescribe para las parálisis, reumatismos, fiebres
eruptivas, diarreas crónicas, etc. por sus efectos revulsivos y excitantes.
156. El baño de mar se toma generalmente al aire libre, y es templado.
Produce un bienestar agradable, favorece las secreciones, principalmente de la piel,
templa los ardores del cuerpo y es muy higiénico y fortificante.
157. Después del baño se nota un fresco estimulante y mucha ligereza y
flexibilidad en todos los músculos.
158. Por los variados componentes del agua marina, principalmente por el
cloro y sodio que contiene, se prescribe para ciertos desarreglos interiores del cuerpo,

36
Lecciones de higiene y economía doméstica

para algunas enfermedades de la piel y contra la debilidad general del individuo ó


de alguno de sus miembros.
159. Además de los baños que se han descrito, hay los de aspersión ó duchas,
que se toman de pie ó sentado para mejor recibir el chorro ó regadera sobre todo el
cuerpo ó una parte de él, de impresión ó de entrada y salida, duchas de pies ó
pediluvios, de asiento, etc. que podrán ser de agua natural, fría ó caliente, ó medicinal
en las mismas condiciones. Todos estos baños ó duchas los prescribe la medicina.
160. Para que los baños y duchas produzcan buen efecto, es preciso que
hayan transcurrido cuatro horas desde la última comida, y que antes de la inmersión
de todo baño general, se tenga la precaución de mojarse la cabeza.
161. Al salir del baño debemos enjugarnos con un lienzo seco y aguardar
que la temperatura de nuestro cuerpo se haya equilibrado con la del ambiente.

LECCIÓN XI

Enfermedades más comunes de la infancia, cuyos tratamientos no debe ignorar ninguna


maestra ni madre de familia.—Accidentes que con frecuencia ocurren en los colegios, con las
indicaciones indispensables para precaver sus efectos11

ENFERMEDADES MÁS COMUNES EN LA INFANCIA

162. Cómo pueden clasificarse las enfermedades más comunes


en la infancia?—163. Qué son las enfermedades cutáneas, cómo
se precaven, carácter que las distingue, y cuáles son las más
comunes?—164. Qué es la tiña, cómo se presenta, y qué
tratamiento requiere para su curación?—165. Qué es el herpes,
cómo se presenta, y qué tratamiento requiere?—166. Qué es la
sama, cómo se presenta, y qué tratamiento requiere?—167.
11
Sin pretender que la maestra ó institutriz invada el terreno de la medicina, nos proponemos darle
algunos consejos que tendrá en cuenta para conocer las enfermedades más comunes en la infancia, y los
primeros auxilios que ha de prestar á las niñas accidentadas en la escuela, mientras se avisa al facultativo

37
Lecciones de higiene y economía doméstica

Cuáles son las enfermedades eruptivas más comunes en la


infancia, y qué carácter las distingue?—168. Qué es la
escarlatina, cómo se presenta, y cuál su plan de curativo?—169.
Qué es el sarampión, carácter que presenta, y cuál su
diagnóstico?—170. Cuál es el preservativo para la viruela?—171.
Cuáles son las principales enfermedades de los tubos
respiratorio y digestivo?—172. Qué es la difteria, su carácter y
propagación; cómo se previene, y cuál su diagnóstico?— 173.
Qué es el crup, su carácter y remedio casero muy eficaz para su
curación?—174. Lombrices intestinales, su desarrollo y antídoto
más conveniente: remedio casero muy eficaz para matarlas y
expelerlas.—175. Disentería y su curación.

162. Las enfermedades más comunes en la infancia son las cutáneas, las
eruptivas y las que proceden del tubo de la laringe y del digestivo.
163. Las enfermedades cutáneas, cuyo origen, en general, es la suciedad del
individuo y su estado débil y linfático, se precaven con una esmerada limpieza y
abundante y sana alimentación. Son de carácter contagioso, y debe aislarse al
paciente como medida de precaución. Las más comunes son la tiña, el herpes y la
sarna.
164. La tiña se presenta generalmente con irritación en la piel y granos
pequeñitos amarillentos, que más tarde llegan á formar costra en la cabeza y parte
del cuerpo. Se cura con la aplicación de manteca fresca y baños sulfurosos.
165. El herpes es semejante á la tiña, y se presenta en forma de manchas
ovaladas que rematan en escama. Debe tratarse con pomada cuyo principal factor sea
el óxido de zinc12, y luego cauterizarlas con el nitrato de plata.
166. La sarna proviene del desarrollo del parásito microscópico llamado así,
que produce en la piel intensa irritación, que precisa al paciente á rascarse
continuamente. Su antídoto son baños sulfurosos, unto de manteca fresca y pomada
en la que entren el azufre y la potasa en primer término.
167. Las enfermedades eruptivas son igualmente contagiosas, y precisan el
aislamiento del individuo. Entre las más usuales, se cuenta la escarlatina y el
sarampión.
168. Se presenta la escarlatina en los niños con dolor de cabeza y algo de
calentura, seguidas de náuseas y vómitos. La piel se colora con manchas rosáceas,
tiene el paciente reseco en la boca y dificultad de tragar. Cambia luego la piel, y

12
Todos los óxidos metálicos son más ó menos venenosos

38
Lecciones de higiene y economía doméstica

cuando no existen complicaciones, su curación es sencilla con sólo observar rigurosa


dieta y tomar bebidas acídulas13 y atemperantes.
169. El sarampión es enfermedad más aguda que la escarlatina y exige más
serios cuidados. Se inicia con calentura, tos y frecuentes estornudos con destilación
por la nariz y lacrimales, aparece luego una erupción con manchas rojas, que termina
por secarse y caer en forma de lentejuelas. Sí la enfermedad sigue su curso normal, se
combate con rigurosa dieta, temperatura constante y bebidas gomosas y emolientes
(71).
170. Como medio preservativo de la invasión de la viruela, la más grave de
las enfermedades eruptivas, deben vacunarse todos los niños y niñas de las escuelas.
171. Las principales enfermedades del aparato respiratorio y del tubo digestivo
son la difteria, el crup ó garrotillo, las lombrices intestinales y la disentería.
172. La difteria es una enfermedad contagiosa que se propaga por el
ambiente y por el roce ó contacto. Deben evitarse las corrientes de aire frío y
húmedo, y desinfectar las habitaciones con ácido fénico ó cloruro de calcio (24). Esta
dolencia, de carácter epidémico, exige los auxilios del médico, y se combate con
sustanciosa alimentación, como vino con limonada sulfúrica é insuflaciones de
quina14.
173. El crup ó garrotillo es también una enfermedad infecciosa del tubo de la
laringe, que, como la anterior, es el azote de la infancia. Por las delicadas atenciones
que exigen los dolientes, su tratamiento debe estar al cuidado de la ciencia. Sin
embargo, como remedio casero de utilidad, se aplicará á la garganta del enfermo una
cataplasma15 de cebolla asada al rescoldo y machacada, rociada de amoníaco, cuya
revulsión atenúa el mal.
174. Las lombrices intestinales, frecuentes en los niños mal alimentados y de
constitución débil, adquieren gran desarrollo con las indigestiones y golosinas á que
aquéllos son tan aficionados. El antídoto debe ser carne asada, vino seco y frutas
sazonadas. Las pastillas vermífugas que expenden los farmacéuticos, son de gran
efecto. Como remedio casero muy eficaz, se untará el ombligo y el cuello del niño con

13
Bebidas acidulas son las que contienen algún ácido
14
Insuflación es la acción de introducir á soplos en un órgano ó en una cavidad un gas, un
líquido ó una sustancia pulverulenta. Las inyecciones son líquidos que se introducen en el cuerpo por
medio de una jeringa. Las inyecciones por el ano se llaman lavativas.
15
Cataplasma es un medicamento formado por harinas, pulpos ú hojas cocidas en agua para
aplicarlo entre dos trapos á una parte del cuerpo al objeto de mantener el calor y resolver la parte
dolorida. Los sinapismos son cataplasmas formados con harina de mostaza.

39
Lecciones de higiene y economía doméstica

miel, mezclada con tabaco en polvo, y sin otro preservativo que un papel de estraza
con un pañuelo para evitar el roce, se expelen muertas las lombrices. También se
expelen las lombrices vermiculares, propinando al niño una lavativa con agua
saturada de sal.
175. La disentería es una inflamación de la membrana mucosa de los
intestinos, que se excita por el calor, despidiendo al acto de defecar, mucosidades
sanguinolentas. Exige mucho reposo para su curación, baños de asiento con
cocimientos16 emolientes de malvas, y bebidas con jarabe de ipecacuana
ACCIDENTES QUE CON FRECUENCIA OCURREN EN LAS ESCUELAS

II
176. Cuáles son los accidentes más comunes á que están
expuestas las niñas en la escuela?—177. Qué es una contusión,
de qué proviene este accidente en la escuela, y cómo se cura?—
178. Qué es una herida, y cómo se llaman las que se causan las
niñas en la escuela, indicando su tratamiento?—179. A qué
llamamos hemorragia?—180. Qué es la hemorragia nasal, de qué
suele provenir, y cómo se contiene?—181. Si la hemorragia es
efecto de la cortadura de algún vaso, qué hará la maestra?—182.
De qué provienen las dislocaciones y fracturas en la escuela, y
que hará la maestra ante estos graves accidentes?—183. Qué son
las quemaduras?—184. Qué remedios empleará la maestra ante
las quemaduras que sólo han interesado la epidermis de las
niñas?—185. Y si á la niña se le incendian los vestidos?—186. De
qué provienen los envenenamientos de las niñas en la escuela, y
qué remedios empleará la maestra?—187. Qué hará la maestra
para impedir la hinchazón en las picaduras de insectos?—188.
De qué puede provenir la asfixia en las niñas?—189. Qué
practicará la maestra cuando la asfixia de la niña proviene de
apretarse mucho el corsé ó de respirar aire mefítico?—190. Y
cuándo la asfixia es por obstrucción?—191. Y cuándo por
submersión?

176. Los accidentes más comunes á que están expuestos los niños y niñas en
la escuela, son las contusiones, heridas, hemorragias, dislocaciones y fracturas, quemaduras,
envenenamientos, picaduras de insectos y la asfixia.

16
Cocimiento es toda preparación que se obtiene hirviendo con agua sustancias vegetales, que
difícilmente ceden sus principios medicinales sin-una ebullición más ó menos prolongada. Fumigación
es toda medicación que se aplica bajo la forma de gas ó de vapor

40
Lecciones de higiene y economía doméstica

177. Se llama contusión al choque que recibe el cuerpo por un agente exterior
que altera los tejidos. Las contusiones en la escuela suelen ser lijeras sin rotura de
vasos, ocasionadas por golpes y caídas, produciendo en la parte lesionada el
equimosis'. Se curan con aplicación de compresas de agua fría con algunas gotas de
árnica, agua de Colonia, alcohol alcanforado, etc.
178. Herida es la rotura ó falta de continuidad de los tejidos por una causa
externa cualquiera. Las heridas que suelen hacerse los niños y niñas en la escuela son
incisas y punzantes. Las primeras, producidas por instrumentos cortantes,
cortaplumas ó navajas, son de bordes limpios y muy someras, y las segundas, hechas
con agujas, alfileres y puntas de compás, tienen bordes más estrechos y son más
profundas. Se curan fácilmente lavándolas bien con un líquido antiséptico, y después
de secas con un lienzo se juntan los labios con tafetán inglés ú otro aglutinante
cualquiera.
179. La salida ó flujo de sangre fuera de sus vasos propios constituye una
hemorragia.
180. La hemorragia nasal es la más frecuente entre los niños y niñas, y
proviene generalmente de un golpe en la nariz, de un fuerte estornudo, sonarse con
violencia, etc. Para contenerla, basta que el niño haga succiones de agua fría con
algunas gotas de vinagre y permanecer en reposo acostado de espaldas.
181. Si la hemorragia proviene de una cortadura, que sólo ha interesado la
piel ó una vena, se limpiará la herida y unirá con aglutinante, como hemos indicado
en las heridas incisas, pero si la hemorragia proviene del corte de alguna arteria, que
se conocerá cuando la sangre es más roja y sale á borbotones, se comprimirá sobre la
parte dolorida para contener la hemorragia mientras se avisa al médico, que es el
llamado en estas heridas, siempre de carácter grave,
182. Las dislocaciones y fracturas de los niños y niñas provienen de caídas
más ó menos fortuitas en el colegio ó en sus recreos del gimnasio. La acción del
profesor debe circunscribirse á acostar el paciente para que no sufra la parte
dolorida, y avisar al facultativo á quien compete la gravedad de la curación.
183. Las quemaduras, que alteran los tejidos de nuestro cuerpo, son causadas
por el fuego ó por un cáustico cualquiera.
184. Las quemaduras que sólo han interesado la epidermis se curan
fácilmente, sumergiendo la parte dolorida en un baño de agua fría saturada de sal,
cuyo líquido se renovará a menudo. También impiden la inflamación el éter, el
alcohol y todo líquido astringente.

41
Lecciones de higiene y economía doméstica

185. Si las quemaduras son efecto de haberse incendiado los vestidos del
niño ó de la niña, se separará con suavidad la parte que roce con la herida, que se
cubrirá con un baño de manteca, albúmina ó clara de huevo y algodón cordado con
un trapo para contenerlo y evitar el contacto del aire. Al paciente se le dará algún
calmante.
186. Los envenenamientos que ocurren en los colegios son por regla general,
efecto de haberse tragado algunas dosis de cardenillo que contienen los objetos de
cobre, cabezas de fósforos, dulces preparados con colores en que entran óxidos
metálicos, almendras amargas17, etc. La primera precaución que se tomará para el
alivio del paciente es incitarle al vómito, urgando para ello la laringe con las barbas
de una pluma, se le proporcionará buena dosis de aceite y clara de huevo ó bien se le
dará café muy concentrado. Arrojado el veneno, tomará el enfermo un calmante que
le incitará al sueño y al descanso.
187. Las picaduras de insectos, arañas, avispas, abejas, mosquitos, etc., se
curan y evitan la hinchazón, bañando la parte dolorida con amoníaco ó agua
acidulada con vinagre, y si se careciera del antídoto, bastará cubrir la herida con
barro.
188. La asfixia en las niñas puede provenir de la falta de aire respirable,
consecuencia de oprimirse el pecho en demasía por medio del corsé, por obstrucción
de las vías respiratorias y por submersión.
189. Cuando la asfixia es consecuencia de apretarse mucho el corsé, se
desatarán las ligaduras evitando las corrientes de aire, se renovará éste por medio de
abanicos, se activará la circulación por medio de fricciones, y se hará sorber á la
paciente un poco de agua fría. Pero si la asfixia proviene de respirar aire mefítico, se
hará oler al enfermo amoníaco ó vinagre muy fuerte, frotándole la frente y la sién con
el mismo líquido. Si no fuesen suficientes estos medios, se procurará una respiración
artificial, ensanchando y comprimiendo alternativamente la capacidad del pecho,
estimulando así la actividad de la sangre.
190. La asfixia por obstrucción es bastante frecuente y peligrosa en la
infancia, es efecto de retener una pepita ó hueso en la laringe que obstruye ó dificulta
la respiración. Se pondrá al paciente boca abajo y se le golpeará ligeramente la
espalda, cuyo sencillo proceder basta muchas veces para quitar la obstrucción, pero
si ésta persiste, debe llamarse inmediatamente al facultativo.
191. En la asfixia por submersión se operará con el paciente de la propia
manera que acabamos de indicar, y arrojará el agua que durante la submersión se
17
Las almendras amargas matan á las aves que se las comen.

42
Lecciones de higiene y economía doméstica

hubiese tragado. El reposo absoluto es indispensable después.

43
Lecciones de higiene y economía doméstica

ECONOMÍA DOMÉSTICA

La economía es hija del orden y de la buena administración.

LECCIÓN I

Deberes generales de la familia

192. Qué se entiende por familia?—193. Quiénes componen la


familia?—194. Qué circunstancias se requiere para que haya
armonía en la familia?—195. Qué obligaciones incumben al
marido?—196. Cuáles son peculiares de la mujer?—197. Qué
atenderá la mujer para fomentar en sus hijos hábitos de trabajo y
economía?—198. Cuál es el deseo constante de una familia?—
199. Qué será preciso para ello?

192. Se entiende por familia, en economía doméstica, la reunión de varios


individuos que viven en comunidad y están sujetos á las órdenes de un jefe.
193. Los diferentes miembros de la familia, además del jefe, son el ama, los
hijos, los parientes que viven en su compañía y los criados.
194. Para que haya buena armonía y un orden perfecto en la comunidad
doméstica, es preciso que cada uno de sus individuos ocupe el lugar que le
corresponda, según los usos y prácticas establecidas, sin que por eso se entienda de
una manera absoluta que no pueda un individuo inmiscuirse en los quehaceres de
otro cuando vea que de su mala administración resulta perjuicio á la comunidad.
195. Al marido le incumbe, por derecho natural, dictar las reglas bajo las
cuales se ha de regir la familia, dirigir los negocios exteriores, y adquirir los materiales
para edificar la casa, según la expresión de los libros sagrados.
196. Es peculiar de la mujer administrar los fondos para el régimen interior
de la familia, criar los hijos y formar su corazón, animar al marido á soportar los
trabajos con resignación para que no desfallezca en sus empresas, y no se aparte del
hogar la dicha del justo, recompensa del hombre honrado y laborioso.
197. Sea cualquiera la posición que una familia ocupe en la sociedad, deberá

44
Lecciones de higiene y economía doméstica

señalar á cada uno de los hijos, y á las hijas en particular, el desempeño de una
ocupación cualquiera, ya para que vayan adquiriendo amor al trabajo, ya para
acrecentar los intereses de la comunidad. Es muy laudable el ejemplo de algunas
madres que hacen turnar por semanas, á cada una de sus hijas, en la dirección del
trabajo de la casa. Esta práctica crea hábitos de orden y economía y es el más bello
patrimonio de la mujer.
198. El deseo constante de una familia debe ser la felicidad de la casa.
199. Para llegar á disfrutar de esta dicha, es preciso una obediencia ciega á las
órdenes emanadas del jefe de familia, principiando por la mujer, un orden riguroso en
todos los negocios domésticos, haciendo que cada cosa ocupe el lugar que le
corresponda, según las reglas de la estética y del buen gusto, y una moralidad
intachable en todos sus individuos, siendo este punto el más culminante para
alcanzar la paz interior.

LECCIÓN II

Deberes particulares del ama de casa

200. Qué le sucede á la mujer al pasar al estado de ama de


gobierno?—201. Cómo podremos clasificar las relaciones de la
mujer?—202. Qué incumbe á la mujer respecto al marido?—203.
Cuáles son los deberes de los padres respecto á sus hijos?—204.
De quién recibimos los primeros conocimientos?—205. Cómo
deberán ser la educación é instrucción que reciba el niño?— 206.
Cómo deben considerarse los parientes entre la familia? —207.
Cómo deberá vigilar el ama á los criados?—208. Cómo se
presentará la mujer ante la familia?—209. Son convenientes las
relaciones de amistad?—210. Debe distinguirse el conocimiento
de la amistad?

200. La mujer que pasa al estado de ama de gobierno, cambia sus afecciones
y relaciones y se reviste de los deberes más sagrados y de la más alta importancia.
201. Estas relaciones las podremos clasificar, en relaciones para con la familia y
relaciones para con la sociedad.

45
Lecciones de higiene y economía doméstica

202. La mujer debe conservar siempre al marido aquella fe y obediencia que


le juró en los altares, para que no se apague el amor entre los esposos, que es el
talismán más querido. Una sinceridad completa en todos sus actos, la indulgencia
necesaria y hasta el olvido de sí misma, son dotes que honran mucho y hacen
veneranda á una mujer.
203. Los deberes de los padres respecto á sus hijos, son los de mantenerlos,
educarlos y darles estado.
204. Los primeros conocimientos que adquirimos del mundo exterior los
recibimos de la madre: ella nos inculca sus ideas y graba sus sentimientos en
nuestros corazones, fortifica nuestro ánimo con una dulzura difícil de explicar y nos
traza con admirable instinto el camino que hemos de seguir en la sociedad.
205. Como el hombre es trino en sus facultades, la educación é instrucción
que reciba, deberá ser física, intelectual y moral. De la armonía de esta triple enseñanza
nace la mayor perfección del individuo, mientras que el desequilibrio de una
cualquiera de ellas, trae en pos de sí gérmenes destructores, que más. tarde son el
cáncer de la sociedad.
206. Por regla general es siempre engorroso y dificulta la acción del ama de
gobierno el tener parientes en su compañía, pero ya que mil accidentes pueden hacer
que se encuentren entre la familia, procurará alimentarlos, instruirlos y socorrerlos
con el interés que inspiran siempre individuos que proceden de un mismo tronco.
207. El ama es la encargada de exigir de los criados un exacto cumplimiento
de las obligaciones que les están encomendadas, sin embargo, no debe asediarlos con
una vigilancia inusitada que les prive de la precisa libertad de acción. Muchas
mujeres, llevadas de un celo indiscreto, creen obtener de sus sirvientes mayores
productos vigilándolos dé continuo. Esto es un error, lo que consiguen con semejante
conducta es hacerse detestables y obtener menores rendimientos.
208. La mujer se presentará ante la familia y ante la sociedad como un
modelo de limpieza, virtud y honradez.
209. Las relaciones de amistad son muy convenientes á la mujer, porque
hacen menos monótona la vida y enseñan lo que vale la sociedad educándose en su
escuela. Pero no todas las amistades son convenientes: debe desechar en absoluto
aquellas en cuyas familias no se respira la sana moral.
210. La mujer circunspecta debe distinguir en sus relaciones el conocimiento
de la amistad, á fin de no arrepentirse más tarde y evitar serios disgustos de
trascendencia en la familia.

46
Lecciones de higiene y economía doméstica

LECCIÓN III

Gobierno interior de la casa.—Cualidades particulares que deben adornar al ama de gobierno.


—Vicios que se oponen á una prudente economía

211. Cuáles son las cualidades que más deben resaltar en la


buena ama de gobierno?—212. Qué es la actividad?—213. Cuáles
son las ventajas de la actividad?—214. Es conveniente que el ama
sea madrugadora?—215. Qué es la prudencia?—216. Cuáles son
los vicios principales que se oponen á una prudente economía?
—217. Qué es la avaricia?—218. Cómo debe considerarse al
avaro?—219. Qué es la prodigalidad?—220. En dónde está la
verdadera economía?—221. Qué instrucción debe tener la mujer?
— 222. Qué ventajas reporta á la familia el que la mujer sepa
confeccionar las labores de su sexo?—223. Debe aprender el
trabajo de aguja la mujer de alta posición?—224. Debe
igualmente saber guisar?

211. Las cualidades que más deben resaltar en la buena ama de gobierno,
son la actividad, prudencia é instrucción, á fin de administrar con talento los haberes de
la familia, principal objeto de la economía doméstica.
212. La actividad es una cualidad indispensable al buen régimen y
prosperidad de una casa, y la primera que debe adornar á la mujer: la pereza y la
apatía engendran la pobreza.
213. Como consecuencia de la actividad deberá el ama ser madrugadora,
principalmente en verano, época en que podrá sacar más provecho de sus vigilias.
Como el ejemplo es el medio más directo de instrucción, madrugando el ama, lo
harán igualmente los criados, y su mayor trabajo redundará en provecho de todos.
214. Además de ser la madrugada preferible á la velada, según los preceptos
higiénicos, el individuo madrugador está más dispuesto y tiene las facultades más
expeditas para toda clase de trabajos.
215. La prudencia es la segunda virtud que debe resaltar en todos los actos
del ama de casa, para no exponer á la familia á pérdidas irreparables. Para esto
deberá consultar al marido todos aquellos negocios que sean de interés, aunque le

47
Lecciones de higiene y economía doméstica

incumbe á ella exclusivamente su dirección.


216. Dos son los vicios principales que se oponen á una prudente economía:
la avaricia y la prodigalidad.
217. La avaricia consiste en desatender los más caros intereses para atesorar
una fortuna que no aprovecha á nadie.
218. El avaro es un ser detestable que debe exterminarse como la polilla de
la sociedad.
219. La prodigalidad es el vicio opuesto á la avaricia: consisten gastar sin
orden ni medida intereses que podrían hacer la felicidad de muchas familias. El
pródigo no conoce el valor del dinero é ignora las necesidades del porvenir.
220. La verdadera economía se halla entre la avaricia y la prodigalidad,
consistiendo en gastar lo necesario y evitar lo inútil y lo superfluo.
221. La tercera de las cualidades que debe adornar al ama de casa es una
prudente y bien entendida instrucción. Según las exigencias de nuestra sociedad, la
mujer no debe prescindir de algunas nociones de religión y moral, lectura, escritura,
principios de aritmética, gramática, geografía é historia, higiene, economía
doméstica, y conocimiento de las labores de su sexo.
222. Cuando la mujer sabe confeccionar las labores de su sexo, reporta á la
familia, además de las afecciones morales, ahorro en las telas y evita el coste de
modista.
223. Siendo el trabajo una condición impuesta á toda criatura, no debe
desdeñarse la mujer de alta posición, del manejo de la aguja, y su instrucción no sería
completa si desconociera las bellezas del canto y de la música, el arte pictórico y la
confección de bordados de alta novedad.
224. Como toda verdadera instrucción ennoblece al espíritu, no deberá
sustraerse la mujer rica de saber guisar, y aunque no esté llamada personalmente á
esta clase de ocupaciones, podrá instruir á criadas poco expertas en este ramo
importante de la economía. En Inglaterra y Alemania la instrucción de una joven
tiene por complemento el arte de cocina y la administración de la casa.

LECCIÓN IV

48
Lecciones de higiene y economía doméstica

Distribución del tiempo y el trabajo en el gobierno de la casa

225. Qué ventajas ofrece la buena distribución del tiempo y el


trabajo en una casa?—226. Con qué faenas empezará los
quehaceres del día el ama de casa?—227. Cuándo verificará la
compra de alimentos, y á qué atenderá sobre este particular?—
228. Será conveniente que el ama de casa tome solamente la
cuenta de los gastos á la criada, ó que asista ella á las compras y
conozca el precio de los comestibles?—229. Después de
verificada la compra cotidiana, á qué atenderá con preferencia el
ama?—230. Qué hará el ama después de arreglado el desayuno?
—231. Y respecto á las horas de comer y cenar, qué deberá tener
presente?—232. Qué practicará el ama durante las horas de la
tarde?—233. Y en las veladas?—234. Cómo y de qué modo
aprovechará el tiempo en las veladas cuando los domésticos
hayan terminado sus tareas?—235. Qué dispondrá en cada uno
de los días de la semana para la limpia y arreglo de la ropa
blanca?—236. A qué atenderá con preferencia los sábados y
domingos de cada semana?—237. Y al principio de mes, según
las estaciones?

225. Ya dijimos que el ama de casa debe ser madrugadora, porque el tiempo
es oro, según un proverbio inglés, y no debe dejarse sorprender por la pereza,
enemiga constante del bienestar de la familia. La distribución del tiempo y el trabajo
se ha reconocido siempre como la palanca más poderosa para el buen régimen y
administración de una casa.
226. Siguiendo las buenas prácticas económicas, hará el ama de gobierno
que con ella se levanten todos los domésticos, y dispondrá desde luego la limpieza
de los departamentos ó estancias que más lo necesiten, haciendo que todas las
personas á su servicio se laven y aseen, y atenderá al alimento de los animales y aves
de corral que hubiese en la casa18.
227. Cuando esté cumplido este cotidiano servicio doméstico, procederá á la
compra de comestibles, labor importante que exige mucho tino y discreción. En esta
parte de la economía es donde se conoce el talento y buenas dotes del ama de casa
para saber comprar sanos y nutritivos alimentos, desechando los que por sus
condiciones no sirven para la alimentación de la familia.

18
Para conocer los múltiples cuidados que exige la crianza de animales domésticos y aves de
corral es preciso consultar tos tratados especiales de la cría de estos animales

49
Lecciones de higiene y economía doméstica

228. Por elevada que sea la posición del ama de gobierno, no debe
desdeñarse de tomar la cuenta á los domésticos de los gastos habidos, y es práctica
altamente recomendable la de aquellas señoras que acompañan á la compra á las
criadas y se enteran de los precios, calidad de los alimentos y cantidad que se precisa
adquirir para el mantenimiento de la familia. Con esto podrá calcular con seguridad
de acierto el gasto diario, sin dispendios inútiles ni exposición de fraude alguno.
229. Verificadas ya las compras, atenderá á la limpieza y arreglo de los
niños, si los hay, para terminar con el desayuno de toda la familia, que procurará esté
reunida para mayor ahorro de tiempo y provecho de todos. La reunión frecuente de
la familia engendra cariño y amor entre sus individuos y es un raudal constante de
felicidad.
230. Terminado el desayuno, arreglo y limpieza de la cocina, procederá el
ama lo conveniente para que, en las horas que tenga por costumbre la familia, se
halle dispuesta la comida, y en su tiempo la cena, cuyo régimen es de la mayor
importancia.
231. Respecto á las horas de comer y cenar, procurará amoldarse á las
costumbres del país en que se vive y al género de trabajo á que se dedica el jefe de
familia.
232. Conservando el mayor orden en estas importantes tareas, le sobrarán al
ama algunas horas por la tarde que podrá dedicar á visitas, al paseo, al arreglo de la
ropa que necesita compostura y á la contabilidad doméstica.
233. Llegada la noche será conveniente dar de cenar y acostar á los niños
antes que al resto de la familia, tanto para que puedan descansar el tiempo suficiente,
como para no distraer á los demás de sus quehaceres.
234. Después que los domésticos hayan cumplido sus obligaciones, podrá
utilizar el resto de la velada, según las épocas del año, en la lectura en alta voz,
apropiada á la inteligencia de los criados, que les servirá de instrucción y recreo, á
hacer calceta y otras labores que no exijan primor.
235. Una de las tareas primordiales de la mujer es el arreglo y limpieza de la
ropa blanca y de porte interior, y como esta faena es laboriosa y entretenida,
destinará una parte del día de cada semana para jabonar la ropa, hacer la colada,
aclarar las piezas, repasarlas para que no falte nada en ellas, haciendo los zurcidos,
remiendos y otras composturas, si están deterioradas, terminando con el planchado y
distribución correspondiente.
236. La limpieza y arreglo de la casa se suele hacer el sábado, reservando el

50
Lecciones de higiene y economía doméstica

domingo para atender con preferencia á los deberes religiosos, visitando á los
enfermos y dando mayor solaz á la familia y gente de servicio.
237. A principio de mes, según las estaciones, destinará algún día para hacer
la limpieza general de la casa y procederá al blanqueo, estero y desestero, teniendo
siempre presente que la limpieza exquisita, tanto en las personas como en la ropa y
vivienda, redundan en mayor salubridad y robustez de la familia.

LECCIÓN V

Diferentes maneras de adquirir el mobiliario.


De las camas y su ajuar

238. De cuántas maneras puede adquirirse el mobiliario?— 239.


Cómo pueden hacerse las compras?—240. Qué ventajas reportan
las compras al contado?—241. Qué son las compras á plazos?—
241. Qué materiales se emplean generalmente para la confección
de camas?—243. Cuáles son los defectos de las camas de
madera?—244. Qué ventajas se reconocen en las camas de
hierro?—245. Cuál es el complemento de una cama?—246. Será
conveniente entregar á manos mercenarias la confección de
colchones y almohadas?—247. Cuáles son las cualidades que
debe tener una buena sábana?

238. Dos casos se presentan á la novel esposa para la compra y arreglo del
mobiliario, en los cuales puede lucir su talento y habilidad. El uno es la compra por
entero de todo el menaje, y el otro las recomposiciones del mismo. En uno y otro caso
debe tener por guía la prudencia para no separarse de la esfera de su posición con
perjuicio de las otras atenciones no menos apremiantes.
239. Las compras pueden hacerse al contado ó á plazos.
240. Las compras al contado tienen la indisputable ventaja de la
independencia en todos los actos del comprador, y la rebaja del tanto por ciento que
suelen hacer los comerciantes. Pagar al contado es comprar bueno y barato. Esta
máxima económica debe tenerla muy presente el ama de gobierno, para no verse en
mil compromisos con perjuicio de los intereses de la familia.

51
Lecciones de higiene y economía doméstica

241. Se llaman compras á plazos, aquellas en que un comerciante da ciertos


géneros con la obligación, por parte del comprador, de pagar una cuota semanal,
mensual ó anual hasta que el vendedor se haya resarcido del valor de la prenda. El
tanto que se estipula dará el comprador al vendedor, es siempre proporcional á las
dificultades del cobro.
Esta manera de poseer el ajuar, debe usarla el ama de gobierno con mucha
parsimonia y cuando tenga la seguridad de quitar pronto el gravamen.
242. Las camas son generalmente de madera ó de hierro.
243. Las camas de madera tienen la desventaja de ser pesadas, de difícil
desarme, y sobre todo, de ofrecer asilo seguro á ciertos hemípteros de repugnante
aspecto, estando la suciedad en este caso en razón directa de los floreos y molduras.
244. Las camas de hierro, con las diversas formas y variados precios, son
para todas las condiciones y fortunas, y han sustituido ventajosamente á las
anteriores. Tienen sobre las de madera las indisputables ventajas de la limpieza, de
poder ser desarmadas con suma facilidad y ofrecer muy reducidos dispendios su
conservación.
245. El complemento de las camas es el colchón, almohada, sábanas, etc., y
la ropa de envoltura correspondiente.
246. Si bien no es conveniente dar á manos mercenarias la utilidad de los
vestidos y demás prendas que se pueden arreglar entre la familia, sin embargo, los
colchones y almohadas será bueno comprarlos confeccionados á personas de
reconocida probidad, y que sepan escoger con ventaja la pluma, la lana, ó el clin,
según el material que queramos emplear.
247. Las sábanas de buena calidad son suaves al tacto, ligeras y calientes,
diferenciándose en esto de la medianía, que son ásperas, pesadas y frías.

LECCIÓN VI

Muebles propiamente dichos.—Batería de cocina.


—Enseres de cobre y de hierro esmaltado.— Fogones económicos

52
Lecciones de higiene y economía doméstica

248. Qué aconseja el buen sentido respecto del mueblaje?— 249.


A qué se llama batería de cocina?—250. Qué modificación se ha
introducido en los útiles de cobre?—251. Son preferibles los
útiles de cobre á los de hierro?—252. Qué útiles debe haber en
una cocina regularmente montada?—253. Qué utilidad reportan
los fogones económicos?—254. Cómo deberán ser los mangos ó
abrazaderas de los útiles de metal?

248. La parte correspondiente al mueblaje propiamente dicho, esto es, á las


cómodas, armarios, mesas, sillerías y otros accesorios, debe subordinarse siempre á la
posición que se ocupa en la sociedad. El buen sentido, de acuerdo con el buen gusto,
aconseja elegir cosas útiles, cómodas y durables. Débese tener en cuenta que el
exceso de enseres representa un capital exorbitante, que bien manejado, podría hacer
más llevadero el peso de la familia.
249. Los diversos útiles que se emplean para la cocina son ordinariamente
de cobre ó de hierro, y toman el nombre de batería de cocina. No se comprenden con
esta denominación las vasijas de barro.
250. Los enseres de cobre, antiguamente adoptados en todas las cocinas, han
cedido algún tanto á los de fondo de hierro guarnecido de esmalte ó de porcelana.
Esta modificación se ha hecho bajo los principios de la física. Los enseres esmaltados,
no sufriendo alteración alguna al contacto de los ácidos y sustancias grasientas, no
pueden dar lugar á la formación del cardenillo, y por consiguiente, á
envenenamientos tan frecuentes entre las familias.
251. Para más visualidad y durable uso, es preferido el menaje de cobre al
de hierro, pero teniendo cuidado de darle una mano de estaño á fin de impedir el
roce de los caldos con el metal.
252. En una cocina regularmente montada no deben faltar marmitas,
cacerolas, cafeteras, etc. de hoja de lata y de barro, según las necesidades. Sabida es la
gran diferencia que existe entre lo que tarda á hervir el agua en una y otra vasija,
ateniéndonos solamente á la diversidad del material empleado en la confección del
enser.
253. Con los fogones económicos de hierro colado y las ollas de presión, se
economiza la mitad del tiempo y trabajo, sin incluir en esto la diferencia de
combustible. Su introducción en los usos domésticos ha producido una verdadera
revolución, cuyo triunfo será el destierro de los procedimientos antiguos. .

53
Lecciones de higiene y economía doméstica

254. Los útiles de metal deberán tener el mango ó abrazaderas de madera,


porque siendo el metal buen conductor del calórico, no podríamos cogerlos cuando
estuviesen calientes, lo que se evita con la madera, por no dar paso á aquel fluido.

LECCIÓN VII

Algunos preceptos para la limpia y conservación de los enseres de una casa

255. Influyen en algo la armonía y limpieza en los enseres?—


256. Cómo podremos clasificar los enseres de una casa?—257.
Qué se tendrá presente respecto á la limpieza de los mármoles?
—258. Cómo se quitarán las manchas en los muebles de madera?
—259. Se rejuvenecen por otro medio?—260. Cómo se limpian
los objetos de madera dorados?—261. Son de uso común los
enseres de plata?—262. Cómo se limpian estos enseres?—263.
Cómo se limpian los útiles de cobre?—264. Y los de hoja de lata?

255. La buena armonía, arreglo y limpieza en los enseres de una casa dan un
aspecto de orden y atraen las simpatías y el aprecio de las personas é influyen
igualmente en el porvenir de la familia, creando hábitos de buena administración.
256. Los enseres pueden ser, de mármol, de madera y metálicos.
257. Para conservar la limpieza en los objetos de mármol, se tendrá sumo
cuidado de apartarlos del contacto de los ácidos ó del jugo de ciertas frutas ácidas,
porque obrando la parte ácida sobre la caliza del mármol, produce una mancha
oscura.
258. Los muebles de madera, que con tanta facilidad se manchan y deterioran
al contacto del aire libre, se les podrá volver parte de su lucidez primitiva, formando
una mezcla de cera amarilla, trementina y ancusa, y dando con un trapo de lana á
manera de barniz, una mano de este nuevo compuesto. Se conocerá que el
procedimiento está bien empleado, cuando la cera no se pega á los dedos.
259. Otro de los medios de rejuvenecer los muebles de madera es el
barnizaje.
260. Las molduras y remates dorados pueden limpiarse frotándolos

54
Lecciones de higiene y economía doméstica

ligeramente con un trapo empapado en una disolución de jabón blanco y


aguardiente.
261. Los enseres de plata en los usos domésticos se han hecho de una
extensión general: su crecido precio es compensado con usura con su duración y
limpieza.
262. Para limpiar los útiles de plata se hará uso de la tierra llamada blanco
de España, desleída en agua: se cubrirá el objeto con aquella descomposición, y
después de bien seca, se frotará con una piel de gamuza.
Igual resultado se obtiene operando con polvos de asta.
Estos procedimientos no son eficaces cuando la plata ha sido tratada con el
azufre: entonces conviene frotarla con una piel de gamo empapada de hollín;
lavando después el objeto en agua de jabón para quitarle el mal olor.
263. Los útiles de cobre y los de hierro con fondo de esmalte, se limpiarán
perfectamente con una mezcla de ceniza tamizada humedecida con un poco de
vinagre. Frotándolos fuertemente se logra el objeto sin dispendio sensible.
264. Los utensilios de hoja de lata se limpiarán de la misma manera con solo
sustituir al vinagre el aceite, y frotando con un trapo de lana.

LECCIÓN VIII

Del combustible

265. Cuáles son las principales materias que se emplean para la


lumbre?—266. Cómo clasificaremos las maderas que se emplean
para la lumbre?—267. Cuál es el efecto de la lumbre que
desarrolla cada una de estas maderas?—268. Qué se atenderá
para escoger unas ú otras de estas maderas?—269. Cómo pueden
ser los carbones?—270. Cuál es el efecto del carbón vegetal?—
271. Qué condiciones ha de tener el carbón para que sea bueno?
—272. Cuáles son los carbones minerales que se emplean más
comunmente en la economía doméstica?—273. Qué es la hulla y
cuáles son sus efectos?—274. Qué es el cok y cuáles son sus
efectos?—275. Hay otras sustancias que se emplean como
combustible además de las mencionadas?

55
Lecciones de higiene y economía doméstica

265. Las principales materias que se emplean para combustible son maderas
y carbones.
266. Tres clases de maderas se nos ofrecen para servimos de combustibles:
una de fibras fuertes, tupidas y pesadas, como el cedro, la encina y el roble, otra, de
fibras flojas, aguanosas y lijeras, como el álamo blanco, el sauce y el castaño de
Indias, y la tercera, de los árboles resinosos.
267. Los árboles correspondientes á la primera división, son de mucha
consistencia y duración, y el calor que desarrollan es muy intenso.
Los de la segunda clase, son de mucho empuje, pero terminan pronto sus
efectos.
La acción de los árboles resinosos es muy activa, pero efímera. Mientras se
consume la resina de la corteza, produce gran calor y llama, pero luégo merma para
desaparecer pronto.
268. Para escoger unas ú otras de estas maderas se atenderá al objeto á que
son destinadas. Las de la segunda y tercera división son muy convenientes para los
panaderos, pasteleros y para todos aquellos artistas que necesitan en sus trabajos un
fuego rápido é intenso. Cuando se quiere un calor sostenido y de duración, se apela á
las maderas de fibras compactas y resistentes.
269. Los carbones son vegetales y minerales.
270. Los carbones vegetales participan de las mismas ventajas é
inconvenientes de las maderas de que proceden.
271. Todo carbón para que sea bueno, es preciso escogerlo bien seco y
sonoro. El de encina es el mejor para cocinar.
272. Entre los carbones minerales descuellan, para los usos domésticos, la
hulla y el cok.
273. El empleo de la hulla como combustible en las cocinas, y adoptando las
modernas económicas, hace que el ama ahorre la mitad del comburente. Usándola
igualmente en las estufas y demás centros caloríferos, tiene la indisputable ventaja de
conservar por mucho tiempo una alta temperatura. Sin embargo de tan buenas
condiciones, reúne el defecto de producir mucho humo y un olor desagradable.
274. El cok es la misma hulla eliminada la parte grasienta. Su acción es
menos intensa que la de la hulla, pero carece en parte de sus defectos.
275. Además de los combustibles enumerados, se emplean en algunas

56
Lecciones de higiene y economía doméstica

localidades las cáscaras de almendras, boñiga seca de vaca y los residuos de la oliva,
después de extraído el aceite, pues todas estas materias producen llama y calor
intenso.
En las ciudades, donde puede adquirirse el gas á precios módicos, se emplea
como comburente en hornillos apropósito, y como fuerza motriz en las industrias.

LECCIÓN IX

Del alumbrado

276. Qué sustancias se emplean para el alumbrado?—277. Cuáles


son los inconvenientes de las velas de sebo?—278. Cuáles son las
ventajas de la esperma?—279. Se usa la cera como alumbrado en
la economía doméstica?—280. Cuál es el aceite de mayor uso
para el alumbrado?—281. Qué gases se emplean para el
alumbrado?—282. Qué es el petróleo ó gas líquido?—283. Qué es
el hidrógeno bicarbonado?

276. Las sustancias que se emplean para el alumbrado son sólidas, líquidas,
gaseosas y fluidas. Entre las primeras encontraremos las velas de sebo, de esperma y
de cera, entre las segundas, las diferentes clases de aceites, entre las terceras, los
gases y materias gaseosas, y entre las fluidas, la electricidad ó fluido eléctrico.
277. El uso del sebo para el alumbrado, además de la suciedad que le es
peculiar, reúne la desventaja de producir mucho humo, olor desagradable y una luz
inconstante.
278. Las bujías de esperma ó estearina producen luz blanca y clara, limpieza
é insignificante humo. Su industria, está llamada á poner estas velas al alcance de
todas las fortunas.
279. Las velas de cera rara vez se emplean en los usos domésticos, pero
tienen gran consumo en los del culto. Su precio caro y su luz rojiza sin ser muy

57
Lecciones de higiene y economía doméstica

brillante, hace que se reemplacen por las de esperma.


280. Entre los aceites empleados para el alumbrado, descuella en primera
línea el de olivas. Para que este aceite dé toda la intensidad de luz posible y no
produzca mal olor, es preciso usarlo clarificado.
281. Los gases que se emplean para el alumbrado son dos: uno llamado
petróleo ó impropiamente gas líquido y otro el bicarburo de hidrógeno ó gas del alumbrado.
282. El petróleo se obtiene haciendo una mezcla de alcohol y trementina en
diferentes proporciones. La luz que produce es blanca y muy intensa: bien
confeccionado, está exento de mal olor y no mancha la ropa.
283. El hidrógeno bicarbonado es el resultado de la destilación de la hulla.
Se emplea para la economía doméstica y para el alumbrado público.
La presencia de este gas se deja sentir muy luego, circunstancia favorable para
evitar asfixias, explosiones é incendios tan frecuentes entre las familias descuidadas.

II

284.Qué es la electricidad y cómo se manifiesta?—285. Tienen


todos los cuerpos electricidad?—286. Cómo se divide la elec-
tricidad?—287. Cómo se dividen los cuerpos por la electricidad?
— 288. Cómo se demuestra la electricidad dinámica y cuáles son
las pilas de corriente constante más conocidas?—289. Cuáles son
los efectos de la electricidad dinámica, y cuáles los productores
de la luz eléctrica?—290. Qué orígenes se conocen de la luz
eléctrica, y cuál de ellos se adopta generalmente?—291. En
dónde se aplica la luz eléctrica de arco voltáico, y en dónde la
incandescente?—292. Qué ventajas tiene la luz eléctrica sobre
todas las demás?

284. La electricidad es un fluido que se manifiesta por medio de atracciones y


repulsiones, por ráfagas luminosas y chispas, por combinaciones químicas, etc.
285. Todos los cuerpos poseen electricidad en estado natural ó neutro, que le
constituye el fluido positivo combinado con el fluido negativo. Los cuerpos
electrizados por un mismo fluido se repelen, y por fluido contrario, se atraen.

58
Lecciones de higiene y economía doméstica

286. La electricidad se divide en estática y dinámica, según tiende al reposo ó


al movimiento.
287. Para los efectos de la electricidad se dividen los cuerpos en buenos y
malos conductores de este fluido: los primeros le dan paso, como los metales, el aire
húmedo, el agua y la tierra, y los segundos le retienen ó no le dan paso, como el
vidrio, la seda, el aire seco, la resina y el azufre.
288. La electricidad dinámica ó del movimiento, queda demostrada por la
famosa pila de Volta, compuesta de una serie de pares, formados de cinc y cobre en
contacto con agua acidulada. Los extremos de la pila se llaman polos, y de cada uno
de ellos sale una corriente de electricidad distinta.
Las pilas de corriente constante más generalizadas, son las de Daniell,
Breguet, Bunsen y Qrove.
289. Los efectos de la electricidad dinámica son fisiológicos, físicos y químicos,
siendo mecánicos, caloríficos luminosos y magnéticos sus efectos físicos. Los luminosos
son los productores de la luz eléctrica, como lo demostró Davy por medio del carbón
calcinado puesto en comunicación con los polos de una pila.
290. Tres son los orígenes que actualmente se conocen para producir
corriente: el electro-químico, producto de las acciones químicas, el magnético-eléctrico y
el dinamo-eléctrico, que en rigor constituyen uno solo. Desarrollan corriente constante
ó alternada en virtud de acciones recíprocas de la electricidad al magnetismo, y
viceversa. De estos tres medios el más generalizado es el dinamo-eléctrico por su
mayor potencia eléctrica y corriente más constante.
291. La luz eléctrica se llama de arco voltaico é incandescente. La primera, de
potentes focos, se destina para iluminar grandes espacios, como faros, plazas
públicas, palacios, etc., y la segunda, de focos más reducidos, se emplea en los usos
domésticos é industriales, y para el alumbrado público.
292. Las ventajas de la luz eléctrica sobre todos los demás sistemas de
alumbrado son indiscutibles, considerándola bajo su doble aspecto higiénico y
económico. En efecto, su luz es fija, potente y sin oscilación, no vicia el aire, porque
no produce humo ni deja residuos que lo impurifiquen, su entretenimiento es más
sencillo y limpio que los demás, y su mayor economía la atestigua la rapidez con que
se instala en las ciudades y aldeas.

59
Lecciones de higiene y economía doméstica

LECCIÓN X

Conservación de sustancias

293. Cómo se tratan las carnes para conservarlas?—294. Cómo se


salan las carnes?—295. Cómo se conservan las carnes para
mucho tiempo?—296. Cómo se conserva la manteca?—297.
Cómo se conserva la leche?—298. Cómo se conservan los
huevos?—299. Cómo se conservan las legumbres secas?—300.
Cómo se conservan las patatas?—301. Y las frutas y sustancias
azucaradas?—302. Cómo se conservan los pescados al natural?—
303. Cómo los quesos?—304. Cómo las aceitunas verdes?—305. Y
los pimientos, pepinillos y zanahorias?—306. Qué procedimiento
se sigue para conservar en latas las carnes, pescados y
legumbres?

293. Para conservar las carnes se salan ó se ahúman según los países y
circunstancias.
294. Para salar tas carnes, después de haberlas dividido en grandes lonjas y
expuesto sobre una artesa en lugares frescos, se cubren por ambas partes con una
capa de sal y se colocan unas encima de otras. En muchas partes ponen sobre la
última lonja un madero con un peso para que la sal quede bien embebida en la carne.
Pasada esta primera operación, se cuelgan en sitios libres del diente de los roedores y
del mucho contacto del aire.
295. Si las carnes se han de conservar por mucho tiempo, se introducen en
vasijas á propósito llenas de agua y cerradas herméticamente, á fin de privar el
menor contacto del oxígeno con las sustancias: después se introducen en un baño de
agua caliente. Otro de los medios empleados y que tiene doble objeto económico, es
cubrirlas con una capa de manteca para preservarlas del aire.
296. Para conservar la manteca, tan propia para condimentar los alimentos,
se empieza por cortar en pequeñas porciones todas las partes grasientas de las carnes
y fundirlas á una regular y constante temperatura. El líquido que resulta, después de
pasado por tamiz, se decanta en una vasija preparada al efecto. En este estado se
coloca en sitio de quietud para que se pose y presente la blancura que le es peculiar.
297. La leche es muy sensible á la influencia del calor, y se vuelve ácida en
virtud de la acción de la manteca sobre la leche propiamente dicha. Para
contrarrestar estos efectos, el medio más propio y económico es sujetarla á un

60
Lecciones de higiene y economía doméstica

principio de cocción por mañana y tarde, ó bien conservarla en vasijas


herméticamente tapadas, haciendo el vacío correspondiente.
298. La dificultad que se nota al querer conservar los huevos frescos, proviene
de la porosidad de su cáscara que permite la acción del oxígeno sobre el azufre de la
yema. Para precaver estas alteraciones se les suele dar un barniz que obstruye los
poros, ó bien se les coloca en una caja ó artesa cubiertos con ceniza y carbón
tamizados.
299. Las legumbres secas pueden conservarse por mucho tiempo apartándolas
de la humedad, y colocándolas en sacos mejor que en el suelo.
300. Las patatas se conservan exponiéndolas por poco tiempo á la acción de
un homo ligeramente calentado, á fin de que pierdan el principio germinativo que las
vuelve mala?. Concluido este procedimiento, aparecen algo lacias, pero pronto
vuelven á adquirir su lozanía primitiva, dejándolas algún tiempo en la bodega.
301. Las frutas y sustancias azucaradas tienen por enemigos, además del aire,
las moscas, hormigas y otros insectos de verano. Para sustraerlas de las moscas se
colocarán en sitios ventilados ú oscuros, y para precaverlas de las hormigas, en
armarios en donde se tengan hojas de tabaco, café tostado, etc., cuyo olor no pueden
resistir.
302. Los pescados al natural, después de fritos, se ponen en vasijas con aceite
y se conservan por mucho tiempo.
303. Los quesos, después de curados y salados, se ponen igualmente en
aceite, y pueden conservarse más de un año.
304. Las aceitunas verdes, cogidas antes que tomen color, se ponen en agua
salada con hinojo y tomillo/y aparecen con el propio color y sabor por mucho tiempo.
305. Los pimientos, pepinillos y zanahorias se conservan tiernos con solo
ponerlos en una vasija con vinagre fuerte que los cubra.
306. Las conservas de carnes, pescados y legumbres en latas se obtienen,
llenando bien éstas, y después de exponerlas al baño-maría para desalojar todo el
aire contenido por espacio de diez ó doce minutos, se tapan y estañan, y su
conservación es indefinida19.

19
Además de la conservación de sustancias es muy conveniente saber confeccionar algunos confitados,
pastas y frutas de sartén¡ cuya especialidad constituye un ramo importante en la economía doméstica

61
Lecciones de higiene y economía doméstica

LECCIÓN XI

Del vestido y ropa blanca

307. Cómo podremos clasificar las prendas de vestir?—308. Qué


se atenderá respecto al traje exterior?—309. A qué expone el lujo
excesivo?—310. Cómo se presentará el ama tocante al vestir?—
311. Deberá usar trajes de moda?—312. Qué deberá hacer el ama
cuando un vestido no sirva á una persona determinada?— 313.
Cómo deben hacerse las compras de ropa blanca?—314. Cuál
será la ropa blanca indispensable á una familia?—315. Será
conveniente tener mucha cantidad de ropa blanca?—316. Cómo
se evitan los efectos de la polilla en la ropa blanca?

307. Las prendas de vestir las podremos clasificar en traje exterior y ropa
blanca.
308. Las prendas exteriores que usan los individuos de una familia, deben
estar en relación con los recursos y posición social.
309. El excesivo lujo en esta parte arruina á las familias y las expone á la
pérdida de su honor y reputación.
310. El ama se presentará siempre modesta en el vestir, y hará que sus hijos,
y principalmente las hijas, imiten su ejemplo. Esta moral práctica podrá servir de
mucho á la familia, y tal vez ahogue en ciernes infundadas aspiraciones.
311. La economía está reñida con la ridiculez. El ama debe presentar sus
trajes al uso de la época, sin ser extremos, enseñando con su ejemplo la manera cómo
se han de conducir sus hijos en sociedad. La naturalidad en este punto es una virtud
sumamente recomendable.
312. El ama hacendosa procurará componerlos pequeños deterioros de los
vestidos si quiere evitar mayores gastos, cuando el uso hace inservible un vestido
para determinada persona, puede aprovechar á otra menor con poquísimos
dispendios y trabajo. En estas operaciones pone de manifiesto la mujer su talento y
habilidad para la administración económica de la familia.
313. La compra de ropa blanca, tanto para camisas como para servicio de
mesa, toallas, cortinas, etc., debe hacerse sin pretender en ello una economía ridícula,

62
Lecciones de higiene y economía doméstica

porque sabido es que la mayor lucidez y duración compensan con usura el mayor
gasto.
314. No es posible fijar con exactitud las prendas de ropa blanca que ha de
poseer una familia, pero ateniéndonos á una prudente medianía, las podremos
reducir á tres mudas distintas. Sin embargo, será conveniente poseer otra de reserva
para casos anormales de huéspedes ó enfermedades.
315. Es ridiculez lo de aquellas mujeres que cifran todo su orgullo en poseer
grandes cantidades de ropa blanca, porque además de que suele ser en perjuicio de
otras atenciones, representa un capital improductivo para la familia.
316. Para preservar la ropa blanca, y principalmente los vestidos de lana, de
los efectos de la polilla, se toma la precaución de poner en los baúles, cómodas ó
guardarropas, algunos granos de alcanfor ú hojas de tabaco. Este preservativo no
obsta para que el ama mire y cepille de vez en cuando toda la ropa.

LECCIÓN XII

Blanqueo de la ropa por la colada.—Principios en que éste se funda.


—Colada común y colada al vapor

317. Es imprescindible al ama de casa hacer colada en las


poblaciones grandes?—318. Qué ventajas reúne la colada hecha
en casa?—319. Si la colada se hace por persona extraña ¡cuál es el
deber del ama de gobierno?—320. En qué principios se funda el
blanqueo de la ropa por la colada?—321. Cómo se hace la colada
por el método común?—322. Cómo se hace la colada empleando
el vapor?

317. En las poblaciones numerosas, el arte de hacer la colada se sustrae


generalmente de la acción del ama de gobierno, ya porque en estos puntos los
quehaceres domésticos te absorben todo el tiempo disponible, ya también por la
facilidad de encontrar personas que se dedican á esta clase de trabajos.
318. La colada hecha en el hogar doméstico reúne indudablemente una
suma de ventajas, que con dificultad se encuentran entre las lavanderas. En primer

63
Lecciones de higiene y economía doméstica

lugar, la marcada economía que se obtiene, el más perfecto blanqueo en la ropa y el


menor riesgo de que se extravíen las piezas, y en segundo, que empleando el jabón
suficiente no hay tanta necesidad de apalearla, lo que constituye el más pronto
deterioro.
319. Si la colada se hace por persona extraña, el deber del ama de gobierno
es apuntar con cuidado la ropa que cada semana dá á la lavandera, á fin de pagar
religiosamente lo estipulado, y no perder ninguna pieza que por descuido faltara.
320. Los principios en que se funda el blanqueo de la ropa por colada, son
los siguientes, las cenizas, producto de la combustión del carbón vegetal, contienen
los principios de sosa y potasa, que tratados con el agua caliente, dan por resultado
una lejía. Las sustancias grasientas que provienen de la suciedad del individuo, son
insolubles al agua fría, pero dejan de serlo por la acción prolongada del agua
hirviendo y de las cenizas.
321. El procedimiento que se sigue para hacer la colada por el método
ordinario consiste en colocar en un gran cubo la ropa sucia, después de lavada
ligeramente en agua fría, luego se cubre perfectamente con un trapo basto, encima
del cual se coloca la ceniza. El cubo tendrá un agujero en su parte inferior para dar
paso al agua hirviendo que, con cuidado se echará sobre la ceniza. Cuando ésta se
halle bien embebida en la ropa, lo que fácilmente se conoce por el residuo, se saca y
se procede al lavado por medio del agua fría y jabón duro, á fin de quitar la parte
grasienta que procede de la lejía.
322. Cuando son pocas las coladas que se hacen, y por consiguiente mucha
la ropa sucia, se emplea el vapor como medio más económico. Colocado un gran
caldero con agua en un homo á propósito y empleando la hulla como combustible, se
tapa convenientemente, dejando sin embargo algunos agujeros, para que el vapor,
salido con violencia, opere sobre la ropa que se ha colocado al efecto, después de
haber sido tratada con una disolución alcalina. El agua deberá mantenerse en una
temperatura elevada y constante, sin que sea necesaria la ebullición. Hecha la colada
y sacada la ropa, se procede al lavado por el método anteriormente descrito. Cuando
esté limpia, se pasa á la secación, destinando luégo un día á la semana para hacer lo
que vulgarmente se llama el repaso de la ropa.

LECCIÓN XIII

64
Lecciones de higiene y economía doméstica

Breves recetas para quitar manchas

323. Es siempre eficaz la colada para quitar las manchas de la


ropa?—324. Cómo se quitan las manchas de tinta en la ropa
blancal—325. Y cuándo la mancha ha sido de algún ácido?—326.
Cómo se quita la grasa de los vestidos?—327. Cómo se quitan las
manchas de los vestidos de seda?—328. Cómo las manchas de
café?—329. Cómo las de sebo?—330. Y las de cera?—331. Cómo
se tratará las manchas de vino tinto?—332. Cómo las de pintura
al óleo?—333. Cómo las producidas por los orines?

323. El blanqueo de la ropa por la colada no es siempre eficaz. Hay telas que
no resisten la acción de la lejía, y por eso se emplean para quitar ciertas manchas,
métodos particulares.
324. Las manchas de tinta en los lienzos y demás ropa blanca, se quitarán
tratándolas con el ácido sulfúrico 20 mezclado con agua. Se empapará un cepillo algo
terso en esta disolución y se limpiará la parte manchada. Para quitarle luégo el mal
olor que suele quedar, se lava con agua limpia. Si el óxido de hierro de la
composición de la tinta resiste la acción del ácido, se le tratará con la sal de acedera.
325. Cuando la mancha ha sido de algún ácido, se emplea una lijera
disolución de cloro, cuyo efecto es muy sorprendente. La acción del cloro neutraliza
incontinenti la del ácido, y llegaría á deteriorar el tejido si no se pasara luégo un
cepillo embebido en agua clara para quitarle su demasiada acción. Si se carece de
cloro, se usa la sal de acedera.
326. Si la suciedad de los vestidos no proviene tanto del derrame de algún
líquido como de cierta grasa efecto del sudor ó del roce de los cabellos, entonces se
limpiará con el resultado de una cocción de hiel de buey mezclada con cierta
cantidad de alumbre y sal común. Después de bien hervido y espumado este líquido,
se saca de la lumbre y se deja posar hasta que se separe perfectamente la parte
coagulada. El residuo, desprovisto de mal olor, sin desvirtuar en nada sus buenas
propiedades, quita la suciedad, devolviendo á la ropa su color primitivo.
También se quita la grasa tratándola con café ó con benzina, pero si las ropas
son de lana, se usa la greda ó arcilla.
327. Si la pieza manchada es de seda, se zambullirá en agua caliente y luégo

20
Combinación de azufre con oxígeno en la mayor proporción posible

65
Lecciones de higiene y economía doméstica

en agua clara en donde se hayan mezclado algunas gotas de ácido sulfúrico,


restregándola luégo sin torcerla. Si queda todavía alguna señal que indique la
presencia de la mancha, se pondrá á la acción del azufre. Consiste esto en exponer la
pieza en cuestión al vapor del ácido sulfuroso producto del azufre en combustión. Si
se requiere obrar con más energía, tendráse el departamento, en donde se opere,
herméticamente cerrado.
328. Las manchas de café desaparecen luégo operando con el crémor en
polvo, después de humedecida con agua la parte manchada.
329. El sebo desaparece de los vestidos, frotándolo fuertemente con un paño.
330. La mancha de cera se quita luégo operando con alcohol, ó bien con agua
de colonia.
331. Las manchas de vino tinto desaparecen con el cloruro de cal, lavándolas
después.
332. Si proceden de pintura al óleo se quitarán tratándolas con aguarrás que
es su disolvente.
333. Las manchas producidas por los orines se tratan con el zumo de limón ó
vinagre fuerte, lavándolas luégo.

LECCIÓN XIV

Contabilidad doméstica

334. Qué importa á la familia un buen sistema de contabilidad?


—335. Cuáles son los principales sistemas de contabilidad?—
336. Qué es el libro manual y qué cantidades figurarán en él?—
337. Qué es el libro de cuentas mensuales y qué partidas
figurarán en él?—338. Qué es el libro mayor y cómo se llevará?

334. La aplicación de un buen sistema de contabilidad reporta grandes


ventajas al ama de gobierno, así en la parte económica como en la moral de la familia.
Las pequeñas nociones de aritmética aplicadas á casos prácticos que son necesarias
para llevar con tino y discreción el régimen administrativo, se adquieren con

66
Lecciones de higiene y economía doméstica

facilidad en las escuelas de primera enseñanza.


335. De todos los sistemas de contabilidad, el que indudablemente ofrece
mayores ventajas por la exactitud, orden y método en la marcha, es el llamado de
partida doble. Pero como éste se aplica sólo en los casos en que por la posición social
de la familia hay mucho movimiento en la casa, de ahí es que únicamente tiene
cabida en muy reducido círculo. Entre las familias de cortos alcances se adopta el
medio de apuntar en un papel sin formar cuerpo de doctrina, los dispendios del día,
semana ó mes, sin que esto tenga más objeto que armonizar algún tanto el orden del
servicio.
Nosotros, sin querer precisar al ama de gobierno, le trazaremos un plan de
contabilidad que hemos visto ensayado con muy buenos resultados.
336. Antes de establecer el régimen administrativo, se deberá tener
conocimiento exacto de la renta que se posee, ya sea en concepto de sueldo, ya en el
de fincabilidad. Esto ha de ser el termómetro para regularizar los gastos de casa.
Por medio de cuadernos de papel, podrá formar el ama una libretita que
desde ahora la llamaremos Libro-manual. Figurarán en él detalladamente el consumo
de pan, vino, carne, manteca, etc., que ocasiona el gasto diario. Hé aquí el modelo
para los gastos de manutención, combustible y alumbrado, correspondiente á la
primera semana.

Libro manual

67
Lecciones de higiene y economía doméstica

El llevar este libro con la regularidad y exactitud apetecibles, es cuestión de pocos


minutos de trabajo, pero si especificamos igualmente los gastos de blanqueo,
vestidos, conservación de enseres, etc., le ocupará algo más, que sin embargo, no
llegará á un cuarto de hora al día.
337. El resumen diario de todo lo invertido se pasará á otro libro que
llamaremos de Cuentas mensuales. En él figurarán todos los gastos en concepto de
alquiler de casa, compra de vestidos, manutención, etc., todo conforme al siguiente
modelo.

68
Lecciones de higiene y economía doméstica

La sola inspección de estas cuentas, presenta á la vista del ama menos experta
su buena ó mala administración en los negocios domésticos. De los resultados
comparativos de cada uno de los meses podrá deducir los gastos sucesivos con la
más rigurosa exactitud. A veces ocurren en las familias ciertos gastos que no tienen
división marcada en los libros de economía, por eso hemos colocado nosotros una
sección en las cuentas mensuales llamada de gastos imprevistos. En ella se incluirán
los gastos de enfermedad, viajes, etc., con todo lo demás que contribuye á mermar el
capital.
Si las ocupaciones del jefe de familia precisaran un exceso de gastos en uno
cualquiera de los conceptos expuestos, se abrirá una cuenta parcial á dicho concepto,
que en nada deberá afectar la marcha general de contabilidad.

69
Lecciones de higiene y economía doméstica

338. La suma total de los gastos de cada uno de los meses, se anotará en un
tercer libro denominado Libro-Mayor. Este libro, que representa sintetizado el
movimiento ánuo de la casa, tendrá dos grandes divisiones y otra más pequeña. En
la primera se anotarán los haberes que en todos conceptos posee el jefe de familia; y
en la segunda, lo que arrojan los demás libros de los gastos generales. Las dos
divisiones pequeñas sirven para inscribir las cantidades. De la comparación de éstas
en entrada y salida, tendráse infaliblemente el conocimiento de la prosperidad ó
decadencia de los intereses de la familia.
Si después de la comparación de los datos queda un saldo, en favor de la caja,
indica que el ama de gobierno ha sido circunspecta y tenido previsión en el manejo
de los caudales, celo é interés en llevar con exactitud las cuentas de la casa y buen
régimen para uniformar la marcha general de los negocios.
Tal es, en resumen, el plan de contabilidad que trazamos á la madre de
familia. Por su sencillez y claridad es asequible á todas las inteligencias y su
exposición es aplicable á la mayoría de la sociedad.

70
Lecciones de higiene y economía doméstica

LECCIÓN XV

Deberes de los amos con respecto á la parte física, intelectual y moral de los criados.
—Deberes de los criados respecto á los amos

339. Cómo se debe considerar la idea de amo y criado?—340.


Qué condiciones deben reunir los criados?—341. Cuáles son los
inconvenientes de una mal entendida economía en el salario de
los criados?—346. Cuáles son los deberes de los amos con
respecto á la parte física de sus criados?—343. Y con respecto á la
parte intelectual?—344. Y con respecto á la parte moral?—345.
Cuáles son los deberes de los criados con respecto á sus amos?

339. Nuestro modo de ser en la sociedad, unido á nuestra débil naturaleza,


nos obliga muchas veces á buscar el concurso de fuerzas extrañas para armonizar
nuestro servicio. Por eso la idea de servir á otro no induce la de bajeza, así como la de
ser servido, la de orgullo. Esta armonía tan sábiamente dispuesta, es el móvil puro, la
idea feliz de la marcha progresiva de la sociedad.
340. El ama de gobierno, según la posición que ocupa en la sociedad, tendrá
precisión de criados. Teniendo que depositar la mayor confianza en estos servidores,
debe buscarlos celosos en el cumplimiento de sus deberes, leales para con sus amos, y
limpios en todo, cuyas escelentes cualidades son una recomendación para el servicio.
341. Sería faltar á las reglas económicas si se principiaran éstas escatimando
el salario de los criados. Veamos cómo:
Sucede frecuentemente que un criado ó doméstico se compromete á servir por
un ínfimo precio á una familia determinada. El hombre como criado, tiene sus
necesidades en armonía con el estado ó condición que representa, que si bien no son
del número y rango de las otras personas, no dejan por eso de ser menos
apremiantes. Las privaciones y abstinencia á que se ha de sujetar, no bastan muchas
veces para amenguar estas perentorias obligaciones. ¡Qué recurso le queda si lo
ínfimo de su salario no basta para ello? Dos son los únicos caminos: ó bien las
gratificaciones á que por su celo se ha hecho acreedor á los ojos del amo, son una
subvención al escaso sueldo, y entonces seria mejor aumentar éste, ó bien la idea
altamente criminal del hurto directo ó indirecto, pero que las consecuencias son las
mismas para el jefe de familia. No basta que éste haga rendir cuentas al criado
después de hecho el gasto, tampoco es suficiente que el ama de gobierno acompañe á
sus domésticos á la compra. Si la idea de honor no se ha infiltrado en su corazón, le

71
Lecciones de higiene y economía doméstica

sisará en el primer caso, mientras que podrá entenderse con el tendero en el segundo,
y defraudar á su vista tal vez más de lo que el ama pretende economizar de su
salario.
342. Si el ama de gobierno desea estar bien servida, si pretende sacar de sus
dependientes la mayor suma de trabajo, es preciso nutrirlos bien con alimentos sanos
y sustanciosos. La pretendida economía que resulta de dar á los criados la ración
escasa ó de alimentos flojos, contribuye al deterioro de su salud, y por consiguiente á
la pérdida de trabajo. Es ganar diez para perder ciento.
Si enferman los criados, exige la caridad el que sean socorridos con
preferencia á los extraños: si la enfermedad precisara la asistencia del facultativo,
sería reprensible que se dejaran gastar sus escasos ahorros ó fueran condados al
hospital.
343. Con respecto á la parte intelectual del criado, tiene el deber el ama de
gobierno de enseñarle todo aquello que conviene para el servicio de la casa. Si se le
niega esto, no será el criado responsable de las faltas que cometa por su ignorancia.
El ama aconsejará siempre el mejor orden y armonía en el servicio doméstico, pero
nunca reñirá de una manera insultante y como deprimiendo la posición del criado,
porque desde este momento se rebajaría á sus ojos, obedeciendo entonces por temor
y no por afecto, que es como deben buscar la obediencia los jefes de familia.
344. El deber moral del ama de gobierno con respecto á sus criados, consiste
en darles buenos consejos, apartarlos de las malas compañías, hacer de manera que
cumplan los preceptos de la Iglesia y no vean en sus casas escenas inmorales.
345. Los deberes de los criados son los de fidelidad y discreción para con
sus amos, tratarles tanto en público como privadamente con la atención y deferencia
que se debe, trabajar con celo é interés en su servicio como si fuera propio, defender
su conducta, y no publicar sus defectos ni menos calumniarlos. El criado, poseído
bien de estos deberes, entrará en el servicio de su amo como si fuera en el servicio de
Dios, y sufrirá con resignación y paciencia los trabajos de su estado, pensando que la
humildad y mansedumbre son las puertas más seguras para alcanzar la eterna
salvación.

72
Lecciones de higiene y economía doméstica

APÉNDICE

Origen de algunas sustancias de uso frecuente en la Industria,


en la Economía doméstica y en la Medicina

Ajongolí, planta perenne muy común en España, de cuya semilla se extrae un


aceite especial que emplea la perfumería por su olor fuerte y agradable.
Alcanfor, aceite volátil concreto, producto del árbol del mismo nombre que
crece en Borneo, Ceilán y la China. Esta sustancia es muy empleada en Medicina y en
la Economía doméstica. También se extrae esta sustancia de un laurel del Japón. El
alcanfor preserva la ropa de la polilla, y aparte los variados usos médicos, apaga los
deseos eróticos del individuo, y por sus propiedades antisépticas se ha extendido su
uso contra las fiebres eruptivas, infección general, gangrena, etc.
Almizcle, procede del reino animal: es una sustancia contenida en una bolsa
que tiene junto al ombligo un cuadrúpedo llamado desmán ó almizclero, de la reglón
del Asia: esta secreción es exclusiva del macho. El olor del almizcle es muy fuerte, y
además de las aplicaciones industriales, presta en la Medicina importantes servicios,
principalmente en el tratamiento de la fiebre tifoidea, en los espasmos y en el delirio
astérico. Tienen igualmente almizcle, pero en menor cantidad, los gatos monteses y
otros animales.
Aloe, planta que crece á orillas del Mar Rojo, y de su jugo se extrae el acíbar,
de frecuente aplicación en Medicina: en pequeñas dosis es tónico, estomacal y
aperitivo, y en dosis más altas es un purgante activo, también lo consideran algunos
como antihelmíntico.
Anís ó matalahúva, es el fruto de una planta silvestre muy común en España:
tiene varias aplicaciones en la Economía doméstica y en la Medicina como
carminativo en las dispepsias flatulentas: también se le han atribuido propiedades
lijeramente emenagosas.
Añil, producto que obtiene la industria tintorera por maceración en el agua,
fermentando las hojas de una planta perenne que crece en la América Central: se
evapora el líquido, y del residuo ó polvo, se forman pastillas del mismo color.
Arbol de la manteca. Se llama así un arbusto originario de las orillas de la
laguna Iberá en la República Argentina, cuyo fruto, del tamaño del damasquino, es
una verdadera mantequilla confeccionada con leche de vaca de un sabor algo

73
Lecciones de higiene y economía doméstica

pronunciado. Sí se come en abundancia, produce los efectos de un purgante.


Arrow root, sustancia farinácea de la raíz de una planta llamada maranta
índica de la América del Sur, y de la cual se hacen papillas para los niños, más
nutritivas que las de harina común.
Artemisa, planta perenne que se cría en Europa, de un metro de altura, de olor
aromático y sabor amargo, sus hojas se usan en Medicina: se usa en Alemania contra
la corea y epilepsia.
Azafrán lo constituyen los filamentos ó estigmas de la flor de la planta del
mismo nombre, que sirve para condimento, como colorante y tiene aplicaciones
médicas de mucha importancia. Expuesto á la luz pierde muchas de sus propiedades.
Se usa en Medicina en las dispépsias y en las enfermedades espasmódicas: también al
exterior, en las grietas, escoriaciones y úlceras: forma parte de la triaca, del láudano
de Lydenham y otros.
Borraja, planta anual, tipo de las borragíneas, que se usa en Medicina y forma
parte de las especies pectorales: las hojas constituyen la parte oficinal y se usan en
infusión y cocimiento como emolientes y diuréticas.
Cacao es la semilla muy mantecosa procedente de un árbol de América, cuya
propiedad aprovechan la Industria, la Economía doméstica y la Medicina. En la
confección del chocolate es donde tiene más aplicación. Si este producto se elaborara
sin canela ni vainilla, sería un verdadero chocolate medicinal. El cacao de Caracas es
el más estimado, y tanto de éste, como del de Guadalupe y Trinidad, se extrae una
manteca consistente, que se usa en pomadas y suporatorias: hoy se usa mucho como
tónico asociado á la quina y otros.
Café, es la semilla contenida en una baya parecida á una cereza, de un arbusto
que crece en Asia y América. La infusión de café, después de tostado y molido, es
aromática, algo excitante para ciertos temperamentos, alimenticia, estomacal y apaga
la sed. Se usa mucho en Medicina, principalmente la cafeína, su principio activo
contra las cefaleas, intermitentes y contraveneno de los narcóticos, en particular del
opio.
Canela, segunda corteza del árbol del canelo, que crece en Ceilán y la China.
Por su aroma y fortaleza tiene mucha aplicación en la Economía doméstica y en
Medicina contra las manifestaciones de la inercia del tubo digestivo, en el síncope y
lipotimia.
Clavos de comer, son los botones de la flor de un árbol de las islas Molucas y
Antillas: su aceite esencial se usa contra la caries dentaria y entra en gran número de

74
Lecciones de higiene y economía doméstica

preparaciones farmacéuticas.
Cloroformo. Es una preparación de cal, ciertas sustancias espirituosas y agua.
Es un anestésico general, de cuya propiedad se aprovecha la Cirujía en los casos de
grandes operaciones. Además de las inhalaciones, se usa también en pomada y
linimento.
Coco, es el fruto del árbol del mismo nombre, semejante á la palmera: contiene
en su interior un jugo agradable y refrescante, es comestible, y la Industria aprovecha
la dureza de su cáscara para varios usos.
Cochinilla, insecto sin alas, que se cría en los nopales de América, de donde lo
envían desecado: da á la tintorería un rico color de grana.
Culantro es la semilla de una planta que crece en España y otros países, y
utilizan los destiladores, drogueros y confiteros.
Gengibre es la raíz de la planta del propio nombre que crece en Asia y
América y da un aceite esencial: en Inglaterra se hace una conserva muy usada como
estomacal.
Goma, es el jugo de unos árboles que fluye naturalmente y haciendo
incisiones: tiene muchas aplicaciones en la Industria y en la Medicina, pues obrando
como emoliente, no es fácil concretar sus infinitos usos.
Goma laca, es el producto de unos animalitos que se encuentran en ciertos
árboles de la India. El lacre es un compuesto de goma laca, resina y una materia
colorante.
Gutapercha, sustancia glutinosa y muy elástica, producto de varios árboles
que se crían en Asia y América. Tiene infinitas aplicaciones en la Industria, y desde
que se ha logrado fundirla y mezclarla con el marfil y materias córneas, las artes y la
Medicina tienen una mina abundante que explotar, y la humanidad, muchísimos
beneficios que recibir.
Heliotropo, planta de la familia de las borragíneas que se cultiva en nuestros
jardines, las flores, que tienen olor á vainilla, pasan por cefálicas y cordiales, los
perfumistas hacen uso de ellas.
Láudano. Se obtiene macerando en vino de Málaga el opio, azafrán, canela y
clavo: lo usa frecuentemente la Medicina, y todo cuanto puede decirse de los
beneficios que el láudano produce es poco con respecto á su bondad. Debe usarse por
prescripción médica, pues una dosis algo exagerada puede producir fenómenos
tóxicos. Dos suertes de láudano se usan: el de Lydenham y el de Rousseau, el cual
contiene doble cantidad de opio que el primero.

75
Lecciones de higiene y economía doméstica

Linaza es un aceite especial que se extrae de las semillas de las plantas textiles,
principalmente del lino. La harina del lino se usa en Medicina como emoliente, y en
la Industria tiene varias aplicaciones.
Magnesia, preparación hecha con sales de Epsom, que utiliza la Medicina
para calmar los dolores de estómago y como purgante.
Malva, tipo de las plantas malváceas dicotiledóneas, yerba muy conocida,
cuyas hojas y flores las usa frecuentemente la Medicina como emolientes, sudoríficas
y pectorales.
Malvavisco, planta medicinal cuya raíz constituye la parte oficinal: se usa ya
en infusión ya en cocimiento como emoliente, y también suele darse á los niños para
que la masquen á fin de calmar los dolores consecutivos á la evolución dentaria.
Manzanilla, hierba silvestre muy común en España, cuyas virtudes
medicinales son excelentes para promover el sudor, y con la adición de alcohol
anisado ú otro, es un alivio poderoso del dolor de estómago é intestinos.
Mirra, es el jugo ó goma-resina de un árbol que se cría en Nubia y Arabia: se
presenta en masas ó lágrimas de olor fuerte y poco agradable: se usa poco en
Medicina.
Mostaza es la semilla de una planta que se cría en España, y sirve para
condimento y utiliza la Medicina como reactivo. La magnesia, la mirra y la mostaza
son tres sustancias que no admiten encarecimiento.
Nuez moscada es el fruto de un árbol de la India que se parece á una avellana.
Su olorosa corteza tiene aplicaciones en la Economía doméstica, y la Medicina se vale
de ella ya como correctivo, ya como coadyuvante en ciertas preparaciones: se cree
que á una dosis elevada, produce el narcotismo.
Opio es el zumo de la adormidera, medicinal y venenoso. Es una espada de
dos filos, que como la sangría, cura y mata: su uso prudente da la vida: su abuso, la
muerte inevitable.
Palmera. Además de los dátiles que produce, muy ricos y azucarados, se
extrae de ella un aceite mantecoso, que utiliza la Industria para la confección de
bujías, jabón, etc. Una variedad de la palmera, la palma Cristi, da el aceite de este
nombre, y otra variedad, la palma de la cera, da bastante cantidad de esta sustancia.
Del aceite de esta variedad de palmera se extrae otro aceite purgante, pero no debe
formarse horchata de las semillas, por tener un principio venenoso, que todavía la
química no ha podido aislar.
Plátano, árbol indígena de la India y demás países cálidos, cuyo fruto,

76
Lecciones de higiene y economía doméstica

destilado, produce una bebida fermentada muy deliciosa, que es el preservativo más
eficaz de las fiebres palúdicas, según han comprobado los misioneros del Congo. Del
fruto de este árbol se extraen también alcoholes, refrescos y jarabes estimados, según
las vanadas clases de plátanos. Son de gran efecto estos productos en la economía,
mezclándolos con agua de soda.
Pimienta es la semilla de una planta trepadora de la isla de Java. Sirve para
condimento.
Potasa, sal álcali que se obtiene de las cenizas de ciertos vegetales: sirve para
la saponificación.
Quina es la corteza del árbol llamado quino, que crece en la América del Sur.
Son muchas sus variedades. La quinina es su alcaloide ó sustancia activa de muchas
aplicaciones en Medicina. La quina y sus preparados, vivirán eternamente en la
historia de la Medicina, y se la llama como prueba de sus excelencias, la divina quina.
Regaliz, planta muy común en España, cuya raíz es agradable al mascarla: se
usa mucho en Medicina como pectoral, y se prepara un extracto en forma de
cilindros secos, negros y de fractura un poco lustrosa y de sabor dulce, que se
administra como calmante de la tos.
Resina, materia untuosa, cristalizable é inflamable que se extrae de los árboles
resinosos por medio de incisiones ó la expelen naturalmente. La Industria se apodera
de ambas para usos varios.
Ruibarbo, planta medicinal, que tomada en pequeñas dosis, es un tónico
estomacal, y en mayor cantidad, obra como purgante. Con su uso la orina toma un
color amarillo anaranjado, debido á la resina que contiene.
Sales de Epsom son productos de las aguas minerales de este punto.
Sen son las hojas de una planta de Arabia que tienen virtudes medicinales
purgantes de gran efecto, haciendo para ello una infusión como en el té, pero
teniendo en cuenta que no hierva mucho porque entonces se desarrolla un principio
resinoso que da un fuerte dolor de estómago.
Sésamo, planta herbácea anual procedente de la India, de cuya semilla sé
extrae aceite que utiliza la industria.
Sosa, producto de una planta silvestre, de cuya ceniza se forma un álcali, que
sirve para la fabricación del jabón.
Té es la hoja seca de un arbusto que se cría en Asia, la infusión de estas hojas
es agradable, lijeramente excitante y muy sudorífico, cuyas propiedades utiliza con

77
Lecciones de higiene y economía doméstica

frecuencia la Medicina. En España abunda el té, si bien no tiene el mérito del de la


China.
Zarzaparrilla, planta cuyas raíces son un depurativo poderoso, que la
Medicina utiliza y la Industria explota muy frecuentemente con sofisticaciones
perjudiciales á la salud.

78