Está en la página 1de 6

Oración de dominación para esposo manso

Jesús me guía y me consuela,

por eso no tengo miedo ni de la onza ni de la bestia,

pues con Jesús, yo puedo dominar tanto uno como lo otro.

Ahora tú estás bajo mis pies

y no eres nada si no tienes mi presencia a tu lado.

Baja esa barba de león,

en nombre de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Así como San Marcos, San Lucas, San Mateo y San Juan Bautista

fueron mansos en el huerto hasta que se acabó la Santa Oración,

tú serás manso conmigo de espíritu y de corazón,

me apoyarás en todos mis deseos y vas a satisfacer toda mi voluntad.

Tú sabes que yo soy la mujer de tu vida,

y a partir de ahora no te podrás resistir,

vas a ser siempre dócil, cariñoso, fiel y agradable conmigo

y nunca más me vas a hacer sufrir, llorar por mal de amor,

nunca más me vas a maltratar, faltar al respeto,

ser grosero ni estúpido conmigo.

Tú me besarás y me amarás para siempre.

Yo te pido que me des este tercer clavo

para clavar tu corazón al mío,

para que no sientas sosiego ni paz

hasta tanto no vengas a hablar y declarar tu amor por mí.

Espíritus de luz que iluminan las almas,

iluminen el corazón de mi perro manso

para que siempre recuerde quién soy,

y todo lo que tenga me lo entregue,

impulsado por los poderes celestiales del amor.


Tranquilidad no tendrás hasta que no estés junto a mí.

Te deseo fiel como un perro, manso como un cordero,

rápido como un mensajero y que vengas sin que nada pueda detenerte.

Tu cuerpo, alma y espíritu me ven porque yo te llamo,

te sugestiono y te domino.

Oración para amansar esposo


Hombre perro, hombre bravo, hinca tu rodilla y pon tu barba contra el suelo

porque antes de que tu nacieras nació el hijo de Dios.

Hambre tenía y de comer me dio.”

Invoco la fuerza y el poder de San Marcos de León

para que me ayude a amansar y dominar

el espíritu, el cuerpo y la mente de la persona que amo.

Invoco a San Marcos para que con su fuerza para dominar

me ayude a conquistar y seducir a (nombre de la persona),

y por medio de esta oración que hago con muchísima esperanza

pueda estar cuanto antes con el fiel (nombre de la persona)

para demostrar que el amor que yo (tu nombre) siento por (nombre de la persona)

es bueno, puro y sincero.

Hoy, en esta hora y en este lugar

invoco a San Marcos de León

para que amanse de pies, manos y corazón

a (nombre de la persona)

así como amansó y durmió al león que está a sus pies,

así como amanso a las otras fieras del monte.

Yo (tu nombre) te conjuro,

vena por vena,

nervio por nervio,


conjurándote te reduzco y amarro a mi (tu nombre).

No podrás estar con mujer-hombre alguna/o,

y si fueras a estar, tus fuerzas (nombre de la persona).

en todo momento te han de faltar.

Tu (nombre de la persona) sólo conmigo podrás estar,

sólo en mí pensarás,

sólo a mi lado desearas estar.

Gloriosísimo San Marcos de León,

tu que amansaste al león, al dragón y al dragoncito,

a extremo de hacer dormir al león en tus pies,

quiero que amanses y duermas así a (nombre de la persona).

Que duerma en un sueño profundo

y que cuando despierte se levante penSando en (tu nombre),

que me quiera con todo su amor

y quiera urgente comunicarse conmigo.

Asimismo, amansa a mis enemigos

que tú sabes cuántos son,

y aleja a quien esté perturbando nuestro amor,

para que reine la armonía y el amor entre (nombre de la persona) y yo,

y nuestros familiares.

Rezo con toda la devoción esta oración

para que la persona que quiero necesite hablar conmigo,

lo haga sin demora

y me quiera como jamás quiso a nadie,

y no quiera estar con otra persona distinta a la mía.

Así sea, así se cumpla, así será.

Dios Todopoderoso,

que te revelas amorosamente a los hombres


por medio de hechos y palabras,

te pedimos por la intersección del evangelista San Marcos,

que meditando con la Buena Nueva del Evangelio,

sigamos el ejemplo de Jesucristo,

la Palabra hecha carne en el seno de María.

Por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Amén.

Oración a San Marcos de León


Hombre perro, hombre valiente, hinca tu rodilla y pon tu barba contra el suelo porque antes de
que tu vinieras al mundo nació el hijo de Dios. Hambre tenía y alimento me dio.

Clamo a San Marcos de León para que apacigüe de pies, manos y corazón a (nombre de él) así
como domesticó al León y a las otras fieras del monte.

Yo te invoco, vena por vena, nervio por nervio, conjurándote te reduzco a mi (di tu nombre) no
podrás estar con mujer alguna y si fueras a estar, tus fuerzas (di el nombre de él) te han de faltar.
Solo conmigo podrás estar.

Que así sea.

Haz esta oración por 3 días continuos o 9 si es muy difícil tu petición. Enciende una vela de color
blanco el primer día y una de color rojo el último.

Oración a San Cipriano


Por el poderío de San Cipriano y de las 3 almas que velan a san Cipriano (di el nombre de él)
vendrá ahora detrás de mi (di el nombre tuyo), va a venir arrastrándose y enamorado lleno de
amor, de ansias para volver y pedirme perdón por mentir y para solicitarme en noviazgo y más
tarde en matrimonio lo más pronto posible.

San Cipriano tendré ese poder que él se desentienda y abandone de una vez a cualquier mujer que
tenga la potestad de estar en su cabeza y vuelva a asumirme y manifestarse para que todos
observen.

San Cipriano aleje de (di el nombre de él) cualquier mujer, que él me busque en todo momento
hoy y ahora, anhelando estar a mi lado, que él tenga la certidumbre de que soy la mujer perfecta
para él, que (di el nombre de él) no pueda vivir sin mí y que (di nuevamente el nombre de él)
siempre tenga mi imagen en su pensamiento en todos los instantes.

Ahora donde esté con quien esté, el me rastreará y me encontrará porque el pensamiento de él
está en mi. Y al irse a dormir que sueñe conmigo y al despertar que medite en mí y me desee, al
comer piense en mi, al pisar que piense en mi, en todos los instantes de su vida piense en mi.

Que anhele verme, sentir mi olor, tocarme con amor, que (di el nombre de él), quiera abrazarme,
besarme, velarme, defenderme, protegerme, amarme las 24 horas del día haciendo así que me
ame mas y que sienta placer por oír mi voz.

San Cipriano haga a (di el nombre de él) sentir por mí un deseo fuera de lo normal, como jamás
sintió por otra persona y jamás sentirá. Que haya placer únicamente conmigo, que haya deseo
únicamente por mi y que su cuerpo solo a mi corresponda, que solo tenga tranquilidad y paz si
está bien conmigo.

Te doy las gracias a ti san Cipriano por estar trabajando a de mi lado y voy a divulgar tu nombre en
pago de amansar y dominar a (di el nombre de él) y tenerlo enamorado, cariñoso, devotado, fiel,
dedicado, sincero, leal y lleno de deseo a mis brazos.

Deberás rezar esta oración por 3 días continuos y divulgar a san Cipriano en 3 sitios diferentes y
veras los resultados, ¡debes creer en ti y tener muchísima fe!

Oración para dominar a un hombre rebelde desde casa #1


Para que calmes ese estado de rebeldía en los ánimos del hombre de tu vida, lo mejor es que
levantes esta plegaria al sagrado corazón de Jesús. Ante una imagen de nuestro señor Jesucristo,
ubica una vela blanca, arrodíllate y ora de esta manera:

Amado y bienaventurado símbolo del amor divino del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, tú que
eres la señal de vida entre los hombres del Señor, en esta oportunidad vengo a ti, postrada de
rodillas, para que me ayudes a abrir el corazón de mi hombre amado a tu camino, a tu verdad y a
tu vida, como siempre nos has enseñado.

Él se ha alejado de tu camino, pero sé que en el fondo aún es fiel a tus mandatos.

Como hijo de Dios te aceptará y la humildad entrará en su alma, para dejar esa rebeldía que no le
hace bien ni a él ni a sus seres queridos.

Que valore a sus seres queridos, a sus amistades y a mi persona, para que la felicidad reine en
nuestras vidas, alabando al Dios Padre que está en la gloria de los cielos.

Ayúdame señor.

Oración para endulzar a un hombre rebelde #2


Si deseas además que deje de ser rebelde, que sea dulce contigo y su familia, puedes levantar esta
oración a todos los santos, de la siguiente manera:

Alabadas huestes divinas de Dios, ustedes que rigen los caminos del bien y la buenaventura.

Ustedes que guían a los hombres por el buen camino, ustedes que iluminan los caminos del Señor,
vengan a esta mi petición que les hago.

Mi hombre (mencionas su nombre completo) se ha encaminado por caminos de rebeldía que lo


alejan de mi lecho.

Quiero que me ayuden a abrir su corazón al recto camino de Dios, para que solo el amor, el cariño,
la felicidad y la alabanza a Dios padre se aloje en nuestras vidas, con ustedes, santas deidades, en
nuestro lado, para vencer las adversidades y tener una vida feliz.

Amén.