Está en la página 1de 5

EL SISTEMA SOLAR

INTRODUCCIÓN

Se estima que la formación y evolución del Sistema Solar comenzó hace unos
4600 millones de años con el colapso gravitacional de una pequeña parte de una
nube molecular gigante. La mayor parte de la masa colapsante se reunió en el
centro, formando el Sol, mientras que el resto se aplanó en un disco
protoplanetario a partir del cual se formaron los planetas, lunas, asteroides y otros
cuerpos del sistema solar.

Teoría según la Biblia:

El libro más importante de la religión católica cuenta que en un principio existía el


caos y en el vagaba Dios. Éste creo el Mundo de la nada en 6 días: El primero
separó la luz de las tinieblas, creando el día y la noche en el mundo. El segundo,
separó las aguas de la tierra y creó los mares y ríos. En el tercer día creó la tierra
dónde habitamos y le introdujo todo tipo de vegetación. El cuarto creó los astros, el
Sol, la Luna y las estrellas. El quinto día creó a los primeros seres vivos.

Teoría del Big Bang:

Supone que hace entre unos 14 y 15 mil millones de años, toda la materia del
universo estaba concentrada en una zona extraordinariamente pequeña, hasta que
explotó en un violento evento a partir del cual comenzó a expandirse, logrando que
la materia se agrupara y acumulara para dar lugar a las primeras estrellas y
galaxias.

La teoría geocéntrica fue formulada por Aristóteles, filósofo y científico de la


Antigua Grecia. Sus ideas fueron retomadas por un grupo de filósofos, pero fue
Claudio Ptolomeo quien plasmó en papiros por primera vez las ideas concernientes
a la misma.

Según este modelo, los planetas, los astros, los cuerpos celestes, la Luna y el Sol
se encuentran girando en torno a ella. Mientras que la Tierra se encuentra inmóvil.
De este modo, desde esta teoría la Tierra es considerada el centro del sistema
solar. Esta teoría fue aceptada hasta el siglo XVI cuando fue reemplazada por la
teoría heliocéntrica.
La teoría heliocéntrica

En el siglo XVI, el moje polaco Nicolás Copérnico elaboró un sistema cosmológico


en el que el Sol ocupaba el centro del Universo y los planetas (incluida la Tierra)
recorren órbitas circulares a su alrededor. Tan solo la Luna seguía girando
alrededor de la Tierra. Las estrellas fijas estarían en una esfera inmóvil con una
rotación aparente debida a la rotación real del Tierra sobre su eje polar.

El sistema copernicano supuso la ruptura definitiva con la cosmología aristotélica,


pero la publicación de su obra, De Revolutionibus Orbium Celestium (1543) tras su
muerte, provocó una fuerte oposición tanto por parte de las autoridades religiosas
(católicas, protestantes y judías) como del mundo científico. Su obra fue prohibida
por la Iglesia y sus defensores fueron perseguidos, encarcelados (Galileo) e incluso
quemados en la hoguera (Giordano Bruno).

Además de las consecuencias religiosas, la teoría heliocéntrica fue puesta en duda


por los hombres de ciencia de la época, pues aparte de su aparente simplicidad, no
presentaba ninguna ventaja frente a la vieja teoría, ni tampoco había una sola
observación que no pudiese ser explicada por ambas teorías. Habría que esperar
más de un siglo para la aceptación definitiva del heliocentrismo.

ESTRUCTURA DEL SISTEMA SOLAR

El Sol es la estrella situada en el centro de nuestro Sistema Solar. Su masa


representa el 99,86% de la masa total del Sistema.

Aproximadamente tres cuartos de su masa están compuestos de Hidrógeno, siendo


el resto Helio en su mayor parte. Solo un 1,69% está formado por elementos más
pesados como Carbono, Hierro, Neón y Oxígeno.

La distancia media entre el Sol y la Tierra es de 149.6 millones de kilómetros. Su


luz tarda en llegar hasta nuestro planeta unos 8 minutos y 19 segundos.

Los planetas según su composición se dividen en rocosos y gaseosos.

a) Planetas rocosos: también denominados telúricos, o terrestres, son cuerpos de


densidad elevada, formados principalmente por materiales rocosos y metálicos, con
una estructura interna bien diferenciada, y con un tamaño relativamente similar,
entre ellos se encuentran Mercurio, Venus, Tierra, Marte y Plutón.

b) Planetas gaseosos: caracterizados por sus densas atmósferas, por rápido


movimiento de rotación, inmensos campos magnéticos, con muchos satélites y
sistemas de anillos; entre ellos se encuentran Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.
Los planetas enanos son aquellos cuerpos celestes del Sistema Solar que no han
limpiado la vecindad de su órbita y tienen la masa suficiente para que su propia
gravedad haya superado la fuerza del cuerpo rígido. No son satélites de otros
planetas y orbitan alrededor del Sol como cualquier otro planeta.

Los cinco planetas enanos de nuestro sistema planetario y por orden de proximidad
al Sol son Ceres, Plutón, Haumea, Makemake y Eris.

Ceres es el único planeta enano del Cinturón de asteroides. Los otros cuatro planetas
enanos se encuentran más allá de la órbita de Neptuno, excepto cuando la órbita de
Plutón se cruza con ésta, y son conocidos como objetos transnepturianos.

Los cometas son unos cuerpos celestes que se diferencian de las estrellas,
principalmente, en que se mueven rápidamente por el espacio y no generan luz por
sí mismos. Por tanto, los cometas no son estrellas. Asimismo, tampoco son
asteroides, por tanto, asteroides y cometas no son lo mismo.

Los cometas no son redondos como la Luna o como los planetas del sistema solar.
Tienen la forma de una gran roca o montaña que viaja por el espacio. Por lo que
sus formas pueden ser muy variadas e irregulares.

Los cometas giran u orbitan alrededor del Sol y pueden tener tres tipos de órbita en
función de la forma que dibujan: cometa con órbita elíptica (la gran mayoría de
ellos), órbita parabólica o hiperbólica.

El cinturón de asteroides es un cinturón conformado por rocas (que también


reciben el nombre de asteroides o planetas menores) que giran unos con otros
alrededor del sol. La diversidad del tamaño de los asteroides es variada y algunos
solo llegan a medir unas cuantas millas mientras que otros son mucho más
grandes.
Se calcula que existen alrededor de 960.000 asteroides orbitando en este cinturón
e incluso algunos poseen sus propios satélites. Alrededor de 18.000 tienen nombres
y 95.000 son identificados con números. No obstante, la cifra se supera
constantemente pues siempre se encuentran nuevos asteroides atrapados en este
cinturón.

Los materiales que compone a este cinturón son minerales rocosos, es decir, rocas.
Pero también hay presencia de otros minerales como el níquel o el hierro.

El cinturón de Kuiper alberga tanto cuerpos de hielo como planetas enanos y


tiene una forma plana y elíptica que se encuentra entre 30 a 50 unidades
astronómicas (la distancia media entre la Tierra y el Sol), es decir, de 4500
millones a 7400 millones de kilómetros. Es similar al cinturón de asteroides que se
encuentra entre Marte y Júpiter, pero el cinturón de Kuiper contiene en su mayoría
cuerpos de hielo.
La nube de Oort es una especie de globo situado mucho más allá de la órbita de
Plutón, de la que proceden los cometas que se pueden ver de vez en cuando en el
cielo. Se supone que está compuesta de "escombros" del sistema solar, cuerpos
pequeños que salieron despedidos del sistema solar por colisiones con los
protoplanetas, los cuerpos que luego constituyeron los planetas. De esta nube
suelen escapar algunos cuerpos que, al llegar a las cercanías del Sol, se calientan y
el hielo de su superficie se evapora, dando origen a la famosa cola de los cometas.

ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL SISTEMA SOLAR

1- Los científicos creen que puede situarse hace unos 4.570 millones de años.
Según la teoría de Laplace, una inmensa nube de gas y polvo se contrajo a
causa de la fuerza de la gravedad y comenzó a girar a gran velocidad,
probablemente, debido a la explosión de una supernova cercana.
2- La mayor parte de la materia se acumuló en el centro. La presión era tan
elevada que se inició una reacción nuclear, liberando energía y formando
una estrella, es decir, el Sol. Al mismo tiempo se iban definiendo algunos
remolinos que, al crecer, aumentaban su gravedad y recogían más
materiales en cada vuelta.
3- Con el surgimiento del Sol, el material restante comenzó a agruparse. Las
partículas pequeñas se agruparon, unidas por la fuerza de gravedad, en
partículas más grandes.
4- El viento solar ‘barrió’ los elementos más ligeros, como el hidrógeno y el
helio, desde las regiones más cercanas, dejando sólo los materiales rocosos
más pesados para crear los mundos terrestres más pequeños como Venus.
5- En las regiones más lejanas, el viento solar tuvo un menor impacto en los
elementos más ligeros, permitiéndoles unirse para formar gigantes de gas.
De esta manera se crearon los asteroides, cometas, planetas y lunas.

CONCLUSIÓN

Con este trabajo me di cuenta que la Tierra es muy pequeña comparándola con el
espacio. Además el Sistema Solar está formado solo por una única estrella, el Sol,
aunque contiene el 99.85% de toda la materia en el Sistema Solar.
BIBLIOGRAFÍA

https://www.ecured.cu/Teor%C3%ADa_geoc%C3%A9ntrica

http://biologiayctma.com/blogs/4eso2/2014/11/30/la-formacion-del-sistema-solar/

https://www.lifeder.com/modelo-geocentrico/

https://prezi.com/tcga5lckh9a9/las-teorias-religiosas-y-cientificas-del-origen-del-universo/

https://www.astronomia-iniciacion.com/sistema-heliocentrico.html

http://www.cca.org.mx/cca/cursos/AIDA/Analisis_y_consecuencias_de_la_definicion_formal_de_planeta_version_1
.5/ch02s12.html

http://astrosigma.com/planetas-enanos/

https://www.curiosfera.com/que-es-un-cometa/

https://www.caracteristicas.co/cinturon-de-asteroides/#ixzz5Vn7AG3D0

https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/6003/que-es-el-cinturon-de-kuiper

https://www.ecured.cu/Nube_de_Oort

http://www.cosmonoticias.org/como-se-forman-los-planetas/

https://www.solarsystemscope.com/

https://www.astromia.com/solar/formasistema.htm

Abel Calderón Gutiérrez.


5/11/2018