Está en la página 1de 7

Estudio #1: ¿En qué consiste el

liderazgo cristiano? (parte I)

I. Los modelos falaces del liderazgo cristiano

 El modelo cacique: el líder es quien manda a los demás.

Enfoque: ejercer autoridad para que se haga el plan del líder.

 El modelo académico: el líder es quien tiene mayor conocimiento de la 
Biblia.

Enfoque: enseñar a los indóctos para que sepan las cosas que el líder 
sabe.

 El modelo empresarial: el líder es quien tiene más carísma e influencia
en la congregación.

Enfoque: vender ideas y convencer a los demás para que lo sigan a él.

 El modelo gubernamental: el líder es quien tiene el puesto de mayor 
autoridad.

Enfoque: el organigrama de la iglesia lo dice todo en cuanto a quién es 
el líder.

 El modelo autodidácto: El líder es quien posee ciertas caraterísticas y 
cualidades que los expertos califican de necesarias para ser líder.

Enfoque: desarrollo personal y aprendizaje de “técnicas” de liderazgo 
para que el líder pueda cumplir sus suenos y aspiraciones.

II. El concepto bíblico del liderazgo cristiano

El Señor Jesucristo no nos llama a ser líderes.  Nos llama a ser seguidores de 
El y siervos de los demás, y el liderazgo cristiano nace en nuestra repuesta a 
ese llamado.  
Destacado pastor y evangelista, Samuel Libert recuerda: “Un amigo me dijo 
una vez, ‘El líder cristiano no da órdenes.  El líder cristiano recibe órdenes del
Gran Jefe y las obedece.’  Tenía razón.  Tuve que aprenderlo.”1

Definición: El líder cristiano sigue a Jesucristo y sirve a otros de modo que 
ellos también sigan a Cristo.

El liderazgo cristiano es un liderazgo “triangular”.

       Jesucristo

 sigue    sigue

el lider   otros
            sirve

III. ¿Cómo sigue el líder cristiano a Jesús?

A. El líder sigue el ejemplo de Jesús en su comunión con su Padre 
Celestial y su sumisión a El.

Textos claves: Lc. 6:40; 1 Jn 2:6  

Aún el mismo Señor Jesús siguió el ejemplo de su Padre Celestial en todo: 

“De cierto, de cierto os digo: no puede el Hijo hacer nada por sí mismo, 
sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, 
también lo hace el Hijo igualmente” (Jn. 5:19).

Palabra clave: ______________________ 

1
Samuel O. Libert, “Diez lecciones sobre el liderazgo que aprendí a fuerza de golpes”, Apuntes Pastorales
1. El ejemplo de Jesús en su vida de oración.

a. El principio (Mr. 1:35):

b. Los otros ejemplos: 

Lc. 5:15­16 (el hábito de apartarse de la gente para orar)
Lc. 6:12 (decisiones ministeriales y la formación de su equipo)
Lc. 9:18 (para someterse al Padre y mantener claro el enfoque de su 
ministerio)
Lc. 11:1­13 (las oraciones de Jesús crearon en los discípulos una sed de 
la oración verdadera)
Mt. 14:22­23 + Jn. 614­15 (para poder resistir la tentación de la fama y
la “agenda” de la gente en lugar de seguir la voluntad de Dios)
Mt. 26:39­41 (para prepararse para la sumisión absoluta de Dios y el 
sacrificio de la cruz)

“Lo que un hombre es cuando está de rodillas, 
eso es todo lo que es, y nada más.”
Robert Murray McCheyne

2. El ejemplo de Jesús en la meditación en la Palabra de Dios (ejemplos: Mt. 
4:1­11; Mt. 5:17­48)

Jesús meditaba en la Palabra de Dios no sólo para conocerla sino para 
aplicarla a su vida y ministrarla en la vida de los demás.

a. Para aplicarla a su propia vida:  Mt. 4:4 + Dt. 8:2­3

Meditar
Obedecer
Entender
Enseñar con autoridad
    Ejercer liderazgo espiritual

b. Para ministrarla en la vida de los demás.

Estudio de caso: Marcos 10:1­9
3. El tiempo a solas con Dios.

El patrón de Lucas 4:1­19

1. Apartarse para estar con Dios (4:1)
2. Meditación en la Palabra y oración (4:2­13)
3. Ser “probado” de corazón (4:2­13)
4. Compromiso y sumisión (4:2­13)
5. Regresar en el poder del Espíritu (4:14)
6. Entregarse al ministerio y la visión de Dios (4:15­19)

4. El ayuno (Lc. 4:2 y Mt. 6:16­18)

Aplicación: El ayuno es útil y necesario para el ministerio pastoral.

a. para profundizar un tiempo especial de oración;
b. para prepararse para un mensaje, conferencia o tarea ministerial de 
alta demanda (Jn. 4:34)
c. para liberarse del poder de actitudes, deseos y hábitos arraigados y 
dañinos en la vida de un ministro;
d. para tiempos de crisis y sacrificio. 

5. La sumisión absoluta 

Jn. 14:31 (la sumisión de amor a Dios)2
Mc. 14:36 (la sumisión de fe en Dios)

Hoy día hay muchos cristianos que quieren ser grandes líderes en la iglesia 
de Jesucristo y tener ministerios poderosos como Jesús. Pero lo quieren hacer
sin pagar el precio de imitar a  Jesucristo en su vida de comunión con Dios y 
sumisión a Dios, lo cual contradice Lucas 6:40.

Comenta Dallas Willard en su libro The Spirit of the Disciplines (El Espíritu 
de las Disciplinas)3:
 

2
“El mundo tiene que saber que amo al Padre y que hago exactamente lo que él me ha ordenado que haga”
(Jn. 14:31 [NVI])
3
Dallas Willard, The Spirit of the Disciplines (San Franciso CA: Harper & Row): 106
“Pablo seguía a Jesús por medio de vivir como Jesús vivía.   Y
¿cómo lo hizo?  Por medio de actividades y maneras de vivir que
entrenaban toda la personalidad de Pablo a depender del Cristo
resucitado tal como Cristo se había entrenado a depender de su
Padre.”

B. El líder sigue la enseñanza de Jesús.

Textos claves: Mt. 7:24­27, Jn. 15:10 y Mt. 11:28­30

Palabra clave: ______________________ 

El líder tiene que ir desarrollando una vida de obediencia pronta y plena a las
enseñanzas del Señor Jesús.

Observaciones de Mt. 11:28­30

¿Sigo (obedezco) al Señor Jesús en sus enseñanzas?

¿Les hago bien a mis enemigos? (Mt. 5:43­48)
¿He perdonado a los que me han hecho daño? (Mt. 18:21­35)
¿Menosprecio a otros con mis palabras? (Mt. 5:22)
¿Soy rápido para juzgar a otros sin sacar la viga que está en mi ojo? 
(Mt. 7:1­5)
¿Uso mis posesiones y dinero para ser rico para con Dios? (Lc. 12:15, 
21)
¿Estoy dispuesto a tomar medidas drásticas para tratar con la lujuria y
el pecado sexual en mi vida? (Mt 5:27­30)
¿Estoy creciendo en unidad e intimidad en mi matrimonio? 
(Mt. 19:5­6)
¿Está “turbado” mi corazón por temores y ansiedades? 
(Jn. 14:1, 27)
¿Estoy tan afanado por lo de mañana que no busco el reino de Dios y la
justicia de Dios en el día de hoy? (Mt. 6:33)
¿Me exalto a mí mismo buscando el mejor lugar, o estoy dispuesto a 
sentarme en el último lugar hasta que Dios me invita a subir? 
(Lc. 14:8­11)
¿Amo a los otros cristianos como Cristo me ama a mí? (Jn. 13:34)
El principio de Mateo 5:19: 

“ . . . [E]l Señor escogió lo que de acuerdo a los criterios del 
mundo “no es” para avergonzar a “lo que es” (1 Co. 1:25­29).  El 
hizo que aquello que no era, llegase a ser . . .   Los apóstoles 
Pedro y Juan eran pescadores; pero eran también egresados, por
la gracia de Dios, del “Seminario” presidido nada más que por el 
Maestro de Maestros, el Señor Jesús.4

C. El líder sigue la entrega de Jesús por otros.

Texto clave: Mc. 10:45; Jn. 12:24 y 27

Palabra clave: ______________________ 

El ciclo de entrega

El líder pone su vida
en entrega por otros

Jesucristo levanta al El líder sufre por otros
líder y produce frutos (las criticas, el
sobrenaturales en él cansancio, la escasez)
y en su ministerio

El líder clama a 
4
Emilio A. Núñez , “Hacia el liderato cristiano”, Apuntes Pastorales
Jesucristo de corazón

Todos los líderes verdaderos siguen a Jesús en esa entrega de su vida por 
otros.  El ejemplo del apóstol Pablo: 2 Co. 12:14­15; 2 Co. 11:23­29;
1 Tes. 2:7­9.

La entrega por otros es el meollo del concepto del líder siervo.  Dice Ajith 
Fernando, destacado líder de Sri Lanka:

“El líder bíblico está tan dedicado a su gente que para ayudarle
se abstiene de hacer cosas que le gustaría hacer y realiza tareas
que  preferiría  no  hacer.    Por  causa  de su compromiso con  un
grupo de personas, persevera en trabajar con ellas a pesar de las
inconveniencias y la aparente falta de resultados . . . . Por causa
de su compromiso con ellos, no se da por vencido.”5
 

5
Ajith Fernando, Jesus Driven Ministry (material compartido en una carta por Dr. Pablo Sywulka, Rector
de Seminario Evangélico Teológico de Centro América al cuerpo docente).