Está en la página 1de 9

OPTIMIZACIÓN A CIELO ABIERTO - ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA

ECONOMÍA DE LOS PROYECTOS DE MINERÍA A TRAVÉS DE LA


PLANIFICACIÓN MINERA

K. Dagdelen

1. RESUMEN

El problema del diseño a cielo abierto y la programación es un problema de


optimización a gran escala que ha atraído una atención considerable durante
los últimos 40 años. El desarrollo del "know-how" para mejorar la economía de
los proyectos de minería a cielo abierto a través del uso de técnicas de
optimización matemática se remonta a principios de los años sesenta.
Desafortunadamente, hasta hace poco, muchos de estos 'algoritmos de
optimización' no podían implementarse debido a la capacidad limitada del
hardware de computadora utilizado en muchas operaciones mineras. Durante
los últimos diez años, los avances en la tecnología de hardware de
computadoras, junto con los desarrollos en tecnología de software, han
permitido a las minas a cielo abierto contar con potentes computadoras de
escritorio que pueden resolver complejos problemas de optimización in situ. Un
ejemplo es la mina a cielo abierto Chuquicamata en Chile, que aplicaba
técnicas de optimización desarrolladas a principios de la década de 1960 para
reevaluar su estrategia de ley de corte. Esto condujo a una mejora de $ US800
M en el Valor Presente Neto (VAN) de sus operaciones. Newmont Gold
Corporation en Nevada, EE. UU. Ha implementado un Modelo de programación
lineal a gran escala que se desarrolló a principios de la década de 1980 para
programar toda su producción minera y de molino en el Distrito Carlín, lo que
resulta en un ahorro significativo de costos de proceso. Esta presentación
describirá las técnicas de optimización a cielo abierto que están disponibles en
la actualidad y cómo se pueden usar para mejorar la economía general de los
proyectos que se están planificando o que están actualmente en producción.
2. INTRODUCCIÓN

La práctica actual de planificar una mina de cielo abierto a cielo abierto


comienza con un modelo de bloque geológico (ver Figura 1) e implica la
determinación de:

a. si un bloque dado en el modelo debe explotarse o no;


b. si se va a extraer, cuándo se debe extraer; y
c. una vez que se extrae, cómo debe procesarse.

Las respuestas a cada una de estas preguntas, cuando se incorporan a todo el


modelo de bloque de mineral, definen la progresión anual de la superficie del
pit y los flujos de caja anuales que provendrán de las operaciones mineras
durante la vida de la mina. Puede haber muchas soluciones diferentes para el
problema de programación dependiendo de las decisiones tomadas para cada
uno de los bloques. La decisión sobre qué bloques se deben extraer en un año
determinado y cómo se deben procesar (es decir, desechos, lixiviación de
mina, lixiviación de mineral triturado o mineral de molienda, etc.) define no solo
el flujo de caja para ese año, sino también impacta los cronogramas anales
futuros. Lo que se decide hoy tiene implicaciones a largo plazo para lo que se
puede hacer en el futuro, y todas estas decisiones se vinculan para definir la
economía general de un proyecto determinado. El objetivo del proceso de
planificación para una mina a cielo abierto suele ser encontrar programas
anuales óptimos que proporcionen el Valor Presente Neto (VAN) más alto al
mismo tiempo que se cumplan varias limitaciones de producción, blending,
secuenciación y pendiente del talud.

Tradicionalmente, el problema de programación descrito anteriormente se


resuelve dividiendo el problema en subproblemas similares al que se muestra
en la Figura 2. La solución comienza asumiendo las capacidades de
producción iniciales en el sistema de minería y las estimaciones de los costos
relacionados y los precios de los productos básicos. Una vez que se conocen
los parámetros económicos, se lleva a cabo el análisis de los límites máximos
de los pits de la mina para determinar qué parte del yacimiento se puede
explotar económicamente. Dentro de los límites de pit definitivos, los Pushback
se diseñan aún más para que el depósito se divida en pits anidados que van
desde el pit más pequeño con el valor más alto por tonelada de mineral hasta
el pit más grande con el valor más bajo por tonelada de mineral. Estos
Pushback están diseñados para incluir el acceso por carretera de acarreo y
actuar como una guía durante la programación de la producción anual de
diferentes bancos. La estrategia de ley de corte se define con el fin de
diferenciar el mineral de los desechos, y además, para determinar cómo deben
procesarse los bloques individuales. Estos pasos se repiten de forma circular a
medida que se realizan nuevas mejoras con respecto a la adecuación de las
capacidades de producción y los costos estimados.

Existen muchos paquetes sofisticados de software en la industria minera para


realizar análisis de límite de pit, diseño de Pushback y determinar planes y
horarios de mina anuales. Estos programas informáticos son utilizados
regularmente por los ingenieros de minas para generar planes y cronogramas
de minas que son factibles. Estos planes se implementan regularmente en las
operaciones reales sin cuestionar si son lo mejor que se puede hacer para
obtener los mejores rendimientos posibles sobre el capital invertido.

El principal subyacente para el análisis realizado durante cada paso tiende a


ser similar para todos los paquetes de software. Los últimos límites de pit, los
Pushback y las leyes de corte se diseñan y analizan sobre la base del análisis
de punto de equilibrio sin tener en cuenta el valor temporal del dinero. Existen
serias deficiencias con estas prácticas comúnmente seguidas si el objetivo de
la empresa es maximizar el VAN de un proyecto determinado. No es realista
creer que los planes y programas obtenidos sobre la base del análisis de punto
de equilibrio proporcionarán el VAN más alto posible para un proyecto
determinado. Este documento discutirá por qué ciertas prácticas de
planificación minera resultan en una explotación subóptima de los recursos
cuando se utiliza el VAN como criterio de evaluación y luego proporcionará
sugerencias y soluciones alternativas para superar las deficiencias de los
métodos y prácticas actuales de planificación y programación a cielo abierto.
3. DETERMINACIÓN DEL LÍMITE FINAL DEL PIT

Los límites finales del pit definen qué es económicamente explotable de un


depósito dado. Identifican qué bloques se deben extraer y cuáles se deben
dejar en el suelo. En un esfuerzo por identificar los bloques a explotar, se crea
un modelo de bloque económico a partir del modelo de ley geológica. Esto se
hace usando los costos de producción y proceso y los precios de los productos
básicos en las condiciones económicas actuales (es decir, los costos y precios
actuales). Luego, utilizando los valores del bloque económico, cada bloque
positivo se verifica más para ver si su valor puede pagar la eliminación de los
bloques de desechos superpuestos. El análisis se basa en un cálculo de punto
de equilibrio que verifica si las ganancias no descontadas obtenidas de un
bloque de mineral dado pueden pagar el costo no descontado de la extracción
de los bloques de desechos. Este análisis se realiza mediante el uso de
programas informáticos que utilizan el método de "cono flotante" o el algoritmo
de Lerchs y Grossmann (LG) (Lerchs y Grossmann, 1965; Zhao y Kim, 1992;
Muir, 2005). El algoritmo de LG garantiza que los límites de pit definidos
maximicen el beneficio no descontado, mientras que la rutina de extracción de
cono flotante es heurística y puede dar resultados subóptimos.

La decisión sobre lo que se debe extraer dentro de los límites máximos de los
pits definitivos depende del tiempo y una solución adecuada debe tener en
cuenta el conocimiento de cuándo se extraerá un bloque determinado y cuánto
tiempo se necesita para eliminar el desecho. El análisis de los límites de pit,
que maximiza el VAN, requiere que el valor temporal del dinero se tenga en
cuenta al definir qué bloques se deben extraer y qué bloques se deben dejar en
el suelo durante la vida del proyecto. Los límites de pit que maximizan las
ganancias no descontadas para un proyecto determinado no maximizarán el
VAN del proyecto.

Para superar esto, se sugiere que uno realice primero un diseño de pit
completo preliminar y una programación anual. A continuación, se debe
generar un nuevo modelo de bloque económico utilizando ingresos y costos
dependientes del tiempo, que se determinan al saber cuándo se extraerá un
bloque determinado y cómo se procesará. Utilizando este nuevo modelo de
bloque económico, los límites máximos del pit se recalculan para reflejar el
efecto del valor del dinero en el tiempo sobre los límites finales del pit. Según
nuestra experiencia, este nuevo pit es siempre más pequeño que el anterior en
términos tanto de mineral contenido como de toneladas de desecho, y que
brinda un VAN más alto para los flujos de caja generados por él. Esto se debe
al efecto de descontar el cálculo del valor del bloque económico, que tiende a
reducir los valores de los bloques de mineral que se extraerán en los últimos
años del depósito, mientras que al mismo tiempo los costos de extracción de
residuos para llegar a estos bloques tienen que ser incurrirá antes. Como tal,
los bloques de mineral, que tienen un valor muy marginal, abandonan el pit
final.

4. GENERACIÓN PUSHBACK

Como parte del proceso de planificación y programación, los pits intermedios


que conducen a los últimos límites del hoyo se determinan para ver cómo
evolucionará la superficie del hoyo a través del tiempo. El procedimiento
seguido en los paquetes de software existentes para generar pits anidados es
variar gradualmente el precio, los costos o las leyes de corte de los productos
básicos de un valor bajo a uno de alto valor. Al cambiar el precio de la materia
prima, por ejemplo, de un valor bajo a uno alto, se puede generar una cantidad
de pits de tamaño creciente y un valor promedio decreciente por tonelada de
mineral contenido en el hoyo. Como el pit más pequeño contiene el mineral con
el valor más alto, la producción se programa extrayendo el pit más pequeño
primero, seguido de la producción en los pits más grandes (ver Figura 4). La
minería incremental desde el pit más pequeño hasta el pit más grande se
conoce como “Pushback” y hay casos en que la producción está programada
desde más de un Pushback simultáneamente. Una vez que los pits anidados
se generan y suavizan y se agregan los caminos de acarreo, se utilizan como
Pushback subyacentes a los planes prácticos, a partir de los cuales se generan
los cronogramas anuales.
La generación de pit anidado tampoco tiene en cuenta el valor de tiempo del
dinero. Se generan suponiendo un valor no descontado de los bloques. Los
Pushback que maximizarán el VAN de un proyecto pueden ser
significativamente diferentes de los encontrados al usar los procedimientos
existentes. Se puede demostrar (Bernabé, 2001) que la generación de pit
anidado desde la parametrización de un solo factor, como el precio del metal o
los costos de producción o los grados de metal, dará lugar a resultados
subóptimos cuando existe más de un tipo de proceso para los tipos de mineral
en el depósito.

5. HORARIOS ANUALES A LARGO PLAZO

Una vez que los Pushback se generan y diseñan para los caminos de acarreo y
los requisitos mínimos de ancho, el siguiente paso es crear mapas de progreso
anuales dentro de los Pushback dividiendo el Pushback en incrementos más
pequeños. Los mapas de progreso anuales generalmente se generan teniendo
en cuenta los requisitos anuales de tonelaje de extracción de residuos y
mineral para diferentes tipos de materiales. La discriminación de minerales y
desechos normalmente se realiza sobre la base de las leyes de corte de punto
de equilibrio. En el caso más simple, los horarios anuales se determinan
mediante la extracción desde el banco superior del Pushback más pequeño
hacia el banco inferior. Una vez que se ha agotado un Pushback dado,
comienza la extracción desde el banco superior del siguiente Pushback y
continúa hasta que se agote el Pushback. En muchos casos, este enfoque no
da como resultado los mejores programas anuales que maximizan el VAN de
los flujos de caja. Al darse cuenta de esto, los planificadores más nuevos en los
paquetes de planificación minera están diseñados para trabajar con múltiples
Pushback simultáneamente y la actividad minera se puede programar a partir
de tres o cuatro Pushback al mismo tiempo. En un paquete de programación
(Caí y Banfield, 1993), un cronograma para un año determinado se determina
mediante la generación de planes para todos los posibles escenarios de
minería entre los bancos de los reembolsos y la elección del plan que
proporcione la mayor ganancia. Este proceso se repite para cada año, un año a
la vez, hasta que todo el depósito se extrae. En otro paquete de programación
(Tolwinsky, 1998), los posibles planes de mina anuales entre Pushback se
vinculan año tras año y se analizan con respecto al VAN global resultante. El
plan general que vincula los programas anuales y los resultados en el VAN más
alto se elige como el óptimo. En otro paquete (Whittle, 1999), la extracción de
mineral anual está programada dentro de los Pushback individuales en la
secuencia de Pushback mediante la extracción de mineral de los bancos de los
Pushback sin ninguna consideración dada a los tonelajes de desecho. El
cronograma obtenido al usar este proceso da como resultado volúmenes
fluctuantes de desechos de un año a otro. Estas fluctuaciones se suavizan
mediante la extracción de múltiples Pushback en un año determinado.

El concepto subyacente al determinar las programaciones anuales en todos los


paquetes de programación disponibles comercialmente supone que los
Pushback diseñados previamente guiarán el proceso de programación y esto
dará como resultado una distribución de los flujos de efectivo que
proporcionarán el VAN más alto. Por supuesto, este no es el caso para muchas
minas a cielo abierto, particularmente para aquellas donde la relación de
desmonte varía significativamente de un área del foso a otro, así como para
minas a cielo abierto que requieren la combinación de diferentes tipos de
materiales.

6. ESTRATEGIAS DE LEY DE CORTE

La ley de corte es la ley que se utiliza para discriminar entre el mineral y los
residuos durante la programación. La mayoría de las minas a cielo abierto
están diseñadas y programadas utilizando leyes de corte que se calculan
mediante el análisis económico de punto de equilibrio. El uso de las leyes de
corte de punto de equilibrio durante la planificación a cielo abierto da como
resultado programas que maximizan las ganancias no descontadas (Dagdelen,
1992). La ley de corte que maximiza el VAN de los flujos de caja es una función
no solo de los parámetros económicos, sino también de las limitaciones de la
capacidad de extracción, molienda y refinería, así como de la distribución de
ley dentro del depósito.
Lane (1964) propuso un algoritmo para determinar las leyes de corte que
maximizan el VAN de un proyecto sujeto a restricciones de capacidad de la
mina, la planta y la refinería. Una estrategia de calificación de corte que resulta
en un VAN más alto para un proyecto dado comienza con altas leyes de corte
durante los primeros años del depósito. A medida que el depósito madura, las
leyes de corte disminuyen gradualmente hasta la calificación de corte de punto
de equilibrio, según la distribución de ley del depósito.

Se han desarrollado varios paquetes de computadora usando el algoritmo de


Lane (Lane, 1988; Dagdelen, 1992; Whittle, 1999). La aplicación de estos
programas para determinar la estrategia óptima de calificación de corte ha
resultado en mejoras significativas al VAN de muchos proyectos (Camus y
Jarpa, 1996).

7. FUTURO

Los últimos límites de pit no se pueden determinar sin saber cuándo se


extraerán los bloques individuales. La determinación de cuándo se extraerá un
bloque determinado no se puede hacer sin conocer la secuencia de Pushback
y la estrategia de ley de corte. La secuencia de Pushback y la estrategia de ley
de corte son en sí mismas una función de cuándo se extraerán los bloques en
el modelo de bloques. Como tal, la solución óptima a este problema se ocupa
de muchas variables interdependientes y el problema se resuelve actualmente
mediante el uso de técnicas heurísticas de prueba y error.

La determinación de los límites máximos de los pits, los programas anuales de


las minas y las estrategias de ley de corte para una mina a cielo abierto dada
se puede formular utilizando modelos LP / IP a gran escala (Johnson, 1968;
Dagdelen, 1985; Ramazan, 2005). Estos modelos incluyen más de cien mil
variables y cincuenta a cien mil restricciones (Akaike y Dagdelen, 1999;
Hoerger et al, 1999).

La tecnología de hardware y software disponible para implementar las técnicas


de optimización basadas en Linear (LP) y Integer Programming (IP) ha
avanzado hasta el punto de que ahora podemos resolver algunos de estos
problemas sin dificultad. Un buen ejemplo de aplicación de LP a gran escala
son las operaciones Carlín de Newmont Mining, que involucran múltiples minas
y plantas a cielo abierto. La implementación de un modelo LP a gran escala por
los ingenieros de Newmont en operaciones reales involucró más de 100 000
variables y cerca de 30 000 restricciones. El modelo ha demostrado ser
exitoso, lo que resulta en mejoras significativas en términos de maximizar el
VAN de estos proyectos Hoerger et al, 1999).

También se necesitan desarrollos futuros para hacer frente a la incertidumbre


en los aspectos geológicos y los precios de los productos básicos. Varios
estudios en este volumen abordan estos problemas, incluidos Ramazan y
Dimitrakopoulos (2005), Menabde et al, (2005) y Godoy y Dimitrakopoulos
(2005).

8. CONCLUSIONES

Las operaciones a cielo abierto a gran escala están buscando formas de


mejorar la economía de sus operaciones utilizando el VPN como criterio. Los
planificadores de minas del nuevo milenio están mirando más allá de las
técnicas de optimización que tradicionalmente proporcionan los mayores
beneficios no descontados. Los paquetes comerciales disponibles están
reorganizando sus programas para superar las deficiencias de las técnicas
tradicionales de planificación minera al proporcionar planes y cronogramas
mineros maximizados por el VPN. Es una cuestión de tiempo antes de que las
últimas herramientas de optimización basadas en investigación de operaciones
estén disponibles comercialmente y se usen regularmente. El uso de estas
herramientas de optimización por parte de los planificadores de minas ofrece
grandes oportunidades para un mayor rendimiento de las grandes cantidades
de capital que se invierte en estos proyectos.