Está en la página 1de 2

!

Comité Español de la Encuesta Social Europea

Esta es una iniciativa apoyada comité español de la Encuesta Social Europea (ESS en sus
siglas en inglés) y por un grupo de profesores, investigadores, profesionales y estudiantes
que trabajamos en diferentes áreas de las ciencias sociales y de las humanidades, y que
estamos extremadamente preocupados por el futuro de la ESS en España. La ESS es
una infraestructura de investigación europea y una de las herramientas fundamentales para
la investigación en ciencias sociales. Sin embargo, parece ser que por primera vez desde el
año 2002 España podría descolgarse de este proyecto, y eso que tenemos el presupuesto
destinado a esta iniciativa al formar parte del Plan Estadístico Nacional.

La ESS es una de las fuentes de datos más importante para los estudios científicos sociales
en España. Es un proyecto académico de alta calidad que recopila datos de prácticamente
todos los países europeos desde 2001, y está financiado por los países participantes.
Además, y esto es también sumamente importante, los datos de la encuesta son de acceso
público y gratuito.

En la actualidad, la ESS cuenta con más de 130.000 usuarios. En comparación con todos
los demás países participantes en la ESS, el grupo de usuarios con sede en España es el
que más se ha incrementado en los últimos dos años. En total, somos el sexto grupo de
usuarios más grande del mundo y el quinto en Europa.

Los científicos que usamos los datos de la ESS realizamos nuestro trabajo desde más de
50 países de todo el mundo. Desde 2003 hasta 2017, se han generado con estos datos
más de 3.900 publicaciones científicas sobre las actitudes, los valores, y los patrones de
comportamiento de las sociedades europeas. Según Google Scholar hay más de 27.000
entradas en donde aparece mencionada la encuesta. Los científicos que trabajamos en
España sumamos el 5% de la producción académica total. Los académicos en
universidades y centros de investigación españoles forman el sexto grupo más grande de
autores que utilizan los datos de la ESS.

Gracias a la ESS, podemos estudiar cambios sociales a lo largo del tiempo y compararlos
con los europeos, poniendo a España en su contexto. La metodología de la ESS es
ejemplar, y supone todo un referente para muchos otros proyectos de investigación. La
sede central de la ESS y el Equipo Científico Central (CST en sus siglas en inglés) publican
toda la información de la encuesta en línea, y esto sirve como modelo para muchas otras
encuestas. A pesar de que los recursos para la ciencia en España son mucho más bajos
que en otros países europeos, la producción científica de investigadores con sede en
España está creciendo.

En resumen, España y los científicos españoles se benefician de su participación en la ESS


por varios motivos: (1) para analizar la evolución de la estructura social, las condiciones
sociales y las actitudes sociales y políticas de los ciudadanos españoles a lo largo del
tiempo y de forma comparada con todos los restantes países europeos; (2) para producir
datos de investigación científica de la máxima calidad sobre el estado de la democracia y de
las instituciones políticas más relevantes de los países europeos, incluidos los españoles; y
(3) para desarrollar nuevas metodologías de análisis en las ciencias sociales.

El constante proceso de postergar la decisión del Centro de Investigaciones Sociológicas


(CIS) respecto de la realización de la presente ola de la ESS, junto a la declaración de
incapacidad presupuestaria declarada por el Ministerio de Ciencia, Innovación y
Universidades de España, tienen como resultado un grave riesgo para la continuidad de los
avances científicos señalados. La actual actitud del CIS y la falta de alternativas por parte
del Ministerio sorprenden dado que con el mismo marco legal y con peor contexto
económico el CIS ha asumido el costo de las dos últimas rondas de la ESS mediante un
gran esfuerzo. El propio CIS y las autoridades del Ministerio siempre se han mostrado
comprometidas con este proyecto desde hace ya casi dos décadas, y habían garantizado la
participación española en el futuro.

Por todos los motivos anteriores, instamos al CIS y al Ministerio de Ciencia, Innovación y
Universidades de España a encontrar una solución financiera y jurídica para iniciar la
novena ronda de la ESS en España, ya en marcha en otros países, y a encontrar
soluciones más de largo plazo para la financiación y la continuidad de la ESS en España.
Cuando los debates sobre las sociedades y los sistemas políticos europeos son más
necesarios que nunca, y cuando aquellas y estos se encuentran sometidos a todo tipo de
retos y dificultades, la decisión de romper con la ESS resulta incomprensible: privaría a
España, a los ciudadanos españoles y a los científicos sociales españoles del mejor
instrumento para conocer y tratar de remediar esos problemas sociales y políticos.

Firman los miembros del comité español de la ESS:

Mariano Torcal, Presidente del Comité español de la ESS y Catedrático Universidad.


Edurne Bartolome, Profesora de Universidad y miembro del Comité español de la ESS.
Verónica Benet, Catedrática de Universidad y miembro del Comité español de la ESS.
Miguel Cainzos, Profesor de Universidad y miembro del Comité español de la ESS.
Joan Font, Profesor de Universidad y miembro del Comité español de la ESS.
Antonio M. Jaime-Castillo, Profesor de Universidad y miembro del Comité español de la ESS.
José Ramón Montero, Catedrático de Universidad y miembro del Comité español de la ESS.
Javier Polavieja, Profesor de Universidad y miembro del Comité español de la ESS.