Está en la página 1de 12

I.

INTRODUCCIÓN

En los últimos años el análisis de riesgo financiero ha sido relevante. Ante un mundo cada
vez más globalizado, esto representa una amenaza debido a que cada vez aumentan más
competidores en el mercado. En el Perú existen empresas que no poseen una adecuada
capacidad para realizar ciertas medidas estratégicas, operaciones financieras y lineamientos,
que les permitan obtener un mayor desenvolvimiento y así poder subsistir en un mercado
competitivo. Es por ello que surge el estudio del riesgo, ya que permite a las empresas evaluar
y analizar aquellas amenazas que están envueltas en su entorno actual.

Como en todo el mundo, es evidente que la mayor parte del sector empresarial está
conformada por las PYMES, estas se han convertido en el motor sustancial para el desarrollo de
todas las economías, debido a que contribuyen al crecimiento económico, a la creación de
empleo, reduce la pobreza e incrementan el Producto Bruto Interno. Es por ello que deben
contar con la participación de un organismo financiero que realice un seguimiento a los distintos
indicadores para la toma de decisiones idóneas y así reducir aquellos riesgos en los que están
inmersas. Por esta y otras razones es de vital importancia conocer el Análisis de Riesgo
Financiero en las PYMES. Los riesgos financieros forman parte de la gestión diaria de toda
empresa. A diario se ofrecen créditos para la elaboración de nuevos proyectos que a la vez
generan intereses. Sin embargo, esto conllevaría a la aparición de riesgos financieros. Este
análisis permite a las empresas financieras determinar el nivel de riesgo en función del peligro y
las consecuencias que pueda tener dentro de la empresa.

Después de haber entablado la relación del análisis de riesgo financiero y las pequeñas-
medianas empresas, nos cuestionamos lo siguiente: ¿Porque es importante el análisis de riesgo
financiero en las PYMES? Para determinar con mayor precisión los riesgos asumidos por parte
de la empresa, se seleccionará una herramienta de medición y control la cual permita calcular
de manera rápida el impacto ocasionado por movimientos de los factores de riesgo, así
implantar una estrategia de gestión de riesgos con el fin de hacer más eficiente el sector
conformado por las PYMES. Por consiguiente, para determinar una adecuada evaluación del
nivel de riesgo se hace uso de diferentes instrumentos para predecir cualquier tipo de
circunstancias que perjudique a la empresa.

El asunto referente al análisis de riesgo financiero en las PYMES se hace posible puesto que
no solo permite a las instituciones financieras establecer una muestra que les permita saber si
la empresa está en la capacidad de cesar sus pagos sino que a su vez dichas empresas puedan
precaverse de las deudas. Por lo tanto el presente ensayo tiene como objetivo determinar el
análisis de riesgo financiero en las PYMES puesto que los riesgos financieros afrontan ciertos
impactos internos y externos en las pequeñas y medianas empresas. La idea es conocer el nivel
de riesgo financiero, es por ello que se exige a las organizaciones que dispongan de una
adecuada preparación, lo cual les permita enfrentar de manera positiva a las diversas
situaciones del entorno. Es aquí donde la planificación y previsión ejecutan un rol sustancial
dentro de la dinámica empresarial.

Asimismo, Jorion (2012) sostiene, “El riesgo financiero se puede entender como el riesgo
de no estar en condiciones de cubrir los costos financieros de una empresa” (p.13). Entre los
principales riesgos financieros descritos por la literatura se encuentran: riesgo de mercado,
riesgo de crédito, riesgo de liquidez, riesgo de operación, entre otros. Para el presente artículo
se escogieron tres tipos de indicadores basados en los riesgos operativos (manejo o
recuperación de cartera) y riesgos financieros (riesgo de liquidez y riesgo de crédito o
endeudamiento), los cuales afectan en el corto y mediano plazo, teniendo en cuenta que
también pueden afectar el desempeño y viabilidad en el largo plazo en las pymes en países con
economía emergente.

Habiendo indicado la temática general sobre el análisis de riesgo financiero, en este ensayo
se mostraran tres puntos -a consideración del investigador- los más importantes: riesgo
financiero en las PYMES, los factores internos y externos en las PYMES y el análisis de riesgo; ya
que con estos puntos a tratar servirán para argumentar la investigación; mediante este análisis
se intenta determinar los riesgos financieros a las que se enfrentan las empresas, la cual nos
permita identificarlos y tomar las medidas adecuadas en la gestión financiera que contribuya a
su crecimiento y perdure en el tiempo.
II. ARGUMENTACIÓN

ANÁLISIS DE RIESGO

Para Benites (2014), “el análisis de riesgo (también conocido como evaluación de riesgo o
PHA, es el estudio de las causas de las posibles amenazas, y los daños y consecuencias que éstas
puedan producir” (p.55). Existe una serie de pasos para determinar el análisis de riesgo, El primer
paso del análisis es identificar es identificar el análisis de sensibilidad, análisis de sensibilidad
para alternativas mutuamente excluyentes y análisis de escenarios. La evaluación de riesgos
involucra comparar el nivel de riesgo de una empresa u organización manifestado durante el
desarrollo de análisis con criterios de riesgo implantados previamente.

De acuerdo con Capdevila (2013):

Inicialmente, los Análisis de Riesgo pueden ser utilizados para identificar y


categorizar amenazas de mayor envergadura o preocupación. Esta evaluación
puede ser usada como la base de un chequeo de los riesgos, identificando
prioridades para promover evaluaciones más detalladas y decisiones concretas a la
hora de gestionarlos. Las evaluaciones más detalladas pueden implicar grandes
cuantificaciones y/o ser soportadas por más investigaciones.

La función de la evaluación de análisis consiste en ayudar a alcanzar un nivel razonable de


consenso en torno a los objetivos en cuestión, y asegurar un nivel mínimo que permita
desarrollar indicadores operacionales a partir de los cuales medir y evaluar. El resultado
obtenido de esta evaluación de análisis nos va a permitir aplicar alguno de los métodos para el
tratamiento de los riesgos, que involucra identificar el conjunto de opciones que existen para
tratar los riesgos, determinar, preparar proyectos para este tratamiento y por último realizarlo
en las empresas. Es necesario para toda empresa realizar una adecuada gestión de sus riesgos
que le permita saber cuáles son las principales debilidades de sus activos y cuáles son las
amenazas que podrían explotar estas debilidades. En la medida que la empresa tenga
esclarecida estos indicios de riesgos podrá establecer las medidas preventivas y correctivas
viables que garanticen mayores niveles de seguridad en su información obtenida.

Existen muchas metodologías utilizadas para la gestión de riesgos, pero todas estas se
inician a partir de partes habituales como identificar los activos de información, es decir todos
aquellos recursos que están implicados en la gestión de la información de las empresas, que va
desde datos sistemáticos hasta documentos escritos y el recurso humano. Sobre estos métodos
que son activos de información determinada por las empresas, es que se determina las
amenazas o riesgos y las vulnerabilidades o debilidades. Por otra parte, una vulnerabilidad es
una característica de un activo de información y que representa un riesgo para la confianza de
dicha información. Cuando se materializa una amenaza y hay una vulnerabilidad que pueda ser
aprovechada hay una exposición a que se presente algún tipo de pérdida para la empresa. Por
ejemplo, en el caso de crear o tener contraseñas pocos seguros en las redes o en los sistemas
puede estar amenazado por ataques informáticos manipulables externamente.

Ahora, para que una empresa pueda tomar una correcta decisión sobre cómo actuar frente
a los diferentes riesgos se necesita hacer una valoración para constatar cuales son los graves
para la empresa. Esta valoración se establece en casos de que exista la posibilidad de ocurrencia
del riesgo y del choque que tenga la materialización del riesgo. La valorización del dicho choque
puede evaluarse de diferentes factores como la merma económica, que es la cantidad de dinero
que una empresa podría perder antes este riesgo, el prestigio que maneja la empresa durante
su transcurso activo, ya que ante un riesgo podría afectar la imagen formada y establecida de la
organización en el mercado o también el grado de afectación a causa de un daño o extravió de
información.

RIESGO FINANCIERO

Para Mascareñas (2008), “El riesgo financiero hace referencia a la incertidumbre asociada
al rendimiento de la inversión debida a la posibilidad de que la empresa no pueda hacer frente
a sus obligaciones financieras”. Es decir, el riesgo financiero se define como las obligaciones
financieras fijas en las que se somete una empresa para financiar su nivel productivo. Este riesgo
financiero se basa en la inseguridad producida por el rendimiento que se obtendrá de una
inversión.

Ávila (2015) afirma:

Los riesgos según la naturaleza financiera se pueden clasificar en tres grupos que
son riesgos de mercado, riesgos de crédito y riesgos de liquidez. Existe correlación
entre uno y otro tipo de riesgo, la ocurrencia de uno de ellos puede conducir a la
ocurrencia de otro, de allí la importancia en la administración y la gestión de los
riesgos financieros. (p. 26).

Para Alonso y Berggrun (2008), sostiene que […] Una elevación de las tasas de interés del
préstamo forzada a la empresa a pagar intereses por arriba de la cantidad programada. Este
también es un riesgo no sistemático, es decir, no puede ser previsto por la empresa.” (p.213).
La medición del riesgo financiero es de suma importancia para toda empresa ya sea a cualquier
sector que desempeña, todo riesgo afecta de manera relevante ya sea mayor o menor
proporción a las Pymes. Además, existen varios tipos de riesgos financieros las cuales están
expuestas las Pymes, es por ello por lo que se debe analizar de manera detallada y actuando en
consecuencia.

El Riesgo de crédito está asociado con las Pymes de manera detonante, es un riesgo la cual
la mayoría de empresas están sujetas, esto se produce por el incumplimiento de los pagos, la
morosidad y la manera en que debería recibirse el dinero. Ante estos incumplimientos, las
Pymes que tienen poco conocimiento acerca del manejo de las finanzas puede sufrir pérdidas
de intereses, disminución del flujo de caja, gastos por el proceso de recobro, etc. Estas pérdidas
pueden ser perjudiciales para las Pymes debido a que afectarían a los procesos productivos o a
los sistemas tecnológicos, ya sea por una falla por parte de la administración o problemas
internos y externos.

Según Ávila (2015) sostiene respecto:

El análisis de riesgo de crédito adquiere cada vez mayor importancia en el ámbito


de los negocios, y su atención esta soportada principalmente en los cambios de
factores que afectan y alertan al mercado en general, tales como crecimiento
estructural de las quiebras, aumento en los niveles de competencia, disminución
de las garantías o colaterales, tecnología avanzada y crecimiento de las operaciones
fuera de los mercados organizados, entre otros (p.27).

El Riesgo de liquidez, cuando hablamos de liquidez nos referimos a la capacidad que tiene
las Pymes para cumplir con su deuda de corto plazo. El riesgo de liquidez es un tipo de riesgo
financiero que implica parte de un contrato financiero la cual no puede disponer u obtener
liquidez debido a que no puede solventar sus obligaciones financieras, a pesar de disponer de
activos y la iniciativa de pagar dicha deuda. Por lo tanto, se puede decir que el riesgo de liquidez
es la insolvencia de dinero para saldar su deuda en el caso de un préstamo. Según Ávila (2005),
“el riesgo de liquidez se refiere a la posibilidad de que la empresa no pueda cumplir cabalmente
sus compromisos como consecuencia de falta de recursos líquidos” (p. 28).

“Riesgo de mercado se refiere a la incertidumbre generada por el comportamiento de


factores externos a la organización, ya puede ser cambios en las variables macroeconómicas o
factores de riesgo” (Ávila, 2005, p.26). Los factores de mercado a las cuales están implicadas las
Pymes son el riesgo de tipos de interés, riesgos de tipos de cambio o riesgo de la divisa y riesgo
de mercado. Este riesgo es también conocido como riesgo sistemático, es el riesgo que se da por
las pérdidas de un valor a causa de fluctuaciones a las que están expuesta todas la empresas y
Pymes en un mercado donde se rigen los precios, eso se debe a que somos susceptibles a
cualquier cambio en la economía, y esto determine que el valor de un activo o recurso disminuya
y exista perdidas.

El riesgo operacional, o riesgo operativo, hace referencia a las posibles pérdidas en que
pueda incurrir la empresa debido a diferentes tipos de errores humanos, errores en los procesos
internos o en los diferentes sistemas tecnológicos que permiten la actividad diaria de la
empresa. Se refiere a las pérdidas potenciales resultantes de sistemas inadecuados, fallas
administrativas, controles defectuosos, fraude, o error humano. Para Quispe (2011):

Esta definición incluye el riesgo legal, pero excluye los riesgos sistemáticos y de
reputación, así también no se toma en cuenta las pérdidas ocasionadas por cambios
en el entorno político, económico y social. Las pérdidas asociadas a este tipo de
riesgo pueden originarse en fallas de los procesos, en la tecnología, en la actuación
de la gente, y también, debido a la ocurrencia de eventos extremos externos. (p.42).

Gestión de los riesgos financieros forman parte de la gestión diaria de cualquier empresa.
Diariamente, se ofrecen multitud de créditos, necesarios para la puesta en marcha de diferentes
proyectos, se pagan intereses, etc. Pero, todas estas operaciones conllevan riesgos financieros.
De acuerdo con Rodríguez (2016), menciona que “la gestión de riesgos financieros es el proceso
de medición del riesgo, de la elaboración y aplicación de diferentes estrategias” (p.63).

Gestionar de manera eficaz el riesgo financiero se traduce en una minimización del mismo
y una rentabilización de los procesos financieros internos de la empresa. Puesto que,
gestionando los riesgos financieros, la empresa obtiene información constantemente,
permitiéndole ello saber en qué invertir, en qué periodo de tiempo, etc. Igualmente, la empresa
deberá tener muy presente el índice de riesgo financiero, para saber qué dirección tomar, qué
recursos emplear y en qué periodo de tiempo. La medición de riesgos es fundamental para su
adecuada gestión.

Minimizar los riesgos financieros, la gestión de los riesgos financieros es necesaria para reducir
el impacto negativo que puedan tener en la empresa. La administración del riesgo busca
identificar y analizar las exposiciones de pérdida, examinando las posibilidades de transferencia
y retención de esas pérdidas, llevando a cabo las transacciones del caso y estando atentos a los
cambios o ajustes que deban realizarse. Por ello, su continuo control ayudará a minimizar los
daños.
Según Prado (2016), se sugiere:

Algunos consejos para reducir este tipo de riesgos: controlar la rentabilidad de las
inversiones y los resultados obtenidos, diversifica las inversiones para no jugártelo
todo a una carta, anticípate a lo que vaya a ocurrir en el mercado y por último
proteger los activos mediante seguros (p.28).

FACTORES INTERNOS Y EXTERNOS

Existen factores que influyen en la actividad empresarial. Por un lado, están los factores
internos, la organización, el modelo de negocio, la gestión, etc. Por otro, los factores externos,
el entorno económico, los impuestos, subvenciones, etc. Entiendo que los factores externos son
las reglas del juego al que toda empresa debe acogerse y que, por término general, son para
todos iguales y no se puede ejercer ningún control sobre ello, vienen impuestos. Mientras que
los factores internos son inherentes a la propia empresa, la dirección de la misma los puede
variar y adaptar a las distintas condiciones. De acuerdo con Rosado (2015):

Los factores internos son los que tienen una mayor ponderación en el desarrollo
del negocio. Primero porque si las reglas del juego son para todos igual está claro
que el hecho de que unas empresas tengan éxito y otras fracasen se debe, por un
lado, a una mejor adaptación a esas condiciones y, por otro, a una mejor gestión de
sus factores internos. (p. 20).

Considero que las administraciones deben apoyar a la actividad de las pymes como
generadoras de empleo y de riqueza y como motor económico, pero cuidado el
aprovechamiento de ese apoyo les corresponde a las propias empresas, que son las que deben
gestionar esas condiciones. Si mi equipo de fútbol cuenta con un campo que tiene un césped en
perfecto estado es muy probable que esas condiciones le ayuden a jugar bien, pero luego es
trabajo del equipo elaborar ese buen juego y ganar los partidos. El empresario debe pedir que
los factores externos sean los más adecuados para que el desarrollo de su negocio sea óptimo,
pero no nos engañemos, el 80% del resultado va a depender de él mismo y, en la mayor parte
de los casos, el no conseguirlo va a ser consecuencia de esa mala gestión de los factores internos,
no de los externos.

Dentro de los factores internos de una PyME es la parte más importantes, según Estrada
(2012):
Menciona que la competitividad está determinada por los factores internos de la
empresa, por lo que el éxito competitivo se debe al conjunto de recursos y
capacidades que esta posee y que la hacen diferente de los demás competidores
del sector, el buscar una diferenciación con respecto a la competencia es crucial
para el desarrollo de cualquier negocio, así se debe lograr una ventaja competitiva
un paso adelante que la competencia, para resaltar fortalezas rápidamente y no
darle tiempo a la competencia que las limite. (p.28).

Sin embargo, para Estrada (2012), “un estudio empírico sobre los factores de
competitividad en la PyME, mencionando que actualmente, ya no es suficiente mantener una
sola ventaja competitiva, por lo que las Pymes deberán incorporar nuevas variables que le
permitan mantenerse en el mercado” (p.46). En este estudio, las Pymes con mayor éxito
competitivo son aquellas que tienen una planeación estratégica, que poseen innovación en sus
procesos, productos y gestión y que tienen un nivel tecnológico superior comparados con la
competencia en el sector. Por otro lado, el estudio no encontró sustento teórico empírico para
las variables de recursos humanos y certificación de calidad. El factor mano de obra y las
condiciones laborales constituyen un costo fijo en el proceso productivo. En el Perú, este factor
es positivo en relación con nuestros competidores latinos, dado que el salario medio de los
profesionales en el Perú es menor que en Brasil, México, Argentina y Chile. Para poder ser más
competitivos deben existir condiciones externas ventajosas que permitan que los productos y/lo
servicios locales compitan con los productos importados al extremo de imponerse en los
mercados internacionales.

En los factores familiares de acuerdo con Rodríguez (2007) afirma:

La mayoría de las Pymes tienen o tuvieron un perfil familiar, por lo que el factor
familiar es un tema importante. Se puede dar el caso en que los hijos no cuentan
con el talento, interés o la motivación que los padres tuvieron, por lo que es
importante saber cómo delegar el poder y como realizar la sucesión de la Pyme (p.
7).

Las compañías familiares no son necesariamente pequeñas, este es el caso de empresas


como: Grupo Romero, Topy top, Alicorp. Lo que nos muestra que incluso en las grandes
empresas se pueden dar problemas del ámbito familiar. Es importante identificar el talento en
la familia, y el interés de los miembros en preservar el negocio.
Factores de mano de obra, uno de los principales problemas es la falta de personal
capacitado en nuestro país, por lo que le corresponde al empresario de la Pyme capacitar al
personal, lo cual representa un costo alto y, debido al déficit educativo en nuestro país, el rezago
educativo en cuanto a conocimientos científicos comparados con otros países, y los bajos niveles
de educación en el Perú, esto repercute en factores como la productividad que tiene la mano
de obra peruana, que comparada por sector con países europeos hace a las empresas menos
competitivas. Los factores de mano de obra son internos ya que se pueden modificar a través
de la capacitación.

Las habilidades del director según López y Contreras (2009), “la orientación emprendedora
es el conjunto de características personales que determina la manera de percibir, analizar, tomar
decisiones y desarrollar estrategias” (p.9). Estas habilidades se deben enfocar en una orientación
emprendedora, y no solo en conocimiento de cómo se hacen las cosas. Debido a que el
empresario de la pequeña empresa es el dueño y al mismo tiempo gerente de la organización,
debe contar con competencias no solo directivas, sino emprendedoras para lograr permanecer
en el mercado y lograr su crecimiento.

Factor tecnológico, para López y Contreras (2009), “otro elemento a considerar es la


variable de innovación tecnológica, la cual tiene relación con la capacidad de crecimiento de las
Pymes, pero no tiene impacto con la capacidad de sobrevivencia de las mismas” (p.13). Esto se
debe a que las empresas no necesitan de nuevas tecnologías para continuar su funcionamiento
actual, sin embargo, si quieren expandirse se requiere un control. Es aquí donde entra la ayuda
tecnológica, es necesario contar con una plataforma de tecnologías de la información para
controlar inventarios, ventas y otros aspectos de la Pyme.

Los factores externos, según los factores económicos externos a las Pymes influyen de tal
forma que pueden provocar el cierre de operaciones de las mismas, por lo que es un tema de
suma importancia en el análisis de una empresa, no se puede tener control sobre estos factores,
pero se pueden prever y tener lista una estrategia. Los factores macroeconómicos que son
regulados por el gobierno afectan a las empresas en general, en este concepto entra también el
tipo de cambio, que afecta o beneficia a una empresa cuando tiene relaciones comerciales con
otros países directa o indirectamente.

Si se identifica rápidamente un cambio desfavorable en un factor externo y se genera un


Cambio interno a tiempo, el negocio puede no verse afectado, contrarrestar su efecto, u
ocupado con oportunidad sobre la competencia, por lo que el monitoreo de factores se debe
realizar de manera rutinaria, por ejemplo, un factor de mercado donde se presenta un cambio
generalizado en las preferencias de los consumidores respecto a un producto, que es muy
común ya que el mercado está siempre en constante evolución , se realiza rápido el cambio al
producto afectado. Para esto la Pyme debe ser capaz de desarrollar una alta flexibilidad al
cambio, para seguir sus tendencias y cumplir su demanda, este es un punto diferenciador que
da ventaja respecto a las grandes empresas que siguen procesos burocráticos tardados, las
Pymes no tienen este problema, y la vez se pueden hacer procesos paralelos para evitar la
burocracia. Entonces los consumidores esperan la modificación del producto, y si el cambio se
generó antes que la competencia, la ventaja de ser primero se reflejara en la imagen y posición
de la Pyme y más tarde en las ganancias.
CONCLUSIONES
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

POR ORDEN