Está en la página 1de 88

Sanando el Niño Interior

¿Sabías que dentro tuyo vive un niño o niña?, no importa la edad que tengas ahora, porque
en zonas profundas de tu ser, habita un(a) niño(a) y su

estado psicológico

determina emociones o sentimientos predominantes, formas de reaccionar, importantes


rasgos de tu personalidad y muchas experiencias que estás viviendo o atrayendo, a tu vida
de adulto.

Desde que estamos en el vientre de nuestra madre, en una profunda conexión vital con ella,
nuestro cerebro está almacenando impresiones emocionales y afectivas que se guardan en
un cerebro emocional o límbico. En el momento del parto se produce nuestro primer shock
emocional, por la salida a un mundo extraño y amenazante, muy diferente a aquel tibio
acuático y protegido, donde habitamos por nueve meses.

Hasta los seis años de vida, que es cuando comienza nuestro proceso de escolarización y el
desarrollo del hemisferio izquierdo del cerebro, correspondiente a la parte lógica, hemos
estado usando predominantemente nuestra captación intuitiva de los estados emocionales y
afectivos de los padres, hermanos y las personas más cercanas.

En la primera parte de nuestra vida, el cerebro madura velozmente, almacenamos millones


de impresiones sensoriales en la memoria cerebral y corporal, aprendemos dos cosas
fundamentales como hablar y caminar, adquirimos hábitos, definimos nuestro yo personal e
identidad, sabemos lo que nos gusta o desagrada, nuestra presencia produce un efecto en
nuestra familia o Jardín Infantil, viajamos, nos relacionamos con gente de diferentes
edades, sin embargo somos profundamente inocentes y vulnerables, frente a cualquier
experiencia marcadora y negativa.

Cualquier situación que afecte fuertemente a un niño, de aparición brusca, que no se está
capacitado para comprender, y que provoque un impacto emocional intenso, es considerada
un trauma. Estas experiencias no se recuerdan conscientemente, porque quedan reprimidas

1
en la memoria del inconsciente, como una forma de evitar dolor y sufrimiento, sin embargo
el bloqueo energético que producen, persiste en nosotros para siempre, afectando nuestra
vida adulta.

Situaciones de trauma pueden ser : violencia contra nosotros o contra seres que amamos,
abuso sexual, muerte de alguien cercano, abandono de alguno de los padres, un accidente,
hospitalización, etc. Sin embargo no siempre un trauma es provocado por una situación
grave, sino por eventos que afectan directamente la sensibilidad de ese niño pequeño, y son
permanentes en el tiempo, como el maltrato verbal de los padres, un profesor, burlas de los
compañeros de Colegio, viaje de alguno de los padres, ciertos castigos, que sin ser hechos
realmente graves, afectan la sensibilidad infantil, cuando no se tiene la capacidad cognitiva
para entenderlos o defenderse adecuadamente.

Nuestro niño interno está conformado y definido por el ser esencial, la personalidad o
construcción social, todos los aspectos positivos y gratificantes que nos ha tocado vivir,
pero también por nuestros traumas, que pueden ocurrir desde el periodo de gestación.

Como terapeuta, he realizado la experiencia de pedir a pacientes mujeres fuertemente


depresivas, que pregunten a sus madres como fue su periodo de embarazo o el parto, y casi
todas ellas recibieron confesiones en cuanto a no ser deseadas, por diferentes motivos
como: embarazarse soltera, desaveniencias con la pareja, problemas de salud, económicos,
estados de angustia, ansiedad o depresión, llegando en algunos pocos casos, incluso a
contarles que intentaron abortarlas, sin conseguirlo. Asimismo, he visto que partos largos
con anoxia y sufrimiento fetal, especialmente porque el bebé viene con circular al cuello,
provocan posteriormente dificultades respiratorias, asma e incluso el rechazo a usar cuellos
altos en la ropa.

El niño interno tiene un parte sana y una parte herida, la parte sana aparece cuando estamos
despreocupados, alegres, actuamos en forma espontánea, decimos lo que pensamos, damos
y recibimos cariño físico, nos damos gustos, estamos presentes en el ahora, conscientes de
lo que somos,

El niño interno herido es quien aparece cuando actuamos de manera infantil, inmadura,
irracional, cuando nos sentimos superados por el miedo, la rabia, la pena o el dolor y

2
actuamos en forma desproporcionada al estímulo, cuando el maltrato, el desamor o el
abandono de otros, nos hace sentir muy dañados y en general ante cualquier situación
adversa, en que somos incapaces de ver lo que ocurre en forma objetiva y/o decidir con
racionalidad adulta.

La terapia de hipnosis es una de las mejores técnicas que existen para

sanar los traumas

, ya que permite

retroceder en el tiempo

, conocer la situación que nos traumó y desbloquearla, generalmente a través de una


catarsis, que libera la

energía bloqueada

. La persona posteriormente puede recordar el hecho traumatizante, pero en forma serena y


sus efectos negativos desaparecen de la vida adulta.

EJERCICIO SUGERIDO :

En un lugar tranquilo, sentado o acostado, respira profunda y rítmicamente con tu vientre,


relájate, deja que los pensamientos pasen, siente tu cuerpo, cada parte de él, lentamente
serás invadido por una sensación de paz y descanso. Busca en tus memorias a tu niño o niña
interna, observa en qué lugar se encuentra, qué edad tiene, como viste, cual es la situación
que está viviendo, como se siente. Concéntrate en tu corazón, libera lo que estás sintiendo,
si lloras, eso te alivia y descarga.

Ingresa a la escena, en tu forma de adulto y comienza a acercarte al niño o niña, permite


que ocurran cosas entre ambos, como mirase, conversar, algún contacto físico. Si puedes
toma al niño (a) en brazos, dile “ahora no estás solo(a), voy a cuidarte, nada ni nadie

3
volverá a hacerte daño, estaremos siempre juntos, tú también me enseñarás cosas y nos
sanaremos mutuamente y seremos más felices”.

Reparte por todo tu cuerpo, la

sensación sanadora

que está ocurriendo dentro tuyo, agradece a tu sanador interno por esta experiencia. Cruza
tus manos en el pecho, vuelve a respirar profundo y repite tres veces con fuerza y
convicción “ Yo soy ……. (dí tu nombre), mi niño(a) y yo estamos integrados(as) y
sanos(as) ”.

por Esther Morales - Psicóloga Clínica - Chile

www.esthermorales.cl

Ejercicios para curar a nuestroNIÑO INTERIOR

Venimos al mundo limpios, es el transitar por la vida quien nos contamina, mientras más
niños seamos más fácil será el volver al camino de la pureza. Dejémoslo salir,
conozcámoslo, seamos felices como ellos, alegres, espontáneos, curiosos, sinceros,
habladores, creativos, no les preocupa el tiempo, ni los problemas y sus mentes están
abiertas aprendiendo con rapidez.

Vivimos sumergidos en un mar de problemas, recuerdos, deseos materiales y afectivos,


soñados pero no vividos, con miedo al tiempo que vemos como transcurre y no logramos
cumplir esos deseos terrenales, sin darnos cuenta que lo terrenal es transitorio, mientras que
lo espiritual es eterno. Esto significa que si somos inteligentes debemos darle prioridad a
nuestro crecimiento interior y pasar de lo mundano a lo divino.

Los niños se molestan cuando no los dejamos hacer las cosas al instante, no entienden
frases como "Más Tarde, Luego, Mañana" ellos todo lo quieren "Ya". Si nosotros fuésemos

4
niños viviríamos el presente, el ahora y no nos angustiaríamos por un mañana que ni
siquiera sabremos sí existirá para nosotros.

El Supremo nos envía hijos no para regañarlos, pegarles, verlos crecer y casarse. También
los tenemos para tener con quien jugar, amar y evolucionar junto con ellos.

Muchos dicen que es un sacrificio criar hijos. Pero luego cuando los niños se hacen
adolescentes, no hablan, nos ignoran y observamos que se alejan, es cuando apreciamos el
error de no haber disfrutado del período de inocencia, preguntadera, jugueteo y risas que
ellos nos brindaban y nosotros respondíamos "ahora no porque estoy cansado, ocupado,
viendo TV o leyendo un libro, etc.".

Siendo niños volveremos a querer a nuestros padres con ese inmenso amor que les teníamos
en nuestra infancia, así será más fácil perdonarlos por todo aquello que nos hirió y que
posiblemente no recordemos.

¿Cómo ser niño?

Depende que niño quieres ser: bueno, malo, sumiso, malcriado, travieso, juguetón,
cariñoso, consentido, alegre, creativo, estudioso. Identifícalo en detalle, si hoy fueses un
niño ¿Qué te gustaría Ser y Hacer?.

Busca tu niño:

Jugando con niños, con tus hijos, sobrinos, vecinos.

Cómprate el juguete que nunca pudiste tener, por ejemplo una bicicleta, cuando la manejes
te sentirás muy bien.

Si no tuviste infancia, trata de practicar algún deporte, Ve al cine a ver películas de Disney
que tienen la virtud de divertir a los adultos igual que a los niños.

Si necesitas afecto, cariño o que te consientan, comienza tu por darlo.

5
Busca un pasatiempo.

Si fuiste un niño resentido porque te maltrataron, el consentido era tu hermano mayor o te


ignoraron, debes perdonar el error de tus padres, trata de hacerle un regalo, invítalo al cine
a ver una película infantil, come con ellos, visítalos con mas frecuencia y con el tiempo
verás como va desapareciendo el resentimiento.

Nota:

Evita darle demasiadas responsabilidades a tus hijos con el deseo de que empiecen a
producir y a defenserse solos. Dales tiempo libre para que sean niños y jueguen con sus
amigos. No los conviertas en hombres sin infancia.

Cuando nos analizamos un poco a nosotros mismos, podemos detectar que cargamos con
un cúmulo de traumas, complejos o limitaciones. Según sean las vivencias de cada persona,
estas limitaciones pueden ser menores o mayores. Pueden ser complejos que limiten
nuestro desarrollo en cierta área o traumas que limiten nuestra vida entera.

Las siguientes tablas te ayudarán a definir que traumas tienes, su origen y la manera de
superarlo, revisa las 5 tablas y ve en cuál te identificas. Pudiera ser también, que no te
identifiques completamente con una sola tabla, sino que tengas rasgos de una y de otra la
mismo tiempo.

Lo importante aquí es que tomes consciencia del trauma que tienes, su origen y la forma de
superarlo.

Ejercicios para curar a nuestro niño interior .

La mayor parte de nuestros traumas y complejos se originan en nuestra ÑIÑEZ, es lo que


en capitulos anteriores llamamos nuestro niño interior, esa parte de nosotros que se
encuentra temerosa y indefensa. Esa parte la cual nosotros rechazamos y criticamos.
Nopodemos aspirar a encontrar la armonia en nuestra vida si rechazamos una parte de
nosotros mismos. Si en lugar de agredirnos, buscamos curar y unificar todo lo que
conforma

6
nuestra persona, encontraremos la felicidad.

Los ejercicios siguientes te ayudaran a lograr la comprensión de tu niño interior y lograr la


curación y unificación de tu Todo.

Ejercicios para curar a nuestro niño interior

Ejercicio 1

Busca una fotografía tuya de cuando eras niño y analízala ¿Qué ves en ese niño? ¿Qué
refleja su rostro? Ves en el alegría o tristeza, dolor o felicidad, miedo o libertad ¿Qué te
transmite? ¿lo amas o rechazas? ¿podrías relacionarte con el?

Escribe en un cuaderno, todas las sensaciones que logres percibir.

Si es necesario, puedes ampliar la fotografía

Ejercicio 2

En una hoja de papel o en un cuaderno, haz un dibujo de cuando eras niño, expresa todo lo
que quieres proyectar y elige el material con el que te sientas más cómodo, lápices de
colores, crayones, plumones, etc.

¿Qué logras percibir del dibujo que hiciste? ¿Qué está haciendo el niño? ¿Qué colores
utilizaste?

7
Ejercicio 3

En un lugar tranquilo, siéntate cómodamente y elige música suave y entabla una charla con
tu niño interior. Platica con tu niño interior e intenta conocer todos sus sentimientos y
emociones pregúntale: ¿Qué te gusta? ¿Qué no te gusta? ¿A que le temes? ¿Qué sientes?
¿Qué necesitas? ¿cómo pudo ayudarte a sentirte seguro? ¿Cómo puedo hacerte feliz?.

Este ejercicio funcionará mejor con los ojos cerrados.

Mientras conversas con el ten compasión, apóyalo, demuéstrale que lo amas, que lo
proteges y que puedes atender todas sus necesidades, hazle saber que estás ahí para
ayudarle siempre.

El Niño Interior

Todos llevamos dentro un Niño Interior Mágico, Amoroso, Puro, Perfecto, Completo,
Feliz, Divino... que al nacer olvida suConciencia Espiritual de ¿Quiénes Somos? Hijos del
Amor... Elegimos a nuestros Padres para tener un cuerpo peronacimos por la Voluntad de
Dios para aprender lecciones y cumplir una misión en la vida; con el transcurrir del tiempo
vamos escondiendo nuestra capacidad de amar, de asombrarnos, de reir, de abrirnos al
mundo y sentir que podemos abrir los bracitos para recibir toda nuestra herencia divina y
esto es el derecho a tenerlo todo!!!. Esto se debe a los condicionamientos o programaciones
desde el vientre materno, a nuestros padres, entorno familiar, educación, amigos,sociedad,
país, etc. Tenemos el poder de re-crear con nuestra mente en unidad con Dios nuestro
Padre/Madre Divinos un pasado diferente y regalarnos en el presente:todo Bien... que
podamos imaginar. Comencemos ahora mismo este encuentro y viaje de la mano de nuestro
Niño Interior para sanarlo, perdonarlo y liberarlo; amarlo, aceptarlo sin condiciones y
hacerlototalmente feliz día a día.

Una vez que se toma conciencia de cuáles han sido los mensajes que en el pasado nos
transmitieron temor, conflicto, culpa y vergüenza, es más fácil reconocer en el presente

8
cuando reaccionamos de maneras impregnadas de esa vieja culpa ante mensajes similares.
Perdonarnos en este plano es el proceso de descubrir, reconocer y sanar lo que aprendimos
sobre nosotros mismos en relación con las siguientes verdades básicas.

~La verdad es: "Eras y eres una persona Digna de Amor". Tal vez algunos de tus actos no
han sido o no sean dignos de amor pero tú sí lo eres. Haz una pausa y reflexiona: ¿Qué
aprendiste sobe el amor que merecías cuando estabas creciendo? ¿Qué crees ahora?

~La verdad es: "Eres Inocente". Tal vez eres culpable de ciertos actos. Sin embargo, en
tuinterior, en tu esencia, eres fundamentalmente inocente, una buena persona. Quizás
aprendiste a sentirte culpable de cosas que ni siquiera podrías controlar. Tal vez
experimentaste malos tratos físicos o abusos sexuales, en situaciones de alcoholismo u
otras, que aún siendo niño sabías instintivamente que"no eran correctas", pero que no
podías cambiar. Todo niño que se ha criado en un hogar donde había este tipo de problemas
se ha sentido responsable de cosas de las que no podía serlo y ha conocido la impotencia, la
vergüenza y la culpa consiguientes. ¿Ibas (o vas) por la vida sintiéndote culpable o
pensando que eres una mala persona por cosas que le ocurrieron o sucedieron a tu alrededor
en tu infancia?

~La verdad es: "Siempre eres una persona Digna de Amor, de Respeto y Aceptación".
Creciste creyendo que los demás te amaban, te respetaban y te aceptaban, incluso aunque
no "hicieras" nada especial? ¿O aprendiste que el amor, el respeto y la aceptación eran
condicionales, que dependían de cómo actuaras o te comportaras?

Es posible que al menos algunas de las personas que más influyeron en tu desarrollo
emocional y mental hayan desconocido y por lo tanto no reconocido la verdadsobre ti. En
este caso, aquellos en quienes creías y de quienes más dependías ahogaron en ti la
experiencia de la inocencia y la belleza, y la de ser una persona digna de amor. Y, como he
dicho anteriormente, para complicar aún más las cosas, estas verdades eran desconocidas en
nuestra cultura y lo siguen siendo.

~ La verdad es: "Ya se te ha Perdonado". Ya eres Inocente y una persosa digna de amor y
respeto. "Lo queramos o no, estamos Perdonados", afirma el padre Thomas Hopko, que es
Teólogo. Estamos perdonados en virtud del hecho de que nuestro Ser está arraigado en el

9
Yo, en el Amor, en la Sabiduría, en la Belleza, en la Inocencia y en lo Divino. Pero estamos
condicionados por nuestro pasado personal y la conciencia colectiva; además tenemos libre
albedrío, y por lo tanto la capacidad de rechazar nuestra naturaleza, a nuestro Yo, nuestra
capacidad de felicidad y, en consecuencia de elegir vivir cautivos del pasado y de los yos
pequeños y separados en los que se basa nuestra experiencia del temor, la indignidad, la
vergüenza, la crítica y la culpal El perdón de nosotros mismos se hace realidad
desenmarañando el sistema de pensamiento en el que se basan el rechazo y el engaño de
nosotros mismos y poniéndonos del lado de la inociencia y la belleza fundamentales de
quiénes somos y hemos sido siempre. Esto es la Inocencia, la Belleza y la Fuerza de nuestra
naturaleza esencial, y la realidad espiritual que está despierta y nos acoge cuando nos
hacemos el Regalo del Perdón.

Puede sernos muy útil trabajar con una afirmación "Ahora acepto ser más consciente
cuando siento culpa o vergüenza". Entonces, cuando adviertas quete sientes así, haz una
pausa. Presta atención a lo que estás pensando y sintiendo. Sigue el sentimiento hacia atrás,
hasta el momento en que aprendiste a sentirlo. Respira y recuérdate: "Ahora tengo la opción
de reaccionar ante la situación presente con conocimiento y una nueva claridad". También
recuérdate: "En lugar de eso, ahora puedo elegir Aceptarme y Amarme".

Curación de Heridas Emocinales del pasado

Cuando en la infancia se han recibido muchos mensajes negatiavos y uno siente que aún no
se acepta a sí mismo y que carece de seguridad emocional, se pueden hacer varias cosas
muy efectivas para facilitar la curación... la importancia de acceceral dolor emocional,
aceptarlo y liberarlo. Además de éstas, hay otras dos importantes maneras de curar las
heridad emocionales: entablar relaciones con otras personas y cuidar la relación con el
propio Niño Interior.

Ir en busca de relaciones sanas

10
Si cuando éramos niños aprendimos a sentirnos avergonzados y culpables, sin duda
levantamos una barrera emocional para protegernos. Es muy probable que se hayan roto
contactos interpersonales basados en la seguridad física y emocional, que son esenciales
para un desarrollo sano. Si ha ocurrido esto, para el proceso de curación es vital, cuando se
es adulto, establecer relaciones que puedan ofrecer seguridad emocional y la aceptación por
identificación e empatía. Cuando la relación actual con la pareja, los familiares y los
amigos no ofrece ese tipo de seguridad y aliento, es bueno hacer un esfuerzo por buscar y
entablar esas relaciones fuera.

Para ir en busca de relaciones sanas se requiere valor, y aceptar; correr el riesgo de ser
rechazado nuevamente. Pero cuando se está dispuesto a establecer una relación así, quizá
por primera vez se experimentará el perdón, en el sentido de que por fin uno se siente
respetado y aceptado, al margen de otros sentimientos, de lo que se necesite, de lo que
"haga" o de la historia de su vida. Mientras se afirman nuestra valía y nuestra aceptabilidad
implícitas, aprendemos que verdaderamente somos dignos de amor e interés y que no hay
riesgo en ser vulnerables y sentir. Esta relación nos ofrece el contexto para descubrir que no
hay peligro en el hecho de tener necesidades, confiar y sentir. A medida que vamos
construyendo lentamente un puente interpersonal, cimentado en el respeto, con otro ser
humano, desarrollaremos lo que nos faltó en la infancia el sentimiento de valía, la
autoestima y el amor por nosotros mismos.

Curación del Niño Interior

Ultimamente muchas disciplinas psicológicas han comprendido la importancia del trabajo


con el "Niño inerior" y lo utilizan como un poderoso instrumento para sanar viejas heridas
emocionales. Además de buscar relaciones que nos apoyen y nos nutran, también podemos
mirar en nuesto interior para acceder a nuestra sabiduría y nuestro poder para nutrirnos.

El Niño Interior de cada uno de nosotros necesita saber que es y siempre ha sido digno de
un amor y un respeto incondicionales, aunque hasta el momento no lo haya experimentado.

Muchos adultos se sienten avergonzados de los sentimientos inocentes de su Niño Interior.


Suele producir mucha verguenzaa inhibición exponer y hablar de la soledad, el terror y el
sufrimiento de ese niño con otro ser humano. Muchos adultos se critican por tener esos

11
sentimientos, diciéndose, por ejemplo: "¿Es que acaso son uy bebé? ¡Se supone que soy
una persona adulta!

Ultimamente muchas disciplinas psicológicas han comprendido la importancia del trabajo


con el "Niño inerior" y lo utilizan como un poderoso instrumento para sanar viejas heridas
emocionales. Además de buscar relaciones que nos apoyen y nos nutran, también podemos
mirar en nuesto interior para acceder a nuestra sabiduría y nuestro poder para nutrirnos.

El Niño Interior de cada uno de nosotros necesita saber que es y siempre ha sido digno de
un amor y un respeto incondicionales, aunque hasta el momento no lo haya experimentado.
"Me siento idiota... ¿de qué tengo que tener miedo?" En el proseso de sanar el sufrimiento,
la culpa y la verguenza de nuestro Niño Interior hemos de acoger sus verdaderos
sentimientos con amabilidad y compasión, haciénsole saber que ahora tiene a alguien con
quien compartir su dolor. Este es el trabajo del Adulto Interior sano.

Es posible que el adulto se sienta tan herido que le parezca difícil, si no imposible, ofrecer a
su Niño Interior, el amor, el perdón y la seguridad que necesita. Incluso puede descubrir
que siente desprecio por el temor de su Niño Interior. Esta situación resulta muy útil evocar
en la imaginación un símbolo universal (por ejemplo, la Gran Madre, el Hombre Sabio, la
Hechicera, el Sumo Protector) que para uno encarne todas las cualidades que necesita su
Niño Interior en ese momento.

Cualquiera de estos símbolos universales evoca en la conciencia una potente energía


psíquica que puede servir de fuente dinámica de inspiración y curación. Un ejemplo de
arquetipo que puede proporcionar seguridad a nuestro Niño Interior es el de la Gra Madre,
lo femenino como fuente de vida y sustento. Cuando se evoca la Gran Madre en la
imaginación, ella encarna los atributos de un ser que está indiscutiblemente presente para
protegernos, nutrirnos, amarnos y guiarnos. Al relajarnos, abandonar toda inhibición y
permitirnos a nosotros mismos comunicarnos con la realidad de esa presencia, comensamos
a sanar y a interiorizar sus atributos.

Visualización: Invocación de la Gran Madre

12
Imagina durante unos momentos la presencia de la Gran Madre, un ser amante,
sustentadora, poderosa y dedicada a tu bienestar... Ahora te abres a la presencia de ese ser
en tu vida... Imagínate que ella está ahí para proteger y acompañar a tu Niño o Niña Interior
y que jamás te abondanará cuando lo necesites. Durante un momento siente su sabiduría y
la firmeza que le da la furia necesaria para proteger a tu Niño Interior si alguna vez su Yo
esencia está amenazado, igual como una leona protegería a su cachorro en peligro. Ella
siempre está ahí, asequible para tu Niño Interior. Imagina cómo siente éste al saber que ese
ser amoroso, fuerte y entregado está ahora ahí a tu lado.

Además de evocar al arquetipo sustentador, uno mismo, al adulto, puede volver atrás en el
tiempo y ofrecer a su asustado Niño Interior el respeto, el amor y la seguridad que se le
negó. Con el tiempo, este Niño comenzará a sentirse lo suficientemente cómodo para
abrirse a la parte creativa, espontánea y acogedora de su naturaleza. Este tipo de proceso
nos ofrece la oportunidad de retrocer en nuestra historia personal y ser nuestros padres,
protegernos, consolarnos y convertirnos en nuestros propios amigos.

Además, de hacer los ejercicios y visualizaciones que vienen a continuación, sería muy útil
que nos tomáramos un tiempo cada día para recordar a nuestro Niño Interior, escucharlo y
mimarlo de la manera que nos parezca más natural y amorosa. Mirar de vez en cuando una
foto nuestra a la edad en que tal vez necesitábamos más amor y apoyo es algo muy valioso.

Este tipo de trabajo interior puede producir emociones muy fuertes, sobre todo cuando se
ha tenido una infancia traumática. Realiza las visualizaciones sólo si sientes que deseas
hacerlo en este momento. Si tuviste una infancia traumática, es posible que despierten
viejos sentimientos que quizá no quieras afrontar ahora. Podrías decidir saltarte las
visualizaciones y esperar a hacerlas en otra ocasión en compañía de una persona amiga o de
un terapetuta que esté contigo para apoyarte. Haz lo que te parezca más cómodo y seguro.

Visualización del Niño Interior

13
Reserva un momento cada día para comunciarte con tu Niño Interior. En primer lugar,
tómate un tiempo para respirar profundamente y relajarte. Entra en tu interior y toma
contacto con tus sentimientos de amabilidad, dulzura, compasión, fuerza y amor... Después
retrocede hasta algún momento de tu infancia en que sentiste que te juzgaban, te
abandonaban emocionalmente, te trataban con insensibilidad, en que sentiste culpa,
vergüenza, temor e indignidad, en que sentiste que no te amaban... Ahora permite que tu
Adulto Interior, que es fuerte, acogedor, compasivo y amante, conozca a tu Niño Interior,
que necesita consuelo y amor... Que tu Adulto esté ahí plenamente para tu Niño, para
ofrecerle el respeto incondicional y la seguridad que en otro tiepo le fueron negados... Deja
que tu Niño Inteiror te cuente su experiencia, tal como la sientio. Tranquílizalo y dile que,
pase lo que pase, no le abandonarás.

Repasa los años de tu vida pasada y en cada uno asegura a tu Niño, con amor, que es
hermoso y simpático, digno de amor, respeto y adoración.

Escúchale contar la expaeriencia de su nacimiento. ¿Se sintió deseado y amado? Sean


cuales fueren sus sentimientos, hazle saber que tiene derecho a estar aquí y que ahora es
amado... Date la bienvenida al mundo. encuentra en tu interior aquella parte de ti que en es
amante, amable y generosa, trátate como si fueras tu único hijo o hija...

Ahora escucha la experiencia de tu Niño Interior de un año de edad. Exprésale todo tu amor
y tu respeto. Hazle saber que está a salvo. Comunícale tu alegría. Ve y reconoce su luz...
Siguiendo tu propio ritmo, continúa a través de los años hasta llegar a la edad que tienes
actualmente.

Si repasar cada año de tu vida hasta hoy es más de lo que sientes que puedes hacer ahora o
más de lo que necesitas, elige sólo aquellos momentos en que no te respetaron y sentiste
miedo y confusión. Tal vez tu mayor necesidad fue tener un aliado cariñoso en la escuela.
En este caso, retrocede en tu imaginación y sé para ti un maestro o una maestra, un amigo o
una amiga. Defiende y apoya tus talentos y capacidades... Haz saber a tu Niño Interior que
es inteligente y creativo, y que es un gran placer estar en su compañía...

Tómate todo el tiempo que necesites y, cuando sientas que has llegado el momento de
hacerlo, continúa con tu día.

14
Amor, Sonrisas y Bendiciones!!!

Aurora

Previo Los Indigos Adultos ¿Quieres saber si eres uno?

Siguiente: Los Viajes Astrales. Técnicas y Métodos

Sanar a tu niño interior, una forma de superar el pasado.

Todos los profesionales de la conducta sabemos que dentro de mucha gente existe un niño
herido que hay que sanar para confiarnos, comprometernos y entregarnos en nuestras
relaciones interpersonales.

El evento Interruptor

Durante nuestra niñez vivimos lo que se llama la “continuidad cómoda” es decir éramos
niños , provistos de todo lo necesario para nuestra sobrevivencia (sí no; no estaríamos aquí)
, hasta que un día ocurrió algo que marcó nuestra vida, que fue un parte aguas, un antes y
un después, a esto se le llama “evento interruptor”.

Normalmente este evento interruptor está asociado a emociones dolorosas como tristeza,
enojo y/o miedo , de este evento se hace una interpretación y a raíz de todo esto una
determinación de vida.

La Curación:

Una vez localizado el evento interruptor y haciendo consciente la interpretación de vida que
hice a través de él así como las determinaciones tomadas a raíz de todo ésto y lo más
importante liberando los sentimientos dolorosos puedo redeterminar mi vida en otras
palabras sanar al “niño herido” que muchos llevamos dentro.

-¿Cómo recuperar el contacto con este niño interior?

15
Las carencias, limitaciones y faltantes que tengamos en nuestra vida no podrán se llenados
si antes no empezamos por llenarnos a nosotros mismos, nada allá afuera podrá compensar
el amor hacia lo que somos, ni la fortuna más fabulosa puede hacerlo. Los seres que nos
rodean pueden ayudarnos acercarnos a él, pero si nosotros no estamos dispuestos, la
aventura quedara frustrada, y lo que ocurrirá entonces es que nos volveremos dependientes
de todo eso que nos brinda lo que no tenemos.

La importancia de recuperar este niño interior es uno de los puntos claves para la
realización de todo ser humano. Aquí te damos una forma muy creativa de acercarte a él.

Lo que necesitas es:

Un estuche de colores y una hoja en blanco.

Pon el papel en blanco encima de la mesa y selecciona los colores sque se mencionan
abajo..

Ahora, dibuja tu niño interior procurado usar toda la hoja. Debes dibujarlo a mano, y tratar
antes de empezar a hacer el dibujo, de imaginar como es ese niño.El dibujo ha de hacerse a
mano y a lápiz en principio. Luego, con los ojos cerrados y con la mano opuesta a la que
escribes, revuelve los colores de enfrente y elije uno. Y colorea la primera parte, en este
caso la cabeza. Una vez que acabe dicha parte, coloque el color en el mismo sitio y con los
ojos cerrados remueva de nuevo y seleccione de nuevo (no importa si vuelve a repetirse el
mismo color. Ve sacando colores 7 veces, hasta que acabes de dibujar todas las partes.

Una vez ha finalizado de dibujar, mira atentamente tu dibujo y los colores que has
utilizado.

Ahora vamos a explorar lo que significa cada color y su relación con cada parte dibujada.

ROJO: indica enojo, falta de confianza, y quizá envidia, celos y/o reclamos guardados que
se han quedado en esta parte de tu cuerpo. Si pintas de rojo la cabeza, puedes padecer de
dolores de cabeza o problemas asociados al sistema nervioso, así como problemas oculares,
de oído, etc. Si pintas de rojo las manos o los brazos, puede indicar que estas enojado con
las cosas que has intentado detener o manejar en tu vida, y podrías padecer de artritis o
dolores musculares. Si es en el área del corazón, entonces puedes sentir resentimiento con
alguien o algo de tu pasado, eres impaciente, quizá celoso y no confías en ti. Si pintaste las
piernas con este color, de alguna forma la ira no te deja avanzar o puede ser un obstáculo
también tu falta de confianza y amor por ti.

AMARILLO: si es en la cabeza indica que hay comprensión, sabiduría e ideas lucidas. En


la parte media representa la habilidad o alegría o comprensión con la que se realizan las
tareas cotidianas. Por lo general, indica sabiduría en cualquier parte del cuerpo, o también
puede indicar un fuerte deseo de comprender las cosas y de salir adelante.

16
VERDE: el verde representa la sanación y la creatividad, pero puede además representar
perfeccionismo o ganas fuertes de sanar. En el área de la cabeza, indica que tienes
habilidades creativas en las áreas de tu vida, y que te sabes adaptar a las circunstancias, que
eres alguien flexible. La cantidad de verde en el dibujo puede indicar también la esperanza,
o que tanta fe hay en tu niño interior. Si tu dibujo carece de verde o tiene muy poco, lo más
seguro es que tiendas a sentir desesperanza o tengas una profunda desilusión.

AZUL: indica frialdad o una vida muy razonada y pensada que puede estar conducida
únicamente por patrones aprendidos. En la cabeza, puede indicar un intelecto muy elevado.
En el área del corazón, significa que puedes tener experiencias dolorosas que has congelado
para poder vivir y que eres frío o que mantienes distancia emocional con las cosas y
personas. Mucho azul en el dibujo puede indicar que eres poco comunicativo o tímido pero
quizá con muchas ganas de comunicarte o expresarte o decir lo que quieres y piensas. Een
algunos casos, podría indicar que eres muy tajante en tus decisiones. Si dibujaste tus manos
de azul indica un carácter muy detallista e incluso obsesivo con las cosas que hace, puedes
ser inflexible cuando se necesita que seas flexible. Si pintaste tus pies de azul, puede
representar que te cuesta trabajo para avanzar en la vida y ver proyectos a futuro.

ROSA: representa la calidez emocional, el amor no pasional, la ternura y la comprensión.


Rosa en tu cabeza indica que te esfuerzas siempre por comprender a los demás. En el
corazón, puede significar que estas desarrollando un nuevo amor por todas las cosas o que
quizá necesitas dártelo a ti mismo. Si tienes mucho rosa en tu dibujo, puede que estes en un
proceso profundo de transformación o de amor por ti. Si pitaste tus pies de rosa, indica que
el camino que quieres seguir esta relacionado con el amor y el engrandecimiento de tu vida.

NEGRO: es el color de la ausencia, de que no estas presente en tu vida como un amigo o


compañero, que te dejas a un lado por atender otros asuntos. En la cabeza, indica que no
tienes claro lo que quieres ni a donde vas, o que eres muy crítico y enjuicias con severidad
a los demás. En el corazón, significa resentimiento, violencia o sentimientos de amargura,
no te sientes libre y quizá te sientas atrapado en condiciones que no te agradan y que
incluso detestas. Si es en otra parte del cuerpo, indica que te desagrada las cosas que haces
y que sientes que no te llevan a ningún lado, lo que puede provocarte mucha soledad y
sentimientos de incomprensión y confusión. Si es en tus pies puede indicar un carácter
pesimista, y si es a la altura de los órganos sexuales, indica muy poco o nulo gozo en la
vida. Es urgente que trabajes con tu niño interior! Que le hables y entables un contacto con
el poco a poco.

MARRÓN: es el color de la indiferencia o de no estar muy motivado o desganado. Si es en


la cabeza indica que puedes tener pensamientos de resistencia a crecer. Si el marrón
predomina en el dibujo es que tiendes a ser depresivo o tener alteraciones con el sistema
nervioso.

17
NARANJA: representa la necesidad de cambio, de transición y de lo nuevo. De un nuevo
nacimiento. Cuando hay mucho naranja en el dibujo, puede indicar un gran anhelo de
cambio o ya estar en el proceso, por lo que necesitaras mucho apoyo de ti mismo para que
puedas llevarte a donde quieres.

Esta es una breve guia de como puedes saber en que áreas tu niño esta dañado o necesta que
lo apoyes. Recuerda que una faceta de la madurez emocional es aprender a hacernos
responsables de nuestra felicidad, y comprender que aquellos que nos lastimaron o nos
causaron algun daño hacian lo que mejor podian, actuaron con ignorancia, y sin embargo,
pelear o tener sentimientos de enojo contra ellos no soluciona nada sino que solo nos causa
enojo y tensión. Dejar ir el resentimiento consiste en volvernos padres amorosos de
nosotros mismos, apoyarnos y encontrar el lugar donde nos sentimos en paz y alegres,
niños amados, para que podamos entonces no exigir la felicidad sino aprender a
compartirla.

Ejercicios para sanar a nuestro niño interior

Ejercicio 1

Busca una fotografía tuya de cuando eras niño y analízala ¿Qué ves en ese niño? ¿Qué
refleja su rostro? Ves en el alegría o tristeza, dolor o felicidad, miedo o libertad ¿Qué te
transmite? ¿lo amas o rechazas? ¿podrías relacionarte con el?

Escribe en un cuaderno, todas las sensaciones que logres percibir.

Si es necesario, puedes ampliar la fotografía

Ejercicio 2

En una hoja de papel o en un cuaderno, haz un dibujo de cuando eras niño, expresa todo lo
que quieres proyectar y elige el material con el que te sientas más cómodo, lápices de
colores, crayones, plumones, etc.

¿Qué logras percibir del dibujo que hiciste? ¿Qué está haciendo el niño? ¿Qué colores
utilizaste?

Ejercicio 3

En un lugar tranquilo, siéntate cómodamente y elige música suave y entabla una charla con
tu niño interior. Platica con tu niño interior e intenta conocer todos sus sentimientos y

18
emociones pregúntale: ¿Qué te gusta? ¿Qué no te gusta? ¿A que le temes? ¿Qué sientes?
¿Qué necesitas? ¿cómo puedo ayudarte a sentirte seguro? ¿Cómo puedo hacerte feliz?.

Este ejercicio funcionará mejor con los ojos cerrados.

Mientras conversas con el ten compasión, apóyalo, demuéstrale que lo amas, que lo
proteges y que puedes atender todas sus necesidades, hazle saber que estás ahí para
ayudarle siempre.

Vivir una vida donde no haya conflictos es lo ideal, pero para lograr ese estado tenemos
que sanar los conflictos que forman parte del crecimiento personal y colectivo. Debemos
aprovechar cada dificultad que encontramos en el camino para ahondarla más, para
conectarnos con más profundidad con nuestra condición de estar vivos. Perdemos el tiempo
cuentionándonos ¿por qué a mí? En lugar de utilizar nuestra energía para observar la
lección detrás del suceso. El por qué es reactivo, nos lleva a la melancolía de reciclar el
pasado, de culpar a algo, a alguien, o a uno mismo por lo que está sucediendo.

El encontrar la lección o el para qué sucedió lo que sucedió nos saca del pasado y nos trae
al presente, donde no hay a quien culpar y si estamos dispuestos a aprender, encontraremos
la solución más rápido de lo que imaginamos. Entonces, partiendo de esta premisa vamos a
ver cómo podemos amarnos más para no seguir reciclando sufrimientos innecesarios y
aprovechar cada situación por difícil que aparente ser.

-------------------------------

Documento en Pdf sobre como sanar al niño interior. Es la tesis de una chica que cuenta su
vida, los abusos sexuales que vivió, el abuso de drogas, las peleas, las situaciones extremas
y como cambió su vida al darse cuenta que tenia que sanar a su niño interior.

Fuentes:

http://www.innatia.com

http://librealfin.blogspot.com

http://www.biomanantial.com

Sanar a tu niño interior, una forma de superar el pasado. www.soyborderline.com

http://pandorasboxasi.blogspot.com/2011/06/sanar-tu-nino-interior-una-forma-de.html

19
¿Qué es el Niño Interior?

Es el conjunto de todas nuestras potencialidades en estado puro, que nos habrían


de permitir atraer la realización en todas las áreas de la vida. Cuando ocurre que
en una o varias áreas no conseguimos vivir plenamente, hablamos del Niño
Interior Herido.

Seguidamente se exponen las áreas y los casos más frecuentes de realización y


herida.

Area Realización Herida

Amor,
comunicación, Desavenencias, chantaje, malos tratos,
Amor y Pareja apoyo, compartir, incomunicación, frigidez, adicciones,
entendimiento, impotencia…
crecimiento.

Cariño, respeto,
fraternidad, apoyo,
Manipulación, imposición, rechazo,
acompañamiento,
abandono, invalidación, adicciones,
Familia y Salud confianza,
proteccionismo, agresiones,
seguridad,
enfermedades, accidentes…
estabilidad, fuerza,
vitalidad…

20
Realización, Mooving, inestabilidad, inmovilismo,
Trabajo y Viajes reconocimiento, desinterés, malos entendidos, falta de
valoración, ascenso, reconocimiento…
armonía.

Autoestima,
completa, integridad,
Dejadez, falta de autoestima,
firmeza, conexión,
inseguridad, tristeza, depresión,
Autorealización Alegría interior,
dificultad en poner límites, ansiedad,
sinceridad, poner
fobias, autosabotaje.
límites,
automotivación…

Prosperidad, éxito en
los negocios,
Creencias erróneas acerca de la
Riqueza Económica firmeza, equilibrio,
abundancia, escasez…
confianza, capaz de
asumir riesgos…

Reconocimiento
social, éxito en la
vida en general,
Autonegación, falta de confianza,
Fama y Reputación constancia, simpatía,
inadaptación, dificultades sociales…
don de gentes,
determinación,
integridad…
Fluidez, adaptación ,
genialidad,
recurrencia,
Creatividad, hijos, concentración, Dispersión, rigidez, dificultades en el
Proyectos detección de las cambio, estrés…
necesidades,
concreción,
inteligencia…
Sociabilidad, capaz
de ponerte en el
Egoísmo, introversión, creación de
lugar de los demás,
Amistades mundos personales, orgullo,
cordialidad,
intransigencia, falta de comunicación.
confianza,
aceptación…

21
Cuando ocurre que en una o en varias de estas áreas, no conseguimos vivir con
plenitud, estamos ante un caso de Niño Interior Herido. Ocurre que la persona que
tiene un Niño Interior Herido revive una y otra vez, los mismos sentimientos de
amargura, vacío, desilusión, tristeza, rencor, miedos, desconfianza, etc. en el área o
áreas que tiene afectadas. Tropieza una y otra vez con la misma piedra.

La causa de que esto sea así, radica en las vivencias emocionales que vivimos desde
que fuimos concebidos en el vientre de nuestra madre hasta la edad de 9 ó 12 años, -en
que pasamos de la mente concreta y autocentrada en el Yo, a la mente abstracta- en
relación a las emociones que nos suscitaban nuestros padres y mentores, de modo que
sin darnos cuenta, grabamos en el inconsciente sentimientos, actitudes, creencias, en
definitiva introyectos, correspondientes a cada una de esas ocho áreas.

Con el tiempo esos introyectos, fueron generando la realidad en la que |

El proceso es sencillo, pero requiere de tres aspectos fundamentales: disposición,


voluntad y compromiso, es decir, que la persona desee sanarse y mejorar su vida. Sin
estos ingredientes ninguna terapia tendría efectividad.

El proceso consiste en reconocer y conectar las experiencias no deseadas de la


actualidad, con las que vivió en el pasado, hacerlas conscientes, darse cuenta que son
suyas, liberarlas, ponerse en el lugar del otro para cerrar asuntos pendientes,
perdonarse y perdonar, reconciliarse, reparentalizar y consolidar vivencias sanas y
plenas en el área que desea mejorar.

Cuando el proceso tiene lugar, se consigue cambiar las emociones que antes eran
causa de conflicto, y hasta las personas que eran foco de conflicto, pues cuando uno
cambia internamente cambia lo que le rodea.

¿Para que sirve este proceso?

Además de mejorar el área de nuestra vida que queremos sanar: pareja, familia,
trabajo, relación personal consigo mismo, etc. la persona deja de tener los
sentimientos que le atenazaban, desaparecen los enganches y mejoran las relaciones
con los demás, comienza a recuperar su verdadera identidad, su autoestima, el
encanto personal, la espontaneidad, y la salud en todos los órdenes de su vida; es
capaz de sostenerse y nutrirse a si misma, de modo que comienza a vivir plenamente y
a atraer la prosperidad en su vida. El mundo se rinde a sus pies.

¿De dónde surge Recuperar el Niño Interior?

22
Este sistema de integración humana nace en Estados Unidos, de la corriente
psicológica denominada Análisis Transacional y que es enarbolada por Erich Berne,
John Bradshaw, Marianne Wiliamson, Jean Piaget y Antonio Blay entre otros.

Javier de la Sen
Lleva trabajando el Niño Interior desde 1998 con grupos y a personas
individualmente, Formado en Análisis Transacional, Gestalt y Biodanza, y otras
técnicas que aplica en sus terapias grupales e individuales como son Regresiones,
Cromoterapia, Cristaloterapia, Intencinalidad, Iluminación de la Materia,
Numerología, Feng Shui entre otras.

Es creador del Sistema Recuperar el Niño Interior y del Taller de la Felicidad, de La


Escuela de la Luz.

Información y reservas
Tel.: 91 553 74 05 Javier de la Sen
C/. Marqués de Lema, 7. Planta 6ª - piso 640
e-mail javiersen@telefonica.net

Niño Interno

Tres Dimensiones de mi Ser

Una de las primeras evidencias que tengo entendida es que soy un ser complejo. Que a
veces quiero una cosa y termino haciendo otra. Como por ejemplo cuando quiero hacer

23
dieta o cuando prometo que haré ejercicios o que voy a empezar “mañana” a estudiar chino
mandarín.

En esos momentos uno piensa… “¿por qué me estoy saboteando”. O a lo mejor no lo vea
tan claro, y sin embargo, luego de intentos, afirmaciones, rezos y devociones diversas,
aprecia que hay algo en su vida que no cambia y que la deja siempre en el mismo sitio en el
que empezó o incluso peor, porque además, ahora, está desmotivada. Esto suele acabarse
cuando uno acepta y entiende que no es solamente este ser pensante que ha decidido algo
(ya sea aprender chino, adelgazar, curarse, sacarse la lotería, etc.) sino que es además ese
cuerpo que uno tiene. Y además es un espíritu superior.

Volver al inicio

Primera Dimensión: Niño Interno o Ego

Cuando leí esta teoría me pareció verdadera. Me cuesta creer que un extraterrestre (o
varios) se lo dictaron a la autora. Prefiero pensar que ella lo sabía por esa sabiduría interna
que tenemos los humanos y que a veces no oímos o incluso menospreciamos. Y digo esto
porque cuando leí algunos escritos de Jelaila Starr sobre el niño interno me pareció que
tenía razón porque yo también “sabía” (intuitivamente) eso. Y a mi no me habla ningún
extraterrestre, ni tengo mucho interés en que lo hagan, por lo menos no ahora. Lo que les
voy a decir no es copia exacta de lo que dice Jelaila, es lo que yo entiendo de lo leído y de
lo experimentado por mí y lo que he condensado de lecturas desde hace muchos años sobre
temas similares. (O a lo mejor para que lo que yo digo adquiera más autoridad podría decir
que es lo que mis Guías Espirituales me han soplado al oído y me piden que transmita al
mundo por esta vía. Son sólo dos puntos de vista diferentes con un mismo
resultado)Empezamos aceptando que todas las personas tenemos un cuerpo, una materia
básica elemental que alimentamos, abrigamos, y todo lo demás. Este cuerpo es “manejado”
por una dimensión de nuestro ser que es nuestro “Niño Interno”. Este niño nos protege de
amenazas externas y cuando siente amenazas muy fuertes, toma medidas igual o más
fuertes (medidas desesperadas).Cuando nos miramos al espejo y nos decimos lo guapos que
estamos hoy, eso se lo estamos diciendo a nuestro niño interno. Cuando nos escapamos a
mitad de la tarde y nos vamos a una heladería a disfrutar solos una copa de helado con
crema y chocolate, estamos mimando a ese niño.Lo que ocurre es que por diversas fuentes
se nos ha dicho que esos son actos de egoísmo, o que somos egocéntricos. Es por eso que
continuamente los bloqueamos o los criticamos.Si por ejemplo, nuestro niño interno siente

24
que está en una relación monótona, aburrida en donde sólo da y da y no recibe
compensaciones, es posible que ese niño nos lleve a involucrarnos en un amorío (romance
extramarital) en el que ese niño se siente nuevamente mimado. A ojos de terceros es un
acto de egoísmo, a ojos de nuestro niño interno, es un acto de superviviencia.

Entonces, un lado de nosotros condena nuestra actuación, pero volvemos a caer en ella.
¿Qué es lo que pasa? Pasa que a nuestro niño interno lo hemos abandonado, no le hemos
explicado las cosas, no conversamos con él y de cuando en cuando lo agredimos porque lo
llamamos “niño malo” y eso lo confunde y lo hace reaccionar con otras nuevas medidas
desesperadas que a ojos externos podríamos bien llamar “actos de autosabotaje”.

Es una explicación muy simplista, pero a lo mejor al leerla te das cuenta que “sabes” que
esto es así. Y ya empiezas a encontrarle sentido a los actos más extraños, como por ejemplo
cuando saboteas tus dietas para adelgazar (tu niño interno siente que está entregando
demasiada energía y no quiere morir de hambre, es por ello que se aprovisiona de toda la
energía posible), o saboteas tus relaciones personales y amorosas (tu niño interno siente que
tu intimidad se ve amenazada porque alguna vez anterior sufriste y no quiere que vuelvas a
sufrir) y así… pon tú el ejemplo.

El niño interno responde a nuestro nombre familiar. Ese nombre por el que nos conocen
sólo los de casa, ese que nos dicen sólo los que nos conocen de toda la vida y nos quieren,
sólo tú sabes a qué nombre responde tu niño interno. Refresca la memoria, recuerda su
nombre.

Volver al inicio

Conversaciones con mi Niño Interior

Como ya hemos dicho, a nuestro niño interior lo hemos venido reprimiendo desde hace
muchos años. Es al que le decimos “malo”, o “feo” o “tonto”. Este niño tiene mucho miedo
de nosotros y suele “sabotearnos” a lo largo del camino. Es imprescindible conversar con
él, sanar sus heridas y llegar a un acuerdo en el que las tres dimensiones de nuestro ser
“tiren” en la misma dirección, como si de tres caballos llevando un coche se tratase.

25
Sanando Heridas

¿Qué te duele?Para ello nos tenemos que acercar a nuestro niño interior. Dedicarle unos 5
minutos al día todos los días. Frente al espejo mientras nos alistamos para empezar el día, o
cuando querramos, podríamos decirle “Fulanit@ ¿cómo estás hoy? Te veo muy bien, te
amo tal como eres y estoy muy orgullos@ de ti. Sé que no te he tratado bien, pero quiero
que hagamos las paces, conversarías conmigo hoy?”.

(Ver abajo el Ejercicio 1: Las lecciones que debo aprender)

El primer ejercicio debe realizarse cuando hayamos avanzado un poco estas conversaciones
y hayamos aceptado y entendido que no es que nuestro niño interno sea malo, sino que ha
interpretado a su modo los hechos y ha reaccionado de acuerdo a aquellas interpretaciones.
Y que a partir de ahora asumimos la responsabilidad de decirle lo que pensamos hacer y
explicarle cómo aquello no lo va a dañar.

Puede ser que el niño interior, aún asustado, no quiera hacer este ejercicio porque pensará
que al recordar las cosas se va a causar daño. Es por ello que hay que advertirle que si hay
dolor, será un dolor que cure y que sane y que no se le reprochará por ello (desechar a priori
la posibilidad de decir “qué imbécil fui, ¿por qué me puse a recordar eso?” porque cuando
nos insultamos, estamos insultando a un niño pequeño y si no harías algo así con tu hijo,
¿por qué sí con un hijo tan especial como tú mismo?) y hay que prometerle una recompensa
por hacer este ejercicio y haber actuado bien (por ejemplo, “luego, para que te sientas
mejor, saldremos a caminar solos al parque”).

Aprender la lección

Luego que veamos el resultado de nuestro primer ejercicio, no le demos muchas vueltas.
Aceptemos que no somos víctimas de un universo sin orden, sino somos alumnos en una
escuela en donde se nos va a convertir en los mejores “yo” que podemos ser.

26
Al ver los resultados, estamos mirando en blanco y negro cuál es la lección que se nos ha
tratado de enseñar una y otra vez. Yo sé cuál es la mía porque cada paso doloroso de mi
vida me ha afectado de una misma manera. Y hay que agradecer el poder verlo, porque eso
significa haber adelantado un paso enorme.

Demos gracias a Dios, a nuestro niño interno por cooperar con nosotros, y lo dejamos
pendiente, para que nuestro “Yo Superior” nos diga la manera cómo no repetir esa lección.
O en otras palabras, ahora nos sabemos de antemano las preguntas del próximo examen que
la vida nos va a tomar (o del examen que la vida nos está tomando ahora mismo).
Preguntemos las respuestas a quien las sabe (Yo Superior) para aprobarlo y podamos pasar
a la siguiente materia de examen (¿o de verdad creías que aquí acababa todo?).

Volver al inicio

¿Qué te alegra?

( Ver abajo el Ejercicio 2: Lo que me hace feliz )

Aceptar que me merezco todo aquello que me hace feliz

Como a estas alturas ya hemos olvidado (o vamos en camino de olvidar) que nuestro niño
interno es un “niño malo”, será más simple aceptar que ese niño se merece todo lo bueno
tanto como te lo mereces tú, y repetirlo varias veces por varios días no está de más.

Aquí ya podemos aplicar las lecciones de la película “El Secreto” u otras lecciones para
atraer éxito, abundancia, amor, y todo aquello que está en nuestra lista de deseos.

Ejercicio 1:

27
Toma una hoja de papel, divídela en 3 columnas y encabeza cada una de ellas con estas
preguntas:

¿Cuáles son los momentos más dolorosos de mi vida?

¿Qué es lo que más me lastimó de esos momentos? Enumerar las actitudes mías o
de los otros que me hicieron sentir una víctima

¿Cuáles son los reproches que me hago en el presente? ¿De qué me culpo? ¿Qué no
me puedo perdonar?

Ejercicio 2:

Toma una hoja de papel, divídela en 3 columnas y encabeza cada una de ellas con estas
preguntas:

¿Cuáles son los momentos más felices de mi vida?

¿Cómo me sentí en esos momentos?

Si un genio me concediera ilimitado número de deseos el día de hoy. ¿Cuáles


serían?

Volver al inicio

Comentarios desactivados

http://autoayuda.wordpress.com/nino-interno/

28
Libre al Fin

Libre para luchar por lo que creo y ser feliz. Libre para escuchar mi voz interior y celebrar
que tengo un propósito, para crecer cada día más, para descubrir la naturaleza de mi
corazón y escoger el rumbo de mi vida. Libre para tomar mis propias decisiones, para dejar
ir el pasado y para crear el futuro de mis sueños.

martes, junio 26, 2007

Libre para escoger mi propósito

Para muchas personas es una gran incógnita cuál es el propósito de su vida. Descubrir para
qué están aquí o porqué "han sido puestas aquí" se convierte en todo un reto, tanto o más
que el de vivir su vida. De repente el propósito de gran parte de su vida se ha convertido en
descubrir cuál es el verdadero propósito de su vida.

La solución a esta simple paradoja se halla en sí misma: en el fondo todos elegimos cuál es
este propósito haciendo del tiempo en nuestra vida lo que nosotros queramos, desde
convertirnos en luchadores de alguna causa hasta simples espectadores de los
acontecimientos que le dan forma a nuestro mundo. Deja de buscar, decide
conscientemente que hacer con tu vida!

Si decides creer que estás limitado en lo que puedes lograr o si decides creer que no tienes
límites, en ambos casos tendrás razón tal y como decía Henry Ford (y mi papá).

Existen muchas personas que son un verdadero y vivo ejemplo de cómo convertir aparentes
límites en nuestra vida en una profunda fuerza creadora e inspiradora. Mi ejemplo favorito
son Dick y Rick Hoyt (padre e hijo). Rick es una persona cuadrapléjica que participa en
competencias Ironman (un triatlón de alta resistencia) con la ayuda de su padre. Juntos son
el vivo ejemplo de cómo nuestra vida no tiene límites en cuanto a el propósito que podemos
elegir:

29
Si no puedes ver este video, haz click aquí.

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 12:00 AM 1 comentarios Vínculos a esta publicación

sábado, abril 22, 2006

Libre para creer en lo increíble

Qué crees sobre las cosas que son increíbles? En la vida nos encontramos historias de
personas que lograron conseguir metas que para la mayoría de los que los rodeaban eran
sencillamente increíbles.

Un ejemplo muy conocido es Cristobal Colón, quien llegó a América y eso fue increíble
para sus coterráneos. Fue increíble porque eran presa de una falsa creencia: que la Tierra
era plana. Personas que han alcanzado metas similares, como descender a las profundidades
del mar, escalar las montañas más altas del mundo, sobrevivir días con una mordedura fatal
de un animal salvaje hasta conseguir ayuda, atravesar el África a pie, o no comer por años
(Paramahansa Yogananda, santo de la India y padre del Yoga en Occidente, documentó en
su libro "Autobiografía de un Yogi" a dos personas que tenían muchos años de no probar
alimento alguno), mostraron a muchos que lo único que los diferenciaba para lograr su
cometido era que creyeron que se podía lograr, y no desistieron en su intento.

Podemos ver cómo nuestras creencias determinan en gran manera el resultado de nuestras
acciones. Todos nos predisponemos a algo. Algunos a vencer, otros a dejarse vencer. Si los
metafísicos y místicos de todos los tiempos tienen razón, nuestro mundo interior determina
nuestro mundo exterior. Cualidades nuestras como intención, voluntad, determinación y
perseverancia son inefectivas cuando en el fondo de nuestro corazón creemos que nuestra
meta es imposible de lograr. Nos habremos dejado vencer por lo "increíble".

Crees que no te pasa a tí? No es necesario analizar ejemplos extremos, sino por el contrario
ver cosas del día a día que decimos: "no creo que pueda conseguir ese trabajo", "no creo
que yo pueda con esa tarea", "no puedo", "eso es imposible", "no puedo creer que lograras
eso! para mi es increíble!", "en este país eso es imposible", "ni lo intentes, es imposible",
"ya se que no voy a poder, así que ni lo intento".

30
Pues lo increíble es que no nos demos cuenta que somos presa de nuestras propias creencias
y de limitaciones mentales que hemos dejado que nos impongan o que no hemos tenido el
valor de destruir. Por eso me encanta esta parte de ese cuento tan famoso:

"No puedo creerlo!', dijo Alicia.

"No puedes?", repitió la reina con un tono apenado. "Vuelve a intentarlo, respira hondo y
cierra los ojos."

Alicia se rió. "De nada sirve intentarlo", dijo. "Una no puede creer en cosas imposibles."

"Yo diría que no has practicado mucho", dijo la reina. "Cuando yo tenía tu edad, siempre lo
hacía durante media hora al día. A veces he creido hasta seis cosas imposibles antes del
desayuno."

Cree en ti y empezarás a creer en cosas increíbles. Cree en ti y el mundo alrededor tuyo


cambiará para siempre, tal y como le sucedió a Colón.

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 1:30 PM 4 comentarios Vínculos a esta publicación

lunes, septiembre 12, 2005

Libre para ocuparme sin preocuparme

Piensa por un momento en tu futuro. Que ves? Cuando piensas en las posibilidades que
depara tu vida, son positivas? Hay acaso algo que te preocupa? Desgraciadamente son
muchas las personas que constantemente viven temiendo al futuro, o preocupadas por cosas
que no saben si realmente van a pasar.

De qué cosas podemos tener seguridad? Hasta donde sé, lo único que tenemos seguro
cuando estamos vivos es que tarde o temprano vamos a dejar nuestro cuerpo. No hay otra
cosa con garantía. Sin embargo, hemos hecho un hábito el estarnos preocupando por todo,
hasta por cosas insignificantes, y lo único que esto traé es esclavitud. Nos hemos vueltos

31
esclavos de cosas que ni sabemos si van a pasar, y lo curioso es que lo sepamos o no, esto
nos enferma la mente y el cuerpo. Nos estresa y oscurece nuestro juicio. Convierte
momentos que pudieron haber sido increíbles en ratos desagradables. Perdemos el sentido
del tiempo, ya que dejamos de vivir el presente para morir lentamente en el "futuro".

Recuerda que la preocupación es simplemente eso: pre-ocuparse. Es empezar a resolver


algo cuando todavía no es tiempo. Es gastar energía en vano, cuando la pudiste haber
guardado para actuar cuando fuera el momento. Realmente... es perder el tiempo.

Pero qué cosas podemos hacer para dejar de preocuparnos y empezar a ocuparnos? He aquí
un compendio personal de aquellas cosas que guardo para estos momentos:

1. Cuando estés ante una situación angustiante o preocupante, hazte la siguiente pregunta:
"Qué es lo peor que podría pasar?". Esta es una de las cosas más sabias que he escuchado
en mi vida, y constantemente me ha hecho ubicarme cuando estaba fuera de balance. Me ha
hecho recapacitar y poner las cosas en perspectiva.

2. Toma responsabilidad. Deja de pensar que todo es culpa de los demás, que Dios te está
"poniendo a prueba", que estás pagando por "pecados pasados", o que por cada cosa buena
que te pase, una mala también debe pasarte. Pensar de esta forma no te servirá de nada, lo
que necesitas es tomar responsabilidad de tu vida, de tu futuro y de todas las cosas que te
pasan. Si tú no eres parte del problema, tampoco puedes ser parte de la solución. Métete en
la situación y deja de buscar causas externas, busca dentro de tí la solución!

3. Busca el lado positivo. Toda situación tiene un lado positivo, por más duro que
parezca. Cada circunstancia de nuestra vida está ahí para ayudarnos a ser mejores y dejar de
lado aspectos egocéntricos, bajos o mezquinos de nuestra personalidad. Muchas culturas
por ejemplo, aceptan muy bien la partida de nuestros seres queridos, ya que ven el lado
positivo de que ellos han concluido su ciclo en esta tierra, y eso es digno de celebrarse, más
allá del dolor interno que nos provoca desapegarnos a su presencia.

4. Siente cuando actuar. Si brincas al tren antes de que pase, puede ser que te atropelle. Si
brincas una vez que ha pasado, ya será muy tarde. Todo tiene un momento y un lugar.
Aprende a reconocer la señal de actuar, ésta saldrá de tu interior.

5. Da el 100% en aquellas cosas que están bajo tu control. En toda situación hay cosas
que nosotros podemos cambiar y cosas que no (y de ahí el adagio popular sobre pedir
sabiduría para reconocer la diferencia). Lo importante es en aquellas que dependen de

32
nosotros no ser mediocres, sino entregar todas nuestras fuerzas, creatividad, perseverancia y
entusiasmo para ayudar a que se dé el resultado que queremos.

6. Sé optimista con el futuro. Indiscutiblemente hay personas que parece que tienen una
estrella en la frente pues todo les sale bien. Si te fijas, estas personas tienen una actitud de
triunfo hacia la vida, algo que les nace de su interior y les impide renunciar a sus
aspiraciones. Se niegan a aceptar las cosas malas en su vida, realmente creen que todo
puede salir bien y la vida suele contestarles favorablemente. Sé optimista, no te costará un
cinco!

7. No te apegues al resultado. Una vez que has dado lo máximo de tí para encarar una
situación recuerda que igual las cosas pueden salir distinto a como tú las planeas, y eso es
muy bueno!!! ya que uno tiene una idea de lo queremos para nosotros mismos, pero no
podemos estar seguro de qué es lo que más nos conviene! Ten fé en que todo pasa por algo,
que no hay coincidencias y que el honor no se pierde si se muere con las botas puestas, es
decir, luchando hasta el final.

Te invito a que medites sobre el cuento del Guerrero Japonés:

"El gran guerrero fue capturado y llevado a una celda. No podía más que pensar en todas
las torturas de las que sería víctima al día siguiente, sin lugar a duda tendría una muerte
horrorosa. Fue entonces cuando recordó las palabras de su maestro: el futuro no existe, vive
el presente. Y entonces el guerrero logró quedarse dormido".

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 12:40 PM 9 comentarios Vínculos a esta publicación

martes, agosto 16, 2005

Libre para apuntar alto

La siguiente historia llegó a mi hace mucho tiempo y no dejo de pensar en ella con cierta
frecuencia:

"Había 2 muchachos y un niño sentados al borde de un lago. A la mitad del lago emergía
una gran roca y de repente los muchachos empezaron a tratar de alcanzarla lanzándole
piedras. Ninguno lo lograba por más que se esforzaba, ya que sus piedras no llegaban tan
lejos. El niño calladamente tomó una piedra y la lanzó, dándole a la roca al primer intento.

33
Wow! dijeron los muchachos, cómo lo has hecho para lograrlo?

Lograr qué cosa? dijo el niño. No pude atinarle!

Cómo qué no le has atinado? Le diste justo en el medio!

Ahhh, es que yo estaba apuntándole a la Luna..."

Este es un gran cuento que refleja una firme realidad: entre más lejos apuntes más lejos
llegarás. Nuestras metas nunca deben considerarse como demasiado altas o inalcanzables.
Nunca. El único verdadero requisito para conseguir algo es haberlo imaginado, pero a
diario nos dejamos vencer por nuestros miedos, por nuestra edad o por las circunstancias de
nuestra vida. Pero nuestros sueños se pueden lograr! Piensa que hay personas que han
logrado eso que tú quieres estando en peores circunstancias que tú. Piensa que para cada
sueño concebido hay al menos un caso de una persona que lo logró y la diferencia no fue
que tuviera más o menos dinero, más o menos edad, fue porque tenía una determinación
interior y una pasión que nunca la dejaron rendirse.

Hacia dónde apuntas tú en tu vida? Hacia la mitad del lago o hacia la Luna? Apunta alto!!!
Espera lo mejor para ti porque te mereces lo mejor! Confía ciegamente en que el mundo es
un lugar hermoso lleno de oportunidades para aquellos que las buscan y las persiguen con
todos sus deseos desde el fondo de su corazón! Haz un esfuerzo constante para mantener
frescos tus sueños de infancia y de adolescencia, éstos dicen mucho de ti! Lucha a lo largo
de tu vida por conseguir aquello que realmente deseas, y como bien dicen, nunca aceptes un
no por respuesta (menos de ti mismo!).

Imagina cada pensamiento que atente contra lograr tus sueños como un billete falso que
nadie estaría dispuesto a recibir, porqué te quedas tú con él?

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 1:19 PM 1 comentarios Vínculos a esta publicación

lunes, julio 11, 2005

34
Libre para nacer de nuevo

Recientemente escuché decir a alguien cómo la impresionó ver a un grupo de personas salir
adelante en la vida sin tener absolutamente nada, un grupo de personas sin estudios, sin
futuro, sin una familia estable, con historias horribles en sus vidas, llenas de enfermedades
y problemas, sin trabajo y con varias personitas a su cargo. Esta experiencia hizo a esta
persona recapacitar sobre cómo nos quejamos constantemente de cosas tan sencillas o
triviales, sin luchar al máximo por nuestras metas. Esta sensación para esta persona, fue en
sus propias palabras como "volver a nacer".

El otro día vi en televisión también una persona que me impactó mucho. Era una señora
muy pobre con dos hijos que había sido brutalmente maltratada por su entonces esposo.
Esta mujer con un brillo divino en sus ojos narraba alegremente que tenía 14 puñaladas en
la cabeza, que su esposo la había rociado de gasolina para prenderle fuego estando ella
embarazada, y cómo fue su gran fé la que la hizo salir adelante. Muy felizmente contaba
como ella y sus hijos "si tenían comida comían y si no tenían comida pues no comían", pero
que ellos ahora eran inmensamente felices.

Será que al resto de nosotros sencillamente nos gusta quejarnos por todo? Has contado
cuántas veces al día te quejas de algo? Pasamos mucho tiempo hablando negativamente de
aquello que nos rodea, especialmente de nosotros mismos. Todos hemos sido ciegos de
corazón alguna vez como para no saber apreciar todas las maravillas que nos da la vida.
Verdaderamente son sabias aquellas personas que logran encontrarle a todo un lado
positivo y saben agradecer las oportunidades de crecimiento personal que se encuentran en
las situaciones más difíciles de nuestras vidas. Abre tus ojos y descubre todo lo grandioso
que te rodea! Date cuenta de cuánto vales y del cambio positivo que puedes hacer para
aquellos en tu vida!

Ilustrando este último punto te dejo con el link de un video corto sobre Tony Meléndez. No
sabes quién es?

Este video tiene el potencial de hacer que vuelvas a nacer.

35
Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 6:10 PM 0 comentarios Vínculos a esta publicación

sábado, julio 02, 2005

Libre para dejar mi huella

Es el sueño de muchas personas hacer de su vida un tiempo de ayuda y protección


desinteresada a los demás, un espacio de renunciación consciente a muchas de las
atracciones materiales de este planeta con el fin de brillar "por dentro", sin que nadie
necesariamente se de cuenta.

Existen descripciones muy inspiradoras de dicho tipo de personas, pero ninguna sigue
cautivando mi mente y mi corazón más que la de W. Somerset Maugham en su libro "The
Razor's Edge", clásico para muchas personas que han emprendido su búsqueda espiritual.
Las siguientes líneas son posiblemente sus más famosas y trateré de traducirlas lo más
fielmente posible, si bien, estoy de acuerdo que la prosa y la intención del autor son
elusivas fuera del lenguaje original:

"El hombre del que escribo no es famoso. Puede ser que nunca llegue a serlo. Puede ser que
cuando su vida al fin llegue a terminar no dejará más rastro de su paso por la tierra que una
piedra tirada a un río deja sobre la superficie del agua. ... Pero puede ser que la forma de
vida que él ha escogido para sí mismo y la peculiar fuerza y dulzura de su carácter puedan
tener una influencia cada vez mayor sobre sus semejantes de tal forma que, mucho tiempo
después de su muerte quizás, se podrían dar cuenta que vivió en esta era una criatura muy
destacada."

Esto me lleva a un frase que también me consternó por mucho tiempo, que dice más o
menos así: "que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha". La mejor forma de
hacer o dar algo por los demás, es cuando ni siquiera se enteraron quién lo hizo. Muchas
personas evidencian su ayuda en lo que pareciera ser más vanidad que caridad. Eres libre
para dejar tu huella, qué importa si no la dejas firmada?

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 9:38 PM 1 comentarios Vínculos a esta publicación

viernes, julio 01, 2005

Libre para sanar mi niño interior

36
Tienes idea de cuántas cosas en tu mente son producto de experiencias que tuviste de niño?
Hasta los más pequeños detalles repercuten como martillos en tu vida, sean caricias
amorosas de tu madre, palabras positivas susurradas a tu oido aún cuando no podías ni abrir
tus ojos, el ejemplo de un padre trabajador y honrado, el abrazo de un hermano protector,
las enseñanzas de una abuela, la sonrisa de una tía, hasta desafortunadamente las palabras
destructivas pronunciadas delante de uno, las actitudes de víctima de personas que se han
dejado derrotar en la vida, la vagabundería, el abuso, la violencia, la falta de tolerancia
hacia las ideas de los demás, la xenofobia, la religiosidad que amedrenta con la letra que
mata y olvida el verdadero espíritu de la letra.

Con esto en mente, leí una vez que una de las formas más eficientes para sanar viejas
heridas provocadas durante nuestra infancia era precisamente imaginarse hablando con uno
mismo de niño y ayudarse a entender la situación. La técnica estaba descrita como un
diálogo entre nuestro "yo" adulto, sabio, tolerante y amoroso, con nuestro "yo" niño,
inocente, juguetón, sin experiencia y sin idea sobre la vida que le espera. Literalmente
imaginarse que uno toma en brazos al niño que éramos (o se arrodilla para hablar con él) y
atravesar con él aquel momento o recuerdo doloroso ayudándolo a entender (o perdonar)
desde una nueva y más sabia perspectiva la situación.

A mi me ha resultado de maravilla. Cada vez que tengo un miedo, una idea negativa, algún
hábito que quiero cambiar, una debilidad que quiero superar, una limitación que deseo
romper en pedazos, busco en mi corazón dónde está el origen de dicho problema. Al
principio no es sencillo pues realmente nuestra mente es hábil escondiéndonos detalles de
nuestra infancia, pero con un poco de práctica y de voluntad es posible rastrear y liberarnos
de mucha carga negativa innecesaria.

Poco a poco ahora sin querer, me llegan a mi mente recuerdos que explican algún
comportamiento no muy enorgullecedor y soy capaz de verlos desde otra perspectiva, ya
sea para perdonarme a mi mismo por algún defecto que quiero dejar atrás, o para perdonar
a alguna persona que queriéndolo o no, infligió un daño en mi.

La clave está en entender que somos libres de dejar atrás estas cargas. Somos libres para
perdonar los errores del pasado, libres para recordar porqué somos como somos, libres para

37
superarnos día a día, libres para elegir cómo queremos ser, qué valores abrazaremos y qué
ideas obsoletas dejaremos en el olvido.

Recientemente en lugar de imaginarme hablando conmigo mismo, tomo una fotografía que
me conmueva de mi niñez y me hablo con cariño para ayudarme a ser fuerte, a ser auténtico
y sobre todo, a que ese niño evolucione en la persona que quiero ser.

Aquí comparto contigo mi fotografía de niño con la que hablo. Podría pasar horas viéndola,
observando detalles, pero lo que me hace quedar atónito es mi expresión (yo soy el niño de
la izquierda, sentado junto a dos de mis hermanos), expresión que no recuerdo haber
sostenido de adolescente o de adulto. Algo perdí que quiero recuperar.

Tomo mi fotografía y me digo con amor:

"Bebé, no tienes nada de qué preocuparte, todo te va a salir tan bien!, aunque estás rodeado
de gente que te ama, nunca temas quedarte solo pues tu sola compañía es suficiente para ser
feliz... Aprende a oir las opiniones de todos, pero aprende también a dudar de todo. Escoje
tú tu propio camino, no deleges esa tarea en nadie más, ni siquiera tus seres más queridos o
en la tradición más arraigada. Ten amigos y fomenta su amistad, pero recuerda que ellos
también tienen su propio camino. Se feliz porque nada puede evitarlo, nada puede separarte
de tus sueños, pues puedes lograr todo lo que te propongas. El propósito de tu vida es claro:
ama! ama todo lo que puedas! no escuches palabras de odio, no te dejes llevar por la
corriente, no dejes de sonreir, no sigas a líderes vanidosos, sé sensible ante las necesidades
y sueños de los demás, no lastimes a nadie, ante todo se la persona más humilde y sencilla
que puedas, no te compliques la vida con cosas terrenales, aprende a bendecir tus
problemas, medita, piensa, usa tu cerebro y tu razón, no están ahí como trampa sino como
aliados, pero aprende a reconocer cuando el corazón va primero. Sé caritativo cada vez que
puedas, no desmiretes las creencias de nadie y reserva las tuyas para el oido amigo, no
devuelvas una agresión, cuidate, cuida tu familia, cuida tu sociedad y tu mundo. Alimenta
tu cuerpo lo mejor que puedas, pero recuerda que tu espíritu es lo que realmente importa.
Aprende a ver en los demás sus virtudes y no el reflejo de tus defectos. Trata de no juzgar
nunca, se libre como el viento, cálido como el fuego, alivio como el agua y fértil como la
tierra. Tú eres el que eres, nadie puede quitarte lo que nadie te ha dado, ni nadie puede darte
lo que es tuyo por naturaleza! Sé la persona que quieres ser, no temas nada y no te rindas
ante nada. Estás hecho de amor y cuando sientas que te alejes de esto, mírame a los ojos y
lo recordarás".

38
Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 11:03 PM 5 comentarios Vínculos a esta publicación

viernes, junio 17, 2005

Libre para volver a mirar

Quedé fascinado cuando por casualidad descubrí que Respeto proviene del término latín
Respicere, que significa "la voluntad o disposición de volver a mirar". Pasé muchos días
tratando de poner en palabras lo que mi corazón me indicaba que era el secreto de aquella
frase.

Finalmente, recordé muchas ocasiones en que tomamos una posición inflexible creyendo
ser dueños de la verdad absoluta, y arremetemos contra los demás como único medio de
alimentar nuestro ego y afianzarnos una falsa seguridad interior, sin la menor intención de
evaluar la posibilidad de ser nosotros quienes estamos equivocados. Mi creencia es mejor
que la tuya. Yo estoy en lo correcto y tú estás equivocado. Mi fé tiene más sentido que la
tuya. Mis pensamientos valen y los tuyos no. Mi punto de vista, el de mi familia y el de mi
sociedad son superiores a los tuyos, los de tu familia y los de tu sociedad. Mi tradición es la
que cuenta, no la tuya. Lo que tú crees es una locura. Eso tuyo es malo. Cambia tú. Pierde
tú. Muere tú.

Cuántas veces estamos tan convencidos de lo que creemos que no nos damos una
oportunidad para evaluar el punto de vista de otras personas? Cuántas veces sacamos
nuestros mejores juicios para tomar partido contra alguien sin conocer todos los hechos?
Nuestro ego crea todo tipo de limitaciones mentales y emocionales que nos impiden volver
a mirar, escondiendo la humildad y compasión hacia los demás que tenemos dentro por
naturaleza.

Al no tener respeto por los demás únicamente gritamos al mundo que tenemos un ego tan
grande que nos ciega, y no solo no podemos volver a mirar, sino que sin importar hacia
donde miremos solo desearemos vernos a nosotros mismos, ya no que tenemos la capacidad
de apreciar nada más.

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 7:55 AM 0 comentarios Vínculos a esta publicación

martes, junio 14, 2005

Libre para dejar atrás

39
Soy libre para dejar atrás viejas costumbres, creencias o estructuras mentales, por más
populares que sean, si ya no se alinean con mis más altos valores y objetivos personales que
he trazado en mi vida.

Qué es lo que practica tu corazón?

En qué te estás convirtiendo?

Siempre hay que elegir.

Aquello que tú escojas practicar

será aquello en lo que habrás escogido convertirte.

Es así de simple.

Sabiduría de los nativos americanos

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 6:57 AM 0 comentarios Vínculos a esta publicación

lunes, junio 13, 2005

Bienvenido

Hay palabras especiales que se colan entre los dedos del tiempo. Nunca duermen, parecen
pasar desapercibidas de una generación a otra, entre culturas o pueblos que carecieron de
contacto. Han sido gritadas al aire, susurradas al oido, grabadas en un árbol o dulcemente
pronunciadas en un sueño. Recorren miles de años dibujando un laberinto de conexiones
sociales hasta que finalmente encuentran la persona adecuada para germinar. Es cuando de
repente, llegan a ti. Lo hacen de la forma más sencilla e increíble. Justo cuando más las
necesitabas.

Ansío colocar en este sitio una colección de esas palabras que han llegado a mi por
"cuestiones del destino", con la ilusión de alguien pueda beneficiarse de ellas para liberarse
de tanto sufrimiento y miedos innecesarios que rodean nuestras vidas.

Libre al fin, Ricardo.

Publicadas por Ricardo Jimenez a la/s 5:09 PM 0 comentarios Vínculos a esta publicación

40
Página Principal

Suscribirse a: Entradas (Atom)

Acerca de mí

Mi foto

Ricardo Jimenez

Costa Rica

Creo en la importancia de elevar nuestra consciencia como parte de construir una


realidad más justa, donde hablemos no de dogmas sino de valores, no de adoctrinación sino
de razonamiento. Creo en el potencial para crear que todos llevamos dentro, en que todos
podemos descubrirnos y reinventarnos, en dejar ir nuestras limitaciones y abrazar nuestra
verdadera identidad, aquella que se refleja no en el espejo del baño sino en la ventana de la
vida.

Ver mi perfil completo

Archivo del Blog

* ▼ 2007 (1)

o ▼ junio (1)

+ Libre para escoger mi propósito

* ► 2006 (1)

o ► abril (1)

+ Libre para creer en lo increíble

* ► 2005 (8)

o ► septiembre (1)

41
+ Libre para ocuparme sin preocuparme

o ► agosto (1)

+ Libre para apuntar alto

o ► julio (3)

+ Libre para nacer de nuevo

+ Libre para dejar mi huella

+ Libre para sanar mi niño interior

o ► junio (3)

+ Libre para volver a mirar

+ Libre para dejar atrás

+ Bienvenido

Sitios de Interés

* Mi sitio en Gaia

* What Is Enlightment?

* Guerrero de la Luz

* Crea tu propio Blog!

Suscríbete a este blog

Contador

42
jueves, 31 de mayo de 2007

CUIDANDO AL NIÑO INTERIOR

Publicado por Desconocido @ 14:28

Comentarios (0) | Enviar

Curando al Niño Interior

Para curar esas partes se requiere regresar a cada etapa del desarrollo para entender cuando
y como esos traumas fueron guardados. El siguiente paso sería liberar esa energía guardada.
Finalmente, al cambiar esa experiencia en nuestra consciencia, llenando las necesidades de
ese niño interior y poniéndonos al día con él, con los recursos actuales y el conocimiento
del adulto, podemos eliminar esos bloqueos.

A medida que logramos la liberación de nuestra energía creativa podemos acceder los
dones de nuestro centro vital y la expresión de nuestro verdadero yo.

El don que entonces compartimos con el mundo hace que logremos llegar a nuestra misión
de eliminar los bloqueos de nuestra consciencia y nuestro centro vital. De esta manera,
podemos realizar nuestra misión en el mundo, sin cargas, sin esa maleta tan pesada que nos
nulifica la posibilidad de avanzar un paso más en la vida.

Nuestras Relaciones

Cuando nosotros iniciamos un proceso para nuestra superación personal, por Ley se nos
darán también las herramientas necesarias para llevarla a cabo. Nada es casualidad, todo lo
que nos ayude se nos será dado, libros, programas de t.v y sobre todo, relaciones, amigos,
compañeros y hasta nuestra pareja nos puede ayudar en esta lucha por evolucionar.

El estar abiertos a recibir y darnos a la gente nos facilitará el camino, ya no viajaremos


solos, ahora tendremos a lado a gente que inconscientemente nos ayudará a superar todos
aquellos traumas que nos estorban.

43
Las relaciones son tareas designadas a traer a colación todas esas energías que no han
logrado sanar así como las heridas de nuestra niñez. Por lo tanto, el único camino para crear
relaciones saludables y amorosas en nuestro mundo es llevar a cabo nuestro propio trabajo
de curación. Nuestras vidas y experiencias son el resultado de las cristalizaciones de
nuestro campo aúrico, éste campo contiene la información de la tarea que debe efectuar
nuestra alma. Nuestro carácter, personalidad, y los problemas y actitudes disfuncionales en
nuestra vida, pueden ser vistos como una magnífica oportunidad para completar la tarea
personal que hemos escogido resolver. Las relaciones que son como un reto pueden ser
bienvenidas y en última instancia apreciadas por la oportunidad que nos traen de curación y
crecimiento.

El Disfraz

Cuando nacemos estamos conectados a ese gran poder de sabiduría espiritual a través de
nuestra estrella. Esta conexión nos proporcionaba un sentimiento de completa seguridad y
admiración. Durante nuestro proceso de maduración esta conexión empieza a desaparecer.
Es substituida por las voces de nuestros padres, voces que hablan de lo correcto e
incorrecto, de lo bueno y lo malo.

A medida que esta conexión con nuestro centro vital empieza a desaparecer, nuestra psique
infantil substituye esa sabiduría innata con un ego que funciona a través de patrones
captados de las voces y acciones de las personas que nos cuidan, esto produce nuestro
disfraz actual.

Este disfraz, es la falsa identidad que creamos para agradar y poder amoldarnos a las
exigencias que nos hace un medio ambiente que sentimos amenazante y rechazante.
Nuestro disfraz, es el resultado de atorarnos en las etapas con-dependientes cuando somos
verdadera y totalmente dependientes del mundo externos para poder sobrevivir y conocer
nuestra identidad.

Comentarios

Añadir comentario

http://maestrosdereiki.blogcindario.com/2007/05/00052-cuidando-al-nino-interior.html

44
AUTOESTIMA: EL PRIMER ESCALÓN DEL ÉXITO

117 http://es.scribd.com/doc/7376477/Autoestima-Cap-117-Amar-a-Tu-Nino-Interior

Amar a tu Niño Interior

Somos lo que imaginamos ser.

Albert Einstein

Si no puedes intimar con otras personas, es porque no sabes cómo intimar con tu propio
niño interior. El pequeño que hay dentro de ti está dolido y asustado. Ayuda y acompaña a
tu niño. Uno de los asuntos más importantes que necesitamos comenzar a

abordar es la curación del olvidado niño interior. Muchos de nosotros nos hemos pasado

45
demasiado tiempo sin hacer caso de nuestro propio niño interior.

Tengas la edad que tengas, hay en tu interior un pequeño que necesita amor y aceptación. Si
eres una mujer, por muy independiente que seas, tienes en tu interior a una niña muy
vulnerable que necesita ayuda; si eres un hombre, por muy maduro que seas, llevas de todas
formas un niño dentro que tiene hambre de calor y afecto. Cada edad que has vivido está
dentro de t i, dentro de tu conciencia y de tu memoria. Cuando éramos niños y las cosas
iban mal, solíamos pensar que algo no funcionaba bien en nosotros, que teníamos algo malo
dentro. Los niños piensan que si pudieran hacer las cosas bien, sus padres (o quien sea) les
amarían y no les castigarían ni les pegarían. Así pues, siempre que el niño o la niña desea
algo y no lo obtiene, piensa: «No valgo lo suficiente. Soy anormal, un retrasado». Entonces,
cuando nos hacemos mayores rechazamos ciertas partes de nosotros mismos.

A estas alturas de nuestra vida, ahora mismo, es necesario que empecemos a hacernos
íntegros y a aceptar cada parte nuestra: la que hacía el tonto, la que se divertía, la que se
asustaba, la que era estúpida y boba, la que llevaba la cara sucia. Todas y cada una de
nuestras partes. Creo que por lo general nos desconectamos, nos cerramos, alrededor de los
cinco años. Tomamos esa decisión porque pensamos que algo no funciona bien en nosotros
y ya no queremos tener nada que ver con ese niño o niña que somos. También llevamos a
nuestros padres dentro. Tenemos en nuestro interior al niño y a sus padres. La mayor parte
del tiempo el padre (o la madre) reprende al niño, casi sin parar. Si prestas atención a tu
diálogo interno, podrás oír el sermón. Podrás escuchar cómo papá o mamá le dice al niño
que está haciendo algo mal o que no sirve para nada.

Lógicamente, entonces comenzamos una guerra con nosotros mismos; empezamos a


criticarnos de la misma forma en que éramos criticados: «Eres un estúpido», «No sirves
para nada», « Otra vez la has fastidiado». Se convierte en costumbre. Cuando nos hacemos
adultos, la mayoría de nosotros no hacemos el menor caso de nuestro niño interior, o lo
criticamos igual como nos criticaban. Continuamos con la pauta una y otra vez.

John Bradshaw, autor de varios libros maravillosos sobre cómo sanar al niño interior, dijo
una vez que cuando llegarnos a adultos llevamos dentro 25.000 horas de cintas grabadas
con la voz de nuestros padres. ¿Cuántas horas de esas cintas crees que te dicen que eres un
ser maravilloso? ¿Cuántas te dicen que te aman y que eres inteligente y brillante? ¿O que
eres capaz de ser lo que desees ser y que cuando seas mayor serás una gran persona? En
realidad, ¿cuántas horas de esas cintas te dicen «No, no, no» en todas sus formas?

46
Autoestima: El primer escalón del Éxito

No es nada extraño que nos pasemos la vida diciéndonos «no» y «debería». Lo que
hacemos no es otra cosa que imitar a esas viejas cintas. Sin embargo, son sólo cintas, no la
realidad de nuestro ser. No son la verdad de nuestra existencia. Son sólo grabaciones que
uno lleva dentro, y se pueden muy bien borrar o volver a grabar. Cada vez que digas que
estás asustado, comprende que es tu niño interior el que está asustado. El adulto en realidad
no tiene miedo; sin embargo, el adulto no está ahí para confortar al niño. El adulto y el niño
necesitan entablar amistad, hablar el uno con el otro de todo lo que haces. Sé que puede
parecer tonto, pero da resultado. Haz saber a tu niño que pase lo que pase nunca le vas a
volver la espalda ni a abandonarle. Siempre estarás allí para acompañarle y amarle.

Si cuando eras pequeño tuviste una mala experiencia con un perro, por ejemplo, digamos
que te asustó o incluso que te mordió, tu niño interior tendrá miedo de los perros, aunque tú
seas un adulto grande y corpulento. Es posible que veas a un perro pequeño en la calle y
que tu niño interior reaccione aterrado: « ¡Un perro! Me va a hacer daño». Ésta es una
fantástica oportunidad para que tu padre interior le diga al niño: «No pasa nada. Ahora soy
adulto. Yo cuidaré de ti. No dejaré que el perro te haga daño. Ya no tienes por qué tener
miedo». De esta forma comenzarás a hacer de padre con tu niño.

La curación de las viejas heridas

He descubierto que el trabajo con el niño interior es sumamente útil para curar las heridas
del pasado. No siempre conectamos con los sentimientos del asustado pequeño que
llevamos dentro. Si en tu infancia sentiste mucho miedo y angustia, y ahora te castigas
mentalmente, continúas tratando a tu niño interior de la misma forma. Sin embargo, él no
tiene ningún otro Sitio adonde ir. Es necesario que superes las limitaciones de tus padres.
Necesitas comunicarte con el pequeño, que se siente perdido. Tu niño interior necesita
saber que tú lo amas.

Tómate un momento ahora mismo y dije que te interesas por él: «Te quiero. Me importas.
De verdad te quiero». Tal vez le has estado diciendo esto a la persona adulta que llevas
dentro. De modo que empieza a decírselo también a tu niño. Imagínate que le coges la
mano y ambos vais a todas partes juntos durante unos días. Verás las felices y alegres

47
experiencias que podéis tener. Necesitas comunicarte con esa parte de ti mismo. ¿Qué
mensajes deseas escuchar? Siéntate en silencio, cierra los ojos y habla con tu niño interior.
Si te has pasado 62 años sin hablar con él, es posible que tengas que insistir unas cuantas
veces para que el niño realmente crea que quieres hablarle. Insiste: «Deseo hablar contigo.
Deseo verte. Deseo amarte». Finalmente lograrás la comunicación. Es posible que veas al
niño dentro de ti, que lo sientas, que lo escuches.

La primera vez que hables con tu niño interior puedes comenzar por pedirle disculpas. Dile
que lamentas no haber hablado con él o haberle reprendido durante todos estos años. Dije
que deseas compensar todo el tiempo que habéis estado separados. Pregúntale qué puedes
hacer para hacerle feliz, y de qué tiene miedo. Pregúntale qué desea él de ti. Empieza con
preguntas sencillas; obtendrás respuestas. «Qué puedo hacer para hacerte feliz? ¿Qué te
gustaría que hiciéramos hoy?» Por ejemplo, le puedes decir: «Me gustaría salir a caminar,
¿qué deseas tú?». El niño puede contestar: «Ir a la playa». Así habrá comenzado la
comunicación. Persevera. Si te puedes tomar unos instantes cada día para comunicarte con
el pequeño que llevas en tu interior, la vida te va a resultar muchísimo mejor.

Cómo comunicarse con el niño interior

Puede que algunos de vosotros ya estéis trabajando con vuestro niño interior. Hay muchos
libros y se organizan muchos talleres y conferencias sobre este tema. Al final del libro
encontraréis una lista de títulos para estudios más avanzados. Como he dicho

anteriormente, hay muchísima ayuda en este aspecto. No estás solo y desamparado, pero

necesitas pedir ayuda para obtenerla.

Otra sugerencia que te hago es que busques una fotografía tuya de cuando eras niño. Mira
la foto. ¿Ves a un niño desgraciado? ¿Ves a un niño feliz? Veas lo que veas, comunícate
con él. Si ves a un niño asustado, haz algo para tranquilizarlo. Busca varias fotos de tu
infancia y habla con el niño de cada foto. Es muy útil hablar con el propio niño interior
frente al espejo. Si tenías un sobrenombre cuando eras niño, utilízalo. Ten pañuelos a mano.
Te sugiero que te sientes frente al espejo, porque si te quedas de pie saldrás corriendo por la
puerta. Es mejor que te sientes con una caja de pañuelos y empieces a hablar.

48
Otro ejercicio que puedes hacer es comunicarte con él mediante la escritura. Aflorará
también muchísima información, Usa dos bolígrafos o rotuladores de colores distintos. Con
uno de ellos en la mano dominante escribe una pregunta. Con el otro en tu otra mano haz
que el niño escriba la respuesta. Es un ejercicio fascinante. Cuando escribe la pregunta el
adulto cree que conoce la respuesta, pero cuando coge el bolígrafo con la mano no
dominante, la respuesta suele resultar distinta a la esperada.

También podéis dibujar juntos. A muchas personas probablemente les encantaba dibujar y
pintar en su infancia, hasta que les dijeron que debían ser limpias y ordenadas y no dibujar
o pintar fuera de los márgenes. De modo que empieza a dibujar nuevamente. Utiliza tu
mano no dominante para dibujar una imagen de algún acontecimiento que acaba de
suceder. Observa cómo te sientes. Hazle una pregunta a tu niño interior, déjalo que dibuje
con tu mano no dominante, y ve qué dibuja. Si te es posible, reúnete con un pequeño grupo
de amigos, o con un grupo de apoyo, para trabajar juntos con estas ideas. Por ejemplo,
podéis hacer que vuestros niños dibujen y después sentaros alrededor y analizar
atentamente el significado de los dibujos. La información que se obtiene de este modo
puede ser increíblemente reveladora.

Juega con tu niño interior. Haz cosas que le gusten a tu niño. ¿Qué te gustaba de verdad
hacer cuando eras pequeño? ¿Cuándo fue la última vez que lo hiciste? Con demasiada
frecuencia el padre o la madre que llevamos dentro nos impiden divertirnos porque no es
cosa de adultos. Así pues, tómate el tiempo necesario y diviértete. Haz las cosas tontas que
hacías cuando eras niño, como saltar sobre montones de hojas o pasar corriendo bajo el
chorro de agua de la manguera. Observa a los niños cuando juegan. Te traerá recuerdo<s de
los juegos que jugabas. Si deseas más diversión en tu vida, comunícate con tu niño interior
y actúa desde ese espacio de espontaneidad y alegría. Verás cómo comienzas a divertirte
más, te lo prometo.

¿Fuiste bienvenido cuando naciste? ¿Estaban realmente contentos tus padres de que
nacieras? ¿Se mostraron encantados con tu sexo, o deseaban un bebé del sexo opuesto? ¿Te
sentiste «deseado»? ¿Se celebró tu llegada? Cualesquiera sean las respuestas, date la
bienvenida ahora. Haz una celebración. Dite a ti mismo todas las cosas maravillosas que le
dirías a un bebé que llega a su nueva vida. ¿Qué es lo que siempre deseaste que tus padres
te dijeran cuando eras pequeño? ¿Qué es lo que siempre quisiste oír y que nunca te dijeron?
Muy bien, dile precisamente eso a tu niño. Díselo cada día durante un mes mientras te
miras en el espejo. Observa lo que sucede.

49
Si tus padres eran alcohólicos o te maltrataron de pequeño, puedes meditar y visualizarlos
como a personas sobrias y cariñosas. Dale a tu niño lo que desea. Probablemente ha estado
privado de ello durante demasiado tiempo. Empieza a visualizar el tipo de vida que te
gustaría llevar con tu niño interior. Cuando él se sienta seguro y feliz, podrá confiar en ti.
Pregúntale: « ¿Qué tengo que hacer para que confíes en mí?». Lo repito, te quedarás
sorprendido ante algunas respuestas.

Si tus padres no te demostraban cariño en absoluto, y te resulta francamente difícil


relacionarte con ellos, busca una imagen de lo que te parece que serían una madre y un
padre amantes. Coloca las fotos de esos padres cerca de tu foto de cuando eras niño. Crea
nuevas imágenes. «Re-escribe» tu infancia si es necesario. Las creencias que aprendiste
cuando eras pequeño aún las tiene tu niño interior. Si tus padres tenían ideas rígidas y tú
eres duro contigo mismo y propenso a construir muros a tu alrededor, probablemente tu
niño interior continúa conformándose a las normas de tus padres. Si sigues reprendiéndote
por cada error, debe de ser bastante terrible para tu niño interior despertar cada mañana. «
¿A causa de qué me va a chillar y regañar hoy?»

Lo que nos hicieron nuestros padres en el pasado es un asunto de su conciencia. Ahora


somos nosotros los padres. Nosotros usamos nuestra conciencia. Si continúas negándote a
cuidar de tu niño interior, es que estás estancado en un rencor justiciero. Esto
invariablemente significa que aún te queda alguien por perdonar. Así pues, ¿de qué no te
has perdonado? ¿Qué necesitas dejar marchar? Bueno, sea lo que sea, deja que se vaya.

Si no prestamos atención a nuestro niño ahora, y no lo elogiamos, no es culpa de nuestros


padres. Ellos hicieron lo que creían que era lo correcto en ese tiempo y ese lugar. Pero
ahora, en el momento presente, sabemos lo que podemos hacer para nutrir y criar a nuestro
niño interior.

Las personas que han tenido o tienen un animal doméstico saben lo que es llegar a casa y
que salga a recibirte a la Puerta. No le importa la ropa que lleves, ni si eres viejo y tienes
arrugas, ni cuánto dinero has ganado ese día. Al animal sólo le importa que estás allí. Su
amor es incondicional. Haz eso contigo mismo. Emociónate por estar vivo y por estar aquí.
Eres la única persona con quien vas a vivir siempre. Mientras no estés dispuesto a amar a tu
niño interior, a los demás les resultará difícil amarte a ti. Acéptate sin condiciones y de todo
corazón.

50
Me parece que esmuy bueno inventar una meditación para hacer que el niño interior se
sienta a salvo. Como yo fui una niña que sufrió incesto, he inventado una maravillosa
imagen para mi pequeña. En primer lugar, tiene un hada madrina idéntica a la Billie Burke
de El mago de Oz, porque eso es lo que a ella le gusta. Sé que cuando yo no estoy con ella,
está con su hada madrina y está siempre segura. Vive en un ático muy alto y tiene un
portero y dos perros grandes, de modo que sabe que jamás nadie le volverá a hacer daño.
Cuando logro hacer que se sienta absolutamente segura, entonces yo, como adulta, puedo
ayudarle a liberar y olvidar las experiencias dolorosas. No hace mucho me descentré y
estuve llorando durante dos horas. Comprendí que mi niña interior se sentía de pronto
dolida y desprotegida. Tuve que decirle que ella no era mala ni había hecho nada mal, sino
que era su reacción a algo que había sucedido. De modo que tan pronto como pude hice
algunas afirmaciones y medité, sabiendo que allí había un

Poder mucho mayor que me apoyaría y me amaría.

Después de eso la pequeña ya no se sintió tan sola y asustada. Además yo tengo una
enorme fe en los ositos de felpa. Con mucha frecuencia el osito es nuestro primer amigo. Es
nuestro confidente, puesto que uno le puede contar todos sus problemas y secretos y jamás
se chiva. Siempre está allí para hacernos compañía. Saca del armario tu osito y haz que tu
niño lo coja una vez más. Sería maravilloso que en los hospitales hubiera ositos en todas las
habitaciones para que cuando el niño interior se sienta solo y asustado a media noche,
pueda abrazarse a su osito.

Tus muchas partes

Las relaciones son fabulosas, los matrimonios son maravillosos, pero la realidad es que son
temporales. En cambio tu relación contigo mismo es eterna. Dura para siempre. Ama a la
familia que llevas dentro: el niño o la niña, el padre o la madre, y la adolescente y el joven
que hay en medio. Recuerda que también llevas a tu adolescente en tu interior. Dale la
bienvenida. Trabaja con él de la misma forma que lo haces con el niño. ¿Qué dificultades
tuviste en tu adolescencia? Hazle preguntas a tu adolescente igual como se las haces a tu
niño. Ayúdale a pasar por las amedrentadoras situaciones y los momentos de aprensión de
la pubertad. «Corrige» esa época. Aprende a amar a tu adolescente igual Como aprendes a
amar a tu niño.

No podemos amarnos y aceptarnos los unos a los otros mientras no amemos y aceptemos a
ese niño interior que se siente perdido. ¿Qué edad tiene ese niño? ¿Tres, cuatro, cinco años?
Generalmente tiene menos de cinco años, porque es entonces cuando se cierra y se

51
desconecta por la necesidad de sobrevivir. Coge a tu niño de la mano y ámalo. Crea una
vida maravillosa parati y tu niño.

Di: «Estoy dispuesto a aprender a amar a mi niño. Estoy dispuesto». El Universo


contestará. Encontrará la forma de curar a tu niño y también de curarte a ti. Si deseamos
sanar, tenemos que estar dispuestos a experimentar nuestros sentimientos y a pasar a través
de ellos hacia el otro lado y conseguir así la curación. Recuerda, nuestro Poder Superior
está siempre disponible para apoyarnos y alentar nuestros esfuerzos.

Fuera como fuese tu primera infancia, buena o mala, tú y únicamente tú estás ahora a cargo
de tu vida. Te puedes pasar toda la vida culpando a tus padres y al entorno, pero lo único
que conseguirás con eso es mantenerte estancado en hábitos de víctima. Jamás te servirá
para conseguir el bien que dices desear. El amor es la mejor goma de borrar que conozco.
El amor borra hasta los recuerdos más dolorosos y profundos, porque penetra más al fondo
que ninguna otra cosa. Si tus imágenes mentales del pasado son muy fuertes y te pasas la
vida afirmando «Todo es culpa de ellos», te quedarás estancado. ¿Deseas una vida de dolor
o una vida de alegría? Mirarte a los ojos, amarte y amar a tu niño interior, es una buena
forma de ¡Vivir con pasión!

CURSO DE AUTOESTIMA

AMBLLUM

52
LIBROS

RECOMENDADOS

FASE 2

En capítulo anterior aprendimos uno de los métodos más efectivos para contactar con
nuestro "niño interior" y saber que le ocurre. Así pudimos observar que todo aquello que
afecta al niño interior, en realidad es lo que sentimos nosotros, es decir, que si su niño
interior está llorando por falta de cariño, sin duda, usted se siente en la realidad, con falta de
cariño y estima por parte de los demás. Sin embargo esa falta que usted tiene, nunca podrá
ser compensada hasta que usted no compense la de su niño interior. Recuerde nuevamente
que usted tiene la clave para salir adelante, no necesita amigos para compensar su amistad,
ni amor para sus sentimientos y cariño, ni trabajo para desarrollar su creatividad, ni siquiera
necesita salud para compensar su curación... Si realmente quiere tener amigos/as, una
compañía sentimental, un trabajo que le guste realizar y esté bien pagado o un estado de
excelente salud, no busque fuera, porque no lo va a encontrar, ya que usted está buscando
en el sitio equivocado. Busque primero dentro de usted mismo, haga las paces con su niño
interior, y cuando su niño tenga todo eso, usted lo tendrá también. Por lo tanto, si usted aún
no ha hecho el ejercicio anterior, le aconsejo que lo haga, pues es una herramienta ideal que
le ayudará a saber el problema que tiene en todo momento, porque, como ya he
mencionado, la respuesta está en su interior, solo tiene que buscarla.

sigue los consejos para la vida diaria, maktub te los revela

- MARTUB -

53
PAULO COELHO

- ALAS DE LUZ -

ROSETTA FORNER

En su conversación dios nos desvelas las verdades más grandes jamás contadas en el
terreno individual.

54
- CONVERSACIONES CON DIOS -

NEALE DONALD WALSCH

- CONVERSACIONES

CON DIOS 2 -

NEALE DONALD WALSCH

CAPITULO 12

" EL NIÑO INTERIOR 3 "

55
En este capítulo abordaremos una nueva manera de conocer a nuestro niño interior, si
usted no ha podido encontrarlo mediante la relajación del capítulo 11 de este curso,
inténtelo de esta nueva forma. Para ello coja un papel en blanco y seleccione 8 colores (
rojo, verde, amarillo, azul, rosa, negro, marrón y naranja ). Sitúelos al alcance de su mano
durante todo el proceso y póngalos juntos. Una vez hecho esto, usted tendrá que dibujar a
su niño/a interior, para dibujarlo se dividirá en 7 partes empezando por la cabeza y la cara,
el pelo, el cuerpo hasta la cintura, los brazos, las manos, las piernas desde la cintura hasta
los tobillos y la última parte serán los pies.

El dibujo ha de hacerse con la mano que no utiliza para escribir normalmente. cada vez
que empiece a dibujar una parte del niño, debe remover con la misma mano y los ojos
cerrados los colores que ha puesto a su alcance anteriormente ( 7 colores ) y seleccione uno
y dibuje la primera parte, en este caso la cabeza. Una vez acabe dicha parte, coloque el
color en el mismo sitio y con los ojos cerrados remueva de nuevo y seleccione de nuevo (
no importa si en la selección sale el mismo color en más de una ocasión ). Y así
sucesivamente hasta que acabe de dibujar todas las partes.

Una vez ha finalizado de dibujar, mire atentamente su dibujo y los colores que ha
utilizado.

- ¿ Qué ideas negativas rondan en su inconsciente ?.

Una vez conteste a la pregunta anterior, mire ahora el significado de cada color y a cada
una de las partes :

56
* El color rojo ; Si ha dibujado rojo en la parte superior ( cabeza y pelo ) indica que sufre
ira y envidia ante una situación determinada, es posible que no entienda porqué las cosas no
le salen bien, incluso puede tener jaquecas o dolor de cabeza constante. En la parte media (
brazos, mano y cuerpo ) señala que no se muestra paciente en las habilidades, todo le
parece salir mal, si solo ha dibujado el cuerpo significa pasión, celos y actividad
sentimental pero que puede no entender. En la parte inferior ( piernas y pies ) el color rojo
se caracteriza por actividad sexual, y en los pies ira o desconfianza que le impide caminar
hacia adelante en vistas de futuro.

* El color amarillo ; En la parte superior señala la inteligencia de la persona, lucidez de


ideas, todo parece tenerlo claro. En la parte media representa la habilidad con las que
realiza las manualidades, es consciente y piensa antes lo que va ha hacer, por la parte del
cuerpo, tiene un sentimiento de sabiduría, actúa con prudencia e inteligentemente en los
temas sentimentales. En la parte inferior utiliza el sexo de forma clara, la actividad sexual
es activa pero no desbordante como puede ser el rojo. Por los pies indicaría que tiene
mucha falicidad para seguir hacia adelante, de cara a su futuro, y parece que no hay
problemas que se lo impidan.

* Color verde ; Es el color de la creatividad, en la parte superior indica que es


perfectamente creativo y se expresa perfectamente, en pocas palabras, todo le sale como
usted quiere. El la parte media tiende ha poner mucha creatividad en las manualidades que
realiza con sus manos y al escribir, por la parte sentimental, todo es perfecto, demuestra
expresividad a la hora de mostrar sus sentimientos y busca la mejor forma de hacerlo. El la
parte inferior, a nivel de sexo, encuentra lo que busca, indaga sobre nuevos métodos de
placer y se expresa correctamente sobre lo que quiere en todo momento, gozo y disfrute de
su sexualidad. En los pies, indica que el camino que está siguiendo es correcto y no hay
impedimentos, su evolución es su creatividad.

* Color azul ; En la parte superior denota una cierta frialdad en sus pensamientos, se ha
marcado un objetivo que quiere conseguir pero su frialdad puede herir a otras personas, es
tajante en sus decisiones y debería ser más tierno o creativo. En la parte media las cosas que
hace con las manos se le dan muy bien, calcula hasta el último detalle y busca la
perfección, a nivel sentimental analiza demasiado, es frío con su corazón y no da
oportunidades al amor. En la parte inferior denota una postura frígida de cara a su actividad
sexual, no se deja llevar por la emoción, todo ha de ser premeditado. En los pies implica un
grado de dificultad a la hora de verse en el futuro, los proyectos que emprende hoy, tienden
a no funcionar en el futuro por posibles trabas, que no han sido premeditadas anteriormente.

57
* Color rosa ; Es el color de la ternura por excelencia, en la parte superior denota un grado
de amor en todo lo que piensa. En la parte intermedia pone mucho cariño en aquello que
realiza manualmente y a nivel sentimental. En la parte inferior a nivel sexual disfruta al
máximo del amor, actividad sexual necesaria y placentera. En los pies indica que el futuro
que se plantea en el presente, tendrá éxito en el futuro, debido al amor que pone en las
cosas que realiza.

* Color Negro ; marca nulidad, a nivel superior no tiene una claridad de pensamientos y
las perspectivas de la situación las tiene negativas, es pesimista. En la parte media, todo lo
que realiza con las manos no le sirve para nada, no le encuentra utilidad alguna. En el amor,
esta totalmente nulo, es decir, que ha cerrado las puertas de su corazón porque se siente
completamente desvalorado. A nivel inferior, no tiene sexo ni goza de su sexualidad, estima
baja así como los pies, no sabe donde camina, se deja llevar por el tiempo, pero no avanza
en sus proyecto ni tiene ilusión por nada.

* Color marrón ; Es el color que muestra indiferencia, en la parte superior la perspectiva


de futuro le es completamente indiferente así como todo lo que piensa, no es lo mismo que
el color negro que indica nulidad, este color indica que aquello que hacemos no tiene efecto
sobre nosotros. En la parte media muestra que no se pone interés en las habilidades
manuales así como en la parte emocional. A nivel inferior ocurre lo mismo que las
anteriores partes.

* Color naranja ; Es el color de la curación, allá donde resida este color significa que
nuestra parte del cuerpo para por un proceso de cambio, de transición hacia la curación. A
nivel sentimental puede salir después de que ha pasado un tiempo desde que se terminó una
relación y está preparado para enamorarse de nuevo.

Si quiere saber más sobre los colores, le recomiendo siga el curso de cromoterapia
realizado por mi compañero vismara.

58
- USTED PUEDE SANAR

SU VIDA -

LOISE L. HAY

59
60
61
62
AMBLLUM EN ABIERTO

- HABLA EL LECTOR -

TEMARIO DEL CURSO

DE AUTOESTIMA

AMBLLUM

63
FASE 0

- CONCEPTOS BÁSICOS -

INTRODUCCIÓN

INICIO

FASE 1

- EL INCONSCIENTE -

¿ QUÉ ES ?

LOS PENSAMIENTOS

LOS SUEÑOS

64
FASE 2

- EL MERECIMIENTO -

MEREZCO LO BUENO

MEREZCO LO BUENO 2

MERECIMIENTO

EL NIÑO INTERIOR

EL NIÑO INTERIOR 2

EL NIÑO INTERIOR 3

65
CURSO DE ESTIMA BASADO EN CONOCIMIENTOS DE VARIOS AUTORES,
ENTRE ELLOS LOUISE L. HAY, ROSETTA FORNER, PAULO COELHO, Y OTROS
MUCHOS. TODA LA INFORMACIÓN ESTÁ ESCRITA BAJO MI PUNTO DE VISTA,
PERO SIGUIENDO LA LÍNEA DE LOS AUTORES ANTES CITADOS. ESTE
ESCRITO ES PROPIEDAD DE AMBLLUM Y ESPACIOTIEMPO.

Estimados Señores :

Estoy leyendo su curso de autoestima , mi historia ..mi madre se caso con mi Papa muy
joven , mi mama era de la capital y mi padre de un pueblo , al nacer yo me dejaron con mis
abuelos en la capital ya que por razones de salud era lo mejor, mis abuelos tenían buenos
recursos económicos, y mi padre era de una familia económicamente menos avenida. Viví
con mis abuelos hasta tener 15 años , fue cuando ellos murieron , tenia un hogar lleno de
amor , al morir ellos pasé a vivir con mis padres y dos hermanos menores que yo, entonces
mi padre era alcohólico , maltrataba moral y físicamente a mi madre, mi padre no gustaba a
la familia de mi madre y ella se alejó de ellos. Al tener 18 años, mis padres se separaron,
durante ese tiempo mi vida fue muy difícil, a los 21 años me case, perdí mi primer bebe, y
luego tuve cáncer de útero , recibí una quimioterapia por un año y posteriormente tuve un
embarazo gemelar ( tengo dos hijos de 19 ) , el tratamiento de quimioterapia fue muy
doloroso y recuerdo esos meses con angustia aún. Me divorcie cuando mis hijos tenían 7
años , entonces me gradué en la universidad y empecé a trabajar, fue difícil para mi trabajar
pues no tenia quien me ayudara en la familia, pues mi madre nunca lo ha hecho. En esa
época conocí a un hombre que siempre me apoyó y se enamoró de mi .

Hoy en día soy una mujer llena de temores, no se ya lo que quiero, me siento sola, vacía y
triste.

Es difícil decir en una líneas todo pero no me siento bien en mi trabajo , no me llena,
estudie una carrera técnica, y pienso que me gustaría mas estar en un empleo ayudando
personas, ayudando la humanidad . El único hombre que me ama yo no lo amo, el hombre
que yo amo… no creo me ame realmente, mi relación sentimental no anda nada bien . Día a
día me siento cada vez mas vacía y mas sola y no se para donde caminar. Los hijos llenan
parte de mi vida, los amo mucho , doy todo por ellos , son mi único aliento en la vida , no
me quejo de mis hijos ( aunque a medida que van creciendo tengo más dificultad para saber
guiarles ) si no puedo guiarme a mi misma, pero a a pesar de la parte que llenan mis hijos ,
la otra parte de mi se siente sola y vacía .

Gracias por leerme .

66
Una lectora.

67
Estimada lectora :

Aunque no lo parezca, has conseguido evolucionar en esta vida, has luchado con fuerza y
mucha valentía para conseguir salir hacia adelante a pesar de las dificultades que se han
puesto en tu camino. Lamentablemente no podemos hacer nada más por el pasado,
simplemente aceptarlo como una experiencia que nos ha ayudado a ser más fuertes en el
presente. Primero debes perdonar tu pasado y para ello realiza el ejercicio de la carta que te
recomiendo en la misma sección. Seguramente con una sola carta no vaciarás todo tu

68
resentimiento contra tus padres, por lo que recomiendo realices el ejercicio varias veces en
días distintos. Una vez hayas hecho las paces con tu pasado es hora de recuperar tu
presente, para ello te recomiendo hagas el ejercicio del merecimiento, te ayudará a tener
seguridad en ti misma y ha afrontar cualquier dificultad sin el menor problema, así como la
fuerza suficiente y la confianza para guiar a tus hijos y vivir sin temores. En el periodo que
estés con el merecimiento, visita a tu niño interior, observa como se encuentra y que le
falta. Dáselo, si necesita cariño ofrécele amor, todos los problemas que tengas con tu niña
interior, debes solucionarlos, hazle entender que siempre estarás ahí, cuando te necesita y
que nunca más la olvidarás, juega, ríe. Si no te oye, acércate y habla con ella, si está
enfadada, que te explique el motivo y ofrécele tú perdón, nunca más volverá a suceder.
Durante las primeras veces, puedes llorar, no importa, llora cuanto desees, estás
descargando todo el resentimiento que has albergado desde pequeña. Este ejercicio te será
muy útil para encontrar de nuevo el amor y tener esperanzas nuevas, recuerda que debes ser
feliz en esta vida y que depende de ti, no de los demás.

un saludo.

AMBLLUM.

En este párrafo dios nos ofrece su visión acerca del amor como una herramienta
para atraer hacia nosotros todo aquello que deseamos...

Sin embargo yo te digo: ama, ama lo que deseas,

ya que tu amor por ello lo atraes hacia ti.

69
Todo es la razón de la vida.

Cuando lo amas, ¡ amas la vida !

¡ cuando declaras que lo deseas, anuncias que eliges todo lo bueno que ofrece la vida !

Así que elige el sexo, ¡ todo el sexo que puedas vivir !

Y elige el poder, ¡ todo el poder que puedas alcanzar !.

Y elige la fama ¡ toda la fama que sea posible !.

Y elige el éxito ¡ todo el éxito que puedas obtener !.

Y elige el logro ¡ todo el logro que puedas experimentar !.

Sin embargo, no elijas el sexo en lugar del amor,

sino como una celebración de él.

Y no elijas poder sobre, sino poder con.

Y no elijas fama como un fin en sí misma,

sino como un medio para un fin más elevado.

70
Y no elijas el éxito a costa de otros,

sino como un instrumento con el cual ayudar a los demás.

Y no elijas el logro a cualquier costo,

sino lograr sin perjudicar a otros,

y que incluso también a ellos les reditúe algún beneficio.

Date a ti mismo abundante placer,

y tendrás abundante placer para dar a los demás.

Los maestros del sexo tántrico lo saben.

Por eso alientan la masturbación,

a la cual algunos consideran como un pecado.

Neale Donald Walsch

71
" Conversaciones con dios 2 "

En el próximo capítulo pasamos a la fase 3 de este curso, donde trataremos el tema


de la salud. La mayoría de las veces una enfermedad puede ser evidencia de un temor o
incluso el resentimiento, descúbralo en " La salud ".

Descubra a su niño interior, vea reflejados todos sus problemas en su niño y llegue hasta él.
Los problemas que solucione con su niño, los solucionará en la actualidad.
Las enfermedades son provocadas en la mayoría de casos por nosotros mismos, nuestros
miedos.

espaciotiempo.com

http://www.espaciotiempo.com/profesionales/26038/nino_interior3.jsp

Como sanar tu Niño Interior

Como ya dijimos, tu Niño Interior está formado por las experiencias de los primeros años
de tu infancia y por las diferentes experiencias en las atapas de tu vida. Lo mas seguro es
que hayan existido experiencias negativas, fuertes traumas emocionales que hicieron sufrir
a ese niño o niña, por ejemplo la falta de amor de uno o ambos padres, el maltrato, un
desprecio, algo que te lastimó o te produjo mucho temor, en fin son muchos los ejemplos.
Todo eso aparentemente olvidado, está allí y de manera inconsciente influye en tu
comportamiento a todo nivel hasta el punto de producir efectos negativos que no
comprendes en la actualidad. El hecho de no tener suerte en el amor, el tener inseguridad

72
personal, baja autoestima, relaciones interpersonales conflictivas o un temor inexplicable
son frutos de un Niño Interior enfermo.

Al sanar nuestro Niño Interior muchas veces desaparecen las partes negativas de nuestra
personalidad y es mucho más fácil alcanzar el éxito y la felicidad en todos los niveles de la
vida, de hay la importancia de esta sanación.

Para lograr entrar en reconciliación con nuestro Niño Interior y sanarlo debemos entrar en
contacto con él o ella (los psicólogos denomina a éste proceso “Regresión”).

El Maestro, Jesús de Nazaret, se refería a esto cuando dijo: “Tienen que ser como niños”.
Él no quería decir que fuéramos ingenuos o inocentes como un niño, sino saber como
volver a ser ese niño que fuiste en el pasado y sanarlo. Jesús sabia que en el fondo de
nuestro pasado estaban las cosas que afectaban la conducta de las persona.

Los pasos para sanar nuestro niño interior son los siguientes:

1. En tu habitación, cómodo, acostado o sentado, te relajas, cierras los ojos, respiras


profundamente. Concéntrate en tu respiración y comienza lentamente a contar de forma
descendente de diez a cero.

2. A medida que avanza la cuenta te iras relajando mas y mas, visualízate a ti mismo(a)
llegando al centro de tu mismo ser, ves una luz y en medio de ella visualiza como va
apareciendo tu niño o tu niña interior.

3. Sin perder tu relajación y concentración mírala, obsérvala, ¿Cómo lo ves? Pequeño,


solo, abandonado, maltratado, asustado, llorando, desorientado, o tal vez feliz, solo tú sabes
como ves tu niño interior.

4. Trata de visualizarlo claramente, en un principio tal vez no lo logres, pero trata en todo
lo posible de hacerlo ya que de este ejercicio depende gran parte el éxito en tu vida.

5. Acércate a él o a ella, háblale suavemente, con mucho amor. Abrázale, si deseas


cárgale, dile que le amas, que ya no esta solo, que ya no sufrirá mas, que todo ha pasado y
ya nadie le hará daño. Trátale con mucho amor y consuelo. Ahora que has entrado en
contacto con ese niño interior déjale saber que ya está sano que ya nada le molestará.

73
6. Una vez logres contactar tu niño interior míralo(a) lleno de felicidad, con amor
despídete y dile que ya todo estará bien. Comienza a contar de 0 a 10 lentamente a medida
que vas volviendo a tu realidad, abre los ojos lentamente y disfruta de la paz interior que
sientes en ese momento.

A partir de este instante has sanado tu niño interior y estás listo para seguir adelante. Ya no
te molestaran los traumas que inconscientemente te venían afectando y no te permitían
alcanzar tu felicidad.

Ahora estas listo para el siguiente paso hacia tu superación personal y convertirte en un ser
poderoso, capaz de lograr todas sus metas, alcanzar el éxito y ser completamente feliz. Ese
siguiente paso es entrar en contacto con Tu Yo Superior.

Ver: Como contactar tu Yo Superior

* Comparte en:

* Correo electrónico

* Facebook

Ads by Google

Aprende Meditacion

Descubre el Poder de la Meditacion en Estado Alfa. Lecciones Gratis.

www.metodosilvadevida.com

74
Esta entrada fue publicada el 1 abril 2011 a las 20:59 y está archivada bajo las categorías
Autoestima, Niño interior, Superación personal. Puedes seguir las respuestas de esta
entrada a través de sindicación RSS 2.0. Tanto comentarios como pings de momento
quedan cerrados.

http://didaskalosbarranquilla.wordpress.com/2011/04/01/como-sanar-tu-nino-interior/

Sanando al niño interior

por K. Laura Garcés G

Revista Mundo Natural » Desarrollo personal

2 Comentarios

El niño interior es una bella metáfora que nos habla de esa parte de nosotros mismos donde
somos curiosos, juguetones, risueños y aventureros. Hay una parte en nosotros que nunca
deja de soñar, de imaginar, de sentirse atrevidaSanando al niño interiory creativa. El
problema con este niño que todos llevamos dentro es que con el tiempo vamos perdiendo el
contacto y la cercanía con él, lo que a la larga puede ser el motivo de que nos sintamos
solos, abandonados, tristes y poco amados, pues parece que de alguna forma nos
alimentamos de todo esto que nos da ese niño, cuando lo perdemos o nos alejamos de estas
cualidades innatas, es que nos volvemos tensos, irritables y desconfiados, es cuando
dejamos de jugar y de ver el mundo de una forma novedosa y sorprendente, que nos
hacemos solitarios e incluso la amargura nos rodea, y parece que entre más lejanía más
tristeza, más soledad y más tensión, lo que a la larga puede generarnos todo tipo de
enfermedades.

¿Por qué perdemos el contacto con nuestro niño interior?

Porque de pequeños las circunstancias que nos rodearon nos enseñaron muchas cosas, pero
a muchos no nos enseñaron como creer, confiar y a amar lo que somos. No nos lo
enseñaron porque quienes nos educaron tampoco lo sabían, y hacían lo que mejor podían
para tratar de que fuésemos felices o al menos que no nos faltara lo indispensable. Pero
como ellos no sabían como amarse a si mismos, tuvieron muchas actitudes, dijeron muchas

75
cosas e hicieron otras tantas que lo único que provocaron fue minar nuestro amor y
dignidad.

Conforme fuimos creciendo, este niño se quedó atrás, guardado en algún lugar de nosotros,
de alguna forma esperando que le demos esa atención, cariño, respeto y aprecio que
perdimos en algún lugar de nuestras vidas.

¿Cómo recuperar el contacto con este niño interior?

Las carencias, limitaciones y faltantes que tengamos en nuestra vida no podrán se llenados
si antes no empezamos por llenarnos a nosotros mismos, nada allá afuera podrá compensar
el amor hacia lo que somos, ni la fortuna más fabulosa puede hacerlo. Los seres que nos
rodean pueden ayudarnos acercarnos a él, pero si nosotros son estamos dispuestos, la
aventura quedara frustrada, y lo que ocurrirá entonces es que nos volveremos dependientes
de todo eso que nos brida lo que no tenemos.

La importancia de recuperar este niño interior es uno de los putos claves para la realización
de todo ser humano. Aquí te damos una forma muy creativa de acercarte a él.

Lo que necesitas es:

* Un estuche de colores y una hoja en blanco.

Pon el papel en blanco encima de la mesa y selecciona los colores sque se mencionan
abajo..

Ahora, dibuja tu niño interior procurado usar toda la hoja. Debes dibujarlo a mano, y tratar
antes de empezar a hacer el dibujo, de imaginar como es ese niño.El dibujo ha de hacerse a
mano y a lápiz en principio. Luego, con los ojos cerrados y con la mano opuesta a la que
escribes, revuelve los colores de enfrente y elije uno. Y colorea la primera parte, en este
caso la cabeza. Una vez que acabe dicha parte, coloque el color en el mismo sitio y con los
ojos cerrados remueva de nuevo y seleccione de nuevo (no importa si vuelve a repetirse el
mismo color. Ve sacando colores 7 veces, hasta que acabes de dibujar todas las partes.

76
Una vez ha finalizado de dibujar, mira atentamente tu dibujo y los colores que has
utilizado.

Ahora vamos a explorar lo que significa cada color y su relación con cada parte dibujada.

ROJO: indica enojo, falta de confianza, y quizá envidia, celos y/o reclamos guardados que
se han quedado en esta parte de tu cuerpo. Si pintas de rojo la cabeza, puedes padecer de
dolores de cabeza o problemas asociados al sistema nervioso, así como problemas oculares,
de oído, etc. Si pintas de rojo las manos o los brazos, puede indicar que estas enojado con
las cosas que has intentado detener o manejar en tu vida, y podrías padecer de artritis o
dolores musculares. Si es en el área del corazón, entonces puedes sentir resentimiento con
alguien o algo de tu pasado, eres impaciente, quizá celoso y no confías en ti. Si pintaste las
piernas con este color, de alguna forma la ira no te deja avanzar o puede ser un obstáculo
también tu falta de confianza y amor por ti.

AMARILLO: si es en la cabeza indica que hay comprensión, sabiduría e ideas lucidas. En


la parte media representa la habilidad o alegría o comprensión con la que se realizan las
tareas cotidianas. Por lo general, indica sabiduría en cualquier parte del cuerpo, o también
puede indicar un fuerte deseo de comprender las cosas y de salir adelante.

VERDE: el verde representa la sanación y la creatividad, pero puede además representar


perfeccionismo o ganas fuertes de sanar. En el área de la cabeza, indica que tienes
habilidades creativas en las áreas de tu vida, y que te sabes adaptar a las circunstancias, que
eres alguien flexible. La cantidad de verde en el dibujo puede indicar también la esperanza,
o que tanta fe hay en tu niño interior. Si tu dibujo carece de verde o tiene muy poco, lo más
seguro es que tiendas a sentir desesperanza o tengas una profunda desilusión.

AZUL: indica frialdad o una vida muy razonada y pensada que puede estar conducida
únicamente por patrones aprendidos. En la cabeza, puede indicar un intelecto muy elevado.
En el área del corazón, significa que puedes tener experiencias dolorosas que has congelado
para poder vivir y que eres frío o que mantienes distancia emocional con las cosas y
personas. Mucho azul en el dibujo puede indicar que eres poco comunicativo o tímido pero
quizá con muchas ganas de comunicarte o expresarte o decir lo que quieres y piensas. Een
algunos casos, podría indicar que eres muy tajante en tus decisiones. Si dibujaste tus manos

77
de azul indica un carácter muy detallista e incluso obsesivo con las cosas que hace, puedes
ser inflexible cuando se necesita que seas flexible. Si pintaste tus pies de azul, puede
representar que te cuesta trabajo para avanzar en la vida y ver proyectos a futuro.

ROSA: representa la calidez emocional, el amor no pasional, la ternura y la comprensión.


Rosa en tu cabeza indica que te esfuerzas siempre por comprender a los demás. En el
corazón, puede significar que estas desarrollando un nuevo amor por todas las cosas o que
quizá necesitas dártelo a ti mismo. Si tienes mucho rosa en tu dibujo, puede que estes en un
proceso profundo de transformación o de amor por ti. Si pitaste tus pies de rosa, indica que
el camino que quieres seguir esta relacionado con el amor y el engrandecimiento de tu vida.

NEGRO: es el color de la ausencia, de que no estas presente en tu vida como un amigo o


compañero, que te dejas a un lado por atender otros asuntos. En la cabeza, indica que no
tienes claro lo que quieres ni a donde vas, o que eres muy crítico y enjuicias con severidad
a los demás. En el corazón, significa resentimiento, violencia o sentimientos de amargura,
no te sientes libre y quizá te sientas atrapado en condiciones que no te agradan y que
incluso detestas. Si es en otra parte del cuerpo, indica que te desagrada las cosas que haces
y que sientes que no te llevan a ningún lado, lo que puede provocarte mucha soledad y
sentimientos de incomprensión y confusión. Si es en tus pies puede indicar un carácter
pesimista, y si es a la altura de los órganos sexuales, indica muy poco o nulo gozo en la
vida. Es urgente que trabajes con tu niño interior! Que le hables y entables un contacto con
el poco a poco.

MARRÓN: es el color de la indiferencia o de no estar muy motivado o desganado. Si es en


la cabeza indica que puedes tener pensamientos de resistencia a crecer. Si el marrón
predomina en el dibujo es que tiendes a ser depresivo o tener alteraciones con el sistema
nervioso.

NARANJA: representa la necesidad de cambio, de transición y de lo nuevo. De un nuevo


nacimiento. Cuando hay mucho naranja en el dibujo, puede indicar un gran anhelo de
cambio o ya estar en el proceso, por lo que necesitaras mucho apoyo de ti mismo para que
puedas llevarte a donde quieres.

78
Esta es una breve guia de como puedes saber en que áreas tu niño esta dañado o necesta que
lo apoyes. Recuerda que una faceta de la madurez emocional es aprender a hacernos
responsables de nuestra felicidad, y comprender que aquellos que nos lastimaron o nos
causaron algun daño hacian lo que mejor podian, actuaron con ignorancia, y sin embargo,
pelear o tener sentimientos de enojo contra ellos no soluciona nada sino que solo nos causa
enojo y tensión. Dejar ir el resentimiento consiste en volvernos padres amorosos de
nosotros mismos, apoyarnos y encontrar el lugar donde nos sentimos en paz y alegres,
niños amados, para que podamos entonces no exigir la felicidad sino aprender a
compartirla.

Este artículo ha sido publicado el viernes 23 julio, 2010.


http://www.biomanantial.com/sanando-al-ni%C3%B1o-interior-a-1980.html

(El control del niño interior e implicaciones en el área espiritual)

"¿Porque es mi dolor perpetuo y mi herida incurable, que rehusa sanar? Serás en verdad
para mi como corriente engañosa como aguas en las que no puedo confiar? " (Jeremías
15:18).

Dentro de nuestra alma, mora lo que algunos llaman el niño interior. Él es el bagaje de
emociones y sentimientos reprimidos de dolor, frustración, abandono, sentimientos de
injusticia, temor, rechazo y soledad sufridos durante la infancia. Estos sentimientos y
emociones yacen él la mente y el corazón de la persona adulta dado que no pudieron ser
superados durante la infancia porque en esa edad el niño no estaba en capacidad de
explicarse en forma lógica y realista las causas de sus carencias y dolor.

En la etapa adulta, estas emociones dañadas y argumentos pueden tomar control de la vida
de las personas en una forma explosiva haciendo reaccionar exageradamente frente a un
estímulo o situación que no se puede controlar.

Estas reacciones se deben al control que ejerce el niño interior herido sobre la vida de la
persona.

79
Por otra parte surgen sentimientos referentes a la relación de autoridad de las personas que
estuvieron a cargo de nuestras vidas durante la infancia. Las experiencias hacia la
desobediencia y castigo, control y autoridad generan muchos sentimientos que causan
temor, ira, e inseguridad en la vida adulta.

Estos sentimientos también se proyectan en el área espiritual, porque hay que recordar que
el ser humano actúa en forma integral con sus tres áreas: cuerpo, alma y espíritu. De esta
formas sus experiencias que le generan desconfianza, sentimientos de desamparo, temor al
castigo etc son proyectadas en una imagen inadecuada de Dios.

Porque al llegar y entregar la vida a Dios sé la esta entregando al Padre celestial que nos
demanda obediencia. La palabra "Padre Celestial", puede acarrear sentimientos de
desconfianza y temor. Esto es debido al control del niño interior herido dentro de la mente
y corazón de la persona.

En la Biblia podemos encontrar algunos versículos donde los personajes bíblicos proyectan
estos sentimientos de inseguridad hacia el Padre Celestial, hacia la figura de Dios:

"Clamo a ti y no me respondes, me pongo en pié y no me prestas atención" (Job 30:20).


"¿Con qué me presentaré al Señor y me postraré ante el Dios de lo Alto? Me presentaré
delante de Él con holocaustos, con becerros de un año? Se agrada el Señor de millares de
carneros, de miríadas de ríos de aceite? Ofreceré mi primogénito por mi rebeldía, el fruto
de mis entrañas por el pecado de mi alma?" (Miqueas 6: 6,7).

El amor imperfecto recibido en la infancia enseñó al niño que para recibir amor hay que dar
algo a cambio. Esto se debe al amor condicional con que fuimos criados.

Si se hace algo bueno se obtiene algún premio, y si se hace algo malo se obtiene castigo.

De acuerdo a lo anterior puedes entender ahora porqué te es difícil confiar en Dios y


entregarle las cargas. Esto es porque lo estás viendo a través de tus ojos espirituales
dañados por el pecado. Esto ha provocado en el fondo de tu corazón, una imagen y

80
concepto inadecuado de Dios que opera en forma silenciosa como una barrera entre el
verdadero Dios y tu espíritu... conoces con tu mente que Dios es fiel pero algo te impide
creer en el fondo de tu corazón que el quiere ayudarte.

Desarrollaste un mecanismo de defensa que te dice que es mejor no confiar. Ese


sentimiento es el temor a ser rechazado o traicionado, no es propiamente un temor a Dios
sino a sufrir nuevamente. Es un mecanismo de defensa para un alma que ha sido muy
herida en su caminar por el mundo.

Para liberarse de estos mecanismos de defensa y control de las emociones del niño interior
herido, que estorban en tu crecimiento espiritual debes primero conocer las causas de esa
desconfianza maligna. Porque sin esa confianza absoluta en Dios el camino hacia tu paz
interior y restauración estará lleno de tropiezos y luchas.

Otro obstáculo que te impide ver al verdadero Dios de amor, es la rebeldía hacia la
autoridad celestial. Estos sentimientos nacieron en la infancia, por temor al castigo. Este
temor nació en tu relación conflictiva con las personas que te cuidaron y te corrigieron en
forma inadecuada. Por esta razón en tu relación con Dios puedes proyectar ese temor hacia
la Autoridad Divina.

Para ser Hijo de Dios debes obedecerle, pero esa palabra puede sonar en el corazón de tu
niño interior con gritos de angustia o dolor porque crees que siempre fallarás y serás
castigado. Debes entender que Dios no castiga sino que disciplina a todos los que ama. La
Biblia dice:

"Tuvimos padres terrenales para disciplinarnos y los respetamos, con cuanta más razón no
esteraremos sujetos al Padre de nuestro espíritu y viviremos? Porque ellos nos
disciplinaban por pocos días como les parecía, pero El nos disciplina para nuestro bien,
para que participemos de su santidad" (Hebreos 12:9,10).

La disciplina de Dios es para renovarte, por amor.

81
La desconfianza y temor al Dios que representa autoridad y obediencia, puede inducirte a
servirle en forma compulsiva porque en el fondo de tu corazón lo que quieres es ganar su
aprobación. Esto no es extraño porque es lo que has aprendido en el mundo imperfecto en
que vives. Debes recordar que desde tu conversión verdadera has obtenido su perdón y
aceptación. Por tanto no tienes que hacer nada para conseguir la aprobación y bendiciones
de Dios padre.

Si siempre estás pidiendo a Dios perdón por pecados del ayer es posible que sientas estos
sentimientos. Si te sientes muy pequeño e indigno cuando te comparas con los demás y
crees que Dios no quiere bendecirte como a otros es porque tu valor propio o autoestima
está dañada y la estás proyectando a Dios. Debes recordar que Dios no hace acepción de
personas (Hechos 10:34). Debes confiar en que El completará la obra en ti, conforme a los
propósitos para lo que fuiste llamado.

La ira contra Dios puede ser un pecado que estés ocultando, pero Dios todo lo conoce. Esto
al mismo tiempo te produce sentimientos de culpa y temor a Él; lo que te impide acércate
con confianza y seguridad. Reconoce si estás culpando a Dios de tus tragedias personales o
por las experiencias dolorosas y carencias de tu infancia y pídele perdón porque el pecado
te separa de El.

Es necesario que canceles la rebeldía, el sentimiento de culpa, el temor al castigo, la


oposición a la obediencia, la ira contra Dios y los sentimientos de baja autoestima que te
dicen que no eres importante para Él. Estos obstáculos te impiden confiar en Dios y
entregarle las cargas, para que sea restaurada tu vida y puedas gozar de paz interior.
Conociendo y meditando sobre estos impulsos en tu vida, puedes empezar a confiar en Dios
como un Padre de amor perfecto. Si confías en El , podrás entonces confiar y creer en su
palabra y estarás firme en la lucha que enfrentaras durante tu restauración.

PARA RECORDAR:

"Bendito es el hombre que confía en el Señor, será como árbol plantado junto al agua que
extiende sus raíces junto a la corriente. No temerá cuando venga el calor y sus hojas estarán
verdes, en año de sequía no se angustiará ni cesará de dar frutos" (Jeremías 17:7,8).

82
"Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia inteligencia.
Reconócelo en todos tus caminos, y el enderezará tus sendas" (Proverbios 3:5,6).

PARA RECORDAR:

"¡Yo confío en el Señor, lo reconoceré en todos mis caminos y El enderezará mis sendas!"
¡Yo confío en el Señor, lo reconoceré en todos mis caminos y El enderezará mis sendas!"
¡"¡Yo confío en el Señor, lo reconoceré en todos mis caminos y El enderezará mis sendas!"
(Proverbios 3:5,6).

ESCRIBE UNA ENSEÑANZA PARA APLICACIÓN EN TU VIDA:

ORACION:

" Oh Señor, escucha mi oración, presta oídos a mis súplicas. Respóndeme por tu fidelidad,
por tu justicia; y no entres en juicio con tu siervo, porque no es justo delante de ti ningún
viviente, pués el enemigo ha perseguido mi alma. Ha aplastado mi vida contra la tierra; me
ha hecho morar en lugares tenebrosos como los que hace tiempo están muertos. Y en mí
languidece mi espíritu; mi corazón está consternado dentro de mí. Me acuerdo de los días
antiguos, en todas tus obras medido, reflexiono en la obra de tus manos, a ti extiendo mis
manos; mi alma te anhela como la tierra sedienta.

Respóndeme pronto, oh Señor, porque mi espíritu desfallece; no escondas de mí tu rostro,


para que no llegue a ser como los que descienden a la sepultura. Por la mañana hazme oír tu
misericordia, porque en ti confío; enséñame el camino en que debo andar, pues a ti elevo mi
alma. Líbrame de mis enemigos, Oh Señor; en ti me refugio.

Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra
firme. Por amor a tu nombre, Señor vivifícame; por tu justicia, saca mi alma de la angustia,
y tu misericordia, extirpa a mis enemigos, y destruye a todos los que afligen mi alma; pues
yo soy tu siervo"(Salmo 143). Ahora conoces que la imagen inadecuada de Dios nace del

83
corazón del niño interior herido que ha levantado mecanismos de defensa y formas de
control y evasión para no ser sanado interiormente.

http://www.ungidos.com/guia/14.html

http://www.colombialomejor.com/documentos/cerrando_ciclos.pdf

La mayoría de nosotros tiene un niño interior que está atascado, perdido o dolorido. Cuando
nos duele algo en el cuerpo, podemos estar seguros de que nuestro niño interior nos está
diciendo que está dolorido y nos está provocando una interrupción en el fluir energético.

Cuando nos sentimos dolorido/a, asustado/a, enojado/a, celoso/a, envidioso/a, terco/a o no


lo suficientemente bueno/as, hay una parte nuestra que aún está apegada a la niñez, creando
problemas en nuestra vida.

Si se lo pedimos, los ángeles se alegran cuando pueden ayudamos a sanar esas partes
atascadas.

1. Tómate unos momentos para soltar las articulaciones de tu cuerpo y relajarte.


2. Respira cómodamente hacia tu estómago, expandiéndolo, y luego lentamente suelta
la respiración. Repite esto varias veces hasta que te empieces a sentir muy
cómodo/a.
3. Recuerda la última vez que te sentías de algún modo enojado/a, dolorido/a o
negativo/a. Sé consciente de que el adulto equilibrado y sabio no está sintiendo estas
emociones. Las emociones son aquellas de tu niño/a atascado/a. Siente cuántos años
tiene estela niño/a dentro de ti.
4. Cuando encuentras el niño/la niña, consuélalo/a e invita a los ángeles sanadores a
sanarlo/a.
5. Relájate y permanece abierto/a a lo que hagan los ángeles para sanar a aquel/la
niño/a.
6. Cuando te devuelven tu niño/a, notarás qué distinto/a se ve y se siente.
7. Agradece a los ángeles.
8. Sostén y ama a tu niño/a interior.

sando “Dialogos internos” con EFT

Hola a todos/as,

Maggie Adkins de Australia nos da sus reflexiones sobre usar EFT con nuestros “Diálogos
Internos”.

Abrazos, Gary

84
________________________________________

Por Maggie Adkins

Los diálogos internos es una técnica excelente para ir al interior, directamente a la fuente
del problema o condición. El concepto es hacer amigos – crear una nueva y mejor relación
– con cualquier parte de ti que esté presentando un problema. Lo típico es que cuando el
cuerpo presenta un problema (como un dolor), tendemos a separarlo y culparlo en vez de
darle un cuidado de todo corazón. Cuando abandonamos la culpa y los juicios y
tranquilizamos cualquier parte de nosotros que tiene el problema, el ser completo puede
entonces brindar la habilidad natural del cuerpo a la escena. Mi experiencia de esto es que
puede ser muy poderoso y curativo.

Hay cuatro categorías de dialogo interno:

Diálogos de todo el cuerpo para cuando el cuerpo esta exhibiendo situaciones generales
como cansancio, ausencia de pasión, dolor por todas partes, fatiga crónica, sensibilidades
del cuerpo a influencias externas (alergias) o cualquier otra cosa que afecta todo el cuerpo.

Diálogos de puntos específicos en el cuerpo con un órgano específico o área del cuerpo
como una extremidad herida, páncreas (si el problema es diabetes), hígado, cerebro, o
cualquier otro sistema en el cuerpo (sistema inmune, metabolismo, sistema digestivo,
sistema nervioso) que pueda necesitar ser sanado.

Diálogos del niño interno para cuando el Niño Interno no se ha integrado con todo el ser.
Esto ocurre cuando hay una falta de seguridad, cuidado, y falta de juego. Es un hecho que
cuando el Niño Interno tiene miedo y está actuando, todos actuamos como si tuviéramos de
3 a 5 años, que usualmente NO es una solución al problema. ¡Este problema nos puede
afectar más de lo que nos damos cuenta!

85
Diálogos de sabotaje para cuando algo se presenta como un bloqueo a la sanación. Puede
tener color o textura e inclusive ser una sensación de algún tipo. Ejemplos: pesadez en el
abdomen, estrechez en la garganta, una pared como de ladrillos en el plexo solar, un hoyo
negro en la cintura. El saboteador nos quita la motivación para continuar.

¿Qué son exactamente los diálogos internos?

Básicamente, Diálogos Internos es tener una conversación de corazón con cualquier área
que esté presentando el problema que deseas sanar. La mayoría de nosotros tenemos partes
de las que no queremos reconocer y se nos ha enseñado a que las ignoremos o a juzgarlas y
culparlas. Ejemplos:

” Un dolor en el cuerpo

” Un saboteador que te para de moverte hacia adelante y te hace sentir como un fracaso

” Una parte del cuerpo que te está limitando ya sea por un dolor o inmovilidad

” Un niño interno que todavía está pisoteando y molesto por la falta de cuidado, y por no
ser escuchado ni reconocido

Todos los anteriores podrían probablemente aprovechar un nuevo comienzo – una relación
de cuidado y que permita al cuerpo su proceso natural de sanación en vez de los juicios y
separación que usualmente le damos a todos los casos de arriba.

Como hago Diálogos Internos

Los Diálogos Internos se hacen con tapping continuo, empezando con el punto de Karate y
yendo a través de todos los puntos de la versión corta de EFT.

Rara vez uso solamente Diálogos Internos en una sesión, de todos modos esta técnica puede
llevar a entendimientos profundos y sanaciones profundas. Cuando un trauma específico o
evento aparece, yo a menudo cambio a EFT tradicional, usando la frase preparatoria en el
punto de Reverso Psicológico y una frase recordatoria en el resto de puntos de tapping.
Después que el trauma específico es liberado, yo regreso al Dialogo Interno para sanar más
profundamente y/o para pedir una retroalimentación.

86
Cuando pide una retroalimentación de cualquier parte con la que esté trabajando, yo hago
por lo menos una ronda de tapping continuo sin palabras, mientras tanto escuchando aún la
voz o sentimiento interno que me guíe. Sugiero que no sea muy lógico.

Protocolo de Diálogos Internos

Puedes adicionar la formulación apropiada para tu dialogo particular, de todos modos hay
también componentes que deben ser incluidos. Estos son:

Preséntate a ti mismo y declara que tienes una intención de corazón con cualquier persona
con la que estés trabajando.

Declara que nunca te has dado cuenta antes que no puedas sanar cualquier parte que quieras
sanar mientras estés separando o culpando alguna parte de ti. Explica que lo que tu corazón
desea ahora es sanar todos los viejos patrones y cosas que pasaron y crear una nueva vida
“unidos” apoyando todas tus partes.

Declara que tú sabes que tienes viejos patrones y que no puedes prometer que nunca
volverás a ellos, de todos modos, es la intención de tu corazón sanar todo lo que se
interpone entre tú y cualquier otra parte con la que estés trabajando.

Pide perdón a todo lo que has hecho intencionalmente o sin querer que haya podido causar
dolor a cualquier parte con la que estés trabajando.

NO digas que olvidas la parte con la que estas trabajando como si fuera arrogante. Pides
perdón porque eres tú el que no escuchó el mensaje del resto de ti. El perdonar cualquier
parte con la que estés trabajando viene después – si todavía se necesita.

Pregunta qué cosa necesita esa parte de ti en este momento. Luego haz por lo menos una
ronda de Tapping Continuo hasta que obtengas algún tipo de voz o sensación. Por favor, no
seas muy práctico o lógico al respecto.

87
Si no escuchas nada de la parte, quizá es por que todavía no confía en ti. Yo sería
persistente – gentil y persistente. Si no puedes hacer contacto con la parte con la que te
quieres ganar su amistad, puedes querer usar algunas de las técnicas del libro: Los Diálogos
Internos con EFT.

Si haces alguna promesa mientras haces Dialogo Interno, o cumple la promesa o haz otro
Dialogo Interno y cuéntale a la parte de ti que le prometiste que no puedes hacer lo que
prometiste.

Maggie Adkins

Traducido por Camilo Buitrago Escribir a Camilo

Ver el artículo original en inglés

En los artículos que aquí se publican se supone que tienes un conocimiento práctico de
EFT. Los principiantes pueden aprender del mismo pero se les aconseja descargar y
estudiar el manual gratuito para una comprensión más completa. Gary Craig generosamente
ha permitido la traducción de su boletín. Todos los traductores son voluntarios y Gary no
puede avalar la exactitud de las traducciones.

Tags: nueva era, meditaciones, angeles, magia, abundancia, reiki, kirael, energia,
arcangeles, angel

Artículos similares:

Enfermedad es desarmonía

SANACIÓN DE LAS AGUAS DEL RÍO D...

PROTECC

88