Está en la página 1de 9

GEODESIA Y TOPOGRAFIA

TEMA:
DRENAJES
(IMPACTO AMBIENTAL DE LOS DRNAJES Y LAS AREAS SALITROZAS)
CURSO:

GEOFISICA

ALUMNOS:

DOCENTE:

ING.ALBERCA PALACIOS, MARCO

CHICLAYO – DICIEMBRE DEL 2018.

I. INTRODUCCIÓN.
La mayoría de las ciudades tienen la necesidad de evacuar las aguas de lluvia para
evitar que se inunden las viviendas, los comercios, las industrias y otras áreas de
interés. Por otra parte, la construcción de edificios, casas, calles, estacionamientos y
otros modifican el entorno natural en que habita el hombre y, tiene como algunas de
sus tantas consecuencias, la creación de superficies poco permeables (que favorece a
la presencia de una mayor cantidad de agua sobre el terreno) y la eliminación de los
cauces naturales (que reduce la capacidad de desalojo de las aguas pluviales y
residuales). El presente informe corresponde a los diversos estudios realizados para el
Sistema de Drenaje Urbano en Chiclayo ,Distrito de Pimentel, ejecutados por los
responsables, en el marco del desarrollo del curso Geofisica. La elaboración del
informe se realizará en dos etapas: Recopilación de información disponible y el
procesamiento de datos disponibles, además para efectos del presente estudio y por
tratarse de un estudio idealizado con fines de aprendizaje, se asumirán una serie de
valores para su desarrollo. Se tendrá en cuenta las consideraciones y recomendaciones
que especifica el Reglamento Nacional de Edificaciones. Al final del estudio se presenta
el informe completo con los resultados de los diferentes estudios de los cuales se
desprenden los planos correspondientes al diseño.

II. OBJETIVOS.
OBJETIVOS GENERALES:

-Reconocimiento de terrenos salinosos.

- Realizar los estudios de la zona de a ser estudiada.

-Definir los sistemas de drenaje


III. UBICACIÓN

IV. MARCO TEORICO.

4.1. DEFINICIONES.

Alcantarilla. Conducto subterráneo para conducir aguas de lluvia, aguas


servidas o una combinación de ellas.
Alcantarillado pluvial. Conjunto de alcantarillas que transportan aguas de
lluvia.

Base. Capa de suelo compactado, debajo de la superficie de rodadura de un


pavimento.

Berma. Zona lateral pavimentada o no de las pistas o calzadas, utilizadas para


realizar paradas de emergencias y no causar interrupción del tránsito en la vía.

Bombeo de la pista. Pendiente transversal contada a partir del eje de la


pista con que termina una superficie de rodadura vehicular, se expresa en
porcentaje.

Buzón. Estructura de forma cilíndrica generalmente de 1.2 m de diámetro.


Son construidos en mampostería o con elementos de concreto, prefabricados
o construidos en el sitio, puede tener recubrimiento de material plástico o no,
en la base del cilindro se hace una sección semicircular la cual es encargada
de hacer la transición entre un colector y otro. Se usan al inicio de la red, en
las intercepciones, cambios de dirección, cambios de diámetro, cambios de
pendiente, su separación es función del diámetro de los conductos y tiene la
finalidad de facilitar las labores de inspección, limpieza y mantenimiento
general de las tuberías así como proveer una adecuada ventilación. En la
superficie tiene una tapa de 60 cm de diámetro con orificios de ventilación.

4.2. DISPOSICIONES GENERALES.

4.2.1. Drenaje.
El termino drenaje se aplica al proceso de remover el exceso de agua para
prevenir el inconveniente público y proveer protección contra la perdida de la
propiedad y de la vida. En un área no desarrollada el drenaje escurre en forma
natural como parte del ciclo hidrológico. Este sistema de drenaje natural no es
estático pero está constantemente cambiando con el entorno y las condiciones
físicas. El desarrollo de un área interfiere con la habilidad de la naturaleza para
acomodarse a tormentas severas sin causar daño significativo y el sistema de
drenaje puede ser clasificado de acuerdo a las siguientes categorías.

- Sistemas de drenaje urbano.


- Sistemas de drenaje de terrenos agrícolas.
- Sistemas de drenaje de carreteras.
- Sistemas de drenaje de aeropuertos.

El drenaje urbano, tiene por objetivo el manejo racional del agua de lluvia en
las ciudades, para evitar daños en las edificaciones y obras públicas (pistas,
redes de agua. Redes eléctricas, etc.), así como la acumulación del agua que
pueda construir focos de contaminación y/o transmisión de enfermedades. Los
criterios que se establecen en la presente norma se aplicaran a los nuevos
proyectos de drenaje urbano y los sistemas de drenaje urbano existentes
deberán adecuarse en forma progresiva.

4.1.2Sistemas de evacuación

El sistema de evacuación se divide en:

- Sistemas de Evacuación por Gravedad.


- Sistemas de Evacuación por Bombeo.

Sistema de Evacuación por Gravedad


- En caso de descarga al mar, el nivel de agua en la entrega (tubería ocanal)
debe estar 1.50 m sobre el nivel medio del mar.
- En el caso de descarga a un río, el nivel de agua en la descarga(tubería o canal)
deberá estar por lo menos a 1,00 m sobre el máximo nivel del agua esperado
para un periodo de retorno de 50 años.
- En el caso de un lago, el nivel de evacuación del pelo de agua del evacuador o
dren principal estará a 1.00 m, por encima del nivel del agua que alcanzará el
lago para un periodo de 50 años.
- En general el sistema de evacuación debe descargar libremente (>de 1.00 m
sobre los máximos niveles esperados), para evitar laobstrucción y destrucción
del sistema de drenaje pluvial.
En una tubería de descarga a un cuerpo de agua sujetos a considerables
fluctuaciones en su nivel: tal como la descarga en el mar con las mareas, en
necesario prevenir que estas aguas entren en el desagüe, debiendo utilizarse
una válvula de retención de mareas.

Sistema de Bombero
Cuando no es posible la evacuación por gravedad, se debe considerar la
alternativa de evacuación mediante el uso de un equipo de bombas movibles o
fijas (plantas de bombeo).

Sistema de Evacuación Mixto


Cuando existan limitaciones para aplicar los criterios indicados anteriormente, es
posible prever condiciones de evacuación mixta, es decir, se podrá evacuar por
gravedad cuando la condición del nivel receptor lo permita y, mediante una compuerta
tipo Charnela, se bloqueará cuando el nivel del receptor bloquee la salida iniciando la
evacuación mediante equipos de bombeo.
4.3. IMPACTO AMBIENTAL
Todo proyecto de Drenaje Pluvial Urbano deberá contar con una Evaluación de
Impacto Ambiental (EIA.). La presentación de la EIA deberá seguir las normas
establecidas por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo).

Sin carácter limitativo se deben considerar los siguientes puntos:


- Los problemas ambientales del área.
- Los problemas jurídicos e institucionales en lo referente a las leyes, normas,
procedimientos de control y organismos reguladores.
- Los problemas que pudieran derivarse de la descarga del emisor en el cuerpo
receptor.
- Los problemas que pudieran derivarse de la vulnerabilidad de los sistemas
ante una situación de catástrofe o de emergencias.
- La ubicación en zona de riesgo sísmico y las estructuras e instalaciones
expuestas a ese riesgo.
- Impedir la acumulación del agua por más de un día, evitando la proliferación
de vectores transmisores de enfermedades.
- Evitar el uso de sistemas de evacuación combinados, por la posible saturación
de las tuberías de aguas servidas y la afloración de estas en la superficie o en
las cunetas de drenaje, con la consecuente contaminación y proliferación de
enfermedades.
- La evaluación económica social del proyecto en términos cuantitativos y
cualitativos.
- El proyecto debe considerar los aspectos de seguridad para la circulación de
los usuarios (circulación de personas y vehículos, etc.) a fin de evitar
accidentes.
- Se debe compatibilizar la construcción del sistema de drenaje pluvial urbano
con la construcción de las edificaciones (materiales,inadecuación en ciertas
zonas por razones estáticas y paisajistas,niveles y arquitectura)
Avenamiento o desagüe de un terreno encharcado o impregnado de agua
mediante zanjas, canales abiertos o cubiertos, conductos porosos o tuberías de
juntas abiertas; también, saneamiento de aguas cloacales y otros desperdicios
líquidos por medio de tuberías o conductos impermeables.

4.4 TIPOS DE DRENAJE

Tres son los principales fines del drenaje:

1) recuperación de grandes extensiones de terreno inundadas, marjales o


cenagales.
2) avenamiento agrícola para regular la humedad del suelo en pequeñas zonas
cultivadas.
3) alcantarillado para eliminación de líquidos domésticos y residuos agrícolas.

Frecuentemente es posible recuperar con fortuna grandes extensiones de


tierras muy fértiles, cuyo único inconveniente es el de encontrarse a poca
altura sobre el nivel del mar o corrientes cercanas, utilizando sistemas de
diques o presas para contener las inundaciones y zanjas o canales abiertos para
recoger y evacuar el exceso de agua. En algunos casos puede recurrirse a
bombear el agua con ayuda de molinos de viento u otras fuentes de energía; tal
ocurre en Holanda, donde parte de la tierra recuperable se encuentra bajo el
nivel del mar. En tales casos, las zanjas y canales de drenaje conducen el agua a
sumideros adyacentes a los diques, de donde se extrae por medio de bombas.
En los casos de recuperación de marjales sujetos a mareas es frecuente que las
desembocaduras del sistema de drenaje estén provistas de compuertas que
permitan la salida de las aguas durante la bajamar, pero que se cierren
automáticamente al subir la marea, con lo que se evitan nuevas inundaciones.

El procedimiento más sencillo de drenaje agrícola, y el primero en ser utilizado,


consiste en disponer bancales, montículos de tierra, caballones. El siguiente
paso fue el empleo de canales abiertos y atarjeas. Aunque todavía se emplean
canales abiertos, indispensables en ciertas ocasiones, y aunque se hizo antaño
considerable uso de conductos cubiertos de piedra, madera y otros materiales,
la tubería de barro poroso ha desplazado prácticamente a todos los demás
procedimientos de drenaje agrícola. La instalación adecuada de un sistema
eficaz de tuberías porosas requiere un cuidadoso estudio del perfil del terreno,
características de suelo (si es poroso o impermeable), cuantía del agua de lluvia
o de filtración que debe eliminarse y otros factores similares, a fin de poder
determinar con exactitud el emplazamiento, tamaño, profundidad, pendiente y
separación de las atarjeas más adecuadas para conseguir un drenaje
satisfactorio.
Elliot sostiene que «para obtener los mejores resultados de un sistema de
drenaje debe prepararse el trabajo con un nivel de anteojo y realizarse de
acuerdo con el levantamiento efectuado». Sin conocer los datos que suministra
un nivel hábilmente manejado no hay modo de realizar estimaciones precisas
de una pendiente ni establecer un sistema económico de gradientes y obtener,
al mismo tiempo, el mayor rendimiento posible de la red de drenaje.
Un perito agrícola, especializado en drenajes, apoyado por los conocimientos
de un agricultor familiarizado con el terreno, planeará estos trabajos con
resultados incomparablemente superiores a los que pudiera obtener un
profano. Así, el granjero o capataz podrá dedicar toda su atención a la
realización de los trabajos e insistir en su ejecución sin desviarse del pian
trazado, pues no tendrá que abrigar el recelo de posibles errores. Los servicios
del técnico son indispensables en las grandes extensiones de terreno llano o
casi tan llano que requiera el empleo más exacto de los instrumentos
topográficos. En los terrenos más accidentados el propio labrador podrá
determinar la nivelación conveniente.

No hay dinero mejor invertido que el que se emplea en drenar suelos fértiles.
Los beneficios derivados del drenaje son grandes y duraderos, pero en todo
caso implican desembolsos tan considerables que la economía aconseja
emplear únicamente los más cuidadosos procedimientos de planificación y
ejecución del trabajo.

4.4 SUELO SALINO


La salinización de los suelos es el proceso de acumulación en el suelo
de sales solubles en agua. Esto puede darse en forma natural, cuando se trata
de suelos bajos y planos, que son periódicamente inundados por ríos o arroyos;
o si el nivel de las aguas subterráneas es poco profundo y el agua que asciende
por capilaridad contiene sales disueltas. Cuando este proceso tiene un
origen antropogénico, generalmente está asociado a sistemas de riego. Se
llama suelo salino a un suelo con exceso de sales solubles, La sal dominante en
general es el cloruro de sodio (NaCl), razón por la cual el suelo también se
llama suelo salino-sódico.

Afloramiento de sal causado por la poca profundidad del agua subterránea.

Una consecuencia de la salinización del suelo es la pérdida de fertilidad, lo que


perjudica o imposibilita el cultivo agrícola. Es común frenar o revertir el proceso
mediante costosos «lavados» de los suelos para lixiviarlas sales, o pasar a
cultivar plantas que toleren mejor la salinidad.2 Por otro lado, en la
planificación de los sistemas de riego modernos éste es un parámetro que se
considera desde el comienzo, pudiendo de esta forma prevenirse la salinización
dimensionando adecuadamente las estructuras y estableciendo prácticas de
riego adecuadas.
Existen tres peligros de salinización:

La cantidad de agua de riego aplicada, junto con el agua de lluvia, es


insuficiente para efectuar un lavado del suelo;
El acuífero tiene insuficiente capacidad de descarga (es decir hay
poco gradiente o una transmisividad pequeña), y no se aplica un drenaje
subterráneo artificial.
El riego por goteo: la escasa cantidad de agua durante el riego da origen a la
evaporación de parte de la misma, depositándose parte de dicha sal en la
superficie de la zona regada. En muchos casos, se suele emplear
alternativamente, el riego por goteo y el riego por inundación, con lo que la
proporción de sales disminuye considerablemente.