Está en la página 1de 8

Josué 1:1-18 Esta Tierra es Nuestra

Los principios del Nuevo Testamento en la vida cristiana se ilustran a


menudo en cuadros hermosos en el Antiguo Testamento. En el libro del
Éxodo por ejemplo, vemos al pueblo de Dios salir de Egipto. Ellos
fueron liberados de la muerte por el Cordero Pascual. Ellos fueron
liberados del pecado y de la esclavitud egipcia. Los creyentes en
el Señor Jesucristo son salvados por la gracia de Dios. Hemos sido
liberados de la ira de Dios por la sangre de Jesucristo, nuestro cordero
ha sido sacrificado por nosotros.
Ellos pasaron por una fuerte experiencia en el desierto en la cual Dios
les cambió su confianza en si mismos a un punto en donde confiaran en
él solamente. Dios condujo a Israel alrededor del desierto. ¡Era un viaje
de once días a la tierra prometida que tomó cuarenta años para lograr
alcanzarla! Caminaron en círculos sin rumbo por cuarenta años. Que
trágico es que circundemos en círculos en nuestra vida carnal mientras
que Dios intenta cambiar nuestra forma de vida egoísta.
Dios desea conducirnos hacia la tierra prometida de Canaán. El propósito
de Dios para Israel era una tierra llena de "leche y de miel." Él les iba a
proporcionar todas sus necesidades. Es el cuadro hermoso de una
vida controlada por el Espíritu. Es la vida que Dios tiene prevista para
que cada cristiano viva. No hay excepciones. Usted puede tener cada
pedacito de la vida espiritual en Cristo que usted desee. Dios no le dará
más de lo que usted esté listo y que quiere tomar. Está poseyendo la
vida de la plenitud de Cristo. Canaán hace una analogía hermosa de
nuestra salvación completa en Cristo. Es la porción para cada creyente.
Dios está conduciendo a su pueblo a la meta. Estemos contento por
tener una experiencia en el desierto tal como se menciona en el capítulo
siete de Romanos. El Espíritu Santo nos toma en Romanos ocho. No
tenemos que permanecer en el desierto. Él nos sacó fuera así que él
puede llevarnos adentro a Canaán. ¿Estamos contentos de permanecer
en el lado fácil del Jordán? Dios tiene lo mejor para los que caminan
por fe y entren en su vida abundante. Dios "nos bendijo con toda
bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo." Cada creyente se
bendice con todas las bendiciones espirituales en lugares celestiales en
Cristo, pero ¿cuánto de nuestra herencia nos la hemos apropiado por la
fe? ¿Cuánto hemos demandado? ¿Cuánto nos gozamos en nuestra vida
cristiana diaria?
El señor desea que vayamos y vayamos a recibir todo lo que él tiene
reservado para nosotros. Dios se prepone para cada cristiano, en cada
día que caminemos en tierra conquistada y experimentemos la victoria,
no de vez en cuando, sino cada día. Jordán no es un cuadro de muerte;
es un cuadro maravilloso de la travesía del creyente terminado en la
vida de plenitud, permitiendo que el Espíritu Santo posea más y más del
creyente. Ésta es la vida cristiana que Dios pensó que se debe vivir. Es
la vida Cristiana.
¿Cuál es su actitud hacia su propósito en su vida? ¿Cuál es su respuesta
a la palabra de Dios y las promesas que Él nos da?
El libro de Josué nos abre la mente con un cambio de mandato. El gran
donante de la ley, Moisés, está muerto. Dios trae un cambio de
dirección para la nueva nación. Moisés era gran legislador, estadista y
fundador de la nación. Josué es un gran general que ordena, un
conquistador audaz y guerrero. Moisés era un líder paciente de su
pueblo. Josué era un líder que toma su cargo y ordena al pueblo que se
levante, pasen este Jordán. Moisés formó un comité de descubrimiento;
Josué dio un mandato de tomar la tierra.
El nombre original de Josué fue Oseas (Números 13:8; Deuteronomio
32:44) que significa "salvación." Moisés cambio su nombre a Josué o
Yehoshua. Josué significa "Jehová es salvación." Jehová es nuestra
salvación. La forma griega de este nombre es "Jesús." "llamaras su
nombre Jesús, [ Yehoshua, Joshua ], porque él salvará a su pueblo de
sus pecados" (Mateo 1:21).
EL PLAN DE DIOS PARA ISRAEL
El Plan de Dios para Israel era ir y tomar la Tierra Prometida.
Israel no conquistó la tierra prometida por cuarenta años por su falta de
fe. Los capítulos trece y catorce son una trágica historia de su falta de
fe. Dos de los doce espías dijeron: "Dios nos dió esta tierra, vamos y
tomémosla!" Caleb dijo: " Subamos luego, y tomemos posesión de ella;
porque más podremos nosotros que ellos" (Números 13:30). Si la gloria
de Jehová no aparecía en el tabernáculo, "toda la congregación de Israel
podrían apedrearlos a ellos" Una minoría estaba lista para reclamar las
promesas de Dios y tomar posesión de la tierra prometida. La mayoría
eran malos y habían perdido la fe y la visión en unos pocos días. La
minoría ya había tomado nota del tamaño de los gigantes pero la
mayoría solo veían su debilidad en aquella tierra de gigantes Diez de los
espías habían evaluado a Dios por las circunstancias y solamente dos de
ellos habían interpretado las circunstancias a través de los ojos de un
Dios soberano.
Después de cuarenta años de vagar en el desierto, los hijos de Israel se
dieron cuenta que los habitantes de aquellas tierras estaban temerosos
de morir en manos de ellos. Se puede usted imaginar esto? Rahab la
prostituta les informo a los dos espías que cuarenta años tenían ellos de
estar temerosos de los Israelitas. Ellos habían escuchado que Dios los
había pasado por el Mar Rojo y de otros acontecimientos similares Los
gigantes que Israel enfrento en Cades-Barnea habían estado temerosos
de los Israelitas por cuarenta años. Gordon MacDonald dice: "Todo lo
que el hombre haga sin Dios, le sale mal o termina mal."
Sin embargo Moisés tuvo que morir antes de que entraran en la Tierra
Prometida. G. Campbell Morgan dice: "Moisés tuvo que morir. La muerte
de Moisés era necesaria para el progreso de llegar a la Tierra Prometida.
Moisés los sacó pero no los entró. Josué los entro pero no les dio
descanso. Ahora esta uno mayor que Moisés y que Josué y que nos
saca, nos entra y nos da descanso. Debemos descubrirlo a El en una
comunión espiritual."
"Aconteció después de la muerte de Moisés, siervo de Jehová, que
Jehová hablo a Josué, hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: Mi
siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y
todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel" (Josué
1:1–2).
A Moisés se le permitió ver la Tierra a distancia, pero no se le permitió
entrar y poseerla "Por cuanto no creíste en mí, para santificarme delante
de los hijos de Israel" (Deuteronomio 32:51). Moisés quiso hacer
cambios y perdió la oportunidad (Números 20:12; 27:12-14; Hebreos
3:16-19).
Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare
la planta de vuestro pie. Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río
Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el
sol, será vuestro territorio (Jos. 1:3-4)
No le extrañe; la tierra era de ellos. ¡Había sido suya por cuarenta años!
Debido a su incredulidad, no habían podido tomar la tierra. "les he
dado." Está en el tiempo perfecto. Es acción terminada. Es un significado
perfecto profético que la acción es tan segura de venir que podría ser
escrito como si hubiera sucedido ya. Era ya su tierra. Dios se las dió.
Por otra parte, Dios nos ha dado todo en Cristo. "Bendito sea el Dios y
Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición
espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él
antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin
mancha delante de él" (Efesios 1:3-4). ¿Estamos entrando y estamos
conquistando la tierra?
Entable su demanda. Entre y tome posesión de todo lo que Dios le ha
dado en Cristo. Todo lo del señor Jesucristo es mío en la conversión,
pero poseo solamente lo que demando por la fe. Los grandes santos
fueron los que recibieron. ¡Recibieron las promesas de Dios. Siga
adelante y tome posesión por fe! La tierra prometida es típica de lo que
tenemos en Cristo. Alexander Maclaren nos recuerda, "Dios da más de
lo que tomamos, y estamos contentos de ocupar solamente una
esquinita de la amplia tierra que él nos ha dado." Es solamente de
identificarnos con Cristo para que seamos inscritos y gocemos de las
herencias con él.
PROMESAS DE DIOS A ISRAEL
Jehová dijo: "Yo estaré contigo." La promesa no había cambiado por
cuarenta años. El es el mismo Dios y mantiene su Palabra. Alguien dijo:
"cuando Dios habló, él no tartamudeó. Él dijo exactamente lo que él
quiso y él quiso lo que él dijo." Otros contestan, "si Dios no quiso lo que
él dijo, porqué no hizo lo que él dijo o lo que él quiso decir?"
Dios le dijo: "Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida;
como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te
desampararé. Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este
pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a
ellos" (Jos. 1:5-6).
Las promesas de Dios significan provisiones de Dios. Pida a Dios fuerza y
valor. Él le hará fuerte. Obedezca su mensaje e instrucción tal y como
aparecen en su Palabra. El Señor es contigo. El ha prometido ir delante
de ti. Confíese a él en entrega completa y mírelo dirigir y proveer. Haga
una promesa para seguirlo en cada área de su vida. Ésta es su garantía
de inversión. El SEÑOR garantiza éxito. "estaré contigo."
¡Recuerde que hay gigantes en la tierra! Los gigantes todavía están allí,
y en cuarenta años, hay más de ellos. Dios dice, "Nadie te podrá hacer
frente en todos los días de tu vida." Ni aun Gigantes. Incluso gigantes
idólatras.
Hay gigantes en tu tierra? Usted no es diferente a los hijos de
Israel. Hebreos 13:5-6 es una aplicación directa para usted y para mí.
"Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis
ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que
podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré. Lo
que me pueda hacer el hombre."
Jesús dijo: "Estaré contigo siempre, aun hasta finales de los tiempos."
Mas aun "Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos" El nunca cambia.
Dios es fiel. Dios está disponible. Dios lo hará.
Quien es el gigante en tu vida? "Nadie te podrá hacer frente en todos los
días de tu vida" Cuál es tu gigante? Puede ser una persona, puede ser tu
trabajo, tu compañero, las circunstancias en tu vida, una situación difícil
en la escuela o en la casa. ¿Porque tu gigante no podrá hacerte frente?
"como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te
desampararé" (Jos. 1:5). Así como estuve con Moisés, estaré contigo,
Wil Pounds; no te dejaré, ni te desampararé. Eso es caminar por fe. El
verso seis nos recuerda: "Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás
a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la
daría a ellos." El mensaje se repite en Jos. 1:7, 9 y 18. "Esfuérzate y se
valiente" (Jos. 1:6). "Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para
cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó;
no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado
en todas las cosas que emprendas" (Jos. 1:7). "Mira que te mando que
te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu
Dios estará contigo en dondequiera que vayas" (Jos. 1:9). "Solamente
que te esfuerces y que seas valiente" (Jos. 1:18). Difícil de olvidar,
verdad?
Dios quiere de nosotros una obediencia fiel. "Solamente esfuérzate y sé
muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo
Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para
que seas prosperado en todas las cosas que emprendas" (Jos. 1:7).Si le
amamos, le obedeceremos.
De hecho, aquí es donde Josué encontró su coraje y fortaleza. El
versículo ocho dice: "Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley,
sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas
conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás
prosperar tu camino, y todo te saldrá bien." ¿Cuándo fue la última vez
que usted tomo la palabra de Dios y apenas la saboreo?
Esto es lo que significa la palabra "meditaras". Es como un viejo perro
que mastica un hueso. Usted puede oírlo a la distancia que roe lejos. Él
hace ruidos mientras que él mastica. La palabra para "meditar" significa
"hablar consigo" en voz baja. Viene de la idea de "murmurar o de la
murmuración." Es la voz baja de las personas que hablan consigo
mismas. Cuando meditamos, nosotros leemos encima de los textos a
nosotros mismos medio leyendo y releyendo en voz alta. Ésta es la
mejor manera que usted consigue resultados en la palabra de Dios.
Coloque bajo su mente y comience a pensar bíblicamente. Así Usted
piensa en la misma manera que Dios piensa.
No hay en la palabra de Dios lugar para dejar nuestras mentes libres y
que vuelen lejos al meditar sobre lo que pudo entrar en ella. Es siempre
una meditación objetiva sobre la palabra de Dios. ¡Deje su mente
funcionar libremente y Satanás le dará una gran meditación! Algo que
usted lamentará por siempre.
Usted nunca será fuerte y valeroso en la vida cristiana si usted no pasa
el tiempo meditando en la palabra de Dios. Usted tiene que conseguir en
ella y luchar con ella, meditando y memorizándola y haciéndola como
suya. La fe confidente viene de meditar en la palabra de Dios. Pablo
dijo: la "la fe viene por el oír y por el oír la palabra de Dios."
LA PREPARACION DE ISRAEL
¿Como hace usted para entrar y poseer la tierra? Solo hay una manera y
es por fe.
Josué dirigió al pueblo para estar listos (Jos. 1:10-11). "Pasad por en
medio del campamento y mandad al pueblo, diciendo: Preparaos
comida, porque dentro de tres días pasaréis el Jordán para entrar a
poseer la tierra que Jehová vuestro Dios os da en posesión" (Jos. 1:11).
Josué no se sentó allí a gemir, "hemos esperado cuarenta años, así que
importa otro mes más o dos?" ¡Josué ha estado esperando cuarenta
años! Él ha estado listo y pacientemente a esperado todos estos años.
¡Vamos!
¿Usted tiene un plan de guerra en su lucha contra el diablo? Dios ha
hecho una disposición para usted en su batalla contra Satanás. ¿Usted la
ha seguido? El Apóstol Pablo tenía un plan de guerra que él compartió
con nosotros y funciona. "sea fuerte en el señor, y en la fuerza de su
poder." Suena como Josué. Es Pablo en Efesios 6:10. "Por lo demás,
hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza"..
"Vestíos de toda la armadura de Dios" (Efe. 6:11). "Por tanto, tomad
toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y
habiendo acabado todo, estar firmes." (Efe. 6:13). No vaya a tratar de
hacer guerra contra su enemigo sin haberse puesto su armadura.
Ármese con Cristo. Él es la armadura de Dios. Él es la verdad. Usted no
encuentra verdad espiritual en cualquier otro lugar. "Yo soy el camino, la
verdad y la vida. Ningún hombre viene al padre, sino a través de mí." Él
es su justicia. No hay otro justo que satisfaga a Dios. Él le da su justicia
en lugar de su autosuficiencia. Cristo es mi justicia. Él es mi paz, mi
protector de la fe, mi casco de salvación, la palabra viva de Dios y no
te olvides de rogar, Pablo dice: Josué dirigió al pueblo para cruzar el río
en tres días. Dios nos dice que debemos cruzar. Que debemos hacer
para prepararnos en obtener una más íntima relación con Cristo? Pablo
nos ayuda en esa preparación en 2 Corintios 10:5–6. "derribando
argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de
Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y
estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra
obediencia sea perfecta" Debemos reconocer quiénes somos en Cristo.
Apóyese en su posición eterna en Cristo. Pablo dijo a los Colosenses
"Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 10 y
vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y
potestad" (Colosenses 2:9, 10). A la iglesia en Roma, el escribió: "Así
también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios
en Cristo Jesús, Señor nuestro"
Todas estas provisiones del cielo están disponibles para todos
nosotros Filipenses 4:13"Todo lo puedo en Cristo que me
fortalece." Filipenses 4:19 "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta
conforme a sus riquezas en gloria en Cristo." Tomamos posesión paso a
paso.
Ha dicho usted, crucemos el Jordán en tres días? El hombre está en la
estación de las inundaciones. Este río está en la estación primaveral y
tiene una corriente de una milla de ancho. Esta lodoso, sucio y obscuro.
Podemos morir.
Josué y Caleb estuvieron allí en el Mar Rojo y vieron a Dios abrir las
aguas y permitirles pasar a través de el en un camino seco. Ellos
pudieron haber dicho: Yo vi a Dios hacerlo, y yo miraré a Dios hacerlo de
nuevo.
NARRACION PERSONAL
Los versículos 12-15 están relacionados. Son una respuesta a las
promesas de Moisés a la media tribu de Manases, las tribus de Ruben y
Gad. Habían elegido permanecer al este del Jordán y no entrar y no
conquistar Canaan. La concesión se encuentra en el capítulo 32
de Números. Aparecen estar contentos con sus propios intereses. Ellos
están contentos de la tierra fértil, de los ganados de Bashan, de Gilead y
de Moab. Están contentos de permanecer tranquilos y no se sintieron
participes sobre la tierra prometida. Guardarán su promesa, pero irán
de nuevo a la antigua vida en la primera oportunidad. Demostraciones
de la historia que conseguían siempre en apuro con el enemigo. Cuando
vino Asiria invitando el reino norteño de Israel éstas eran las primeras
tribus que derrotaron.
La tierra al este del Jordán es un lugar de indulgencia. Es aun el
desierto. No es la tierra prometida.
Tienen sus parentescos en nuestros días que seguirá habiendo algo
como centrado en la preparación de una feria que vivir más bien en una
relación madura, íntima del amor con Cristo. El costo es demasiado alto
para que lo lleven.
¿En qué nivel usted elige vivir la vida cristiana? Algunos creyentes gozan
de las bendiciones de Canaán. Entran y conquistan el feo, engañoso,
horrible, territorio malvado egoísta de los hititas. Sin embargo, algunos
eligieron vivir en el desierto del pecado en una comisión poco entusiasta
en tierra fácil. Permanecen al este del Jordán y no entran adentro y no
poseen la tierra. Viven en compromiso con Moisés, tolerando la carne
pecaminosa y haciendo las excusas débiles para su forma de vida
egoísta. Cristo nos llama fuera de la condición egocéntrica en nuestra
posición Cristo-centrica. ¿En qué nivel elijo vivir a Cristo?
El Apóstol Pablo nos reta a: "Examinaos a vosotros mismos si estáis en
la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos,
que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?" (2
Corintios 13:5). "Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor
Jesucristo, andad en él" (Colosenses 2:6).
¿Dónde está usted en su relación con Cristo? ¿Usted está parando en el
Jordán? ¿Está usted asustado de confiar en Jesús para su victoria diaria?
¿Usted ha bebido en algunas aguas fangosas, amargas para así que
usted puede vagar de largo solamente alrededor en la amargura de la
derrota de sí mismo? Oro para que no esté contento de vivir al este del
Jordán en una forma de vida cristiana poco entusiasta.
Josué nos enseña que la fuerza sale de nuestra debilidad y
dependencia. El único pensamiento que le guardará a usted es su
sentido de la necesidad constante de la presencia de Dios.
Provisiones de Dios significa promesas de Dios. Dios prometió la tierra y
él la proporcionará. Usted la toma por la fe. Usted experimenta la vida
de Cristo para cada momento vivo de la misma manera que usted se
hizo un cristiano. Usted creyó en la muerte de Jesucristo para perdón de
sus pecados. Era un paso de fe. La misma fe que le perdono del pecado
y de incredulidad, le proporciona la tierra. "Por tanto, de la manera que
habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él" (Colosenses 2:6). Usted
tome a Dios en su palabra: "Permaneced en mí y yo en vosotros"
Aprenda a depender del poder de la palabra de Dios.
Cuanto más vivo y ministro cuanto más me convenzo de que lo que
importa más no es cómo comienza la vida cristiana, sino cómo usted
la termina. No me equivoco, cada uno de nosotros es muerto en
nuestras infracciones y pecados, y nadie puede entrar en el reino de
Dios excepto si hay un nacimiento espiritual. ¡Dios levanta los muertos!
Muchos están lejos de estar contentos de entrar en la vida cristiana y
mantener un pie en el cielo y otro en si mismos. Dios tiene algo mejor.
Rechazo ser un cristiano a medias. Deseo ser un miembro de la
compañía de Cristo. Es una opción que hice, y espero que usted lo hará,
también. Si usted no está satisfecho con su vida cristiana, es porque
usted realmente no ha deseado más. Usted puede tener todo el Cristo
que usted desea. "cada lugar en donde la planta de su pie haya pisado a
ustedes se las ha dado".
Titulo: Josué 1:1-18 Esta tierra es nuestra!
Series: Sermones sobre Josué