Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA INDOAMÉRICA

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y DE LA SALUD

ESCUELA DE PSICOLOGÍA SÉPTIMO SEMESTRE

PROYECTO FORMATIVO

PSICOPATOLOGÍA

TEMA: Ensayo Trastorno Bipolar

ALUMNOS: Rosa Elizabeth Lara Ramos

Daniel Gutiérrez

DOCENTE: Dra. Norma Escobar

FECHA: 17 de julio del 2018

AMBATO, 2018
Ensayo de Trastorno Bipolar

Según el psiquiatra Edilberto Peña en el 2016 indicó que los bipolares se divorcian

dos veces más, pierden sus trabajos cuatro veces más y se reduce su vida en doce años. ¿Has

escuchado a muchas personas decir “es que es bipolar”? O más bien cada uno de nosotros lo

hemos dicho en más de una ocasión. Esto quizá porque vemos un cambio del estado de ánimo

de una persona, es decir, estaba contento y en un momento se mostró muy enojado y molesto;

y luego de unos minutos regresó a su estado “normal”. Tenemos la tendencia a catalogar esos

cambios en un solo día o en menos de dos horas como bipolar y distorsionamos el verdadero

significado de la bipolaridad. Absolutamente todas la personas experimentan altibajos en sus

estados de ánimo sin importar razas, religiones, títulos de educación superior, familias etc. y

es hasta cierto punto normal sentirse a veces animado y alegre, y otras veces triste y con pena,

pero qué tal y esos episodios de cambios de ánimo tengan una duración de semanas y meses

con severos cambios muy bruscos en sentimientos como los de tristeza o de alegría en donde

la intensidad de los mismos van más allá de lo que la mayoría de las personas experimenta,

llevando a la persona a buscar atención clínica. ¿Se podría afirmar que este trastorno

incapacita la vida humana? A continuación, una síntesis de los aspectos relevantes de este

trastorno: causas, qué se siente en un episodio maniaco o depresivo, cuál es el tratamiento y

de qué manera puede la familia y amigos ayudar, ya que este trastorno provoca deficiencias

en su día a día, lo cual afecta la capacidad para formar relaciones, y mantener un trabajo.

Antiguamente llamado también trastorno maníaco depresivo, consiste en cambios

bruscos del estado de ánimo alternándose entre períodos maniacos de estados de excitación,
y períodos depresivos de profundo dolor psíquico acompañados de sentimientos de

infelicidad. (Oyebode, 2016). El rasgo esencial de un episodio maníaco es un período bien

definido de estado de ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo o irritable, y un

aumento anormal o persistente de la actividad o la energía que está presente la mayor parte

del día, casi cada día, durante un periodo de al menos una semana (American Psychiatric

Association, 2014)

Desde los escritos de Kraepelin citado en (Oyebode, 2016) indica que la manía y la

depresión no son estados de ánimo opuestos; ambos son patológicos y su contrario sería a la

ausencia de emoción patológica. También es importante mencionar que a pesar de que los

episodios se describan por separado, es importante tener en cuenta que estos estados de ánimo

pueden ocurrir de forma conjunta también. Según (Segarra, 1995) el humor maníaco o

hipertímico (…) consiste en una elevación del estado de ánimo o euforia, aceleración del

curso del pensamiento e hiperactividad psicomotora. También síntomas clínicamente

significativos como estar muy feliz, ir de una idea a otra rápidamente, oír voces que otros no

pueden oír, sentirse más importante de lo normal, hablar muy rápido de cosas distintas,

actitud inquieta, irritables, hacen actos arriesgados en su sexualidad, inclinación a gastar el

dinero de manera compulsiva, creerse capaz de hacer muchas cosas a la vez, estar más activos

de lo común e intentos de suicidio. Según (Parga & Pinto, 2010) con la depresión en la

bipolaridad se hace casi imposible afrontar el día a día. Se notan los siguientes cambios:

sentimientos de depresión, ganas de romper en llanto sin motivo alguno, anhedonia que es la

perdida de interés o placer en las actividades que antes realizaba, pérdida de confianza en sí

mismo, se siente inútil, incapaz y sin esperanza, incluso tiene ideas de suicidio, no tiene la

capacidad de tomar decisiones simples, presenta dificultad para concentrarse, pérdidade


apetito y peso, dificultad para conciliar e l sueño, aislamiento e intentos de suicidio. Estos

episodios mencionados pueden llegar a ser severos provocando síntomas psicóticos en

manías como sentimientos de sentirse con poderes especiales e ideas grandiosas; en episodios

depresivos como sentirse extremadamente culpable, pensamientos de que son peor que nadie,

o incluso que han dejado de existir. Además, pueden tener alucinaciones y delirios. Algunas

personas creen que entre los episodios la persona se encuentra en un estado “normal”, (Parga

& Pinto, 2010) argumenta en contra de esta creencia falsa indicando que se pueden seguir

sintiendo síntomas depresivos leves y tener problemas con el pensamiento incluso cuando la

persona parece estar mejor.

No se puede atribuir a una sola causa este trastorno ya que puede ser genético, o puede

ser causado por alteraciones bioquímicas en el cerebro y la influencia de los factores

ambientales. Genéticamente el (American Psychiatric Association, 2014) indica que la

historia familiar de trastorno bipolar es uno de los factores de riesgo más sólidos y

sistemáticos, la magnitud del riesgo aumenta con el grado de parentesco; en las alteraciones

bioquímicas del cerebro existe un déficit de serotonina, en el caso de la depresión; y un

exceso de dopamina, en el caso de la manía, misma que debe ser sostenida con medicación

como los antidepresivos y antipsicóticos respectivamente. El ambiente familiar y la

participación de los padres en la primera infancia produce una disminución de conductas no

aceptadas y eleva los niveles de autoestima en el niño/a, siendo así un factor protector en

contra del desarrollo del trastorno bipolar. Según (American Psychiatric Association, 2014)

las mayores tasas de trastorno bipolar existen entre separados, divorciados y viudos. El

trastorno bipolar I es el más común donde la mayor parte de los individuos cuyos síntomas

reúnen los criterios del episodio maníaco sindrómico completo, también experimentan
episodios depresivos mayores; el trastorno bipolar II requiere la presencia de un episodio de

depresión mayor y, al menos, un episodio hipomaníaco. (American Psychiatric Association,

2014).

Con todo lo detallado es responsabilidad de los profesionales de la salud mental

percatarse de que las alteraciones de los estados de ánimo no pueden ser etiquetadas o ser

reducidas a patologías habituales porque no se debe restar importancia a las graves

consecuencias que conlleva su mal diagnóstico, mismo que es importante para poder tratar

correctamente al paciente con la medicina respectiva y psicoterapia. Con un tratamiento

adecuado este trastorno no llega a ser discapacitante y la persona puede llevar una calidad de

vida normal. También es entendible que los episodios de manía o depresión es angustiosa y

agotadora para familiares y amigos, sin embargo, se recomienda ser pacientes y

comprensivos, y siempre procurar que busque atención médica.

Link video en YouTube:

https://www.youtube.com/watch?v=yrOcnRa_iz8&feature=youtu.be

(EN EL VIDEO ESTAN LAS DOS DRAMATIZACIONES DE LOS

INTEGRANTES DEL GRUPO)

Bibliografía

American Psychiatric Association. (2014). Manual de Diagnóstivo y Estadístico de los


Trastornos Mentales. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Oyebode, F. (2016). Síntomas Mentales SIMS. México: Elsevier.


Parga, N., & Pinto, C. (2010). Trastorno Bipolar (Maníaco Depresivo). Northampton:
Consejo de editorial de Educación Pública del Royal College of Pschiatrists.

Segarra, R. (1995). Introducción a la Psicopatología. Ars Médica.