Está en la página 1de 2

La información llega a la corteza pre frontal, que es un área del cerebro que constituye la

corteza cerebral. Esta es una delgada capa de sustancia gris con unas 10.000 de células
nerviosas, también es conocida como cortex. La causa del gran tamaño de los hemisferios
cerebrales de los mamíferos es el crecimiento y desarrollo de la neo corteza, la cual
desplazó a las otras cortezas (motora, auditiva, visual, somato sensorial) hacia las regiones
basales. En el cerebro del hombre y de los delfines, toda la corteza cerebral que se observa
externamente corresponde a la neo corteza muy plegada.

Las aéreas corticales funcionales que procesan los ingresos sensoriales o que producen
respuestas motoras poseen una ubicación específica.

Dentro de la corteza pre frontal existen varias subdivisiones, el córtex pre frontal lateral,
el pre frontal ventral y el cingulado anterior. Cada una de estas subdivisiones esta
asociada a diferentes funciones. El lateral es el que se relaciona principalmente con la
memoria de trabajo, mientras que el ventral representa el enlace entre las cogniciones y
las emociones. El cingulado anterior se relaciona con la atención.

La corteza pre frontal es una estructura que se encuentra fuertemente interconectada con
gran parte del cerebro. En su interior se pueden visualizar abundantes conexiones con otras
regiones tanto corticales como sub-corticales.

En este sentido, la corteza pre frontal dorsal está especialmente interconectada con
regiones cerebrales implicadas en procesos como la atención, la cognición y la acción. En
cambio, la corteza pre frontal ventral se interconecta con estructuras cerebrales
relacionadas e implicadas con los procesos de emoción.

La corteza pre frontal es una región del cerebro que está principalmente involucrada en la
planificación de comportamientos cognitivamente complejos.

La córtex pre frontal sería la estructura cerebral que daría a las personas la capacidad de
razonamiento y la habilidad para utilizar el conocimiento y la experiencia pasada para
modular el comportamiento.
Este tipo de funciones implica la realización de actividades como la expresión de la
personalidad, el desarrollo de procesos de toma de decisiones o la adecuación del
comportamiento a las situaciones sociales que se dan en cada momento.

La memoria y el aprendizaje son funciones que ocupan grandes aéreas del cerebro,
localizada en la neo corteza, involucran cambios en las estructuras. Son funciones
cerebrales superiores.

Cuando llega el nuevo conocimiento se encuentra con otro ya existente el cual puede ser
transformado o enriquecido. Se almacena en la memoria, pudiendo ser recuperada.