Está en la página 1de 5

LA RELIGIÓN ES SINÓNIMO DE ATRASO E INTOLERANCIA

1. INTRODUCCIÓN:

En la antigüedad las sociedades se regían por culturas teístas en las que era

común ver abusos que se cometían a sus pobladores en nombre de sus religiones en los

que se ofrecían para sacrificios tal vez por algunos fenómenos que no eran

comprendidos, sin embargo eran atribuidos a algún Dios, tal como afirma Tovar:

Marx considera la religión como algo irracional y mistificador. Se opone

entonces la filosofía a la religión, razón y libertad modernas a ignorancia

y servidumbre medievales. Para el Marx racionalista y antiteísta, los

dioses no son más que las ilusiones que llenan provisoriamente los

lugares todavía no ocupados por la razón. (1978, p.70).

La religión fue un atraso de diferentes formas para las sociedades tanto en lo

social, económico y político, estas sociedades que eran regidas por culturas teístas eran

intolerantes con ideas diferentes a sus dogmas, por ejemplo con un trato de inferioridad

a la mujer y la más brutal que fue la santa inquisición en la edad media.

Contamos en el actual balance histórico de la Iglesia cristiana, el atraso

en las ideas, la subyugación espiritual del hombre que le ha costado

siglos, quizás milenios, de atraso en la ciencia y las tecnologías con el

miedo al fin del mundo y «el día de la salvación» (Gómez, 2006, p.619)
2. DESARROLLO:

En primer lugar, la religión es sinónimo de atraso porque el pueblo al estar

sometido a un dogma deja de ser libre pensador y se convierte en uno más del rebaño,

dejando que otros dominen su forma de pensar y deba someterse a diversas leyes del

dogma que no lo favorecen económicamente ni intelectualmente.

“Salvo alguna situación histórica específica, por lo regular, cuanto más atraso

económico tiene un pueblo, mayor es también el atraso social y más fuertes se hacen

también las ideas religiosas” (Gómez, 2006, p.202). Lo anteriormente citado es fiel

reflejo de países latinoamericanos, africanos y algunos países europeos como España los

cuales tienen la mayor cantidad de religiosos en el mundo.

Socialmente, la religión dentro de una sociedad causa atrasos como la

desigualdad de géneros prevaleciendo el machismo y la degeneración. Un ejemplo de

ello es el Perú de Manuel Gonzales Prada:

Veamos el Perú, nación tan católica en sus leyes y costumbres que

merecería llamarse la sucursal de Roma y el futuro convento de

Sudamérica. Aquí poseemos códigos donde se restringe la capacidad

jurídica de las mujeres, sin disminuir la responsabilidad en la

consumación de los delitos, no juzgándolas suficientes para beneficiar


de la ley civil, pero declarándolas merecedoras de las mismas penas

establecidas para los hombres. (1904, p.27)

Por otra parte causa degeneración a una sociedad en el sentido que al haber

mandamientos que se deben cumplir, llevan al hombre a negar su naturaleza un horrible

ejemplo es el de sacerdotes que no pueden cumplir el celibato llegan a violar niños. En

la edad media en Europa y durante la colonia en el Perú eran frecuentes los abusos

sexuales cometidos por los clérigos que se sentían con el derecho de tomar a la mujer

de los hombres porque eran representantes de Dios.

Económicamente, la religión causa atrasos en el modo que la gente cree que será

recompensado en el cielo por consiguiente las personas se vuelven más conformistas y

dejan de esforzarse en mejorar, afectando seriamente su bienestar por su precaria

economía. Por otro lado en culturas como Egipcia o Inca tenían enormes reservas de

comida exclusiva para ceremonias religiosas y sacerdotes. Luego por la edad media

tanto los cristianos y musulmanes hacían cobros por subsanar pecados o asegurarse un

lugar en el cielo lo que conllevo a que estas religiones tuvieran enormes reservas de

dinero en nuestros días, el banco del Vaticano y países muy ricos en medio oriente.

Políticamente, la religión siempre estuvo ligada a la política incluso se alió con

los nazis en la II guerra mundial, para darle respaldo al gobernador y generar temor en

el pueblo para mantenerlos dominados. En la edad media el cura tenia tanto poder
como un rey y esto no fue nada bueno para los cristianos de aquella época porque se

produjeron las cruzadas que se hicieron con el fin de expandir los territorios de comercio

en medio oriente que eran controlados por los musulmanes, para este propósito la

iglesia decía que todo hombre que muera en guerra será bendecido y tendrá un lugar

en el cielo lo cual mucha gente creyó ciegamente, lamentablemente mucha gente murió

por razones netamente individualistas de la iglesia cristiana.

En segundo lugar, la religión es sinónimo de intolerancia porque entre estas

mismas se tienen odio y temor, como lo afirma Tinoco:

Entre más fuertes sean las creencias, más fuerte será el miedo

experimentado ante la confrontación con los demás, pues más

elementos cognoscitivos estarán en juego en la situación dada. El miedo

puede provocar rechazo e intolerancia; lo que parece importante es

cómo lograr disminuir el miedo y las consecuencias que de este se

generan, aunque parezca poco probable reducir el miedo a la diversidad

religiosa. (2002, p.3)

La muestra más brutal de intolerancia fue la que mostró el catolicismo en la edad

media con la santa inquisición la cual era una institución creada para torturar y asesinar

herejes, acusados por brujería e incluso por homosexualidad, la que también fue usado
para someter a los pueblos y culturas oriundas de américa que fueron invadidas por los

españoles.

La religión también es sinónimo de intolerancia porque bajo una figura divina se

transmite superioridad del varón sobre la mujer esto se observa en los estereotipos que

la religión creo de una mujer sumisa, ama de casa y madre pero también que la mujer

no tiene algún rol de divinidad, además la mujer es vista también como pecado,

seducción y tentación.

3. CONCLUSIÓN:

En conclusión, la religión es sinónimo de atraso que afecta de manera directa a

las sociedades que aun practican de forma social, económica y política. La religión es

sinónimo de intolerancia porque entre las mismas religiones pugna una lucha de buscar

la superioridad entre las demás, no se acepta la diversidad religiosa entre las religiones

y cuando son cuestionadas recurren a la tradición manipulando a la gente y la mujer no

es valorada sino que es rebajada tanto en la religión como por las sociedades que aun

aceptan dogmas.