Está en la página 1de 4

Lavarse las manos es como una vacuna "autoadministrada".

Implica cinco pasos simples y eficaces Esta enfermedad infecto-contagiosa es originada por parásitos que se alojan

dentro del organismo, los cuales pueden ser muy peligrosos para nuestra salud ya

que se hospedan en los intestinos, en el hígado, en los pulmones e incluso en el

cerebro. La mayoría de estos invaden nuestro cuerpo por medio de los alimentos

que comemos, del agua que bebemos o penetran a través de la piel,

especialmente por las manos o los pies.

Para frenar esta tendencia, la OMS recomienda a las autoridades locales

y a la población en general tener muy en cuenta las

siguientes medidas preventivas:

 Lavarse siempre las manos antes de consumir alimentos y después de usar el sanitario.
 No consumir carne y verduras crudas o frutas sin lavar.
 Promover la lactancia materna.
 Consumir agua hervida, especialmente cuando la ingieren lactantes y niños.
 No caminar descalzo ni exponer los pies en suelos de tierra o arena húmedos.
 Siempre usar el baño o fosa séptica para hacer las necesidades.

(mojar, enjabonar, frotar, enjuagar, secar) que puede seguir

para reducir la propagación de enfermedades diarreicas y

respiratorias,a fin de mantenerse saludable. El lavado de mano


s regular, particularmente antes y después de ciertas actividades,

es una de las mejores maneras de evitar enfermarse,

eliminar los microbios y prevenir transmitirlos a otras personas.


.