Está en la página 1de 6

El Mercado de Valores: sus funciones, sus segmentos y sus participantes

Temario y Contenido del Programa de Educación Bursátil Test Bursátil

El Mercado de Valores es parte de los mercados financieros, los que a su vez integran el Sistema
Financiero. Como tal, en este mercado se intermedian recursos para financiar a quienes lo requieran,
ofreciendo ventajas con relación a otras alternativas de financiamiento. En esta lógica se cumplen
funciones tales como:

o Poner en contacto a oferentes y demandantes de valores


o Representar mecanismos de formación de precios
o Proporcionar liquidez a los valores

Conozcamos y repasemos los conceptos relacionados a fin de identificar los actores o participantes
del mercado de valores.

Sistema Financiero

El Sistema Financiero abarca a: los mercados financieros, los instrumentos financieros y las
instituciones financieras. Todos los cuales interactúan bajo normas o reglas establecidas por
organismos reguladores especializados.

Los instrumentos financieros, que se transan en los mercados financieros, están constituidos por los
activos financieros que pueden ser directos (básicamente créditos bancarios) e indirectos
(básicamente valores), según la forma de intermediación a que se vinculan.

Para entender las diferentes formas de intermediación, tómese el caso muy común de las empresas
que necesitan financiar sus proyectos o actividades; tienen dos vías para hacerlo: una a través del
crédito comercial o bancario (intermediación indirecta), y la otra a través del mercado de valores
(intermediación directa).

Mercado de Intermediación Indirecta.- Como su nombre lo dice, es aquel mercado donde


participa un intermediario (comúnmente el sector bancario, incluyendo banca comercial asociada y
la privada, que dan préstamos a corto plazo), captando recursos del público y luego los coloca en
forma de préstamo, cobrando al segundo una tasa de interés predeterminada. De este modo, el
oferente de capital y el demandante se vinculan indirectamente a través del intermediario.

Los créditos que coloca un banco representan su principal activo, que en virtud del proceso descrito
son de naturaleza indirecta. También suele clasificarse como intermediario indirecto a los vehículos
de inversión colectiva, tales como los fondos de inversión y los fondos de pensiones, en virtud de
que las personas acceden indirectamente al mercado a través de estos vehículos.

Mercado de Intermediación Directa - cuando las personas necesitan dinero para financiar sus
proyectos (agentes deficitarios) y no les resulta conveniente tomarlos del sector bancario, entonces
pueden recurrir a emitir valores (ejemplo: acciones u obligaciones) y captar así los recursos que
necesiten, directamente de los oferentes de capital. Estos oferentes no son otros que los
inversionistas que adquieren valores sobre la base del rendimiento esperado y el riesgo que están
dispuestos a asumir.

Un breve ejemplo de financiamiento indirecto

Mateo tiene en sus planes constituir una empresa para producir conservas de pescados. Para ello
necesita incrementar su disponibilidad de dinero, pues con el que cuenta resulta muy reducido
impidiéndole iniciar sus actividades; así recurre al Banco Altiplano para solicitar un préstamo de
dinero.
El Banco Altiplano ha tenido en los últimos meses un considerable incremento en cuanto a nuevos
ahorristas. Mateo no conoce a esos clientes, pero hará uso de los recursos que ellos han
depositado en el banco. De esta forma el banco queda al medio de la operación.

Mateo se compromete a amortizar la deuda en los plazos señalados por el Banco, hasta su
cancelación. Por su parte el banco queda obligado a devolver y pagar los respectivos intereses, a
sus clientes depositantes del dinero prestado a Mateo.

Un breve ejemplo de intermediación directa

María Elena, Gerente General de una empresa de tejidos, está pensando poner en marcha la
ejecución de un proyecto para la producción de chompas de alpaca. El único inconveniente para
su viabilidad es que los recursos (capital, infraestructura, maquinarias, personal, etc.) con los que
cuenta la empresa resultan insuficientes, y de no obtener financiamiento rápido se truncaría la
interesante iniciativa.

Los ejecutivos de la empresa de tejidos con el objeto de obtener financiamiento, han diseñado un
programa de emisión de instrumentos de corto plazo (bonos de corto plazo), estos bonos serán
adquiridos por inversionistas que en el plazo de un año (según las condiciones de la emisión)
recuperaran el capital invertido, mas una determinada tasa de interés. Esto implicaría por un lado
reconocer en el plazo máximo de un año el pago de una deuda de dinero a los adquirientes de los
bonos mas una tasa de interés y por otro lado obtener el financiamiento necesario para la
ejecución del proyecto.

Mercados Financieros

Los mercados financieros son aquellos donde se compra y venden activos financieros. Estos activos
comprenden obligaciones y derechos de naturaleza financiera.
El mercado de activos financieros surge y se desarrolla debido a que el capital es un bien escaso
que no se encuentra en posesión o al alcance de todos. La carencia del capital necesario para realizar
las actividades normales o las planificadas es la premisa esencial para la existencia de este mercado.

El mercado financiero nace en la concurrencia, por un lado, de los agentes superavitarios que luego
de haber satisfecho sus necesidades financieras poseen excedentes que desean invertirlos
adecuadamente; y, del otro, los agentes deficitarios, aquellos cuyas necesidades financieras son
mayores a sus disponibilidades de recursos, y necesitan cubrir su déficit para realizar normalmente
actividades productivas de inversión.
Las obligaciones son compromisos de pago que asume una persona o institución. Ejemplos de
obligaciones son: letras, pagares, bonos; y todo aquello que comprometa a una persona a pagos
futuros dentro de ciertas condiciones pre-establecidas. Así, si una reconocida empresa emite
instrumentos de deuda que vencen en 5 años (bonos); se compromete a pagar intereses periódicos
(digamos trimestrales) y a devolver el valor de la deuda al vencimiento del plazo señalado.
Igualmente si usted le pide prestado a un amigo y le ofrece devolverle en 15 días, está generando
una obligación; aunque a diferencia de los bonos de la citada empresa, su amigo no podrá transar
o revender fácilmente la deuda a terceras personas, porque muy probablemente no haya un
mercado para ello.

Por su parte, los derechos son facultades que pueden adquirir los inversionistas de participar en una
propiedad o ejecutar el cumplimiento de una promesa por parte de quien le otorga dicho derecho.
En el primero de los casos, el ejemplo más típico es la participación de una alícuota de capital de
una empresa (acción representativa del capital), como también puede ser la cuota de participación
de un fondo de inversión. En el segundo caso, se puede tratar de un acuerdo de realizar una
transacción futura en condiciones especificadas desde el momento del acuerdo (ejemplo: comprar
dólares dentro de 30 días a un precio que se fija desde hoy).

Segmentos de los mercados financieros

Los mercados financieros tienen tres segmentos claramente distinguibles, a saber: mercado de
dinero, mercado de capitales y mercado de futuros.

El mercado de dinero se caracteriza por dar cabida a la negociación de activos financieros de muy
corta vida (comúnmente menos de un año), que suelen ser sustitutos del dinero en razón de su
elevada liquidez por ser muy fáciles de negociar. En este segmento se encuentran: los pagarés,
papeles comerciales, certificados de Banco Central (emitidos para controlar la masa de dinero en la
economía), etc.

En contraste, el mercado de capitales alberga a los instrumentos de mayor plazo (superior a un


año), de condiciones variables en cuanto a su liquidez, y usualmente también de un mayor contenido
de riesgo. Ejemplo de este mercado constituyen los bonos de arrendamiento financiero, los bonos
subordinados, bonos corporativos, las obligaciones resultantes de los procesos de titularización, etc.

En los mercados de futuros y derivados se negocian contratos de naturaleza financiera con


condiciones que se fijan al momento del acuerdo, que deben ser ejecutadas en una fecha específica
o en un intervalo de tiempo definido. Estos mercados se originan ante la necesidad de disminuir los
riesgos propios de la incertidumbre de la ocurrencia de eventos futuros. A la fecha los derivados
más comunes son: forward, futuros, swaps, opciones e índices. La combinación de éstos da origen
a otra serie de derivados más complejos.

Mercado de Valores

Un componente importante del mercado financiero lo constituye el mercado de valores. Este


mercado es aquél en el cual se negocian valores; incluimos a los mercados de dinero y de capitales
dentro del mercado de valores.

Segmentos de mercado de valores

El mercado de valores se suele clasificar a partir de un elemento que sirva de distinción, lo que da
lugar a diversas segmentaciones.
Los criterios diferenciadores más importantes son:

o Por el tipo de colocaciones divide: el mercado en primario y secundario.


o Por los mecanismos de negociación utilizados divide: el mercado en bursátil y extrabursátil.

Por el tipo de colocación

Mercado primario

Mercado primario o mercado de emisiones es aquél que se relaciona con la colocación inicial de
valores, que se realiza a un precio determinado. En el caso de una oferta pública de valores se
requiere autorización previa de la ASFI, y de la correspondiente inscripción en el Registro del
Mercado de Valores. Este tipo de oferta es abierto a todo el público interesado en adquirir un valor.
Alternativamente la colocación puede suceder por oferta privada; es decir por venta dirigida sólo a
ciertas personas o instituciones no siendo de acceso al resto del público.

Mercado secundario

El mercado secundario o de transacciones, es aquel que comprende las negociaciones y


transferencias de valores emitidos y colocados previamente. La negociación en Bolsa y los demás
mecanismos de negociación centralizada constituyen por excelencia un mercado secundario.

Por el mecanismo de negociación

Mercado bursátil

Es aquel segmento del mercado que, tomando como elemento diferenciador la forma de negociación
de los valores, se ubica en la Bolsa, no como recinto, sino como mecanismo, denominado Rueda de
Bolsa. En la rueda se participa a través de las Agencias de Bolsa.

Mercado extrabursátil

El mercado extrabursátil es aquél en el cual se colocan y negocian los valores, pero fuera de la Bolsa
como mecanismo de negociación. El mercado extrabursátil puede ser centralizado o no, aunque
suele ser un mercado que no está organizado con reglas determinadas de negociación. Este mercado
puede también dividirse en segmentos de mercado primario y secundario.

Participantes del Mercado de Valores

La revisión de los distintos conceptos explicados nos ha permitido adelantar la presencia de algunos
participantes del mercado de valores. Para tener una idea más completa tengamos en cuenta el
siguiente diagrama.

De manera sucinta podemos describir las funciones de cada uno de estos participantes:
o Inversionista: es quién dispone de recursos que no necesita para sí de momento, y los ofrece
para financiar las oportunidades de ahorro o inversión que se le ofrezcan. Constituye el eje de
atención del mercado. Los inversionistas que representan vehículos de inversión conjunta o colectiva
se denominan inversionistas institucionales.

o Intermediarios: actúan de facilitadores para acercar a quienes ofrecen recursos (inversionistas)


con quienes necesitan captar esos recursos (emisores u otros inversionistas). El intermediario típico
es la Agencia de Bolsa, quién brinda sus servicios por una comisión.

o Bolsa de valores: proporciona los medios y condiciones necesarias para la realización de


transacciones (compra y venta) de valores. En ella participan sus miembros, que son usualmente
los intermediarios.

o Entidad de depósito: es una entidad que cubre dos funciones esenciales. Por un lado se encarga
de posibilitar de manera ordenada la liquidación (pago y entrega de los valores) de las transacciones
que se realizan en el mercado, especialmente en la Bolsa y por otro lado, custodia los valores que
se negocian en este mercado.

o Calificadora de riesgo: se encarga de evaluar con métodos especializados el riesgo de que los
emisores de valores incumplan las obligaciones que asumen al colocar sus valores. La calificación
se realiza normalmente sobre valores representativos de deuda o de contenido crediticio.

o Emisor: es quién necesita disponer de recursos adicionales a los que viene generando, a fin de
aplicarlos a sus proyectos o actividades. Para tal fin emite valores para captar esos recursos.

o Regulador: este tiene la función de establecer las reglas que ordenan el funcionamiento del
mercado, y además verificar que las mismas sean cumplidas. En la práctica existe mas de una
entidad, de diferente especialización, con labores de regulación que mantienen ingerencia en el
Sistema Financiero. El gráfico sobre "Entidades Supervisoras del Sistema Financiero" ilustra la
situación del sistema boliviano.

Transparencia y Mercado de Valores

El mercado de valores, es un mercado que basa su desarrollo en la confianza que inspira, la misma
que a su vez depende de la protección que diseñe a favor del inversionista. La Protección al
Inversionista por tanto es esencial y para ello es importante que el inversionista no tome
decisiones al azar. El debe evaluar apropiadamente su decisión, y para contribuir a ello necesita
acceder a la información que se requiera.

La transparencia es un principio fundamental del mercado de capitales, que hace posible que todos
los inversionistas tengan y gocen de igualdad de condiciones en el mercado, con información
suficiente, fidedigna y oportuna, otorgando a los inversionistas elementos suficientes para la toma
de decisiones susceptibles de afectar de alguna manera su patrimonio.

En virtud del principio de transparencia, las entidades que intervienen en el mercado de capitales
están expuestas a la observación del público en general. Como ejemplo en el caso de los emisores,
se atienen además a la observación de sus propios socios, de sus acreedores, y de sus potenciales
inversionistas. De esta forma, deben ser públicas sus operaciones y actividades, obviamente con las
limitaciones que la propia normatividad señala.

En contraste, cuando la información es insuficiente o inapropiada se genera incertidumbre y se


afectan las decisiones de las personas o las instituciones. Por ejemplo los individuos se vuelven
menos inclinados a invertir a plazos largos; o los bancos disminuyen el otorgamiento de préstamos.
Incluso las denominadas "burbujas" o saltos pasajeros de precios, ocurren por expectativas
incorrectas que a su vez se originan en información que no era la correcta.

En el caso boliviano, la información se logra a través de los reportes que periódicamente deben
remitir las empresas emisoras de valores a la ASFI ( a través del Registro del Mercado de Valores),
así como a la Bolsa donde son negociados estos valores.
El RMV está a cargo de la ASFI y toda la información contenida en él es de libre acceso al público.
En dicho registro están obligadas a inscribirse las empresas que realizan oferta pública de valores -
acciones, bonos, etc., así como los demás participantes del mercado, tales como las Bolsas, las
Agencias de Bolsa, los Fondos de Inversión, etc.).

La obligación de informar es continua y permanente, es decir, no basta por ejemplo que el emisor
remita periódicamente a la ASFI o la Bolsa de Valores sus estados financieros, memoria del ejercicio,
etc., para que a su vez éstos los transmitan a los inversionistas, sino también aquellos hechos que
podrían influir en la toma de decisiones de los inversionistas (Hechos relevantes).

En contraste a lo anterior, existe información que se considera privilegiada por estar en manos de
unos pocos. La información privilegiada es aquélla información que aún no ha sido difundida al
mercado y a la que sólo tienen acceso algunas personas; su mal uso por parte de estas personas
podría ser perjudicial para el normal desenvolvimiento y desarrollo del mercado. Esta razón ha
llevado también a que el uso indebido de información privilegiada esté prohibido por ley.

Las personas con acceso a información privilegiada son aquellas que en virtud de su posición de
accionistas, directores, gerentes, funcionarios o asesores y trabajadores de las sociedades emisoras
que toman conocimiento de los estados o de la situación financiera, de los asuntos a someterse a
las Juntas Generales de Accionistas o del Directorio o, indirectamente a los valores incorporados a
la negociación bursátil, puede permitirles la obtención de una ventaja económica respecto de todos
los demás inversionistas. Se utiliza la expresión "insider" para denominar a las personas con acceso
a la información privilegiada. Aunque siempre va existir información privilegiada, es su mal uso el
que debe ser motivo de constante preocupación.