Está en la página 1de 4

Cómo instalar programas en Linux desde su código

fuente
Los usuarios de Windows están acostumbrados a instalar programas con
archivos ejecutables o .EXE. En Linux, en cambio, hay variedad de instaladores
según la distribución que uses, como DEB, RPM, BIN o TAR.

En esta guía aprenderemos a compilar el código fuente de un


programa Linux cualquiera.

Antes de empezar, ¿qué es código fuente? El código fuente es el programa


tal como lo escribió el programador. De esta forma podemos editarlo y
adaptar la aplicación a sus necesidades. Por otra parte, permite instalarlo en
diferentes sistemas operativos, o en este caso, cualquier distribución Linux.

Sin embargo, el ordenador no entiende este código fuente, así que tendremos
que compilarlo usando el terminal.

Descomprimir el código fuente


En primer lugar, y una vez hayamos conseguido el código fuente desde Softonic,
hay que extraerlo del archivo comprimido en el que suele venir, ya sea
ZIP, RAR o los más habituales, TAR.GZ y TAR.BZ2. Aunque las distribuciones
más usadas descomprimen con aplicaciones gráficas, desde el terminal
descomprimiremos estos archivos con los siguientes comandos:

 Acabados en TAR.GZ. Teclea tar -xvzf y su nombre con la extensión.

 Acabados en TAR.BZ2. Teclea tar -xvjf y su nombre con la extensión.

 Acabados en TAR.BZ. Teclea tar -xvif y su nombre con la extensión.


 Acabados en RAR. Teclea unrar e -kb y su nombre con la extensión.

 Acabados en ZIP. Teclea unzip y su nombre con la extensión.

Por ejemplo, tar -xvjf brasero-0.7.0.tar.bz2

Resolver las dependencias


Estos comandos crean una carpeta con el código fuente, donde tendremos en
cuenta los siguientes archivos: README e INSTALL. En uno de los dos
encontraremos qué dependencias requiere el programa y qué comandos teclear
en el terminal para compilarlo.

El primer dato es fundamental, ya que las dependencias son los paquetes


que utiliza el programa que vamos a instalar para funcionar.

Las dependencias pueden ser librerías de lenguajes de programación, como


Python, Perl o C++. Otras serán necesarias simplemente para compilar el
código, como make, cmake o gcc. También las hay que forman parte de nuestro
Entorno de Escritorio, KDE o Gnome. Y otras, simplemente, son librerías que
realizan funciones por separado y en las que se apoya nuestro programa a
compilar, como GTK (que usa GIMP) o gstreamer (para reproducir vídeos).

El principal problema viene cuando el autor del programa no nos da ninguna


instrucción de qué dependencias requiere su creación. Por suerte, en algunos
casos al intentar compilar veremos mensajes de error que, si nos fijamos bien,
nos alertarán de que faltan ciertos paquetes.
Así pues, antes de compilar el código fuente del programa a instalar
tendremos que satisfacer las dependencias. Podemos hacerlo desde el
gestor de paquetes de nuestra distribución, como Synaptic en Debian/Ubuntu o
Yum en Fedora.

Instalar el programa
Desde terminal dependerá de la distribución que usemos. En Ubuntu/Debian se
puede usar la herramienta aptitude. Por ejemplo, el autor nos dice que su
programa usa la librería GTK para Java, libgtk-java. Pues escribimos en el
terminal:

>sudo aptitude install libgtk-java

Aptitude se encargará de buscar e instalar también las dependencias de este


paquete. En caso de no saber el nombre concreto del paquete, podríamos buscar
GTK y Java escribiendo:

>aptitude search gtk java

En Fedora y derivados, usaremos yum. Primero introducimos el comando su,


para usar el terminal como root o superusuario. Para buscar paquetes, yum
search, y para instalarlo yum install.

>yum search amsn

>su

>yum install amsn

Una vez resueltas las dependencias habrá terminado el trabajo duro. El resto es
pan comido.

El proceso habitual suele consistir en:


>make

>sudo make install

Otras aplicaciones requieren pasos distintos. En lugar de make, pueden


usar cmake o jam, y algunos, programados en Python, se instalan
simplemente con el comando:

>sudo python setup.py install