Está en la página 1de 2

Alimentación Ayurvédica II

Para todas las personas en general se desaconseja la ingesta abundante de verduras crudas, que
son de difícil digestión. El consumo de productos que utilizan levadura, como pan y facturas, no es
conveniente.
La miel no debería consumirse con líquidos ni cocinarse a más de 40º de temperatura.

El yogur y la leche con aditivos están desaconsejados. En el caso del yogur si se desea consumir,
debería ser casero y, en caso de la leche, ésta debe ser entera o descremada y orgánica; en todos
los casos debe hervirse y retirarse la materia grasa antes de ingerirla.

Como característica principal se busca en todos los casos que la ingesta


sea lo más liviana posible y que el proceso digestivo se desarrolle con
absoluta naturalidad, sin grandes esfuerzos. Como consecuencia, la
acumulación de impurezas o ama, como se las llama en sánscrito, se
reduce a su mínima expresión. Al reducirse la acumulación de ama, se
permite que ojas (energía de máximo esplendor) pueda desarrollarse
con naturalidad, facilitándose así la práctica de la meditación.

Alimentos por dosha

Vata es aire y éter. A vata le gustan los alimentos ligeros, livianos. Su


físico tiende a ser delgado por naturaleza. Vata necesita asegurarse de
comer suficiente, en un ambiente tranquilo, calmado, disfrutando con
plena conciencia del acto de alimentarse y nutrirse.

Pita es fuego y agua. A pita le gustan los alimentos calientes. Los


cuerpos pita para estar en balance necesitan alimentarse minimizando
las cantidades de alimentos que calientan el cuerpo como las especies
calientes, y consumiendo variedad de alimentos frescos.
Kapha es tierra y agua. A kapha le gustan los alimentos pesados, pero esto tiene que ser
balanceado con alimentos ligeros. Kapha debe de incluir suficientes vegetales verdes y frutas en su
alimentación y controlar la grasa y los carbohidratos.

En la variedad está el gusto y en la variedad de alimentos que


consumimos esta la salud. Si no variamos en nuestra alimentación
corremos el riesgo de enfermarnos y sufrir deficiencias de nutrientes
importantes. En términos de belleza nuestra piel se marchita, y en el
plano sutil nuestra energía vital disminuye. Nuestras emociones pueden
verse alteradas y los estados negativos como enojo, ira, celos, tristeza y
depresión puede aumentar.

Para tener una dieta adecuada necesitamos tomar una consultoría


ayurvédica con personas responsables, de experiencia en la materia y
que trabajen con sentimientos de prema y karuna.
El consultor ayurvédico nos indicará la dieta apropiada para mantener el
equilibrio de nuestras doshas, que es diferente en cada ser humano.

Por Yogacharini Swamini Gaurima


Consultora Ayurvédica