Está en la página 1de 3

Contenido mínimo del derecho al trabajo según los estándares internacionales

Desarrollo
El alcance normativo del derecho al trabajo y los derechos en el trabajo, así como una síntesis de
las obligaciones del Estado para su efectiva realización. En la primera parte del documento se
introducen los conceptos de trabajo y de trabajo digno. También se aclaran algunos aspectos de
la metodología para abordar el derecho al trabajo desde la perspectiva de los derechos humanos.
La segunda parte se concentra en el marco normativo del derecho individual al trabajo: los
instrumentos internacionales de derechos humanos que han sido ratificados por Colombia, las
normas constitucionales y la jurisprudencia de la Corte Constitucional. También se relacionan los
convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y algunas recomendaciones del
mismo organismo.
Resumen: Se describe todo el contenido esencial del derecho individual al trabajo y se identifican
las obligaciones que se imponen al Estado con el fin de alcanzar la realización efectiva del derecho
en mención. Debe aclararse que esta obra solamente comprende la dimensión individual del
derecho al trabajo y no su dimensión colectiva. Por tal razón no se tratan los derechos de
asociación sindical y negociación colectiva.
Normas internacionales del trabajo
La OIT es la fuente de derecho internacional laboral representada en sus Convenios y
Recomendaciones y en los documentos que emanan de su mecanismo de control de la aplicación
de esas normas internacionales del trabajo. Los Convenios de la OIT son tratados internacionales
sujetos a ratificación por los Estados miembros de la OIT. Sus Recomendaciones son
instrumentos no vinculantes, que por regla general tratan de los mismos temas que los Convenios
Los Convenios y Recomendaciones están disponibles en línea en texto completo a través de la
base de datos NORMLEX . Estos documentos están disponibles en forma impresa en la
biblioteca.

Sistema de control de la OIT


La aplicación de las normas internacionales del trabajo es impuesta por los mecanismos de control
de la OIT , establecidos por diferentes artículos de la Constitución de la OIT. Según el artículo
19, los Estados Miembros deben presentar, a intervalos regulares, un informe sobre los Convenios
y las Recomendaciones no ratificados que indique el efecto dado o que cuente dar a esos
instrumentos. Según el artículo 22, los Estados Miembros que han ratificado Convenios de la OIT
deben someter regularmente informes.
Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo
La Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su
seguimiento , adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo en su 86.a reunión, el 18 de
junio de 1998, marcó la renovación de un compromiso universal entre los Miembros, incluso si
no han ratificado los Convenios en cuestión, de respetar, promover y realizar principios
siguientes: libertad sindical, reconocimiento efectivo del derecho a negociación colectiva,
eliminación de todas las formas de trabajo forzoso y obligatorio, real abolición del trabajo infantil
y eliminación de la discriminación respecto del empleo y ocupación.
La Organización Internacional del Trabajo
La OIT fue creada por el Tratado de Versalles (Parte XIII) en 1919, vinculada a la Sociedad de
Naciones. Tras su disolución, ha pasado a formar parte de la Organización de Naciones Unidas
(ONU). Unos de los elementos más característicos de la OIT consisten en su composición
tripartita. Cada Estado miembro está representado simultáneamente por representantes de los
trabajadores, de los empresarios y del propio Estado. Los principales instrumentos normativos de
la OIT son los Convenios y las Recomendaciones. ß Los Convenios son tratados internacionales
que deben someterse a los Estados miembros para su ratificación. La ratificación de estas normas
internacionales en España requiere la autorización de las Cortes (art. 94.1 CE) y el consentimiento
del jefe del Estado (art. 56.1 CE). ß
Resumen: Hablando del tema en si podemos notar que no originan ninguna obligación
internacional, sino que simplemente se limitan a fijar líneas de orientación e interpretación.
Normalmente acompañan al texto de un Convenio. Las recomendaciones no son ofrecidas a los
Estados para su ratificación. España es uno de los países que más Convenios ha ratificado de la
OIT.

Normas internacionales del trabajo


La Oficina del Consejero Jurídico desempeña una función esencial en las distintas etapas del
proceso normativo, entre ellas la elaboración, la adopción y la interpretación de los convenios y
recomendaciones internacionales del trabajo.

Las normas internacionales del trabajo son instrumentos jurídicos elaborados por los mandantes
de la OIT (gobiernos, empleadores y trabajadores) con objeto de enunciar los principios y
derechos fundamentales en el trabajo y de reglamentar otros ámbitos del mundo laboral. Aunque
estas normas revisten principalmente la forma de convenios y recomendaciones , la OIT
también adopta otros instrumentos jurídicos, como declaraciones y resoluciones que contienen
manifiestos oficiales y solemnes en que se reafirma la importancia que los mandantes tripartitos
otorgan a determinados principios y valores.

Redacción de las normas internacionales del trabajo


La Oficina del Consejero Jurídico, junto con el Departamento de Normas Internacionales del
Trabajo y las unidades técnicas competentes, según el caso, vela por que la intención de los
mandantes tripartitos quede fielmente reflejada en términos jurídicos.
También es responsable de garantizar la calidad de la redacción de los instrumentos presentados
a la Conferencia Internacional del Trabajo para su discusión y adopción, así como su coherencia
con los instrumentos existentes.
A tal fin, estudia todos los informes de la Oficina que han de fundamentar las discusiones de la
Conferencia destinadas a la adopción de nuevas normas internacionales del trabajo; presta
servicio a las comisiones técnicas de la Conferencia encargadas de examinar los correspondientes
proyectos normativos; coordina el Comité de redacción de comisión , encargado de garantizar la
buena redacción de los instrumentos en francés y en inglés; y el Comité de Redacción de la
Conferencia , que prepara los textos definitivos y auténticos de los instrumentos adoptados por la
Conferencia Internacional del Trabajo.
Resumen: Grandes organismos que se muestran encargados de poder ayudar y aportar en este
parámetro observamos como principal a la Constitución de la OIT no prevé requisitos de forma
especiales. Cada Estado Miembro se guía por sus propias disposiciones constitucionales y por la
práctica. No obstante, para su registro, el instrumento de ratificación debe:
a) contener una indicación clara del convenio que se pretende ratificar;
b) ser un documento original (en papel, y no un facsímil ni una fotocopia) firmado por una persona
con autoridad para obligar al Estado (por ejemplo, el jefe del Estado, el Primer Ministro, el
Ministro de Asuntos Exteriores o el Ministro de Trabajo)
c) indicar claramente la intención del gobierno de que el Estado quede obligado por el convenio
de que se trate y su compromiso de cumplir sus disposiciones, preferiblemente con referencia
expresa al artículo 19, 5), d) de la Constitución de la OIT.
Conclusión
Además de los Convenios y Recomendaciones, existen resoluciones adoptadas por la Conferencia
Internacional del Trabajo y por diversos órganos de la OIT, como las comisiones técnicas de
expertos, las conferencias regionales y las reuniones técnicas.
Conclusiones responden a situaciones específicas y necesidades que las hacen particularmente
valiosas cuando se programan las actividades de cooperación técnica de la OIT.
Pueden cubrir categorías específicas de trabajadores o tratar detalladamente temas técnicos
particulares, introduciendo a veces nuevos conceptos y definiciones y los más recientes
acontecimientos socioeconómicos sobre los cuales la Organización se pronuncia. Dichas
resoluciones y conclusiones suelen referirse directamente a normas internacionales del trabajo
relevantes, aportando una nueva dimensión tanto a las normas internacionales del trabajo a las
que se refieren como al documento que las menciona.